Está en la página 1de 20

FRG

EL ADOBE

162
El adobe es uno de los materiales mas antiguos conocidos por el
hombre. Las primeras edificaciones se hicieron moldeando de diferentes
formas y tamaños estos bloques de tierra sin cocer. En la actualidad, se
sigue construyendo con este material en muchos pueblos de nuestro
territorio.

Sean construcciones arqueológicas o de época reciente, las


construcciones de adobe comparten problemas comunes de
mantenimiento y deterioro.

COMPOSICION DEL ADOBE:

1.-
1.- Mineral arcilloso:

La arcilla es un mineral formado por la disgregación de diversos tipos


de roca, bajo la acción de los agentes atmosféricos. Contiene como
componente principal el Oxido de Silicio (SiO2) llamado silicato; y el
Oxido de Aluminio (Al2O3) llamado alúmina.

Las dimensiones de los cristales de arcilla es muy pequeña (inferiores


a 2 micrones) y a menudo tienen una forma hexagonal. Cada cristal está
formado por una serie de delgadas hojas (en diversas cantidades).

Cada hoja es llamada paquete porque está compuesto de 2 o 3


estratos de silicato y alúmina.

163
Cada paquete trae sobre su superficie grupos oxhídricos (OH) con
sus respectivas cargas negativas, es por este motivo que los iones
positivos pueden restar ínter polaridad entre ellos.

La molécula de agua que posee cargas eléctricas de ambos signos,


viene atraída en el espacio que existe entre ambos paquetes, causando
un desmembramiento general de la arcilla.

En ambiente seco se pierde agua y la arcilla se contrae.

La arcilla es plástica porque los paquetes resbalan el uno sobre el


otro a la mas débil presión.

Si agregamos mas agua a la arcilla húmeda, entonces tendremos una


completa dispersión.

164
2.-
2.- Tierra (suelo):

Un terreno normal contiene minerales arcillosos y otros minerales


(feldespato, carbonatos de calcio, cuarzo, entre otros) que normalmente
forman partículas mas grandes que las de arcilla.

El componente del suelo viene, generalmente clasificado, únicamente


en base a la dimensión de las partículas según el siguiente esquema:
- arcilla ……………….. partículas muy pequeñas de 2 micrones.
- limo …………………. de 2 a 60 micrones.
- arena ………………… de 60 micrones a 0.2 mm.
- piedra ………………... partículas mayores de 0.2 mm.

Un suelo rico en arcilla es plástico y untuoso al tacto, se contrae


mucho cuando se seca y se cuartea; un suelo rico en arena, no es
plástico y es granuloso al tacto.

LA TIERRA COMO MATERIAL DE CONSTRUCCION

La arcilla es un material vinculado con el suelo. Sus cristales están


dispuestos muy irregularmente en una forma dura y no muy plástica.

Pero si un suelo arcilloso se deja bajo el agua por un tiempo


determinado, su forma dura, tiesa, se transforma en una forma dispersa
y muy plástica.

165
Es por este motivo que la preparación de un material de construcción
a partir de la tierra arcillosa, comprende siempre una fase de
conservación bajo el agua, destinada a mejorar su plasticidad.

El material no arcilloso del suelo es utilizado como elemento para


reducir la contracción al secado y evitar las rajaduras.

Es necesario, si el suelo es muy rico en arcilla o muy grasoso, agregar


arena.

Otros agregados posibles son:


- Materiales orgánicos fibrosos: paja, pelo animal, etc.
- Materiales orgánicos de bajo costo: estiércol.

Un aditivo fibroso mejora la resistencia a la tracción. El aditivo


orgánico mejora la resistencia al agua, ya que se introduce entre paquete
y paquete, obstaculizando la dispersión del agua.

El material puede ser empleado comprimiéndolo para hacer bloques


de barro, ya sea con moldes o con las manos.

En las construcciones los bloques de tierra vienen unidos a otros


materiales con la finalidad de obviar los puntos débiles, estos materiales
tienen propiedades que suplen esta falta:
- madera ……………………… Buena resistencia a la tracción y a la flexión.
- esteras, hojas de palma…. Permiten distribuir las cargas a compresión
en la estructura.
- cordeles de junco ………… Encadenamiento interno de la estructura.

166
- ladrillo cocido …………….. Forro externo para la protección contra la
lluvia o el viento.
- piedra ……………………….. Cimiento y zócalo para la resistencia al
agua.

Un revestimiento de barro, rico en materiales fibrosos, constituye el


normal acabado del muro en crudo, la paja y el pelo animal pueden ser
usados para este fin. Este tipo de revestimiento se deteriora
rápidamente, por lo que debe ser reparado continuamente.

Un revestimiento muy resistente es el de cal o yeso. En este caso, sin


embargo, el muro podrá ser atacado a través de inevitables fisuras,
mientras el material externo del muro está sin deteriorarse. En este caso
el daño estaría escondido y no se podría establecer, fácilmente, una
rutina de inspección y mantenimiento.

EL ADOBE EN EL
EL PERU

EPOCA PREHISPANICA

El uso de la tierra en la construcción se inicia, en el Perú, en el


periodo pre-cerámico, al emplearse como argamasa, para unir piedras
campestres; mas adelante, alrededor del 2,000 AC., en el Formativo, se
empleará esta tierra en la fabricación de adobes, posiblemente para
reemplazar en forma directa a las piedras.

Este elemento innovador evolucionará en cuanto a formas y


dimensiones, permitiendo la edificación de múltiples formas
arquitectónicas.

Los diversos tipos de adobes utilizados a lo largo de la historia de


nuestra cultura podrían ser resumidos de la siguiente manera:

167
PERIODO FORMATIVO INFERIOR (2,000-
(2,000-1,200 AC)

- ADOBE CONICO :
Colocados en disposición horizontal con la punta hacia adentro para
formar los perfiles externos.
Sitios: Sechin, Moxeque, Punkuri.
(Casma-Departamento de Ancash)

- ADOBE CILINDRICO :

Sitio: flanco Oeste del cerro de Sechín.


(Casma-Departamento de Ancash)

- ADOBE CONICO TRUNCADO :

Sitio: Cañahuaca.

PERIODO FORMACIONES REGIONALES (100-


(100-800 DC)

- ADOBE PARALELEPIPEDO:
Colocados alternadamente en forma longitudinal y transversal para
obtener una estructura compacta.

Se habrían utilizado moldes de caña.

168
Sitios : Huaca del Sol (Trujillo)
Huaca de la Luna (Trujillo)
Pañamarca (Lambayeque)

- ADOBITOS
Colocados en fila como libros en un estante sobre dos hiladas colocados
en soga, formando parámetros anchos y
sólidos que deberían contener el relleno
de tierra, grava y cantos rodados, para
lograr la elevación de volúmenes
piramidales.
Sitios: Huaca Pucllana o Juliana (Lima)
Huaca Aramburu (Lima)
Cajamarquilla (Lima)

- ADOBES DENTIFORMES, OVOIDES Y HEMISFÉRICOS :


Empleados de forma menos continúa.

PERIODO FORMACIONES URBANAS


– CULTURA WARI (800-
(800-1,200 DC)

- ADOBONES
Barro apisonado en gaveras de madera, cuando se
ha secado es trasladado al sitio de la edificación.

Sitio: Cajamarquilla (Lima)

PERIODO FORMACIONES SEÑORIALES – CULTURA CHIMU


(1,200-
(1,200-1440 DC)

ADOBES ALTOS ADOBES DE SECCION CUADRADA ADOBES PLANOS

169
Forma y tamaño dependiendo de su posición en la edificación, las mas
grandes en las partes bajas y las pequeñas en los bordes, pero siempre
manteniendo la misma proporción.
Sitio: Chan-Chan (Trujillo)

Además del adobe como material constructivo se usará el barro en frisos


y tracerías.

IMPERIO INCAICO (1440-


(1440-1535 DC)

Frente a la inexistencia de canteras en la costa central el


Tawantinsuyo construyó con adobes, absorbiendo así la mano de obra
de los territorios conquistados.

Se emplearán moldes y se agregará paja o valvas de moluscos


trituradas para darle mayor consistencia al material.

Dimensiones: .50 x .30 x .15


Sitios : Uquira (Cañete)
Tambo Colorado (Pisco)
Puruchuco (Lima)

En la sierra el adobe será un material secundario y se empleará en


hastíales (fachada terminada por las dos vertientes de un tejado) siempre
sobre muros de piedra.

Dimensiones : .45 x 1.10 x .10 - .30 x .06 x .12


Sitios : Racche (Cusco)
Pisacc (Cusco)

170
EPOCA VIRREYNAL Y REPUBLICANA

El ladrillo crudo era empleado en España y en las tierras moriscas,


aquí junto a los pobladores nativos, los españoles, renovaron la
tecnología agregando a los bloques de tierra estiércol de animales y paja
cortada.

Los muros de adobe, durante el Virreynato y los primeros años de la


República, descansaban en cimientos y sobrecimientos de piedra de río y
barro.

En algunos casos encima del sobrecimiento venía un solado de


ladrillo denominado “verdugado”.

Para proteger de la humedad a la parte baja de los muros se les


recubría con alquitrán, costumbre que perduró hasta principios del siglo
XIX.

El revestimiento de los muros era con barro y luego blanqueados con


cal.

En la sierra se incorporan, a la tradición indígena, los conceptos


occidentales como la inclusión de piezas de madera para reforzar
estructuralmente los muros de adobe.

Los adobes medían de 0.40 a 0.60 m. de longitud; 0.20 a 0.30 m. de


ancho y de 0.10 a 0.15 m. de altura.

Los fuertes terremotos que sacuden especialmente la costa,


condicionaron los sistemas constructivos introduciendo el sistema
constructivo de “quincha” consistente en la unión de madera y caña
recubierta de barro, generalizándose su uso en el siglo XVIII para los
segundos niveles, en la mayoría de los casos, manteniendo el primer
piso de adobe.

171
172
173
174
175
176
177
MOVIMIENTOS SISMICOS Y SUS EFECTOS

La acción de los sismos y sus efectos puede clasificarse en los


siguientes casos:

Cuando se presenten pandeos y fisuras verticales, se trata de una falla a


la compresión y depende de las características mecánicas del adobe y del
mortero.
Cuando se producen fisuras diagonales, que en forma escalonada
acompañan las juntas entre los adobes, se trata de una falla por
esfuerzo cortante producida por las cargas laterales, paralelas al plano
del muro que caracterizan a las ondas sísmicas.
Cuando la acción de las ondas sísmicas es perpendicular al plano del
muro se producen cargas laterales que ocasionan grietas diagonales
desde la parte superior del encuentro de dos muros perpendiculares.
También se producen grietas verticales en la parte central de un muro
trabajado en sus extremos.
En el encuentro de dos muros perpendiculares, las fuerzas laterales que
ocasionan los sismos producen una falla por tracción que se caracteriza
por la separación de los muros formando una grieta vertical. También se
puede presentar una grieta diagonal en la esquina superior del muro,
indicando una falla por flexión ocasionada por los esfuerzos
perpendiculares a uno de los muros, y paralelo al otro.

CONSERVACION Y RESTAURACION DE MUROS DE


ADOBE

Para llevar a cabo la conservación y restauración de una construcción


de adobe es necesario:

178
Determinar la naturaleza del deterioro.
Identificar y corregir la causa del problema que produce el deterioro.
Desarrollar los planos de rehabilitación y restauración, susceptibles de
integrarse a los edificios históricos.
Desarrollar un programa de mantenimiento, una vez que la
rehabilitación esté completa.

Pero antes de enfrentar cualquier estudio de conservación y


restauración deberá conocerse las propiedades físicas del suelo, para
ello deberán realizarse ensayos de laboratorio de los bloques de adobe,
mortero y enlucido.

Los principales serán:

- Ensayo granulométrico, indicador de los diferentes diámetros de las


partículas de arcilla.
- Ensayo de sedimentación, indicador de los porcentajes de arcilla y
limo.
- Ensayo de límites de consistencia, en cuanto a humedad determinantes
de las fronteras
semilíquido-sólido.
- Pruebas de consolidación y de resistencia al esfuerzo cortante,
indicadores de la máxima
Carga que el adobe resistirá antes de fallar.

Sólo el conocimiento total del suelo con el que va a trabajarse, sus


características físico-químicas, así como sus limitaciones o ventajas
permitirán dar las soluciones de reintegraciones, reemplazos, etc.;
evitando incompatibilidades posteriores.

ACCIONES A TOMAR EN LA CONSERVACION Y


RESTAURACION DE UN MONUMENTO ARQUEOLÓGICO

179
Limpieza del Monumento, liberando a la estructura de la tierra que lo
cubre, previniendo el deterioro que podría sufrir al quedar
“desprotegido” y tomar contacto con los agentes atmosféricos.
Restitución o consolidación de muros con problemas estructurales,
respetando altura y materiales empleados. Cuando debido al
desmoronamiento de adobes o ante la amenaza de colapsar es necesario
desmontar el muro, deberá seguirse un proceso de clasificación y
numeración de las partes para luego, corregida la falla, pueda volverse a
armar, haciendo coincidir cada pieza en el lugar que ocupaba
anteriormente.
Protección de muros erosionados, por insectos o agentes naturales.
Consolidación de enlucidos y pintura mural.

En toda intervención a monumentos prehispánicos deberá


considerarse:

Evitar las reintegraciones que tiendan a la recomposición (formal o


escenográfica) del Monumento.
Evitar el uso de productos químicos que al aplicarlos impidan “respirar”
al monumento, es decir no permitan el paso del aire, aumentando de
este modo el nivel de sulfatos y sales. Asimismo evitar que a pesar de la
aplicación de productos de protección (“camping”) la acción
deterioradora continúe internamente.

PROCEDIMIENTOS DE RESTAURACION UTILIZADOS EN


MUROS DE ADOBE

Apuntalamiento de muros, techos y control permanente de las


deformaciones mientras dure el proceso de restauración.
Calzadura de cimientos y sobrecimientos, cuando el mortero es
insuficiente. El muro de adobe deberá apuntalarse adecuadamente; la

180
operación de calzar las piedras de los cimientos se hace por tramos y
por las dos caras.
Calzadura de muros, procedimiento por el cual se pueden reemplazar las
partes deterioradas por adobes nuevos sin afectar los originales, que se
encuentran en buen estado. Deberá merecer especial atención el
reemplazo, reparación o reproducción de los materiales dañados con
materiales tradicionales u originales.
Costura de fisuras y lesiones, se efectúa en los casos de lesiones o
grietas verticales, reemplazando por adobes nuevos todos aquellos que
han sido afectados por la grieta.
Colocación de llaves de amarre, para mejorar la traba en el encuentro de
dos muros. Estas tendrán la forma de doble “L” o doble “T” según se
trate de un muro de esquina o de dos muros perpendiculares. Los
materiales deberán ser dúctiles: madera, caña, alambre o varillas de
fierro de construcción ancladas en sus extremos.
Dinteles de refuerzo en los vanos, evitando así el reemplazo de los
originales que presenten derrames y/o pintura original.
Conservación de nichos, ventanas o pintura mural en los muros.

REFORZAMIENTO

Cuando los muros de adobe requieran el reforzamiento de columnas,


vigas y llaves de concreto armado, deberán tomarse algunas
precauciones para evitar los aspectos desfavorables de la unión con el
concreto:

Columnas de diseño especial que permita que el concreto armado sujete


la masa de adobe sin golpearla y sin producir concentración de
esfuerzos.
Contacto firme entre ambos materiales para garantizar, que exista una
transferencia de fuerzas horizontales en las superficies de contacto,
evitando así el golpe del concreto armado contra la estructura del adobe.
Cuando se emplean vigas de concreto ubicadas a nivel de entrepisos y
apoyadas a muros de adobe, deben aislarse mediante una ligera
superficie de yeso para que los adobes no sean dañados en casos de
sismos.

181