Está en la página 1de 5

VIGAS DE GRAN ALTURA

Las vigas de gran altura son elementos estructurales de Hormigón


Armado, cargados, generalmente en una cara, y apoyados en la cara opuesta
de manera que se pueden desarrollar puntales de compresión entre las cargas
y los apoyos o soportes.

(a) Luz libre, ℓn, igual o menor a cuatro veces la altura total (h) del
elemento, o.

ln

Donde:

h = altura total del elemento

l n = luz libre de la viga entre los apoyos 𝑙𝑛 ≤ 4 ℎ


(b) Regiones con cargas concentradas a menos de dos veces la
altura del elemento medido desde la sección de apoyo.

P
2h

Donde:

h= altura de la viga.

P= Carga concentrada, a una distancia ≤ 2h desde el apoyo

Las vigas de gran altura deben diseñarse teniendo en cuenta la


distribución no lineal de las deformaciones unitarias horizontales sobre la altura
de la viga. También pueden ser diseñadas cumpliendo los requerimientos
dados por el método puntal-tensor (método de bielas).

Descripción del modelo puntal-tensor


En vigas de gran altura el valor de Vn no debe ser mayor a:

V𝑛 ≤ 0.83√𝑓´𝑐 𝑏𝑤 𝑑

Donde:

Vn = Valor del cortante.

𝑓´𝑐 = Resistencia especificada del Hormigón.

𝑏𝑤 = base de la sección del elemento.

𝑑 = Altura eficaz del elemento.

El área de refuerzo para cortante perpendicular al refuerzo de tracción


por flexión, Av, no debe ser menor de:

𝐴𝑣 ≥ 0.0025𝑏𝑤 𝑠

Y s no debe exceder el menor de 𝑑⁄5 ó 30 cm.

Donde:

Av = Área de refuerzo para cortante vertical.

𝑏𝑤 = Base de la sección del elemento.

s = Separación entre las barras de refuerzo vertical.

El área de refuerzo para cortante paralelo al refuerzo de tracción por


flexión, Avh, no debe ser menos de:

0.0015𝑏𝑤 𝑠2

Y s2 no debe exceder el menor de 𝑑⁄5 ó 30 cm.

Donde:

Avh = Área de refuerzo para cortante horizontal.

𝑏𝑤 = Base de la sección del elemento.

s2 = Separación entre las barras de refuerzo horizontal.


Debe colocarse un área mínima de refuerzo para cortante, A v,min, en
todo elemento de concreto reforzado sometido a flexión donde Vu exceda
0.5∅𝑉𝑐 .

𝑉𝑢 > 0.5∅𝑉𝑐

Donde:

𝑉𝑢 = Cortante ultimo .

∅=

𝑉𝑐 = Resistencia al corte dado por el hormigón.

El refuerzo para cortante restringe la formación de agrietamiento


inclinado y, por consiguiente, aumenta la ductilidad y advierte del peligro de
falla. Por lo contrario, en un alma sin refuerzo, la formación súbita del
agrietamiento inclinado puede conducir directamente a una falla repentina sin
advertencia. Este refuerzo es muy importante si un elemento es sometido a una
fuerza de tracción imprevista, o a una sobrecarga. Por lo tanto, siempre que V u,
sea mayor que 0.5∅𝑉𝑐 se requiere un área mínima de refuerzo para cortante no
menor que la especificada.

Refuerzo mínimo en elementos sometidos a flexión

En toda sección de un elemento sometido a flexión cuando por análisis


se requiera refuerzo de tracción, el As proporcionado no debe ser menor que el
obtenido por medio de:

0.25 ∗ √𝑓𝑐 ´
𝐴𝑠,𝑚𝑖𝑛 = ∗ 𝑏𝑤 ∗ 𝑑
𝑓𝑦

Pero no menor a,

𝑏𝑤 𝑑
1.4
𝑓𝑦

Donde:

As = Área del refuerzo de tracción

𝑓´𝑐 = Resistencia especificada del Hormigón.

𝑏𝑤 = base de la sección del elemento.


𝑑 = Altura eficaz del elemento.

𝑓𝑦 = Resistencia especificada del acero

Los requisitos anteriormente señalados no necesitan ser aplicados si en


cada sección el As proporcionado es al menos un tercio superior al requerido
por análisis.

Esta excepción proporciona suficiente refuerzo adicional en elementos


grandes en los cuales la cantidad requerida por sería excesiva.

En elementos sometidos a flexión se debe proporcionar un anclaje


adecuado para el refuerzo en tracción, cuando el esfuerzo en el refuerzo no es
directamente proporcional al momento, como ocurre en elementos de gran
altura sometidos a flexión; o en elementos en los cuales el refuerzo de tracción
no es paralelo a la cara de compresión.

En apoyos simples de elementos de gran altura sometidos a flexión, el


refuerzo de tracción por momento positivo debe anclarse para desarrollar f y en
tracción en la cara del apoyo. En apoyos interiores de elementos de gran altura
sometidos a flexión, el refuerzo de tracción por momento positivo debe ser
continuo o estar empalmado con el del tramo adyacente.

El uso de un modelo de puntal-tensor para el diseño de elementos de


gran altura sometidos a flexión clarifica que existe una tracción significativa en
el refuerzo en la cara del apoyo. Esto requiere que el refuerzo de tracción sea
continuo o sea desarrollado a través y más allá del apoyo.

En apoyos interiores de vigas de gran altura sometidas a flexión, el


refuerzo de tracción por momento negativo debe ser continuo con el de los
tramos adyacentes.