Está en la página 1de 2

Parque Nacional Yasuni, oro verde del Ecuador.

El Parque es una sucesión infinita de pequeñas colinas, formadas por el paso de los ríos,
localizado en las provincias Pastaza y Napo, creada el 26 de julio de 1979, en el habitan
la etnia Huorani antes conocidos como Aucas. Estos habitantes viven en la extensa área
del parque, viven de los recursos de la selva. Cerca del Parque, en la zona de
amortiguamiento, aún viven comunidades quichuas, especialmente en Pompeya,
Indillana, Providencia, Añango y Llanchama.
Alberga a uno de los ecosistemas de mayor biodiversidad en el planeta, por lo que la
UNESCO lo declaró Reserva Mundial de la Biosfera. Es un laboratorio natural que
ofrece la oportunidad de aprender sobre los sistemas tropicales.

Los principales objetivos, fueron la preservación de las especies en peligro de extinción,


proteger innumerables especies animales y vegetales ecuatoriana, en las provincias de
Orellana y Pastaza, la necesidad de mantener inalterada una muestra representativa del
Bosque Húmedo Tropical, con rasgos típicos de los ecosistemas de la región y ser
fuente alimenticia para las comunidades indígenas.

El 20 de noviembre 1979 se declaró al Yasuní como Parque Nacional. Esta declaración


se la hace por existir en su interior una riqueza natural que debe ser preservada.

En 1989 el Parque Nacional Yasuní entra a formar parte de la Reserva Mundial de


Biosfera, dentro del programa del Hombre y de la Biosfera de la UNESCO

En 1999, una parte del Parque fue declarada como "Zona Intangible", el mismo que fue
delimitado en el año 2006, estos son espacios protegidos de excepcional importancia
cultural y biológica en los cuales no puede realizarse ningún tipo de actividad extractiva
debido a su valor ambiental, no solo para la región, sino para el país y el mundo.

El Yasuní protege un amplio rango de la comunidad de vegetales arbóreas, considerada


como la más diversa del mundo, la cual se extiende desde el occidente del Ecuador y el
noreste de Perú hasta el Brasil.

El Yasuní es uno de los lugares más diversos de aves en el mundo, donde se han
registrado 567 especies. Protege cerca del 40% de todas las especies de mamíferos de la
cuenca amazónica.

Este es también el hogar de uno de los depredadores más importantes de América


Latina: el jaguar, el rey de la selva tropical y por supuesto del parque. Al Parque es
posible llegar por vía terrestre, aérea y fluvial. Hasta Francisco de Orellana (Coca), se
puede llegar desde Quito por vía aérea y terrestre, siguiendo la carretera Quito -Baeza-
Loreto-Coca; desde El Coca se puede internar al Yasuní navegando en canoa por los ríos
Napo, Yasuní y Tiputini.