Está en la página 1de 30
ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA CENTRO JUDICIAL DE SALINAS SALA SUPERIOR JONATHAN RODRIGUEZ Y OTROS _ |] CIVIL NUM: G4C12014-00360 Demandantes v. SOBRE: ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO Y OTROS SENTENCIA DECLARATORIA Demandados “We do know that once again, innocent people ‘were killed in part because someone who wanted to inflit harm had no trouble getting their hands fon @ gun.” Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, 18 de junio de 2015. “Los derechos de cada persone estén sujetos a lo ‘que sea necesario para asegurar que todos los ‘miembros del grupo social habran de disfrutar los derechos y las prerrogativas gue el sistema reconoce” Jaime B. Fu Personas, Comisién de Derechos Civiles 2001, a la pag. 160, “{AI] considerar las caracteristicas esenciales de los derechos fundamentales, indicamos que estos derechos no son absolutos porque deben. ejercerse respetindose los derechos de las demas personas y los intereses apremiantes de la colectividad. fa. a la pdg. 181 MOCION EN SOLICITUD DE RECONSIDERACION Y SOLICITUD DE DETERMINACIONES DE HECHOS Y DE DERECHO ADICIONALES, AL HONORABLE TRIBUNAL: Comparece la parte demandada, Estado Libre Asociado de Puerto Rico, por si y en tepresentacién de la Policia de Puerto Rico, por condueto de la representacién legal que suseribe, y ante este Honorable Tribunal, EXPONE, ALEGA y SOLICITA: I. INTRODUCCION ‘Nuestra Ley de Armas, desde sus inicios en el afio 1951, ha buscado atemperarse a nuestra realidad social y sirve como medida para controlar el crimen, Véase Exposicién de Motivos de la Ley 404-2000, 25 LPRA § 455 et seq. La Ley de Armas vigente responde al interés apremiante del Gobiemo de Puerto Rico de contar con una ley que permita a las agencias del orden piblico ser més efectivas en la lucha contra el crimen y que constituya un Gisuasivo efectivo para el delincuente, id Mediante la aprobacién de esta Ley, el Estado ejercita su poder inherente de reglamentacién, con el fin de promover una mayor seguridad y JONATHAN RODRIGUEZ VS. POLICIA DE PUERTO RICO 2 Civil Nom. G4C12014-00360 Mocién Solicitando Reconsideracién bienestar piiblico para el Pueblo de Puerto Rico. Id. El Informe Preliminar de Asesinatos 2015! indiea que han ocurrido 262 asesinatos hasta la fecha. Del mismo se desprende que 233 asesinatos (83%) fueron ejecutados mediando armas de fuego. El interés apremiante del Estado, que fue base de la Ley de Armas, de atacar fuertemente el crimen y en especial ¢! trasiego ilegal de armas de fuego, continéa inalterado ¥ no podemos socavar los esfuerzos para atajar el problema de criminalidad que a diario se vive. De forma alguna el Estado estaria alentando una actuacién inconstitucional, pero el anilisis de la jurisprudencia reciente demuestra que la misma no pretende dar un derecho absoluto, como parece alegarlo la parte demandante y disponerlo este Tribunal en la Sentencia dictada, y menos ain limita el poder del Sstado para regular las armas. En Puerto Rico no esté expresamente prohibido el uso y portacién de armas, solamente se imponen requisitos para la expedicién de licencias, pues no se trata de un articulo cuyo uso y transportacién es libre. En ese sentido, la Ley de Armas de Puerto Rico es y se presume constitucional ya que no actiia como una restriccién 0 prohibicién total, sino que regula los requisitos para la obtencién de las licencias para poseer y porter armas. A pesar de ello, un grupo de 877 ciudadanos, de los cuales solo 3 alegan ser residentes del Municipio de Salinas, contrario sensu a 130 que alegan ser residente de San Juan”, comparecieron ante este Honorable Tribunal a presentar una controversia que ha sido reiteradamente presentada en diversos foros, donde Ia constitucionalidad de la ley ha prevalecido, sobre la constitucionalidad de la Ley de Armas de Puerto Rico, segin enmendada, Ley Nim. 404-2000, 25 LPRA § 455, et seq, en virtud de jurisprudencia federal que se desarrollé posterior a su aprobacién. Especificamente, la parte demandante cuestionaba la constitucionalidad de los articulos relacionados con el requerimiento de licencia; los costos asociados a la obtencién de la licencia; y requisitos dispuestos para la obtencién de la licencia, Il. SENTENCIA DICTADA CUYA RECONSIDERACION SE SOLICITA Luego de varios incidentes procesales, mediante sentencia de 10 de junio de 2015, notificada el 17 de junio siguiente, este Honorable Tribunal dict6 sentencia declaratoria y declaré inconstitucional los articulos 2.01, 2.02, 2.04, 2.05 y 2.06 de la Ley de Armas de ‘oforme Prefiminar de Asesinatos 2015, htt:/ipolicia pr gov‘informe-preliminar-de-asesinatos/. Recuperado el 26 de junio de 2015. * Razén por la cual oportunamente el Estado solicit el traslado del caso, s iad que fue denegade, JONATHAN RODRIGUEZ VS. POLICIA DE PUERTO RICO Civil Nim. G4C12014-00360 Mocién Solicitando Reconsideracién Puerto Rico, segin enmendada, Ley Niim. 404-2000, 25 LPRA § 455 et seq, todos relacionados al procedimiento de licenciamiento y que precisamente rigen el proceso para poseer y portar armas de fuego en nuestra jurisdiccién. Ademés, mediante la Sentencia dictada, dispuso el Tribunal que “[eJn vista que tener y portar armas es un derecho fundamental y los articulos declarados inconstitucionales son los que regian el proceso para obtener armas de fuego para su posesién y portacién se seguira el proceso establecido en la ley federal”, el cual detalla en la Sentencia. En otras palabras, mediante la Sentencia dictada este Honorable Tribunal no solo declara inconstitucional los articulos arriba mencionados de la Ley Niim. 404-2000 -a pesar de reconocer en el texto de la Sentencia la validez de la mayoria de los requisitos alli dispuestos, lo cual va en contravencién de la doctrina de autolimitacién judicial- sino que ordena adoptar el proceso de Registro de Transaccién de Armas de Fuego que lleva la ATF (sigles en inglés de la Direccién de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos), mediante el Formulario 4473, lo cual sostenemos con el mayor de los respetos trasciende los. poderes judiciales y entra de leno en el poder que constitucionalmente esta reservado para el poder legislativo, constituyendo una violacin crasa a la doctrina de separacién de poderes. En virtud de lo antes expuesto, y en aras de evitar lo que representa un riesgo incalculable a la seguridad piiblica®, nos vemos precisados a solicitar a este Tribunal que, de conformidad con las disposiciones de las Reglas 43.1 y 47 de las Reglas de Procedimiento Civil de 2009, reconsidere la Sentencia dictada y dicte determinaciones de hechos y de derechos adicionales de conformidad con la prueba que obra en el expediente del Tribunal. Il ACLARACIONES PERTINENTES AL TRANSFONDO PROCESAL En la Sentencia se alude a varios incidentes procesales, los cuales la parte compareciente entiende pertinente aclarar. El caso de epigrafe fue presentado ante este Honorable Tribunal el 14 de diciembre de 2014, habiéndose diligenciado el emplazamiento al Estado Libre Asociado de Puerto Rico * No podemos perder de perspectiva que la Ley de Armas fue aprobada con el propésito principal de lograr una solucién efectiva al problema del control de armas de fuego en manos de delincuentes en Puerto Rico, el cual, segin dispuso el legislador, constituye una vertiente directa de la actividad criminal, Véase Exposicién de ‘Motivos de la Ley 404-2000. Las estadisticas demuestran que un alto por ciento de las personas que delinquen utilizan armas de fuego en la comisién del delito, Esto ha creado una situacién de alta peligrosidad para la ciudadania, Véase Exposicién de Motivos de la Ley 33-1993. La utilizacién de armas de fuego ilegales en la comisién de delitos en Puerto Rico constituye un atentado contra la seguridad del Estado y de sus ciudadanos, Un gran nimero de los delitos de violencia que se reportan en Puerto Rico tienen relacién directa con armas de fuego ilegales, en particular 10s casos de asesinato y de trasiego ilegal de sustancias controladas. Véase Exposicién de Motivos de la Ley 258-2008. JONATHAN RODRIGUEZ VS. POLICIA DE PUERTO RICO 4 Civil Nim, G4C12014-00360 Mocién Solicitando Reconsideracién (en adelante ELA) por conducto del Secretario de Justicia, el 29 de enero de 2015, junto con copia de la Demanda, Mediante mocién presentada el 26 de febrero de 2015 la parte compareciente solicité el traslado de este caso a la Regién Judicial de San Juan‘. E13 de marzo de 2015 el Tribunal notificé orden a le parte demandante para que expusiera, dentro del término de 20 dias, su posicién sobre Ja referida solicitud de traslado. El 6 de marzo de 2015 el Tribunal notificé orden “en relacién con el documento presentado el 2 de marzo de 2015 Mocién Informativa”’, sefialando “vista argumentativa” para el 22 de abril de 2015. E130 de marzo de 2015, dentro del término dispuesto en la Regla 10.1 de las Reglas de Procedimiento Civil, la parte compareciente presenté “Mocién de Desestimacién”. Por lo cual, de conformidad con la Regla 10.1 de Procedimiento Civil la presentacién de dicha Mocién paralizaba el término para contestar la demanda hasta tanto el Tribunal denegara la misma o pospusiera su resolucién. En atencién a la “Mocién de Desestimacién” presentada por la parte compareciente, el 7 de abril de 2015 el Tribunal notificd orden a la parte demandante para que expusiera su posicién en tomo a dicha mocién dispositiva dentro del término de quince (15) dias. Ademés, se dispuso que se discutiera la misma en la vista argumentativa ya sefialada para el 22 de abril de 2015. Finalmente, el 22 de abril de 2015 se celebré la Vista Argumentativa sefialada en EL caso de epigrafe por este Honorable Tribunal. Antes de comenzar Ia vista, la parte demandante entregé en Corte abierta a la representacién legal de la parte compareciente copia de la “Mocién en Oposicién a Solicitud de Desestimacién”’, Ademds, informé la representacién legal de parte demandante que habfa presentado “Mocién Solicitando Anotacién de Rebeldia”’, pero la misma aun no obraba en el expediente del Tribunal. Segin informado en sala, la misma habia sido _presentada por correo, pero en ese momento no fue entregada copia a la representacién legal de la parte compareciente. No obstante, el abogado del ELA arguments en corte abierta que la misma era improcedente ya que la parte * “MOCION URGENTE SOLICITANDO TRASLADO AL AMPARO DE LA REGLA 3 DE LAS DE PROCEDIMIENTO CIVIL DE PUERTO RICO * La parte compareciente no fue notificada de la referida “mocién Informativa” a la que se alude en la Orden notificada el 3 de marzo de 2015. No obstante, mediante correo electrénico de 13 de abril de 2015 la parte ‘compareciente fue notificada de la “Mocién en Oposicién a Traslado al Amparo de la Reglas de Procedimiento Civil” presentada por la parte demandante. La copia entregada estaba sin sear y sin estar firmada. Ello, a pesar que surge de los autos que dicha mocién 0 oposicién habia sido presentada el 16 de abril de 2015. * También presentada el 16 de abril de 2015. JONATHAN RODRIGUEZ VS. POLICIA DE PUERTO RICO 5 Civil Nim. G4C12014-00360 Mocién Solicitando Reconsideracién demandada habia hecho alegacién responsiva oportunamente, dentro del término de los 60 dias que proven las Reglas de Procedimiento Civil vigentes. Dicha orden, s tando anotacién de rebeldia fue declarada “sin ugar” por este Honorable Tribunal, mediante orden dictada el 22 de abril de 2015. También, el mismo dia de la vista del 22 de abril, 1a parte demandante presenté “Mocién Sometiendo Direccién y Teléfono de los Demandantes”, de la cual igualmente se entregé copia a la representacién legal de la parte demandada. Dicha mocién respondia a que en Ia mocin de desestimacién presentada, la parte compareciente sefialé que la parte demandante habia incumplido con las Reglas para la Administracién del Tribunal de Primera Instancia del Estado Libre Asoctado de Puerto Rico de 1999, segiin emendada’. El 27 de abril de 2015 el Tribunal dicté Resolucién, notificada el 29 de abril siguiente declarando No Ha Lugar la Mocién al Amparo de ta Regla 20 de las de Procedimiento Civil -que debemos presumir estaba relacionada con una solicitud para que se certificara el pleito como uno de clase- que segin surge de los autos fue presentada por la parte demandante el 22 de abril de 2015. Sin embargo la misma no fue recibida por la parte