Está en la página 1de 5

Salud y riesgos laborales: dos criterios inseparables

A lo largo de la historia, el ser humano ha tenido que realizar una serie de


actividades para poder sobrevivir, muchas de ellas, en presencia de riesgos
importantes para su seguridad y salud. Conforme ha pasado el tiempo, la
sociedad no asume, de la misma forma que antes, la presencia de
determinados peligros, y se demandan mejoras en las condiciones laborales.
Actualmente, la salud es entendida no solo como la ausencia de enfermedad
sino como una manera de vivir digna y solidaria, es decir, del nivel de vida de la
persona y su familia, de las características sociales de otros sectores de la
población y de las condiciones de su entorno. A raíz de esto, se ha señalado
que la condición de salud está afectada por factores genéticos, hereditarios,
ambientales y culturales, así como por la organización de los servicios
médicos. (1)

Tenemos entonces que la interacción positiva de estos factores ya sean


individuales, del medio y los de tipo organizacional, encontrará su
representación en una vida cotidiana digna, independiente y solidaria a través
de una buena salud. No obstante, es conveniente tener en cuenta la existencia
de otro factor de importancia similar, y es la condición laboral, cuya relación
con la salud es continua e inseparable. Asimismo, se ha dicho que el trabajo
constituye la principal manifestación humana que puede representar tanto un
instrumento de salud, como también un instrumento de enfermedad. (2)

En ese orden de ideas, la salud, la actividad laboral junto con el medio


representan los tres elementos básicos del bienestar social cuyo objetivo
repercute en la estructuración adecuada de los diferentes sectores en el campo
industrial, en otras palabras ayudan a la conformación de un entorno de
trabajo, el cual es el espacio en el cual transcurre la vida diaria laboral de los
individuos, en el que se presenta la mayor exposición a factores de riesgo para
la salud, por lo tanto es en donde se deben transformar esos riesgos en
factores protectores. Mientras que un entorno saludable, incluye aquel espacio
en el que el estado, los empleadores y trabajadores que pueden ser formales e
informales, colaboran en la aplicación de un proceso de mejora continua para
promover y proteger su salud y seguridad, y la sostenibilidad del lugar de
trabajo. Para lo anterior es necesario tener en cuenta qué son los factores de
riesgo, los cuales hacen referencia a aquel conjunto de variables que definen la
realización de una tarea concreta y el entorno en que ésta se realiza; cada una
de dichas variables son susceptibles de producir daños a la salud de las
personas que trabajan y que podemos agrupar en cinco categorías:

• Factores debidos a las condiciones de seguridad.

• Factores derivados del entorno físico de trabajo.

• Factores de origen químico o biológico.

• Factores derivados de las características del trabajo.

• Factores derivados de la organización del trabajo. (3)

Basados en eso, resulta muy evidente encontrar riesgos en tal contexto, como
los objetos filosos, los pisos resbalosos y los líquidos calientes, así como
también otros riesgos, tipo movimientos repetitivos y sustancias químicas, que
pueden estar ocultos. Por lo que, en ocasiones es difícil darse cuenta si las
manifestaciones de dolor en brazos, manos o espalda fueron causadas por el
trabajo siendo complejo darse cuenta si una enfermedad que padece un
individuo fue por las sustancias químicas u otro factor desencadenante. (4)

Es precisamente ésta última parte la que en ocasiones genera cierta confusión,


siendo de suprema importancia saber diferenciar entre un accidente de trabajo
y una enfermedad generada por este. El primer caso hace referencia a todo
suceso repentino que sobrevenga por causa o con ocasión del trabajo y, que
produzca en el empleado una lesión orgánica, una perturbación funcional o
psiquiátrica, una invalidez o la muerte. Además, incluye una serie de
consideraciones que lo hacen en verdad pensar que se trata de tal
acontecimiento, entre las que están regidas por la ley tenemos: aquel que se
produce durante la ejecución de órdenes del empleador, o durante la ejecución
de una labor aun fuera del lugar y horas de trabajo. Igualmente, el que se
produzca durante el traslado de los trabajadores desde su residencia a los
lugares de trabajo o viceversa, cuando el transporte lo suministre el empleador.
También se considerará como accidente de trabajo, el ocurrido durante el
ejercicio de su función, aunque el trabajador se encuentre en permiso sindical,
siempre que el accidente se produzca en cumplimiento de dicha función. De
igual forma, el siniestro que se produzca por la ejecución de actividades
recreativas, deportivas o culturales, cuando se actúe por cuenta o en
representación del empleador en la empresa usuaria, también corresponde a
un accidente de trabajo. (2)

El segundo caso, corresponde a la enfermedad laboral, siendo aquella


contraída como resultado de la exposición a factores de riesgo asociados a la
actividad laboral o del medio en el que el trabajador se ha visto obligado a
trabajar. En este punto el gobierno nacional, determina en forma periódica, las
enfermedades que se consideran como laborales y en los casos en que una
enfermedad no se encuentre en la tabla de enfermedades laborales, pero si se
demuestra la relación de causalidad con los factores de riesgo ocupacionales
será reconocida como enfermedad laboral, conforme lo establecido en las
normas legales vigentes. (2)

Debido a esto, se hizo necesario la creación de un sistema que fuera capaz de


determinar estas relaciones entre el riesgo y el posterior desenlace clínico, el
cual es conocido como Sistema General de Riesgos Laborales, el cual incluye
a las entidades encargadas de la dirección, control y vigilancia del mismo,
como el Ministerio de Salud y Protección Social, el Ministerio del Trabajo, el
Consejo Nacional de Riesgos Laborales, la Superintendencia Nacional de
Salud y la Superintendencia Financiera de Colombia, así como las ARL, es
decir, las Administradoras de Riesgos Laborales públicas y privadas, y por
último, los empleadores o trabajadores. Dicho sistema enmarca un sin número
de garantías indispensables para cualquier institución que desee prestar un
servicio a la comunidad, por mencionar algunas de ellas, tenemos que deben
afiliar a todos y cada uno de sus trabajadores a salud y a una ARL,
garantizarles transporte y seguridad en el lugar de labor. (5)

Finalmente, la salud y los riesgos laborales tal y como se mencionó a lo largo


del trabajo, comprometen a dos conceptos totalmente inseparables debido a
que son demasiado indispensables para llevar a cabo una dinámica de
seguridad en una empresa determinada, y su cumplimiento se basa en el uso
de un conjunto de actividades adoptadas o previstas en todas las fases de la
actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del
trabajo, así como también se dispone de técnicas o especialidades preventivas:
seguridad en el trabajo, higiene industrial, ergonomía y psicosociología
aplicada y medicina del trabajo.
Bibliografía

1. http://www.invassat.gva.es/documents/161660384/161741761/BENLLOCH+LOPEZ+M
ari+Cruz%3B%20URE%C3%91A+URE%C3%91A+Yolanda+2018+.
+El+Trabajo+y+la+Salud+los+riesgos+profesionales.+Factores+de+riesgo_cs/366941a0-
15a9-49a6-8423-72003bf7384b
2. https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VP/DOA/RL/Asegu
ramiento%20en%20riesgos%20laborales.pdf
3. https://www.dir.ca.gov/chswc/WOSHTEP/iipp/Materials/spanish/Factsheet_C_Unders
tandingJobHazards_ES.pdf
4. https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---americas/---ro-lima/---ilo-
buenos_aires/documents/publication/wcms_248685.pdf
5. https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---americas/---ro-lima/---ilo-
buenos_aires/documents/publication/wcms_248685.pdf