Está en la página 1de 5

CURSO:

DEONTOLOGÍA PROFESIONAL

TEMA:

ANÁLISIS DE LA LEY PENAL TRIBUTARIA Y/O CIVIL DEL


CONTADOR PÚBLICO

DOCENTE : Mg. Alex MARAVI CASTRO

GRUPO : Jean Kevin SANTOS SALVATIERRA


Kely CHAPARIN PEREZ
JANET CHAN MAYTA

SATIPO - 2019

1
ANÁLISIS DE LA LEY PENAL TRIBUTARIA Y/O CIVIL DEL CONTADOR
PÚBLICO

Actuar intencionalmente en perjuicio de una tercera persona o en perjuicio del acreedor tributario
cuando se realiza operaciones tributarias establecidas por ley, ésta acción trae consigo las
responsabilidades penales y/o civiles conforme a nuestro ordenamiento jurídico. Para este
contexto, nos referimos de las acciones voluntarias e intencionadas que realiza un profesional
Contador Público que se encuentre habilitado para ejercer dicha carrera, y también a las personas
naturales y/o jurídicas de una organización; en perjuicio de la entidad encargada de recaudar los
tributos para el estado. Pero antes de iniciar a fondo el análisis debemos preguntarnos ¿qué es
responsabilidad civil? “Es la obligación de responder de los actos realizados personalmente o por
otra persona, indemnizando los daños y perjuicios ocasionados a un tercero” (Martínez de la
Puente, 2012).
Bajo este contexto, si un contador público afecta deliberadamente su ética profesional mediante
actos que perjudiquen o desvirtúen un contrato de servicio establecido con alguna entidad, pero
que no constituya delito, entonces deberá hacerse responsable de las consecuencias pecuniarias
que está prescrito en el Código Civil Peruano, como por ejemplo la reparación de daños y
perjuicios.

Los contadores se vinculan con sus clientes, principales potenciales perjudicados por una
mala praxis de esos profesionales, a través de un contrato, que bien puede ser una
locación de obra o una locación de servicios o, como se ha dicho en forma genérica, un
contrato de prestación de servicios profesionales. De ello se deduce que su
responsabilidad es de naturaleza contractual. Sin embargo, pueden existir supuestos de
responsabilidad extracontractual tal como sería el daño causado al Estado por
instrumentar -o ayudar a- una evasión impositiva; o a terceros, inducidos a contratar con
determinada empresa o a realizar inversiones en determinados fondos en base a
dictámenes de auditoría que dan cuenta de una promisoria situación financiera que no es
tal. (Alvarellos, 2014).

Ahora bien, en el caso de las personas naturales y/ jurídicas, éstas pueden incurrir en
responsabilidad civil desde el momento en que inician sus actividades económicas ya que desde
ahí nace su obligación tributaria, en consecuencia, cualquier acción realizada en perjuicio del
recaudador tributario que no sobrepase al ámbito penal, también es reconocido como
responsabilidad civil. Para ello, el código civil asocia tres conceptos respecto a este tema, como
la culpa leve, la culpa inexcusable y el dolo (para este precepto es el equivalente a la culpa
inexcusable, como por ejemplo, por casos fortuitos o de fuerza mayor).

Respecto a los delitos tributarios, existe la implementación jurídica penal para los casos donde se
omite deliberadamente efectuar el pago de los tributos correspondiente a la entidad encargada de
recolectar. La defraudación tributaria como delito por su naturaleza, abarco varios artículos donde
se describe la cantidad en años de prisión preventiva, la penalidad de multa por día o por unidades
impositivas tributarias, y la modalidad de caución, este último, para los casos en donde la
autoridad penal resuelve en comparecencia para el acusado.

2
La ley penal tributaria ha estado siendo modificado constantemente producto de las nuevas formas
delictivas en el ámbito económico de las empresas, como es el caso del artículo 3° que fue
derogado por la Única Disposición Complementaria Derogatoria del Decreto Legislativo N° 1114,
o el literal b) del artículo 4°, la implementación del artículo 5-A, 5-B, 5-C, 5-D y la modificatoria
del artículo 6°.
La referida ley aclara que, quien omite en pagar TODO o en PARTE, mediante cualquier acción
fraudulenta, los tributos que dicta la ley, tendrá pena de cárcel, sin embargo, ya corresponde al
ente encargado como la SUNAT de indicar la gravedad al órgano penal correspondiente, mediante
su informe, del hecho cometido, y que éste evaluará la pena a imponer. Según el artículo 2°, nos
indica también de la omisión de abonar las retenciones o percepciones de tributos que se ha
realizado y que constituye delito tributario, siempre en cuando se ajusten a lo prescrito en el
artículo 1°.
Asimismo, el artículo 4° indica que, quien simule alguna forma de insolvencia patrimonial en su
empresa para evitar el pago de tributos será reprimido con pena de cárcel, y esto debido a que en
la actualidad, existen aún, personas naturales o jurídicas que utilizan este tipo de artimañas para
la evasión de impuestos.

La obligatoriedad para el llevado de los libros contables de las entidades y empresas


tienen como referencia los ingresos obtenidos en el ejercicio gravable anterior y la UIT
vigente en el ejercicio en curso. Asimismo, los perceptores de rentas de tercera categoría
que inicien actividades generadoras de estas rentas en el transcurso del ejercicio,
considerarán los ingresos que estimen obtener en el ejercicio. (SUNAT, 2016).

Con relación a lo expresado por la sunat, es obligatorio el llevado de libros contables por las
organizaciones que realizan actividades económicas de acuerdo a los límites de ingresos
establecidos según tabla publicada; sin embargo, nos dice el artículo 5° que omitir dicho mandato
administrativo constituye inmediatamente un hecho calificado como delito, siendo estos hechos,
a parte de incumplir con el llevado de libros contables, evitar las anotaciones de las operaciones
económicas y asientos contables, o destruir u ocultar todo o en parte los libros y/o registros que
sea de interés para la tributación. Empero, desde nuestro punto de vista jurídico, el artículo 5° deja
abierto a varias suposiciones o formas de interpretar el hecho punible, debido a que no está
prescrito expresamente si destruir u ocultar total o parcialmente los libros y/o registros contables
u otros documentos que tengan que ver con la tributación, tenga que ser necesariamente con dolo
o mala intención, artificio, engaño u otros. Para entenderlo que sea así, en primer lugar este
artículo debe correlacionar o referencias al artículo 1° para entenderlo de esta forma. En tal caso,
la forma de interpretar este artículo sería conforme se haya suscitado el hecho, por ejemplo, el
acusado puede alegar en su defensa que destruyó los libros contables en el momento que alguien
quiso robárselos, por lo que si no lo hacía estaría poniendo en riesgo la información privada de la
empresa y como consecuencia habría la posibilidad de ser objetos sabotaje u otros en sus
operaciones económicas y/o financieras. Este acto sería catalogado como hacer un mal para evitar
otro mal.

3
Existe otro caso común, conforme lo prescribe el artículo 5-C, que indica que para quienes venden,
faciliten u obtengan comprobantes de pagos para cometer actos ilícitos también tendrán pena de
cárcel. Pero nos preguntamos ¿Y si vendo una factura con una transacción ficticia, por el monto
mayor a la transacción, será delito?. Bajo esta pregunta, podemos decir que no existe delito, por
motivo de que se está expidiendo el comprobante de pago conforme a ley y la simulación de una
venta o servicio no afecta a la administración tributaria, más todo lo contrario, afecta a la entidad
u organización que expidió dicho comprobante de pago. Se configuraría delito si omite en registrar
dicha operación en sus libros contables.
Las agravantes que establece la presente ley, es en relación con los artículos 1° y de la derogada
2°, con los supuestos que si el agente que cometió el delito forma parte de una organización
delictiva, o que se supere la omisión de tributos por un monto mayor a 100 UIT dentro del ejercicio
normal gravable que es de doce meses, o que se proteja al autor del ilícito penal mediante el apoyo
de otras personas naturales y/o jurídicas.
Un punto a tomar en cuenta es que para todos los casos tipificados en esta ley, se da la
inhabilitación tanto de las personas que comercian como los profesionales que prestan servicios,
como por ejemplo, inhabilitar a un contador público que ha cometido delito tributario.
Para la acción penal, el ministerio público debe trabajar de la mano con la administración pública
para el esclarecimiento del hecho durante todas las diligencias preliminares, salvo considere lo
contrario.

Asimismo, en esta ley, tenemos un beneficio llamado caución, que según la ley, el juez puede
conceder al imputado la oportunidad de restaurar el daño que ha causado para que pueda llevar el
proceso en libertad, entonces podría llevar su proceso por mandato de comparecencia.

Como se desprende de la revisión de los citados artículos, el pago de la caución sería un


requisito para seguir el proceso penal en libertad, ya que la alternativa es el mandato de
detención. Como es lógico y previsible esta norma ha sido objeto de diversos
cuestionamientos acerca de su constitucionalidad y la vulneración de algunos derechos
fundamentales. (Arce Furuya, 2017).

¿Si Ud. estuviera implicado en el supuesto caso, dentro de estos delitos, cuál sería su actitud y que
medidas debería adoptar para no estar inmerso en estos casos?
Respondiendo a la pregunta, se pueden dar de dos formas, la primera si se es el autor del hecho
punible o si se toma conocimiento del hecho punible ejecutado por otra persona. Para el primer
caso, comenzaríamos tomando conciencia de la gravedad de nuestros actos, y reconocer que
tenemos que enfrentarnos a la responsabilidad penal cuando informemos por iniciativa propia,
entonces se aperturará un proceso penal, en la cual se debe de resarcir los daños y perjuicios
ocasionados tanto al órgano administrador tributario como a terceros que han sido perjudicados,
asimismo, se debe aceptar la inhabilitación si fuera el caso, y evitar cometer nuevamente cualquier
otro tipo de delito. Para el supuesto de que seamos conocedores de un hecho punible en materia
tributaria, se debe poner en conocimiento inmediatamente ante la autoridad policial, fiscal o el
órgano encargado de la administración tributaria, para que inicie las investigaciones
correspondientes dentro de sus atribuciones y/o facultades. Si el hecho es cometido ejerciendo la
carrera de contador público, por ética profesional se debe dejar de ejercer dicha profesión.
4
BIBLIOGRAFÍA
Alvarellos, A. (2014). La Responsabilidad Civil de los Contadores. Retrieved from
https://www.diagnosticsnews.com/rpnews/21057-la-responsabilidad-civil-de-los-
contadores-por-el-dr-alberto-a-alvarellos
Arce Furuya, L. A. (2017). LA CAUCIÓN EN LOS DELITOS TRIBUTARIOS. Retrieved from
https://www.estudioarce.com/articulos/la-caucion-en-los-delitos-tributarios.html
Martínez de la Puente, F. (2012). ¿Qué es la responsabilidad civil? Retrieved from
https://www.seguroscea.es/blog/82-que-es-la-responsabilidad-civil
SUNAT. (2016). 01. Libros Obligatorios. Retrieved from
http://orientacion.sunat.gob.pe/index.php/empresas-menu/libros-y-registros-vinculados-
asuntos-tributarios-empresas/informacion-general-sobre-libros-y-registros-empresas

LISTA DE BUSCADORES
- WIKIPEDIA
- SCIELO
- EBOOK ONLINE
- MONOGRAFÍAS
- GOOGLE ACADEMIC