Está en la página 1de 1

Ejemplos de ahorro

Ahorrar dinero es algo que todos deberíamos hacer con el fin


de asegurarnos una estabilidad económica o el hecho de
poder disponer de «cash» cuando queramos, pero sabiendo
que hay de distintos tipos y muchos ejemplos queremos
explicaros cómo son todos ellos a continuación, con los
Ejemplos de Ahorro.

Establecer un presupuesto
Lo primero que tienes que hacer es establecer un presupuesto, fijándote siempre un objetivo que
puedas cumplir: lo mas importante es identificar y tener claros tus gastos fijos mensuales para
poder así calcular tu meta de ahorro. Puedes ayudarte de una hoja de cálculo para poder controlar las
cantidades que puedas guardar. Ten en cuenta que siempre tienes que incluir un porcentaje
de gastos variables. Ahorra siempre como mínimo un 10% de tus ingresos, y ve ajustando
ese porcentaje en base a tu experiencia mes a mes.

Compara precios y busca ofertas


No es necesario que vayas de un supermercado/centro comercial a otro mirando y apuntando los
precios (aunque no es una mala idea). Puedes preguntar a tus familiares, a tus amigos y compañeros
de trabajo dónde los compran ellos, o puedes buscar si existe alguna alternativa más barata a ese
producto que necesitas, siempre teniendo en cuenta la calidad/precio, de nada sirve ahorrar en algo
para luego tener que acometer otro gasto. Cuando conozcas lo que se están ahorrando los demás, te
empezaras a interesar más en lo que te gastas cada día y aprenderás a gastar menos.

Reducir tus gastos en casa


Puedes ahorrar en agua y energía contando con electrodomésticos eficientes y ecológicos.
Lo vas a notar en tus facturas mensuales. Infórmate siempre antes de comprar un nuevo
electrodoméstico de cual es su consumo eléctrico. Puedes mantener la casa en una temperatura
idónea reduciendo el consumo en calefacción o aire acondicionado, recuerda no dejar entrar el calor en
verano y el frío en invierno invirtiendo en buenos cerramientos. Para ventilar una habitación, bastan
sólo 5 minutos, el resto de tiempo es dinero que estás gastando de más y tirando a la basura. Baja las
persianas en los tramos de mas calor en verano, o aprovecha esos rayos de sol que entran por la
ventana en invierno, todo suma para nuestro ahorro.
Para finalizar, y lo mas importante: observa como crecen tus ahorros y controla su progreso
todos los meses. Esto no sólo te ayudará a cumplir con su plan personal de ahorros, sino que además
lo ayudará a identificar y corregir problemas rápidamente. Es posible que incluso te motive para
ahorrar más y alcanzar tus objetivos más rápidamente.

Planteándote una cuenta de ahorro:


Como ya he comentado. Si después de todo lo comentado no consigues o no logras ahorrar lo
deseado, quizás una Cuenta de ahorro bancaria sea una buena solución.
Estas cuentas suelen establecers en tres tipos, que serían: a corto, medio y
largo plazo en función del tiempo que desees estar ahorrando y en las de medio y
largo plazo, es donde realmente puedes hacer crecer tus ahorros. Cuanto más tiempo permanezca el
dinero que vayas ahorrando en el banco, más porcentaje de beneficios tendrás.