Está en la página 1de 5

Prueba realizada en la piscina del trabajo para comprobar la flotabilidad del bombero en caso de caída al agua.

Así como la prueba de respiración de los equipos drager a 6m de profundidad
lunes 11 de abril de 2011

El equipo de pruebas y el escenario:  (piscina de pruebas del S.E.I.S de Vigo de 6m de profundidad)
lunes 11 de abril de 2011

Comprobando que la reguladora Dräger funciona OK en mojado
lunes 11 de abril de 2011

Costó un montón el lograr hundirse (hasta que el traje se empapó completamente fue casi imposible). Y después, la flotabilidad era prácticamente neutra (con muy poco esfuerzo se asciende). Se comienza el descenso con una manguera al lado como seguridad (nunca se sabe)
lunes 11 de abril de 2011

Aquí, me encuentro tumbado en el fondo. Os aseguro que me costó adoptar esa postura (la tendencia era a flotar). El equipo se comporto de una manera perfecta (se respira sin problema alguno). Y se comprobó que en caso de una caída al agua, ... el bombero puede respirar y mantenerse a flote sin problemas.

Ahora una advertencia: Esto ya es buceo, el que no sepa de los peligros de respirar aire a presión bajo el agua, que se abstenga de realizar esta prueba. Ya que a partir de unos 2 metros de profundidad se puede sufrir una sobre-expansión pulmonar ocasionando problemas tan severos como la muerte.
lunes 11 de abril de 2011