Revista Escolar de la Olimpíada Iberoamericana de Matemática
Número 43 (octubre – diciembre 2011)
ISSN – 1698-277X
Í NDI CE
Ar t ícul os, Not as y Lecci ones de Pr epar aci ón ol ímpi ca 43
Not a necrológica: Prof. Dr. Luis Davidson San Juan ( 1921 – 2011)
Moisés Toledo Julián: El mét odo de int egración de Federico Villarreal.
Pr obl emas par a l os más j óv enes 43
Dos problemas ( PMJ43- 1 y PMJ43- 2) propuest os por Carlos Hugo
Olivera Díaz, Lima, Perú.
Tres problemas ( PMJ43- 3, PMJ43- 4 y PMJ43- 5) enviados por Juan Jesús
Moncada Bolón, San Francisco de Campeche, México.
Recibidas soluciones a los problemas PJ42- 1 y PJ 42- 3, por Luis M.
Maraví Zavalet a, Huamachuco, Perú, que present amos.
Pr obl emas de Ni v el Medi o y de Ol i mpi adas 43
Problemas propuest os en la Compet ición Mat emát ica Medit erránea
2011.
Pr obl emas 43
Pr obl emas pr opuest os 211 – 215
Pr obl emas r esuel t os
Problema 21. El Prof. Bruno Salgueiro Fanego nos indica varias fuent es
bibliográficas donde ha aparecido est e problema, con ant erioridad a la
REOI M. Del exhaust ivo mat erial aport ado por Salgueiro se desprende
que el origen más probable del problema es la 48ª Olimpiada de Polonia
( 1997) , donde fue propuest o en su últ ima ronda. El Edit or agradece el
esfuerzo realizado de rast reo del origen del problema.
Problema 201. A su debido t iempo se recibieron sendas soluciones a
est e problema, por Dones Colmenárez, Barquisimet o, Venezuela, y
Robert o Bosch Cabrera, ent onces en La Habana, Cuba, que no fueron
mencionadas en el vol. 42, por lo que el Edit or present a sus excusas a
ambos resolvent es.
Recibida una solución del problema 204 por Robinson Alexander Higuit a
Díaz, Ant ioquia, Colombia.
Pr obl ema 206
Recibidas soluciones de Kee- Wai Lau, HongKong, China; Daniel Lasaosa
Medarde, Pamplona, España; Ricard Peiró i Est ruch, Valencia, España;
Bruno Salgueiro Fanego, Viveiro, España; y el proponent e.
Present amos la solución de Peiró.
Pr obl ema 207
Recibidas soluciones de Francisco Javier García Capit án, Priego de
Córdoba, España; Daniel Lasaosa Medarde, Pamplona, España; Crist óbal
Sánchez- Rubio García, Benicassim, España; y el proponent e.
Present amos la solución de García Capit án.
Pr obl ema 208
Recibidas soluciones de: Álvaro Begué Aguado, Nueva York, USA; Daniel
Darío Góngora García, Lima, Perú; José Hernández Sant iago, Oaxaca,
México; Daniel Lasaosa Medarde, Pamplona, España; Paolo Perfet t i,
Universit á degli St udi Tor Vergat a, Roma, I t alia; Bruno Salgueiro
Fanego, Vivero, España; y el proponent e.
Present amos la solución de Begué.
Pr obl ema 209
Recibidas soluciones de: Floro Damián Aranda Ballest eros, Córdoba,
España; Álvaro Begué Aguado, Nueva York, USA; Daniel Darío Góngora
García, Lima, Perú; Kee- Wai Lau, Hong Kong, China; Daniel Lasaosa
Medarde, Pamplona, España; Ricard Peiró i Est ruch, Valencia, España;
Paolo Perfet t i, Universit á degli St udi Tor Vergat a, Roma, I t alia; Henry
Alexander Ramírez Bernal, Bogot á, Colombia; Joaquín Rivero Rodríguez,
Zalamea de la Serena, España; Bruno Salgueiro Fanego, Vivero,
España; y los proponent es.
Present amos la solución de Begué.
Pr obl ema 210
Recibidas soluciones de Daniel Lasaosa Medarde, Pamplona, España; y
del proponent e.
Present amos la solución de Lasaosa.

Di v er t i ment os Mat emát i cos 43
Covadonga Rodríguez- Moldes Rey: Liberando incógnit as.
F. Bellot : Capt urado en I nt ernet
Coment ar i o de pági nas w eb y Not i ci as de Congr esos 43
XV JAEM en Gij ón ( España)
Congreso de la SBPMef en Bast ogne ( Bélgica)
Congreso Element ary Geomet ry from an Advanced Point of Vue en
Aveiro ( Port ugal)
XXVI Olimpiada I beroamericana de Mat emát ica, en Cost a Rica.
Car t as al edi t or 43
Sobre la prueba de Pascal : Respuest a del Prof. Milt on Donaire Peña al
coment ario del Prof. Lucas Mart ín Andisco, publicada en el vol. 42.
Sobre Hist oria de las Mat emát ica en la Península I bérica : cart a de Raúl
A. Simón Elexpuru, Chile.
Conv ocat or i as OEI
Curso iberoamericano de formación de profesores de secundaria en el área de
matemáticas Ñandutí
17 de noviembre de 2011
El curso lo convoca la Organización de Estados Iberoamericanos
para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en el seno de su
Centro de Altos Estudios Universitarios con la participación de
aquellos países Iberoamericanos que decidan incorporarse al
proyecto. El proyecto se enmarca en la colaboración que la OEI y
la Agencia Española de Cooperación Internacional para el
Desarrollo AECID desarrollan con el fin de apoyar la construcción
del Espacio Iberoamericano del Conocimiento a través del fomento
de vocaciones hacia la ciencia y al avance del Programa Metas Educativas 2021.
Además, presta su colaboración el Ministerio de Educación de Paraguay y la Consejería de
Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía (España).
Empezamos en marzo 2012
Más información [+]
Curso Básico sobre TIC y Educación
24 de noviembre de 2011
Convocatoria de matrícula y becas abierta
A los cursos inicial y de especialización que la OEI tiene puestos
en marcha se une a partir de marzo de 2012 el Curso Básico.
El curso se propone para docentes en ejercicio y estudiantes de la
carrera docente.
El objetivo del Curso es proporcionar a los participantes de las
herramientas básicas que las TIC proporciona a la educación.
Al tratarse de un sector de gran dinamismo se hace un especial énfasis en la capacidad de
seguir aprendiendo y conociendo los avances y propuestas tecnológicas para la educación
Este curso se hace con el apoyo de la Fundación Telefónica.
Más información [+]
VI Curso sobre Educación para la Cultura Científica
15 de noviembre de 2011
Próxima edición marzo 2012. Becas disponibles
En el marco del Proyecto Iberoamericano de Divulgación
Científica de la Organización de Estados Iberoamericanos
para la Educación, la Ciencia y la Cultura con la coordinación
académica de la Universidad de Oviedo y realizado con el apoyo
de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el
Desarrollo (AECID) se convocan a profesores/as (con
alumnos/as con edades comprendidas entre los 14 y 18 años) a
participar en esta nueva edición del curso.
Más información [+
Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación
23 de noviembre de 2011
Salamanca, España, 5 al 7 de septiembre de 2012
La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,
la Ciencia y la Cultura (OEI) en el marco de su Programa para el
fortalecimiento de las Lenguas de Iberoamérica en la Educación
convoca al Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la
Educación que se celebrará en la ciudad de Salamanca del 5 al 7
de septiembre de 2012.
Se encuentra abierta la inscripción y la entrega de propuestas de comunicaciones y
experiencias
Incluye: Leer para aprender matemática
Más información [+]



REOI M 43
Not a necr ol ógi ca, por Fr anci sco Bel l ot
Pr of . Dr . Lui s Davi dson San Juan ( 1921 – 2011)
Est ando en pr epar aci ón est e númer o 43 de l a REOI M nos l l ega,
a t r avés del cor r eo el ect r óni co, l a t r i st e not i ci a del
f al l eci mi ent o, en su quer i da La Habana, del Pr of . Lui s
Dav i dson, pocos días después de habér sel e r endi do al l í un
mer eci do homenaj e con mot i v o de su nonagési mo
cumpl eaños. Agr adecemos al Pr of . Mar i o Díaz su amabi l i dad
par a env i ar nos el t ex t o del Pr of . Car l os Sánchez Fer nández, de
l a Uni v er si dad de La Habana, l eído dur ant e di cho homenaj e, y
del que nos per mi t i mos t omar al gunos dat os bi ogr áf i cos del
Pr of . Dav i dson.
Lui s Dav i dson San Juan naci ó en La Habana el 10 de
sept i embr e de 1921. En l a Uni v er si dad de La Habana cur só l a
car r er a de Ci enci as Físi co- Mat emát i cas, doct or ándose en 1944
con su t esi s Desar r ol l os en ser i e de l as f unci ones anal ít i cas.
De 1945 a 1961 i mpar t i ó sus cl ases en el I nst i t ut o de
Segunda Enseñanza de Mat anzas. En 1950 f or mó par t e de l a
del egaci ón cubana en el I CM de Har v ar d, y el cur so 1958 – 59
r eal i zó un i nt er cambi o con una Hi gh School de Nuev o Méx i co.
En 1960 es nombr ado I nspect or Naci onal de Mat emát i cas y en
1966 Coor di nador Naci onal de Pl aneami ent o e I nspecci ón
Técni ca. Desde 1963 or gani zó l os concur sos de Mat emát i cas
par a est udi ant es de Bachi l l er at o en t odo el país y par t i ci pó
desde 1971 en l a Ol i mpi ada I nt er naci onal de Mat emát i cas
como Jef e de l a Del egaci ón de Cuba, l l egando en 1988 a ser
Vi cepr esi dent e del I MO Si t e Commi t t ee ( y a pr esi di r sus
r euni ones en 1988, por ausenci a del Pr esi dent e) .
La O.E.I . l e concedi ó en 199 un Di pl oma como Maest r o
Fundador de l os Concur sos de Mat emát i cas en I ber oamér i ca.
La pr i mer a v ez que coi nci dí en per sona con Lui s Davi dson f ue,
si l a memor i a no me f al l a, en Aust r al i a en 1988. Conocía, a
t r avés del Pr of . Rai mundo Reguer a, al gunas de sus
publ i caci ones ( Los concur sos de Mat emát i ca, con Fél i x Reci o) .
Un año más t ar de vol ví a v er l e en el Si mposi o pr ev i o a l a
Ol i mpi ada I ber oamer i cana. El mes de Abr i l , en La Habana,
suel e ser cal i ent e. Per o Dav i dson si empr e par ecía i nmune al
cal or ambi ent al , con su i mpecabl e cor bat a y su t r aj e,
per f ect ament e pl anchado. Además de su aspect o,
i mpr esi onaba l a pr eci si ón de su l enguaj e, l a f or ma de
t r ansmi t i r sus conoci mi ent os, pr opi a de un v er dader o
maest r o. Tr as aquel l os pr i mer os encuent r os, coi nci di mos a l o
l ar go de l os años si gui ent es en v ar i as r euni ones y congr esos :
en 1990, en Wat er l oo ( Canadá) , en l a 1ª Conf er enci a de l a
Feder aci ón Mundi al de Compet i ci ones Mat emát i cas Naci onal es
( WFNMC) ; en 1992, en el I CME de Quebec, donde Dav i dson
r eci bi ó el Pr emi o Paul Er dös de l a FNMC. En l a si gui ent e f ot o
se nos v e al f i nal de una de l as sesi ones en Quebec.


Y me consi der o muy af or t unado por que, a l o l ar go de mi
car r er a, he si do consi der ado ami go por muchos mat emát i cos
i l ust r es. Ent r e el l os est á, por descont ado, Lui s Dav i dson, cuya
t r adi ci onal f el i ci t aci ón de Año Nuev o ya no podr é r eci bi r más…
En 2009, Davi dson me hi zo l l egar un ej empl ar dedi cado de su
úl t i mo l i br o, Ecuaci ones y Mat emát i cos, Ed. Puebl o y
Educaci ón, 2008. Lo conser v o con si ngul ar car i ño en mi
bi bl i ot eca. Tambi én t engo el pr i mer vol umen de una obr a
col ect i va ( Dav i dson – Reguer a – Fr ont el a – Cast r o) que
consi der o t uv o una enor me i nf l uenci a en l a educaci ón
mat emát i ca de l os est udi ant es cubanos: Pr obl emas de
Mat emát i ca El ement al , Ed. Puebl o y Educaci ón, 1987. El l i br o
f ue un r egal o dur ant e l a I MO de Aust r al i a de 1988 del ot r o
pi oner o, j unt o a Dav i dson, de l os concur sos de Mat emát i cas
en Cuba, Pr of . Rai mundo Reguer a, f al l eci do hace v ar i os años.
Si r van est as br ev es, per o si ncer as, l íneas, de homenaj e y
r ecuer do a un gr an mat emát i co, un ex cel ent e pr of esor y una
mej or per sona.
Lui s, si t t i bi t er r a l ev i s.
Val l adol i d, nov i embr e de 2011
Fr anci sco Bel l ot Rosado

HISTORIA DE LA MATEMÁTICA
EN EL PERÚ
ANÁLISIS DE OBRAS
MÉTODO DE INTEGRACIÓN DE
FEDERICO VILLARREAL
Autor: Moisés Samuel Toledo Julián
(el numeros@hotmail.com)
Resumen
Federico Villarreal al presentar su tesis de Bachiller[2] ante la Facultad de Ciencias de
la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima–Perú), realizó una observación
notable sobre el método de integración por partes. Dada la importancia del tema,
este será tratado en tres secciones, cada uno de los cuales indicará una subparte de la
misma, los puntos a tratar serán:
1. Sobre expresiones susceptibles de generalización.
2. Método de traspasos.
3. Aplicación del método de traspasos.
Es claro que no describiremos la teoría de integración (en el sentido de riemann), el
presente desarrollo asumirá que el lector posee por lo menos nociones sobre el proceso
de integración.
2
1. Sobre expresiones susceptibles de generalización
E
s bien conocido que las operaciones aritméticas de composición (+, ×, ()
n
) y descompo-
sición (−, ÷, n

) cuando son tomadas en forma sucesiva no siempre es posible invertir
el orden en la que se operan. Por ejemplo: a la cantidad a agregarle b y quitarle c es lo
mismo que quitarle primero c y agregarle después b, es decir (a +b) −c = (a −c) +b. Pero
si a la cantidad a se agrega b y se multiplica por c no es lo mismo que multiplicar a por c
y agregar b, es decir: (a + b)c = ac + b sino que debe añadirse bc para obtener el mismo
resultado. Podemos resumir lo mencionado líneas arriba mediante el siguiente principio[2]:
“Cuando hay dos operaciones sucesivas de composición o descomposición, ambas del
mismo orden, se puede invertir su cálculo; pero si son de distinto orden no se puede
cambiar su enunciado sino con cierta condición; más si una o ambas operaciones son
imposibles no es permitida su permutación”
— Federico Villarreal
El anterior principio sirve para mostrar que existen diferentes proposiciones suceptibles
de una expresión general. Es así que el Dr. Villarreal plantea el caso de integración por
partes como uno suceptible de generalización.
1.1. Recordando el método de integración por partes
Pasamos ahora a recordar (brevemente) en que se basa el método de integración por
partes:
1
ro
por la regla de la derivada de un producto tenemos
(f(x) · g(x))

= f

(x) · g(x) + f(x) · g

(x)
2
do
integrando a ambos lados de la igualdad

_
(f(x) · g(x))

∂x =
_
f

· g(x)∂x +
_
f(x) · g

(x)∂x
3
ro
usando el hecho que la derivada e integral son operadores inversos y despejando ade-
cuadamente

_
f(x) · g

(x)∂x = f(x) · g(x) −
_
f

(x) · g(x)∂x
A partir de los calculos anteriores y del hecho que una integral y =
_
f(x)∂x sienpre es
posible escribirla como y =
_
A· dB tenemos que esta ultima puede ser expresada como la
combinación de dos términos con signos alternados. Esto da pie a considerar la integración
por partes como suceptible de generalización y a corroborar lo dicho en 1 puesto que
y =
_
f(x)∂x escrita en términos de A, B tomará una forma mas simple o complicada
segun sean A y B escogidos en forma adecuada.
Recordemos tambien que el método de integración por partes puede subdividirse en
dos casos:
• Descomponiendo la función en sumandos: este método es aplicable a funciones ra-
cionales, que descompuestos en sus fracciones parciales se pueden integrar algebrai-
camente o por logaritmos o por arco tangentes.
3
• Descomponiendo la función en factores: aplicable a los demás casos.
Al segundo método se le ha dado (impropiamente) el nombre de integración por partes,
pues aunque los factores pueden considerarse como partes de ese producto, tambien lo
son los sumandos como parte del total. Por tanto a los dos juntos deberían llamarseles
integración por partes, a la primera integración por sumandos y a la segunda integración
por factores.
Habiendo hecho notar los principios sobre los cuales el Dr. Federico Villarreal inicia su
estudio sobre la integración por traspasos, pasamos a describir el método en si.
2. Método de traspasos
Primero haremos notorio algunas observaciones relativas a las técnicas de integración.
2.1. Observaciones:
1. El método de integración inmediata tiene sus reglas fijas. La inversa de la derivación:
_
x
3
∂x =
x
4
4
+ cte , o tambien
_ √
x∂x =
2
3

x
3
+ cte (cte: constante real)
2. El método de integración por sustitución no posee sus reglas fijas, pues depende de
los casos que se presenten:
a) Para convertir en algebraica una expresión trascendente
_
ln(x + 1) cos x∂x
b) Para bajar el orden de las ecuaciones integrales, para hacerlas homogéneas, etc
(esto constituye parte de la teoria de ecuaciones integrales)
c) Para hacer racional a una función inconmensurable
_
1

x
2
+1
∂x
3. El método de integración por sumandos tambien tiene sus reglas fijas:
a) Si el denominador de la fracción tiene raíces iguales
_
∂x
x
2
−6x+9
b) Si el denominador tiene raíces distintas
_
∂x
x
2
+3x+10
c) Si el denominador tiene raíces imaginarias
_
∂x
x
2
+1
4. Sin embargo no se ha hecho lo mismo con la integración por factores, atendiendo a
ello Juan Bernoulli sentó lo que se denomina la base del cálculo integral (en analogía
a lo que el método de Taylor lo es al cálculo diferencial). Así considerando como
factor constante ∂x tenemos:
y =
_
f(x)∂x
= xf(x) −
_
f

(x)x∂x
Pero
_
f

(x)x∂x =
x
2
2
f

(x) −
1
2
_
f

(x)x
2
∂x
Así
y = xf(x) −
x
2
2!
f

(x) +
1
2!
_
f

(x)x
2
∂x
4
Procediendo análogamente para la ultima integral:
y = xf(x) −
x
2
2!
f

(x) +
x
3
3!
f

(x) −
x
4
4!
f

(x) +· · · (1)
Si bien es cierto que el factor ∂x se presenta de forma natural, el método no supone
que precisamente deba tomarse ese factor sino cualquier otro, ya que al hacerlo lo
particulariza, esto es la escencia del método de integración por traspasos del Dr.
Federico Villarreal.
2.2. Principio de integración por traspasos
Dada la expresión y =
_
f(x)∂x siempre es posible expresarla en la forma y =
_
A· dB
y sin hacer traspasos de términos, podemos interpretar la fórmula (1) del modo siguiente:
1. Tomar A después diferenciarla y dividir por ∂x, volver a diferenciar y dividir por ∂x,
etc. Es decir, calcular las derivadas sucesivas de A.
2. Tomar B después multiplicarla por ∂x e integrar, volver a multiplicar por ∂x e
integrar, etc. Es decir, calcular las integrales multiples de B.
3. Multiplicar los resultados homólogos y dar los signos mas y menos, es decir
A· B −A

·
_
B∂x + A

·
_ _
B∂x −A

·
_ _ _
B∂x· · ·
Como por la diferenciación va aumentando el coeficiente y disminuyendo el exponen-
te, cuando este sea cero la derivada es constante y la siguiente será cero, por tanto
en este caso habrá integración exacta. Así también, como por la integración va dis-
minuyendo el coeficiente y aumentando el exponente resulta que si una integración
es constante la siguiente no será cero, pues al multiplicar por ∂x la integración dará
∂x, pero si el exponente es negativo la integración llegará a ser infinita, y en este
caso la integral (como se sabe) es un logaritmo.
Ejemplo 1. Sea la función x
4
, cuya integral puede ser expresada en formas distintas y
por tanto el factor ∂x no es el único que se presenta de forma natural, así pues:
z =
_
x
4
∂x =
_
x
2
×x
2
∂x =
_
x
2
×∂(
_
x
2
)∂x =
_
x
2
×∂(
x
3
3
) (2)
aplicando el método para A = x
2
y B =
x
3
3
tenemos en cada caso:
A = x
2
B =
x
3
3
dA
dx
= 2x
_
B∂x =
x
4
12
d
2
A
dx
2
= 2
_
(
_
B∂x)∂x =
x
5
60
d
3
A
dx
3
= 0
5
note que no consideramos la cuarta iteración para B puesto que la cuarta iteración para A
fue cero, luego la integral resultante de acuerdo a (3) será:
z =
x
5
3

x
5
6
+
x
5
30
=
x
5
5
Si bien es cierto la función considerada para la integración es bastante simple, nos permite
hacer notar la recursividad del método y la tendencia a buscar una generalización del mismo
(esto en realidad constituye un caso muy simple del método de traspasos del Dr. Federico
Villarreal, note que si estamos realizando traspasos, con la descripción de la siguiente
sección podrá usted darse cuenta de ello y corroborará que la manera de hacerlo constituye
un caso trivial).
Para fijar notación al término A lo denominaremos factor integral en tanto que B será
el factor integral, esto debido a las derivaciones e integraciones sucesivas que se realizan
en cada paso (o proceso de iteración) a considerar.
2.3. Variantes del método de traspasos
Los traspasos pueden ser realizados de dos maneras, de A a B o de B a A, así co-
mo también es posible considerar un proceso mixto de ambos, pero por el momento solo
consideraremos los dos primeros casos y dejaremos el ultimo para la próxima sección.
2.3.1. Traspaso del factor diferencial al factor integral:
En este primer caso estamos considerando el traspaso de A a B, así pues la función z
expresada como z =
_
AdB esta en su forma natural, e indicamos la regla de formación:
“se saca la derivada dA y se traspasa a B lo que se quiera (sea factor o divisor, constante
o variable), después se integra B (la expresión resultante es B
1
). Se vuelve a derivar, en
este caso a A
1
, y se hace el traspaso a B
1
en seguida se integra B
1
(la expresión resultante
es B
2
), etc.” En resumen:
Primer paso: no efectuamos ninguna operación, tan solo escogemos los A y B adecuados
A ⇒B
Segundo paso: T
1
será el término a traspasar
dA = T
1
· A
1

_
B · T
1
∂x = B
1
Tercer paso: T
2
será el nuevo término a traspasar
dA
1
= T
2
· A
2

_
B
1
· T
2
∂x = B
2
etc.
Ultimo paso: Colocamos los términos A
i
, B
i
para obtener el resultado final del proceso
de integración
z =
_
AdB
=

±A
i
· B
i
; i = 0, 1, . . . , m, (m: n
o
de pasos y A
0
= A, B
0
= B)
6
por esta operación se disminuye el cálculo a bondad, puesto que se puede traspasar toda
la variable (pero de modo que se pueda integrar B) así la siguiente diferencial será cero y
por lo tanto se acorta el cálculo.
Ejemplo 2. Sea la función z =
_
x
4
∂x damos la forma que deseamos z =
_
x
2
· ∂(
x
3
3
)
luego aplicando la regla de formación:
Primer paso: no efectuamos ninguna operación, tan solo identificamos A y B
A ⇒B
Segundo paso: T
1
será el término a traspasar
dA = x · 2 = T
1
· A
1

_
x
3
3
· x∂x =
x
5
15
= B
1
Tercer paso: T
2
será el nuevo término a traspasar, pero notemos que
dA
1
= ∂(2) = 0, puesto que la derivada es nula, paramos el proceso.
Ultimo paso: Colocamos los términos A
0
, A
1
, B
0
, B
1
para obtener el resultado final del
proceso de integración:
z =
_
x
4
∂x
= A
0
· B
0
−A
1
· B
1
= x
2
·
x
3
3
−2 ·
x
5
15
=
x
5
5
2.3.2. Traspaso del factor integral al factor diferencial:
En este segundo caso estamos considerando el traspaso de B a A, así pues la función
z expresada como z =
_
AdB esta en su forma natural, e indicamos la regla de formación:
“se saca la derivada dA y se traspasa lo que se quiera de B, después se integra B (la
expresión resultante es B
1
). Se vuelve a derivar, en este caso a A
1
(expresión que resulta
de multiplicar la derivada de A por el termino traspasado de B), y se traspasa lo que se
desea de B
1
en seguida se integra B
1
(la expresión resultante es B
2
), etc.” En resumen:
Primer paso: no efectuamos ninguna operación, tan solo escogemos los A y B adecuados
A ⇒B
Segundo paso: donde B = T
1
· B

1
y T
1
es el término traspasado a dA
dA· T
1
= A
1

_
B

1
∂x = B
1
Tercer paso: donde B
1
= T
2
· B

2
y T
2
es el término traspasado a dA
1
dA
1
· T
2
= A
2

_
B

2
∂x = B
2
etc.
7
Ultimo paso: Colocamos los términos A
i
, B
i
para obtener el resultado final del proceso
de integración
z =
_
AdB
=

±A
i
· B
i
; i = 0, 1, . . . , m, (m: n
o
de pasos y A
0
= A, B
0
= B)
Ejemplo 3. Sea la función z =
_
x
4
dx damos la forma que deseamos z =
_
x
2
· d(
x
3
3
)
luego aplicando la nueva regla de formación:
Primer paso: no efectuamos ninguna operación, tan solo identificamos A y B
A ⇒B
Segundo paso: donde B = T
1
· B

1
= x ·
x
2
3
y T
1
es el término traspasado a dA
dA· T
1
= 2x · x = 2x
2

_
B

1
dx =
_
x
2
3
=
x
3
3
2
= B
1
Tercer paso: donde B
1
= T
2
· B

2
= x ·
x
2
3
2
y T
2
= x es el término traspasado a dA
1
.
dA
1
· T
2
= 2
2
x · x = 2
2
x
2
= A
2

_
B

2
dx =
_
x
2
3
2
=
x
3
3
3
= B
2
siguiendo de forma similar obtendremos una serie infinita (no siempre es el caso)
Ultimo paso: Colocamos los terminos A
i
, B
i
(aquí A
0
= A, B
0
= B), para obtener el
resultado final del proceso de integración:
z =
_
AdB
= A
0
· B
0
−A
1
· B
1
+ A
2
· B
2
· · ·
=
x
5
3

2x
5
3
2
+
2
2
x
5
3
3

2
3
x
5
3
4
· · ·
Este ejemplo muestra que dada una integral esta puede ser aproximada por una serie
infinita, para nuestro caso dicha serie converge a
x
5
5
, así suponiendo x = 1 se tiene:
1
5
=
1
3

2
3
2
+
2
2
3
3

2
3
3
4
· · ·
en efecto, siendo esta progresión geométrica decreciente (cuya razón es
−2
3
) tendremos:
1
3
1 +
2
3
=
1
5
En la siguiente sección presentamos una mistura de los métodos anteriores y finalizamos
con una aplicación de tal proceso (misturado), así también se da una observación sobre
exponentes negativos.
8
3. Aplicación del método de traspasos
En esta sección daremos una aplicación del método de traspasos de Federico Villarreal,
pero antes presentamos una generalidad sobre el método, éste no es otra cosa mas que una
mistura de los casos señalados en la anterior sección.
3.1. Generalidad de los traspasos
Siendo los traspasos arbitrarios, se pueden hacer continuamente de A a B o de B a A
o bien primero de A a B y después de B a A, ya sea alternándolos, siguiendo de dos en
dos, de tres en tres, dejando de hacer traspasos al capricho del calculador. En cualquiera
de estos casos siempre se obtendá integración exacta (siempre que se consiga un coeficiente
diferencial nulo), por consiguiente la fórmula propuesta es una expresión general de la
integración por partes.
Ejemplo 4. Integraremos la función x
4
usando trapasos alternados:
z =
_
x
4
∂x =
_
x
2
×∂(
x
3
3
)
aplicando el método para A = x
2
y B =
x
3
3
tenemos en cada caso:
A
0
= x
2
B
0
=
x
3
3
derivamos A
0
y traspasamos el factor integral x de B
0
e intragamos lo sobrante de B
0
A
1
= 2x
2
B
1
=
x
3
9
derivamos A
1
y traspasamos el factor integral x de B
1
e intragamos lo sobrante de B
1
A
2
= 4x
2
B
2
=
x
3
27
derivamos A
2
y traspasamos el factor integral x de B
2
e intragamos lo sobrante de B
2
A
3
= 8x
2
B
3
=
x
3
81
derivamos A
3
e integramos B
3
sin efectuar trapaso alguno
A
4
= 16x B
4
=
x
4
324
derivamos A
4
e integramos B
4
sin efectuar trapaso alguno
A
5
= 16 B
5
=
x
5
1620
dado que la próxima derivada será nula paramos el proceso,de modo que
z =
x
5
3

2x
5
9
+
4x
5
27

8x
5
81
+
4x
5
81

4x
5
405
z =
x
5
5
9
3.2. Observación sobre exponentes negativos
Si los exponentes son negativos la diferenciación va aumentando el exponente en su
valor absoluto y la integración lo va disminuyendo hasta ser infinita (así pues la integral
es logarítmica), sin embargo en virtud de la teoría de traspasos se puede hacer que la
diferenciación llegue a anularse y por lo mismo se llegue a la integral exacta.
Ejemplo 5. Integraremos la función x
4
· ln x la cual puesta en forma adecuada:
z =
_
ln x(
.
x
5
5
)
identificando términos
A
0
= ln x B
0
=
x
5
5
derivamos A
0
y siendo x en el numerador con exponente negativo lo traspasamos a B
0
e
integramos, quedando
A
1
= 1 B
1
=
x
5
25
dado que la próxima derivada será nula paramos el proceso,de modo que
z = ln x ·
x
5
5

x
5
25
Ejemplo 6. Integraremos la función x
4
pero en esta oportunidad procuramos expresar
el término integral con exponente negativo:
z =
_
x
6
d(−x
−1
)
identificando términos
A
0
= x
6
B
0
=
−1
x
derivamos A
0
e integramos B
0
sin efectuar traspaso alguno
A
1
= 6x
5
B
1
= −ln x
derivamos A
1
y traspasamos el factor diferencial x
4
a B
1
e integramos
A
2
= 30 B
2
=
_
−x
4
· ln x =
−x
5
· ln x
5
+
x
5
25
dado que la próxima derivada será nula paramos el proceso,de modo que
z = −x
5
+ 6x
5
· ln x −6x
5
· ln x +
6x
5
5
z =
x
5
5
10
3.3. Recursividad para decimales del número π
Es tan general el método que se puede poner una multitud de ejemplos en los cuales
tendría cabida los traspasos. Como muestra de ello veamos la siguiente:
3.3.1. Observación sobre los arcotangentes
Sabemos que la diferencial de un arco x cuya tangente es u tiene por expresión:
∂x =
∂u
1 + u
2
el cual podemos integrar haciendo uso del método de traspasos pues
x =
_
1
1 + u
2
· ∂u
identificando términos, podemos aplicar el proceso ya descrito en las secciones anteriores
A
0
=
1
1 + u
2
B
0
= u
tomando derivada a los A
i
, traspasando el factor integral u a B
i
e integrando resulta el
siguiente cálculo
A
1
= −2 ·
1
(1 + u
2
)
2
B
1
=
u
3
1 · 3
A
2
= 2 · 4 ·
1
(1 + u
2
)
3
B
2
=
u
5
1 · 3 · 5
A
3
= −2 · 4 · 6 ·
1
(1 + u
2
)
4
B
3
=
u
7
1 · 3 · 5 · 7
A
4
= 2 · 4 · 6 · 8 ·
1
(1 + u
2
)
5
B
4
=
u
9
1 · 3 · 5 · 7 · 9
continuando el proceso obtenemos la fórmula recursiva
A
n
= (−1)
n
·
n

i=1
(2i) ·
1
(1 + u
2
)
n+1
B
n
=
u
2n+1
n

i=1
(2i + 1)
Luego multiplicamos los términos A
i
, B
i
y colocamos los términos de acorde a lo establecido
en el método de traspasos para obtener el resultado final del proceso de integración:
x =
u
1 + u
2
+

j=1
_
j

i=1
_
2i
2i + 1
_
·
u
2j+1
(1 + u
2
)
j+1
_
(3)
tomando factor común, la expresión (3) puede ser reducida a
x =
u
1 + u
2
_
_
_
1 +

j=1
_
j

i=1
_
2i
2i + 1
_
·
_
u
2
1 + u
2
_
j
_
_
_
_
(4)
11
examinemos si la serie encerrada entre llaves es convergente, para ello utilizamos el criterio
de la razón, por lo que formaremos el cociente del término general con el que le precede
r =
2·4·6···(2n)
3·5·7···(2n+1)
_
u
2
1+u
2
_
n
2·4···2(n−1)
3·5···(2n−1)
_
u
2
1+u
2
_
n−1
=
2n
2n + 1
·
u
2
1 + u
2
=
2
2 +
1
n
·
1
1 +
1
u
2
tomamos límite para n = ∞, resulta
r =
1
1 +
1
u
2
para que la serie sea convergente debemos tener que |r| < 1, así reemplazando la expresión
obtenida en esta condición se tiene que la serie es convergente cualquiera que sea el valor
de u, en particular si esta asume valores pequeños, luego tomando u =
1
z
y reemplazando
en (4) tendremos:
x =
z
z
2
+ 1
_
1 +
2
3
1
z
2
+ 1
+
2 · 4
3 · 5
·
1
(z
2
+ 1)
2
+· · · +
2 · 4 · · · (2n)
3 · 5 · · · (2n + 1)
·
1
(z
2
+ 1)
n
+· · ·
_
(5)
luego puesto que asumiremos valores pequeños de u la serie anterior es convergente para
valores grandes de z.
3.3.2. Aproximando decimales de π
Para aplicar la fórmula (5) y aproximar decimales de π debemos conocer un arco
(denotado por x) y su tangente (denotado por u), el primero que se presenta es el de
45

cuya tangente es la unidad, luego z = 1 y reemplazando en (5) resulta
Arco de 45

=
1
2
_
1 +
2
2 · 3
+
2 · 4
2
2
· 3 · 5
+
2 · 4 · 6
2
3
· 3 · 5 · 7
+· · · +
2 · 4 · · · (2n)
2
n
· 3 · 5 · · · (2n + 1)
+· · ·
_
(6)
“como es poco convergente” descompondremos el arco de 45

, por lo que buscaremos otros
arcos cuyas tangentes sean menores que uno. Para ello apelamos a una conocida fórmula
trigonométrica:
a + b = 45

⇒tan (a + b) =
tan a + tan b
1 −tan a · tan b
= 1
12
tomando tan a = 1/3 tendremos
1
3
+ tan b
1 −
1
3
· tan b
= 1

1
3
+ tan b = 1 −
1
3
· tan b

4
3
· tan b =
2
3
⇒tan b =
1
2
así tenemos que el arco de 45

es igual a la suma de los arcos cuyas tangentes son 1/2, 1/3.
Dividamos ahora el arco cuya tangente es 1/2 en otros dos, así
tan x + tan y
1 −tan x · tan y
=
1
2
tomando tan x = 1/3 (notar que x = a pues tan x = tan a) tendremos
1
3
+ tan y
1 −
1
3
· tan y
=
1
2

1
3
+ tan y =
1
2

1
6
· tan y

7
6
· tan y =
1
6
⇒tan y =
1
7
vemos ahora que el arco de 45

es igual a la suma del arco (denotado por y) cuya tangente
es 1/7 más el doble del arco (denotado por x) cuya tangente es 1/3. Luego haciendo z = 3
y z = 7 en (5) tendremos los valores aproximados
x =
3
10
·
_
1 +
2
10 · 3
+
2 · 4
10
2
· 3 · 5
+
2 · 4 · 6
10
3
· 3 · 5 · 7
+· · · +
2 · 4 · · · (2n)
(10)
n
· 3 · 5 · · · (2n + 1)
+· · ·
_
y =
7
50
·
_
1 +
2
50 · 3
+
2 · 4
50
2
· 3 · 5
+
2 · 4 · 6
50
3
· 3 · 5 · 7
+· · · +
2 · 4 · · · (2n)
(50)
n
· 3 · 5 · · · (2n + 1)
+· · ·
_
finalmente podemos expresar el arco de 45

como
Arco de 45

= 2x + y
⇒π = 8x + 4y
⇒π = 3, 141592653589793238462643383279502884197169399 · · ·
Haciendo uso de las fórmulas expuestas se puede obtener una mejor aproximación, el grado
de precisión aumenta a medida que se continúe la división en arcos menores. La presente
aproximación es más curiosa que útil, habiendo servido para dar uno de los muchos ejemplos
en que tiene cabida la integración por traspasos.
13
Bibliografía
[1] La Obra del Doctor Federico Villarreal, Godofredo García Díaz. Revista de Ciencias,
año XXVII, 1924 N
o
3, 4,5,6. Lima.
[2] Fórmulas y Métodos que Deben Completarse en Matemáticas, Federico Villarreal
Villarreal Tesis de Bachiller, 1879. Lima.
[3] Federico Villarreal Matemático e Ingeniero, Luis Katzuo Watanabe, Ediciones COPÉ
departamento de relaciones públicas PETROPERÚ, 2004. Lima.
[4] Revista de la Facultad de Ciencias Matemáticas, Facultad de Ciencias de la UNMSM,
N
o
2, 1988. Lima.
[5] Unidad de Árchivo Histórico Domingo Ángulo UNMSM, Árchivos de la Facultad de
Ciencias 1875,1876,1877,1878,1879,1880,1881.
14
Pr obl emas par a l os más Jóv enes 43
PMJ43- 1
Propuest o por Carlos Hugo Olivera Díaz, Lima, Perú.
ABC es un t riángulo rect ángulo en B. H es el pie de la alt ura desde B.
Las medianas que part en de A y B, r elat ivas respect ivament e a los
lados BH y HC de los t riángulos ABH y HBC, se cort an en el punt o M.
Las bisect rices int eriores de los ángulos BAH y HBC se cort an en el
punt o N. Si , AMN ANH α β = =   , det er minar el ángulo BHN  .
PMJ43- 2
Propuest o por Carlos Hugo Olivera Díaz, Lima, Perú.
El t riángulo ABC es rect ángulo en B, y sea r el radio de su círculo
inscrit o. Las bisect rices int eriores de los ángulos en A y en C cort an a
sus lados opuest os en N y M, respect ivament e. Calcular el área del
t riángulo BMN en función de r.
PMJ43- 3
Enviado por Juan Jesús Moncada Bolón, San Francisco de Campeche,
México.
En la figura, P y Q son los respect ivos punt os medios de los lados de
un cuadrado.

Det erminar el cocient e ent re el área de la región doblement e
sombreada y el área del cuadrado.
PMJ43- 4
Enviado por Juan Jesús Moncada Bolón, San Francisco de Campeche,
México.
Se t rat a de colocar – ant e cada uno de los números de la secuencia
siguient e – un signo de suma o de rest a:
1 2 3 4 5 6 7 8 … 2006 2007 2008
Encont rar al menos 2008 maneras diferent es de colocar los signos de
manera que el result ado sea 2008.
PMJ43- 5
Enviado por Juan Jesús Moncada Bolón, San Francisco de Campeche,
México.
Se considera el menor n t al que 10
2008
divide a n!
Hallar la últ ima cifra dist int a de cero de n! .

RESOLUCIÓN DEL PROBLEMA PJ42 – 3 (Vol. 42 de la REOIM)
Luis M. Maraví Zavaleta
Profesor
I.E. 80915 “Miguel Grau Seminario”, El Pallar, Huamachuco, región de La Libertad, Perú
El valor de c debe corresponder al de un número cuadrado perfecto de una cifra, ya que no es posible
una cifra no entera. De esta manera, el análisis se reduce a cuatro casos:
(i) c = 0
En este caso la igualdad es . Elevando al cuadrado cada miembro y despejando
, tenemos que resolver la ecuación , de donde =0 (raíz no aceptada
para las condiciones del problema) o =10 (raíz aceptada). Por lo tanto, el primer valor de
es 100.
(ii) c = 1
En este caso la igualdad es . Elevando al cuadrado cada miembro y
despejando , se trata de resolver la ecuación , de donde, por razones
análogas a las del primer caso, =12. Por lo tanto, el segundo valor de es 121.
(iii) c = 4
En este caso la igualdad es . Elevando al cuadrado cada miembro y
despejando , se trata de resolver la ecuación , de donde, por razones
análogas a las de los casos anteriores, =14. Por lo tanto, el tercer valor de es 144.

(iv) c = 9
En este caso la igualdad es . Elevando al cuadrado cada miembro y
despejando , se trata de resolver la ecuación , de donde, por razones
análogas a las de los casos anteriores, =16. Por lo tanto, el cuarto valor de es 169.

De esta manera, los números de tres cifras que cumplen con la condición señalada en el
problema son 100, 121, 144 y 169.









Problemas propuestos 211-215
Problema 211
Propuesto por Carlos Hugo Olivera Díaz, Lima, Perú.
Se da un triángulo ABC y la circunferencia exinscrita relativa al lado AC.
Se traza la recta que pasa por el vértice B y por el punto de tangencia, N, de
dicha circunferencia con el lado AC. La recta BN vuelve a cortar en P a la
circunferencia exinscrita. Sean D y E los otros puntos de tangencia de dicha
circunferencia con las rectas que contienen a los lados BC y AB, respectivamente.
M es el punto medio de la cuerda ED. Hallar
\
11' en función de los elementos
del triángulo ABC.
Problema 212
Propuesto por Juan Bosco Romero Márquez, Ávila, España.
Sea ABC un triángulo y H el pie de la altura desde A (H 2 1C). 111G
es el cuadrado inscrito en el triángulo, con el lado DG sobre BC, E en AB y F
en AC. Se consideran los puntos de…nidos a continuación:
J = ¹1 \ H1; 1 = ¹G \ 1H; 1, 1 son las proyecciones ortogonales de
J, 1, respectivamente, sobre el lado BC.
Además, ' = ¹1 \ 11; · = ¹G\ 11; 1 = ¹G\ 11; y o = ¹1 \ 11.
Demostrar que:
i) 1J11 es un cuadrado cuyo lado se determinará.
ii) Las rectas 11, 11 y ¹H se cortan en un punto 1 tal que ¹H = H1.
iii) Las rectas 1J, C1 y ¹H se cortan en el punto medio 1

de ¹H.
iv) Las rectas C·, 1' y ¹H son concurrentes.
v) Los triángulos ¹1J, ¹1o y ¹G1 son semejantes.
Problema 213
Propuesto por Gabriel Alexander Chicas Reyes, El Salvador.
Sea f/
n
g : 0 la sucesión de…nida por /
0
= 0, /
1
= 1, y para todo : 2,
/
n+1
=
2/
2
n
/
n1
+/
n
.
Demostrar que esta sucesión es convergente.¿Qué se puede decir de su límite?
Problema 214
Propuesto por Pedro Pantoja, Brasil.
Resolver en el conjunto Z la ecuación
3
x+y2
= 2

r
3
+j
3

+ 3

r
2
+j
2

+r +j 11.
Problema 215
Propuesto por Francisco Javier García Capitán, Priego de Córdoba, España.
Sean c, ,, ¸ tres números complejos cuyo módulo es la unidad, y A, B, C los
puntos del plano de los que son a…jos. Sean ¹
0
1
0
C
0
y ¹
00
1
00
C
00
los triángulos
órtico y tangencial de ¹1C. Demostrar que ¹
0
1
0
C
0
y ¹
00
1
00
C
00
son homotéticos
y que se cumple la relación
1
0
C
0
1
00
C
00
=
c,¸
(c +,) (, +¸) (¸ +c)
.
1


Solución de Ricard Peiró i Estruch. IES “Abastos” València.
El área del triángulo

ABC es:
2
c b a
r
R 4
abc
S
c ABC
− +
= = .
abc
) c b a ( 2
Rr
1
c
− +
= .
La proposición quedaría probada si
c
2
Rr
1
c
1
a
b
b
a
≥ 





+ ⇔

abc
) c b a ( 2
abc
b a
2
2 2
− +

+

⇔ ) c b a ( 2
c
b a
2 2
− + ≥
+

⇔ 0 bc 2 ac 2 c 2 b a
2 2 2
≥ − − + + ⇔
⇔ 0 ) c b ( ) c a (
2 2
≥ − + − .
Esta última igualdad es cierta.

Por tanto la proposición es cierta y la igualdad se alcanza cuando c b a = = , es decir,
cuando el triángulo es equilátero.



Problema 207. Se tiene un tri´ angulo ABC y su circunferencia inscrita,
tangente a los lados en los puntos D, E y F, como se indica en la figura.
Por los puntos A

, B

, C

de la circunferencia inscrita se trazan las rectas
tangentes a los arcos FD, DE y EF, respectivamente. Desde los v´ertices de
ABC se trazan rectas perpendiculares a dichas tangentes (v´ease igualmente
la figura adjunta). Determinar los puntos de tangencia A

,B

y C

para que
se cumpla la siguiente condici´ on:
a
b
·
p
q
·
n
m
= 1.
a
m
q
n
p
b
A
B
C
D
F
E
B'
C'
A'
Propuesto por Carlos Hugo Olivera D´ıaz, Lima, Per´ u
Soluci´ on de Francisco Javier Garc´ıa Capit´ an.
La condici´ on que cumplen las distancias a, b, p, q, m, n indican que el
tri´ angulo UV W formado por las tangentes en A

, B

, C

es perspectivo con
ABC (ver por ejemplo el apartado 179 de Lachlan: An Elementary Treatise
on Modern Pure Geometry).
Sean B

, C

dos puntos cualesquiera sobre la circunferencia, y sea U el
punto com´ un de las tangentes por B

y C

Hallemos otro punto A

sobre
la circunferencia que forma con B

y C

el tri´ angulo UV W perspectivo con
ABC.
1
Para ello, observemos qeu si P
1
es un punto arbitrario sobre AU, y
las rectas BP
1
, CP
1
cortan a UC

, UB

en V
1
, UW
1
, respectivamente, los
tri´ angulos UV
1
W
1
y ABC son perspectivos.
A
B
C
F
E
D
C'
B'
U
P
1
W
1
V
1
S
A'
W
V
P
Seg´ un el teorema de Desargues, los puntos V
1
W
1
∩ BC, W
1
U ∩ CA y
UV
1
∩ AB est´ an alineados. Pero las rectas W
1
U y UV
1
son fijas, por tanto
tambi´en lo son los puntos W
1
U ∩ CA y UV
1
∩ AB, haciendo fija a la recta
que pasa por los tres puntos. Por tanto el punto S = V
1
W
1
∩ BC tambi´en
es fijo.
Para un punto arbitrario P
1
sobre AU, la recta V
1
W
1
no ser´ a tangente
a la circunferencia, pero conocido el punto S, bastar´ a trazar la tangente
desde dicho punto (adem´ as de la recta BC) para obtener la recta tangente
buscada.
2
Sol uci ón al pr obl ema 208 de l a REOI M
Ál v ar o Begué Aguado, Nuev a Yor k , USA
Dado que la función coseno sólo t oma valores ent re - 1 y 1, la función que
est amos int egrando est á acot ada ent re 2 y 2. La int egral est ará acot ada
ent re 2 π y 2π . Bast a ahora observar que
3
2 2
2
π π < ⋅ , porque
3
2
2
< .
Not a: separando las part es en que el coseno es posit ivo de las part es en
que es negat ivo, se obt iene una cot a inferior mej or que la propuest a:
2 3
2
π +
, y aplicando la desigualdad de Jensen de manera bast ant e direct a
se obt iene una cot a superior mucho mej or que la propuest a: 3 π .
Soluci´ on al problema 209
´
Alvaro Begu´e
Tomemos la funci´on f(x) := 2
x
+ 2
1+
1

x
y calculemos sus dos primeras
derivadas:
f

(x) = 2
x
log(2) −
2
1

x
log(2)
x
3/2
f
′′
(x) =
3 · 2
−1+
1

x
log(2)
x
5/2
+ 2
x
log(2)
2
+
2
−1+
1

x
log(2)
2
x
3
Obs´ervese que f(x) es convexa (los tres t´erminos de f
′′
(x) son positivos
si x > 0), f(1) = 6 y f

(1) = 0. Luego f(x) tiene un ´ unico m´ınimo global en
x = 1, y este es el ´ unico valor para el cual f(x) = 6.
1
PROBLEMA 210, propuesto por Laurentiu Modan, Bucarest, Ru-
man´ıa
Se lanza 3 veces un dado y se denota con z
i
, con i ∈ {1, 2, 3}, la variable aleatoria
que da el n´ umero de puntos obtenidos en la situaci´on i. Si la probabilidad P(z
1
+
z
2
= z
3
) = p ∈ [0, 1], se considera la variable aleatoria
X :

−1 1
p 1 −p

.
Por otra parte, se considera tambi´en la variable aleatoria
Y :

0 2 3
α α
2 1
4

.
donde α ∈ (0, 1).
Se pide:
(A) Comparar M(X) y M(Y ).
(B) Estudiar si X e Y son independientes y si est´an correlacionadas sabiendo
que P(X = 1, Y = 0) =
35
72
y P(X = −1, Y = 2) =
1
72
.
Soluci´on por Daniel Lasaosa Medarde, Universidad P´ ublica de Navarra,
Pamplona, Espa˜ na
(A) Para que Y sea una variable aleatoria, necesitamos que 1 = α + α
2
+
1
4
=

α +
1
2

2
, es decir α = −
1
2
±1, y como α > 0, ha de ser α =
1
2
. Claramente,
M(Y ) = 0α + 2α
2
+ 3
1
4
=
5
4
.
Al mismo tiempo, tirar 3 dados da un total de 6
3
= 216 casos posibles, de los que son
favorables aquellos de la forma (a, s −a, s), donde 1 ≤ s ≤ 6 y 1 ≤ a ≤ s −1. Esto
nos proporciona s−1 valores posibles para a, luego un total de 0+1+2+· · ·+5 = 15
casos favorables, con lo que p =
15
216
=
5
72
. Luego
M(X) = p(−1) + (1 −p)1 = 1 −2p =
31
36
.
(B) Si X, Y fueran independientes, se tendr´ıa que
35
72
= P(X = 1, Y = 0) = P(X = 1) · P(Y = 0) = (1 −p)α =
67
144
,
claramente falso. Luego X, Y no son independientes. De forma an´aloga, si X, Y
fueran independientes, tambi´en se tendr´ıa
1
72
= P(X = −1, Y = 2) = P(X = −1) · P(Y = 2) = p
1
4
=
5
288
,
nuevamente tambi´en falso.
1
Coment ar i o de pági nas w eb y not i ci as de Congr esos 43
XV JAEM en Gi j ón, España
En el espléndido marco de La Laboral, de Gij ón, se han celebrado del
3 al 6 de j ulio de 2011 las décimoquint as Jornadas sobre el
Aprendizaj e y la Enseñanza de las Mat emát icas. Est e congreso, que
se celebra cada dos años, se ha convert ido en un lugar de encuent ro
de una gran mayoría de Profesores de Mat emát icas de t odos los
niveles para compart ir experiencias, escuchar las Conferencias y
Poenecias o part icipar en los Talleres. I nevit ablement e, hay que
elegir, porque muchas de las act ividades son simult áneas. El que
suscribe impart ió un Taller de Resolución de Problemas ( Algunos
mét odos de resolución de problemas) y voy a cit ar algunas de las
act ividades en las que est uve present e.
La Profª Mª Encarnación Reyes I glesias, de la Escuela de Arquit ect ura
de Valladolid, impart ió una de las conferencias invit adas:
Mat emát icas, Nat ur aleza y Art e: Tres mundos int erconect ados, que
t uvo un gran impact o, porque es un t ema que domina a la perfección.
El Prof. Juan Mart ínez- Tébar Giménez, del I ESO Cinxella, de
Chinchilla de Mont earagón ( Albacet e) , present ó De Combinat ione
( Breve hist oria de la Combinat oria, de la mano de dos españoles) .
Uno de ellos es bien conocido ( Raimundo Lulio) , pero el ot ro
( Sebast ián I zquierdo) era complet ament e desconocido para mí, hast a
ese moment o.
Alicia Pedreiro Mengot t i ( I ES Monelos de La Coruña) y Covadonga
Rodríguez- Moldes Rey ( I ES de Mugardos) present aron muy
brillant ement e su lección para un grupo de ESTALMAT Ent rando en el
palomar.
Miquel Albert í Palmer ( I nst it ut o Vallés, Sabadell) fue ot ro de los
conferenciant es invit ados, con I nvest igación et nomat emát ica: más
allá de la línea de Wallace.
Ant onio Ledesma López ( I ES 1 de Requena, Valencia) , como
coordinador del Colect ivo Front era de Mat emát icas, present ó Poesía
visual y resolución de problemas en t orno a la XXI I I ª edición del
Open Mat emát ico.
La conferencia de Clausura, a cargo del Grupo Alquerque se t it ulaba
Si hay Mat emát icas, est o es Cult ura e hizo las delicias del audit orio.

Ant igua Capilla de la Universidad Laboral de Gij ón

La cúpula de la Ant igua Capilla de La Laboral
Congr eso de l a Soci edad Bel ga de Pr of esor es de Mat emát i cas
de l engua f r ancesa; Bast ogne, Bél gi ca.
La SBPMef ha celebrado su congreso anual del 23 al 25 de agost o de
2011, en est a ocasión en Bast ogne, donde el ej ércit o nort emericano
resist ió el invernal e infernal asedio del ej ércit o alemán durant e la
Segunda Guerra Mundial en la bat alla de las Ardenas. La minúscula
ciudad conserva las placas conmemorat ivas, document os y la
reproducción de un t anque Sherman en su plaza principal.
El lema del Congr eso era Las mat emát icas hacen viaj ar. El que
suscribe present ó una comunicación sobre Algunos problemas de
Geomet ría del espacio. Aunque est e congreso es pequeño, siempre
hay que elegir ent r e las act ividades simult áneas. Y las present aciones
del vet erano profesor Claude Villers ( del que publicaremos una en un
próximo número de la REOI M) nunca dej an indiferent e y siempre
proporcionan ideas muy int eresant es para desarrollar en clase. En
est e caso se t rat aba de C’est l’occassion qui…. ( que se podría t raducir
por Érase una vez…) que el aut or subraya como una mat emat ización
de lo cot idiano. Tras un diaporama con varias fot os “ mat emát icas” del
aut or, desgranó varios ej emplos de sit uaciones de la vida real en las
que subyacen problemas mat emát icos, y cómo resolverlos.
El Prof. Eric Deridiaux present ó de una manera práct ica como
const ruir, casi art esanalment e, una ant ena parabólica para capt ar via
sat élit e imágenes de Televisión de t odo el mundo ( más de 2000
canales) . L’orient at ion des ant ennes de t élévision direct e par sat ellit e
era el t ít ulo de su comunicación.

El General Mc Auliffe, defensor de Bast ogne
Congr eso El ement ar y Geomet r y f r om an Adv anced Poi nt of
Vi ew , Avei r o, Por t ugal .
Del 1 al 3 de sept iembre se ha celebrado en Aveiro un minicongreso
con el t ít ulo que ant ecede a est as líneas, dent ro del proyect o Klein y
como casi la últ ima act ividad del mismo. Cont ó con la int ervención
del Secret ario General del I CMI , Prof. Jaime Carvaho e Silva, de la
Universidad de Coimbra ( El desarrollo y el declive de los Element os
de Euclides en la enseñanza de las Mat emát icas) ; del Prof. Pedro
Duart e de la Univ. de Lisboa ( Paisaj es de Morse) ; del Prof. José María
Mont esinos ( Univ. Complut ense; Klein, arit mét ica fuchsiana y grupos
y nudos de Klein) ; del Prof. Francisco Sant os Leal ( Univ. de
Cant abria, Sant ander, España: Polit opos, programación lineal y
complej idad) . La cont ribución del que suscribe fue present ar una
demost ración element al del t eorema del ort opolo, de Gheorge
Tzit zeica, descubiert a cuando el mat emát ico rumano era un
est udiant e de Bachillerat o.

Porche de la Universidad de Aveiro.
XXVI ª Ol i mpi ada I ber oamer i cana de Mat emát i ca, en Cost a
Ri ca.
Se ha celebrado en Cost a Rica, durant e la segunda mit ad de
sept iembre, el Simposio I beroamericano de Educación Mat emát ica y
la vigésimasext a Olimpiada I beroamericana de Mat emát ica.
La O.E.I . envió al que suscribe como expert o para dar un curso de
Capacit ación durant e los t res días del Simposio ( 21- 22- 23 de
Sept iembre) , que se celebró en el Hot el Condesa, cerca de Heredia, y
en la sede de San José del I nst it ut o Tecnológico de Cost a Rica. En el
curso de capacit ación había t res grupos de asist ent es ( A: Profesores
con poca experiencia en Olimpiadas; B: Profesores con ciert a
experiencia en Olimpiadas; y C: est udiant es de las carreras de
mat emát icas de las diferent es Universidades del país) . Además de mi
persona, t ambién dieron clase en est e curso los Prof. José Heber
Niet o, de Maracaibo, y José Ant onio Gómez Ort ega, de la UNAM de
México. Fueron t res días muy int ensos, con sesiones de t rabaj o
largas, en sesiones de mañana y t arde, pero en mi opinión muy
fruct íferas.

Una de las sesiones del grupo A
Concluido el Simposio fuimos t rasladados a San José, par a colaborar
como Coordinadores de uno de los problemas de la Olimpiada. Todo
el desarrollo de la Olimpiada fue normal, y t ant o el Jurado
I nt ernacional como los Coordinadores realizamos nuest ro t rabaj o en
un ambient e de t ot al cordialidad.
El alumno ganador de la Olimpiada fue el j ovencísimo peruano Raúl
Chávez, que lleva camino de convert irse en el Terry Tao de
I beroamérica. Oj alá en el fut uro sea uno de los galardonados con la
medalla Fields.

Los medallist as de oro de la Olimpiada
Valladolid, noviembre de 2011.
Francisco Bellot Rosado
Di v er t i ment os mat emát i cos 43
El primero de los divert iment os de est e número es una narración,
original de la Profª Covadonga Rodríguez- Moldes Rey, Profesora de
Mat emát icas y Direct ora del I . E.S. de Mugardos ( La Coruña) , que
result ó premiada en un concurso de cuent os didáct icos par a alumnos
y profesores en Galicia.
Es un cuent o lit erario- mat emát ico, y est á escrit o en gallego, idioma,
como se sabe, muy próximo al port ugués, uno de los idiomas oficiales
de la REOI M, y que no hemos t raducido.
El segundo divert iment o est á formado por algunas viñet as capt uradas
en I nt ernet , por lo que result aría casi imposible averiguar la
procedencia real.

LIBERANDO INCÓGNITAS
Hoxe hai unha importante reunión. A Raiña ten convocado ao comité de liberación e hai moita
expectación. Dende que dirixe o país, a Raíña leva feitos moitos cambios, non sempre ben
recibidos polos que antes tiñan o poder, que protestan: "Onde se viu un país coma este!, xa
non hai exército, hai comité de liberación de incógnitas!". E ameazan: "Temos que volver ao
de sempre, hai que derrocar a Raíña, non podemos perder incógnitas e caer nas mans dos
atrapadores de incógnitas".
As incógnitas son elementos moi importantes do país. Están gardadas con vixilancia especial.
Serven para resolver problemas. Nunca se sabe o que pode agochar unha incógnita, só cando
o problema está resolto libérase a incógnita descubríndose o seu valor. A incógnita máis
famosa é X, pero tamén hai Y, Z, a, b, c e outras raras que só se utilizan en certas ocasións.
Así de enrarecido está o ambiente. E aínda non saben o motivo polo que a Raíña ten
convocado ao comité de liberación!
Silencio, fala a Raíña:
"Meus queridos amigos e amigas, membros do comité de liberación: os atrapadores de
incógnitas queren poñernos a proba, esta é a mensaxe que acabo de recibir:
Onte procedemos a atrapar unha incógnita, témola retida seguindo o
procedemento habitual. Calquera intento de rescate pode dar lugar a que a
incógnita se precipite na cova das serpes e desapareza para sempre.
Anunciamos que a nosa intención é a de atrapar tódalas incógnitas que
podamos do voso país para así estar en condicións de resolver por nós
mesmos os problemas e ter o dominio. (Atrapadores de incógnitas)
Ante isto, queridos amigos e amigas, propóñovos actuar con sixilo e intelixencia. Tentaremos
rescatar a incógnita atrapada. Trátase de X. O primeiro é saber onde e como se atopa.
Enviarei especialistas a analizar a situación e mañá de novo reunirémonos para peparar o
rescate".
Esa noite un comando de especialistas obtivo imaxes de X. Efectivamente, estaba sobre a
cova das serpes, vixiada por sete guerreiros, dous ao seu carón e cinco enfronte. Todos en
equilibrio sobre a cova das serpes.
Ao día seguinte a Raiña reúne ao comité de liberación:
“ A situación é delicada pero sinxela, a un lado hai cinco guerreiros e ao outro a x con dous
guerreiros (5=x+2) . Necesitamos actuar con precisión e sincronizadamente nos dous lados.
Basta con eliminar a dous guerreiros a cada lado, despois rescátase X procedendo á súa
liberación e traendo retidos aos tres guerreiros aos que equivale. O rescate será esta noite”.
Chegada a noite o plan desenvolveuse coa precisión que pedía a Raíña: a incógnita foi devolta
ao seu recinto e os tres guerreiros inimigos postos á súa disposición.
Despois deste acontecemento a Raíña chamou a sabios de todo o mundo. Foron varios días de
reunións, discusións e estudos. Agora a Raíña driríxese a tódolos habitantes do país nunha
convocatoria extraordinaria que se espera con moita espectación.
"Queridos amigos e amigas -comeza a falar a Raíña- teño que comunicarvos unha importante
decisión. É froito de profundas reflexións de toda a comunidade de sabios e levará a cambios
moi importantes que mellorarán as condicións de vida e a formación de todos os habitantes do
país. A decisión que tomei é que TODOS VOS CONVIRTADES EN LIBERADORES DE
INCÓGNITAS. A tarefa non será doada, é necesario prepararse a fondo. Contratarei a sabios e
estudosos que nos formarán na arte de liberar incógnitas. A medida que vaiamos aprendendo
usaremos técnicas e utensilios máis complicados. A próxima semana comenzará a formación
para tódolos os habitantes que o desexen, que espero sexa a maioría de todos vós".
E así foi, o chamamento da Raíña foi seguido por habitantes de todas as idades.
Despois de varios días de preparativos comezou a formación.
Un mes despois a Raíña visita as salas de aprendizaxe.
“Maxestade, esta é a sala de 1º grao, aquí están os principiantes que aprenden a liberar as
incógnitas tratando de que quede soa a un lado da balanza mantendo o equilibrio. Pode ver
como agora a un lado da balanza hai dous lilís (elementos de liberación) e ao outro está a x
acompañada dun lilí suxeito a un globo que tira del e da balanza para arriba (2=x-1). Observe
como con coidado colocan un lilí a cada lado da balanza e así a un lado quedan tres lilís e ao
outro queda soa a x pois os dous lilís anuláronse. A x está liberada e o seu valor é 3”.
Satisfeita a Raíña prosegue o percorrido. Entran nunha sala ampla onde hai cadrados de varios
tamaños, lilís e globos polo chan. O ambiente é moi serio. A incógnita X está atrapada
elevada ao cadrado, hai ademais outras cinco X cada unha delas colgada dun globo que as
empuxa para riba pero aferránse ao bambán, ademais hai seis lilís. Ao outro lado da balanza,
non hai nada!, non obstante o bambán está en equilibrio (x
2
-5x+6=0). Levan tempo tratando
de liberar a X . Parece unha empresa complicada.
A Raíña di que quere colaborar pois coñece unha técnica que leu nun libro. Despois de
frenética actividade movendo globos, cadrados e lilís, entre todos conseguen o obxectivo: a x
queda liberada con dúas liberacións posibles! (x=2, x=3).
Remata a visita da Raíña na gran sala de sistemas. Alí están a liberar dúas incógnitas, x e y,
atrapadas conxuntamente en dous lugares distintos. A Raíña asiste emocionada á liberación
das dúas incógnitas e móstrase interesada pola estratexia seguida:
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
<
= =
A Raíña, moi satisfeita do visto, dá por terminada a primeira xornada de visita ás salas de
aprendizaxe A semana próxima visitará outras: a sala das raíces nas que liberan incógnitas
atrapadas en raíces cadradas, a sala exponencial cos famosos “logaritmos”, a sala de Ruffini…
Pensa que moi pronto o país será forte e sabio, estará preparado para liberar incógnitas e
resolver problemas e ela poderá negociar un acordo co país veciño para compartir a formación
adquirida e anular os temibles atrapadores de incógnitas, todo a cambio de que se facilite ao
seu país a ansiada vía de acceso ao mar.
Esa noite, nas súas dependencias, a Raíña ten nas mans o libro Lilavati, que escribiu o mestre
hindú Bhaskara, hai varios séculos, e le: “A quinta parte dun enxame de abellas pousa sobre
unha flor de kadamba, a terceira parte sobre unha flor de silindra. O triplo da diferenza entre
estes dous números voa sobre unha flor de krutxa e unha abella, voa indecisa dunha flor de
Pandanus a un xazmín”. A Raíña pecha os ollos pensando como liberar o número de abellas
do enxame.

En Ares no mes de abril do 2011
Covadonga Rodríguez-Moldes Rey
Al gunas v i ñet as capt ur adas en I nt er net
Present amos a cont inuación algunas viñet as capt uradas en I nt ernet o
recibidas por correo elect rónico. La procedencia de cada una es, como
puede suponerse, muy difícil de det erminar.

Est a es la verdadera raíz cuadrada….

Las primeras crít icas al t eorema….

El recibimient o a St eve Jobbs en el Más Allá

La sut il diferencia ent re Filosofía y Mat emát icas.
Car t as al edi t or 43
En est a ocasión, nos hacemos eco de dos cart as recibidas.
En la primera, nuest ro colaborador Milt on Donaire Peña coment a la
de Lucas Mart in Andisco publicada en el vol.42 de la REOI M:
“ En el número 42 de la REOI M, he vist o con mucho int erés la
aclaración que nos hace nuest ro amigo Lucas Mart ín Andisco, sobre la
aut oría de la demost ración del t eorema de Pascal. Bien, por el gran
respet o y credibilidad que la comunidad de asesores de olimpiadas
mat emát icas le t enemos a la web
ht t p: / / www.art ofpr oblemsolving.com/ , veo muy convenient e la
aclaración hecha por el Prof. Lucas, y debo agregar que para acert ar
sobre la originalidad de la prueba realicé las consult as respect ivas con
dest acados geómet ras de nuest ro medio que se encargan de
present ar pruebas originales a t eoremas clásicos, ent re los cuales,
como t odos sabemos, dest aca por sus amplias publicaciones
originales nuest ro amigo francés Jean Louis Ayme, quien se t omó la
molest ia de averiguar sobre la originalidad de la prueba” .
Por l o que a est e Edi t or r espect a, est e asunt o se consi der a
cer r ado.
En la segunda, nuest ro t ambién colaborador Raúl A. Simón Elexpuru
( Sant iago, Chile) , dice:
“ Me alegra muchísimo que exist an libros como el de María Vict oria
Veguín Casas: “ Hist oria de las Mat emát icas en la Península I bérica
( de la Prehist oria al siglo XV) ” . Con ellos se demuest ra que la
cont ribución de los pueblos hispánicos a la ciencia – en especial, a la
ciencia mat emát ica – no ha sido nula, como se suele creer. Falt aría
una cont inuación hast a nuest ros días, para t erminar de ilust rar est a
t esis.”

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful