ASISTENCIA A LA MUJER CON RIESGO DE SENSIBILIDAD Rh El grupo sanguíneo Rh se encuentra en la superficie de los eritrocitos de una gran parte de la población

. Las personas que lo tienen se denominan Rh positivas y las que carecen de él, Rh negativas. Si una persona Rh negativa resulta expuesta a sangre Rh positiva, se producirá una respuesta antígeno anticuerpo y la persona en cuestión formará aglutininas anti Rh, por lo que se dice que está sensibilizada. La exposición posterior a la sangre Rh positiva puede producir una reacción grave, con aglutinación hemolisis de los hematíes. Lo más frecuente es que la sensibilización ocurra cuando una mujer Rh negativa tiene un feto Rh positivo, bien en el momento del parto, bien durante un aborto espontáneo o inducido. También puede ocurrir cuando una mujer RH negativa no embarazada recibe una transfusión de sangre RH positiva. Los hematíes del feto invaden la circulación materna estimulan la producción de anticuerpos anti Rh como el paso de hematíes suele producirse durante el parto, el primer hijo no se afecta, sin embargo, en los embarazos posteriores, los anticuerpos Rh cruzan la placenta y penetran en la circulación fetal, provocando una hemólis grave. La destrucción de los hematíes fetales da lugar una anemia del feto que es proporcional al grado de sensibilización de la madre. RIESGOS FETALES Y NEONATALES Aunque en la actualidad puede evitarse la sensibilización materna administrando inmunoglobulina Rh (Rho- GAM o RhlgG), algunos niños siguen muriendo a causa de la enfermedad hemolítica. Si no se inicia el tratamiento, la anemia causada por la enfermedad provoca un intenso edema fetal denominado hydrops fetalis (hidropesía fetal), en el que puede desarrollarse una insuficiencia cardiaca congestiva; también puede observarse una intensa ictericia (llamada icterus gravis) que ocasione una profunda alteración neurológica (kernicterus). Este grave síndrome hemolítico se denomina eritroblastocis fetal.

DETECCION DE LA INCOMPATIBILIDAD Y DE LA SENSIBILIZACION RH En la primera visita prenatal, los profesionales de la salud 1 preguntarán por los antecedentes de sensibilización previa, los abortos, las transfusiones de sangre, o hijos anteriores que desarrollaron ictericia o anemia en el periodo neonatal, 2) determinarán el tipo sanguíneo de la madre (ABO) y el factor Rh y 3) identificarán otras complicaciones médicas, como diabetes, infecciones o hipertensión. Cuando se identifica a una mujer Rh negativa que tuvo embarazo previo con un feto Rh positivo, se debe realizar una determinación de anticuerpos (prueba de

y si conoce el factor Rh de su pareja. no se administrará inmunoglobulina Rh. DATOS CLAVE A RECORDAR Sensibilización Rh Cuando ha de enfrentarse a los problemas relacionados con el Rh. ‡ Si la prueba de Coombs indirecta de la madre es positiva y lo mismo sucede con la prueba de Coombs directa del niño Rh+. Dependiendo de los resultados de estas pruebas. no existirá riesgo para el feto. Si la pareja es Rh negativo.Coombs indirecta) para averiguar si está sensibilizada (es decir. que también será Rh negativo. si desarrolló isoinmunidad) al antígeno Rh. la enfermera planificará la asistencia a partir de ellos. Si la mujer sabe que es Rh negativa. se administrará inmunoglobulina Rh a la madre en las 72 hrs posteriores al parto. si hubo embarazos anteriores y cual fue su resultado final. Muchas mujeres saben que son Rh negativas y que esta situación tiene implicaciones con respecto al embarazo. la enfermera debe recordar los siguientes aspectos: ‡ Cuando una madre Rh . existen las siguientes opciones: ‡ Si la prueba de Coombs indirecta de la madre es negativa y lo mismo sucede con la prueba de Coombs directa del niño. en estos casos. Para detectar la sensibilización se utilizan las pruebas siguientes: ‡ Prueba de Coombs indirecta. También preguntará sobre el uso previo de inmunoglobulina Rh. embarazo ectópico o amniocentesis PLANTEAMIENTO ASISTENCIAL EN ENFERMERÍA Valoración y diagnóstico de enfermería Como parte de la historia prenatal inicial. la madre puede sensibilizarse o producir anticuerpos frente a la sangre Rh+ de su hijo. la enfermera preguntará a la madre si conoce su grupo sanguíneo y su factor Rh.y un padre Rh+ conciben un hijo Rh+ puede haber problemas. la enfermera podrá valorar sus conocimientos sobre lo que ello significa. que se realiza con la sangre de la madre para medir la cantidad de anticuerpos anti Rh+ recubiertos por anticuerpos. Si la mujer no conoce su Rh. no podrá iniciarse ninguna intervención en tanto no se disponga de los resultados analíticos iniciales. La prueba de Coombs indirecta mide el número de anticuerpos presentes en la sangre materna. Una vez conocidos. ‡ La inmunoglobulina Rh se administra también después de cada aborto (espontáneo o provocado). . ‡ Se recomienda administrar inmunoglobulina Rh en la 28a semana de gestación para reducir los posibles problemas relacionados con las hemorragias transplacentarias. ‡ En esta situación. se vigila cuidadosamente al niño para detectar la enfermedad hemolítica.

‡ Afrontamiento individual ineficaz en relación con la depresión secundaria al desarrollo de indicaciones para la exanguinotransfusión fetal. Si se hace necesaria una transfusión intrauterina. La enfermera explicará también el objetivo de la inmunoglobulina Rh administrada en la 28. Planes de enfermería y su ejecución Durante el período prenatal. . ‡ La mujer no sensibilizada puede exponer la importancia de recibir la inmunoglobulina Rh cuando sea necesario y cooperar con la pauta posológica recomendada. la enfermera proporcionará una valoración continua durante los procedimientos destinados a evaluar el bienestar fetal.a semana de gestación a la mujer no sensibilizada. Durante el parto. la madre es Rh negativa y no se produjo sensibilización. la enfermera explicará los mecanismos que intervienen en la isoinmunización y contestará a las preguntas planteadas por la mujer y su pareja. tales como las ecografías o la amniocentesis. Información sobre la inmunoglobulina Rh en relación con la necesidad expresada por la mujer de conocer las implicaciones derivadas de la negatividad del Rh y del embarazo. ayudando a sus miembros a afrontar su pena y cualquier posible sensación de culpa sobre el estado del feto. la valoración de enfermería se centrará en el conocimiento y la capacidad de afrontamiento de la mujer y su familia. la enfermera que atiende a una mujer Rh negativa no sensibilizada se asegurará de que se analiza la sangre de la mujer para detectar anticuerpos y que se hacen pruebas cruzadas para inmunoglobulina Rh. La enfermera proporcionará apoyo emocional a la familia. Después del parto. Si la mujer está sensibilizada al factor Rh. la enfermera continuará prestando apoyo emocional.Si la mujer sensibiliza durante el embarazo. Si éste es Rh positivo. la enfermera revisará los datos sobre el Rh del feto. En la unidad puerperal. este estado supondrá una amenaza para cualquier feto Rh positivo que geste. Entre los posibles diagnósticos de enfermería aplicables a la mujer embarazada con riesgo de sensibilización Rh se encuentran: ‡ Comportamientos saludables. al tiempo que asumirá su responsabilidad como parte del equipo de asistencia sanitaria. Además. la valoración de enfermería desvelará la necesidad de administrar inmunoglobulina Rh. Es imprescindible que la mujer conozca la importancia de la administración de la inmunoglobulina Rh después de cada aborto espontáneo o provocado ó de un embarazo ectópico. la enfermera suele ser la responsable de la administración de la inmunoglobulina Rh intramuscular cuando el recién nacido es Rh positivo Evaluación Los resultados previsibles de la asistencia de enfermería son: ‡ La mujer puede explicar el proceso de sensibilización Rh y sus implicaciones para su hijo no nacido y para los embarazos siguientes.

la enfermera debe considerar si existen posibilidades de que se produzca una incompatibilidad ABO (madre de tipo O y padre de los grupos A o B). se detectan con rapidez y se instaura su tratamiento. como parte de la valoración inicial. para descartar el desarrollo de hiperbilirrubinemia. así. ASISTENCIA A LA MUJER CON RIESGO POR INCOMPATIBILIDAD ABO La incompatibilidad ABO afecta a alrededor del 20 a 25 % de los embarazos. A diferencia de la incompatibilidad Rh. pero rara vez provoca una hemolisis importante (Scott y Branch.‡ La mujer da a luz un recién nacido sano. ‡ Las complicaciones del feto o el recién nacido. el primer feto suele afectarse y no existe relación alguna entre la aparición de la enfermedad y la sensibilización repetida de un embarazo al siguiente. los anticuerpos maternos anti A y anti B cruzan la placenta y provocan la hemolisis de los hematíes fetales. Los anticuerpos anti A y anti B se producen de forma natural. En la mayoría de los casos. La consecuencia es que algunas mujeres presentan títulos altos de anticuerpos anti-A o anti-B antes del embarazo. . Sin embargo. por lo que nunca se afectan aunque el grupo de la madre sea distinto. Los lactantes del grupo O no tienen localizaciones antigénicas en los hematíes. Durante éste. cuando aparecen. La incompatibilidad se produce por la interacción de los anticuerpos presentes en el suero materno y las localizaciones antigénicas de los hematíes fetales. la incompatibilidad ABO se limita a las madres de grupo O con fetos de los grupos A o B. Esta observación alertará a otros profesionales y permitirá la valoración del recién nacido después del parto. 1999). las mujeres se encuentran expuestas naturalmente a los antígenos A y B a través de los alimentos que comen y de la exposición a infecciones por bacterias gramnegativos. En el caso de la incompatibilidad ABO. nunca está justificado el tratamiento prenatal.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful