P. 1
Academia de Ciencias de La URSS Manual de MarxismoLeninismo

Academia de Ciencias de La URSS Manual de MarxismoLeninismo

|Views: 1.416|Likes:
Publicado poryankohaldir

More info:

Published by: yankohaldir on Aug 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/07/2013

pdf

text

original

Cada nueva etapa de la crisis general del
capitalismo es resultado de los cambios ocurridos
anteriormente y, a la vez, premisa de cambios
nuevos, la antesala del futuro. Una vez iniciada, la
crisis general del capitalismo se desenvuelve con
creciente vigor, hasta conducir al hundimiento
definitivo de este sistema. El análisis de la situación
del capitalismo contemporáneo y de las leyes
fundamentales de su desarrollo nos lleva a la
conclusión de que ninguna de las medidas adoptadas
por la burguesía monopolista para salvar al
capitalismo podrán eludir las contradicciones que lo
corroen; antes al contrario, lo único que en última
instancia hacen es desorganizarlo más.
El campo imperialista es incapaz de detener el
proceso que lleva a cambiar la correlación de fuerzas
en favor del campo socialista.
En la lucha contra los países socialistas, el campo
imperialista no desdeña recurso alguno: desde la
guerra abierta (en Corea) y el intento de organizar

una rebelión contrarrevolucionaria (en Hungría)
hasta la labor de zapa en sus formas más variadas.
Mas en respuesta a los encarnizados ataques de los
imperialistas, el campo del socialismo cierra aún más
sus filas.

La continuada carrera de armamentos y la
preparación de una nueva guerra por los Estados
imperialistas obligan a los países socialistas a distraer
de la construcción pacífica una parte considerable de
sus energías y recursos, con el fin de asegurar su
capacidad defensiva. Eso es cierto. Pero la
superioridad del modo socialista de producción es tal,
que, hasta en estas condiciones, los países del campo
socialista consiguen grandes éxitos en la emulación
económica con el sistema mundial del capitalismo,
sobre el que prevalecen claramente en todos los
sentidos. Las victorias en esta histórica emulación
infunden a los pueblos de los países socialistas
nuevas energías en su trabajo, ayudan a acelerar el
ritmo de la construcción de paz y, al mismo tiempo,
incrementan en los países capitalistas la atracción
que los trabajadores sienten hacia el socialismo.
No tienen tampoco éxito los intentos de los
capitalistas para restablecer sus tambaleantes
imperios coloniales o para detener al menos el
proceso de desintegración del sistema colonial. El
empleo que la burguesía monopolista hace de la
fuerza bruta para robustecer y afianzar el
colonialismo, agudiza aún más las contradicciones
entre las potencias imperialistas y los pueblos de las
colonias y semicolonias, y también de los países que
ya se emanciparon del yugo colonial. Y los ensayos
que se emprenden para someter económicamente a
los pueblos de las antiguas colonias empujan a éstos
a la colaboración con los países del campo socialista.
No menos infructuosos son, en última instancia,
los intentos de la burguesía monopolista para aplastar
la lucha de clase de los trabajadores en las
metrópolis. Es verdad que, según demuestra la
experiencia histórica, un terror brutal y una
desenfrenada demagogia pueden anular durante
cierto tiempo las acciones abiertas de la clase obrera
y de otros sectores de trabajadores. Ejemplo de ello
son los regímenes fascistas de Alemania e Italia. Pero
en las condiciones actuales, cuando ha crecido tanto
la organización y la potencia del movimiento de
todos los adversarios de la burguesía monopolista,
cada vez resulta esto más difícil de conseguir. Y si se
logra en una u otra medida, la oligarquía dominante
no suprime los conflictos de clase; no hace más que
evitar su exteriorización, contribuyendo a la vez a
incrementar el odio de clase de los trabajadores.
Cuanto más se esfuerza la burguesía reaccionaria por
utilizar el Estado en interés propio, cuanto mayor es
el celo en cubrirse con él -como un escudo- para
protegerse de los golpes que le preparó la historia,
mejor convence a las grandes masas trabajadoras de
que sin la lucha por el poder éstas jamás podrán

Manual del marxismo-leninismo

153

defender y ver satisfechos sus intereses.
Por mucho que se afane la burguesía reaccionaria
de los principales países capitalistas, crecen y
crecerán las contradicciones en el seno del campo
imperialista. El imperialismo norteamericano, que
alimenta los ambiciosos propósitos de conquistar el
dominio del mundo y de aplastar el movimiento de
liberación de los pueblos, necesita mantener su
hegemonía dentro del mundo capitalista y ganarse
como aliados a todos los grandes países de ese
campo. Nadie pondrá en duda que ha conseguido ya
algo en este sentido. Pero no hay que olvidar que el
imperialismo únicamente puede adquirir aliados
colocándolos bajo su dependencia. Y esto lleva a
choques continuos con los círculos dirigentes de los
Estados que se ven sujetos al carro del imperialismo
norteamericano, tanto más que, en virtud del
desarrollo desigual del capitalismo, el reparto ya
hecho de las esferas de influencia deja de
corresponder a la correlación real de fuerzas dentro
del campo capitalista.
De todo esto se puede llegar a la conclusión de
que las dificultades principales del capitalismo
monopolista contemporáneo no han quedado atrás,
sino que las tiene aún por delante. El carácter social
de la producción reclama cada vez más
imperiosamente, y seguirá haciéndolo, la supresión
de la propiedad privada sobre los medios de
producción, la sustitución del capitalismo por el
socialismo. El capital financiero quiere burlar a la
historia y, en lugar de la socialización socialista,
mantener su dominación con un simple cambio de
forma, que es lo que significa el capitalismo
monopolista de Estado. Pero la maniobra está
condenada al fracaso. La conversión del capitalismo
monopolista en capitalismo monopolista de Estado
no significa la salvación de un sistema que agotó sus
posibilidades, sino únicamente la culminación de la
preparación material
del sistema social nuevo,
socialista. "... El capitalismo monopolista de Estado -
escribía Lenin- es la más completa preparación
material del socialismo, es la antesala del mismo, es
un punto de la escalera histórica que ya no tiene
ningún peldaño intermedio entre él y el punto
denominado socialismo."151
Así, pues, en el seno del régimen capitalista se
operan importantes procesos como resultado de los
cuales, cuando los trabajadores tomen el poder, se
verá sensiblemente facilitada la transformación
socialista de la sociedad. En los países capitalistas
desarrollados la nacionalización socialista de los
monopolios convertiría en patrimonio de todo el
pueblo el 60, el 70 por ciento, y acaso más, de la
producción social. "... En una situación
revolucionaria, al producirse la revolución -subraya
Lenin- el capitalismo monopolista de Estado pasa

151

V. I. Lenin, Obras, ed. cit., t. XXV, pág. 333.

directamente a socialismo."152
Por lo que se refiere a las premisas políticas de la
revolución socialista, también siguen creciendo, tal
como lo preveía Lenin en su análisis del
imperialismo.

El capitalismo monopolista de Estado no
amortigua las contradicciones de clase; antes al
contrario, estimula la lucha de clase del proletariado,
profundiza el antagonismo que hay entre los grupos
reaccionarios de la oligarquía monopolista y todas las
demás clases y capas de la sociedad burguesa
contemporánea y favorece el desarrollo de nuevos
movimientos democráticos, cada vez más unidos a la
lucha de liberación de la clase obrera, y la formación
de un vasto frente antimonopolista y antiimperialista.
Todos estos fenómenos del capitalismo
contemporáneo, que son objeto de un análisis
detenido en los capítulos de la sección siguiente,
significan la entrada de este sistema social, una vez
agotadas todas sus posibilidades, en la época de su
hundimiento definitivo.

152

V. I. Lenin, Obras, ed. cit., t. XXVI, pág. 143.

SECCIÓN CUARTA.
TEORÍA Y TÁCTICA DEL MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->