Está en la página 1de 3

Antecedentes bibliográficos

A nivel nacional tenemos los siguientes casos:

Verónica Guzmán manzueta 2017: la prisión preventiva en el distrito nacional


año2015-2016: Esta investigación tiene como objetivo general analizar la prisión
preventiva en el Distrito Nacional, periodo 2015-2016, al tratarse de una investigación
esencialmente de carácter documental, utilizaremos la revisión bibliográfica, y sus
técnicas de recolección de datos. La prisión preventiva es una medida cautelar y no
punitiva. Para dictar una medida de coerción y particularmente la prisión preventiva,
los jueces no pueden tomar en consideración, como presupuesto para presumir el
peligro de fuga, las características personales del supuesto autor y la gravedad del
delito imputado, el daño causado a la víctima, la cuantía de la pena imputable, la
alarma social y la flagrancia del hecho. No son pues, justificación suficiente de la
prisión preventiva.

Margarín paula 2013: Principio de proporcionalidad en la imposición de medida


de coerción consistente en prisión preventiva del Distrito Judicial Santo
Domingoaño2013: Por aplicación del principio de proporcionalidad el juez que
impone una medida de coerción deber considerar cuál de las diferentes propuestas
procesales es la que mejor se aviene a la solución del caso ocurrente. Sin embargo,
la proporcionalidad, a pesar de ser frecuentemente mencionada en las decisiones
judiciales, ni siquiera se toma en cuenta y mayoritariamente se decide la prisión
preventiva, en algunos casos hasta en el ochenta y dos por ciento de las veces. De
esa forma, el uso de la prisión preventiva funciona como pena anticipada, entorpece
la realización del proceso penal democrático y afecto negativamente el sistema
penitenciario.

Pedro payano 2010: análisis de la prisión preventiva en república dominicana


como pena anticipada: en el análisis a la Prisión Preventiva en República
Dominicana como pena anticipada por ante los Juzgados de Paz, se ha establecido y
demostrado que su aplicación en estos tribunales atenta contra el derecho de
presunción de inocencia que establecen la Constitución Dominicana
y el Código Procesal Penal, y que no se observa en estos tribunales, previamente, el
principio de proporcionalidad, en el sentido de que no es lógico ni equilibrado una
Prisión Preventiva por tres meses en un delito cuya pena fluctúa entre los quince
días a los seis meses, convirtiendo esta medida en una pena anticipada. Se
determina, que para la solución a esta problemática se requiere de un procedimiento
penal especial para los Juzgados de Paz de la República Dominicana, diferente a los
Juzgados de la Instrucción de Primera Instancia, en lo que respecta a los plazos para
la investigación, las fases del proceso, las Medidas de Coerción, entre otras, que se
ajuste a la particularidad de estos tribunales de menor jerarquía en la Organización
Judicial Dominicana y a sus penas que imponen.

A nivel internacional tenemos los siguientes estudios:

Javier llovet Rodríguez 2009: la prisión preventiva frente a la presunción de


inocencia: aborda el instituto de la prisión provisional a partir de la injerencia que supone en la
libertad personal de un individuo que se presume inocente, así como los límites que de acuerdo al
derecho constitucional y a los instrumentos internacionales de derechos humanos, trazan los
principios de presunción de inocencia y de proporcionalidad y la relación que se debe establecer
entre éstos. Asimismo, se hace referencia a los requisitos materiales de la prisión preventiva: la
existencia de una causal, el respeto al principio de proporcionalidad y la probabilidad de la
responsabilidad del acusado, todo ello basado en un profundo estudio de la jurisprudencia de los
organismos interamericanos.

Yolanda Garzón 2008: la prisión preventiva, medida cautelar o pre-pena:


Pretende establecer, si la prisión preventiva, realmente cumple con su rol, esto es ser
una medida cautelar, o si por el contrario, ha existido o existe excesos en su
aplicación, llegando a determinar por tanto, que la prisión preventiva no debe
constituir la regla general como expresamente se determina ya que se trataría de un
acto arbitrario e injusto el privar la libertada en forma desproporcionada respecto de
la pena que correspondería al delito del imputado a quienes cuya responsabilidad no
ha sido todavía probado, esto sería una anticipación de la pena totalmente contraria
a los principios elementales del Estado Constitucional y de los Derechos Humanos.