Está en la página 1de 19

1

Consejo General del Instituto Federal Electoral


Discusión y resolución de los procedimientos especiales sancionadores
en contra del Titular del Ejecutivo Federal en sesión extraordinaria el 21
de junio del 2010.

Considerando Sexto.
Cuestiones de previo y especial pronunciamiento

Análisis de las causas de improcedencia invocadas por el


Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal:
 La responsable determinó que el legislador federal manifestó la
competencia a favor del IFE para conocer de las violaciones de los artículos 41,
… Constitucional y 2, numeral 2 y 118, párrafo 1, inciso X del Código Electoral
Federal; en el que queda establecido que para asegurar el cumplimiento de tales
normas, corresponde a su Consejero General conocer de las infracciones e
imponer las sanciones que correspondientes previstas en el código.

El Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales regula los


tiempos en que debe suspenderse la propaganda gubernamental dentro de los
procesos electorales federales. De igual forma establece que es el IFE el órgano
competente para la aplicación de las normas que nos ocupa.

 En lo relativo a que el Titular del Ejecutivo Federal, conforme a la Carta


Magna sólo podrá ser acusado, durante el tiempo de su encargo por traición a la
patria y delitos graves del orden común, consideró que dicho argumento
guardaba relación con la resolución de fondo del asunto, por lo que estimó que
debería ser analizado al momento de resolver el tema principal de la queja.

 La responsable desestimó las alegaciones en lo tocante a si era


incompetente para pronunciarse respecto a la Ley Federal de Radio y Televisión,
ya que de acuerdo a las reformas constituciones del 2007 y 2008, se precisó
que el IFE tiene injerencia en asuntos de Radio y Televisión y a
consecuencia de ello se llevó a modificar la citada ley.

Causas de improcedencia vinculadas con violaciones al


procedimiento
 Fueron desestimadas, sobre la base de que el artículo 364, párrafo 1, del
Código Federal Electoral, no resultaba aplicables, dado que el mismo se refiere
al plazo legal que existe para comparecer en el procedimiento ordinario
sancionador y no al especial sancionador.

 Respecto a que no se le corrió traslado completo de todos los documentos


hasta el día 16 de julio, se determinó que aun cuando el acuse del oficio que
hace referencia en la sentencia se entregó sin la segunda foja, la responsable
señala que en el traslado obraba la copia original del oficio, aunado a que la
documentación le fue remitida por correo electrónico; por lo que contó en
2

tiempo y forma para acudir a la audiencia de pruebas y alegatos llevada a


cabo el 19 de julio y con ello formular su respectiva defensa.

 Se desestimó el argumento relativo a que indebidamente se decretó la


acumulación de los expedientes, dado que existe conexidad en la causa al
existir identidad en los sujetos y en la presunta infracción.

Improcedencia invocada por el PAN


Analizó la improcedencia hecha valer por el PAN en el sentido de que la queja
debía desecharse dado que los hechos denunciados no constituyen una violación
en materia de propaganda política-electoral dentro de un proceso.

Concluyó que para determinar si los mensajes emitidos en tales fechas constituían
una violación, era necesario un análisis de las circunstancias específicas que
dieron origen a su transmisión, pero éste, sólo podría efectuarse al momento de
entrar al estudio de fondo para resolver el procedimiento.

Considerando Séptimo
Excepciones y defensas
Síntesis de los aspectos que fueron materia de las denuncias presentadas por el
PRI respecto de los mensajes transmitidos los días 15, 30 de junio y 1º de julio.

Analizó las defensas y excepciones invocadas por el Consejero Jurídico del


Ejecutivo Federal y lo expresado por el PAN.

Considerando Octavo
Se determinó que la litis en el procedimiento consistió:

• Determinar si con la difusión de los mensajes realizados por el Presidente


los días15, 30 de junio y 1º de julio infringió el artículo 41, Base III, Apartado
C, párrafo segundo Constitucional; en relación con los numerales 2 y 347 del
Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

• Respecto del PAN, si se acreditaba la transgresión a los artículos 38, 342 del
Código Federal Electoral, respecto de la conducta realizada por el Ejecutivo
Federal.

Medios de prueba para el análisis de los hechos:


• Disco compacto con el mensaje
del día 15 de junio.

• Disco compacto con los mensajes


de los días 30 de junio y 1º de julio.

• Requerimiento formulado al
Director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos y Secretario Técnico
del Comité de Radio y Televisión (respecto del 15 de junio).
3

• Requerimiento de información
formulado al Director General de Radio y Televisión y Cinematografía
(respecto del 15 de junio).

• Requerimiento de información
formulado al Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal (respecto del 15 de
junio).

• Requerimiento formulado al
Director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos y Secretario Técnico
del Comité de Radio y Televisión del IFE (respecto de los días 30 de junio y
1º de julio).

• Oficio de 12 de julio del Director


Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos y Secretario Técnico del
Comité de Radio y Televisión sobre la verificación de los mensajes de los
días 30 de junio y 1º de julio.

• Requerimiento de información
formulado al Director General de Radio y Televisión y Cinematografía
(respecto de los días 30 de junio y 1º de julio)

• Requerimiento de información
formulado al Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal (respecto de los días
30 de junio y 1º de julio).

De los medios de prueba anteriormente mencionados, es como el Consejo


General del IFE tiene por acreditada la difusión de los mensajes emitidos por
el Presidente los días 15, 30 de junio y 1º de julio del presente año. Siendo, de
esta manera, procedente determinar si con su emisión y transmisión se
vulneró la prohibición prevista en el mencionado Art. 41 Constitucional.

Considerando noveno
Consideraciones generales
La responsable llevó a cabo un marco teórico para precisar el alcance del
concepto “propaganda, propaganda política, electoral e institucional” auxiliándose
del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española así como los
reglamentos y precedentes judiciales que se han emitido respecto al tema en
cuestión.

Propaganda gubernamental:
“Es la proveniente de los poderes públicos, autoridades o entes de cualquier otra
naturaleza, con atribuciones o no para difundirla, cuyo contenido esté relacionado
con informes, logros de gobierno, avances o desarrollo económico, social, cultural
o político, o beneficio y compromisos cumplidos, salvo los casos de excepción
expresamente previstos en la propia normatividad, como son los educativos, de
salud y las necesarias para la protección civil.”
4

Considerando Décimo
Estudio del Consejo General respecto de la violación que el PRI le imputa al
Presidente.

 Análisis previo del uso de la Cadena nacional por el Presidente de la


República.
La autoridad responsable consideró:

a) Tomando en cuenta las facultades y obligaciones que tiene el


Presidente, resulta ajustado a derecho que dicho funcionario público haga
del conocimiento al país, las acciones que se realicen para lograr los
objetivos y combatir los problemas que el país enfrenta.

b) En él se deposita un liderazgo político, social e incluso moral.


c) Es válido que tiene dentro de sus obligaciones guardar una
cercanía con los gobernados a efecto de mantenerlos informados
respectos al a situación que guarda el país en diversos ámbitos.

d) Analizó el mecanismo “Cadena nacional” encontrándose dentro de


la ley como facultad exclusiva del Presidente y que consiste en que por
conducto de la SEGOB es posible ordenar y coordinar los encadenamientos
de las estaciones de radio y televisión con motivo de los mensaje que a
juicio de dicha secretaría se consideren trascendentes para la Nación, de
acuerdo con la Ley Federal de Radio y Televisión y el Reglamento Interior
de la Secretaría de Gobernación.

CONCLUYE:
RESULTA APEGADO A DERECHO que el Titular del Ejecutivo Federal
emita mensajes que sean difundidos en Cadena Nacional, sin importar, si
se encuentra o no en desarrollo elecciones federales o locales, en las etapas
de precampañas y hasta la jornada electoral, siempre y cuando el mismo no
contenga elementos que impliquen la difusión de logros de gobierno,
desarrollo de programas sociales o cualquier otro elemento que pudiera
influir en las preferencias electorales, que pueda violentar los principios
de legalidad y equidad en la contienda.

Por lo que el agravio aducido por el PRI respecto al uso de Cadena


nacional por el Ejecutivo Federal, fue INFUNDADO, toda vez que dicho
mecanismo no se encontraba sujeto a temporalidad alguna.

 Análisis del contenido del mensaje emitido por Felipe Calderón el día 15 de
junio.
a) El Consejo General del IFE determinó que el mensaje del 15 de junio
constituía propaganda gubernamental no autorizada para su difusión en
5

los períodos prohibidos por la ley, pues aunque pudiera considerarse que el
mismo guarda relación con “protección civil en casos de emergencia”, sin
embargo estableció que tal extremo no se cumplía.

Aun cuando el mensaje se refiere al tema de seguridad, no se utilizan alusiones


sobre qué deben de hacer los ciudadanos antes situaciones relacionadas
con los actos que impliquen en poner en riesgo su seguridad, qué deben de
hacer en caso de emergencia, por el contrario, el mensaje está relacionado con
acciones implementadas por el Gobierno Federal en el combate contra el
crimen organizado.

Por lo que el mensaje resultaba infractor de la prohibición prevista en la Carta


Magna, pues la difusión de propaganda gubernamental de este tipo podía
influir en las preferencias electorales de los ciudadanos y con ello, trasgredir el
principio democrático conforme el cual los poderes públicos de todos los órdenes
de gobierno y los entes públicos deben observar una conducta imparcial en los
procesos electorales.

b) En dicho mensaje (el cual no se encuentra dentro de los límites del artículo
41), de su lectura se advierte la mención de algunos programas sociales
vinculados con la seguridad (escuela segura) y la utilización de ciertos
fraseos propios de los spots del Gobierno Federal, que en otras
circunstancias hubieran sido válidos, pero en virtud al tiempo en que fue
emitido, el Ejecutivo Federal debe tener cuidado de no violentar los
principios de equidad e imparcialidad de la contienda.

CONCLUYE:
Es procedente declarar fundado el procedimiento en contra del Presidente pues
con su actuar incumplió con las reformas del 2007 y 2008, en el sentido de que
no se emitiera propaganda gubernamental susceptible de violentar los principios
de equidad e imparcialidad de la contienda.

 Causales de improcedencia relacionadas con el uso de Cadena nacional.


a) A pesar de que dentro de las manifestaciones que alegó el Titular del
Ejecutivo Federal, respecto que el mensaje no constituía propaganda
gubernamental, pues por un lado estaba relacionado con la facultades de
seguridad y protección civil, seguridad pública y nacional; además de
emitirse en el marco del artículo 6º constitucional, reiteraba que su actuar
se encontraba dentro de las acciones de prevención de cualquier fenómeno
socio-organizativo que pudiera afectar a la población del país y por ende se
ajustó al contenido del precepto constitucional presuntamente violado.

Dichos argumentos fueron desestimados por la responsable, pues de nueva


cuenta reitera que el mensaje del 15 junio difundido por Cadena nacional, sí
constituye propaganda gubernamental y lo anteriormente explicado.
6

CONCLUYE:
Aún cuando el mensaje no se refiere a proceso electoral alguno, partido político o
candidato, dada su naturaleza y el tiempo en que fue emitido, el mismo infringió la
prohibición constitucional y el código federal electoral.

 Discursos emitidos por el Presidente los días 30 de junio y 1º de julio.


a) El mensaje del 30 de junio: “Simplificación
fiscal”, solamente fueron difundidos en 3 estados de la república dentro de
enlaces en vivo en noticieros.

b) El mensaje del 1º de julio fue transmitido


mediante enlaces en vivo en noticieros o interrupción de programas en 10
estados de la república.

c) La difusión de tales mensajes no se llevó a cabo


en todo el territorio nacional, mucho menos mediante Cadena nacional.

CONCLUYE:
No le asiste la razón al PRI cuando aduce que con el mensaje del 1º de julio se
violentó el período de veda, pues la difusión del mismo no se debió a un acto
realizado por el Titular del Ejecutivo Federal o de alguno de sus integrantes
de gabinete, quedando acreditado que algunas emisoras de radio y televisión en
espacios noticiosos o mediante la interrupción de programas lo aludieron, es decir,
fue a juicio de cada uno de ellos.

De igual forma, los mensajes en cuestión únicamente hablan de materia de


simplificación de contribuciones y generación de empleos, no se hace referencia a
algún proceso comicial, fuerza política o candidato, solamente son de carácter
informativo.

Considerando Décimo Primero


CONCLUYE:
Analizó la responsabilidad del PAN respecto de la conducta realizada por el Titular
del Ejecutivo Federal y de acuerdo a las pruebas aportadas por el PAN y las
obtenidas en la investigación, no contó con constancia alguna que implique
que el PAN en la realización de los hechos, destacando que el PRI no aportó
elementos de prueba a efecto de respaldar su argumento, en el sentido que,
como consecuencia del mensaje transmitido, se benefició a los candidatos del
PAN, dado que únicamente basó su dicho en la difusión de los mismos,
destacando que éstos no contienen elementos que le puedan resultar un
beneficio a los candidatos del partido político denunciado.

Declaró INFUNDADO EL PROCEDIMIENTO en contra del PAN.

Considerando Décimo Segundo


7

Como sabemos, el Presidente no tiene responsabilidad política ni es sujeto de


juicio político, sino sólo es sujeto de responsabilidad penal por el delito de traición
a la patria y delitos graves, es decir, únicamente en el ámbito del derecho penal.

CONCLUYE:
Uno de los objetivos del legislador en la reforma constitucional del 2007, fue que
los poderes federales y estatales, municipios, órganos de gobierno del DF, sus
delegaciones y cualquier otro ente público, pudieran ser partes denuncias en
procesos administrativos que sustancia el IFE, destacando que tal facultad no trae
aparejada la de imponer sanciones, aun cuando se acredite la infracción a la
normatividad electoral y en el caso del Presidente, no existe órgano alguno
que sea susceptible de imponer sanciones derivadas de las conductas que
realice, salvo en materia penal y sólo por los delitos que ya conocemos.

No obstante que se acreditó que el Ejecutivo Federal infringió lo dispuesto


por la Constitución Federal y el Código Federal Electoral, no resultó
procedente imponer sanción alguna, ni dar vista a otra autoridad.

Agravios expuestos en el recurso de apelación ante la Sala Superior del Tribunal


Electoral del Poder Judicial de la Federación

Partido Revolucionario Institucional

1) En forma incorrecta el IFE concluye que no es procedente


responsabilizar al Presidente por los mensajes sobre facilidades
administrativas en materia de simplificación tributaria y logros en materia de
empleo, los cuales fueron transmitidos el 31 de junio y 1º de julio, por
decisión de algunas emisoras de radio y televisión, y no por decisión del
Titular del Ejecutivo, aunado a que los mismos tienen carácter
informativo y no hacen referencia a procesos comiciales, fuerza
política o candidato alguno.

Dicha conclusión para el apelante, resulta contraria a la debida


fundamentación y motivación puesto que la responsable no tomó en cuenta
que: la ley prohíbe la difusión de ese tipo de información, durante
campañas electorales, a través de cualquier medio de comunicación.

 Es contrario a derecho que en la resolución no se diera vista a


autoridad alguna como superior jerárquico para conocer de tales infracciones,
toda vez que considera que el IFE no debió pronunciarse sobre si era
posible o no sancionar al Presidente, lo más pertinente era que diera vista a
la autoridad que considerara competente para que se pronunciara al respecto.
8

 El Congreso de la Unión, en su consideración, era la autoridad para


que conociera del asunto, toda vez que tiene facultades para realizar
extrañamientos o exhortos a otros órganos del Estado y que era válido que
pudiera realizar funciones de control respecto del Poder Ejecutivo.

2) Falta de exhaustividad en el análisis de los mensajes difundidos el 30 de


junio y 1º de julio dado que omite hacer un razonamiento en cuanto al
número de impactos en los noticieros de los mensajes difundidos en dichas
fechas.

 De igual forma, no consideró que en los mensajes denunciados, era


evidente la clara intención de difundir logros de gobierno e influir en
las preferencias electorales.

 Omisión de valorar adecuadamente el informe de la Dirección Ejecutiva de


Prerrogativas y Partidos Políticos en su totalidad, dado que se realizó de
manera aislada sin establecer la relación necesaria entre los hechos
denunciados y las responsabilidades de las autoridades, dado que no
tomó en cuenta que el principal tema de campaña de Felipe Calderón fue la
generación de empleos, lo cual, como se pudo observar en su momento le
brindó grandes beneficios, y ahora lo utiliza desde su posición para
influir en el ánimo de los electores.
3) La resolución es incongruente, por una parte se admite la existencia de
violaciones en el mensaje transmitido el 15 de junio y, por otra, releva de
responsabilidad al Presidente por la utilización del medio conocido como
Cadena nacional.

 No se calificó congruentemente los mensajes transmitidos a nivel nacional


en programas de radio y televisión abierta.

 Invasión de competencias al pronunciarse sobre por qué el Ejecutivo no


puede ser sancionado, pues conforme con la Carta Magna y la Ley
Orgánica de la administración Pública Federal, las atribuciones del
Ejecutivo corresponden a su titular, y pretender que actos atribuidos al
Ejecutivo no tengan como responsable final al Presidente es atentar en
contra del principio de unidad del Poder Ejecutivo.

Partido Acción Nacional

1) Incompetencia del IFE para iniciar y desahogar el procedimiento


especial sancionador en contra del Titular del Poder Ejecutivo Federal, toda
vez que dicha conducta no está tipificada como antijurídica, no tiene
sujeto, ni cuenta con una sanción establecida previamente.
9

2) Falta de fundamentación y motivación, dado que el mensaje difundido el


15 de junio por el Presidente, constituye información permitida, al
tratarse de un mensaje institucional en materia de seguridad pública,
derivado de los momentos de violencia por los que atravesaba en esos días
el país, aunado a ello, las palabras y expresiones utilizadas no contienen
aspectos o tintes de propaganda gubernamental electoral.

 El mensaje no encuadra en los supuestos contenidos en los numerales 2


y 3 del RIFE en MPI y P-E.

 Falta de señalamiento de la responsable al no determinar las partes en las


cuales se contiene información que favorezca a un partido político o
candidato.

 No se realizó la investigación sobre el contenido de la información del


mensaje, no se expusieron los elementos que se tomaron en cuenta para
determinar si la información contenida era trascendente para la Nación.

 Corresponde a la DGRTC de la SEGOB la facultad de calificar o establecer


la trascendencia del mensaje.

 La resolución es incongruente, por una parte se considera que un


mensaje trasmitido en Cadena nacional sí puede ser objeto difusión, en
atención a que la información difundida es de trascendencia nacional y,
por otra, que se trata de propaganda gubernamental, más no de
información de trascendencia nacional.

 Se omite valorar el contexto en que se difundió el mensaje, no obstante de


que se trata de un hecho público y notorio que se trasmitió por diversos
medios de comunicación.

 El estudio del mensaje se llevó a cabo de manera aislada, por frases o


segmentos, que en forma indebida fueron comparadas con las contenidas
en otros mensajes de la SSP, de los cuales no se dio vista ni obra en el
expediente.

 Falta de razonamiento, mención de alguna frase que leída en la


integridad del mensaje, se busque influir en las preferencias electorales.

3) Falta indebida por parte de la autoridad responsable al no entrar al


estudio de la causa de improcedencia hecha valer por el partido recurrente,
en relación a la inmunidad del Titular del Ejecutivo Federal, pues de
haberse examinado previo al examen de fondo, se hubiera constatado que
el presidente no puede ser responsable salvo en los casos de excepción
que la misma Constitución dispone.
10

Titular del Poder Ejecutivo Federal


1) El Consejo General del Instituto Federal Electoral carece de
atribuciones para acusar al Presidente de la República por infracciones
administrativas en materia electoral, dado que el artículo 108 de la
Constitución Federal en su párrafo segundo, declara que durante el tiempo
de su encargo, el Presidente sólo podrá ser acusado por traición a la patria
y delitos graves del orden común, por lo que considera que la queja
presentada por el PRI resulta improcedente.

2) La resolución viola los numerales 14 y 16 constitucionales, dado que el


IFE es incompetente para conocer de la transmisión del mensaje del 15 de
junio, toda vez que no se trata de propaganda gubernamental, sino de un
mensaje con carácter institucional y con fines informativos.

 El Secretario del Consejo General, previo al inicio y al emplazamiento al


procedimiento especial sancionador, debió analizar que no se encontraba
en presencia de violación alguna a la normatividad electoral.

3) Indebidamente se consideró por parte del CFIFE que el mensaje


transmitido el 15 de junio es violatorio del artículo 41, Base III, Apartado C,
párrafo segundo de nuestra Ley Fundamental al calificarlo como
propaganda gubernamental.
 Análisis del mensaje únicamente en base al numeral mencionado en el
párrafo que antecede, de una manera aislada y asistemática, ya que
debió hacerlo valorando de una manera conjunta los artículos 6, 21, 80, 87,
89 fracción VI, 102 apartado A y 134 penúltimo y último párrafos; pasando
por alto la responsable que sí es posible difundir información
gubernamental cuando exista una situación de importancia para los
ciudadanos como la seguridad pública.

4) La responsable no valoró como es debido el contexto en el que se


transmitió el mensaje del 15 de junio en Cadena nacional, de lo contrario
hubiera observado que sí se respetó el artículo 41 Constitucional.

 Al no valorarse el clima de violencia en que se expresa el mensaje se viola


en su perjuicio los numerales 358 párrafo 1 y 359 párrafo 1 del Código
Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, debió haberse
tomado en cuenta y valorado en su completa dimensión.
11

5) La resolución estimó que el mensaje no era trascendente, tal apreciación


por parte del Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal es incorrecta y
contraria a Derecho, pues no se analizaron los elementos que se tomaron
en cuenta para su transmisión.

 En términos del artículo 62 de la Ley Federal de Radio y Televisión,


corresponde calificar o establecer la trascendencia de la información
transmitida en Cadena nacional a la Dirección General de Radio y
Televisión de la Secretaría de Gobernación.

6) La responsable no reconoce el carácter informativo del mensaje,


señalando indebidamente que se trata de propaganda gubernamental no
autorizada, toda vez que se está difundiendo un logro, conclusión.

 En la resolución se extraen algunas frases del mensaje y se


estudiaron de manera aislada.

7) Restricción desproporcionada de la obligación de informar a la ciudadanía


las acciones en materia de seguridad pública.

 La interpretación adoptada por el IFE respecto del articulo 41 constitucional,


atentó con una reserva de máxima publicidad de información a favor del
Presiente, al restringirle que pudiera darle a conocer a la ciudadanía las
acciones del Gobierno federal en materia de seguridad pública.

8) Falta de fundamentación y motivación en la resolución al no respetarse


los principios de tipicidad y exacta aplicación de la ley.

 La responsable no citó precepto legal o reglamentario en el que basara sus


afirmaciones, como tampoco las razones jurídicas con las cuales
demostraba que actualizaba la hipótesis referida a la propaganda
gubernamental.
 Con frases sacadas del mensaje, la responsable concluyó que se trataba
de propaganda gubernamental, faltando a su obligación de realizar un
análisis integral de las partes que se consideraban propaganda.

 De manera indebida consideró que con frases extraídas del mensaje en


cuestión fueron iguales a la utilizadas en spots de la SSP, no obstante a
ello, nunca se especificó cuáles fueron, fecha de transmisión, contenido, ni
se agregaron al expediente.

 El órgano electoral concluyó manifestando que su criterio actualizaba una


tesis de jurisprudencia: “PROPAGANDA GUBERNAMENTAL. LÍMITES A
SU DIFUSIÓN EN PROCESO ELECTORAL.” Siendo inexacto que
resultara aplicable.
12

9) El análisis del mensaje debió ser considerado como una de las excepciones
a la veda de propaganda gubernamental a la que se refiere el precepto 41,
párrafo segundo, Base III, Apartado C, de la Constitución Federal.

Resolución por parte de la Sala Superior


Violaciones procesales
A. Incompetencia del IFE para conocer de un procedimiento
sancionador en contra del Presidente de la República e
improcedencia de la queja.
Resulta infundado lo manifestado por el PAN y el Titular del Ejecutivo Federal.

− En virtud de lo establecido en el numeral 108 constitucional, se ha estimado que


el Titular del Ejecutivo Federal goza de inmunidad, tal protección no es absoluta,
pues en concepto de la Sala Superior, la misma no tiene alcances suficientes
para exceptuarlo de dar cumplimiento a la prohibición prevista en la Ley
Fundamental.

Tal régimen de inmunidad, no se confiere a título personal, sino se confiere por


su carácter público, en razón de la función desempeñada. Su protección tiene
como alcance en que no pueda ser reconvenido, acusado por cualquier ilícito
diverso al de traición a la patria o delitos graves del orden común, esto, para evitar
entorpecer el desempeño de las funciones inherentes a su encargo. No obstante,
no se descarta la posibilidad de que a la conclusión de su mandato, pueda ser
juzgado de manera ordinaria por cualquier otro ilícito durante el período de su
gestión, puesto que dicha figura sólo se hace efectiva durante el tiempo en que
funge como Presidente de la República.

En los años 2007 y 2008 hubo un reforma constitucional y entre otros aspectos
que contemplaron fueron cambios importantes al precepto constitucional que nos
ocupa (artículo 41) y que como se ha venido repitiendo a lo largo del presente
trabajo destaca la PROHIBICIÓN DE QUE DURANTE EL TIEMPO QUE
COMPRENDA LAS CAMPAÑAS ELECTORALES FEDERALES Y LOCALES Y
13

HASTA LA CONCLUSIÓN DE LA RESPECTIVA JORNADA ELECTORAL, SE


PROHÍBE LA DIFUSIÓN EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
GUBERNAMENTAL, TANTO DE LOS PODERES FEDERALES Y ESTATALES,
COMO DE LOS MUNICIPIOS, ÓRGANOS DE GOBIERNO DEL DF, SUS
DELEGACIONES Y CUALQUIER OTRO ENTE PÚBLICO, en dicho texto queda
evidenciado que es posible imputarle responsabilidad electoral al Presidente,
por violación directa a dicho numeral. Ya que una de las finalidades de la
iniciativa fue precisamente impedir que actores ajenos al proceso electoral incidan
en las campañas electorales y sus resultados a través de los medios de
comunicación; y precisamente porque dentro de su lectura se advierte que la
norma está dirigida a toda propaganda gubernamental de los “poderes
federales” y “cualquier otro ente público”, y en ambas categorías está incluido
el Presidente.

Por lo que el artículo 108 constitucional no salvaguarda al Presidente cuando la


infracción que se le imputa deriva de la violación a una norma constitucional
como lo es el numeral 41 del mismo ordenamiento. Por lo que dicho de otras
palabras sí existe responsabilidad por parte del Ejecutivo Federal, la cual puede
ser entendida como una RESPONSABILIDAD ELECTORAL DE BASE
CONSTITUCIONAL Y CONFIGURACIÓN LEGAL.

CONCLUYE:
La inmunidad constitucional establecida a favor del Presidente de la
República, no tiene los alcances de eximirlo de responsabilidad por una
violación a normas constitucionales y legales en materia electoral: sí puede
ser sujeto a un procedimiento administrativo sancionador en materia electoral.

Dicha inmunidad no debe ser entendida en el sentido de que opera en su favor


una derogación total de los preceptos constitucionales que lo obligan a conducir su
mandato conforme a los cánones que la propia Carta Magna le impone o de la
legislación que de ella derive.

Así con dicha figura, no se protege al funcionario por cualquier acto que resulte
contrario a una norma prohibitiva prevista en la Constitución Federal o en la
normativa electoral, pues implicaría colocar a la figura del Presidente en un
orden supraconstitucional, es decir, arriba de todo el ordenamiento jurídico,
siendo esto a todas luces inaceptable, ello daría lugar al resquebrajamiento de la
coherencia y armonía de los mandatos constitucionales y legales propiciando el
menoscabo de la obligatoriedad de sus disposiciones prohibitivas.

“Sobre la Constitución, nada; sobre la Constitución, nadie.” (José María


Iglesias, Octubre 1876).

− Imputabilidad del Presidente por violaciones a las reglas de propaganda


gubernamental.
14

• Es necesario mencionar que dentro de la sentencia reitera


de nueva cuenta los objetivos principales de la reforma, lo que se buscaba
con ella; también explica una situación importante de valorar: la suspensión
de la difusión de propaganda gubernamental se encuentra en el mismo
plano de jerarquía normativa que el principio de inmunidad presidencia,
ambos son reconocidos por la Constitución Federal lo que implica que
dichos mandatos tiene idéntica fuerza normativa.

Por lo que, inmunidad y suspensión en el ámbito particular en el que resulten


aplicables, sobre todo, porque no es justificable que se considere que la
inmunidad presidencial se encuentra colocada por encima de la prohibición
electora, pues para ello, sería necesario que estuviera expresado en la
Constitución (mediante la extensión de la inmunidad o una salvedad en la
restricción).

CONCLUYE:
El Presidente sí puede ser objeto de responsabilidad electoral, pues dicho actuar
constituye una violación directa a la Carta Magna sin que pueda resguardarse
en la inmunidad inherente a su encargo, pues ésta se ocupa de una cuestión
diversa.

− Autoridad competente para el conocimiento de las violaciones a las reglas de


difusión de propaganda gubernamental.

• 14 de noviembre del 2007 entró en vigor el Decreto por


el cual se reformaban diversos artículos de la Constitución Federal, entre
ellos el 41, Base III establece explícitamente que es el IFE el organismo
facultado para sancionar las violaciones que infrinjan la Base III, de
este precepto.

Así, dentro de la estructura del IFE, corresponde al Consejo General asumir la


competencia para conocer, tramitar y resolver las quejas o denuncias
relacionadas con la comisión de actos contrarios a la Base III del numeral 41
de la Ley Fundamental. De igual forma en artículos del Código Federal de
Instituciones y Procedimientos Electorales manifiesta que es el Consejo General
del IFE encargado de vigilar que se cumplan las disposiciones
constitucionales y legales en materia electoral, tramitación y resolución del
procedimiento sancionador electoral; e imponer las sanciones que
correspondan conforme a lo dispuesto por el Código.

− Responsabilidad de la conducta.

• Si bien es cierto, esta Sala determinó que el Presidente


con su actuar violentó una disposición constitucional, el ordenamiento
electoral federal es omiso en fijar alguna sanción, tratándose de las
15

infracciones cometidas por las autoridades o los servidores públicos


de cualquiera de los Poderes de la Unión, poderes locales, órganos de
gobierno municipales, órganos de gobierno del DF, órganos
autónomos y cualquier ente público.

• El mismo código electoral establece reglas especiales a


quienes incumplan los mandatos de autoridad electoral, no proporcionen en
tiempo y forma la información que les sea solicitada, no presten el auxilio y
colaboración que les sea requerida por los órganos del IFE; sin embargo,
en el caso que nos ocupa dichas provisiones no aplican al Presidente de la
República, puesto que dicho cargo lo ejerce un solo individuo, dicha
situación impide la existencia de ALGÚN SUPERIOR JERÁRQUICO,
porque se trata del Supremo Poder Ejecutivo de la Unión.

• Por otra parte las sanciones contenidas en el numeral


41 constitucional (Base III, Apartado D), las cuales serán sancionadas por
el IFE constituyen una norma imperfecta, pues en caso de que el
Presidente de la República infrinja el segundo párrafo del Apartado C de
la citada Base III, existe una omisión al no establecer sanción alguna en
la propia Constitución o en la ley.

CONCLUYE:
• Si ni en la Constitución Federal o el Código Federal de
Instituciones y Procedimientos Electorales son omisas en señalar sanción
en el caso concreto, la Sala Superior consideró que no fue factible
determinar una sanción al Presidente cuando infringe la prohibición
constitucional de difundir propaganda gubernamental dentro del
período que comprende desde el inicio de las campañas electorales
hasta el día de la jornada electoral, dada la imperfección de la norma.

Por lo que en aplicación de la garantía de exacta aplicación de la ley, NO ES


FACTIBLE IMPONERLE UNA SANCIÓN QUE NO ESTÉ PREVISTA EN UNA LEY PREVIA A
LA COMISIÓN DEL ACTO CONTRARIO A DERECHO, NI IMPONERLE OTRA DE LAS
EXISTENTES POR SIMPLE ANALOGÍA O MAYORÍA DE RAZÓN, PUES CON ELLO SE
VULNERARÍA SU SEGURIDAD JURÍDICA.

B. Incompetencia del IFE por contenido del mensaje


difundido.
− Son infundados lo alegado por el representante del Titular del
Ejecutivo respecto del mensaje del 15 de junio, toda vez que como ha quedado
explicado el Consejo General del IFE sí competente en los términos del Código
Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Dicha competencia no deriva de la apreciación subjetiva que al respecto se


formule una de las partes, sino constituye un presupuesto procesal que se
determina en función de la infracción que se denuncia.
16

Es tanto como pedir al órgano encargado de resolver la controversia que a priori


juzgue algo que debe ser estudiado en el fondo de la cuestión planteada, dado
que hasta entonces, estaría en aptitud de valorar si se trata de propaganda
difundida es o no gubernamental; nos encontramos frente a la figura de petición
de principio.

C. Incompetencia del IFE para pronunciarse respecto de si el


Presidente debe ser sancionado.

Es infundado el agravio expresado por el PRI, la Sala Superior concluyó:


− Es competente el IFE a través del Consejo General conocer,
sustanciar y resolver los procedimientos en contra del Titular del Ejecutivo
Federal por difundir propaganda gubernamental en tiempos prohibidos ya que
su facultad está plenamente establecidas en CF y CFIPE.
− El Consejo General del IFE es competente para imponer la
sanción al TEF; sin embargo, como consecuencia de la imperfección de la
norma, el actuar de la responsable se ajustó a Derecho al determinar que no
era factible la imposición de tal sanción al no estar prevista en los
ordenamientos mencionados.

Violaciones formales.
A. Falta de exhaustividad
Resultan sustancialmente FUNDADOS los agravios expresados por el PRI.

“El principio de exhaustividad consiste en que las autoridades encargadas de


dictar una resolución, agoten la materia de todas las cuestiones sometidas a su
conocimiento, mediante el examen y determinación de la totalidad de las
cuestiones concernientes a los asuntos de que se ocupen, a efecto de que no se
den soluciones incompletas”.

Es decir que la autoridad encargada de dictar una resolución, se ocupe de hacer


los pronunciamientos, tomando en cuenta los hechos, los medios de prueba
aportados o allegados al proceso, máxime si se trata de una determinación que
puede ser combatida a través de un medio de impugnación.

− De la resolución se puede observar que la autoridad responsable


contó con diversos elementos que debieron ser analizados y debidamente
valorados, para que pudiese pronunciarse sobre los mismos.

− En el expediente se advierte que junto con la denuncia respecto de


los mensajes del 30 de junio y 1º de julio, el PRI agregó un disco compacto con
dicho mensaje y al momento de ese momento se acordó requerir a diversas
autoridades mencionadas al hablar de la resolución del Consejo General del
IFE.
17

− El análisis de los hechos denunciados lo aborda desde la perspectiva


del derecho a la información y derecho a la libertad de expresión.

CONCLUYE:
− A pesar de las pruebas aportadas, las diligencias ordenadas y
realizadas por la propia autoridad responsable, al momento de realizar el
estudio del fondo de la infracción denunciada, se concretó a analizar la forma
en que éstos fueron difundidos, sin realizar una valoración integral de
todos los elementos que conformaron la investigación.

Por lo tanto la Sala Superior determinó que la autoridad responsable


efectivamente incumplió el principio de exhaustividad, debiendo de actuar de
la siguiente manera:
− Respecto de los mensajes del 30 de junio y 1º de julio, debió de
haber realizado el estudio del contenido de los mensajes, considerar
la temática de los tres mensajes denunciados y que es evidente la
clara intención de difundir logros de gobierno e influir en las
preferencias electorales.

− La autoridad responsable se concretó a sostener que de la reforma


en materia electoral del 2007, su finalidad no era restringir el derecho
de libertad de expresión de los diversos actores políticos en un
proceso comicial y mucho menos el ejercicio de la actividad
periodística, en el sentido de que los medios de comunicación,
informen respecto de las diversas actividades, hechos y/o sucesos
que ocurran en un espacio y tiempo determinado.

− Al centrarse en el aspecto relativo a la libertad de expresión, como el


derecho de información, omitió realizar un análisis exhaustivo de
los mensajes del 30 de junio y 1º de julio, junto con todos los
elementos que ella misma incorporó al expediente que se
analizó.

Para determinar si se actualizaba o no la infracción invocada, no debió limitarse a


analizar el medio en que se difundieron los promocionales en cuestión y el
mecanismo empleado, sino que tuvo que haber valorado el contexto del contenido
comunicado.

− Su proceder resultó contrario a Derecho


− HALUGAR A MODIFICAR LA RESOLUCIÓN IMPUGNADA.

B. Indebida fundamentación y motivación.


Falta de respeto al principio de exacta aplicación de la ley.

Los alegatos por parte del Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal resultan
infundados, pues no se requiere que todas las expresiones utilizadas por el
18

legislador en una norma sean definidas por el propio redactor de la norma,


dado que, para encontrar el sentido o el significado de un expresión normativa,
se puede recurrir al sentido que se le dé en el lenguaje usual, el que se
obtenga al aplicar alguna de las diferentes técnicas de interpretación.

El análisis de los mensajes sí puede hacerse a partir de analizar algunas


expresiones usadas en los mismos, sin que ello implique contravención alguna
al principio de legalidad.

C. Falta de congruencia.
• Omisión del estudio de la causa de improcedencia invocada por el
Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal.

CONCLUYE:
Los agravios expuestos por el Pan y el Titular del Ejecutivo son infundados,
puesto que el Instituto responsable sí realizó un estudio preferente de la causal
invocada, previo al estudio de fondo, como quedó anteriormente explicado al
principio del presente trabajo.

La responsable examinó la causa de la improcedencia en cuestión y determinó


que dicho argumento al formar parte toral de la litis del procedimiento especial
sancionador, sería contestado al momento de resolver el fondo de la queja; por lo
que su actuar se encuentra ajustado a Derecho.

Actuar en sentido contrario implicaría prejuzgar sobre la cuestión medular materia


de la controversia, incurriendo en el vicio de petición de principio, que consiste
en que se dé por sentado previamente lo que en realidad constituye el punto de
debate.

• Omitir considerar elementos que fueron sometidos a su decisión.

CONCLUYE:
− La Sala Superior determinó que los agravios hechos valer por el PRI
resultan infundados. Toda vez que previo al análisis del contenido del
mensaje, la responsable, realizó un estudio acerca del uso de dicho
medio de comunicación por parte del Presidente de la República.

− Fue correcto el actuar del Instituto responsable, ya que de


acuerdo con la normatividad vigente en materia de radio y televisión, el uso de
Cadena nacional no es encuentra sujeto a temporalidad alguna, pues en
cualquier momento se puede presentar una situación de importancia o
emergencia y el Presidente debe de informar a los ciudadanos.

− Por lo que el uso de este medio por parte del Titular del Ejecutivo
Federal, aún en procesos electores no implica transgresión a algún precepto
19

legal, es facultad exclusiva de aquél en beneficio de la sociedad, siempre y


cuando los mismo no contuvieran elementos que implicaran la difusión de
logros de gobierno, desarrollo de programas sociales, o cualquier otro
elemento que pudiera influir en las preferencias electorales, que pudiera
violentar los principios de legalidad y equidad.

No se actualiza la incongruencia invocada por el PRI, en el sentido de que el


IFE en ningún momento relacionó el mensaje del 15 de junio con el uso de la
Cadena nacional.

Pues como se ha venido repitiendo la conducta que se le reprocha es por difundir


propaganda gubernamental en un período prohibido en la ley, no el uso de la
Cadena nacional.

• Falta de congruencia al analizar el mensaje difundido el 15 de junio por


frases o segmentos que fueron comparados con otros mensajes.
CONCLUYE:
Lo manifestado por el PAN y el Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal son
infundados, no existen consideraciones contrarias entre sí.

La responsable divide su análisis en dos apartados. En el primero, realiza un


estudio general de la “Cadena nacional” y afirma que, ésta puede ser utilizada
por el Presidente, sin restricción alguna en cuanto a temporalidad, cuando la
importancia del tema lo justifique, como es el caso de la seguridad nacional.

No existe responsabilidad del Presidente al usar la Cadena nacional para emitir


un mensaje sobre el referido tema.

En el segundo apartado, se analiza ya en particular el contenido del mensaje


denunciado, llegando a la conclusión de que, por el contenido del mismo se
justifica la Cadena nacional, no se justifica el tiempo en la que fue transmitido,
pues al difundir logros de gobierno, podría afectar el desarrollo de los procesos
electorales que se estaban llevando a cabo en esos momentos en 15 entidades
del país.