Está en la página 1de 8

Relato autobiográfico.

Por
Yeiner Bravo Gamboa
1003079447
Introducción a la licenciatura en matemáticas – 551102 614
551102_18
Presentado a
Nombres y apellidos completos del docente

Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD


CEAD al que está inscrito
Escuela a la que pertenece
01-09-2019
(No debe de llevar ni escudos en colores, ni logos, ni marcas de agua ni bordes
de página)
Introducción
En el siguiente documento narro los sucesos y acontecimientos de mi
vida en el que expongo los momentos mas importantes que me han
marcado como persona.

Como personas somos seres diferentes a cada uno de los demás en


cualquier contexto y aspecto; en la forma de actuar, proceder y en la
manera de buscar su propia felicidad. En el presesnte relato auto
biográfico doy a conocer algunas de mis vivencias para que puedan
entender las cosas de mi vida que aquí les narro.

Normalmente juzcamos a las personas antes de conocer por las cosas


que han pasado en su vida, siplemente lo hacemos por la percepción o
primera impresión que tenemos de ellos, por tal razón debemos
conocer un poco de la estoria de cada persona antes de lanzar
afirmaciones erróneas ya que cada persona es distinta y tiene sucesos
diferentes en su vida.

Al finalizar la lectura de este relato entenderá las circunstancias por


las que e pasado en mi vida en todos los ámbitos (familiar,
cultural,social y educativo) y la razón o razones por las que me
converti en licenciado en matemáticas.
Relato autobiográfico.
A principios del año 1994, más exactamente un 25 de Enero daba a
luz en la vereda La guacamaya, jurisdicción del municipio Puerto
Libertador en el departamento de córdoba a eso de las 7:00 PM
Maite Elena Gamboa Díaz, oriunda de Puerto Libertador
acompañada de mi padre Teodoro Manuel Bravo Perdomo oriundo
de planeta rica córdoba quien luego de tener un embarazo bastante
complicado, al fin parecía llegar la hora, pero era muy tarde ya para
trasladarse al pueblo que estaba bastante retirado; por suerte para
todos en la finca vecina residía mi tía abuela la señora Julia Bravo
Ricardo quien hacia las partes de partera en la región, mi padre un
poco aturdido fue a traer a la señora Julia quien de inmediato llego
a la escena y pudo asistir a mi madre para que al fin llegara a este
mundo YEINER BRAVO GAMBOA, el segundo hijo de esta linda
familia al nacer tras mi hermana Yeris Elena Bravo Gamboa.
Ahí en la vereda la Guacamaya di mis primeros pasos y dije mis
primeras palabras, rodeado de la diversidad de la naturaleza:
corriendo tras las gallinas, cerdos y perros de mi familia;
alimentándome de la leche caliente recién extraída de la ubre de las
vacas, disfrutando del fresco de los árboles y sus deliciosos frutos
por doquier.
Para Octubre de 1995 llegaría un nuevo integrante a mi familia, mi
nueva hermana Yerlis Segrith Bravo Gamboa. Aproximadamente un
año después por motivos laborales todos migraríamos para un
pueblo llamado Puerto Triana en el departamento de Antioquia
donde mi padre había conseguido un empleo en la hacienda de un
señor llamado Freddy; ahí estuvimos alrededor de dos años hasta
regresar nuevamente a la vereda la Guacamaya a finca de mi abuela
materna, la señora Julia Isabel Díaz. Nuevamente en nuestra tierra
todo era una maravilla, mi padre trabajaba mientras mi madre
cuidaba de nosotros y criaba sus animales de corral, así
transcurrieron los años y a eso del año 1999 ocurrió un suceso
(anécdota) que quedó grabado en mi memoria; todo pasó un día
domingo, el día de mi padre salir al pueblo a hacer mercado. Como
de rutina llegó esa tarde del domingo y empezamos todos a sacar
los productos de las bolsas y ubicarlos en su sitio, en eso a mi
hermana mayor y a mí nos pareció curiosa una máquina de afeitar
que llevó mi padre, tanto curioseamos hasta que la hemos dañado,
mi padre se enfadó tanto que nos correteo por todo el rededor de la
casa y ahí la primera represión que recuerdo de su parte.
Pasaron un par de años más y llegó el año 2000, ya era tiempo de
ingresar al colegio. To fue un dia del mes de febrero de este año
cuando por primera vez me llevo mi madre al colegio “Escuela
Nueva Nazaret” se llamaba, esa mañana todo era emoción hasta
que llegamos a las instalaciones y vi que mi madre partiría
dejándome con un monton de niños y un señor desconocido,
inmediatamente rompi en llanto hasta el cansancio, pero con el
tiempo todo fue mejorando hasta destacar entre todos y obtener mi
primera estimulación academica (mension de honor).
Lastimosamente no pude pasar a grado segunto por decisión de
maestro por que no tenia la edad suficiente.
Al año siguiente (2001) mis padres decidieron buscar nuevos
horizontes y tomaron todo y nos fuimos al pueblo, allí conseguimos
una pequeña pieza en alquiler donde vivíamos los cinco, no era lo
mejor del mundo pero todo estaba bien. Luego de un par de meses
en el pueblo nuevamente nos llevaron a la escuela “Institucion
Educativa Jose Maria Cordoba”, todo marchó bien me destacaba en
el colegio, cambiamos de residencia a lo que mi padre consiguió un
empleo; ya no era una pieza si no una casita con mejores
condiciones. Asi trascurio el tiempo y finalicé mi primaria con
muchos éxitos en el año 2005.
Llegaba el 2006 y yo cursaria sexto grado, todos decían que sería
mas complicado pero siempre fui aplicado y nuevamente todo pasó
de la mejor manera, fue un gran año en el que mis padres cada vez
se sentían más orgullosos de mi rendimiento y llegó un nuevo
integrante a nuestra familia a finales de este año, el era Yeider
Bravo Gamboa, mi hermano menor quien de forma inesperada
llegaba a darnos una alegría inmensa a todos y así terminó el
grandioso 2006. Pero llegaría inmediatamente ese inolvidable 2007
que dividio en dos la historia de mi vida.
Cursaba séptimo grado ya se aproximaba el final de un maravilloso
año escolar cuando mi padre empezó a sentir molestias en
repetidas ocaciones, luego fue intervenido quirurjicamente pero
nada fue suficiente, el 24 de Octubre partio de este mundo el homre
que trabajaba de sol a sol y sin descanso por llevar pan a la mesa
de su familia, ese mismo que me recalcaba cada dia que estudiara
para llegar a ser un profesional. Fue un golpe duro para todos, ya
nada era igual mi madre tenía tres niños en la escuela y uno de
brazos, no había más salida, tocaba alternar la escuela con trabajo.
Fue así como empece a trabajar en una pequeña tienda para
ganarme aunque fuera mi merienda y materiales escolares; las
calificaciones empezaron a bajar y no me podía recuperar, pasaron
los años y pude terminar mi bachillerato de forma satisfactoria en el
año 2011.
Para 2012 veia un panorama bastante gris, no tenía oportunidades
de ir a una universidad y en mi pueblo eran escasas las opciones.
Para el mes de febrero ingreso al sena a empezar un nuevo reto que
aunque no era lo que quería estudiar, era lo que había. Ahí empece
a trabajar medio dia y estudiar por las tardes durante toda la
carrera; al terminar tuve la oportunidad de ir a la ciudad de
Monteria a realizar mi etapa práctica, no la pasaba nada bien
compartiendo habitación con tres amigos y tomando una hora de
transporte todos los días pero ahí me mantuve y al poco tiempo
consegui mejores condiciones en el municipio de Cereté Cordoba
donde conoci una familia que sin ningún interés estuvo dispuesta a
ayudarme hasta culminar mis practicas. A finales d 2015 terminé mi
etapa pratica y continue laborando en la empresa, ya ganando un
poco mejor pagaba una habiacion y mandaba recursos a mi madre
al pueblo para pagar arriendo; todo marchó bien hasta mediados de
2016 cuando la empresa entró en proceso de liquidación y
nuevamente regresé al pueblo a trabajar en una taller reparando y
fabricando calzado femenino. Ahí me mantuve siempre buscando la
forma de ingresar a la universidad a estudiar licenciatura en
matemáticas para idear nuevas formas de ver esta área por parte
de los estudiantes y ser un profesional.
Lastimosamennnte pasaban los años y no se me daban las cosas,
hasta mitad del año 2019 cuando consegui recursos prestados y al
fin me pude matricular en el programa Licenciatura en Matematica
de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), al
principio fue complicada la adaptación a la modalidad de estudio
virtual pero pude sacar mi primer semestre adelante. Para el
segundo no tenía recursos y tuve que acudir a un crédito con el
icetex para continuar mis estudios.
Al fin a mitad de 2024 terminé mi carrera y soy un Licenciado en
Matematicas, pasaron seis meses en los que me dediqué a enviar
hojas de vida y para principios de 2025 ya tenía mi primer empleo
como licenciado. Con gran emoción empece este nuevo camino
creando un ambiente agradable basado en el respeto, compromiso y
disciplina aplicandi mis conocimientos para buscar nuevas
estrategias con los estudiantes para romper con esos paradigmas
que hay sobre las matemáticas. Implementé formas didácticas de
aprendizaje para descubrir en cada uno de mis estudiantes su mejor
estilo de aprendizaje para romper con la rutina y monotonía de las
clases tradicionales.
Logre hacer que los estudiantes comprendieran la importancia de
las matemáticas en nuestra vida cotidiana y que llevarlas a cabo de
una forma didáctica y con disciplina implementando nuevas formas
de ver las matemáticas las hace más sencillas. Además de utilizar
de forma responsable y poner a nuestro favor el uso de la
tecnología para el desarrollo de nuestras actividades y mejorar la
comprensión de los temas a desarrollar.
Conclusiones

Luego de la redacción de este relato autobiográfico recordé cada una


de las vivencias, momentos que han marcado y trascendido en mi vida;
así como todas esas cosas que por distintos motivos y circunstancias
no se dieron a su debido tiempo.

Redactar este documento también me hizo recordar lo orgulloso y feliz


que soy de no desfallecer y tomar siempre buenas decisiones para mi
vida sin apartarme en ningún momento de mis objetivos como persona
para lograr mis metas.
Referencias

Urquina, H. (2013). 551102 – introducción a licenciatura en


matemáticas. Bogotá: Unad.Recuperado
de http://hdl.handle.net/10596/11328