SARITA LA RANA SALTARINA.

Érase una vez, una rana llamada Sarita, era una rana muy joven, y andaba dando saltos todo el día… quizás te estés preguntando… ¿pero si todas las ranas saltan? Pues sí, todas las ranas saltan para desplazarse de un sitio a otro, pero nuestra amiga, la rana Sarita, era conocida como la rana saltarina por el resto de ranas, así qué ya te podrás imaginar que esta rana, si hay algo que no le falta, es energía. Desde que se despertaba hasta que se iba a dormir, saltaba de un lado para otro, no podía parar y estar un rato tranquila, y mira que sus padres, no paraban de decirle: “Sarita, no saltes tanto que un día te vas a dar con algo sin darte cuenta y te harás daño“. Un día cuando estaba en la charca, saltando de una piedra a otra piedra, se le acercó un sapo muy tranquilo y le dijo: “Hola Sarita, ¿cómo tienes tanta energía para estar saltando sin parar?” Entonces, por un momento, Sara la rana, se quedó quieta mirando fijamente a aquél sapo que transmitía tanta tranquilidad, se encogió de hombros y siguió saltando.

apagaron la luz y se marcharon también a dormir. y…¿ a que no sabéis quién salto más veces el potro?. “Pero que es lo que ha pasado. la mamá de Sarita le mandó a la cama a leer un cuento infantil. se dio cuenta que lo que había hecho estaba mal. una amiguita de clase y le preguntó: ¿cómo lo haces Sarita? Mira que yo soy una rana y no puedo estar todo el día saltando sin parar”… Entonces. que le había regalado su tío Juan. se durmió. Entonces. no me pasa nada” respondió Sarita.Pues sí. “Sí papá. Entonces. Sarita. nuestra querida amiga. FIN . que consistía en saltar al potro. tenía un examen de gimnasia. “¿Estás bien Sarita?” dijo su papá. se había quedado sorprendida.Al día siguiente en el colegio. Sarita. Así que una vez aprendida la lección. era evitar que se hiciera daño.. En ese momento se le acercó. que tengas dulces sueños” le dijeron sus padres. pues sus padres no la regañaron por haber desobedecido. la rana Sarita. sus padres arroparon a Sarita y le leyeron el cuento de su tío. “Bueno Sarita. y que sus padres lo único que querían. la rana saltarina. cuando le decían que parase algún rato de saltar. “Pues es que estaba dando saltos en la cama… y me he resbalado…” respondió Sarita con miedo a que sus padres la regañasen y la castigaran. Pero de repente. la rana contestó: “No lo sé…” Después de lavarse los dientes. por qué te has caído?” le preguntó su mamá. un ruido ensordecedor provenía de la habitación de Sarita… Sus padres fueron corriendo a su habitación para ver qué había sucedido… Sarita se había caído y estaba en el suelo.

Fuchó estaba triste y no tenía ganas de salir a actuar… Su amigo. “Pero Fuchó. pues aún teniendo la cara pintada con una sonrisa infinita y la nariz de goma. se dió cuenta de que a Fuchó. Sin embargo. Entonces. que pasaba por su camerino se paró a hablar con él: “¡Hola Fuchó! ¿estás preparado para salir al escenario?”. sus ojos estaban tristes…”¿qué te pasa amigo?” dijo el trapecista. hay un payaso llamado Fuchó. su amigo el trapecista. En el circo.. solo es una flor. “¿quién consigue que todos los niños no puedan . el trapecista. viajan a un mundo de fantasía e ilusión.. aquí el único protagonista eres tú. el payaso. no se sabe que pasará… pero en un instante se ilumina el escenario y la carpa del circo se llena de luces de colores. amigo.EL PAYASO DEL CIRCO DEL SOL El circo del Sol es un lugar mágico. Cuando empieza la función y apagan las luces.”. le pasaba algo. el payaso Fuchó contestó: “Buenoo… es que estoy triste porque he perdido mi flor de la suerte y sin ella no puedo salir a actuar. justo antes de empezar la función. un día. es más. En ese momento. él es el encargado de hacer reír a todo el público con sus actuaciones. en el que todos los niños y también los mayores.

que tropieces una y otra vez!!” El trapecista. solamente tiene que tener confianza en sí mismo. Quedaban unos pocos minutos para que empezara la actuación de Fuchó.parar de sonreír?” ¿La flor? Nooo. los niños te esperan a tí. ya sonaban los gritos de los niños reclamando a los payasos. la puerta del camerino de Fuchó se abrió rápidamente y apareció su amigo el trapecista. quieren verte hacer tonterías. dejando a éste sorprendido por la forma tan misteriosa con la que se marchó. ya lo sé. cuando el payaso Fuchó se dió cuenta que no puede depender de las cosas materiales. la he cogido del campo que hay a unos pocos minutos del circo. con una flor en la mano y le dijo: “Fuchó. sin mediar palabra alguna se fue del camerino de Fuchó. “Y ahora. sino que él es válido para todo lo que se proponga. le dijo Fuchó al trapecista. me alegro mucho de tenerte como amigo. son un apoyo importante en su vida. Fue entonces. pues hacen que las cosas sean más fáciles cuando nosotros las vemos difíciles. es mágica… “Muchas gracias”. como su amigo el trapecista.. También le sirvió para darse cuenta que las personas que están a su lado. pero sé que te dará toda la fuerza que necesitas para salir. no es tu flor. Justo en ese momento. !!vamos a empezar la función!!!” ¡¡Qué salgan los payasos!! FIN .. la he cogido para tí. esta flor te dará suerte.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful