Está en la página 1de 7

Los emos son una tribu urbana o subcultura que se

EMOS: caracteriza por presentar un absoluto desprecio por el


mundo que les rodea, considerándolo un escenario injusto,
cruel y lleno de tristeza.

Tiene como característica principal reflejar valores que se


contraponen a la cultura comúnmente extendida, son grupos de personas inconformes
con el entorno, que creen en una ideología en particular y buscan vivir en función de
dicha ideología a través de ciertos códigos

Los emos entran en esa definición de tribu urbana o subcultura, debido a que
rechazan a una sociedad basada en el ámbito superficial y comercial que, según ellos,
no ofrece sino desgracias e injusticias a sus habitantes.

Muchos consideran que esta subcultura se ha convertido en una moda, que hay
jóvenes que lucen como emos, pero que no viven en función de su ideología.

También ha habido fuertes detractores, que incluso han propiciado escenarios


violentos y de intolerancia en contra de los emos.
Origen

La subcultura Emo está asociada directamente a un género musical que surgió a


mediados de 1980. Éste se considera un subgénero del punk, con la diferencia de que
la música podía ser un poco más lenta, y las letras de las canciones mucho más
emotivas, con énfasis en la tristeza, la melancolía y el amor.

El Emo, como género musical, nació en Washington, Estados Unidos, y se considera


que la banda Rites of Spring fue la principal precursora.

En 1985 esta banda presentó un álbum llamado “Rites of Spring”, que se diferenció
del punk y formó parte del género posterior al punk, denominado post-harcore.

Otras bandas, como Gray Matter y Embrace, desarrollaron este género. Dada la
emotividad de sus letras, este tipo de música adoptó eventualmente el nombre de
“emotional hardcore”, hasta simplificarse en “emo-core”.

El término Emo caracterizó no sólo al género musical, sino a las personas que se
identificaban con este tipo de música y que compartían con ésta la gran emotividad en
sus formas de expresión.

Ideología

Entre las ideas que constituyen el basamento de la subcultura Emo destaca la


igualdad de géneros, e incluso la defensa de la homosexualidad.

También desprecian a la Iglesia como institución: no profesan ninguna religión y no


creen en dioses.

Los emos también se definen como detractores del sistema, y rechazan al ámbito
comercial, especialmente marcas y modas. Irónicamente, muchos consideran que
esta subcultura se ha convertido en una moda.

Características

Es un estilo de vida

Tienen una posición de inconformidad y a la vez de desesperanza con relación al


mundo. Sus actitudes son consecuencia de considerar a la sociedad como algo
miserable, que busca en todo momento tratar a las personas con deshonor y de forma
humillante.
Estado melancólico

Los emos viven en un estado de constante depresión. Dado que consideran que el
mundo es injurioso y despreciable, se sienten miserables por estar dentro de este
contexto, y expresan una honda desesperanza al considerar que no pueden hacer
nada para revertir esa realidad.

Son muy sensibles, lo que les permite expresar sus sentimientos, que están
relacionados siempre con la tristeza y el desaliento.

Rostro cubierto y maquillado

Tanto el cabello como el maquillaje son elementos muy característicos de los emos.
Un elemento fundamental en la apariencia de estas personas es que cubren la mitad
de su rostro con su cabello.

Algunos establecen que la mitad del rostro que ocultan tiene un significado específico.
Sin embargo, otros indican que es indiferente cuál mitad del rostro está cubierta,
debido a que la razón de este cubrimiento es el deseo de ocultarse de ese mundo que
no reconocen y que desprecian.

También suelen llevar fuerte maquillaje en los ojos, con abundante color negro, y lo
usan tanto mujeres como hombres.

Esto es así porque creen en la igualdad de géneros y, además, es otro mecanismo


para hacer referencia a la oscuridad con la que asocian al mundo.

Apariencia oscura

Los emos suelen utilizar zapatos con plataformas, para así lucir más altos, y suelen
ser delgados.

Los colores que usan al vestir son especialmente negros y tonos pasteles. Esto
también responde a su posición con relación a la igualdad de géneros, dado que
buscan expresar que todas las personas tienen algunas características masculinas y
femeninas dentro de sí.

Comúnmente, los emos tienen abundantes tatuajes y piercings. Esto puede verse
como otro reflejo más del desprecio que sienten hacia la sociedad, y de su interés por
desligarse de ésta.
Se denomina como hippies a las personas que formaron parte

HIPPIE del movimiento contracultural hippie o jipi, que inició y


se desarrolló durante la década de 1960 en Estados
Unidos.

S:
El término hippie proviene de la palabra en inglés hipster, relacionada con la
Generación beat en la década de 1950, conformada por un grupo de influyentes
escritores como Allen Ginsberg, Jack Kerouac, entre otros, quienes se oponían a los
valores tradicionales estadounidenses y promovían la libertad sexual, la
homosexualidad, el consumo de drogas, etcétera.

De allí que el movimiento hippie se viera influenciado y mantuviera algunos ideales de


la Generación beat, aunque hayan aparecido una década más tarde, a inicios de 1960.

Los hippies conformaron una subcultura basada, principalmente, en el amor


libre y el pacifismo que, en un principio se opusieron a la Guerra de Vietnam, pero
más tarde se alejaron de los asuntos políticos.

Los hippies propiciaban la práctica de la meditación, el cuidado del medioambiente, la


libertad sexual, el consumo de estupefacientes, escuchaban rock psicodélico, groove y
folk, y acostumbraban a practicar el hinduismo y el budismo como experiencias
espirituales diferentes a las convencionales.

Por el contrario, los hippies se oponían a la monogamia, a los enfrentamientos bélicos,


al consumismo, las estructuras sociales y al sistema capitalista, entre otros.
Origen

Los hippies surgen como respuesta a las políticas keynesianas aplicadas en los
Estados Unidos luego de la Segunda Guerra Mundial, y que tenían como norte
alcanzar el estado de bienestar través y el fomento de trabajo en cadena, lo cual
tenía efectos anonimizantes y homogeneizadores sobre la vida de la población.

Este modelo incentivaba el consumo constante como mecanismo de crecimiento social


y económico, lo cual produjo un adormecimiento de las luchas sociales reivindicativas
en los EEUU, fomentando la comodidad y el aburguesamiento. La familia pasaba a ser
así el núcleo de la sociedad, controlada fuertemente por valores conservadores,
sexistas, racistas, religiosos y profundamente anticomunistas en plena Guerra Fría.

La juventud alzó, así, la bandera de la lucha social, de la mano de la liberación


femenina y la igualdad racial. Así los hippies decidieron retirarse de la sociedad y
gestar una nueva por su cuenta, abrazando otros valores que no condujeran al
belicismo y la supremacía.

Ideología

Practicaban una ideología basada


en la vida simple y la anarquía
no violenta. Protestaban o se
oponían públicamente en contra de
las guerras, el capitalismo, los
valores tradicionales, la monogamia,
el consumismo, la distinción de las
clases sociales y a las prácticas
religiosas impuestas.

También desacreditaban algunos
valores familiares y
sociales como la ética, la moral, los
roles de género que imponía la
sociedad, entre otros.

Sin embargo, eran contestatarios y defendían todo aquello que se oponían al orden
social establecido como la libertad sexual, el amor libre y la libertad de expresarse
espiritualmente.

También propiciaban el consumo de estupefacientes y alucinógenos para incentivar a


la creatividad e innovación plasmada en diversas expresiones artísticas.

Los hippies eran defensores del medio ambiente, por lo que apoyaron los movimientos
ecologistas. Por otra parte, tenían ciertas tendencias hacía el socialismo o comunismo
como una práctica de vida más comunal.
Características

Apariencia

Una de las formas en las que los hippies rechazaban las convenciones era a través de
su apariencia. La mayoría de estos tenían un aspecto descuidado: cabello largo,
barbas, ropa poco ajustada con estampados psicodélicos hechos a mano, y sandalias.

A pesar de que los miembros de este movimiento vestían más o menos la misma
ropa, estos consideraban que la vestimenta no era una definición de quién se era.

Amor libre

Uno de los slogans del movimiento hippie era “si se siente bien, ¡hazlo!”. Este lema
podía ser aplicado a cualquier área de la vida, pero principalmente se refería a las
relaciones amorosas.

Con estas palabras, querían decir que las personas eran libres de amar a quién
quisieran, cuándo quisieran y cómo quisieran.

El amor no estaba limitado a una sola persona. En cambio, era algo que se podría
compartir con todos, no sólo en el plano sexual sino también entre amigos y
familiares.

Para los hippies no existían tabúes en cuanto a las prácticas sexuales. De hecho,
promovían la experimentación, tanto que las relaciones abiertas y las orgías pasaron a
ser parte del estilo de vida de los miembros del movimiento.

Símbolos

Los hippies se distinguían por el uso de ciertos símbolos. El más reconocido es el


símbolo de paz y amor (una circunferencia cruzada por tres segmentos de línea).

Protección ambiental

Los hippies fueron uno de los pocos grupos que hicieron notar los problemas de
la contaminación ambiental. Hicieron movimientos y protestas que dieron a conocer la
gravedad del asunto.

Gracias a este grupo, el para entonces presidente Nixon tomó medidas con el objeto
de mejorar las condiciones de los espacios del país. Por ejemplo, se crearon
organizaciones que regularon el desecho de sustancias tóxicas.

Consumo de drogas

La mayoría de los hippies consumían cannabis (marihuana). Estos consideraban que


el consumo de esta droga resultaba beneficioso para el desarrollo del espíritu
humano.

Asimismo, pensaban que las sustancias psicotrópicas constituían una psicoterapia que
permitía explorar el “yo” y expandir la conciencia.
La marihuana era la droga más popular entre los hippies. Sin embargo, también
incluían otros alucinógenos como algunas setas y el LSD.