Está en la página 1de 15

TECNICO DE ANALISIS DE MUESTRAS QUIMICAS

SENA COLOMBO ALEMAN

PROYECTO : JABON LIQUIDO

REPRESENTANTES :

JUAN SEBASTIAN CERVANTES


KEDER PEREZ
MICHELLE PERTUZ
MOISES IBAÑES

GRADO: 11

AÑO : 2019

GC-F-004 V.01
Introducción

Debido a que el jabón es uno de los elementos de limpieza


personal más
importantes, hemos optado, por crear uno, que de igual forma
podamos mostrar a
los compañeros y a la vez nosotros comprender su
comportamiento químico o su
inclusión en la química orgánica. De igual forma a medida que
vayamos creando
nuestro jabón, agregaremos sustancias que puedan hacer el
jabón líquido más
eficiente, y nos pueda ser útil para diferentes usos.

GC-F-004 V.01
Objetivo.

Elaborar exitosamente un jabón líquido a partir del


experimento que se realizará.
Este jabón podrá ser utilizado eficazmente para lavarse el
rostro y el cuerpo ya
que tendrá un aroma de agradable, y por ultimo presentarlo
con una explicación.
Consistente su creación y las reacciones químicas llevadas a
cabo.

Aprender a elaborar un jabón líquido con sus respectivas


características y determinar su importancia en el sector
productivo y comercial.

GC-F-004 V.01
Marco teórico.

El proceso de fabricación del jabón se ha mantenido casi sin cambios desde hace
más de 2000 años. Químicamente las grasas y aceites se conocen como
triglicéridos. Ellos contienen grupos funcionales éster.
Los ácidos carboxílicos presentes en el jabón rara vez son del mismo tipo en una
grasa dada, de hecho, la molécula de un triglicérido simple puede contener tres
radicales diferentes (R1COOH, R2COOH, R3COOH) y no todos los triglicéridos de
un aceite o grasa pueden ser idénticos. Las sales de los ácidos carboxílicos del
jabón usualmente contienen entre 12 y 18 carbonos en un arreglo lineal. Los
ácidos
Comienza con las grasas de origen animal o aceites vegetales que se transforman
en jabones. una reacción muy sencilla denominada saponificación.
Un jabón contiene las sales de sodio o potasio de los ácidos grasos, producto de
la
mezcla de un cuerpo graso (triglicéridos con un álcali, que puede ser hidróxido de
sodio o de potasio).
GC-F-004 V.01
Comienza con las grasas de origen animal o aceites vegetales
que se transforman
en jabones. una reacción muy sencilla denominada
saponificación.
Un jabón contiene las sales de sodio o potasio de los ácidos
grasos, producto de la
mezcla de un cuerpo graso (triglicéridos con un álcali, que
puede ser hidróxido de
sodio o de potasio).

GC-F-004 V.01
El jabón funciona como una parte positiva y una negativa, la parte azul es llamada
lipofilica la cual es afín a las grasas y repele el agua mientras que la parte roja es
afín a el agua. Este puede disminuir la tensión superficial y por consecuencia crea
un efecto llamado emulsificacion la cual es la mezcla de dos líquidos inmiscibles de
manera más o menos homogénea.
Los jabones limpian debido a las afinidades diferentes de los extremos de sus
moléculas. La suciedad grasa no se elimina fácilmente sólo con agua, que la repele
por ser insoluble en ella. El jabón posee una cadena larga alifática o hidrocarbonada
sin carga que interactúa con la grasa, disolviéndola, mientras que la región con
carga se orienta hacia el exterior, formando gotas. Una vez que la superficie de la
gota grasa está cubierta por muchas moléculas de jabón, se forma una micela con
una pequeña gota de grasa en el interior. Esta gota de grasa se dispersa fácilmente
en el agua, ya que está cubierta por las cabezas con carga o aniones carboxilato
del jabón. GC-F-004 V.01
La grasa animal contiene ácidos grasos que son liberados en un medio alcalino a
altas temperaturas. Este es proporcionado por las cenizas que contienen sales de
metales alcalinos, como sodio o potasio, los cuales en disolución producen hidróxido
de sodio o potasio, que elevan el pH. Los ácidos grasos o ácidos carboxílicos de
cadena larga liberados de la grasa reaccionan luego con el hidróxido de sodio o
potasio y forman sales. Las sales de ácidos grasos son los jabones, tales como el
estearato de sodio, el palmitato de sodio, el laureato de sodio, entre otros. A estos
jabones se le puede agregar después otras sustancias según su propósito. Los
jabones tienen la propiedad de disolverse en agua, formar espuma, emulsionar el
sucio que está unido generalmente a una película de grasa, disminuir la tensión
superficial del agua y aumentar su capacidad de “mojar” y así contribuir a eliminar
la suciedad. La ventaja de los jabones es que son biodegradables, es decir son
degradados rápidamente por las bacterias, por lo que n o contaminan el ambiente.

GC-F-004 V.01
Formas de medir el pH
Para saber si un jabón es apto para su uso debemos medir antes su pH.
Un jabón bien realizado tiene que tener un pH neutro. Es decir, la sosa
debe haber neutralizado todos los ácidos grasos de las grasas y por
tanto existir un equilibrio entre ácidos y bases, o sea un estado neutro.
Ahora bien, por ser el jabón como es una sal débil, al contacto con
agua, se disocia parte del álcali produciendo un efecto de causticidad
leve. El pH, medido con tiras marcará entre 9 y 10, será básico.

Si pretendemos neutralizar ese efecto cáustico mediante un ácido, por


ejemplo el cítrico, conseguiremos la separación parcial del jabón. No
se volverá a asociar y por tanto sólo tendremos ácidos grasos y
material neutro, en este caso citrato sódico. Lo cual no es bueno para
nuestro jabón.

GC-F-004 V.01
Medición con tiras reactivas

El caso, no me enrollo más, es que un jabón natural, medido con tiras de pH debe de darnos
un resultado básico. Que esto es normal y que hay incluso quien cree que además de hacerlo
antiséptico, esa causticidad proporciona otros beneficios a la piel, como la eliminación de el
exceso de acidez. Para medir el pH del jabón con tiras reactivas hay que diluir una pequeña
parte del jabón en agua y tomar de ahí la muestra.
El método de la lengua

Pero existe otro método más sencillo para medir el pH del jabón. Se trata de la propia lengua,
aunque hay quien usa la ajena. Si al pasar la lengua por un trozo de jabón notamos que éste
pica, es que ese jabón tiene un exceso de sosa o no está curado aun del todo. Maticemos. Con
picar me refiero a que produce una sensación desagradable en la lengua. El jabón no suele
saber demasiado bien. Sabe a jabón pero no pica. Cuando el exceso es muy grande la
sensación es como una picadura o una pequeña descarga eléctrica, incluso como una leve
quemadura. Se dice de esto que es sabor cáustico pero, claro, si no lo has probado antes no
sabes de que se trata. Nada recomendable por otra parte. Pues bien, si no pica nada es que se
puede usar con tranquilidad. GC-F-004 V.01
Medir el pH del jabón con fenolftaleína

Otro método de medir el pH es mediante una sustancia que se


llama fenolftaleina. Esta tiene la propiedad de ponerse de color
rosa fucsia intenso cuando se la somete a una medio básico
(más de 8). Como hemos dicho, el agua hace que el jabón suba
a más de ese pH pero no hemos dicho que el alcohol no
produce ese efecto. De manera que si diluimos un trocito de
jabón en alcohol de 96º y le echamos unas gotas de solución
de fenolftaleina y no se pone rosa, es que el jabón es neutro
(esto además demuestra lo que decía antes de la sal débil y
todo ese rollo). Para preparar esa solución se diluye
fenolftaleina al 0,1% en alcohol de 96º.

GC-F-004 V.01
GC-F-004 V.01
INSTRUMENTOS Insumos o Reactivos:
- Mechero de Bunsen
- 5 gr de Metil-parabeno
- – Trípode de hierro

- – Malla de asbesto
- – 500 gr de Cloruro de Sodio
-
- – 1 Beaker (200-500 ml) - – 100 gr de ácido critico

- – 1 Erlenmeyer (200-500) - – 1L de Texapon

- – 1 Agitador de vidrio - – 1 L de Agua destilada


- – 1 Vidrio de reloj
- – 100 gr de Colorante
- – 1 Espátula -
- – Fragancia
- – Indicador universal.
GC-F-004 V.01
Metodología:

A. Diluya 25 ml de texapon en 25 ml de agua normal (del grifo) hasta que este desaparezca.

B. Agregue a la solución los reactivos restantes y revuélvalos con el agitador de vidrio (100 gr de
NaCl, 3 gr de metilparabeno, 20 gr de colorante y una piza de fragancia) Observe y anote los
resultados.

C. Repita nuevamente el procedimiento induciendo calor a una nueva solución de 1:1 de 100 ml
de agua y texapon, para darle una mejor consistencia al producto sométala a calor por 10 o 15
minutos (tenga cuidado de no derramar la sustancia). Baje la mezcla y adiciones 50 gr de NaCl y
nuevamente sométalo al calor de 5 o 10 minutos. Luego baje la solución y proceda a agregar 1.5
gr de metilparabeno, 0.5 o 1 gr de colorante y fragancia al gusto, sométalo a calor de 1 a 5
minutos meneándolo con el agitador de vidrio suavemente. Puede duplicar el producto
aplicando el doble de los componentes.

D. Acidifique si es necesario hasta obtener un PH 6-8.


GC-F-004 V.01
Conclusión.

Los jabones son en parte compuestos orgánicos, ya que son


hechos con aceites
vegetales, además de ello estos tienen propiedades químicas
orgánicas como son
el disolverse en agua, podríamos decir que el jabón es polar en
su mayor parte.

GC-F-004 V.01
Referencias.

http://www.experimentosdequimica.net/jabon-liquido-casero/

http://manualidades.innatia.com/c-jabon-liquido/a-como-hacer-jabon-
liquido.html

http://es.wikihow.com/hacer-jab%C3%B3n-l%C3%ADquido

http://www.sabelotodo.org/quimica/jabones.html

http://www.revista.unam.mx/vol.15/num5/art38/

www.sabelotodo.org/quimica/micela.html

http://www.monografias.com/trabajos44/compuestos-
organicos/compuestosorganicos2.
shtml GC-F-004 V.01