Está en la página 1de 8

NO HAY DOBLE IMPOSICIÓN EN EL

IMPUESTO DE SUCESIONES

© José Luis Cano Alonso, 2021. Todos los derechos reservados.


Madrid, España
www.joseluiscanoalonso.com
José Luis Cano Alonso

Resumen
Se acusa a menudo al Impuesto de Sucesiones de gravar doblemente un patrimonio,
puesto que sobre la obtención de este ya se pagaron impuestos. Sin embargo, del análisis
jurídico de la situación se concluye que dicho argumento carece de fundamento.

Palabras clave
Impuesto de sucesiones; doble tributación; doble imposición

1
No hay doble imposición en el Impuesto de Sucesiones

ÍNDICE

1. El debate sobre el impuesto .............................................................................. 3


2. La configuración jurídica del impuesto ........................................................... 4
3. La doble imposición en el Derecho Tributario ............................................... 4
4. Breve análisis del argumento ............................................................................ 5
5. Conclusiones ....................................................................................................... 6
6. Referencias ........................................................................................................... 7

2
José Luis Cano Alonso

1. El debate sobre el impuesto


El Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD, en adelante) está regulado por la
Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y
desarrollada por el Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre, por el que se
aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (el
Reglamento, en adelante), además de por las diversas normativas autonómicas
en determinados aspectos.

En este trabajo analizaremos exclusivamente lo relativo a las sucesiones y solo


tratando un aspecto específico, el relativo a la supuesta doble imposición
tributaria del impuesto. Trataremos de simplificar las explicaciones, asumiendo
el riesgo de restar rigor académico.

El ISD genera a su alrededor frecuentes debates. Es cierto que el momento de su


devengo, “el impuesto se devengará el día del fallecimiento del causante”, no es
precisamente oportuno emocionalmente hablando, lo cual añade un grado en la
antipatía que todo impuesto trae consigo.

Hay otros argumentos, sin embargo, menos comprensibles o razonables. Y no lo


son por su tesis sino por las incongruencias respecto a la definición estrictamente
jurídica del impuesto. Por ejemplo, uno de dichos razonamientos es que este
impuesto grava el ahorro de toda una vida (Europa Press, 2021). El alegato es
emocionalmente impactante, pero la realidad es que el impuesto no grava el
ahorro, sino la percepción de unos bienes o derechos a título gratuito por parte
de alguien que no es quien los ha “ahorrado durante toda la vida”.

La refutación de estos argumentos no les quita validez ideológica. Se entiende


que sus defensores quieren expresar lo injusto de una situación concreta, desde su
visión. Pero la clave aquí es que el impuesto es un elemento jurídico y como tal,
va en su naturaleza una concreta definición sobre qué es, a quién aplica, cómo,
etc. y por ello exige una corrección terminológica al hablar de él.

Si un argumento trata de evidenciar la injustica del impuesto, pero se basa en una


incorrecta descripción técnica del mismo, el argumento se desmorona, al menos
desde un punto de vista metodológico. Que esto importe más o menos
actualmente es materia de otro estudio.

3
No hay doble imposición en el Impuesto de Sucesiones

2. La configuración jurídica del impuesto


Antes de analizar la crítica de la doble imposición, veamos cuál es la
configuración concreta del ISD. Para hacerlo, tomaremos los elementos básicos
de todo impuesto y veremos cómo se aplican en el ISD.

a) Objeto
El ISD grava los incrementos de patrimonio gratuitos, es decir, los que no
exigen contraprestación de ningún tipo.
b) Hecho imponible
El hecho imponible en un impuesto es la situación, fijada por la Ley, cuya
realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal.
En el caso que nos ocupa, el hecho imponible del ISD es la adquisición de
una herencia.
c) Sujeto pasivo
En nuestro caso, se trata de la persona o personas receptoras de la
herencia.

Por lo tanto, una persona física (sujeto pasivo) recibe una herencia (hecho
imponible) que le produce un incremento de patrimonio (objeto).

Con estos tres elementos básicos, sin necesidad de más, podemos fundamentar
la crítica al argumento de la doble tributación del ISD. Antes veamos qué es,
técnicamente, esa figura.

3. La doble imposición en el Derecho Tributario


La doble tributación o doble imposición, es una “situación que se produce
cuando una misma renta o un mismo elemento patrimonial es gravado dos o más
veces por un impuesto de igual o similar naturaleza”(Montoya Melgar, 2016)

Es decir, cuando sobre un mismo objeto (por ejemplo, un incremento


patrimonial) se aplica dos veces un impuesto o dos impuestos distintos pero que
graven una situación similar (hecho imponible), se entiende que se produce doble
tributación. De hecho, “lo determinante para que no exista doble imposición [es]
el que no coincidan sus hechos imponibles, aunque tengan el mismo objeto o
materia imponible”(Martín Queralt et al., 2019, p. 257).

Se trata de una situación que está expresamente prohibida en el art. 6 de la Ley


Orgánica 8/1980, de 22 de septiembre, de Financiación de las Comunidades

4
José Luis Cano Alonso

Autónomas, respecto a la convivencia entre los impuestos estatales, autonómicos


y locales. En términos más generales, es una figura cuya aplicación conllevaría
con seguridad una incompatibilidad con los principios constitucionales del
Derecho Financiero y los contemplados en el art. 3 de la Ley 58/2003, de 17 de
diciembre, General Tributaria (LGT, en adelante): “justicia, generalidad,
igualdad, progresividad, equitativa distribución de la carga tributaria y no
confiscatoriedad”, de ahí que el legislador contemple siempre su prevención.

Por esa prevención, las situaciones en las que es materialmente más probable que
se produzca una doble imposición son las internacionales, para lo cual se
establecen convenios entre países con el fin de evitarla.

4. Breve análisis del argumento


Una de las exposiciones contrarias al ISD es la del político DAVID BONVEHÍ, que
expresa de manera resumida pero nítida su posicionamiento ideológico sobre el
impuesto. En concreto, el punto tercero de su artículo (Bonvehí, 2020) concreta el
razonamiento de la doble imposición tributaria que, en su opinión, conlleva el
ISD. Este punto quiebra un tanto la línea de argumentación ideológica del resto
del artículo, ya que realiza una remisión implícita a lo jurídico. Concretamente
dice, respecto al ISD:

3. Supone una doble tributación, porque si una persona compra un bien


ya paga los impuestos asociados al consumo de este bien y si obtiene
rentas de este bien, ya sean de capital mobiliario o del trabajo, ya paga
los impuestos asociados a estos rendimientos (IBI, IRPF, transmisiones
patrimoniales o sociedades).

El aspecto más relevante del texto es la mención indirecta al sujeto pasivo.


BONVEHÍ alude a la persona que obtiene la renta y que posteriormente es obligada
a tributar doblemente. Esto no es así. La persona aludida no es el sujeto pasivo
del impuesto. El sujeto pasivo del ISD es quien hereda, no quien fallece. Es el
incremento de patrimonio de la persona que ade la herencia lo que está sujeto a
tributación. De hecho, en palabras de ANTONIO GARCÍA GÓMEZ, “aunque el
testador pretenda atribuir la carga tributaria a una persona distinta del sujeto
pasivo, la Hacienda Pública se dirigirá siempre contra el sujeto pasivo que
nombra la Ley” (Martín Queralt et al., 2020, p. 449).

Por lo tanto, en el texto falta añadir que hay dos sujetos pasivos y que hay dos
hechos imponibles distintos, en dos momentos temporales diferentes

5
No hay doble imposición en el Impuesto de Sucesiones

distanciados en el tiempo. Pero, claro, si esto que falta se añadiese, carecería de


sentido el inicio del párrafo, “Supone una doble tributación”.

No existe doble tributación en el ISD, ya que grava el incremento de patrimonio


de quien recibe la herencia, es decir, el hecho imponible del ISD concreto en cada
caso nunca ha tenido lugar antes.

BONVEHÍ dice que cuando “una persona compra un bien ya paga los impuestos
asociados al consumo de este bien”. Exacto, porque el hecho imponible asociado
a esa situación es la compra del bien. Y cuando obtiene rendimientos de capital y
paga impuestos por ello, estos se deben al hecho imponible asociado a la obtención
de dichos rendimientos. Nada que ver con la adquisición de una herencia.

5. Conclusiones
Del argumento de que “ya pagamos impuestos sobre los rendimientos obtenidos
por el trabajo o el capital cuando los obtenemos” deberíamos deducir que
entonces ya no se debería aplicar nunca más ningún impuesto sobre esos
rendimientos, una vez realizada la deducción para el IRPF, so pena de cometer
doble tributación.

Pero lo cierto es que los impuestos, tras cobrar la nómina o recibir los intereses
de una cuenta de ahorro y ser practicada la retención oportuna, siempre van a
gravar un dinero que ya fue gravado antes. Con el dinero neto recibido en
concepto de nómina se adquirirán bienes, situación en la que se pagará el IVA.
¿Es esto una doble imposición también?

A mayor abundamiento, el art. 4 del Reglamento del ISD indica expresamente:


“En ningún caso un mismo incremento de patrimonio podrá quedar gravado por
el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y por el Impuesto sobre la Renta de
las Personas Físicas.” Este precepto cierra taxativamente la posibilidad de que el
incremento de patrimonio que genere una herencia, por el que se paga el ISD,
pueda ser nuevamente gravado en el IRPF.

En todo caso, todo lo dicho es compatible con la legítima defensa de la


modificación o supresión del impuesto. La clave, bajo nuestro punto de vista, es
no confundir lo ideológico con lo técnico. O, mejor dicho, si se emplean
argumentos técnicos, hacerlo con propiedad y fidelidad al Derecho.

6
José Luis Cano Alonso

6. Referencias
Bonvehí, D. (2020, mayo 14). No al impuesto de sucesiones. La Vanguardia.

https://www.lavanguardia.com/politica/20200514/481139671240/no-al-

impuesto-de-sucesiones.html

Europa Press. (2021, febrero 10). El PDeCAT promete revertir el impuesto de sucesiones

y rebajar la presión fiscal. Europa Press.

https://www.europapress.es/catalunya/noticia-pdecat-promete-revertir-

impuesto-sucesiones-rebajar-presion-fiscal-20210210142607.html

Martín Queralt, J., Lozano Serrano, C., Tejerizo López, J. M., & Casado Ollero, G. (2019).

Curso de Derecho Financiero y Tributario (30.a ed.). Tecnos.

Martín Queralt, J., Tejerizo López, J. M., & Álvarez Martínez, J. (2020). Manual de Derecho

Tributario, Parte Especial (17.a ed.). Aranzadi.

Montoya Melgar, A. (2016). Doble imposición. En Diccionario Jurídico (1.a ed.). Thomson

Reuters Aranzadi.