P. 1
Hoja de trabajo (1)

Hoja de trabajo (1)

|Views: 28|Likes:
Trabajo con Niños y Niñas
Trabajo con Niños y Niñas

More info:

Published by: Chicos de la IEBRamosMejía on Sep 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/19/2011

pdf

text

original

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos

Hoja de Trabajo
Bienvenida y presentación Trabajando en el reino de los cielos: TAN PEQUEÑO COMO EL GRANO DE MOSTAZA Y TAN PEQUEÑO COMO UN MOSQUITO Mateo 13: 31-32
"Si crees que eres muy pequeño para hacer una diferencia es que nunca has dormido con un mosquito" (proverbio africano) Tres DESAFIOS en cada encuentro
NOTAS PERSONALES

-

Somos parte de un cuerpo. 1 Corintios 12: 20 “Lo cierto es que, aunque son muchos los miembros, el cuerpo es uno solo” (Copia como quedó el diagrama de la estructura de la Iglesia Bautista de Ramos)

1

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos - Tres lugares de servicio para el trabajo con chicos:

2

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos Perfil del que trabaja con chicos

-

El perfil Espiritual

3

Próximo encuentro: 22 de Octubre de 15 a 18 hs. Tema:

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos

Anexo (Presentaciones de los distintos trabajos con
chicos de la Iglesia)

Ministerio “La Escuelita” IEB Ramos Mejía
Objetivos:     Que los niños que se acerquen conozcan al que es Fiel, Justo y Verdadero. Que se integren a la comunidad formada por cristianos. Que sus vidas se vean transformadas por el poder de Dios. Que tengan a la Biblia como “El Manual” de instrucciones y al Espíritu Santo como guía y ayudador.

Estrategias utilizadas: La principal, es el comedor, que en su origen funcionó como un asistencialismo en la crisis del 2001, asociado a la enseñanza de La Palabra. Hoy en día, tenemos la actividad ordenada de la siguiente manera: Vamos con el micro al barrio Carlos Gardel a buscar a los chicos a las 12:30 aproximadamente, una vez en el templo almorzamos, luego acomodamos el salón y cantamos algunas canciones. Después nos dividimos en clases, donde los chicos aprenden de la palabra y también se conversa de cuestiones sociales, como ser la convivencia, valores, etc. A su término, ellos juegan la pelota, al metegol en el salón, y los más chiquititos se quedan con su maestra en el aula y allí juegan. Al finalizar, los llevamos de regreso al barrio, cerca de las 15:00hs. A todo esto, dejamos las aulas y el salón limpio y ordenado tal cual lo encontramos. En un segundo lugar, pero no menos importantes, tenemos actividades recreativas: vamos a la pileta en una quinta 2 veces al año, allí pasamos todo el día, festejamos el día del niño, celebramos la llegada de los reyes con regalitos. Últimamente, vinieron chicos a ayudar a cocinar al cocinero, algunos de los adolescentes ya se están acercando al culto matutino. Recursos: La Iglesia sostiene, con un presupuesto asignado, todas las actividades que realizamos, también hermanos realizan donaciones de alimentos y ropa principalmente. También los colaboradores traen las actividades áulicas (fotocopias, juegos, etc) Equipo de trabajo: Tenemos la bendición de pertenecer a un grupo formado por hermanos comprometidos con el trabajo que Dios les asignó, si bien las tareas están distribuidas, todos somos comodines, las decisiones se toman en grupo y en grupo se acuerda el trabajo.

4

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos “Todos sabemos que la obra es de y para Dios, Él es el que nos guía, orienta y sostiene en toda la labor” Sabemos que Dios tiene un cuidado especial con los chicos, y nosotros tenemos la bendición de ser parte de SU bendición. “La tarea es mucha, los obreros pocos…. Roguemos al Señor de la mies que envíe obreros a sus mies” Ministro: Piero Colaboradores: Natalia, Roby, Oscar, Néstor, Ivana, Mica, Dani, Diego, Marisa…..Y Vos!!... acércate a cualquiera de nosotros…..Súmate!

Hora Feliz en Anexo Luzuriaga
Es una actividad que se está retomando en este tiempo, se trabaja los sábados a partir de las 15 hs en el anexo de Luzuriaga, trabajando con los chicos del barrio. El principal objetivo es llegar con el amor de Dios a estos niños y sus familias. Tienen un tiempo recreativo y de enseñanza bíblica. Están a cargo de la actividad Elizabeth Quentasi y Sara Vera.

Escuela Dominical para chicos
Los objetivos que tiene la escuela dominical es acompañar en la enseñanza cristiana que realizan las familias de la iglesia logrando que los chicos alcancen los siguientes objetivos: Conocer a Dios, Crecer en Dios y Compartir a Dios. Creemos que los chicos hoy son protagonistas del obrar de Dios y los incentivamos a estar colaborando con los distintos énfasis y trabajos que tiene la iglesia. Funciona los domingos de 10 a 11 hs cuatro clases: Cuna de 0 a 2 años, Preescolares de 3 a 5, Escolares A de 6 a 8 años y Escolares B de 9 a 12 años. Cada clase tiene asignados sus maestros que preparan la lección bíblica del material acordado cada domingo. En el horario del culto (de 11 a 12:30 hs) los 1 domingos compartimos el culto en familia todos juntos, desde cuna a escolares a cargo de las familias para que los maestros también puedan compartir el culto y el compartir la Cena del Señor como iglesia. Los Escolares también comparten el culto en familia los 3 domingos. Los 2 y 4 domingos tenemos el culto de chicos, donde los Escolares disfrutan de un tiempo distinto disfrutando distintas propuestas. También tenemos diversas actividades de charlas especiales para padres, maestros, actividades de ayuda comunitaria, de evangelismo, que se desarrollan a lo largo del año.

5

Necesitamos manos para mejorar el trabajo que estamos realizando hasta el momento. Estamos creciendo en número de chicos y en ideas!

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos Están a cargo de esta actividad Claudia Landaburu y Marial Bosniak

Futuros proyectos
Estos proyectos los estamos construyendo de a poquito, sobre todo en oración y pidiendo que Dios esté llamando a las personas y concretando el proyecto. Biblioteca: un lugar donde los chicos puedan sacar libros y videos cristianos, y los maestros tengan un centro de consulta de diversos libros y materiales. Re-Cre: un tiempo de actividades recreativas los sábados: tenemos la necesidad de brindar a los chicos del barrio de Ramos y a las familias de la iglesia un tiempo más recreativo los sábados por la tarde. En principio la idea ronda en una Escuela de Futbol y Hándbol, o una serie de Talleres cortos sobre cocina, manualidades, etc, o una Juegoteca. No tenemos decidió porque estamos orando por gente que se comprometa y trabaje en este proyecto que, en caso de concretarse, empezaría a funcionar a partir de Marzo del 2012.

6

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos

Tarea para el hogar
1. Busca en la Biblia el pasaje que se encuentra en Lucas 2: 52 y pensa en cómo se relaciona con los derechos del niño y la niña que se resumen en esta historieta. 2. Pensa como se aplicarían estos derechos en la actividad con niños en la iglesia.

7

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos 3. Lee el siguiente artículo y pensa en como se aplicaría al ministerio con niños de la iglesia:

¿Y LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS DÓNDE QUEDAN?
Harold Segura C. Esta vez le propongo un ejercicio sencillo. Inténtelo por simple curiosidad: busque usted en una concordancia de la Biblia (ahora hay herramientas electrónicas que hacen que esta sea una tarea muy fácil) cuántas referencias hay con las palabras “niña”, “niño”, “niñez”, muchacho”, “muchacha”, “jovencita”, “joven”, “pequeño” y “pequeñuelo”. ¡El resultado es sorprendente! Las Escrituras mencionan muchas veces a los más pequeños y se les incluye con pleno derecho en los planes del Creador. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento los niños y las niñas son tomados en cuenta y se les otorga el papel de protagonistas de las acciones de Dios en la Historia y metáforas del Reino. Sin embargo, compare también lo que sucede con la teología cristiana a lo largo de su historia: los más pequeños no han ocupado el mismo lugar preponderante dentro de su discurso formal. El temario teológico de nuestras iglesias ha girado –y sigue girando- en torno a las prioridades adultas, y desde ellas habla de Dios y hace que Dios hable de sus temas. Razón tienen, pues, quienes afirman que la nuestra ha sido una teología “adultocéntrica” que brinda poco espacio a los más pequeños. ¿Y las niñas y los niños, dónde quedan? Esta omisión es lamentable. Por ejemplo, nuestra producción bibliográfica es escasa; existen pocos títulos que tratan de manera específica las temáticas de la niñez y, en su mayoría, los que existen privilegian el acercamiento pedagógico (¿Cómo enseñarles la Biblia en la Escuela Dominical?) y evangelizador (¿Cómo hacer que conozcan a Cristo y experimenten la conversión?). Mientras tanto, el enfoque teológico, entendido como la necesaria reflexión de una fe que procura ser fiel a Dios en el cumplimiento de su Misión en el mundo, aún queda pendiente. Y por este camino, corremos el riesgo de retrasar una parte sustancial del quehacer de la Iglesia. Si la teología, como dice James Smart “es simplemente la Iglesia tomando en serio el problema de su propia existencia y averiguando con detenimiento en qué puntos está dejando de ser Iglesia de Dios”1, entonces la atención de la niñez y de la adolescencia dentro del temario formal de la teología es, en otras palabras, un asunto de fidelidad al quehacer de la Iglesia en el mundo. ¡Atender la teología es apurar la misión! A imagen y semejanza del Creador Cualquier acercamiento teológico a la niñez, por elemental que este sea, deberá iniciarse afirmando que los niños y las niñas son seres que gozan de plena dignidad porque han sido creados a imagen y semejanza de Dios. Ese valor se declara desde las primeras páginas de la Escritura: “Hagamos al ser

8

1

SMART, James D. El ministerio docente de la iglesia. Buenos Aires: Methopress, 1963. p. 40.

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos humano a nuestra imagen y semejanza”2 (Gn. 1:26). Y más adelante: “Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó” (Gn. 1:27). Esta dignidad deriva del acto soberano de Dios quien los ha creado. Sus derechos no han sido adquiridos, tampoco concedidos por poder humano; estos provienen de Dios y les son inherentes por creación. Las culturas de las épocas en las que transcurren los relatos de la Biblia solían menospreciar a los niños, desconocer a las niñas, subvalorar a las mujeres e ignorar a los extranjeros; pero Dios llamó a Israel, su pueblo, para que actuara de una manera diferente y diera testimonio eficaz de su amor y compasión. En consecuencia con esta dignidad se encuentran sus derechos a la protección y a la defensa, y el primero en abogar por ellos es Dios mismo quien se hace llamar “Padre de los huérfanos y defensor de las viudas” (Sl. 68:5). El Señor escucha su voz cuando sufren y establece leyes a su favor (Ex. 22:22). Este primer fundamento bíblico –el de la dignidad concedida por el Creador- valdría recordarlo hoy cuando algunos parlamentos del mundo debaten el tema de los derechos de la niñez. Pareciera que se estuviera discutiendo la posibilidad de una concesión política a cargo de un gobierno benévolo. No, los derechos provienen, en su origen, del hecho de ser imagen y semejanza del Creador. Lo que los gobiernos deben impulsar es el reconocimiento, promoción y respeto de los mismos, pero es Dios quien los ha conferido. Crecimiento y formación El relato bíblico presenta a los niños y las niñas como sujetos activos de un permanente proceso de formación para la vida. Esta perspectiva pedagógica es relevante en el Antiguo Testamento. “Estos son los mandamientos, preceptos y normas que el Señor tu Dios te mandó que yo te enseñara, para que los pongas en práctica en la tierra de la que vas a tomar posesión, para que durante toda tu vida tú y tus hijos y tus nietos honren al Señor tu Dios... Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes” (Dt. 6:1,2,7). La educación sirve a los propósitos de Dios y de ella depende la identidad del pueblo elegido. Los padres y las madres son los primeros responsables de esta tarea (Dt. 6:1-9; Ef. 6:1-4) y deben enseñarles las normas de Dios que son la fuente de la vida, la historia del pueblo con Dios que son el fundamento de su identidad, y los propósitos de Dios que son los que sostienen la esperanza. Por medio de la educación formadora se incorpora a los niños y las niñas en la historia de la salvación y los convierte en participantes activos de los planes redentores de Dios. Este mismo principio se expone en el Nuevo Testamento donde la formación tiene como propósito la inclusión y la dignidad de estos que eran tomados como criaturas insignificantes. Un somero análisis teológico de la Misión de Dios y del lugar de su pueblo dentro de esa Misión nos ayuda a comprender que la intención pedagógica de Dios es que todo el pueblo participe con él en sus planes, comenzando por los más pequeños. Así, la niñez, desde esta óptica bíblica, es entendida como sujeto activo y protagonista central del actuar de Dios en la Historia. ¡Los niños y las niñas tienen lugar dentro de la missio Dei –la Misión de Dios- y por esa razón tienen derecho a la formación integral!. 2

9

Todas las citas han sido tomadas de la Nueva Versión Internacional NVI. Sociedad Bíblica Internacional.

1 Encuentro de Capacitación para trabajo con chicos Quizá el equivalente más cercano de esta visión en el Nuevo Testamento sea el principio del “sacerdocio universal de todos los creyente… y de todas las creyentes”. Esta es una formulación protestante que tendría que tener mayores repercusiones para el ministerio de la iglesia con los niños y las niñas. Metáforas del Reino En el caso particular de la enseñanza de Jesús, las niñas y los niños no sólo son receptores de un proceso formativo, es decir, los que reciben la lección y procurar asimilarla, sino que son algo más, son objetos formativos y, como tales, tienen una lección para entregar. Veamos lo que dice el Maestro: “porque el reino de Dios es de quines son como ellos. Les aseguro que el que no reciba el reino de Dios como un niño, de ninguna manera entrará en él” (Mr. 10:14-15). Tenemos, entonces, que recibir el reino como un niño es requisito para entrar en él. ¡Esto ya es el colmo! Jesús da vuelta a la escala calificadora de la religión de su tiempo al convertir a los niños y las niñas, que no tenían aún la edad exigida por la ley y que, además, eran pequeños, insignificantes y débiles, en ejemplo de aquello que Dios pide para todos. La justicia, la integridad y el cumplimiento de la ley – parámetros de la fe judía- se resumen en una sola actitud: ser como ellos. De una vez, los educandos pasan a ser educadores y los alumnos, maestros. El reino se ha acercado y de eso no queda la menor duda porque el Mesías tan esperado bendice a los niños y las niñas, los abraza, los sana y los llama ciudadanos del Reino: “Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quines son como ellos” (Mr. 10:14). La enseñanza principal está orientada a mostrar a los discípulos que la verdadera grandeza se encuentra en la capacidad de re-encontrarse con la pequeñez. En resumen, la teología bíblica arroja suficientes muestras sobre la pasión de Dios para con los niños y niñas del mundo. En este artículo sólo se ha hecho una breve introducción al tema. Breve, pero suficiente para que comencemos a pensar en su importante lugar dentro de la misión de la Iglesia. La Iglesia, al decir del teólogo alemán Dietrich Bonhoeffer, es “Cristo presente en el mundo”. Ella es instrumento del Reino para el cumplimiento de los propósitos de Dios. Por eso, el compromiso con la niñez y la adolescencia es, sobre todo, asunto de fidelidad al Señor y de responsabilidad con la Misión. Y la teología debe estar al servicio de ese peregrinaje de
10

Gracias por tu trabajo! Recordá traer estos apuntes al próximo encuentro para seguir trabajando juntos. Estemos orando!

10

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->