Está en la página 1de 3

HISTORIA ECONÓMICA

ECO 1624-01

Tema: Cultura “La Tolita” y “El sol de oro”

INTEGRANTES
Aimacaña Johanna

Chamorro Betzabeth

Chingo Joselyn
“No se puede proyectar el futuro sino existe claridad del pasado, razón por la cual el uso

de la memoria social y la apropiación del patrimonio cultural posibilitan el ejercicio del

aprendizaje”

-María Soledad Solórzano -

La pieza escogida fue del museo Nacional del Ecuador, el “El Nacarón (Chunucari)” o más

conocido como “El sol de oro”, perteneciente a la cultura “La Tolita”, tiene un rostro

antropomorfo que muestra según el museo la unión simbólica del jaguar, el águila harpía y el

caimán, rodeado por 44 rayos estilizados como forma de serpiente que terminan en cabezas de

las mismas, que sostienen representaciones de cabezas humanas, la mascara de oro es de 21

quilates, además cuenta con una gran historia ya que es una de las culturas más antiguas Pre-

colombinas.

Nos llamó la atención por la gran habilidad de expresiones culturales que estos usaban en

sus cultos o ceremonias y las figuras más destacadas son las que fueron elaboradas con oro y

las máscaras que tenían aspectos antropomórficos y aquí resaltamos al sol de oro el cual es

usado actualmente como logotipo en el banco Central del Ecuador y hoy se constituye como

uno de los símbolos mas importantes que tiene el país.

Esta cultura se extiende desde Esmeraldas (Ecuador) hasta Calima (Colombia) y se

caracterizó principalmente por su economía que se basaba en el cultivo de diferentes tipos de

vegetales, la caza, y la elaboración de grandes piezas artísticas con oro. También era una

cultura altamente creyente en personajes de ámbito mitológico (politeísta) que regían sus

vidas, además realizaban rituales religiosos y ceremonias donde los chamanes tenían un rol

importante usando animales (jaguar, águila y caimán) para dichos cultos ya que se creía que

eran las representaciones de las deidades.


Este objeto es relevante en esta clase porque representa un gran conocimiento en

metalurgia y se cree que fue utilizado como un presente diplomático enviado por algún líder

de alto rango de “La Tolita” como muestra de buenas relaciones entre las culturas de los

pueblos aledaños a su territorio, ya que mantenían estrechas relaciones comerciales por medio

de intercambios de productos locales, que era la forma de economía en esos tiempos.