Está en la página 1de 685

MATEMATICAS I

01
para Ci´encias
A
M
e
IB

Ingeniería
N
U

Félix Carrillo Carrascal


C-

12 de febrero de 2020
FI
2

01
A
M
IB
N
U
C-
FI

FELIX CARRILLO CARRASCAL


Índice general

1. Números Reales 5
1.1. El conjunto de los Números Reales
y sus subconjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5

01
1.2. Estudio Axiomático de los Números Reales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
1.3. Propiedades de los Números Reales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15

A
1.4. Demostraciones indirectas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
M
1.5. Teoremas sobre desigualdades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25
1.6. Valor Absoluto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49
IB

1.7. Máximo Entero . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59


1.8. Problemas Propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
N

2. Relaciones 67
U

2.1. Definiciones Preliminares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67


C-

2.2. La Recta y sus Ecuaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72


2.3. Ecuaciones Cuadráticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
FI

2.4. Gráfica de Relaciones definidas por Inecuaciones . . . . . . . . . . . . . . . 98


2.5. Problemas propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114

3. Funciones 117
3.1. Definición, Dominio, Rango y Gráfica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 117
3.2. Funciones Especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131
3.3. Operaciones entre Funciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 168
3.4. Funciones inyectivas, suryectivas y biyectivas . . . . . . . . . . . . . . . . . 198
3.5. Problemas propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214

4. Lı́mites y Continuidad de Funciones 223


4.1. El Lı́mite de una Función . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 223
4.2. Teoremas sobre Lı́mites . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 237
4.3. Lı́mites Unilaterales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 255

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3
4 ÍNDICE GENERAL

4.4. Lı́mites Trigonométricos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 265


4.5. Lı́mites Infinitos y en Infinito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276
4.6. Ası́ntotas de la gráfica de una Función . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 291
4.7. Continuidad de una Función . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 298
4.8. Teoremas adicionales sobre Lı́mites y
Continuidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
4.9. Problemas propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 323

5. Funciones Exponenciales y Logarı́tmicas 331


5.1. Funciones Exponenciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 334
5.2. Funciones Logarı́tmicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 354
5.3. El número Neperiano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 370

01
5.3.1. Funciones exponenciales y logarı́tmicas en base e . . . . . . . . . . 374
5.4. Problemas Propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 390

6. La Derivada A 393
M
6.1. Recta Tangente a una Curva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 394
IB

6.2. Velocidad en el Movimiento Rectilineo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 402


6.3. La Derivada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 406
6.4. Diferenciabilidad y Continuidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 413
N

6.5. Teoremas sobre Derivadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 421


U

6.6. La Regla de la Cadena . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 436


C-

6.7. Derivación Implı́cita . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 449


6.8. Derivadas de Orden Superior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 464
FI

6.9. Problemas propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 474

7. Aplicaciones de la Derivada 481


7.1. Razones de Cambio Relacionadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 481
7.2. El Diferencial de una Función . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 492
7.3. Valores Extremos de las Funciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 506
7.4. El Teorema de Rolle . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 516
7.5. Graficación de Funciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 530
7.6. Problemas de Modelación y Optimización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 563
7.7. La Derivada de la Función Inversa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 590
7.8. Derivadas de Funciones Exponenciales y Logarı́tmicas . . . . . . . . . . . . 606
7.9. Funciones Hiperbólicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 618
7.10. Aplicaciones Diversas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 625
7.11. Problemas propuestos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 659

FELIX CARRILLO CARRASCAL


Capı́tulo 1

Números Reales

01
1.1. El conjunto de los Números Reales
y sus subconjuntos
A
M
El primer conjunto numérico utilizado por el hombre es el conjunto de los números na-
turales, al que se le denota por N, y sus elementos están representados por sı́mbolos o
IB

numerales: 1, 2, 3, · · · , etc. Ası́, escribimos: N = {1, 2, 3, · · · }.


Existen dos propiedades matemáticas importantes de los números naturales:
N

1. Existe un primer número natural: el uno, denotado por 1.


U
C-

2. Todo número natural tiene otro inmediato superior de modo que entre ellos no puede
interpolarse ningún otro número natural.
FI

Debido a dichas propiedades es que los números naturales se representan por una sucesión
infinita de puntos sobre la recta, existiendo una separación constante entre dos consecutivos
cualesquiera.
Las operaciones de adición y multiplicación surgen de la necesidad de contar los ele-
mentos de la unión de dos conjuntos que no tienen elementos comunes. Ası́ decimos: si en
una bolsa se tienen 5 panes y en otra 3, entonces en total se tendrá: 5 + 3 = 8 panes. Si en
cambio se tiene 3 panes en cada bolsa, entonces en total se tendrá: 3 + 3 = 6 panes; al ser
los sumandos iguales, esto se representa: 3 × 2 = 6 ó 3 · 2 = 6. Nótese que los resultados
8 y 6 son también números naturales. Esto sugiere establecer la siguiente propiedad de los
números naturales:

“Si a y b son dos números naturales cualesquiera, entonces la suma a + b y el


producto ab son números naturales definidos”.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


5
6 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Esta propiedad se conoce con el nombre de propiedad de cerradura. Se dice entonces


que el conjunto de los números naturales es cerrado con respecto a las operaciones de
adición y multiplicación, y que además, la suma y el producto determinan números únicos.
La idea del conjunto vacı́o sugiere a su vez la idea del 0 (cero) a fin de representar
al número de elementos de este conjunto. Asimismo, notamos que los conceptos: sobre
el nivel del mar y bajo el nivel del mar, son conceptos opuestos. Igualmente una
pérdida es lo opuesto de una ganancia; una temperatura bajo cero es lo opuesto a una
temperatura sobre cero. En general, existen pues muchos otros opuestos. Todos estos
conceptos sugieren la idea de los números negativos. Ası́, para cada número natural n
se define su opuesto −n. De ésta forma se define un nuevo conjunto numérico más amplio:
el conjunto de los números enteros, denotado por Z; ası́, escribimos:

01
Z = {· · · , −3, −2, −1, 0, 1, 2, 3, · · · }

Además, a los conjuntos:


A
M
Z+ = {1, 2, 3, · · · } ; Z− = {· · · , −3, −2, −1}
IB

se les denominan conjunto de los números enteros positivos y conjunto de los números
enteros negativos, respectivamente.
N

El orden en el conjunto de los números enteros se define en términos de la adición. Si


decimos que un número entero a es menor que otro b , lo que también equivale a decir b es
U

mayor que a, significa que existe otro número entero positivo c tal que a + c = b.
C-

Cuando se realizan mediciones de longitudes y pesos nos encontramos con que ciertas
longitudes o pesos, no coinciden con un múltiplo exacto de las unidades de medida uti-
FI

lizadas. Por tal motivo, fué necesario dividir las unidades de medida en mitades, tercios,
1 1 1
cuartos,· · · . De esta manera se introducen las fracciones , , ,
2 3 4
· · · , y en general, fraccio-
a
nes de la forma b
, donde a y b son números enteros tal que b 6= 0. Surgen ası́ los números
racionales. Un número racional es cualquier número que se puede expresar como la razón
de dos números enteros. Al conjunto de los números racionales se le denota por Q. Ası́,
n a o
Q= x|x= , a ∈ Z, b ∈ Z, b 6= 0 .
b
Como b puede ser 1, entonces los números enteros son también números racionales .
Con los números racionales se pueden realizar operaciones aritméticas de sumar, restar,
multiplicar y dividir (excepto por 0), por lo que pueden ser suficientes para contar o medir
con cualquier grado de precisión. Sin embargo, si queremos medir la diagonal de un cua-
drado cuyo lado mide la unidad, encontramos que ésta medida no es un número racional,
tal como se deduce de la Figura 1.1.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.2. ESTUDIO AXIOMÁTICO DE LOS NÚMEROS REALES 7

B C

A D

Fig. 1.1
En efecto, por el teorema de Pitagoras:
2 2 2
AC = AD + DC = 12 + 12 = 2.

Pitagoras demostró que no existe ningún número racional cuyo cuadrado es igual a 2. Al

01

número cuyo cuadrado es igual a 2 se le denota por 2 y se le llama la raı́z cuadrada
de 2. Algunas raı́ces n−ésimas, las que definiremos mas adelante pero que suponemos que
el
q lector esta familiarizado con el tema, son números
√ √ √Aracionales. Ası́,

4 = 2,

27 = 3,
M
4 2
9
= 3 son números racionales. Sin embargo 2, 3, 11 no son números racionales;
igualmente el número π no es un número racional. A este tipo de números se les denomina
IB

números irracionales. Al conjunto de números irracionales se les denota por I. Ası́,


a
I = {x | x no puede ser expresado de la forma con a y b enteros }.
N

b
U

A la unión del conjunto de números racionales con el conjunto de los números irracionales,
se le denomina conjunto de los números reales y se le denota por R. Ası́,
C-

R = Q ∪ I.
FI

Se denota por R+ al conjunto de los reales positivos, y por R− al conjunto de los reales

negativos. Si se incluye al 0 se denota por R+
0 y R0 , respectivamente.

1.2. Estudio Axiomático de los Números Reales


La aritmética y el álgebra se desarrollaron primero en forma empı́rica; principalmente
para resolver determinados problemas de cálculo, estableciendose para ello un conjunto de
reglas prácticas. En cambio, la geometrı́a, desarrollada por los griegos más por satisfacción
intelectual, es un modelo de sistema lógico: a partir de algunas definiciones y de un conjunto
de proposiciones denominadas axiomas, postulados y principios, se demuestran todos los
teoremas de la geometrı́a.
Con el desarrollo del cálculo se hace necesario dar bases más sólidas para los conjuntos
numéricos. Al igual que en la geometrı́a, se dan un conjunto de axiomas que describen

FELIX CARRILLO CARRASCAL


8 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

completamente a los números reales. Luego, en base a estos axiomas, todas las Reglas del
Álgebra son demostradas y comvertidas en Propiedades de los Números Reales.
En el inicio del estudio axiomático de los números reales aceptamos la existencia de los
números naturales, los enteros, los racionales e los irracionales. Además, identificamos a
cada uno de ellos y podemos decir cuáles son positivos y cuáles negativos. Desconocemos sı́
a lo que llamábamos números reales. Se empieza definiendo un conjunto al que se le llama
conjunto de los números reales pero no se indican cuáles son sus elementos. Estos serán
identificados posteriormente.

El Sistema de Los Números Reales

01
El sistema de los números reales está formado por un conjunto al que se denota por R, por
dos operaciones: la adición y la multiplicación y una relación de orden, denotada por < y

A
que se lee: es menor que y cuyos elementos satisfacen los siguientes axiomas:
M
A1 Para cualesquiera dos elementos a y b en R, a + b es también un elemento de R
(Ley de Cerradura).
IB

A2 Para cualesquiera dos elementos a y b en R, a+b =b+a (Ley Conmutativa).


N

A3 Para cualesquiera 3 elementos a , b y c en R, (a + b) + c = a + (b + c) (Ley


U

Asociativa).
C-

A4 Hay un único elemento en R, denotado por 0, tal que para todo a en R,


a+0=0+a=a (Existencia del elemento neutro aditivo).
FI

A5 Para cada a en R existe un único elemento al que se le denota por −a, tal que:
a + (−a) = 0 = −a + a (Existencia del elemento inverso aditivo).

M1 Para cualesquiera dos elementos a y b en R, ab es también un elemento de R


(Ley de Cerradura).

M2 Para cualesquiera dos elementos a y b en R, ab = ba (Ley Conmutativa)

M3 Para cualesquiera 3 elementos a , b y c en R, (ab)c = a(bc) (Ley Asociativa).

M4 Hay un único elemento en R, al que se le denota por 1, tal que para todo a en R,
a·1=1=1·a (Existencia del elemento neutro multiplicativo).

M5 Para cada a en R, diferente de 0, existe un único elemento, al que se le denota por a−1 ,
tal que a · a−1 = 1 (Existencia del elemento inverso multiplicativo).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.2. ESTUDIO AXIOMÁTICO DE LOS NÚMEROS REALES 9

D Para cualesquiera a, b y c en R, a(b + c) = ab + ac y (b + c)a = ba + ca


(Propiedad Distributiva).

O1 Para cualesquiera dos elementos a y b en R, una y solo una de las siguientes relaciones
se cumple:
a < b, a = b, b<a (Ley de Tricotomı́a).

O2 Si a < b y c es cualquier elemento de R, entonces a + c < b + c.

O3 Si a < b y 0 < c , entonces ac < bc.

L Axioma del Supremo: Si S es un conjunto no vacı́o de elementos de R, superiormente


acotado, entonces S tiene un supremo y dicho supremo, es un elemento de R.

01
Los 5 primeros axiomas son relativos a la operacion de adición o suma, y los 5 siguientes
a la operacion de multiplicación. A1 y M1 indican que el conjunto de los números reales es
A
un conjunto cerrado con respecto a las operaciones de adición y multiplicación. Es decir,
M
si a y b son números reales, entonces los números a + b y ab , son también números
reales y únicos. Ası́, si consideramos que el número 1, postulado en el axioma M4 , es el
IB

número entero 1, entonces la suma 1 + 1, simbolizado por 2, es también un número real.


Análogamente, 2+1, simbolizado por 3, es un número real; 3+1, simbolizado por 4, es un
N

número real; etc. De esta manera se prueba que los números enteros positivos son números
reales. Es decir, el conjunto de los números naturales N es un subconjunto de R. Por otra
U

parte, el axioma A5 postula que todo elemento a de R tiene su inverso aditivo −a, también
C-

en R. Por lo tanto, para cada entero positivo n existe −n, por lo que los números enteros
negativos son también números reales.
FI

Si identificamos al número 0, postulado en el axioma A4 , con el 0 de los números enteros,


entonces concluimos que el conjunto de los enteros Z, es un subconjunto de R.
El axioma A3 nos indica que si sumamos los números a y b y el resultado a + b lo
sumamos con el número c, obtenemos el número (a + b) + c. Este número resulta ser el
mismo que se obtendrı́a si al número a le sumamos el resultado de sumar b con c: a+(b+c).
Ası́, puede eliminar los parentesis y escribir :

(a + b) + c = a + (b + c) = a + b + c.

Los axiomas A4 y M4 establece que cada una de las operaciones: adición y multipli-
cación, poseen un elemento neutro (0 y 1 respectivamente). Igualmente, los axiomas A5
y M5 establecen que cada elemento a de R tiene un inverso en cada operación: −a en la
adición y a−1 en la multiplicación. Además, el 0 es el único número real que no tiene inverso
multiplicativo.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


10 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

En este capı́tulo el lector no debe leer a−1 como el número a elevado a la potencia -1. Debe
considerar a−1 como un sı́mbolo para representar a aquel número que es el inverso multipli-
cativo de a. En los siguientes capı́tulos, previa definición, puede ya darsele la interpretacion
de la potencia −1 de a.
Se há postulado que los elementos definidos en los axiomas A4 , M4 , A5 y M5 , son únicos.
Sin embargo, no es necesario postular la unicidad ya que esta puede demostrarse. Ası́, si
consideramos que el número real a tiene dos inversos aditivos: −a y b, entonces deben
verificarse simultáneamente:

a + (−a) = 0 (A5 ) y a + b = 0.

Sumando −a a ambos miembros de la segunda igualdad, se obtiene:

01
(−a) + a + b = −a + 0
| {z }
0 + b = −a + 0 (por A5 )
b = −a A (por A4 ).
M
Por tanto, no es cierto que el número a tenga dos inversos aditivos. Tan solo significa que
hay dos sı́mbolos diferentes para denotar al inverso aditivo de a.
IB

El axioma D, llamado Ley Distributiva, establece que existe una relación de unión
entre la adición y la multiplicación. Se dice que la multiplicación es distributiva respecto a
N

la suma.
U

Las operaciones de sustracción (resta) y división no están incluidas explı́citamente en


los axiomas, pero se consideran implı́citamente incluidas. Estas operaciones se definen como
C-

sigue:
FI

Definición 1.2.1 Para todo a y b en R, a − b = a + (−b).

Definición 1.2.2 Para todo a y b en R, donde b 6= 0,


a
= a · b−1 .
b
De ambas definiciones se deduce que la sustracción y la división, no son nuevas operaciones,
sino que son casos particulares de la adición y multiplicación. Ası́, restar al número a el
número b significa sumarle a a el inverso aditivo de b. Análogamente, dividir el número a
con el número b 6= 0, significa multiplicar el número a con el inverso multiplicativo de b.
Notese que como el número 0 no tiene inverso multiplicativo, entonces la división entre 0
no está definida.
Los números racionales se definen como la razón (cociente o división) entre dos números
enteros. Ası́, por la definición de división dada, con a y b enteros, y con b 6= 0, se concluye
que los números racionales son también números reales.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.2. ESTUDIO AXIOMÁTICO DE LOS NÚMEROS REALES 11

Todo número que no se puede expresar como el cociente entre dos números enteros se le
√ √
llama número irracional. Para demostrar que los números irracionales como 2 o 3, son
también números reales, se tiene que utilizar el axioma L (Axioma del Supremo). Dicha
demostración supera los alcances de este Capı́tulo y será visto en el Capı́tulo 5. A fin de
facilitar el entendimiento de este axioma, daremos las definiciones de conjunto acotado
superiormente y de supremo de un conjunto.

Definición 1.2.3 Se dice que un conjunto S de números reales está acotado superiormente,
si existe un número c tal que para todo elemento x de S, se verifica que x ≤ c. Un tal número
c cualquiera se denomina cota superior de S.

Ası́, el conjunto:

01
n o n o
S = n1 n ∈ N = 1, 12 , 31 , · · ·

A
es un conjunto acotado superiormente. Por ejemplo, 2 es una cota superior ya que para
todo x ∈ S, x < 2. También, 1 es una cota superior ya que x ≤ 1. En general, cualquier
M
número racional mayor o igual a 1, es una cota superior.
IB

Definición 1.2.4 Sea S un conjunto de números reales acotado superiormente. Se dice


que un número c es el supremo de S si c es la menor de todas las cotas superiores.
N

n o
Ası́, para el conjunto S = n1 | n ∈ N , 1 es el supremo de S. El supremo de un conjunto
U

S puede pertenecer o no al conjunto S.


C-

Puede demostrarse que si S es el conjunto de todos los racionales positivos cuyos cua-
drados son menores que 2, entonces S es acotado superiormente (2 es una cota superior),
FI

pero su supremo no pertenece al conjunto de los racionales. A dicho supremo se le denota



por 2 y es un número irracional. Por el Axioma del Supremo se concluye que el número

irracional 2 pertenece a los reales. Asumiremos pues, sin demostrar, que los números
irracionales son también números reales.
Es necesario dar una definición más formal de lo que es la raı́z n−ésima de un número
real. En razón de que recien más adelante clasificaremos a los números reales como positivos
y negativos, definirémos la raı́z n−ésima utilizando solo números enteros. Sin embargo, ésta
definición se extiende para todos los números reales.
Consideremos que el número b se utiliza como factor n veces. Esto, en forma mas simple,
se denota por bn ; es decir:
b| · b ·{zb · · · }b = bn .
n veces

Sea n un entero positivo impar y sea a un número entero cualquiera. Existe un único
número b tal que a = bn . A dicho número b se le denomina la raı́z n−ésima del número a

FELIX CARRILLO CARRASCAL


12 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

y se le denota por n
a ó a1/n . Ası́, diremos que:

8 = 2 puesto que 23 = 8,
3


5
−243 = −3 puesto que (−3)5 = −243.

Si consideramos en cambio que n es un entero positivo par y a es un entero negativo,


entonces no existe ningún b tal que a = bn . Por ejemplo, no existe b tal que b2 = −4. En
cambio, si n es par y a ≥ 0, entonces existe dos números b tales que a = bn . Por ejemplo:

4 = (2)2 = (−2)2 =⇒ b = 2 o b = −2.

Los dos números: 2 y −2 serı́an las raı́ces cuadradas de 4. Sin embargo, en el campo de los

01
números reales, se considera que si n es par y a ≥ 0, entonces al único número b ≥ 0 tal

que a = bn , se le denomina la raı́z n−ésima del número a y se le denota por: n a ó a1/n .
Ası́, diremos:

A
4 = 2 puesto que (2)2 = 4 y 2 > 0.
M

81 = 3 puesto que (3)4 = 81 y
4
3 > 0.
IB

√ √
En la notación n
a , al sı́mbolo se le denomina radical, a n ı́ndice del radical o
ı́ndice de la raı́z, y a a, cantidad subradical.
N

Observación: Las raı́ces de ı́ndice impar existen para números positivos y negativos.
Si el número es positivo la raı́z es positiva y si el número es negativo la raı́z es negativa.
U

Las raı́ces de indice par existen solo para números positivos y dichas raı́ces son también

C-

números positivos. Además, expresiones como 16 = ±4 son incorrectas. Solo se considera



que 16 = 4.
FI

La Recta Numérica

En matemáticas es frecuente utilizar representaciones geométricas que presentan alguna


relación significativa con un determinado tema. Estas representaciones geométricas son
artificios que permiten pensar sobre el tema en cuestión pero no constituyen una definición
de ella.
Los números reales pueden representarse como puntos de una recta. Para dicha repre-
sentación se empieza asociando a los números enteros con determinados puntos de la recta
de la siguiente manera: asociamos a un punto arbitrario, tal como el punto O (letra O), con
el número 0 (cero). Luego, con una unidad de longitud fija, determinamos sucesivamente
los puntos A, B, C, · · · a la derecha, y los puntos A’, B’, C’, · · · a la izquierda, asociandoles
a estos puntos los números enteros 1, 2, 3, · · · y −1, −2, −3, · · · , respectivamente, tal como
se muestra en la Figura 1.2.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.2. ESTUDIO AXIOMÁTICO DE LOS NÚMEROS REALES 13

C′ B′ A′ O A B C

-3 -2 -1 0 1 2 3
Fig. 1.2

Por métodos geométricos podemos dividir la unidad de medida en n partes. Cada una
de estas partes medira 1/n unidades . Tomando ésta parte como nueva unidad de medida
podemos determinar nuevamente puntos sucesivos a la derecha y a la izquierda del punto O
y a los que les asociamos los números racionales 1/n, 2/n, 3/n, · · · y −1/n, −2/n, −3/n, · · · .
De ésta forma se encuentra que a cada número racional de la forma m/n se le puede asociar,
en teorı́a, con un punto de la recta. Es claro que a cada número racional se le asocia con

01
un solo punto. Pero si nos preguntamos si es que a todo punto le corresponde un número
racional, la respuesta es no. En efecto, sabemos que si medimos la diagonal de un cuadrado,

A
cuyo lado mide la unidad de medida utilizada en la recta, esta medida no se puede expresar
con un número racional. Utilizando la diagonal como radio, determinamos el punto P sobre
M
la recta numérica, tal como se muestra en la Figura 1.3. Esto prueba que a P, no se le puede
IB

asociar con un número racional.


N
U
C-

P

0 1 2
FI

Fig. 1.3

Al igual que P, puede encontrarse infinitos puntos de la recta a los cuales no se les puede
asociar un número racional. A los segmentos rectilineos determinados al unir el origen
O con los puntos a los que no se les puede asociar un número racional, se les denomina
inconmensurables con la unidad de medida seleccionada. En la figura 1.3, el punto P
se halla trazando la circunferencia centrada en el punto asociada al número real cero y
de radio igual a la diagonal del cuadrado unitario. Ası́, la logitud del segmento OP es el

número irracional 2 y este es el número al que se le asocia al punto P.
La figura 1.4 muestra el procedimiento geométrico a seguir para ubicar en la recta
numérica los puntos a asociar con las raı́ces cuadradas de los números enteros consecutivos.

Ubicado el número 2 se construye el rectangulo de lados horizontal y vertical de longitudes
√ √
2 y 1 unidades, respectivamente. Para ubicar 3, se dibuja la circunferencia con centro

en el origen y cuyo radio mide igual a la diagonal de dicho rectángulo. Ubicado 3 se

FELIX CARRILLO CARRASCAL


14 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

construye ahora el rectángulo de lados horizontal y vertical de longitudes 3 y 1 unidades,
respectivamente. Tomando como radio la diagonal de este nuevo rectángulo se ubicará el

número 4. El procedimiento se repetirá, sucesivamente, para hallar las siguientes raices
cuadradas de los números enteros consecutivos.

7√
√ 6
5
2

3

2

01
√ √ √
0 1
A
2 3 2

5
6

7
M
Fig. 1.4
IB

En general, a los puntos a los que no se les puede asociar un número racional, se le podrá
asociar un número irracional. De ésta manera se puede afirmar que existe una correspon-
N

dencia biunı́voca (uno a uno) entre puntos de la recta y el conjunto de números reales. A
cada punto le corresponde un solo número real y a cada número real le corresponde un
U

único punto de la recta. Debido a ésta correspondencia entre números reales y puntos de
C-

la recta es que a veces se denomina punto a un número real y a la recta se le denomina


recta numérica. La correspondencia entre números reales y los puntos de una recta nos
FI

permiten apreciar gráficamente una propiedad fundamental de los números reales: existe
un ordenamiento entre ellos. Este ordenamiento se indica por la relación denotada por
“ < ” y que se lee es menor que. Si decimos que a es menor que b, lo que se simboliza
por a < b, significa que el número a no es igual al número b; razón por la cual a dicha
relación se le denomina una desigualdad; al elemento a se le denomina primer miembro
de la relación, y al elemento b , segundo miembro. Aparte del sı́mbolo < ; se utiliza el
sı́mbolo “ > ” que se lee: es mayor que. Esta no es una nueva relación de orden para los
números reales. Si decimos que a < b, entonces otra forma de decir lo mismo es b > a. En
esta última expresión, b es el primer miembro y a el segundo miembro. Aparte de los dos
sı́mbolos mencionados, también se usan los sı́mbolos a ≥ b que se lee: a es mayor o igual
a b, y a ≤ b que se lee: a es menor o igual que b.

Definición 1.2.5 Un número real c se dice que es positivo si se verifica que c > 0, y se
dice que es negativo si se verifica que c < 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.3. PROPIEDADES DE LOS NÚMEROS REALES 15

Por el momento, cuando decimos que el número 3 es positivo y el -3 negativo nos estamos
refiriendo a su calidad de número entero, pero no como número real. Mas adelante de-
mostraremos que como números reales, son también positivo y negativo, respectivamente.
Utilizando los axiomas y teoremas previos, puede demostrarse, en general, cuales son los
números positivos, cuales los negativos y cual es la relación de orden entre ellos (demos-
traremos por ejemplo que 1 > 0, 2 > 1, −1 < 0, etc). Estas relaciones quedan ilustradas
en forma gráfica sobre la recta numérica: si a < b significa que el punto que le corresponde
al número a está a la izquierda del punto que le corresponde al número b.
Los axiomas O1 y O2 están referidos a la relación de orden. Los axiomas O3 y O4 conectan
la relación de orden con las operaciones de suma y adición.

01
1.3. Propiedades de los Números Reales
Teorema 1.3.1 Para todo a ∈ R,
A
a · 0 = 0 = 0 · a.
M
Demostración:
IB

a·0 = a·0+0 (A4 )


= a · 0 + (a + (−a)) (A5 )
= (a · 0 + a) + (−a) (A3 )
N

= (a · 0 + a · 1) + (−a) (M4 )
U

= a · (0 + 1) + (−a) (D)
C-

= a · 1 + (−a) (A4 )
= a + (−a) (M4 )
FI

= 0 (A5 ).

Finalmente, por la propiedad conmutativa: a · 0 = 0 = 0 · a. 

Teorema 1.3.2 Para todo a en R , −a = (−1)a.

Demostración: Por el axioma (A5 ), el inverso aditivo de a es −a, tal que:

a + (−a) = 0. (1.1)

Por otra parte podemos escribir:

a + (−1)a = 1 · a + (−1)a (M4 )


= (1 + (−1))a (D)
= 0·a (A5 )
= 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


16 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Ası́,
a + (−1)a = 0. (1.2)

De (1.1) y (1.2) deducimos que tanto −a como (−1)a, son el inverso aditivo de a. Como el
axioma (A5 ) postula que el inverso aditivo es único, se concluye que:

−a = (−1)a. 

Corolario 1.3.3 Para todo a y b en R , a(−b) = −(ab) = (−a)b .

Demostración: Por el teorema (1.3.2) y las propiedades conmutativa y asociativa de la


multiplicación se tiene:

01
a(−b) = a((−1)b) = (a(−1))b = ((−1)a)b = (−1)(ab) = −(ab).

También de lo anterior: a(−b) = ((−1)a)b = (−a)b. 


A
M
Teorema 1.3.4 Para todo a en R , −(−a) = a .
IB

Demostración: El inverso aditivo de −a es −(−a) . Pero por el axioma A5 , a+(−a) =


−a + a = 0 . Es decir, a es el inverso aditivo de −a. Como el inverso aditivo de −a es
N

único, se concluye que: −(−a) = a . 


U

Teorema 1.3.5 Para todo a y b en R , (−a)(−b) = ab .


C-

Demostración: Podemos escribir:


FI

(−a)(−b) = −(a(−b)) (Corolario 1.3.3)


= −(−(ab)) (Corolario 1.3.3)
= ab (Teorema 1.3.4). 

A continuación veamos algunos ejemplos de demostración de ciertas propiedades de los


números reales y algunas reglas del álgebra.

Ejemplo 1.3.1 Pruebese que si a 6= 0 , b 6= 0 , entonces (ab)−1 = a−1 · b−1 .

Solución: Hemos dicho que, por el momento, a−1 y b−1 no significan que a y b están
elevados al exponente 1 , si no que son, en su conjunto, notaciones para representar a los
inversos multiplicativos de a y b , respectivamente, por lo que (ab)−1 es la notación
para el inverso multiplicativo del número ab . Ası́, se verifica:

(ab)(ab)−1 = 1. (1.3)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.3. PROPIEDADES DE LOS NÚMEROS REALES 17

Efectuemos ahora el producto del número ab con el número a−1 b−1 . Entonces por propiedad
asociativa de la multiplicación, escribimos:

(ab)(a−1 b−1 ) = (aa−1 )(bb−1 ) = 1 · 1 = 1.

Esto quiere decir que a−1 b−1 es el inverso multiplicativo del número ab . Pero por la
ecuación (1.3), (ab)−1 es el inverso multiplicativo de ab , por lo que por la unicidad del
inverso multiplicativo, se concluye que:

(ab)−1 = a−1 b−1 . 

Ejemplo 1.3.2 Demuestrese que:

01
a c ad + bc
+ = .
b d bd

Solución: Se tiene que:


A
M
a c
+ = ab−1 + cd−1 (Definición de división)
b d
= (ab−1 )(dd−1) + (cd−1 )(bb−1 ) (M4 )
IB

−1 −1 −1 −1
= (ad)(b d ) + (bc)(b d ) (Propiedad Asociativa)
= (ad + bc)(b−1 d−1 ) (Propiedad Distributiva)
N

= (ad + bc)(bd)−1 (Ejemplo 1.3.1 )


ad + bc
U

= (Definición de división). 
bd
C-

Ejemplo 1.3.3 Demostrar que para todo a y b en R : −(a + b) = −a − b.


FI

Solución: Se tiene que:

−(a + b) = (−1)(a + b) (Teorema 1.3.2)


= (−1)a + (−1)b (Axioma D)
= −a + (−b) (Teorema 1.3.2)
= −a − b (Definición de sustracción). 

Ejemplo 1.3.4 Demostrar que:

a) (x + y)(x − y) = x2 − y 2 .

b) (x2 + 3) + (3x + x) = (x + 1)(x + 3).

Solución: Se deja al lector que determine la razón de cada paso; Además utilizaremos la
notacion (ab) o la notacion (a · b) indistintamente para denotar el producto de a con b.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


18 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

a) (x + y)(x − y) = (x + y)(x + (−y))


= (x + y)x + (x + y)(−y)
= x · x + y · x + x(−y) + y(−y)
= x2 + yx + (−xy) + (−y 2 )
= x2 + xy + (−xy) + (−y 2 )
= x2 + (−y 2 )
= x2 − y 2 .

b) (x2 + 3) + (3x + x) = x2 + (3 + (3x + x))


= x2 + ((3x + x) + 3)
= x2 + (3x + (x + 3))

01
= (x2 + 3x) + (x + 3)
= (x · x + 3 · x) + (x + 3)

A
= (x + 3) · x + (x + 3) · 1
= (x + 3)(x + 1)
M
= (x + 1)(x + 3). 
IB

Suponemos que debido a sus estudios previos en matemáticas, el lector estará familiarizado
con muchas de las propiedades de los números reales que son consecuencia de los axiomas
N

enunciados. Por ser importantes para futuras referencias, demostraremos algunas propie-
dades adiciónales más; algunas otras propiedades las enunciaremos solamente, dejando al
U

lector su demostración. En la demostración de éstos teoremas tomaremos en cuenta todo


C-

lo ya mencionado anteriormente y que ahora ampliamos.


A la expresión a = b , se le denomina una relación de igualdad. La relación a = b signi-
FI

fica que a es el mismo elemento que el elemento b. En otras palabras, se está utilizando
dos sı́mbolos diferentes para representar al mismo elemento. De acuerdo a esto se hace
innecesario formular explı́citamente las siguientes reglas:

i) Si a = b y b = c , entonces a = c .

ii) Si a = b , entonces a + c = b + c .

iii) Si a = b , entonces ac = bc .

En las dos últimas, al concluir a + c = b + c y ac = bc , estamos usando la unicidad de la


adición y la multiplicación.

Teorema 1.3.6 Sean x, a y b, números reales tales que a 6= 0, entonces:

ax + b = 0 si y solo si x = −a−1 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.3. PROPIEDADES DE LOS NÚMEROS REALES 19

Demostración: El conectivo lógico si y solo si es una doble implicancia o bicondicional.


Significa que el teorema es equivalente a los siguientes dos teoremas:

Si ax + b = 0 entonces x = −a−1 .

Si x = −a−1 entonces ax + b = 0 .

Notese que uno de ellos es el recı́proco del otro. Por lo tanto, la demostración de los teoremas
de este tipo consiste en domostrar ambos; es decir, la demostración tiene dos partes.
Primera parte: Si ax + b = 0 entonces x = −a−1 b :

ax + b = 0

01
ax + b + (−b) = 0 + (−b)
ax + 0 = −b
ax = −b
a ax = a−1 (−b)
−1 A
M
1 · x = −a−1 b
x = −a−1 b.
IB

Segunda parte: Si x = −a−1 b entonces ax + b = 0 :


N

x = −a−1 b
U

ax = a(−a−1 b)
C-

ax = −aa−1 b
ax = −1 · b
FI

ax = −b
ax + b = −b + b
ax + b = 0. 

El Teorema 1.3.6 justifica aquellas reglas del algebra usadas para resolver ecuaciones, tales
como:

lo que está sumando (restando) en un miembro, pasa al otro miembro restando


(sumando).

lo que está multiplicando (dividiendo) en un miembro, pasa al otro miembro dividien-


do (multiplicando).

Ejemplo 1.3.5 Resolver la ecuación: 7x + 12 = 4x − 3 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


20 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Solución: Si x es una solución de la ecuación dada, entonces por la primera parte el


teorema anterior:
7x + 12 = 4x − 3
7x + 12 − 4x − 12 = 4x − 3 − 4x − 12
3x = −15
x = −5.
Esto significa que el suponer que x es una solución de la ecuación, nos lleva a la conclusión
de que su único valor solo puede ser −5 . Para aceptar que efectivamente −5 es la solución
debe reemplazarse x por este valor en la ecuación dada. Si se obtiene una proposición
verdadera significa que efectivamente ese valor es la solución. En efecto, reemplazando
dicho valor se obtiene:

01
7(−5) + 12 = 4(−5) − 3
−23 = −23.
Esto prueba que −5 es la única solución.
A
Otra forma de verificación es que partiendo de x = −5 se sigue, en sentido inverso,
M
todos los pasos seguidos en la primera parte, ya que todos esos pasos son reversible, hasta
obtener la ecuación 7x + 12 = 4x − 3 . Ası́,
IB

x = −5
N

3x = −15
3x + 4x + 12 = −15 + 4x + 12
U

7x + 12 = 4x − 3.
C-

Todo este doble proceso a seguir, para resolver una ecuación, puede reducirse utilizando el
FI

conectivo logico si y solo si que indica que una proposición tiene el caracter reversible.
Como la doble implicancia se simboliza por ⇐⇒, entonces la solución de la ecuación dada
es hecho siguiendo los pasos seguidos en la primera parte, pero intercalando entre los pasos,
el sı́mbolo ⇐⇒. Esto es:

7x + 12 = 4x − 3
⇐⇒ 7x + 12 − 4x − 12 = 4x − 3 − 4x − 12
⇐⇒ 3x = −15
⇐⇒ x = −5. 

Teorema 1.3.7 ab = 0 si y solo si a = 0 o b = 0.

Demostración: La demostración tiene dos partes:


Primera parte: Si ab = 0 , entonces a = 0 ó b = 0 .
Sea ab = 0 . Esto significa que el número ab es el mismo número que el número 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.3. PROPIEDADES DE LOS NÚMEROS REALES 21

Consideramos que b 6= 0 , entonces existe b−1 . Luego por la unicidad de la multiplicación:

ab = 0
abb−1 = 0 · b−1
a·1 = 0
a = 0.

Consideremos ahora que a 6= 0 , entonces existe a−1 . Luego:

ab = 0
a−1 ab = a−1 · 0
1·b = 0
b = 0.

01
Ası́, hemos demostrado que si ab = 0 , entonces a = 0 ó b = 0 .
Segunda parte: Si a = 0 ó b = 0 , entonces ab = 0 .
Si a = 0 , entonces ab = 0 · b = 0 (Teorema 1.3.1). A
M
Si b = 0 , entonces ab = a · 0 = 0 (Teorema 1.3.1).
En ambos casos, resulta ab = 0. 
IB

Teorema 1.3.8 a2 = b2 si y solo si a = b o a = −b.


N

Demostración: La demostración tiene dos partes. Utilizaremos el sı́mbolo =⇒ que signi-


U

fica: entonces o implica.


Primera parte:
C-

a2 = b2 =⇒ a2 − b2 = 0
FI

=⇒ (a + b)(a − b) = 0
=⇒ a + b = 0 o a − b = 0 (Teorema 1.3.6)
=⇒ a = −b o a = b.

Ası́, si a2 = b2 , entonces a = b o a = −b.


Segunda parte:

a=b o a = −b =⇒ a − b = 0 o a + b = 0
=⇒ (a + b)(a − b) = 0 (Teorema 1.3.6)
2 2
=⇒ a − b = 0
=⇒ a2 = b2 .

Ası́, si a = b o a = −b , entonces a2 = b2 .
Nótese que en la demostración de la segunda parte se sigue exactamente los pasos en
sentido contrario que se siguió en la primera parte. Esto es posible por que todos los

FELIX CARRILLO CARRASCAL


22 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

pasos son reversibles. Cuando esto sucede se puede hacer la demostración de ambas partes
simultaneamente utilizando el sı́mbolo de doble implicancia ⇐⇒ . Ası́, la demostración del
Teorema 1.3.7 serı́a:
a2 = b2 ⇐⇒ a2 − b2 = 0
⇐⇒ (a + b)(a − b) = 0
⇐⇒ a + b = 0 o a − b = 0
⇐⇒ a = −b o a = b.

Debe tenerse presente que esto es posible solo si todos los pasos son reversibles. 

Los Teoremas 1.3.7 y 1.3.8 son utilizados en la resolución de ecuaciones cuadráticas. El


método de factorización está basado en el Teorema 1.3.7, y el método de completar cua-

01
drados, en el Teorema 1.3.8. Por el caracter reversible de estos teoremas, se utilizará el
sı́mbolo ⇐⇒ en la solución de las ecuaciones cuadráticas.

Ejemplo 1.3.6 Resolver la ecuación cuadrática:


A
M
x2 + x − 12 = 0.
IB

Solución: Factorizando y usando el Teorema 1.3.7, se tiene:

x2 + x − 12 = 0 ⇐⇒ (x + 4)(x − 3) = 0
N

⇐⇒ x + 4 = 0 o x − 3 = 0
⇐⇒ x = −4 o x = 3. 
U

Ejemplo 1.3.7 Resolver la ecuación cuadrática: 6x2 + x − 1 = 0 .


C-

Solución: Completando cuadrados y utilizando el Teorema 1.3.8, se tiene:


FI

1 2 25
6x2 + x − 1 = 0 ⇐⇒ 6(x + 12
) − 24
=0
1 2 5 2
⇐⇒ (x + 12
) = ( 12 )
1 5 1 5
⇐⇒ x + 12
= 12
o x+ 12
= − 12
1
⇐⇒ x = 3
o x = − 21 . 

El siguiente teorema es una consecuencia del Teorema 1.3.8 y su aplicación en la solución


de ecuaciones cudráticas, por el método de completar cuadrados, es más directa.
√ √
Teorema 1.3.9 Sea b > 0 , entonces a2 = b si y solo si a = b o a = − b.

Ejemplo 1.3.8 Demostrar que la ecuación de segundo grado

ax2 + bx + c = 0 , a 6= 0

a lo más tiene dos raı́ces reales diferentes.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.3. PROPIEDADES DE LOS NÚMEROS REALES 23

Solución: Antes de proceder a la demostración debemos hacer algunas precisiones nece-


sarias. En forma más general se considera en el Algebra que las ecuaciones polinomiales
pueden tener coeficientes reales y complejos. Por consiguiente, las raices de dichas ecua-
ciones pueden ser también reales y complejas. En este capı́tulo y en el resto del libro, se
consideran que las constantes y variables, solo toman valores reales. Por lo tanto, para la
ecuación dada, los coeficientes a, b y c y las raices de dicha ecuación, son números reales.

Demostración: Consideremos que a es un número positivo. Si no lo és, siempre será


posible transformar la ecuación en otra, de modo que el coeficiente del término cuadrático
sea positivo. Completando cuadrados, la ecuación ax2 + bx + c = 0 se puede reescribir de
la siguiente forma:
   2
b b2 b2 b b2 − 4ac

01
2
a x + x+ 2 − +c =⇒ x+ = (1)
a 4a 4a 2a 4a2
Existirán tres casos:

A
Caso 1: Si b2 − 4ac < 0. Entonces la relación (1) serı́a falsa y por lo tanto, no existirá
M
solución real.
Caso 2: Si b2 −4ac = 0. Entonces la ecuación (1) tiene como única solución: x = −b/2a.
IB

Caso 3: Si b2 − 4ac > 0. Entonces por el Teorema 1.3.9, la ecuación (1) es equivalente
a: √ √
b b2 − 4ac b b2 − 4ac
N

x+ = o x+ =− .
2a 2a 2a 2a
U

Despejando, se obtiene:
√ √
C-

−b + b2 − 4ac −b − b2 − 4ac
x= o
2a 2a
FI

que son dos raices reales diferentes.


De los tres casos, concluimos: la ecuación ax2 + bx + c = 0, a lo más, tiene dos raı́ces
reales diferentes. 

A continuación, dejamos al lector un grupo de ejercicios que sugerimos intente resol-


verlos, antes de pasar a la siguiente sección. Al ser dichos ejercicios demostraciones que se
derivan de los axiomas, le dará la destreza necesaria como para poder demostrar todas las
“Reglas del Algebra”.

EJERCICIOS

1. Demostrar que −0 = 0.

2. Demostrar que si a + b = a + c entonces b = c (Ley de cancelación para la adición).

3. Demostrar que 1−1 = 1 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


24 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

4. Demostrar que (a− )−1 = a .

5. Demostrar que si ab = ac y a 6= 0 , entonces b = c (Ley de cancelación para la


multiplicación).

6. Demostrar las siguientes reglas del algebra:

a) (a + b) + (c + d) = d + [a + (b + c)].
b) (2a + 3b) + (4a + 5b) = 6a + 8a.
c) si a = b, entonces −a = −b.
a c ac a/b ad
d) · = ; = .
b d bd c/d bc
 a  −a a
e) − = = .

01
b b −b
f ) (x + y)2 = x2 + 2xy + y 2 ; (x − y)2 = x2 − 2xy + y 2 .
g) z − (x − y) = (z − x) + y.
A
M
1.4. Demostraciones indirectas
IB

Las demostraciones de los teoremas en la sección anterior se denominan demostraciones


directas. Dado un teorema de la forma: p =⇒ q, en donde “p” es la hipotesis y “q” la
N

conclusión o tesis, una demostración directa del teorema consiste en que a partir de la
U

proposición p se deducen una sucesion de proposiciones, cada una derivada por inferencia
logica basada en axiomas, definiciones y teoremas, previamente demostrados, hasta llegar
C-

a una proposición final que coincide con la proposición q.


Otra forma de argumentar es la demostración indirecta o demostración por el absurdo.
FI

Esta consiste en que partiendo de la hipotesis p, de un teorema de la forma p =⇒ q, se


supone que la conclusion qde dicho teorema es falsa; es decir, se supone que lo que es cierto
es la negación de q (∼ q). Ası́, partiendo de la proposición p ∧ ∼ q (se lee: p y no q), la que
se supone verdadera, se sigue una secuencia de pasos lógicamente válidos, hasta llegar a
una última proposición contradictoria o absurda. Llegado a este punto se argumenta que si
el supuesto de que ∼ q es verdadero nos lleva a un absurdo, quiere decir que este supuesto
es falso y que por lo tanto, la proposición q debe ser verdadera.
Teorema 1.4.1 Demostrar que: −1 6= 0.
Demostración Indirecta: Suponemos que es cierto lo contrario de lo que queremos
demostrar. Esto es que: −1 = 0. Ası́,
−1 = 0 =⇒ −1 + 1 = 0 + 1
=⇒ 0 = 1.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 25

Esto último es absurdo puesto que al postular la existencia del inverso multiplicativo 1
se dijo que este es diferente de 0. Ası́, el supuesto de que −1 = 0 es verdadero nos lleva a
una contradicción. Esto quiere decir que −1 = 0 es falso. Luego, lo que debe ser verdadero
es lo contrario: −1 6= 0 . 

Teorema 1.4.2 Si x 6= y , entonces x + 1 6= y + 1 .

Demostración indirecta: Suponiendo que cuando x 6= y , se verifica que x+ 1 = y + 1 .


Luego, por la ley de cancelación de la adición, x = y . Pero esto contradice la hipótesis
de que x 6= y ; por lo tanto, es falso el supuesto que x + 1 = y + 1 , y lo que debe ser
verdaderao es que x + 1 6= y + 1 . 

01
Teorema 1.4.3 No existe un número racional cuyo cuadrado sea igual a 2.

Demostración Indirecta: Sean p y q dos números enteros primos entre sı́ (no tienen

A
ningún factor común aparte de 1). Supongamos que se verifica: ( pq )2 = 2 , o de manera
equivalente: p2 = 2q 2 . Esto implica que p2 es par y por lo tanto, p mismo es par.
M
Entonces existirá un número entero r tal que p = 2r . Ası́, (2r)2 = 2q 2 , o de manera
IB

equivalente, 2r 2 = q 2 . Esto significa que q, al igual que p, es par. Esto contradice el


supuesto que p y q son primos entre sı́. Ası́, si el supuesto de que existe un número
N

racional cuyo cuadrado es 2 nos lleva a una contradicción, entonces este supuesto es falso
por lo que concluimos: no existe número racional cuyo cuadrado sea 2 . 
U

Las demostraciones indirectas son importantes en matemáticas y constituyen, en mu-


C-

chos casos, la única alternativa de demostración. A fin de que el lector se familiarice con
este método de demostración, recomendamos realice las demostraciones de los siguientes
FI

ejercicios.

EJERCICIOS

Demostrar cada teorema utilizando demostración indirecta.


1) 1 6= 2.
2) Si x 6= 0 , entonces −x 6= 0 .
3) Si xz 6= yz y z 6= 0 , entonces x 6= y.
4) Si x + z 6= y + z , entonces x 6= y.
5) Si x2 6= y 2 , entonces x 6= y.

1.5. Teoremas sobre desigualdades


Teorema 1.5.1 Si a < b y c < d , entonces a + c < b + d.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


26 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Demostración: Por el axioma O3 se tiene que:

Si a<b =⇒ a + c < b + c. (1.4)

Si c<d =⇒ b + c < b + d. (1.5)

De (1.4) y (1.5) y por la propiedad transitiva se concluye que a + c < b + d. 

Este teorema nos indica que si tenemos dos desigualdades del mismo sentido, entoces
podemos sumarlas miembro a miembro y formamos otra desigualdad del mismo sentido.

Teorema 1.5.2 Si a < b , entonces −a > −b.

Demostración: Por el axioma O3 se tiene que:

01
Si a < b =⇒ a + (−a) + (−b) < b + (−a) + (−b)
=⇒ 0 + (−b) < 0 + (−a)
=⇒
A
−b < −a
M
=⇒ −a > −b. 

Teorema 1.5.3 Si a < b y c < 0 , entonces ac > bc.


IB

Demostración: El axioma O4 nos dice que si ambos miembros de una desigualdad se les
N

multiplica por un mismo número positivo, entonces la desigualdad no cambia de sentido.


Por otra parte, si c < 0 entonces por el Teorema 1.5.2, −c > 0. Es decir, c < 0 implica
U

que −c > 0. Ası́, por el axioma O4 :


C-

Si a < b =⇒ a(−c) < b(−c)


FI

=⇒ −ac < −bc


=⇒ −(−ac) > −(−bc) (Teorema 1.5.2)
=⇒ ac > bc. 

Este teorema nos dice que si ambos miembros de una desigualdad se multiplican por un
número negativo, entonces la desigualdad cambia de sentido.

Teorema 1.5.4 a 6= 0 si y solo si a2 > 0 .

Demostración: La demostración tiene dos partes.


Primera parte (Si a 6= 0 , entonces a2 > 0 .)
Si a 6= 0 , entonces a > 0 o a < 0. Ası́, si a > 0 , entonces multiplicando ambos miembros
de esta desigualdad por a , se obtiene:

a·a > 0·a (se mantiene el sentido)


2
=⇒ a >0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 27

Por otra parte, si a < 0 , entonces multiplicando ambos miembros de esta desigualdad por
a , se obtiene :
a·a>0·a (cambia de sentido)
=⇒ a2 > 0
Segunda parte (Si a2 > 0, entonces a 6= 0.)
Utilizaremos demostración indirecta:
Supongamos que cuando a2 > 0 entonces a = 0. Pero si a = 0 entonces a2 = 0. Esto
contradice la hipotesis de que: a2 > 0. Ası́, es falso que a = 0. Luego, debe ser verdadero
que a 6= 0. 

Teorema 1.5.5 Si 0 ≤ a < b y 0 ≤ c < d , entonces ac < bd .

01
Este teorema indica que dos relaciones del mismo sentido, entre números positivos, pueden
multiplicarse miembro a miembro obteniendose otra relación del mismo sentido. Este teore-
ma es usado con bastante frecuencia al operar con desigualdades en que aparecen variables.
A
Debe tenerse muy presente que su aplicación se dá solo en casos en que ambos miembros
M
de la desigualdad son números constantes o variables no negativos.
IB

Teorema 1.5.6 Sean a y b números reales:

i) a y b tienen el mismo signo si y solo si ab > 0.


N

ii) a y b tienen signos contrarios si y solo si ab < 0.


U

1
Teorema 1.5.7 a−1 = tiene el mismo signo que a.
C-

a
Demostración indirecta: Como a−1 existe, entonces a 6= 0. Puede ocurrir que a > 0
FI

o a < 0. Ası́:
1
i) Sea a > 0. Bajo esta afirmación supongamos que es falso que > 0; es decir, es
a
1
verdadero que ≤ 0. Multiplicando ambos miembros de esta desigualdad por a > 0
a
se obtiene:
1
a· ≤ a·0
a
=⇒ 1 ≤ 0 (absurdo)
1
Encontramos que si el supuesto ≤ 0 nos lleva a un absurdo, quiere decir que dicho
a
1 1
supuesto es falso. Luego, si ≤ 0 es falso, entonces > 0 será verdadero.
a a
1 1
Ası́, concluimos que si a > 0 , entonces > 0. Es decir a y tienen el mismo signo.
a a
ii) Si a < 0 , se sigue un procedimiento análogo. Se deja al lector la demostración de
1
que < 0. 
a
FELIX CARRILLO CARRASCAL
28 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

1 1
Teorema 1.5.8 Si a y b tienen el mismo signo y a < b , entonces > .
a b

Los siguientes teoremas son importantes ya que se aplican en la solución de inecuaciones


cuadráticas.

Teorema 1.5.9 Si a ≥ 0 y b ≥ 0, entonces a2 > b2 si y solo si a > b.

Demostración: Si a ≥ 0 y b ≥ 0, entonces a+b ≥ 0. Teniendo cuenta que la demostración


es en los dos sentidos y que cada paso es reversible, utilizamos el sı́mbolo ⇐⇒ . Ası́,

a2 > b2 ⇐⇒ a2 − b2 > 0
⇐⇒ (a + b)(a − b) > 0
⇐⇒ (a − b) > 0

01
(Teorema 1.5.6)
⇐⇒ a > b. 
√ √
Teorema 1.5.10
A
Si b ≥ 0, entonces a2 > b si y solo si a > b o a < − b.
M
√ √
Corolario 1.5.11 Si b ≥ 0, entonces a2 ≥ b si y solo si a ≥ b o a ≤ − b.
IB

√ √
Teorema 1.5.12 Si b > 0, entonces a2 < b si y solo si − b < a < b.
√ √
N

Corolario 1.5.13 Si b > 0, entonces a2 ≤ b si y solo si − b ≤ a ≤ b.


U

A continuacion demostraremos algunas propiedades de los números reales y reglas del


C-

algebra. La aplicación de estas propiedades permite deducir, a su vez, otras propiedades.


Una tarea que dejamos pendiente es demostrar cuáles son los números reales positivos y
FI

cuáles los negativos. El siguiente ejemplo nos permitirá cumplir con dicha tarea.

Ejemplo 1.5.1 Demostrar que: · · · − 3 < −2 < −1 < 0 < 1 < 2 < 3 · · ·

Solución: Por el Teorema 1.5.4, si a 6= 0 , entonces a2 > 0. Ası́, si a = 1 , entonces


12 = 1 · 1 = 1 > 0 o, lo que es equivalente: 0 < 1 . Luego:

Si 0 < 1 =⇒ 0 + 1 < 1 + 1
=⇒ 1<2 =⇒ 1 + 1 < 2 + 1
=⇒ 2<3 (etc)

También,

Si 0 < 1 =⇒ 0 + (−1) < 1 + (−1)


=⇒ −1 < 0 =⇒ −1 + (−1) < 0 + (−1)
=⇒ −2 < −1 (etc)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 29

Luego, por la propiedad transitiva concluimos que:

· · · − 3 < −2 < −1 < 0 < 1 < 2 < 3 · · ·

Esto confirma el ordenamiento de los números enteros sobre la recta numérica y demuestra
también que 1, 2, 3,. . . etc, son números reales positivos y −1, −2, −3,. . . etc, son números
reales negativos. 

Ejemplo 1.5.2 Probar que para todo a y b en R,

i) a2 + b2 ≥ 2ab ii) a2 + b2 ≥ −2ab iii) a2 + b2 ≥ ab.

Solución:

01
Prueba de (i): Por el Teorema 1.5.4, si a 6= 0 entonces a2 > 0. Si a = 0, entonces a2 = 0.
Ası́, para todo a ∈ R, a2 ≥ 0. Análogamente para todo a y b en R , se verifica:

A
(a − b)2 ≥ 0 =⇒ a2 − 2ab + b2 ≥ 0
M
=⇒ a2 + b2 ≥ 2ab.

Prueba de (ii): Análoga a la prueba de (i). Se parte de la relación: (a + b)2 ≥ 0 .


IB

Prueba de (iii): Por la parte (i),


N

a2 + b2 ≥ 2ab. (1)
U

Si en (1), ab < 0, entonces es claro que a2 + b2 ≥ ab. Si en cambio ab ≥ 0, entonces


2ab ≥ ab; de ésta relación y de (1) se deduce también que a2 + b2 ≥ ab. Ası́, para todo a
C-

y b en R, a2 + b2 ≥ ab. 
FI

a+b
Ejemplo 1.5.3 Demostrar que si a < b, entonces a < < b.
2
Solución: Se tiene que:

Si a < b =⇒ a + a < a + b =⇒ 2a < a + b


a+b
=⇒ a < (1)
2
Si a < b =⇒ a + b < b + b =⇒ a + b < 2b
a+b
=⇒ < b. (2)
2
a+b
De (1) y (2) y por la propiedad transitiva, a < < b. 
2
A continuación consideraremos el problema de resolver una inecuación (desigualdad). Pa-
ra comprender mejor lo que significa resolver una inecuación, se dará, previamente, una
definición de lo que son las ecuaciones e inecuaciones.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


30 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Definición 1.5.1 Una ecuación o una inecuación son enunciados que contienen constan-
tes y variables y en las que aparecen los sı́mbolos de igualdad o desigualdad . Cuando se
dá valores a las variables, dichos enunciados se convierten en proposiciones lógicas que
pueden ser verdaderas o falsas. Al conjunto de valores de las variables, para los cuales los
enunciados se convierten en proposiciones lógicas, se denomina universo o dominio del
enunciado. Aquellos valores de las variables, en dicho universo, que la hacen verdaderas
se denominan raices o soluciones del enunciado. Al conjunto de todas las soluciones se
denomina conjunto solución del enunciado.

El procedimiento para resolver una inecuación es parecida a la que se sigue para resolver
una ecuación. Se demuestran reglas parecidas a las de las ecuaciones: lo que está sumando
(restando) en un miembro, pasa al otro miembro restando (sumando); lo que está mul-

01
tiplicando (dividiendo) en un miembro, pasa al otro miembro dividiendo (multiplicando).
Sin embargo, existe una diferencia: si el número que pasa multiplicando o dividiendo es

A
positivo, el sentido de la desigualdad se mantiene; en cambio, si el número es negativo, el
M
sentido de la desigualdad cambia.
La aplicación de estas reglas es suficiente para resolver las desigualdades lineales. Para
IB

las desigualdades cuadráticas existen dos métodos de solución: el de factorización y el de


completación de cuadrados. El método de factorización se basa en el Teorema 1.5.6 y el
N

de completar cuadrados en los Teoremas 1.5.10, 1.5.12 y sus correspondientes Corolarios


1.5.11 y 1.5.13.
U

Otra diferencia con las ecuaciones es que generalmente el conjunto solución de estas son
C-

conjuntos finitos. En cambio, el conjunto solución de las inecuaciones son, generalmente,


conjuntos infinitos llamados intervalos. Estos conjuntos numéricos se definen como sigue.
FI

Definición 1.5.2 Sean a y b dos números reales cualesquiera tales que a < b , entonces:

i) El intervalo abierto, denotado por ha, bi, es el conjunto de todos los números x que
verifican: a < x < b.

ii) El intervalo cerrado, denotado por [a, b] , es el conjunto de todos los números x que
verifican: a ≤ x ≤ b.

La notación de conjunto para estos intervalos y la forma de representarlos en la recta


numérica, es como sigue:

ha, bi = {x ∈ R / a < x < b}


a b

[a, b] = {x ∈ R | a ≤ x ≤ b}
a b
FELIX CARRILLO CARRASCAL
1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 31

También, se consideran los siguientes intervalos semiabiertos y los intervalos infinitos:

ha, b] = {x ∈ R | a < x ≤ b}
a b

[a, bi = {x ∈ R | a ≤ x < b}
a b

ha, +∞i = {x ∈ R | x > a}


a

[a, +∞i = {x ∈ R | x ≥ a}
a

h−∞, bi = {x ∈ R | x < b}

01
b

h−∞, b] = {x ∈ R | x ≤ b}
A b
M
Finalmente, el conjunto de todos los números reales es el intervalo:

h−∞, +∞i = {x | −∞ < x < +∞} = R


IB

Ejemplo 1.5.4 Resolver la inecuación lineal: 5x + 7 < 3x − 9.


N

Solución: Como cuando se resuelven ecuaciones, pasamos al primer miembro los términos
U

que contienen las variables y al segundo miembro los términos constantes:


C-

5x + 7 < 3x − 9 ⇐⇒ 5x − 3x < −9 − 7
⇐⇒ 2x < −16 ⇐⇒ x < −8.
FI

Ası́, si denominamos por C.S. al conjunto solución de la inecuación, este será:

C.S. = h−∞, −8i. 

Ejemplo 1.5.5 Resolver el sistema de desigualdades:


4x − 23
< 5(1 − x) > 1 − 7x.
3
Solución: El enunciado dado es equivalente a lo siguiente:
4x − 23
< 5(1 − x) y 5(1 − x) > 1 − 7x .
| 3 {z } | {z
(β)
}
(α)

Las dos desigualdades (α) y (β) determinan un sistema de desigualdades. La solución de


dicho sistema es la intersección de las soluciones individuales de cada uno de ellos.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


32 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

i) Solución de (α):
4x − 23
Si < 5(1 − x) =⇒ 4x − 23 < 15 − 15x
3
=⇒ 19x < 38
=⇒ x < 2. (1)

ii) Solución de (β):

Si 5(1 − x) < 1 − 7x =⇒ 5 − 5x > 1 − 7x


=⇒ 2x > −4
=⇒ x > −2 (2)

De (1) y (2), concluimos: los números x que verifican simultaneamente (α) y (β) son los x

01
tales que −2 < x < 2. Ası́, el conjunto solución del sistema es: C.S.= h−2, 2i. 

Ejemplo 1.5.6 Resolver la inecuación: x2 + 2x − 15 > 0.


A
Solución: Utilizaremos el método de factorización. Ası́, escribimos:
M
x2 + 2x − 15 > 0 ⇐⇒ (x + 5)(x − 3) > 0.
IB

Por el Teorema 1.5.6, (x + 5) y (x − 3) deben tener igual signo. Existiran dos casos:
N

a) Si ambos son positivos:


U

x+5>0 y x − 3 > 0 ⇐⇒ x > −5 y x>3


⇐⇒ x > 3 ⇒ x ∈ h3, +∞i.
C-

b) Si ambos son negativos:


FI

x+5<0 y x − 3 < 0 ⇐⇒ x < −5 y x<3


⇐⇒ x < −5 ⇒ x ∈ h−∞, −5i.

De (a) y (b), el conjunto solución de la inecuación es:

C.S. = h−∞, −5i ∪ h3, +∞i. 

Ejemplo 1.5.7 Resolver la inecuación x2 − 6x + 5 ≤ 0.

Solución: Utilizaremos el método de completar cuadrados:

x2 − 6x + 5 ≤ 0 ⇐⇒ (x − 3)2 ≤ 4
⇐⇒ −2 ≤ x − 3 ≤ 2 (Corolario 1.5.13)
⇐⇒ 1 ≤ x ≤ 5.

Ası́, el conjunto solución de la inecuación es C.S. = [1, 5] . 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 33

Ejemplo 1.5.8 Determinar el mayor A y el menor B tal que para todo x ∈ [1, 4] , se
verifique:
x+4
A≤ ≤ B.
x+3

Solución: Si x ∈ [1, 4], entonces el número variable (x + 4)/(x + 3) dependerá de cuál es el


valor de x, y por lo tanto, tomará solo determinados valores. Para determinar los valores
de A y B, que satisfacen las condiciones del problema, debemos conocer qué valores toma
exactamente dicho número variable. Para ello se procede de la siguiente manera: partiendo
del intervalo en que está x, se forma otro intervalo en que está el número variable. Sin
embargo, debe tenerse precauciones, en la secuencia apropiada que debe seguirse para
hallar los valores exactos. Describiremos dos formas de operar. Veremos que en cada una

01
de ellas se llega a una solución pero que estas difieren. Haremos luego un análisis para
determinar cuál de las dos soluciones es la correcta.
Primera Forma:
Si 1 ≤ x ≤ 4, entonces esto implica lo siguiente: A
M
5≤ x+4 ≤8 (1) y 4 ≤ x + 3 ≤ 7. (2)
IB

De (2),
N

1 1 1 1 1 1
≥ ≥ , o bien que ≤ ≤ . (3)
4 x+3 7 7 x+3 4
U

Multiplicando miembro a miembro las relaciones (1) y (3), se obtiene:


C-

5 x+4
≤ ≤ 2. (4)
7 x+3
FI

La relación (4) establece que (x + 4)/(x + 3)) ∈ [5/7, 2] . Notamos que si los valores de A y
B se les dá cualquier valor pero que verifiquen: A ≤ 5/7 y B ≥ 2 , entonces la relación:

x+4
A≤ ≤B
x+3
será verdadera para todo x ∈ [1, 4] . Notese que el mayor valor de A y el menor de B, que
verifica dicha relación, son 5/7 y 2, respectivamente.

Segunda Forma:
Podemos reescribir:
x+4 (x + 3) + 1 1
= =1+
x+3 x+3 x+3
Entonces, de la relación (3), se obtiene:
1 1 1 8 x+4 5
+1≤1+ ≤ + 1, o bien que ≤ ≤ . (5)
7 x+3 4 7 x+3 4
FELIX CARRILLO CARRASCAL
34 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

La relación (5) establece, que en esta forma de operar, (x+4)(x+3) ∈ [8/7, 5/4]. Utilizando
el mismo análisis que el realizado en la Primera Forma, dirémos que el mayor A y el menor
B, que satisface las condiciones del problema, son 8/7 y 5/4, respectivamente.
Observamos que las soluciónes halladas en ambas formas son diferentes. Por la condición
del problema, no pueden haber dos soluciones por lo que debemos hacer un nuevo análisis
para determinar cuál es la solución correcta.
Si x toma exactamente todos los valores del intervalo [1, 4], entonces los números de las
formas (x + 3), (x + 4) y 1/(x + 3), toman exactamente todos los valores de los intervalos
[4, 7], [5, 8] y [1/7, 1/4], respectivamente. Además, cuando x crece, (x+ 4) y (x+ 3) también
crecen, pero 1/(x + 3) decrece. Ası́, cuando en la Primera Forma, multiplicamos ambos
números variables (x + 4) y 1/(x + 3), para obtener el número (x + 4)/(x + 3), estamos

01
multiplicando una variable creciente por otra decreciente. Por tal motivo, al multiplicar las
desigualdades (1) y (3), para hallar la relación (4), esta última relación, si bien es verdadera,

A
sin embargo no implica que los números de la forma (x + 4)/(x + 3) tomen exactamente
todos los valores del intervalo [5/7, 2]. Significa tan solo que los valores que toman dichos
M
números, pertenecen a dicho intervalo. Esto se debe a que el valor mı́nimo (máximo) de
(x + 4) y de 1/(x + 3) no se obtienen para el mismo valor de x. Ası́, el mı́nimo y máximo
IB

de (x + 4)/(x + 3) no pueden ser los que indican la relación (4). Puede comprobarse esto
notando que para los valores de x ∈ [1, 4], el número (x + 4)/(x + 3) es siempre mayor que
N

1 y, por lo tanto, su mı́nimo valor no puede ser 5/7.


U

En cambio, en la Segunda Forma, al sumar el número constante 1 a cada miembro


de la desigualdad (3), para obtener la desigualdad (5), lo que en realidad hacemos es
C-

desplazar, cada punto del intervalo [1/7, 1/4] representado en la recta numérica, una unidad
FI

a la derecha obteniendose el intervalo [8/7, 5/4]. Por lo tanto, la relación (5), sı́ expresa
1
que el número variable 1 + , que es el mismo que el número (x + 4)/(x + 3), toma
x+3
exactamente todos los valores del intervalo [8/7, 5/4]. Notese que este intervalo está incluido
en el intervalo [5/7, 2], tal como se muestra en la Figura 1.5.

A 5 8 5 2 B
7 7 4

Fig. 1.5

Notese de la figura que cualquier número A que está a la izquierda del número 8/7 será
menor que cualquier número del intervalo [8/7, 5/4]. Igualmente, cualquier número a la
derecha de 5/4, será mayor que cualquier número de dicho intervalo. Ası́, el mayor A y el
menor B, que satisfacen las condiciones del problema, son 8/7 y 5/4, respectivamente. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 35

Como resultado del análisis realizado en el ejemplo 1.5.8, establecemos la siguiente obser-
vación que debemos tomar en cuenta al resolver problemas semejantes.

Observación:
Para obtener valores exactos no deben sumarse o multiplicarse miembro a miembro, de-
sigualdades que expresan que ciertas cantidades variables son uno creciente y el otro de-
creciente. En cambio, si ambos son creciente o ambos son decrecientes, puede realizarse
dichas operaciones puesto que, en este caso, la suma y la multiplicación sı́ determinan
valores exactos.

Ejemplo 1.5.9 Hallar el mayor número m con la propiedad de que para todo x ∈ R, se
verifica:

01
5 − 12x + 3x2 ≥ m

Solución: Completando cuadrados:


A
5 − 12x + 3x2 = 5 + 3(x2 − 4x + 4) − 12 = 3(x − 2)2 − 7.
M
De esta expresión observamos que el mı́nimo valor que puede tomar el trinomio es −7
IB

(cuando x = 2). Ası́, se puede afirmar:


N

Para todo x ∈ R, 5 − 12x + 3x2 ≥ −7. (1)


U

Teniendo en cuenta la veracidad de (1), la proposición:


C-

5 − 12x + 3x2 ≥ m (2)


FI

se verificará para todo x ∈ R, si a m se le dá cualquier valor menor o igual al mı́nimo


valor que puede tomar el trinomio; es decir, cualquierquier valor que verifique m ≤ −7.
Por tanto, el mayor valor de m que verifica (2), cualquiera que sea el valor de x , es −7 . 

Consideremos el trinomio ax2 + bx + c , a 6= 0 . Dependiendo de los valores que tomen a , b


y c , los valores que toma el trinomio, para diferentes valores de x , podrian ser positivos,
negativos o cero.
Completando cuadrados obtenemos:

2 b 2 b2 − 4ac
ax + bx + c = a(x + ) − ( ). (1.6)
2a 4a
Consideremos dos casos:

i) Si a > 0. Con esta condición se deduce que siempre que en (1.6), b2 − 4ac < 0,
entonces el trinomio solo tomará valores positivos, cualquiera que sea el valor de x.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


36 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

ii) Si a < 0. Con esta condición se deduce que siempre que en (1.6), b2 − 4ac < 0,
entonces el trinomio solo tomará valores negativos, cualquiera que sea el valor de x.

Los resultados de este análisis quedan expresados en el siguiente teorema.

Teorema 1.5.14 Sea el trinomio ax2 + bx + c, a 6= 0 . Entonces:

i) Para todo x ∈ R,

ax2 + bx + c > 0 si y solo si a > 0 y b2 − 4ac < 0.

ii) Para todo x ∈ R,

01
ax2 + bx + c < 0 si y solo si a < 0 y b2 − 4ac < 0.

A
Ejemplo 1.5.10 Determinar los valores que puede tomar u de modo que la desigualdad

x2 − ux + 1
M
−3 < <3 (α)
x2 + x + 1
IB

se verifique para todo x ∈ R .

Solución: El trinomio x2 + x + 1 es de la forma ax2 + bx + c, donde identificamos:


N

a = b = c = 1 . Para estos valores se verifica: b2 − 4ac = −3 < 0 ; por el Teorema 1.5.14


U

se concluye que que x2 + x + 1 > 0 para todo x ∈ R . Ası́, si el denominador de (α) es


C-

siempre positivo, entonces esta desigualdad es equivalente a:

−3(x2 + x + 1) < x2 − ux + 1 < 3(x2 + x + 1).


FI

A su vez, esta desigualdad es equivalente a:

−3x2 − 3x − 3 < x2 − ux + 1 y x2 − ux + 1 < 3x2 + 3x + 3.

Despues de reducir términos se obtiene el sistema:

4x2 + (3 − u)x + 4 > 0 y 2x2 + (u + 3)x + 2 > 0.

Cada desigualdad del sistema es de la forma ax2 + bx + c > 0, donde después de identificar
coeficientes vemos que en ambas, a > 0. Ası́, si queremos que el sistema se verifique para
todo x ∈ R, entonces en ambas desigualdades debe verificarse que b2 − 4ac < 0. Es decir,
debe a su vez verificarse el sistema:

(3 − u)2 − 4(4)(4) < 0 y (u + 3)2 − 4(2)(2) < 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 37

Esto implica que:

(u − 3)2 < 64 y (u + 3)2 < 16


⇐⇒ −8 < u − 3 < 8 y −4 < u + 3 < 4
⇐⇒ −5 < u < 11 y −7 < u < 1
⇐⇒ −5 < u < 1.

Ası́, concluimos que si u es cualquier valor del intervalo h−5, 1i, entonces la desigualdad
x2 − ux + 1
−3 < <3
x2 + x + 1
se verifica para todo x ∈ R. 

01
Método de los puntos crı́ticos
La solución de inecuaciones de la forma :
A
M
(x − 2)(x − 5) > 0 o (x − 2)(x − 5) < 0

se reduce a considerar que los factores lineales (x − 2) y (x − 5) deben tener signos iguales o
IB

signos contrarios, respectivamente. En cada caso, existen solo dos combinaciones posibles
para los signos de cada factor. En cambio, en inecuaciones de la forma:
N

(x + 1)(x − 3)(x − 5) > 0 o (x + 1)(x − 3)(x − 5)(x − 7) < 0


U

el número de combinaciones de los signos de los factores es más numeroso, por lo que el
C-

método de combinar signos no resulta conveniente.


El análisis de los signos de los factores lineales se hace más simple utilizando otro
FI

método denominado método de los puntos crı́ticos. Los fundamentos de este método se
describe a continuación.
Consideremos un número real cualquiera, como por ejemplo el número 2, cuya repre-
sentación por un punto en la recta numérica dividirá a dicha recta en dos regiones: una
región a su izquierda a la que denominaremos como región I y otra región a su derecha a
la que denominaremos región II. Consideremos ahora un número x cualquiera situado en
la región I, tal como muestra la Figura 1.6(a). Para dicho número x se verifica: x < 2, o lo
que es lo mismo, x−2 < 0. Ası́, podemos afirmar: cuando x está situado a la izquierda
de 2, el número (x − 2) es negativo.
Consideremos ahora que el número x esta situado en la región II, tal como muestra la
Figura 1.6(b). En este caso se verifica: x > 2, o lo que es lo mismo, x − 2 > 0. Ası́, podemos
afirmar: cuando x está situado a la derecha de 2, entonces el número (x − 2) es
positivo.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


38 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

I II

x 2 x
2 x−2>0
x−2<0
(a) (b)
Fig. 1.6
Del análisis realizado podemos concluir que en general, dado el número variable x y el
número constante a y si se desea saber que signo tiene el número variable (x − a), bastará
fijarnos donde está situado el número x en la recta numérica con respecto a la posición
del número a. Si x está a a la dercha de a, entonces (x − a) será positivo. En cambio, si
x está a la izquierda de a, entonces (x − a) será negativo. Notese que si x = a, entonces

01
x − a = 0, razón por la cual al número a se le llama punto crı́tico de (x − a). En el simple
hecho de fijarse en la posición del punto x, con respecto al punto crı́tico, se fundamenta el
método de los puntos crı́ticos. El siguiente ejemplo describe la aplicación de dicho método
a la solución de desigualdades. A
M
Ejemplo 1.5.11 Hallar el conjunto solución de las siguientes desigualdades:
IB

a) (x + 2)(x − 3)(x − 5) > 0 b) (x + 2)(x − 3)(x − 5) < 0


(x + 2)(x − 5)
c) (x + 2)(x − 3)(x − 5) ≥ 0 d) ≤ 0.
(x − 3)
N

Solución: Hagamos N=(x + 2)(x − 3)(x − 5). Si x es una variable entonces N será también
U

una variable. El signo del número variable N dependerá de los signos que tengan los factores
C-

lineales (x + 2), (x − 3) y (x − 5). Los puntos crı́ticos de estos factores son: −2, 3 y 5
respectivamente, los que representados en la recta numérica, la dividen en cuatro regiones.
FI

Designaremos a estas regiones como regiónes I, II, III y IV, respectivamente, nombradas
de izquierda a derecha, tal como se muestra en la figura 1.7.

I II III IV

-2 3 5

Fig. 1.7

Para determinar los signos de cada uno de los factores lineales, ası́ como también el signo
del número N en cada una de las regiones mencionadas, será suficiente observar la posición
del número x con respecto a cada uno de los puntos crı́ticos; esto es, si está a la izquierda
o a la derecha de los puntos crı́ticos. La Figura 1.8 muestra las cuatro posiciones posibles
para la variable x y los signos de los factores lineales y del número N en cada una de las
cuatro regiónes. Estos signos se han obtenido teniendo en cuenta lo siguiente:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 39

En la región I, x está a la izquierda de todos los puntos crı́ticos. Por lo tanto, todos los
factores lineales son negativos en dicha región. Como el producto de tres factores negativos
dá como resultado otro número negativo, entonces el número N es negativo en la región I.

I II

x -2 3 5 -2 x 3 5
x+2 <0, x−3 <0 x+2>0, x−3<0
x−5<0, N <0 x−5 <0, N >0
(a) (b)

01
III IV

-2 3 x 5 -2 3 5 x
x+2>0, x−3>0 x+2 > 0, x−3 > 0
x−5 <0, N <0
A x−5>0, N >0
M
(c) (d)
Fig. 1.8
IB

En la región II, x está a la derecha de −2 pero a la izquierda de 3 y 5, por lo que (x + 2)


es positivo y los otros factores lineales (x − 3) y (x − 5) son negativos. Como el producto
N

de un factor positivo y dos negativos dá como resultado un número positivo, entonces el
U

número N es positivo en la región II.


Siguiendo un análisis semejante se determinan los signos en las dos regiones restantes.
C-

Observese que en la última región (región IV), x está a la derecha de todos los puntos
FI

crı́ticos por lo que todos los factores lineales son positivos, dando como resultado que N
sea positivo.
Un resumen del análisis realizado se muestra en la Figura 1.9. En esta figura se le há
asignado un signo a cada región; el signo asignado indica que ese es el signo que tiene el
número N cuando el número x se halla en dicha región.

- + - +
-2 3 5
Fig. 1.9
Un análisis más simple, para hallar los signos de N que muestra la Figura 1.9, es imaginarnos
que un punto móvil recorre toda la recta numérica de derecha a izquierda. La variable x
indicará el número real asignado al punto móvil en cada posición que tome. Cuando el
punto está desplazandose a la izquierda, pero está en cualquier posición de la región IV, los

FELIX CARRILLO CARRASCAL


40 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

valores de x asignados determinaran que todos los factores lineales seran positivos, por lo
N será positivo y asignaremos signo “+” a dicha región. Si el punto móvil cruza el punto
5, hacia la región III, solo cambiará de signo el factor lineal (x − 5) (cambia de positivo a
negativo); si solo un factor lineal cambia de signo entonces el número N cambiará de signo,
haciendose negativo, por lo que asignamos signo “ - ” a la región III. Si el punto móvil
sigue desplazandose a la izquierda hasta cruzar al punto crı́tico 3, cambiará de signo solo el
factor lineal (x − 3), por lo que N vuelve a cambiar de signo haciendose otra vez positivo;
por lo tanto, asignamos signo “+” a la región II. Finalmente, si el punto móvil cruza el
punto crı́tico −2, hacia la región I, entonces cambiará de signo solo el factor lineal (x + 2)
y, por lo tanto, N cambiará nuevamente de signo; asignaremos el signo “ - ” a la región I.
Notese que al ser todos los factores lineales positivos en la última región , y que cada

01
que se cruza un punto crı́tico N cambia de signo, entonces bastará asignar el signo “+” a
la última región y luego alternar los signos de derecha a izquierda.
Teniendo en cuenta los signos asignados en la Figura 1.9 estamos en condiciones de hallar
A
los conjuntos solución de cada una de las desigualdades planteadas en este problema. Ası́,
M
a) Si denotamos por Sa al conjunto solución de (x + 2)(x − 3)(x − 5) > 0 , entonces
IB

dicho conjunto es la unión de los intervalos en que, en la Figura 1,9, se asignó el signo
“+”. Es decir,
N

Sa = h−2, 3i ∪ h5, ∞i.


U

b) Si denotamos por Sb al conjunto solución de (x + 2)(x − 3)(x − 5) < 0 , entonces


C-

dicho conjunto es la unión de los intervalos en que se asignó el signo “ - ”. Es decir,


FI

Sb = h−∞, −2i ∪ h3, 5i.

c) Si denotamos por Sc al conjunto solución de (x + 2)(x − 3)(x − 5) ≥ 0 , entonces


dicho conjunto es la unión de los intervalos en que se asignó el signo “+”, incluyendo
los puntos crı́ticos. Es decir,

Sc = [−2, 3] ∪ [5, +∞i.

d) La regla de signos de la división es la misma que la multiplicación. Ası́, si denotamos


(x + 2)(x − 5)
por Sd al conjunto solución de ≤ 0 , entonces dicho conjunto es la
(x − 3)
unión de los intervalos en que se asignó el signo “ - ”, incluyendo los puntos crı́ticos
del numerador (−2 y 5), pero no el punto crı́tico del denominador (3). Es decir,

Sd = h−∞, −2] ∪ h3, 5]. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 41

El método descrito en el ejemplo 1.5.11 puede ser generalizado a expresiones que contengan
gran número de factores lineales de la forma:

(ax − b) o (ax + b).

Si los coeficientes de x (los valores de a) en cada factor lineal son todos positivos, y ningún
factor lineal se repite, entonces bastará hallar los puntos crı́ticos y representarlos en la
recta numérica, quedando la recta numérica dividida por los puntos crı́ticos en regiones.
Si un número N variable es el resultado de operaciones de multiplicación y/o división de
estos factores lineales, entonces en la última región (contada de izquierda a derecha), N
será positivo y su signo se alternará entre positivo y negativo en cada región contigua.

Ejemplo 1.5.12 Resolver la inecuación:

01
(3x − 5)(x + 4)(x − 6)
≤ 0.
(2x + 3)(x − 3)

A
Solución: Observamos que los coeficientes de x, en cada factor lineal, son todos positivos.
M
Igualando a cero cada factor lineal encontramos que los puntos crı́ticos son: −4, − 32 , 53 , 3
y 6. Representandolos en la recta numérica, esta queda dividida en 6 regiones. Ponemos
IB

signo “+” en la última región, y como ningún factor lineal se repite, alternamos los signos
entre “+” y “ - ” obteniendose la Figura 1.10.
N

- - -
U

+ + +
-4 − 23 5 3 6
C-

Fig. 1.10
FI

Recordar que los signos asignados corresponden al signo que tiene el número variable
(3x − 5)(x + 4)(x − 6)
.
(2x + 3)(x − 3)
El conjunto solución de la inecuación dada será la unión de los intervalos en que se puso
signo “ - ”, incluyendose a los puntos crı́ticos del numerador (−4, 53 , y 6). Ası́,

C.S. = h−∞, −4] ∪ h−3/2, 5/3] ∪ h3, 6]. 

Ejemplo 1.5.13 Resolver la inecuación:

(5 − x)(x + 3)(x − 4) < 0.

Solución: Observamos que el coeficiente de x, en el factor lineal (5 −x), es negativo. Como


5 − x = −(x − 5), entonces si multiplicamos la inecuación dada por −1 esta se transforma
en:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


42 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

(x − 5)(x + 3)(x − 4) > 0. (1)

La inecuación (1) es equivalente al dado inicialmente; esto es, tienen el mismo conjunto
solución. Por lo tanto, hallaremos la solución de (1). Aplicando el método de los puntos
crı́ticos encontramos que los signos para el número variable (x − 5)(x + 3)(x − 4) es como
muestra la Figura 1.11.

- + - +
-3 4 5
Fig. 1.11

Ası́, el conjunto solución de (1), que es el conjunto solución de la inecuación dada al inicio,

01
es:
C.S. = h−3, 4i ∪ h5, +∞i. (2)
A
Notese que la figura 1.11 indica los signos del número variable (x − 5)(x + 3)(x − 4). En
M
cambio, los signos del número variable (5 − x)(x + 3)(x − 4) seran los opuestos a los que
IB

indican dicha figura, como se muestra en la Figura 1.12.

- -
N

+ +
U

-3 4 5
Fig. 1.12
C-

De esta figura, se deduce que la solución de la inecuación (5 − x)(x + 3)(x − 4) < 0 serán
FI

los intervalos en que se puso signo negativo. Notese que esto coincide con lo expresado en
la relación (2). 

Ejemplo 1.5.14 Resolver la inecuación:


(x2 − 7x + 12)(x2 + 3x − 5)
≤ 0.
(x2 + x + 1)(x + 3)
Solución: Descomponiendo en factores los términos cuadráticos, se obtiene:

x2 − 7x + 12 = (x − 3)(x − 4) , 2x2 + 3x − 5 = (2x + 5)(x − 1).

El trinomio x2 + x + 1 no acepta, en el campo de los reales, descomposición en factores.


Esto se debe a que, por el Teorema 1.5.14, x2 + x + 1 > 0 cualquiera que sea el valor de
x ∈ R . Ası́, la inecuación dada puede expresarse:
(x − 3)(x − 4)(2x + 5)(x − 1)
≤ 0. (1)
(x2 + x + 1)(x + 3)
FELIX CARRILLO CARRASCAL
1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 43

Como el factor x2 + x + 1 es siempre positivo, entonces la solución de (1) no depende de


este factor, sino solo de los demás factores. Si multiplicamos ambos miembros de (1) por
x2 + x + 1 se obtiene:
(x − 3)(x − 4)(2x + 5)(x − 1)
≤ 0. (2)
(x + 3)
Notese que el signo del primer miembro de (1) es la misma que la del primer miembro de
(2). por lo tanto, la solución de (1) es la misma que la de (2). Aplicando el método de los
puntos crı́ticos encontramos que el conjunto solución es:

C.S. = h−∞, −3i ∪ [−5/2, 1] ∪ [3, 4]. 

En todos los ejercicios que hemos visto hasta ahora los factores lineales de la forma (ax+b)

01
no se repetian. El siguiente ejemplo ilustra el caso de que algunos factores lineales se repiten
un número de veces, siendo este número par o impar.

Ejemplo 1.5.15 Resolver la inecuación: A


M
(x + 3)(x + 1)2 (x − 4)3
≥ 0.
(x − 6)(x − 2)2
IB

Solución: Hagamos:
(x + 1)(x + 3)2 (x − 4)3
N

N= . (1)
(x − 6)(x − 2)2
U

Los factores (x + 3)2 y (x − 2)2 no pueden ser negativos. Sus puntos crı́ticos son -1 y 2. Si
C-

x toma el valor -3, entonces N= 0. En cambio, x no puede tomar el valor 2. Ası́, deducimos
si x no vale -3 ni 2, entonces ambos factores (x+3)2 y (x−2)2 son positivos y que el signo
FI

del núnero N no depende de estos factores. En cambio, como (x − 4)3 = (x − 4)2 (x − 4) ,


entonces el factor (x − 4)3 tiene el mismo signo que (x − 4) . Por lo tanto, el signo de
N depende del signo que tenga (x − 4)3 . También, el signo de N depende de los factores
lineales (x + 1) y (x − 6), a los consideramos que tienen exponente 1 (impar).
De acuerdo a lo anterior, si resolvemos la igualdad de la inecuación, entonces los puntos
crı́ticos del numerador: -3, -1 y 4, son soluciones. La solución de la desigualdad de la
inecuación será equivalente a la solución de la inecuación:
(x + 1)(x − 4)
> 0. (2)
(x − 6)
Por el método de los puntos crı́ticos encontramos que la solución de (2) es el conjunto
h−1, 4i ∪ h6, +∞i . Excluyendo el punto crı́tico 2 y adicionando la solución de la igualdad,
encontramos que el conjunto solución de la inecuación dada es:

C.S. = [−1, 2i ∪ h2, 4] ∪ h6, +∞i ∪ {−3}. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


44 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Del análisis realizado en este ejemplo, podemos generalizar y emitir la siguiente conclución:
Si un numero variable N se expresa como el producto y cociente de factores de la forma
(ax+b)n , entonces el signo de N dependerá solo de los factores lineales que tengan exponente
impar. Los factores lineales que tengan exponente par solo influyen para determinar los
puntos crı́ticos para los cuales N=0, si estos factores estan el numerador, o los puntos
crı́ticos para los cuales N no existe, si estos factores estan en el denominador.
En el ejemplo 1.5.11 indicamos que un método sencillo para determinar los signos de
N, en cada una de las regiones en que los puntos crı́ticos dividen a la recta numérica,
era considerar que un punto móvil se desplaza de derecha a izquierda sobre toda la recta
numérica. La variable x designaba al número real que le correspondı́a en cada posición.
Encontramos que los signos de N se alternaban en positivo y negativo en las regiones

01
contiguas. En este caso, al tener los factores lineales exponentes que pueden ser positivos o
negativos, modificamos el método de la siguiente forma: Determinamos el signo de N en la

A
última región (a la derecha del mayor punto crı́tico) y colocamos dicho signo en la última
región. Hacemos el recorrido de derecha a izquierda. Al cruzar el primer punto crı́tico a la
M
región contigua, nos fijamos en el exponente del factor lineal correspondiente a dicho punto
IB

crı́tico. Si es par no se cambia de signo de la región contigua (se repite el signo que tiene a
la derecha del punto crı́tico). Si es impar se cambia de signo. Este procedimiento se repite
al cruzar cada punto crı́tico.
N

Aplicando lo dicho a la inecuación del ejemplo 1.5.15 encontramos que los puntos crı́ti-
U

cos son: -3, -1, 2, 4 y 6. Estos puntos crı́ticos dividen a la recta numérica en 6 regiones. En
C-

la última región todos los factores son positivos por lo que el signo de N será positivo. Al
cruzar el punto crı́tico 6 cambiamos de signo (ponemos signo menos enter 4 y 6) puesto que
FI

(x − 6) tiene exponente impar. Al cruzar el punto crı́tico 4 volvemos a cambiar de signo


(ponemos signo mas entre 2 y 4) puesto que (x−4) también tiene exponente impar. Al cru-
zar el punto crı́tico 2 no cambiamos de signo (ponemos signo mas entre -1 y 2) puesto que
(x − 2) tiene exponente par. Al cruzar el punto crı́tico -1 no cambiamos de signo (ponemos
signo mas entre -3 y -1) puesto que (x − 1) tiene también exponente par. Finalmente, al
cruzar el punto crı́tico -3 cambiamos de signo (ponemos signo menos en la primera región)
puesto que (x + 3) tiene exponente impar. Ası́, los signos de N son como se muestra en la
Figura 1.13.

- - + + - +
-3 -1 2 4 6

Fig. 1.13
FELIX CARRILLO CARRASCAL
1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 45

Si a las regiones asignadas con el signo mas le agregamos los puntos crı́ticos del numerador,
pero no los del denominador, se obtiene el conjunto solución hallado anteriormente.

Ecuaciones e inecuaciones con radicales


En las ecuaciones o inecuaciones (enunciados) que hemos tomado como ejemplos, el uni-
verso (conjunto de números para los cuales los enunciados se convierten en proposiciones
lógicas) há sido, generalmente, el conjunto de los números reales R. Ahora veremos algunos
enunciados en el que el universo es solo un subconjunto de R .
En el campo de los números reales se considera que si A es un número real cualquiera y n
es un número natural cualquiera, entonces:

01
√ √ √ √
i) A , 4 A , 6 A , · · · , y en general 2n A , son también números reales solo si se

verifica A ≥ 0 . Además, se verifica: 2n A ≥ 0 .

ii)

3
A ,

5
A ,

7
A , · · · , y en general 2n+1

A
A , son también números reales para
M
cualquier valor real de A .
IB

De acuerdo a (i), en las ecuaciones o inecuaciones que contengan radicales de la forma


p
2n
A(x) , el universo para tales ecuaciones o inecuaciones ya no es R , sino el conjunto
solución dela inecuación: A(x) ≥ 0 . Las soluciones de las ecuaciones o inecuaciones deben
N

ser subconjuntos de dicho universo. Antes de ver algunos ejemplos ilustrativos, enunciare-
U

mos algunos teoremas adicionales sobre desigualdades que utilizaremos en la solución de


C-

algunos de estos ejemplos.


√ √
Teorema 1.5.15 0 ≤ a < b si y solo si 0 ≤ a< b.
FI

√ √
Corolario 1.5.16 0 ≤ a ≤ b si y solo si 0 ≤ a≤ b.

Este teorema se basa en el teorema 1.5.9, en el cual implı́citamente se indica que solo
desigualdades entre números no negativos pueden elevarse al cuadrado, obteniendose una
nueva desigualdad del mismo sentido. Si uno de los números es negativo y el otro positivo
o si ambos son negativos, no se puede predecir el sentido de la desigualdad si esta se eleva
al cuadrado.
Consideremos ahora que a es un número real cualquiera, entonces como a3 = (a2 )a , se
deduce que que los números a y a3 tienen igual signo. Esto último también prueba que el

número 3 a tiene el mismo signo que a. También, considerando las diversas combinaciones
de signos que pueden tener dos números reales cualesquiera a y b que verifiquen a < b ,
se podrá demostrar que en todos los casos, a3 < b3 . Los siguientes teoremas establecen
estas propiedades.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


46 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Teorema 1.5.17 Para todo a en R , los números a , a3 y 3
a tienen igual signo.

Teorema 1.5.18 Para todo a y b en R ,

a < b si y solo si a3 < b3 .

Corolario 1.5.19 Para todo a y b en R ,

a≤b si y solo si a3 ≤ b3 .

Corolario 1.5.20 Para todo a y b en R ,


√ √
3
a≤b si y solo si 3
a≤ b.

01
Con los mismos argumentos empleados en la deducción de estos teoremas puede demos-
√ √
trarse que los números a5 , a7 , · · · , asi como los números 5 a , 7 a , · · · , tienen todos el
mismo signo que el número a .

Ejemplo 1.5.16 Resolver la ecuación:


√ A
12 − 2x − x = 6 .
M
Solución: El universo para la ecuación dada será el conjunto de todos los números x para
IB


los cuales 12 − 2x es real. Esto es la solución de la desigualdad: 12 −2x ≥ 0 . Resoviendo,
se obtiene: x ≤ 6 . Ası́, el universo para la ecuación dada es: U= h−∞, 6] . Se resolvera la
N

ecuación solo para estos valores. La ecuación puede reescribirse de la forma:



U

12 − 2x = x + 6. (1)
C-

Como la raı́z cuadrada es siempre positivo, entonces en (1) debe verificarse: x + 6 ≥ 0 .


Esto reduce aún más el universo al intervalo [−6, 6] . Considerando solo valores de x en
FI

este intervalo, procedemos a resolver dicha ecuación (1). Para eliminar el radical elevamos
al cuadrado. Ası́, resulta:

12 − 2x = (x + 6)2 =⇒ (x + 2)(x + 12) = 0


=⇒ x = −2 o x = −12.

Solo x = −2 está en el intervalo [−6, 6] y por lo tanto, x = −2 es la única solución de


la ecuación dada. 

Generalmente, el número de raı́ces de una ecuación es finito. Por lo tanto, en las ecuaciones
que contienen radicales de indice par, no es necesario determinar previamente el universo
para la ecuación. Puede resolverse, siguiendo las tecnicas propias del álgebra a la resolución
de ecuaciones, hasta encontrar las posibles raı́ces. Cada uno de los valores hallados se
reemplazan en la ecuación original. Solo los valores que verifican la ecuación serán las
raı́ces de la ecuación dada. En el siguiente ejemplo se empleará este procedimiento.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.5. TEOREMAS SOBRE DESIGUALDADES 47

p
Ejemplo 1.5.17 Resolver la ecuación: x−x2 − 4 x + 11 = 2 .
p √
Solución: La ecuación puede reescribirse como: x2 − 4 x + 11 = x − 2 . Elevando al
cuadrado se obtiene:
√ √
x2 − 4 x + 11 = x2 − 4x + 4 =⇒ x−1= x + 11
2
=⇒ x − 2x + 1 = x + 11
=⇒ (x − 5)(x + 2) = 0
=⇒ x = 5 o x = −2.

Reemplazando x = 5 en la ecuación original se obtiene 2 = 2 . Se verifica. Reemplazando



x = −2 se obtiene: −2 − −8 = 2 . No se verifica. Por lo tanto, x = 5 es la única
solución. 

01

Ejemplo 1.5.18 Resolver la inecuación: x2 − 2x − 3 + 2 > 0 .

A
Solución: Como las inecuaciones tienen, generalmente, infinitas soluciones, será necesario
hallar previamente el universo de la inecuación dada. El universo dada será el conjunto
M

formado por todos los números reales x para los cuales x2 − 2x − 3 sea un número
real. Esto es, la solución de la desigualdad: x2 − 2x − 3 ≥ 0 . La solución de esta última
IB

desigualdad, y por lo tanto el universo para la desigualdad dada, es: U = h−∞, −1] ∪
[3, +∞i .
N

Por otra parte, se sabe que la raı́z cuadrada de un número, si es real, es siempre no negativo.
U

Ası́, como la suma de dos números positivos es otro número positivo, entonces la inecuación:

C-

x2 − 2x − 3 + 2 > 0.

será siempre verdadero, para todo x en el universo hallado. Por lo tanto, el conjunto
FI

solución de la enecuación dada será:

C.S. = h−∞, −1] ∪ [3, +∞i. 


√ √
Ejemplo 1.5.19 Resolver la inecuación: x + 13 − 4−x≤3.

Solución: El universo de la inecuación esta determinado por los números x para los cuales
√ √
x + 13 y 4 − x son reales. Esto es, el conjunto solución del sistema:

x + 13 ≥ 0 ∧ 4 − x ≥ 0.

Resolviendo, dicho universo es U = [−13, 4] . Para este universo es que debemos resolver la
inecuación dada. Debemos eliminar los radicales y esto se consigue elevando al cuadrado.
Sin embargo, antes debemos reescribir la inecuación de la siguiente forma equivalente:
√ √
x + 13 ≤ 4 − x + 3.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


48 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

En esta forma observamos que ambos miembros son números positivos y puede elevarse al
cuadrado ambos miembros. Ası́, elevando al cuadrado se obtiene:
√ √
x + 13 ≤ 4 − x + 6 4 − x + 9 =⇒ x ≤ 3 4 − x. (1)

No podemos elevar al cuadrado inmediatamente la relación (1) sin analizar antes el signo
del primer miembro. Para el universo hallado el signo de x podrı́a ser negativo y entonces
no se puede elevar al cuadrado. Sin embargo, observese que si x es negativo, entonces la
relación resulta verdadera y no habrı́a que resolver nada. Por lo tanto, concluimos que todo
el intervalo [−13, 0i, es solución de (1). Falta por determinar, cuáles de los valores positivos
del universo son también solución. Si en (1) x es positivo puede elevarse al cuadrado. Ası́,

Si x ∈ [0, 4] =⇒ x2 ≤ 9(4 − x) =⇒ (x + 12)(x − 3) ≤ 0. (2)

01
Como para x positivo, x + 12 es también positivo, entonces (2) es equivalente a x − 3 ≤ 0 ,
de donde x ≤ 3 . Luego, el intervalo [0, 3] es también solución de (2). Juntando todas las
A
soluciones, el conjunto solución de la inecuación dada es:
M
C.S. = [−13, 3]. 
IB

Ejemplo 1.5.20 Resolver la inecuación:



N

24 − 2x − x2
< 1.
x
U

Solución: El universo está dado por la solución de:


C-

24 − 2x − x2 ≥ 0 =⇒ (x + 6)(x − 4) ≤ 0 =⇒ x ∈ [−6, 4].


FI

Como además, x 6= 0 , entonces el universo es U = [−6, 0i ∪ h, 4] . Notese que x puede


tomar tanto valores positivos como negativos. Si x toma valores negativos entonces la
desigualdad dada se verifica. Por lo tanto, todos los x del intervalo [−6, 0i son soluciones.
Veamos ahora que valores positivos de x son también soluciones.
Multiplicando ambos miembros por x , se obtiene:

24 − 2x − x2 < x =⇒ 24 − 2x − x2 < x2 =⇒ (x + 4)(x − 3) > 0. (1)

Como en (1), x + 4 es positivo, entonces x − 3 debe ser también positivo; es decir, x > 3 .
Por lo tanto, todos los x del intervalo h3, 4] son también soluciones. Ası́, el conjunto
solución de la inecuación dada es:

C.S. = [−6, 0i ∪ h3, 4]. 



3
Ejemplo 1.5.21 Resolver la inecuación: x3 − 7 ≤ (x − 1) .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.6. VALOR ABSOLUTO 49

Solución: Como la raı́z cúbica de un número real cualquiera siempre es real, no existe
ninguna restricción para x por lo que el universo es R . Sin ningún análisis previo se
procede con la resolución. Por el Teorema 1.5.18, si ambos miembros de la inecuación se
eleva al cubo el sentido de la desigualdad se mantiene, obteniendose:

x3 − 7 ≤ x3 − 3x2 + 3x − 1 =⇒ 3(x − 2)(x + 1) ≤ 0 =⇒ x ∈ [−1, 2].

Ası́, el conjunto solución es: U = [−1, 2] . 

Ejemplo 1.5.22 Resolver la inecuación:



x + 2(x + 5)(x − 4)
≤ 0.
(x − 2)(x − 6)

01
Solución: El radical limita el universo. Debe verificarse: x + 2 ≥ 0 . Por lo tanto, el

universo es: U = [−2, +∞ . Aparte de limitar el universo, el radical x + 2 solo influye
A √
en la solución para la igualdad. Por lo tanto, verificamos que cuando x + 2 = 0 , o sea
M
cuando x = −2 , la inecuación se verifica (se cumple la igualdad). Entonces x = −2 es

solución. Como para cualquier otro valor de x del universo, x + 2 > 0 , entonces el
IB

signo del primer miembro de la inecuación dada solo depende de los otros factores lineales.
De acuerdo a esto, la solución de la inecuación para x > −2 es la misma que la de la
N

inecuación:
U

(x + 5)(x − 4)
≤ 0. (1)
(x − 2)(x − 6)
C-

Por el método de los puntos crı́ticos encontrariamos que, si no hubiera restricciones para
FI

x , la solución de (1) serı́a el conjunto [−5, 2i ∪ [4, 6i . De este conjunto, debe tomarse solo
la parte que verifica: x > −2 . Finalmente, incluyendo x = −2 , el conjunto solución de la
inecuación dada es:
U = [−2, 2i ∪ [4, 6i. 

1.6. Valor Absoluto


Sea a un número real cualquiera. Entonces uno de los dos números: a ó −a , es positivo
o cero. A aquel que sea positivo o cero, se le llama el valor absoluto del numero a.

Definición 1.6.1 El valor absoluto de un número real a, denotado por |a|, es otro
número real tal que: (
a , si a≥0
|a| =
−a , si a < 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


50 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

De acuerdo a esta definición: |3| = 3 , | − 5| = 5 = −(−5) , 53 = 3

5
, |0| = 0, etc.
Puede afirmarse que para todo a ∈ R ,

|a| = a2 lo que a su vez implica que |a|2 = a2

Dado un número a cualquiera puede ocurrir 3 casos:


Si a > 0, entonces −a < 0. Por lo tanto, |a| = a y | −a| = −(−a) = a. Es decir, |a| = | −a|.
Si a < 0, entonces −a > 0. Por lo tanto, |a| = −a y | − a| = −a. Es decir, |a| = | − a|.
Si a = 0, entonces −a = 0. Por lo tanto, |a| = 0 y | − a| = 0. Es decir, |a| = | − a|.
Ası́, en todos los casos, se verifica la siguiente propiedad del valor absoluto:

Para todo a ∈ R , |a| = | − a|.

01
Son también propiedades del valor absoluto las siguientes:

i) |a| ≥ 0 ii) a ≤ |a|


A iii) − a ≤ |a|.
M
Se deja al lector sus demostraciones. Otras propiedades importantes del valor absoluto
estan dados por los siguientes teoremas.
IB

Teorema 1.6.1 Para todo a y b en R, |ab| = |a||b|.


N

Demostración: Utilizamos la propiedad: |a|2 = a2 . Ası́,


U

|ab|2 = (ab)2 = a2 b2 = |a|2 |b|2 = (|a||b|)2 .


C-

O sea:
FI

|ab|2 = (|a||b|)2
p p
=⇒ |ab|2 = (|a||b|)2
=⇒ |ab| = |a||b|. 

Teorema 1.6.2 (La desigualdad del triangulo) Para todo a y b en R

|a + b| ≤ |a| + |b|.
p
Demostración: Como |a + b| = (a + b)2 , entonces:

|a + b|2 = (a + b)2 = a2 + 2ab + b2 . (1.7)

Como (ab) puede ser positivo o negativo o nulo, entonces para cualquier a y b, se verificara
siempre la siguiente relación:

a2 + 2ab + b2 ≤ a2 + 2|ab| + b2 = |a|2 + 2|a||b| + |b|2 = (|a| + |b|)2 . (1.8)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.6. VALOR ABSOLUTO 51

Ası́, de (1.7) y (1.8) y por la propiedad transitiva se concluye:

|a + b|2 ≤ (|a| + |b|)2 . (1.9)

Pero en (1.9), |a + b| ≥ 0 , |a| + |b| ≥ 0 ; entonces extrayendo la raiz cuadrada a ambos


miembros se obtiene:
|a + b| ≤ |a| + |b|. 

Corolario 1.6.3 Para todo a y b en R,

|a − b| ≤ |a| + |b|.

Demostración: Por aplicación de la desigualdad del triangulo:

01
|a − b| = |a + (−b)| ≤ |a| + | − b| = |a| + |b|. 

Corolario 1.6.4 Para todo a y b en R,


A
M
|a| − |b| ≤ |a − b|.
IB

Demostración: Podemos escribir:

|a| = |(a − b) + b| ≤ |a − b| + |b| =⇒ |a| ≤ |a − b| + |b|


N

=⇒ |a| − |b| ≤ |a − b|. 


U

Teorema 1.6.5 Si b ≥ 0 , entonces:


C-

|a| = b si y solo si a=b o a = −b.


FI

Demostración: Existen dos casos: a ≥ 0 o a < 0.

a) Si a ≥ 0 entonces: |a| = a . Ası́, |a| = b ⇐⇒ a = b.

b) Si a < 0 entonces: |a| = −a, Ası́, |a| = b ⇐⇒ −a = b ⇐⇒ a = −b.

De ambos casos se concluye: |a| = b ⇐⇒ a = b o a = −b. 

Teorema 1.6.6 Para todo a y b en R,

|a| = |b| si y solo si a = b o a = −b.

Demostración:
|a| = |b| ⇐⇒ |a|2 = |b|2
⇐⇒ a2 = b2
⇐⇒ a = b o a = −b. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


52 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Teorema 1.6.7 Si b > 0 , entonces:

|a| > b si y solo si a > b o a < −b.

Demostración: Existirán dos casos: a ≥ 0 ó a < 0 .

a) Si a > 0 entonces |a| = a. Ası́, |a| > b ⇐⇒ a > b.

b) Si a < 0 entonces |a| = −a. Ası́, |a| > b ⇐⇒ −a > b ⇐⇒ a < −b.

De ambos casos (a) y (b), concluimos:

|a| < b si y solo si a > b o a < −b. 

Corolario 1.6.8 Si b ≥ 0, entonces:

01
|a| ≥ b si y solo si a≥b o a ≤ b.

Teorema 1.6.9 Si b > 0, entonces: A


M
|a| < b si y solo si − b < a < b.
IB

Demostración: Existirán dos casos: a ≥ 0 o a<0.

a) Si a ≥ 0 entonces |a| = a. Ası́,


N
U

|a| < b ⇐⇒ a < b. (1.10)


C-

Pero nótese que −b < 0, y como a > 0, entonces (1.10) es equivalente a:


FI

|a| < b ⇐⇒ −b < a < b.

b) Si a < 0, entonces: |a| = −a. Ası́,

|a| < b ⇐⇒ −a < b ⇐⇒ a > −b ⇐⇒ −b < a. (1.11)

Pero si a < 0 y como b > 0, entonces a < b. Ası́, (1.11) es equivalente a:

|a| < b ⇐⇒ −b < a < b.

De ambos casos (a) y (b), concluimos:

|a| < b si y solo si − b < a < b. 

Corolario 1.6.10 Si b ≥ 0, entonces:

|a| ≤ b si y solo si − b ≤ a ≤ b.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.6. VALOR ABSOLUTO 53

Ejemplo 1.6.1 Resolver las siguientes ecuaciones:

a) |2x − 1| = −4 b) |3x − 5| = 2x + 3

1 − x2 4x − 1
c) |5 − 3x| = |2x − 1| d) = .
x−2 2

Solución: a) No puede aplicarse el Teorema 1.6.5, ya que −4 es negativo. Sin embargo,


como el valor absoluto de cualquier número siempre es mayor o igual a cero, entonces
la relación |2x − 1| = −4 es siempre falsa. Por lo tanto, dicha ecuación no tiene
solución alguna.

b) Para aplicarse el Teorema 1.6.5, b ≥ 0 . Ası́, si identificalos b = 2x + 3 , b serı́a

01
variable. Vemos que si 2x + 3 < 0 , la relación |3x − 5| = 2x + 3 será falsa. Por lo
tanto, concluimos: existirá solución solo si:

A 3
2x + 3 ≥ 0 , o equivalentemente si, x ≥ − . (1)
M
2

La relación (1) estable una condición. Con esta condicion podemos aplicar el Teo-
IB

rema 1.6.5:
|3x − 5| = 2x + 3 ⇐⇒ 3x − 5 = 2x + 3 o
N

3x − 5 = −(2x + 3)
x = 25 .
U

⇐⇒ x=8 o

Ambos verifican la condición (1). Por lo tanto, C.S. = { 25 , 8}.


C-

c) Por el Teorema 1.6.6 se tiene:


FI

|5 − 3x| = |2x − 1| ⇐⇒ 5 − 3x = 2x − 1 o
5 − 3x = −(2x − 1)
6
⇐⇒ x= 5
o x = 4.

Ası́, C.S. = { 56 , 4}.

d) Existirá solución solo si:

4x − 1 1
≥0 o equivalentemente, x≥ (1)
2 4

Con ésta condición podemos aplicar el Teorema 1.6.5:


 
1 − x2 4x − 1 1 − x2 4x − 1 1 − x2 4x − 1

x−2
= ⇐⇒ = o =− .
2 x−2 2 x−2 2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
54 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

⇐⇒ 2 − 2x2 = 4x2 − 9x + 2 o 2 − 2x2 = −4x2 + 9x − 2

⇐⇒ 6x2 − 9x = 0 o 2x2 − 9x + 4 = 0

⇐⇒ 3x(2x − 3) = 0 o (2x − 1)(x − 4) = 0

⇐⇒ (x = 0 o x = 32 ) o (x = 1
2
o x = 4).

Solo el valor x = 0 no verifica la condición (1). Por lo tanto, C.S. = { 21 , 32 , 4}. 

Ejemplo 1.6.2 Resolver las siguientes inecuaciones:

a) |3x − 7| > −2 b) |x2 − 4| > −2x + 4


c) |2x − 3| ≤ 3x − 1 d) ||x| − 1| < |x|.

01
Solución: a) En el Teorema 1.6.7 se postula que b > 0. por lo tanto, no podemos aplicar
dicho Teorema. Sin embargo, si examinamos la inecuación |3x−7| > −2, esta relación

A
será siempre verdadera, cualquiera que sea el x. Ası́, concluimos: C.S.=R.
M
b) Si en la inecuacion:
IB

|x2 − 4| > −2x + 4 (1)


N

identificamos b = −2x + 4 como el b del Teorema 1.6.7, entonces esta b es variable


U

y puede ser positivo, negativo o cero. El Teorema solo se aplica si −2x + 4 > 0, por
C-

lo que previamente se tiene que analizar para el caso en que −2x + 4 ≤ 0 . Ası́,
consideramos 3 casos:
FI

i) Si −2x + 4 < 0 , o equivalentemente, si x > 2 , observamos que como el valor


absoluto es siempre mayor o igual a cero, entonces la relación (1) será verdadera.
Ası́, todo x > 2 es solución de (1).

ii) Si −2x + 4 = 0 , osea si x = 2 , entonces la relación (1) es equivalente a


|0| > 0 . Esta relación es falsa y por lo tanto, x = 2 no es solución.

iii) Si −2x + 4 > 0 , o equivalentemente, si x < 2 , entonces por aplicación del


Teorema 1.6.7 se tiene que:

|x2 − 4| > −2x + 4 ⇐⇒ x2 − 4 > −2x + 4 o x2 − 4 < −(−2x + 4)


⇐⇒ x2 + 2x − 8 > 0 o x2 − 2x < 0
⇐⇒ (x + 4)(x − 2) > 0 o x(x − 2) < 0
⇐⇒ (x > 2 o x < −4) o (0 < x < 2).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.6. VALOR ABSOLUTO 55

Pero como x < 2, entonces el conjunto solución de este caso es: h−∞, −4i ∪ h0, 2i .
Considerando los 3 casos, encontramos que el conjunto solución de la inecuación (1)
es:
C.S. = h−∞, −4i ∪ h0, 2i ∪ h2, +∞i.

c) Existirá solución solo si

1
3x − 1 ≥ 0 , o equivalentemente, si x ≥ (1)
3

Por el Corolario 1.6.10, se tiene que:

|2x − 3| ≤ 3x − 1 ⇐⇒ −(3x − 1) ≤ 2x − 3 ≤ 3x − 1

01
⇐⇒ −3x + 1 ≤ 2x − 3 ∧ 2x − 3 ≤ 3x − 1
4
⇐⇒ 5
≤x ∧ −2 ≤ x

⇐⇒ A x ≥ 45 .
M
Esta relación verifica (1). Ası́, C.S. = [4/5, +∞i .
IB

d) Si en la inecuación
N

||x| − 1| < |x| (1)


U

cambiamos los x por −x y como | − x| = |x| , entonces (1) se transforma en otra


C-

que es equivalente. Esto significa que si un x es solución de la inecuación (1), −x


también será solución. Ası́, será suficiente hallar las soluciones positivas, para luego
FI

incluir los inversos aditivos de estas soluciones.


Para x ≥ 0 la inecuación se reduce a

|x − 1| < x. (2)

Por el Teorema 1.6.9, la relación (2) es equivalente a :

−x < x − 1 < x =⇒ −x < x − 1 y x − 1 < x


=⇒ 1/2 < x y −1<0
=⇒ x > 1/2.

Ası́, el intervalo h1/2, +∞i es la solución positiva de (1). Incluyendo los inversos
aditivos de este intervalo, el conjunto solución de (1) es:

C.S. = h−∞, −1/2i ∪ h1/2, +∞i. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


56 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Teorema 1.6.11 Para todo a y b en R,

a) |a| < |b| si y solo si (a + b)(a − b) < 0

b) |a| > |b| si y solo si (a + b)(a − b) > 0.

Demostración:
a) |a| < |b| ⇐⇒ |a|2 < |b|2
⇐⇒ a2 < b2
⇐⇒ a2 − b2 < 0
⇐⇒ (a + b)(a − b) < 0.
b) Se deja al lector. 

Corolario 1.6.12 Para todo a y b en R,

01
a) |a| ≤ |b| si y solo si (a + b)(a − b) ≤ 0

b) |a| ≥ |b| si y solo si


A
(a + b)(a − b) ≥ 0.
M
Ejemplo 1.6.3 Resolver las siguientes inecuaciones:
a) |3x − 7| < |5 − 2x| b) |2x2 + x − 1| > |2x2 − x − 3|
IB

|x + 5| − |x − 1|
c) ≤0 d) |3x3 − 20x2 + 37x − 20| ≥ |x3 − 21x + 20|.
|2x − 3| + |3x − 2|
N

Solución: a) Por el Teorema 1.6.11(a):


U

|3x − 7| < |5 − 2x| ⇐⇒ (3x − 7 + 5 − 2x)(3x − 7 − 5 + 2x) < 0


C-

⇐⇒ (x − 2)(5x − 12) < 0


12
⇐⇒ 2<x< .
5
FI

Luego, D 12 E
C.S. = 2 , .
5
b) Por el Corolario 1.6.12(b):

|2x2 + x − 1| ≥ |2x2 − x − 3|
⇐⇒ (2x2 + x − 1 + 2x2 − x − 3)(2x2 + x − 1 − 2x2 + x + 3) ≥ 0
⇐⇒ (4x2 − 4)(2x + 2) ≥ 0
⇐⇒ 8(x2 − 1)(x + 1) ≥ 0
⇐⇒ (x + 1)2 (x − 1) ≥ 0. (1)
Si x + 1 = 0, o equivalentemente, si x = −1, se verifica (1); por lo tanto, x = −1
es solución. Si x + 1 6= 0, o equivalentemente, si x 6= −1, entonces la relación (1) es
equivalente a la relación : x − 1 ≥ 0, cuya solución es x ≥ 1. Ası́, la solución total es:

C.S. = [1, +∞i ∪ {−1}.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.6. VALOR ABSOLUTO 57

c) En la relación:

|x + 5| − |x − 1|
≤ 0. (1)
|2x − 3| + |3x − 2|

el denominador no debe ser cero; será cero solo si se verifican : |2x − 3| = 0 y


3
|3x − 2| = 0 , simultaneamente. El primero se verifica para x = 2
, y el segundo
2
para x = 3
. Ambos valores son diferentes lo que significa que el denominador de (1)
nunca es 0; más bien, siempre es positivo para cualquier x ∈ R. Ası́, la inecuación
(1) es equivalente (tiene el mismo conjunto solución) a la relación:

|x + 5| − |x − 1| ≤ 0 o, lo que es lo mismo, |x + 5| ≤ |x − 1|. (2)

01
Por el Corolario 1.6.12(a):

⇐⇒ A
|x + 5| ≤ |x − 1| ⇐⇒ (x + 5 + x − 1)(x + 5 − x + 1) ≤ 0
(2x + 4)(6) ≤ 0
M
⇐⇒ x+2≤0
IB

⇐⇒ x ≤ −2.

Ası́,: C.S. = h−∞, −2].


N

d) Factorizando:
U

3x3 −20x2 +37x−20 = (x−1)(x−4)(3x−5) , x3 −21x+20 = (x−1)(x−4)(x+5).


C-

Reemplazando y luego por propiedad del valor absoluto, la inecuación se puede es-
FI

cribir:

|x − 1||x − 4||3x − 5| ≥ |x − 1||x − 4||x + 5|. (1)

La igualdad en (1) se satisface si |x − 1| = 0 y si |x − 4| = 0 . Esto significa que


x = 1 y x = 4 son soluciones de (1). Si x 6= 1 y x 6= 4 , entonces podemos
cancelar en (1) el factor |x − 1||x − 4| y obtenemos:

|3x − 5| ≥ |x + 5| ⇐⇒ (3x − 5 + x + 5)(3x − 5 − x − 5) ≥ 0


⇐⇒ 8x(x − 5) ≥ 0
⇐⇒ x ≤ 0 o x ≥ 5.

Ası́, el conjunto solución de la inecuación dada es,

C.S. = h−∞, 0] ∪ {1, 4} ∪ [5, +∞i. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


58 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Ejemplo 1.6.4 Hallar todos los valores que toma |x|, si x toma todos los valores del in-
tervalo [−6, 5].

Solución: Se consideran 2 casos:

a) Si x toma solo valores no negativos. O sea, 0 ≤ x ≤ 5 . Entonces |x| = x . Ası́,

0≤x≤5 =⇒ 0 ≤ |x| ≤ 5. (1)

b) Si x solo toma valores negativos. O sea, −6 ≤ x < 0 . Entonces, |x| = −x . Ası́,

−6 ≤ x < 0 =⇒ 0 < −x ≤ 6 =⇒ 0 < |x| ≤ 6. (2)

De (1) y (2), concluimos:

01
Si −6≤x≤5 =⇒ 0 ≤ |x| ≤ 6.

Es claro que si x tomara todos los valores del intervalo [-6,5], entonce |x| tomará todos los
valores del intervalo [0,6].  A
M
En el ejemplo 1.6.4, x es una variable que toma valores tanto negativos como positivos,
IB

pasando por cero. Dos casos adicionales son cuando x solo tomara valores positivos o solo
negativos. Siguiendo un razonamiento análogo al del ejemplo 1.6.4, podemos llegar a la
N

siguiente conclusión:
Conclusión: Si x toma todos los valores del intervalo [a, b], y
U

i) si a y b son ambos negativos o ambos positivos, entonces x toma valores solo negativos
C-

o solo positivos. En ambos casos, el menor valor y el mayor valor que toma |x| estan
dados por el menor y el mayor valor absoluto, respectivamente, de los extremos del
FI

intervalo.

ii) Si a es negativo y b es positivo, entonces x toma desde valores negativos hasta posi-
tivos. El menor valor de |x| será 0, ya que x pasa por 0, y el mayor valor de |x| está
dada por el mayor de los valores absolutos de los extremos del intervalo.

Ejemplo 1.6.5 Hallar el menor M tal que la desigualdad:



3 − 2x
x − 1 ≤ M, se verifica para todo x ∈ [4, 12].


Solución: Debemos determinar exactamente los valores que toma 3−2x
x−1
, cuando x toma
todos los valores del intervalo [4, 12]. Para hallar valores exactos, reescribimos:
3 − 2x 3 − 2(x − 1) − 2 1 − 2(x − 1) 1
= = = − 2.
x−1 x−1 x−1 x−1
Ası́,

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.7. MÁXIMO ENTERO 59

3 − 2x 1
= − 2. (1)
x−1 x−1
Partiendo del intervalo dado,

Si 4 ≤ x ≤ 12 =⇒ 3 ≤ x − 1 ≤ 11
1 1 1
=⇒ ≤ ≤
11 x−1 3

1 1 1
=⇒ −2≤ −2 ≤ −2
11 x−1 3

21 1 5
=⇒ − ≤ −2 ≤−
11 x−1 3

01
5 1 21

=⇒ ≤ − 2 ≤ .
3 x−1 11
Por la igualdad (1), escribimos:
5 3 − 2x 21
A
M
≤ ≤ (2)
3 x−1 11
IB

De (2) se deduce que si M es un número tal que M ≥ 21/11, entonces:



3 − 2x
x − 1 ≤ M, se verifica para todo x ∈ [4, 12].

N

21
El menor valor de M será . 
U

11
C-

1.7. Máximo Entero


FI

 
Definición 1.7.1 El máximo entero de un número real a , denotado por a , se define
como el mayor número entero no mayor que a .

De acuerdo a esta definición, por ejemplo:


         
1,8 = 1 , 2 =2 , 3,7 = 3 , − 3 = −3 , − 4,2 = −5
 
Si consideramos la ecuación: x = 3 , encontraremos que los únicos valores de x que
la verifican serán los que pertenecen al intervalo [3, 4i. Si consideremos ahora que x es
 
cualquier valor del intervalo [3, 4i, entonces x = 3 . La reciprocidad encontrada nos
permiten afirmar:
 
x = 3 si y solo si 3 ≤ x < 4.

En general, si n es un número entero cualquiera, podemos afirmar:


 
x = n si y solo si n ≤ x < n + 1.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


60 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

Notese que se toma intervalos entre dos números enteros consecutivos. El intervalo incluye
al menor de los enteros pero no al mayor.

Teorema 1.7.1 Sea m un número entero cualquiera. Entonces, para todo x ∈ R ,


   
x+m = x + m.

Demostración: Sea n un número entero cualquiera. Entonces:


 
Si n ≤ x < n + 1 =⇒ x = n. (1)

Pero para el intervalo dado, n + m ≤ x + m < n + m + 1 . Entonces:


 
x+m = n + m. (2)

01
 
Pero de (1), x = n . Ası́, reemplazando en (2), concluimos:

x+m

=
 
x + m. 
A
M
Teorema 1.7.2 Si x es un número real cualquiera, entonces:
IB

(
    0 , si x es un entero
x + −x =
−1 , si x no es un entero
N

Demostración: Sea n un entero cualquiera y sea n ≤ x < n + 1.


U

   
Si x = n =⇒ −x = −n =⇒ x =x , −x = −n.
C-

Ası́,
FI

   
x + − x = n + (−n) = 0. (1)

También,
   
Si n < x < n + 1 =⇒ −(n + 1) < −x < −n =⇒ x =n , −x = −(n + 1).

Ası́,
   
x + − x = n − (n + 1) = −1. (2)

De (1) y (2), concluimos que si x es cualquier número real, entonces:


(
    0 , si x es un entero
x + −x =
−1 , si x no es un entero. 
 
Ejemplo 1.7.1 Resolver la ecuación: 2x − 5 = 3.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.7. MÁXIMO ENTERO 61

Solución: Sabemos que:


 
Si x =3 =⇒ 3 ≤ x < 4.

Si en esta expresión cambiamos x por 2x − 5 , entonces podemos afirmar:


 
Si 2x − 5 =3 =⇒ 3 ≤ 2x − 5 < 4 =⇒ 4 ≤ x < 9/2.

Ası́, el conjunto solución de la ecuación dada es: C.S=[4, 9/2i. 


hh ii
Ejemplo 1.7.2 Resolver la ecuación: x2 = 1 .

Solución: Por definición del máximo entero,


hh ii  √
√ 

01
Si x2 = 1 =⇒ 1 ≤ x2 < 2 =⇒ x ∈ 1, 2 ∪ − 2, −1 .

√   √
Ası́, el conjunto solución es: C:S= − 2, −1 ∪ 1, 2 . 
hh
2
ii
Ejemplo 1.7.3 Resolver la desigualdad: x − 2x − 1 < 2 . A
M
 
Solución: Si u < 2 , entonces debe verificarse: u < 2 . Ası́, en el problema:
IB

hh ii
Si x − 2x − 1 < 2 =⇒ x2 − 2x − 1 < 2
2

=⇒ (x − 1)2 < 4 =⇒ −1 < x < 3.


N

Ası́, el conjunto solución es: C.S=h−1, 3i. 


U

hh ii
C-

Ejemplo 1.7.4 Resolver la desigualdad: x2 + 6x + 3 > −3 .


   
Solución: Si u > −3 , entonces u = −2 , −1 , 0 , · · · . Tomará estos valores si a su
FI

vez se verifica u ≥ −2 . Por lo tanto, en el problema:


hh ii
Si x2 + 6x + 3 > −3 =⇒ x2 + 6x + 3 ≥ −2
=⇒ x ≥ −1 o x ≤ −5.

Luego, el conjunto solución es: C.S.=h−∞, −5] ∪ [−1, +∞i. 


hh √ ii
Ejemplo 1.7.5 Resolver la inecuación: x − 2 − 3 ≤ 1.

Solución: Para que pueda existir solución x − 2 debe ser real. Será real si : x ≥ 2 . Ası́,
hh √ ii √
Si x−2−3 ≤1 =⇒ x−2−3 <2

=⇒ x−2<5
=⇒ x − 2 < 25 =⇒ x < 27.

Como la solución debe verificar x ≥ 2 , entonces el conjunto solución es C.S. = [2, 27i . 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


62 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

1.8. Problemas Propuestos


1.1. Demuestre que si a 6= 0, entonces a y −a tienen diferente signo.

1.2. Demuestre que si a < b, entonces existe c positivo tal que a + c = b.

1.3. Demuestre que (−a)−1 = −a−1 .


 a  −a a
1.4. Demuestre que − = = .
b b −b
1.5. Si a, b, c y d son números reales tales que b 6= 0 y d 6= 0, demostrar que:
 a   c   ac   −1  
b d
a) = b) = .
b d bd d b

01
1.6. Demostrar que para todo a, b en R,

a ≤ b y b ≤ a implica a = b
A
M
1.7. Demostrar que para todo a, b en R,
a
IB

ab > 0 y bc < 0 implica < 0.


c

1
N

1.8. Si a > 0, demostrar que a + ≥ 2. Luego, demostrar que para todo a 6= 0,


a
U


1
a + ≥ 2.
a
C-

1.9. Demuestre que para todo a, b, c y d en R,


FI

a4 + b4 + c4 + d4 ≥ 4|abcd|.

1.10. Demostrar que para todo ǫ > 0, si |a| ≤ ǫ, entonces a = 0.

1.11. Sean a, b, c y d números reales tales que b > 0, d > 0. Demostrar que
a c a a+c c
< implica < < .
b d b b+d d

1.12. Sean a, b y c números reales tales que a 6= 0, b 6= 0, c 6= 0. Demostrar que



bc ac ab
+ + ≥ |a + b + c|.
a b c

1.13. Demuestrar que para todo a, b, c y d en R,

|a − d| ≤ |a − b| + |b − c| + |c − d|.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.8. PROBLEMAS PROPUESTOS 63

1.14. Demostrar que para todo a y b en R



a + b b a
2 ≥ a − b ⇐⇒ a≤ ∨ b≥ .

3 3

a 3b b2
1.15. Demostrar que si 0 < a ≤ b , entonces + ≤ 2 +3.
b a a
 3
a+b a3 + b3
1.16. Demostrar que para todo a > 0 , b > 0, se cumple ≤ .
2 2
1.17. Si a y b son dos números positivos tal que a < b , demostrar que

3a2 < a2 + ab + b2 < 3b2 .

01

1.18. Demostrar que si a2 + b2 = 1 , entonces |a + b| ≤ 2.

1.19. Resolver los siguientes sistemas:


3x + 1 17 − 2x A x 11 − 3x 2x
M
a) ≤ 2x + 3 ≤ b) −9≤ ≤ + 1.
−2 3 9 −3 9
IB

1.20. Resolver:

a) (1 − 2x)2 ≤ 9 b) |2x − 6| ≥ 4 c) |x2 − 5| = 4.


N
U

1.21. Hallar todos los valores que pueden tomar A y B tal que si (5 − 2x) ∈ [−3, 7] , se
verifica la relación A ≤ 2x2 − 4x + 3 ≤ B .
C-

1.22. Hallar los valores de a y b de modo que sea verdadera la proposición:


FI

5x − 11
(3x − 2) ∈ [1, 10] ⇐⇒ ∈ [a, b].
x+5

1.23. Si A = [−1, 7], hallar el conjunto:



B = x ∈ A | 2|x + 3| + |9 − x| − 18 ≤ x2 − 5 .

1.24. Si a es una constante que verifica 1 < a < 2, hallar el conjunto solución de la
inecuación:
x−a
≥ −a.
x + 2a
1.25. Sean a, b y c, constantes que verifican a < b y c > 0.

a) Demostrar que
a + bc
a< < b.
1+c
FELIX CARRILLO CARRASCAL
64 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

b) Resolver la inecuación
1 c
≤ .
x−b a−x
1.26. Si c es una constante que verifica 2 < c ≤ 4,

a) Resolver la inecuación:
x2 − 2x + 13
≤ 0.
(x − c2 + 3)(x + c)
b) Si x satisface la inecuación de la parte (a), ¿ es cierto que x ∈ [−5, 15] ?

1.27. Si a y b son constantes positivas que verifican a + 1 < b, resolver la inecuación


x 1−x
< .
x−a b−x

01
1.28. Hallar los valores de m para los cuales la siguiente desigualdad:

2x2 − mx + 1
−1 < 2
x + 2x + 2
A
<3
M
se verifica para todo x ∈ R.
IB

1.29. Encontrar el valor o los valores de m para que el intervalo [ 51 , +∞i , sea el conjunto
solución de la inecuación:
N

2x − 1 + m2
2x − 1 ≤ .
m+1
U

1.30. Resolver las siguientes inecuaciones:


C-

a) x2 + x − 12 ≤ 0 b) 2x2 + x − 1 ≥ 0
FI

c) 2 + 7x − 3x2 < 0 d) x2 − 4|x + 2| − 13 ≥ 0.

1.31. Hallar el menor m con la propiedad que para todo x ∈ R,

a) 6 + 2x − x2 ≤ m b) 11 + 12x − 2x2 ≤ m
c) 11 + 4x − 2x2 ≤ m d) 12x − 9x2 − 3 ≤ m.

1.32. Hallar el mayor M con la propiedad que para todo x ∈ R,

a) 4x2 + 4x − 7 ≥ M b) 3x2 − 12x + 1 ≥ M


c) 25x2 − 10x + 12 ≥ M d) 2x2 − x − 3 ≥ M.

1.33. Resolver

a) |x2 − 5| = x + 1 b) |2|x| − 3| = |x + 3|
2
c) |x + 6x + 1| = 2x + 6 d) |x − 2x2 | = |8 − x|.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


1.8. PROBLEMAS PROPUESTOS 65

1.34. Sean a y b constantes que verifican a < 0 < b < −a y sea la inecuación:

(x + b)3 (x + 3a)
≤ 0.
x(x − a)2 (x − 2b)

Hallar a y b de modo que el mayor valor que satisface la inecuación es x = 6 y el


menor valor es x = −5.

1.35. Si a < b < 0 , resolver la inecuación:

ax + b
−1 < < 1.
bx − a

1.36. Si −2 < m < −1 , resolver la inecuación:

01
(m + 1)x − m(m + 1)(m + 2)
< 0.
(m + 1)(m − x + 1)

1.37. Si 0 < m < n , resolver la inecuacón: A


M
nx2 − 3mx + n
≥ 1.
IB

mx2 − 2mx + n

1.38. Hallar los siguientes conjuntos:


N

( s )
2 2
n p o (4 − x)(x − 9)
U

A = x ∈ R | x − 3|x| ≥ −2
2 B= x∈R| es real
(x + 2)2 (x − 1)3
C-

 √ n p o
C = x ∈ R | x + 6 ≤ −3 D = x ∈ R | (x2 − x − 6) 8 − |x − 1| > 0 .
FI

1.39. Resolver las siguientes inecuaciones:


√ √ √
a) x2 − 4x + 3 ≤ x2 − 7x + 12 b) 4x − x2 − |x| + 2 < 0.

1.40. Resolver las siguientes inecuaciones:

3x − 5x2 − 1 1
a) <0 b) − 2 + |x − 3| > 0
x−1 |x − 3|
r r
x+2 x+6 √ √
c) > d) ( 2x − 5 + 4 − x)(1 + x2 − 9) > 0.
x−1 x

1.41. Resolver las siguientes inecuaciones:


s√ s√
x2 + x − 2 + 3 x2 − x − 2 − 2
a) √ >x−4 b) √ > x − 4.
9 − x2 − 1 2 − x+4
FELIX CARRILLO CARRASCAL
66 CAPÍTULO 1. NÚMEROS REALES

1.42. Resolver las siguientes inecuaciones:


s
2x2 − 4x + 3 √
a) ≥ x+2−3
x − |x2 + 5x| + 5
s
x||x| − 1| − 12 ||1 − x| − 4| √
b) − + x − 1 ≥ 0.
|x + 2| + 1 |x − 1| + 2 − x

   
1.43. Demuestre que para todo x ∈ R, x ≤ x < x +1.

1.44. Resolver las siguientes ecuaciones:


  hh ii
a) 2x − 3 =3 b) x2 − 2x = −1

01
hh √ ii hh x − 3 ii
c) 4 − x2 =1 d) = 5.
x+3

1.45. Resolver las siguientes inecuaciones:


A
M
  hh ii
a) (x + 1)(x − 3) ≤ 4 b) 4x − x2
> −6
IB

hh ii hh √ ii
c) 3x2 − 7x + 6 < 1 d) x2 + 2x + 2 ≥ 5/2.
N

1.46. Resolver la inecuación: "" ##


|x| − 2
U

  ≥3
x
C-

1.47. Si x ∈ [−1, 1], hallar los valores que E, si


 
FI

|x| − 2
E=
3−x

1.48. Demostrar que para todo x ∈ R, se verifica:


 
x−1 < x ≤x

1.49. Demostrar que para todo x e y en R,


   
x≤y implica x ≤ y

1.50. Demostrar que para todo x ∈ R, se verifica:


(  
    1 , si 2x es impar
2x − 2 x =  
0 , si 2x es par

FELIX CARRILLO CARRASCAL


Capı́tulo 2

Relaciones

01
2.1. Definiciones Preliminares

A
Definición 2.1.1 Sean A y B dos conjuntos cualquiera. Si a ∈ A y b ∈ B, entonces al
ordenamiento de la forma (a, b) se le denomina par ordenado, y al conjunto de todos los
M
pares ordenados, expresados de esta forma, se le denomina producto cartesiano A × B.
IB

Definición 2.1.2 (a, b) = (c, d) si y solo si a = c y b = d.


N

De estas dos definiciones se deduce que si a 6= b entonces los pares (a,b) y (b,a) son dos
ordenamientos diferentes. Si A = B = R, donde R es el conjunto de los números reales,
U

entonces el producto cartesiano es R × R, al que se le denota también por R2 y se le


C-

denomina conjunto de pares ordenados de números reales. Nuestro estudio se centrará


principalmente en conjuntos de pares ordenados entre números reales.
FI

Ejemplo 2.1.1 Sean los conjuntos:

A = {2, 5, 7} , B = {−3, 6} , C = {a, b, c}.

Hallar A × B, B × A y B × C. ¿Es el producto cartesiano conmutativo?

Solución:
A × B = {(2, −3), (2, 6), (5, −3), (5, 6), (7, −3), (7, 6)}

B × A = {(−3, 2), (−3, 5), (−3, 7), (6, 2), (6, 5), (6, 7)}

B × C = {(−3, a), (−3, b), (−3, c), (6, a), (6, b), (6, c)}.

Nótese que A × B =
6 B × A; es decir, el producto cartesiano entre dos conjuntos A y B, no
es conmutativo a menos que A = B. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


67
68 CAPÍTULO 2. RELACIONES

En el primer capı́tulo vimos que los números reales pueden representarse por puntos
sobre una recta denominada recta numérica. Análogamente, los pares ordenados de números
reales pueden representarse por puntos sobre un plano. Para ello, formamos dicho plano
por medio de dos rectas que se cortan formando ángulos rectos. Se considera que cada una
de estas rectas son rectas numéricas en la que el punto de intersección O se hace coincidir
con el cero. Se denomina eje x a la recta horizontal y eje y a la recta vertical. A cada
punto del plano se le puede asociar con un único par ordenado de números reales de la
forma (x, y), siendo “ x ” la distancia dirigida del punto al eje y e “ y ” la distancia dirigida
del punto hacia el eje x, tal como muestra la Fgura 2.1.

y y

01
y P(x, y) Segundo Primer
Cuadrante Cuadrante

x x x
A
Tercer
Cuadrante
Cuarto
Cuadrante
M
IB

Fig. 2.1 Fig. 2.2

Si al punto P del plano se le asocia el par (x, y), al primer elemento x se le denomina
N

primera coordenada o abscisa del punto P, y al segundo elemento y se le denomina


U

segunda coordenada u ordenada del punto P. Se dice entonces que el punto P está
expresado por sus coordenadas (x, y). A esta forma de representación del punto por pares
C-

ordenados se denomina sistema de coordenadas rectangulares o sistema de coor-


FI

denadas cartesianas. Al plano se le denomina plano cartesiano o plano numérico y


se considera que es un modelo geométrico para el producto cartesiano R × R. Los ejes x e
y dividen a dicho plano en cuatro partes denominados cuadrantes, tal como se muestra en
la Figura 2.2.

Ejemplo 2.1.2 Si el conjunto A es el intervalo [-2,2] , el conjunto B es el intervalo [0,3]


y C = {2, 3}, represente en el plano los siguientes productos cartesianos: A × B, A × C y
C × B.

Solución: De acuerdo a la definición de producto cartesiano se tiene que:

A × B = {(x, y) | x ∈ [-2,2] , y ∈ [0,3]}

A × C = {(x, y) | x ∈ [-2,2] , y ∈ {2, 3}}

C × B = {(x, y) / x ∈ {2, 3} , y ∈ [0,3]}.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.1. DEFINICIONES PRELIMINARES 69

Como los primeros elementos de cada par ordenado (x) se representa sobre el eje X, y los
segundos elementos (y) se representan sobre el eje Y , entonces la representación en el plano
XY de estos productos cartesianos son la regiónes sombreadas, incluyendo las rectas, que
muestran las Figuras 2.3, 2.4 y 2.5, respectivamente. 

y y y
3 3
3
2
2
1 1

-2 2 x -2 -1 1 2 x 0 1 2 3 x

Fig. 2.3 Fig. 2.4 Fig. 2.5

01
Distancia entre dos puntos
Consideremos dos puntos cualesquiera del plano XY cuyas coordenadas son (x1 , y1 )

A
y (x2 , y2 ), respectivamente. Deseamos hallar la distancia d entre dichos puntos. Por estos
puntos trazamos lı́neas paralelas a los ejes coordenados para obtener el triángulo rectángulo
M
que muestra la Figura 2.6.
IB

y
(x1 , y1 )
y1
N

|y2 − y1 |
U

y1 (x2 , y2 )
C-

x1 x2 x
FI

|x2 − x1 |

Fig. 2.6
De esta figura y por Teorema de Pitágoras, se obtiene:

d2 = |x2 − x1 |2 + |y2 − y1 |2 = (x2 − x1 )2 + (y2 − y1 )2 .

Como la distancia es una cantidad positiva, entonces podemos escribir:


p
d = (x2 − x1 )2 + (y2 − y1 )2 .

Ası́, hemos demostrado el siguiente teorema:

Teorema 2.1.1 Sean (x1 , y1 ) y (x2 , y2 ) dos puntos cualesquiera del plano XY . Entonces
la distancia d entre estos dos puntos es:
p
d = (x2 − x1 )2 + (y2 − y1 )2 . (2.1)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


70 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Ejemplo 2.1.3 Demostrar que los puntos (2, −4), (4, 1) y (−1, 3) son los vértices de un
triángulo rectángulo isósceles.

Solución: La Figura 2.7 muestra el triángulo cuyos vértices son los puntos dados. Las
longitudes de los lados son:

p √ y
d1 = [4 − (−1)]2 + (1 − 3)2 = 29
p √ (-1,3) 3
d2 = [2 − (−1)]2 + (−4 − 3)2 = 58 d1
p √ 1 (4,1)
d3 = (4 − 2)2 + [1 − (−4)]2 = 29.
-1 2 4 x
d3
Se verifica: d2

01
Fig. 2.7
q
d1 = d3 , d2 = d21 + d23 . (2,-4)

A
Ası́, concluimos: el triángulo es un triángulo rectángulo isósceles . 
M
Definición 2.1.3 Se denomina relación a todo conjunto cuyos elementos son pares or-
IB

denados

En efecto, si a ∈ A y b ∈ B, entonces el par ordenado (a, b) asocia al elemento “a” con el


N

elemento “b”. Es decir, establece una relación entre ambos elementos.


U

Definición 2.1.4 A todo subconjunto de A × B se denomina una relación de A en B.


C-

Las relaciones se denotan por letras tales como f, g, h, · · · , F, G, H, · · · etc. Sin embargo,
FI

generalmente se emplea la letra R para denotarlas, empleandose subı́ndices para diferenciar


una relación de otra.
Al conjunto formado por todos los primeros elementos de los pares ordenados se denomi-
na dominio de la relación, y al conjunto formado por los segundos elementos se denomina
rango de la relacı́on. Ası́, si f es una relación entonces se denotan por Df y Rf al dominio
y rango, respectivamente. También pueden utilizarse las notaciones Dom(f ) y Rang(f ).

Ejemplo 2.1.4 Sea la relación:

R = {(1, a), (2, b), (2, c), (3, a), (4, d)}.

Hallar el dominio y rango de R

Solución: El dominio y rango son:

Dom(R) = {1, 2, 3, 4} , Rang(R) = {a, b, c, d}. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.1. DEFINICIONES PRELIMINARES 71

Nuestro estudio se centrará en las relaciones cuyos elementos son pares ordenados de núme-
ros reales. Estas relaciones se representan por puntos en el plano cartesiano. La totalidad
de estos puntos se denomina la gráfica de la relación.
Las relaciones cuyos elementos son pares ordenados son subconjuntos de R × R y se
denominan relaciones de R en R.
Algunas relaciones en R × R estan definidas por una ecuación de dos variables. Ası́ por
ejemplo, si en la ecuación:
2x − y = 5, (2.2)

reemplazamos x = −2 e y = −5, vemos que se satisface la ecuación. Se dice entonces


que el par (-2,-5) es una solución de la ecuación (2.2). En cambio, si en dicha ecuación
reemplazamos x = 4 e y = −2, vemos que la ecuación no se verifica. Se dice entonces que

01
el par (4,-2) no es solución de dicha ecuación. Podemos obtener otras soluciones si de la
ecuación 2.2 despejamos y, obteniendo la ecuación:

y = 2x − 5. A (2.3)
M
Dando valores arbitrarios a x en la ecuación (2.2) podemos determinar los correspondientes
IB

valores para y que la verifican. De esta manera se obtendrá una tabla de valores para x e y.
La Tabla 2.1 es una posible tabla de valores y nos indica que los pares (0,-5),(1,-3), (2,-1),
N

(3,1) y (4,3) son también soluciones de la ecuación. La representación de estos pares en el


U

plano determina los puntos que muestran la Figura 2.8. A dichos puntos se le denominan
puntos solución de la ecuación. Puesto que no hay limitaciones para la variable x, pueden
C-

obtenerse infinitos pares ordenados que son soluciones de la ecuación. La representación en


el plano de estos pares ordenados se denomina la gráfica de la ecuación 2x − y = 5. La
FI

figura 2.8 muestra dicha gráfica como un trazo (recta) sin interrupciones.

y
x y = 2x − 5 (4,3)
0 -5
(3,1)
1 -3
2 -1 x
(2,-1)
3 1 Gráfica de
(1,-3)
4 3 y = 2x − 5

(0,-5)
Tabla 2.1
Fig. 2.8

Definición 2.1.5 Dada una ecuación en las variables x e y, se denomina gráfica de dicha
ecuación al conjunto de puntos (x, y) del plano que son solución de dicha ecuación.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


72 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Generalmente la gráfica de una ecuación en las variables x e y es una curva. Para el


desarrollo de este capı́tulo y de los siguientes será necesario conocer el gráfico de ciertas
relaciones especiales. El estudio detallado de estas relaciones corresponde a la Geometrı́a
Analı́tica, por lo que nos limitaremos a determinar sus caracterı́sticas más notables y
necesarias en el presente libro.

2.2. La Recta y sus Ecuaciones


La gráfica más simple en el plano cartesiano es el de una recta. Dos tipos particulares
de rectas son la recta horizontal y la recta vertical. Veamos cuáles serı́an sus ecuaciones.
Si la recta es horizontal, entonces todos los puntos de dicha recta tendran la misma

01
coordenada y; ası́, si b es el valor de esta coordenada entonces la ecuación de dicha recta
horizontal será y = b. Podemos decir que esta recta es la gráfica de la relacion:

A
R1 = {(x, y) ∈ R2 | y = b}.
M
Notese que el eje X es una recta horizontal cuya ecuación es y = 0. La Figura 2.9 muestra
la gráfica de la recta horizontal para el caso en que b = 3.
IB

Si la recta es vertical, entonces todos los puntos de esta recta tienen la misma coorde-
nada x. Si a es el valor de esta coordenada, entonces la ecuación de dicha recta vertical
N

será x = a. Podemos decir que esta recta es también la gráfica de la relación:


U

R2 = {(x, y) ∈ R2 | x = a}.
C-

El eje Y es una recta vertical y su ecuación es x = 0. La Figura 2.10 muestra las gráfica
de la recta vertical para el caso en que a = 4.
FI

y y
x=4
y=3 2
(-2,3) 2 (2,3) 1 (4,1)

1 1 x
-1 (4,-1)
-2 2 x -2

Fig. 2.9 Fig. 2.10

Si la recta no es horizontal ni vertical entonces tiene cierta inclinación con respecto a


la recta horizontal. La medida de esta inclinación esta dada por la tangente del ángulo
que forma la recta con una recta horizontal. Para medir este ángulo se traza una recta
horizontal cualquiera (puede ser el eje X). Ambas rectas se intersectan en un punto. El
ángulo se mide de la porción derecha de la horizontal hacia la parte de la recta que se
encuentra arriba de dicha intersección, tal como muestra la Figura 2.11.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.2. LA RECTA Y SUS ECUACIONES 73

y y
(x2 , y2 )
y2
φ ∆y = y2 − y1
(x1 , y1 )
y1

x ∆x = x2 − x1
x1 x2 x

Fig. 2.11 Fig. 2.12

Sea φ la medida del ángulo que dá la dirección de la recta. Entonces tan φ mide el número
de unidades que sube o baja la recta por cada unidad de desplazamiento hacia la derecha.
Es decir tan φ mide la razón entre los cambios vertical y horizontal. A esta razón de cambio

01
se le denomina pendiente de la recta.
Consideremos que (x1 , y1 ) y (x2 , y2 ) son dos puntos cualesquiera sobre una recta, tal

A
como muestra la Figura 2.12. Al pasar de un punto a otro se producen cambios en cada
una de las coordenadas. El cambio en la coordenada x o incremento de x se denota por
M
∆x (se lee: delta de x); análogamente, el cambio en la coordenada y o incremento de y se
IB

denota por ∆y (se lee: delta de y).


En la Figura 2.12 se observa que al pasar del punto (x1 , y1) al punto (x2 , y2 ) se produce
un cambio en el x. Dicho cambio, denotado por ∆x, es ∆x = x2 − x1 . Análogamente, el
N

cambio en el y es ∆y = y2 − y1 . La razón de cambios o pendiente de la recta será:


U

∆y y2 − y1
tan φ = = .
C-

∆x x2 − x1
Ası́, establecemos la siguiente definición de pendiente de una recta.
FI

Definición 2.2.1 Sea L la recta que pasa por los puntos (x1 , y1 ) y (x2 , y2). La pendiente
de dicha recta, denotada por m, es:
y2 − y1 y1 − y2
m= = (2.4)
x2 − x1 x1 − x2
donde x1 6= x2 .

Un análisis realizado sobre esta definición llevará a las siguientes conclusiones:

a) Si m es positivo, entonces un desplazamiento a la derecha produce un desplazamiento


simultáneo hacia arriba, tal como muestra la Figura 2.13. Se dice entonces que la recta
se inclina hacia la derecha.

b) Si m es negativo, entonces un desplazamiento a la derecha produce un desplazamiento


simultáneo hacia abajo, tal como muestra la Figura 2.14. Se dice entonces que la recta
se inclina hacia la izquierda.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


74 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y y

m>0 m<0

x x

Fig. 2.13 Fig. 2.14

c) Si m = 0, entonces y1 = y2 y la recta será horizontal. Por lo tanto, una recta horizontal


es aquella que tiene pendiente cero.

01
d) En la fórmula para la pendiente , x1 6= x2 . Sin embargo si fueran iguales entonces
la recta serı́a vertical y m se harı́a infinita. Ası́, podemos considerar que una recta
vertical es aquella que tiene pendiente infinita.
A
M
La pendiente de una recta es única y para calcularla solo es necesario conocer dos puntos
cualesquiera de ella. Ası́, si el punto (x, y) es un punto cualquiera de la recta que pasa por
IB

los puntos (x1 , y1 ) y (x2 , y2 ), pero diferente a estos dos, entonces se verifica:
y − y1 y2 − y1
=m= . (2.5)
N

x − x1 x2 − x1
De esta expresión obtenemos la ecuación:
U

y − y1 = m(x − x1 )
C-

llamada ecuación forma punto-pendiente de la recta.


FI

Si (0,b) es el punto en que la recta intersecta al eje Y y si utilizamos este punto como
punto de paso, entonces la ecuación punto-pendiente toma la forma: y − b = m(x − 0).
Despejando y obtenemos la ecuación:

y = mx + b

llamada ecuación forma pendiente-intersección.


Si (a,0) y (0, b) son las intersecciones con los ejes X e Y respectivamente, entonces la
ecuación puede expresarse de la forma:
x y
+ =1 , a 6= 0 b 6= 0
a b
llamada ecuación forma doble intersección.
Cualquiera de las 3 ecuaciones anteriores puede pasarse a expresar de la forma:

Ax + By + C = 0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.2. LA RECTA Y SUS ECUACIONES 75

llamada ecuación general de la recta.


En resumen, existen diferentes formas de expresar la ecuación de una recta, estas son:

Formas de la Ecuación de una Recta

Ecuación punto-pendiente: y − y1 = m(x − x1 ) (2.6)

Ecuación pendiente-intersección: y = mx + b (2.7)


x y
Ecuación doble-intersección: + =1 (2.8)
a b
Ecuación general: Ax + By + C = 0 (2.9)

Recta vertical: x = a (2.10)

01
Recta horizontal: y = b (2.11)

A cualquiera de estas ecuciones se le denomina una ecuación cartesiana de la recta.


A
Ejemplo 2.2.1 Hallar las diferentes formas de la ecuación de la recta que pasa por los
M
puntos (−2, 1) y (2, 4).
IB

4−1
Solución: De la definición 2.2.1, la pendiente es: m = . Tomando como punto de
2 − (−2)
paso al punto (2,4), la ecuación punto-pendiente es:
N

3
y − 4 = (x − 2). (1)
U

4
Si (0,b) es la intersección con el eje Y , entonces haciendo x = 0 e y = b en (1):
C-

3 5
b − 4 = (0 − 2) =⇒ b= .
FI

4 2
Ası́, la ecuación pendiente-intersección es:
3 5
y = x+ . (2)
4 2
Si (a,0) es la intersección con el eje X, entonces haciendo x = a, y = 0 en (2):
3 5 1
0= a+ =⇒ a=− .
4 2 10
Ası́, la ecuación doble intersección es:
x y
+ = 1. (3)
(−10/3) (5/2)
Multiplicando la ecuación (2) por 4 se obtiene: 4y = 3x + 10 , o bien, 3x − 4y + 10 = 0.
Ası́, la ecuación general de la recta es:

3x − 4y + 10 = 0.  (4)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


76 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Dos rectas son paralelas si tienen la misma inclinación con respecto a la horizontal y son
perpendiculares si la diferencia entre los ángulos que dan sus direcciones es 90◦ . Estas
condiciones determinan ciertas relaciones sencillas entre sus pendientes para determinar
cuándo dos rectas son paralelas o perpendiculares. Estas condiciones se establecen, sin
demostración, en los siguientes dos teoremas.

Teorema 2.2.1 Dos rectas distintas no verticales, de pendientes m1 y m2 , son paralelas


si y solo si :
m1 = m2 .

Teorema 2.2.2 Dos rectas no verticales, de pendientes m1 y m2 , son perpendiculares


si y solo si:
1

01
m1 · m2 = −1 o equivalentemente, m2 = − .
m1
Ejemplo 2.2.2 Sea la recta L : 7x + 5y − 35 = 0 y sean L1 y L2 , rectas que pasan por
el punto (7,4). Hallar las ecuaciones de dichas rectas si:
A
M
a) L1 es paralela a L b) L2 es perpendicular a L.
IB

Solución: La ecuación 7x + 5y − 35 = 0 la pasamos a expresar en la forma pendiente-


intersección:
7
5y = −7x + 35 =⇒ y = − x + 7.
N

5
Identificando en la ecuación (2.7) encontramos que la pendiente es m = −7/5 .
U

a) Una recta que sea paralela a la recta 7x + 5y − 35 = 0 tendrá la misma pendiente:


C-

-7/5. Como el punto de paso de L1 es (7,4), entonces su ecuación, en la forma


pendiente-interseción, es:
FI

7
y − 4 = − (x − 7) =⇒ L1 : 7x + 5y − 69 = 0.
5
b) Si una recta es perpendicular a la recta 7x + 5y − 35 = 0, cuya pendiente es −7/5,
tendrá por pendiente 5/7. Como el punto de paso de L2 es también (7,4), su ecuación
en la forma punto-pendiente será:
5
y − 4 = (x − 7) =⇒ L2 : 5x − 7y − 7 = 0.
7
La Figura 2.15 muestra las tres rectas. Nótese el parecido de las ecuaciones generales de
las dos rectas paralelas:

7x + 5y − 35 = 0 ; 7x + 5y − 69 = 0,

Ambas ecuaciones pueden relacionarse de modo que se diferencien tan solo en el término
independiente. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.2. LA RECTA Y SUS ECUACIONES 77
y
0

7x
7 = L2

+

5y
7y

7x
x−


+
5

69
5y

=

0
35
4 (7,4)

=
0
4 7 L1 x
L

Fig. 2.15

Ejemplo 2.2.3 Hallar la ecuación de la mediatrı́z del segmento que los ejes coordenados

01
determinan en la recta de ecuación 5x + 3y − 15 = 0.

A
Solución: La mediatrı́z de un segmento es la recta perpendicular al segmento en su punto
medio. Si en la ecuación 5x + 3y − 15 = 0 hacemos y = 0 se obtiene x = 3; en cambio,
M
si hacemos x = 0 se obtiene y = 5. Ası́, los puntos en que la recta intersecta a los ejes son
IB

(3,0) y (0,5). El punto medio del segmento que une estos puntos es (3/2, 5/2), tal como
muestra la Figura 2.16.
La pendiente de la recta 5x + 3y − 15 = 0 es −5/3 por lo que la pendiente de la
N

mediatrı́z será 3/5.


U

y
C-

0
La ecuación de la mediatrı́z será: 16
=
5 y+
10
FI

5 3 3
y − = (x − ) 6 x−
2 5 2 5
2

=⇒ 10y − 25 = 6x − 9
=⇒ 6x − 10y + 16 = 0.  x
3 3
2
5x + 3y − 15 = 0

Fig. 2.16
Ejemplo 2.2.4 Sean las rectas de ecuaciónes:

L1 : (2k − 8)x + ky + 7 = 0 ; L2 : kx + (k − 3)y − 5 = 0.

Hallar el valor de k si las rectas son:

a) paralelas b) perpendiculares.

Solución: De la ecuación de L1 se obtiene:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


78 CAPÍTULO 2. RELACIONES
 
8 − 2k 7 8 − 2k
y= x− =⇒ m1 = . (1)
k k k
De la ecuación de L2 se obtiene:
 
k 5 k
y= x− =⇒ m2 = . (2)
3−k k−3 3−k
a) Si las rectas son paralelas, entonces m1 = m2 . Ası́,:
8 − 2k k
= =⇒ k 2 − 14k + 24 = 0
k 3−k
=⇒ (k − 2)(k − 12) = 0
=⇒ k = 2 ó k = 12.

Las rectas son:

01
Si k=2 =⇒ L1 : 2x − y − 7/4 = 0 ; L2 : 2x − y − 5 = 0.
Si k = 12 =⇒ L1 : 4x + 3y + 7/4 = 0 ; L2 : 4x + 3y − 5/3 = 0.

8 − 2k

k
 A
b) Si las rectas son perpendiculares, entonces m1 · m2 = −1; ası́,

M
= −1 =⇒ 8 − 2k = k − 3
k 3−k
11
IB

=⇒ k = .
3
Las rectas son:
N

L1 : 2x − 11y − 21 = 0 ; L2 : 11x + 2y − 15 = 0. 
U

Ejemplo 2.2.5 La ecuación


C-

4x − y + 6 + k(3x + y + 1) = 0
FI

representa una familia de rectas. Si la recta y = 3x + b pertenece a dicha familia, hallar el


valor de b.

Solución: La ecuación:

4x − y + 6 + k(3x + y + 1) = 0 (1)

se verifica para todo k ∈ R, si es que a su vez se verifica el sistema:

4x − y + 6 = 0 ; 3x + y + 1 = 0.

Ası́, la ecuación (1) define a la familia de rectas que pasan por el punto de intersección de
las rectas 4x − y + 6 = 0 y 3x + y + 1 = 0. Resolviendo el sistema se obtiene x = −1 ,
y = 2, por lo que el punto de intersección es (-1,2).
Si la recta y = 3x + b pertenece a la familia, entonces debe pasar por el punto (-1,2). Ası́,
reemplazando valores:
2 = 3(−1) + b =⇒ b = 5. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.2. LA RECTA Y SUS ECUACIONES 79

Angulo entre dos rectas


Consideremos las rectas L1 y L2 cuyas direcciones son φ1 y φ2 con φ2 > φ1 , tal como
muestra la Figura 2.17. Las pendientes de las rectas serán m1 y m2 respectivamente, siendo:

m1 = tan(φ1 ) , m2 = tan(φ2 ).

Las dos rectas al intersectarse forman dos ángulos, φ y 180 − φ, donde φ se mide en sentido
antihorario (sentido positivo) de L1 a L2 y tal que φ < 180◦ . El otro ángulo (180 − φ) se
mide de L2 a L1 .
Como φ = φ2 − φ1 , entonces tomando tangente a ambos miembros se obtiene:

01
tan φ = tan(φ2 − φ1 )
y
tan(φ2 ) − tan(φ1 )
= L2
1 + tan(φ2 ) · tan(φ1 ) L1

Pero: A φ
φ2
M
φ1
tan(φ1 ) = m1 , tan(φ2 ) = m2 . 180 − φ
IB

x
Ası́, reemplazando:
Fig. 2.17
N

m2 − m1
tan φ = .
1 + m1 · m2
U

Puede probarse que el otro ángulo, (180 − φ), verifica la ecuación:


C-

m1 − m2
tan(180 − φ) = .
FI

1 + m1 · m2
Estos resultados lo expresamos en el siguiente teorema:

Teorema 2.2.3 Sean las rectas L1 y L2 de pendientes m1 y m2 , respectivamente. Sea φ


el ángulo que forman dichas rectas, medida desde L1 a L2 en sentido antihorario y tal que
φ < 180◦. Entonces se verifica:
m2 − m1
tan φ = , m1 · m2 6= −1. (2.12)
1 + m1 · m2
Si las rectas son paralelas, entonces se considera que el ángulo que forman es cero.
Si m1 · m2 = −1, entonces el ángulo que forman es 90◦ .

Ejemplo 2.2.6 Hallar la recta que pasa por el punto (3, 9) y forma con la recta L, de
ecuación 6x − 11y + 23 = 0, un ángulo de 45◦ .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


80 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Solución:

La Figura 2.18 muestra la recta L y el y


(3,9)
punto dado. Vemos que existen dos ca- L
sos. Sea L1 la recta si el ángulo de 45◦
45◦
L1
se mide desde L1 a L, y sea L2 la recta
si el ángulo de 45◦ se mide de L a L2 . 45◦
La pendiente de la recta L es m = 6/11.
Sea m1 la pendiente de L1 y m2 la pen- L2
diente de L2 . x
Fig. 2.18
Cálculo de m1 :

01
De la ecuacion 2.12, se obtiene:
m − m1 6
tan 45◦ = , donde m = .
1 + m · m1 11
Ası́, A
M
6
11
− m1 6 6
1= 6 =⇒ 1+ m1 = − m1 .
1 + 11 · m1 11 11
IB

Resolviendo, m1 = −5/17. luego, la ecuación de L1 será:


5
y−9 =− (x − 3) , o equivalentemente 5x + 17y − 148 = 0.
N

17
U

Cálculo de m2 :
También de la ecuacion 2.12, se obtiene:
C-

m2 − m 6
tan 45◦ = , donde m= .
1 + m2 · m 11
FI

Ası́,
6
m2 − 11 6 6
1= 6 =⇒ 1+ · m2 = m2 − .
1 + 11 · m2 11 11
Resolviendo, m2 = 17/5. Luego, la ecuación de L2 será:
17
y−9 =− (x − 3), o equivalentemente 17x − 5y − 6 = 0. 
5

Distancia de un punto a una recta


Consideremos una recta L de ecuación Ax + By + C = 0 y un punto P=(x0 , y0),
exterior a la recta, tal como muestra la Figura 2.19. Queremos determinar a qué distancia
se encuentra dicho punto de la recta. Para ello tracemos por P la recta L1 , perpendicular
a L. Ambas rectas se intersectan en el punto Q=(x1 , y1 ). La distancia d del punto P a la
recta L es igual a la longitud del segmento PQ.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.2. LA RECTA Y SUS ECUACIONES 81

P(x0 , y0 )
L

d
Q(x1 , y1 )

L1
x

Fig. 2.19

La distancia d será:
p

01
d= (x1 − x0 )2 + (y1 − y0 ). (2.13)

De la ecuación Ax + By + C = 0, se obtiene y = −(A/B)x − C/B, entonces la pendiente

A
de L es m = −A/B y la pendiente de L1 es m1 = B/A. Ası́, la ecuación de L1 es:
y1 − y0
M
B B
= m1 = =⇒ y1 − y0 = (x1 − x0 ). (2.14)
x1 − x0 A A
IB

Reemplazando en (2.13) se obtiene:


r √
B2 A2 + B 2
d= (x1 − x0 ) + 2 (x1 − x0 )2 =
2 |x1 − x0 |. (2.15)
N

A |A|
U

Como Q∈ L, entonces y1 = −(A/B)x1 − C/B. Reemplazando en (2.13) se obtiene:


C-

A C B
− x1 − − y0 = (x1 − x0 ).
B B A
FI

Resolviendo,
B 2 x0 − ABy0 − AC −A(Ax0 + By0 + C)
x1 = =⇒ x1 − x0 =
A2 + B 2 A2 + B 2
|A||Ax0 + By0 + C|
=⇒ |x1 − x0 | = .
A2 + B 2
Reemplazando en (2.15) y simplificando se obtiene:
|Ax0 + By0 + C|
d= √ .
A2 + B 2
Ası́, hemos demostrado el siguiente teorema:

Teorema 2.2.4 Sea L la recta de ecuacion Ax + By + C = 0 y sea P=(x0 , y0) un punto


cualquiera del plano XY . La distancia d del punto P a la recta L, denotada por d(P, L) es:
|Ax0 + By0 + C|
d(P, L) = √ . (2.16)
A2 + B 2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
82 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Ejemplo 2.2.7 Sea L la recta de ecuación 4x + 3y − 6 = 0.

i) Hallar la distancia del punto P(8,-2) a la recta L.

ii) Hallar el punto Q, simétrico de P(8,-2) con respecto a la recta L.

|4(8) − 3(−2) − 6| 20
Solución: a) d(P, L) = √ = = 4.
2
4 +3 2 5
b) La Figura 2.20 muestra la recta L, el punto P y el punto simétrico Q= (x1 , y1 ). Debe
cumplirse que la distancia de Q a L debe ser 4 unidades. Además, el segmento QP
debe ser perpendicular a la recta L . Como la pendiente de la recta es − 43 , entonces
la pendiente del segmento debe ser 34 . De ambas condiciones se obtiene el siguiente
sistema :

01
y

|4x1 + 3y1 − 6| A m = − 34
x
M
= 4 (1) P(8,-2)
5
IB

y1 + 2 3 3
= . (2) mQP = 4
x1 − 8 4
N

Q(x1 , y1 ) L
U

Fig. 2.20
C-

De (2), y1 = (3x1 − 32)/4 . Reemplazando en (1), se obtiene:

|25x1 − 120| = 80 =⇒ 25x1 − 120 = 80 o 25x1 − 120 = −80


FI

=⇒ x1 = 8 o x1 = 8/5.

Si x1 = 8, entonces y1 = −2 y el punto Q es el mismo punto P. Si x1 = 8/5, entonces


y1 = −34/5. Ası́, el punto simetrico de P , es: Q=(8/5, −34/5). 

Ejemplo 2.2.8 Sean L1 y L2 dos rectas paralelas cuyas ecuaciones son:

L1 : Ax + By + C1 = 0 , L2 : Ax + By + C2 = 0.

Demostrar que la distancia d entre las dos rectas es:

|C1 − C2 |
d= √ .
A2 + B 2

Solución: La Figura 2.21 muestra ambas rectas y al punto Q=(x1 , y1 ), un punto cualquiera
de L1 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 83

L1
: A
x+
L2

By
: A

+
x+

C1
By

=
0
+
C2
Q(x1 , y1 )

=
0
d

Fig. 2.21

01
La distancia d, de Q a L2 es:
|Ax1 + By1 + C2 |
d= √ . (1)
A2 + B 2
A
Pero, Ax1 + By1 + C1 = 0, de donde, Ax1 + By1 = −C1 . Reemplazando, en (1), se obtiene:
M
| − C1 + C2 | |C1 − C2 |
d= √ =√ . 
IB

2
A +B 2 A2 + B 2
Ejemplo 2.2.9 Hallar la distancia entre las rectas paralelas:
N

√ √
x+ 3y + 6 = 0 y 3x + 3 3y − 18 = 0.
U


Solución: En la ecuación x + 3y + 6 = 0, identificamos C1 = 6. La segunda ecuación
C-


es equivalente a x + 3y − 6 = 0, de donde C2 = −6. Ası́, reemplazando en la fórmula
deducida en el ejemplo anterior, encontramos que la distancia entre las dos rectas será:
FI

|6 − (−6)| 12
d= q √ = = 6. 
2 2 2
1 + ( 3)

2.3. Ecuaciones Cuadráticas


A toda ecuación de la forma:

Ax2 + Bxy + Cy 2 + Dx + Ey + F = 0, (2.17)

en donde A, B, C, D, E y F son constantes, y tal que por lo menos una de las constantes A,
B o C, no es nula, se le denomina Ecuación General de Segundo Grado o Cuadrática.
Para algunos valores de las constantes puede no existir pares ordenados (x, y) que
verifique la ecuación (2.17). Se dice entonces que la ecuación no tiene solución, y por
lo tanto, no tiene gráfica. Para otros valores de las constantes existirán soluciones y las

FELIX CARRILLO CARRASCAL


84 CAPÍTULO 2. RELACIONES

gráficas de los puntos solución son, generalmente, curvas denominadas cónicas. Las cónicas
son: parábola, circunferencia, elipse e hipérbola. Sin embargo, para ciertos valores de las
constantes, la gráfica de la ecuación (2.17) puede ser solo un punto o una recta o dos rectas.
En estos casos se dice que la cónica há degenerado en un punto, en una recta o dos rectas,
respectivamente.
Como ya mencionamos, el estudio de las cónicas pertenece al campo de la Geometrı́a
Analı́tica. En ella se le estudia, principalmente, como lugares geométricos del plano (puntos
del plano que gozan de una misma propiedad). Daremos sus definiciones como lugares
geométricos, aunque el tratamiento que le daremos será principalmente como la gráfica de
casos particulares de la ecuación (2.17).

01
La Parábola
Definición 2.3.1 Una parábola es el lugar geométrico de puntos del plano cuyas distancias

A
a un punto fijo y a una recta fija, son iguales. Al punto fijo se le denomina foco y a la
M
recta fija, directrı́z de la parábola. La parábola es una curva simétrica respecto de una
recta denominada eje de la parábola . La interseccion de la parábola con su eje es un
IB

punto llamado vértice.

La Figura 2.22 es una parábola cuyo eje puede tener cualquier dirección. Los puntos V
N

y F son el vértice y el foco, respectivamente; las rectas L y D son el eje y la directrı́z,


U

respectivamente.
y
C-

L
P
FI

F
V

D
0 x
Fig. 2.22

Nos limitaremos al estudio solamente de parábolas cuyos ejes son paralelas a los ejes coor-
denados. En este contexto, consideraremos dos casos:

a) Parábola con eje paralelo al eje Y : La ecuación general de este tipo de parábolas
es de la forma
Ax2 + Dx + Ey + F = 0. (2.18)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 85

Por el método de completar cuadrados esta ecuación puede expresarse de la forma:

(x − h)2 = 4p(y − k) (2.19)

denominada ecuación canónica de una parábola con eje paralelo al eje Y , donde el
vértice es el punto V (h, k), el foco es el punto F (h, k + p) y p es la distancia dirigida
del vértice al foco, tal que se verifica lo siguiente:

Si p > 0 la parábola se abre hacia arriba

Si p < 0 la parábola se abre hacia abajo .


La Figura 2.23 muestra una parábola con eje paralelo al eje Y y con p > 0.
y y

01
p>0

A V(h, k) p>0
M
V(h, k)

x x
IB

Fig. 2.23 Fig. 2.24


b) Parábola con eje paralelo al eje X : La ecuación general de este tipo de parábolas
N

son de la forma
U

Cy 2 + Dx + Ey + F = 0 (2.20)
C-

la que también puede expresarse de la forma:

(y − k)2 = 4p(x − h) (2.21)


FI

denominada ecuación canónica de una parábola con eje paralelo al eje X, vértice en
el punto V (h, k), foco en el punto F (h + p, k). También, p es la distancia dirigida del
vértice al foco, verificándose:

Si p > 0 la parábola se abre a la derecha ,

Si p < 0 la parábola se abre a la izquierda .


La Figura 2.24 muestra una parábola con eje paralelo al eje X y con p > 0.

Ejemplo 2.3.1 Llevar las siguientes ecuaciones a una de las formas canónicas de la
parábola y luego, trace la gráfica correspondiente.

a) x2 − 4x − 2y + 6 = 0 c) 3x2 − 6y + 4y = 1
b) y 2 + 2x − 8y + 6 = 0 d) y 2 − 4x + 2y + 17 = 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


86 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Solución: a) Completando cuadrados:


Si x2 − 4x − 2y + 6 = 0 =⇒ x2 − 4x + 4 = 2y − 2
=⇒ (x − 2)2 = 2(y − 1).
Encontramos que tiene la forma de la ecuación (2.19), de donde 4p = 2. Es decir,
p = 1/2 > 0. Ası́, se trata de la ecuación de una parábola con vértice en V (2, 1) y
que se abre hacia arriba, tal como se muestra en la Figura 2.25.

y y

01
1

Fig. 2.25
x
A Fig. 2.26
5 x
M
b) Si y 2 + 2x − 8y + 6 = 0 =⇒ (y − 4)2 = −2(x − 5).
IB

Comparando con la ecuación (2.21), 4p = −2. Es decir, p = −1/2 < 0. Ası́, se trata
de la ecuación de una parábola con vértice en V (5, 4) y que se abre a la izquierda,
N

tal como muestra la Figura 2.26.


U

c) Si 3x2 − 6x + 4y = 1 =⇒ 3(x − 1)2 = −4(y − 1).


C-

Esta ecuación puede ponerse de la la forma de la ecuación (2.19) e identificar que


p = −1/3 y el vértice es el punto V (1, 1). La Figura 2.27 muestra la gráfica de esta
FI

ecuación.
y
y

1 4
x
1 x -1

Fig. 2.27 Fig. 2.28

d) Si y 2 − 4x + 2y + 17 = 0 =⇒ (y + 1)2 = 4(x − 4) .
Esta ecuación tiene la forma de la ecuación 2.21 e identificando, p = 1 y el vértice es
el punto V (4, −1). La Figura 2.28 muestra la gráfica de esta ecuación. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 87

La Circunferencia
Definición 2.3.2 Una circunferencia es el lugar geométrico de puntos de un plano cuya
distancia a un punto fijo es una constante. Al punto fijo se le llama centro y a la distancia
constante se le llama radio de la circunferencia.

La Figura 2.29 muestra una circunferencia con centro en el punto C0 = (h, k) y radio r.
Si P=(x, y) es un punto cualquiera de la circunfe-
rencia, entonces debe verificarse: y
P(x, y)
p
d(P,C0 ) = (x − h)2 + (y − k)2 = r
C0 (h, k)
Elevando al cuadrado se obtiene la ecuación:

01
(x − h)2 + (y − k)2 = r 2 (2.22)
x
denominada ecuación canónica de la circunfe-
A Fig. 2.29
M
rencia.

Si en la ecuación (2.17) se hace A = C y B = 0 se obtiene la ecuación:


IB

Ax2 + Ay 2 + Dx + Ey + F = 0. (2.23)
N

Completando cuadrados esta ecuación se le puede llevar a la forma:


U

(x − h)2 + (y − k)2 = Q. (2.24)


C-

Si Q < 0, no hay punto (x, y) que la verifique (no hay lugar geométrico).
Si Q = 0, el único punto que la verifica es (h, k) y por comparación con la ecuación (2.22),
FI

el radio de la circunferencia serı́a cero.


Si Q > 0, entonces Q = r 2 y el lugar geométrico serı́a una circunferencia. En este caso, a
la ecuación (2.23) se le denomina ecuación general de la circunferencia.

Ejemplo 2.3.2 Pasar las siguientes ecuaciones a la forma canónica de una circunferencia
y determinar si existe o no el lugar geométrico.

a) x2 + y 2 + 4x − 6y + 21 = 0 c) x2 + y 2 + 10x − 8y + 41 = 0
b) x2 + y 2 − 6x − 8y + 21 = 0 d) 4x2 + 4y 2 − 12x + 8y − 23 = 0.

Solución: a) Completando cuadrados:

(x2 + 4x + 4) + (y 2 − 6y + 9) = 4 + 9 − 21
(x + 2)2 + (y − 3)2 = −8.

Esta ecuación no se verifica para ningun x e y por lo que no existe lugar geométrico.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


88 CAPÍTULO 2. RELACIONES

b) Completando cuadrados:

(x2 − 6x + 9) + (y 2 − 8y + 16) = 4
(x − 3)2 + (y − 4)2 = (2)2 .

El lugar geométrico es una circunferencia con centro en (3,4) y radio 2, tal como
muestra la Figura 2.30.

y y

3 9
r=2 2 2
4
(3,4) r=3 x

01
-1
( 23 , −1)

3 5 x A
M
Fig. 2.30 Fig. 2.31
IB

c) Completando cuadrados:
N

(x2 + 10x + 25) + (y 2 − 8y + 16) = 0


U

(x + 5)2 + (y − 4)2 = 0.
C-

El lugar geométrico es el único punto (-5,4).


FI

d) Completando cuadrados:

4x2 − 12x + 4y 2 + 8y − 23 = 0
4(x2 − 3x + 9/4) + 4(y 2 + 2y + 1) = 23 + 13
4(x − 3/2)2 + 4(y + 1)2 = 36
(x − 3/2)2 + (y + 1)2 = (3)2 .

El lugar geométrico es la circunferencia con centro en (3/2, −1) y radio 3, tal como
muestra la Figura 2.31. 

La Elipse
Definición 2.3.3 La Elipse es el lugar geométrico de puntos del plano cuya suma de dis-
tancias a dos puntos fijos es una constante.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 89

La Figura 2.32 muestra una elipse. Los puntos F1 y F2 son los puntos fijos y se les llama
focos de la elipse. El punto F0 , punto medio del segmento que une los focos, es el centro
de la elipse y es un centro de simetrı́a. A los puntos V1 y V2 se les llama vértices de
la elipse. A los segmentos V1 V2 y B1 B2 se les denomina eje mayor y eje menor,
respectivamente. La elipse es simétrica respecto a ambos ejes.

y
P
B2
V2

F2
F0
F1

01
V1
B1

A x
M
Fig. 2.32
IB

Si las longitudes de los ejes mayor y menor son 2a y 2b, respectivamente y si la distancia
entre los focos es 2c, entonces se verifica la siguiente identidad:
N

a2 = b2 + c2 . (2.25)
U

Los ejes pueden tener cualquier dirección. Nos limitaremos al estudio de las elipses cuyos
C-

ejes son paralelos a los ejes coordenados. La ecuación general de estas elipses son de la
forma:
FI

Ax2 + Cy 2 + Dx + Ey + F = 0, (2.26)

donde A y C tienen igual signo. Completando cuadrados esta ecuación puede transformarse
en los siguientes dos casos:

1. Elipse con eje mayor paraleo al eje X:

(x − h)2 (y − k)2
+ =1 (2.27)
a2 b2

2. Elipse con eje mayor paralelo al eje Y:

(x − h)2 (y − k)2
+ = 1, (2.28)
b2 a2
donde (h, k) es el centro de la elipse, a y b son las longitudes de los semiejes mayor
y menor, respectivamente.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


90 CAPÍTULO 2. RELACIONES

A cualquiera de estas ecuaciones se les denomina ecuación canónica de la elipse. Las


Figuras 2.33 y 2.34 muestran ambas elipses.

y y

a
b
a a b b
(h, k) (h, k)
b
a

x x

01
Fig. 2.33 Fig. 2.34

A
No toda ecuación que tiene la forma de la ecuación (2.26) tiene como gráfica una elipse.
Completando cuadrados en estas ecuaciones se les podrá dar la forma:
M
(x − h)2 (y − k)2
IB

+ =Q , Q ∈ {−1, 0, 1}. (2.29)


a2 b2
En esta ecuación, no necesariamente a y b son el semieje mayor y semieje menor, respecti-
N

vamente. Aquel de los dos que sea mayor, será el semieje mayor . Existen 3 posibilidades:
U

Si Q = −1, no hay lugar geométrico. Si Q = 0, el lugar geométrico consta del único punto
(h, k). Si Q = 1, el lugar geométrico es una elipse.
C-

Ejemplo 2.3.3 Pasar las siguientes ecuaciones a la forma canónica de una elipse y de-
FI

terminar si existe o no lugar geométrico.

a) 9x2 + 4y 2 + 36x + 8y + 4 = 0 c) x2 + 4y 2 + 2x − 16y + 13 = 0


b) 4x2 + 2y 2 + 24x − 16y + 68 = 0 d) 4x2 + y 2 − 8x + 4y + 24 = 0.

Solución: a) Completando cuadrados:

9(x2 + 4x + 4) + 4(y 2 + 2y + 1) = −4 + 36 + 4

9(x + 2)2 + 4(y + 1)2 = 36


(x + 2)2 (y + 1)2
+ = 1.
22 32
El lugar geométrico es una elipse con centro en el punto (-2,-1). Como el denominador
de (y + 1)2 es mayor que el denominador de (x + 2)2 , el eje mayor es paralelo al eje
Y . Además, a = 3 y b = 2. La Figura 2.35 muestra dicha elipse.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 91

b) Completando cuadrados:

4(x2 + 6x + 9) + 2(y 2 − 8y + 16) = −68 + 36 + 32


(x + 3)2 (y − 4)2
+ = 0.
(1/4) (1/2)
El lugar geométrico es el único punto (-3,4).

c) Completando cuadrados:

(x2 + 2x + 1) + 4(y 2 − 4y + 4) = −13 + 1 + 16

(x + 1)2 + 4(y − 2)2 = 4


(x + 1)2 (y − 2)2
+ = 1.
4 1

01
El lugar geométrico es una elipse con centro en (-1,2) y con eje mayor paralelo al eje
X. Además, a = 2 y b = 1. La Figura 2.36 muestra dicha elipse.

y
A
M
y
IB

2 1

0 (-1,2)
x
N

(-2,-1) 2 0
U

x
3
C-
FI

Fig. 2.35 Fig. 2.36

d) Completando cuadrados:

4(x2 − 2x + 1) + (y 2 + 4y + 4) = −24 + 8

4(x − 1)2 + (y + 1)2 = −16


(x − 1)2 (y + 1)2
+ = −1
4 16
No existe lugar geométrico. 

Nota: En los ejemplos vistos anteriormente, tanto sobre la parábola y como ahora, sobre
la elipse, no hemos calculado las coordenadas de los focos ni de los vértices. Estos cálculos
son propios de la geometrı́a analı́tica. Sin embargo, al ser los ejes paralelos a los ejes
coordenados, dichos cálculos no resultan complejos y se deja al lector.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


92 CAPÍTULO 2. RELACIONES

La Hipérbola
Definición 2.3.4 La hipérbola es el lugar geométrico de puntos del plano cuya diferencia
de distancias a dos puntos fijos es, en valor absoluto, una constante.

La Figura 2.37 muestra una hipérbola. Los puntos F1 y F2 son los puntos fijos y se les
llama focos de la hipérbola. El punto F0 , punto medio del segmento que une los focos, es
el centro de la hipérbola y es un centro de simetrı́a. A los puntos V1 y V2 se les llama
vértices de la hipérbola. A los segmentos V1 V2 y B1 B2 se les denomina ejes transversal y
conjugado, respectivamente.

01
P

A
M
B2

V2 F2
IB

F0
V1
F1 B1
N
U
C-

x
FI

Fig. 2.37

Si las longitudes de los ejes transverso y conjugado son 2a y 2b, respectivamente y si la


distancia entre los focos es 2c, entonces se verifica la siguiente identidad:

c2 = a2 + b2 . (2.30)

Casos particulares de hipérbolas son aquellos cuyos ejes son paralelos a los ejes coordenados.
Las ecuaciónes generales de las hipérbolas de estas caracterı́sticas son de la forma:

Ax2 + Cy 2 + Dx + Ey + F = 0, (2.31)

donde A y C tienen signos contrarios. Completando cuadrados esta ecuación puede llevarse
a una de las siguientes dos formas, llamadas ecuación canónica de la hipérbola:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 93

i) Eje transverso paralelo al eje X:


(x − h)2 (y − k)2
− =1 (2.32)
a2 b2

ii) Eje transverso paralelo al eje Y :


(y − k)2 (x − h)2
− = 1, (2.33)
b2 a2
donde (h, k) es el centro de la hipérbola.

En ambas ecuaciones a y b son las longitudes de los semiejes transverso y semieje conjugado,
respectivamente. Las Figuras 2.38 y 2.39 muestran los dos tipos de hipérbola.

01
y y

F2
B2 A V2
c
M
c b
a b a
k k
F1 V1 V2 F2 B1 B2
IB

B1 V1

F1
N
U

h x h x
C-

Fig. 2.38 Fig. 2.39


FI

Cada hipérbola consta de dos partes simétricas llamadas ramas de la hipérbola. También,
para cada hipérbola, existen dos rectas de ecuaciones:
b
y − k = ± (x − h) (2.34)
a
llamadas ası́ntotas de la hipérbola. Se cumple la siguiente propiedad: cuanto más distantes
estan los puntos de la hipérbola del origen, más se acercan a una de las ası́ntotas, pero
sin llegar a intersectarla. Si se construye un rectángulo con centro en (h, k) y lados con
longitudes 2a y 2b, respectivamente, entonces las ası́ntotas contienen a las diagonales de
dicho rectángulo. Si a = b se dice que la hipérbola es equilátera. En este caso, las ası́ntotas
son perpendiculares.
No toda ecuación que tiene la forma de la ecuación (2.31) tiene como gráfica una
hipérbola. Completando cuadrados, puede obtenerse ecuaciones de la forma:
(x − h)2 (y − k)2
− =Q , Q ∈ {−1, 0, 1}. (2.35)
a2 b2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
94 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Si Q = 1, el lugar geométrico es una hipérbola cuyo eje transverso es paralelo al eje X. Si


Q = −1, el eje transverso es paralelo al eje Y . Si Q = 0, el lugar geométrico son las dos
rectas:
b
y − k = ± (x − h). (2.36)
a
Ejemplo 2.3.4 Pasar las siguientes ecuaciones a la forma canónica de una hipérbola y
determinar si existe lugar geometrico o no.

a) 9x2 − 4y 2 + 54x + 16y + 29 = 0 c) 4x2 − 9y 2 − 32x − 36y + 28 = 0


b) 2y 2 − 4x2 + 24x − 4y − 50 = 0 d) x2 − y 2 + 8x + 4y + 3 = 0.

Solución: a) Completando cuadrados:

01
9(x2 + 6x + 9) − 4(y 2 − 4y + 4) = 81 − 16 − 29

9(x + 3)2 − 4(y − 2)2 = 36

4 9 A
(x + 3)2 (y − 2)2
− = 1.
M
El lugar geométrico es una hipérbola con centro en (-3,2), con eje transverso paralelo
IB

al eje X, a = 2 y b = 3, tal como muestra la Figura 2.40.

y y
N
U
C-


3 2 2
2 2
FI

(-3,2) (3,1)
0 0 x
x

Fig. 2.40 Fig. 2.41

b) Completando cuadrados:

2(y 2 − 2y + 1) − 4(x2 − 6x + 9) = 2 − 36 + 50

2(y − 1)2 − 4(x − 3)2 = 16


(y − 1)2 (x − 3)2
− = 1.
8 4
El lugar geométrico es una hipérbola con centro en (3,1), con eje transverso paralelo

al eje Y , a = 2 y b = 2 2, tal como muestra la Figura 2.41.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 95

c) Completando cuadrados:

4(x2 − 8x + 16) − 9(y 2 + 4y + 4) = 64 − 36 − 28

4(x − 4)2 − 9(y + 2)2 = 0


(x − 4)2 (y + 2)2
− = 0.
9 4
2
Esta ecuación es equivalente a las dos ecuaciones: y + 2 = ± (x − 4) . Ası́, el lugar
3
geométrico de la ecuación dada son las dos rectas que muestra la Figura 2.42.

y y

01
4 3
x 3
2
-2
3
A (-4,2)
M
x
IB

Fig. 2.42 Fig. 2.43


N

d) Completando cuadrados:
U

(x2 + 8x + 16) − (y 2 − 4y + 4) = 16 − 4 − 3
C-

(x + 4)2 − (y − 2)2 = 9
(x + 4)2 (y − 2)2
FI

− = 1.
9 9
El lugar geométrico es una hipérbola equilatera (a = b = 3), con centro en (-4,2) y
eje transverso paralelo al eje X, tal como muestra la figura 2.43. 

Al igual que la hipérbola existen otras curvas que tambien tienen ası́ntotas. En general,
siendo la gráfica de una ecuación en las dos variables x e y una curva, parte importante en
la discusión de la ecuación es determinar si su gráfica tiene o no ası́ntotas, por lo que se
hace necesario dar una definición más precisa de lo que es una ası́ntota.

Definición 2.3.5 Sea C una curva y sea P un punto móvil que se desplaza a lo largo
de la curva. Si existe una recta fija L tal que se verifica lo siguiente: a medida que P
se aleja indefinidamente del origen, simultaneamente su distancia a la recta L decrece
indefinidamente (tiende a cero), entonces a dicha recta se le denomina ası́ntota de la
curva C.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


96 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Una curva no tiene necesariamente ası́ntotas. Sin embargo, si tiene al menos una ası́ntota,
no puede ser una curva cerrada y será de extensión infinita. Como ya vimos, la hipérbola
es una curva que tiene dos ası́ntotas y tiene extensión infinita; en cambio, la circunferencia
y la elipse no tienen ası́ntota y son de extensión finita; sin embargo, la parábola es de
extensión infinita pero no tiene ası́ntota.

Hipérbola Equilátera Especial


Un caso especial de hipérbola equilátera se obtiene cuando en la ecuación general de segundo
grado, todos los coeficientes, excepto B y F , son ceros. En un curso de geometrı́a analı́tica
se demuestra que las ecuaciones de la forma :

01
Bxy = 1 (2.37)

son hipérbolas equiláteras. Todas tienen centro en el origen, sus ejes transverso y conjugado

A
estan sobre las rectas y = x e y = −x, respectivamente y sus ası́ntotas son los ejes
M
coordenados. Las Figuras 2.44(a) y 2.44(b) muestran las gráficas para los casos en que
1
B = 1 y B = −1. Las ecuaciones que resultan pueden reescribirse de las formas y = x
e
IB

y= − x1 , respectivamente. Dichas gráficas pueden ser obtenidas por simple tabulación de


estas ecuaciones.
N

y y
U
C-

1
y= x y = − x1
FI

x x

(a) (b)

Fig. 2.44

En general, las gráficas de las ecuaciones de la forma :


c
(x − h)(y − k) = c o lo que es lo mismo, y−k = , (2.38)
x−h
donde c 6= 0, son hipérbolas equiláteras con centro en (h, k), ejes sobre las rectas y − k =
±(x − h) y ası́ntotas las rectas x = h e y = k. Existen dos casos: si c > 0, la gráfica es
semejante a la Figura 2.44(a); si c < 0, la gráfica es semejante a la Figura 2.44(b). Las
Figuras 2.45(a) y 2.45(b) muestran estos dos casos.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.3. ECUACIONES CUADRÁTICAS 97

y y
x=h x=h

c>0
(h, k) (h, k) y = k
y=k
c<0

x x
(a) (b)
Fig. 2.45

Ejemplo 2.3.5 Identificar el tipo de curva definida por las siguientes ecuaciones y luego

01
trace las gráficas correspondientes.

a) xy − 3x + 2y − 7 = 0 b) xy − x + 4y − 2 = 0.

Solución: A
M
a) Despejando y, se obtiene:
IB

3x + 7 3(x + 2) − 6 + 7
y = =
x+2 x+2
1
N

= 3+ .
x+2
U

Ası́, la ecuación dada es equivalente a:


C-

1
y−3= .
x+2
FI

Comparando con la ecuación (2.38), la identificamos como la ecuación de una hipérbo-


la equilátera con centro en el punto (-2,3) y de ası́ntotas las rectas x = −2 e y = 3.
Como c = 1 > 0, su gráfica es como muestra la Figura 2.46(a).

b) La ecuación dada puede reescribirse sucesivamente de las siguientes formas:

(x + 4)y = x + 2
x+2 x+4−2 2
y = = = 1− .
x+4 x+4 x+4
Ası́, la ecuación dada es equivalente a:
−2
y−1= .
x+4
La identificamos como la ecuación de una hipérbola equilátera con centro en el punto
(-4,1) y de ası́ntotas las rectas x = −4 e y = 1. Como c = −2 < 0, su gráfica es como
muestra la Figura 2.46(b). 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


98 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y y

(−2, 3) (−4, 1)

x
c<0

(a) (b)

01
Fig. 2.46

2.4. A
Gráfica de Relaciones definidas por Inecuaciones
M
Algunas relaciones en R×R están definidas por medio de desigualdades (inecuaciones). Las
IB

gráficas de las desigualdades son, generalmente, determinadas regiones del plano cartesiano.
Consideremos las ecuaciones:
N

a) x = 3 b) y = 2 c) 3x − 4y − 12 = 0,
U
C-

cuyas gráficas son rectas: vertical, horizontal y oblicua, respectivamente. Toda recta divide
al plano en dos regiones. Por lo tanto, la recta vertical x = 3, cuya gráfica muestra la
FI

Figura 2.47 (a), divide al plano XY en una región a la izquierda de esta recta y otra a su
derecha. Cualquier punto (x, y) que se encuentra a su izquierda tendrá por coordenada x
un número menor que 3; en cambio, si el punto se encuentra a su derecha su coordenada
x será un número mayor que 3. Ası́, si consideramos la relación:

R1 = {(x, y) ∈ R × R | x < 3},

esta relación define completamente a todos los puntos de R × R que se encuentran a la


izquierda de la recta x = 3. Análogamente, la relación:

R2 = {(x, y) ∈ R × R | x > 3},

define a todos los puntos que se encuentran a la derecha de la recta x = 3. Las Figuras
2.47(b) y 2.47(c) muestran ambas regiones.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 99

y y y
x=3 x=3 x=3
(x, y) (x, y)
x<3 x>3

x x x

(a) (b) (c)

Fig. 2.47

Con un análisis similar deducimos que las relaciones:

01
R3 = {(x, y) ∈ R2 | y < 2} y R4 = {(x, y) ∈ R × R / y > 2},

definen a las dos regiones en que la recta y = 2 divide al plano XY : una región (R3 ), debajo
A
de la recta y = 2, y otra región (R4 ), arriba de dicha. Se deja al lector la representacón
M
gráfica de estas relaciones.
Analicemos ahora para la recta 3x − 4y − 12 = 0. Despejando y = (3/4)x − 3. La Figura
IB

2.48(a) muestra esta recta. Esta recta divide al plano en dos regiones: una debajo de la
recta y otra arriba de la recta.
N

y y
U

P(x, y)
C-

Q(x, 34 x − 3) Q(x, 34 x − 3)
FI

x x
P(x, y)

(a) y > 43 x − 3 (b) y < 43 x − 3


Fig. 2.48

Tomemos una recta vertical cualquiera, como también muestra la Figura 2.48(a). Esta recta
intersecta a la recta 3x − 4y − 12 = 0 en el punto Q = (x, 34 x − 3) . Tomemos un punto
P=(x, y) cualquiera en dicha recta vertical y que se encuentra en la porción por encima
del punto Q. Los puntos P y Q tienen igual abscisa pero ordenadas diferentes, siendo la
ordenada de P mayor que la ordenada de Q. Como la ordenada de P es y y la ordenada de
3
Q es 4
x − 3 , estas ordenadas verifican la relación: y > 43 x − 3 . P es un punto cualquiera
que está arriba de la recta y = 43 x − 3 ; por lo tanto, si consideramos la relación:

R5 = {(x, y) ∈ R × R | y > (3/4)x − 3}

FELIX CARRILLO CARRASCAL


100 CAPÍTULO 2. RELACIONES

ésta define completamente a todos los puntos que se encuentra arriba de la recta y =
(3/4)x − 3 . Ası́, la región sombreada de la Figura 2.48(a) será la gráfica de dicha relación.
Análogamente,si el punto P=(x, y) se toma debajo del punto Q, entonces las ordenadas
de ambos puntos verifican la relación: y < (3/4)x − 3. Por lo tanto, si consideramos la
relación:
3
R6 = {(x, y) ∈ R × R | y < x − 3},
4
ésta define completamente a todos los puntos que se encuentra debajo de la recta y =
(3/4)x − 3. La región sombreada de la Figura 2.48(b) muestra la gráfica de dicha relación.

Ejemplo 2.4.1 Hallar el dominio, rango y gráfica de la relación:

R = {(x, y) | 2x − y ≤ 4 ; x + 2y < 7 ; 2x + y + 4 ≥ 0}.

01
Solución: Las desigualdades que definen a R pueden rescribirse de la siguiente forma:

y ≥ 2x − 4 (1) y<
7−x
2 A
(2) y ≥ −2x − 4 (3)
M
La relación (1) define a la región que está arriba de la recta y = 2x − 4 , incluyendo los
7−x
IB

puntos de esta recta; la relación (2) define a la región que está debajo de la recta y = 2
,
sin incluir los puntos de esta recta; la relación (3) define a la región que está arriba de la
recta y = −2x − 4, incluyendo los puntos de esta recta. La región sombreada de la Figura
N

2.49 verifica las tres relaciones y es la gráfica de la relación R. De dicha figura, vemos
U

que: Dom(R) = h−5, 3i , Rango(R) = [−4, 6i. 


C-

y
FI

(−5, 6)
7−x
y= 2

y = 4 − 2x (3, 2)

x
y = 2x − 4

(0, −4)

Fig. 2.49

El análisis realizado para el caso de una recta oblı́cua puede ser generalizado para toda
curva cuya ecuación puede ser expresado de la forma y = φ(x). La Figura 2.50 ilustra este

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 101

tipo de curvas. Las rectas verticales la intersectan a lo más en un solo punto. El siguiente
teorema es consecuencia de esta propiedad.

Teorema 2.4.1 La gráfica de la ecuación y = φ(x), donde x ∈ R, divide al plano en dos


regiones:

i) Una región, por encima de dicha gráfica, cuyos puntos (x, y) verifican la relación:
y > φ(x).

ii) Otra región, por debajo de dicha gráfica, cuyos puntos (x, y) verifican la relación:
y < φ(x).

(x, y2 )

01
x1 < λ(y)
y2 > φ(x)
(x1 , y) (x2 , y)
(x, φ(x))

A (λ(y), y)
M
y1 < φ(x)
x2 > λ(y)
(x, y1 )
IB

Fig. 2.50 Fig. 2.51


N

Otra propiedad análoga se establece para curvas cuyas ecuaciones pueden ser escritas en
U

la forma x = λ(y) . La Figura 2.51 muestra este tipo de curvas. Las rectas horizontales la
intersectan a lo más en un solo punto.
C-

Teorema 2.4.2 La gráfica de la ecuación x = λ(y) , donde y ∈ R, divide al plano en dos


FI

regiones:

i) Una región, a la derecha de dicha gráfica, cuyos puntos (x, y) verifican la relación:
x > λ(y).

ii) Otra región, a la izquierda de dicha gráfica, cuyos puntos (x, y) verifican la relación:
x < λ(y).

Ejemplo 2.4.2 Hallar el dominio, rango y gráfica de las siguientes relaciones:

a) R1 = {(x, y) ∈ R × R | y ≥ x2 + 6x + 5}.

b) R2 = {(x, y) ∈ R × R | y ≤ 5 − 4x − x2 }.

c) R3 = R1 ∩ R2 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


102 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Solución:

a) La ecuación y = x2 + 6x + 5 puede reescribirse de la forma: y + 4 = (x + 3)2 . La


identificamos como la ecuación de una parábola con vértice en (-3,-4) y que se abre
hacia arriba. Por el inciso (i) del Teorema 2.4.1 deducimos que la gáfica de la relación
y > x2 + 6x + 5 será la región del plano que se encuentra arriba de dicha parábola.
Por lo tanto, la gráfica de la relación R1 es la región del plano que está arriba de la
parábola y = x2 + 6x + 5, incluyendo los puntos de la parábola. La región sombreada
de la Figura 2.52 muestra la gráfica de R1 .

y (−2, 9) y

01
x A
M
x
IB

(−3, −4)
R1 : y ≥ x2 + 6x + 5 R2 : y ≤ 5 − 4x − x2

Fig. 2.53
N

Fig. 2.52
De la figura se deduce que :
U
C-

Dom(R1 ) = R , Rango(R1 ) = [−4, ∞i.

b) La ecuación y = 5 − 4x − x2 puede reescribirse de la forma: y − 9 = −(x + 2)2 .


FI

La identificamos como la ecuación de una parábola con vértice en (-2,9) y que se


abre hacia abajo. Por el inciso (ii) del Teorema 2.4.1 deducimos que la gráfica de la
relacón y < 5 − 4x − x2 es la región del plano que está debajo de dicha parábola.
Por lo tanto, la gráfica de la relación R2 es la región que está debajo de la parábola
y = 5 − 4x − x2 , incluyendo los puntos de la parábola. La región sombreada que
muestra la Figura 2.53 será la gráfica de la relación R2 . De esta figura se deduce que:

Dom(R2 ) = R , Rango(R2 ) = h−∞, 9].

c) La gráfica de la relación R3 = R1 ∩R2 , será la intersección de las gráficas de R1 y R2 .


Esta intersección es la región sombreada que muestra la Figura 2.54. Las parábolas
se intersectan en los puntos (-5,0) y (0,5). Ası́, de la figura concluimos que:

Dom(R3 ) = [−5, 0] , Rango(R3 ) = [−4, 9]. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 103

y
(−2, 9)

(0, 5)

(−5, 0)
x

(−3, −4)
R3 : y ≥ x2 + 6x + 5 , y ≤ 5 − 4x − x2

01
Fig. 2.54

Ejemplo 2.4.3 Hallar el dominio, rango y gráfica de la relación


A
M
y2
R = {(x, y) ∈ R × R | x≥ − 20 , x ≤ 10 − y}.
5
IB

Solución: De cada desigualdad deducimos lo siguiente:


y2
Por el inciso (i) del Teorema 2.4.2, la relación x > − 20 define a la región a la derecha
N

5
2
y
de la parábola x = − 20. Igualmente, por el inciso (ii) del mismo Teorema, la relación
U

5
x < 10 − y define a la región a la izquierda de la recta x = 10 − y . Ası́, debemos trazar
C-

las gráficas de las ecuaciones:

y2
FI

x= − 20 , x = 10 − y.
5
La Figura 2.55 muestra ambas gráficas. La región sombreada que muestra esta figura,
incluyendo los puntos sobre la parábola y la recta, es la gráfica de la relación R.

(0, 10)

(−20, 0)
x

(25, −15)

y2
R: x≥ 5 − 20 , x ≤ 10 − y

Fig. 2.55

FELIX CARRILLO CARRASCAL


104 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Las dos curvas se intersectan en los puntos (0,10) y (25,-15); por lo tanto, el dominio y
rango son:
Dom(R) = [−20, 25] , Rango(R) = [−15, 10]. 

Observación importante:
Si una curva C es la gráfica de una ecuación en las variables x e y, y si P(x, y) es un
punto cualquiera del plano que no pertenece a C, entonces las coordenadas de P verificaran
una de las dos desigualdades que se obtienen si el sı́mbolo de igualdad de la ecuación se
reemplaza por una de las relaciones de orden: “ > ” o “ < ”. La curva C dividirá al plano en
regiones. Por razones que no podemos justificar por ahora (teorı́a de funciones continuas),
los puntos que están en una de estas regiones verificarán solo una de las dos desigualdades

01
obtenidas. Por lo tanto, podemos seguir un procedimiento sencillo para hallar la gráfica de
relaciones entre dos variables x e y definidas por desigualdades. El procedimiento consiste
en lo siguiente: A
M
Procedimiento:
IB

1. Se cambia la relación de orden de la desigualdad por el sı́mbolo de igualdad y se


dibuja la curva que es la gráfica de la ecuación obtenida.
N
U

2. En cada una de las regiones en que la curva divide al plano se escoge un punto
cualquiera de ella. Si es posible se recomienda escoger puntos en que una de las
C-

coordenadas es cero.
FI

3. Se prueba si las coordenadas de los puntos escogidos verifican o no la desigualdad.


La verificación significa que todos los demás puntos de la región a la que pertenece
el punto, verifican también la desigualdad. La gráfica de la desigualdad será la unión
de las regiones para los cuales se verificaron la desigualdad.

Cuando la curva C divide al plano en solo dos regiones es suficiente escoger un solo
punto. En efecto, si en una de las regiones se verifica una de las desigualdades, en la otra
región se verificará la desigualdad de sentido contrario. Si la curva C no pasa por el origen,
se prefiere escoger dicho origen para la verificación de la desigualdad por ser los cálculos
más inmediatos. La recta, la parábola, la circunferencia y la elipse dividen al plano solo en
dos regiones. Ası́, en la Figura 2.52 del ejemplo 2.4.2, vemos que el origen no pertenece a la
parábola y = x2 +6x+5 . Si hacemos x = 0 e y = 0 en la relación y ≥ x2 +6x+5 , se obtiene:
0 ≥ 5 el cual es falso. Como (0,0) está debajo de la parábola, entonces ningún punto debajo
de la parábola es solución. Por descarte, los que son solución son los puntos que estan arriba

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 105

de la parábola, incluyendo los puntos sobre la misma parábola. Análogamente, en la Figura


2.53 del mismo ejemplo, vemos que el origen está debajo de la parábola y = 5 − 4x − x2 .
Si hacemos x = 0 e y = 0 en la relación y ≤ 5 − 4x − x2 , se obtiene 0 ≤ 5 el cual es
verdadero. Por lo tanto, los puntos que estan debajo de dicha parábola, son solución de
dicha relación.
Cuando la curva C divide al plano en más de dos regiones debemos escoger puntos en
cada una de las regiones. El siguiente ejemplo ilustra este caso.

Ejemplo 2.4.4 Hallar el dominio, rango y gráfica de la relación

x2 − y 2 ≤ 1.

01
Solución: Cambiando el sı́mbolo de desigualdad por el de igualdad se obtiene la ecuación:
x2 − y 2 = 1 . La Figura 2.56(a) muestra la gráfica de esta ecuación. Vemos que la hipérbola

A
divide al plano en tres regiones. Escogemos un punto en cada región, tales como (-2,0),
M
(0,0) y (2,0), respectivamente. Evaluando la relación en dichos puntos:
IB

En (-2,0)se obtiene: 4 ≤ 1 . Falso.

En (0,0) se obtiene: 0 ≤ 1 . Verdadero.


N

En (2,0) se obtiene: 4 ≤ 1 . Falso.


U
C-

Encontramos que solo el punto (0,0) verifica la relación. Como (0,0) está entre las dos
ramas de la hipérbola, concluimos que las coordenadas de los puntos comprendidos entre
FI

ambas ramas de la hipérbola son los que verifican la relación dada. Ası́, la gráfica de dicha
relación es la región sombreada de la Figura 2.56(b). De esta figura observamos que el
dominio y el rango de la relación es R . 

y y

(−2, 0) (0,0) (2, 0)


x x

x2 − y 2 = 1 x2 − y 2 ≤ 1
(a) (b)

Fig. 2.56

FELIX CARRILLO CARRASCAL


106 CAPÍTULO 2. RELACIONES

Criterios de Simetrı́a
La gráfica de ciertas relaciones, sean estas definidas por una ecuación o por una inecuación,
poseen algun tipo de simetrı́a. Son importantes las simetrı́as respecto a los ejes coordenados
o con respecto del origen de coordenadas. La Figura 2.57 muestra un punto P=(x, y)
cualquiera del plano. Los puntos Q=(−x, y), R=(x, −y) y S=(−x, −y), son los puntos
simétricos de P respecto a los ejes Y , X y el origen de coordenadas, respectivamente.
Nótese en que difieren las coordenadas de los puntos simétricos con las coordenadas de P.

y y
Q(−x, y) P(x, y) y = 4 − x2

01
(−x0 , y0 ) (x0 , y0 )
x

S(−x, −y) R(x, −y)

Fig. 2.57 A Fig. 2.58


x
M
Es de utilidad conocer si la gráfica de una relación tiene algunos de los tres tipos de simetrı́a
IB

mencionados. Ası́, si tiene algún tipo de simetrı́a, será solo necesario conocer la gráfica de
una de las mitades simétricas. La otra mitad se puede completar por reflexión.
N

Consideremos ahora la ecuación:


U

y = 4 − x2 . (2.39)
C-

Sea (x0 , y0) un punto cualquiera de la gráfica de la ecuación. Entonces la proposición


FI

y0 = 4 − x20 (2.40)

será verdadera. El punto simétrico de (x0 , y0 ) con respecto al eje Y es (−x0 , y0 ). Si reem-
plazamos las coordenadas de este punto en la ecuación (2.39) se obtiene:

y0 = 4 − (−x0 )2 o, lo que es lo mismo y0 = 4 − x20 .

La última ecuación es identica a la ecuación (2.40). Esto significa que el punto (−x0 , y0)
también verifica la ecuación (2.39) y pertenece también a la gráfica. Esto prueba que todo
punto de la gráfica tiene su simétrico también en la gráfica. Es decir, la gráfica de la
ecuación y = 4 − x2 es simétrica respecto del ejeY. La Figura 2.58 muestra dicha gráfica.
Procedimientos semejantes al utilizado a la ecuación (2.39) se siguen para determinar las
simetrı́as respecto del eje X o respecto del origen. El siguiente teorema establece criterios
para determinar las posibles simetrı́as de la gráfica de una relación.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 107

Teorema 2.4.3 (Criterios de Simetrı́a) La gráfica de una relación entre dos variables
x e y, definida por una ecuación o una inecuación, es:

i) Simétrica respecto al eje Y , si al reemplazar x por −x se obtiene una relación


equivalente.

ii) Simétrica respecto del eje X, si al reemplazar y por −y se obtiene una relación
equivalente.

iii) Simétrica respecto del origen, si al reemplazar x por −x e y por −y se obtiene


una relación equivalente.

01
Puede demostrarse que si la gráfica es simétrica respecto de ambos ejes, entonces será
también simétrica respecto del origen. Sin embargo, la simetrı́a respecto del origen, no
implica la simetrı́a respecto de ambos ejes.
A
M
Ejemplo 2.4.5 Examinar la simetrı́a respecto de los ejes y el origen de las gráficas de las
siguientes relaciones:
IB


a) |y| = x−3 b) y = x3
N

c) |x| + |y| = 2 d) |x| + |y| ≤ 2.


U

Solución:
C-


a) En la ecuación |y| = x − 3 debe verificarse: x ≥ 3. Esto implica que la gráfica de
FI

la ecuación debe estar a la derecha de la recta x = 3 y, por lo tanto, no puede existir


simetrı́a respecto del eje Y ni respecto del origen.

Si en la ecuación se cambia y por −y, se obtiene: | − y| = x − 3 . Pero, | − y| = |y| ,
por lo que:
√ √
| − y| = x−3 es equivalente a |y| = x − 3.

Dado que el cambio produce una ecuacion equivalente entonces su gráfica será simétri-
ca respecto del eje X. Ası́, será suficiente hallar la parte de la gráfica que está por
encima del eje X (primer cuadrante).

En el primer cuadrante, |y| = y, por lo que la ecuación se reduce a y = x − 3.
Elevando al cuadrado se obtiene: y 2 = x − 3. La gráfica será solo la rama superior de
esta parábola, tal como muestra la Figura 2.59(a). Reflejando este gráfico respecto del
eje X obtenemos la gráfica completa. Dicha gráfica se muestra en la Figura 2.59(b).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


108 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y
y √ y √
y = x3
y = x−1 |y| = x−1
(x, y)

1 x x x
(−x, −y)
(a) (b)

Fig. 2.59 Fig. 2.60

b) Si en la ecuación y = x3 cambiamos:

i) x por −x, se obtiene: y = (−x)3 = −x3 , el cual es otra ecuación diferente. Por

01
lo tanto, no existe simetrı́a respecto del eje Y .

ii) y por −y, se obtiene: −y = x3 , el cual también es otra ecuación diferente. por

A
lo tanto, tampoco existe simetrı́a respecto del eje X.
M
iii) x por −x e y por −y, se obtiene: −y = −x3 , o bien, y = x3 . Se obtiene una
ecuación equivalente, por lo que la gráfica es simétrica respecto del origen.
IB

La Figura 2.60 muestra la gráfica de la ecuación y = x3 .


N

c) Si en la ecuación |x| + |y| = 2, cambiamos:


U
C-

i) x por −x, se obtiene: | − x| + |y| = 2 que es equivalente a |x| + |y| = 2 . Por


lo tanto, existe simetrı́a respecto del eje Y .
FI

ii) y por −y, se obtiene: |x| + | − y| = 2 que es equivalente a |x| + |y| = 2 . Por
lo tanto, existe simetrı́a respecto del eje X.

iii) x por −x e y por −y , se obtiene : | − x| + | − y| = 2 que es equivalente


a |x| + |y| = 2 . Por lo tanto, existe simetrı́a respecto del origen, lo cual estaba
implı́cito, por las simetrı́as existentes respecto de ambos ejes.

Debido a las simétrias respecto de ambos ejes será suficiente hallar la gráfica corres-
pondiente al primer cuadrante. Ası́, si (x, y) está en el primer cuadrante, se verifica:
x ≥ 0, y ≥ 0. Con esta condición la ecuación |x| + |y| = 2 se reduce a x + y = 2 .
Esta ecuación corresponde a una recta. La figura 2.61(a) muestra la porción de dicha
recta en el primer cuadrante. Por reflexión de esta porción con respecto del eje X,
y luego, respecto del eje Y , se halla la gráfica completa, tal como se muestra en la
Figura 2.61(b).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 109
y y y
x+y =2 |x| + |y| = 2 |x| + |y| ≤ 2
2 2 2

2 x 2 x 2 x

(a) (b) (c)

Fig. 2.61
iv) Es evidente la simetrı́a respecto de ambos ejes. Ası́, podemos también hallar la
solución en el primer cuadrante; luego, hallar las reflexiones respecto de ambos
ejes y obtener la gráfica completa. Sin embargo, podemos hacer uso del resultado

01
de la parte (iii). En efecto, de la Figura 2.61(b) encontramos que la gráfica de
la ecuación |x| + |y| = 2 , divide al plano en dos regiones. El origen, que está

A
en el interior de dicha gráfica, verifica la relación |x| + |y| ≤ 2. Por lo tanto,
concluimos que la gráfica de esta relación es la región sombreada que muestra
M
la Figura 2.61(c). 
IB

Ejemplo 2.4.6 Determinar la gráfica de la relación

R = { (x, y) ∈ R × R | |y| ≤ |x| , |y| ≥ x2 }


N

Solución: La gráfica de R es la gráfica de la solución simultánea de las relaciones:


U

|y| ≤ |x| y |y| ≥ x2 . (1)


C-

Como | − y| = |y|, | − x| = |x| y (−x)2 ≥ x2 , entonces si cambiamos en cada una de las


FI

relaciones (1) solo x por −x o solo y por −y, se obtendrá siempre una ecuación equivalente.
Por tanto, la gráfica de cada una de estas relaciones tendrán simetrı́a respecto de ambos
ejes coordenados. Bastará hallar la solución de (1) en el primer cuadrante. Ası́, si en (1),
x ≥ 0, y ≥ 0, se obtiene el sistema:

y≤x e y ≥ x2 . (2)

La relación y ≤ x define la región debajo de la recta y = x, incluyendo los puntos de


esta recta .
La relación y ≥ x2 define la región arriba de la parábola y = x2 , incluyendo los puntos
de esta parábola.
Tomando los puntos comunes que están solo en el primer cuadrante, se obtiene la región
sombreada que muestra la Figura 2.62(a). Se refleja esta región con respecto al eje X y, lo
que se obtiene, se refleja a su vez respecto del eje Y . El resultado será la región sombreada
de la Figura 2.62(b). Dicha figura es la gráfica de la relación R. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


110 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y
y

x
=
y
y = x2

x
x

(a)
(b)
Fig. 2.62

Otra propiedad importante para el trazado de gráficos se deducirá del siguiente análisis
realizado sobre un intervalo.

01
Consideremos que la variable x toma todos los valores del intervalo [2, 7]. Es decir que

2 ≤ x ≤ 7. (2.41)
A
M
Si en esta relación se cambia x por x − 3, se obtiene 2 ≤ x − 3 ≤ 7 o, lo que es lo mismo,
la relación (2.41) , se transforma en:
IB

5 ≤ x ≤ 10. (2.42)
N

Vemos que la nueva variable x toma todos los valores del intervalo [5, 10].
U

Consideremos ahora que en la relación (2.41), cambiamos x por x + 3 = x − (−3) . En


este caso, se transforma en 2 ≤ x + 3 ≤ 7 , o lo que es lo mismo, se transforma en:
C-

−1 ≤ x ≤ 4. (2.43)
FI

Vemos que la nueva variable x toma todos los valores del intervalo [-1,4].
De la comparación de las relaciones (2.41), (2.42) y (2.43), observamos que el cambio de
x por x − 3 desplaza, cada punto del intervalo [2, 7], 3 unidades a la derecha. Igualmente,
el cambio de x por x + 3 desplaza, cada punto del intervalo [2, 7], 3 unidades a la izquierda.
Los siguientes dos teoremas nos permiten establecer criterios adicionales para el trazado
de las gráficas de ciertas relaciones.

Teorema 2.4.4 Sea R la gráfica de una relación entre las variables x e y. Entonces:

i) Si todas las x de la relación dada se cambian por x − h se obtiene una nueva relación.
La gráfica de la nueva relación se obtiene desplazando horizontalmente cada punto
de R, h unidades a la derecha si h es positivo o, −h unidades a la izquierda si h es
negativo.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 111

ii) Si todas las y de la relación se cambian por y − k se obtiene una nueva relación. La
gráfica de la nueva relación se obtiene desplazando verticalmente cada punto de R,
k unidades hacia arriba si k es positivo o, −k unidades hacia abajo si k es negativo.

Teorema 2.4.5 Sea R la gráfica de una relación (ecuación o inecuación) entre las varia-
bles x e y. Entonces:

i) Si toda x de la relación se cambia por −x se obtiene una nueva relación cuya gráfica
es la imagen de la región R con respecto al eje Y .

ii) Si toda y de la relación se cambia por −y se obtiene una nueva relación cuya gráfica

01
es la imagen de la región R con respecto al eje X.

A
Notese que si la relación es una ecuación, entonces su gráfica será una curva. Notese también
M
que el cambio de x por x − h o por −x, altera el dominio ; igualmente, el cambio de y por
y − k o por −y, altera el rango.
IB

Ejemplo 2.4.7 Hallar la gráfica, dominio y rango de la desigualdad:


N

|x − 3| − |y + 2| ≥ 2.
U
C-

Solución: Podemos interpretar que la desigualdad dada se obtiene cambiando x por x − 3


e y por y + 2 en la desigualdad:
FI

|x| − |y| ≥ 2. (1)

Resulta más inmediato hallar la gráfica de (1). Para hallar la gráfica de la relación dada,
bastará desplazar los puntos, segun indica el Teorema 2.4.4.
Para obtener la gráfica de la relación (1) se sigue el mismo procedimiento utilizado en
las partes (c) y (d) del ejemplo 2.4.5. Ası́, encontraremos que la gráfica de la ecuación
|x| − |y| = 2 , divide al plano en tres regiones, y que la región sombreada que muestra la
Figura 2.63(a), incluyendo los puntos de las semirrectas, es la gráfica de la relación (1).
Desplazando sucesivamente cada punto de esta figura, 3 unidades a la derecha, y luego, 2
unidades hacia abajo, se obtiene la región sombreada que muestra la Figura 2.63(b), que
corresponde a la gráfica de la desigualdad |x − 3| − |y + 2| ≥ 2 . De esta figura se observa
que el dominio es el conjunto h−∞, 1] ∪ [5, +∞i y el rango es R. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


112 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y y

−2 2
x x
(1,-2)
(5,-2)

|x| − |y| ≥ 2 |x − 3| − |y + 2| ≥ 2

(a) (b)
Fig. 2.63

Ejemplo 2.4.8 En cada una de las gráficas del ejemplo 2.4.7, halle las ecuaciones de las

01
semirrectas que limitan a las regiones sombreadas, expresando dichas ecuaciones, sin las
barras del valor absoluto.

A
Solución: La región sombreada de la Figura 2.63(a) es la gráfica de la relación: |x|−|y| ≥ 2,
M
por lo que las semirrectas tiene por ecuación:
IB

|x| − |y| = 2. (1)

Para la semirecta en el primer cuadrante, la ecuación (1) se reduce a:


N

x − y = 2. (2)
U

La semirrecta en el segundo cuadrante es la imagen respecto del eje Y de la semirrecta del


C-

primer cuadrante; por lo tanto, bastará cambiar x por −x en (2), para obtener su ecuación.
Ası́, la ecuación de la semirrecta del segundo cuadrante es:
FI

−x − y = 2. (3)

A continuación, bastará cambiar en las ecuaciones (2) y (3) y por −y, para hallar las
ecuaciones:

x+y = 2 (4) , −x+y = 2 (5)

que correspondenden a las semirrectas del cuarto cuadrante y del tercer cuadrante, respec-
tivamente. La figura 2.64(a) muestra la gráfica de la ecuación |x| − |y| = 2 , en las que se
muestran las ecuaciones de las semirrectas.
Análogamente, la región sombreada de la Figura 2.63(b) es la gráfica de la relación |x−3|−
|y + 2| ≥ 2. Para obtener las ecuaciones de las semirrectas que limitan dicha región, bastará
cambiar en las ecuaciones de la Figura 2.64(a), x por x − 3 e y por y + 2, obteniendose las
ecuaciones que muestran la Figura 2.64(b). 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.4. GRÁFICA DE RELACIONES DEFINIDAS POR INECUACIONES 113

−x − y = 2 y x−y =2 y

−x − y = 1 x−y =7
−2 2
x x
(1,-2)
(5,-2)
−x + y = 2 x+y =2

−x + y = −3 x+y =3

(a) (b)
Fig. 2.64

01
Ejemplo 2.4.9 Hallar la gráfica, dominio y rango de la relación:

R = { (x, y) ∈ R × R |
  A
 
x + y ≤ 1 }.
M
IB

Solución: Si en la relación:

   
N

x + y ≤ 1 (1)
U

tomamos valores de x tales que n ≤ x < n + 1 , con n entero, entonces los puntos (x, y)
C-

estan comprendidos entre las rectas x = n y x = n + 1 , incluyendo los de x = n pero no


 
los de x = n + 1. Esto implica que x = n. Reemplazando en (1), se obtiene:
FI

 
y ≤1−n =⇒ y < 1 − n + 1 = 2 − n.

Por lo tanto,la gráfica de la relación:

n≤x <n+1 , y <2−n (2)

es la región sombreada que muestra la Figura 2.65(a). Como 2 − n disminuye a medida


que n aumenta, entonces si n se incrementa en una unidad, la gráfica correspondiente a la
relación n + 1 ≤ x < n + 2 se obtiene desplazando cada punto la gráfica que muestra la
Figura 2.65(a), 1 unidad a la derecha y 1 unidad hacia abajo.
Graficando la relación (2) para diferentes valores de n, encontramos que la gráfica de
la relación (1) es la región sombreada que muestra la Figura 2.65(b). De dicho gráfico
observamos que tanto el dominio como el rango es R. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


114 CAPÍTULO 2. RELACIONES

y y

y =2−n
3

3
x x

x=n x=n+1

(a) (b)

01
Fig. 2.65

2.5. Problemas propuestos


A
M
2.1. Sean las circunferencias:
IB

C1 : x2 + y 2 + 4y = 6 , C2 : x2 + y 2 = 4 − 2x.

Si L1 es la recta que pasa por los centros y L2 la recta que pasa por los puntos de
N

interseción, hallar L1 ∩ L2 .
U

2.2. Las rectas L1 y L2 se intersectan en el punto (3,2) y forman con el eje X un triángulo
C-

isósceles. Hallar las ecuaciones de dichas rectas si se sabe que el lado desigual está
sobre el eje X y que el coseno de los ángulos congruentes es 3/5.
FI

2.3. La ecuación general de una recta es 4x + 5y + C = 0. Hallar los valores que puede
tomar C para que la recta forme con los ejes coordenadas un triángulo de área 5/2.

2.4. Sean las rectas L1 : 3x − y − 6 = 0 y L2 : x − 3y − 6 = 0 . Halle el área del triángulo


que forman sus bisectrices con el eje Y .

2.5. Sea la recta L : 3x − 4y + 8 = 0 . Hallar 2 rectas que disten 5 unidades de L.

2.6. Los puntos de intersección de la recta 4x + 3y − 12 = 0 con los ejes X e Y son los
vértices A y B, respectivamente, del cuadrado ABCD (sentido horario).

i) Halle las coordenadas de los vértices C y D.

ii) Halle las ecuaciones de las rectas que contienen a los lados BC y CD.
iii) Halle la ecuación de la recta que contiene a la diagonal AC.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


2.5. PROBLEMAS PROPUESTOS 115

2.7. Sea ABCD un trapecio isósceles que cumple las siguientes condiciones:

i) La base menor AB está contenida en la recta L1 cuya ecuación es x − y + 6 = 0 ,


el punto medio de AB esta en el eje de las ordenadas y la abscisa de B es 2.

ii) La base mayor CD está sobre la recta L2 cuya ecuación es x − y − 2 = 0 y



iii) Cada lado no paralelo del trapecio mide 34.

Hallar las ecuaciones de las rectas que contienen a los lados no paralelos del trapecio.

2.8. Sean las circunferencias:

C1 : x2 + y 2 − 5x + 6y = 0 , C2 : x2 + y 2 + 8x − y = 0.

01
Hallar la ecuación de la recta que contiene a la cuerda común.

A
2.9. Una parábola tiene su vértice en el punto (2,4), pasa por el origen y su eje es paralelo
M
al eje Y . Halle la ecuación de la recta que también pase por el origen e intersecte a
la parábola en un punto cuya abscisa es 3.
IB

2.10. Las parábolas P1 y P2 tienen sus ejes paralelos al eje Y . Si los coeficientes de los
términos cuadráticos se diferencian solo en el signo, V1 =(5,30), V2 =(6,-24) y P2
N

pasa por el origen, hallar las ecuaciones de dichas parábolas.


U

2.11. Sean las circunferencias:


C-

C1 : x2 + y 2 = 36 , C2 : x2 + y 2 = 12x.
FI

Hallar el dominio y rango de la relación cuya gráfica es la región exterior a C1 e


interior a C2 , incluyendo los puntos de la frontera de dicha región.

2.12. Hallar la gráfica, dominio y rango de las siguientes relaciones:

a) R1 = {(x, y) ∈ R2 | 2x − |y| = 4} b) R2 = {(x, y) ∈ R2 | y ≥ |x| , y ≤ 4}

c) R3 = {(x, y) ∈ R2 | − x ≤ y ≤ x} d) R4 = {(x, y) ∈ R2 | y ≥ |x| , 3x + 4y ≤ 12} .

2.13. Trazar la gráfica de las ecuaciones: y = x2 − 1 , y = x + 1 mostrando los puntos de


intersección. Luego, halle la gráfica, dominio y rango de las relaciones:

R1 = {(x, y) ∈ R × R | y ≥ x2 − 1 , y ≤ x + 1}

R2 = {(x, y) ∈ R × R | y ≥ x2 − 1 , y ≥ x + 1} .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


116 CAPÍTULO 2. RELACIONES

2.14. Trazar la gráfica de las ecuaciones: x = y 2 , 2y = x − 3 mostrando los puntos de


intersección. Luego, halle la gráfica, dominio y rango de las relaciones:

R1 = {(x, y) ∈ R × R | x ≥ y 2 , 2y ≤ x − 3}

R2 = {(x, y) ∈ R × R | x ≤ y 2 , 2y ≥ x − 3} .

2.15. Sean las relaciones:


 
R1 = (x, y) ∈ R2 | y ≤ 2x2 + 3 R2 = (x, y) ∈ R2 | 4x + 5y − 20 ≥ 0 .

Hallar las gráficas de las relaciones R1 − R2 y R2 − R1 , indicando dominio y rango.

2.16. Hallar el dominio, rango y gráfica de la relación:

01
R = {(x, y) ∈ R2 | x2 + y 2 − 4x ≤ 6y − 4 , x − y ≤ 2}.

2.17. Hallar el dominio, rango y gráfica de la relación:


A
R = {(x, y) ∈ R2 | y − x2 ≤ 0 , x2 + y 2 ≥ 10y}.
M
IB

2.18. Hallar la gráfica, dominio y rango de la relación:

R = {(x, y) ∈ R2 | 5x − y + 20 ≥ 0 , x + 5y − 22 ≤ 0 , 2x − 3y − 5 ≤ 0}.
N

2.19. Graficar el conjunto solución de la inecuación: |y − 1| ≥ x + 2 .


U

2.20. Representar mediante una región sombreada, las soluciones de los siguientes sistemas:
C-

a) y ≤4−x , y ≥ 2x − 4 , y≥0
FI

b) x2 − y ≤ 0 , x + 4 ≤ 3y , y ≤x+2
c) x+y+1≥0 , x−y+4 ≥0 , y + 4 ≤ 41 x2 .

2.21. Sean las relaciones:



R1 = {(x, y) ∈ R × R | y ≤ |x|} , R2 = (x, y) ∈ R × R | 4 ≤ x2 + y 2 ≤ 16 .

Hallar la gráfica, dominio y rango de las relaciones R1 ∩ R2 , R1 − R2 y R2 − R1 .

2.22. Hallar la gráfica dominio y rango de las siguientes relaciones:


   
xy 2 x−y
R1 = (x, y) ∈ R × R | ≤x , R2 = (x, y) ∈ R × R | 2 >0 .
|x| x + y 2 − 16

2.23. Hallar la gráfica, dominio y rango de las relaciones:


    hh ii  
a) x − y ≥1 b) x2 + y 2 ≤ 4 c) x−y =x

FELIX CARRILLO CARRASCAL


Capı́tulo 3

Funciones

01
3.1. Definición, Dominio, Rango y Gráfica

A
Toda relación entre dos variables expresa una dependencia de una de ellas (variable
dependiente) respecto de la otra (variable independiente). Algunas de estas relaciones tie-
M
nen la siguiente caracterı́stica: a cada valor de la variable independiente le corresponde un
IB

único valor de la variable dependiente. Por ejemplo, el volumen de una esfera depende de
su radio y esta dependencia esta dada por la ecuación:
4
N

V = πr 3 .
3
U

Puede elegirse libremente el valor del radio y, para una elección particular del radio, el
C-

valor obtenido para el volumen será único.


Otros ejemplos de relaciones con igual caracterı́stica a la que presentan la relación entre el
FI

volumen y el radio son:

1. el número de galones de gasolina que pueden comprarse depende de la cantidad de


dinero (soles) del que se dispone,

2. la distancia recorrida por un móvil en un tiempo dado depende de cual sea su velo-
cidad,

3. las cuentas mensuales del agua o de la electricidad dependen de la cantidad de agua


o electricidad consumidas,

4. el área de un cuadrado depende de la longitud de su lado.

En todos estos ejemplos se expresa una relación de dependencia única entre dos cantidades.
Se suele utilizar la palabra función para expresar este tipo de dependencia. Se dice entonces
que el valor que toma la variable dependiente es función dela variable independiente.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


117
118 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Otro enfoque aparentemente diferente, pero equivalente a lo expresado arriba, se da a


continuación.
Consideremos dos conjuntos A y B y establescamos una correspondencia entre ambas que
tenga la siguiente caracterı́stica: a cada elemento de A se le asocia con un único elemento
de B. A este tipo de correspondencia se le denomina unı́voca. Al proceso de establecer
una correspondencia unı́voca para cada elemento de A, con algunos o todos los elementos
de B, se denomina un mapeo de A en B.
La Figura 3.1 muestra una correspondencia unı́voca. Al elemento a del conjunto A
le correponde el elemento 6 del conjunto B. Se dice entonces que 6 es la imagen de a.
Igualmente se dirá que 3 es la imagen de b, 11 es la imagen de c y que 6 es la imagen de d.

A B

01
a
3
b
c
A 6
M
11
d
IB

Fig. 3.1
N

La correspondencia puede expresarse por medio de un conjunto de pares ordenados como


U

sigue:
C-

{(a, 6) , (b, 3) , (c, 11) , (d, 6)}. (1)

Al conjunto {6 , 3 , 11}, formado por los segundos elementos de (1), se denomina conjunto
FI

de imágenes. Notese que cada elemento de A solo tiene una imagen, aunque el elemento
6 es imagen de dos elementos de A. No siempre el conjunto de imágenes coincide con el
conjunto B.
En general, para todo tipo de correspondencia que pueda establecerse entre dos con-
juntos A y B, pueden definirse dos variables x e y, de modo que x puede ser cualquier
elemento de A e y puede ser cualqier elemento del conjunto de imágenes (subconjunto de
B). Si el par (x,y) pertenece a la correspondencia, se dirá que y es la imagen de x. Cuando
la correspondencia es unı́voca se verifica lo siguiente: a cada x en A le corresponde un único
y en B. De esta manera, en el conjunto de pares ordenados de la forma (x,y), no existirá
dos pares distintos que tengan el mismo primer elemento.
Como x puede escogerse entre cualquier valor de A se le denomina variable indepen-
diente, y como el valor de y está determinado por el x escogido, se le denomina variable
dependiente. Cuando a cada x le corresponde un solo y se suele decir que y es función

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 119

de x. Por lo tanto, la correspondencia que muestra la figura 3.1, al igual al conjunto de


pares ordenados expresado en (1), se le llama función.
La interpretación de una función como conjunto de pares ordenados es muy conveniente
y se puede generalizar a los diferentes tipos de funciones existentes. Ası́, una definición que
se adecua a todo tipo de funciones, es la siguiente:

Definición 3.1.1 Una función es un conjunto de pares ordenados que tiene la siguiente
caracterı́stica: no existen dos pares distı́ntos que tengan el mismo primer elemento. Al
conjunto formado por todos los primeros elementos se denomina Dominio de la función y
al conjunto formado por todos los segundos elementos se denomina Rango de la función.

En esta definición no se especifica a que tipo de conjuntos pertenecen los elementos de

01
los pares ordenados, por lo que puede adecuarse a diversos tipos de pares ordenados, dando
lugar también a diferentes tipos de funciones.

A
Nótese que toda función es una relación; sin embargo, no toda relación es una función.
Las funciones se denotan con las letras f, g, h, · · · , F, G, H, · · · . En general, puede em-
M
plearse cualquier letra o sı́mbolo para denotar a una función.
IB

Si f es una función y x es un elemento del dominio de f , entonces a la imagen de x se le


denota por f (x). Si a x le corresponde y entonces se escribirá y = f (x). El dominio y el
rango se expresan por Df y Rf , respectivamente.
N

Si denominamos por f a la función expresada en (1), entonces escribimos:


U

f (a) = 6 , f (b) = 3 , f (c) = 11 , f (d) = 6. (2)


C-

El dominio y rango de esta función son:


FI

Df = {a, b, c, d} , Rf = {6, 3, 11}.

Definición 3.1.2 Sean A y B dos conjuntos. Se dice que f es una función de A en B, lo


que se denota por f : A −→ B, si se verifica lo siguiente:

Df = A y Rf ⊂ B.

De acuerdo a esta definición, la correspondencia mostrada en la figura 3.1 es una función


de A en B.
A y B pueden ser de cualquier tipo de conjuntos, sin embargo, si A y B son subconjuntos
del conjunto de los números reales, entonces a f se le denomina función real de variable
real o función de una variable. El objetivo principal de este libro es el estudio de este tipo
de funciones. En lo que sigue, al hacer referencia a una función f , esta será una función
real.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


120 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Como los elementos en las funciones reales son pares ordenados de números reales,
entonces es posible representarlos en el plano. A dicha representación se le denominada la
gráfica de la función.

Definición 3.1.3 (Gráfica de una Función) Sea f una función real. Al conjunto de
puntos (x, y) ∈ R × R, tales que y = f (x), se denomina la gráficade f .

Ejemplo 3.1.1 Determinar si las siguientes ecuaciones determinan una relación funcional
entre las variables x e y. Luego, trace la gráfica de cada una de las ecuaciones.

a) 2x + y = 3 c) x + y 2 = 2
b) x2 − y = 2 d) x2 + y 2 = 4.

01
Solución: Cualquiera de las dos variables x o y puede ser considerado la variable inde-
pendiente. El procedimiento a seguir para determinar si la relación es funcional es aislar la

A
variable dependiente al primer miembro de la ecuación. Si para cada valor de la variable
independiente, la ecuación asigna un único valor a la variable dependiente, entonces la
M
relación entre las variables es funcional. Si la asignación no es única (dos o más valores
IB

para la variable dependiente) la relación no es funcional. Asi, para las ecuaciones dadas:

a) De 2x + y = 3 obtenemos:
N

3−y
y = 3 − 2x o x= .
U

2
C-

En la primera ecuación, cada valor de x determina un único valor para y; entonces


y es función de x. En la segunda ecuación, cada valor de y determina un único valor
FI

para x; entonces x es función de y.

b) De x2 − y = 2 obtenemos:
p
y = x2 − 2 o x = ± y + 2.

En la primera ecuación, cada valor de x determina un único valor para y; entonces y


es función de x. En la segunda ecuación, cada valor de y determina dos valores para
x; entonces x no es función de y.

c) De x + y 2 = 2 obtenemos:

y =± 2−x o x = 2 − y 2.

Por analogı́a con lo visto en (a) y (b), concluimos: y no es función de x, pero x si es


función de y.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 121

d) De x2 + y 2 = 4 obtenemos:
√ p
y = ± 4 − x2 o x = ± 4 − y 2.

De ambas ecuaciones se deduce que y no es función de x, ni x es función de y.

La Figura 3.2 muestra las gráficas de las 4 ecuaciones dadas. 

y y y y

x x x
x

01
(a) 2x + y = 3 (b) x2 − y = 2 (c) x + y 2 = 2 (d) x2 + y 2 = 4
Fig. 3.2
A
M
De la definición de función como conjunto de pares ordenados y su representación gráfica,
puede establecerse la siguiente:
IB

Conclusión:
Si una curva es la gráfica de una ecuación entre las variables x e y, entonces:
N

i) La ecuación define a y como función de x si toda recta vertical intersecta a la curva


U

a lo más en un solo punto.


C-

ii) La ecuación define a x como función de y si toda recta horizontal intersecta a la curva
a lo más en un solo punto.
FI

Generalmente se utiliza la variable x como la variable independiente. Por lo tanto, al refe-


rirnos a cierta curva como la gráfica de una función, estaremos considerando lo expresado
en (i).
Por otra parte, podemos considerar que una función es una regla, que asocia o hace
corresponder a cada elemento de su dominio, un único elemento de su rango. En la Figura
3.1, las flechas indican qué elementos de los conjuntos A y B, se corresponden; igualmente,
la expresión (2), es otra forma de mostrar lo mismo. A cualquiera de estas formas se le
llama regla de correspondencia. Ası́, se suele decir que si f es una función, entonces f
es una regla de correspondencia.
La regla de correspondencia puede ser expresado de muchas formas. Además de las
dos formas ya mencionadas, puede ser dadas por medio de una tabla, por medio de una
representación gráfica, por medio de una ecuación entre dos variables o por cualquier otra
forma, siempre que exprese una correspondencia unı́voca. Las reglas de correspondencia de

FELIX CARRILLO CARRASCAL


122 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

algunas funciones, como es frecuente en las funciones reales, pueden estar dadas por medio
de fórmulas. Ası́ por ejemplo, si decimos:“ f es una regla que asigna a cada número real
x el número x2 ”, encontramos que en este caso existe una fórmula que expresa la regla
de correspondencia. Denotaremos tal fórmula por: f (x) = x2 .
En lo que sigue consideraremos funciones reales cuya regla de correspondencia esta dada
por una fórmula o por una ecuación entre dos variables.
Una función real está completamente definido si se da su regla de correspondencia y se
indica cual es su dominio. Si se da solo su regla de correspondencia, su dominio natural es
el conjunto más grande para los cuales la regla de correspondencia da valores reales para
la función. En otros casos, como en muchos problemas de aplicación, la naturaleza fı́sica
de las variables es determinante para la determinación del dominio. Ası́, en la ecuación del
4

01
volumen de la esfera V = πr 3 , r siempre será positivo por lo que el dominio natural será
3
el intervalo h0, +∞i.

A
Ejemplo 3.1.2 Hallar el dominio, rango y gráfica de las funciones definidas por:
x3 − 4x
M
2
a) f (x) = x − 4x c) h(x) =
√ px−2
b) g(x) = x − 2 d) F (x) = 4 − |x|.
IB

Solución:

a) Si f (x) = x2 − 4x, notamos que para cualquier valor de x ∈ R, f (x) es también un


N

número real. Ası́, el dominio de f es R. Completando cuadrados:


U

f (x) = x2 − 4x = (x − 2)2 − 4.
C-

Como para todo x ∈ R,


FI

0 ≤ (x − 2)2 < +∞ =⇒ −4 ≤ (x − 2)2 − 4 < +∞


=⇒ −4 ≤ f (x) < +∞.

Ası́, el rango de f es el intervalo [−4, +∞i.


La gráfica de f es la gráfica de la ecuación y = (x − 2)2 − 4, parábola con vértice en
(2, −4) y que se abre hacia arriba, tal como muestra la Figura 3.3.
y

y
2
x
2

2 6 x
-4


Fig. 3.3 y = x2 − 4x Fig. 3.4 y= x−2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 123

b) Si g(x) = x − 2, observamos que g(x) es real solo si x − 2 ≥ 0. Es decir, si x ≥ 2.
Por lo tanto, el dominio de g es el intervalo [2, +∞i.
Como para todo x ≥ 2,

0 ≤ x − 2 < +∞ =⇒ 0 ≤ x − 2 < +∞
=⇒ 0 ≤ g(x) ≤ +∞,

entonces el rango de g es el intervalo [0, +∞i. Para hallar la gráfica, hacemos:



y = x − 2 =⇒ y 2 = x − 2.

La gráfica de esta última ecuación es una parábola con vértice en (2,0) y que se habre
a la derecha. La gráfica de g sera solo la rama superior de esta parábola, tal como

01
muestra la Figura 3.4.
x3 − 4x
c) Si h(x) = , la única restrición para x es que x 6= 2. Asi, Df = R − {2}.
x−2
Factorizando:
x3 − 4x x(x2 − 4) x2 + 2x A(x + 1)2 − 1
M
= = = .
2x − 4 2(x − 2) 2 2
IB

Si primero trazamos la gráfica de la función, de este gráfica podemos determinar su


rango. La gráfica de la función es la gráfica de la ecuación 2(y + 1/2) = (x + 1)2 , tal
como muestra la Figura 3.5. Nótese que el punto (2,4) no pertenece a la gráfica de
N

h. Observando qué valores toma y en la gráfica, encontramos que Rh = [−1/2, +∞i.


U

y
C-

y
4
FI

-1
-0.5 2 x -4 4 x

p
Fig. 3.5 y = (x3 − 4x)/(x − 2) Fig. 3.6 y= 4 − |x|

p
d) Si F (x) = 4 − |x|, se obtienen valores reales solo si 4 − |x| ≥ 0. Resolviendo:

Si 4 − |x| ≥ 0 =⇒ |x| ≤ 4 =⇒ −4 ≤ x ≤ 4.

Ası́, el dominio de F es el intervalo [-4,4]. Ahora, de este dominio:

−4 ≤ x ≤ 4 =⇒ 0 ≤ |x| ≤ 4
=⇒ −4 ≤ −|x| ≤ 0
p
=⇒ 0 ≤ 4 − |x| ≤ 4 =⇒ 0≤ 4 − |x| ≤ 2.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


124 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ası́, el rango de F es el intervalo [0, 2].

Para hallar la gráfica, hacemos y = F (x). Entonces,

p
y= 4 − |x| o bien y 2 = 4 − |x|. (1)

Notese que la gráfica de (1) es simétrica respecto del eje Y ; por lo tanto, hallaremos
primero la gráfica para valores positivos de x.
Si en (1), tomamos x ≥ 0, se obtiene:

y2 = 4 − x o bien y 2 = −(x − 4)

Esta ecuación es de una parábola con vértice en (4,0) y que se abre a la izquierda.

01
Graficando esta ecuación solo para x ∈ [0, 4], con y ≥ 0, y luego, dibujando los puntos
simétricos respecto del eje Y , se halla la gráfica de F que muestra la figura 3.6. 

Ejemplo 3.1.3 Dada la función f (x) = x2 − 2x + 2, hallar A


M
f (x + ∆x) − f (x)
a) f (3) b) f (−2) c) f (x − 2) d) f (x + ∆x) e)
IB

∆x

Solución:
N

a) f (3) = (3)2 − 2(3) + 2 = 9 − 6 + 2 = 5


U

b) f (−2) = (−2)2 − 2(−2) + 2 = 4 + 4 + 2 = 10


C-

c) f (x − 2) = (x − 2)2 − 2(x − 2) + 2 = x2 − 6x + 10
d) f (x + ∆x) = (x + ∆x)2 − 2(x + ∆x) + 2
FI

= x2 + 2x∆x + (∆x)2 − 2x − 2∆x + 2


f (x + ∆x) − f (x) x2 + 2x∆x + (∆x)2 − 2x − 2∆x + 2 − (x2 − 2x + 2)
e) =
∆x ∆x
∆x(2x + ∆x − 2)
= = 2x + ∆x − 2. 
∆x

Ejemplo 3.1.4 Determinar cuáles de los siguientes conjuntos de pares ordenados son fun-
ciones; para los que lo sean, hallar su dominio y rango.
  
x √ 2
a) f = x, | x(x − 4) ≥ 0
x−4

b) g = {(|x − 1| − 1, x2 − 2) | 0 ≤ x ≤ 0}

c) h = {(x2 , x4 ) | −2 ≤ x ≤ 2}

d) F = {(x2 , x3 ) | −2 ≤ x ≤ 2}.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 125

Solución: El dominio de una función esta determinado por los valores que toman los
primeros elementos y no necesariamente por los valores que toma la variable independiente.
x
a) Cada valor de x determina un único valor para . Ası́, f es función, siendo
x−4
x
f (x) = . De esta expresión, x 6= 4. Además, los números x deben verificar:
x−4
√ 2
x(x − 4) ≥ 0. (1)

Por inspección en (1) se deduce que x ≥ 0 y que x = 0 es solución. Si x > 0, entonces


(1) es equivalente a:

x2 − 4 =⇒ x2 ≥ 4 =⇒ x ≥ 2.

01
De todo lo anterior, se concluye que: Df = [2, 4i ∪ h4, +∞i ∪ {0} .
Para calcular el rango, reescribimos:
x x−4+4 4A
M
f (x) = = =1+ .
x−4 x−4 x−4
IB

Para x = 0, se tiene:

f (0) = 0 (2)
N
U

Si 2 ≤ x < 4 =⇒ −2 ≤ x − 4 < 0
C-

1 1
=⇒ −∞ < ≤−
x−4 2
4
=⇒ −∞ < 1 + < −1 =⇒ −∞ < f (x) < −1. (3)
FI

x−4
Si 4 < x < +∞ =⇒ 0 < x − 4 < +∞
1
=⇒ 0 < < +∞
x−4
4
=⇒ 1 < 1 + < +∞ =⇒ 1 < f (x) < +∞. (4)
x−4
Ası́, de (2), (3) y (4), Rf = h−∞, −1i ∪ h1, +∞i ∪ {0} .

b) Si 0 ≤ x < 1 =⇒ −1 ≤ x − 1 < 0 =⇒ |x − 1| = 1 − x. Ası́,

g = {(1 − x − 1, x2 − 1) | 0 ≤ x < 1}
= {(−x, x2 − 1) | 0 ≤ x < 1}.

Hagamos u = −x, de donde x = −u y x2 = u2 . Además:

Si 0 ≤ x < 1 =⇒ 0 ≤ −u < 1 =⇒ −1 < u ≤ 0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


126 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Entonces se puede reescribir:

g = {(u, u2 − 1) | −1 < u ≤ 0}.

Es claro que cada valor de u, determina un único valor para u2 − 1. Por lo tanto, g es
una función. Los valores de u determinan el dominio, luego: Dg = h−1, 0]. Para este
dominio:

Si u ∈ h−1, 0] =⇒ −1 ≤ u2 − 1 < 0 =⇒ Rg = [−1, 0i.

c) En h = {(x2 , x4 ) | −2 ≤ x ≤ 2}, hagamos u = x2 . Para −2 ≤ x ≤ 2 se obtiene


0 ≤ x2 ≤ 4, o bien, 0 ≤ u ≤ 4. Ası́, reescribimos:

01
h = {(u, u2) | 0 ≤ u ≤ 4}.

A
Es claro que h es una función y que Df = [0, 4] y Rf = [0, 16].
M
d) En F = {(x2 , x3 ) | −2 ≤ x ≤ 2}, el primer elemento es un cuadrado pero el
segundo elemento no. Ası́, notamos que para puntos simétricos, como por ejemplo:
IB

x = 2 y x = −2, se obtienen los pares ordenados (4,8) y (4,-8), respectivamente.


Obtenemos dos pares distintos de F pero con el mismo primer elemento. Por tanto
N

concluimos que F no es función. 


U

Una función puede tener mas de una regla de correspondencia. Es decir una regla de
C-

correspondencia diferente para diferentes partes de su dominio. Para hallar el rango de


este tipo de funciones deben hallarse los rangos parciales. El rango total de la función será
FI

la unión de los rangos parciales.


El rango esta formado exactamente por todos los valores que toma la función. Cuando
la regla de correspondencia es una fórmula es posible, en ciertos casos, calcular el rango
mediante el siguiente procedimiento: a partir de una relación que indica el dominio (ge-
neralmente es un intervalo) se forma la regla de correspondencia de la función, teniendo
cuidado de realizar solo operaciones que permitan hallar el rango exacto. No siempre es
posible seguir este procedimiento. Ilustraremos dicho procedimiento en el siguiente ejemplo.

Ejemplo 3.1.5 Hallar el rango de la función definida por:



 x2 + 2x − 6 , si x ≤ 2
f (x) = 2x + 3
 , si x ≥ 4.
x−3

Solución: El problema lo dividimos en dos partes:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 127

a) Si f (x) = x2 + 2x − 6 , x ≤ 2 :
Para hallar el rango debemos hallar los valores exactos que toma f (x) . Para este
fin es conveniente completar cuadrados y reescribir:

x2 + 2x − 6 = (x + 1)2 − 7 =⇒ f (x) = (x + 1)2 − 7.

Ahora, partiendo del dominio, reproducimos esta regla de correspondencia:

−∞ < x ≤ 2 =⇒ −∞ < x + 1 ≤ 3 =⇒ 0 ≤ (x + 1)2 < +∞


=⇒ −7 ≤ (x + 1)2 − 7 < +∞ =⇒ −7 ≤ f (x) < +∞. (1)

2x + 3
b) Si f (x) = , x≥4:
x−3
Para hallar valores exactos de f (x) es conveniente reescribir:

01
2x + 3 2(x − 3) + 9 9 9
= =2+ =⇒ f (x) = 2 + .
x−3 x−3 x−3 x−3

A
Ahora, partiendo del dominio, reproducimos esta regla de correspondencia:
M
1
4 ≤ x ≤ +∞ =⇒ 1 ≤ x − 3 < +∞ =⇒ 0 < ≤1
x−3
IB

9 9
=⇒ 0 < ≤ 9 =⇒ 2 < 2 + ≤ 11
x−3 x−3
=⇒ 2 < f (x) ≤ 11. (2)
N

De (1) y (2), encontramos que el rango de f es:


U

Rf = [−7, +∞i ∪ h2, 11] = [−7, +∞i. 


C-

Ejemplo 3.1.6 Hallar el rango de la función definida por:


FI


 2x + 7

 ; x ∈ [−6, −3]
f (x) = 2
x −3 ; x ∈ h−3, −1i

 √
 3 − 5 + 4x − x2 ; x ∈ [−1, 5]

Solución: Tenemos tres casos:

a) Si f (x) = 2x + 7 , x ∈ [−6, −3] . Como:

−6 ≤ x ≤ −3 =⇒ −5 ≤ 2x + 7 ≤ 1
=⇒ −5 ≤ f (x) ≤ 1. (1)

b) Si f (x) = x2 − 3 , x ∈ h−3, −1i. Como:

−3 < x < −1 =⇒ 1 < x2 < 9 =⇒ −2 < x2 − 3 < 6


=⇒ −2 < f (x) < 6 (2)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


128 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

c) Si f (x) = 8 − 5 + 4x − x2 , x ∈ [−1, 5] . Completando cuadrados,
p
f (x) = 8 − 9 − (x − 2)2 .

Ası́,

Si −1 ≤ x ≤ 5 =⇒ 0 ≤ 9 − (x − 2)2 ≤ 9
p
=⇒ 0 ≤ 9 − (x − 2)2 ≤ 3
p
=⇒ 5 ≤ 8 − 9 − (x − 2)2 ≤ 8

=⇒ 5 ≤ f (x) ≤ 8. (3)
De (1), (2) y (3), se obtiene:

Rf = [−5, 1] ∪ h−2, 6i ∪ [5, 8] = [−5, 8]. 

01
Modelación por Funciones
A
Muchas funciones se originan en problemas geométricos, fı́sicos, quı́micos, económicos, etc.
M
A continuación damos algunos ejemplos.
IB

Ejemplo 3.1.7 En la región encerrada por la parábola y = 4 − x2 y el eje X, se inscriben


rectángulos con lados paralelos a los ejes coordenados y dos vértices sobre la parábola.
Hallar una función que dé las áreas de dichos rectángulos.
N

Solución: La Figura 3.7 muestra la parábola y uno de los rectángulos inscrito. La párabola
U

tiene su vértice en el punto (0,4) e intersecta


C-

al eje X en los puntos (-2,0) y (2,0). Si (x, y) y

es el vértice en el primer cuadrante, entonces, 4


FI

por la simetrı́a respecto del eje X, el área del y = 4 − x2 x x


2 (x, y)
rectángulo será A = 2xy. Pero y = 4 − x ,
por lo que reemplazando se obtiene:
y

A = 2x(4 − x2 ) -2 2
x
Vemos que el área es función de x. Si el punto
(x, y) sobre la parábola se hace variar entre
Fig. 3.7
el vértice de la parábola y el punto (2,0) se
generan todos los rectángulos posibles. Ası́, el dominio de la función será el intervalo cerrado
[0, 2]. Se incluyen x = 0 y x = 2, aún cuando con estos valores no habrı́a rectángulo, sino
tan solo segmentos de recta. Sin embargo, resulta conveniente incluir tales valores, cuando
se quiere determinar el rectángulo inscrito que tiene la mayor área, como veremos en el
capı́tulo 7.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.1. DEFINICIÓN, DOMINIO, RANGO Y GRÁFICA 129

Ejemplo 3.1.8 Un viaje subsidiado por una escuela costará 300 soles a cada alumno si
no lo hacen mas de 150 alumnos; sin embargo, el costo por alumno se reducirá en 5 soles
por cada uno que sobrepase los 150. Determinar una función que dé el ingreso total bruto
que obtendrı́a la escuela como una función del número de alumnos que harı́an el viaje.

Solución: Sea x el número de alumnos que harı́an el viaje y sea I(x) el ingreso total en
soles.
Si 0 ≤ x ≤ 150 , entonces el costo por alumno es 300 soles. El ingreso total será:

I(x) = 300x, 0 ≤ x ≤ 150. (1)

Si x > 150 , entonces el número de alumnos que sobrepasa los 150 serán x − 150 . El costo

01
por alumno se reducirá en 5(x − 150) soles, siendo dicho costo por alumno:

300 − 5(x − 150) = 1 050 − 5x. (2)

A
El ingreso total será: I(x) = x(1 050 − 5x) = 1 050x − 5x2 . Para hallar el dominio con-
M
sideramos que el costo por alumno no puede ser negativo. Ası́, en (2) debe verificarse:
1 050 − 5x ≥ 0. Resolviendo se obtiene: x ≤ 210. Ası́,
IB

I(x) = 1 050x − 5x2 , 150 < x ≤ 210. (3)


N

De (1) y (3), la función que dá el ingreso total bruto es:


U

(
300x ; x ∈ [0, 150]
f (x) =
C-

2
1 050x − 5x ; x ∈ h150, 210]. 
FI

Ejemplo 3.1.9 Una tienda comercial ha vendido 200 reproductores de discos compactos a
la semana a un precio de 300 dólares cada uno. Una investigación de mercado indica que
por cada 10 dólares de descuento que se ofrezca a los compradores el número de aparatos
vendidos se incrementará en 20 unidades más. Hallar una función que exprese el ingreso
e indicar:

a) ¿Cuánto debe ser la rebaja para maximizar el ingreso?

b) ¿Cuál debe ser el precio de venta para maximizar el ingreso?

c) ¿Cuál es el ingreso máximo?

Solución: Sea x el número de veces que se descuenta 10 dólares. Entonces el precio p de


cada reproductor será

p = 300 − 10x. (1)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


130 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

El número de reproductores que se venderán por semana a dicho precio será: 200 + 20x .
Entonces el ingreso será:

I(x) = (300 − 10x)(200 + 20x) = 60 000 + 4 000x − 200x2 .

Para hallar el dominio consideramos que ni x ni p pueden ser negativos. Por lo tanto, en
(1) debe verificarse:

300 − 10x ≥ 0 , x≥0 o bien que 0 ≤ x ≤ 30.

Ası́, completando cuadrados, la función ingreso será:

I(x) = 80 000 − 200(x − 10)2 , 0 ≤ x ≤ 30 (2)

01
Como 80 000 − 200(x − 10)2 ≤ 80 000 , deducimos que el máximo valor de I(x) es 80 000
y se obtiene cuando x = 10. Ası́, concluimos:

A
a) Para maximizar el ingreso debe rebajarse 10 veces 10 dólares. Es decir, el precio debe
M
rebajarse en 100 dólares.
IB

b) El precio de venta, para maximizar el ingreso, será de 300-100=200 dólares.

c) El ingreso máximo será de 80 000 dólares. 


N

Ejemplo 3.1.10 En una comunidad de 15 000 personas, la velocidad de propagación de


U

una enfermedad contagiosa es directamente proporcional tanto al número de personas con-


C-

tagiadas como al número de personas no contagiadas. Cuando existen 500 personas conta-
giadas, la velocidad de propagación es de 50 personas por dı́a.
FI

a) Encuentre un modelo matemático que exprese la velocidad de propagación de la en-


fermedad en función del número de personas contagiadas.

b) ¿Qué tan rápido se propaga la enfermedad cuando se hán contagiado 1 000 personas?

Solución: Sea x el número de personas contagiadas en un instante cualquiera. Entonces, el


número de personas contagiadas en dicho instante será (15000−x). Si denotamos por f (x)
a la velocidad de propagación de la enfermedad en dicho instante, expresado en número de
personas por dı́a, entonces:

f (x) = kx(15 000 − x), (1)

donde k es la constante de proporcionalidad. Si cuando el número de personas contagiadas


es de 500, la velocidad de propagación es de 50 personas por dı́a, entonces reemplazando
en (1), se obtiene

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 131

1
50 = k(500)(15 000 − 500) =⇒ k = . (2)
145 000
Como existen 15 000 personas, el dominio de f será 0 ≤ x ≤ 15, 000 . Ası́, de (1) y (2),

a) La función velocidad de propagación es


x(15 000 − x)
f (x) = , 0 ≤ x ≤ 15 000 .
145 000

b) Cuando x = 1 000 , entonces


1 000(15 000 − 1 000
f (1 000) = = 96,55
145 000
Ası́, cuando existan 1 000 personas contagiadas, la velocidad de propagación de la

01
enfermedad será de 97 personas por dı́a. 

3.2. Funciones Especiales


A
M
Algunas funciones son de uso frecuente en matemáticas y otras áreas, por lo que el
conocimiento de sus principales caracteristicas como dominio, rango y gráfica, se hace
IB

indispensable. Las ecuaciones o reglas de correspondencia que definen a otras funciones


pueden ser parecidas a las de algunas de estas funciones especiales, existiendo tan solo
N

algunas pequeñas diferencias, de modo que tengan caractrı́sticas parecidas.


U

Definición 3.2.1 (Función Constante) Es aquella función cuyo dominio es R y que


C-

su rango está formado por un solo número. Si este número es c, entonces su regla de
correspondencia es f (x) = c.
FI

Su gráfica es la recta horizontal y = c, como muestra la Figura 3.8.

Definición 3.2.2 (Función Identidad) Es aquella función denotada por I, cuyo domi-
nio es R y su regla de correspondencia es I(x) = x.

Esta función asigna a cada número x el mismo número (su identico). Su rango es también
R y su gráfica es la recta y = x, como muestra la Figura 3.9.

y y y
y=x
y=c
y = −x y=x

x
x x

Fig. 3.8 Fig. 3.9 Fig. 3.10


FELIX CARRILLO CARRASCAL
132 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Definición 3.2.3 (Función Valor Absoluto) Es aquella función cuyo dominio es R y


con regla de correspondencia f (x) = |x| . Es decir,
(
x ; si x ≥ 0
f (x) = |x| =
−x ; si x < 0.

La gráfica de esta función es como muestra la Figura 3.10.

Definición 3.2.4 (Función Lineal) Es aquella función cuyo dominio es R y su regla de


correspondencia es:
f (x) = ax + b , a 6= 0.

01
La gráfica de la función lineal es la recta oblı́cua y = ax + b, donde a es la pendiente.
Omitimos trazar su gráfica por ser conocida la gráfica de una recta oblı́cua. El rango de la
función lineal es R.
A
M
Definición 3.2.5 (Función Cuadrática) Es aquella función cuyo dominio es R y su
IB

regla de correspondencia es de la forma:

f (x) = ax2 + bx + c , a 6= 0.
N
U

Para hallar su gráfica hacemos y = ax2 + bx + c, ecuación que corresponde a una parábola.
C-

Completando cuadrados esta ecuación se transforma en:


 2  
b b2
FI

y =a x+ + c− .
2a 4a

Esta ecuación tiene la forma y = a(x − h)2 + k, que indica que la parábola tiene su vértice
b b2
en el punto (h,k). Identificando: h = − 2a , k = c− 4a
. Como el vértice pertenece a la
gráfica, debe verificarse k = f (h). Ası́, dada la función cuadrática f (x) = ax2 + bx + c, se
halla directamente el vértice de la parábola por medio de las siguientes ecuaciones:

b
h=− , k = f (h).
2a

Ası́, la gráfica de la función cuadrática es una parábola con vértice en (h,k), con eje paralelo
al eje Y . Existen dos casos:
Si a > 0, la parábola se abre hacia arriba siendo su rango el intervalo [k, +∞i.
Si a < 0, la parábola se abre hacia abajo siendo su rango el intervalo h−∞, k].
La Figura 3.11 muestra las gráficas para ambos casos.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 133

y y
(h, k)

a>0
a<0

(h, k)
x
x

Fig. 3.11

Definición 3.2.6 (Función Raı́z Cuadrada) Es aquella función con dominio el inter-

valo [0, +∞i y regla de correspondencia f (x) = x.

01
Si hacemos y = x y luego elevamos al cuadrado se obtiene y 2 = x . Ası́, la gráfica de
la función raı́z cuadrada es la mitad superior de la parábola y 2 = x, tal como muestra la
Figura 3.12. Su rango es el intervalo [0, +∞i.
A
M
y y
√ y = x3
IB

y= x

1 1
N

1 x 1 x
U
C-

Fig. 3.12 Fig. 3.13


FI

Definición 3.2.7 (Función Cúbica) Es aquella función cuyo dominio es R y con regla
de correspondencia f (x) = x3 .

Haciendo y = x3 y dando valores a x, se obtiene la curva que muestra la Figura 3.13. El


rango es R.
Observación: La funcióin cuadrática y la función cúbica son dos casos particulares
de lo que se denomina, en general, Funciones Polinómiales. Estas tienen como regla de
correspondencia un polinomio. Ası́, la función:

f (x) = an xn + an−1 xn−1 + an−2 xn−2 + · · · + a1 x + a0 , an 6= 0

es denominada función polinomial de grado n. El trazado de sus gráficas, para n ≥ 3,


no se limita simplemente a dar valores particulares a la variable x. En capı́tulos posteriores
se desarrollan temas que permiten el trazado más preciso de las gráficas de este tipo de
funciones y de otras funciones.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


134 CAPÍTULO 3. FUNCIONES
 
Definición 3.2.8 (Función Máximo Entero) Es aquella función denotada por ,
cuyo dominio es R y cuya regla de correspondencia asigna a cada número x el mayor
número entero no mayor que x
 
La regla de correspondencia de la función máximo entero es f (x) = x , donde la expresión
 
x se lee: máximo entero de x.
De la definición, se deduce que si n es un número entero cualquiera, entonces:
 
x =n si y solo si n ≤ x < n + 1.

La gráfica de la función máximo entero está formado por segmentos de rectas horizontales
cuyas ecuaciones son de la forma y = n para todo x ∈ [n, n + 1i, tal como muestra la
Figura 3.14. El rango es el conjunto de los números enteros Z.

01
y

2
A y
M
1 1
IB

-3 -2 -1 1 2 3 x x
-1 -1
N

-2
 
U

Fig. 3.14. Gráfica de y = x Fig. 3.15. Gráfica de y = sgn(x)


C-

Definición 3.2.9 (Función Signo) Es la función, denotada por sgn , cuyo dominio es R
y con regla de correspondencia:
FI


 −1 ; si x < 0


sgn(x) = 0 ; si x = 0


 1 ; si x > 0.

donde sgn(x) se lee: signo de x.

Notese que su rango es el conjunto {−1, 0, 1}. La Figura 3.15 muestra su gráfica.
En los siguientes ejemplos estableceremos algunas propiedades que son de utilidad para
obtener la gráfica de ciertas funciones a partir de la gráfica de otra función que presenta
caracterı́sticas parecidas.

Ejemplo 3.2.1 Sea la función f (x) = x2 − 2x. Hallar la gráfica de f y de las siguientes
funciones:

a) g(x) = f (x) + 2 b) h(x) = f (x − 3).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 135

Solución: Hagamos y = f (x) = x2 − 2x. Completando cuadrados se obtiene:

y = (x − 1)2 − 1 (1)

La gráfica de f es una parábola con vértice en (1,-1) que muestra la Figura 3.16(a).
y y g
y

f h

1
1 4
x 1 x x
-1 -1
(a) (b) (c)

01
Fig. 3.16

A
a) Si hacemos y = g(x) = f (x) + 2, entonces un punto en la gráfica de g es el punto
(x, f (x) + 2). El punto en la gráfica de f , para el mismo x es (x, f (x)). Vemos que el
M
punto para g está dos unidades mas arriba que el punto para f . En efecto y = f (x)
IB

es equivalente a:

y = (x − 1)2 + 1 (2)
N
U

La ecuación (2) corresponde a una parábola con vértice en (1,1), idéntica en forma
a la gráfica de la ecuacion (1), pero como si esta última se hubiera desplazado 2
C-

unidades hacia arriba, tal como muestra la Figura 3.16(b).


FI

b) y = h(x) = f (x−3) se obtiene cambiando x por x−3 en la ecuación (1), obteniendose:

y = (x − 4)2 − 1 (3)

que es la ecuación de una parábola con vértice en (4,-1) y que se abre hacia arriba,
tal como muestra la Figura 3.16(c). Nótese que esta parábola es identica en forma a
la gráfica de la ecuación (1), pero como si ésta se hubiera desplazado 3 unidades a la
derecha. 

El análisis realizado en este ejemplo, tanto en la parte (a) como en la parte (b), pueden
ser generalizados. El Teorema 2.4.4, visto en la sección 4 del capı́tulo 2, limitado solo a las
relaciones definidas por ecuaciones queda expresado por el siguiente teorema.

Teorema 3.2.1 Sea C la gráfica de una ecuación en las variables x e y. Entonces:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


136 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

i) Si toda y de la ecuación se cambia por y − k se obtiene una nueva ecuación cuya


gráfica se obtiene desplazando cada punto de C, k unidades hacia arriba, si k es
positivo, o −k unidades hacia abajo, si k es negativo.

ii) Si toda x de la ecuación se cambia por x − a se obtiene una nueva ecuación cuya
gráfica se obtiene desplazando cada punto de C, a unidades a la derecha, si a es
positivo, o −a unidades a la izquierda, si a es negativo.

Este teorema se refiere a gráficas de ecuaciones en las variables x e y, expresen o no una


relación funcional. Aplicado a la ecuación y = f (x) encontramos que los cambios de y por
y − k o por y + k, o los cambios de x por x − a o por x + a, nos permitirá obtener las
siguientes ecuaciones:

01
y = f (x) + k , y = f (x) − k , y = f (x − a) y = f (x + a).

El siguiente teorema, consecuencia del Teorema 3.2.1, establece como hallar las gráficas de
dichas ecuaciones. A
M
Teorema 3.2.2 Sea C la gráfica de la ecuación y = f (x) y sean k y a números
IB

reales positivos. Entonces:

i) La gráfica de la ecuación y = f (x) + k se obtiene desplazando cada punto de C,


N

k unidades hacia arriba. Análogamente, la gráfica de la ecuación y = f (x) − k se


U

obtiene desplazando cada punto de C, k unidades hacia abajo.


C-

ii) La gráfica de la ecuación y = f (x − a) se obtiene desplazando cada punto de C,


a unidades a la derecha. Análogamente, la gráfica de la ecuación y = f (x − a) se
FI

obtiene desplazando cada punto de C, a unidades a la izquierda.

Debe tenerse presente que los cambios de la variable x que se indican en los Teoremas 3.2.1
y 3.2.2 alteran el dominio. Igualmente, los cambios en la variable y alteran el rango.

Ejemplo 3.2.2 Hallar la gráfica de las siguientes ecuaciones:



a) y = |x + 3| + 2 b) y = −1 + x − 2.

Solución:

a) La ecuación puede rescribirse de la forma:

y − 2 = |x + 3| (1)

Podemos considerar que esta ecuación se ha obtenido cambiando x por x + 3 e y por


y − 2,en la ecuación y = |x|. Ası́, aplicando simultaneamente los incisos (i) y (ii) del

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 137

Teorema 3.2.1, o lo que es lo mismo, los del Teorema 3.2.2, se deduce que la gráfica
de la ecuación (1) puede obtenerse desplazando la gráfica de la función valor absoluto
(Figura 3.10), 3 unidades a la izquierda, y luego, 2 unidades hacia arriba. La Figura
3.17 muestra dicha gráfica.

y y

2
2
x
-3 x
-1

01
Fig. 3.17 Fig. 3.18

b) La ecuación puede reescribirse:


A
M

y+1= x−2 (2)
IB

Podemos considerar que esta ecuación se ha obtenido cambiando x por x − 2 y luego



y por y + 1, en la ecuación y = x. Ası́, por aplicación del Teorema 3.2.1 o del
N

Teorema 3.2.2, la gráfica de (2) puede obtenerse desplazando la gráfica de la función


U

raı́z cuadrada (Figura 3.12), 2 unidades a la derecha, y luego, 1 unidad hacia abajo.

Ası́, la Figura 3.18 es la gráfica de la ecuación y = −1 + x − 2. 
C-
FI

Otra de las propiedades utilizadas en el trazado de gráficas se ilustra en el siguiente


ejemplo.

Ejemplo 3.2.3 Sean las funciones:

x2
f (x) = −2 y g(x) = −f (x).
2

Hallar las gráficas de las funciones f y g.

x2
Solución: La gráfica de la ecuación y = f (x) = − 2 es la parábola con vértice en el
2  2 
x
punto (0,-2) que muestra la Figura 3.19(a). Si ahora hacemos y = g(x) = − −2 ,
2
x2
o bien, g(x) = − + 2, encontramos que la gráfica de g es la parábola con vértice en el
2
punto (0,2) que muestra la Figura 3.19(b).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


138 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

y x2
y= 2 −2
y 2
y = − x2 + 2
-2

-2 2 x -2 2
x
-2

(a) Gráfica de f
Fig. 3.19 (b) Gráfica de g

De la comparación de las dos gráficas, observamos que la gráfica de g es la imagen (simétri-


ca) de la gráfica de f respecto del eje X. En efecto, si (x, f (x)) es un punto de la gráfica
de f , entonces, para el mismo x, el punto correspondiente a la gráfica de g es (x, −f (x)).

01
Este punto es el simétrico del primero respecto del eje X. 

A
El razonamiento empleado en este ejemplo se basa en que el punto (x, −y) es el simétrico
M
del punto (x, y) respecto del eje X y que la ecuación, y = −f (x), se obtiene cambiando y
por −y en la ecuación y = f (x).
IB

Como el punto (−x, y) es el simétrico de (x, y) respecto del eje Y , entonces el mismo ra-
zonamiento puede ser empleado para demostrar el inciso (i) del siguiente teorema, aplicado
N

a gráficos de ecuaciones entre las variables x e y, expresen o no una relación funcional.


U

Teorema 3.2.3 Sea C la gráfica de una ecuación en las variables x e y. Entonces:


C-

i) Si toda x de la ecuación se cambia por −x se obtiene una nueva ecuación cuya gráfica
es la imagen de C con respecto al eje Y .
FI

ii) Si toda y de la ecuación se cambia por −y se obtiene una nueva ecuación cuya gráfica
es la imagen de C con respecto al eje X.

Si la ecuación es de la forma y = f (x), el teorema anterior puede expresarse de la siguiente


forma:

Teorema 3.2.4 Sea C la gráfica de la ecuación y = f (x). Entonces:

i) La gráfica de la ecuación y = −f (x) es la imagen de la curva C respecto del eje X

ii) La gráfica de la ecuación y = f (−x) es la imagen de la curva C respecto del eje Y .

Observe que el cambio en la variable x por −x altera el dominio. Igualmente, el cambio en


el y por −y, altera el rango.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 139

Ejemplo 3.2.4 Sea f la función dada por:





 √x ; −3 ≤ x < −1
f (x) = 1−x ;2 −1 ≤ x ≤ 1


 x+1 ; 1 < x ≤ 2.

Trace la gráfica de f y luego utilice esta gráfica para obtener las gráficas de las ecuaciones:

a) y = −f (x) b) y = f (−x) c) y = f (2 − x)

Solución: Las gráficas para los intervalos [−3, −1i y h1, 2] son porciones de las rectas
y = x e y = x + 1, respectivamente. En cambio, para el intervalo [−1, 1], se ha de graficar

la ecuación y = 1 − x2 . Nótese que, y ≥ 0. Elevando al cuadrado se obtiene:

01
y 2 = 1 − x2 , o lo que es lo mismo, x2 + y 2 = 1. (1)

A
La ecuación (1) corresponde a la de una circuferencia, pero como y ≥ 0, debe graficarse
M
solo la mitad superior. La Figura 3.20(a) muestra la gráfica de f correspondiente a cada
intervalo.
IB

y y
3 3
N

2
U

1
-3 -1 1 -3 -1 1
C-

2 x 2 x
-1
FI

-2
-3 -3

(a) y = f (x) (b) y = −f (x)

y y
3 3
2 2

-2 -1 1 3 -2 -1 1 3 5
x x
-1 -1

-3 -3

(c) y = f (−x) (d) y = f (2 − x)


FELIX CARRILLO CARRASCAL
140 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Fig. 3.20

De la Figura 3.20(a) y los Teoremas 3.2.3 y 3.2.4, concluimos:

a) La gráfica de y = −f (x) es la imagen de la gráfica de f con respecto al eje X, tal


como muestra la Figura 3.20 (b).

b) La gráfica de y = f (−x) es la imagen de la gráfica de f con respecto al eje Y , tal


como muestra la Figura 3.20(c).

c) Como 2 − x = −(x − 2), la ecuación y = f (2 − x) se puede obtener cambiando x por


x − 2 en la ecuación y = f (−x); por lo tanto, la grafica de la ecuación y = f (2 − x) se
obtiene desplazando la gráfica de la ecuación y = f (−x), dos unidades a la derecha,

01
tal como muestra la Figura 3.20 (d). 

Ejemplo 3.2.5 Sea f la función definida por f (x) = x2 − 4. Hallar la gráfica de f y luego,
a partir de ésta grafica, hallar la gráfica de y = |x2 − 4| A
M
Solución: La Figura 3.21(a) muestra la gráfica de la ecuación y = x2 − 4 (gráfica de f ).
IB

y y
4
N
U
C-

-2 2 x -2 2 x
FI

-4 -4
(a) y= x2 −4 (b) y = |x2 − 4|
Fig. 3.21
Por la definición de valor absoluto:
(
x2 − 4 ; si x2 − 4 ≥ 0
y = |x2 − 4| = (1)
4 − x2 ; si x2 − 4 < 0.

En vez de resolver las desigualdades en (1), utilizaremos otro razonamiento.


En la Figura 3.21(a), vemos que una porción de la gráfica se encuentra por encima del
eje X y otra porción está por debajo de dicho eje. Si la gráfica está por encima del eje X
significa que para los puntos de ésta porción, se verifica: y > 0, o bien que, x2 − 4 > 0.
Por lo contrario, si la gráfica está debajo del eje X significa, que para estos otros puntos,

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 141

se verifica : y < 0, o bien que, x2 − 4 < 0. Todo esto nos lleva a la siguiente conclusión:
los puntos de la gráfica de y = x2 − 4 que estan sobre el eje X pertenecen también al
grafico de la ecuación y = |x2 − 4|. En cambio los puntos que se ecuentran debajo del eje X
hay que reflejarlos hacia arriba de este eje, tomando como espejo al eje X, para hallar los
puntos correspondientes a la gráfica de y = |x2 − 4|. La Figura 3.21(b) muestra la gráfica
de y = |x2 − 4|, obtenida siguiendo el procedimiento descrito. 

El análisis realizado en el Ejemplo 3.2.5 puede ser generalizado al trazado de gráficas de


ecuaciones dela forma y = |f (x)|. El siguiente teorema establece esta generalización.

Teorema 3.2.5 Sean C1 y C2 las gráficas de las ecuaciones y = f (x) e y = |f (x)|,


respectivamente.

01
i) Si los puntos de C1 se encuentra totalmente por encima del eje X, entonces C2 coin-
cide con C1 .
A
M
ii) Si los puntos de C1 se encuentra totalmente por debajo del eje X, entonces C2 coincide
con la imagen de C1 con respecto al eje X.
IB

iii) Si los puntos de C1 se encuentran, una parte arriba de eje X y otra parte debajo de
dicho eje, y si, la parte de C1 que se encuentra debajo se refleja por encima del eje
N

X, entonces la curva que resulta coincide con C2 .


U

Como consecuencia de este teorema se puede establecer la siguiente regla:


C-

Para obtener la gráfica de la ecuación y = |f (x)| se grafica previamente la ecuación


y = f (x). A continuación, la parte de la gráfica de f que esta debajo del eje X se refleja
FI

por encima de dicho eje , tomando el eje X como espejo; la figura que se obtiene será la
gráfica de la ecuacion y = |f (x)|.

Ejemplo 3.2.6 A partir de la gráfica de la ecuación y = |x|, halle la gráfica de la ecuacion:

y = |3 − |x − 2||

Solución: Hallaremos primero la gráfica de la ecuación:

y = 3 − |x − 2|. (1)

A su vez, para hallar la gráfica de (1), trazamos antes sucesivamente las gráficas de las
siguientes ecuaciones:

y = |x| (2) , y = −|x| (3) , y = 3 − |x|. (4)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


142 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Observamos que la gráfica de la ecuación (2) es la de la función valor absoluto: Figura


3.22(a). Por el Teorema 3.2.4 deducimos que la gráfica de la ecuación (3) es la imagen
de la anterior, respecto del eje X, tal como muestra la Figura 3.22(b). A continuación,
desplazando esta gráfica 3 unidades hacia arriba obtenemos la gráfica de la ecuación (4),
mostrada en la Figura 3.22(c).
La ecuación (1) puede obtenerse cambiando x por x − 2 en la ecuación (4). Por lo tanto,
desplazando la gráfica que muestra la Figura 3.22(c), 2 unidades a la derecha, obtenemos
la gráfica de la ecuación (1), tal como muestra la Figura 3.22(d). Finalmente, aplicando la
regla descrita lı́neas arriba, reflejamos hacia arriba del eje X la parte de la gráfica de la
Figura 3.22(d) que se encuentra debajo de dicho eje. Lo que se obtiene será la gráfica de
la ecuación y = |3 − |x − 2||, tal como muestra la Figura 3.22(e). 

01
y y y
3

A
M
x x x
IB

(a) (b) (c)


y y
N

3 3
U

-1 5
C-

2 x -1 2 5 x
FI

(d) (e)
Fig. 3.22
A continuación veremos algunos ejemplos adicionales sobre cálculo de dominio, rango y
trazado de gráficos de funciones cuyas reglas correspondencias involucran a algunas de las
funciones especiales.

Ejemplo 3.2.7 Trazar la gráfica de las siguientes funciones, indicando su dominio y ran-
go:
  2    2
a) f (x) = |x + 2| − |x − 1| b) f (x) = x − x + x c) f (x) = x2 − x .

Solución: El dominio de cada una de estas funciones es R . Ası́,

a) Si f (x) = |x + 2| − |x − 1|. Debemos eliminar las barras. Los puntos crı́ticos para los
valores absolutos son -2 y 1. Como sabemos, estos puntos dividen al dominio en 3
regiones. Ası́,

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 143

Si x < −2, entonces x + 2 y x − 1, son ambos negativos. Por lo tanto,

f (x) = −(x + 2) + (x − 1) = −3 , x < −2. (1)

Si −2 ≤ x < 1, entonces x + 2 ≥ 0 y x − 1 < 0. Por lo tanto,

f (x) = x + 2 + (x − 1) = 2x + 1 , −2 ≤ x < 1. (2)

Si x ≥ 1, entonces x + 2 y x − 1 son ambos positivos. Por lo tanto,

f (x) = x + 2 − (x − 1) = 3 , x ≥ 1. (3)

De (1), (2) y (3),


y

01
 3

 −3 ; si x < −2


-2
f (x) = 2x + 1 ; si −2 ≤ x < 1


 3 ; si x ≥ 1. A 1 x
M
-3 Fig. 3.23
IB

La Figura 3.23 muestra su gráfica. De esta gráfica vemos que Rf = [−3, 3]


  2  
b) Si f (x) = x − x + x . Consideremos intervalos de la forma n ≤ x < n + 1,
N

con n entero. Entonces la regla de correspondencia se reduce a:


U

f (x) = (x − n)2 + n , n ≤ x < n + 1.


C-

La gráfica, para dicho intervalo, es la porción de la parábola y = (x − n)2 + n, que


muestra la Figura 3.24(a). Notese que el vértice de la parábola es el punto (n, n).
FI

Considerando algunos valores de n (por ejemplo entre -2 y 4), encontramos que la


gráfica de f es como muestra la Figura 3.24(b). Como n puede ser cualquier número
entero, deducimos que Rf = R.

y
y

2
n+1
1
-2 -1
n
1 2 x
-1
n n+1 x
-2
(a) (b)

Fig. 3.24

FELIX CARRILLO CARRASCAL


144 CAPÍTULO 3. FUNCIONES
 2
c) Si f (x) = x2 − x . También tomando intervalos de la forma n ≤ x < n + 1,
encontramos que:
f (x) = x2 − n2 , n ≤ x < n + 1.

Su gráfica es la porción de la parábola y = x2 − n2 . Los vértices de las parábolas


estan en los puntos de la forma 0, −n2 (puntos sobre el eje Y ) y son semejantes a
la gráfica de la parábola y = x2 , pero desplazados n2 unidades hacia abajo. Para
algunos valores de n se obtienen:

Si n = −2 =⇒ y = x2 − 4 ; x ∈ [−2, −1i.
Si n = −1 =⇒ y = x2 − 1 ; x ∈ [−1, 0i.
Si n = 0 =⇒ y = x2 ; x ∈ [0, 1i.

01
Si n = 1 =⇒ y = x2 − 1 ; x ∈ [1, 2i.
Si n = 2 =⇒ y = x2 − 4 ; x ∈ [2, 3i.

A
Dibujando cada tramo, encontramos que la gráfica de f es como muestra la Figura
3.25.
M
y
IB

5
N

3
U

1
C-

-2 -1
1 2 3 x
FI

-1

-3

-4

Fig. 3.25
De esta figura se deduce lo siguiente:

i) Si n ≥ 0, la porción de parábola está a la derecha del eje Y . Calculemos el el rango


para este caso:

Si n ≤ x < n + 1 =⇒ n2 ≤ x2 < (n + 1)2 =⇒ 0 ≤ x2 − n2 < 2n + 1


=⇒ 0 ≤ f (x) < 2n + 1

En la última relación observamos que si n crece indefinidamente, f (x) tambien crece


indefinidamente; por lo tanto, el rango cuando x ≥ 0 es el intervalo: [0, +∞i.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 145

ii) Si n ≤ −1, la porción de la parábola está a la izquierda del eje Y (x solo toma valores
negativos). Veamos cual serı́a el rango en este caso:
Si n ≤ x < n + 1 =⇒ (n + 1)2 < x2 ≤ n2 =⇒ 2n + 1 < x2 − n2 ≤ 0
=⇒ 2n + 1 < f (x) ≤ 0
En la última relación observamos que si n decrece indefinidamente, f (x) también
decrece indefinidamente; porlo tanto, el rango para todo x < 0, es el intervalo h−∞, 0].
De (i) y (ii) concluimos que Rf = R. 
 
x+4
Ejemplo 3.2.8 Sea la función f (x) = sgn . Hallar su dominio, trazar su gráfica
x2 − 4
e indicar su rango.

Solución: El denominador no debe ser nulo, por lo que Df = R − {−2, 2}.

01
Por definición de la función signo podemos reescribir:

 x+4

 −1 ; si <0
x2 − 4

f (x) = sgn

x+4
 
=




0 ; si
A x+4
=0
M
x2 − 4 
 x2 − 4



 x+4
IB

 1 ; si
 > 0.
x2 − 4
Hay que determinar los signos de
x+4 x+4
N

= .
x2 − 4 (x + 2)(x − 2)
U

Los puntos crı́ticos son: -4, -2 y 2. Estos puntos dividen a la recta numérica en 4 regiones.
x+4
C-

La Figura 3.26(a) muestra los signos que tiene 2 ,en cada una de estas regiones.
x −4
Considerando dichos signos y de la definición de la función signo, la regla de correspondencia
FI

de f se reduce a:

 −1 ; si x ∈ h−∞, −4i ∪ h−2, 2i


f (x) = 0 ; si x = −4


 1 ; si x ∈ h−4, −2i ∪ h2, +∞i.
La Figura 3.26 (b) muestra la gráfica de f . Observese que Rf = {−1, 0, 1}. 

1
- + - +
-4 -2 2 -4 -2 2 x
(a)
-1 (b)

Fig. 3.26

FELIX CARRILLO CARRASCAL


146 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.2.9 Sea k un entero positivo y sean las funciones:


  hh x ii
i) y = kx ii) y = .
k
Describa un procedimiento para calcular el rango de estas funciones; luego, aplique dicho
procedimiento para hallar el rango y gráfica de las siguientes funciones:
    hh x ii
a) y= 2x b) y= 3x c) y= .
2
 
Solución: Hemos visto que para obtener un solo valor para x es conveniente tomar
valores de x en intervalos de la forma [n, n+1i . Esto se debe a que el ancho de este intervalo
es igual a 1. Veamos qué se obtiene si cada elemento de dicho intervalo se multiplica por
un entero k positivo:

01
Si n ≤ x < n + 1 =⇒ kn ≤ kx < k(n + 1). (1)

  A
Como k y n son enteros, entonces los números kn y k(n + 1) son tambien enteros, pero no
consecutivos, por lo que kx no tomará un solo valor sino varios. Necesitamos determinar
M
 
intervalos para x en que kx tome un solo valor. Para ello, observamos que el intervalo
 
IB

[kn, k(n + 1)i, tiene ancho k. Esto sugiere que para analizar los valores que toma kx
no es conveniente tomar intervalos de ancho 1, sino intervalos de ancho 1/k. Es decir, los
intervalos de la forma [n, n + 1i debemos dividirlos en k subintervalos de anchos iguales a
N

1/k. Ası́,
U

1
Si n≤x<n+ k
=⇒ kn < kx < kn + 1. (2)
C-

 
De (2) vemos que kx esta entre dos enteros consecutivos por lo que kx = kn. En los
FI

siguientes intervalos se tiene que

Si n + 1/k ≤ x < n + 2/k =⇒ kn + 1 ≤ kx < kn + 2


 
=⇒ kx = kn + 2.

Si n + 2/k ≤ x < n + 3/k =⇒ kn + 2 ≤ kx < kn + 3


 
=⇒ kx = kn + 3.
.. .. ..
. . .

En el k-esimo subintervalo:

Si n + (k − 1)/k ≤ x < n + 1 =⇒ kn + k − 1 ≤ kx < kn + k


 
=⇒ kx = k(n + 1) − 1.
 
Vemos pues que si x ∈ [n, n + 1i, entonces kx toma los siguientes k valores:

kn, kn + 1, kn + 2, ··· , k(n + 1) − 1. (3)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 147
 
Notese que el primer valor que tomarı́a kx , en el siguiente intervalo [n + 1, n + 2i, será
 
k(n + 1). Es decir, los valores que toma kx son números enteros consecutivos. Osea, el
 
rango de las funciones de la forma y = kx es el cojunto de los números enteros Z.

a) Si k = 2 entonces los intervalos [n, n + 1i se dividen en 2: [n, n + 21 i y [n + 21 , n + 1i.

1
Si n≤x<n+ 2
=⇒ 2n ≤ 2x < 2n + 1
 
=⇒ 2x = 2n.

1
Si n + 2
≤ x < n + 1 =⇒ 2n + 1 ≤ 2x < 2n + 2
 
=⇒ 2x = 2n + 1.

01
Ası́, 
   2n ; x ∈ [n, n + 21 i
y= 2x =

A
2n + 1 ; x ∈ [n + 12 , n + 1i.
M
Para n = 0 se obtiene el intervalo [0, 1i, el que queda dividido en 2 mitades en los
que [[2x]] toma los valores 0 y 1. Como los valores se incrementan de uno en uno y
IB

 
para intervalos de ancho 12 , entonces la gráfica de la ecuación y = 2x es como
muestra la Figura 3.27.
N

y y
U

2 2
C-

1 1
-1 -1/2 -2/3 -1/3
3/2 x x
FI

1/2 1 1/3 2/3 1


-1 -1

-2 -2

 
Fig. 3.27 y= 2x Fig. 3.28 y = [[3x]]

b) si k = 3, entonces el intervalo [n, n + 1i debe dividirse en 3 subintervalos: [n, n + 13 i ,


[n + 13 , n + 23 i y [n + 32 , 1i. Reemplazando k = 3 en (3), encontramos que los valores
 
de 3x son: 
 3n
 ; x ∈ [n, n + 13 i
  
y = 3x = 3n + 1 ; x ∈ [n + 13 , n + 32 i


 3n + 2 ; x ∈ [n + 23 , n + 1i.
Para n = 0 se obtiene el intervalo [0, 1i, el que queda dividido en 3 partes de igual
 
ancho. En este intervalo 3x toma los valores 0, 1 y 2. Graficando para este intervalo

FELIX CARRILLO CARRASCAL


148 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

y considerando que en los demás intervalos los incrementos son de 1 en 1, la gráfica


completa es como muestra la Figura 3.28.
   
c) Si para kx el ancho de los intervalos deben ser iguales a k1 , entonces para x
k
el
ancho de los intervalos deben ser iguales a k y ser de la forma [kn, k(n + 1)i. Ası́,

Si kn ≤ x < k(n + 1) =⇒ n ≤ xk < n + 1


 x 
=⇒ k
= n.

El intervalo que sigue es [k(n + 1), k(n + 2)i . En este intervalo:

si k(n + 1) ≤ x < k(n + 2) =⇒ n + 1 ≤ xk < n + 2


 x 
=⇒ k
=n+1

01
Vemos que el valor de la funcion se ha incrementado en una unidad. Ası́, al variar n
 
entre todos los valores enteros, encontraremos que el rango de y = xk es Z.
 
A
Si tomamos k = 2, entonces y = x2 y los intervalos a tomar seran de ancho 2 y son
de la forma [2n, 2n + 2i. Para n = 0 se obtiene el intervalo [0, 2i y en este intervalo,
M
 x 
2
= 0. Como los valores, a medida que n aumenta, se incrementan de uno en uno,
IB

 
se deduce que la gráfica de y = x2 es como muestra la Figura 3.29. 
y
N

2
U

1
-4 -2
C-

2 4 6 x
-1 hh x ii
y=
FI

-2 2

Fig. 3.29

Resolución gráfica de Inecuaciones


Algunas de las inecuaciones, vistas en el capitulo de números reales, pueden ser resueltas
en forma más sencilla: por simple comparación de las gráficas de dos funciones. Por ejemplo,
consideremos la inecuación:

x3 − x ≥ 0 o bien x(x + 1)(x − 1) ≥ 0.

Por el método de los puntos crı́ticos halları́amos que el conjunto solución es: [−1, 0] ∪
[1, +∞i. Pero la inecuación dada puede expresarse de la forma:

x3 ≥ x.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 149

Consideremos ahora las dos ecuaciones y = x3 e y = x . Sus respectivas gráficas se muestran


en la Figura 3.30.
y y = x3
y=x
1

−1 0
1 x

−1

Fig. 3.30
Se observa que si x ∈ h−1, 0i ∪ h1, +∞i, entonces la gráfica de y = x3 está por encima de

01
la gráfica de y = x. Esto significa que para estos valores de x, se verifica la relación x3 > x.
En cambio, si x ∈ h−∞, −1i ∪ h0, 1i, la gráfica de y = x3 , está por debajo de la gráfica de

A
y = x. Por lo tanto, para estos valores de x, se varifica la relación x3 < x. Como ambas
curvas se intersectan en x = −1 o x = 1, es decir f (−1) = g(−1) Y f (1) = g(1), entonces
M
podemos concluir:
IB

x3 ≥ x si y solo si x ∈ [−1, 0] ∪ [1, +∞i.

El procedimiento descrito puede ser generalizado a la resolución de inecuaciones cuya so-


N

lución analı́tica pueden resultar complicadas.


U

Si la inecuación tiene la forma:


C-

f (x) > g(x), o lo que es lo mismo f (x) − g(x) > 0,


FI

formamos las ecuaciones y = f (x) e y = g(x) y las graficamos. Los valores de x para los
cuales la gráfica de y = f (x)está más arriba que la gráfica de y = g(x), determinan la
solución de la inecuación.
Si la inecuación tiene la forma:

f (x) ≤ g(x), o lo que es el mismo f (x) − g(x) ≤ 0,

la solución está determinado por los x para los cuales la gráfica de f está debajo de g,
incluyendose también los x para los cuales ambas gráficas se intersectan.

Ejemplo 3.2.10 Sea el conjunto:


(   )
 x
A= x∈R ≥0
|x| − x + 1

y sea f la función definida por, f (x) = 3 − |x − 2|, x ∈ A. Hallar el dominio, rango y


gráfica de f .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


150 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Solución: Observamos que A es el conjunto solución de la inecuación:


 
x
≥ 0. (1)
|x| − x + 1

Para su solución deberiamos considerar que el numerador y denominador deben tener igual
signo. Esto implica considerar dos casos: ambos positivos y ambos negativos. Resolver las
desigualdades correspondientes implicará un proceso largo y tedioso. En lugar de este
procedimiento usaremos otro. Analicemos el denominador de (1). El denominador puede
ser positivo o negativo. Consideremos el caso que sea positivo; es decir que:

|x| − x + 1 > 0 o bien |x| > x − 1. (2)

01
Tomando en cuenta ambos miembros de (2), formemos las ecuaciones y = |x| e y = x − 1.
La gráfica de ambas ecuaciones se muestran en la Figura 3.31.

y
y = |x| A
y
M
3
y = 3 − |x − 2|
IB

1
1 x
5
y =x−1 −1 x
2
N
U

Fig. 3.31 Fig. 3.32


C-

Se observa que la gráfica de y = |x| está siempre más arriba que la gráfica de la recta
FI

y = x − 1,cualquiera que sea el valor de x. Esto significa que (2) se verifica para todo
x ∈ R, o lo que es lo mismo, el denominador de (1) es siempre positivo. Ası́, la relación (1)
es equivalente a la relación:
 
x ≥ 0. (3)

La solución de (3) es conocida: x ≥ 0. Por lo tanto, la solución de (1) es:

A = Df = [0, +∞i = Df

Para este dominio y por el método de los puntos crı́ticos, encontramos que:
(
x + 1 ; si 0 ≤ x < 2
f (x) =
5 − x ; si x ≥ 2

La Figura 3.32 muestra la gráfica de f . De este gráfico vemos que Rf = h−∞, 3]. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 151

Ejemplo 3.2.11 Sea la función:


h√ i
f (x) = sgn ( x + 2 − x)(4 − |x − 1|) .

Simplificar f (x) y luego trazar su gráfica.



Solución: La única condición para x es que x + 2 debe ser real. De acuerdo a esto,
concluimos: Df = [−2, +∞i.
Para simplificar la regla de correspondencia debemos hallar los intervalos en que la
expresión:

( x + 2 − x)(4 − |x − 1|) (1)

toma valores tanto positivos como negativos o cero. Esto depende de los signos de cada
uno de los factores de la expresión (1).

01

Para el factor ( x + 2 − x) consideramos las ecuaciones:

y = x+2 e y = x.
A
M
La Figura 3.33(a) muestra la gráfica de estas ecuaciones.
y
y=x
IB

2 √
y= x+2
N

+
-2
x
U

2 -2 2
C-

-2 (a) (b)

Fig. 3.33
FI


En el punto de intersección se verifica: x + 2 = x; resolviendo obtenemos x = 2 por lo
que ambas curvas se intersectan en el punto (2, 2).
De la gráfica vemos que si x ∈ [−2, 2i, la recta está debajo de la parábola. Esto significa

que si x ∈ [−2, 2i, entonces se verifica que x + 2 > x. En cambio, si x ∈ h2, +∞i, es la
recta la que está arriba de la parábola. Esto, a su vez, significa que si x > 2, entonces se

verifica que x + 2 < x. Todo esto es equivalente a considerar lo siguiente: que el valor

x = 2 es un punto crı́tico para el factor ( x + 2 − x), y que dicho punto divide al dominio

en dos regiones; el signo que tiene el factor x + 2 − x, en cada una de estas regiones, es
la que muestra la Figura 3.33(b).
Para el factor (4 − |x − 1|) consideramos la ecuación:

y = 4 − |x − 1| , x ≥ −2.

La gráfica de esta ecuación se muestra en la Figura de 3.34(a).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


152 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

y
4

+
1
5 -2 5
-2 1 x

(a) (b)
Fig. 3.34

Observamos que si x ∈ [−2, 5i, la gráfica está encima del eje x, lo que significa que para
estos valores de x, 4 −|x−1| > 0. Por el contrario, para x > 5 se verifica que 4 −|x−1| < 0.
Para x = 0, la gráfica esta sobre el eje x. Ası́, podemos considerar que x = 5 es punto

01
crı́tico para el factor (4 − |x − 1|), y que este punto divide al dominio en dos regiones; el
signo que tiene dicho factor, en cada uno de estas regiones, es como se muestra en la Figura
3.34(b).
A
De las Figuras 3.33(b) y 3.34(b), encontramos que 2 y 5 son puntos crı́ticos para el
M
producto expresado en (1), los que dividen al dominio en tres regiones. Teniendo en cuenta
los signos de cada factor se deduce que los signos que tiene el producto, en cada una de
IB

las tres regiones, es como muestra la Figura 3.35(a). Para x = 2 y para x = 5, el valor
del producto es cero. De la Figura 3.35(a) y teniendo en cuenta la definición de la función
N

signo, la regla de correspondencia de la función f se reduce a lo siguiente:


U


 −1 ; si x ∈ h2, 5i


C-

f (x) = 0 ; si x=2 o x=5




 1 ; si x ∈ h−2, 2i ∪ h5, +∞i.
FI

La figura 3.35(b) muestra la gráfica de f . El rango es Rf = {−1, 0, 1}. 

y
y = f (x)
1
+ +
-2 2 5 -2 2 5 x
-1
(a) (b)
Fig. 3.35

Ejemplo 3.2.12 Sea la función:


hh ii
f (x) = x2 + 2x , x ∈ [−2, 1].

Hallar su rango y bosquejar su gráfica.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 153

Solución: Resolveremos el problema de dos formas: una solución analı́tica y otra gráfica,
a fin de comparar los métodos y poder apreciar cuál de ellas es más conveniente.

Solución Analı́tica:

Por la definición de la función máximo entero sabemos que:


 
u =n si y solo si n ≤ u < n + 1. (1)

Si en (1), cambiamos u por x2 + 2x se obtiene :


hh ii
x2 + 2x = n si y solo si n ≤ x2 + 2x < n + 1. (2)

Debemos determinar qué valores puede tomar n en (2). Esto depende de los valores que

01
tome x2 + 2x.
Como x2 + 2x = (x + 1)2 − 1, entonces:

Si − 2 ≤ x ≤ 1 =⇒ −1 ≤ x + 1 ≤ 2
A
M
=⇒ 0 ≤ (x − 1)2 ≤ 4 =⇒ −1 ≤ (x − 1)2 − 1 ≤ 3
=⇒ −1 ≤ x2 + 2x ≤ 3.
IB

hh ii
Vemos que x2 + 2x toma los valores -1, 0, 1, 2 y 3. Es decir, Rf = {−1, 0, 1, 2, 3}. Para
hallar la gráfica necesitamos los intervalos en que toma dichos valores. Es decir, la solución
N

de las ecuaciones de la forma:


U

hh ii
2
f (x) = (x + 1) − 1 = n , n = −1, 0, 1, 2, 3.
C-

Como:
FI

√ √
n ≤ (x − 1)2 − 1 < n + 1 =⇒ n + 1 ≤ |x + 1| < n + 2. (3)

Resolver esta última inecuación implica considerar dos casos: x + 1 ≥ 0 o x + 1 ≤ 0 . Por


puntos crı́ticos determinamos los signos de x + 1 en (3) y encontramos que los dos casos
equivalen, a su vez, a los dos siguientes casos:
√ √
(i) n + 1 ≤ −(x + 1) < n + 2 si x ∈ [−2, −1i, n = −1, 0, 1, 2, 3.
√ √
(ii) n + 1 ≤ x + 1 < n + 2 si x ∈ [−1, 1], n = −1, 0, 1, 2, 3.

Solución de (i):
(i) es equivalente a:
√ √
−( n + 2 + 1) < −(x + 1) ≤ −( n + 1 + 1) si x ∈ [−2, −1i.

Dando valores a n se obtienen:


Para n = −1: −2 < x ≤ −1 =⇒ −2 < x < −1 (es solución)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


154 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Para n = 0: −( 2 + 1) < x ≤ −2 =⇒ x = −2 (solo -2∈ [−2, −1i)
Para n = 1, 2 y 3, las soluciones que se obtienen no pertenecen al intervalo [−2, 1i.

Solución de (ii):
(ii) es equivalente a:
√ √
n+1−1≤x < n+2−1 si x ∈ [−1, 1].

Dando valores a n se obtiene:


Para n = −1, −1 ≤ x < 0 (es solucion).

Para n = 0, 0 ≤ x < 2 − 1 (es solución).
√ √
Para n = 1, 2 − 1 ≤ x < 3 − 1 ( es solución).

Para n = 2, 3 − 1 ≤ x < 1 (es solución).

01

Para n = 3, 1 ≤ x < 5 − 1 =⇒ x = 1 (es solución).
Teniendo en cuenta las soluciones de (i) o (ii), halladas para cada n, y uniendo los conjuntos
solución hallados, encontramos que:
A
M


 −1 ; si x ∈ h−2, 0i


 √
 0 ; si x = −2 o x ∈ [0, 2 − 1i
IB


 √ √
f (x) = 1 ; si x ∈ [ 2 − 1, 3 − 1i

 √


 2 ; si x ∈ [ 3 − 1, 1i
N



 3 ; si x = 1.
U

La Figura 3.36 muestra la gráfica de f .


C-

y
FI

1
-2 -1
1 √ 2 x
3−1
-1 √
2−1
Fig. 3.36

Solución Gráfica

En general, puede utilizarse este método, cuando se quiere hallar el rango y gráfica de
la función:
 
y= h(x) , x ∈ Dh .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 155
 
Si en la desigualdad: u = n ⇐⇒ n ≤ u < n + 1 , cambiamos u por h(x) se obtiene:
 
h(x) = n ⇐⇒ n ≤ h(x) < n + 1. (4)

Para determinar qué valores toma n debemos conocer los valores que toma h(x). Estos
valores pueden determinarse de la gráfica de la ecuacion y = h(x) .
Conocidos los n en (4), el problema se reduce a determinar, para cada n, qué valores de
x ∈ Df verifican la desigualdad: n ≤ h(x) < n + 1. Estos valores de x pueden visualizarse
observando la porción de la gráfica de la ecuación y = h(x) que se encuentra entre las
rectas horizontales consecutivas de la forma y = n e y = n + 1.
Las Figuras 3.37(a) y 3.37(b), muestran dos posibles gráficos de una ecuación y = h(x),
asi como también las rectas horizontales y = n e y = n + 1.

01
y y

y =n+1
y =n+1
A y=n
M
y=n
IB

x1 x2 x x1 x2 x3 x4 x

(a) (b)
N

Fig. 3.37
U

En la Figura 3.37(a) se observa lo siguiente:


C-

h(x1 ) = n y h(x2 ) = n + 1.
FI

También se deduce que:

Si x ∈ [x1 , x2 i =⇒ n ≤ h(x) < n + 1


 
=⇒ h(x) = n.

En la Figura 3.37(b) se observa lo siguiente:

h(x1 ) = h(x4 ) = n y h(x2 ) = h(x3 ) = n + 1.

También se deduce que:

Si x ∈ [x1 , x2 i ∪ [x3 , x4 i =⇒ n ≤ h(x) < n + 1


 
=⇒ h(x) = n.

En nuestro caso:

h(x) = x2 + 2x = (x + 1)2 − 1 , Dh = [−2, 1].

FELIX CARRILLO CARRASCAL


156 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

La Figura 3.38 muestra la gráfica de h. De este gráfico vemos que el rango de h es el


intervalo [−1, 3] y que por lo tanto, los valores de n en (4), son: -1, 0,1,2, y 3.
La Figura 3.38 también muestra las rectas y = −1, y = 0, y = 1, y = 2 e y = 3.
y

-2 -1 0

01
x1 x2 1 x

-1 x1 = 2−1

Ax2 =

3−1
M
Fig. 3.38
Para hallar las intersecciones de las rectas horizontales, con la gráfica de la ecuación y =
IB

(x + 1)2 − 1, debemos hallar las soluciones de las ecuaciones de la forma:


N

(x + 1)2 − 1 = n, , n = −1, 0, 1, 2, 3.
U

√ √
Las soluciones son -1; -2; 2 − 1; 3 − 1 y 1, respectivamente. Considerando los valores de
C-

x en cada una de las porciones de la gráfica de h que están entre dos rectas horizontales
consecutivas, incluyendo el punto sobre la recta inferior pero no la que se encuentra en la
FI

recta superior, se deduce que los valores de f (x) son:




 −1 ; si x ∈ h−2, 0i


 √
 0 ; si x = −2 o x ∈ [0, 2 − 1i
hh ii   √ √
f (x) = x2 + 2x = 1 ; si x ∈ [ 2 − 1, 3 − 1i

 √


 2 ; si x ∈ [ 3 − 1, 1i


 3 ; si x=1

que concuerda con lo obtenido en la forma analı́tica. 

Funciones Circulares: Seno y Coseno


Una circuferencia unitaria es aquella cuyo radio mide la unidad. Sea C la circuferencia
unitaria con centro en el origen, mostrada en la Figura 3.39. La figura también muestra
una recta numérica vertical, tangente a C en el punto (1,0).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 157

π
y
2
π/2 1
1 P=(cos u, sen u)
u
0 x u M
-1 0 T 1 x
-1
−π/2
-2
OT= cos u
-1
TP= sen u
−π

01
Fig. 3.40
Fig. 3.39

A
Consideremos que la unidad de medida en esta recta numérica es igual al radio de C y que
M
el cero de la recta numérica coincide con el punto de tangencia. Si la recta fuera flexible
podemos imaginar que se enrolla, sin estiramiento, alrededor de C en la misma forma que
IB

se enrolları́a un hilo en un carrete. Podemos considerar que la mitad positiva se enrolla


en sentido contrario al movimiento de las agujas del reloj (sentido antihorario) y la mitad
N

negativa en el sentido del movimiento de las agujas del reloj (sentido horario). Como la
U

recta no tiene espesor, las vueltas sucesivas caeran, exactamente, una y otra vez, sobre la
circuferencia. Notariamos que este procedimiento asocia, a cada punto (número) de la recta
C-

numérica, un único punto de la circuferencia. Ası́, a los puntos π/2, π y 3π/2 de la recta,
les corresponderı́a los puntos (0,1), (-1,0) y (0,-1), respectivamente, de la circunferencia
FI

unitaria. Análogamente, a los puntos −π/2, −π y −3π/2 les corresponderı́a los puntos
(0,-1), (-1,0) y (0,1), respectivamente. Como la correspondencia es única, determina una
función, siendo el número en la recta la variable independiente y el punto de la circuferencia
asociado es la variable dependiente. Si denominamos por F a esa función entonces:

π  π
F = (1, 0) , F(π) = (−1, 0) , F 3 = (0, −1)
2 2
 π  π
F − = (0, −1) , F(−π) = (−1, 0) , F −3 = (0, 1)
2 2
En general, para cada punto u de la recta numérica le coresponderá un único punto P de
la circuferencia. Ası́, escribiremos:
P = F(u) (3.1)

Se dice que F es una función de R en R2 . La variable u, asociada al punto P en la ecuación


(3.1), es la distancia dirigida desde el punto (1,0) al punto P, medida a lo largo de C, tal

FELIX CARRILLO CARRASCAL


158 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

como muestra la Figura 3.40. Si la distancia se mide en sentido antihorario, u es positivo.


Si se mide en sentido horario, u es negativo. Como una distancia 2nπ corresponde a n
revoluciones (en sentido antihorario si n es un entero positivo y en sentido horario si n
es un entero negativo), entonces se verifica lo siguiente: Para todo entero n y para todo
u ∈ R,
F(u + 2nπ) = F(u) (3.2)

Notese de la Figura 3.40 que la abscisa del punto P es igual al coseno de u y que su
ordenada es igual al seno de u. Esto nos lleva a establecer la siguiente definición:

Definición 3.2.10 Sea C la circunferencia unitaria centrada en el origen (figura 3.40) y


sea u la distancia dirigida a lo largo de C del punto (1, 0) al punto P=F(u).

01
Las funciones circulares coseno y seno, denotadas por cos y sen, respectivamente, se definen
como sigue: Para cada u ∈ R, la funcion coseno es la primera coordenada del punto P y
la funcion seno es la segunda coordenada del punto P.
A
M
De acuerdo a esta definición:
IB

P = F(u) = (cos u, sen u) (3.3)

El dominio de estas funcione es R, y el rango es el intervalo [−1, 1].


N

En la Figura 3.40, el angulo MOP subtiende al arco MP el cual mide u unidades, es


U

decir u veces el radio, radio que en este caso mide la unidad. Se dice que la medida de este
ángulo es de u radianes. Cuando el ángulo MOP se mide en sentido antihorario se dice
C-

que se mide en sentido positivo y dicha medida se toma positivo. La medida del ángulo en
sentido horario se considera negativo.
FI

Aparte de las funciones seno y coseno, son también funciones circulares las funciones
tangente (tan), cotangente (cot), secante (sec) y cosecante (cosec). Suponemos que el
lector, por sus conocimientos previos, conoce las principales propiedades de las funciones
circulares. En trigonometrı́a se describe la forma geométrica de hallar la gráfica de las
funciones circulares. En la Figura 3.40 el cos u es igual a la distancia dirigida del origen O
al punto T . El sen u es la distancia dirigida del punto T al punto P . Ası́, si cambiamos u
por x y consideramos las ecuaciones y = cos x e y = sen x, entonces, si tomamos los valores
de y en estas ecuaciones iguales a las distancias dirigidas mencionadas, encontramos que
las gráficas de las funciones coseno y seno son como se muestran en la Figura 3.41. Para
hallar la gráfica de las otras funciones circulares, también en forma geométrica, se hace en
forma similar. La Figura 3.42 muestra nuevamente la circunferencia unitaria y un punto
cualquiera P sobre esta circunferencia y situado en el primer cuadrante. En esta figura las
rectas L1 y L2 son tangentes a la circunferencia unitaria en los puntos M(1,0) y N(0,1),

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 159

y
1 y = cos x

−3 π2 − π2 π
2 3 π2
−2π −π π 2π x

-1

y
y = sen x
1

−π π 2π
−2π −3 π2 − π2 π 3 π2 x
2

01
-1
Fig. 3.41

respectivamente. La prolongación del seg-


mento OP intersecta a L1 en el punto Q y A
M
a la recta L2 en el punto R. Por semejanza y
entre los triángulos rectángulos OTP, OMQ
IB

1 N R
y ONR, se deduce que las coordenadas de los L2
Q
P
puntos Q y R son:
N

u M
Q = (1, tan u) , R = (cot u, 1) -1 0 T 1 x
U

También se deduce que sec u y cosec u son


C-

iguales a las longitudes de los segmentos OQ -1


L1
FI

y OR. Es decir,
Fig. 3.42
sec u =| OQ | , cosec u =| OR |

En el primer cuadrante todas las funciones circulares son positivas. Cuando el punto P
está en otro cuadrante los signos pueden cambiar. Como las funciones tangente, cotangente,
secante y cosecante pueden expresarse en términos de las funciones seno y coseno, y los sig-
nos de estas funciones pueden determinarse con tan solo ver en que cuadrante está el punto
P, entonces pueden deducirse inmediatamente los signos de las funciones tangente, cotan-
gente, secante y cosecante en cada cuadrante. Luego, bastará reducir al primer cuadrante
para adicionar el signo a las distancias MQ, NR, OQ y OR, respectivamente, de la figura
3.42. La Figura 3.43 muestra la gráfica de estas otras funciones circulares para el intervalo
[−2π, 2π]. Notese que las función tangente y secante no estan definidos en los puntos de la
forma x = kπ + π2 . En cambio, las funciones cotangente y cosecante no están definidos en
los puntos de la forma x = kπ. En ambos casos, k es un número entero cualquiera.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


160 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

y = tan x

−3 π2 −π π
2 2π
−2π − π2 π 3 π2 x

y = cot x

01
−3 π2 −π π
2 2π
−2π − π2
A π 3 π2 x
M
IB

y
N

y = sec x
U
C-

−3 π2 −π
π
2 π 2π
−2π − π2 3 π2 x
FI

y = cosec x

−π − π2 3 π2 2π
−2π −3 π2 π π x
2

Fig. 3.43
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.2. FUNCIONES ESPECIALES 161

Funciones Pares e Impares


Definición 3.2.11 Sea f una función que verifica lo siguiente:

x ∈ Df implica que también − x ∈ Df

i) Si f (−x) = f (x), se dice que f es función par.

ii) Si f (−x) = −f (x), se dice que f es función impar.

iii) Si no se cumple (i) ni (ii) se dice que f no es par ni impar.

De acuerdo a esta definición la función cuadrática f (x) = x2 , cuyo dominio es R, es par.

01
En efecto, para todo x ∈ R, −x ∈ R. Además:

f (−x) = (−x)2 = x2 = f (x).


A
M
En cambio, la función cúbica g(x) = x3 , cuyo dominio es tambien R, es una función impar,
ya que:
IB

g(−x) = (−x)3 = −x3 = −g(x).

Geometricamente, la gráfica de una función par posee simetrı́a respecto del eje Y . En
N

cambio, la gráfica de una función impar posee simetrı́a respecto del origen de coordena-
U

das. Las Figuras 3.44 y 3.45 muestran las gráficas de las funciones cuadrática y cúbica,
C-

respectivamente. Notese los tipos de simetrı́a.


FI

y
y = x2 y y = x3

(x, y)
(−x, y) (x, y)
0
x

0 x (−x, −y)

Fig. 3.44 Fig. 3.45

El dominio de las funciones circulares seno y coseno es R, y por propiedades de estas


funciones se verifica:

sen(−x) = − sen(x) y cos(−x) = cos(x).

Por lo tanto, la función seno es impar y la función coseno es par.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


162 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.2.13 Determinar si las siguientes funciones son par ,impar o no son par ni
impar.

2x
a) f (x) = b) f (x) = |x − 6| + |x + 6|
x2 + 5
c) f (x) = x2 cos( x3 ) + |x| d) f (x) = x|x| − x3 sen(x)
|x|  √  q    
e) f (x) = + sgn x 9 − x 2 f ) f (x) = x + − x + x x .
x

Solución: Las funciones en (a), (b), (c) y (d) tienen a R como dominio por lo que cumplen
la condicion previa: si x ∈ Df entonces −x ∈ Df . Ası́:

2(−x) 2x

01
a) f (−x) = = − = −f (x). Por lo tanto, f es impar.
(−x)2 + 5 x2 + 5

b) f (−x) = | − x − 6| + | − x + 6| = |x + 6| + |x − 6| = f (x). Por lo tanto, f es par.

−x
 x
 A
M
c) f (−x) = (−x)2 cos 3
= x2 cos 3
= f (x). Por lo tanto, f es par.
IB

d) Como
f (−x) = −x| − x| − (−x)3 sen(−x)
= −x|x| − x3 sen(x) 6= x|x| − x3 sen(x) = f (x),
N

entonces f no es par ni impar.


U

|x|  √ 
C-

e) Si f (x) = 2
+ sgn x 9 − x . El dominio de f es el conjunto solución de la
x
relación:
FI

x 6= 0 y 9 − x2 ≥ 0 =⇒ Df = h−3, 0i ∪ h0, 3i.

Notese que se verifica la condición previa: x ∈ Df implica −x ∈ Df . Notese también



que para el dominio hallado, 9 − x2 > 0 (no toma el valor cero), por lo que el signo

de x 9 − x2 coincide con el signo de x. Esto hace que la regla de correspondencia
es equivalente a lo siguiente:
(
|x| −2 ; si x ∈ h−3, 0i
f (x) = + sgn(x) =
x 2 ; si x ∈ h0, 3i.

Se verifica que f (−x) = −f (x). Por lo tanto, f es impar.


q    
f ) Si f (x) = x + − x + x x , el dominio es el conjunto solución de:

 
x+ −x ≥0 (1)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 163

Tomemos intervalos de la forma [n, n + 1i . Entonces,

Si n ≤ x < n + 1 =⇒ −(n + 1) < −x ≤ −n


 
=⇒ − x ∈ {−(n + 1), −n}.
 
Vemos que − x no toma un único valor, sino toma dos valores. Esto se debe a que
el intervalo incluye al extremo n. Ası́, separaremos el analisis en 2 partes:
a) Si x = n (entero), entonces (1) se transforma en:
 
n+ −n ≥ 0 =⇒ n + (−n) ≥ 0 =⇒ 0 ≥ 0.

La relación resulta verdadera. Por lo tanto, todo numero x entero es solución.


 

01
b) Si n < x < n + 1 =⇒ −(n + 1) < −x < −n =⇒ − x = −(n + 1).
Reemplazando en (1):

A
x − n − 1 ≥ 0 =⇒ x ≥ n + 1.
M
Esta última relación es falsa, por lo que todo número x no entero, no es solución de
IB

(1). De lo anterior, Df = Z. Con este dominio, se verifica la condición previa: x ∈ Df


implica que −x ∈ Df . Notese que si hacemos x = n la regla de correspondencia se
reduce a:
N

f (n) = n2 , n ∈ Z.
U

Es claro que f es par. 


C-

Función Periódica
FI

Definición 3.2.12 Sea f una función y sea T 6= 0. Se dice que f es una función periódica
si se verifican las siguientes condiciones:

i) Si x ∈ Df entonces (x + T ) ∈ Df .

ii) ∀ x ∈ Df , f (x + T ) = f (x).

A T se le llama perı́odo de la función periódica.

Esta definición implica que la forma de la gráfica se repite exactamente cada intervalo
consecutivo de ancho T . Pero el gráfico se repite también en intervalos consecutivos de
anchos 2T , 3T , · · · ,nT , donde n ∈ Z. Vemos que existen muchos perı́odos. Al menor valor
de T > 0 que verifica (ii), se le denomina perı́odo mı́nimo o perı́odo propiamente
dicho de la función periódica.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


164 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Las funciones seno y coseno son periódicas y su perı́odo mı́nimo es 2π, ya que para todo
x ∈ R:
sen(x + 2π) = sen(x) , cos(x + 2π) = cos(x).

Las otras funciones trigonométricas son también perioódicas. De la figura 3.43 observamos
que el periodo de las funciones tangente y cotangente es π. En cambio, el periódo de las
funciones secante y cosecante es 2π.
También las funciones:

f (x) = | sen(x)| y g(x) = | cos(x)|,

cuyas gráficas se muestran en la Figura 3.46, son periódicas y tienen igual perı́odo: T = π.

01
y y
y = | sen x| 1 y = | cos x|
1

A
M
−2π −π π 2π x −2π −π π 2π x
IB

Fig. 3.46
N

Ejemplo 3.2.14 Determinar el perı́odo de la función:


U

f (x) = sen(3x) + cos(5x).


C-

Solución: Empleamos el siguiente razonamiento: si la función fuera periódica y de perı́odo


FI

T , entonces deber verificarse:

sen 3(x + T ) + cos 5(x + T ) = sen(3x) + cos(5x),

o lo que es lo mismo:

sen(3x + 3T ) + cos(5x + 5T ) = sen(3x) + cos(5x).

Como las funciones seno y coseno tiene ambos perı́odos iguales a 2nπ, entonces:

sen(3x + 3T ) = sen(3x) =⇒ 3T = 2n1 π , n1 ∈ Z+ ,

cos(5x + 5T ) = cos(5x) =⇒ 5T = 2n2 π , n2 ∈ Z+ .

Ası́,
2n1 π 2n2 π n1 n2
T = = =⇒ = . (1)
3 5 3 5
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.2. FUNCIONES ESPECIALES 165

Los menores valores de n1 y n2 que verifica (1), determinan el perı́odo de f . Estos valores
son n1 = 3 y n2 = 5. Con estos valores se obtiene T = 2π.
El análisis realizado no consiste una prueba de que f es periódica y que su perı́odo es
T = 2π. Significa solo que este valor serı́a el perı́odo si es que f fuera periódica, por lo que
debemos demostrar que, con dicho valor, es periódica.
Como:
f (x + 2π) = sen(3x + 6π) + cos(5x + 10π)
= sen(3x) + cos(5x) = f (x)
quiere decir, que en efecto, f (x + 2π) = f (x) para todo x. Ası́, hemos demostrado que f
es periódica y que su perı́odo es 2π.
La Figura 3.47 muestra la gráfica de f para el intervalo [−2π, 2π]. 

01
y
2
A
y = sen(3x) + cos(5x)
M
1
IB

−3 π2 π
2

−2π −π − π2 π 3 π2 2π x
N
U

-1
C-

-2
FI

Fig. 3.47

Ejemplo 3.2.15 Determinar si la función:

f (x) = | sen x| + | cos x|

es periódica. Si lo és, hallar su perı́odo.

Solución: Si la función fuera periódica (es un supuesto solamente, no es una demostración)


y su perı́odo fuera T , entonces debe verificarse:

f (x + T ) = f (x), ∀x ∈ Df = R.

En particular se cumplirá para x = 0. Entonces:

f (0 + T ) = f (0) =⇒ f (T ) = f (0). (1)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


166 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Evaluando (1) se obtiene:


| sen T )| + | cos T | = 1.

Elevando al cuadrado y simplificando resulta:

|2 sen T cos T | = 0 =⇒ | sen 2T | = 0. (2)

La ecuación (2) se verifica si:


π 3π
2T = 0, ±π, ±2π, ±3π, · · · , o bien si, T = 0, ± , ±π, ± , · · ·
2 2
Tomando solo los positivos,
π 3π
T = , π, ,··· (3)
2 2

01
Ası́, el supuesto de que la función fuera periódica, nos permite determinar que los posibles
valores para T son los expresados en (3). Como ya mencionamos, el supuesto no significa que
sea cierto. Si realmente la función es periódica, el perı́odo mı́nimo o perı́odo propiamente
A
dicho, será el menor T de (3) que transforme f (x + T ) en f (x). Probemos primero con
M
T = π/2:
  
IB

π
f x+ 2
= sen x + π2 + cos x + π2 (4)

Como  π  π
N

sen x + = cos x y cos x + = − sen x


2 2
U

entonces,  π
f x+ = | cos x| + | − sen x| = | sen x| + | cos x| = f (x)
C-

2
para todo x. Ası́, se ha desmostrado que f (x + π2 ) = f (x). Por lo tanto, f es periódica y
FI

su perı́odo es π2 . La Figura 3.48 muestra la gráfica de esta función. 

y
y = | sen x| + | cos x|

−3 π2 −π − π2 π π 3 π2 x
2

Fig. 3.48

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.2. FUNCIONES ESPECIALES 167
π 
Ejemplo 3.2.16 Sea la función f (x) = sen sen 2x . Determinar si f es periódica. Si
2
lo és, hallar su perı́odo.

Solución: Suponiendo que f fuera periódica y que su perı́odo es T > 0. Entonces debe
cumplirse:
f (x + T ) = f (x), ∀x ∈ Df = R.

En particular se cumplirá para x = 0; es decir,

f (0 + T ) = f (0) o bien f (T ) = f (0).

Evaluando:
π  π

01
sen sen 2T = 0 =⇒ sen 2T = kπ
2 2
=⇒ sen 2T = 2k, k ∈ Z.

Esta última relación se cumple solo si k = 0. Ası́, A


M
sen 2T = 0 =⇒ 2T = k1 π, k1 = 1, 2, 3, · · ·
IB

π 3π
=⇒ T = , π, , · · ·
2 2
N

Si f fuera periódica, estos serı́an los posibles valores de T .


Probando con T = π2 :
U

 π π  π 
C-

f x+ = sen sen 2 x +
2 2 2
π 
FI

= sen sen(2x + π)
2
π 
= − sen sen 2x = −f (x).
2
No se verifica f (x + T ) = f (x).
Probando con T = π:
π 
f (x + π) = sen sen 2(x + π)
2
π 
= sen sen(2x + 2π)
2
π 
= sen sen 2x = f (x).
2
Se verifica f (x + T ) = f (x). Ası́, concluimos: f es periódica y su perı́odo es π. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


168 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

3.3. Operaciones entre Funciones


Asi como para los números reales se definen operaciones de suma, resta, multiplicación y
división, también para las funciones reales se definen las mismas operaciones, determinando
nuevas funciones llamadas suma, resta, multiplicación y división, respectivamente. Estas
funciones se definen como sigue:

Definición 3.3.1 Sean f y g dos funciones con dominios Df y Dg , respectivamente. Las


funciones suma, resta, producto y cociente, denotadas por f + g , f − g , f g y f /g ,
respectivamente, son aquellas con reglas de correspondencia:

i) suma: [f + g](x) = f (x) + g(x)

01
ii) resta: [f − g](x) = f (x) − g(x)

iii) producto: [f g](x) = f (x)g(x)

iv) cociente:
 
f A(x) =
f (x)
M
g g(x)

El dominio para cada una de estas funciones es Df ∩ Dg , con el adicional que en el caso
IB

del cociente, deben excluirse de la intersección los x tales que g(x) = 0 .


N

Ejemplo 3.3.1 Sean las funciones:


U

f = {(−5, 2), (−4, 2), (−2, 5), (1, 3), (2, 5), (3, 3), (6, −5)}
C-

g = {(−6, 6), (−4, 3), (−2, 3), (0, −3), (1, 0), (3, 5), (5, 4)}
FI

f
Hallar f + g, f − g, f g y .
g

Solución: Los dominios de f y g son:

Df = {−5, −4, −2, 1, 2, 3, 6} , Dg = {−6, −4, −2, 0, 1, 3, 5}

La interseccion de los dominios es Df ∩ Dg = {−4, −2, 1, 3}. Este es el dominio para las
funciones f + g, f − g y f g.
Como:
f (−4) = 2, f (−2) = 5, f (1) = 3, f (3) = 3,

g(−4) = 3, g(−2) = 3, g(1) = 0, g(3) = 5,

entonces: (f + g)(−4) = f (−4) + g(−4) = 2 + 3 = 5. En forma análoga obtenemos:

(f + g)(−2) = 5 + 3 = 8, (f + g)(1) = 3 + 0 = 3, (f + g)(3) = 3 + 5 = 8.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 169

Ası́,
f + g = {(−4, 5), (−2, 8), (1, 3), (3, 8)}.

Notese que para hallar los segundos elementos de f + g basta sumar los segundos elementos
de f y g . Igualmente, para hallar los segundos elementos de f − g y f g, bastará restar y
multiplicar los segundos elementos de f y g, respectivamente. Ası́,

f −g = {(−4, −1), (−2, 2), (1, 3), (3−2)} , f g = {(−4, 6), (−2, 15), (1, 0), (3, 15)}.

Para el caso de f /g observamos que g(1) = 0, por lo que 1 no estará en el dominio de f /g.
Ası́,
f
Df /g = {−4, −2, 3} , = {(−4, 2/3), (−2, 5/3), (3, 3/5)}. 
g

01
Ejemplo 3.3.2 Dadas las siguientes funciones:

f = {(x, 2x − 1) / x = −2, 0, 1, 2, 3, 5} ;
A
g = {(x, |x − 2|) / x ∈ [−1, 4]}.
M
Hallar las funciones: f 2 , 4f y 4f /g.
IB

Solución: Como f 2 = f · f , entonces el dominio de f 2 es igual al dominio de f , siendo


Df = {−2, 0, 1, 2, 3, 5}. Ası́,
N

f = {(−2, −5), (0, −1), (1, 1), (2, 3), (3, 5), (5, 9)},
U

f 2 = {(−2, 25), (0, 1), (1, 1), (2, 9), (3, 25), (5, 81)}.
C-

La funcion 4f puede considerarse que es el producto entre una función constante (cuyo
FI

valor es siempre 4) y la función f . El dominio de la funcion constante es R, por lo que


intersectado con el dominio de f dará como resultado que el dominio de 4f es el mismo
que el de f . Ası́,

4f = {(−2, −20), (0, −4), (1, 4), (2, 12), (3, 20), (5, 36)}.

Para hallar el dominio de 4f /g debemos primero intersectar los dominios de f y g, obte-


niendose:
Df ∩ Dg = {−2, 0, 1, 2, 3, 5} ∩ [−1, 4] = {0, 1, 2, 3}.

Pero g(2) = 0, por lo que 2 no pertenece al dominio de 4f /g. Ası́, el dominio de 4f /g


es D4f /g = {0, 1, 3} . Como g(0) = 2, g(1) = 1 y g(3) = 1, entonces dividiendo los
correspondientes segundos elementos de 4f y g, se obtiene:
4f
= {(0, −2), (1, 4), (3, 20)}. 
g
FELIX CARRILLO CARRASCAL
170 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.3.3 Dadas las funciones:


(
x + 1 ; −3 ≤ x < 3
f (x) = ; g = {(2, 3), (−1, 4), (0, 2), (3, −20), (8, 8), (12, 9)}.
x2 − 9 ; 3 ≤ x ≤ 10

Hallar f + g y g/f .

Solución: Los dominios son:

Df = [−3, 10] , Dg = {−1, 0, 2, 3, 8, 12} , Df ∩ Dg = {−1, 0, 2, 3, 8}.

La función f tiene dos reglas de correspondencia; por lo tanto, como -1, 0 y 2 pertenecen a
[−3, 3i, se evaluan en f (x) = x + 1; en cambio, como 3 y 8 pertenecen a [3,10], se evaluan
en f (x) = x2 −9. Ası́, sumando los segundos elementos corespondientes de f y g se obtiene:

01
f + g = {(−1, 4), (0, 3), (2, 6), (3, −20), (8, 63)}.

A
Para hallar g/f debemos determinar los x tales que f (x) = 0. Ası́, consideramos dos casos:
M
Si f (x) = x + 1 = 0, entonces x = −1. Ası́, −1 ∈
/ Dg/f .
Si f (x) = x2 − 9 = 0, entonces x = 3 o x = −3. Solo x = 3 está incluido en el dominio
IB

para f (x) = x2 −9 y se le debe excluir del dominio de g/f . Dividiendo los correspondientes
segundos elementos de g y f se obtiene:
N

g
= {(0, 2), (2, 1), (8, 8/55)}. 
f
U

Ejemplo 3.3.4 Dadas las funciones:


C-

p 1
f (x) = x|x| − 9 ; g(x) = p ; h(x) = 12 − 4x , x ∈ [0, 5].
|x| − 3
FI

Hallar el rango de las funciones f g y f 2 + h.

Solución: El dominio de f es el conjunto solución de

x|x| − 9 ≥ 0, o lo que es lo mismo de, x|x| ≥ 9. (1)

Notamos que x < 0 no verifica (1), por lo que solo consideramos valores x ≥ 0. Entonces:
x|x| = x2 ≥ 9 implica x ≥ 3. Ası́,

f (x) = x2 − 9 , Df = [3, +∞i.

El dominio de g es el conjunto solucion de |x|−3 > 0. Resolviendo, Dg = h−∞, 3i∪h3, +∞i.


El dominio de f g es Df ∩ Dg = h3, +∞i. Ası́, para este dominio:
√  1  √
(f g)(x) = f (x)g(x) = 2
x −9 √ = x + 3.
x−3
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 171

Como:
√ √
3 < x < +∞ =⇒ 6 < x + 3 < +∞ =⇒ 6< x + 3 < +∞

entonces, el rango de f g es, Rf g = h 6, +∞i.
Calculemos ahora la función f 2 + h. El dominio de f 2 es igual al dominio de f . Por lo
tanto, el dominio de f 2 + h será: Df ∩ Dh = [3, 5]. Ası́,

(f 2 + h)(x) = ( x2 − 9)2 + 12 − 4x
= x2 − 4x + 3 = (x − 2)2 − 1, x ∈ [3, 5].

Calculemos ahora el rango.

Si 3 ≤ x ≤ 5 =⇒ 0 ≤ (x − 2)2 − 1 ≤ 8 =⇒ Rf 2 +h = [0, 8].

01
Observación: Es un error común considerar que como f 2 (x) = x2 − 9 , y esta expresión
no contiene el radical que contiene f (x) , pensar que para el dominio de f 2 no existen

A
restriciones, y que por lo tanto, el dominio de f 2 es R. Sin embargo, és la expresión inicial
de f (x), el que determina el dominio de f 2 . 
M
Ejemplo 3.3.5 Sean las funciones:
IB

(
x2 − 1 ; x < −1
f (x) = ; g(x) = 2x − 1, −3 ≤ x < 3.
5 − 3x ; x ≥ −1
N

Hallar f + g y esbozar su gráfica.


U

Solución: Como f tiene dos reglas de correspondencia diferentes, para diferentes partes
C-

de su dominio, consideraremos como que se tratara de dos casos separados. Hallaremos la


solución en cada caso y al final, uniremos las dos soluciones.
FI

a) Si f (x) = x2 − 1 , x < −1 ; g(x) = 2x − 1 , −3 ≤ x < 3. Entonces: Df ∩ Dg =


[−3, −1i . Ası́,

(f + g)(x) = x2 − 1 + 2x − 1
= x2 + 2x − 2, x ∈ [−3, −1i.

La gráfica correspondiente es la porción de la parábola:

y + 3 = (x + 1)2 , x ∈ [−3, −1i.

b) Si f (x) = 5 − 3x , x ≥ −1 ; g(x) = 2x − 1 , −3 ≤ x < 3. Entonces: Df ∩ Dg =


[−1, 3i. Por lo tanto,

(f + g)(x) = 5 − 3x + 2x − 1
= 4 − x; x ∈ [−1, 3i.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


172 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

La gráfica correspondiente es la porción de la recta:

y =4−x ; x ∈ [−1, 3i.

y
De (a) y (b), concluimos: 5
(
x2 + 2x − 2 ; x ∈ [−3, −1i
(f +g)(x) =
4−x ; x ∈ [−1, 3i
1
La Figura 3.49 muestra la gráfica de f +g.
De dicha gráfica: -3 -1 3 x

Rf +g = h−3, 5].

01
-3
Fig. 3.49
Ejemplo 3.3.6 Sean las funciones
(
3−x ; x ∈ h−5, −1i A (
2x − 6 ; x ∈ h−3, 0]
M
f (x) = g(x) =
2x − x2 ; x ∈ [0, 4], x2 − 4 ; x ≥ 2.
IB

Hallar f − g y f /g.

Solución: Representemos sobre tres rectas numéricas los dominios de f , g y Df ∩ Dg ,


N

respectivamente, tal como muestra la Figura 3.50.


U
C-

Df

-5 -1 0 4
Dg
FI

-3 0 2
Df ∩ Dg

-3 -1 0 2 4
Fig. 3.50

Teniendo en cuenta las reglas de correspondencia de f y g, en cada interseccion, obtenemos:



 9 − 3x ; x ∈ h−3, −1i


(f − g)(x) = 6 ; x=0


 4 + 2x − 2x2 ; x ∈ [2, 4].

Para hallar f /g debemos considerar antes la ecuación g(x) = 0, con x en cada una de las
intersecciones halladas. Existiran dos casos:
Si 2x − 6 = 0, entonces x = 3. Vemos que 3 ∈
/ h−3, −1i y por lo tanto, no hay nada que

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 173

excluir de la intersección.
Si x2 − 4 = 0, entonces x = −2 o x = 2. Solo 2 ∈ [2, 4] por lo que debemos excluirlo de
este intervalo (2 no pertenece al dominio de f /g).
Dividiendo las reglas de correspondencia de f y g, correspondientes a cada interseccion, y
simplificando se obtiene:

  
 − 21 ; x ∈ h−3, −2i ∪ h−2, −1i
f 
(x) = 0 ; x=0
g 
 −x
 ; x ∈ h2, 4]. 
x+2
Ejemplo 3.3.7 Sean funciones:
√ 2 √ 2

01
f (x) = x|x + 4| − 2|x − 6| + 5 , g(x) = x+4 −3 6−x + 10.

Hallar las funciones f − g y f /g , indicando su dominio y rango.

A
Solución: El dominio de f es R. El dominio de g esta dado por el conjunto de valores
M
√ √
de x para los cuales x + 4 y 6 − x son números reales. Es decir, el dominio de g es el
IB

conjunto solución del sistema: x + 4 ≥ 0 y 6 − x ≤ 0. Resolviendo, encontramos que el


dominio de g es el intervalo [−4, 6]. Ası́,
N

Df ∩ Dg = [−4, 6].
U

Para todo x ∈ [−4, 6] se tiene que x + 4 ≥ 0 y x − 6 ≤ 0. Por lo tanto, |x + 4| = x + 4 y


C-

|x − 6| = 6 − x. Reemplazando estas equivalencias en la regla de correspondencia de f y


efectuando operaciones en la regla de correspondencia de g, dichas reglas de correspondencia
FI

se reducen a:

f (x) = x2 + 6x − 7 = (x + 7)(x − 1) , g(x) = 4(x − 1).

i) Cálculo de f − g:
Es claro que el dominio de f − g es la intersección de los dominios de f y g. Ası́,

[f − g](x) = (x2 + 6x − 7) − 4(x − 1) = x2 + 2x − 3 = (x + 1)2 − 4 , −4 ≤ x ≤ 6.

Para este intervalo se tiene que:

−3 ≤ x + 1 ≤ 7 =⇒ 0 ≤ (x + 1)2 ≤ 49 =⇒ −4 ≤ (x + 1)2 − 4 ≤ 45.

Por lo tanto, concluimos:

Df −g = [−4, 6] , Rf −g = [−4, 45].

FELIX CARRILLO CARRASCAL


174 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

ii) Cálculo de f /g:


Como g(x) = 4(x − 1) debe ser diferente de 0, entonces:
 
f (x + 7)(x − 1) x+7
(x) = =
g 4(x − 1) 4
donde x ∈ [−4, 1i ∩ h1, 6] . Para este intervalo, se tiene:
3 x+7
Si −4≤x<1 =⇒ 3≤ x+7 <8 =⇒ ≤ <2 (1)
4 4
x+7 13
Si 1 < x ≤ 6 =⇒ 8 < x + 7 ≤ 13 =⇒ 2< ≤ (2)
4 4
Por lo tanto, concluimos:

01
3 13

Df /g = [−4, 1i ∩ h1, 6] , Rf /g = 4
, 2i ∩ h2, 4
.

Ejemplo 3.3.8 Esboce las gráficas de las funciónes:

g(x) = f (x − 2) + f (x + 2) , A
h(x) = f (x − 2)f (x + 2)
M
si se sabe que (
IB

2 − |x| ; |x| ≤ 2
f (x) =
0 ; |x| > 2
N

Solución: La regla de correspondencia de f puede reecribirse de la forma:


(
2 − |x| ; −2 ≤ x ≤ 2
U

f (x) =
0 ; x < −2 o x > 2
C-

Notese que el dominio de f es todo R. Notese también que f es una función par. Por
lo tanto, puede obtenerse la gráfica para x ≥ 0 y luego, hallar la imagen de esta gráfica
FI

respecto del eje Y . La Figura 3.51(a) muestra la gráfica de f .


Sabemos que la gráfica de la función f (x − 2) se obtiene desplazando, cada punto de
la gráfica de f , 2 unidades a la derecha. Análogamente, la gráfica de f (x + 2) se obtiene
desplazando, cada punto de la gráfica de f , 2 unidades a la izquierda. Ası́, las gráficas
de las funciones f (x − 2) y f (x + 2) son como muestran las Figuras 3.51(b) y 3.51(c),
respectivamente. Notese que el dominio de estas funciones son también todo R. Por lo
tanto, deducimos que los dominios de las funciones g y h son también todo R. Por otra
parte, como g(x) = f (x − 2) + f (x + 2) entonces, gráficamente la ordenada de la gráfica de
y = g(x) se obtiene sumando las ordenadas de y = f (x − 2) y de y = f (x + 2). Observando
que para algunos de los intervalos de su dominio, f (x − 2) = 0 y para algunos intervalos de
su dominio, f (x + 2) = 0, entonces para dichos intervalos g(x) = 0 o bién, g(x) = f (x + 2)
o bién, g(x) = f (x − 2). Ası́, de las gráficas de f (x − 2) y de f (x + 2) deducimos que la
gráfica de y = g(x) es como muestra la Figura 3.51(d). Análogamente, observando de las

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 175

y
2
(a) y = f (x)

−2 0 2 x
y
y = f (x − 2) 2
(b)

0 2 4 x
y
2
(c) y = f (x + 2)

−4 −2 0 x
y

01
2
(d) y = g(x)

−4 −2
y
0
A 2 4 x
M
(e) y = h(x) = 0
IB

0 x
N

Fig. 3.51
U

gráficas que para cualquier x, por lo menos uno de f (x − 2) y f (x + 2) es 0, entonces se


C-

cumplirá que h(x) = f (x − 2) · f (x + 2) = 0 (función constante 0). Ası́, la gráfica de h(x)


es todo el eje X, tal como muestra la Figura 3.51(e).
FI

Ejemplo 3.3.9 Sean las funciones:


  
 2 x − 3
 x sgn 2 − x , x<1


f (x) =  

 21 − 6x  √ 

 1 + sen x , 2<x≤9
4
  
 x+1
 2|x| sgn x − 8

 , −1 < x < 2
g(x) =

 x|4 − x|

 , 5 ≤ x ≤ 10
4
Hallar f + g y trace su gráfica indicando su rango.

Solución: Intersectando los dominios, se obtiene:

Df ∩ Dg = h−1, 1i ∩ [5, 9].

FELIX CARRILLO CARRASCAL


176 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Con x en el intervalo h−1, 1i, se tiene que:

x−3> 0 , 2−x< 0 , x+1>0 , x−8<0

y por lo tanto,
   
x−3 x−3 x+1 x+1
<0 , sgn = −1 , <0 , sgn = −1.
2−x 2−x x−8 x−8
Ası́, las reglas de correspondencia de f y g se reduce a:

f (x) = −x2 , −1 < x < 1 ; g(x) = −2|x| , −1 < x < 1 (1)

Con x en el intervalo [5, 9], se tiene:


√ √ π √ √

01
5≤ x≤3 < 5 ≤ x ≤ 3 < π.
=⇒
2

La última relación indica que los valores de x están en el segundo cuadrante. En el
A
segundo cuadrante la función seno toma valores positivos y por lo tanto,
M
√ √  √ 
0 < sen x<1 =⇒ 1 < 1 + sen x<2 =⇒ 1 + sen x = 1.
IB

Además, para x en el intervalo [5, 9], 4 − x < 0. Por todo lo anterior, las reglas de corres-
pondencia de f y g se reducen a:
N

21 − 6x x2 − 4x
f (x) = , 5≤x≤9 ; g(x) = , 5≤x≤9 (2)
U

4 4
De (1) y (2), encontramos que:
C-



 −x2 + 2x , −1 < x < 0
FI





[f + g](x) = −x2 − 2x , 0≤x<1


 2
 x − 10x + 21 , 5 ≤ x ≤ 9.


4
Considerando y = [f + g](x) encontramos que la gráfica está formada por porciones de
parábolas. Completando cuadrados, para identificar los vértices de dichas parábolas, se
tiene:



 −(x − 1)2 + 1 , −1 < x < 0 , V = (1, 1)



y= −(x + 1)2 + 1 , 0≤x<1 , V = (−1, 1)


 2
 (x − 5) − 1


, 5≤x≤9 , V = (5, −1).
4
La Figura 3.52 muestra la gráfica de f + g. De dicha figura, encontramos que el rango de

f + g es: Rf +g = h−3, 3]. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 177

(9,3)

x2 − 10x + 21
y=
4

y = −x2 + 2x y = −x2 − 2x (5,-1)

(-1,-3) (1,-3)

01
Fig. 3.52

Tanto en la administración de empresas como en economı́a, son importante tres tipos


de funciones: A
M
Función de costo C(x) : costo de producir y vender x artı́culos.
IB

Función de ingreso I(x) : ingreso obtenido al vender x artı́culos.

Función de utilidad U(x) : utilidad obtenidad al producir y vender x artı́culos.


N
U

Cada una de estas funciones, de acuerdo a las limitaciones existentes, tendrán un dominio
común. Observese que la utilidad sera la diferencia entre el ingreso el costo. Es decir,
C-

U(x) = I(x) − C(x) (3.4)


FI

Vemos pues que la fución utilidad es el resultado de una resta entre las funciones ingreso y
costo. Si el precio de venta de un artı́culo es de p unidades monetarias, entonces el ingeso
obtenido en la producción de x unidades es:

I(x) = px (3.5)

Generalmente, el precio depende del número de unidaes producidas; es decir, p = p(x)


(funcion precio). Ası́,
I(x) = xp(x) (3.6)

Vemos que la función ingreso es el resultado de producto entre dos funciones: la función
identidad por la función precio.
El costo medio o costo por unidad es definido por:
C(x)
Q(x) = (3.7)
x
FELIX CARRILLO CARRASCAL
178 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

En fin, al modelar diferentes situaciones administrativas, económicas o fı́sicas, encontramos


que para ello debemos realizar operaciones de suma, resta, multiplicación y división entre
funciones. Sin embargo, en algunas casos, encontramos que la función de modelación es
más compleja y diferente a estas operaciones, tal como veremos a continuación.

Composición de Funciones
Supongamos que debemos realizar un viaje relativamente largo en automóvil. El número
y de kilómetros que podemos recorrer estará en función del número x de galones de gasolina
con que llenemos el tanque. Es decir, existe una función f tal que:

y = f (x). (3.8)

01
A su vez, el número x de galones de gasolina con que podemos llenar el tanque estará en
función del número t de soles disponibles para comprarlos. Es decir, existe otra función g
tal que: A
M
x = g(t). (3.9)

De (3.8) y (3.9) deducimos que x no es una variable independiente, si no que depende


IB

de t. Si se conoce t se conocerá x y esto permitirá conocer y. Esto significa que t es la


variable independiente y que y es, en realidad, función de t. Es decir, existe una función
N

h tal que:
U

y = h(t) (3.10)
C-

Pero de (3.8) y (3.9) podemos escribir:

y = f (g(t)) (3.11)
FI

De (3.10) y (3.11) se concluye que:

h(t) = f (g(t)) (3.12)

Encontramos que la función h es el resultado de cierta operación realizada entre las


funciones f y g. Esta operación es diferente a las establecidas en la definición (3.3.1) y se
le denomina composición entre las funciones f y g. A la función que se obtiene de esta
operación se le denomina función compuesta o función de función.

Definición 3.3.2 Sean f y g dos funciones con dominios Df y Dg , respectivamente.


La función denominada f compuesta con g , y denotada por f ◦ g , es difinida como
aquella función con regla de correspondencia:

(f ◦ g)(x) = f (g(x)) (3.13)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 179

y cuyo dominio está formado por todos los x que, estando en el dominio de g , determinan
valores de g(x) que están en el dominio de f . Es decir,

Df ◦ g = {x | x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df } (3.14)

La proposición g(x) ∈ Df es una condición necesaria para que f (g(x)) exista. En efecto,
si g(x) no es un número en el dominio de f , no se podrı́a evaluar f en ese número. Por lo
tanto, la función compuesta f ◦ g existe si a su vez existe intersección entre el rango de g
y el dominio de f . Es decir, si Rg ∩ Df 6= ∅ (conjunto vacio).
La Figura 3.53 muestra un esquema de la composición entre las funciones f y g. Los
conjuntos A y B estan relacionados por la función g y los conjuntos B y C estan relacionados
por la función f . Por simplicidad consideramos que todo el conjunto A es el dominio de g,

01
y que el dominio de f , y el rango de g, que no son mostrados explı́citamente en la figura,
son subconjuntos del conjunto B.

A
M
A B C

g
IB

f
a
b c
u g v
N
U
C-

Fig. 3.53

Consideremos que para los elementos a, b y c de la figura, se verifica que la imagen de a es


FI

b y que la imagen de b es c (esto implica que b debe estar tanto en el rango de g como en
el dominio de f ). En notación matemática se escribirá:

b = g(a) y c = f (b) =⇒ c = f (g(a)) = (f ◦ g)(a).

Al existir una relación entre a y b y de b con c, existirá una relación entre a y c. Esta
relación es la función f ◦ g. Diremos que a pertenece al dominio de f ◦ g.
Los elementos u y v de la figura están relacionados por la función g, pero el elemento
v no tiene imagen en el conjunto C (esto implica que v está en el rango de g pero no en
el dominio de f ), por lo que no puede relacionarse a u con ningún elemento de C. Esto
significa que no existe f ◦ g para u, o lo que es lo mismo, u no pertenece al dominio de
f ◦ g.
Por todo lo anterior podemos concluir que existirá f ◦ g solo si la intersección entre el
rango de g con el dominio de f es diferente del conjunto vacio.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


180 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.3.10 Sean las funciones:

f (t) = 3t − 1 , t ∈ h−8, 7],


g(x) = x2 + 6x , x ∈ [−1, 3i.

Hallar f ◦ g, si existe.

Solución: Se tiene que Dg = [−1, 3i y Df = h−8, 7]. Existirá la función f ◦ g si existe Df ◦g .


Por definición:
Df ◦g = {x | x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df }.

Esto implica lo siguiente:

x ∈ [−1, 3i ∧ (x2 + 6x) ∈ h−8, 7]

01
o sea,
−8 < x2 + 6x ≤ 7.
−1 ≤ x < 3 ∧
A
M
El dominio de f ◦ g será la solución simultanea de estas dos desigualdades. Completando
cuadrados resulta:
IB

−1 ≤ x < 3 ∧ 1 < x2 + 6x + 9 ≤ 16
=⇒ −1 ≤ x < 3 ∧ 1 < |x + 3| ≤ 4.
N
U

Pero si −1 ≤ x < 3 , entonces x + 3 es positivo y por lo tanto, la última relación es


equivalente a:
C-

−1 ≤ x < 3 ∧ 1 < x + 3 ≤ 4.
FI

La solución simultanea es, −1 ≤ x ≤ 1 . Ası́, Df ◦g = [−1, 1]. Entonces,

(f ◦ g)(x) = f (g(x)) = f (x2 + 6x)


= 3(x2 + 6x) − 1
= 3x2 + 18x − 1.

Por lo tanto,
(f ◦ g)(x) = 3x2 + 18x − 1 ; x ∈ [−1, 1]. 

Ejemplo 3.3.11 Sean las funciones:

f = {(2, 4), (3, 2), (1, −2), (−1, 5), (−2, 3)},

g = {(−1, 2), (0, 3), (2, −3), (3, 1), (6, −1)}.

Hallar f ◦ g y g ◦ f , si existen.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 181

Solución: Existirá f ◦ g si Rg ∩ Dg 6= ∅ . Como:

Rg = {2, 3, −3, 1, −1} , Df = {2, 3, 1, −1 − 2} =⇒ Rg ∩ Df = {2, 3, 1, −1} =


6 ∅.

Ası́, f ◦ g existe .
Como f y g estan expresadas como conjunto de pares ordenados, entonces, al existir
f ◦ g, existirán pares ordenados en f , g y f ◦ g de la forma:

f = {( , ), ( , ), · · · , (g(x0 ), f (g(x0))), · · · , ( , ), ( , )}

g = {( , ), ( , ), · · · , (x0 , g(x0 )), · · · , ( , ), ( , )},


entonces:
f ◦ g = {( , ), ( , ), · · · , (x0 , f (g(x0))), · · · , ( , ), ( , )}

01
Vemos que existe f ◦ g si es que algun segundo elemento de g, es a su vez, primer elemento
de f . De acuerdo a esto, en el problema, los segundos elementos de g que son los primeros
elementos de f son elementos de Rg ∩ Df , como se muestra a continuación:
A
f = {(2, 4), (3, 2), (1, −2), (−1, 5), (−2, 3)}
M
IB

g = {(−1, 2), (0, 3), (2, −3), (3, 1), (6, −1)}.
Ası́,
N

f ◦ g = {(−1, 4), (0, 2), (3, −2), (6, 5)}.


U

Análogamente, determinando qué segundos elementos de f son a su vez primeros elementos


C-

de g, obtenemos:
g ◦ f = {(3, −3), (−2, 1)}.
FI

Notese que f ◦ g 6= g ◦ f . Esto prueba que, en general, la composición de funciones no es


comutativa. 

Ejemplo 3.3.12 Sean las funciones:


1
f (x) = (x − 1)2 , x ∈ [−5, 5] ; g(x) = 2x − 3 , x ∈ [0, 6].
4
Hallar f ◦ g , si existe, indicando su dominio y rango.

Solución: Si x esta en el dominio de f ◦g, entonces debe verificarse: x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df .


Es decir,

x ∈ [0, 6] ∧ (2x − 3) ∈ [−5, 5]


=⇒ 0 ≤ x ≤ 6 ∧ −5 ≤ 2x − 3 ≤ 5
=⇒ 0 ≤ x ≤ 6 ∧ −1 ≤ x ≤ 4
=⇒ 0 ≤ x ≤ 4.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


182 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ası́, existe f ◦ g , siendo: Df ◦g = [0, 4] y su regla de correspondencia es:

(f ◦ g)(x) = f (2x − 3) = (x − 2)2 .

Si 0 ≤ x ≤ 4 , entonces 0 ≤ (x − 2)2 ≤ 4 . Por lo tanto: Rf ◦g = [0, 4]. 

Ejemplo 3.3.13 Sean las funciones:


(
x2 − 4 ; x ≤ 0
f (x) = , g(x) = 4x − x2 , x ∈ [0, 5].
x+2 ; x>2

Hallar f ◦ g, si existe.

01
Solución: Existen dos reglas de correspondencia para f por lo que consideramos dos casos,
como si fuera dos problema diferentes:

a) Si f (x) = x2 − 4 , x ≤ 0 ;
A
g(x) = 4x − x2 , x ∈ [0, 5]. En este caso:
M
x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df implica x ∈ [0, 5] ∧ (4x − x2 ) ∈ h−∞, 0].
IB

A su vez, esto implica:

0 ≤ x ≤ 5 ∧ x2 − 4x ≥ 0
N

=⇒ 0 ≤ x ≤ 5 ∧ x(x − 4) ≥ 0
U

=⇒ 0 ≤ x ≤ 5 ∧ (x ≤ 0 o x ≥ 4)
C-

=⇒ x=0 ∨ x ∈ [4, 5].

Ası́, (f ◦ g)(x) = (4x − x2 )2 − 4 , x ∈ [4, 5] ∪ {0}.


FI

b) Si f (x) = x + 2 , x > 2 , g(x) = 4x − x2 , x ∈ [0, 5]. En este caso:

x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df implica x ∈ [0, 5] ∧ (4x − x2 ) ∈ h2, +∞i.

A su vez, esto implica:

0≤x≤5 ∧ 4x − x2 > 2
=⇒ 0≤x≤5 ∧ x2 − 4x < −2
=⇒ 0≤x≤5 ∧ (x − 2)2 < 2
√ √
=⇒ 0≤x≤5 ∧ − 2 < (x − 2) < 2
√ √
=⇒ 0≤x≤5 ∧ 2− 2<x<2+ 2
√ √
=⇒ 2 − 2<x<2+ 2.
√ √
Ası́, (f ◦ g)(x) = 4x − x2 + 2 , x ∈ h2 − 2, 2 + 2i.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 183

De (a) y (b) concluimos que:


( √ √
4x − x2 + 2 ; x ∈ h2 − 2, 2 + 2i
(f ◦ g)(x) = 2 2
(4x − x ) − 4 ; x ∈ [4, 5] o x = 0. 

Ejemplo 3.3.14 Sean las funciones:


  (
√ x2 x2 − 4 ; x < 3
f (x) = x − 2 sgn 1 − ; g(x) =
4 8−x ; x ≥ 3.

Hallar g ◦ f , si existe.

Solución: La raı́z cuadrada limita el dominio de f al intervalo [2, +∞i. Además, para
x ≥ 2 se verifica que: 1 − x2 /4 ≤ 0. La igualdad se cumple solo para x = 2; por lo tanto,

01
reescribimos: (
0 ; x=2
f (x) = √
− x − 2 ; x > 2.
El dominio de g ◦ f esta formado por los x tales que: A
M
x ∈ Df ∧ f (x) ∈ Dg (1)
IB

Notese que f (x) o es cero o es negativo. Además, Dg = h−∞, 3i ∪ [3, +∞i; por lo tanto,
la afirmación f (x) ∈ Dg solo puede cumplirse si f (x) ∈ h−∞, 3i, por lo que el problema
N

se reduce a considerar:
(
0 ; x=2
U

f (x) = √ ; g(x) = x2 − 4, x < 3.


− x−2 ; x>2
C-

En (1) hay que considerar dos casos:


FI

i) Si x = 2. Para este caso, (1) es equivalente a:

2 ∈ Df = [2, +∞i ∧ f (2) = 0 ∈ Dg = h−∞, 3i.

Este enunciado es verdadero y, por lo tanto, 2 ∈ Dg◦f y (g ◦ f )(2) = g(0) = −4.

ii) Si x > 2. Para este caso, (1) es equivalente a:



x ∈ Df = [2, +∞i ∧ − x − 2 ∈ h−∞, 3i.

Este enunciado también es verdadero por lo que todo x > 2, pertenece al dominio de
g ◦ f . Ası́,

(g ◦ f )(x) = (− x − 2)2 − 4 = x − 6.

De (i) y (ii), (
−4 ; x=2
(g ◦ f )(x) =
x − 6 ; x > 2. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


184 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.3.15 Sean las funciones


 
 x  |x + 6|
1 − x ;
 x < −2  ; −4 < x ≤ −1
f (x) = ; g(x) = |x + 3| − 3

 (x + 2)2 ; −2 ≤ x ≤ −1  √5 − x − 2 ; −1 < x < 5.

Hallar f ◦ g, si existe.

Solución: Por el método de puntos crı́ticos encontramos que en el intervalo h−4, −1] el
signo de x + 6 es positivo. Además, en el intervalo h−4, −3i , x + 3 < 0 y para el intervalo
[−3, −1i, x + 3 ≥ 0. Según estos signos, eliminamos las barras de valor absoluto y se
obtiene: 


 −1 ; −4 < x < −3

01


6
g(x) = 1+ ; −3 ≤ x ≤ −1

 x
 √5 − x − 2 ; −1 < x < 5.

Sabemos que: A
M
Df ◦g = {x | x ∈ Dg ∧ g(x) ∈ Df } (1)
IB

Vemos que Df = h−∞, −2i ∪ [−2, −1] . Entonces en (1):


N

g(x) ∈ h−∞, −2i o g(x) ∈ [−2, −1] (2)


U

Como g tiene 3 reglas de correspondencia existirán 3 casos diferentes, según cuál sea el
C-

dominio de g.

a) Si g(x) = −1 , x ∈ h−4, −3i. Entonces (1) equivale a:


FI

x ∈ h−4, −3i ∧ −1 ∈ h−∞, −2i ∪ [−2, −1].

Este enunciado es verdadero, ya que para todo x ∈ h−4, −3i se verifica: g(x) =
−1 y − 1 ∈ [−2, −1]. Por lo tanto, todo el intervalo h−4, −3i forma parte del
dominio de f ◦ g. Ası́,

(f ◦ g)(x) = f (−1) = (−1 + 2)2 = 1 , x ∈ h−4, −3i.

Notese que este caso se está verificando que Rg = {−1} es subconjunto del dominio
de f ( Rg ⊂ Df ). Esto implica que todo el dominio de g es el dominio de f ◦ g.
x+6
b) Si g(x) = = 1 + 6/x , x ∈ [−3, −1]. Entonces (1) equivale a:
x

x ∈ [−3, −1] ∧ (1 + 6/x) ∈ h−∞, −2i ∪ [−2, −1]. (3)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 185

Descomponemos (3) en dos partes, segun cual sea el dominio de f :

i) Si Df = h−∞, −2i. Entonces de (3):

Si x ∈ [−3, −1] ∧ (1 + 6/x) ∈ h−∞, −2i


=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ ( 6/x + 1 < −2 =⇒ 6/x < −3 =⇒ 1/x < −1/2 )
=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ −∞ < 1/x < −1/2
=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ −2 < x < 0
=⇒ −2 < x ≤ −1 (dominio de f ◦ g).

x
Para este caso, f (x) =
, por lo que:
1 − x

01
 
6 x + 6 x + 6
(f ◦ g)(x) = f + 1 = = , x ∈ h−2, −1].
x 6 x

ii) Si Df = [−2, −1]. Entonces de (3): A


M
Si x ∈ [−3, −1] ∧ (1 + 6/x) ∈ [−2, −1]
IB

=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ −2 ≤ 1 + 6/x ≤ −1
=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ −1/2 < x/6 ≤ −1/3
N

=⇒ −3 ≤ x ≤ −1 ∧ −3 ≤ x ≤ −2
U

=⇒ −3 ≤ x ≤ −2 (dominio de f ◦ g).
C-

Para este caso, f (x) = (x + 2)2 , por lo que:


FI

 2
x+2
(f ◦ g)(x) = f (1 + 6/x) = 9 , x ∈ [−3, −2].
x

c) Si g(x) = 5−x−2 , x ∈ h−1, 5i. Entonces (1) equivale a:


x ∈ h−1, 5i ∧ ( 5 − x − 2) ∈ Df = h−∞, −2i ∪ [−2, −1]. (4)

También consideramos dos casos, según cuál sea el dominio de f :

i) Si Df = h−∞, −2i. Entonces de (4):



Si x ∈ h−1, 5i ∧ 5 − x − 2 < −2

=⇒ x ∈ h−1, 5i ∧ 5 − x < 0.

La segunda desigualdad es siempre falsa por lo que (i) no tiene solución.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


186 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

ii) Si Df = [−2, −1]. Entonces de (4):



Si x ∈ h−1, 5i ∧ −2 ≤ 5 − x − 2 ≤ −1

=⇒ −1 < x < 5 ∧ 0 ≤ 5 − x ≤ 1
=⇒ −1 < x < 5 ∧ 0 ≤ 5 − x ≤ 1
=⇒ −1 < x < 5 ∧ 4 ≤ x ≤ 5
=⇒ 4 ≤ x ≤ 5 (dominio de f ◦ g).

Para este caso f (x) = (x + 2)2 por lo que:



(f ◦ g)(x) = f ( 5 − x − 2) = 5 − x , x ∈ [4, 5i.

01
Finalmente, juntando todos las soluciones halladas en (a), (b) y (c),



 1 ; x ∈ h−4, −3i





 9


x+2
x
 2

A
; x ∈ [−3, −2]
M
(f ◦ g)(x) =

 x+6

 ; x ∈ h−2, −1]
 6
IB





 5−x ; x ∈ [4, 5i. 

Ejemplo 3.3.16 Sean las funciones:


N

f (x + 2) = x2 − 3x + 2 , x ∈ [−2, 3] ; g(−x) = 5 − 2x , x ∈ [−3, 2]


U
C-

Hallar (f ◦ g)(3 − x).

Solución: Para hallar la regla de correspondencia de f , hacemos u = x + 2. Despejando,


FI

x = u − 2. Reemplazando se obtiene:

f (u) = (u − 2)2 − 3(u − 2) + 2 , (u − 2) ∈ [−2, 3]


= u2 − 7u + 12 , 0 ≤ u ≤ 5.

Ası́, la regla de correspondencia y dominio de f es:

f (u) = u2 − 7u + 12 , Df = [0, 5].

Si se quiere, cambiamos u por x y obtenemos:

f (x) = x2 − 7x + 12 , x ∈ [0, 5].

Análogamente, para hallar la regla de correspondencia de g, cambiamos x por −x en g(−x).


Entonces:
g(−(−x)) = g(x) = 5 − 2(−x) , −x ∈ [−3, 2].

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 187

Ası́, la regla de correspondencia y dominio de g es:

g(x) = 2x + 5 , x ∈ [−2, 3].

El dominio de f ◦ g es el conjunto de todos los x que verifican:

x ∈ [−2, 3] ∧ (2x + 5) ∈ [0, 5]


=⇒ −2 ≤ x ≤ 3 ∧ 0 ≤ 2x + 5 ≤ 5
5
=⇒ −2 ≤ x ≤ 3 ∧ − ≤ x ≤ 0
2
=⇒ −2 ≤ x ≤ 0.

Ası́,

01
(f ◦ g)(x) = (2x + 5)2 − 7(2x + 5) + 12
= 4x2 + 6x + 2 , x ∈ [−2, 0].

Ahora, cambiando x por 3 − x, se obtiene: A


M
(f ◦ g)(3 − x) = 4(3 − x)2 + 6(3 − x) + 2 , (3 − x) ∈ [−2, 0]
IB

= 4x2 − 30x + 56 , −2 ≤ (3 − x) ≤ 0.

Resolviendo la desigualdad, encontramos que:


N

(f ◦ g)(3 − x) = 4x2 − 30x + 56 , x ∈ [3, 5]. 


U
C-

Ejemplo 3.3.17 Sea la f la función definida por:


(
x2 ; 0≤x<2
FI

f (x) =
2x + 1 ; 2 ≤ x < 5

Si 1 ≤ x < 3/2 , hallar h(x) = f (2x − 1) − f (2x2 ) , indicando su dominio y rango.

Solución: Consideremos las funciones g1 (x) = 2x − 1 y g2 (x) = 2x2 , ambos con dominio
el intervalo [1, 32 i. Entonces,

f (2x − 1) = (f ◦ g1 )(x) , f (2x2 ) = (f ◦ g2 )(x).

Cálculo de f ◦ g1 : El dominio es el conjunto de números x tales que:

x ∈ [1, 3/2i ∧ (2x − 1) ∈ Df = [0, 2i ∪ [2, 5i


=⇒ 1 ≤ x < 3/2 ∧ (0 ≤ 2x − 1 < 2 ∨ 2 ≤ 2x − 1 < 5)
=⇒ 1 ≤ x < 3/2 ∧ (1/2 ≤ x < 3/2 ∨ 3/2 ≤ x < 3)
=⇒ (1 ≤ x < 3/2 ∧ 1/2 ≤ x < 3/2) ∨ (1 ≤ x < 3/2 ∧ 3/2 ≤ x < 3)
=⇒ (1 ≤ x < 3/2) ∨ (x ∈ ∅)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


188 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Encontramos que solo hay solución cuando Df = [0, 2i. Como para este intervalo f (x) = x2 ,
entonces:
(f ◦ g1 )(x) = f (2x − 1) = (2x − 1)2 , x ∈ [1, 3/2i

Cálculo de f ◦ g2 : El dominio es el conjunto de números x tales que:

x ∈ [1, 3/2i ∧ 2x2 ∈ [0, 2i ∪ [2, 5i


=⇒ 1 ≤ x < 3/2 ∧ (0 ≤ 2x2 < 2 ∨ 2 ≤ 2x2 < 5)
=⇒ 1 ≤ x < 3/2 ∧ (0 ≤ x2 < 1 ∨ 1 ≤ x < 5/2).

Como x solo toma valores positivos, entonces


p
1 ≤ x < 3/2 ∧ (0 ≤ x < 1 ∨ 1≤x< 5/2)

01
p
=⇒ (1 ≤ x < 3/2 ∧ 0 ≤ x < 1) ∨ (1 ≤ x < 3/2 ∧ 1 ≤ x < 5/2)
=⇒ (x ∈ ∅) ∨ (1 ≤ x < 3/2).

A
Solo hay solución cuando Df = [2, 5i como para este intervalo f (x) = 2x + 1, entonces
M
(f ◦ g2 )(x) = f (2x2 ) = 2(2x2 ) + 1 , x ∈ [1, 3/2i.
IB

Los dominios de f (2x − 1) y f (2x2 ) son iguales. Ası́,

h(x) = f (2x − 1) − f (2x2 ) = (2x − 1)2 − (4x2 + 1).


N
U

Realizando operaciones y simplificando se obtiene


C-

h(x) = −4x , x ∈ [1, 3/2i.


FI

Pero si x ∈ [1, 3/2i, entonces −4x ∈ h−6, −4]. Por lo tanto, Rh = h−6, −4]. 

Ejemplo 3.3.18 Sean las funciones:


(
|x − 1| − |x| ; x ∈ [−4, 3i
f (x) = ; h(x) = f (|x|)
3 ; x ∈ [3, 6]

Hallar el rango y gráfica de las funciones f y h.

Solución: Por el método de los puntos crı́ticos podemos eliminar las barras y reescribir:


 1 ; x ∈ [−4, 0i


 1 − 2x ; x ∈ [0, 1i
f (x) =


 −1 ; x ∈ [1, 3i


3 ; x ∈ [3, 6].

La Figura 3.54 muestra la gráfica de f . De ésta gráfica, Rf = [−1, 1] ∪ {3}.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 189

y
3

1
1 3 6
-4 x
-1

Fig. 3.54 Gráfica de y = f (x)

La funcion h es el resultado de la composición entre la función f y cierta función g tal que


g(x) = |x|, siendo Dg = R. Ası́, el dominio de h esta dado por la relación:

x ∈ R ∧ −4 ≤ |x| ≤ 6 =⇒ 0 ≤ |x| ≤ 6 =⇒ Dh = [−6, 0] ∪ [0, 6].

01
Vemos que la función h(x) = f (|x|) es una función par y como las gráficas de estas
funciones son simétricas respecto al eje Y , bastará graficar para x ∈ [0, 6]. Pero si x ∈ [0, 6]
A
entonces g(x) = f (x); es decir, la gráfica de g coincide con la gráfica de f cuando x ≥ 0.
M
La gráfica para x ∈ [−6, 0i es la imagen respecto del eje Y de la gráfica correspondiente a
x ∈ [0, 6], tal como muestra la Figura 3.55. De esta figura, encontramos que el rango de g
IB

es el intervalo [−1, 1] ∪ {3}. 


N

y
3
U
C-

1
1 3 6
FI

-6 -3 x
-1

Fig. 3.55 Gráfica de y = h(x) = f (|x|)

Método gráfico para hallar f ◦ g

En lo que sigue describimos un método gráfico, como una alternativa en muchos casos
mas sencilla, para determinar f ◦ g. Es aplicable en los casos en que es posible obtener, con
cierta facilidad, el gráfico de g. Especialmente, si este gráfico está formado por porciones
de rectas o de curvas de segundo grado: parábola, circuferencia, elipse o hipérbola, cuyas
ecuaciones son identificables.
El método se basa en que, para que exista f ◦ g, debe haber intersección entre el rango
de g y el dominio de f . Es decir, si Rg ∩ Df 6= ∅. Si tenemos la gráfica de g y conocemos
el dominio de f , podemos “ver” qué parte del dominio de g tiene por imagen Rg ∩ Df .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


190 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Consideremos las funciones f y g cuyos dominios son Dg = [a, b] y Df = [c, d]. Consi-
deremos además que la gráfica de g es como muestra la Figura 3.56. Adicional a la gráfica
de g tracemos una recta paralela al eje Y , que no interfiera con la gráfica, tal como la
recta Y ′ . Esta recta se considera como otro eje Y . Representamos sobre Y ′ el dominio de
f . Para hallar Rg ∩ Df , basta proyectar sobre la recta Y ′ la gráfica de g. Los puntos que
al proyectarse caen dentro del dominio de f determinan dicha intersección. Para hallar el
dominio de f ◦ g, la parte de la gráfica que se proyectó sobre el dominio de f , se proyecta
ahora sobre el eje X. Esta última proyección será el dominio de f ◦ g.

y Y′

01
y = g(x) g(b)

d
B
A Rg ∩ Df
M
Df
A
IB

g(a)
c
a Df ◦g x1 b x
N
U

Fig. 3.56
C-

En la Figura 3.56, solo la porción de la gráfica de g entre los puntos A y B se proyectan sobre
parte del dominio de f . Esta misma porción se proyecta sobre el eje X, determinando el
FI

intervalo [a, x1 ]. Este intervalo es el dominio de f ◦ g. Notese que este dominio esta formado
por todas las abscisas de los puntos de la gráfica de g entre A y B.

Ejemplo 3.3.19 Resolver nuevamente el problema del ejemplo 3.3.13, utilizando el método
gráfico descrito.

Solución: Las reglas de correspondencia son:


(
x2 − 4 ; x ≤ 0
f (x) = ; g(x) = 4x − x2 , x ∈ [0, 5].
x+2 ; x>2

La Figura 3.57 muestra la gráfica de g. Dicha figura también muestra el dominio de f :


Df = h−∞, 0] ∪ h2, +∞i, representado por segmentos de recta sobre la recta Y ′ .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 191

y Y ′ +∞
y = 4x − x2
4 4

A B
2
2

4 5 0
x1 x2 x

−5
(5,-5)

01
−∞
Fig. 3.57

A
Proyectamos la gráfica de g sobre la recta Y ′ . Como f tiene dos dominios, entonces:
M
a) La parte de la gráfica de g que se proyecta sobre parte del intervalo h−∞, 0] son el
origen (correspondiente a x = 0), y la porción que corresponde a x ∈ [4, 5]. Ası́, el
IB

conjunto de números x tales que x ∈ [4, 5] ∪ {0}, pertenecen al dominio de f ◦ g.


Como para el dominio h−∞, 0], f (x) = x2 − 4 entonces:
N

(f ◦ g)(x) = (4x − x2 )2 − 4 , x ∈ [4, 5] ∪ {0}.


U
C-

b) La parte de la gráfica de g que se proyecta sobre parte del intervalo h2, +∞i es la
porción comprendida entre los puntos A y B, correspondientes a x ∈ hx1 , x2 i, donde
FI

x1 y x2 son las raı́ces de la ecuación g(x) = 2. Esto es:


√ √
4x − x2 = 2 =⇒ x1 = 2 − 2 , x2 = 2 + 2.
√ √
Ası́, todo x ∈ h2 − 2, 2 + 2i pertenece al dominio de f ◦ g. Como en este caso,
f (x) = x + 2, entonces:
√ √
(f ◦ g)(x) = 4x − x2 + 2 , x ∈ h2 − 2, 2 + 2i.

Juntando las soluciones halladas en (a) y (b) se obtiene:


 √ √
 4x − x2 + 2 ; x ∈ h2 − 2, 2 + 2i
(f ◦ g)(x) =
 (4x − x2 )2 − 4 ; x ∈ [4, 5] o x = 0,

que coincide con lo hallado en el ejemplo 3.3.13. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


192 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.3.20 Sean las funciones


 
 2x − 4 ; x ≤ −3  1 x2 − 5 ; −6 ≤ x ≤ 2
3
f (x) = ; g(x) =
 sgn(√x + 6 − 3) ; −2 ≤ x ≤ 10  2x − 11 ; x ≥ 5.

Hallar f ◦ g, si existe.

Solución: Para la función signo:


√ √
Si − 2 ≤ x ≤ 10 =⇒ 2 ≤ x + 6 ≤ 4 =⇒ −1 ≤ x + 6 − 3 ≤ 1.

Vemos que sgn( x + 6 − 3) tomará los 3 valores: -1, 0 y 1. Tomará el valor 0 cuando
√ √
x + 6 − 3 = 0 , o bien cuando x = 3. Teniendo en cuenta que x + 6 − 3 aumenta a

01

medida que x aumenta, deducimos que x + 6 − 3 es negativo si x ∈ [−2, 3i y positivo si
x ∈ h3, 10]. Ası́, reescribimos:




 A
 −1 ; −2 ≤ x < 3
M
sgn( x + 6 − 3) = 0 ; x=3


 1 ; 3 < x ≤ 10
IB

Como g tiene 2 reglas de correspondencia las denotaremos por g1 (x) y g2 (x) , respectiva-
N

mente. Ası́, las reglas de correspondencia de f y g pueden reescribirse:



U


 2x − 4 ; x ≤ −3

 (
 −1 ; −2 ≤ x < 3 g1 (x) = 13 x2 − 5 ; −6 ≤ x ≤ 2
C-

f (x) = ; g(x) =


 0 ; x=3 g2 (x) = 2x − 11 ; x ≥ 5.


1 ; 3 < x ≤ 10
FI

Identificamos claramente las gráficas de g1 y g2 : son porciones de una parábola y una


recta, respectivamente. La Figura 3.58 muestra las gráficas de g1 y g2 y también muestra
los dominios de f , representados sobre la recta Y ′ .
Proyectaremos separadamente las gráficas de g1 y g2 , sobre el eje Y ′ , para observar qué
partes de dicha gráfica se proyectan sobre el dominio de f . Es decir, sobre los intervalos
h−∞, −3], [−2, 3i y [3, 10], y también sobre el conjunto unitario {3}.
Tenemos dos casos:

a) Proyectando la gráfica de g1 sobre la recta Y ′ , vemos que la porción entre los puntos
A y B (sin incluir el punto B) se proyecta sobre parte del intervalo h3, 10] del dominio
de f . El punto B se proyecta sobre el número 3. La porción entre los puntos B y C
(sin incluir B) se proyecta sobre el intervalo [−2, 3i del dominio de f y, finalmente,
la porción entre D y E se proyecta sobre parte del intervalo h−∞, −3].

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 193

Y′ y Y′

10 H 10

7 A
y = g2 (x)

3 B G 3

y = g1 (x)

x
F
-2 C -2

01
-3 D E -3

−∞ A −∞
M
-6 -3 2 5 7 10.5 x
√ √
IB

−2 6 − 6

Fig. 3.58
N

Vemos que A=(−6, 7) y E=(2, −11/3). Para hallar el punto B, hacemos:


U

√ √
g1 (x) = 3 =⇒ (1/3)x2 − 5 = 3 =⇒ x = −2 6 =⇒ B = (−2 6, 3).
C-

Para hallar el punto C, hacemos:


FI

g1 (x) = −2 =⇒ (1/3)x2 − 5 = −2 =⇒ x = −3 =⇒ B = (−3, −2).

Para hallar el punto D, hacemos:


√ √
g1 (x) = −3 =⇒ (1/3)x2 − 5 = −3 =⇒ x = − 6 =⇒ B = (− 6, −3).

Por todo lo anterior, concluimos:



Para el tramo AB, sin incluir B, x ∈ [−6, −2 6i. Este es el dominio de f ◦ g1 para
este tramo. Por lo tanto,

(f ◦ g1 )(x) = 1 , x ∈ [−6, −2 6i.


Para el punto B, (f ◦ g1 )(−2 6) = 0.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


194 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Para el tramo BC, sin incluir B, x ∈ h−2 6, −3]. Por lo tanto,

(f ◦ g1 )(x) = −1 , x ∈ h−2 6, −3].


Para el tramo DE, x ∈ [− 6, 2]. Como para este tramo corresponde f (x) = 2x − 4,
entonces:
 
1 2
(f ◦ g1 )(x) = 2 x −5 −4
3
2 2 √
= x − 14 , x ∈ [− 6, 2].
3

b) Al proyectar la gráfica de g2 sobre la recta Y ′ se observa que la porción entre los


puntos F y G (sin incluir G) se proyecta sobre parte del intervalo [−2, 3i, el punto G

01
se proyecta sobre el número 3 y la porción entre los puntos G y H (sin incluir G) se
proyecta sobre el intervalo h3, 10]. Observamos también F=(5,-1).
Para hallar G, hacemos: A
M
g2 (x) = 3 =⇒ 2x − 11 = 3 =⇒ x = 7 =⇒ G = (7, 3).
IB

Para hallar H, hacemos:


N

g2 (x) = 10 =⇒ 2x − 11 = 10 =⇒ x = 21/2 =⇒ G = (21/2, 10).


U

Por todo lo anterior, concluimos:


C-

Para el tramo FG (sin incluir G), x ∈ [5, 7i. Por lo tanto,


FI

(f ◦ g2 )(x) = −1 , x ∈ [5, 7i.

Para el punto G, (f ◦ g2 )(7) = 0.


Para el tramo GH (sin incluir G), x ∈ h7, 21/2]. Por lo tanto,

(f ◦ g2 )(x) = 1 , x ∈ h7, 21/2].

Juntando todas las soluciones halladas en (a) y (b), concluimos:


 √


 1 ; si x ∈ [−6, −2 6i ∪ h7, 21
2
]



 √

 0 ; si x = −2 6 o x = 7
(f ◦ g)(x) = √



 −1 ; si x ∈ h−2 6, −3] ∪ [5, 7i




 2 x2 − 14 √
3
; si x ∈ [− 6, 2]. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 195

Ejemplo 3.3.21 Resolver nuevamente el problema del ejemplo 3.3.15 utilizando el método
gráfico descrito.

Solución: Las reglas de correspondencia de f y g, son:


 
x |x + 6|

 ; x < −2 
 ; −4 < x ≤ −1
f (x) = 1−x
; g(x) = |x + 3| − 3

  √

(x + 2)2 ; −2 ≤ x ≤ −1 5 − x − 2 ; −1 < x < 5.

En el problema 3.3.15 hallamos la expresión equivalente de g(x) sin las barras de valor
absoluto. De dicha expresión, la gráfica de g está determinada por las gráficas de las
ecuaciones: 

 g1 (x) = −1 , −4 < x < −3

01
y = g(x) = g2 (x) = 1 + 6/x , −3 ≤ x ≤ −1



 √
g3 (x) = 5 − x − 2 , −1 < x < 5.

A
La ecuación y = −1 corresponde a una recta horizontal. La ecuación y = 1 + 6/x)
corresponde al tipo de hipérbola equilátera especial, vista en el capı́tulo 2, sección 2.3, y
M

cuya gráfica es semejante a la que muestra la Figura 2.45(a). La ecuación y = 5 − x − 2
IB

es equivalente a la ecuación (y + 2)2 = −(x − 5) y corresponde a una parábola con vértice


en (5,-2) y que se abre a la izquierda. La Figura 3.59 muestra la gráfica de estas ecuaciones
y para los intervalos correspondientes. La figura muestra también a dos rectas, paralelas
N

al eje Y , a las que denotamos por Y ′ y sobre las cuales representamos los intervalos que
U

conforman el dominio de la función f . De la figura,


C-

El tramo AB, sin incluir los puntos A y B, se proyecta sobre el intervalo [−2, −1] del
dominio de f . Por lo tanto, todo x ∈ h−4, −3i , pertenece al dominio de f ◦ g. Como para
FI

este caso:
f (x) = (x + 2)2 y g(x) = g1 (x) = −1,
entonces
(f ◦ g)(x) = f (−1) = 1 , −4 < x < −3.
El tramo BC de la hipérbola, incluyendo los puntos B y C, se proyecta sobre el intervalo
[-2,-1] del dominio de f . Para hallar las coordenadas de C, resolvemos la ecuación:
6
g(x) = g2 (x) = 1 + = −2 =⇒ x = −2 =⇒ C(−2, −2).
x
Ası́, todo x ∈ [−3, −2] , pertenece al dominio de f ◦ g. Como para este caso:
6
f (x) = (x + 2)2 y g(x) = g2 (x) = 1 + ,
x
entonces    2
6 x+2
(f ◦ g)(x) = f 1+ =9 , −3 ≤ x ≤ −2.
x x
FELIX CARRILLO CARRASCAL
196 CAPÍTULO 3. FUNCIONES
Y′ y Y′

-4 -3 -2 4 5
-1 x
g1 g3
-1 -1
A B E

-2 C F -2

g2

-5
D

01
−∞ −∞
Fig. 3.59
A
M
El tramo CD de la hipérbola, sin incluir el punto C, se proyecta sobre el intervalo
h−∞, −2i del dominio de f . Por lo tanto, todo x ∈ h−2, −1] , pertenece al dominio de
IB

f ◦ g. Como para este caso:



x 6
f (x) =
y g(x) = g2 (x) = 1 + ,
N

1 − x x
entonces
U

 
6 1
(f ◦ g)(x) = f 1 + = (x + 6) , −2 < x ≤ −1.
x 6
C-

Solo el tramo EF de la parábola, sin incluir el punto F, se proyecta sobre el intervalo


[-2,-1]. Para hallar las coordenadas del punto E resolvemos la ecuación:
FI


g(x) = g3 (x) = 5 − x − 2 = −1 =⇒ x = 4.

Ası́, todo x ∈ [4, i , pertenece al dominio f ◦ g. Como para este caso:



f (x) = (x + 2)2 y g(x) = g3 (x) = 5 − x − 2,

entonces

(f ◦ g)(x) = f ( 5 − x − 2) = 5 − x , 4 ≤ x < 5.
Juntando todos los resultados hallados, concluimos que:



 1 ; x ∈ h−4, −3i

  2


 x+2
 9
 ; x ∈ [−3, −2]
(f ◦ g)(x) = x

 x+6

 ; x ∈ h−2, −1]


 6


 5−x ; x ∈ [4, 5i,

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.3. OPERACIONES ENTRE FUNCIONES 197

que coincide con lo hallado en el ejemplo 3.3.15. 

Teorema 3.3.1 (Propiedades de la Composición de Funciones)


Sean f , g y h funciones reales y sea I la función identidad, entonces:

i) f ◦ (g ◦ h) = (f ◦ g) ◦ h

ii) (f + g) ◦ h = f ◦ h + g ◦ h

iii) (f g) ◦ h = (f ◦ h)(g ◦ h)

iv) f ◦ I = I ◦ f = f , Df ◦I = DI◦f = Df

Demostracion de (i): Por definición del dominio de una función compuesta:

01
Df ◦(g◦h) = {x / x ∈ Dg◦h ∧ (g ◦ h)(x) ∈ Df }
= {x / (x ∈ Dh ∧ h(x) ∈ Dg ) ∧ g(h(x)) ∈ Df }
= {x / x ∈ Dh ∧ A
(h(x) ∈ Dg ∧ g(h(x)) ∈ Df })
M
= {x / x ∈ Dh ∧ h(x) ∈ Df ◦g )
= D(f ◦g)◦h .
IB

Consideremos ahora un x que pertenece tanto al dominio de f ◦ (g ◦ h) como al dominio


N

de f ◦ (g ◦ h), entonces:
U

[f ◦ (g ◦ h)](x) = f ((g ◦ h)(x))


C-

= f (g(h(x)))
= (f ◦ g)(h(x))
FI

= [(f ◦ g) ◦ h](x)

Pueden omitirse los paréntesis y escrbirse;

f ◦ (g ◦ h) = (f ◦ g) ◦ h = f ◦ g ◦ h.

Las demostraciones de (ii), (iii) y (iv), se deja al lector. 


Muchas funciones pueden ser interpretadas como el resultado de hacer operaciones de
suma, resta, multiplicación y división entre funciones elementales. Ası́, la función potencia
xn , donde n es un número natural, puede ser interpretada como el resultado de multiplicar
n veces por si mismo la función identidad. La función axn , también denominada función
potencia, será interpretada como la multiplicación de la función constante a por la función
potencia. Ası́, una función polinomial puede ser interpretada como la suma de varias funcio-
nes potencias de diferente grado. A partir de las funciones polinomiales pueden obtenerse
nuevas funciones como veremos a continuación.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


198 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Funciones Racionales
Sean P (x) y Q(x) dos funciones polinomiales. La función f tal que:

P (x)
f (x) =
Q(x)

es denominada función racional. Su dominio es el conjunto de números x ∈ R tales que


Q(x) 6= 0. Ası́, las funciones:

x3 − 5x2 + 2x + 7 2x2 − 3x + 8
f (x) = , g(x) =
x2 − 9 x4 + x2 + 1

son funciones racionales. Observando los denominadores deducimos que el dominio de f es

01
Df = R − {−3, 3} y el dominio de g es Dg = R.
Funciones Algebraicas y Funciones Trascendentes

A
Si una función se obtiene a partir de funciones polinomiales, realizando entre ellas ope-
M
raciones de suma, resta, multiplicación, división, composición, combinadas con operaciones
de potenciación o radicación, entonces a dicha función se le denomina función algebraica.
IB

Ası́, las siguientes funciones:


 5
x3 + 5x − 8 √ √
N

g(x) = x4 − x +
3
f (x) = , x2 − 4 + x3 − x
x2 + 7x − 18)
U

2 √ √ 
h(x) = x3 − x + 11
C-

3
x3 − 27 + x2 − 9

son funciones algebraicas.


FI

Toda función que no es algebraica se denomina función trascendente. Dentro de este


tipo de funciones están las funciones circulares (trigonométricas). En efecto, como vimos
en la sección 3.2, las funciones circulares no se obtienen haciendo operaciones algebraicas
entre funciones polinomiales. Otras funciones trascendentes son las funciones exponenciales
y las logarı́tmicas. Estas funciones serán vistas, en forma particular, en el Capı́tulo 5.

3.4. Funciones inyectivas, suryectivas y biyectivas

Sea una función f : A → B. Si cada elemento del rango es imagen de un solo elemento
del dominio se dice que f es una función univalente o inyectiva . Se dice también que la
correspondencia entre los elementos de los conjuntos A y B es uno a uno o biunı́voca.
La Figura 3.60 muestra dos funciones: una univalente y otra no univalente.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 199

A B A B

a u a u
b v b
c w c w

(a) : univalente (b) : no univalente

Fig. 3.60

Definición 3.4.1 Se dice que f es una función inyectiva o univalente (uno a uno) si
para todo x1 y x2 en el dominio de f ,

01
f (x1 ) = f (x2 ) implica x1 = x2 ,

o equivalentemente,
x1 6= x2 A
implica f (x1 ) 6= f (x2 ).
M
La primera implicancia significa que la única solución de la ecuación f (x1 ) = f (x2 ) es la
IB

solución trivial (evidente) x1 = x2 . La segunda implicancia significa que a valores distintos


del dominio corresponde también imagenes distintas.
N

Segun esta definición, la función lineal f (x) = ax + b es univalente. En efecto, si plan-


U

teamos la ecuación: f (x1 ) = f (x2 ), entonces ax1 + b = ax2 + b. La única solución de esta
ecuación es la trivial: x1 = x2 . En forma semejante, puede demostrarse que la función raiz
C-


cuadrada f (x) = ax + b, es también univalente.
Una función inyectiva o univalente puede ser también definido como un conjunto de pa-
FI

res ordenados que tienen la siguiente propiedad: dos pares ordenados distintos cualesquiera
no tienen el mismo primer elemento ni el mismo segundo elemento. Geométricamente, esta
propiedad equivale a lo siguiente:

Toda recta horizontal intersecta a la gráfica de una función univalente a lo más


en un solo punto.

Recordemos que la forma que tienen las gráficas de ciertas ecuaciones se determinan por
simple tabulación. Es decir, damos algunos valores arbitrarios a la variable independiente
(x) y hallamos los correspondientes valores de la variable dependiente (y), formando los
pares ordenados (x, y) los que representamos en el plano XY. Cuanto más valores de x
tomemos y cuanto más cercanos entre si esten estos valores, más exacta será la curva
que obtenemos. Podemos percibir intuitivamente si una recta intersectará a la curva una,
dos o más veces, pero no podemos demostrarlo claramente. La prueba de la univalencia

FELIX CARRILLO CARRASCAL


200 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

de las funciones en su dominio o en algunos intervalos, constituye una demostración de


que la recta horizontal solo las intersecta una vez. Ası́, queda demostrado que toda recta
horizontal intersecta a la gráfica de las funciones lineales solo una vez. Lo mismo podemos
afirmar de la gráfica de la función raiz cuadrada, cuya gráfica como sabemos es solo una
de las ramas de una parábola.

Ejemplo 3.4.1 Determinar cuáles de las siguientes funciones son univalentes.

a) f (x) = x2 c) f (x) = x2 + 6x + 1 , x > 0



b) g(x) = x3 d) g(x) = 4 − x2 + 8x + 7 , x ≤ −9.

Solución: Ambas funciones en (a) y (b) tienen a R como dominio.

01
a) Hagamos

f (x1 ) = f (x2 ) =⇒ x21 = x22


=⇒ x1 = x2 A o x1 = −x2 .
M
Encontramos que, aparte de la solución trivial x1 = x2 , existe otra solución diferente:
IB

x1 = −x2 . Ası́, f (x) = x2 no es univalente. La Figura 3.61 muestra la gráfica de f .


Notese que existen rectas horizontales que intersectan a la gráfica en dos puntos y
N

que dichas intersecciones se producen en ramas diferentes.


U

y y y = x3
y = x2
C-
FI

x1 x

−x1 0 x1 x

Fig. 3.61 Fig. 3.62

b) Hagamos:

g(x1 ) = g(x2 ) =⇒ x31 = x32


=⇒ x1 = x2

La única solución es la trivial. Ası́, g(x) = x3 es univalente. La Figura 3.62 muestra


la gráfica de g. Notese que toda recta horizontal intersecta a la gráfica de g en un
solo punto.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 201

c) Hagamos:

f (x1 ) = f (x2 ) =⇒ x21 + 6x1 + 1 = x22 + 6x2 + 1


=⇒ x21 − x22 + 6(x1 − x2 ) = 0
=⇒ (x1 − x2 )(x1 + x2 + 6) = 0
=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 + 6 = 0 (1)

En (1), parece ser que hubiera otra solución aparte de la trivial. Sin embargo, como
Df = h0, +∞i, entonces: x1 > 0, x2 > 0. Esto implica que x1 + x2 + 6 > 6. Es decir,
la otra ecuación x1 + x2 + 6 = 0, no puede verificarse (no tiene solución). Vemos pues
que la única solución de la ecuación f (x1 ) = f (x2 ) es la trivial y por lo tanto, f es

01
univalente.
Oservación: El dominio natural de las funciones cuadráticas es todo R y como sus
gráficas son parábolas, no son univalentes. Sin embargo, si este dominio natural se
A
restringe, puede resultar univalente. Ası́, si el dominio se restrige de modo que la
M
gráfica sea solo la parte de la parábola a la izquierda del vértice o solo la parte a la
derecha del vértice, la función será univalente. En general, muchos funciones que no
IB

son univalentes en su dominio natural, pueden hacerse univalentes por restricciones


de sus dominios.
N

p
d) Podemos escribir g(x) = 4 − (x + 4)2 − 9. Hagamos g(x1 ) = g(x2 ), entonces:
U

p p
4− (x1 + 4)2 − 9 = 4 − (x2 + 4)2 − 9.
C-

Simplificando el 4 y luego elevando al cuadrado:


FI

(x1 + 4)2 = (x2 + 4)2 =⇒ x1 + 4 = x2 + 4 o x1 + 4 = −(x2 + 4)


=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 + 8 = 0 (1)

En (1), parece haber otra solución diferente de la trivial. Veamos si es ası́ o no.
Como el dominio es h−∞, −9i, entonces:

x1 ≤ −9 , x2 ≤ −9 =⇒ x1 + x2 + 8 ≤ −10.

Ası́, la ecuación x1 + x2 + 8 = 0 no puede verificarse (no tiene solución). Siendo la


única solución la trivial, concluimos que g es univalente. 

Ejemplo 3.4.2 Determinar si es univalente la función


ax + b
f (x) = , c 6= 0.
cx + d
FELIX CARRILLO CARRASCAL
202 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Solución: Es claro que x 6= −d/c . Por el algoritmo de la división, podemos reescribir:

a (bc − ab)/c
f (x) = + .
c cx + d
a bc − ab
Si hacemos: A = y B= , entonces la regla de correpondencia toma la forma:
c c
B
f (x) = A + .
cx + d
Si ahora hacemos:
B B
f (x1 ) = f (x2 ) =⇒ A + =A+
cx1 + d cx2 + d
B B
=⇒ =

01
cx1 + d cx2 + d
=⇒ cx1 + d = cx2 + d =⇒ x1 = x2 ,

A
encontramos que la única solución es la trivial. De lo hallado podemos dar la siguiente
M
conclusión:
Conclusión: Las funciones de la forma:
IB

ax + b B
f (x) = o f (x) = A + ,
cx + d cx + d
N

son univalentes en su dominio natural. 


U

Ejemplo 3.4.3 Sea la funcion:


C-

( √
4− x2 + 8x + 7 ; x ≤ −9
f (x) =
x2 + 6x + 1 ; x > 0.
FI

Determinar si f es univalente.

Solución: La función f tiene 2 reglas de correspondencia y estas reglas de correspon-


dencia, con sus respectivos dominios, son los que se consideraron, separadamente, en los
ejercicios (c) y (d) del ejemplo 3.4.1. En dicho ejemplo se encontró que ambas funciones
son univalentes en sus correspondientes dominios. Por lo tanto, para la función f que es-
tamos analizando en este ejemplo, podemos afirmar que, separadamente, es univalente en
los intervalos h−∞, −9] y h0, +∞i.
Que sea univalente separadamente en cada intervalo no implica que en todo su dominio
sea univalente. En efecto, puede existir algun x1 ∈ h−∞, −9] y algun x2 ∈ h0, ∞i ( al estar
en dominios diferentes significa que x1 6= x2 ) y que verifique la ecuación f (x1 ) = f (x2 ).
Si esto sucede, f no es univalente; pero si probamos que dicha ecuación es imposible de
verificarse, entonces f si serı́a univalente. La forma de probarlo es hallando los rangos para

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 203

cada dominio. Si la intersección de estos rangos, tomados de dos en dos, es el conjunto


vacı́o, significa que x1 6= x2 implica f (x1 ) 6= f (x2 ) y por lo tanto, f es univalente. Por
lo contrario, si al menos una intersección no es el conjunto vacio, significa que existen
números x1 y x2 distintos que verifican f (x1 ) = f (x2 ). Es decir, x1 6= x2 no implica que
f (x1 ) 6= f (x2 ) y, por lo tanto, f no es univalente.
Calculemos los rangos para cada dominio:
p
a) Si f (x) = 4 − (x + 4)2 − 9 , x ≤ −9. Entonces:

Si − ∞ < x ≤ −9 =⇒ −∞ < x + 4 ≤ −5
=⇒ 16 ≤ (x + 4)2 − 9 < +∞
p
=⇒ 4 ≤ (x + 4)2 − 9 < +∞

01
p
=⇒ −∞ < 4 − (x + 4)2 − 9 ≤ 0
=⇒ −∞ < f (x) ≤ 0. (1)
El rango para el dominio x ≤ −9 es, h−∞, 0] .
A
M
b) Si f (x) = x2 + 6x + 1 = (x + 3)2 − 8 , x > 0. Entonces:
IB

Si x>0 =⇒ (x + 3)2 − 8 > 1


=⇒ f (x) > 1 (2)
N

El rango para el dominio x > 0 es, h1, +∞i.


U

Intersectando los rangos hallados en (a) y (b): h−∞, 0] ∩ h1, +∞i = ∅. Concluimos que f
es univalente en todo su dominio.
C-

Definición 3.4.2 Se dice que la función f : A −→ B es una función suryectiva si todo


FI

elemento de B es imagen de por lo menos un elementos de A.

De acuerdo a esta definición se verifica: Rf = B. Por esta razón se dice que f aplica
A sobre B. A las funciones suryectivas se les llama también funciones sobreyectivas.
Los diagramas que muestran la Figura 3.63 ilustra la correspondencia en una función
sobreyectiva, asi como también, en una función no sobreyectiva.
A B A B

a u a u
b b v
c v c w

(a) : sobreyectiva (b) : no sobreyectiva

Fig. 3.63
FELIX CARRILLO CARRASCAL
204 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Ejemplo 3.4.4 Determinar si son sobreyectivas las siguientes funciones:

a) f : [0, 3] −→ [0, 9] , f (x) = x2 .

b) g : [−2, 3] −→ [−5, 9] , g(x) = x2 .

Solución:

a) Si Df = [0, 3], entonces el rango de f es: Rf = [0, 9]. Es decir, todo el conjunto de
llegada es el rango de f . Por lo tanto, f es sobreyectiva.

b) Si Dg = [−2, 3], entonces el rango de g es: Rg = [0, 9] ⊂ [−5, 9]. Es decir, existen
elementos del intervalo [-5,9] (los negativos) que no son imagenes de ningún elemento
de [-2,3]. Ası́, concluimos que g no es sobreyectiva. 

01
Definición 3.4.3 Se dice que la función f : A −→ B es una función biyectiva si es
inyectiva y sobreyectiva.

A
El tipo de correspondencia en una función biyectiva se denomina biunı́voca y se ilustra
M
en la Figura 3.64(a).

A B
IB

A B A B

a u
a u a u
v
N

b v b w b
c w c x c v
U
C-

(a) : biyectiva (b) : no biyectiva (c) : no biyectiva


FI

Fig. 3.64
Los pares ordenados de una función univalente cumplen con la siguiente propiedad: “dos
pares distintos no tienen el mismo segundo elemento”. Debido a esta propiedad, si los
elementos de los pares ordenados se intercambian, es decir, lo que es primer elemento pasa
a ser segundo elemento y viceversa, entonces el nuevo conjunto de pares ordenados es
también una función.

Definición 3.4.4 Sea la funcion:

f = {(x, y) | y = f (x)}.

Si f es univalente entonces el conjunto de pares ordenados de la forma:

{(y, x) | y = f (x)},

es también una función. A dicha función se le denota por f −1 o f ∗ y se le llama función


inversa de f .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 205

En este texto utilizaremos preferentemente la notación f ∗ , ya que la notación f −1 puede


confundirse con la función f1 , llamada función recı́proca de la función f .
De la definición de la función inversa se deduce que el dominio de f ∗ es igual al rango
de f y el rango de f ∗ es el dominio de f . Ası́, escribimos:

f ∗ = {(f (x), x) / x ∈ Df , Df ∗ = Rf , Rf ∗ = Df }

Es claro que f ∗ es univalente y por lo tanto, tiene inversa y se le denomina por f ∗∗ . Es


claro también que f ∗∗ = f .
Es evidente que las funciones que no son univalentes no tiene inversa. En efecto, si
f no es univalente existirá al menos dos pares distintos con el mismo segundo elemento.
Al invertirse el orden de estos pares se obtendra dos pares distintos con el mismo primer

01
elemento lo que implica, que el nuevo ordenamiento, no satisface la definición de función.
Asi pues, una condición necesaria y suficiente para que f ∗ exista es que f sea univalente.
Consideremos por ejemplo la función cúbica f (x) = x3 . Esta función asigna a cada
número real su cubo: A
M
f = {· · · (−3, −27), (−2, −8), (0, 0), (1, 1), (2, 8), · · · }
IB

Sabemos que f es univalente por lo que f ∗ existe, siendo:

f ∗ = {· · · (−27, −3), (−8, −2), (0, 0), (1, 1), (8, 2), · · · }
N
U

Notese que f ∗ asigna a cada número real su raiz cúbica. Deducimos entonces que f ∗ es
la función raiz cúbica. En efecto si hacemos:
C-

√ √
y = f (x) = x3 =⇒ x = 3
y =⇒ x = f ∗ (y) = 3
y (3.15)
FI

Notece que Df = R, Rf = R. Ası́,


Df ∗ = R y Rf ∗ = R. Cambiando en y
(3.15) y por x y x por y, se obtiene: f (x) = x3

√ f ∗ (x) = 3
x
y = f ∗ (x) = 3
x. (3.16)

Se deduce que los valores que toma x


x
en (3.16) son los valores que toma y en
la ecuacion (3.15). Igualmente, los valo-
res que toma y en (3.16) son los valores
que toma x en (3.15). La Figura 3.65 Fig. 3.65
muestra las gráficas de f y f ∗ .
Geométricamente, la gráfica de f ∗ es el simétrico de la gráfica de f con respecto a la recta
y = x, tal como se muestra en la Figura 3.66.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


206 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

y
f
y=x

(x, f (x))
(f (x), f (x))

f∗
(x, x)
(f (x), x)

01
Fig. 3.66

A
Si hacemos la composición entre las funciones f (x) = x3 y f ∗ (x) = 3
x, se obtienen:
M
√ √
(f ◦ f ∗ )(x) = f ( 3 x) = ( 3 x)3 = x = I(x) , x ∈ Df ∗

IB

3
(f ∗ ◦ f )(x) = f ∗ (x3 ) = x3 = x = I(x) , x ∈ Df

En ambos casos obtenemos la función identidad. En general, puede demostrarse que si f


N

es univalente y f ∗ es su inversa, entonces:


U

f∗ ◦ f = I sobre Df , f ◦ f∗ = I sobre Df ∗ = Rf . (3.17)


C-

La verificación de (3.17) se usa como prueba de que cierta función es la inversa de otra.
FI

Ejemplo 3.4.5 Sean la funciones:

a) f (x) = ax + b , a 6= 0 c) f (x) = 4x − x2 , x ≥ 1
3x + 5
b) g(x) = x2 + 2x − 3 , x ∈ [−1, 4] d) h(x) = .
x+6
Determinar si estas funciones son univalentes. Para aquellas que lo sean, hallar su inversa.

Solución:

a) Las funciones lineales son univalentes por lo que poseen inversa. Su dominio y rango
es R. Si hacemos:
y−b
y = f (x) = ax + b =⇒ x = f ∗ (y) = , y ∈ R.
a
Cambiando y por x y x por y, entonces
x−b
f ∗ (x) = , x ∈ R.
a
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 207

b) Hagamos g(x1 ) = g(x2 ), donde x1 , x2 ∈ [−1, 4]. Entonces:

x21 + 2x1 − 3 = x22 + 2x2 − 3 =⇒ x21 − x22 + 2(x1 − x2 ) = 0


=⇒ (x1 − x2 )(x1 + x2 + 2) = 0
=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 + 2 = 0. (1)

Pero,
−1 ≤ x1 ≤ 4 , −1 ≤ x2 ≤ 4 =⇒ −2 ≤ x1 + x2 ≤ 8
=⇒ 0 ≤ x1 + x2 + 2 ≤ 10. (2)
De (2), vemos que podrı́a verificarse la segunda ecuación de (1). Sin embargo,

el valor cero es el mı́nimo valor que puede tomar x1 + x2 + 2 , y lo tomarı́a solo si


ambos, x1 y x2 , toman el mı́nimo valor posible: −1. Pero esto implica x1 = x2 = −1,

01
solución que está incluido en la trivial. Para cualesquiera otos valores de x1 y x2 se
verificará que x1 + x2 + 2 > 0. Es decir, la única solución de la ecuación g(x1 ) = g(x2 )
es la trivial. Luego, g es univalente y g ∗ existe.
A
M
Si hacemos y = g(x) = x2 + 2x − 3 = (x + 1)2 − 4, entonces:
IB

Si − 1 ≤ x ≤ 4 =⇒ 0≤ x+1 ≤5
=⇒ −4 ≤ (x + 1)2 − 4 ≤ 21.
N

Ası́, el rango de f es, Rf = [−4, 21] .


U

Para hallar la función inversa bastará despejar de la ecuación y = g(x) , x en términos


de y:
C-


y = (x + 1)2 − 4 =⇒ x + 1 = ± y + 4

=⇒ x = −1 ± y + 4.
FI

Para obtener valores de x ∈ [−1, 4] , escogemos el signo +. Ası́, x = g ∗ (y) =



−1 + y + 4 . Como el dominio de g ∗ es el rango de f , y ∈ [−4, 21]. Finalmente,
cambiando y por x, se obtiene:

g ∗ (x) = −1 + x+4 , x ∈ [−4, 21].

c) Hagamos f (x1 ) = f (x2 ) con x1 ≥ 1 , x2 ≥ 1 . Entonces:

4x1 − x21 = 4x2 − x22 =⇒ (x2 − x1 )(x2 + x1 − 4) = 0


=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 − 4 = 0. (1)

Como para el dominio dado, x1 + x2 − 4 ≥ −2 , entonces la segunda ecuación de (1)


tiene soluciones que verifican x1 6= x2 . Ası́, concluimos que f no es univalente y no
tiene inversa.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


208 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

d) Hagamos h(x1 ) = h(x2 ) con x1 6= −6 , x2 6= −6 . Entonces:


3x1 + 5 3x2 + 5
= =⇒ (3x1 + 6)(x2 + 6) = (3x2 + 5)(x1 + 6)
x1 + 6 x2 + 6
=⇒ 3x1 x2 + 5x2 + 18x1 + 30 = 3x2 x1 + 5x1 + 18x2 + 30.
Simplificando, la ecuación se reduce a la única ecuación: x1 = x2 . Entonces h es
univalente y h∗ existe.
La regla de correspondencia de h puede rescribirse como:
3x + 5 3(x + 6) + 5 5 5
h(x) = = =3+ =⇒ y = 3 + . (1)
x+6 x+6 x+6 x+6
Calcularemos ahora el rango de h. Como x 6= −6 , consideramos 2 casos:
5

01
Si − ∞ < x < −6 =⇒ −∞ < 3 + < 3 =⇒ y ∈ h−∞, 3i. (2)
x+6
5
Si − 6 < x < +∞ =⇒ 3 < 3 + < +∞ =⇒ y ∈ h3, +∞i. (3)
x+6

A
De (2) y (3), el rango de h es Rh = R − {3}. Despejando x de (1) se obtiene:
M
23 − 6y 23 − 6x
x = h∗ (y) = , y 6= 3, o lo que es lo mismo, h∗ (x) = , x 6= 3. 
IB

y−3 x−3

Ejemplo 3.4.6 Sea la función:


N



 −x2 ; x≤0

U



12 − 4x
f (x) = ; 0<x<3
3
C-



 √


x − 4 + 4 ; x ≥ 4.
FI

Determinar si f es univalente. Si lo és, hallar f ∗ .

Solución: Si el dominio de una función está conformado por la unión de intervalos, y en


cada uno de dichos intervalos las reglas de correspondencia son diferentes, la función será
univalente si se cumple lo siguiente:

a) Es univalente individualmente en cada uno de los intervalos correspondientes a cada


regla de correspondencia.

b) Los rangos correspondientes, tomados de dos en dos, no se intersectan.

Verificar analı́ticamente si se cumple todo esto puede resultar una tarea extensa y por lo
tanto, laboriosa. Una alternativa práctica, menos laboriosa, consiste en graficar la función
y luego ver, en la gráfica, si se cumple la propiedad asociada a la gráfica de las funciones
univalentes: una recta horizontal las intersecta a lo más en un solo punto. La Figura 3.67
muestra la gráfica de la función f .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 209


y= x−4+4
4
12 − 4x
y=
3

0
3 4 x

01
y = −x2

Fig. 3.67
A
M
Vemos que dicha gráfica está conformada por porciones de una función lineal y de una
función raiz cuadrada que, como sabemos, son funciones univalentes. También está confor-
IB

mada por la porción de una parábola a la izquierda de su vértice, porción que corresponde
a una función univalente. Claramente observamos en la gráfica completa que las rectas
N

horizontales la intersectaran solo una vez. Ası́, dicha gráfica cumple la propiedad geométri-
U

ca de las funciones univalentes. Esto constituye evidencia suficiente para afirmar que f es
univalente y tiene inversa.
C-

De la figura se determinan los rangos correspondientes a cada intervalo. Ası́, si hacemos


y = f (x) , entonces podemos escribir:
FI




 −x2 ; x ∈ h−∞, 0] , y ∈ h−∞, 0]


12 − 4x
y= ; x ∈ h0, 3i , y ∈ h0, 4i

 3
 √x − 4 + 4 ; x ≥ 4 , y ∈ [4, +∞i



De y = −x2 , se obtiene: x = ± −y . Para el dominio correpondiente, se escoge el signo

menos. Ası́, x = f ∗ (y) = − −y , y ∈ h−∞, 0].
De y = 31 (12 − 4x) , se obtiene: x = f ∗ (y) = 41 (12 − 3y) , y ∈ h0, 4i.

De y = x − 4 + 4 , se obtiene: x = f ∗ (y) = (y − 4)2 + 4 , y ∈ [4, +∞i.
Cambiando y por x, se obtiene:
 √


 − −x ; x≤0


1
f ∗ (x) = (12 − 3x) ; 0 < x < 4


 4

 (x − 4)2 + 4 ; x ≥ 4

FELIX CARRILLO CARRASCAL


210 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

Teorema 3.4.1 Si f y g son funciones univalentes, entonces la función f ◦ g es también


univalente, siendo
(f ◦ g)∗ = g ∗ ◦ f ∗

Demostración: Si f y g son univalentes, entonces existen las funciones f ∗ y g ∗ .


Hagamos:

(f ◦ g)(x1 ) = (f ◦ g)(x2 ) =⇒ f (g(x1 ) = f (g(x2 )


=⇒ g(x1 ) = g(x2 ) (ya que f es univalente)
=⇒ x1 = x2 (ya que g es univalente)

Puesto que la única solución es la trivial, entonces f ◦ g es univalente y (f ◦ g)∗ existe.


También como:

01
(f ◦ g) ◦ (g ∗ ◦ f ∗ ) = ((f ◦ g) ◦ g ∗ ) ◦ f ∗
= (f ◦ (g ◦ g ∗ )) ◦ f ∗
= (f ◦ I) ◦ f ∗ = f ◦ f ∗ = I A , sobre Dg∗ ◦f ∗
M
y también:
IB

(g ∗ ◦ f ∗ ) ◦ (f ◦ g) = ((g ∗ ◦ f ∗ ) ◦ f ) ◦ g
= (g ∗ ◦ (f ∗ ◦ f )) ◦ g
N

= (g ∗ ◦ I) ◦ g = g ∗ ◦ g = I , sobre Df ◦g
U

De acuerdo a la ecuación 3.17, lo anterior demuestra que la función g ∗ ◦ f ∗ es la inversa


de la función f ◦ g . Es decir,
C-

(f ◦ g)∗ = g ∗ ◦ f ∗ . 
FI

Ejemplo 3.4.7 Sean las funciones:



f (x) = 2x + 9 , x ∈ [0, 8] , g(x) = x2 − 2x , x ≤ 1.

Pruebe que f , g y f ◦ g son univalentes y luego, verifique que (f ◦ g)∗ = g ∗ ◦ f ∗ .

Solución: Probaremos la univalencia de f :


√ √
Si f (x1 ) = f (x2 ) =⇒ 2x1 + 9 = 2x2 + 9
=⇒ 2x1 + 9 = 2x2 + 9
=⇒ x1 = x2 .

Ası́, f es univalente. A partir de x ∈ [0, 8] , se obtiene que el rango de f es: Rf = [3, 5].

Si hacemos y = 2x + 9 , entonces despejando: x = f ∗ (y) = 21 (y 2 − 9) , y ∈ [3, 5]. Ası́,
1
f ∗ (x) = (x2 − 9) , x ∈ [3, 5].
2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 211

Probaremos ahora la univalencia de g:

Si g(x1 ) = (x2 ) =⇒ x21 − 2x1 = x22 − 2x2


=⇒ (x1 − x2 )(x1 + x2 − 2) = 0. (1)
Como x1 ≤ 1 , x2 ≤ 1 , entonces x1 + x2 − 2 ≤ 0 . La igualdad de esta relación se verifica
solo si ambos x1 = x2 = 1 (solución incluida en la trivial). En cualquier otro caso, se
verificará solo la desigualdad. Ası́, en (1), la única solución es la trivial y g es univalente.
A partir de x ≤ 1 , se obtiene que el rango de g es: Rg = [−1, +∞i.

Si hacemos y = x2 − 2x = (x − 1)2 − 1 , entonces despejando: x = 1 ± y + 1 . Para obtener
valores de x menores que 1, se toma el signo menos. Ası́, cambiando y por x, se obtiene:

g ∗(x) = 1 − x+1 , x ∈ [−1, +∞i.

01
Cálculo de f ◦ g : El dominio esta dado por la relación:

x≤1 ∧
A
(x2 − 2x) ∈ [0, 8]
M
=⇒ x ≤ 1 ∧ 1 ≤ (x − 1)2 ≤ 9
=⇒ x ≤ 1 ∧ 1 ≤ |x − 1| ≤ 3. (2)
IB

Si x ≤ 1 , entonces x − 1 < 0 . De acuerdo a esto, la solución de (2) es x ∈ [−2, 0]. Es


decir, Df ◦g = [−2, 0]. Calculando la regla de correspondencia, se obtiene:
N

p
(f ◦ g)(x) = 2(x − 1)2 + 7 , x ∈ [−2, 0].
U
C-

A partir de x ∈ [−2, 0] se obtiene que el rango de f ◦ g es: Rf ◦g = [3, 5]


Probaremos ahora la univalencia de f ◦ g:
FI

p p
Si (f ◦ g)(x1 ) = (f ◦ g)(x2 ) =⇒ 2(x1 − 1)2 + 7 = 2(x2 − 1)2 + 7
=⇒ (x1 − 1)2 = (x2 − 1)2
=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 − 2 = 0. (3)
Puesto que: −2 ≤ x1 ≤ 0 , −2 ≤ x2 ≤ 0 , entonces −6 ≤ x1 + x2 − 2 ≤ −2 . Esto significa
que la segunda ecuación de (3), no se verifica. Luego, f ◦ g es univalente y tiene inversa.
p
Cálculoqde (f ◦ g)∗ : De y = (f ◦ g)(x) = 2(x − 1)2 + 7 , despejando se obtiene:
2
x = 1 ± y 2−7 , y ∈ [3, 5]. Como x ∈ [−2, 0], escogemos el signo menos. Ası́, cambiando
y por x, se obtiene:
q
∗ x2 −7
(f ◦ g) (x) = 1 − 2
, x ∈ [3, 5]. (4)

Cálculo de g ∗ ◦ f ∗ : Se tiene que:


√ x2 − 9
g ∗ (x) = 1 − x + 1 , x ∈ [−1, +∞i ; f ∗ (x) = , x ∈ [3, 5].
2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
212 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

El dominio de g ∗ ◦ f ∗ está dado por la relación:

x2 − 9
x ∈ [3, 5] ∧ ≥ −1
2 √ √
=⇒ x ∈ [3, 5] ∧ (x ≥ 7 o x ≤ − 7)
=⇒ x ∈ [3, 5].

Ası́, Dg∗ ◦f ∗ = [3, 5] . Realizando la composición, se obtiene:


r
x2 − 7
(g ∗ ◦ f ∗ )(x) = 1 − , x ∈ [3, 5]. (5)
2
De (4) y (5), encontramos que se verifica (f ◦ g)∗ = g ∗ ◦ f ∗ . 

01
Ejemplo 3.4.8 Sean las funciones:
18
f (x) = (x − 2)2 , x ∈ [−3, 3] , g(x) = 2 − , x ∈ [2, 5]
x+4
i) Determinar si f y g son univalentes. A
M
ii) Determinar si (f ◦ g)∗ existe. Si existe, hallarlo.
IB

Solución: i) La gráfica de la función f es una parábola con vértice en el punto (2,0). Como
N

x = 2 pertenece al intervalo [−3, 3], deducimos que la gráfica incluye un entorno del vértice
en que la recta horizontal la intersecta en dos puntos. Por lo tanto, f no es univalente.
U

La función g es de la forma A + B/(cx + d) , función que en el ejemplo 3.4.2 hallamos que


C-

es univalente.
ii) (f ◦ g)∗ existirá si f ◦ g existe y es univalente. No podemos adelantar que como f no es
FI

univalente, entonces, de existir, f ◦ g no será univalente. Incluso, si ambos f y g resultaran


no univalentes, no puede afirmarse nada sobre la existencia y univalencia de f ◦ g . Ası́,
deberemos primero hallar f ◦ g .
Cálculo de f ◦ g : El dominio esta dado por la relación:
18
x ∈ [2, 5] ∧ −3 ≤ 2 − ) ≤ 3,
x+4
o bien
18
2≤x≤5 ∧ −5 ≤ − ≤ 1. (1)
x+4
Como para x ∈ [2, 5] , x + 4 tomará solo valores positivos. Por lo tanto, −18/(x + 4)
tomará, a su vez, solo valores negativos. Entonces, (1) es equivalente a:
18
2≤x≤5 ∧ −5 ≤ − < 0. (2)
x+4
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.4. FUNCIONES INYECTIVAS, SURYECTIVAS Y BIYECTIVAS 213

Resolviendo, se encuentra que la solución de (2) es el intervalo [2, 5]. Ası́,


 2
18
(f ◦ g)(x) = 2− −2
x+4
324
= , x ∈ [2, 5]
(x + 4)2
Analicemos ahora la univalencia. Si hacemos (f ◦ g)(x1 ) = (f ◦ g)(x2 ) , entonces:
324 324
2
= =⇒ (x1 + 4)2 = (x2 + 4)2
(x1 + 4) (x2 + 4)2
=⇒ x1 = x2 o x1 + x2 + 8 = 0. (3)
La segunda ecuación de (3) no puede verificarse ya que x1 y x2 son positivos. Por lo tanto,
la única solución es la trivial. Ası́, f ◦ g es univalente y tiene inversa.

01
Calculemos ahora el rango de f ◦ g.

Si 2 ≤ x ≤ 5 =⇒ 36 ≤ (x + 4)2 ≤ 81

=⇒ 4≤ A 324
≤ 9.
M
(x + 4)2
Ası́, Rf ◦g = [4, 9].
IB

18
Haciendo y = 324/(x + 4)2 y despejando x se obtiene: x = −4 ± √ . Para obtener valores
y
positivos para x tomamos el signo positivo. Ası́,
N

18
(f ◦ g)∗ (y) = −4 + √ , y ∈ [4, 9]
U

y
C-

o bien
18
(f ◦ g)∗(x) = −4 + √ , x ∈ [4, 9]. 
x
FI

La siguiente definición permite identificar facilmente a las funciones univalentes.

Definición 3.4.5 Sea f una función y sean x1 y x2 dos números cualesquiera de su domi-
nio tales que x2 > x1 . Si con estas condiciones se verifica siempre que f (x2 ) > f (x1 ), se dice
entonces que f es una función creciente. En cambio, si siempre se verifica f (x2 ) < f (x1 ),
se dice entonces que f es una función decreciente.

Teorema 3.4.2 Si f es una función creciente (decreciente) en su dominio, entonces f es


una función univalente y tiene inversa, siendo f ∗ también creciente (decreciente).

Teorema 3.4.3 Sean f y g dos funciones crecientes (decrecientes) en sus dominios. En-
tonces las funciones f + g y f ◦ g son también crecientes (decrecientes).

La demostración de estos dos últimos teoremas se deja al lector (ver problemas propuestos
3.54 y 3.55).

FELIX CARRILLO CARRASCAL


214 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

3.5. Problemas propuestos


3.1. Hallar el valor de a para que el siguiente conjunto de pares ordenados sea una función.
Indicar el dominio y rango.

f = {(−4, 1), (−1, 8), (a, 7), (2, 5), (3, 6), (−1, a2 − 1), (4, −3)}

3.2. Hallar los valores de a y b para que el siguiente conjunto de pares ordenados sea una
función. Indicar el dominio y rango.

F = {(3, 2a2 + 3b), (−2, 5), (2, 2a2 − 3b), (6, 7), (3, 8), (a + b, 3), (2, −4)}

3.3. Determine cuáles de las siguientes relaciones definen a la variable y como función de

01
la variable x.

a) x2 + y = 4 b) y 2 = x2 + 5 c) 2|x| + 3y = 6
d) 2x + 3|y| = 6 e) x3/2 + y 3/2 = 2 A f ) y ≤ |x|
M

g) x2 − y 2 = 9 h) x2 − y 2 = 9 , y ≤ 0 i) x2 + ( y)4 = 25
IB

3.4. Hallar el dominio de las siguientes funciones:


√ √ p
a) f (x) = 5−x+ x+3 b) f (x) = |x + 3| − 2
N

p √ p √
c) g(x) = 4 − x − 2 d) h(x) = 2 x − x2 − 1
U

√ r
x2 − 9 1−t
e) f (x) = 2 f ) g(t) =
C-

x −4 t−3

3.5. Hallar el dominio y rango de las siguientes funciones:


FI

√ p x−1
a) f (x) = x2 − 6x − 5 , x (x2 − 4) ≥ 0 b) g(x) = sgn(x) + 1 +
20x + 35 √ p 2 |x − 1|
c) f (x) = , x + 2 (5 − x) ≥ 0 d) g(x) = 5 − x/2 + 13 − x2
2x + 5

3.6. Un reservorio tiene 10 metros de largo y su sección es un trapecio isósceles de 2 metros


de altura, 2 metros de base menor y 3 metros de base mayor. Se vierte agua en el
reservorio y en cierto instante el nivel de agua es de h metros. Definir una función que
calcule el volumen de agua en términos de la altura h. Indicar el dominio y rango.

3.7. En una esfera de radio R se circunscribe un cono circular recto. Si la base del cono
tiene radio r y altura h,

a) Determine una función que permita calcular el volumen del cono en términos
de su altura. Indicar su dominio y rango.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.5. PROBLEMAS PROPUESTOS 215

b) Determine una función que permita calcular el área de la superficie total del
cono en términos de su radio. Indicar el dominio y rango.

3.8. Considere la región en el primer cuadrante encerrada por el eje Y , la recta x+2y = 12
y la parábola y = 41 x2 . Un rectángulo está inscrito en dicha región de modo que uno
de sus lados está sobre el eje Y . Determine una función que calcule el área de dicho
rectángulo, indicando su dominio.

3.9. Trazar la gráfica correspondiente a las siguientes funciones e indicar sus rangos.
  3
 x + 6 , si x < −2  x + 2x2

 √ 
 , si x ≤ 1
x+2
a) f (x) = x + 3 , si x ∈ [−2, 6] b) f (x) =
  x2 + 5x

 x/2 , si x > 8

 , si x ≥ 3
|x + 5|

01
3.10. Trazar las gráficas e indicar los rangos de las siguientes funciones:

a) f (x) = 3|x − 2| − |x + 1| + 2
A
b) g(x) = |x − 2| + x + |x + 3| − 3
M
3.11. Hallar el rango y gráfica de la función:
x
IB

f (x) = |x − 12| − |x − 1| , x ∈ [2, 10]


4
3.12. Trace la gráfica de las siguientes ecuaciones:
N

√ √
a) y = x − 3 − 2 b) y = 5 − x + 2 c) y = 2|x| − x2
U

d) y = 3 − |x + 4| e) y = 4 − 2|x − 4| f ) y = |4 − 2|x − 4||


C-

3.13. Sea la función: 




 x2 − 1 , −3 ≤ x < 1
FI



x−1
f (x) = , 1≤x≤3


 2

 8−x , 4≤x≤6
Hallar las gráficas de las ecuaciones:

a) y = f (x) b) y = −f (x) c) y = f (−x) d) y = f (x + 3)

3.14. Sea la función:




 x2 + 4x + 3 , −5 ≤ x < −2

 hh ii
f (x) = 1 + x/2 , −2 ≤ x < 1




2 − |x − 2| , 1≤x≤5
Hallar las gráficas de las ecuaciones:

a) y = f (x) b) y = f (x − 2) c) y = f (−x) d) y = f (2 − x)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


216 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

3.15. Trazar la gráfica de la función:


1
f (x) = 3 −
x − sgn (x2 − 4)

3.16. Sea f una función tal que Df = [0, 1] y Rf = [1, 2] . Hallar el dominio y rango de
la función g(x) = f (x − 2) + 3 .

3.17. Dadas las funciones:

f (x) = 3x + 4 , g(x) = ax2 + 7x + 12

Hallar el conjunto de valores de a de modo que la gráfica de dichas funciones no se


intersecten.

01
3.18. Si f (x) = ax2 + bx + c , a 6= 0 , hallar los valores de las constantes a, b y c de modo
que se verifiquen:
A
M
i) f (x + 1) − f (x − 1) ≡ 12x + 4 .

ii) El conjunto solución de la inecuación f (x) > 0 es R.


IB

3.19. Clasificar cada una de las siguientes funciones como par, impar, o ni par ni impar.
N

x+1 x
a) f (x) = b) g(x) =
x−1 (x + 1)(x − 1)
U

x2
c) f (x) = d) g(x) = x2 cos(x/2) + |x|
C-

(x + 1)(x − 1)
e) f (x) = |x + 4| − |x − 4| f) g(x) = |x + 4| + |x − 4|
FI

3.20. Si f (x) = −|2x + a| + b , x ∈ [−2, 2] es una función par y f (−1) = 2, determinar


los valores de las constantes a y b.

3.21. Sea f una función arbitraria cuyo dominio es el intervalo [−a, a] y sean las funciones:

f (x) + f (−x) f (x) − f (−x)


f1 (x) = f2 (x) =
2 2
i) Demostrar que f1 es par y f2 impar.

ii) Demostrar que toda función en el intervalo [−a, a] puede expresarse, en forma
única, como la suma de una función par y una función impar.

3.22. Descomponer cada una de las siguientes funciones en sus partes par e impar.

x2 + 1
f (x) = , g(x) = x sen x − cos 2x , h(x) = ax2 + bx + c
x−1
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.5. PROBLEMAS PROPUESTOS 217

3.23. Determinar si las siguientes funciones son pares, impares, o ninguna de las dos.
 x

 − , x < −2
 |x|

p
 2
x − 1

f (x) = x2 + 2 , |x| ≤ 2 , g(x) = |x| + 2 − x2 sgn

 x+3


1 , x>2

3.24. Sean las funciones:


x2 − 4x − 60
f (x) = 6 − |x − 2| , g(x) = f (|x|) , h(x) =
16
i) Hallar las gráficas de las funciones f , g y h.
ii) Hallar el valor de la constante a de modo que la gráfica de la relación:

01
R = {(x, y) ∈ R × R | h(x − a) ≤ y ≤ g(x)}

sea simétrica respecto del eje Y .


iii) Hallar el dominio y rango de la relación R. A
M
3.25. Determinar si la función f (x) = | sen 32 x| − | cos 32 x| es periódica. Si lo és, hallar su
IB

perı́odo mı́nimo.

3.26. Determinar si la función f (x) = | sen 23 x − cos 23 x| es periódica. Si lo es, hallar su


N

perı́odo mı́nimo.
U

3.27. Determinar si las siguientes funciones son periódicas. En caso que lo sean, hallar su
C-

perı́odo mı́nimo.

a) f (x) = cos(cos x) b) f (x) = | sen(2x)| + | cos(x/2)|


FI

     
c) f (x) = (2x − 2x )2 d) f (x) = 2 x − 2x .

3.28. Trazar la gráfica, indicando su rango, de la función:


 2

 7+ , si |x| > 2 ∧ x 6= 6
 p x−6


f (x) = 4sgn (x2 − 1) − x2 , si 1 < |x| ≤ 2

 hh 1 ii


 + x2 , si |x| ≤ 1.
x−2

3.29. Sean las funciones:


√ p
f (x) = x+4 , g(x) = 1 − x/2

F (x) = [f (x)]2 − [g(x)]2 − 3x

Hallar el dominio de F , trazar su gráfica e indicar su rango.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


218 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

3.30. Sean las funciones:



√ 8−x
f (x) = x+4 , g(x) =
x−3

1 4  2
F (x) = − f (x) + g(x)(x − 3) + 3x
8
Hallar el dominio de F , trazar su gráfica e indicar su rango.

3.31. Sean las funciones:



√ 4 √ 2  4 − x2 , x<0
f (x) = x+3 +4 2−x − 20 , g(x) =
 x2 − 2x , x ≥ 0.

01
Halle f + g y trace su gráfica indicando su dominio y rango.

3.32. Sean las funciones:

f (x) = 2(x3 − 4x) , x ∈ [−2, 8]


A g(x) = x2 − 4 , x ∈ [−4, 6].
M
;
IB

Halle f /g y trace su gráfica indicando su dominio y rango.

3.33. Sean las funciones:


N


 x2 + 2x , x ≤ −1
U

f (x) = , g(x) = 2|x| − 4 , −5 ≤ x ≤ 5.


 x2 + 4x − 12 , x≥2
C-

Hallar f /g y trazar su gráfica indicando su dominio y rango.


FI

3.34. Sean las funciones:



 x2 + 5x + 6 , x<0
f (x) = , g(x) = |x2 − 9| , −7 ≤ x ≤ 6.
 x2 − 3x , x≥0

Hallar f /g, indicando su dominio y rango.

3.35. Sean las funciones:


(
3−x , −4 ≤ x < 0
f (x) = y g(x) = |(x + 1)(3 − x)|
x+1 , 0≤x≤4

a) Determinar el conjunto A = {x ∈ R | g(x) ≤ f (x)}.


Sugerencia: graficar en un mismo plano las funciones f y g.

b) Hallar la función g/f , indicando su dominio y rango.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


3.5. PROBLEMAS PROPUESTOS 219

3.36. Sean las funciones:


(
x2 − 4x − 11 , x ≤ −2
f (x) = , g(x) = |x − 1| − 2|x + 1|
x2 − 2x − 5 , x≥2

h(x) = 2x − 4sgn(5 − x + 7) , −6 ≤ x ≤ 9

a) Hallar f + h y trazar su gráfica indicando su dominio y rango.

b) Hallar (f + h)/g y trazar su gráfica indicando su dominio y rango.


( s )
2x2 − 4x + 3 √
3.37. Sea el conjunto: A = x ∈ R | ≥ x + 2 − 3 y sean las fun-
x − |x2 + 5x| + 5
ciones:

01
  
3 − 2|x| 2
 x sgn , x∈A hh x2 ii x
f (x) = x+2 ; g(x) = −1 si − 2 ≤ 2

 2
x − 2x , 1 ≤ |x| ≤ 2
A 3 4
M
a) Hallar dominio, rango y gráfica de las funciones f y g.
IB

b) Hallar dominio, rango y gráfica de la función f + g.

3.38. Hallar f /g, bosquejar su gráfica e indicar su dominio y rango.


N

x 5 hh 1 2 ii
, si 60 − x ≥ 10x2
U

f (x) = (6 − 2|x + 3| + |x − 6|) + ; g(x) = 2− x


12 4 4
C-

1
Sugerencia: Haga un bosquejo de la ecuación: y = 2 − x2 , x ∈ Dg .
4
FI

3.39. Sean las funciones:



 |x − |6 − 3x|| + |x − 4| , |7 − 3x| + 1 > 5x
f (x) =

|x − 3| , |3x − 7| ≤ 5x − 1
 2  hh √
x −4 ii
g(x) = |x|sgn √ + 1 − x2
x2 + 2

Hallar f /g, si existe. Luego, trace su gráfica indicando su rango.

3.40. Sean las funciones:



 x + 1 , x ≤ 1 ∧ x 6= 0
f (x) = x ; g(x) = x − 1 , −2 ≤ x ≤ 8
 √x , x>1

Hallar f ◦ g, si existe

FELIX CARRILLO CARRASCAL


220 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

3.41. Sean las funciones:


(
3 − |x| , x < 0
f (x) = √ ; g(x) = x2 − 1 , −2 ≤ x ≤ 2
x+1 , 0 ≤x≤8

Hallar f ◦ g, si existe. Luego, trace su gráfica indicando su rango.

3.42. Sean las funciones:


(
2 sgn(3 − x) , x ≤ 0
f (x) = √ ; g(x) = x2 − 2x
x+1 , x≥3

Hallar f ◦ g, si existe. Luego, trace su gráfica indicando su rango.

3.43. Sean las funciones:

01
(
2 − x2 , x<0
f (x) = x sgn(x − 3) , −2 ≤ x ≤ 4 ; g(x) =
|x − 6| , x ≥ 0
A
Hallar f ◦ g, si existe. Luego, trace su gráfica indicando su rango.
M
3.44. Sean las funciones:
IB


 1+ 2 , x<0
f (x) = x2 − 3 , −4 < x < 4 ; g(x) = √ x−1
 x−1 , x≥1
N

Hallar g ◦ f , si existe.
U

3.45. Sean las funciones:


C-

( (
x+2 , −2 ≤ x < 3 5 sgn(x) , 0 < x < 8
f (x) = ; g(x) =
FI

x2 − 8x + 24 , x ≥ 3 x/2 , x≥8

Hallar g ◦ f , si existe. Luego, trace su gráfica indicando su rango.

3.46. Sean las funciones:


( (
sgn(x + 7) , x ≤ −4 4 − |x + 2| , x≤0
f (x) = ; g(x) =
x2 , x≥1 2
x − 4x − 4 , 1 ≤ x ≤ 8

a) Trace la gráfica de g. Utilice dicha gráfica para hallar f ◦ g, si existe.


b) Trace la gráfica de f ◦ g indicando su rango.

3.47. Sean las funciones:



( √ 2
x + 3 − 2 , x ≤ −2  x + 6x + 6 , x ∈ [−6, −2]

f (x) = ; g(x) = 4|x − 3|
−x/4 , x ∈ [1, 6] 
 , x ∈ [−1, 5] − {3}
|x + 2| − 5
FELIX CARRILLO CARRASCAL
3.5. PROBLEMAS PROPUESTOS 221

a) Trace la gráfica de g. Utilice dicha gráfica para hallar f ◦ g, si existe.


b) Trace la gráfica de f ◦ g indicando su rango.

3.48. Sean las funciones:



 x2 − 4 si x2 − 7x < −6
f (x) =
 |x| − 3 si |x + 5| ≤ 6


2
 x + 4x + 1
 si −5 ≤ x < −1
g(x) = 
|x − 2|

 5sgn
 si x ∈ h0, 1i ∪ h2, 3]
|x − 3| − 1
Hallar f ◦ g, si existe.

01
3.49. Hallar g ◦ f , eliminando barras y corchetes, si

f (x) = A
 x sgn(x2 + x − 6) , −3 < x < 2
M
 −1 − 1 x2 , x≥2
4
IB



 |x + 4| , sgn(x − 1) = −1

 √

2x − 1
g(x) = , 1<x<2
N

 


 1 − x

 2  
U

x − x − 12 , x >2
C-

3.50. Dada la función: (


x2 + 2x − 2 , −3 ≤ x < −1
f (x) = √
FI

2 + x + 2 , −1 ≤ x ≤ 7
Determinar si f es univalente. Si lo es, hallar su inversa.

3.51. Dada la función:



 x2

 , x>1
 x2 − 1

f (x) = x , −1 ≤ x ≤ 1



 −p|x + 1| − 1 , x < −1

Determinar si f es univalente. Si lo es, hallar su inversa.

3.52. Sean las funciones:



2
 x

 , x≥0
f (−x) = 2x , x ∈ [−2, 0i ; g(x) = x sgn(x) , x ∈ [−3, 3]


 −|x − 2| , x < −2

FELIX CARRILLO CARRASCAL


222 CAPÍTULO 3. FUNCIONES

i) Pruebe que f es univalente.


ii) Hallar g ◦ f ∗ , si existe.

3.53. Sean las funciones:



f (x) = 2(x − 2)3 + 3 , −1 ≤ x ≤ 4 ; g(x) = 3
x−3+2 , −5 ≤ x ≤ 15

a Determinar si f y g son univalentes. Si lo son, halle f ∗ y g ∗ .


b) Determinar (f ◦ g)∗ , si existe.

3.54. Sean las funciones:


18
f (x) = (x − 2)2 , x ∈ [−3, 2] ; g(x) = 2 − , x ∈ [2, 5]

01
x+4
i) Determinar si f y g son univalentes. Si los son, halle sus inversas.
ii) Determinar (f ◦ g)∗ , si existe.
A
M
3.55. Sean las funciones:
√ 7
IB

f (x) = x − x2 + 2 , |x| ≤ 1 ; g(x) = 2 − , 2<x<4


x−1
Hallar (f ◦ g)∗ , si existe.
N

3.56. Sea la función:


U

 2 √
1√ x2 ( 4 − x)2 hh x ii
f (x) = x+8 + 4
C-

2 |x| |x − 4| 4
Determinar si f es univalente. Si lo és, hallar f ∗ .
FI

3.57. Sea f una función y sean x1 y x2 dos números cualesquiera de su dominio tales
x2 > x1 . Si con esta condición siempre se verifica f (x2 ) > f (x1 ) se dice que f es una
función creciente. En cambio, si siempre se verifica f (x2 ) < f (x1 ) se dice que f es
una función decreciente. Demostrar que si f es creciente (decreciente) en su dominio,
entonces es univalente y tiene inversa, siendo f ∗ también creciente (decreciente).

3.58. Demostrar que si f y g son dos funciones crecientes (decrecientes) en sus dominios,
entonces las funciones f + g y f ◦ g, son también funciones crecientes (decrecientes).

3.59. Probar que las funciones:



a) f (x) = x5 + 2x3 + 5x − 7
3
, b) g(x) = x3 + x + 5

son univalentes.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


Capı́tulo 4

Lı́mites y Continuidad de Funciones

01
4.1. El Lı́mite de una Función

A
El concepto de lı́mite de una función es de mucha importancia para el desarrollo del
cálculo diferencial e integral. La idea de lı́mite no es de fácil entedimiento por lo que antes
M
de dar una definición de él, haremos un análisis intuitivo previo a fin de facilitar dicho
IB

entendimiento. Antes aún es necesario dar la siguiente definición.


Definición 4.1.1 Sea x0 un número real cualquiera. Se denomina entorno o vecindad
de x0 a todo intervalo abierto que contenga a x0 . Generalmente x0 es el centro de dicho
N

intervalo. Si el intervalo no incluye al punto x0 , entonces al intervalo se le denomina


U

entorno o vecindad reducida de x0 .


C-

Consideremos una función f (x) definida en un entorno de x0 . Si la variable x toma valores


cada vez más cercanos a x0 , pero sin llegar a igualarlo, de modo que la diferencia entre x
FI

y x0 puede hacerse tan pequeña como se quiera, entonces se dice que x tiende a x0 y se
denota por x → x0 . Si al mismo tiempo que x tiende a x0 se observara que los valores de
f (x) se aproximan cada vez más a un único número L, haciendose por lo tanto la diferencia
entre f (x) y L también cada vez más pequeña, entonces se dice que cuando x tiende a x0 ,
f (x) tiende a L. También se dice que L es el lı́mite de la función f cuando x tiende a x0 y
se denota por:
lı́m f (x) = L.
x→x0
En el concepto de lı́mite no interesa si la función está o no definida en x0 , y si lo está,
cuál sea su valor. Lo que interesa es el comportamiento de la función cuando x tiende a x0 ,
esto es, ver si es que los valores de la función se aproximan a un único número L. Asi por
ejemplo, consideremos la función: f (x) = 3x − 1 . Evaluemos f en valores cada vez más
cercanos a 2, pero menores que 2:

f (1,9) = 4,7 , f (1,99) = 4,97 , f (1, 999) = 4,997 , f (1, 9999) = 4,9997 , etc.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


223
224 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Notamos que a medida que x se aproxima cada vez más a 2, los valores de f (x) se aproximan
cada vez más a 5.
Evaluemos ahora f en valores de x cada vez más cercanos a 2, pero mayores que 2:

f (2,1) = 5,3 , f (2,01) = 5,03 , f (2,001) = 5,003 , f (2, 0001) = 5, 0003 , etc.

También observamos que cuando x se aproxima cada vez más a 2, también los valores
de f (x) se aproximan cada vez más a 5. Ası́, parece que el lı́mite serı́a 5. Sin embargo,
no es suficiente evaluar en algunos puntos cercanos a 2, verificar que el comportamiento
de la función es de tomar valores cada vez más cerca de 5 y afirmar, luego, que el lı́mite
es 5, aunque intuitivamente esto parece ser evidente. Aún quedan infinitos valores de x,
cercanos a 2, en los que no se ha evaluado la función, y nada nos asegura que para estos

01
otros posibles valores de x, la función tenga otro comportamiento diferente. La aceptación
del valor del lı́mite necesita argumentos más consistentes. A fin de encontrar dichos argu-

A
mentos haremos lo siguiente: con los valores dados a x y los valores correspondientes de
f (x) construyamos la siguiente tabla:
M
IB

x 1,9 1,99 1,999 1,9999 · · · 2,0001 2,001 2,01 2,1


|x − 2| 0,1 0,01 0,001 0,0001 · · · 0,0001 0,001 0.01 0.1
f (x) 4,7 4,97 4,997 4,9997 · · · 5,0003 5,003 5,03 5,3
N

|f (x) − 5| 0,3 0,03 0,003 0,0003 · · · 0,0003 0,003 0,03 0,3


U

TABLA 4.1
C-

En ésta tabla, |x − 2| mide la cercanı́a de x al punto 2 y |f (x) − 5| mide la cercanı́a de f (x)


FI

con el número 5, supuesto valor del lı́mite.


Tomemos por ejemplo, valores de x simétricos respecto a 2, tal como 1,9 y 2,1. Entonces
f (1, 9) = 4, 7 y f (2,1) = 5,3. Para ambos valores de x y los correspondientes valores de
f (x), se verifica que
|x − 2| = 0,1 y |f (x) − 5| = 0,3

Podemos afirmar entonces:

|f (x) − 5| = 0,3 siempre que |x − 2| = 0,1.

Notamos que si quisieramos que la diferencia entre f (x) y 5 fuera menor que 0, 3 , es
decir que |f (x) − 5| < 0,3 , entonces los valores de x deben estar más próximos a 2 que lo
que están los números 1,9 y 2,1; es decir, debe cumplirse que |x − 2| < 0,1. Ası́, podemos
afirmar:
0,3
|f (x) − 5| < 0,3 siempre que 0 < |x − 2| < 0,1 = .
3
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 225

o lo que es equivalente,

4,7 < f (x) < 5,3 siempre que 1,9 < x < 2,1 , x 6= 2

Análogamente, si tomamos x = 1, 99 y x = 2, 01, valores también simétricos respecto de 2,


entonces f (1, 99) = 4, 97 y f (2, 01) = 5, 03. En este caso se verifica que

|x − 2| = 0,01 y |f (x) − 5| = 0,03.

Podemos afirmar entonces:

|f (x) − 5| = 0,03 siempre que |x − 2| = 0,01.

Notamos que si quisieramos que la diferencia o cercanı́a entre f (x) y 5 fuera menor que
0,03, es decir que |f (x) − 5| < 0,03 , entonces los valores de x deben estar más próximos a

01
2 que lo que están los números x = 1, 99 y x = 2, 01; es decir, |x − 2| < 0,01. Ası́, podemos
afirmar
0,03
|f (x) − 5| < 0,03 siempre que
A
0 < |x − 2| < 0,01 =
3
.
M
o lo que es equivalente,

4, 97 < f (x) < 5,03 siempre que 1,99 < x < 2,01 , x 6= 2.
IB

Análogamente, para x = 1, 999 y x = 2, 001, con análisis semejante a los dos anteriores,
nos permitiran afirmar
N

0,003
|f (x) − 5| < 0,003 siempre que 0 < |x − 2| < 0,001 = .
U

3
o lo que es equivalente,
C-

4,997 < f (x) < 5,003 siempre que 1,999 < x < 2,001 , x 6= 2
FI

Notese que en cada caso analizado, la cercanı́a de x a 2 es siempre la tercera parte de la cer-
canı́a de los valores correspondientes de f (x) a 5, y parece ser que esta serı́a la tendencia si
seguimos tomando cercanı́as cada vez menores. El análisis realizado nos permite establecer
la siguiente definición matemática, y más consistente, para el concepto de lı́mite.

Definición 4.1.2 Sea f una función definida en cierto intervalo abierto que contiene al
punto x0 , excepto tal vez en x0 mismo. Se dice que:

lı́m f (x) = L
x→x0

si es que para todo número ε > 0 , por pequeño que sea , existe un número δ > 0 tal que:

|f (x) − L| < ε siempre que x ∈ Df y 0 < |x − x0 | < δ.

Esta última expresión es equivalente a decir:

Si 0 < |x − x0 | < δ entonces |f (x) − L| < ε.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


226 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

La expresión |f (x) − L| mide la diferencia o cercanı́a que hay entre f (x) y el número L.
Analogamente, la expresión |x − x0 | mide la diferencia o cercanı́a entre x y x0 . La relación
0 < |x − x0 | indica que x 6= 0. Es decir, no es necesario que f este definida en x0 para que
exista el lı́mite en dicho punto.
Por propiedad del valor absoluto, sabemos lo siguiente:

Si |f (x) − L| < ε =⇒ −ε < f (x) − L < ε =⇒ L − ε < f (x) < L + ε (1)

Si |x − x0 | < δ =⇒ −δ < x − x0 < δ =⇒ x0 − δ < x < x0 + δ (2)

Las relaciones (1) y (2) expresan a los intervalos hL − ε, L + εi y hx0 − δ, x0 + δi ,


respectivamente. Nótese que hL − ε, L + εi es un intervalo centrado en L y cuyo ancho

01
está dado por el valor de ε . Análogamente, hx0 − δ, x0 + δi es un intervalo centrado en x0
y cuyo ancho está dado por el valor de δ .

A
Si efectivamente el lı́mite en x0 existe y vale L, entonces, para cada valor de ε en (1),
existirá un valor de δ en (2), de modo que podamos afirmar:
M
f (x) ∈ hL − ε, L + εi siempre que x ∈ hx0 − δ, x0 + δi
IB

Si se toma otro épsilon más pequeño, tal como ε1 , entonces, para dicho épsilon en (1)
N

existirá otro delta en (2), tal como δ1 , que nos permita afirmar:
U

f (x) ∈ hL − ε1 , L + ε1 i siempre que x ∈ hx0 − δ1 , x0 + δ1 i


C-

Por más que se reduzca el épsilon, siempre se encontrará el delta apropiado. Si L no fuera el
FI

lı́mite puede ocurrir que para algunos épsilon, no tan pequeños, existan sus correspondientes
deltas, pero que cuando el épsilon se hace muy pequeño, ya no existen los deltas que
verifican la afirmación.
La expresión: para todo ε existe un δ , indica que el δ depende del ε . Ésta
dependencia debe estar expresada por una relación (función) que debe ser hallada para
demostrar la existencia del lı́mite.
Dado un valor de ε el δ conveniente no es único. Las Figuras 4.1 y 4.2 muestran
elecciones convenientes de deltas para los épsilon dados. En cambio, en la Figura 4.3, el
delta es muy grande para el épsilon dado. En la figura 4.4 se observa que para ε1 existe δ1
tal que |f (x) − L| < ε1 ; sin embargo, para ε2 no existe δ que verifique |f (x) − L| < ε2 .
En general, cuando para algún ε no se encuentra el δ apropiado, significa que el lı́mite, o
bién no es L sino otro valor, o bién no existe. En el caso particular que muestra la Figura
4.4 el lı́mite no existe.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 227

y y
f f
L−ǫ L−ǫ
L L
L−ǫ L−ǫ

x0 x x0 x
x0 − δ x0 + δ x0 − δ x0 + δ

Fig. 4.1 Fig. 4.2

y y

01
f f
L + ǫ1
L+ǫ L + ǫ2
L
L−ǫ L − ǫ2 A L
M
L − ǫ1
IB

x0 x x0 x
x0 − δ x0 + δ x0 − δ1 x0 + δ1
N

Fig. 4.3 Fig. 4.4


U

Ejemplo 4.1.1 Utilizando la definición de lı́mite, demostrar que:


C-

lı́m (3x − 1) = 5.
x→2
FI

Solución: Debemos demostrar que: ∀ ε > 0 ∃ δ > 0 tal que:

|(3x − 1) − 5| < ε siempre que 0 < |x − 2| < δ.

Iniciamos la demostración postulando: Sea ε > 0 . A continuación, escribimos:

|(3x − 1) − 5| = |3x − 6| = 3|x − 2| (1)

Dejamos por el momento la relación (1) expresada y pasamos ahora al dominio de la


función.
Si en el dominio, los valores de x son tales que verifican: 0 < |x − 2| < δ , debemos
encontrar cómo tiene que ser δ para que se cumpla que |(3x − 1) − 5| < ε. Encontramos
que se verificarı́a lo siguiente:

Si 0 < |x − 2| < δ =⇒ 3|x − 2| < 3δ.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


228 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Veamos qué sucede con esta última relación si el ancho del intervalo donde están los x,
osea el valor de δ, sea igual a 3ε . Entonces se tendrı́a que:
ε
3|x − 2| < 3δ = 3 = ε.
3

Es decir, se verifica 3|x − 2| < ε. Esto nos permite decir que en (1),
|(3x − 1) − 5| = 3|x − 2| < ε. Es decir, |(3x − 1) − 5| < ε, que es a lo que querı́amos llegar.
Pero, nótese que se llega a esto sólo si el δ , que determina el intervalo en que está x, es
ε
igual a 3
. Por eso es que afirmamos:

ε
|(3x − 1) − 5| < ε siempre que 0 < |x − 2| < δ =
3

01
puesto que esto significa:

ε
Si 0 < |x − 2| < =⇒ 3|x − 2| = |(3x − 1) − 5| < ε.
3
A
M
Vemos que cualquiera que sea el valor de ε , un valor suficiente para δ es 3ε , para que se
0,01
cumpla la definición de lı́mite. Ası́, si ε = 0,01 , entonces δ = 3
. Esto significa que:
IB

0,01
Si 0 < |x − 2| < =⇒ |(3x − 1) − 5| < 0,01
3
N

o, lo que es lo mismo decir,


U

0,01 0,01
Si x ∈ h2 − ,2 + i =⇒ f (x) ∈ h5 − 0,01, 5 + 0,01i
C-

3 3

ε
El haber hallado la relación δ = , válida para todo ε > 0 , nos permite decir que,
FI

3
efectivamente:
lı́m (3x − 1) = 5.
x→x0

La figura 4.5, muestra la relación entre el ε y δ , en este ejemplo. 

y
y = 3x − 1

5+ǫ
5 Fig. 4.5
5−ǫ

2+δ

2 x
2−δ
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 229

Procedimiento para la demostración del lı́mite:

Para demostrar que: ∀ ε > 0 ∃ δ > 0 tal que:

|f (x) − L| < ε siempre que x ∈ Df y 0 < |x − x0 | < δ.

debe buscarse una relación entre |f (x) − L| y |x − x0 | . Esto es ası́ por que |f (x) − L|
tiene que ver con el rango de f y |x − x0 | con el dominio del mismo, y, como sabemos, el
rango depende del dominio.
Si efectivamente lı́m f (x) = L , entonces debe ser posible escribir:
x→x0

|f (x) − L| ≤ |h(x)||x − x0 | (4.1)

01
por lo que ese será el procedimiento a seguir: buscar la relación (4.1).
Una vez encontrado la relación (4.1) se busca una cota superior para |h(x)| . Sea M
una cota superior; es decir, |h(x)| ≤ M . Ası́,
A
M
Si |h(x)| ≤ M =⇒ |h(x)||x − x0 | ≤ M|x − x0 |. (4.2)
IB

Si ahora en el dominio, los valores de x verifican:

0 < |x − x0 | < δ =⇒ M|x − x0 | < Mδ,


N
U

entonces bastará escoger δ = ε/M para obtener:


C-

M|x − x0 | < Mδ = M(ε/M) = ε.


FI

es decir,
M|x − x0 | < ε (4.3)

De (4.2) y (4.3) podemos afirmar que en (4.1),

|f (x) − L| ≤ |h(x)||x − x0 | < M|x − x0 | < ε

o, equivalentemente,
ε
|f (x) − L| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ = .
M
Ası́, se habrá demostrado que:
lı́m f (x) = L
x→x0

Nota: Generalmente la cota superior M para |h(x)| depende de x; es decir, al considerar


que x puede ser cualquier valor del dominio puede haber cota superior para |h(x)| . En

FELIX CARRILLO CARRASCAL


230 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

este caso debe restringirse el dominio de f a sólo un entorno o vecindad de x0 .


Sea η > 0 . Restringiendo el dominio de modo que :

0 < |x − x0 | < η =⇒ x0 − η < x < x0 + η (4.4)

Considerando que x satisface (4.4) se obtiene M tal que |h(x)| ≤ M . Luego, se forma la
relación (4.2) y se siguen los demás pasos. Al final, al elegir el δ apropiado, debe verificarse
que δ < η ; esto por que si δ fuera mayor que η , estariamos incluyendo valores de x que
no verifican (4.4), y entonces, la relación |h(x)| ≤ M , puede no ser cierta.
Al escoger δ = min{η , ε/M} : pueden ocurrir dos casos:
Si min{η , ε/M} = ε/M , entonces tomamos δ = ε/M . Ası́,
ε

01
|f (x) − L| ≤ M|x − x0 | < Mδ = M( )=ε =⇒ |f (x) − L| < ε
M
Si min{η, ε/M} = η , entonces tomamos δ = η < ε/M . Ası́,

|f (x) − L| ≤ M|x − x0 | < Mδ = M(η) < M(


εA)=ε =⇒ |f (x) − L| < ε
M
M
Vemos que en ambos casos se verifica: |f (x) − L| < ε. Por lo tanto, concluimos que un δ
IB

apropiado es:
δ = min{η , ε/M}
N

Ejemplo 4.1.2 Utilizando la definición de lı́mite demostrar que:


U

lı́m x3 = 27
C-

x→3

Solución: Debemos demostrar que:


FI

∀ ε > 0, ∃ δ > 0 tal que: |x3 − 27| < ε siempre que 0 < |x − 3| < δ.

Sea ε > 0. Como:

|x3 − 27| = |(x2 + 3x + 9)(x − 3)| = |x2 + 3x + 9||x − 3|, (1)

vemos que |h(x)| = |x2 + 3x + 9| tendrá cota superior solo si es que los valores de x están
limitados. Por lo tanto, restrigimos el dominio tal que: 0 < |x − 3| < η. Tomemos por
comodidad, η = 1, entonces:

0 < |x − 3| < 1 =⇒ −1 < x − 3 < 1 =⇒ 2 < x < 4 =⇒ 4 < x2 < 16. (2)

También, para el mismo intervalo:

6 < 3x < 12 =⇒ 15 < 3x + 9 < 21. (3)

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 231

Ası́, de (2) y (3),

19 < x2 + 3x + 9 < 37 =⇒ |x2 + 3x + 9| < 37


=⇒ |x2 + 3x + 9||x − 3| < 37|x − 3|. (4)

Utilizando la relación (4) en (1), y por propiedad transitiva, se obtiene:

|x3 − 27| < 37|x − 3|. (5)

Luego, si en el dominio tomamos:

0 < |x − 3| < δ =⇒ 37|x − 3| < 37δ


ε

01
entonces bastará tomar δ = min{1, } para obtener:
37
ε
37|x − 3| < 37( )=ε
37
A
lo que permite decir que en (5), |x3 − 27| < 37|x − 3| < ε . Es decir, |x3 − 27| < ε . A esto
M
último es a lo que querı́amos llegar. Pero notese que se ha llegado a esto bajo la condición
IB

de que los valores de x satisfacen: 0 < |x−3| < δ = min{1 , ε/37}. Por eso es que decimos:
ε
|x3 − 27| < ε siempre que 0 < |x − 3| < δ = min{1, }.
N

37
lı́m x3 = 27. 
U

Ası́, hemos demostrado que:


x→3
C-

Ejemplo 4.1.3 Utilizando la definición de lı́mite demostrar que:


 2 
FI

lı́m 3− √ = 1.
x→1 x

Solución: Sea ε > 0.Tenemos que:


 √
2  2 | x − 1| 2|x − 1|
3 − √ − 1 = 2 − √ = 2 √ =√ √ . (1)
x x x x( x + 1)

Como:
√ 1
x+1 ≥1 =⇒ √ ≤ 1. (2)
x+1
1
Para hallar una cota para √ restringiremos el dominio, tal que :
x

0 < |x − 1| < η = 1 =⇒ −1 < x − 1 < 1 =⇒ 0<x<2


√ √ 1 1
=⇒ 0< x< 2 =⇒ √ < √ < +∞.
2 2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
232 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

1
Es decir, no obtenemos una cota superior para √ . Esto se debe a que al tomar η = 1,
x
1
entonces x ∈ h0, 2i y cuando x está bien cercano a 0, √ crece ilimitadamente (no tiene
x
cota superior). Tomemos entonces un η menor, tal que:
1 1 1 1 3
0 < |x − 1| < η = =⇒ − < x−1< =⇒ <x< .
2 2 2 2 2
Notese que este intervalo contiene a x0 = 1 y no incluye valores de x muy cercanos a 0.
Ası́,
1 p p 1 √
Si 1/2 < x < 3/2 =⇒ √ < x < 3/2 =⇒ 2/3 < √ < 2.
2 x

Las cotas superiores a hallarse no tienen por que ser las mı́nimas, por lo que como 2 < 2,

01
entonces podemos escribir :
1
√ < 2.
x
A (3)
M
De (2) y (3) se obtiene que:
2 2|x − 1|
IB

√ √ <4 =⇒ √ √ < 4|x − 1|. (4)


x( x + 1) x( x + 1)
Combinando (4) y (1), resulta:
N

 2 

3 − √ − 1 < 4|x − 1|. (5)
U


x
C-

Ahora bien, si los valores de x son tales que:

0 < |x − 1| < δ =⇒ 4|x − 1| < 4δ.


FI

n o
Ası́, si tomamos δ = min 1/2 , ε/4 , entonces

4|x − 1| < 4(ε/4) = ε.

De esta relación y (5), concluimos:


 2  n o

3− √ − 1 < ε siempre que 0 < |x − 1| < δ = min 1/2 , ε/4 .
x

Ası́, hemos demostrado que:  2 


lı́m 3− √ = 1. 
x→1 x

Ejemplo 4.1.4 Si ε = 7/5 , hallar un δ tal que:

3 |x − 3| − |x + 2|
lı́m f (x) = − , siendo f (x) = .
x→2 2 |x − 4|
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 233

Solución: Como el denominador contiene a x − 4 , entonces x 6= 4 y como x0 = 2 ,


entonces si restringimos el dominio tal que 0 < |x − 4| < η, el valor de η como máximo
solo puede ser igual a 2, para no incluir en el intervalo al número 4. Es más, 1/|x − 4|
no puede acotarse cuando x tome valores cercanos a 4. Por lo tanto, el valor de η debe ser
aún menor que 2.
Tomemos η = 1. Entonces:

0 < |x − 4| < 1 =⇒ 1 < x < 3.

Por el método de puntos crı́ticos determinamos que para 1 < x < 3, se tiene que:

|x − 3| = −(x − 3) , |x + 2| = x + 2 , |x − 4| = −(x − 4)

01
Reemplazando, la regla de correspondencia de f se reduce a:
2x − 1
f (x) =
x−4
,
A
1 < x < 3.
M
El valor de lı́m f (x) no depende de que valores tome x fuera del intervalo h1, 3i, de modo
x→2
que el problema se reduce a demostrar que:
IB

 2x − 1  3
lı́m = − , x ∈ h1, 3i.
x→2 x−4 2
N

Demostración: Sea ε > 0.


U

Se tiene que:
 
2x − 1 4x − 2 + 3x − 12 7|x − 2|
C-

3
x − 4 − −2 =
= (1)
2(x − 4) 2|x − 4|
FI

Como
1 1
1<x<3 =⇒ −3 < x − 4 < −1 =⇒ 1 < |x − 4| < 3 =⇒ < < 1.
3 |x − 4|
1 7
Si multiplicamos ambos miembros de la relación |x−4|
< 1 por 2
|x − 2| , se obtiene:

7|x − 2| 7
< |x − 2|.
2|x − 4| 2

Combinando esta relación con (1), se obtiene:


 
2x − 1 3
x − 4 − − 2 < (7/2)|x − 2|. (2)

Ahora bien,
Si 0 < |x − 2| < δ =⇒ (7/2)|x − 2| < (7/2)δ
n o
por lo que bastará tomar δ = min 1, 27 ε , para que se verifique:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


234 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

(7/2)|x − 2| < (7/2)δ < (7/2)(2/7)ε = ε. (3)

Ası́, de (3) en (2) y por la propiedad transitiva,


  n 2 o
2x − 1 3

x−4 − − < ε siempre que 0 < |x − 2| < δ = min 1, ε .
2 7

Si ε = 75 , entonces 27 ε = 72 ( 75 ) = 52 . Por lo tanto, un δ apropiado para ε = 7


5
es :
n 2o 2
δ = min 1, = . 
5 5
Ejemplo 4.1.5 Empleando la definición de lı́mite, demostrar que:
 
x − 51 + 1 1
lı́m =
|5x − 1| 4

01
x→1

Solución: Hagamos:  
x − 51 + 1 1

 
f (x) = x 6= .
|5x − 1|

5
,
 A
M
Veamos cuanto vale x − 51 si x = 1. Este valor es: 1 − 51 = 0 . Veamos ahora para
 
qué otros valores de x, x − 15 = 0. Esto lo hacemos para ver si en un entorno de x0 = 1,
IB

toma también dicho valor u otro diferente. Ası́,


 
1 1 1 6
Si x− = 0 =⇒ 0 ≤ x − < 1 =⇒ ≤x< .
N

5 5 5 5
U

Notese que este intervalo contiene a 1. Tomando en cuenta que x 6= 15 , entonces se verifica
lo siguiente:
C-

 
1 6 1
Si <x< =⇒ x− = 0. (1)
FI

5 5 5
Además,
1 6
Si <x< =⇒ 0 < 5x − 1 < 5 =⇒ |5x − 1| = 5x − 1. (2)
5 5
De (1) y (2), f (x) se reduce a:
 
1 1 6
f (x) = , x∈ , (3)
5x − 1 5 5
Como el intervalo h 15 , 56 i contiene a x0 = 1, entonces el problema se reduce a demostrar
que:
1 1
lı́m = .
x→1 5x − 1 4
Demostración: Sea ε > 0. Considerando que x ∈ h 15 , 65 i , podemos escribir:
1 1 4 − 5x + 1 5

− = = |x − 1| (4)
5x − 1 4 4(5x − 1) 4(5x − 1)
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.1. EL LÍMITE DE UNA FUNCIÓN 235

5
Necesitamos encontrar una cota superior para 4(5x−1)
. Ası́,

1 6 1 1
Si <x< =⇒ 0 < 5x − 1 < 5 =⇒ < < +∞
5 5 5 5x − 1
1
Esto muestra que no hay cota superior para 5x−1
. Esto se debe a que cuando x está
1 1
próximo a 5
, 5x−1
crece ilimitadamente. Por lo tanto, no es conveniente tomar valores
1
cercanos a 5
y debemos restringir aún más el dominio alrededor de x0 = 1. Ası́, si tomamos

1 1 1 4 6
0 < |x − 1| = η = =⇒ − <x−1< =⇒ <x< .
5 5 5 5 5
Para este intervalo, f (x) es el mismo que indica (3). Ası́,
4 6 5 5
Si <x< =⇒ 3 < 5x − 1 < 5 =⇒ < .

01
5 5 4(5x − 1) 12
Esto implica que:
5 5
|x − 1| < |x − 1|.
4(5x − 1) 12
A
M
Combinando esta relación con (2), se obtiene:
1 1 5

− < |x − 1| (5)
IB


5x − 1 4 12
Ahora bien,
5 5
N

Si 0 < |x − 1| < δ |x − 1| < δ


=⇒
12 12
1 12
U

entonces, bastará tomar δ = min{ 5 , 5 ε} , para que:


C-

(5/12)|x − 1| < (5/12)δ ≤ (5/12)(12/5)ε = ε.


FI

De esta relación y (5), concluimos:


 
1 1 1 12
− < ε siempre que 0 < |x − 1| < δ = min , ε . 
5x − 1 4 5 5

Observación:
De los ejemplos 4.1.3, 4.1.4 y 4.1.5 podemos agregar, al procedimiento descrito para la
demostración del lı́mite, lo siguiente:

Si la regla de correspondencia de f tiene la forma de un cociente, debemos


examinar si el denominador tiene ceros (los ceros del denominador son los va-
lores de x para los cuales el denominador se hace cero). Si tiene ceros, debemos
calcular a qué distancias estan los ceros del x0 . Si la menor de las distancias
es mayor que 1, restringimos el dominio a un ancho η = 1. Si la menor de las
dmı́n
distancias es dmı́n ≤ 1, restringimos el dominio a un ancho η = , donde n
n
es un entero positivo mayor que 1. Se sugiere tomar n = 2.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


236 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Ejemplo 4.1.6 Empleando la definición de lı́mite, demostrar que:

1
lı́m = −1.
x→1 (2x − 1)(3x − 4)

Solución: Sea ǫ > 0. Se tiene que:



1 (6x − 5)(x − 1) |6x − 5|
(2x − 1)(3x − 4) − (−1) = (2x − 1)(3x − 4) = |2x − 1||3x − 4| |x − 1| (1)

1
Notamos que el denominador se hace cero para x = 2
o x = 34 . Las distancias de estos
1
puntos a x0 = 1 son 2
y 13 , respectivamente. La distancia mı́nima es dmı́n = 31 . Esto es,
restringimos el dominio a un ancho η = 12 ( 13 ) = 61 . Ası́,

01
1 1 1 5 7
0 < |x − 1| < ⇒ − < x−1< ⇒ <x<
6 6 6 6 6

Para los valores de x en este intervalo se obtienen las siguientes relaciones: A


M
3 1 3 1 2
0 < 6x − 5 < 2 , < < , −2 < <−
IB

4 2x − 1 2 3x − 4 3

De estas relaciones encontramos las siguientes cotas superiores:


N

1 3 1
|6x − 5| < 2 , < , <2
U

|2x − 1| 2 |3x − 4|
C-

Teniendo en cuenta estas cotas y la relación (1), se obtiene:



FI

1

(2x − 1)(3x − 4) − (−1) < 2(3/2)(2)|x − 1| = 6|x − 1|
(2)

Ahora bien,
Si 0 < |x − 1| < δ ⇒ 6|x − 1| < 6δ.
1 ǫ

Luego, bastará tomar δ = mı́n 6
, 6
, para obtener
ǫ
6|x − 1| < 6δ ≤ 6 = ǫ.
6

De esta relación y (2), concluimos:



1

(2x − 1)(3x − 4) − (−1) < ǫ siempre que
0 < |x − 1| < δ

1 ǫ

donde δ = mı́n 6
, 6
. 

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 237

Unicidad del Lı́mite

Teorema 4.1.1 Si lı́m f (x) = L y lı́m f (x) = M entonces L = M.


x→x0 x→x0

Demostración: Sea ε > 0. Si lı́m f (x) = L, entonces para ε > 0 existe δ1 > 0 tal que:
x→x0

|f (x) − L| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ1 . (4.5)

Si lı́m f (x) = M , entonces para el mismo ε > 0 existe δ2 > 0 tal que:
x→x0

|f (x) − M| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ2 . (4.6)

Por otra parte

|L − M| = |L − f (x) + f (x) − M| ≤ |f (x) − L| + |f (x) − M|. (4.7)

01
Si el x en (4.7) satisface 0 < |x − x0 | < δ , donde δ ≤ δ1 y δ ≤ δ2 , entonces, de (4.5) y
(4.6), se deduce que:

A
|L − M| ≤ |f (x) − L| + |f (x) − M| < ε + ε
M
siempre que 0 < |x − x0 | < δ .. Es decir,

|L − M| < 2ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ (4.8)


IB

Supongamos que L 6= M, entonces |L−M| > 0. Como ε > 0, podemos tomar en particular
ε = 21 |L − M| ; entonces en (4.8):
N

1
U

|L − M| < |L − M| siempre que 0 < |x − x0 | < δ.


2
C-

Como |L − M| =
6 0 , podriamos simplificarlo, obteniendo:
1
1< siempre que 0 < |x − x0 | < δ
2
FI

Lo que se obtiene es un absurdo, por lo que la suposicion L 6= M debe ser falsa,y lo que es
verdadero es que L = M. Ası́, queda demostrada la unicidad del lı́mite. 

4.2. Teoremas sobre Lı́mites


La demostración del lı́mite de una función por la definición del lı́mite toma mucho
tiempo y se hace, en muchos casos, complicado; notese que previa a la demostración de-
bemos conocer el posible valor del lı́mite. Para ciertas funciones llamadas elementales, no
resultan complicados determinar el posible valor del lı́mite y su inmediata demostración
por la definición. Como la mayoria de las funciónes resultan de operaciones que se realizan
entre funciónes elementales, pueden calcularse sus lı́mites, en forma directa, si se conocen
los lı́mites de dichas funciónes elementales. En esta sección se dán algunos teoremas que
nos permitirán calcular ciertos lı́mites, sin pasar por la necesidad de las demostraciones.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


238 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Teorema 4.2.1 Sean m y b constantes cualesquiera, tal que m 6= 0. Entonces:

lı́m (mx + b) = mx0 + b.


x→x0

Demostración: Sea ε > 0. Como:

|(mx + b) − (mx0 + b)| = |m||x − x0 | (4.9)

entonces,
Si 0 < |x − x0 | < δ =⇒ |m||x − x0 | < |m|δ.
ε
Ası́, bastará tomar δ = |m|
para que:
 ε 
|m||x − x0 | < |m|δ = |m|

01
= ε.
|m|

Esto último nos permite decir que en (4.9),

A
|(mx + b) − (mx0 + b)| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ =
ε
.
M
|m|

Ası́, hemos demostrado que lı́m (mx + b) = mx0 + b. 


IB

x→x0

Un caso particular en el teorema anterior es cuando m = 1 y b = 0. Entonces:


N

lı́m x = x0
x→x0
U

Teorema 4.2.2 Sea c una constante cualquiera. Entonces:


C-

lı́m c = c.
FI

x→x0

Demostración: Sea f (x) = c y sea ε > 0.


Como |f (x)−L| = |c−c| = 0 < ε para cualquier x, entonces puede tomarse cualquier δ > 0
y se verificará la definición del lı́mite. Por lo tanto, se habrá demostrado que lı́m c = c . 
x→x0

Teorema 4.2.3 Sean f y g dos funciónes tales que:

lı́m f (x) = L y lı́m g(x) = M


x→x0 x→x0

entonces:

i) lı́m (f + g)(x) = lı́m f (x) + lı́m g(x) = L + M .


x→x0 x→x0 x→x0

ii) lı́m (f − g)(x) = lı́m f (x) − lı́m g(x) = L − M.


x→x0 x→x0 x→x0

iii) lı́m (f · g)(x) = lı́m f (x) · lı́m g(x) = L · M .


x→x0 x→x0 x→x0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 239

f  lı́m f (x)
x→x0 L
iv) lı́m (x) = = , M 6= 0.
x→x0 g lı́m g(x) M
x→x0

Demostración de (i): Debemos demostrar que para todo ε > 0 existe δ > 0 tal que:

|(f (x) + g(x)) − (L + M)| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ.

Sea ε > 0.
ε
Como lı́m f (x) = L , entonces para > 0 existe δ1 > 0 tal que:
x→x0 2
ε
|f (x) − L| < siempre que 0 < |x − x0 | < δ1 . (4.10)
2
ε
Como lı́m g(x) = M , entonces para > 0 existe δ2 > 0 tal que:

01
x→x0 2
ε
|g(x) − M| < siempre que 0 < |x − x0 | < δ2 . (4.11)
2
Por otra parte: A
M
|(f (x) + g(x)) − (L + M)| ≤ |f (x) − L| + |g(x) − M| (4.12)
IB

y si consideramos un δ tal que δ < δ1 y δ < δ2 , entonces de (4.10), (4.11) y (4.12), se


deduce que:
N

ε ε
|(f (x) + g(x)) − (L + M)| ≤ |f (x) − L| + |g(x) − M| < + =ε
U

2 2
C-

siempre que 0 < |x − x0 | < δ . Es decir, para todo ǫ > 0 , existe δ > 0 tal que

|(f (x) + g(x)) − (L + M)| < ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ.


FI

Esto demuestra que: lı́m (f + g)(x) = L + M.


x→x0
La demostracion de (ii) es semejante a la de (i) por lo que se deja al lector. La demostracion
de (iii) y (iv) la omitimos por no ser sencilla ni relevante para los propósitos de esta libro.
Son si importantes sus aplicaciones, como veremos más adelante. 

Debe tenerse presente que la aplicación de (i), (ii), (iii) y (iv), sólo será posible si sepa-
radamente f y g tienen lı́mite en x0 . Pero si f o g o ambos, no tuvieran lı́mite en dicho
punto, no puede negarse ni afirmarse la existencia del lı́mite de f + g, f − g, f · g y f /g.
En tal caso habrá que realizar la operación respectiva, entre las reglas de correspondencia,
para recien después tomarle el lı́mite al resultado de la operación.

Teorema 4.2.4 Si lı́m f (x) = L y c es una constante cualquiera, entonces:


x→x0

lı́m (cf (x)) = c · lı́m f (x) = c · L


x→x0 x→x0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


240 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Su demostración es consecuencia del Teorema 4.2.3 (iii) y se deja al lector.

Teorema 4.2.5 Sean f1 , f2 , · · · , fn , funciónes tales que:

lı́m f1 (x) = L1 , lı́m f2 (x) = L2 , ··· , lı́m fn (x) = Ln


x→x0 x→x0 x→x0

entonces:

i) lı́m (f1 ± f2 ± · · · ± fn )(x) = L1 ± L2 ± · · · ± Ln .


x→x0

ii) lı́m (f1 · f2 · · · fn )(x) = L1 · L2 · · · Ln .


x→x0

Su demostración se basa en la propiedad asociativa y en la aplicación del Teorema 4.2.3


(i), (ii) y (iii) y se deja al lector.
También se deja al lector la demostración de los siguientes teoremas:

01
Teorema 4.2.6 Si lı́m f (x) = L y n es un entero positivo, entonces:
x→x0

lı́m [f (x)] =
x→x0
n
h
lı́m f (x)
x→x0 A in
= Ln
M
Teorema 4.2.7 Si lı́m f (x) = L y si x0 es punto de acumulación del dominio de la
x→x0

IB

función f , entonces:
n

p q √
n
lı́m n f (x) = n lı́m f (x) = L
x→x0 x→x0
N

A continuación veremos algunos ejemplos de aplicación de los teoremas sobre lı́mites enun-
ciados.
U

Ejemplo 4.2.1 Calcular los siguientes lı́mites:


C-

a) lı́m xn b) lı́m (ax3 + bx2 + cx + d)


FI

x→x0 x→x0
s
4 2
x − 2x + 5 5 x4 − 2x2 + 5
c) lı́m d) lı́m .
x→x0 x2 − 7x + 10 x→3 x2 − 7x + 10
Solución: a) Por aplicación del Teorema 4.2.6,
 n
lı́m xn = lı́m x = (x0 )n = xn0 .
x→x0 x→x0

b) Por aplicación sucesiva de los Teoremas 4.2.5, 4.2.2 y la parte (a) de este ejemplo,

lı́m (ax3 + bx2 + cx + d)


x→x0

= lı́m ax3 + lı́m bx2 + lı́m cx + lı́m d


x→x0 x→x0 x→x0 x→x0
3 2
= lı́m a · lı́m x + lı́m b · lı́m x + lı́m c · lı́m x + lı́m d
x→x0 x→x0 x→x0 x→x0 x→x0 x→x0 x→x0
3 2
= a · lı́m x + b · lı́m x + c · lı́m x + d
x→x0 x→x0 x→x0

= ax0 + bx20
3
+ cx0 + d.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 241

c) Por aplicacion sucesiva del Teorema 4.2.3(iv) y la parte (a) de este ejemplo,
lı́m (x4 − 2x2 + 5)
x4 − 2x2 + 5 x→x0 x40 − 2x20 + 5
lı́m = = 2 .
x→x0 x2 − 7x + 10 lı́m (x2 − 7x + 10) x0 − 7x0 + 10
x→x0

d) Aplicando sucesivamente los Teoremas 4.2.7, 4.2.3 y la parte (b) de este ejemplo,
s r
4 2  x4 − 2x2 + 5 
5 x − 2x + 5 5
lı́m = lı́m
x→3 x2 − 7x + 10 x→3 x2 − 7x + 10
v
u lı́m (x4 − 2x2 + 5)
u x→3
5
= t
lı́m (x2 − 7x + 10)
x→3
s r
(3)4 − 2(3)2 + 5 5 68

01
5
= = . 
(3)2 − 7(3) + 10 5

Observacion:
A
De lo visto en los ejercicios del ejemplo 4.2.1, observamos que si la función es una función
M
polinomial, o racional, o una función que resulta de extraerle la raiz n−esima a una función
racional, entonces el proceso de tomarle lı́mite en un punto x0 , que significa la aplicación
IB

de los teoremas sobre lı́mites, nos lleva a obtener como valor del lı́mite el mismo valor que
se obtiene si se evaluara f (x) para x = x0 . Es decir, que :
N



lı́m f (x) = f (x)
x→x0
U

x=x0

Por el teorema 4.2.6 se llegarı́a a la misma conclusión si la función f resulta de elevar a


C-

una potencia entera n, una función racional.


En general, si f es una función que se obtiene a partir de funciones polinomiales sobre
FI

las que se realizan operaciones de suma, resta, multiplicación, división, composición, po-
tenciación y radicación, entonces a f se le denomina función algebraica elemental. La
aplicación de los teoremas sobre lı́mites a las funciones algebraicas elementales se reduce a
evaluar f en el punto x0 donde se está tomando el lı́mite.

Lı́mites Indeterminados

No siempre la evaluación de f en x0 determina el valor del lı́mite. En muchos casos,


dicha evaluación lleva a obtener una expresión que no indica nada sobre el valor del lı́mite.
A tales expresiones se le denominan indeterminadas. Se dice entonces que el lı́mite está
indeterminado y el problema de determinar el lı́mite se reduce a realizar operaciones previas
que consisten en obtener otra expresión equivalente para f (x) que permita determinar
el lı́mite. A este proceso de hallar otra expresión para f (x) se denomina levantar la
indeterminación.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


242 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Existen diferentes formas de indeterminación. En esta sección veremos indeterminacio-


nes de la forma 0/0 y la técnica a seguier para levantar indeterminaciones de este tipo.
Más adelante veremos otras formas de indeterminación.

Ejemplo 4.2.2 Calcular los siguientes lı́mites:



x3 + x2 + x + 3 3− 4+x
a) lı́m b) lı́m
x→1 x2 + x − 2 x→5 x−5
√ √ √ √
x2 − 2x + 6 − x2 + 2x − 6 x − 6 − 14 − x
c) lı́m d) lı́m √ √
x→3 x2 − 5x + 6 x→10 x + 10 − 2 5
Solución: En cada caso se está tomando el lı́mite a funciones algebráicas elementales. Por
lo tanto, para hallar dichos lı́mites, bastará reemplazar todos los x por el x0 correspondiente.

01
Ası́,

a) Reemplazando todos los x por 1, se obtiene:

lı́m
x3 + x2 + x + 3
2
= 2
A
(1)3 + (1)2 + (1) − 3 0
= .
M
x→1 x +x−2 (1) + (1) − 2 0
Encontramos que el lı́mite está indeterminado. Esto quiere decir que antes de to-
IB

mar el lı́mite debe levantarse la indeterminación. Ası́, factorizando el numerador y


denominador se tiene que:
N

x3 + x2 + x + 3 (x − 1)(x2 + 2x + 3)
= .
x2 + x − 2 (x − 1)(x + 2)
U

El factor (x − 1), que aparece tanto en el numerador como en el denominador, es el


C-

que hace a la expresión indeterminada, por lo que simplificandolos (ya que se deduce
que x − 1 6= 0), se levanta la indeterminacion. Ası́,
FI

x3 + x2 + x + 3 x2 + 2x + 3 (1)2 + 2(1) + 3 6
lı́m = lı́m = = =2
x→1 x2 + x − 2 x→1 x+2 1+2 3

b) También tiene indeterminacion de las forma 00 . En este caso, para levantar la indeter-
minacion, se multiplica numerador y denominador por la conjugada del numerador.
Ası́, √ √ √
3− 4+x (3 − 4 + x)(3 + 4 + x)
= √
x−5 (x − 5)(3 + 4 + x)
9 − (4 + x)
= √
(x − 5)(3 + 4 + x)
−(x − 5) −1
= √ = √ .
(x − 5)(3 + 4 + x) 3+ 4+x
Ası́, √
3− 4+x −1 −1 1
lı́m = lı́m √ = √ =− .
x→5 x−5 x→5 3 + 4+x 3+ 4+5 6
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 243

c) También está indeterminado. Multiplicando y dividiendo por la conjugada del nume-


rador y luego factorizando,
√ √
x2 − 2x + 6 − x2 + 2x − 6
x2 − 5x + 6
(x2 − 2x + 6) − (x2 + 2x − 6)
= √ √
(x − 2)(x − 3)[ x2 − 2x + 6 + x2 + 2x − 6]
−4(x − 3)
= √ √ .
(x − 2)(x − 3)[ x2 − 2x + 6 + x2 + 2x − 6]
Simplificando y luego tomando el lı́mite,
√ √
x2 − 2x + 6 − x2 + 2x − 6
lı́m
x→3 x2 − 5x + 6

01
−4 2
= lı́m √ √ =− .
x→3 (x − 2)[ x2 2
− 2x + 6 + x + 2x − 6] 3

A
d) También está indeterminado. Para levantar la indeterminación multiplicamos el nu-
M
merador y el denominador por la conjugada del numerador, asi como también, por
la conjugada del denominador. Entonces:
IB

√ √ √ √
x − 6 − 14 − x [x − 6 − (14 − x)]( x + 10 + 2 5)
√ √ = √ √
x + 10 − 2 5 (x + 10 − 20)( x − 6 + 14 − x)
N

√ √
2( x + 10 + 2 5)
= √ √ .
U

x − 6 + 14 − x
C-

Ası́,
√ √ √ √ √ √
x − 6 − 14 − x 2( x + 10 + 2 5) 2(2 5 + 2 5) √
lı́m √ √ = lı́m √ √ = √ √ = 2 5. 
FI

x→10 x + 10 − 2 5 x→10 x − 6 + 14 − x 4+ 4
Observación:
En los jercicios (b), (c) y (d) de este ejemplo, aparecen expresiones que tienen la forma:
p p
A(x) − B(x) . Para levantar la indeterminación se ha multiplicado y dividido por su
conjugada. Esto esta justificado por la equivalencia:
(a − b)(a + b) a2 − b2
a−b= =
a+b a+b
p p p p
donde identificamos: a = A(x) , b = B(x) . Al término a + b = A(x) + B(x) , que
es la expresión por la que hay que multiplicar y dividir para levantar la indeterminación,
se le llama factor racionalizante (F.R.) . Como resultado de esta operación, se obtiene
la siguiente expresión:
p p A(x) − B(x)
A(x) − B(x) = p p
A(x) + B(x)
FELIX CARRILLO CARRASCAL
244 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

que permite hallar las equivalencias más directamente. Expresiones similares se obtienen
para radicales de mayor indice, tal como veremos en los siguientes ejemplos.

Ejemplo 4.2.3 Calcular: √


3
3x + 15 − 3
lı́m .
x→4 x−4
Solución: El lı́mite está indeterminado . Para levantar la indeterminación, escribimos :

3

3

3
3x + 15 − 3 = 3x + 15 − 27.

Esta expresión tiene también la forma a − b. Pero en este caso usamos la equivalencia:
(a − b)(a2 + ab + b2 ) a3 − b3
a−b= = .
(a2 + ab + b2 ) a2 + ab + b2

01
√ √
Notese que si identificamos : a = 3 3x + 15 y b = 3 27 , entonces:
p √
a3 = 3x + 15 , b3 = 27 , a2 = 3
(3x + 15)2
A , ab = 3 3 3x + 15 , b2 = 9,
M
entonces el factor racionalizante, que es de la forma (a2 + ab + b2 ) , será:
p √
IB

F.R. = 3
(3x + 15)2 ) + 3 3 3x + 15 + 9.

Ası́,
N


3

3
3x + 15 − 27 3x + 15 − 27
= √
U

p
x−4 (x − 4)( 3 (3x + 15)2 ) + 3 3 3x + 15 + 9)
C-

3(x − 4)
= p √
(x − 4)( 3 (3x + 15)2 ) + 3 3 3x + 15 + 9)
FI

3
= p √ .
3
(3x + 15)2 ) + 3 3 3x + 15 + 9
Esta última expresión no está indeterminada. Por lo tanto,

3
3x + 15 − 3 3 3 1
lı́m = lı́m p √ = = . 
x→4 x−4 x→4 3 (3x + 15)2 ) + 3 3 3x + 15 + 9 9+9+9 9

Observación:
De lo visto en el ejemplo 4.2.3 se deduce que una expresión, que permite hallar las equiva-
lencias en forma más directa, es la siguiente:
p
3
p
3 A(x) − B(x)
A(x) − B(x) = p p p p
3
[A(x)] + A(x) 3 B(x) + 3 [B(x)]2
2 3

donde el factor racionalizante es:


p
3
p
3
p p
F.R. = [A(x)]2 + A(x) 3 B(x) + 3 [B(x)]2 .

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 245

Ejemplo 4.2.4 Calcular: √ √


3
1 + x3 − 1 + x2
lı́m .
x→0 x2
0
Solución: El lı́mite está indeterminado y es de la forma 0
. Vemos que los radicales son de
diferentes ı́ndices. En este caso, para levantar la indeterminacion, la expresión dada puede
tranformarse en otra que también esté indeterminada pero que sea de la forma ( 00 − 00 ).
Esto se logra notando que:

3

lı́m 1 + x3 = 1 y lı́m 1 + x2 = 1.
x→0 x→0

entonces, sumando y restando 1 al numerador,


√ √ √ √

01
3 3
1 + x3 − 1 + x2 1 + x3 − 1 − 1 + x2 + 1
lı́m = lı́m
x→0 x2 x→0 x2
√ √
( 3 1 + x3 − 1) − ( 1 + x2 − 1)
= lı́m
x→0

x2
√ A
M
3
1 + x3 − 1 1 + x2 − 1
= lı́m − lı́m . (1)
x→0 x2 x→0 x2
IB

Nótese que ambos lı́mites están indeterminados y de la forma 00 . Calcularemos separada-


mente ambos lı́mites.
N

En el primer lı́mite utilizamos el cociente notable:


U

(a − b)(a2 + ab + b2 ) a3 − b3
a−b= =
(a2 + ab + b2 ) a2 + ab + b2
C-

√ √
donde consideramos: a = 3 1 + x3 , b = 3 1 = 1. Ası́,
FI


3
1 + x3 − 1 1 + x3 − 1
lı́m = lı́m p √
x→0 x2 x→0 x2 [ 3 (1 + x3 )2 + 3 1 + x3 + 1]

x
= lı́m p √
3x→0 (1 + x3 )2 + 3 1 + x3 + 1
0
= = 0.
1+1+1
En el segundo lı́mite, multiplicamos y dividimos por la conjugada del numerador. En-
tonces, √
1 + x2 − 1 1 + x2 − 1 1 1
lı́m = lı́m √ = lı́m √ = .
x→0 x2 x→0 x2 ( 1 + x2 + 1) x→0 1 + x2 + 1 2
Reemplazando en (1),

3

1 + x3 − 1 + x2 1 1
lı́m =0− =− . 
x→0 x2 2 2
FELIX CARRILLO CARRASCAL
246 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Ejemplo 4.2.5 Calcular: √ √


3
x3 + 8 − x2 + 4
lı́m .
x→0 x2
Solución: Nuevamente se tiene dos radicales de diferentes ı́ndices. Puede utilizarse el mis-
mo procedimiento que en el ejemplo anterior; sin embargo, utilizaremos otro procedimiento
que constituye otra alternativa de solución para estos casos.
El mı́nimo común múltiplo de los ı́ndices de los radicales es 6 . Ası́, podemos reescribir:

3
p
6
√ p
6
x3 + 8 = (x3 + 8)2 , x2 + 4 = (x2 + 4)3 ,

entonces

3
√ p p
x3 + 8 − x2 + 4 6
(x3 + 8)2 − 6 (x2 + 4)3

01
lı́mx→0 = lı́m . (1)
x2 x→0 x2
En este caso, utilizamos el siguiente cociente notable:

a−b =
a6 − b6
A
a5 + a4 b + a3 b2 + a2 b3 + ab4 + b5
(2)
M
donde consideramos que a y b son funciónes de x tales que :
IB

p
6
p
6
a= (x3 + 8)2 y b= (x2 + 4)3 .
N

Si reemplazamos estos valores en el denominador de (2) se obtiene el factor racionalizante,


que para este caso, es una expresión bastante extensa. Con el objetivo de hacer más simple
U

las expresiones, denotaremos al factor racionalizante, simplemente como:


C-

F.R. = a5 + a4 b + a3 b2 + a2 b3 + ab4 + b5
FI

donde F.R. es una expresión aparentemente de 2 variables a y b. Pero como a y b dependen


solo de x, en realidad dicha expresión es función sólo de la variable x. Ası́, utilizando el
cociente notable en (1),
p p
6
(x3 + 8)2 − 6 (x2 + 4)3 (x3 + 8)2 − (x2 + 4)3
lı́m = lı́m
x→0 x2 x→0 x2 F.R.
x6 + 16x3 + 64 − (x6 + 12x4 + 48x2 + 64)
= lı́m
x→0 x2 F.R.
−12x4 + 16x3 − 48x2
= lı́m
x→0 x2 F.R.
−12x2 + 16x − 48
= lı́m
x→0 F.R.
−48
= . (3)
lı́m F.R.
x→0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 247

Como a y b dependen de x, entonces aplicando los teoremas sobre lı́mites se obtiene:

lı́m F.R. = lı́m (a5 + a4 b + a3 b2 + a2 b3 + ab4 + b5 )


x→0 x→0
= (lı́m a)5 + (lı́m a)4 (lı́m b) + (lı́m a)3 (lı́m b)2 +
x→0 x→0 x→0 x→0 x→0
+(lı́m a)2 (lı́m b)3 + (lı́m a)(lı́m b)4 + (lı́m b)5
x→0 x→0 x→0 x→0 x→0

siendo,
p
6
p
6
lı́m a = lı́m (x3 + 8)2 = 2 y lı́m b = lı́m (x2 + 4)3 = 2.
x→0 x→0 x→0 x→0

Ası́:

lı́m F.R. = (2)5 + (2)4 (2) + (2)3 (2)2 + (2)2 (2)3 + (2)(2)4 + (2)5 = 6(2)5 = 6(32).
x→0

01
Nótese que el valor del lı́mite de F.R. que se obtiene, es el mismo que se obtiene si reem-
plazamos directamente a y b por sus valores que toman cuando x se reemplaza por x0 = 0.
Estos valores son a = b = 2, puesto que ambos tienen igual lı́mite.
Reemplazando el lı́mite de F.R. en (3), A
M
p p √
3

6
(x3 + 8)2 − 6 (x2 + 4)3 x3 + 8 − x2 + 4 −48 1
lı́m = lı́m = =− . 
IB

x→0 x2 x→0 x2 6(32) 4

De lo visto en los ejemplos anteriores, podemos establecer la siguiente conclusión:


N

Conclusión:
Para levantar la indeterminacion de expresiónes que contengan terminos de la forma:
U

p p
a) n A(x) − n B(x), donde n es un entero positivo cualquiera y tal que se verifica:
C-

p
n
p
lı́m A(x) = lı́m n B(x),
FI

x→x0 x→x0
p p
se hace a = n
A(x) y b = n
B(x) . Entonces, an = A(x) y bn = B(x) . Luego,
se utiliza el cociente notable:
an − bn n−1
a−b= , donde F.R. = a + an−2 b + ·{z
· · + abn−2 + bn−1} .
F.R. |
n t′ erminos

p p
b) n
A(x) + n
B(x) donde n es un entero positivo impar cualquiera y se verifica que:
p
n
p
lı́m A(x) = − lı́m n B(x),
x→x0 x→x0
p p
se hace a = n
A(x) y b = n
B(x) . Entonces, an = A(x) y bn = B(x) . Luego,
se utiliza el cociente notable:
an + bn n−1
a+b= , donde F.R. = a − an−2 b + ·{z
· · − abn−2 + bn−1} .
F.R. |
n terminos

FELIX CARRILLO CARRASCAL


248 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

En ambos casos (a) y (b), a F.R. se le denomina factor racionalizante en razón a que
en (a), podemos escribir:
(a − b)(F.R.) an − bn
a−b = = (cociente notable).
(F.R.) F.R.
Igualmente en (b), podemos escribir:
(a + b)(F.R.) an + bn
a+b= = (cociente notable).
(F.R.) F.R.
De esta manera, en lı́mites que contienen radicales del mismo ı́ndice y que se les ve como a−b
o como a + b, entonces en vez de decir que se multiplica y divide por el factor racionalizante
(F.R.), más directamente se dice que a − b o a + b se reemplaza por un cociente notable.
En ambos casos, para hallar el valor del lı́mite de F.R., bastará reemplazar a y b por los

01
valores que toman cuando x se reemplaza por x0 .

Ejemplo 4.2.6 Calcular: √


3

lı́m √

A
x3 − 8 + 5 32 − x10
√ .
M
x→0 x3 + 4 − 4 x4 + 16
Solución: El lı́mite está indeterminado . Si L es el valor del lı́mite, entonces podemos
IB

reescribir:
√3

x3 − 8 + 5 32 − x10
N

L = lı́m √ √
x→0 x3 + 4 − 4 x4 + 16
√ √
U

( 3 x3 − 8 + 2) + ( 5 32 − x10 − 2)
= lı́m √ √
x3 + 4 − 4 x4 + 16
C-

x→0
√ √ √ √
( 3 x3 − 8 + 3 8 ) + ( 5 32 − x10 − 5 32)
= lı́m p √ . (1)
FI

x→0 4
(x3 + 4)2 − 4 x4 + 16
√ √
Para ( 3 x3 − 8 + 3 8) utilizamos:
(a + b)(a2 − ab + b2 ) a3 + b3
a+b= = .
(a2 − ab + b2 ) (a2 − ab + b2 )
El factor racionalizante, al que denotaremos por F.R.1, es de la forma:
√ √
F.R.1 = a2 − ab + b2
3 3
donde a= x3 − 8 , b= 8 = 2.

Ası́, obtenemos la siguiente equivalencia:



3

3 x3 − 8 + 8 x3
( x3 −8+ 8) = = . (2)
F.R.1 F.R.1
Notese que:

lı́m F.R.1 = (−2)2 − (−2)(2) + (2)2 = 4 + 4 + 4 = 12. (3)


x→0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 249
√ √
Para ( 5 32 − x10 − 5 32) , utilizamos:

(a − b)(a4 + a3 b + a2 b2 + ab3 + b4 ) a5 − b5
a−b= = 4 .
(a4 + a3 b + a2 b2 + ab3 + b4 ) (a + a3 b + a2 b2 + ab3 + b4 )

El factor racionalizante, al que denotamos por F.R.2, es:


√ √
F.R.2 = a4 + a3 b + a2 b2 + ab3 + b4
5 5
donde a= 32 − x10 , b= 32 = 2.

Ası́,

5

5 32 − x10 − 32 −x10
( 32 − x10 − 32) = = (4)
F.R.3 F.R.2
Notese también que:

01
lı́m F.R.2 = (2)4 + (2)3 (2) + (2)2 (2)2 + (2)(2)3 + (2)4 = 80. (5)
x→0

p
Para ( 4 (x3 + 4)2 − 4 x4 + 16) utilizamos:
A
M
(a − b)(a3 + a2 b + ab2 + b3 ) a4 − b4
a−b= = .
(a3 + a2 b + ab2 + b3 ) a3 + a2 b + ab2 + b3
IB

El factor racionalizante, al que denotamos por F.R.3, es:


p √
N

F.R.3 = a3 + a2 b + ab2 + b3 4 4
donde a= (x3 + 4)2 , b= x4 + 16.
U

Ası́,
C-

p √
4 (x3 + 4)2 − (x4 + 16) x3 (x2 − x + 8)
( 4 (x3 + 4)2 − x4 + 16) = = (6)
F.R.3 F.R.3
FI

Notese también que:

lı́m F.R.3 = (2)3 + (2)2 (2) + (2)(2)2 + (2)3 = 32. (7)


x→0

Reemplazando (2), (4) y (6) en (1), se obtiene:


   
x3 −x10 1 x7
+ −
L = lı́m  F.R.1 F.R.2 
  F.R.1 F.R.2 
 = lı́m  .
x→0 x3 (x2 − x + 8) x→0 x2 − x + 8
F.R.3 F.R.3
Tomando lı́mites y reemplazando (3), (5) y (7):
 1 0 
 
− 1 0
 lı́m F.R.1 lı́m F.R.2  −
  12 80  1
L =  x→0 x→0

 = = . 
 8  8 3
lı́m F.R.3 32
x→0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


250 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Ejemplo 4.2.7 Calcular


p √ √
2x2 + 5x − 3 x2 + 4 − 7x + 2
lı́m √3
√ .
x→2 5 − 2x + 3 3x − 7
Solución: El lı́mite está indeterminado. Para levantar la indeterminación debemos operar
tanto en el numerador como en el denominador de la expresión dada.
El numerador es equivalente a:

p √3
√ 2x2
+ 5x − 3
x2 + 4 − (7x + 2)
2x2 + 5x − x2 + 4 − 7x + 2 =
F.R.1
2
√ 
2x − 2x − 4 − 3 x2 + 4 − 2
=
F.R.1
 2 
x +4−8
2(x + 1)(x − 2) −

01
F.R.2
=
F.R.1
 
x+2

= A
(x − 2) 2(x + 1) −
F.R.2
, (1)
M
F.R.1
donde identificamos los factores racionalizantes:
q
√ √
IB

√ q
F.R.1 = 2x2 + 5x − x2 + 4 + 7x + 2 , F.R.2 = (x2 + 4)2 + 2 x2 + 4 + 4.
3 3 3

Tomando lı́mites:
N

lı́m F.R.1 = 8 , lı́m F.R.2 = 12. (2)


U

x→2 x→2

El denominador es equivalente a:
C-


3
√ (5 − 2x) + (3x − 7) (x − 2)
5 − 2x + 3 3x − 7 = = (3)
F.R.3 F.R.3
FI

en donde el factor racionalizante es:


p √ √ p
F.R.3 = 3 (5 − 2x)2 − 3 5 − 2x 3 3x − 7 + 3 (3x − 7)2 .

Tomando lı́mite

lı́m F.R.3 = (1)2 − (1)(−1) + (−1)2 = 3. (4)


x→2

Dividiendo (1) entre (3) y cancelando el factor (x−2) se obtiene el equivalente a la expresión
cuyo lı́mite se quiere calcular. Ası́,
 
p √ √ 2(x + 1) x+2
3
2x2 + 5x − x2 + 4 − 7x + 2 −
= lı́m  F.R.1 F.R.2 

lı́m √ √ 
x→2 3 3
5 − 2x + 3x − 7 x→2 1
F.R.3
 
6 4
− 5
= lı́m  8 12  = . 
 
x→2 1 4
3
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 251

Teorema 4.2.8 (Teorema del Sandwich) Sean f , g y h, funciónes que en cierto inter-
valo I que contiene a x0 , verifican

h(x) ≤ f (x) ≤ g(x)

para todo x de dicho intervalo, excepto tal vez en el mismo x0 . Si además

lı́m h(x) = L = lı́m g(x) ,


x→x0 x→x0

entonces f también tiene lı́mite en x0 , siendo lı́m f (x) = L.


x→x0

y
g g
f

01
L

f
h A h
M
x0 x
IB

Fig. 4.6
N

Demostración: (Ver Figura 4.6.) Sea ε > 0.


Como: lı́m h(x) = L = lı́m g(x) , entonces para el ε dado, existen δ1 y δ2 , de modo que
U

x→x0 x→x0
los intervalos: hx0 − δ1 , x0 + δ1 i y hx0 − δ2 , x0 + δ2 i son subconjuntos del intervalo I, tales
C-

que:
|h(x) − L| < ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ1
FI

y
|g(x) − L| < ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ2 .

Estas dos relaciones son equivalentes, respectivamente, a las siguientes:

L − ε < h(x) < L + ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ1 (4.13)

L − ε < g(x) < L + ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ2 . (4.14)

Si ahora tomamos δ tal que: δ < δ1 y δ < δ2 , entonces de (4.13) y (4.14), y teniendo en
cuenta que h(x) ≤ f (x) ≤ g(x), podemos escribir:

L − ε < h(x) ≤ f (x) ≤ g(x) < L + ε siempre que 0 < |x − x0 | < δ

o bien,
L − ε < f (x) < L + ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


252 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Esto último es equivalente a decir que para todo ε > 0 existe δ > 0 tal que

|f (x) − L| < ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ

lo que demuestra que: lı́m f (x) = L. 


x→x0

Teorema 4.2.9 lı́m f (x) = L si y sólo si lı́m f (x0 + h) = L.


x→x0 h→0

Demostración: La demostracion tiene 2 partes:

i) Primera parte: demostrar que si lı́m f (x) = L entonces lı́m f (x0 + h) = L.


x→x0 h→0
En este caso:
Si lı́m f (x) = L , entonces para todo ε > 0 , existe δ > 0 tal que:

01
x→x0

|f (x) − L| < ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ (4.15)

A
Si hacemos h = x − x0 , entonces x = x0 + h . Con este cambio, (4.15) se transforma
M
en:
|f (x0 + h) − L| < ε siempre que: 0 < |h| < δ.
IB

Esto último significa que: lı́m f (x0 + h) = L.


h→0

ii) Segunda parte: demostrar que si lı́m f (x0 + h) = L entonces lı́m f (x) = L .
N

h→0 x→x0
En este caso:
U

Si lı́m f (x0 + h) = L , entonces para todo ε > 0 , existe δ > 0 tal que:
h→0
C-

|f (x0 + h) − L| < ε siempre que: 0 < |h| < δ. (4.16)


FI

Si hacemos x = x0 + h , entonces h = x − x0 . Con este cambio, (4.16) se transforma


en:
|f (x) − L| < ε siempre que: 0 < |x − x0 | < δ

lo que demuestra que: lı́m f (x) = L . 


x→x0

Teorema 4.2.10 Son equivalentes las siguientes afirmaciones:

i) lı́m f (x) = L ii) lı́m (f (x) − L) = 0


x→x0 x→x0
iii) lı́m |f (x) − L| = 0 iv) lı́m f (x0 + h) = L.
x→x0 h→0

La equivalencia de (i) y (iv) se demostró en el Teorema 4.2.9. Se deja al lector la demos-


tracion de las demás equivalencias.

Corolario 4.2.11 lı́m f (x) = 0 si y sólo si lı́m |f (x)| = 0.


x→x0 x→x0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.2. TEOREMAS SOBRE LÍMITES 253

f (x)
Ejemplo 4.2.8 Si ≤ 1 , hallar lı́m f (x).
x x→x0

Solución: Por propiedad de valor absoluto,



f (x) |f (x)|
x ≤ 1 implica ≤ 1.

|x|
Ası́, multiplicando por |x| y teniendo en cuenta que el valor absoluto es no negativo, se
obtiene la siguiente relación:

0 ≤ |f (x)| ≤ |x|. (1)

Si consideramos h(x) = 0 y g(x) = |x| , entonces de (1) se verifica: h(x) ≤ |f (x)| ≤ g(x) .
Es claro que:
lı́m g(x) = lı́m |x| = 0 y lı́m h(x) = lı́m 0 = 0

01
x→0 x→0 x→0 x→0
Luego, en (1) y por el Teorema de Sandwich, lı́m |f (x)| = 0 . Ahora, utilizando el Corolario
x→0
4.2.11, concluimos: lı́m f (x) = 0 . 
x→0

A
Definición 4.2.1 Sea S un conjunto numérico y sea x0 un número real que puede perte-
M
necer o no al conjunto S. Se dice que x0 es un punto de acumulacion del conjunto S si
todo intervalo abierto que contiene a x0 , contiene al menos un número x, diferente de x0 ,
IB

que pertenece al conjunto S

De acuerdo a ésta definición, si S es el intervalo abierto ha, bi, entonces cualquier x0 ∈ ha, bi
N

es un punto de acumulacion de dicho intervalo. Los puntos a y b , que no pertenecen al


U

conjunto, son también puntos de acumulación.


1
Consideremos ahora que el conjunto S es el rango de la función: f (n) = , donde n
C-

 1 1 1 n
es un entero mayor que 0. Dicho conjunto será: S = 1, 2 , 3 , 4 · · · . Notese que ningún
FI

elemento de S es un punto de acumulación de dicho conjunto. Sin embargo, el punto 0 que


no pertenece al conjunto S, si es punto de acumulación (es el único) de S, debido a que
todo intervalo abierto que contiene a 0, por pequeño que sea su ancho, existirá un n lo
1
suficientemente grande de modo que n
este dentro de dicho intervalo.
Caso particular es cuando el conjunto S es el dominio de una función. Si dicho dominio
es un intervalo, entonces todo número de dicho intervalo, es punto de acumulación de dicho
1
dominio. Ası́, para la función f (x) = √ , su dominio es el intervalo h0, +∞i . Cualquier
x
x0 ≥ 0, es punto de acumulación del dominio. Solo tiene sentido hablar de lı́mite de f en
x0 si x0 es punto de acumulación de su dominio.

Teorema 4.2.12 Si lı́m f (t) = L y lı́m g(x) = t0 , y si x0 es un punto de


t→t0 x→x0
acumulacion del dominio de f ◦ g , de modo que existen c > 0 tal que g(x) 6= t0 , siempre
que 0 < |x − x0 | < c , entonces:

lı́m (f ◦ g)(x) = lı́m f (t) = L


x→x0 t→t0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


254 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Este teorema, cuya demostracion omitimos, se usa con bastante frecuencia en el cálculo de
muchos lı́mites, como veremos en el siguiente ejemplo y en otros, a lo largo de este libro.

Ejemplo 4.2.9 Calcular:



3

2x + 1 − 2 2x + 1 + 1
lı́m .
x→0 x

6
Solución: Hagamos: t = 2x + 1 . Entonces:
t6 − 1 √ √
t6 = 2x + 1 , x= , 2x + 1 = t3 , 3
2x + 1 = t2 .
2
Ası́: √ √
3
2x + 1 − 2 2x + 1 + 1 t2 − 2t3 + 1
= 6 .
x (t − 1)/2

01
Nótese que si x 6= 0, entonces t 6= 1
Consideremos las funciones f y g tales que:
√ √
t2 − 2t3 + 1 √ 3
2x + 1 − 2 2x + 1 + 1
f (t) = 6
(t − 1)/2
, g(x) = 6
2x + 1 =⇒
A
(f ◦ g)(x) =
x
.
M
Vemos que lı́m g(x) = 1 y que:
x→0
IB

t2 − 2t3 + 1 −2(t − 1)(2t2 + t + 1)


lı́m f (t) = lı́m = lı́m .
t→1 t→1 (t6 − 1)/2 t→1 (t − 1)(t5 + t4 + t3 + t2 + t + 1)
N

Simplificando y tomando el lı́mite,


−2(2t2 + t + 1) 4
U

lı́m f (t) = lı́m 5 4 3 2


=−
t→1 t→1 t + t + t + t + t + 1 3
C-

Luego, por el Teorema 4.2.13,



3

2x + 1 − 2 2x + 1 + 1 4
FI

lı́m (f ◦ g)(x) = lı́m = lı́m f (t) = − .


x→0 x→0 x t→1 3
Nota: En la práctica, no se consideran las funciones f y g que determinan f ◦ g, sino que

directamente se plantea como un problema de cambio de variables al hacer t = 6 2x + 1. 

Ejemplo 4.2.10 Calcular √


4
5x + 11 − 2x
lı́m √ .
x→1 5x + 11 − 4x

4
Solución: Hagamos: t = 5x + 11 . Notese que cuando x tiende a 1, entonces t tiende a
2. Además:
1 4  √
t4 = 5x + 11 , x= t − 11 , 5x + 11 = t2 .
5
Ası́,
√ 2 4 
4
5x + 11 − 2x t − t − 11 (t − 2)(2t3 + 4t2 + 8t + 11)
√ = 5 =
5x + 11 − 4x 4 4  (t − 2)(4t3 + 8t2 + 11t + 22)
t2 − t − 11
5
FELIX CARRILLO CARRASCAL
4.3. LÍMITES UNILATERALES 255

Simplificando y tomando lı́mite,


√4
5x + 11 − 2x 2t3 + 4t2 + 8t + 11 59
lı́m √ = lı́m 3 2
= . 
x→1 5x + 11 − 4x t→2 4t + 8t + 11t + 22 108

4.3. Lı́mites Unilaterales


Al definir el lı́mite de una función f , en un punto x0 , consideramos que dicha función
está definida en un intervalo abierto que contiene a x0 ; es decir, que f está definida tanto
a la izquierda como a la derecha del punto x0 . Por lo tanto, hay dos caminos para que x
tienda a x0 : por la izquierda y por la derecha. Por la izquierda significa que x se aproxima
a travez de valores menores que x0 , verificandose que x < x0 . Por la derecha significa

01
que x se aproxima a a travez de valores mayores que x0 , verificandose que x > x0 . Si la
función f tiene un lı́mite cuando la variable x tiende a x0 sólo por la derecha, o tiene un

A
lı́mite cuando la variable x tiende a x0 sólo por la izquierda, entonces a dichos lı́mites se
les denomina lı́mites laterales o unilaterales. Estos lı́mites se definen como sigue.
M
Definición 4.3.1 Sea f una función definida en el intervalo ha, x0 i. Se dice que la función
IB

f tiene lı́mite L cuando x tiende a x0 por la izquierda , lo que se denota por:


N

lı́m f (x) = L
x→x−
0
U

si para todo ε > 0 , por pequeño que sea, existe un δ > 0 tal que:
C-

|f (x) − L| < ε siempre que x0 − δ < x < x0 .


FI

Definición 4.3.2 Sea f una función definida en el intervalo hx0 , bi. Se dice que la función
f tiene lı́mite L cuando x tiende a x0 por la derecha , lo que se denota por:

lı́m f (x) = L
x→x+
0

si para todo ε > 0 , por pequeño que sea, existe un δ > 0 tal que:

|f (x) − L| < ε siempre que x0 < x < x0 + δ.

La Figura 4.7 muestra el gráfico de cierta función f . Dicho gráfico muestra que:

lı́m f (x) = L1 y lı́m f (x) = L2 , siendo L1 6= L2 .


x→x−
0 x→x+
0

La figura muestra también que lı́m f (x) no existe.


x→x0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


256 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

y y

f
L2 f

L1 L
f (x0 )

x0 x x0 x

Fig. 4.7 Fig. 4.8

01
La Figura 4.8 muestra el gráfico de otra función f . Este otro gráfico muestra que:

lı́m f (x) = L = lı́m+ f (x) y también que:


x→x− x→x0 A lı́m f (x) = L.
x→x0
M
0

El siguiente teorema ratifica estos resultados.


IB

Teorema 4.3.1 Sea L un número real cualquiera y sea f una función definida en un
entorno de x0 . Entonces,
N

lı́m f (x) = L si y solo si lı́m f (x) = L = lı́m+ f (x).


U

x→x0 x→x− x→x0


0
C-

Como consecuencia de este teorema se deduce lo siguiente:


FI

Si lı́m− f (x) 6= lı́m+ f (x) , entonces lı́m f (x) no existe


x→x0 x→x0 x→x0

Todos los teoremas sobre lı́mites, deducidos en la sección anterior, son también validos si

la expresión x → x0 se sustituye por x → x+
0 o por x → x0 .

Ejemplo 4.3.1 Sea n un entero cualquiera. Hallar, si existe:


     
lı́m− x , lı́m+ x , lı́m x .
x→n x→n x→n

 
Solución: Consideremos que x ∈ hn − 1, ni. Para este intervalo, x = n − 1 (constante).
Ası́, si x → n− , entonces x ∈ hn − 1, ni y por lo tanto:
 
lı́m− x = lı́m− (n − 1) = n − 1. (1)
x→n x→n
 
Si ahora consideramos que: x ∈ hn, n + 1i , entonces para este intervalo, x = n (constante).
Ası́, si x → n+ , entonces x ∈ hn, n + 1i y por lo tanto:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.3. LÍMITES UNILATERALES 257
 
lı́m+ x = lı́m+ n = n. (2)
x→n x→n
 
De (1) y (2), vemos que los lı́mites laterales son diferentes por lo que concluimos: lı́m x
x→n
no existe. La Figura 4.9 ilustra los resultados de este ejemplo. 

y  
y= x

n−1

n−1 n n+1 x

01
Fig. 4.9

Ejemplo 4.3.2 Sea la función



2
 5x − x ; si x < 2
A
M


g(x) = 6 ; si x = 2
x
IB



 5+ ; si x > 2
2
Hallar, si existe, lı́m g(x).
x→2
N

Solución: Como a la izquierda y a la derecha de x = 2, la regla de correspondencia de g


U

son diferentes, entonces debe calcularse los lı́mites laterales. Ası́,


C-

Si x → 2− , entonces x < 2 y por lo tanto, g(x) = 5x − x2 . Luego,

lı́m g(x) = lı́m− (5x − x2 ) = 5(2) − (2)2 = 6. (1)


FI

x→2− x→2

Si x → 2+ , entonces x > 2 y por lo tanto, g(x) = 5 + x2 . Luego,


 x
lı́m g(x) = lı́m+ 5 + = 6. (2)
x→2+ x→2 2
De (1) y (2), los lı́mites laterales son iguales, por lo que concluimos:

lı́m g(x) = 6. 
x→2

Ejemplo 4.3.3 Sea la función:



2
 x −4 ; si x < 1


f (x) = x−3 ; si 1 ≤ x ≤ 4


 − 3 x2 + 9x − 23 ; si x > 4.
4

Hallar, si existen, los siguientes lı́mites:

a) lı́m f (x) b) lı́m f (x) c) lı́m f (x) d) lı́m f (x).


x→0 x→6 x→1 x→4

FELIX CARRILLO CARRASCAL


258 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Solución: Tanto en (a) como en (b), existen intervalos abiertos que contienen a 0 y 6,
respectivamente, tal que a la izquierda como a la derecha de dichos puntos, la regla de
correspondencia es la misma por lo que no es necesario calcular los lı́mites por medio de
lı́mites laterales. Ası́,

a) lı́m f (x) = lı́m (x2 − 4) = −4.


x→0 x→0

3
b) lı́m f (x) = lı́m (− x2 + 9x − 23) = 4.
x→6 x→6 4
c) La regla de correspondencia, a la izquierda y a la derecha de 1, son diferentes; por lo
tanto, el lı́mite en 1 debe calcularse por medio de lı́mites laterales. Ası́,

lı́m f (x) = lı́m− (x2 − 4) = −3 , lı́m f (x) = lı́m+ (x − 3) = −2.

01
x→1− x→1 x→1+ x→1

Como los lı́mites laterales son diferentes, concluimos: lı́m f (x) no existe.
x→1

A
d) También el lı́mite en 4 debe calcularse por lı́mites laterales. Ası́,
M
3
lı́m− f (x) = lı́m− (x − 3) = 1 , lı́m+ f (x) = lı́m+ (− x2 + 9x − 23) = 1.
x→4 x→4 x→4 x→4 4
IB

Como los lı́mites laterales son iguales, concluimos: lı́m f (x) = 1 . 


x→4
N

Ejemplo 4.3.4 Hallar, si existen, los siguientes lı́mites:


U

|x|
a) lı́m |x| b) lı́m c) lı́m (x − 1)[[x−1]] sgn x
x→0 x→0 x x→0
C-

Solución: En cada caso deben calcularse los lı́mites laterales.


FI

a) Si x → 0+ , entonces x > 0, por lo que |x| = x. Ası́,

lı́m |x| = lı́m+ x = 0 (1)


x→0+ x→0

Si x → 0− , entonces x < 0, por lo que |x| = −x. Ası́,

lı́m |x| = lı́m− x = 0 (2)


x→0− x→0

De (1) y (2), los lı́mites laterales son iguales, por lo que se concluye que lı́m |x| = 0.
x→0

b) En forma análoga al ejemplo (a):

|x| x |x| −x
lı́m+ = lı́m+ = lı́m+ 1 = 1 ; lı́m− = lı́m− = lı́m− −1 = −1.
x→0 x x→0 x x→0 x→0 x x→0 x x→0

|x|
Como los lı́mites laterales son diferentes, se concluye que: lı́m no existe.
x→0 x

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.3. LÍMITES UNILATERALES 259

c) Para el lı́mite por la derecha en 0, restringimos el dominio al intervalo h0, 1i. Entonces
para este intervalo: sgn x = 1 . Además,

Si 0 < x < 1 =⇒ −1 < x − 1 < 0 =⇒ [[x − 1]] = −1.

Ası́, si x → 0+ entonces x ∈ h0, 1i y,


1
lı́m+ (x − 1)[[x−1]]sgn x = lı́m+ (x − 1)−1 (1) = lı́m+ = −1. (3)
x→0 x→0 x→0 x−1
Para el lı́mite por la izquierda en 0, restringimos el dominio al intervalo h−1, 0i .
Entonces sgn x = −1 . Además,

Si −1<x<0 =⇒ −2 < x − 1 < −1 =⇒ [[x − 1]] = −2.

01
Ası́, si x → 0− entonces x ∈ h−1, 0i y,
−1
lı́m− (x − 1)[[x−1]]sgn x = lı́m− (x − 1)−2 (−1) = lı́m− = −1. (4)
x→0 x→0
A x→0 (x − 1)2
M
De (3) y (4), los lı́mites laterales son iguales por lo que concluimos:

lı́m (x − 1)[[x−1]]sgn x = −1. 


IB

x→0

Ejemplo 4.3.5 Determinar un procedimiento a seguir para hallar:


N

 
lı́m g(x)
x→x0
U

si existe. Luego, utilice dicho procedimiento para calcular:


C-

hh ii
lı́m x2 − 4x .
x→2
FI

 
Solución: Los valores que toma g(x) son números enteros que se mantienen constan-
tes en determinados intervalos. Hay que determinar qué valores toma g(x) cuando x → x0 .
Puede suceder uno de los siguientes casos:
 
i) Que exista un intervalo de la forma ha, bi, que contenga a x0 , para el cual g(x)
 
tome un único valor. Si este valor constante es n , entonces g(x) = n en dicho
intervalo, por lo que si x → x0 , entonces x ∈ ha, bi y por lo tanto,
 
lı́m g(x) = lı́m n = n.
x→x0 x→x0

 
ii) Pueda ser que justamente cuando x = x0 suceda que : g(x) tiene un cambio en
su valor. Es decir, que exista intervalos ha, x0 i y hx0 , bi, tales que:
   
Si x ∈ ha, x0 i =⇒ g(x) = n1 ; Si x ∈ hx0 , bi =⇒ g(x) = n2 .

siendo n1 6= n2 . Esto significarı́a lo siguiente:

FELIX CARRILLO CARRASCAL


260 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Si x → x−
0 =⇒ x ∈ ha, x0 i =⇒ lı́m− [[g(x)]] = lı́m− n1 = n1 . (1)
x→x0 x→x0

Si x → x+
0 =⇒ x ∈ hx0 , bi =⇒ lı́m+ [[g(x)]] = lı́m+ n2 = n2 . (2)
x→x0 x→x0

Como n1 6= n2 , entonces de (1) y (2) se concluye que lı́m [[g(x)]] no existe.


x→x0

Para hallar el valor de n en (i) o de n1 y n2 , en (ii), puede seguirse el siguiente procedi-


miento:
Evaluar [[g(x)]] en x0 o en un valor x1 bastante cercano a x0 , a la derecha ó a la
izquierda de x0 . Supongamos que el valor hallado al evaluar en x1 sea n. El siguiente paso
es resolver la ecuación:

01
[[g(x)]] = n. (3)

La finalidad de resolver la ecuación (3) es para hallar para qué otros valores de x, aparte
A
de x0 o x1 , también el valor de [[g(x)]] es igual a n. La solución de (3) puede ser el intervalo
M
ha, bi, que contiene a x0 , o el intervalo ha, x0 i o el intervalo hx0 , bi, según sea el caso.
Nota: Supongamos que x1 > x0 . El valor de [[g(x1 )]] = n, por más cercano que este x1 a
IB

x0 , no asegura que cuando x → x+


0 se verifique que [[g(x)]] = n, aunque paresca evidente
que asi sea; de allı́ la necesidad de resolver la ecuación (3). Apliquemos el procedimiento
N

 
descrito para hallar lı́m x2 − 4x .
x→2
U

Si hacemos x = 2 se obtiene: [[(2)2 − 4(2)]] = −4 . Veamos ahora para qué otros valores de
 
x, también lı́m x2 − 4x = −4 .
C-

x→2

 
Si x2 − 4x = −4 =⇒ −4 ≤ x2 − 4x < −3
FI

=⇒ 0 ≤ x2 − 4x + 4 < 1
=⇒ 0 ≤ (x − 2)2 < 1
=⇒ −1 < x − 2 < 1 =⇒ 1 < x < 3.

El intervalo h1, 3i contiene a x = 2. Esto implica que si x → 2, entonces x ∈ h1, 3i y por lo


tanto:
 
x2 − 4x = −4 si x ∈ h1, 3i.

Ası́, hh ii
lı́m x2 − 4x = lı́m −4 = −4.
x→2 x→2

Observación: En el capı́tulo 3, sección 2, ejemplo 3.2.12, se describió un método geométri-


co para obtener los valores que toma [[g(x)]] . El método consistı́a en hallar, previamente, la
gráfica de la ecuación y = g(x) . Un procedimiento semejante puede ser usado para calcular
lı́m [[g(x)]] . En efecto, si disponemos de la gráfica de la ecuación y = g(x) , de dicha gráfica
x→x0

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.3. LÍMITES UNILATERALES 261

podemos ver qué valores tomará [[g(x)]] en las cercanias de x0 . Recomendamos aplicar
este método cuando la gráfica de g resulte ser una curva conocida y no complicada.
La Figura 4.10 muestra la gráfica de la ecuación y = x2 − 4x , donde se observa que si
x ∈ h1, 3i, entonces la gráfica de ésta ecuacion está comprendida entre las rectas y = −4 e
y = −3. Esto prueba que:

Si x ∈ h1, 3i =⇒ −4 ≤ x2 − 4x < 3 =⇒ [[x2 − 4x]] = −4.


hh ii
Por lo tanto, lı́m x2 − 4x = −4. 
x→2

y
y = x2 − 4x

01
1 2 3
x

A
M
−3
IB

−4

Fig. 4.10
N

Ejemplo 4.3.6 Hallar si existe: lı́m f (x), si


x→5
U

hh x + 3 ii
C-

x−3
f (x) = x − 1 .
x+5
FI

hh ii
x+3
Solución: Hay que analizar que valores toma x−1 en un entorno de x0 = 5. Podemos
escribir: hh x + 3 ii hh
x+3 4 4 ii
=1+ =⇒ = 1+ .
x−1 x−1 x−1 x−1
hh ii
4
Para x = 5, se tiene 1 + 5−1 = [[2]] = 2.
Resolvamos ahora la ecuacion: hh 4 ii
1+ = 2.
x−1
Por la definición de máximo entero:
hh 4 ii 4 4
Si 1+ = 2 =⇒ 2≤1+ <3 =⇒ 1≤ < 2.
x−1 x−1 x−1
Esta última relación tiene solución solo si x − 1 > 0 ; es decir, si x > 1 . Con esta condición:
4 1 x−1
Si 1 ≤ <2 =⇒ < ≤1 =⇒ 3 < x ≤ 5.
x−1 2 4
FELIX CARRILLO CARRASCAL
262 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Luego, la regla de correspondencia de f se reduce a:


2x − 3
f (x) = , si x ∈ h3, 5].
x+5
Nótese que el intervalo h3, 5] , solo incluye puntos a la izquierda de 5. Ası́, si x → 5− ,
entonces x ∈ h3, 5i, por lo que:
2x − 3 7
lı́m− f (x) = lı́m− = . (1)
x→5 x→5 x+5 10
hh ii
4
Veamos ahora, cuál es valor de 1+ x−1
, cuando x → 5+ . Tomemos x = 5,1 > 5 .
Entonces:
hh ii hh ii hh ii
4 4 4
1 + 5.1−1 = 1+ 4.1
= 1 . Es decir, 1+ x−1
disminuye. Esto era de esperarse ya

01
4
que si x aumenta, entonces x−1
disminuye. Parece ser que si x → 5+ , entonces se cumple
que
hh 4 ii
1+ = 1.
x−1
Probaremos que asi és, resolviendo esta última ecuación. Ası́,
A
M
hh 4 ii 4 4
Si 1+ =1 =⇒ 1≤1+ <2 =⇒ 0≤ <1
IB

x−1 x−1 x−1


4
y como x−1
6= 0 y considerando que x > 1, se tiene que:
N

4 x−1
Si 0 < < 1 =⇒ 1 < < +∞ =⇒ 5 < x < +∞.
U

x−1 4
C-

+
Este intervalo
hh ii puntos a la derecha de 5. Es decir, efectivamente cuando x → 5 ,
contiene
4
entonces 1 + x−1 = 1. Luego, la regla de correspondencia de f se reduce a
FI

x−3
f (x) = , si x > 5.
x+5
Ası́,
x−3 1
lı́m+ f (x) = lı́m+ = . (2)
x→5 x→5 x+5 5
De (1) y (2), vemos que los lı́mites laterales son diferentes por lo que concluimos:
hh x + 3 ii
x−3
lı́m f (x) = lı́m x − 1 , no existe. 
x→5 x→5 x+5

|2x − 1|
Ejemplo 4.3.7 Si f (x) = , hallar si existen:
[[3 − x]]

lı́m f (x) , lı́m f (x) , lı́m f (x)


x→3− x→3+ x→3

FELIX CARRILLO CARRASCAL


4.3. LÍMITES UNILATERALES 263

1
Solución: Como |2x − 1| = 2x − 1 si x ≥ 2
y como x0 = 3 es punto de acumulación del
intervalo h 21 , +∞i, entonces restringimos el análisis a este intervalo.
 
El denominador no debe ser cero por lo que debemos resolver la ecuación: 3 −x = 0 .
Ası́,
 
Si 3−x = 0 =⇒ 0 ≤ 3 − x < 1 =⇒ −1 < x − 3 ≤ 0 =⇒ 2 < x ≤ 3.

Estos valores de x deben excluirse del dominio de f . Esto significa que x no puede tender
a 3 por la izquierda, por que si ası́ fuera, x estarı́a tomando valores que no estan en su
dominio. Ası́, no solo decimos que: lı́m− f (x) no existe, sino que no tiene sentido hablar
x→3
de este lı́mite lateral.
 
Veamos ahora que sucede con 3 − x si x esta bien proximo a 3, pero a su derecha.
   
Si x=3.1, entonces 3 − (3.1) = − 0.1 = −1. Veamos a continuación para qué otros

01
 
valores de x, se cumple: 3 − x = −1 . Ası́,
 
Si 3−x = −1 =⇒ −1 ≤ x − 3 < 0 =⇒ 3<x≤4

y por lo tanto f (x) se reduce a:


A
M
2x − 1
f (x) = si x ∈ h3, 4].
IB

−1
Ası́,
2x − 1
N

= −5.
lı́m+ f (x) = lı́m+
x→3 x→3 −1
U

Como x → 3 significa que debe hacerlo a travez de su dominio, entonces x solo tiende a 3
por la derecha. No tiene sentido exigir que el lı́mite por la izquierda sea igual al lı́mite por
C-

la derecha. Por lo tanto, concluimos:


FI

lı́m f (x) = lı́m+ f (x) = −5. 


x→3 x→3

Ejemplo 4.3.8 Sean las funciones:


4 | x2 + 3x + 2 | 3(x2 − 2x − 3) sgn (1 − x2 )
f (x) = , g(x) =
(x2 − 1)(x2 + 1) (x3 + 4x2 − 7x − 10)
Hallar, si existen,

a) lı́m f (x) , b) lı́m g(x) , c) lı́m (f + g)(x)


x→−1 x→−1 x→−1

Solución: Por factorización:

| x2 + 3x + 2 |=| x + 1 || x + 2 | , x2 − 1 = (x + 1)(x − 1)
x2 − 2x − 3 = (x − 3)(x + 1) , x3 + 4x2 − 7x − 10 = (x + 1)(x − 5)(x − 2).

Para eliminar las barras del valor absoluto, e igualmente, para hallar los valores de la
función signo, debemos analizar tanto por la izquierda como por la derecha de -1.

FELIX CARRILLO CARRASCAL


264 CAPÍTULO 4. LÍMITES Y CONTINUIDAD DE FUNCIONES

Para el lı́mite por la izquierda tomemos x ∈ h−2, −1i . Para este intervalo se verifica:

x+1<0 , x+2>0 , x−1< 0 , 1 − x2 < 0 , sgn 1 − x2 = −1

De acuerdo a estas relaciones se obtiene que para x ∈ h−2, −1i , las reglas de correspon-
dencias de f y g, se reducen a:

−4(x + 2) −3(x − 3)
f (x) = , g(x) = .
(x − 1) (x2 + 1) (x + 5)(x − 2)

Ası́, tomando lı́mites por la izquierda,

lı́m f (x) = 1 , lı́m g(x) = −1. (1)


x→−1− x→−1−

01
Para el lı́mite por la derecha tomemos x ∈ h−1, 0i . Para este intervalo se verifica:

x+1 >0 , x+2 >0 , x−1< 0 , 1 − x2 > 0 , sgn 1 − x2 = 1.
A
De acuerdo a estas relaciones se obtiene que para x ∈ h−1, 0i, las reglas de correspondencias
M
de f y g, se reducen a:
IB

4(x + 2) 3(x − 3)
f (x) = , g(x) =
(x − 1) (x2 + 1) (x + 5)(x − 2)
N

Ası́, tomando lı́mites por la derecha,


U

lı́m f (x) = −1 , lı́m g(x) = 1 (2)


x→−1− x→−1−
C-

De (1) y (2) observamos que los lı́mites laterales, tanto de f como de g, son diferentes. Por
FI

lo tanto, concluimos que:

lı́m f (x) no existe , lı́m g(x) no existe.


x→−1 x→−1

Si bien las funciones f y g no tienen lı́mite en -1, sin embargo, ambos tienen lı́mite
por la izquierda y lı́mite por la derecha. Por lo tanto, f + g tendrá también ambos lı́mites
laterales. Ası́, de (1) y (2), concluimos:

lı́m (f + g)(x) = lı́m − f (x) + lı́m g(x) = 1 + (−1) = 0


x→−1− x→−1 x