Está en la página 1de 1

Sin más alternativas, PPN se liquidará

Ante la continuación del severo atropello de sus derechos por parte del OEFA
que la empresa ha venido denunciando, Pluspetrol Norte S.A (en adelante,
“PPN”) se ve obligada a liquidarse.

Esto acontece tras una lucha de más de 8 años para que se aplique a PPN lo
que con claridad dice la ley ambiental peruana, además de un laudo arbitral
inapelable. La empresa ha recurrido a todas las instancias legales, optando
finalmente por exponer el caso frente a la opinión pública, sin lograr que el
OEFA ponga fin a su arbitrariedad

Lo que PPN ha denunciado es que el OEFA viene exigiéndole remediar


pasivos ambientales dejados por las empresas que operaron en la misma zona
con anterioridad a la llegada de PPN. Por esta exigencia, se acaba de negar la
aprobación en tercera instancia del Plan de Abandono del lote 192.

Eso ocurre pese a que la ley peruana establece claramente el principio “el
contaminador es el pagador” y a un arbitraje internacional que tiene calidad de
cosa juzgada y que dio la razón por unanimidad a PPN, confirmando que la
empresa no había asumido por contrato estos pasivos.

Peor aún, el OEFA está exigiendo a PPN remediar los pasivos de manera que
no tiene sustento legal, técnico o lógico. Por ejemplo, exigen a PPN dejar los
suelos, situados en plena selva amazónica, a nivel agrícola. Una intervención
muy agresiva en la amazonia que generarían impactos ambientales muchos
mas grandes que cualquier potencial beneficio.

Debe subrayarse que, en buena medida, este asunto no trata de afectaciones


ambientales ocurridas durante los años de la presencia de PPN en la amazonía
peruana, sino de pasivos claramente identificados (y reconocidos por el mismo
OEFA) como anteriores a ella.

Así pues, la persistencia del OEFA en el abuso no ha dejado a PPN con más
opción que iniciar el proceso de su liquidación. La empresa lamenta esto
particularmente en un contexto en el que, con un entorno cada vez más
adverso y con lotes sin poder operar desde abril, el oriente peruano va
quedándose sin inversiones para la actividad petrolera.