Está en la página 1de 2

La Luna

La luna de la Tierra, el único lugar más allá de la Tierra que ha pisado el hombre, es la
quinta luna más grande del sistema solar y el objeto más brillante y más grande de nuestro
cielo nocturno.

Estas primeras pinceladas sobre la Luna es posible que ya las conocieras, al igual que el
hecho de que cause también mareas, por ejemplo, que han creado una guía que ha servido a
los humanos durante miles de años.

El hecho de que se denomine simplemente Luna, a pesar de que sabemos que existen
muchísimas más, es precisamente porque cuando se descubrió en el cielo, se desconocía el
hecho de que existían otras lunas. No fue hasta 1610 cuando el conocido astrónomo
italiano Galileo Galilei observó cuatro lunas en órbita alrededor de Júpiter, cuando nos
dimos cuenta de ese detalle. Sea como fuere, nuestra Luna sigue representando el único
satélite natural que posee nuestro planeta azul.

Datos de interés sobre la Luna:

Se encuentra a una distancia media desde la Tierra de 238,855 | 384,400 kilómetros

Su período de rotación y órbita: 27.32 días terrestres

Radio Ecuatorial: 1.737.5 kilómetros

Masa en kilogramos: 7.35 x 10^22 (0.0123 de la Tierra)

Gravedad: 0.166 de la Tierra (Si pesas 45 kilogramos en la Tierra, pesas 7.5 kilogramos en
la Luna)

Respecto a su tamaño, la Luna es 400 veces más pequeña que el Sol; sin embargo, está 400
veces más cerca de la Tierra, de ahí que el tamaño aparente de ambos cuerpos vistos desde
la Tierra sea prácticamente el mismo.
Entre otras cosas, el cambio de la posición de la Luna con respecto del Sol da lugar a las
fases de la Luna. Cuando la Luna se encuentra entre la Tierra y el Sol, no podemos ver la
Luna, de ahí que a esta fase se denomine Luna Nueva. Cuando la Tierra está entre el Sol y
la Luna, la parte de la Luna más cercana a la Tierra es la mitad iluminada, de ahí que
denominemos a esta fase Luna Llena. Por último, cuando la Luna está en posiciones
intermedias, vemos únicamente un cuarto de la Luna, de ahí que extraigamos la fase de
cuarto creciente o menguante, dependiendo si la parte iluminada visible desde la Tierra
tiende a crecer o a menguar.