Está en la página 1de 13

Revista Venezolana de Gerencia (RVG)

Año 7. Nº 17, 2002, 36-48


Universidad del Zulia (LUZ) · ISSN 1315-9984

A propósito de las iniquidades en el ingreso


a la educación superior en Venezuela
Fuenmayor Toro, Luis*

Resumen
El objetivo del trabajo es caracterizar el sistema de admisión de los estudiantes a las universi-
dades oficiales venezolanas. Los resultados revelan injusticias que se expresa en una selección
siempre en detrimento de los pobres, de quienes provienen de colegios públicos y de quienes proce-
den de regiones geográficas lejanas y atrasadas. La causa de estas iniquidades está en los procesos
internos de selección de las universidades y no en los resultados de la Prueba de Aptitud Académica
(PAA), la cual garantiza equidad en la escogencia de los nuevos inscritos. A estas iniquidades se
suma la injusticia en la permanencia y prosecución en la educación básica y media diversificada y
profesional de los sectores más desfavorecidos socialmente. Mientras los jóvenes de niveles eleva-
dos aumentan unas 4 veces su proporción en la población de aspirantes con respecto a su porcentaje
en la población general, los muy pobres la ven reducirse unas 40 veces. Se añaden también las injus-
ticias derivadas de decisiones administrativas universitarias, que al colocar arbitrariamente para el
ingreso un nivel mínimo de nota e índice académico o un orden de opciones particular, excluyen a la
gran mayoría de aspirantes, algunos con índices suficientes para ingresar. Por último, se presenta
una alternativa exitosa para enfrentar las iniquidades señaladas, la cual se basa en un abordaje múl-
tiple donde destaca la orientación apropiada, suficiente y oportuna del aspirante.
Palabras clave: Universidad, iniquidad, ingreso a la educación superior.

Inequalities in the Enrollment Process


for Higher Education in Venezuela
Abstract
The objective of this paper is to characterize the system ofenrollment for students in state uni-
versities. The results reveal a selection process which discriminates against the poor who come from
public schools and who live in relatively distant and under-developed regions. The cause of these

Recibido: 01-09-21 . Aceptado: 02-01-21

* Profesor Titular de la Universidad Central de Venezuela. Director de la Oficina de Planificación


del Sector Universitario.

36
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

inequalities is the internal university process and not the National Academic Aptitude test (PAA),
which guarantees equality in the selection process. In addition to this problem we add the injustices
found in the permanence and functioning of primary, secondary and professional education for
socially less-favoured segments of the population. While youth from higher economic levels are
represented by four times their percentage in the population, economically poor youth are
represented at 1/40th of their percentage. To this are added the injustices derived from university
administrative decisions, which arbitrarily place minimum grade averages or a hierarchy of options,
which exclude the great majority of youth whose academic records are adequate. Finally we present a
successful alternative to overcome these inequalities which is based on a multiple criteria which
includes an appropriate and sufficient orientation for those desiring to enter the university.
Key words: University, inequality, higher education admission.

1. Introducción sus investigaciones o las de su equipo


para poder actuar. He allí, en el fondo de
En un ensayo anterior, escrito en esta pregunta, la razón de uno de los pro-
1999 pero publicado en 2000 (Fuenma- blemas más frecuentes de nuestros go-
yor, 2000), abordamos en forma breve el bernantes y de las causas más importan-
tema de la importancia, casi diría la abso- tes de sus fracasos. Uno de los requisitos
luta necesidad, de tener un conocimiento previos a una designación gubernamen-
completo de las situaciones existentes, tal o de dirección cualquiera es el conoci-
como única forma de abordarlas y modifi- miento que se tenga del campo que se
carlas en forma positiva y con la menor pretenda dirigir o coordinar. Este conoci-
resistencia posible. Señalábamos que en miento es producto del estudio que mu-
nuestra, hasta ese momento muy corta, chos, entre ellos el recién designado, han
gestión gubernamental habíamos tratado hecho de las situaciones existentes en
de deslastrarnos de prejuicios, de ideas los diferentes campos de acción de go-
preconcebidas y de conceptos apriorísti- bierno o dirección, los cuales deben ser
cos, en el análisis de los distintos proble- conocidos por el gobernante, estudiados
mas y retos que encontramos en la edu- profundamente, de manera de poder co-
cación universitaria. Nos referíamos en menzar su acción positiva y de determi-
ese momento al problema de la admisión nar qué otras investigaciones requiere
estudiantil en las universidades, quizás el para seguir actuando en forma exitosa.
caso que puso a prueba nuestro deseo de En las primeras semanas de nues-
tratar de ser lo más objetivos posibles o el tra gestión de gobierno en la Oficina de
que incluso develó y nos hizo conscientes Planificación del Sector Universitario
de esa necesidad. (OPSU), definimos los lineamientos polí-
Alguien nos podría objetar que ticos de nuestra gestión (Fuenmayor,
cómo entonces un gerente o un gobernan- 2000) basados en los muchos trabajos
te puede iniciar su trabajo una vez nom- realizados por nosotros sobre las univer-
brado, si tiene que esperar el resultado de sidades (Fuenmayor, 1986; 1995) los

37
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

cuales nos dieron un panorama muy cer- den tomarse como argumento para sus-
cano a la realidad existente, las causas tentar ningún tipo de acción, ni llegar a
de los problemas, la magnitud de los mis- ningún diagnóstico posible. De allí que
mos, las resistencias a encontrar, las po- trabajáramos intensamente para tratar de
sibles soluciones y las acciones a tomar. demostrar si realmente la selección de
Este diagnóstico nos permitió iniciar los estudiantes a las universidades públi-
nuestro trabajo y definir nuevos estudios cas era discriminatoria para los estratos
e investigaciones, para mejorar aún más socioeconómicos bajos y para los alum-
nuestro conocimiento de la realidad edu- nos provenientes de colegios públicos.
cativa universitaria y de la educación su- En la revisión que efectuamos no encon-
perior; los resultados de estos estudios, a tramos ningún trabajo que demostrara,
su vez, potenciaron nuestras posibilida- léase bien demostrara, la existencia de
des y dieron paso a investigaciones nue- esas iniquidades.
vas y de mayor precisión, estableciéndo- Luego de nuestros estudios, nos
se un círculo virtuoso que nos dará un parecen absurdas las opiniones que han
mejor y más amplio conocimiento, lo cual colocado la responsabilidad de las iniqui-
obviamente redundará en mejores frutos dades en los resultados de la PAA reali-
para el país. Así, los lineamientos políti- zada por la OPSU. Dos simples cifras ob-
cos que enunciamos y nuestros iniciales tenidas por nosotros (Fuenmayor y Vidal,
diagnósticos sirvieron posteriormente, 2000) niegan de plano esa última afirma-
entre otros insumos, para que el Vicemi- ción. Así, en 1998, por vía de la PAA de
nisterio de Educación Superior definiera OPSU-CNU fue asignado a las universi-
con claridad y certeza las políticas para dades públicas solamente el 13 por cien-
este campo de la acción educativa. to de los aspirantes a ingresar, mientras
que por los mecanismos de admisión in-
2. Iniquidades en el acceso ternos de las universidades ingresó el 87
estudiantil por ciento, lo que inmediatamente lleva a
concluir que la PAA no puede ser respon-
Han sido muchas las cosas que se sable de las supuestas iniquidades que
han dicho con relación al problema de la ocurran durante el proceso del ingreso,
igualdad de oportunidades en el acceso por lo que las bondades o iniquidades de
de los estudiantes a las universidades na- la selección serían responsabilidad úni-
cionales (Fuenmayor y Vidal, 2000). Mu- camente de los mecanismos de admisión
chas también han sido las condenatorias de las universidades.
de la Prueba de Aptitud Académica (PAA) Esta apreciación es corroborada
que se han producido a lo largo del tiem- por el resto de los resultados obtenidos en
po. Ninguna de esas afirmaciones han te- el trabajo antes mencionado (Fuenmayor
nido realmente un respaldo científico o y Vidal, 2000) los cuales claramente de-
documental que las sustente. Son muy muestran que en el año 1984, cuando los
comunes en estos casos el “yo creo”, “me aspirantes eran seleccionados en un 75
parece”, “opino”, “me han informado”, ex- por ciento por PAA y sólo en un 25 por
presiones que académicamente no pue- ciento a través de los mecanismos inter-

38
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

nos de las universidades, no existía nin- ajenos a los que supuestamente debe-
guna discriminación o interferencia en la rían determinar el proceso si estuviéra-
selección que fuera originada por la ex- mos en presencia de una escogencia
tracción socioeconómica de los aspiran- con equidad. Serían la aptitud, la inteli-
tes, ni por su proveniencia de colegios pú- gencia, la motivación y el conocimiento,
blicos o privados, ni por su procedencia los factores deseados a concurrir en
geográfica, como claramente se demues- toda selección equitativa, que dé igual-
tra en las cifras presentadas en la Tabla1. dad de oportunidades a todos los aspi-
La tabla demuestra también que rantes. Las tres iniquidades demostra-
en el año 1998 la selección de aspirantes das se desarrollaron en el período
a ingresar a las universidades públicas 1984-1998, período en el cual la selec-
estuvo influida en forma determinante ción estudiantil pasó de depender de la
por la extracción socioeconómica, por el escogencia vía PAA a depender de los
tipo de plantel público o privado de pro- mecanismos y procedimientos internos
veniencia y por la zona geográfica de de las instituciones universitarias, como
procedencia de los aspirantes, factores ya se señaló y debo seguir enfatizando.

Tabla 1
Aspirantes a ingresar a las Universidades Nacionales en Venezuela
Porcentaje de demanda satisfecha

Categoría de Análisis % 1984 % 1998


Nivel socioeconómico alto 55,0 99,9
Nivel socioeconómico medio alto 57,4 81,1
Nivel
Nivel socioeconómico medio bajo 62,2 48,0
Socioeconómico
Nivel socioeconómico bajo 66,8 27,0
Nivel socioeconómico muy pobre 70,9 19,7
Proveniente de colegio público 63,7 37,9
Liceo o Colegio
Proveniente de colegio privado 58,2 67,8
Procedente del Dto. Capital 49,3 44,4
Procedente del estado Miranda 57,0 59,7

Procedencia Procedente del estado Apure 72,1 10,4


Regional Procedente del estado Amazonas 68,0 12,1
Procedente del estado Delta Amacuro 64,5 9,0
Procedente del estado Barinas 81,1 18,1
Totales:
1984: 87.343 aspirantes, 54.166 asignados. Demanda nacional satisfecha: 62,0%
1998: 135.764 aspirantes, 70.348 asignados. Demanda nacional satisfecha: 51,8%
Modificado de Fuenmayor y Vidal (2000)

39
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

En trabajo continuación del señala- cas alejadas, deshabitadas y con déficit


do (Fuenmayor y Vidal, 2000) profundiza- de los servicios fundamentales.
mos en el estudio del proceso nacional de
admisión y comparamos la influencia del 3. Iniquidades en la demanda
nivel socioeconómico y del tipo de plantel de aspirantes a la educación
de proveniencia de los aspirantes en la se- superior
lección efectuada por la PAA y la realizada
por las universidades, a través de sus Además de las iniquidades demos-
pruebas y mecanismos internos. Los re- tradas por nosotros en la selección de as-
sultados se pueden apreciar en la Tabla 2 pirantes a las universidades nacionales,
y nuevamente hacen salir airosa a la PAA, la cual constituye sólo una parte del pro-
la cual ni en 1984, cuando seleccionaba la ceso del acceso a la educación universi-
mayoría de los aspirantes, ni en 1998, taria, pareciera existir una iniquidad de
cuando seleccionó sólo un porcentaje muy grado mayor, menos controlable por las
pequeño de éstos, permitió la influencia de instituciones universitarias y sería la que
factores extraños al proceso y garantizó la se produce a todo lo largo del proceso
equidad en la selección. Los mecanismos educativo, el cual excluye a los sectores
internos de las universidades, que inclu- sociales menos favorecidos, lo que deter-
yen exámenes, cursos, convenios y otros, minaría una menor demanda de los estu-
aparecen claramente como responsables dios superiores por parte de éstos. Dicho
de una selección inequitativa, en detri- en términos menos académicos, se gra-
mento de los estratos sociales bajos, de dúan menos bachilleres de los grupos po-
quienes provienen de colegios públicos y blacionales más pobres y de aquéllos que
de quienes proceden de zonas geográfi- logran obtener el título de bachiller posi-

Tabla 2
Aspirantes a ingresar a las Universidades Nacionales en Venezuela
Porcentaje de demanda satisfecha considerando PAA y Mecanismos
Internos Universitarios
% PAA 84 % PAA 98 % EIU.84 %EIU.98
Alto 38,5 3,6 16,4 96,3
Medio alto 43,4 5,8 14,0 75,4
Nivel
Medio bajo 47,0 5,9 15,1 42,1
Socioeconómico
Bajo 50,5 6,1 16,3 20,9
Muy pobre 53,9 6,9 17,1 12,8
Liceo o Col. Público 49,7 5,2 14,0 32,7
Colegio de Col. Privado 39,9 4,5 18,4 63,4
Procedencia
PAA: Prueba de Actitud Académica EIT: Evaluación Interna Universitaria
Modificado de Fuenmayor y Vidal, 2001.

40
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

blemente sólo una proporción se transfor- comparamos con la distribución socioe-


me en verdaderos aspirantes a los estu- conómica de la población venezolana
dios universitarios. Hay aquí dos circuns- clasificada en la misma forma (Méndez
tancias que deberían ser estudiadas: la Castellano, 1998).
distribución por nivel socioeconómico de La tabla 3 demuestra una total diso-
los bachilleres graduados por año y la de ciación entre el porcentaje de aspirantes
los aspirantes a estudiar en la educación por nivel socioeconómico y las corres-
superior. Por el momento nos ocupare- pondientes distribuciones porcentuales
mos de este último grupo, pues del mis- de los mismos grupos en la población ge-
mo tenemos datos confiables y disponi- neral. Los sectores más numerosos en el
bles de inmediato. país, que son los más pobres (41,8% del
Trabajaremos, entonces, con los total) se ven discriminados en su aspira-
datos del proceso nacional de admisión ción a la educación superior, como se
correspondiente al período 2001-2002 desprende de que su proporción entre los
(OPSU, 2001a y 2001b). En el mismo aspirantes se reduce 40 veces (1,4% del
hubo un total de 203.097 nuevos aspiran- total) bien porque no están alcanzando a
tes, quienes eran cursantes del 2° año del cumplir los requisitos para ser bachilleres
ciclo diversificado, y un adicional de o porque aún graduándose desestiman la
136.813 bachilleres, los cuales incluyen posibilidad de continuar sus estudios, al
un grupo de 40.698 estudiantes, quienes no tener posibilidades de mantenerse o
participaron con los resultados obtenidos para incorporarse en el mercado de tra-
en procesos anteriores. De este universo, bajo. En cambio, los grupos sociales pri-
en la Tabla 3 presentamos la distribución vilegiados alcanzan proporciones de as-
porcentual de los aspirantes clasificados pirantes (4,4% del total) ampliamente su-
por su extracción socioeconómica y los periores a la representación que tienen

Tabla 3
Clasificación por nivel socio-económico en porcentajes de aspirantes
a ingresar a las Universidades Nacionales y de la Población Nacional
Período de Administración 2001-2002

Nivel socioeconómico % Aspirantes % Población nacional *


Alto 4,4 1,1
Medio alto 26,9 6,4
Medio bajo 42,9 11,0
Bajo 24,4 39,8
Muy pobre 1,4 41,8
254.475 23.242.435
TOTAL 100 100
Fuente: OPSU, Reporte técnico demanda proceso 2001, Mimeografiado (7).
Cálculos propios.
* Méndez Castellanos, (1998)

41
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

en la población general del país (1,1% del ción hacia intentar siquiera el ingreso a
total). las instituciones universitarias.
Otros aspectos del perfil de los as-
pirantes pueden ayudarnos a compren- 4. Iniquidad producida por
der mejor la situación. No es sorprenden- decisiones perversas
te el predominio del sexo femenino
(59,4%), de la soltería (96,9%), de los no Los resultados del proceso de ad-
trabajadores (83,9%) y de los menores de misión llevados adelante por la OPSU se
18 años (57,4%). La inmensa mayoría ven normalmente influidos por la imposi-
proviene del sistema regular de estudios ción de criterios informales, muchas ve-
(89,1%) en el turno diurno (93,7%) y del ces arbitrarios, de asignación de cupos
ciclo diversificado de ciencias (76,7%). por parte de las universidades, las cuales
He aquí una iniquidad que sólo en la práctica anulan o distorsionan en
puede ser enfrentada en forma efectiva grado considerable la vigencia y efectivi-
por la nación como un todo. Solamente dad de los criterios formales de admisión,
reduciendo en forma importante las cifras que tienen en el valor del índice académi-
de pobreza y terminando con la exclusión co la base de la selección y asignación
escolar, esta injusticia socioeducativa se por OPSU-CNU. Entre estos criterios se
reducirá en forma importante. Por su- encuentran el establecimiento de un pro-
puesto que existen medidas indirectas medio mínimo de notas o de índice aca-
para tratar de aliviar o reducir la magnitud démico para garantizar la asignación y el
del problema, las cuales incluso pueden requerimiento de haber colocado en pri-
ser tomadas desde las universidades. mera opción la carrera a la que se aspira
Instrumentar un programa nacional de (OPSU, 2001c).
orientación profesional, lo suficientemen- Tales condiciones adicionales re-
te extenso y prolongado como para lograr ducen las posibilidades de asignación de
el convencimiento de los muy pobres con cupos por parte de la OPSU y transfor-
relación a que pueden ser exitosos si man en letra muerta la decisión del CNU
efectúan una selección de carreras ade- de 1994 de exigir a las universidades un
cuada; otorgar becas a los aspirantes in- 30% de sus plazas de nuevo ingreso,
mediatamente que son seleccionados, para ser asignadas por PAA con criterios
informar a los estudiantes de la educa- OPSU-CNU. Pero incluso más importan-
ción básica sobre la existencia de progra- te que esto, reducen el campo de posibili-
mas de auxilio socioeconómico a los as- dades de los aspirantes a ingresar a la
pirantes de bajos recursos admitidos, educación universitaria, pues se puede
programas que mejoren la prosecución poseer un índice académico suficiente y
de los estudiantes en las universidades y no ingresar porque las opciones del aspi-
eliminar la actual discriminación en los rante fueron reducidas arbitrariamente a
procedimientos de selección, cuya pre- una y no a las tres que debe llenar al mo-
sencia, notada por los aspirantes y la po- mento de su inscripción. Estudiantes con
blación en general, crea desesperanza y índices suficientes dejan de ingresar,
resentimiento social y con ello desmotiva- mientras que otros con menores califica-

42
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

ciones ingresan, dejando en el ambiente mitidas por la normativa vigente, pero se


la posibilidad de una administración tur- consideran un “dolor de cabeza” para la
bia y prejuiciada del proceso. administración académica, que tampoco
Por otra parte, los criterios exigidos las ha tratado con la profundidad que es-
por las universidades no parecen produc- tos casos requieren.
to de ningún tipo de estudio, ni sus impul- Para simplemente dar una idea de
sores parecieran tener conciencia de la lo que significa imponer un índice acadé-
grave exclusión que producen y de sus mico mínimo, sin ningún estudio científi-
efectos negativos. Estas medidas son de- co, con el propósito de condicionar el in-
cididas y manejadas como si se tratara de greso estudiantil a una carrera particular,
medidas de índole administrativa, sin criterio usualmente exigido por las univer-
consecuencias académicas que conside- sidades en el momento de la asignación
rar y analizar. Las motivaciones para su de las plazas a ser llenadas por la OPSU.
aprobación tampoco han tenido a la aca- En la Tabla 4, se presentan los datos al
demia como fuente de preocupación. Se reciente proceso nacional de admisión
ha tratado realmente de enfrentar situa- para el período 2001-2002. En los mis-
ciones administrativas provenientes de mos se puede ver perfectamente que
los estudiantes, pero administrativas al poco más del 80 por ciento de los aspiran-
fin y al cabo. Entre éstas la más importan- tes tienen índices académicos de 55 o
te es la disminución de las solicitudes de menos, cifras consideradas bajas para el
cambios de carrera, las cuales están per- ingreso a prácticamente cualquier carre-

Tabla 4
Aspirantes a ingresar en la Universidades Nacionales
de Venezuela según sus índices académicos
Proceso nacional de admisión 2001-2002
Índice académico Porcentaje Porcentaje Acumulado
<40 – 40 7,60 7,60
>40 – 45 27,52 35,13
>45 – 50 27,59 62,72
>50 – 55 17,55 80,27
>55 – 60 9,78 90,05
>60 –65 5,42 95,47
>65 –70 2,84 98,31
>70 –75 1,27 99,57
>75 – 80 0,38 99,95
>80 0,05 100,00
Total de aspirantes: 273.208
Datos de la OPSU (2001d), cálculos de Rodolfo Magallanes (2001a).

43
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

ra universitaria; por debajo de 60 de índi- ya que se trata de una población de esca-


ce académico está más del 90 por ciento sos recursos que está imposibilitada de fi-
de la población aspirante. nanciar el viaje de sus posibles aspiran-
Por lo tanto, cuando una facultad, tes a la ciudad de Guiria, para la inscrip-
programa, dependencia o universidad, ción en el proceso nacional de admisión,
escoge arbitrariamente el índice acadé- ni tampoco para pagar el arancel de ins-
mico de 70, por ejemplo, como límite mí- cripción en el proceso. ¿Un caso particu-
nimo para el ingreso de los asignados vía lar? No, en absoluto. Un caso general que
OPSU-CNU, límite muy común en las de- se repite frecuentemente en regiones de
cisiones de las universidades, está exclu- la provincia muy alejadas y olvidadas,
yendo de la posibilidad de competir a más donde no llega muchas veces ni siquiera
del 98 por ciento de los aspirantes. Si a la información necesaria que permita co-
esta exigencia se añade que los aspiran- nocer la existencia de los distintos proce-
tes a ser considerados deben tener en sos de selección asumidos desde hace
primera opción la carrera solicitada y ade- ya varios años por las instituciones uni-
más poseer un promedio de notas del ba- versitarias, a través de mecanismos inter-
chillerato determinado, probablemente la nos diseñados y decididos por esos esta-
exclusión alcanzará al 100 por ciento de blecimientos.
los aspirantes. Asegurar la participación de los ba-
A lo anterior se suma que la institu- chilleres de Macuro en la realización de la
ción en cuestión está reduciendo sus cu- PAA no era en sí el aspecto importante a
pos o está reservándose plazas de nue- resolver del problema. Era sí el más fácil y
vos ingresos, para luego llenarlas con cri- rápido: bastaba realizar la prueba en Ma-
terios desconocidos por el CNU-OPSU y curo y exonerar del pago a los aspirantes.
por los propios aspirantes, a veces inclu- Esto, sin embargo, estaba muy lejos de
so desconocidos por la misma institución resolver el problema de la exclusión,
universitaria. pues las posibilidades de asignación eran
mínimas y de producirse no significaban
5. Proyecto Macuro que los estudios pudieran ser asumidos
por los asignados, ya que tendrían que
En los años 2000 y 2001, dos pro- realizarse en sitios lejanos: Carúpano,
mociones de bachilleres habrán finaliza- Cumaná, Tucupita o Caripito. Se decidió
do sus estudios en el pequeño pueblo de entonces, dentro del Proyecto “Alma Ma-
Macuro del Municipio Valdez, Península ter” para el Mejoramiento de la Calidad y
de Paria, estado Sucre. La conquista que Equidad de la Educación Universitaria en
significó para la población de Macuro po- Venezuela (2001a), diseñado, dirigido y
der realizar todos sus estudios obligato- coordinado por la OPSU, realizar un pro-
rios en su lugar de residencia no se exten- grama piloto del componente de equidad
dió, sin embargo, a garantizarle el dere- que llamamos “Proyecto Macuro para
cho a sus bachilleres a poder aspirar a erradicar la exclusión de los estudiantes
realizar estudios de nivel universitario. La del Municipio Valdez”, en el que hemos
limitación que apareció fue económica, incorporado a los bachilleres aspirantes,

44
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

a la Alcaldía del Municipio Valdez, a las ban trasladarse. Los asignados recibirán
instituciones universitarias de la región, a un curso introductorio, realizado en su
la Gobernación del Estado, al sector pro- zona, que tiene el propósito de lograr la
ductivo de Paria y a organismos fundacio- nivelación de conocimientos requerida
nales y de otra naturaleza, cuyas activi- para su mejor desempeño estudiantil en
dades tienen relación con la formación las carreras asumidas. Las instituciones
del talento humano. universitarias realizarán con estos estu-
Las acciones del Proyecto están di- diantes actividades particulares que ga-
rigidas a los bachilleres del Municipio Val- ranticen su prosecución, supervisarán su
dez y no sólo a los de Macuro y han inclui- desempeño e informarán los resultados
do hasta ahora: entrenamiento de los as- que se obtengan.
pirantes en razonamiento verbal y mate- Los primeros resultados del Pro-
mático previo a la realización de la PAA, yecto Macuro fueron los atinentes al de-
medición del desempeño de los mismos sempeño de los aspirantes en las diferen-
en pruebas experimentales efectuadas y tes pruebas de aptitud que se les realiza-
en la propia PAA, estudio de la oferta de ron con relación al entrenamiento recibi-
trabajo en la región y de los planes posi- do (Tabla 5).
bles de desarrollo y actividades de orien- Los resultados obtenidos apuntan
tación profesional en función de los resul- en el sentido de la obtención de un mejor
tados de la prueba y el estudio de merca- desempeño después del entrenamiento
do antes mencionado. A los bachilleres recibido en razonamiento verbal y habili-
que resulten exitosos en su aspiración y dad numérica, con resultados más claros
sean asignados se les proporcionará una y contundentes en la prueba de razona-
beca suficiente para su total manutención miento verbal. En Macuro, donde ningún
durante su carrera en la ciudad donde de- estudiante había siquiera aspirado a in-

Tabla 5
Resultados del Proceso de Evaluación
Aspirantes a ingresar a Universidades Nacionales
Proyecto Macuro- Estado Sucre/Venezuela 2001
Razonamiento Verbal Habilidad Numérica
Momento de la Evaluación Puntuación Desviación Puntuación Desviación
Promedio Típica Promedio Típica
Antes del curso de entrenamiento 33,128 + 0,889 39,737 + 0,855
Después del curso de entrenamiento 37,670 +1,307* 40,194 +0,944
Prueba de Actitud Académica 39,663 +1,087** 44,684 + 0,598***
* p<0,0001 vs puntuación antes del entrenamiento
** p<0,0001 vs puntuaciones antes del entrenamiento
*** p<0,001 vs puntuaciones antes y después del entrenamiento
Número de casos: 38
Fuentes: Elaboración propia.

45
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

gresar a las instituciones de educación Del total de los seleccionados, 23 lo


superior en los últimos dos años, se logró fueron en las universidades oficiales,
que 55 jóvenes de un universo discreta- pero el análisis de esta cifra debe tomar
mente superior a 60 se inscribieran en el en consideración que los jóvenes fueron
proceso nacional de admisión y presenta- orientados, como parte del Proyecto, ha-
ran la PAA. De estos aspirantes, 30 fue- cia la escogencia de carreras cortas en
ron seleccionados por la vía CNU-OPSU, los tecnológicos de la región. Nuevamen-
lo que representa una demanda satisfe- te, más de la mitad de los escogidos para
cha de 54,5 por ciento, similar a la exis- las universidades (52,2%) pertenecían a
tente en el área metropolitana para las clases sociales bajas.
universidades y muy superior a la exis- Estos datos y los que se obtengan
tente en Apure, Delta Amacuro y Amazo- de la continuación del Proyecto Macuro
nas. serán de inapreciable ayuda en el desarro-
En el municipio Valdez en su con- llo posterior del Proyecto de Mejoramiento
junto fueron seleccionados, para su in- de la Calidad y Equidad de la Educación
greso en instituciones educativas supe- Universitaria y, en definitiva, en la com-
riores, 157 estudiantes de un total de 326 prensión cada vez mayor de cómo funcio-
aspirantes, lo que nos da una demanda nan los conceptos de calidad y equidad al
satisfecha en el municipio de 48,2 por interior del sistema educativo superior.
ciento, muy superior a la del año pasado
cuando ingresaron sólo 4 jóvenes de más 6. Conclusiones
de 300 aspirantes. De los seleccionados,
80,9 por ciento pertenece a los niveles Como puede verse abordar el tema
socioeconómicos medio bajo, bajo y muy de la equidad en el acceso a la educación
pobre y sólo 19,1 por ciento es de niveles superior constituye un reto que entraña
medio alto y alto. Como las condiciones una gran dificultad y complejidad, pues el
de competencia entre todos los aspiran- mismo está influido por diversos y compli-
tes fueron similares, queda claro que, una cados factores, cuya existencia se extien-
vez eliminadas las causas que mante- de mucho más allá del sistema de educa-
nían la exclusión o un elevado grado de ción superior, hasta involucrar causas so-
iniquidad en el ingreso a la educación su- ciales insertadas dentro de la grave crisis
perior, no hubo ninguna interferencia del que vive la sociedad venezolana desde
origen socioeconómico de los aspirantes hace por lo menos dos décadas.
en la escogencia de los mismos, por lo Las universidades pueden y deben
que la selección se efectuó en condicio- enfrentar el problema tomando en consi-
nes de equidad. Este resultado contradi- deración sus múltiples aspectos, pero po-
ce la creencia que los aspirantes de nive- niendo el énfasis en aquellas áreas que
les socioeconómicos elevados son más les son asequibles, es decir que están a
exitosos en el proceso de selección, por su alcance, y en aquellas otras que cons-
haber por haber sido mejor formados en tituyen su responsabilidad. No hay duda
sus estudios previos. que los procedimientos de selección se

46
________________________ Revista Venezolana de Gerencia, Año 7, No. 17, 2002

encuentran dentro de estos últimos. In- dades académicas que compensen las
vestigar y trabajar para hacer de la selec- deficiencias de un bachillerato en crisis y,
ción un problema de índole académica lo más importante, el convencimiento de
sería el primer paso a cumplir, lo cual sig- las universidades de que el rendimiento
nificaría un avance notable pues demos- estudiantil es un reto que ellas deben
traría una toma de conciencia por parte asumir como suyo, para así comenzar a
de las instituciones del sector sobre la im- controlar los múltiples factores que inci-
portancia del mismo con relación a la cali- den negativamente en el éxito estudiantil.
dad de la educación que desarrollan. Sólo con un enfoque de análisis y
De nada serviría trabajar para ga- de acción de este tipo podremos garanti-
rantizar la equidad en el acceso si no la zar la equidad como está planteada en la
complementamos con el logro de la equi- nueva Constitución Nacional.
dad en la prosecución. Este binomio es
inseparable si se quieren resultados posi- Bibliografía Citada
tivos, aunque su tratamiento pueda efec-
tuarse por separado, con diferentes méto- Consejo Nacional de Universidades (CNU)
(2001). Resoluciones y recomenda-
dos, con actividades distintas, con diferen-
ciones tomadas en sesión ordina-
tes actores, pero con un único objetivo: ga-
ria N° 11, acta 289, resolución N° 13,
rantizar que el éxito en los estudios univer- 28-10-1994, Caracas. En: CNU, “Re-
sitarios no se encuentre determinado por soluciones 94”, pp 101, Editorial Me-
factores diferentes de las aptitudes, la in- trópolis, C.A., abril, Caracas.
teligencia, la vocación y la preparación Fuenmayor Toro, Luis (1986). “Hacia la defini-
previa o que, por lo menos, esos factores ción de una política universitaria ”,
ajenos a la esencia de los procesos sean Gaceta apucv/ipp, año 7, N° 47,
minimizados tanto como se pueda. pp 1-2, junio, Caracas.
Instrumentar un programa nacio- Fuenmayor Toro, Luis (1995). “La universi-
dad venezolana en los últimos cin-
nal de orientación profesional nos ayu-
cuenta años ”, en Luis Fuenmayor
daría enormemente a dirigir la demanda
Toro, “Universidad, Poder y Cambio”,
en función, por una parte, de un mejor de- FUNDAPRIU, FAPUV y Secretaría de
sempeño en los estudios por parte de los la UCV, editores, pp 19-36, abril, Ca-
seleccionados y, por la otra, garantizaría racas.
una mayor pertinencia de la oferta acadé- Fuenmayor Toro, Luis (2000). “ Hacia la exce-
mica y contribuiría a reducir la insuficiencia lencia académica universitaria” en:
de plazas de nuevo ingreso en el sistema. “Política, proyectos y gestión educati-
Becas suficientes, bibliotecas dota- va”, Oficina de Planificación del Sec-
tor Universitario, Ministerio de Educa-
das, instalación de salas de computación
ción, Cultura y Deportes, editora, pp
para los estudiantes, donde los de bajos 19-34, septiembre, Caracas.
recursos puedan manejar una computa-
Fuenmayor Toro, Luis y Vidal, Yasmila Yamile
dora como lo hacen quienes tienen el (2000). “La admisión estudiantil a
equipo en su hogar; residencias estudian- las universidades públicas venezo-
tiles acreditadas y a precios justos, activi- lanas: aparición de iniquidades ”,

47
Inquietudes en el ingreso a la educación superior
Fuenmayor Toro, Luis ________________________________________________

Revista de Pedagogía, Escuela de Oficina de Planificación del Sector Universita-


Educación, Universidad Central de rio (OPSU) (2001a). “Proyecto Alma
Venezuela, 21(62): pp 273 – 291, Ca- Mater para el Mejoramiento de la Cali-
racas. dad y la Equidad en la Educación Uni-
Fuenmayor Toro, Luis y Vidal, Yasmila Yamile versitaria en Venezuela”, Cuadernos
(2001). “La admisión estudiantil a OPSU, N° 1, 44 P, octubre, Caracas.
las universidades públicas venezo- Oficina de Planificación del Sector Universita-
lanas: causas de las iniquidades”, rio (OPSU) (2001b). Reporte técnico
Revista de Pedagogía, Escuela de proceso nacional de admisión
Educación, Universidad Central de 2001-2002, junio, Mimeografiado.
Venezuela, Caracas. En prensa. Oficina de Planificación del Sector Universitario
Méndez Castellanos, Hernán (1998). Funda- (OPSU) (2001c). “Oportunidades de
ción Centro de Estudios sobre Creci- Estudio en las Instituciones de Educa-
miento y Desarrollo (FUNDACREDE- ción Superior 2002”, 480 P, Caracas.
SA), Ministerio de la Secretaría de la
Presidencia de la República, Cara-
cas.

48