Está en la página 1de 27
Cristianismo y Revolucion “Tiempo Social” con “Estado de Sitio” Signos de esta edicion: El Movimiento de “Sacerdotes para el ‘Tercer Munde” se pronuncié sobre los hechos oeurri~ dos en Cérdoba y lanzé una declaracién que se publica, integramente en esta edlicién, También se dan a conocer los informes sobre el Segundo Encucntro Nacional del Movimiento realizado en ‘érdoba los primeros dias de mayo. Mientras tanto contintian agravandose las condiciones de mi- seria en el norte santafesino y el Padre Rafael-Yacuzzi, parroco de Villa Ana que encabez6 la Marcha del Norte, dio una respuesta publica al lamentable mensaje de Ongania con motivo de los sucesos de mayo. La violencia en las calles de Buenos Aires y de todo el pais, la muerte de los compaiieros Gerardo Maria Ferrari y Emilio Mariano Jéuregui, dos de “los nuestros”, sigue siendo el signo fundamental de este tiempo que comen76 en los sucesos de mayo. Ahora estamos bajo “estado de sitio” y han comenzado los allanamientos, las detenciones, los procedimientos para impedir que los auténticos dirigentes y militantes del pueblo prosigan la lucha. La C.G.T. de los Argentinos sido el blanco de las mayores persecuciones y sus principales dirigentes estan presos. Pero la lv contintia y contintia la violencia que se ha ensanado esta vez en una pequena nia tucumana de cuatro atios: Elba Susana Guerrero. En los filtimos dias de junio aumentaron las denuncias por tortura Alberto Antonio Buffi, 27, fue encontrado en grave estado y abandonado en a los presos politicos. n camino después de haber sido torturado salvajemente: este es un nuevo “caso Rulli”. Jorge Rulli, militante del pero- nismo, habia sido torturado en los primeros meses de 1967. Publicamos el testimonio de Rulli, en un reportaje del periodista uruguayo Eduardo Galeano, como un documento de permanente y lamentable actualidad. ‘También sacerdotes y laicos de Cérdoba protestaron y denunciaron malos tratos a los compafieros detenidos y juzgados por los Consejos de Guerra. En Documentos del Tercer Mundo se publiza la versién completa del discurso de Fidel Cas- tro en apoyo al Frente Nacional de Liberacién de Vietnam. urso fue pronunciado por Fidel en el acto de solidaridad con Vietnam del Sur que se realiz6 con motivo de la visita a Cuba de Tran Buu Kiem, representante del F.N.L, Una vez mas Cuba ha ratificado su linea de apoyo total a la lucha del heroico pueblo vietnumita. La versién que se ofrece fue dada a conocer por la agen- cia Prensa Latina, de Montevideo. Cristianismo y Revolucion Registro Nacional de la Propiedad Intelectual N° 910.110 Correspondencia: Casilla de Correo N° 3119 — Correo Central Buenos Aires — Repiiblica Argentina CRISTIANISMO Y REVOLUCION acepta y ofrece canje a publicaciones periddicas, tanto nacionales como extranjeras. Es libre la reproduecién de cualquier material publicado en la revista, Se solicita citar Ia fuente. Suscripciones a 10 nimeros (revista y cuadernos) Para el interior del pais: $ 1.200 mi/n. el exterior ja: Todos los paises uSa 6. Via aérea: Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia, Paraguay, Perd: usa 7.— Resto de América: usa 9 Europa: ug 12— Las suacripciones deben gestionarse a CRISTIANISMO Y REVOLUCION, Casilla de Correo N° 3119 — Correo Central — Buenos Aires — Repitblica Argentina, Director responsable: JUAN GARCIA ELORRIO Sacerdotes para el Ill mundo Los Coordinadores Regionals del Movimiento Sacer- dotes para el Tercer Mundo, que agrupa alrededor de euatrocientos sacerdotes de’ todo el pais, nos hemos reunido en Ia Ciudad de Cérdoba con el objeto de reconocer y analizar los graves acontecimientos ocu- Fridas en ella los tltimos dias de mayo. Como ciudadanos de este paix y sacurdotes de Je- sucristo nos sentimos en la obligaciOn de dar a conocer ‘@ la opinién publica nuestra constatacion de ios hectios ¥ el resultado de nuestro andlisis. I. — LOS HECHOs Hemos podide constatar que una prensa limitada de expresion y una serie de comunicados, jciales han transmitido al pai lacontecimientos de Cordoba y una inlerpretacion inte- resadamente arbitraria de sts causas y derivaciones. “Ante esta situaciin, nos ercemos en el deber de expresar: 1.— Fa falso que los incendios y destrozos realizados hayan respondide a un “plan premeditado” para sealizar actos de “‘vandalismo” indiseri- minado. Heros podido comprobar que todo comenz6 con una marcha pacifica de obreros y estudian- tes desarmados que se vieron obligados a de. fenderse con todo lo que tuvieron a mano, después que Ia policia utilize contra ellos sus armas de fuezo, matando a mansalva a algunos de los manifestantes. ‘Comprendemos que su indignacién los haya evade al extremo de incendiary destruir al- gunas propiedades y vehiculos pertenecivntes ® Guienes consideraron responsables de esa situa- ion, Los Bienes atacados eran todos propiedad del Estado, do las Fuerzas Armadas 0 de pro- minentes dligureas. Hemos podido comprobar que casi todos los edificios atacados so estan restaurando répida- mente 2.— Bs falso que lo sucedido en Cordoba, el 29 y 30 del mes pasado, haya sido divigide por “manos extranjeras” 0 por “grupos, extremistas que reponden a intereses fordcos”. ‘Vor el contrario, tenemos la conviceién de que fue una reaccién ‘espontinea del pueblo cordo- bés que, al igual que la inmenea mayoria de sus compatriotas, esté cansado de la opresién, de Ia injusticia, 'de la persecucién que ejerce sobre cllos una minoria de privilegiados. 3.— Fs falsa, usimimo, Ia imagen de una ciudad dominada_por francotiradores indiseriminadamente sobre las den". Prueba de ello es el hecho de Ia inexis tencia de ciudadanos condenados por franeoti radores 0 de policias y soldados caidos bajo sus. balas. Existié, por el contrario, una solidaridad po- pular que impuls6 espontineamente a quienes ‘ho participaban de la marcha a colaborar con og ‘manifestantes desde sus propias casas. A, — NUESTRO ANALISIS stimamos que Jos acontecimientos de Cérdoba res- ponden ala reacciin esponténea de un pueblo que adquiere dia a dia mayor concieneia do su dignidad. Estos hechos tienen una relacion directa con lo que sucede en otras regiones del pais. Pero la rajz de esta relacion no hay que buscarla, como se pretende a nivel oficial, enor ‘extremistas” 0 en “ideolo- ins fordnens' acién comin de opresién ¥ de injusticla que los justifica plenamente. Sostenemos que lo que esta en Juego no son solo reivindicaciones. materiales, sino vobre todo una yo- luntad ereciente de asumir, a nivel de pueblo, la res~ ponsabilidad comin de regir los destinos det ais. Tat ausencia, en todas estas reacciones populares de las tradicionales banderias politicas, nos suponer, ‘con fundamento, que la rolucién definitiva del con: Mlicto planteado’ no puede consistir en la vuelta al régimen electoralista, en que so ponga en juego los intereses de minorias privile imagen de una falsa participacion popular. Lox acontecimientos de Cordoba como otros que, en menor escala ha vivide el pais en los altimos Nempos, expresan una profunda aspiraciéa a una vida mas humana, wa deseo de una sociedad cimen- tada sobre bases’ més verdaderas que posibilite el pleno desarrollo del hombre creado “a imagen y se- mejanza de Dios”, Aspiruciin y deteo que al no encontrar canales legitimox de expresion lo hace en forma cada vex mis explosiva, ‘De los resultados negatives de osa oxplosién serin exelusivamente responsables aquellos que pretendan, & toda costs, soatencr y apuntalar por la fuerza el actual sistema capitalista, esencialmente ineapax de proporcionar un cauce adecuado a la energia incon fenible de una masa con vocaciéa de pueblo (1). La ‘masa obrero-estudiantil que march por las cas de Cordoba es, para nosotros, un simbolo, un anti- ipo de lo que hn de suceder a no muy largo plazo con toda Tx masa popular argentina y latinoumericana fue aspira a un orden nuevo en lo politico, Io social, Yo econdmico y lo cultural, Pero al mismo tiempo que constatamos este fen6- profunda inguietud: el orden nuevo no surgiri automiticamente por el solo hecho de haber destruido el antigao. TL orden nuevo es algo que delemos construir mntos todos aquellos que aspiramos a él, sostenemos que, desde ahora, y atin en plena lucha, se impone un serio trabajo de’ reflexion y de profane fizacion, de experimentacién y de estudio para ir perfilando. las caractevistieas fundamentales de una nueva sociedad No basta profundizar un “‘cambio de estructuras”. Es necesario definir eso cambio y precisar con cierta claridad esas estructuras. EL Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo sostiene que las estructuras del orden muevo al que muchos Hombres aspiran ha de configurar una s0- ciedad socialista, Una sociedad en la que todos los hombres tengan acceso real y efectivo a los bienes materiales y culturales, Una sociedad en la que todos CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 1 los hombres tengan acceso real y efectivo a los bienes materiales y culturales. Una sociedad en la que la ex- plotacién del hombre por el hombre constituya uno de los delitos mas graves. Una sociedad cuyas estructuras haga imposible esa explotacién, Para que ello sea factible consideramos necosario crradicar definitiva y totalmente la propiedad privada de los medios de produccién, Vale decir: erradicar para siempre el concepto de la empresa basada en el Tuero como incentivo para el trabajo. Esto. signi "aun tipo de hombre capa de poner sus dones al servicio de 1a sociedad, a una Sociedad eapaz de proporcionar a cada hombre todo lo necesario para su pleno desarrollo. LLAMADO, 8 que detentan actualmente el poder Depongan las armas antes que sea demasiado tarde. La fuerza del pueblo es incontenible. Para quienes xe opongan a esa fuerza In batalla esta de antemano perdida. =A los dirigentes: populares Es necesario que el pueblo se organice desde abaje. Fs imprescindible esclarecer lox objetivos. No sélo inmediato (luchar contra Ins estructuras actuales) sino el mediato (construir la nueva sociedad). Fx preciso ENCUENTRO En los primeros dias de abril, una circular enviada a los Responsables de nuestro Movimiento, los invitaba ‘a participar de un encuentro nacional. Ei Responsable General y el Secretarindo, consultados lox coordinado- res, juzgaron conveniente que al cumplirse el primer alle de marcha de nuestro Movimiento, un encuentro nacional evaléase la actividad desarroliada y proyée- tase su accién futura. Al mismo tiempo, se experi- mentaba In necesidad de una reflexién en comén sobre un tema que afloraba frecuentemente: “Politica y Pastoral”. Con tales objetivos, se convocs el encuentro, Respecto a los participantes, descartada por milti- ples razones la posibilidad de tun encuentro masivo de todos los adherentes, y siendo conveniente por otra parte, darle una base mis amplia que Ia de sélo los responsubles, se opt6 por invitar a algunos mis de cada lugar, ‘8 aquellos que se suponia tenfan especial interés. Para ello se apel6 al parecer de cada respon- sable y al conocimiento que —aungue limitado— a ‘quirig el Secretariago a To largo de un afio de inter- cambio con los adherentes. Como ya Jo dio a conocer 1 comunicado de prensa difundido al término del Encuentro, éste tuvo lugar fen la casa de retiro que los Padres Pasionistas tienen en Colonia Caroya, Peia. de Cérdoba, los dias 1, 2 y se mayo. Participaron 80 sacerdotes, provenientes de El primer dia se dedieé a la reflexién en comin sobre el tema “Politicn y Pastoral”. «Atal efecto se hah enviado con anterioridad a os participantes un ex- quema-cuestionario preparado por un grupo de sacer- dotes conjuntamente con el Padre Gers, Se trabajé en 10 equipos que al atardecer yolearon en un plenario el frato de sus aportes. A partir de ellos, trazé luego ol P. Gera un cuadro general, cohe- ente, en el que se destacaron algunas lineas y queda- ron fijados algunos problemas. 2 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION reflexionar con profundidad, elaborar con tiempo los elementos del nuevo orden, hacer tomar coneiencia a todos de esta necesidad de ir constrayendo desde ahora el mundo del futuro. Junio 27 de 1969. Por el Equipo Coordinador MIGUEL N. RAMONDETTI Sceretario General NOTA 1, — Esto es to que se empefian en “ignorar” todos aquellos que pretenden soguir defendiendo. ta tondad del “imperialismo internacional del dinero”, tun cuando hechos evidentes demuestren lo contrario, ‘Hjemplo de ésto es la visita del Sr, Nelson Rocke feller por América Latina, A pesar del repudio popular manifestado en todos los paises que ha visitado, el xobierno de PE.UU. no parece advertir 1a profun- {iidad del fendmeno continental de pueblos que aspiran 4 liberarse definitivamente de la opresin que se ejerce obre ellos. ‘Con ‘motive de la préxima visita de Rockefeller a nuertro" pais, el Movimiento de Sacerdotes para ¢l Tereer Mundo une su vor la de todos aquellos que manifiestan su repudio a Ia politien que sustenta. DE CORDOBA Esperamos en ol proximo namero de" "$8" pus bliear al menos lox puntos de la exposicién del P. Ge. ‘ra. Sélo destacaremox ahora, como una coincidencia notable, Ix valoracion de Ia’ Politiea como el fené- meno “global” de In convivencia humana que si bien se lo puede observar como algo en parte dado, es sobre todo tin proceso dinémico, turea humana por excelen- cin, que tiene constantemente una misma meta, nun- ea’ totalmente lograda: Ia liberacién del hombre. El Mensaje Evangélico, vea que se 1o considore como men- saje de amor 0 de liberacién, o sobre todo, de lo esea- tologico es decir, “lo no aleanzado todavia”, ha de proporeionarnos sin duda muy fecundas conexiones eon aquel proceso, EL Segundo Dia del Encuentro ocups su mafiana en volear en un plenario los breves informes socio-econd- micos de las zonax de donde venian los participantes. También eaperamos publicar, al menos un compendio de los mismos, No sera sa fuerte el rigor cientifico; pero, aunque no carezcan de estadisticas, creemos que su valor estribu, sobre todo, en la apreciacién ¢ i terpretacién humana y directa de lox fendmenos socia- Jes que conforman una imagen muy sintomatica de nuestro pais. ultaneamente xe proporcionaron datos del estado del movimiento en cada lugar y de sus diversas inter- Son variadas las situaciones, el grado de organiza cién ¥ de actividad; pero en todos Ios sitios se consta- taba ‘un interés creciente sea en consolidar el grupo de log interesados, sea en acrecentar su_mentalizacién ¥ compromiso. También el Secretarindo presents deta- Mado informe de su actividad durante el afo transcu- En Ia tarde del segundo dia se volvieron a reunir los krupos, esta vez segin las regiones, y se intonté reco- ger el sentir de los participantes y destacar las coinei- dencias acerca de tres puntos: Primero una valoracién de la actual situacién eco- némico-social de la Argentina en relacién con el pro- ‘ceso de cambio que sacude a toda Latinoamérica; en fen segundo lugar, se bused delinear la ubicacién de nuestro movimiento dentro de la Iglesias y por tlti- mo, se ratifiearon los objetivos del movimiento: en sus adherentes, favorecer por diversos medios Ta toma de conciencia 'y la decision de comprometerse, cada vez mis, en In liberacién de los oprimidos; To que implica ef propésito de partiefpar, eada vex mas, en si- tauciones umanas que permitan percibir mejor las injusticias y sefalen los modos del compromiso. Res- pecto a los demas, el propésito de fomentar en eliox Ia mentalizacién y el compromiso, sobre todo x tra- vés de la solidaridad en Iu accion. Cabe sefialar que en las referencias a situaciones reales de opresién, se _mencioné repetidamente la fre- cuencia ¢ intensidad de acciones policiales represivas, tales como allanamientos, torturas, etc., ¥ se convino en Ia necesidad de prestar preferente atencién a tales situaciones. La iltima mafiana del encuentro se la empleé en ‘ajustar algunos aspectos del minimo de estructaracion que se ha convenido en dar a nuestro movimiento, ¥. gr, se ajiaiieron dus nuevas regiones: la de Cuyo y Sur pataénico, Certs el Encuentro un plenario general que se es- forz6, a través de numerosas y ordenadas intervencio- nes, on describir lus caracteristieas fundamontales del Movimiento, Fue undnime la gatisfaecién que el mismo deJ6 en el dnimo de los participantes por In seriedad, rigueza y convergencia de las opiniones vertidas, Una de las conclusiones sefialg la necesidad de pro mover, a nivel regional, encuentros similares que proporcionasen a un mayor niimero de sacerdotes la ica y fecunda experiencia de sentirse solidariamente joyades, iluminados y estimulades en la empresa evangélica de Iu liberacién latinoamericana. SIGNIFICADO Y EXIGENCIA DE NUESTRO ENCUENTRO. Al terminar nuestra dltima reunién del encuentro de Cérdoba, alguien coment6 un tanto eufdricamente: “Fue formidable, Esto no lo para nadie”. ‘Quizds esa haya sido Ia sensacién de muchos de nosotros. Al evaluar los trabajos realizados, los resultados obtenidos y el clima fraternal en que pudimos eon- vivir, ereo que existen razones objetivas para estar satisfechos. La nota sobresaliente, que ha de animarnos a con tinuar por el camino emprendido hace un aio, es Ta gran coincidencia en las consideraciones de puntos fun- damentales, Esto permitié que ficilmente y on muy "0 pudigramos ponernos de acuerdo acerca neas fundamentales” que hun de orientar I marcha de nuestro movimiento, ‘AL revisar las conclusions del tema central y de las reuniones regionales en que se considers el eues- tionario preparado por el Secretariado, se tiene neta~ mente 1a impresin de gue esta coincidencia no es casual, Surge, por el contrario, de una insercién en el proceso historico de un pueblo que madura y busca, por eso, liberarse de todo tipo de opresidn esclavizante. Los informes presentados por las distintas regiones evidenciaron esa situacién de opresién y de injusticia contra a que nos hemos comprometido a luchar hasta el fin, Pienso que, de una o de otra forma, el Fncuentro nos ha ayudedo a tomar mayor conciencia del momen- to critica que. nos toca vivie, asf como de nuestra res- ponsabilidad de pastores del’ Pueblo de Diox que, como tal, forma parte del proceso histérico de la humanidad. En ese sentido creo que podemos ser optimistas y sentimnos aatiafechos por el trabajo realizado Sin embargo para ser totalmente sincero, quiero par- ticipares una preocupacin que cada dia siento con mayor profundidad, Ti Eneuentro de Cordoba ha con- tribuido, sin duda, x ahondarle. y haceria mas aguda. ‘En. Cordoba hemos dado un paso. importante, esclarecieron ideas, se conocieron realidades, se ela- boraron planes. Sin dojar de reconocer la conveniencin y necesidad de todo exto, sin dejur de sleygrarnos cuando todo esto “gale bien", debomos recordarnes constantemente que eso s6lo m6 logeard el objetivo que nos hemos pro puesto; conteibuir Ia instauracion de una naeva ociedad que haga posible el surgimiento del hombre nuevo. El mundo, sus estructuras y sus hombres, serdn’ transformados en la medida en que nuestro compromiso se haga “aceién” prictica y conereta Lo claborade en Cérdoba seri positive en Ia medida que nos ayude & realizar mejor la aceifin en Is Tse Eh qie dehemos estar comprometidos cada uno de no- sotros. Se trata de! compromiso con el mundo de los po- bres. Con el mundo de aquellos que no tienen nada para retribuie nuestra entrega y mucstro sacrificio. A veces ni siquiera el hibito de dec Pere también el mundo de los que estan en la verdad. De Jos que por su situacién nos ofrecen In posibilidad de no equivocarnos munca cuando luchamos por ellos. EI Tinico mundo desde el cual se puede amar de verdad 2 todos Ios “hombres. Pero optar por ese mundo, caando la opcién no es jlo una palabra, significa estar dispuestos a darlo todo, hasta la propia. vidu. En la medida en que logremos hacer préctico ese compromiso, Veremos surgir a nuestro alrededor la ene- misted y el odio de muchos que antes se dijeron nues- trot amigos, In persecusién y Ia calumnia de los que antes fueron nuestros “benefactores”, Ins amenuzas ¥ los insultos de los que no hace mucho pareeian ser nuestros. dofensores. Sélo entonces comenzaremos a dexcubrir el mundo que nos rodeaba, gracias al “status” social que nos Droporcionaba nuestra. “profesién” clerical, es el ene- migo del pueblo, oprosor de los pobres, perseguidor in- justo de quienes busean su Iiheracion, Mientras no sintamos producirse alrededor nuestro este fendmeno de fueraas advereas que se desencade- an contra nosotros, dudemos seriamente de la auten- tieidad de nuestro. “compromise”, Las denuncias genéricas, los conceptos ubstractos, Jas. ideas “renovadoras” y° atin “revolucionarias” no molestan a nadie. Tampoco producen nada serio. En las conclusiones de uno de los grupos del En- eventro se lee: “Si Juan Bautista hubiese denunciado el concubinato en general, nadie lo hubiese molestado. Porque denuncié cl concubinato de Hérodes, murié decapitado”. Es la historia y el fin de todo auténtico profeta, Et mundo actual espera de nosotros que lo seamos. Ese es muestro compromiso, Miguel N. Ramondetti CRISTIANISMO Y REVOLUCION © 3 La lucha del Norte CARTA ABIERTA AL GENERAL ONGANIA © mi considevacién: Como ARGENTINO, como HOMBRE y como SACERDOTE, me voo en la necesidud de escribir In presente, luego de haber Ieide su mensaje #1 pais del dia 4 ppdo., pucs entiendo que los conceptos vertidos en el mismo obligan # enla modesta respuesta publica, Sin cntrar en el unilisis detallado del texto, quiero manifestar, en nombre de mis hermanos del Norte Suntafesine y —por qué no de todos los urgentinos que « lo largo ¥ a Jo ancko de este pais estiin soportando necesidades de todo tipo, In opinién que me merece su “mensaje”. ba responden al accionar de una fuerza extremista, LO CREE UD. REALMENTE? , Esti sincera: fuera de represién, estan al Dice Ud. que los “trigicon hechos de C6 organizada para produetr la insurreecién urbann”. mente convencide que los millares de personas que enfrentaren a SU “gorvielo de idcologias © intereacs ajenos"? Si Ud, razona de exe modo, también ereerk que estaban x} servicio de intereses fordneos lox pueblos del NORTE SANTAFESINO cuando el 11 de abril intentaron —mediante una marcha— mani fectar pacificamente su protesta ante la situacién desesporante en que se hallaban, y fueron detenidos con cachiporras y balas por SUS fuerzas del “orden”. icenilios y “desmanes” cometidos en Pore Ud. no se refirié a esos sucesos... Ud. hubla de low ‘quo no le eabia en el pecho, Cérdobu por un Pucblo que no hizo més que liberar una ‘“bronea’ Us, se empen en ignorar que lox ataques de los manifestantes cordobeses fueron dirisidos cons tra bienes pertenccientes al Extado, a las FF.AA., 0 a la oligarquia, lo que indica que cx en ELLOS en quienes ven a sus opresores. No xe atacé ni una sola fabries, Pero’ si una coneesionaria de automé- viles que pertenece un consorcio de militares, A una confiteria euyo propictario esta vinculado a la oligarquia cordobesa... En definitiva, no ve cometieron desmanes por cl solo gusto do hucorlos. Si huto violencia ella estaba dirigida a pagar x los verdugos del pueblo con Ia misma moned Porque es evidente que para el pueblo trabajudor, lo que Ud. considera “tres afiox de realiza- wrag ¢ iniclativas...", yon tres fos de aut larios congelados —para los que tuvieron mas sucr~ res alos de cierre de fuentes de trabajo, tres afos de ,, tres altos bajo el rigor de Uniformes » botas, que aseguraban el mantenimiento del necesario para que los monopolios extranjeros puedan Mevarse en “paz” los frutos del trabajo argentino, En nuestra zona estos trem afios fueron muy exprosives: en Reconquista, cierre de Ia planta de CICLAR; en Tacuarendi, cierre del Ingenio, su Gniea fuente de trabajo; en La Gallareta actividad de Ins Vagonevins, dnicas fuentes de trabajo; en Villa Ocampo, al bor- de de la “liquidaciin” In Papelera, sen expresién de sus propios direetivos —la mayoria de ellos, militares de Ia Nacién—, sin contar que #e adeudan 10 millones de penoa a «un obreror; cstado de crisis en el Ingenio, de "futuro muy incierto, donde ademés se adeudan alrededor de 200 millones de pesos los productores eafleros; on la Cua Boxcosa un Plan de Colonizacién, muy publicitado y ‘que provoca de hecho, en los hucheros, una inseguridad atin mayor que la de unter, por cuanto casi ninguno ha tenido acceso a In tierra y por otra parte deben desalojar los campos que ocupan. Fabri y Villa Guitlermina, Habrin mucho por decir, pero creo que los ejemplos dados de sus “tres afios de realizaciones. . son muy evidentes, yal exponerlos eumplo con un debey evangélico ineludible: denunciar los engafios y Ins injusticing, Lo dnico poaitivo en todo esto es que por fin hemox entendide que a Ia explotacién y inentira sistematica no podemoe ofrecerle otra cota que In lucha organizada; ya que se ha iniciado el camino de la LIBERACION, Ya avanzan los pobres de todos los lugares, los acompafian los jévenes, os saludan los viejox, Jos esperan sus hijos. General Ongania, SUS ARMAS ya_ no seriin suficientes, Ia JUSTICIA que impulsn LA LU- CHA DEL PUEBLO encontrar el modo de derrotar a sus fusiles. Padre Rafael Yaccuzzi Junio de 1969 Dios se apiade de Ud. 4 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION EN EL NORTE... AHORA QUE FSTA PASANDO? La realizacién de Ia “Marcha de los Pueblos del Nox teen Ia que todos now vimox comprometidos, nos ha dejado un aaldo muy positive. HEMOS COMPRENDIDO: It, — Que somos muchos los que penaamos que Ia sitaaeiin DEBE CAMBIAR y por ello estamos dis- puestes a LUCHAR. 2, — Que hay una SOLIDARIDAD ENTRE PUE- BIOS que nos hermana para comprometernos. juntos en ese LUCIA. ‘3°, — Que no debemos culpar a una persona o go- bierno como autores 0 CAUSANTES DE LA INIUS- TTICIA en la que vivimos, sino a todo un SISTEMA, ECONOMICO Y POLITICO que oprime ¥ que, por ‘supuesto, tiene sus servidores, que son: desde las auto. ridades politicas hasta ciertos “dirigentes sindicales”” y sobre todo LAS FUERZAS ARMADAS que vuelven Sus armas para reprimir todo intento de parte del pueblo de expresarse reclamando sus derechos. Esto lo hemos visto bien claro el 11 de Abril y nos queda un solo y enorme, convencimiento: El sefior Comandante Adarraga (Jefe de la Guardia Rural) con sus secua- ‘cos impidié a los Pucblos del Norte que Hegaran a la Tmpidié que la Marcha Megara a la PARO LA VERDADERA MARCHA que naeis ese dia: Ta de NUESTRA REBELDIA frente a tanta injusticia y la de NUESTRO CORAJE para luchar hasta llegar @ Ia mota: LA LIBERACION. 4’, — Que no podemos creer, ni creeremos en las “eratativas” con las autoridades, ellos son los eémpli- ‘ees, conscientes o no, del sistema’ quo inventa promesas para acallarnos, Las “soluciones” que han dado a co- nocer hace més de un mes no se han levado a eabo atin, TODAVIA NO TENEMOS TRABAJO y a nues- tos hijos no le podemoa dar de comer promesas. Por e50 decimos: NO CREEMOS MAS EN “PARCHES” Y NO NOS DEJAREMOS ENTUSIASMAR POR SOLUCIONES “FACILES” QUE SON “PAN PARA AHORA Y HAMBRE PARA MAXANAY, —¥ ahora subemos claramente, que’ entre nues- tros’dirigentes politicos, gremiales ¥ religiosos, hay algunos que estén POR el pueblo y otros CONTRA el pueblo... Y ya sahemos QUIEN ES QUIE! Anaiizando la situacién actual, comprohamos que esas Tamadus “soluciones” no existen sino por el con trario, vemos que lis coras SB AGRAVAN eon medi- das represivas, queriendo asi, a través de la violencia, producirnos el miedo necesario para que nos acos- tumbremos a soportar mansitos el “SISTEMA DE EXPLOTAGION” que nos oprime. HOY NOS PREGUNTAMOS: GPor qué dehemos ser custodiados con ametrallado- ras cuando recibimos nuestros eseasos sueldos en el Ingenio de Ocampo...? zacaso somos Indrones? ;Por qué cuando volaron ios millones del Tngenio no custo- diaron con el mismo eclo cl frato de nuestros traba- Jos? ;QUIENES SON LOS VERDADEROS LA- DRONES? Por qué tanto despliegue de fuerza? No seri que no se tienen olras razonex mix que las armas para, ‘oponer a un pueblo hambriento? Por qué la Papelera de Villa Ocampo no encuentra solucién a sus problemas y estamos en Ia slternativa del cierre definitive? ‘Ademés..., 7por qué los compaferos de la Cufa Boscosa que trabajaron en el destronque del Paraje 29, contratados por el gobierno desde haco mas de un aio hhan sido despedidos sin que se les reeonozen uno solo de sug derechos? COMPASEROS Y VECINOS, con esta publicacién ‘queremos iniciar una reflexién en comin que nos ayude a todos a comprender que LA LUCHA NO HA TER- MINADO SINO POR EL CONTRARIO ACABA DE COMENZAR. iNO! no dejaremos de luchar hasta que el iltimo de nosotros no encuentre un trabajo digno y un porvenir cierto para sus hijos. ESTAMOS CANSADOS...!!! Compaieros del nor- te santafesino: tenemos que pegar el grito, los obreros, los agricultores, los estudiantes y Tox que queremos una solucién definitiva de nucstros problemas. ‘Tenemos que pogar el grito do rebeldia, pero mis fuerte, mis deci- dido que el del 11 de abril, de Ia MARCHA, Ya no le tenemos miedo los gases, a Ios golpes nia las balas. Nuestros compaiieros argentinos de Cérdoba nos el ejemplo y también nosotros sabremos luchar. iQué pasa en Villa Guillermina? Qué pasa que los obreros de “Vagones Villa Gi Nermina S.A.” desde el 30 de ubril estin sin trabajo? gDonde esta la mentirosa propaganda de 1s autorida- fies de que 1a solucién ya estaba dada? ‘A muchas familias le esta entrando la desesperacién por la inseguridad de su futaro; muchos quieren irse (algunos ya Io han hecho en estos dias) antes que se termine su dltimo pesito para el viaje. jEs esta una forma de jugar con el pueblo trabajador? 10 se espe- ya que alga nuevamente a la calle para matarlo y ast solucionar el problema? Claro, cuando esto se produzca dirin: “es un grupo de exaltados y revoltosos” y... VAN PALOS Y BALAS Qué pasa con Ia fahriea de confeccién de ropa ‘Granadero Confeceiones” que fue toda una ilusiin? 2Qué hay de exe embargo que pesa sobre ella? {Cor- tina de humo? 0... jnos tomaron do candidatos para las burlas ¥ las promesas no cumplidas? El pueblo de Villa Guillermina trabajé en los salones donde funcio- narfa para ponerlos en condiciones, sin cobrar au tra- jo, juntando algunos pesos con donaciones 0 bene- clos, ¢s decir con verdadero sacrificio y hoy temen fue todo haya sido imitil ‘Ademés ex justo docirlo: nuestras autoridades loca les son totalmente inoperantes. ;Qué han hecho nues- tros Intendentes y Comisionadox Comunales para que se solueionen los problemas del Norte? Son los obreros, Jos estudiantes, Jos agricultores y otras personas con verdadero sentido de Patria los que se mueven, los fue hacen algo, los que exigen soluciones. Y se pregunia: ;,Villa Ocampo solucioné sus proble- mas? 2Qué pasa con el Ingenio Arno? PROMESAS!!! ;Masta ‘eudndo se sewuird engaiando a lox colonos? £0 so busea que éstos también abandonen sus tierras ¥ vayan a engrosar Jas, Villas Miserias? Y con LA PAPELERA :Qué pasa? ;Por qué se somete alos ‘obreros a tin arreglo eriminal como forma de pago? z Jas autoridades del Departamento del Trabajo para qué estén? z~No saben que estamos cansados de FIGU- RAS DECORATIVAS LY. qué solucién huy para Villa Ana? EY qué solueién hay para Tacuarendi? EY en La Gallareta qué pasa? Trabsjamos entusias- mado para preparar el local para las maquinas y hasta ahora, .- nada. De 1a vagonerin, solo sabemon que no En resumen: Nos siguen engaflando, como a los chicos; nos prometen hoy y nos engafan mafian: hos prometen pura mafiana y nos vuelven a engaiiar pasado. ..Siempre Io miamo ;HASTA CUANDO? Qué solucién’ hay? Lamentablemente todos sabemos la respuesta: NIN GUNA SOLUCION! COMPASEROS DEL NORTE BRAVO: {DEBEMOS SEGUIR LA LUCHA! jA PREPARARSE! CRISTIANISMO Y REVOLUGION.« 5 El ““Cordobazo”’ 1, — No resulta posible enamerar —y mucho me- nos clasificar— los antecedentes politicos, sremiales ¥ estudiantiles de loz recientes sucesos de Cérdoba sin lun previo y completo examen de los acontecimientos historicos mediatos ¢ inmediatos y win 1a aplicacién do wn método de investigueisn © interpretacién cienti- fico y riguroso, Sin exe estudio prolijo y objetivo, toda renpuesta sera siempre precipitada y correré el vi ‘go de ser incompleta y adn erzénea; y win Ia utili zacién de ese método, lay conelusiones carecerin de firmeza y conviccidn, ‘Sin embargo, mis alli de exax Aitacionee:y adrontébdo’ 16s. rioagos, bebaladce, ce" le- ritime anotar algunos antecedentes muy notorios. El enfrentamiento del movimiento obrero cordobés, « igualmente del movimiento estudiantil, con Ia politica gubernamental, reconoce larga data. Fl “consentimien- to” 0 “Consenso” de que alardes hasta hace muy poco ‘el “onganiato” nunea existié en Cérdoba. Por €l con- Urario, easi desde el primer momento y eada ver en forma mas coherente ¥ sostenida, In oposicién al xo- bierno cobraba fuerza y apoyo popular. La C.G.T. lo- eal, antes y después de su division, que en Cérdoba fue mas aneedétiea y superficial que real y profunda, sostuva duros combates contra Ia politiea oficial salvo la excepciin muy despreciable de alguna cin sindieal partieipucionisla, que escondia. su colabo- racionismo bajo una suerte de “neutraliamo”, ningin dirigente sindieal cordobés. presté, ni atin ocultamente, cooperacién alguna con los. planes gubornamentales. Igual acontecié con el movimiento estudiantil, en donde todos los seetores que lo intexrran, dosde el tradicional de F.U.C. hasta lox nticleos més’ nuevos del integra liso’ y de otras formaciones posteriores, demostraron, ya desde lox acontecimientos de Setiombre de 1906 (asesinato de Suntingo Pampillén, tomas de la Uni- vorsidad, expulsion de profesores, ocupacion de 40 man- zanas del Barrio Clinicas, etc.) ‘su violento y drastico enfrentamiento # In dictadura, La C.G.T., ya entonces, expres st piblica solidari- dad con el movimiento estudiantil, a punto tal que en 1 propio Sindieato de S.M.A.T.A. se eoloeé una placa de homenaje a Pampillén, estudiante y al mismo tiem- po obrero de Kaiser. ‘A esta actitud general de oposicién se sumé, més violenta y combativa avin, unk actitud de verdadera repulsa al gobierno local ) Tos hechos producidos superaron as provisiones sindicales y 10 que se proyeeté como un acto frontal de protesta y de huelga masiva, resulté al cabo un rebelién popular y una expresién undnime de repudio CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 7 activo al gobierno y al sistema social y politico impe- ante, ‘¢) La intervencién obrera fue predominante y de- cisiva, EI estadiantado adhirié al paro sindieal, pero resolvié no manifestar en el centro de In Ciudad. Sin embargo, producidos los acontecimientos del mediodia del 29 de Mayo, we voles activamente a la lucha ca- Mejera. ‘) El movimiento obrero de Cérdoba estaba ya unido fen ocasién de los succtos. Su unidad wo gests con an- terioridad y se sellé en las luchas previas. Proeisa- mente porque esa unidad ya existia y era una realidad, pudo darso In rebelién obrora y popular del 29 y el 30 de mayo. ¢) La unidad obrera estudiantil se sell6 con la san- gre de obreros y estudiantes los dias 29 y 30 de mayo. f) La participaeién popular en lac zonas de lucha, Ta adhesin del veeindario en los barriog céntri arrojando materiales para fortifiear barricadas y pren- der fogatas contra gases y ofreciendo refugio a los manifestantes; y la aetuacién directa del mismo vecindario en los barrios suburbanos, en don- de la propia _poblacién, sin distincién de ed des ni condicién, construia arricadas, realiza- ba aceiones concretas, pertrechaba a los ‘activistas, facilitaba slojamiento y alimentacién, clausuraba vias de aeceso, rompia focos de uz, cerraba sus casas a las fuerzas de represién, manifestaba piblicamente en la calle, ete, — Aqui es importante destacar Ia inter- venelén de algunos euras parrocos barriales quienes participaron activamente en estas acciones y, en todo ‘caso, las instaron y protegieron. ) Las distintas organizaciones revolucionarias, den- tro y fuera del peronixmo y de Ia izquicrda, cuyas siglas se conocen en Cérdoba y de actuacién en la Ciudad, aunque menor y sin gravitacion especial al igual que lox partidos politicos, no tuvieron tampoco participacién organica en las ‘gestacién, estallido y desarrollo de Tos sucesos, aungue sus militantes inter- Vinieron en los hechos mis importantes, h) La acelin prevista —lucha durante determinado, periodo con las fuerzas de represién— fue superada Cualitativa y cusntitativamente. Tos hechos tal como se desarrollaron demuestran la admirable imaginacién iniciativa populares que creuron sobre la mareha, sin farmamento ‘alguno ni dircccin ténica alguna,” los métodos de lucha que la situacion de hecho indicé ja caso, con la aplicacion de téenicas de lucha inéditas y singulares. No hubo tampoco, orginiea par- ticinacién de grupos armados, ni armamento adecua- do en manos de grupos u organizaciones paramilitares. 4) Los objetivos elegidos en el momento ¥ sobre Ta marcha por los obreros y ostudiantea revelan Ia. ma dlurez politica del pueblo: Casino de Sub-Oficiales del Ejército y Acronéutica, totalmente destruides ¢ in- eendiados: bancos privados de capitales conocidos del medio, seialados como usuarios; cmpresas financiado- ras y' obras en construccién relacionadas con e503. ca pitaies; empresas de capitales extranjeros; organismos ¥ oficinas del Estado (Ministerio de Obras Péblic Gas del Estado, Registro Prendario, Juzgato Ele yal, ote.); lugares de diversion noeturna (boites, whis- erias, etc.); destacamentos policiales y scceionales de polieia atacadas y algunas destrufdas. 4) Demuestran también esta madurez, al par que 1a cohesién y ol espfrita y voluntad de unidad y de lucha del pueblo, In clase obrera y ol estudiantado, los letre- ros y consignas estampados en las paredes: “este rrio esté ocupado por el Pueblo”; Soldado, no dispa- res contra tux hermanos”; “Asesinos”: “Soldado, re- bélate contra tus oficiales asesinos”; “Barrio Clinicas, territorio libre de América”; “Mucra Ia dictadura”; “El Pueblo al poder”. k) El Ejército, Ia Gendarmeria, In Acroniutiea, pe- & @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION learon contra sombras. No hubo lucha del Bjército, El pueblo no resistié In ocupacién militar de la ciudad; ‘se mof6 de esa ocupacién. Y la sefinld a través do las bromas y de Ia aceién de unos pocos titulados “franco- tiradores” que se limitaron en algunas zonas n dispa- yar al aire con armas de menor calibre ereando entre Jas filas militares un permanente estado de zoz0bra, desorden y temor. El ejéreito disparé millares de tiros a tontas ¥ a loeas, de noche, sobre cualquier Iuz, bulto © sombra, Los muertos fueron el resultado més que de una accién bélica, de la desaprensin de los. oficiales aue ordenaban disparar desordenadamente ante cu quier movimiento y ante cualquier riesgo imaginario. Y Ho ebetante ello, el pueblo hizo caso omiso de conming- ciones y amenazas voleindose a las calles ante Jas ametralladoras mismas, 1) La policia, que habia sido vencida y huy6 cobar- demente frente’ al pueblo inerme, so vengs golpeando & los detenides que hizo mis tarde el Bjército, Ye Ejéreito se vengs de su triste intervencién aplicande @ los detenidos —on determinado momento mis de mil quinientos— el trato reglamentario previsto para Jos prisioneros de guerra enemigos y sometiéndolos & toda clase de vejamenes y humillaciones. Condend de modo a 31 ciudadanos, por hechos insignificantes, come violacién de toques de queda, insulto 0 salivazos a oficiales del Ejéreito, a graves ‘penas, y castigé Ia rebeldia popular con lax condenas a ‘Torres y Tosco, Jos dirigentes de lox dos sindieatos de actuacion mix decidida. — Nada ha cambindo; por el contrario, 1a. situa- se ha agravade. A las causas anteriores, que subsisten intactas, se han agregado mas de veinte mucr- tos, las conilenas en las eérceles del Sur, las torturas y. Violencins, In intervencién militar, los _presos poli ticos on las cérceles de Cordoba, In incomunicacion total del pueblo con el gobierno in embargo, In lucha de los obreros y estudiantes de CCérdobm seiaia tn triunfo, el primero eerie yrotunio que el pueblo argentino logra sobre In dictadura: cay6 integro un Gabinete; el poder se desplazé de las manc del emperador infalible a las de su guardia pretorian Jug fuerzas armadas deliberan nuevamente; cayé él gobierno Caballero y con él el lamentable ensayo corporativo; concluyé para siempre el plan de los aitos de gobierno, de los ensayos ““participacionistas” ¥ eomunitarios y de In “paz” y el “orden” para bene- Fieio de Ia oligarquia y el imperialismo y para la explotacién del Pueblo ¥ la Nacién, Y, Jo que es alin ands importante, a pesar do los muertos, las condenas, Iu intervencién militar, los presos, ia represion y Iu violencia oficial, la lucha ha continuado al mismo. nivel con nuevos paros masivos de obreros y estudiantes que han paralizado otra ver In ciudad y so ha rechazado publicamente el didlozo ofreedo por las autoridades militares mientras subsie ‘an los presos populares y mientras se mantenga In setual politi ee ee alguna conclusién, atin provisoria, es posible extracr de estos suceson, xin tenor a error alguno, es que el tinico camino a seguir esté en Ia Tucha franca ¥ sin temores contra el sistema y su gobierno, sin es- peculaciones, sin negociaciones ni cabildeos secretos, em Ie calle ¥ plicamente ¥ no en seereto en las antesa- 1as, polemizando, con unidad de los trabaj tunidad de Jos estudiantes, ee EI pueblo tiene ahora fe en sus fuerzas y confianza en s{ mismo, Ha luchado y ha recuperado su_alegria. Adquirié conciencia cabal de su poderio y de las posi bilidades que alberga potencialmente su fuerza orga. nizada. Seguiré, sin duda, y nada lo detendré. ¥ los dirigentes que no se pongan al frente dal pueblo, po- Kticos, obreros 0 estudiantes, serdn repudiados con Ia misma violencia con que el pueblo ha repudiado « los hombres que sostienen la dictadura, EVA PERON “Yo se que cuando ellos me critican a mi, lo que enel fondo les duele es la revolucién ” va Perén es cl simbolo mis alto de la idea y le actividad revolucionaria. Evita signi alo aue no esti escrito en ninguna carta, ni grabado en ningiin disco, ni en ninguna cinta, pero que todo el mundo repite: “SI EN 1955 HUBIERA ESTADO EVITA VIVA NO HU- BIERA PASADO AQUELLO...” y si hoy en 1969 estuviera Evita viva no estaria pasando To que pasa, Esta es la voz y la interpretacin de} pueblo. Evita sigue viviendo en el amor del pueblo y en cl dolor de los pobres. Por algo el odio permanente de los oligarcas y del imperialismo ‘auc impiden que sus restos puedan ser venera- dos, puedan estar presentes en la patria. Es que los ‘restos de Evita son capaces de encender, de motivay, de inflamar la lama revolucionaria que debe penetrar profundamente on la mente y en Ia accién de los cuadros del peronismo. Los enemigos del pueblo, los verdugos del pueblo no Ia querfan a Evita ni viva ni muerta: al ver el grado de odio, el grado de rechazo, el grado de aniquilamiento con que los enemigos del pueblo quieren hacer desaparecer a Evita de la memoria popular, tenemos que pensar hasta ‘qué punto seria la identificacién revoluciona- ia de Evita con el pueblo y qué sentido tan pro- iunde tiene este simbolo que nada ni nadie pue- de borrar del earifio del pueblo. Eve Perén, desde algéin lado, de alguna ma- nera, nos esti alentando, Yo creo que nuestros martires, todos los martires, yo ereo que nues- tros héroes, todos los héroes, yo creo que nues- tros revo ios, todos los revolucionarios que ya han dado su vida se han metido en nuestra alma y en nuestra sangre y en nuestra mente... y ellos no nos dejan ni siquiera equi- vocarnos, ni confundirnos, Y estamos ligados y obligados por ellos y con ellos a hacer lo que cllos quisieron realizar y que nos han trasmi- tide 2 nosotros, Raimundo Ongaro CRISTIANISMO Y REVOLUCION @ 9 Los nuestros son todos los que luchan. Ge- rardo Maria Ferrari y Emilio Mariano Jéure- gui eran de los nuestros. Los nuestros, no quiere decir secta, ni grupo, i izacion, ni propaganda de los que pu- sieron sui vida en la causa grande del pueblo, de la liberacién del pueblo. Los nuestros significa pertenencia solidaria y dofinitiva de todos los que luchan, de todos los que combaten, de todos los que se incorporan a In marcha del pueblo. Gerardo era un militante cristiano y revolu- cionario que habia asumido la lucha revolucio- naria y el deber de todo cristiano de hacer la revolucion. Y Gerardo estaba haciendo la revo- lucién, La hacia todos los dias en su militancia obrera, encarnando el dolor del pueblo, mor- diendo su misma rabia, planeando y constru- yendo el camino hacia li toma del poder, hacia €l hombre nuevo. Por eso cl asesinato de Gerardo es el asesi- nato de un compaficro revolucionario, de un compaiiero excepeional por att generosidad, por su humildad, por su inteligencia, por su coraje. En estas piginas reflejamos quién era Ge- rardo Ferrari, segin el testimonio de sus pa- dres, de los militantes catélicos y de los sacer- dotes de Rosario que fueron sus compafieros de estudios en el Seminario. Alli esti todo dicho y dicho con un carifio, un respeto y una admi- racién que sobran otras palabras para decir lo mismo. Gerardo Ferrari militaba en las filas del pe- ronismo revolucionario. Gerardo fue presentado como un delincuente, como un maleante. Aparentemente, muri ba- leado por la policia, por la represién, por el miedo. Pero a Gerardo lo mataron por peronista, por revolucionario, por ser parte de un pueblo 10 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION eada dia renace la esperanza hasta que después del verano las calles cubiertas de sangre tienen frio algin dia conoceris el rostro hasta que después del verano una jugada de violencia desfigure todos los recuerdos que ya se ha puesto en marcha y al que no lo detendran ni con un diluvio de balas. Emilio Jéuregui eva también de los nuestros. Su militancia gremial y politica fue conocida por todos. Su ideologia marxista fue auténtica y respetada por todos los compafieros que com- partieron su lucha. Lo que nunca olvidaremos, lo que nunca se ir bastante, lo que siempre necesitamos tener junto a nosotros es el ejemplo de la autentici- dad y del coraje de Emilio. Por su origen de clase, por su formacién inte- lectual, por su extraordinaria capacidad politi- ca, por su conocida andacia en la aceién, la autenticidad con que Emilio tue viviendo’ las tapas de su militancia revolueionaria nos mues- tra,la fuerza de sus convicciones y la decisién de su compromiso con la revolucién. Cada compafiero siente de qué manera se van incorporando @ nuestra sangre la sangre de los caidos cerca nuestro. Cada compaiiero siente de qué manera Ge- rardo y Emilio siguen adentro nuestro, junto a nosotros, para darnos la fuerza y el aliento; para marcarnos todos nuestros deberes, todas las exigencias de nuestro compromiso. Cada compafiero siente de qué manera se le mete a uno el silencio de Jos encuentros que ya no se darn entre nosotros y el vacio de estas dos presencias que se van transformando y rea- lizando en cada uno de nuestros actos, en cada una de nuestras luchas. ‘Ahora, que Jas palabras se hicieron pedazos a balazos, 8610 nos queda una explicacién, que es la més cierta: GERARDO TENIA LA PASTA DE CAMILO EMILIO TENIA LA PASTA DEL CHE GERARDO M. FERRARI Clamor de Justicia “Maltratado, fue arrebatado por juicio inicuo, sin que nadie defendiera su causa, pues fue arrancado de Ia tierra de los vivientes y herido de muerte por el crimen del pueblo, Dispuesta estaba entre los impios su sepultura, y fue en la muerte igualado a los malhechores a pesar de no haber cometido maldad ni haber mentira en su boca”. ISAIAS 53, 5-9. Los que hemos conocido a Gerardo Ferrari y hemos leido la crénica de su muerte creemos un deber de justicia aclarar varios aspectos, no s6- Jo de su muerte, sino también de su vida. Los calificativos aparecidos en la prensa, tales como “pistolero, malhechor, malviviente, delin- cuente, hampén”, constituyen una injuria a su persona, a su familia, a sus amigos y a cuantos o eonocieron. Ingres6 al Seminario San Carlos Borromeo de Rosario, donde curs6 estudios secundarios, filo- séfieos y_teolégigos. Su personalidad se salia de los cénones comu- nes. Su entrega a los demés lo hacia chocar con las estructuras establecidas. Comenzd a traba- jar con la gente de una Villa de emergencia si- tuada en la Bajada Cepeda, pronta a ser desalo- jada, Alli compartié totalmente los problemas y la vida precaria de sus moradores. Esto lo condujo a un enfrentamiento con el Obispo y algunos superiores del Seminario en Carta de Gerardo (Gera), era el segundo de nuestros doce hijos, Ya de muy chiquito demostré un espiritu generoso y emprendedor. Al trasladar- nos al lugar donde ahora vivimos, admiré a nues- tros nuevos vecinos por su fuerza, voluntad y eapacidad de trabajo. Siempre el prmero en tareas superiores a su edad de seis afios, como ordefiar y zapar, para ayudarnos a mantener nuestra familia ya de seis hijos. 1965. Recibié una carta de su Obispo que le exi- gia abandonar sus actividades en la Villa y ha- cer un afio de penitencia en el Seminario como condicién para ordenarse, Posteriormente, en una entrevista, Gerardo se neg6 rotundamente a traicionar el’ compromiso asumido con los po- bres. Debié salir del Seminario. Entre una igle- sia institucionalista, legalista y antievangélica y una Iglesia de los pobres, evangélica, pobre ella misma, prefirié esta tiltima. Su generosidad lo Nevaba a desprenderse de todo por amor a los indigentes, viviendo asi una pobreza auténtica. Su franqueza ayudé a muchos amigos a ver con claridad problemas personales y a encauzar la vida de cada uno de ellos. Su optimismo, casi profético, lo empujaba a emprender tareas au- daces y a llevarlas hasta sus titimas consecuen- , ¢ias movido por el amor; actitudes éstas que persisticron y fueron acrecentindose hasta el final de su vida, Esta breve e incompleta semblanza de la vida de Gerardo nos recuerda a Cristo, quien luego de predicar el amor y la entrega al prégimo, fue erucificado entre dos lndrones por las autorida- des que lo acusaron de malhechor y agitador. COORDINADORA DE MOVIMIENTOS Y COMUNIDADES DE LA IGLESIA EN ROSARIO sus Padres Narraremos un episodio como ejemplo de su generosidad: bafiéndose en un piletn, se zam- bull en mala forma, y quedé mortalmente rigi- do; mis tarde, al reaccionar, nos conté: —Senti que me moria y dije “Mi vida por un sacerdote”. A los nueve aiios terminé muy bien tercer grado, y nos pidié ingresar al Seminario. Esas vacaciones rindié libre ante una Mesa examina- CRISTIANISMO Y REVOLUCION @ 11 dora provincial euarto grado, y durante el mi: mo afio, ya en el Seminario, cursé quinto y sexto con las mejores calificaciones, Esa era su inte- ligencia: tres afios en uno. Su generosidad siguié creciendo con la edad y su exuberante fisico. A los veintitrés afios con- cluyé sus estudios sacerdotales, fue ordenado subdidicono y manifesté al Sr. Obispo que desea- ba ser sacerdote obrero. No le fue aceptado el pedido, y no llegé a sacerdote, Entonces orient6 sua trabajos y toda su vida a ayudar a los explotados, Su obra principal en tal sentido en Rosario, la realizé en la Bajada Cepeda, en el entonces llamado Campo de Mayo. Junto a un grupo de universitarios, pero espe- cialmente orientando el esfuerzo de ios habitan- tes consiguieron trasladar la poblacién de cua- renta y cinco familias a un lugar mejor, con me- jores casas, agua sana y escuela, Prosiguiendo sus interminables y pacientes gestiones ante el instituto piiblico de la vivienda, consiguieron una méquina bloquera y montaron una pequefia fa- brica, constituyéndose en una humilde pero te- naz y progresista cooperativa. Esto le llevé mu- chos meses de trabajo, durante los cuales con- 12 © CRISTIANISMO Y REVOLUCION vivi6 con esa gente humilde y buena que lo si- gue amando como a un hermano. En 1966 se tra: 6 a Avellaneda, siempre es- peranzado en ser sacerdote obrero, Trabajé en varias fabricas, dedicando sus horas libres, su trabajo personal y los pocos pesos que le que- daban para ayndar a los mas pobres que él. Hace un mes se cas6 en una parroquia de Buenos Aires, sin que esto disminuyera su en- troga a los hermanos. De pronto nos llega de Buenos Aires la incref- ble noticia: “Gerardo ha muerto haleado por la !” Gerardo es tratado por algunos diarioa istolero”, por otros, de “hampon”... {Dios mio! en un diario, cn primera pagina la foto- grafia en grande de Gerardo muerto, y asu lado, en otra foto jel sitiro!... Como Cristo en la cruz junto a los ladrones. ;Cémo pudo suceder tan horrible confusion? Sefior, te ofrecemos humildemente Ja vida joven generosa y santa de nuestro querido Gerardo, por un mundo més justo ¥ por los pobres a quienes dedicé su vida! ORFEL JUAN FERRARI INES F. VIGLIONE DE FERRARI ‘TESTIMONIO DE SACERDOTES SOBRE GERARDO M. FERRARI LOS DIARIOS DEL VIERNES 13 DE JUNIO DECIAN QUE HABIA SIDO ABATIDO UN PEROZ DELINCUENTE, ASESINO, HAMPON. PISTOLERO, MALHECHOR: GERARDO MA- RIA FERRARL. Los sacerdotes abajo firmantes conocimos a Gerardo durante muchos aiios, lo vimos ingre- sar al Seminario en 1958 cuando contaba diez aflos de edad. Alli valoramos su capacidad y responsabi dad en el estudio, su esfuerzo en el trabajo, su franqueza y lealtad, su optimismo que lo levaba a emprender tareas y llevarlas hasta sus iiltimas consecuencias, constituyendo asi una personali- dad que se salia de los cénones comunes. Esto lo Hevaba a chocar con ciertas estructu- ras establecidas. Vivio intensamente cada momento de su vida. En el Seminario, varios de nosotros hemos compartido con él lus penas y alegrias de la vida en comunidad, a la cual solia infundirle un dina- mismo creador que la libraba de la mediocridad. Fuimos testigos de su ahinco por seguir in- condicionalmente los pasos de Cristo y ser Sa- cerdote. Tomé muy en serio su vocacién, Detestaba el conformismo facil de los actos litdrgicos rutinarios, y por eso, cuando alguna festividad littrgica jalonaba el afio, Gerardo era el creador, el organizador de formas nuevas de piedad auténtica, de expresiones de vida cristia- na profunda. En 1964 los superiores del Seminario lo envia- yon a una Villa de emergencia, situada en el extremo norte de Rosario, para ensefiar alli ca- tecismo. A poco de iniciar ese trabajo comprendié que de nada scrvia ensefiar a los pobres Ia religion del amor si no les demostraba practicamente que los amaba en concreto, asumiendo sus miserias, encarnandose en medio de ellos, améndolos tales como eran, con un amor serio, que lo apremiaba a intentar efieazmente la liberacién de todas las opresiones que los frustraban, Los moradores de la Villa estaban a punto de ser desalojados a raiz de una injusta disposi- cién emanada de Vialidad, que pretendia derri- bar las precarias viviendas alli existentes, por- que estorbaban al trazado de la Circunvalacién, y no daban a esas personas una solucién pos- terior. por el esfuerzo comin de sus habi- tantes y de un grupo de universitarios, una cooperativa para edificar viviendas. Asi quedé constituido un barrio que, tiempo después, fue atribufdo a “esfuerzos” municipales. Esta entrega en plenitud a los més necesita dos lo enfrenté con estructuras y personas que hacen prevalecer Ja disciplina y la letra de Ja ley, sobre Ia Ley del Amor. Habl6 con sus Superiores sobre el particular, pero estos le ordenaron que debia “cambiar de mentalidad”. Ante esta situacién concreta que le impedia amatr, se vio obligado a dejar el Seminario para no traicionar el compromiso contraido con los po- bres de la Cepeda, ya fin de continuar la obra, se retiré a vivir a un rancho en medio de ellos, Alli compartié su miseria y opresién, Viendo que la obra de promocién habia adqui- rido un dinamismo propio, dada la madurez de los moradores, y como anhelaba realizar el ideal de su Vocacién sacerdotal, marché a Buenos Aires en 1966, Alli esperaba encontrar mejores con- diciones para realizar su suefio de ser sacerdote obrero, Pero al ir adentrndose vivencialmente en ni- veles cada vex mas profundos de compromiso por liberar al hombre, comprendié que si se or- denaba de sacerdote, atin permitiéndosele ser obrero, ciertas estructuras del momento implica- rian para 61 un retroceso respecto del grado de compromiso ya asumido. Por eso se decidié a vivir como simple cris- tiano entregado a los dems. A pesar de sus destacadas cualidades intelec- tuales y literarias, trabajé durante tres afios co- mo obyero. Hacfa veinte dias habia contraido matrimonio en una Parroquia de Buenos Aires, Esta es en sintesis, una breve e incompleta semblanza de la vida de Gerardo. Fue un auténti- co seguidor de Cristo que nunca temié dar su vi da mareada con un sello personal por ese mismo amor de Cristo sufriente en el dolor y las injus- ticias de los hombres, y, como Cristo, fue conta- do entre los malhecho Interpelamos por tanto a todo hombre justo para que valore esta muerte perpetrada por fuer- zas de opresién que se oponen a todo intento de liberacién y tronchan vidas entregadas a Ia mi- sién de sublimar auténticos valores humanos y denunciar toda injusticia estructuralista. ESTO ES LO QUE HAN HECHO CON GERARDO MARIA FERRARL PRESBITEROS: José M. Ferrari, Néstor Ciar- niello, Antonio Ferian, Nelson Rolandi, Arman- do Amirati, Marcelo Maurizi, Juan Larrambebe- re, Juan C. Arroyo, Angel Presello, Emidio Tet- tamanzi, Natalio Torressi, Henri Praolini, Angel Sibona, Julio Pecci, Oscar Lupori, Francisco Pa- renti, Ricardo Giaccone y Ernesto Sonnet. CRISTIANISMO Y REVOLUCION @ 13 EMILIO M. JAUREGUI C.G.T. de los Argentinos La concentracién popular programada y le- vada a cabo en el dia de ayer en esta capital, ha dado un nuevo mértir popular, el compafiero Emilio Mariano Jéuregui. Nuevamente la represién asesina contra el PUEBLO, nuevamente los defensores de la dictadura militar asesinando a mansalva. Nue- vamente la injusticia en toda su plenitud e im- punemente protegida por uniformes azules y pretendidamente oculta en la vigencia del or- den ha asesinado a un ciudadano que no eaté contra su pais, que no ha entregado ningin convenio petrolero, que no ha firmado ninguna ley represiva, que no ha picaneado a ningin ciudadano, que solamente ha pedido Soberania para su Patria, Liberacién para su Pueblo, Jus- ticia para los trabajadores. Ese ha sido su delito. Es el delito por el que se asesina y encarcela en este nuestro pais desde hace varios afios. Es el delito de intentar hacer una Patria que no dependa de los monopolios extranjeros, una Patria que proteja a sus hijos de la injusticia del capitalismo oprsor y cipayo. Por eso lo ha asesinado a Emilio Mariano Téuregui, Lo han perseguido, lo han acorralado, lo han asesinado. No iban detrés de un hombre, iban detras de una idea, iban detrés de un ideal, Quizis lo sabjan, Debian de saber también que la C.G.T. de los Argentinos viene luchando por esos mismos ideales. Debe ser por eso que también se la quiere acorralar, se la quiere asesinar. Pero la C.G.T. de los Argentinos no es una individualidad, es una conjuncién de ideales, es una obsesiGn de libertad para su pueblo, es una irrenunciable sed de justicia, A la C.G.T. de los Argentinos no la va a matar un policia de un balazo o de seis balazos, Sobre nuestros mirtires ra nuevamente hoy nuestra actitud de siempre: La sangre derramada no serd negociada, Los ideales que el pueblo defendié no serdn traicionados. La lucha iniciada no seré interrumpida. Buenos Aires, 28 de Junio de 1969. Secretaria de Prensa Centro de Estudios Camilo Torres Frente al asesinato de nuestro compaiiero y profesor Emilio Jéuregui, este Centro de Es- tudios se hace un deber manifestar lo siguiente: 19) Que rechazamos como tendenciosa y mal- intencionada Ia versién policial de ios he- chos, dirigida primordialmente a intentar confundir a sus compafieros, a la clase tra- 14 @ CRISTIANISMO Y REVOLUCION bajadora y a la opinién piblica en general. La muerte de Emilio Jéuregui ocurrié des- pués de una persecuci6n caracterizada por 8u ensafiamiento ¢ impunidad, y su cuerpo, luego de ser literalmente acribillado por las balas policiales, se desangré sin ninguna posibilidad de brindarle atencién médica, debido a un cordén impenetrable formado por fuerzas policiales. 29) Que Ja vida y la muerte de Emilio Jaure- gui constituyen un ejemplo y un motivo de reflexién. Ejemplo de intelectual revo- lucionario, que asumid sin retaceos su compromiso con el pueblo, combatiendo si- multéneamente con la palsbra y con la accién, Motivo de reflexién para todos aque- los que trabajan con el pensamiento y busean de buena fe los signos que les per- mitan superar la alienacién provocada por el sistema con respecto al papel del intelec- tual en el proceso revolucionario. 39) Que la humildad, modestia y generosidad con que Emilio Jauregui vivié su vida y Cristianismo Hace pocos dias las balas de la represién ase- sinaron al militante cristiano y revolucionario Gerardo Maria Ferrari. Este nuevo crimen fue deformado y presentado ante la opinién publica como un incidente policial de rutina. Ayer fue asesinado ¢l militante revoluciona- rio Emilio Mariano Jéuregui, conocido per dista y dirigente gremial que se desempetiaba en la Federacién Nacional de Sindieatos de Prensa hasta el golpe del 28 de junio. Emilio Mariano Jéuregui, de reconocida y auténtica militancia revolucionaria, estaba guia- do por una profunda conviccién marxista que encarnaba en las luchas nacionales por la li- beracién, Abierto al diflogo con todos los sectores re- volucionarios habia comenzado a colaborar en la revista CRISTIANISMO Y REVOLUCION, en cuyo nimero 14 publicé un trabajo sobre las relaciones entre las dos naciones mas impor- tante del mundo socialista: China y Rusia. La colaboracién de este militante revolucio- nario, de acendrada mistica y fe en sus acciones y en Sus ideas, se daba entre nosotros generosa- mente en las Iineas del didlogo entre catdlicos y marxistas tal como ha sido sefialado por Juan XXII en la Eneiclica Pacem in Terris, y se encontré su muerte estén a la altura de todos aquellos luchadores inmolados que le precedieron, pasando a constituir su re- cuerdo, desde hoy, una presencia estimu- lante y ‘exigente para todos aquellos que tratamos de poner nuestras vidas a la altu- ra del compromiso exigido por la violencia y Ia injusticia que sufve nuestro pueblo. Invitamos a sus compaiieros y a la clase trabajadora a velar sus restos en la C.G.T. de los Argentinos, Paseo Colén 731, Capital. Nuncio Aversa, Director. Jorge Gil Soli, Eduardo Jorge, Oscar G Teran, profesores, y Revolucién afirmaba en la fraternidad més cotidiana y real: en la accién combatiente contra el gobier- no militar y el imperialismo yanki La visita de Rockefeller lo encontré en la calle, peleando con los obreros y estudiantes en los actos de repudio organizados por la C.G.T. de los Argentinos. Denuneiamos este crimen de Ia represién. La “pena de muerte” ha sido impuesta en los hechos por la represién contra los patriotas y contra el pueblo: los muertos de Corrientes, Rosario y Cérdoba y los asesinatos a Gerardo Maria Perr: Emilio Mariano Jéuregui se- alan el grado de violencia reaccionaria y con- dicionan cl legitimo derecho de defensu del pueblo frente a estas agresiones. Ni una gota de esta sangre derramada por los compafieros revolucionarios seré olvidada en la hora del pueblo. Saludamos a los compafieros caidos en el combate, con las armas en la mano, empufiando lz herencia del ejemplo del Che y de Camilo Torres. Advertimos a la opinién nacional e interna- cional acerca de los erimenes y torturas del golpe militar y como “homenaje” de obsecuen- cia al amo yanki en la visita de Rockefeller. Buenos Aires, 28 de junio de 1969. CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 15 EMILIO JAUREGUI Sobro nuestros martires ratificamos y juramos nuevamente hoy nuestra actitud de siempre: La sangre derramada no sera negociada. Los ideales que el pueblo defendié no serén traicionados. La lucha iniciada no sera interrumpida. C.G.T. de los Argentinos La Unidad y La Lucha de los Trabajadores No y mil veces no, diré a esta falsa unidad la C.G.T. de los Argentinos porque ella sélo seria un contubernio de dirigentes con el tinico fin de neutralizar la accién por las més caras aspiraciones populares. Si y mil veces si dird, por el contrario, a la unidad auténtica, a la unidad en las bases, lograda a través'de Ia lucha, para obtener la vuelta del poder al pueblo, El Consejo Direetivo de emergencia de la C.G.T, de los Argentinos integrado orgdnica- mente y constituido en sesién permanente, re- suelye 1°) Ratificar que esta C.G.T. brega por la unidad auténtica de los trabajadores a través de la lucha, desde las bases con el programa del 1 de mayo y asimismo puntualizar que la comisién de enlace designada no ha participado, desde el 27 de junio, en reunion alguna con otros sectores del movimiento obroro argentino. 29) Denunciar que la etapa que la dictadura 16 ¢ CRISTIANISMO Y REVOLUCION ha inaugurado con la denominacién de “tiempo social”, constituye un plan minuciosamente pre- parado’ de represién popular, impuesto por los intereses extranacionales, en convivencia eon los traidores de la clase trabajadora, 3°) Anuneiar que este Consejo pondré en marcha un plan de accién para exigir: el cese de la represion, la libertad de los presos politi- cos, gremiales y estudiantiles, la anulacién de las intervenciones a los sindicatos y la devolu- cién de sus locales. 4°) Convocar a todas las organizaciones po- pulares del pais y a la Iglesia de los pobres a proseguir la lucha en todos los terrenos hasta obtener la derrota definitiva del régimen y sus personeros y lograr la patria liberada que el pueblo anhela y reclama, Dado en Buenos Aires, a los cinco dias de julio de 1969. Ismael Allil - Antonio Seipione - Ricardo De Luca DENUNCIAS{ CO.FA.DE Al Arzobispo coadjuctor de la Arquidiécesis de Buenos Aires Monseflor Aramburu La Comisién de Pamiliares de Detenidos (CO.FA DE.) y los familiares de los compafteros detenidos en ‘Tucumin el 2 de mayo del corriente aio, Sra. de Rearte, Sra, de Petruschansky, Sra.de Sandoval, Sra de Faur, Sr, Gurracharri y Ja’ hermana del compahero Carlos Alberto Caride detenido en la Capital Federal el 22 de abril, se dirigen a Ud, con el objeto de dar cumplimiento ‘al pedido solieitado por Monsefior No- laseo, en su nombre, durante Ja entrevista. mantenida el 27 de mayo. En dicha entrevista, presentes los familiares ya citados, los encarzados’ de CO.F A.D y tos sacerdotes Carlos Mugica y, Reinaldo Conforti, Monseiior Nolasco solicits las prucbas de las torturas ‘& que fueran sometidos los compsieros arriba. citados para interceder por su seguridad moral y fisiea ante las autoridades policiales y guhernamentales respec tivas, dado que los compaficros de Tacumén han sido amenazados con nuevas y mis tremendas torturas cuando se prodazcan sa traslado a Buenos Aires. En dicha oportunidad la Sra. de Sandoval, también dete- nida on Tacumén y tniea en libertad, ‘mostré a Mon- sefior Nolasco las huellas de las quemaduras que le fueron hechas con cigarzillos. Los abogados defensores de los detenidos en Tueu- min, Dres. Luis Carrutti Costa y César Caleagno de Ia Gapital’ Federal y los Dres. Rodriguez Anido y Garmendias en Tucumdn, han corroborade Jo siguiente: 1) Que el compaiiero y In compaiiera Sandoval fueron torturados uno en presencia del otro. El com- pafiero Sandoval fue sometida a torturas siendo gol- peados toias Ins noches desde su detencién mientras so Jo sometia a interrogatorio; al cuarto dia fue golpeado durante diceiséis horas sesuidas. Al pedir el comppaiiero Sandoval un vaso de agua, el tortura dor hizo traeria derramdndola con todo’ sadismo en presencia del detenido. La compaitera Alicia Sandoval permanecié sentada durante cuarenta y acho horas no encontrindose bien de salud y al conocer esta circuns- tancia sus torturadores persisticron en su sadismo di- cigndole cualquier atrocidad sobre las torturas de su marido y las de lon otros detenidos. Luego de levan- térsele Ia incomunicaciin a la compaiiera Sandoval fuo,lovada a El Buen Pastor, donde se la mantuvo fen las mismas condiciones que’ cuando estaba incomu- nicada. 2) El compaicro Gustavo Rearte fue encerrado en tun calabozo de 0,10 ‘por 0,50 engrillado, durante se- tenta y dos horas de pie. Tas amenazas continuas a Rearte eran sobre la integridad fisiea de su hijo de dove afios detenido con él. Caba sefialar que el nifio Rearte fue interrogado y somotido a careos, ¥ alojado luego en In Escuela de Policia donde desde 1 sébado 2 de mayo a las doce de Ia noche hasta ol marte 5 permaneeié sin probar alimento; al cabo de ese tiempo so lo sirvié una taza de café negro. La Sra, de Rearte tuvo qne esperar desde Ins cinco de la tarde hasta las doce de la noche para que le entregaran a vu hijo, inocentemente detenido, 2) E) campaiiero José H. D. Petruschansky fue golpeado por el Teniente Corone) Russo del SIR Spor peronista y por judio”, Ademés ve le nego a Ia Sra, det fiero que pudiera pasarle remedios, teniéndos iento a ia Policia que Petrus: chansky necesitaba dicho medi 4) Fl compaiiero Isaac R. Faur fue olpeado tam- bién, golnes que no han podido ser comprobados por los forenses por falta de marcas corporales. 5) El Dr. Ruiz Huidobro, Médico forense de Tu- cumén, comprobé el din 9 de mayo a Ins 22.30 hs. las torturas del compaiiero Sandoval y el 11 de mayo a lag 10 de In mafana las torturas de la compaiera Sandoval en EI Buen Pastor. 6) Por Jos datos que han suministrado los detenidos & sus abogados ge cree que los torturadores eran quince. En cuanto a las torturas del compaiero Carlos Alberto Caride, e! Dr. Ventura Mayoral, su abogade defensor, ha consignado: 1) Que Ia Comisién Policia que entra on el depar- tamento de! compatiero Caride estaba formada por los ales Matos, Caballero, Buzzone y otros. Los tres oficiales entran’tirando y Caride se defiende. El oficial Buzzone hiere a Caride con su pistola 45. Los dete- nidos Cariée, Afda Filippini y Zavala Rodrigues han declarado que avisaron a los vecinos que se ihan a entregar: todo lo demas por Ia policia es absoluta- mente falso. Caride es levado a ta Comisaria N° 19 donde 10 dejaron tirado largo rato, dandolo por muerto, ya que hubia perdido mucha sangre. Cuando se com- prucba que est vivo, se lo traslada al Departamento de Policia. 2) Que en el Departamento de Policia fue torturado con picana eléctrica hasta que sufrié un paro cariliaco. La orden que tenia Ia policia era matarlo y tirarlo por la ventana del Departamento de Policia que da al patio de bomberos. En ese momento Caride invents su participacién en el golpe de estado con el general Rauch, '3) Que las tortaras del compafiero Caride fueron presencindas por los inspectores Virasoro, Berges y el corone! Dotti, éste witimo Director de Coordinacién Federal 4) Que el Coronel Dotti trajo una orden de la Casa de Gobierno de mantener vivo a Garide porque era importante que hablara, 5) Que Caride fue trasiadado luego a Coordinacion Federal donde se le puso en una celde sin alimentos ni atencién médica. Alli van desfilando los policias que yuelven del sepelio del oficial Mutos y le dan Patadas y_golpes sin, dejarlo dormir durante tos dias martes, migrcoles y_ jueves. 6) Que los detenidos Aida Filippini, Bernardo Al- berte, Susana Valle y otros denunciaron haber escu- CRISTIANISMO Y REVOLUCION ¢ 17 chado desde su celda y visto, en algunos casos, las fremendas torturas de que fue objeto el compaiiero Caride. 8) Que el compatiero Caride fue golpeado hasta dojarlo tirade en el suelo y que luego era levantado para poder volverlo a golpear. Varios policias se dex- compusieran ante el salvajismo y la animalidad de sus propivs compafieros. 8 el sadiamo policial logé al maximo cuando el compafiero Caride en al estado espantose en que 9¢ encontraba pldié que lo mataran y que lo aleanzaran un vaso de agua, fue entunces cuando uno de