Está en la página 1de 6

Nuestra subcultura o «tribu urbana»

tuvo sus orígenes a mediados de la


década de 1980 en Estados Unidos,
precisamente en Washington D. C,
como género musical. Éste se considera un subgénero del punk,
con la diferencia de que la música podía ser un poco más lenta, y
las letras de las canciones mucho más emotivas, con énfasis en la
tristeza, la melancolía y el amor. El término Emo caracterizó no sólo
al género musical, sino a las personas que nos identificamos con
este tipo de música y que compartíamos con ésta, la gran
emotividad en sus formas de expresión.
 somos una tribu urbana o subcultura que nos caracterizamos
por presentar un absoluto desprecio por el mundo que nos
rodea, pues es un escenario injusto, cruel y lleno de tristeza.
 Por lo general, entre adolescentes, el término «emo» está
vinculado a una estética de vestimenta y peinado que puede
estar compuesta por el uso de pantalones entubados,
camisetas de manga corta, pelo liso con largos flequillos,
piercings, tatuajes y, a diferencia de los «góticos», solemos
romper con la monotonía de la ropa oscura a través de alguna
prenda o accesorio de neón.
 Nos autoflagelamos: Debido al desprecio que le tenemos al
mundo que nos rodea nos cortamos la piel en demostracion de
inconformidad. Esto es muy común en nosotros por lo cual diaria
que esas hermosas marcas de revolución hacen parte de
nuestra estética y representación.
Nos asociamos a un carácter especialmente
emotivo/emocional, sensible, tímido, introvertido
( Que por cierto nadie entiende).
También nos cortamos la piel como sinónimo
de descontento con el mundo que nos rodea Y
soñamos con el suicidio.

También despreciamos a la Iglesia como


institución y no profesamos ninguna religión
y no creemos en dioses.

Nos definimos como detractores del sistema, y rechazamos el ámbito


comercial, especialmente marcas y modas. Irónicamente, muchos
consideran que ser como nosotros se ha convertido en una moda.
 NUESTRO ESTILO DE VIDA: Tenemos una posición de
inconformidad y a la vez de desesperanza con relación al
mundo. Nuestras actitudes son debido a que consideramos
la sociedad como algo miserable, que busca en todo
momento tratar a las personas con deshonor y de forma
humillante.
 ¿ POR QUE NUESTRO ESTADO MELANCÓLICO?: vivimos en un
estado de constante depresión. Pues es evidente que el
mundo es injurioso y despreciable.
Y sinceramente
nos sentimos miserables por estar
dentro de este contexto. Expresamos
una honda de desesperanza al
considerar que no podemos hacer
nada para revertir esa realidad. No
podemos ser felices viviendo en un
contexto como el que presenciamos
día a día.
Y no tenemos razones para animarnos
pues Vivimos en un estado de infelicidad
permanente.