UNIVERSIDAD CARLOS III DE MADRID PERIODISMO INTERNACIONAL II GRADO DE PERIODISMO

La Unión Africana
Características Generales y Tratamiento de los Derechos Humanos

Carolina Lorenzo López Cristina López García Daniel Reynolds Hugh Carveth Sumer Dayal

Madrid, Abril de 2011

Índice
Parte I
1.1) Introducción: historia de la UA 1.2) Definición y valores 1.3) Países miembro 1.4) Principales órganos y funciones 1.5) Desarrollo práctico: herramientas, acciones y logros 2 7 9 16 21

Parte II
2.1) La Unión Africana y su sistema de protección de los Derechos Humanos 2.2) Derechos Humanos en los conflictos bélicos 2.3) Derechos humanos e Infancia 2.4) Derechos Humanos y mujer 2.5) Derechos humanos y minorías 24

29 35 39 44

Anexos
1) Características Generales de los Estados Miembro de la Unión Africana 2) Indicadores Internacionales de Desarrollo Humanos 48 51

1

PARTE I
1.1) INTRODUCCIÓN: HISTORIA DE LA UNIÓN AFRICANA
Como continente, África ha tenido una larga historia a pesar de ser una región flagelada durante tantos años por el colonialismo y la pobreza que aún perdura. Durante los siglos XIX y XX, las potencias europeas tenían la intención de explotar los vastos recursos que ofrece la región. En la era de la descolonización, proceso iniciado a partir de la década de 1950, un número creciente de los nuevos Estados independientes quedaron aislados y expuestos a problemas como la pobreza y la corrupción, que fueron profundizándose. Esto fomentó cierta solidaridad entre los primeros actores de la regionalización de África, no obstante prevalecieron la falta de eficacia y la incapacidad de intervenir en los asuntos de los Estados-nación.1 Los primeros intentos de institucionalización de las “solidaridades regionales” de los pueblos africanos datan de finales de la década de los años 50, por las siguientes razones2: El continente africano se componía en su mayoría de Estados de reciente independencia y aún en vías de desarrollo, por lo que la prioridad había sido organizarse internamente, para luego aspirar a la cooperación con otros pueblos africanos. ● Profundas diferencias entre los pueblos, por razones geográficas, históricas, raciales, lingüísticas, de desarrollo, etc. ● Evolución desigual de los regímenes políticos de los jóvenes Estado africanos.

Muchos de los problemas siguen hoy en día, por ello es importante comprender en qué medida la Unión Africana ha evolucionado hasta llegar al estado en que se encuentra en la actualidad. La Unión de Estados de África (UEA) fue, de hecho, la primera forma de regionalismo africano. La UEA estaba compuesta por tres Estados: Malí, Ghana y Guinea. Fue fundada el 23 de noviembre de 1958, con un acuerdo entre Ghana y Guinea, cuatro años después se sumó Malí. La UEA se disolvió en 1962, fue un breve ensayo de colaboración regional que apenas duró 3 años. Sin embargo, prevaleció la idea de mantener un acuerdo regional de cooperación entre los Estados africanos, la cual se consolidó poco después con la creación de la Organización para la Unidad Africana (OUA) en 1963. Esta organización fue efectivamente la precursora de la Unión Africana y fue pionera en los principios fundamentales y estructura que aún se
1 2

BUJRA, A. ‘Africa: Transition from the OAU to the AU’. Ed. ACARTSOD, Tripoli, 2002. DIEZ DE VELASCO, M. Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES EN EL MUNDO ÁRABE E ISLÁMICO, p.803.

2

mantienen hoy en día en la Unión Africana (UA). Su propósito esencial era “promover la unidad y la solidaridad de los Estados africanos”.3 Otros objetivos esenciales fueron la idea de la cohesión regional, el sistema de apoyo sub-regional, el apoyo a la independencia, la delimitación de las fronteras exteriores y la promoción y protección de los derechos humanos. En sus primeros días, no se estableció un programa de desarrollo económico, y el principio de la igualdad fue empañada por los deseos de los Estados miembros más débiles y menos democráticos.4 A pesar de la existencia de la OUA, la situación de los Estados africanos seguía empeorando, lo que demostraba que la unión regional resultaba “impotente e inactiva”5 al limitarse a fomentar sugerencias para una mayor unida africana sin realizar acciones concretas. Paralelamente, se estableció la Comunidad Económica Africana, que permitió el paso hacia una mayor integración económica, social y cultural.6 Se puso énfasis en la adopción de medidas para combatir la pobreza a través del desarrollo económico. Esta iniciativa se ha desarrollado mediante la consolidación de grupos sub-regionales, desarrollados dentro de la OUA. Al tratarse de una organización tan grande y diversa culturalmente, la OUA mantuvo constantes luchas con otras organizaciones, incluido el Grupo de Casablanca, el Grupo de Brazzaville y el Grupo de Monrovia. Una vez que estas facciones se dividieron en pequeños secciones económicos, la eficacia de la integración regional se ha incrementado enormemente. De hecho, fue el líder libio Muammar Al-Gaddafi quien estableció nuevas conversaciones para idear una estrategia más unificada en África. La explicación fue que la OUA “ya no era adecuada”7 para la región. El Tratado de Abuja de 1991 recomendó el nacimiento de la Unión Africana, y este proceso se formalizó a través de la Declaración de Sirte de 1999. La idea general detrás de este nuevo acuerdo fue la creación de un entorno más globalizado, que los líderes africanos se preparasen para enfrentarse el ‘sistema global’ a través de una acción concertada.8 Esto incluyó más negociaciones con las organizaciones internacionales, como la Organización Mundial del Comercio y la African Growth and Opportunity Act. Además, la UA buscaba un mayor peso internacional al contar con una mayor transparencia organizativa. La Declaración de Sirte de 1999 inició el proceso de creación de la UA, que culminó en 2002. En esencia, este proceso suponía varias metas específicas:
1.
3

Establecimiento de la Unión Africana.

AGUILAR, M., WATSON, T. y VERGE, D. ‘History of the African Union’. African Union 2008 Committee Background Guide, 2008, New York, p. 5. 4 BUJRA, A. ‘Africa: Transition from the OAU to the AU’, 2002. 5 Ibid. 6 MANELSIS, G. KORNEGAY, F. y RULE, S. ‘Formation of the African Union, African Economic Community, and Pan-African Parliament’, African Union and Pan-African Parliament, October 2000, p. 2. 7 PACKER, C. y RUKARE, D. ‘The New African Continent and its Constitutive Act’, The American Journal of International Law, Vol. 96, No.2, April 2002, p. 265.

3

Crear los organismos pertinentes de la Unión Africana, destacando el Banco Central de África, la Unión Monetaria de África, la Corte de Justicia de África y el Parlamento Panafricano. 3. Elaborar un Acta Constitutiva de la Unión Africana. 4. Negociar para la cancelación de la deuda de África.
2.

Con el fin de facilitar este proceso, los Estados de África redactaron una serie de tratados y protocolos para preparar la sucesión hacia una plena Unión Africana. La iniciativa más importante fue la “Nueva Alianza para el desarrollo en África”, por otro lado la Carta Africana de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos y el Mecanismo de Prevención, Gestión y Solución de Conflictos de la Organización de la Unidad Africana (OUA) fue mantenida. Cada una siguió siendo válida debido a las importantes medidas ya adoptadas en los campos de los derechos humanos y la prevención de conflictos. En términos prácticos, el Acta Constitutiva de la Unión Africana se adoptó en 2000, y un año después se produjo la adhesión de Sudáfrica y Nigeria. Esto fue considerado como un “punto de inflexión en la historia del continente africano”9 especialmente por la velocidad a la que se completó el proceso10. Oficialmente la OUA se disolvió el 9 de julio de 2002, durante el primer período de sesiones de la Unión Africana. En sí, la Unión Africana se formó con la esperanza de mejorar el estado de la democracia, los derechos humanos y economía en África, buscando soluciones a los conflictos que ha asolado el continente.11 A pesar de la extrema fragmentación interna y la debilidad histórica de los Estados africanos en cuanto a su estructura jurídico-política, destaca el hecho de que el regionalismo institucional africano se haya desarrollado conjuntamente con la lucha por la emancipación política del hombre negro. Esto ha trascendido las diferencias entre las naciones, identificándose más bien con el panafricanismo. No podemos ignorar que la simultaneidad de gran parte de los procesos de descolonización llevó a los gobiernos africanos a reclamar la unidad del continente, lo cual queda en evidencia en las Conferencias de Casablanca y Monrovia, que antecedieron a la firma en 1963 de la Carta de la O.U.A. El proceso de integración africana se caracterizó por el idealismo y verbalismo de sus impulsores; además: las dificultades geográficas (mosaico de pueblos, grandes distancias, ausencia de infraestructura viaria), económicas (Estados subdesarrollados) y políticas (África progresista, África conservadora, conflictos

PACKER, C. y RUKARE, D. ‘The New African Continent and its Constitutive Act’, The American Journal of International Law, April 2002, p. 265. 10 Ibid., loc cit. 11 BABARINDE, O. ‘The EU as a Model for the African Union: The Limits of Imitation’, Jean Monnet/Robert Schumann Paper Series, Vol. 7, No. 2, April 2007, p. 5.
4

9

fronterizos) dificultaban los intentos de organización12. Los procesos institucionalización del regionalismo en África se han caracterizado por13:

de

El poder se reparte entre los diferentes Estados de una manera igualitaria, ausencia de un estado hegemónico a nivel continental, pero no así a nivel subregional. El grupo regional se caracteriza por la existencia en su seno de un marcado liderazgo: como Nigeria en la C.E.D.E.A.O., con su intervención en Liberia. Sistema apoyado en el pluralismo subregional, existen múltiples. Organizaciones Internacionales Regionales (O.I.R.), algunas de duración efímera o de dimensiones geográficas y funcionales muy diversas, según los marcos preestablecidos por el colonialismo (como la Comunidad de África Oriental). La solidaridad regional no sobrepasa los problemas propios de la región, no se cuenta con una política exterior común. Un sistema que es políticamente independientes del mundo, pero dependiente a nivel económico. Principios que rigen las relaciones internacionales: ○ Apoyo a los movimientos de liberación ○ Arreglo de controversias interafricanas en un marco africano ○ Respeto a las fronteras existentes El regionalismo en África, por regla general, ha tenido un contenido progresivo alejado de formas institucionales rígidas y favorables a las uniones económicas restringidas, más fácilmente realizable que los conjuntos políticos rígidos.

Breve recuento histórico de la OUA y de la Unión Africana:
• La Organización de la Unidad Africana nació en la Conferencia de Addis-Abeba, que reunió a 30 Estados africanos. Las negociaciones de los Ministros de Asuntos exteriores desembocaron en la firma de la Carta de Addis-Abeba (25 de mayo de 1963), por parte de los Jefes de Estado y de Gobierno de los países africanos participantes en la segunda parte de la conferencia. Tras 38 años, la O.U.A., de vocación puramente política, se transformó en una nueva organización de corte más económico: la Unión Africana, fruto de las negociaciones desarrolladas en varias Conferencias de Jefes de Estado y Presidentes de Gobierno africanos, iniciadas con la Declaración de Sirte (Libia) el 9 de noviembre de 1999, durante la cuarta sesión extraordinaria de dicha Conferencia.

DIEZ DE VELASCO, M.: Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES EN EL MUNDO ÁRABE E ISLÁMICO, p.803. 13 DIEZ DE VELASCO, M.: Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. LAS ORGANIZACIONES INTERNACIONALES EN EL MUNDO ÁRABE E ISLÁMICO, p.804.
5

12

La Conferencia de Jefes de Estado de O.U.A. decidió en su reunión del 3 de junio de 1991 en Nigeria, la adopción de un Tratado por el que se crea la Comunidad Económica de Estados Africanos (C.E.A), abierta a todos los Estados del continente africano y destinado a ocuparse de los problemas económicos de África, cuestión ésta que solo había preocupado marginalmente a la OUA. ocupada como ha estado por los temas de contenido político. El Acta constitutiva de la Unión Africana no invalida el Tratado de Abuja con el cual se creó la Comunidad Económica Africana, sino que más bien se inspira en los objetivos fundamentales del mismo. Así en el año 2000, en Lomé, capital del Togo, se firmó el Acta constitutiva de la Unión Africana, y durante la quinta sesión extraordinaria de la Conferencia en Sirte, 1 y 2 de marzo de 2001, se dio la declaración de la creación de la UA ○ El 23 de abril de 2001 Sudáfrica ratificó el Acta Constitutiva de la Unión Africana ante la Secretaría General de la OUA, convirtiéndose así en el 35º Estado miembro en hacerlo. La ratificación por parte de Sudáfrica como uno de los 36 Estados miembros significa que es uno de los miembros fundadores de la Unión Africana. ○ El 26 de abril de 2001 Nigeria se convirtió en el Estado miembro número 36 al depositar su instrumento de ratificación. Así se completó el requisito de los dos tercios, y el 26 de mayo de 2001 el Acta entró en vigor14. 37ª Cumbre ordinaria del Conferencia Lusaka del 5 a 7 de julio de 2001: la gran mayoría de los Estados miembros de la O.U.A. habían ya ratificado el Acta Constitutiva de la UA, documento que entró en vigor el 26 de mayo de 2001. Cumbre en Duraban en 2002: Puesta en marcha de la U.A., con la primera reunión de Jefes De Estado y de gobierno de la U.A.15 Periodo de transición hasta el 9 de octubre de 2002: Para facilitar la sucesión de estas Organizaciones, de adoptar los protocolos pertenecientes a los órganos e instituciones de la nueva U.A., y de permitir la transferencia de activos y pasivos de una u otra Organización.

Disponible en la web: http://www.southafrica.org.ar/Spa/africa/oua.htm?reload_coolmenus [Consultado: 17 de febrero de 2011] 15 Unión Africana. Tratados regionales de integración económica: Acta Constitutiva de la Unión Africana - Constitutive Act of the African Union (AU) (Authentic text). Disponible en la web:, http://www.wipo.int/wipolex/es/regeco_treaties/text.jsp?doc_id=129252&file_id=173361. [Consultado: 17 de febrero de 2011]
6

14

Una serie de instrumentos jurídicos de la O.U.A. siguen siendo válidos y aplicables, ejemplos16: La Declaración de El Cairo sobre el mecanismo de prevención, de gestión, y de arreglo de conflictos La Carta africana de derechos humanos y de los pueblos El protocolo sobre las relaciones entre la O.U. y las comunidades económicas regionales

1.2) DEFINICIÓN Y VALORES
Objetivos de la Unión Africana: Según el art. 3 del Acta Constitutiva17, los fines de la U.A. son los siguientes: ● Lograr mayor unidad y solidaridad entre los Estados y pueblos africanos. ● Defender la soberanía, la integridad territorial y la independencia de sus Estados miembros; ● Acelerar la integración política y socioeconómica del continente; ● Promover y defender una posición común africana sobre cuestiones de interés para el continente y sus pueblos; ● Favorecer la cooperación internacional, teniendo en cuanta la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos.18 ● Promover la paz, la seguridad y la estabilidad del continente; ● Promover las instituciones y principios democráticos, la participación popular y la buena gestión de gobierno; ● Promover y proteger los derechos humanos de los pueblos de conformidad con la Carta Africana sobre los Derechos Humanos y de los Pueblos19 y otros instrumentos pertinentes sobre derechos humanos; ● Establecer las condiciones necesarias que permitan al continente desempeñar el papel que le corresponde en la economía mundial y en las negociaciones internacionales. ● Promover el desarrollo sostenible en los planos económico, social y cultural, así como la integración de las economías africanas;
DIEZ DE VELASCO, M. Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. pág. 805. Unión Africana. Tratados regionales de integración económica: Acta Constitutiva de la Unión Africana - Constitutive Act of the African Union (AU) (Authentic text) Disponible en la web: http://www.wipo.int/wipolex/es/regeco_treaties/text.jsp?doc_id=129252&file_id=173361. [Consultado: 17 de febrero de 2011] 18 DIEZ DE VELASCO, M.: Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. pág. 805. 19 Unión Africana. CARTA AFRICANA SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LOS PUEBLOS (CARTA DE BANJUL) (Aprobada el 27 de julio de 1981, durante la XVIII Asamblea de Jefes de Estado y Gobierno de la Organización de la Unidad Africana, reunida en Nairobi, Kenya) Disponible en la Web: http://www.acnur.org/biblioteca/pdf/1297.pdf [Consulta: 17 de febrero de 2011]
17 16

7

Promover la cooperación en todos los ámbitos de la actividad humana para elevar el nivel de vida de los pueblos africanos; ● Coordinar y armonizar las políticas existentes entre las Comunidades Económicas Regionales actuales y futuras con el fin del cumplir de los objetivos de la Unión; ● Propiciar el desarrollo del continente mediante la promoción de las investigaciones en todas las esferas, en particular la ciencia y la tecnología. ● Trabajar con los socios internacionales pertinentes en pos de la erradicación de las enfermedades y la promoción de la salud en el continente.

La Unión Africana es por tanto una organización internacional de competencias generales, al contrario que sus predecesoras (centradas en la economía), y de carácter regional ya que su área de trabajo es el continente africano. Este posee ciertas particularidades que no pueden ser obviadas, como los enfrentamientos internos que han desembocado en la descomposición real de ciertos Estados, haciendo completamente permeables las fronteras. Este fenómeno que se ha acentuado en los últimos años, especialmente en los Grandes Lagos o en el Occidente africano. Por ello, la Unión Africana tiene el deseo latente de mantener la independencia e integridad territorial de los Estados miembros. El objetivo es alcanzar la integración política y económica de África, como quedó de manifiesto en el Tratado de Abuja, que “establecía un programa de integración del continente en un plazo de treinta y cuatro años”20. En el art.4 del Acta constitutiva21 se mencionan los principios que inspiradores de la Unión Africana, que coinciden con las máximas del Derecho Internacional. También incluye otros preceptos plasmados en su programa político y socioeconómico: (A) La igualdad soberana y la interdependencia entre los Estados miembros de la Unión. (B) El respeto de las fronteras existentes en el logro de la independencia. (C) La participación de los pueblos africanos en las actividades de la Unión. (D) El establecimiento de una política común de defensa para el continente africano. (E) La resolución pacífica de los conflictos entre los Estados miembros de la Unión. (F) La prohibición del uso de la fuerza o la amenaza de violencia, entre los Estados miembros.

DIEZ DE VELASCO, M. Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009, p.806 Unión Africana. The Constitutive Act (Acta Constitutiva de la Unión Africana) Disponible en la Web: http://www.africa-union.org/root/au/AboutAU/Constitutive_Act_en.htm#Article3#Article3 [Consulta: 17 de febrero de 2011]
21

20

8

(G) La no injerencia de cualquier Estado miembro en los asuntos internos de otro. (H) El derecho de la Unión para intervenir en un Estado miembro con arreglo a una decisión de la Asamblea, en caso de circunstancias graves, a saber: los crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad. (I) La coexistencia pacífica de los Estados miembros y su derecho a vivir en paz y seguridad. (J) El derecho de los Estados miembros a solicitar la intervención de la Unión con el fin de restablecer la paz y la seguridad. (K) La promoción de la autonomía en el marco de la Unión. (L) La promoción de la igualdad de género. (M) El respeto de los principios democráticos, los derechos humanos, el Estado de Derecho y el buen gobierno. (N) La promoción de la justicia social para garantizar un desarrollo económico equilibrado. (O) El respeto por la santidad de la vida humana condena y el rechazo de la impunidad y los asesinatos políticos, actos de terrorismo y las actividades subversivas. (P) La condena y el rechazo a los cambios inconstitucionales de gobierno.

1.3) PAÍSES MIEMBRO
Según la web del Ministerio de Relaciones exteriores de la República de Sudáfrica22, en principio la OUA era una organización política en cuyo seno también se debatían asuntos de interés económico y social. En cambio, la Unión Africana debía ser una organización que impulsara la integración económica y el desarrollo social, lo cual a su vez debía promover la unidad política. Cuando se disolvió la O.U.A, sus miembros pasaron a integrar la Unión Africana. A los 32 Estados miembros originarios, firmantes de la Carta de Addis Abeba en 1963, se le sumaron progresivamente otros países conforme iban alcanzando la independencia o se libraban de los regímenes del apartheid. En la actualidad esta organización cuenta con 53 miembros, es decir todos los países de África a excepción de Marruecos que, como veremos a continuación, rechazó su entrada por divergencias con la UA respecto a la independencia de la República Árabe Saharaui Democrática (R.A.S.D.).

Disponible en la web: http://www.southafrica.org.ar/Spa/africa/oua.htm?reload_coolmenus [Consulta: 19 de febrero de 2011]
9

22

De esos 53 países, 51 consiguieron la independencia a lo largo del siglo XX. Los dos restantes fueron Liberia y Etiopía, que no llegaron a ser colonizados por las potencias europeas. Etiopía consiguió mantener su independencia durante los movimientos expansionistas europeos, aunque Italia conquistó el territorio en el año 1935 y lo controló hasta su derrota en la II Guerra Mundial. Mientras que Liberia es la república africana más antigua, fue formada tras la liberación de esclavos afroamericanos que durante el siglo XIX fueron volviendo a África. En 1847 lograron la completa independencia de EEUU. En cuanto a los movimientos expansionistas de las potencias europeas, durante el s. XIX y tras las dos Guerras Mundiales se llevo a cabo el reparto de África en el cual Reino Unido y Francia controlaron la mayor parte de territorio. Los ingleses un total de 21 países y los franceses 1923. Portugal, España, Bélgica e Italia también asentaron sus colonias en el continente; Alemania por su parte perdió la mayoría de sus territorios africanos tras su derrota en la II Guerra Mundial.

Mapa de las colonias africanas.

La permanencia de los países europeos en África a través de sus colonias ha influido notablemente en las costumbres, la cultura e incluso la mentalidad de los africanos. La religión y el idioma son dos de los principales aspectos que han heredado y aún mantienen muchos de los países de la UA. En la mayoría de Estados conviven lenguas como el francés o el inglés con dialectos propios de cada región –algunos

23

ANEXO 1: Características generales de los países miembro
10

ancestrales y otros creados por la mezcla de idiomas, como el afrikaans24–, así mismo el cristianismo en sus diversas expresiones (protestantes, católicos, coptos…) coexiste con creencias indígenas, lo que en algunos casos ha derivado en un sincretismo religioso. El Islam es la otra gran religión del continente africano, en países como Argelia o Egipto destacan especialmente los musulmanes Suníes. Por tanto el continente africano es un exponente de la variedad de costumbres y la mezcla de culturas. Sin embargo destaca la casi inexistencia de población agnóstica o atea, como si es más común en el mundo occidental actual. Pero la colonización trajo consigo también algunos de los principales defectos de las sociedades europeas de la época, como la corrupción o el racismo. Tomemos como ejemplo el régimen del apartheid o la radical división que realizaron los belgas entre Utus y Tutsis25, responsable de la desestabilización de países como Uganda y Ruanda y de las matanzas cometidas en ellos. El proceso de descolonización llevado a cabo a partir de la segunda mitad del s. XX no supo resolver esos problemas, que han seguido dificultando el desarrollo del continente. En la actualidad el régimen político predominante en la mayoría de estos países es la república, tan solo Lesoto y Suazilandia tienen una monarquía. Sin embargo esto no garantiza la existencia de sistemas democráticos, pues en la mayoría de ellos los políticos duran en el poder varias décadas y en muchas ocasiones los cambios de gobierno se realizan de forma violenta y sin garantías electorales. En otros como Somalia los continuos conflictos civiles dificultan el establecimiento de un sistema político constante26 que establezca las bases para la evolución del país. Otro ejemplo es el gobierno libio, que se autodenomina Jamahiriya (Gobierno de las masas) lo que de facto es un régimen autoritario según afirma la CIA. La existencia de conflictos abiertos de diversa intensidad es otra característica propia del continente africano. En el siguiente cuadro se observa la relación de conflictos por área geográfica y según la intensidad. La clasificación del Heidelberg Institute For International Conflict Research determina como conflictos de baja intensidad aquellos en los que los países afectados únicamente llevan a cabo advertencias, sanciones e incluso amenazas verbales, pero nunca llegan al uso de la fuerza; los de medio intensidad sin embargo si incluyen acciones violentas pero de carácter esporádico; por el contrario los de alta intensidad son acciones armadas
24

DIE AFRIKAANSE TAALMONUMENT. “THE ROOTS OF AFRIKAANS”. Golden-Arrow Magazine. Disponible en la Web: http://www.golden-arrow.net/wp-content/themes/GOLDENARROW/download/roots_of_afrikaans.pdf [Consulta: 18 de marzo de 2011] 25 SENDÍN GUTIÉRREZ, José Carlos. “Problemas asociados a la construcción del africano en los medios de comunicación en España: análisis del tratamiento informativo de la crisis de Ruanda en televisión española”. Director: Dr. D. Ricardo Pérez-Amat García. Universidad Rey Juan Carlos, Departamento de Ciencias de la Comunicación, 2006. P. 198-202 26 POWELL, B. “Somali Anarchy Is More Orderly than Somali Government”. The Independent Institute, EEUU, 2006.
11

organizadas y continuadas en el tiempo. Como vemos Asia y Oceanía copan la lista, sin embargo la suma de los conflictos en el África Subsahariana y en Oriente Medio y el Magreb, ambas regiones con miembros de la UA, superan a los anteriores. Los principales conflictos en el África Subsahariana se producen por el control de los recursos naturales de la zona, hasta un total de 32 conflictos y 3 de ellos de alta intensidad. El control regional y el poder nacional son los otros dos principales focos de violencia. En cambio en la zona de Oriente Medio y el Magreb, la ideología y los sistemas políticos causan la mayor parte de los conflictos, como hemos visto en los últimos meses con las revueltas en el norte de África. Durante el año pasado se contabilizaron hasta 7 conflictos de alta intensidad. Los mapas inferiores muestran los conflictos por países y según su grado. La basta extensión del continente africano -con distinta orografía, clima, vegetación, etc.- favorece las diferencias entre todos los Estados que conforman la Unión Africana. En cuanto al tamaño, nos encontramos con que Sudán es el país más extenso con sus 2.505.813 km² y sin embargo no el más poblado; este título lo ostenta Etiopía, que cuenta con casi 91 millones de habitantes y se encuentra en el número 13 de la clasificación de la CIA27 por países según la población. En el extremo opuesto está el archipiélago de Seychelles, que ocupa una extensión de tan solo 455 km² y es a su vez el menos poblado, con 88.340 habitantes. La esperanza de vida en esta región del mundo es también muy desigual entre los diversos estados; la media de los países de la UA es de 54,4 años, muy por encima encontramos a Libia (74,5 años), seguido por Túnez (74,3). Ambos países han sido plenos protagonistas de las noticias internacionales por las revueltas acontecidas en los últimos meses, que pueden suponer –especialmente en el caso de Libia, donde no se espera una solución rápida y pacífica- una reducción de la esperanza de vida. Por otro lado, el país con menor esperanza de vida es Lesoto (45,9).
CIA. Country comparison: population. Disponible en la web: https://www.cia.gov/library/publications/the-worldfactbook/rankorder/2119rank.html?countryName=Ethiopia&countryCode=et&regionCode=af&rank=13 #et. [Consulta: 15 de marzo de 2011]
12
27

Otro indicador de la situación de los miembros de la UA es el índice de desarrollo humano (IDH)28, elaborado por la ONU, que analiza el avance de los países según tres dimensiones: “vida larga y saludable, conocimientos y nivel de vida digno”. El número total de Estados incluidos en la última lista, publicada en 2010, es de 169 países de todo el mundo y el último puesto lo ocupa Zimbabue, cuya esperanza de vida es de 47 años. La mayoría de países africanos se sitúan en los últimos puestos de la lista, lo que indica un desarrollo humano bajo; como por ejemplo la República Democrática del Congo, que se encuentra en el puesto número 168, o Níger que le sigue en el 167. La excepción es Libia, que el pasado año ocupaba el puesto 53 por encima de países como México, Rusia o Brasil. Aunque como en el caso de la esperanza de vida, la situación conflictiva que se viven los libios en los últimos días puede hacer descender su posición en la lista. El consumo de energía es también una herramienta útil para conocer el nivel de desarrollo industrial y tecnológico de una región, por ejemplo China o la India han
28

ONU. Índice de Desarrollo Humano (IDH) - Clasificación de 2010. Disponible en la web: http://hdr.undp.org/es/estadisticas/ [Consulta: 18 de marzo de 2011]
13

aumentado considerablemente el gasto energético en los últimos años. Sin embargo el continente africano sigue estando a la cola tanto en el consumo de petróleo como gas natural o energía nuclear, lo que demuestra la debilidad de su tejido industrial29.

Marruecos y la cuestión de la R.A.S.D.
Durante la reunión de 1980, el Secretario General de la O.U.A. “en uso de sus competencias, admitió como miembro de pleno derecho a la República Árabe Saharaui (R.A.S.), cuestión que agravó la escisión entre miembros radicales y moderados así como la oposición frontal de Marruecos a tal situación, habiéndose producido una política de silla vacía por parte de Marruecos”30. Además, otra decena de Estados miembros le retiraron su reconocimiento a la R.A.S. y finalmente el 10 de junio de 1998, en la Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno, se llegó a plantear la exclusión de la R.A.S. Pero dicha posibilidad no se contempla en la Carta constitutiva de la UA, que reserva la expulsión de sus miembros para casos de incumplimiento de las obligaciones establecidas en el Acta, lo cual no es aplicable a la R.A.S. Esto ha supuesto el rechazo de Marruecos a participar en la UA. En el Art. 29 del Acta Constitutiva31 se especifican los requisitos de admisión de los miembros:
Cualquier Estado de África podrá, en cualquier momento tras la entrada en vigor de esta Ley, notificar al Presidente de la Comisión sobre su intención de adherirse a la presente Ley y de ser admitido como miembro de la Unión. 2. El Presidente de la Comisión, al recibir la notificación, enviará copias de la misma a todos los Estados miembros. La admisión se decidirá por mayoría simple de los Estados miembros. La decisión de cada Estado miembro será transmitida al Presidente de la Comisión que, al recibir el número requerido de votos, comunicará la decisión al Estado en cuestión.
1.

El Artículo 3132 especifica el proceso de cesación de la membrecía:
1.

Cualquier Estado que desee renunciar a su membrecía deberá enviar una notificación por escrito al Presidente de la Comisión, que informará a los Estados miembros. Al final de un año desde la fecha de dicha notificación, si no es retirada, el Estado dejará de pertenecer a la Unión.

BP. Statistical Review of World Energy. 2010. Disponible en la web: http://www.bp.com/liveassets/bp_internet/globalbp/globalbp_uk_english/reports_and_publications/st atistical_energy_review_2008/STAGING/local_assets/2010_downloads/statistical_review_of_world_en ergy_full_report_2010.pdf [Consulta: el 20 de marzo de 2011] 30 DIEZ DE VELASCO, M.: Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. pp. 806-807. 31 Unión Africana. The Constitutive Act (Acta Constitutiva de la Unión Africana) Disponible en la Web: http://www.africa-union.org/root/au/AboutAU/Constitutive_Act_en.htm#Article3#Article3 [Consulta: 17 de febrero de 2011] 32 El art. 31 no hace alusión al caso de la expulsión (DIEZ DE VELASCO, M.: Las Organizaciones Internacionales, Ed. Tecnos, Madrid, 2009. p. 807)
14

29

2.

Durante el período de un año al que alude el apartado 1 del presente artículo, todo Estado miembro que desee retirarse de la Unión deberá cumplir con las disposiciones de esta Ley y estará obligado a cumplir con sus obligaciones en virtud de esta Ley, hasta la fecha de su retirada.

El art. 32 del Acta33 prevé la retirada voluntaria por medio de la presentación, por parte del miembro, de una notificación al Secretario General, manifestando su deseo de retirada. Pasado un año tras la entrega de dicha notificación, ésta surtirá efectos, y el Estado cesará en su calidad de miembro. En el art.3034 se aclaran los motivos de las posibles suspensiones, “los Gobiernos que llegan al poder por medios inconstitucionales no podrán participar en las actividades de la Unión”.

Expulsión de otros miembros
Desde la creación de la Unión Africana se han dado lugar varios hechos que han amenazado la integridad del organismo, generalmente a causa de disputas e incumplimientos por parte de los Estados miembro. Madagascar, Níger, Costa de Marfil y Eritrea ya han sido expulsados de la UA, aunque posteriormente se les ha vuelto a aceptar. La política interna ha sido la responsable de la salida de la UA de los tres primeros países, sin embargo el caso de Eritrea compete a sus relaciones exteriores con los países vecinos. Las elecciones celebradas a finales de 2009 en Costa de Marfil dieron como vencedor al partido opositor, sin embargo el presidente se negó a abandonar el gobierno tras diez años en el poder. Este acontecimiento provocó la suspensión como miembro tanto de la UA como de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO). Tras varios intentos de negociación por parte de la ONU y la UA para evitar una nueva guerra, ésta ya ha estallada provocando miles de muertos y de desplazados. El conflicto sigue sin resolverse y muchas organizaciones humanitarias denuncian en abandono de los medios y la comunidad internacional, cuya atención está dirigida en la actualidad hacia Libia. Por otro lado, Madagascar y Níger fueron expulsados de la Unión Africana tras sufrir dos golpes de estado que incumplirían el artículo 30 mencionado anteriormente. A mediados de febrero de 2010, el golpe de estado de Níger puso fin al gobierno suspendiendo la Constitución y disolviendo los poderes; mientras que en Madagascar el ejército expulsó del poder al presidente y
Unión Africana. The Constitutive Act (Acta Constitutiva de la Unión Africana) Disponible http://www.africa-union.org/root/au/AboutAU/Constitutive_Act_en.htm#Article3#Article3 17 de febrero de 2011] 34 Unión Africana. The Constitutive Act (Acta Constitutiva de la Unión Africana) Disponible http://www.africa-union.org/root/au/AboutAU/Constitutive_Act_en.htm#Article3#Article3 17 de febrero de 2011]
33

en la Web: [Consulta: en la Web: [Consulta:

15

colocó al líder opositor al frente del gobierno, lo que para la UA es realmente un golpe de estado y por tanto inconstitucional. La inestabilidad política ha traído consigo una ola de violencia en ambos países. Las relaciones entre la Unión Africana y Eritrea han sido en ocasiones complicadas. Entre los años 1998 y 2000, Etiopía y Eritrea mantuvieron una guerra fronteriza que culminó con los Acuerdos de Paz de Argel. Tras unos años esos acuerdos fueron incumplidos y en 2003 Eritrea denunció la pasividad de la UA frente a las violaciones que estaba sufriendo por parte de Etiopía. En el año 2009, la Unión Africana denunció a Eritrea por apoyar supuestamente a la insurgencia islamista que buscaba derrocar al entonces Gobierno de transición somalí.

1.4) PRINCIPALES ÓRGANOS Y FUNCIONES
Como especifica el art. 24 del Acta Constitutiva de la Unión Africana35, la sede de la Unión es en Addis Abeba, en la República Democrática Federal de Etiopía.

Togo. Constitutive Act of the AFRICAN UNION [Acta Constitutiva de la Unión Africana]. Aprobada en el año 2000 en la Cumbre de Lomé (Togo). Entró en vigor en 2001, p. 33987. Disponible en Web: http://www.africa-union.org/root/au/aboutau/constitutive_act_en.htm [Consulta: 20 de febrero de 2011]
16

35

Asamblea de Jefes de Estado de la Unión Africana (art.6): órgano supremo de la UA

Parlamento Panafricano – asesoramiento y consulta

Consejo Ejecutivo de Ministros de Relaciones Exteriores

Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos

Consejo Económico, Social y Cultural Consejo de Paz y Seguridad

Comité de Representantes Permanentes Órgano asesor

Banco Central Africano
El Fondo Monetario Africano El Banco Africano de Inversiones Instituciones financieras

Comités técnicos especializados: - de Economía rural y agraria - de Asuntos Monetarios y Financieros - de Comercio, Aduanas y Asuntos de Inmigración; - de Industria, Ciencia y Tecnología, Energía, Recursos Naturales y Medio Ambiente. - de Transportes, Comunicaciones y Turismo. - de Salud, Trabajo y Asuntos Sociales - de Educación, Cultura y Recursos Humanos.

Comisión de la U.A.: La Secretaría de la Unión. Integrada por el Presidente, su suplente o suplentes y los Comisarios. Elaboración propia con datos de CILLIERS, J. (2003) 36

Asamblea de Jefes de Estado de la Unión Africana (art.6 del Acta
Constitutiva de la U.A.): es el órgano supremo de la Unión y está integrada por los Jefes de Estado y de Gobierno o sus representantes. • Se reúne al menos una vez al año en sesión ordinaria. Las reuniones extraordinarias se celebran a petición de cualquier Estado miembro y con la aprobación de una mayoría de dos tercios de los Estados miembros. • La Oficina del Presidente de la Asamblea es ocupada durante un año por un Jefe de Estado o de Gobierno, elegido entre todos los Estados. • Según el art. 7, la Asamblea adopta sus decisiones por mayoría simple, es decir, de dos tercios de los Estados miembros de la Unión. • Según el art. 9, las funciones de la Asamblea son: a) Definir las políticas comunes de la Unión.
CILLIERS, J. Peace and Security through Good Governance - A guide to the NEPAD African Peer - Review Mechanism. Institute for Security Studies. Occasional Paper, 2003. Disponible en la Web: http://www.iss.co.za/Pubs/Papers/70/Paper70.html [Consulta: 21 de marzo de 2011]
17
36

b) Recibir, examinar y tomar decisiones sobre los informes y recomendaciones de los demás órganos de la Unión. c) Considerar las solicitudes de adhesión a la Unión. d) Crear nuevos órganos de la Unión. e) Vigilar la aplicación de políticas y decisiones de la Unión y velar porque sean aplicadas en todos los Estados miembros. f) Aprobará el presupuesto de la Unión. g) Dar directivas al Consejo Ejecutivo sobre la gestión de conflictos, guerras y otras situaciones de emergencia y el restablecimiento de la paz. h) Nombrar y destituir a los jueces del Tribunal de Justicia. i) Designará al Presidente, al Vicepresidente o Vicepresidentes y a los Comisarios de la Comisión y determinar sus funciones y mandatos.

Comité Ejecutivo (Art.10): está integrado por los Ministros de Relaciones
Exteriores u otros Ministros o autoridades designadas por los Gobiernos de los Estados miembros. • Se reúne al menos dos veces al año en sesión ordinaria. También se reunirá en sesión extraordinaria a petición de cualquier Estado miembro y con la aprobación de dos tercios de los Estados miembros. • Las cuestiones debatidas con el Consejo Ejecutivo deberán ser transmitidas a la Asamblea. • Según el art.13, las funciones del Consejo Ejecutivo son: coordinar y tomar decisiones sobre políticas en los ámbitos de interés común para los Estados miembros( incluidos el comercio exterior; la energía, la industria y los recursos minerales; los alimentos, la agricultura y los recursos, la producción ganadera y forestal; los recursos hídricos y de riego; protección del medio ambiente, la acción humanitaria y la respuesta y atención de desastres; transporte y comunicaciones; educación, cultura, salud y desarrollo de los recursos humanos; la ciencia y la tecnología…). • El Consejo Ejecutivo podrá delegar cualquiera de sus poderes y funciones en los Comités Técnicos Especializados.

Comité de Representantes Permanentes: Integrado por Representantes Permanentes y otros representantes plenipotenciarios ante la Unión. Se encarga de preparar los trabajos del Consejo Ejecutivo. Entre sus funciones destacan: • Ser el órgano asesor del Consejo Ejecutivo • Preparar la reunión del Consejo Ejecutivo, incluyendo la agenda y los proyectos de decisión. • Formular recomendaciones sobre las áreas de interés común de los Estados miembros, del Consejo Ejecutivo. • Facilitar la comunicación entre la Comisión y las capitales de los Estados miembros. • Examinar el Programa y Presupuesto de la Unión. • Participar en la elaboración del programa de las actividades de la Unión, así como en la preparación del calendario de reuniones.
18

Comités Técnicos Especializados: Formados por ministros o altos
funcionarios encargados de los sectores específicos. Según el art.14, los Comités Técnicos Especializados, responsables ante el Consejo Ejecutivo, son los siguientes: • La Comisión de Economía rural y agraria. • El Comité de Asuntos Monetarios y Financieros. • El Comité de Comercio, Aduanas y Asuntos de Inmigración. • La Comisión de Industria, Ciencia y Tecnología, Energía, Recursos Naturales y Medio Ambiente; • La Comisión de Transportes, Comunicaciones y Turismo; • La Comisión de Salud, Trabajo y Asuntos Sociales, y • La Comisión de Educación, Cultura y Recursos Humanos. Según el art.15, las funciones de los Comités Técnicos Especializados son: • Elaborar proyectos y programas de la Unión y presentarlos al Consejo Ejecutivo. • Garantizar la supervisión, el seguimiento y la evaluación de la aplicación de las decisiones adoptadas por los órganos de la Unión. • Asegurar garantizar la coordinación y armonización de los proyectos y programas de la Unión. • Presentar al Consejo Ejecutivo, ya sea por iniciativa propia o a petición del Consejo Ejecutivo, informes y recomendaciones.

Parlamento Panafricano: Según el art. 17 del Acta Constitutiva, el Parlamento
Panafricano nace para asegurar la plena participación de los pueblos africanos en el desarrollo y la integración económica del continente. El Protocolo, adoptado en marzo de 2011 en la Cumbre Extraordinaria de Sirte, define los poderes, competencias y organización y dispone que, durante los primeros cinco años de la existencia del Parlamento, éste tiene únicamente poderes de asesoramiento y consulta.

Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP sustituye a la Corte de Justicia). Fue fundada por la Conferencia de jefes de Estado y de Gobierno, en su reunión del 9 de junio de 1998. Posee competencias tanto en materia contenciosa como en materia consultiva y está formado por once jueces elegidos por los Estados miembros de la U.A. por un periodo de seis años renovable. Con su creación se intenta remediar las deficiencias que han lastrado hasta ahora el funcionamiento de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los pueblos. Según et.18 del Acta Constitutiva, sus funciones son: • Recoger documentos y realizar estudios e investigaciones sobre derechos humanos y las cuestiones de los Pueblos de África. • Establecer las normas para resolver los problemas jurídicos relativos a los derechos humanos y los derechos de los pueblos. • Garantizar la protección de los derechos humanos y derechos de los pueblos. • Interpretar todas las disposiciones de la Carta.

Instituciones financieras: En el artículo 19 del Acta, se dispone el
establecimiento de las instituciones financieras cuyas normas y reglamentos serán definidas en los protocolos. Las instituciones de que se trata son las siguientes
19

• • •

El Banco Central Africano El Fondo Monetario Africano El Banco Africano de Inversiones

Comisión de la U.A.: Según el art.20 del acta Constitutiva, la Comisión será la
Secretaría de la Unión, estará integrada por el Presidente, su suplente o suplentes y los Comisarios. La estructura de la Comisión de la UA es la siguiente: - Consejo de Paz y Seguridad: Creado en la Cumbre de Lusaka de julio de 2001. El Protocolo relativo a la Paz y el Consejo de Seguridad (CPS) entró en vigor el 26 de diciembre de 2003. Se compone de 15 Estados miembros, y nació con el fin de asumir plenas responsabilidades sobre el despliegue de misiones de mantenimiento de la paz y la rápida intervención para ayudar en casos de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Este Consejo puede consultar a un grupo de sabios, compuesto por cinco personalidades de África, a fin de a adoptar medidas sobre la distribución de las fuerzas armadas. Funciones del Consejo de Paz y Seguridad: o Promoción de la paz, la seguridad y la estabilidad en África. o La diplomacia preventiva y el mantenimiento de la paz. o Gestión de catástrofes y las acciones humanitarias
-

Consejo Económico, Social y Cultural: Según el artículo 22 del Acta Constitutiva, es un órgano consultivo, formado por representantes de diferentes sectores socio-profesionales de los Estados miembros. Entre sus funciones destacan: o Promover el diálogo continuo entre todos los segmentos de la población africana en lo relativo a África y su futuro. o Establecer relaciones entre los gobiernos y todos los sectores de la sociedad civil, en particular las mujeres, los jóvenes, los niños, los sindicatos, el sector privado y grupos profesionales. o Promover la participación de la sociedad civil africana en la aplicación de las políticas y programas de la Unión. o Apoyar políticas y programas que promuevan la paz, la seguridad y la estabilidad en África, y fomentar el desarrollo y la integración del continente. o Promover y defender una cultura de la buena gobernanza, los principios democráticos y las instituciones, participación popular, los derechos humanos y las libertades, así como la justicia social.

Proyecto de creación de una fuerza interafricana - Misión Interafricana de Supervisión de la Aplicación de los Acuerdos de Bangui. En 1997 el Consejo de Seguridad autorizó la continuidad en la República Centroafricana de un ejército de 800 personas, conocido como la MISAB y compuesto por efectivos de siete países, con el objeto de supervisar la aplicación de los Acuerdos de Bangui. En marzo de 1998, el Consejo de Seguridad decidió que la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINURCA) reemplazara a la MISAB (Mission interafricaine de surveillance des Accords de Bangui). En 1998 se constituyó un primer batallón de 600 hombres, integrados por militares de Senegal, Mali y Mauritania y pertrechado por
20

Francia. La primera actuación fue en julio de 2004 durante la crisis en la región de Darfur, en Sudán. Estas fuerzas están destinadas a misiones de mantenimiento o restablecimiento de la paz bajo la tutela de la U.A. y de la ONU. Sin embargo hoy en día, la ONU sigue siendo la encargada de llevar a cabo las misiones de mantenimiento de la paz en los países miembro de la UA. Como vemos en el cuadro inferior, en la actualidad hay un total de ocho misiones en la zona, número muy superior de las que realiza en el resto de continentes37.

1.5) DESARROLLO PRÁCTICO: ACCIONES Y LOGROS
Meta principal de la UA: El continente africano es el más pobre del mundo debido a sus desequilibrios políticos y económicos, y las complicaciones sociales, culturales e históricas. El camino que la UA ha tenido que recorrer ha sido sinuoso. Lograr solventar los problemas regionales es imprescindible si se desea librar a todo un continente de la pesada carga que constituyen la pobreza y las guerras, encaminándolo hacia la integración, sobre las bases de la paz y el desarrollo. Los países africanos han adoptado varias formas de gobierno, desde la democracia multipartidaria a la monarquía o el gobierno militar. La situación política actual en la mayoría de los países africanos no favorece la integración. El Producto Interno Bruto
37

CONFLICT BAROMETER 2010. Heidelberg Institute for International Conflict Research. Dinamarca, 2009.
21

(PIB) de toda África es de tan solo el 1,3% del total mundial38, unos 420.000 millones de dólares. Su deuda ha alcanzado los 340.000 millones de dólares y las tasas de analfabetismo y mortalidad infantil representan un 41% y un 14% respectivamente39. Las complejas relaciones entre las naciones africanas y las tribus, junto con la sombra del colonialismo, han acosado al continente con frecuentes guerras que han afectado severamente al desarrollo económico. El resultado son graves crisis sociopolíticas y grandes oleadas de refugiados40 hacia países próximos, incapacitados también para absorber a sus vecinos. Los diversos desastres pululan en el continente, como la pandemia del SIDA, que afecta a un tercio de la población total y que tiene como consecuencia la reducción del 50% de la productividad, dificultando en gran medida la recuperación económica regional. Logros: La inauguración de la UA en el nuevo siglo es un hecho trascendental que pone a prueba la responsabilidad de sus miembros. El establecimiento de una nueva organización es sólo el primer paso en la recuperación del continente. Los esfuerzos conjuntos de los Estados africanos son esenciales para alcanzar el renacimiento del continente41. Las naciones africanas pueden combatir las consecuencias negativas de la globalización económica mediante la estabilidad, la unidad y la independencia. Por lo tanto, un ambiente internacional favorable resulta indispensable para el despegue de África. Desarrollo futuro: Con la Unidad, África gana peso como actor en los asuntos internacionales. Según el Nuevo Programa de Asociación para el Desarrollo de África (NPSDA) anunciado por la UA, África desarrollará de forma prioritaria las infraestructuras, las nuevas tecnologías y la energía, además de la irrigación y las facilidades de transporte, con el fin de lograr un crecimiento económico del 7% y una reducción del 50% de la población pobre, durante de los próximos 15 años42. La primera cumbre de la UA aprobó el protocolo para la creación de un Consejo de Paz y Seguridad, que tendría el poder de decidir sobre la intervención cuando se comentan crímenes contra la humanidad o se ponga en peligro la democracia de un país miembro, así como autorizar una fuerza de salvaguarda de la paz para intervenir en casos de guerra entre los miembros de la organización. Esto fortalecerá el concepto de
38

African Development Bank Group. Country Profiles. Disponible en: http://dataportal.afdb.org/Default.aspx [Consulta: 6 de Marzo 2011]. 39 Africa Commission, ‘Growth and Employment: Visions at Work’, Progress Report of the Africa Commission, Julio 2010. 40 Office of the Special Adviser on Africa, ONU. Disponible en: http://www.un.org/africa/osaa/links.html. [Consulta: 6 de Marzo 2011]. 41 Campus Monterrey, ‘Nueva Unión Africana: Una mirada a la lucha por la supervivencia y la adaptación al orden mundial’, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. 42 Organización Internacional de Normalización, ‘Norma Internacional’, ISO 690, 12° ed. 1987.

22

un continente unido, debilitará la conciencia nacionalista y resolverá de forma más efectiva los conflictos entre los países africanos. La UA será más activa en la promoción del proceso de integración de África. Actualmente, hay 10 organizaciones regionales, todas con planes de asociación para el establecimiento de una comunidad económica regional, una alianza de impuestos aduaneros, una zona de libre comercio, una moneda unitaria, y un libre flujo de persona y mercancías. El proceso de constitución de la Comunidad Económica Africana, lanzado en 1991, tiene programada la formación de un mercado común africano en el 2025. Partiendo de la estructura básica de estas organizaciones regionales, la UA promoverá la integración africana, procurando fortalecer la coordinación y cooperación entre regiones. Además, los abundantes recursos naturales de África, que representan cerca del 30% de los recursos minerales del mundo, proporcionan una ventaja para el resurgimiento de África. Los dirigentes africanos se muestran optimistas sobre el futuro del continente tras dar forma a la UA. El primer presidente de la UA y mandatario de Sudáfrica, Thabo Mbeki enfatizó en la ceremonia de inauguración que el establecimiento de la UA significa que los africanos deben unirse en pos de un destino común. Se especificó que la primera tarea de la UA era concretar la unidad, la estabilidad y la cooperación entre las naciones africanas y sus pueblos. Se debe establecer un mecanismo efectivo para acelerar la integración política, económica y social del continente y acelerar las conexiones entre África y otras regiones y países. La próxima etapa es el desarrollo de nuevos socios entre las naciones africanas en diferentes niveles y la movilización de las diversas fuerzas sociales de estos países para la realización de la prosperidad africana.

Unidad como la herramienta más importante
Desde los años 90 del siglo pasado, una nueva generación de dirigentes ha subido al poder en todo el continente africano. Muchos de estos dirigentes han recibido educación en occidente y tienen una clara comprensión del desarrollo de la globalización económica y los problemas que enfrenta África. Comprenden por igual las necesidades que se desprenden de las aspiraciones panafricanas de sus predecesores como las necesidades actuales del continente. En comparación con los antiguos líderes independentistas, los actuales políticos africanos suelen ser más realistas y menos idealistas. Después de una consideración y consulta cuidadosa, concluyeron que la OAU había terminado su tarea histórica y no respondía a las necesidades del futuro desarrollo de África. Las naciones africanas no son lo suficientemente fuertes como para sobrevivir en medio de la intensa competencia que implica la globalización económica. De esta forma, la única salida para África es crear una unión que integrará las propuestas políticas, económicas, militares, culturales y sociales del continente. Tal unión favorecerá la realización de la cohesión africana, asegurando que las naciones africanas hablen al unísono en el escenario internacional, y se adapten mejor a los desafíos del siglo XXI y de la globalización económica.
23

PARTE II
2.1) LA UNIÓN AFRICANA Y SU SISTEMA DE PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS:
El 25 de enero de 2004, nace el Protocolo para la creación de la Corte Africana de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos. La Guía de los regímenes internacionales disponibles en casos de Violaciones Derechos Humanos en África43, publicada por la UNESCO, reconoce que desde esa fecha África cuenta con un nuevo mecanismo de protección de los derechos humanos que complementa el papel de la Comisión de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos.44
“La creación de un sistema coherente de protección de los derechos humanos en África responde a una tendencia internacional más amplia de la puesta en marcha de sistemas regionales de protección de los derechos humanos, que se inició con la aprobación de la Unión Europea Convención sobre los Derechos Humanos en 1950, seguido por el establecimiento de un Tribunal Europeo de Derechos Humanos, y la entrada en vigor de la Convención Americana Convención sobre los Derechos Humanos en 1969 la creación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El retraso para el establecimiento del sistema de África es explica principalmente por el contexto social y político de los años 1970 y 1980, cuando los líderes de Estado estaban más interesados en la integración de la escena internacional a través de declaraciones de buena voluntad en lugar de a través de verdaderos mecanismos la promoción y protección de los derechos humanos en el continente africano”.

Cronología de la construcción del sistema de protección de los Derechos Humanos en África

27/05/1981 Aprobación de la Carta por la OUA

21/10/1987 Entrada en vigor de la Carta Africana. 02/11/87 Entrada en función de la Comisión Africana.

1994-1998 Proceso de preparación del Protocolo, estableciendo la Corte.

10/06/1998 Aprobación del Protocolo estableciendo la Corte Africana.

25/01/2004 Entrada en vigor del Protocolo. Se establece la Corte Africana.

FIDH (The International Federation for Human Rights) 10 KEYS TO UNDERSTAND AND USE THE AFRICAN COURT ON HUMAN AND PEOPLES’ RIGHTS: A user’s guide for victims of human rights violations in Africa and human rights defenders. Disponible en la Web: http://www.fidh.org/IMG/pdf/COUR_AF_ANGLcadre.pdf. Páginas 15-16.
24

44

El 27 de junio 1981 la Asamblea de Jefes de Estado y de Gobierno de la Organización de la Unidad Africana (OUA), reunida en Nairobi (Kenia), aprueba la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (Carta Africana). Finalmente entró en vigor el 21 de octubre de 1986, siendo ratificada por todos los Estados Miembros de la Unión Africana. En el 2001, la Unión Africana (UA) sustituye a la OUA y la Carta pasa de un organismo al siguiente. Originalmente, la Comisión Africana de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos (Comisión Africana) era la única institución encargada de la protección y promoción de los derechos humanos en el continente. A diferencia de los modelos europeo-americanos o de otros convenios para la protección de los Derechos Humanos, la Carta Africana no preveía el establecimiento de un Tribunal de los Derechos Humanos. Cuando surgió la cuestión de establecer una institución jurisdiccional, se manifestaron dos tendencia: una minoría a favor de la creación de un corte que completara el sistema de protección de los derechos humanos; y otra mayoría que rechazaba esta idea sobre la base del respeto a las tradiciones jurídicas africanas, que da preferencia a la solución política interna de las controversias para que los Estados africanos preserven su soberanía. El caso de Darfür45 fue un ejemplo de dicho celo por la soberanía estatal. En marzo de 2009, la Corte Penal Internacional (CPI) emitió una orden de arresto contra el Presidente sudanés, Omar Hassan AlBashir, acusado de cinco crímenes de lesa humanidad (asesinato, exterminio, deportación forzosa, tortura y violación), y dos cargos por crímenes de guerra (ataques a civiles y saqueos). La UA y Liga Árabe enviaron una delegación a Nueva York para que se reuniera con el Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de postergar la acusación contra Al-Bashir durante 12 meses (apelando al artículo 16 de Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional46). El objetivo era dar un margen de tiempo suficiente a la justicia sudanesa para que tomase el caso en sus manos. La debilidad institucional, la falta de recursos y la ineficacia de la Comisión Africana (denunciada por organizaciones no gubernamentales y reconocida oficialmente por la OUA en 1994), animó la elaboración de un Protocolo para la creación de una Corte Africana de Derechos Humanos. Aunque un primer borrador del Protocolo ya había sido elaborado 1993 por la Comisión Internacional de Juristas -una ONG con sede en Ginebra- bajo la presión de los organismos internacionales de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales africanas, entre las que destacaba la Federación Internacional de Derechos Humanos. El Protocolo fue aprobado en Uagadugú, Burkina Faso, el 10 de junio de 1998 y entró en

DarfurVisible - Comité Vasco de ACNUR. Opiniones desiguales tras la decisión de la Haya. 11.03.2009. Disponible en la web: http://www.darfurvisible.org/actualidad/articulo.php?id=actualidad&uuid=56 46 Prevenir Genocidio Internacional. ESTATUTO DE ROMA DE LA CORTE PENAL INTERNACIONAL Partes 13, Artículos 1-33. Disponible en la Web: http://www.preventgenocide.org/es/derecho/estatuto/
25

45

funcionamiento el 25 de enero de 2004. El siguiente cuadro recoge el nombre de los primeros 15 Estados que ratificaron el Protocolo: Según Feliz Gómez Isa47, doctor en Derecho de la Universidad de Deusto, algunos de los rasgos característicos de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos son: 1. Reconocimiento de los derechos humanos de tercera generación, en especial del derecho de los pueblos al desarrollo. Es el único tratado internacional de derechos humanos que consagra explícitamente este nuevo tipo de derechos, que se desglosan del siguiente modo: a. El derecho a la paz (tanto en el ámbito interno como internacional - art. 23 de la Carta Africana) b. El derecho al medio ambiente satisfactorio y global (art. 24 de la Carta Africana). c. Derecho al desarrollo (art. 22 de la Carta Africana) Especifica que todos los pueblos tendrán derecho a su desarrollo económico, social y cultural, con la debida consideración a su libertad e identidad y a disfrutar por igual del patrimonio común de la humanidad; y los Estados tienen el deber, por separado o en cooperación, de asegurar el ejercicio del derecho al desarrollo).

2. A diferencia del Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Convención Americana de Derechos Humanos, la Carta Africana incluye artículos destinados a proteger no sólo los derechos políticos y civiles, sino también los derechos económicos, sociales y culturales.48 Ya en el octavo párrafo del Preámbulo, la Carta Africana especifica que los Estados de la OUA se declaran “convencidos de que los derechos civiles y políticos no pueden ser disociados de los derechos económicos, sociales y culturales en su concepción y en su universalidad, y de que la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales constituye una garantía del disfrute de los derechos civiles y
GÓMEZ ISA, Felipe. Sistema africano de Derechos Humanos. Disponible en la Web: http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/63 48 FIDH (The International Federation for Human Rights) 10 KEYS TO UNDERSTAND AND USE THE AFRICAN COURT ON HUMAN AND PEOPLES’ RIGHTS: A user’s guide for victims of human rights violations in Africa and human rights defenders. Disponible en la Web: http://www.fidh.org/IMG/pdf/COUR_AF_ANGLcadre.pdf. P. 15-16.
26
47

políticos”. Como vemos, la Carta Africana opta de una manera clara y decidida por la interdependencia e indivisibilidad de todos los derechos humanos, sin priorizar unos derechos sobre otros. 3. Dedica una especial atención a los derechos de los pueblos: Los derechos colectivos no reciben tal importancia en ningún otro documento internacional de derechos humanos. No puede ignorarse que en el África tradicional, tiene primacía el grupo sobre la persona, pues sólo en la comunidad el individuo cobra un pleno sentido. En África se produce lo que Bello (1985:33)49 ha calificado como un “enfoque global y comunitario a los derechos humanos”, donde los derechos son inseparables de la idea de deberes respecto a la comunidad en la que uno está inserto. 4. La Carta Africana es el texto de derechos humanos en el que se realiza un reconocimiento más significativo de los deberes del individuo. El Preámbulo considera que “el disfrute de los derechos y libertades conlleva el cumplimiento de los deberes de cada uno”. A la par, el artículo 27 señala que “todo individuo tiene deberes respecto a la familia y la sociedad, el Estado, y las demás comunidades legalmente reconocidas y respecto a la comunidad internacional”. El artículo 29 de la Carta Africana50 formula un auténtico catálogo de deberes humanos del individuo, que incluyen: preservar el desarrollo armónico de la familia y trabajar por su respeto, servir a la comunidad nacional, preservar la solidaridad social y la seguridad nacional, trabajar y pagar tributos, preservar los valores culturales africanos, etc. Según Yves Madiot (1998:126)51, el artículo 29 está lleno de riesgos ya que pone a la persona al servicio de la comunidad, lo cual podría justificar todo tipo de opresiones. 5. Según el artículo 5 del Protocolo a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos para la creación de una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, tienen derecho a presentar casos a la Corte Africana: a. La Comisión b. El Estado Parte que había presentado una denuncia ante la Comisión c. El Grupo de Estado contra el cual ha sido la denuncia presentada ante la Comisión

Bello, E. G. (1985), "The African Charter on Human and Peoples' Rights. A legal analysis", RCADI, t. 194, 1985-V. Disponible en la Web: http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/63 50 Fundación Acción Pro Derechos Humanos. CARTA AFRICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS Y DE LOS PUEBLOS. Aprobada el 27 de julio de 1981, durante la XVIII Asamblea de Jefes de Estado y Gobierno de la Organización de la Unidad Africana, reunida en Nairobi, Kenya. Disponible en la Web: http://www.fundacionpdh.org/normativa/normas/africa/CAFDH/1981-CAFDH.htm 51 Madiot, Y. (1998), Considérations sur les droits et les devoirs de l'Homme, Bruylant, Bruselas. Disponible en la Web: http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/63
27

49

d. El Estado Parte cuyo ciudadano es víctima de la violación de los derechos humanos e. Organizaciones Intergubernamentales africanas f. El Tribunal de Justicia pueda dar derecho a relevantes organizaciones no gubernamentales (ONG) con estatus de observador ante la Comisión y a las personas a establecer los casos directamente ante ella, de conformidad con el artículo 3452, que hace referencia a la necesaria rectificación explícita.

Primera sentencia emitida por la Corte Africana: En diciembre de 2009, en el caso de Michelot Yogogombaye contra la República de Senegal, el demandante quería evitar que el Gobierno de Senegal llevara a cabo el juicio contra el ex Jefe de Estado de Chad, Hissene Habre, reconocido como refugiado político en Senegal desde 1990. El Tribunal decidió que no era competente para tratar el asunto ya que Senegal no había formulado la declaración prevista en el artículo 34.6 del Protocolo por la cual los individuos tenían la oportunidad de instituir los casos directamente ante la Corte. Es oportuno destacar que en noviembre de 2009, de los 25 Estados que han ratificado el Protocolo de 1998 (Argelia, Burkina Faso, Burundi, Comoras, Côte d'Ivoire, Gabón, Gambia, Ghana, Kenya, Lesotho, Jamahiriya Árabe Libia, Malawi, Malí, Mauritania, Mauricio, Mozambique, Níger, Nigeria, Rwanda, Senegal, Sudáfrica, Túnez, la República Unida de Tanzania, Togo y Uganda) sólo Burkina Faso había hecho una declaración en virtud del artículo 34.6.

La Unión Africana y las revueltas en los países árabes:
En el Comunicado Final de la 9ª Sesión extraordinaria de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de Pueblos53, celebrada entre el 23 de febrero y el 3 de marzo de 2011 en Banjul (Gambia), la Comisión Africana adoptó una serie de resoluciones entre las que destacan aquellas sobre la Situación de los Derechos Humanos en Egipto y en Libia.

Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Protocolo a la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos relativo a la creación de una Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Disponible en la Web: http://www.achpr.org 53 Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Comunicado Final de la 9ª Sesión extraordinaria de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de Pueblos. Celebrada en Banjul. Accesible en la Web: http://www.achpr.org/english/communiques/9th%20EOS.pdf
28

52

ACHPR/RES.178 (EXT.OS / IX) 2011: RESOLUCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS SITUACIÓN EN TÚNEZ 54 Recordando su mandato de promover y proteger los derechos humanos y derechos en virtud de "pueblos de la Carta Africana de Derechos Humanos y Derechos de los Pueblos (Carta Africana). (…) Teniendo en cuenta las protestas de los ciudadanos tunecinos que condujeron a un proceso de transición política (…) Insta al Gobierno de transición y a todos los actores políticos a que garanticen el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los ciudadanos de Túnez y a que dirijan una política de transición pacífica para la creación de una sociedad democrática cuyas instituciones respondan a las aspiraciones del pueblo de Túnez; Invita a la Unión Africana y la Comunidad Internacional a apoyar la Gobierno de transición y el pueblo de Túnez en la realización de sus objetivos comunes y en su búsqueda de una paz duradera. Done in Banjul, The Gambia, 1st March 2011

ACHPR/RES.179 (EXT.OS / IX) 2011: RESOLUCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS SITUACIÓN EN LA REPÚBLICA ÁRABE DE EGIPTO55 Considerando que la República Árabe de Egipto es una de las Partes de la Carta Africana, y ha se comprometió a la promoción y protección de los derechos humanos y los derechos de los pueblos (…). (…)Reconociendo los derechos de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos del Estado, y a determinar libremente sus dirigentes políticos (…) (…) Exhorta a las autoridades de transición a acelerar la creación de las Instituciones de la República e iniciar las reformas adecuadas, para la realización de una paz sostenible Egipto; Invita a la Unión Africana y la Comunidad Internacional a continuar apoyando todos los esfuerzos desplegados por los activistas de la sociedad civil y política para lograr una verdadera democracia en la República Árabe de Egipto. Done in Banjul, The Gambia, 1st March 2011

2.2) Derechos Humanos en Conflictos Bélicos
Los derechos humanos en los conflictos bélicos son una reivindicación constante en África, donde la lucha armada es aún frecuente en muchas partes del continente. La posibilidad de mantener y asegurar los derechos humanos durante las contiendas trasciende muchas cuestiones políticas, sociales y económicas que siguen asolando el continente. África cuenta con muchos instrumentos internacionales en
Disponible en la Web: http://www.achpr.org/english/resolutions/9EOS_Resolution%20on%20Tunisia%20ENG.pdf [Consulta: 17 de febrero de 2011] 55 Disponible en la Web: http://www.achpr.org/english/resolutions/9eos_Resolution%20on%20EGYPT%20eng.pdf [Consulta: 17 de febrero de 2011]
29
54

vigor para manejar situaciones de riesgo alto, sin embargo no son suficientes. La poca predisposición de muchos actores del mundo occidental para ayudar al continente no ha hecho sino que empeorar la situación. El proceso de descolonización dejó tras de sí una plétora de nuevos estados independientes que no pueden manejarse a sí mismos y a menudo han sido víctimas de sus propios conflictos étnicos. Los conflictos son un tema común entre los distintos miembros de la UA, lo que obliga a establecer una regulación que vaya en consonancia con las teorías tradicionales de los derechos humanos y aún más el derecho internacional contemporáneo sobre esta cuestión. El derecho internacional no prohíbe la guerra pero sí trata de regular la conducta hacia los civiles u otros no combatientes.56 Es por ello que los defensores de derechos humanos, la mayoría procedente de países occidentales, suelen adoptar una posición de imparcialidad en relación a cualquier conflicto para evitar que se legitimen de algún modo. Esto puede hacerse presionando a los gobiernos y responsabilizando a determinados individuos de las violaciones de los derechos humanos. Por otro lado, el objetivo principal de las ONG es generar una cultura mundial de protección de los derechos humanos, la sensibilidad cultural es de gran importancia especialmente cuando hablamos de la disparidad cultural y étnica evidente en los conflictos africanos. Estos conceptos básicos de los derechos humanos, enmarcados generalmente en los ideales occidentales, no ayudan a comprender globalmente la difícil situación que vive África hoy en día ni cómo enfrentarnos a ella. En esencia, la transición de los territorios coloniales hacia un continente independiente no ha sido fácil. Los límites y fronteras artificiales, creadas por la Europa imperialista, juntaron a los diversos grupos étnicos o tribus en ese concepto occidental de ‘Estado-nación’, que en muchos casos no reflejaba la realidad ni tenía capacidad para dar cabida a la diversidad cultural e histórica de la región. Como señala Robbins, “los acuerdos europeos que habían repartido África en los estados prestaban poca atención a las fronteras culturales y étnicas57”. En muchas sociedades estalló el caos por este nuevo orden, el genocidio de Ruanda es solo un ejemplo de ello: gran parte de la animosidad entre los grupos étnicos tutsis y hutus fue fomentada durante décadas por el gobierno belga, que oprimió los hutus y favoreció los tutsis. La división resultante entre los dos grupos fue alimentada durante varios años con desigualdad y odio, proceso que culminó con el genocidio de 1994, uno de los mayores abusos de los derechos humanos de los tiempos modernos. Situaciones similares han sido vividas en Uganda, donde una brutal guerra civil (descrita por algunos como “la peor situación humanitaria en cualquier parte del mundo”58) ha amenazado las regiones del norte del
Lutz, E., Babbit, E., y Hannum, H. ‘Human Rights and Conflict Resolution from the Practitioners’ Perspective’, The Fletcher Forum of International Affairs, Vol. 1, 2003. 57 H. Robbins, R. Global Problems and the Culture of Capitalism. Allyn and Bacon, 2002. 58 BBC, ‘Uganda conflict 'worse than Iraq'’, 10 Noviembre 2003. Disponible en la web: www.news.bbc.co.uk/2/hi/africa/3256929.stm [consulta: 16 de Marzo 2011].
30
56

país durante más de veinte años. Esto ha implicado varias violaciones graves de los derechos humanos, incluidas la mutilación, la violación, la tortura y el uso de niños soldados. La comunidad internacional ha emitido órdenes de detención contra los principales responsables de la guerra civil y los delitos de los que se les acusan incluyen crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y el trato cruel de civiles. Estos crímenes están relacionados con los derechos humanos en los conflictos bélicos y muestran el resultado de una grave falta de efectividad del derecho internacional en este ámbito. Hasta ahora, las órdenes de detención han sido ineficaces. La situación general en África presenta un panorama aún más sombrío que en el pasado. Los conflictos han afectado a muchas partes del continente, como Sierra Leona, la República Democrática del Congo o Somalia. De hecho, en relación a otras regiones del mundo, África tiene el 88% de las muertes en los conflictos en todo el mundo entre 1990 y 2007, como vemos en el siguiente cuadro. Como resultado, más de 9 millones personas se han visto desplazadas. A nivel internacional, la historia de los derechos humanos en relación con la guerra y los conflictos violentos se ha caracterizado por una decidida falta de autoridad y regulación. Hasta la década de 1850 la comunidad internacional en general no se decidió a encontrar una base común en la regulación de las guerras. Algunos de los tratados y convenciones más importantes fueron: • • • Convenio Internacional para el Arreglo Pacífico de Controversias Internacionales (Haya I), aprobado en 1899. Convenio de Ginebra para el mejoramiento de la suerte de los militares heridos o enfermos en las fuerzas armadas (Convenio de la Cruz Roja), 1906 Convenio de Ginebra relativo al trato de los prisioneros de guerra, 1929

Estas ideas se desarrollaron en un sentido más práctico a través de los Juicios de Núremberg en 1946:
“El derecho de la guerra se encuentra no sólo en los tratados, pero, en las costumbres y prácticas de los estados que poco a poco ha obtenido el reconocimiento universal y de los principios generales de la justicia aplicada por los juristas, y practicada por los

31

tribunales militares. Esta ley no es estática, sino por la aplicación continua sigue las necesidades de un mundo cambiante. De hecho, en muchos casos, los tratados no hacen más que expresar y definir para una referencia más precisa los principios del derecho ya existente.”59

Obviamente, los Juicios de Núremberg fueron una respuesta directa a Alemania y sus acciones durante la Segunda Guerra Mundial, los horrores del holocausto. Algunos autores han puesto en entredicho la legitimidad de los procesos dado que se tendió en gran medida hacia una ‘justicia del vencedor’, se trataba más de un ‘acto político’ y no tanto de un ejercicio de derecho internacional.60 Sin embargo, el impacto de la Segunda Guerra Mundial y la posterior Guerra Fría trajo a primer plano las cuestiones de los crímenes de guerra, el terrorismo, el genocidio y las reglas de conducta durante los conflictos. Es por ello que la mayor parte de los más importantes esfuerzos por hacer cumplir los derechos humanos en los conflictos bélicos han llegado en el último medio siglo. E incluso entonces la comunidad internacional sólo ha actuado reconociendo la insuficiencia de la persecución de los crímenes contra los derechos humanos relacionadas con el conflicto desde los años 1980.61 De entonces muchos estadosnación comenzaron a depender más del derecho internacional en el plano humanitario, en relación a: • Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, 1948 • Convenios de Ginebra, 1949 • Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, 1984 Los Convenios de Ginebra, por ejemplo, distinguen entre combatientes y civiles, y esboza cómo deben ser tratados de manera diferente. La expectativa es que los combatientes visten uniformes, portan armas, y protegen a los civiles de ser atacados. Esto implica que los civiles no deben sufrir la destrucción de sus bienes, no deben ser deportados, no deben ser utilizados como rehenes y no deben ser objeto de ultrajes contra la dignidad personal. Por otra parte, los Convenios de Ginebra regulan la conducta en relación con los prisioneros de guerra, que se basa en la idea de que deben ser tratados con humanidad, es decir no ser sometido a tortura, experimentos médicos o científicos, intimidación o exhibición pública y deben estar protegidos contra la violencia.

Caslon Analytics Human Rights. ‘War, terrorism and genocide’. 2007. Disponible en la web: http://www.caslon.com.au/humanrightsprofile7.htm. [consultado el 16 de Marzo 2011]. 60 Overy, R. ‘The Nuremberg trials: international law in the making’. From Nuremberg to The Hague: The Future of International Criminal Justice. Cambridge University Press, 2003. 61 Lutz, E., Babbit, E. y Hannum, H. ‘Human Rights and Conflict Resolution from the Practitioners’ Perspective’, The Fletcher Forum of International Affairs, 2003.
32

59

La siguiente pieza más importante del derecho internacional sería, sin duda, la Convención sobre Genocidio. Adoptada en 1948, entró en vigor en 1951. Esta convención ha ganado mucho reconocimiento internacional a lo largo de su existencia por su definición específica de genocidio y el hecho que tiene la condición de Ius cogens.62 Esta legitimidad se ha visto de primera mano en los conflictos africanos, cuando Jean Paul Akayesu se convierte en la primera persona en ser procesada por la Convención debido a su implicación en el genocidio de Ruanda. Sin embargo, hay algunos que también sostienen las debilidades de la convención. La crisis de Darfur, que estalló en 2003, se convirtió rápidamente en una importante situación de protección de los derechos humanos y planteó preguntas sobre cómo la Convención sobre Genocidio se aplicaría. EEUU ha admitido que el genocidio ha supuesto la limpieza étnica de una gran población musulmana por parte del gobierno de Sudán, mientras que la ONU sostiene que existe una decidida falta de ‘intención de cometer genocidio’ por parte de los autores.63 Sudán, que es signatario de la Convención sobre Genocidio, aún no ha hecho frente a ninguna sanción por el conflicto, y su presidente, Omar al-Bashir, más recientemente ha tenido el cargo de genocidio retirado de su orden de detención internacional. Si bien esto es una bofetada en la cara a la comunidad internacional y su insistencia en la legitimidad del derecho internacional, se ha señalado que ‘sería muy difícil condenar el presidente Bashir por genocidio’,64 hasta la Unión Africana ha condenado los cargos y la orden.65 La dificultad para África, entonces, es adaptarse al derecho internacional en un continente tan disperso y devastado por la guerra. En términos generales, la Unión Africana, como representante de los deseos colectivos del continente determina esta cuestión a través de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, cuya existencia establece la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Mientras que la Carta contiene responsabilidades muy amplias, así como los deberes y derechos en materia de derechos humanos, contiene pocos detalles acerca de la conducta y los derechos durante los conflictos bélicos. Lo que sí incluye es lo siguiente: • Todos los ciudadanos pueden circular libremente en su propio país, este derecho sólo está limitado en tiempo de guerra, cuando las autoridades pueden prohibir temporalmente a la gente salir de sus lugares de origen, por ejemplo. (artículo 12)

Jongsok Oh, ‘The Prosecutor’s Dilemma- Strengths and Flaws of the Genocide Convention’, Murdoch University Electronic Journal of Law, Vol. 10 No. 3, Septiembre 2003. 63 CBC News, ‘Sudan's mass killings not genocide: UN report’. 1 Febrero 2005. Disponible en: http://www.cbc.ca/world/story/2005/02/01/newdarfur-report050201.html [Consultado en marzo de 2011] 64 de WAAL, A. ‘Bashir Public Application Critique’, Social Sciences Research Council, 2009. 65 Daily Nation, ‘After Bashir warrant, Sudan united in protest’ 5 Marzo 2009. Disponible en: http://www.nation.co.ke/News/africa/-/1066/542156/-/item/1/-/io2xh7/-/index.html [consultado en Marzo 2011]
33

62

Todos los pueblos tendrán derecho ala paz y a la seguridad nacional e internacional. Todos los pueblos tendrán derecho a un entorno general satisfactorio favorable a su desarrollo. (Artículos 23 y 24).66

Estos derechos más específicos complementan lo que ya ha sido ampliamente definido por el derecho internacional, mencionado anteriormente en la Convención de Ginebra. Sin embargo, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos el ha sida la encargada del trabajo práctico en este ámbito. La Comisión se reúne dos veces al año, actúa de forma cuasi-judicial en la promoción y protección de los derechos humanos, y también examina las denuncias de violaciones de la Carta. A través de estas disposiciones se ha determinado que: • Las violaciones en tiempos de conflicto son crímenes contra la humanidad y el derecho humanitario internacional, que las puede clasificar como un acto de genocidio La Unión Africana debe hacer más para promover el derecho internacional humanitario sobre la protección de los civiles durante los conflictos armados, en particular las mujeres, los niños y los refugiados. Todos los Estados miembro deben ratificar todos los instrumentos de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, y entrenar y fomentar entre su población civil los principios de derechos humanos, como medidas a largo plazo para prevenir las atrocidades y graves violaciones de los derechos humanos Los conflictos en Sudán, Chad, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia y Uganda han sufrido las peores violaciones de los derechos humanos durante sus respectivos conflictos67.

Además de esto existe la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, que realiza juicios prácticos sobre el cumplimiento de los estados miembros de la UA de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Sin embargo, como ya se mencionó, la Carta contiene pocas disposiciones respecto a la conducta durante los conflictos bélicos y la protección de los civiles, por lo que tiene muy pocas competencias en este campo. En cambio, se basan en el derecho internacional ya establecido, aunque no todos los Estados miembros lo hayan ratificado. Organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional han pedido que la Unión Africana amplíe la jurisdicción de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos para incluir los crímenes de derecho internacional como el genocidio, los
Amnesty International, ‘A Guide to the African Charter on Human and Peoples' Rights’, Disponible en: www.amnestyusa.org/document.php?lang=e&id=ENGIOR630052006. [consulta: 6 de Marzo de 2011] 67 African Commission on Human and Peoples’ Rights. ‘Special Rapporteur on Refugees, Asylum Seekers, Migrants and Internally Displaced Persons in Africa’. 15 Noviembre 2006. Disponible en: www.achpr.org/english/_info/rdp_intersess_40.html [consulta: 16 de Marzo 2011]
34
66

crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra68. Sin embargo, heredar una jurisdicción penal tan significativa tendría por supuesto un coste enorme para la Unión Africana y sus Estados miembro, especialmente teniendo en cuenta la prevalencia de los conflictos en el continente. Es evidente que no existe una solución fácil para lo que es un problema para la Unión Africana y el continente. Los efectos del colonialismo se mantienen a pesar de los 50 años que han transcurrido desde la descolonización, sumándose a la mala administración de la retirada de las potencias europeas en primer lugar. Numerosos conflictos civiles y transfronterizos dan fe de ello. Es complicado afirmar que la Unión Africana no ha sido eficaz pues se ha basado en el campeón de la cooperación regional: la Unión Europea, pero sin la homogeneidad cultural de Europa occidental y con un presupuesto drásticamente menor para el desarrollo. Además hay que añadir esto la renuncia de muchos Estados miembros a participar en un organismo que esencialmente pone los intereses regionales por encima de los del estado-nación, y no es difícil determinar que la Unión Africana tiene un largo camino por recorrer. La implantación de un sistema eficaz de protección de los derechos humanos es sólo una parte del desafío, y sobre todo en lo relacionado específicamente a los conflictos bélicos. La Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos sólo es eficaz en la medida en que el derecho humanitario internacional lo es, y mientras muchos estadosnación en África no quieran cumplir las condiciones de un derecho que es efectivamente difícilmente inaplicable, la Comisión Africana y la Corte Africana tendrán dificultades para hacer cumplir algo significativo. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional en general (es decir, con influencias sobre todo occidental), ha hecho mucho para promover las ideas de los derechos humanos durante los conflictos bélicos. Y si bien la gravedad, frecuencia y brutalidad de los conflictos en la mayor parte del mundo se ha reducido en este tiempo, en África no. La verdad es que África se ha quedado atrás a la hora de cumplir estos ideales efectivamente occidental, tanto por la atención internacional como por el reconocimiento en la gestión de conflictos.

2.3) DERECHOS HUMANOS E INFANCIA
En la lucha por los derechos de la Infancia hay una serie de fechas históricas entre las que destacan, en 1919, la creación por parte de la Sociedad de Naciones del Comité de Protección de la Infancia, según el cual los Estados ya no eran los únicos
ReliefWeb, ‘African Union: Address human rights violations in conflicts’. 29 Enero 2011. Disponible en: www.reliefweb.int/rw/rwb.nsf/db900sid/MGAE-829FMR?OpenDocument. [consulta: 15 de Marzo 2011]
68

35

soberanos en materia de Derechos del Niño, lo que suponía un gran avance a nivel de derecho internacional. En 1924 la misma Sociedad de Naciones adopta en Ginebra la Declaración sobre los Derechos del Niño. Posteriormente, en 1946, se crea el Fondo de Emergencia para la Infancia de la ONU: UNICEF. Tras la creación de la ONU, el 20 de noviembre 1959 la Asamblea General adopta unánimemente La Declaración de los Derechos del Niño, que sin embargo no es de obligatorio cumplimiento para los países. A lo largo del s. XX se va avanzando en la protección de la infancia nivel internacional; pero no es hasta el 11 de julio de 1990 cuando se aprueba el primero tratado69 sobre los derechos de los niños en África. Este fue creado por la OUA y se denominó “Carta Africana sobre los derechos y el bienestar del niño”. Sin embargo no entró en funcionamiento hasta el 29 de noviembre de 1999, cuando fue firmada por el número mínimo de países requeridos. Con el nacimiento de la Unión Africana, este documento se incorpora a la propia legislación del organismo. El pasado año no todos los miembros de la UA habían ratificado todavía la Carta70, los que aún faltaban eran: la República Centroafricana, Yibuti, la República Democrática del Congo, Somalia, Santo Tomé y Príncipe, la R.A.S.D., Suazilandia y Túnez. La existencia de un documento que regule los derechos de la infancia es esencial en un continente como el africano, que en 2008 tenía un 42% de población menor de 15 años71. La Carta está organizada en un preámbulo (que recoge los antecedentes y objetivos del tratado) y tres capítulos divididos en 48 artículos. El primero capítulo trata sobre los derechos y bienestar del niño, el segundo sobre el mandato y el procedimiento del comité y el último incluye varias disposiciones adicionales. Este documento recoge y amplía los principios de la Declaración de los derechos del niño de 1924. En los primeros artículos se incluye la definición de niño, “todo ser humano menor de 18 años”, las obligaciones de los Estados con los niños, la libertad de expresión, religión, asociación… Según avanzamos en el análisis de la Carta aparecen artículos más específicos, como las adopciones o las situaciones de separación de los padres. Entre los artículos más importantes destacan: • Art. 11. Educación. • Art. 14. Salud y servicios médicos. • Art. 21. Protección contra prácticas sociales y culturales perjudiciales.
Amnistía Internacional. LA CARTA AFRICANA SOBRE LOS DERECHOS Y BIENESTAR DEL NIÑO: UN PASO POSITIVO PARA GARANTIZAR LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS AFRICANOS. 1999. Disponible en la web: http://www.amnesty.org/es/library/asset/IOR63/006/1999/es/8e8ffd72-dfec-11dd-82c9a1d1b98af6ef/ior630061999es.html [Consulta: 22 de marzo de 2011] 70 Unión Africana. Lista de países que han ratificado la “Carta Africana de la derechos y el bienestar del niño”. 1 de marzo de 2010. Disponible en la web: http://www.africaunion.org/root/au/Documents/Treaties/List/African%20Charter%20on%20the%20Rights%20and%20We lfare%20of%20the%20Child.pdf [Consulta : 23 de marzo de 2011] 71 Organización Mundial de la Salud. Estadísticas Sanitarias Mundiales, 2010. P. 166
69

36

El art. 11 reconoce el derecho de todos los niños y niñas africanos a recibir una educación y los Estados Parte de la Carta se comprometen a adoptar “todas aquellas medidas adecuadas para conseguir la plena realización de este derecho”. Entre las que se encuentran las siguientes:
Proporcionar educación básica gratuita y obligatoria; Fomentar el desarrollo de la educación secundaria en sus diferentes formas y hacerla progresivamente gratuita y accesible par todos; Hacer la educación superior accesible a todos, sobre la base de la capacidad y la habilidad, por cuantos medios sean apropiados; Adoptar medidas para fomentar la asistencia regular a la escuela y reducir la tasa de abandono escolar; Tomar medidas especiales respecto a las niñas, a los niños con talento y a los niños en desventaja, para igualar el acceso a la educación de todos los sectores de la comunidad.

Pese a las buenas intenciones de estas medidas, no todos los Estados firmantes han llevado a cabo un esfuerzo real por hacerlas efectivas en la práctica. Según datos del Instituto de estadística de la UNESCO72, desde la firma de la Carta en 1990 y su entrada en vigor en 1999 hasta la actualidad, el gasto en educación (% del PIB) en la mayoría de estos países se han mantenido o incluso ha bajado. Este es el caso de Angola, Benín, Camerún o la República Centroafricana, que en 2007 poseía una de las tasas más bajas de inversión (1.3% del total del PIB del país). Sin embargo en otros países la evolución ha sido favorable, como el caso de Lesoto que en 1990 dedicaba un 6% del PIB (por entonces uno de los más altos del continente), una década después ascendía hasta 11.4% y en 2005 logra su máximo al invertir el 14.2% del PIB en educación. En cualquier caso, es difícil establecer una correcta comparativa ya que no siempre disponemos de los datos de cada país y en cada periodo. Por otro lado los datos muestran una variación porcentual de las inversiones muy irregular, lo que sin duda afecta de forma negativa a los recursos educativos de estos países. El art. 14, sobre salud y servicios médicos, recoge que “todo niño tiene derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud física, mental y espiritual” y para ello los Estados firmantes se comprometen a “conseguir la plena aplicación de este derecho” mediante la adopción de las siguientes medidas:
reducir las tasas de mortalidad infantil; asegurar la prestación de la asistencia médica y la atención sanitaria necesarias a todos los niños, haciendo hincapié en el desarrollo de la atención primaria de la salud; garantizar el suministro de alimentos nutritivos adecuados y de agua potable; combatir la enfermedad y la malnutrición en el marco de la atención primaria de la salud, mediante la aplicación de la tecnología adecuada;

72

Anexo 2: Indicadores Internacionales de Desarrollo Humano, Gasto en educación (% del PIB). ONU

37

-

-

-

garantizar atención sanitaria apropiada a las mujeres embarazadas y las que amamantan a sus hijos; desarrollar la atención preventiva de la salud, la educación de la familia y la dotación de servicios; integrar los programas de servicios básicos de la salud en los planes de desarrollo nacional; asegurar que todos los sectores de la sociedad, y en particular los padres, los hijos, los líderes y los trabajadores de la comunidad, sean informados sobre los principios básicos de la salud y la nutrición infantil, sobre las ventajas de la lactancia materna, la higiene y el saneamiento, y sobre la prevención de accidentes domésticos o de otra clase, y que reciban apoyo en la aplicación de dichos conocimientos; garantizar la participación activa de organizaciones no gubernamentales, de comunidades locales y de la población beneficiaria de la planificación y la gestión de los programas de servicios básicos para niños; apoyar, con medios técnicos y económicos, la movilización de los recursos de la comunidad destinada al desarrollo de los servicios de atención primaria de la salud para los niños.

Al igual que sucedía con la educación, el esfuerzo gubernamental para mejorar los recursos sanitarios en la infancia no siempre ha sido suficiente. En muchas ocasiones, la labor de las ONG internacionales y regionales en África es esencial tanto en la promoción de la salud como en la de la educación. Según datos del bando Mundial73, la variación porcentual del gasto sanitario en relación con el PIB de estos países se mantiene estable en niveles muy bajos, aunque destaca la diferencia de inversión entre los distintos países de la Unión Africana. En este caso, Guinea es el país que menos invierte en salud, sólo un 0,6% en 2007.

73

Anexo 2: Indicadores Internacionales de Desarrollo Humano, Gasto público en salud (% del PIB). ONU

38

La primera medida que aparece en este art. 14 es la reducción de las tasas de mortalidad infantil, en la mayoría de países se ha producido un ligero descenso, según el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (referido a la Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años por cada 1.000 nacidos vivos). Aunque podemos observar subidas repentinas en determinados años y países, como por ejemplo en Yibuti que se pasó de los 99 fallecimientos en 2005 a 127 dos años después; o en Guinea Ecuatorial que se pasó de 155 a 206 en el mismo periodo. La sequía, los desastres naturales o los conflictos armados suelen estar detrás de estas inesperadas variaciones. En la actualidad, países como Mauricia o Seychelles tienen las tasas más bajas de mortalidad infantil, aunque también hay que destacar que son los países menos poblados. La tabla inferior muestra la tasa anual media de disminución (%) de la mortalidad de menores de 5 años entre el periodo de 1990-1999 y de 20002008 en las distintas regiones del mundo. Como vemos en ambos periodos, África se sitúa por debajo de la media mundial en los dos periodos y además es la última en el primero y la penúltima en el segundo. En el art. 21, referido a la protección contra prácticas sociales y culturales perjudiciales, los Estado se comprometen a adoptar “las medidas apropiadas para eliminar las prácticas sociales y culturales perjudiciales que afecten el bienestar, la dignidad, el desarrollo normal y el crecimiento del niño”. Entre ellas destacan
aquellas costumbres y prácticas perjudiciales para la salud y la vida del niño; aquellas costumbres y prácticas discriminatorias para el niño por razones de sexo o de otra índole.

Además, se prohíbe el matrimonio infantil y los compromisos matrimoniales de niños y niñas. Para ello se tomarán medidas efectivas, incluso legislativas, que fijen la edad mínima para contraer matrimonio en dieciocho años y establezcan la obligatoriedad de la inscripción de todos los matrimonios en un registro oficial.

2.4) DERECHOS HUMANOS Y MUJER
El continente africano, y por tanto los países de UA, tienen una mala reputación en cuanto al trato hacia las mujeres. Según el estudio “The Global Gender Gap74” del 2010, Lesoto (8) y Sudáfrica (12) se encuentran entre los mejores países del mundo en igualdad. En el lado opuesto, Costa del Marfil (130) y Mali (131) se sitúan entre los peores. El siguiente gráfico, correspondiente al “Ibrahim Index of African Governance
HAUSMANN, R., D. TYSON, L. y ZAHIDI, S. “The Global Gender Gap Report”. Committed to improving the state of the world. World Economic Forum, Suiza, 2010.
74

39

Summary”, clasifica los países mejor y peor considerados en cuanto a la igualdad de género. El índice Ibrahim coincide con el “The Global Gender Gap” en que Sudáfrica es el mejor valorado, junto con otros Estados situados al este y sur de África. Los peor considerados se sitúan al oeste. Los conflictos armados, la inestabilidad política y tradiciones antiguas contribuyen hacía al impacto negativo sobre las mujeres. La prevalencia del VIH en las mujeres, el acceso a la educación o la falta de libertad sexual son algunos de los principales problemas de las mujeres africanas en la actualidad. La violencia contra la mujer, su incapacidad para negociar relaciones sexuales seguras y para rechazar las no deseadas están estrechamente relacionadas con el elevado número de nuevas infecciones de VIH/SIDA. En 2006, de los 23 millones de adultos con VIH/SIDA del África subsahariana el 57% eran mujeres, además las jóvenes con edades comprendidas entre 15 y 24 años tienen tres veces más probabilidades de infectarse con el virus75. El aumento de casos de VIH/SIDA está vinculado con las zonas de conflictos armados. Durante el genocidio de Ruanda, UNICEF estimó que 250.000 mujeres fueron violadas y aproximadamente el 70% de las que sobrevivieron fueron infectadas i con VIH76.

El articulo 4.1 del Acta Constituya de UA consagra el principio de igualdad de generó y en el articulo 18 de la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de Los Pueblos se recoge la protección contra la discriminación para mujeres. Además, casi todos los países de África han ratificado La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1979) por la que los Estados tienen la obligación de trabajar para eliminar la discriminación y promover la igualdad. La siguiente lista muestra los documentos legislativos más importantes que han sido adoptados por La Unión África.

75

Houghton, I. “Reviewing the Protocol on the Rights of Women in Africa”. Pambazuka News.

40

TRATADOS REGIONALES

Año de Adopción

Entrada en vigor 1986 2005

Carta Africana sobre Derechos Humanos y 1981 de Los Pueblos Protocolo sobre los Derechos de la Mujeres 2003 Africanas (Protocolo Maputo)

DOCUMENTOS GLOBALES

Año de Adopción

Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de 1979 Discriminación contra la Mujer Protocolo Facultativo de la Convención sobre la Eliminación de 1999 Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer Declaración de El Cairo para la eliminación de la MGF 1952 2003

El Protocolo Maputo El Protocolo más importante sobre los Derechos de la Mujeres Africanas en la UA se adoptó en 2003 y entró en vigor en 2005 tras realizarse hasta 15 ratificaciones. En total, 28 Estados africanos han ratificado el Protocolo, Uganda es el más reciente tras firmarlo en Julio 2010. De todos los miembros de la UA, sólo Botswana, Egipto, Eritrea y Túnez aún no lo han firmado ni ratificado. En algunos casos, la cláusula de matrimonio constituye un factor el desacuerdo entre ellos. Con el eslogan “Desarrollado por Africanos, para Africanos”, tiene 32 artículos que cubren asuntos sociales, culturales, económicos, legales y políticos. Se trata de un documento jurídicamente obligatorio y es el primer instrumento de derecho internacional que consagran expresamente los derechos sexuales y reproductivos de la mujer (por ejemplo el aborto en caso de violación o incesto o de peligro para la madre, en el artículo 14), así como la prohibición de la mutilación genital femenina (artículo 5), también ha prohibido otras tradiciones fuera de la ley (como herencia de las viudas y los matrimonios infantiles). El artículo9 obliga a los Estados a adoptar medidas positivas específicas para promoverla participación igualitaria de las mujeres en todos los niveles de toma de decisiones. Además proporciona a las mujeres el derecho a la protección contra las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH/SIDA (también en el artículo 14). A continuación presentamos algunos datos que sirven para definir la situación general de las mujeres en los distintos países de África, aunque hay que tener en cuenta que las condiciones cambio de unos Estados a otros según el aspecto en que nos centremos. Por ejemplo, respecto al derecho al aborto encontramos el caso de

41

Zambia, donde las mujeres que tratan de realizar un aborto quirúrgico necesitan un panel de hasta tres médicos que coincidan en que la salud de la madre está en peligro. Si la salud de la madre no está en peligro, la legislación no suministra el tratamiento, incluso en los casos de violación o incesto, según denuncia Intermón Oxfam. En cuanto a estos casos de abusos sexuales y violación la situación no es más halagüeña. En un centro para mujeres en Nigeria, el 15% de las pacientes que requieren tratamiento para enfermedades por transmisión sexual eran menores de 5 años, y otro 6% entre 6 y 15 años. Según Médicos por los Derechos Humanos, el 50% de todas las mujeres en Sierra Leona fueron víctimas de violencia sexual, incluida la violación, la tortura y la esclavitud sexual. En Sudáfrica, uno de cada cuatro hombres afirma haber mantenido relaciones sexuales con una mujer contra su consentimiento cuando tenía menos de 18 años de edad. En muchas ocasiones el abuso sexual de niñas lo realizan miembros de la propia familia, pero no se menciona. El uso de violación como arma de guerra es común en África, particularmente en zonas de conflictos armados, como Ruanda, Darfur y El Congo. Este último país sufrió un episodio de violaciones masivas el año pasado. En febrero de 2011 el Comandante del ejercito congolés Kibibi Mutware fue acusado de organizar e incluso participar en la violación de 12 chicas – como una venganza por el asesinato de su soldado en un bar77. Más preocupante resulta el abuso sexual de niñas por fuerzas de paz en la República Democrática del Congo ocurrido en 2005. Por otro lado encontramos la ablación o mutilación genital femenina (MGF), que en la actualidad tiene un prevalencia en al menos 28 países. La práctica está vinculada a la restricción de la sexualidad femenina, los ritos de paso de niña a mujer y el matrimonio. En algunas comunidades, las niñas que no han sufrido la mutilación genital se consideran incapaces o inútiles para el matrimonio. El cuadro de la derecha muestra el porcentaje de ablaciones que realizaron en África a mujeres de entre 15 y 40 años durante el periodo entre 1998 y 2003, discriminando los urbanos y los de las zonas rurales. Todos los países de la lista forman parte de la UA. Otras prácticas tradicionales nocivas serían: • Prueba de la virginidad • El denominado 'sexo seco': consiste en la desecación de la vagina a través de sustancias químicas para favorecer el placer del hombre durante las relaciones sexuales. Esto aumenta la vulnerabilidad a las lesiones durante las

77

(BBC World News Februrary 2011)
42

• •

mismas y posteriormente la aparición de diversas enfermedades. El secuestro o el matrimonio forzado. La práctica de la ukungena: se trata de hacerse cargo de una viuda por un pariente masculino del marido fallecido sin el consentimiento de esta.

En cuanto a la educación y la participación política de las mujeres también hay muchas diferencias entre países. Las tasas de alfabetización de las mujeres han mejorado mucho en los últimos años, según el “Global Gender Gap Index 2010” Lesoto y Sudáfrica aparecen entre los 10 mejores países para la igualdad de oportunidades y la alfabetización femenina en el mundo. Sin embargo, al el mismo tiempo Túnez se encuentra entre los peores y sigue habiendo un porcentaje desproporcionado de mujeres analfabetas en todos los países africanos. Por otro lado, siete Estados africanos (entre ellos Ruanda, Sudáfrica y Mozambique) están entre los veinticinco primeros países en el mundo en términos de participación de las mujeres en el Parlamento. A pesar de ello, las mujeres en general siguen estando excluidas en la política formal y su participan es muy desigual en otros procesos de toma de decisiones en la sociedad78. El 84% de las mujeres trabajadoras se encuentran en empleos del sector informal que no ofrecen ninguna protección o beneficios. La eficacia de la CEDAW (Comité para la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres, en sus siglas en inglés) se ha puesta en duda ya que se percibe como un proyecto de derechos de la mujer desarrollado a través de las percepciones occidentales y no es por tanto efectivo para la protección de las mujeres en situaciones particulares de África, según afirma la ONG internacional Oxfam.

Acciones concretas: La década de las mujeres 2010-2020
La prevalencia del Protocolo de Maputo ha tenido poco impacto y en su primer su año de aplicación mucha gente ni siquiera sabía de su existencia, incluyendo los medios de comunicación La asimilación del Protocolo y, por tanto derechos de la mujer en la sociedad, sigue siendo problemática. Las acciones de la UA contra esta realidad son positivas, entre ellas se incluyen: • Campaña para Reducir la Mortalidad Materna en África (CARMMA): el objetivo era acelerar la disponibilidad, el acceso a todo el mundo y el uso de los servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva, así como para la reducción de la mortalidad infantil. Diez países han lanzado sus propias campañas nacionales, (como Chad, Ghana, Etiopía, Mozambique, Malawi, Namibia, Nigeria o Ruanda). En Sierra Leona, en la actualidad uno de los lugares más peligrosos del mundo para quedar embarazada, está previsto que todos los tratamientos médicos y medicinas para las mujeres embarazadas, madres lactantes y niños menores de 5 años sean gratuitos en todos los centros de salud públicos. Se espera que la medida cubra a alrededor de 250.000 mujeres y un millón de niños.

78

Disponible en la web: http://www.ipu.org/wmn-e/classif.htm [Consulta: 10 de marzo de 2011]
43

Africa Unite: se trata de una campaña contra violencia de género basada en la iniciativa "Unite" de las Naciones Unidas. Se Inició en enero de 2010 y busca el cese de la violencia contra las mujeres y las niñas mediante una mejor aplicación de las leyes y un enfoque activo de la protección79.

La Unión África declaró en 2010 el comienzo de “La década de las mujeres”. El tema de esta iniciativa es “un enfoque por la igualdad de género y el aumento de influencia de la mujer”.80 Los 10 temas de la década son: 1. La lucha contra la pobreza mediante la promoción de la autonomía económica de la mujer y el espíritu empresarial 2. La agricultura y la seguridad alimentaria 3. E Control de la mortalidad materna y el VIH/SIDA 4. Educación, Ciencia y Tecnología 5. Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible 6. Paz, seguridad y violencia contra la Mujer 7. La política y la protección jurídica 8. Finanzas y presupuestos de género 9. Mujeres en la posición de la toma de decisiones 10. Movimientos de las mujeres jóvenes El 21 de diciembre 2009 se aprobó en Banjul la ruta por la década, que incluye: 1. Proporcionar la asignación de recursos suficientes para los programas y actividades durante el Decenio. 2. Reforzar y salvaguardar las ganancias de las mujeres. 3. Ampliación y creación de fondos para la igualdad de género y programas de capacitación. 4. Refuerzo de los puntos de referencia y un mecanismo para garantizar la aplicación de las decisiones adoptadas en relación con el Decenio. 5. La creación de capacidades y elaboración de datos e indicadores adecuados para medir los resultados de décadas. 6. Garantizar la aplicación práctica del principio de paridad de género. 7. Aplicación de todos los documentos normativos aprobados (como el SDGEA, el Protocolo dela Unión Africana sobre la Mujer y la CEDAW). 8. Alentar a los socios a complementar el compromiso regional de género. 9. Promover una rápida aplicación de la Política de Género de la UA.

2.5) DERECHOS HUMANOS Y MINORÍAS
En África existen un sin número de minorías étnicas y religiosas que viven en los márgenes de la sociedad. Sus características físicas específicas y sus diversas formas de vida han sido utilizadas para identificarlas y como excusa que justificara un tratamiento
Página web oficial de la iniciativa “”Africa United”. Disponible en la web: http://www.unfpa.org/public/cache/offonce/news/pid/5479 [Consulta: 9 de marzo de 2011] 80 Página web oficial de “La década de las mujeres”. Disponible en: http://www.africanwomendecade.org/ [Consulta: 10 de marzo de 2011]
44
79

social inferior y el abandono total de sus necesidades. La marginación de las comunidades minoritarias se ha caracterizado por la violación de sus derechos, incluidos los civiles y políticos, así como los derechos económicos, sociales y culturales. El indicio más visible de la marginación ha sido la pobreza atroz que se extiende muy frecuentemente entre estas comunidades, a menudo a causa de la falta de tierras. Si bien la jurisdicción interna de cada país cuenta con mecanismos para la protección de los derechos humanos, estos no han sido de ningún provecho para las comunidades minoritarias dada su precaria situación y su incapacidad para acceder a los mismos. Es en este contexto cuando los mecanismos regionales africanos e internacionales se vuelven relevantes81. Hoy día la discriminación racial es el problema de derechos humanos que más se plantea para las minorías. El enfoque inicial de la atención internacional al respecto se centró en la segregación racial en Sudáfrica a través del apartheid, una práctica que acabó en 1994. No obstante, la lucha contra el odio racial y étnico continuó a lo largo de la década de los 90 tras los peores conflictos étnicos visto por el mundo en los Balcanes y la región de los grandes lagos en África. Hay varias formas de discriminación racial: desde las más brutales formas de racismo institucional como genocidio y apartheid, hasta formas más sutiles por la cuales ciertos grupos se encuentran privados del pleno disfrute de los mismos derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales que los demás miembros de la sociedad. La Unidad de Respuesta Rápida de la Policía de Uganda, por ejemplo, con frecuencia opera al margen de la ley, llevando a cabo torturas, extorsiones y, en algunos casos, asesinatos extrajudiciales, según señala Human Rights Watch en un informe emitido en 2011. “Las autoridades ugandesas deben iniciar con urgencia una investigación independiente sobre la conducta y actividades de la unidad, y exigir que cualquiera que sea responsable de violaciones de los derechos humanos rinda cuentas ante la justicia”, afirmó la organización82. El sistema africano de derechos humanos en África ha mejorado bastante en los últimos años como lo demuestra el creciente uso de la Carta Africana y el establecimiento de la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Del mismo modo, el sistema internacional, anunciado por las Naciones Unidas, ha surtido efecto gracias al flujo de la información facilitada por las fuerzas de la globalización, logrando afirmar su pertinencia y atrayendo la participación de la sociedad civil. Por otro lado, existen derechos de minorías raciales y étnicas que están protegidos por derechos internacionales, como por ejemplo: - Derecho a la protección contra el odio, la discriminación racial y la violencia. - Derecho a igual protección de la ley sin distinción alguna por motivos de raza u origen étnico. - El derecho al pleno disfrute por minorías de su propia cultura, idioma y religión. - El derecho al goce de las medidas positivas puestas en marcha por el estado para promover la armonía racial y los derechos de minorías.
Minority Rights Group International (MRG), ‘Strengthening the capacity of African minorities and indigenous peoples to advocate for the implementation of African regional and international standards’. CSCF 343, 2009. 82 Human Rights Watch, ‘Uganda: Unidad policial acusada de tortura, extorsión y asesinatos, 2011.
45
81

- El derecho de asilo debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a determinado grupo social. Derecho al recurso judicial.83 La limitación es que las comunidades minoritarias ignoran, en gran parte, la existencia de estos mecanismos. Y aunque algunas de las ONG que trabajan con estas minorías puedan tener conocimiento de los mecanismos, no tienen la capacidad ni conocimientos técnicos ni recursos para usarlos y otras directamente desconocen las normas regionales e internacionales. No obstante, existen otras iniciativas cuyos propósitos son hacer respetar estos derechos: el Proyecto Derechos Minoritarios, por ejemplo, fue concebido y diseñado con el objetivo de permitir a las minorías en África desafiar la desigualdad y la discriminación y mejorar la realización efectiva de sus derechos civiles y políticos, así como los derechos económicos, sociales y culturales84. El propósito era permitir a las minorías de 20 países africanos que exigieran sus derechos mejorando el uso de las normas jurídicas africanas e internacionales. La violación de los derechos de las minorías se ha mantenido principalmente por la ignorancia de las comunidades minoritarias de sus derechos y la imposibilidad de acceder a los mecanismos nacionales e internacionales de protección de los derechos humanos. Uno de los propósitos fundamentales de derechos humanos es el reconocimiento que los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Una violación evidente de este principio es la discriminación y la persecución por motivos de raza y origen étnico. Desafortunadamente, aunque la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (1981) en su artículo 18 enfatiza que todos tienen el derecho a gozar de los derechos que aparecen en la misma sin discriminación por motivo de raza o grupo étnico, este propósito todavía no ha sido logrado. El Diccionario Collins define el concepto de raza como "grupo de personas de linaje común, distinguidos de otros por características físicas como el tipo de cabello, el color de ojos y piel, estatura etc." y etnia como "relacionado a, o característica de, un grupo de personas que comparten rasgos raciales, religiosos, lingüísticos etc.". Aquí se encuentra el problema, pues en derecho internacional el término raza se utiliza generalmente en un sentido más amplio que desdibuja otras distinciones entre grupos de personas basadas en religión, étnica, agrupación social, lenguaje y cultura. Por otra parte, a veces se usa el término "étnica" para abarcar grupos que tal vez no forman parte de distintos grupos raciales y biológicos, como por ejemplo sistemas de casta en la India y Japón. La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (artículo 1) no define "raza" pero sí define "discriminación racial" como "toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública". Étnica está explícitamente incluida bajo esta definición por el término "raza". Se refiere a raza en
83 84

Naik, A. ‘The Rights of Ethnic and Racial Minorities’, Human Rights Education Associates, 2003. The Charter of Human Responsibilities, ‘La Carta y la Unión Africana’, Enero 7, 2005.
46

la mayoría de los tratados de derechos humanos y no se usa la terminología "pertenencia étnica/étnica".85 Aquí se encuentra un vació legislativo que se tiene que llenar.

Somos conscientes de que la violación de los derechos humanos en África es una constante que se repite en todos los ámbitos y en todos los países cada día. Por ello no hemos podido abarcar los diversos casos que se suceden en el continente y nos hemos dejado en el tintero casos como la utilización de niños soldados en la segunda guerra de la República Democrática del Congo a principios de esta década o la situación que viven los homosexuales o las personas con discapacidad. Consideramos que cada uno de estos colectivos merecería un análisis en profundidad que sirva para describir su posición en la actualidad y sus soluciones para el futuro.

85

Naik, A 2003, ‘The Rights of Ethnic and Racial Minorities’, Human Rights Education Associates
47

Anexo 1: Características Generales de los Estados Miembro de la Unión Africana

48

49

50

Anexo 2: Indicadores Internacionales de Desarrollo Humano

Argelia Gasto en educación (% del PIB) (%) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 Gasto público en salud (% del PIB) 1990 2000 2005 2006 2007 Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años (por cada 1.000 nacidos vivos) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 .. .. .. .. .. 4.3 .. .. 2.7 3.5 3.6 64 48 44 .. 37 41

Angola 3.9 2.6 2.6 2.6 .. .. .. .. 1.6 2.3 2 260 239 227 .. 158 220

Benín .. 3.1 .. 3.9 3.6 .. .. .. 2.4 2.4 2.5 184 144 129 .. 123 121

Botsuana 5.8 .. 9.7 .. 8.1 .. .. .. 5.7 4.5 4.3 50 81 36 .. 40 31

Burkina Faso 2.4 .. 4.5 4.5 4.6 .. .. .. 4 3.6 3.4 201 188 176 .. 191 169

Burundi 3.4 3.2 5.1 .. .. 7.2 .. .. 4 5.1 5.2 189 178 171 .. 180 168

Camerún 3.3 1.9 3.1 3.3 3.3 2.9 .. .. 1.2 1.2 1.3 149 147 138 .. 148 131

Cabo Verde 3.6 .. .. 6 5.7 5.7 .. .. 3.5 3.8 3.4 63 41 33 .. 32 29

República Centroafricana 2.2 .. .. 1.4 1.3 .. .. .. 1.9 1.5 1.4 178 181 177 .. 172 173

Chad 1.6 .. 1.9 .. .. .. .. .. 1.9 2.6 2.7 201 205 209 .. 209 209

Gasto en educación (% del PIB) (%)

1990 2000 2005 2006 2007 2008

Comora s .. .. .. .. .. 7.6 .. .. 1.7 1.8 1.9 128 114 108 .. 66 105

Congo 5 2.5 1.8 .. .. .. .. .. 1.4 1.5 1.7 104 116 123 .. 125 127

Rep. Dem. Del Congo .. .. .. .. .. .. .. .. 1.2 1.2 1.2 199 199 199 .. 161 199

Costa de Marfil 6.8 4.6 .. .. .. 4.6 .. .. 0.9 0.9 1 150 138 122 .. 127 114

Yibuti 3.3 9.7 8.4 8.4 8.7 .. .. .. 4.9 4.8 5.5 123 106 99 .. 127 95

Egipto 5.2 .. 4.8 4 3.7 3.8 .. .. 2.3 2.6 2.4 90 47 30 .. 36 23

Guinea Ecuatorial 1.6 0.7 .. .. .. .. .. .. 1.1 1.5 1.7 198 168 155 .. 206 148

Eritrea .. 3.2 .. 2 .. .. .. .. 1.7 1.6 1.5 150 89 68 .. 70 58

Etiopía 2.4 3.9 .. 5.5 5.5 .. .. .. 2.5 2.3 2.2 210 148 122 .. 119 109

Gabón 2.8 3.8 .. .. .. .. .. .. 3.1 3.2 3 92 87 82 .. 91 77

Gasto público en salud (% del PIB)

1990 2000 2005 2006 2007

Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años (por cada 1.000 nacidos vivos)

1990 2000 2005 2006 2007 2008

51

Gambia Gasto en educación (% del PIB) (%) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 Gasto público en salud (% del PIB) 1990 2000 2005 2006 2007 Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años (por cada 1.000 nacidos vivos) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 3.8 2.7 .. .. .. .. .. .. 3.5 3.4 2.6 153 131 115 .. 109 106

Ghana 3.2 .. 5.4 .. .. .. .. .. 3.1 2.6 4.3 118 111 88 .. 115 76

Guinea 2 1.8 1.7 .. .. 1.7 .. .. 0.7 0.8 0.6 231 185 160 .. 150 146

GuineaBissau .. .. .. .. .. .. .. .. 1.6 1.5 1.6 240 218 204 .. 198 195

Kenia 6.7 5.2 7.3 7 .. .. .. .. 1.9 1.9 2 105 128 127 .. 121 128

Lesoto 6 11.4 14.2 13.8 .. 12.4 .. .. 3.3 3.9 3.6 101 109 97 .. 84 79

Liberia .. .. .. .. .. 2.7 .. .. 1.6 1.9 2.8 219 174 155 .. 133 145

Libia .. .. .. .. .. .. .. .. 1.7 1.6 1.9 38 24 19 .. 18 17

Madagascar 2.1 3.2 3.2 3.1 3.4 2.9 .. .. 2.5 2.6 2.7 167 132 115 .. 112 106

Malawi 3.3 4.1 .. .. .. .. .. .. 7.2 8.9 5.9 225 162 123 .. 111 100

Malí Gasto en educación (% del PIB) (%) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 Gasto público en salud (% del PIB) 1990 2000 2005 2006 2007 Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años (por cada 1.000 nacidos vivos) 1990 2000 2005 2006 2007 2008 .. .. 4.1 .. .. 3.8 .. .. 2.7 2.8 2.9 250 217 202 .. 196 194

Mauritania 4.6 .. 2.3 2.9 .. 4.4 .. .. 1.8 1.6 1.6 129 122 119 .. 119 118

Mauricio 3.5 3.9 4.4 3.9 3.6 3.6 .. .. 2.2 1.9 2 24 19 16 .. 15 17

Mozambique 3.1 .. 5.2 5 .. .. .. .. 3.9 3.5 3.5 249 183 149 .. 168 130

Namibia 7.9 7.9 .. 6 .. 6.5 .. .. 3.6 3.1 3.2 72 77 58 .. 68 42

Níger 2.9 .. .. 3.3 4.1 3.7 .. .. 2.9 3.2 2.8 305 227 187 .. 176 167

Nigeria 0.9 .. .. .. .. .. .. .. 1.9 1.8 1.7 230 207 194 .. 189 186

Ruanda 3.7 2.9 3.4 .. 4.8 4.1 .. .. 4.5 4.7 4.9 174 186 136 .. 181 112

Santo Tomé y Príncipe .. .. .. .. .. .. .. .. 5.8 6.7 5.3 101 99 98 .. 99 98

Senegal 3.9 3.2 5.1 4.8 .. 5.1 .. .. 3 3.3 3.2 149 131 116 .. 114 108

52

Seychelles

Gasto en educación (% del PIB) (%)

1990 2000 2005 2006 2007 2008

7.8 .. .. 5 .. .. .. .. 3.9 3.8 3.6 16 14 13 .. 13 12

Sierra Leona 1.1 4.9 3.8 .. .. .. .. .. 1.9 1.5 1.4 278 252 214 .. 262 194

Somalia .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 200 200 200 .. 142 200

Sudáfrica 5.1 5.6 5.4 5.4 5.3 5.1 .. .. 3.5 3.6 3.6 56 73 70 .. 59 67

Sudán 8.5 .. .. .. .. .. .. .. 1.4 1.5 1.3 124 115 111 .. 109 109

Suazilandia 5.5 5.6 7.9 8.3 .. 7.9 .. .. 5.1 4.3 3.8 84 124 95 .. 91 83

Tanzania 2.2 .. .. .. .. 6.8 .. .. 1.9 3.8 3.5 157 139 117 .. 116 104

Togo 5.5 4.4 3.4 3.6 3.7 .. .. .. 1.4 1.7 1.5 150 122 106 .. 100 98

Túnez 6 6.8 7.2 7.1 7.2 .. .. .. 3.2 3.2 3 50 27 23 .. 21 21

Uganda 1.4 2.5 .. .. .. 3.8 .. .. 1.9 1.8 1.6 186 158 143 .. 130 135

Zambia 2.4 2 2 .. 1.5 1.4 .. .. 3.9 3.9 3.6 172 169 158 .. 170 148

Zimbabue 5.9 4.6 .. .. .. .. .. .. 4.1 4.5 4.1 79 102 99 .. 90 96

Gasto público en salud (% del PIB)

1990 2000 2005 2006 2007

Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años (por cada 1.000 nacidos vivos)

1990 2000 2005 2006 2007 2008

Fuentes: Gasto en educación (% del PIB): Instituto de Estadística de la UNESCO (2010a) Gasto público en salud (% del PIB): Banco Mundial (2010c) Tasa de mortalidad de niños menores de cinco años: ONU-DAES (2009d)

53

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful