Está en la página 1de 177

© Johan Hellsten

© Editorial La casa del ajedrez


Calle San Marcos, 41
Teléfono 91 521 2008 - Fax 91 531 3880
Madrid - 28004
Email: info@lacasadelajedrez.com
Dirección Internet: http://www.lacasadelajedrez.com

Título original: Mastering opening strategy. E ve rym an Chess, 2012

Dirección editorial: Andrés Tijman Marcus


Consejero editorial: Daniel Elguezabal Varela
Traducción: Antonio Gude
Corrección: Gabriel Rojo Huerta
Diseño de portada: Claudia Tijman

1.5.B.N. Obra completa: 978-84-92517-48-0


I.S.B.N. Volumen 2: 978-84-92517-50-3
Depósito Legal: M-34778-2013

Impresión: Impresos y Revistas SA


Impreso en España - Printed in Spain

«Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta


obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la
ley. Dirijase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o
escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47)»
Sumario

Bibliografia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6

4. La lucha por el centro


Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Centro de peones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Una pieza controla el centro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
Centro controlado a distancia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
Rupturas de peones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
Avances de flanco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53
El papel del centro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
Ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
Soluciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 87

S. Restricción

Introducción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1 3
Restricción en el enroque . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 13
Restricción de piezas concretas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 23
Otros métodos de restricción. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 30
Restricción de planes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 36
Ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 4 1
Soluciones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 53

6. Unas palabras sobre la preparación de aperturas

Elaboración de un repertorio de aperturas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 66


Planes, esquemas, directrices y órdenes de jugadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 69
Mantenimiento del repertorio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171
Preparación contra oponentes específicos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 72

Índice de jugadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 73
Índice de aperturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 74
Bibliografía

Libros

Aagaard, J., Excelling at Chess (Everyman Chess, 200 1 )


Aagaard, J., Excelling at Positional Chess (Everyman Chess, 2003)
Adams, M. y Adams, B., Chess in the Fast Lane (Cadogan, 1 996)
Agrest, E. y Hall, J., 90 Schacklektioner (Sveriges Schackfürbund, 2002)
Anand, V. My Best Games of Chess (Gambit, 1 998)
Bartashnikov, A., Chess Strategy Course (ChessBase, 1 999)
Bronstein, D., Mezhdunarodny Turnir Grossmeisterov (Fitzkultura i Sport, 1 960)
Dvoretsky, M., Shkola Vyshego Masterstva 1-4 (Folio, 1 998)
Dvoretsky, M. y Yusupov, A., Opening Preparation (Batsford, 1 994)
Dvoretsky, M. y Yusupov, A., Trainingfor the Tournament Player (Batsford, 1 993)
Dydyshko, V., Logika Sovremennyh Shahmat (Polymia, 1 989)
Estrin, Y., Tratado de ajedrez superior (Martínez Roca, 1 98 1 )
Euwe, M . y Kramer, H., Th e Middlegame (Hays, 200 1 )
Fischer, R . J., Mis 60 partidas memorables (Fundamentos/Aguilera)
Geller, E. y Damsky, E., Grossmeister Geller (Fiztcultura i Sport, 1 976)
Gligoric, S., Yo juego contra las piezas (Tutor)
Grahn, L. y Westberg, J., Stormiistare (Bonniers, 1 979)
Hall, J., Triina schack med Jesper Hall (Natur & Kultur, 200 1 )
Hellsten, J., Descubriendo los conceptos en ajedrez (Esfera Editorial, 2007)
Hellsten, J., Play the Sicilian Kan (Everyman Chess, 2008)
Hellsten, J., Mastering Chess Strategy (Everyman Chess, 20 1 0)
Hillarp Persson, T., Tiger's Modern (Quality Chess 2005)
Karpov, A., Mis mejores partidas (Paidotribo, 2000)
Larsen, B., Testa din spelstyrka (Prisma, 1 977)
Johansson, G., Schachgeniet Anatolij Karpov (Prisma, 1 976)
Marin, M., Learnfrom the Legends (Quality Chess, 2004)
Neishtadt, l., Winning Quickly with Black (Cadogan, 1 996)
Neishtadt, l., Winning Quickly with White (Cadogan, 1 996)
Nesis, G., Tactical Chess Exchanges (Batsford, 1 99 1 )
Pozharsky, V., Sovremenniy hahmatniy Samouchitel Tom 2 ( 1 999)
Romanovsky, P., Chess Middlegame Planning (ACP, 1 990)
Shereshevsky, M., Endgame Strategy (Pergamon, 1 985)
Suba, M., Dynamic Chess Strategy (Pergamon, 1 99 1 )
Suetin, A., Middlegame Laboratory (Chess Digest, 1 974)
Suetin, A., Schachtraining (Sportverlag, Berlin, 1 988)
Taimanov, M., Gewinnen mit Sizilianisch (Sportverlag, Berlín, 1 989)
Tal, M., The Lije and Games ofMikhail Tal (Cadogan, 1 997)

4 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Watson, J., Los secretos de la estrategia moderna en ajedrez (Gambit, 2002)
Yermolinsky, A., El camino hacia el progreso en ajedrez (Gambit, 2002)
Yusupov, A., Build Up Your Chess 1: The Fundamentals (Quality Chess, 2008)
Zlotnik, B., Chess Knowledge. Training Mastery (Danko Bolean, 200 1 )

Revistas

Informator 1 - 1 1 O
ChessBase MegaBase 20 1 1
Tidskrift fór Schack 2004-08
The Week in Chess 1 -860
Chess Today 1-4050

Páginas web

www .chessbase.com
www . larsgrahn.blogspot.com

BIBLIOGRAFÍA 5
Introducción

En la literatura ajedrecística hay un gran número de publicaciones dedicadas a distintas aperturas,


No hay que decir que cada apertura, sistema o variante tiene sus características específicas, pero
pese a ello existen algunos conceptos generales aplicables a la mayoría de las posiciones de aper­
tura. ¿Cuáles son estos conceptos? Extraigamos algunas citas del libro de Artur Yusupov Build
Up Your Chess l. The Fundamentals (Mejore su ajedrez l . Los fundamentos):

• "El primer principio del juego en la apertura es un rápido desarrollo de todas las piezas".
• "El segundo principio del juego en la apertura es luchar por el centro".
• "El tercer principio del juego en la apertura es luchar contra las ideas del oponente, a fin
de dificultar su desarrollo e impedir que controle el centro".

Por otra parte, en su libro anterior Opening Preparation (Preparación de aperturas), escrito en
colaboración con Mark Dvoretsky, Yusupov bosqueja también algunas reglas sencillas sobre el
juego en la apertura, como "no juegue dos veces la misma pieza" o "no salga prematuramente
con la dama", etcétera, a menos que exista una importante justificación.
El presente trabajo está estructurado en tomo a estos principios y reglas, de la siguiente forma:

Volumen 1
• El primer capítulo investiga el papel del desarrollo en la apertura.
• El segundo capítulo se ocupa de algunas acciones dudosas típicas en la primera fase,
como tempranas capturas de peones, pieza que se mueve por segunda vez, etcétera.

Volumen 2
• En el primer capítulo se estudian algunas formas de luchar por el centro, así como la
importancia del mismo en el juego.
• El capítulo segundo, por último, está dedicado al concepto de restricción en sus dis­
tintas formas.

¿Cuál es el propósito de estudiar estos conceptos, cuando ya existen libros y publicaciones


electrónicas con abundante información específica? Por un lado, nos resultará más fácil captar el
contenido de la teoría de aperturas existente, si tenemos una comprensión básica de los conceptos
generales que subrayan el juego en la apertura. Por otro lado, en cada partida podemos salir del
territorio de nuestro repertorio de aperturas y, en un momento dado, puede sorprendemos una
jugada "nueva" de nuestro oponente, o simplemente olvidarnos de algo o confundir ideas. En
todos estos casos, el conocimiento de la estrategia de aperturas nos ayudará a orientamos en las
posiciones nuevas o desconocidas que puedan llegar a producirse.
En términos de estilo y formato, este libro es similar a mi anterior Mastering Chess Strategy
(Estrategias esenciales, La Casa del ajedrez, 20 14). No he tratado de cubrir las complejidades de
cada partida con extensas variantes analíticas, al modo del Informator, a pesar de que el lector

6 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
puede descubrirlas gracias a los programas de las bases de datos y módulos de análisis. Por el
contrario, he tratado de enfatizar en el texto explicativo, combinándolo con algunas variantes y
evaluaciones clave. El espacio que de esa forma se ahorra me ha permitido incluir un número
mayor de partidas, que se añaden así a la variedad de temas, estructuras y líneas que en la obra
aparecen.
En cada partida he dedicado algunas palabras a la línea de juego concreta, además de una rápi­
da referencia a otras opciones o líneas principales. Esto puede servir al estudiante como un pri­
mer paso hacia una investigación más detenida, si hay algo que le ofrece especial interés.
Algunas aperturas, como la Siciliana aparecen en este libro con más frecuencia que otras como,
por ejemplo, la Escocesa. Esto puede parecer poco orgánico, pero, después de todo, el objetivo de
la obra es cubrir los conceptos generales a que me he referido, con independencia de la apertura
que pueda plantearse en la partida.
Al final de cada capítulo se incluye una sección con ejercicios, en los que el lector deberá
tratar de descubrir la mejor continuación, normalmente de entre una y tres jugadas, a veces tam­
bién un pequeño plan. Considero que el tiempo que se requiere para resolver cada ejercicio oscila
entre 3 y 1 5 minutos, según lo dificil que el ejercicio sea (están dispuestos por orden de dificul­
tad) y el nivel de juego del estudiante. Los ejercicios (y su solución) suelen ser partidas comple­
tas, de modo que el lector indolente puede tratarlos reproduciendo la partida.
En cuanto a las fuentes empleadas para escribir este libro, he confiado sobre todo en lnforma­
tor, ChessBase Magazine 2011 y Chess Today. De las publicaciones escritas que me han servido
de ayuda, me gustaría destacar Winning Quickly With White (Ganar rápidamente con blancas) y
Winning Quickly With Black (Ganar rápidamente con negras), de lakov Neishtadt, que contienen
numerosas y entretenidas partidas. Mis herramientas tecnológicas han sido Chess Assistant 11 y
Deep Rybka 4.
La mayoría de las partidas de este libro son de la época actual, digamos de 1 990 en adelante,
pero también he incluido algunas clásicas cuando su valor instructivo lo justificaba. Podrán verse
igualmente algunas partidas mías, por la simple razón de que son las partidas que mejor conozco.
Debo decir que los conceptos volcados en este texto a menudo se encuentran interconectados
en una misma partida. Así, en el primer capítulo podrá encontrar partidas que ilustren, digamos,
los principios del cuarto capítulo, y viceversa. No obstante, los capítulos son independientes,
aunque a veces hagan referencias a partidas antes comentadas. El segundo capítulo probable­
mente es el de contenido más ligero y podría estudiarse incluso antes del primero. El libro finali­
za con una breve exposición acerca de la preparación de aperturas, así como de la elaboración de
·

un repertorio y otras cuestiones prácticas.


Espero que este libro pueda ayudarle a mejorar su destreza en materia de estrategia de apertu­
ras y, al mismo tiempo, le aporte cierto disfrute.
Agradezco a mis alumnos de Riobamba por sus valiosas aportaciones a la obra.

Johan Hellsten

INTRODUCCIÓN 7
4. La lucha por el centro

Introducción Centro de peones

El centro es la parte más importante del Un centro de peones es normalmente un


tablero y el bando que la domine tendrá más triunfo importante en la apertura y en el medio
posibilidades en toda la partida. En Opening juego, porque, además de controlar un conjun­
Preparation, Yusupov hace esta observación: to de casillas esenciales, constituyen un buen
El centro puede considerarse el estado ma­ escudo para las piezas de su bando. Cuando
yor de la estrategia ajedrecística. Aquél que los peones centrales no tienen oposición, el
consiga controlar/o contará con las mejores bando que cuenta con ellos puede emprender
perspectivas. un ataque de flanco o planear el avance de los
En consecuencia, ambos contrincantes peones en cuestión.
luchan duramente por ese sector (tradicional­ En las cinco partidas siguientes veremos
mente compuesto por las casillas "e4", "d4", aplicadas ambas ideas con éxito, en parte
"e5" y "d5") desde la primera jugada. He aquí gracias a un juego indiferente de los adversa­
algunos métodos típicos de lucha por el cen­ rios en estos encuentros.
tro:
Partida 1 1 2
• Creación de un centro de peones Andriasian - Litwiniec
• Ocupación de una casilla central con Cto. de Europa rápidas, Varsovia 20 1 O
pieza Apertura Italiana
• Control del centro a distancia
1.e4 e5 2.�f3 �c6 3ic4 Aes 4.c3 d6?!
Por otra parte, el centro enemigo puede
ser minado a base de:

• Rupturas de peones
• Avanees de peones de flanco

En las siguientes secciones investigare­


mos estos métodos en partidas que guardan
relación con el tema. En la parte final del
capítulo debatiremos también el papel del
centro en términos más generales. No hay que
decir que este capítulo tiene un mayor sabor a
medio juego que los dos anteriores, debido a
la importancia que el centro proyecta a largo
plazo.

8 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Esta jugada no se opone en modo alguno a
las intenciones de las blancas.
Es preferible la estándar 4 ... l2J f6, y ahora la
práctica considera más precisa 5.d3, poster­
gando d4 hasta el momento oportuno. (5.d4
exd4 6.cxd4 .ib4+ obliga a las blancas a
permitir la destrucción de su centro, 7 ..id2 (o
entregar un peón con 7. l2J c3 l2J xe4) 7 . . .hd2+
8. l2J bxd2 d5!
S.d4 exd4 6.cxd4

Un método clave para el bando que cuenta


con el centro de peones. Los posibles benefi­
cios son varios:
1) Ganancia de espacio.
2) Creación de un peón pasado.
3) Apertura de líneas para las demás piezas,
como en este caso.
También era fuerte 1 1 .�e l , preparando e5.
11 dxeS 12.i.a3! 9d7 13.�xeS
•••

Su rey expuesto hace que, a estas alturas, el


6 .i.b4+?!
••
juego negro sea desesperado. También eran
Ahora este jaque resulta inocuo, puesto que buenas 1 3 .dxe5 y 1 3 .füe l .
las blancas van a jugar l2J c3 de todos modos, 1 3 �xeS 14.dxeS
••• l2Je4 15.gadl Brs
dejando al alfil mal situado. Se requería hacer 16.i.xt7+!
6 . . .ib6, manteniendo la presión sobre el peón
de "d4".
7.l2Jc3 h6?
Nueva imprecisión. Las negras quieren ju­
gar . . . l2J f6, sin tener que preocuparse por ig5,
pero ahora pierden un tiempo vital. 7 ....ig4 es
más activo. Por ejemplo: 8.0--0 hc3 9.bxc3
l2J f6 1 0.ig5 h6 l 1 .ih4 g5 12 ..ig3 l2J xe4.

Ver el diagrama siguiente

8.Bb3!
El peón de "fl" no tiene defensa cómoda.
8...i.xc3+ 9.bxc3 9e7?
La última opción era 9 . . .Wff6, para conti­
nuar . . . l2J ge7. En la partida se desarrolla de Una pequeña combinación que concluye la
forma opuesta estas dos piezas, con fatales lucha en el acto.
consecuencias. 16 9xt7 17J:fd8+
•.•

10.0--0 �f6 11.eS! Las negras abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 9


Partida 1 1 3 "e" en el tablero es un rasgo característico de
Hellsten - Howe la Defensa India de Rey y de la Defensa Pire,
entre otras.
Gotemburgo 1 989 8 .i.g7 9.h3
••

Defensa Siciliana Posiblemente sea más prometedor 9.tlJc3


0--0 1 0.�d2 i.xe2 1 l .Wfxe2, acelerando el de­
1.e4 c5 2.�tJ d6 3.c3 sarrollo.
Por entonces tenía 1 3 años, y mi compa­ 9 .i.xtJ 10.i.xtJ 0--0 1 1.�cJ 'Ba5?!
••

ñero de equipo, el GM Stefan Brynell, me ha­ Palos de ciego. Las negras podían haber
bía enseñado esta línea marginal de la Sici­ luchado por el centro con 1 l ...e5 ! , y ahora
liana. De forma similar a la partida anterior, 12.d5 (sería mejor para las blancas reaccionar
las blancas quieren crear un centro de peones con 1 2.dxe5 dxe5 1 3 ..ie2 lDd4 1 4 ..ic4 ges
con d4. 1 5 .b3, con ligera ventaja) 12 ... tlJd4! 1 3 .hd4
3... �f6 4.i.e2 �c6 exd4 1 4.Wfxd4 lDd7 les reportaría una buena
La respuesta más directa, que impide el compensación por el peón.
jaque de dama en "a4" (4 ... tlJxe4?? 5 .Wfa4+). 12.a3
Otra opción habitual es 4 ... g6 5 .0--0 fi.g7, en Las blancas aprovechan para ganar espacio
cuyo caso las blancas pueden elegir entre en el flanco de dama.
6.l:!e l , seguido de J.fl, y 6.ib5+, seguido de 12 ... ftac8 13.b4 'Bd8 14.'BbJ
ge l o Wfe2 e, inmediatamente después, la de­ Protegiendo al caballo y evacuando "di"
seada d4. para las torres.
5.d4 cxd4 6.cxd4 14 b6?!
•••

Innecesario debilitamiento de las casillas


blancas. Era preferible 14 ... a6 1 5 .füdl e6, se­
guido de 1 6 ...Wfe7 y l 7 ... füd8, con una posi­
ción pasiva pero segura.
Por el contrario, 1 4 . . . e5?! ya no era facti­
ble, debido a 1 5 .dxe5 dxe5 1 6.lDb5! , con
ideas como füdl y ic5.
15.�acl �d7 16.�fdl

6 .i.g4?!
••

Como 4 ... d6 en la partida anterior, las ne­


gras no hacen gran cosas por impedir la for­
mación del centro blanco. La línea principal
es 6 ... tD xe4 7.d5 Wfa5+! 8. tD c3 tD xc3 9.bxc3
tD e5 1 0.�xe5 Wfxc3+ I I .id2 Wfxe5 1 2.0--0,
con una dura lucha.
7.0--0 g6 8.i.e3
Es curioso que pocos sistemas de apertura Las blancas han completado su desarro llo.
de las negras tienden a tolerar una estructura Con un firme control del centro, pueden ahora
así de peones. Por el contrario, con los peones buscar posibilidades en todo el tablero, en par-

10 ESTRATEGIA EN L A APERTURA
ticular en el flanco de dama, donde su desafor­ Partida 1 1 4
tunada jugada 14 dejó a las negras con puntos Ortega Korchnoi
-

vulnerables en "a6" y "c6".


16 c;f.>b8?
..•
La Habana 1 963
Mi oponente quizá soñaba con un ataque en Defensa Siciliana
el flanco de rey, o simplemente no sabía qué
hacer. El mal menor era 1 6 . . . a6 l 7.Wi'a4 lll cb8, 1.e4 c5 2.�tJ �c6 3.d4 cxd4 4.�xd4 e6
resistiendo en el ala de dama. 5.Ae2
17.Y!Ya4 Es más flexible 5.lll c3 . También es posible
Con ideas como 1 8. lll b5 y ie2-a6. Por otra 5.lll b 5, preparando una Formación Maróczy,
parte, las negras tienen que vigilar el avance con c4.
e4-e5 . 5 �f6
..•

17...es 18.dxeS!
No, por supuesto, 1 8.dS? lll d4, con contra­
juego. La textual despeja la columna "d" para
las torres y crea una nueva debilidad en "d6".
18 �dxeS
•••

Tanto el movimiento 1 8 . . . dxeS 19.Eid6! ,


como 1 8 ... lll cxeS 1 9.ie2 lll c4 20.hc4 Eixc4
2 l .!!xd6 eran igualmente malas para las ne­
gras.
19.Ae2
Planteando la fuerte amenaza 20.f4. La si­
guiente jugada negra conduce a la derrota ins­
tantánea, pero, en cualquier caso, sus proble­
mas eran ya insolubles.
19 9e7? 20.�dS 9d7 21.Aa6!
•••

6.�xc6?!
Reforzando el centro enemigo sin razón
evidente. De nuevo era preferible 6.lll c 3, en
cuyo caso las negras pueden mantenerse en las
aguas de la Taimanov, con 6 . . .Y!lc7 (o 6 ... d6 y
pasar a la Scheveningen o entrar en la línea de
gambito 6 . . .i.b4 7.0--0! hc3 8.bxc3 lll xe4
9.Y!id3, seguido de ia3).
6 bxc6 7.Ad3
..•

Por supuesto, eran más lógicas 7.lll d2 o


7.lll c 3, evitando una segunda jugada de alfil.
7... d5
Las negras comienzan a luchar por el cen­
tro.
8.exd5?!
Eludiendo la trampa 2 1 .f4? lll d4! 22;Wi'xd7 Ahora tanto 8.e5 como 8.lll d2 serían una
lll xe2+ 23 . c;f.>f2 lll xd7 24. c;f.>xe2 ib2, y la lu­ respuesta razonable. Las blancas, sin embar­
cha sigue, mientras que ahora las negras no go, cometen una nueva imprecisión, que deja­
pueden evitar fuertes pérdidas materiales. Por rá el centro en manos de su rival.
ejemplo: 2 1 .i.a6 Eicd8 22.f4, de modo que se 8 cxd5! 9.0--0 i.d6
.•.

rindieron. El desarrollo es lo primero. La tentadora

LA LUCHA POR EL CENTRO 11


9 ... e5? ! sería prematura, en vista de 1 0 ..ig5
J.e7 l l .J.b5+! J.d7 1 2.J.xf6 i.xf6 1 3 .Wfxd5 .
10.�d2
El mal menor parece 1 O.c4, luchando con­
tra el centro rival. Veamos: 1 0 ... dxc4 1 1 .Wfa4+
( 1 1 .i.xc4? ixh2+) 1 1 ...id7 12.Wfxc4 �c8
1 3 .Wlb.4, seguido de tll c3 y ig5 .
10...0--0 lU:iel

18 ... e3! 19.J.t3 exf2+


Gracias a la intermedia l 7 . . . d3, las negras
consiguieron despejar la diagonal "gl-a7"
hacia el rey enemigo.
20.<bxfl �g4+!
Una nueva jugada precisa. Si, en cambio,
20 ... ic5+? 2 1 .ie3 ! tll g4+ 22.i;t>g 1 , y las blan­
cas se defienden.
11 eS!
••• 21.<bgl
Por supuesto. Los peones centrales se po­ O bien 2 1 .i.xg4? Wfxg2+ 22.i;t>e3 ixf4+
nen en marcha con gran efecto. 23.i;t>xf4 Wff2+, seguido de mate.
12.�fl e4 13.J.e2 d4! 2t. ..Bd4+ 22.J.e3 �xe3 23.Bxe3 Bxe3+
Gracias al truco táctico 1 3 ... d4 14.Wfxd4?? 24.�xe3 Aes
ixh2+, ambos peones llegan a la cuarta fila.
Antes del avance . . e4, las negras debían ase­
.

gurarse de esta continuación, pues de otro mo­


do las blancas podían haber bloqueado ahora a
los peones centrales, con 14.J.e3 y id4.
14.�g3 1'a5!
Esta vez una simple táctica ayuda a las ne­
gras a situar su dama en la "d5", desde donde
apoyará a sus dos peones centrales, usándolos,
al mismo tiempo, como escudo.
1s.J.d2 Bd5 16.Bct .th7 17.J.f4?
Una omisión táctica. Tras 1 7.ifl gac8, las
negras mantendrían una clara ventaja, pero, al
menos, el peón de "g2" estaría seguro.
17 d3!
.•.

Un avance bien calculado. La preparatoria


1 7 ... J.c5 también parecía fuerte, mientras que Finalmente, las negras ganan calidad y
la evidente; 1 7 . . . e3? ! no sería tan efectiva, de­ transponen a un final claramente superior, que
bido a 1 8.if3 . Korchnoi acabó ganando después de 25 .i.xb7
18.cxd3 ix.e3+ 26.i;t>b l gab8 27.J.f3 gxb2.

12 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 1 5 siciones del Gambito de Dama Aceptado. En
Grabarczyk Podlesny-
"e2" la dama evita quedar expuesta a las
piezas contrarias y prepara la idea de ataque
Karvina 1 994 e4-e5, seguido de Wfe4, mientras que la torre
Gambito de Dama de "d l " disuade del avance ... c5 .
10... c6
1.d4 d5 2.c4 lll f6?! De nuevo muy pasivo. Pero la deseada
Una conocida imprecisión, que entrega el 1 0 ... b5 conduce, tras 1 l .e5 lll d5 12.Wfe4! f5
centro a las blancas. Si las negras quieren en­ 1 3 .exf6 lll 7xf6 14.�4 a una gran ventaja
trar en el Gambito de Dama Rehusado, deben blanca.
jugar primero 2 . . . e6. 11.J.gs J::l:e8 12.J::l: acl h6 13.i.h4 lll t'8
3.cxd5! lll xd5 4.e4 lll f6 5.lll c3

Es hora de que las blancas conviertan su


5 e6?!
.•.
control del centro en algo tangible.
Esto da lugar a un juego muy restringido. 14.eS!
Después de 5 ... e5 6.lll f3 exd4 7.Wfxd4 Wfxd4 Una idea típica. A cambio de debilitar la
8.lll xd4 J.b4 9.f3, las blancas también han ob­ casilla "d5", Grabarczyk consigue cambiar el
tenido buenos resultados en la práctica, pero alfil "bueno" de las negras, lo que le permitirá
las negras disfrutan de mayor actividad que controlar las casillas oscuras e, indirectamen­
con la del texto. En cualquier caso, jugando te, logran buenas perspectivas de ataque en el
4.lll f3 , las blancas habrían dejado de lado esa flanco de rey.
línea. 14 lll dS 15.J.xe7 Bxe7
•••

6.lll t3 J.e7 7.J.d3 0--0 8.0--0 a6 O bien 1 5 ... lll xc3 1 6.�xc3 Wfxe7 1 7.lll d2 ! ,
Por desgracia para las negras, 8 . . . c5? per­ con juego similar.
mite 9.dxc5 hc5 1 0.e5 lll d5 1 1 .hh7+! 16.�e4! �f4
'it>xh7 12.lll g 5+, y el sacrificio del presente Este cambio no ayuda a las negras, pero era
griego da resultado. dificil ya darles un buen consejo.
La textual prepara ... b5, pero la modesta ju­ 17.Be3 lll xd3 18.J::l:xd3 l:!id8 19.�fd2!
gada 8 ... b6, seguida de . . .J.b7, probablemente Las blancas ni siquiera permiten 19.lll d6
fuese más apropiada, agilizando el desarrollo �xd6! 20.exd6 Wfxd6, así que dirigen también
y ejerciendo alguna presión sobre la diagonal hacia "d6" el otro caballo.
"hl -a8" . 19 �g6 20.lll c4 Bc7 21.lll cd6
•••

9.tfe2! lll bd7 lOJ!idl En términos estratégicos, la partida está


Un esquema así suele ser habitual en po- sentenciada. Las negras nunca podrán desem-

LA LUCHA POR EL CENTRO 13


barazarse de ese caballo, que les priva de todo Partida 1 1 6
contrajuego y hace que atacar en el flanco de Polugaievsky - Dorfman
rey sea cosa de niños.
21 ... lll e7 22.Br4 ll!d5 23.Bg4 Be7 24.:i:lt'J Campeonato de la URSS, Tbilisi 1 978
Defensa Grünfeld
Las piezas blancas poco a poco se posi­
cionan para el ataque final, ataque que las ne­
gras no parecen poder evitar. 1.d4 dS 2.ll!f3 lll f6 3.c4 g6?!
24 ftf8 2S.lll f6+!
.•.
Esto conduce a una versión inferior de la
Grünfeld. 3 ... c6, 3 ... e6 y 3 ... dxc4 son las con­
tinuaciones normales.
4.cxdS lll xdS S.e4
Las blancas crean un centro de peones y
obligan a las negras a perder un tiempo en
retirar el caballo, de forma similar a la partida
anterior. Observe que esto no sucede en la
variante principal de la Grünfeld, después de
l .d4 lDf6 2.c4 g6 3.lDc3 d5 4.cxd5 lDxd5 5.e4,
ya que las negras pueden responder 5 ... lDxc3 .
s lll b6 6.h3! .ig7 7.tlic3 0--0 8.Ae2 .ie6?!
•.•

Intensificando el ataque al monarca de las


negras y erradicando toda tentativa de jugar
... f5 .
2S i>h8 26.tfhS ftb8 27.ftel !
•••

La última pieza se suma a la fiesta, con


efectos devastadores.
27...Ad7 28.fte4 lll xf6 29.ftxf6 i>h7

Después de la molesta sexta jugada blanca,


Dorfman decide resolver el problema jugando
su alfil a "c4". El inconveniente de esta idea es
que no presiona sobre el centro enemigo, algo
que podría haber hecho con 8 ... lDc6 9 ..ie3 f5 !
Las blancas probablemente queden algo mejor
tras 1 0.exf5 ix.f5 I l .'i;Vb3+ i>h8 1 2.l:'Id l , pero
las negras tendrían mucho más contrajuego
que en la partida.
9.0--0 .ic4 10.Axc4 tlixc4 11.Be2
Desarrollo con ganancia de tiempo. Desde
"e2", la dama defiende al peón de "e4" y cede
30.fth4! Bxf6 31.exf6 fth8 32.Bxf7 "d l " para sus torres.
Las negras abandonaron. u ... tlib6 12.ftdl tli8d7 13.Ags

14 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
La casilla más activa para el alfil. Ahora Estratégicamente, las blancas tienen una·po­
1 3 ... h6 14.i.114 no ayuda mucho a las negras. sición ganadora, pues el centro está bajo su
13 c6 14.a4!
•.. control y 11!-5 piezas negras carecen de espacio.
17 h6 18..ih4 e6
••.

Concede un fuerte peón pasado en "d6",


pero era dificil ver otra tentativa liberadora.
19.d6 g5 20.i.g3 f5 21.exf6 gxf6 22.ga4!
Una bonita forma de integrar la torre en el
inminente ataque al flanco de rey.
22 �a7 23.h4 gxh4 24.gxh4 �b5 25.i.e5!
•••

Obligando a las negras a permitir el cambio


de una de dos poderosas piezas: bien el blo­
queador del peón pasado, bien el principal de­
fensor del enroque.
25 gg6
••.

Después de 25 ... ltJxe5 26.ltJxe5, seguido de


d7, el peón pasado sería decisivo.
26.i.xg7 <it>xg7 27.�e5!
1 4.!!ac l no tenía nada de malo, pero la ju­
gada de Polugaievsky es mejor. Amenaza a5,
trata de provocar la debilitadora 14 ... a5 .
14...tfeS?
Esto permite a las blancas un fuerte avance
en el centro. El mal menor era l 4 .. a5. Por
.

ejemplo: l 5 .d5 cxd5 l 6.liJxd5 ltJxd5 l 7.!!xd5


Be8 1 8.gb5 b6, con mejores posibilidades
defensivas que en la partida.
15.a5 �c8 16.d5!
En el momento oportuno, pues si ahora
l 6 ... cxd5, l 7.ltJxd5 crearía la molesta ame­
naza 1 8.ltJc7.
16... a6 17.e5!
Sobre el rey negro empiezan a cernirse nu­
barrones sombríos.
27 �xc3 28.bxc3 ggs
.•.

En caso de 28 ... ltJxe5 29.Bxe5+ @h7, las


blancas ganarían con 30.d7 Be7 3 l .!!b4.
29.f4 grs 30.Yfg4+ <i>h7 3t.Bh3 gf6 32.�g4
Finalmente, Polugaievsky convierte su ven­
taja posicional en ganancias materiales.
32 ...BfB
Una temprana capitulación, pero después
de 32 ... :gg6 33 .liJxb6 @g7 34.f5, la posición
negra sería desesperada.
33.�xf6+ Bxf6 34.gel �f8 35.ges <it>g7
36.geh5
Las negras abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 15


Partida 1 1 7 12 �t'B 13.J.h4
•••

Z. Polgár - Boensch La última jugada negra propiciaba otra ma­


niobra simplificadora, con ... lll h5, a lo que
Dortmund 1 990
ahora podría responderse con J.t'2.
Gambito de Dama
13 a6
•••

Al ver que 13 ... c5? ! permite la molesta


Las tres partidas siguientes nos permiten 1 4.J.b5 ! , las negras la preparan. En la jugada
ver un enfoque más convincente por parte del anterior, también era dudosa 12 ... c5? ! , debido
bando que juega contra el centro de peones. a 1 3 .dxc5 lll xc5 1 4.J.b5, seguido de l:!ad l ,
Aun así, su poseedor triunfa en última instan­ con presión sobre el peón débil de "d5".
cia, tras efectuar un avance central que apoya 14.gadl!
el ataque al rey enemigo. Una "misteriosa" jugada de torre que da un
1.d4 �f6 2.c4 e6 3.�c3 d5 refuerzo adicional al peón de "d4", disua­
Por transposición se ha alcanzado una posi­ diendo a las negras de ... c5 . Por ejemplo:
ción inicial del Gambito de Dama Rehusado. 14 ... c5?! 1 5 .J.xf6 J.xf6 1 6.dxc5 13xe3
Con su siguiente jugada, Polgár inicia la vene­ 1 7. lll xd5, ganando un peón.
nosa Variante del Cambio, con lll ge2, que 14 �g6 15.J.f2 J.d6
..•

Botvinnik popularizó a mediados del siglo Una vez más, el contragolpe 1 5 ... c5? con­
XX. tiene un fleco táctico: 1 6.hg6 hxg6 1 7 .dxc5
4.cxd5 exd5 5.J.g5 c6 6.e3 J.e7 7.tfc2 J.g4 J.xc5 1 8.lll xd5 ! (Polgár).
Las negras preparan el cambio de su alfil 16.e4!
"malo", pero también gastan tiempo. La línea
principal es 7 ... 0--0 8.J.d3 lll bd7 9.lll ge2 13e8
I 0.0--0 lll f8 , y las blancas normalmente con­
tinúan con 1 l .f3, preparando un oportuno e3-
e4, como en la partida.
8.�ge2 J.xe2 9.J.xe2 lll bd7 10.0-0 0-0
11.J.d3 ges

Las blancas prosiguen con su plan de crear


un centro de peones. A diferencia de las dos
partidas anteriores, aquí se harán también con
la columna semiabierta "f', que resultará útil
en un futuro ataque al rey negro.
16 dxe4 17.fxe4 �g4 18.e5! J.c7
•••

Lamentablemente para las negras, después


12.D! de 1 8 ... lll xt'2? 1 9.Y!!fx t'2, caería el peón de "f7".
Impidiendo la simplificadora ... lll e4 y pre­ 19.J.c4!
parando e4, formando un centro de peones. Incrementando la presión sobre "f7". En
Esta es la razón por la que, en este sistema, el este punto, las negras probablemente echasen
caballo de rey se desarrolla por "e2". de menos a su alfil "malo", que cumplía una

16 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
excelente tarea defensiva en la casilla "e6". Partida 118
19 J�e7 20.cbbl �xtl+
••
Browne Martz-

Reaccionando a la intención blanca de ig l Filadelfia 1980


y h3 .
Defensa Grünfeld
21.Bxn Bd7 22.�e4!
1.d4 �f6 2.lll f3 g6 3.c4 i.g7 4.�c3 dS
S.cxdS �xdS 6.e4 �xc3 7.bxc3

El caballo se dirige a "g5 " o "c5", aumen­


tando la presión sobre el campo negro. A estas
alturas, el control de las blancas sobre el cen­
tro es muy claro, pues dominan las cuatro Una de las posiciones iniciales de la Grün­
casillas centrales, un hecho que facilita mucho feld, Variante del Cambio. Las blancas disfru­
el ataque contra el enroque. tan de un centro de peones, que las negras se
22 J1lf8 23.90!
•• disponen a minar con ... c5, ... lll c 6, etc., explo­
Como el peón de "f7" está bien protegido, tando el fuerte alfil de "g7". Curiosamente,
Polgár pone el punto de mira sobre "h7". cuando se inventó la variante, en la década de
23 Be8 24.BhS cbb8
••• 1 920, la Grünfeld se consideraba sospechosa,
En vista de que si 24 ... h6??, 25 .Wfxg6, debido a la entrega de las casillas centrales.
Boensch desclava el peón "f'. Actualmente, por el contrario, es uno de los
2S.Jld3! huesos más duros de roer para los jugadores
Alimentando el ataque. Después de 25.lll g5 de 1 .d4.
h6 26.lll xf7+ gexf7 27.gxf7 gxf7 28.Wfxg6 7 0--0
•••

fü'8 ! , las negras podrían depositar ciertas es­ Hoy en día, las negras suelen jugar 7 ... c5
peranzas en la existencia de alfiles de distinto de inmediato, siendo una de las explicaciones
color. que después de 8.ie2 (8.gb l ; 8.ie3) 8 ... lll c6
2S h6
••• 9.ie3 ig4, las blancas no pueden preservar
O bien 25 ... f5 26.gh3 h6 27.lt:l f6 ! , con la debidamente su centro. Como consecuencia,
mortal amenaza 28.Wfxh6+ (Polgár). son más populares en la práctica las alterna­
26.JldfJ �xeS tivas 8.gb l y 8.ie3 .
Desesperación, pero la amenaza 27.Wfxg6 8.Ae2 es 9.0--0 b6
era irresistible. A diferencia del comentario anterior, des­
27.dxeS :!!bes 28Jbf7! llxf7 29.Bxf7 pués de 9 ... lll c6 I O.i.e3 cxd4 (a 1 0 ...i.g4,
En vista de 29...Wfxfl (29 ... gxe4 30.Wff8+!) 1 1 .d5 !) l 1 .cxd4 ig4 12.d5 ! , las blancas pue­
30J:�xf7 gxe4 3 l .gf8+ cbh7 32.id3, las ne­ den esperar obtener ventaja. Por ejemplo:
gras se rindieron 12 ...hal 1 3 .Wfxal lll a5 1 4.ib.6, recuperando

LA LUCHA POR EL CENTRO 17


la calidad, con un prometedor control central. En caso de 1 5 ... %Vxa2, una opción tentadora
10.i.gS es 1 6.h4 ! ?, seguido de hg7 y h4-h5, un plan
El puesto más activo para el alfil, desde el que las negras pueden ahora contrarrestar con
que presiona sobre "e7", complicando el avan- ... ll:if6.
ce . . . e6. 16.i.xg7 �xg7
10...cxd4 11.cxd4 i.b7 12.WdJ

17.dS!
12 Wd7
••• La jugada clave de la partida. Las blancas
Las negras preparan, de nuevo, . . . e6, pero no tratan de crear un peón pasado, sino que
la dama pronto tendrá que volver a jugar para más bien realizan un sacrificio posicional,
dejar la casilla "d7" al caballo. 1 2 . . . ll:id7 cuyos beneficios sólo resultarán evidentes dos
1 3 .l3adl ll:i f6 1 4.d5 debería ser un poco mejor jugadas después.
para las blancas, de modo que sería preferible 17 exdS 18.ftd4!
•.•

para las negras 1 2 ... ll:ic6 1 3 .�ad l %Vd7?! Una importante jugada intermedia. Tras
( 1 3 ... h6 ! ? 1 4 ..ie3 (14.i.h4 g5 15.i.g3 g4, y 1 8.e5?! %Ve4 ! , las negras consiguen obstaculi­
cae el peón de "d4'� 1 4 ... e6, con sólo una zar el ataque rival, mientras que 1 8.exd5?!
ligera desventaja). En esta línea, en lugar de l3fe8 o 1 8.%Vc3+?! ll:i f6 no son convincentes.
1 3 . . . h6, la partida entre Gladyszev y Szabo, 18 Wxa2 19.eS!
••.

Gyongyos 1 995, tomó un curso instructivo:


14.d5 ! ll:ie5 1 5 .ll:ixe5 .ixe5 1 6.f4 .ig7 l 7 ..ih4!
(la inmediata 1 7 .e5 permite 1 7 . . . f6) 1 7 ... füc8
1 8.e5 ! �c5 19.if3 �e8 20.füe l f6? ! 2 1 .exf6
hf6 22.hf6 exf6 23 .�xe8+ Wxe8 24.d6 !
hf3 25.d7 ! %Vd8 26.Wxf3 a5 27.�3+ 'itif8
28.%Ve6 ! , y las negras se rindieron, en vista de
29.l3e l . ¡Una impresionante marcha triunfal
de los peones centrales blancos!
13.ftadl e6 14.We3!
Utilizando los peones centrales como es­
cudo de la dama. Las blancas preparan ib6,
cambiando el alfil Grünfeld. Por el contrario,
la aparentemente natural 1 4.d5?! permite
14 . . . ll:ia6 ! , seguido de ... ll:ic5, con contrajuego.
14...Wa4 15.i.h6 �d7

18 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Ahora podemos apreciar claramente la idea Partida 1 19
de Browne. A costa de un peón se ha restrin­ Tregubov - Van der Sterren
gido al alfil de "b7", además de crearse una
gran casilla bloqueadora en "d4" para las pie­
Amsterdam 2000
zas blancas y, por último, el ala de rey negra Defensa Eslava
ha quedado muy expuesta. Un sacrificio simi­
lar es temático en la Benoni (con el avance e5, 1.d4 dS 2.�t'3 �f6 3.c4 c6 4.�c3 dxc4 S.a4
. . . dxe5, f5), y también para las negras en la ifS 6.�b4
India de Rey ( . . . e4, fxe4, ... f4).
19.. J::lae8
El blanco disfruta de fuerte iniciativa tras
1 9 . . . h6 20J:'fü4 gh8 2 1 .e6 gae8 22.llid4.
20.gb4 gbs
A 20 ... hS seguiría 2 1 .gxhS ! gxh5 22.WfgS+
©h8 23 .WfxhS+ ©g7 24.WfgS+ ©h8 25 ..id3 f5
26 ..ixfS, con ataque decisivo.
21.i.bS! ge7 22.e6!

En la apertura no deberíamos jugar dos


veces nuestras piezas, a menos, por supuesto,
que haya una buena razón. Aquí, las blancas
atacan de inmediato al alfil "eslavo", lo que
tiene la ventaja de que si 6 . . .ig6 7.lbxg6
hxg6, podría jugarse 8.e4 en un solo movi­
miento. Otras opciones importantes son 6.e3 y
6.lbes.
6...e6
22 �f6
.••
Las negras no se preocupan por los peones
O bien 22 . . . fxe6? 23 ..ixd7 gxd7 24.Wf eS+ doblados y se limitan a proseguir con el de­
©gS 25.Wfxe6+, ganando (Browne). sarrollo. La estructura de peones resultante pa­
23.'9b6+ ©gs 24.exf7+ gxn 25.�es '9b2 rece dudosa a primera vista, pero la práctica
Desesperación, pero 25 ... ge7 26.WfgS o ha demostrado que la posición negra es per­
25 . . . gg7 26.WfgS también serían fatales. fectamente jugable, y el peón de "f5" incluso
26.�xf7 q;¡xf7 27.i.d3! ges resulta útil para obstaculizar el avance e4 de
Existía la amenaza 2S.Lg6+, y no servía las blancas.
27 . . . llie4 por 2S.gxe4! dxe4 29.ic4+ ©es 7.lbxfS exfS 8.e3 id6
30.Wff4! (Browne). S . . .i.b4 es más popular, complicando aún
28.gf4! gf8 más el plan e4. Por ejemplo: 9.Lc4 0--0
Ignorando la amenaza contraria, aunque 1 0.Wfc2 g6 1 1 .0--0 lbbd7, preparando . . . ges y
2S . . . We6 29.ge l+ y; 2S . . . WgS 29.bg6 eran . . . cs .
igualmente perdedoras. 9.i.xc4 g6
29.'9xb7+ Una jugada útil, aunque en esta temprana
Las negras abandonaron. fase no es realmente una prioridad. Van der

LA LUCHA POR EL CENTRO 19


Sterren quizá se abstuvo de la natural 9 ... 0-0 14.gxhS!
a causa de 1 0.h3, seguido de g4, un plan pe­ Un segundo sacrificio, que arru ina por
ligroso que se ha visto varias veces en la com­ completo la estructura de las negras en el
petición. Aun así, la posición negra no carece flanco de rey y permite a las blancas lograr un
de recursos. Por ejemplo: 1 0 ... .!Libd7 l l .g4 fuerte control del centro. 1 4 . .!Lle2?! f4 era me­
.!Lie4! 12.gxf5 Wfa5 1 3 .Wfc2 .!Lidf6 1 4 ..id3 nos convincente.
füe8, con contrajuego, Filippov - lbragimov, 14 gxhS 15.f4 h4
•••

Open de Nueva York 1 998. En caso de 1 5 ... .!Lid7, Tregubov indica


1 6.Wfxh5 0---0---0 1 7 . .!Lie2 l:!hg8 1 8.l:!a3 ! , y las
blancas ganan.
16.Y!YhS �a6
Dado que 1 6 ...Wfd7 permitiría 1 7.e6 (o in­
cluso 1 7 .d5 ! ? , las negras entregan el peón de
"f5" y conceden prioridad al desarro llo.)
11.Bxrs gds 18.Ae3 �b4 19 .!Lle4! •

10.tJ!
Tregubov emprende de inmediato la cons­
trucción de un centro de peones, antes de que
las negras jueguen ... 0-0 y ... l:!e8.
10 9c7?!
•••

Una tentativa fallida de neutralizar el plan


de las blancas. De nuevo se requería 1 0 ... 0-0.
Por ejemplo: l l .e4 fxe4 12.fxe4 c5 ! , atacando En este momento el control central de las
inmediatamente el centro enemigo. Tregubov blancas es impresionante, con la doble amena­
indica la aguda línea 1 3 .e5 ! cxd4 1 4.exd6 (a za 20 . .!Lid6+ y 20 . .!Ll f6+, que precipitarían el
1 4.'\Wxd4?, .ixe5) l 4 ... dxc3 1 5 .0-0 ! Wlb6+ fin para las negras.
1 6.i>h l cxb2 1 7.Ü6 .!Libd7 ! 1 8.l:!b l füe8 19 �dS 20.AxdS cxd5 21.gcl! Bxcl+
•••

19.Wfd2, con clara ventaja. Sin embargo, con No hay nada mejor. Por ejemplo: 2 1 ...Wfe7
1 9 ... l:!e4 ! 20.l:!xb2 Wfd4, las negras parecen 22 . .!Lif6+ i>t'8 23 .%Yh5 h6 24.f5 @g7 25.'\Wg4+
resistir. i>t'8 26.ixh6+ ! , o bien 2 1 .. .Wlb6 22 . .!Lid6+! ?
11.e4! gxd6 23 .exd6 0- 0 24.d7, seguido de l:!c8
¡De todos modos! Las blancas no se moles­ (Tregubov).
tan por su peón de "h2" y prosiguen la lucha 22.hcl dxe4 23.e6!
por el centro. El camino más rápido hacia la victoria,
11 .hh2
•• abriendo las compuertas hacia el rey negro.
Después de l l ...fxe4? 12.fxe4 ixh2 1 3 .e5 Ahora, 23 ... fxe6 pierde una torre, después de
ig3+ 1 4.i>fl .!Lih5 1 5 .\Wf.3, las negras no tie­ 24.'\Wxe6+ i>t'8 25 .Wff6+.
nen defensa contra l:!xh5 y Wfxg3 . 23 gf8 24.Ad2!
•••

12.es Ag3+ 13.mn �hs En vista de la devastadora 25 .ib4, las ne­


O 1 3 ... .!Lifd?? 14.f4 ! , amenazando 1 5 . .!Lie2. gras se rindieron.

20 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Una pieza controla el centro Las blancas sitúan el caballo en un gran
puesto central, explotando el hecho de que
Al luchar por el centro, otro método clave 9 ... tll xe5? no es tácticamente posible. Este
consiste en la ocupación de una casilla central método, popularizado en su tiempo por Pills­
con una pieza, normalmente un caballo. Una bury, es habitual en muchos sistemas de aper­
pieza así puede convertirse en una pesadilla tura, en particular en las de peón dama.
para el oponente, como veremos en las par­ En "e5" el caballo ejercerá un importante
tidas siguientes. impacto sobre la lucha, impidiendo el avance
. .. e5, y como trampolín de apoyo a un futuro
ataque al enroque.
Partida 1 20 9 gd8?
•••

Fries Nielsen - Hellsten


Copenhague 1996
Apertura Colle

1.d4 c!lif6 2.c!lit3 e6 3.e3 c5 4.i.d3


El Sistema Colle, una apertura venenosa
pese a su modesta apariencia, como ya hemos
visto en la partida nº 59 (Vera - Romero).
4... d5 5.0--0 c!lic6 6.b3 .i.d6 7.i.b2 0--0
8.c!libd2
Un esquema muy apropiado. Ambos alfiles
disfrutan de buenas perspectivas y es posible
un futuro salto de caballo a "e5".
8...'9e7?!

Indiferencia. Podría haber hecho justicia a


mi jugada anterior, con 9 ... cxd4 1 0.exd4 .iaJ ! ,
cambiando l a pieza atacante de "b2". Podría
seguir entonces 1 1 .°IWc l hb2 1 2.°1Wxb2 i.d7
1 3 .a3 gac8 1 4.f4 °1Wd8 1 5 .c4 ! , con clara ini­
ciativa de las blancas, Nogueiras - González
Zamora, Campeonato de Cuba, Holguín 1 99 1 ,
pero aun así las negras quedarían mejor que
en la partida.
10.a3!
En prevención de ...i.a3 y de ... tll b4 .
10 c!lid7 1 1.f4!
•••

Reforzando el caballo, a la manera de Pills­


bury. l 1 .tll df3? ! f6 era menos prometedor.
Las negras quieren realizar el avance ... e5, 11. �fS
..

pero una mejor forma de prepararlo era hacer Durante la partida pensaba que las cosas no
8 ... ge8. Por ejemplo: 9.tll e5 '9c7 ! 1 0.f4 iban mal con ... tll d7-f'8, reforzando la casilla
( 1 0.tll df3 cxd4 1 1 .exd4 tll b4! , con juego si­ sensible "h7", y ahora estaría preparado para
milar) 1 0 ... cxd4 1 1 .exd4 c!lib4! 12.i.b5 i.d7, jugar ... f6, expulsando al caballo de "e5". Des­
con un cambio favorable de piezas menores y pués, podría seguir con ... e5 y controlar el
posibilidades equilibradas. centro, con dama y torre muy bien situadas.
9.c!lie5! Pero mi oponente jugó, con increíble rapidez,

LA LUCHA POR EL CENTRO 21


y pronto vi esfumarse mis ilusiones. En cuan­ nalmente capturado. Sin embargo, después de
to a la inmediata 1 l .. .f6, después de 12.t!!h5 ! la réplica blanca, se hace evidente que las ne­
g6 ( 1 2 ... llJf8 1 3 .�f3) 1 3 .llJxg6 hxg6 14.hg6 gras sólo han debilitado su enroque. De haber
V!ig7 1 5.�f3, las blancas tendrían un fuerte sido un poco más pragmático, habría jugado
ataque. 1 5 ... f5 ! , que si bien entrega la casilla "e5",
12.f!Yb5 f6 frena el ataque blanco. Podría haber seguido
1 6.llJxc6 bxc6 1 7.�e l , con una clara ventaja
posicional, pero al menos las negras habrían
salvado a su rey.
16.gafl!
Las blancas siguen ignorando la amenaza
sobre su caballo e incorporan al ataque su úl­
tima pieza.
16...fxe5?!
Con cierta temeridad, las negras recogen el
guante. Lo correcto era 16 ... llJe7 llevando el
caballo a la defensa. Por ejemplo: 1 7 .g4!?
hxg4 1 8.llJxg4 llJfg6 ! 1 9.t!fh5 llJf5 20.�h3
Wff7 y, a pesar del prometedor ataque blanco,
las negras siguen vivas.
17.fxe5 IJ.e7 18.Y!Yg3 /J.d7 19.gf4!
Nielsen se toma su tiempo, consciente de
13J�f3! que las negras no pueden coordinar adecuada­
Una decisión crítica. Nielsen no retira el mente sus efectivos. La textual prepara llJf3-
caballo, sino que prosigue con su ataque. g5 (o llJh4), intensificando el ataque.
13 ...Y!Ye8 19 ... gdc8 20.llJfJ Y!Yd8 21.llJg5! Bb6?
Evacuando la casilla "e7" para el caballo o Esto pierde de inmediato, aunque después
el alfil. En este momento, 1 3 ... fxe5? 1 4.fxe5 de 2 1 ...hg5 22.�xf8+ Wfxf8 23 .�xf8+ �xf8
ic7 se refutaría de inmediato con 1 5 .�xf8+! 24.Wfxg5, las blancas ganarían igualmente.
iixf8 1 6.fül+ y mate. 22.g17 g6
14.Y!Yh4 cxd4 15.exd4 h5?

23.llJxe6! llJxe5
Eliminando la idea táctica �xf8+ y Wfxh7, O 23 . . .he6 24.�xf8+, seguido de mate.
de modo que el caballo de "e5 " pueda ser fi- 24.Bxe5 �xe6 25.IJ.xg6 �f4 26.Bg7++.

22 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 2 1 ahora pueden pensar en un ataque al emoque
Hellsten - Akesson adversario.
14.l!c2 c6!
Suecia 1996 Akesson es consciente de las intenciones de
Defensa India de Dama su rival y toma medidas profilácticas. Tanto
14 ... fü6 como 1 4 ... g5 permitirían 1 5 .Wfal !,
1.d4 �f6 2.c4 e6 3.�f3 b6 4.e3 seguido de llJe5. Veamos: 1 4 . . . fü6 1 5 .Wfal !
Una línea perfectamente jugable, si bien las �e8 1 6.llJe5 ! y, tras múltiples capturas en
principales opciones de las blancas son 4.g3 y "e5", las blancas ganan el peón de "c7". En
4.a3 . cuanto a la impulsiva 1 4 . . . f4 1 5.exf4 hf4
4 .i.b7 S.i.d3 dS 6.b3 .id6
. •
1 6.�e l , la columna "e" se abre a favor de las
Creando un esquema similar al de las blan­ blancas.
cas en la partida anterior. 15.9'e2 as
7.0--0 0--0 8.�c3 �bd7 9.i.b2 �e4 Una útil jugada, que asegura el peón "a" y
Esta vez son las negras quienes aplican el permite la ruptura ... a4, lo que explica mi si­
método de Pillsbury. guiente jugada.
10.l!cl ?! 16.a4 gf6!
Una jugada mecánica. Era más ambiciosa Es hora de pasar al ataque en el flanco de
l 0.Wfc2, luchando por la casilla "e4". Por rey.
ejemplo: l O . . . llJxc3 ( 1 0 ... f5 l l .cxd5 exd5 17.gfcl gaf8 18.i.a6 .!.a8 19.Bdl?
12.llJb5 !) 1 1 .hc3 dxc4 1 2 ..txh7+! (evitando Una retirada inútil, que deja a las blancas
el perpetuo, después de 1 2.bxc4 hf3 1 3 .gxf3 en una posición muy pasiva. Era mucho mejor
.txhl+) 1 2 ... @h8 1 3 .J.e4 cxb3 14.axb3, con 1 9.llJfl , seguido de llJ e l y f3, con posibilida­
una ligera ventaja, Fries Nielsen - Stanke, des de defenderse con éxito.
Bundesliga 2003 . 19...l!b6 20.�fl
10 a6!
..•

Una jugada esencial en la formación negra,


a fin de impedir llJb5, como vimos en el co­
mentario anterior.
11.cxdS exdS 12.�e2 9'e7 13.�g3 fS!·

20...gS!
Con un control tan firme del centro, nada
impide un avance a gran escala en el flanco de
rey.
Era menos preciso 20 . . . liJdf6 2 1 .llJe5 ! , in­
Las negras refuerzan a su caballo del pues­ terponiéndose a los planes de las negras.
to avanzado y, al mismo tiempo, impiden 21.g3 f4 22.exf4 gxf4 23.i.e2 �df6!
14.llJf5. Con el centro más o menos seguro, Las negras permiten por fin llJe5, puesto

LA LUCHA POR EL CENTRO 23


que ya han creado suficientes amenazas contra Partida 1 22
el enroque. Otra posibilidad era 23 ... fxg3 Hellsten Vizama
-

24.fxg3 V!!g7 25 ..id3 �hf6, que también pare­


Linares, Chile 2003
ce fuerte.
Defensa Eslava
24.�e5 �xtl!
La posición pedía a gritos este sacrificio, de
caballo que abre las puertas hacia el rey blan­ No debe extrañar que después de unas de­
co. rrotas tan penosas, yo estuviese interesado en
25.<bxtl fxg3+ 26.hxg3 aplicar la misma idea. He aquí un ejemplo.
Después de 26.<bg l gxh2+ 27.tlJxh2 ixe5 l.d4 d5 2.c4 c6 3.�c3 �f6 4.e3
28.dxe5 �g6+ 29.<bh l �e4, el ataque de las En comparación con 4.tlJf3, las blancas im­
negras también seria irresistible. piden 4 ...dxc4 en esta fase temprana, a costa
26 �e4+ 27.<bgt
•.•
de restringir a su alfil de "c l ".
En fuertes apuros de tiempo, elegí la 4...if'S?!
retirada evidente, pero valía la pena considerar Una jugada natural en la Eslava, pero algo
inapropiada en este caso, como demostrarán
27.<bg2 ! ?, en cuyo caso las negras deben con­
las blancas dentro de un par de movimientos.
tinuar con 27 ...ixeS (27 ... fü2+?! sólo ayuda­
Son más habituales 4 ... e6, 4 ... a6 y 4 ... g6.
ría a las blancas tras 28.<bg l ) 28.dxe5 c5 !
5.cxd5
29.if3 V!!d7, con fuerte presión: 30 ..ig4 d4 !
A 5.V!!b3? ! , V!!b 6.
3 1 .hd7 tiJd2+, recuperando la dama con
5 cxd5 6.Bb3!
•.•

grandes intereses.
27 .Axe5 28.dxe5
.•

Una idea típica de esta apertura. Una vez


que el alfil deja "c8", las blancas se apresuran
28 ... �tl! a atacar el vulnerable peón de "b7". 5 .V!!b3 ! ?
Con el sencillo plan ... c5 y ... d4, incorpo­ era, en cambio, menos preciso, por 5 ...V!!b6.
rando la última pieza al asalto. 6.. .Ac8
29.'ffd2 Be6! El mal menor, ya que ahora 6 ...V!!b6? ! per­
Defiende la torre y, al mismo tiempo, crea mite 7.tlJxd5 tlJxd5 8.V!!xd5 V!!b4+ 9 ..id2
la amenaza 30 ... �h l + (o 30 ...V!!h 3) 3 1 .<bg2 V!!xb2 1 0.�c l , con clara ventaja, mientras que;
V!!h3++ . 6 ... b6? pierde un peón tras 7.ib5+ y 8.tlJxd5 .
30.Bgs+ <bb8 7.f4!?
Dado que 3 1 .if3 salva al rey, pero no a la Una forma interesante de apoderarse del
dama, las blancas se rindieron. centro, pues la debilidad de "e4" difícilmente

24 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
se hará sentir aquí. De no ser así, las blancas 17.Bf3 lüg4?
podrían seguir con la sencilla 7.lüf3 lüc6
8.Ad3 e6 9.0--0, y luego id2, füc l y °IWdl , o
incluso e4! ?, trasponiendo a una estructura del
Gambito de Dama Rehusado.
7 ... e6 8.�f3 �c6 9.i.d3 a6 10.0--0 Ad7

Este contragolpe no dará resultado. Tras


1 7 .. Jk8 1 8.°1Wg3 :!'!g8 1 9.a3 ! , para :!'!c2 y füc l ,
el negro también tendría problemas.
18.lüxd7
El orgulloso caballo deja el tablero para
Después de 10 ....ie7 I I .lüe5 0--0 12 ..id2 mantener al rey negro en el centro, haciendo
lüxe5 1 3 .fxe5 lüd7 14.e4 ! , las blancas man­ posible, además, el sacrificio que sigue.
tienen igualmente la iniciativa. 18 ci>xd7 19.�xd5! exd5 20.Bxd5+ Ad6
•••

11.�e5! 21.Bxf7+ �e7 22.f5! ghf8


A estas alturas la idea nos resulta ya fami­ O 22 ....ixh2+ 23 .ci>h l :!!ae8 24.fxg6, con
liar. Había que descartar l l .°1Wxb7?? lüa5 . irresistibles amenazas.
11 bs 12.Bdl Ad6?!
•••
23.Be6+ <bes 24.d?hl !
Era mejor 12 ... .ie7, propiciando un futuro
... lüxe5 . Es cierto que el otro caballo ya no
dispondría de la retirada a "d7", como en el
comentario anterior, pero en la partida las ne­
gras tendrán peores problemas.
13.i.dl '1Wb6 14.i.el
Este tipo de traslado de alfil es frecuente en
la Holandesa.
14 h5?
.•.

Una jugada seudoactiva, con la que las ne­


gras sólo consiguen dificultarse el enroque.
Aún no era tarde para 1 4 ... ie7, admitiendo el
error de la jugada 12.
1sih4 Ae7 16.gct!
El hecho de que no puedan conectar sus to­
rres creará graves dificultades a las negras en Profilaxis en el ataque. Ahora se amenazan
la lucha por la columna "c". tanto 25 .he7 como 25.f6, que no eran posi­
16 g6
••• ble en este momento, por 24 ....ixh2+.
O bien l 6 . . J�c8 1 7.°1Wf3 '1Wb8 1 8.°1Wg3 ! , con 24 Bd8 25.f6 �xf6 26.i.xg6+
•••

idea de que si l 8 . . . g6?, 1 9.lüxf7. Las negras abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 25


Partida 1 23 9 �e4?!
.•.

Van Wely - Karjakin Karjakin se apresura a situar un caballo en


"e4" a costa de retrasar su desarrollo. 9 ... i.b4,
Cto. de España por equipos 2005 seguido de ... 0--0, era una opción más segura.
Defensa Eslava 10.Ad3 f5
Reforzando el caballo al estilo de Pillsbury.
Por las tres partidas anteriores podríamos Era menos atractivo 1 0 ...J.b4 1 1 .he4 dxe4
tener la impresión de que cuando un caballo 12.tlid2 f5 1 3 .c5 ! , seguido de tlic4, y las ne­
se instala en "e5" ("e4"), el bando contrario gras tendrían serios problemas en las casillas
está condenado a perder. No es así, por su­ de su color.
puesto, y he aquí un ejemplo de cómo luchar 1 1.0-0 J.d6
contra un caballo Pillsbury.
1.d4 dS 2.c4 c6 3.�c3 �f6 4.�t3 a6
El Sistema Chebanenko, que ya vimos en la
partida nº 6 (Miton - S ammour).
5.a4
Una de las respuestas críticas, que impide
toda tentativa de jugar ... b5, a costa de cierto
debilitamiento de la casilla "b4".
5...e6 6.Ags �bd7 7.Y!Jc2
Las blancas también pueden jugar 7.e3 de
inmediato, pero la textual suele ser más útil en
estas posiciones.
7 b6 8.Ah4 Y!Jas
•••

Una ambiciosa opción, en el espíritu de la


Variante Cambridge Springs (4 ... e6 5.J.g5
tlibd7 6.e3 %Va5, etc.). También era posible la A primera vista, la posición de las negras
simple 8 ...J.e7 9.e3 0--0 1 0.a5 c5 ! l l .dxc5 parece prometedora. Sólo necesitan algunos
tlixc5 12.cxd5 tlixd5 1 3 .llixd5 exd5 14.i.xe7 tiempos para enrocar y activar sus piezas del
'f!xe7 1 5 .J.e2 i.g4 1 6.0--0 �ac8, con con­ flanco de dama, después de lo cual su control
trajuego, Van Wely - lvanchuk, Montecarlo, del centro justificaría un ataque en el flanco
rápidas, 2006. de rey, como en las partidas anteriores. Sin
9.e3 embargo, Van Wely había preparado un antí­
doto.
12.cS!
Antes de dar cuenta del caballo de "e4",
Van Wely fija la estructura de peones en el
flanco de dama, habilitando una futura manio­
bra tlid2-c4. En efecto, después de 1 2.J.xe4?!
dxe4 ! 1 3 .tlid2 c5, las negras no tendrían moti­
vos de queja.
12 .Ab8 13.Axe4!
••

Cambiando la pieza menos activa por el


fuerte caballo enemigo.
13 ...fxe4
Si ahora 1 3 ... dxe4?, entonces se continuaría
1 4.tlid2, con tlic4 y J.g3 en el orden del día,
lo que supondría un claro dominio de las
casillas negras por parte de las blancas.

26 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
14.�d2 0--0 15.13!

El triunfo de la estrategia blanca. El caballo


Una jugada clave para minar la cadena de de "e5" es un gigante, y las negras dificil­
peones enemigos y despejar la columna "f', mente pueden salvar a su rey con la torre y el
antes de que las piezas negras del flanco de alfil de dama fuera de juego.
dama se sumen a la batalla. 22 .A.c7
••

15 exf3 16.�xf3 g17


••• Como 22 . . ..id7? fallaría por 23 .Wfxf8+! ,
Preparando ... lüf8, para reforzar la defensa Karjakin prepara l a jugada de alfil.
del flanco de rey. Por el contrario, la activa 23.tig4!
1 6 . . . e5, después de 1 7 .Wfg6 ! exd4 ( 1 7 ... e4 Atacando las casillas sensibles negras "f6"
1 8 .liJd2) 1 8.exd4 liJf6 1 9.:gae l , daría a las y "h6".
blancas una ventaja en desarrollo colosal. 23 ... es
17.gf2! Esto pierde en el acto, pero, en cualquier
La opción más lógica, para incluir en la lu­ caso, las negras no disponían de defensa satis­
cha a la torre de dama. factoria. Por ejemplo: 23 ...hg3 24.Wfxg3 .id7
17... tit'S 25 .ctif6+ @h8 26.lüh5, seguido de 27.Wfe5+.
Esta vez, 1 7 ... e5 se replicaría con 1 8.l:'!afl
e4 1 9.lüxe4 ! dxe4 20.Wfb3 liJ f6 2 1 .hf6 gxf6
22.lüg5 ! hxg5 23.l:'!xf6, y las blancas ganan.
18.b4!
Explotando el detalle táctico 1 8 .b4 Wfxb4?
1 9.a5, seguido de l:'!a4, Van Wely desplaza la
dama negra a "c7", permitiendo lüe5 en la ju­
gada siguiente. También parece fuerte la sim­
ple 1 8.:gafl ! ? id7 1 9 ..ig3 ! , preparando lüe5
tras el cambio de alfiles.
18 9c7 19.ties gxa 20.'l'xfl g5
••.

Prácticamente única, para crear algún espa­


c10.

21.A.g3 '9g7

Ver el diagrama siguiente 24.tif6+!


En vista de las pérdidas materiales tras
22.gfl! 24 ... @h8 25.lüe8, las negras se rindieron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 27


Partida 1 24 l 3 .'1Wxd4 fallaría, por l 3 . . . lll xe4, haciendo
Haznedaroglu M. Gurevich
-
buena a la profiláctica 9 ... ges.
Izmir 2002
Defensa Pire

t.e4 d6 2.d4 g6 3.�c3 .ig7 4.�t3 �f6 s.Ae2


Un tranquilo tratamiento contra la Pire.
Hoy día, el Ataque Austríaco (4.f4) y la fle­
xible 4.J.e3 probablemente sean líneas más
exigentes para las negras.
s ... 0--0 6.0--0 Ag4
Las negras ceden la pareja de alfiles para
empezar a actuar sobre casillas de su color, en
particular "d4". Aquí disponen de otras opcio­
nes, como 6 ... c6, preparando ... lll bd7 y ... e5 .
7.h3
Otra posibilidad es 7.ie3 lll c6 8.d5 ixf3
9.ixf3 lll e 5 1 0.J.e2 c6 ! l 1 .f4 lll ed7, con una 12..idl c6!
compleja lucha estratégica. Un caballo como el de "d4" respalda ac­
7 .Axt3 8.Axf3 �c6 9.Ae3
•• ciones en todo el tablero, y aquí Gurevich ha
Considerando los problemas a que se en­ llegado a la conclusión de que su campo de
frentarán las blancas más tarde, parece más batalla está en el flanco de dama.
seguro 9.ll'le2 e5 l 0.c3, reforzando el peón de 13.dxc6
"d4". La activa l 3 .f4 se responde con l 3 ...cxd5
También podrían pensar en 9.ig5, para 14.exd5 lll f5 ! , seguido de . . . e4 o . . .ih6, con
provocar . . . h6, de forma que un posterior '1Wd2 fuerte presión por casillas negras.
ganaría tiempo con el ataque a "h6". 13 bxc6 14.Ae2?!
•••

9 ges
•••
Pero aquí 1 4.f4, seguido de '1Wt2, parece
A primera vista, una jugada torpe. ¿Por qué mejor, creando contrajuego sobre la columna
no juegan las negras de inmediato 9 ... e5? Por "f'. La textual prepara el traslado de alfil i.c4-
ejemplo: l 0.d5 lll e 7, seguido de ... ll'ld7 y ... f5. b3, pero, como pronto veremos, no dará re­
sultado, por razones tácticas.
Bueno, Gurevich tiene una idea diferente, que
sólo se pondrá de manifiesto en la siguiente
14... gbs 15.Ac4?
jugada.
10.Yfd2
A jugadas como 1 0.:Se l o l 0.ll'le2, las ne­
gras podrían reaccionar de forma similar. Por
ejemplo: l 0.ll'le2 e5 l 1 .d5 lll d4! 12.ll'lxd4
exd4 l 3 .'1Wxd4 ( l 3 .ixd4 lll xe4 1 4.:Se l lll g 5)
13 . . . �g4!? 14.'1Wd2 lll xe3 1 5.Wxe3 ixb2
1 6.gab l '1Wf6 1 7.'1Wb3 J.e5 1 8.'1Wxb7 '1Wf4, con
clara compensación por el peón, Guliev M. -

Gurevich, Campeonato de Francia por equipos


2004.
10 es 11.dS �d4!
•••

Ahora se aprecia perfectamente la estrate­


gia de las negras. El caballo de "d4" es muy
molesto y eliminarlo, con 12.J.xd4 exd4

28 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
1 5 .!fab l era el mal menor, manteniendo el Partida 1 25
equilibrio material. Nikolaievsky - Mikhalevski
15 dS!
..•
Kiev 1 995
Las negras crean un centro de peones, ex­
Apertura Inglesa
plotando el hecho de que 1 6.ib3? falla, de­
bido a 1 6 ... ¿¿¡xb3 l 7.axb3 d4, por contra si l.c4 �f6 2.�c3 d5
1 5 ... l3xb2?! 16.ib3 . Las negras responden a la Inglesa al modo
16.J.d3 �e6 Grünfeld.
Era interesante l 6 ... l3xb2, pero las negras 3.cxd5 �xd5 4.g3 g6 5.J.g2 �b6 6.d3
especulan con el avance l 7 ... d4. Otra opción es 6.d4 ig7 7.¿¿¡f3, trasponien­
17.�dl �xe4 18.J.xe4 dxe4 19.'ffxd8 gexd8 do a la Variante del Fiancheto, en la Grünfeld.
20.J.xa7 gb7 21.J.e3 f5! 22.b3 �d4! 6 .J.g7 7.�f3 �c6
•.

El caballo regresa a su puesto preferido, in­


crementando la presión sobre el campo blan­
co.
En el mismo espíritu, también era intere­
sante 22 ... f4! ? 23 .ic l ¿¿¡d4.
23.J.xd4?
Esto ayuda a las negras a crear un peón
pasado, aunque después de las jugadas 23 .c3
¿¿¡e2+ 24.@hl l3a8 ! , las blancas sufrirían
igualmente.
23 ... exd4 24.gbl gas 25.gb2 c5!

Ha resultado una típica estructura Inglesa,


similar a la Siciliana Dragón, con colores in­
vertidos. Las blancas tienen un peón extra en
el centro y también la columna semiabierta
"c". Por otra parte, las negras disfrutan de más
espacio y un fácil desarrollo.
8.J.d2
Las blancas preparan Wfc l y .ih6, para
cambiar el alfil de "g7", conscientes de que la
ausencia de peones en las casillas centrales
subraya el valor de los alfiles de fiancheto. Si
las negras tratan de impedir esta maniobra con
Otro peón más comienza a rodar, mientras 8 ... h6, entonces después de 9.Wfc l no les re­
las fuerzas blancas están descoordinadas. sultará fácil enrocar, razón por la que Mikha­
26.c3 gba7 27.cxd4 .ixd4 levski prefiere proseguir con el desarrollo.
No tenía nada malo 27 . . . cxd4, pero Gure­ 8...0--0 9.Bct gb8!?
vich prefiere ganar un peón. Una interesante jugada profiláctica. Las ne­
28.gbl gxa2 29.�e3 ge2 gras sobreprotegen el peón de "b7", de forma
En vista de la doble amenaza 30 . . .he3 y que su caballo de "c6" pueda mover más
30 . . . l3aa2, las blancas optaron por rendirse en tarde. Después de 9 . . .l::fos 10.ih6 ihs l l .h4 !?
este momento. seguido de 12.h5, las blancas despliegan la

LA LUCHA POR EL CENTRO 29


iniciativa en el flanco de rey. control sobre las casillas oscuras. Ya no daba
10.Ab6 .i.g4 1 1..ixg7 @xg7 12.b3?! resultado 19.e3? por 1 9 . . . �c4 ! 20.Wfe l �xb2
Quizá Nikolaievsky quería evitar 1 2.0-0 2 l .exd4 lll xd3 22.Wfe3 lll xc l 23 .l:!xc l l:!xd4
'f!ld7, seguido de ...ih3, pero la textual acelera (Ribli), de modo que hubiera sido más pru­
el plan de las negras. dente 1 9.b3, y sólo entonces, 20.e3 .
12 .. ixtJ 13..ixO Quizá las negras debiesen reaccionar con
1 9 . . .h5 ! ?, con idea de . . .h4. Por ejemplo:
20.h4 e4! 2 l .'f!le3 f4 22.'f!lxe4 'f!ld6, con pers­
pectivas de ataque.
19... lll c4!
Explota el giro táctico 20.dxc4? lll f3 +, y
así las negras llevan su caballo a un gran des­
tino, como es "e3".
20.ft°el �e3 21.gn exf4 22.gxf4
O si 22.l:!xf4, las negras responden 22 . . . g5
23 .fü2 'f!le5 ! , con idea de . . . h5-h4 y fuerte
ataque (Ribli).

13 ... �d4!
Gracias a 9 ... :gb8, las negras pueden centra­
lizar de inmediato el caballo. A partir de aho­
ra, si las blancas juegan e3, quedarán con una
pequeña debilidad en "d3".
14ig2 e5
Justo a tiempo, antes de que las blancas lo­
gren una estructura ideal, con 1 5 .e3 y 1 6.d4.
15.0--0 'f!le7 16.cbb2?!
Esta y las siguientes jugadas de las blancas
son pasivas. Parece preferible 1 6.e3 �e6
1 7.Wfc2, con idea de l:!b l y b2-b4, con juego 22...'f!lb4!
en el flanco de dama. Se puede convivir con la Las negras ahora amenazan 23 . . . lll g4+.
ligera debilidad de "d3". 23.cbbl gres
16...c6 17.'f!ld2 gbd8 18,gacl ?! La última pieza se suma a la lucha, creando
Las blancas siguen absteniéndose de e3 y la fuerte amenaza 24 ... lll xg2 25 .©xg2 l:!e3 .
'f!lc2, prefiriendo jugadas de torre crípticas. 24,gn 'f!lb6 25.'f!lg3
Ahora deberán tener cuidado con ... lüc4. Las blancas ofrecen la calidad para aliviar
18...fS! su defensa, pero Mikhalevski ignora la oferta
Con el centro más o menos controlado, Mi­ y sigue atacando.
khalevski inicia operaciones activas en el 25... �xg2! 26.'f!lxg2 ge3 27.mh2 �e6!
flanco de rey. Era menos efectivo 1 8 . . . �c4 La idea concreta de 25 ... lll xg2. Ahora cae
1 9.'f!le l , y si ahora 1 9 ... �xb2? 20.l:!b l 'f!la3 el peón de "f4".
2 1 .'f!lc l atraparía el caballo. 28,go lll xf4 29.'f!lg3
19.f4? Al mismo tiempo, las blancas se rindieron,
Una seria omisión, que, por medios tácti­ sin esperar a 29 ... l:!xf3 30.Wfxf3 lll xh3 ! , descu­
cos, permite a las negras establecer un firme briendo un ataque a la torre de "c 1 ".

30 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 26 piezas negras. Aquí, por el contrario, el ca­
Bocharov Tjurin
-
ballo negro de "e5" suele servirle de escudo.
Por otro lado, el hecho de que ambos caballos
Janty Mansysk 2008
puedan alcanzar la casilla "d5" habla en favor
Gambito Budapest
de la posición blanca.
10 �a6 11..ie3 �c5 12.'f!Ydl
..•

1.d4 �f6 2.c4 e5 3.dxe5 �g4 4.e3 Antes de colocar un caballo en "d5", tiene
Una interesante línea secundaria contra el sentido situar piezas mayores en la columna
Gambito Budapest, en la que las blancas omi­ "d" para disuadir a las negras de ... c6.
ten lll f.3 para desarrollar este caballo por "h3". 12 b6 13.b3 d1b8 14Jladl f5
•••

Las principales alternativas son 4.if4 y De otro modo las negras quedarían dema­
4.lll f.3 . siado pasivas.
4 �xe5 5.�c3
•••
15.exf5 .ixf5
La inmediata 5.lll h3 permite el gambito
5 ... d5 !?
5 g6
..•

Las negras optan por un esquema tipo India


de Rey. En caso de lá más af'm al Budapest,
5 . . lll bc6, las blancas pueden proceder de for­
.

ma similar a la partida. Por ejemplo: 6.lll h3 !


ib4 7.i.d2 d6 8.lll f4 ig4 9.ie2 ixe2
I O.�xe2 0--0 1 1 .0--0, con una ligera ventaja.
6.�h3!

16.�fd5!
Si ahora las negras expulsan el caballo con
... c6, entonces el peón de "d6" resultará débil,
un tema que ya hemos visto, con colores
invertidos, en la partida anterior.
16..JUi
O bien 16 ... lll g4 1 7.ix.g4 ! hg4 1 8.f.3 iB
1 9 .i.d4!, con cambios favorables. En esencia,
las blancas desearían cambiar todas las piezas
del tablero, excepto el orgullo caballo de "d5".
El caballo se dirige al satisfactorio puesto 17.t3
de "f4", desde donde podrá alcanzar, más tar­ Quitando las casillas "e4" y "g4" a las pie­
de, "d5". zas negras. Otra buena opción era l 7.h3, se­
6...g.l 7 7.�f4 0--0 8..ie2 a5 guido de f4, un plan que pronto se ejecutará
Preparando ... lll a6-c5, sin tener que preocu­ en la partida.
parse por b2-b4. 17 'f!Ytll
•••

9.0--0 d6 10.e4! Las negras prosiguen con el traslado de sus


Ganando espacio y preparando ie3 . En piezas al flanco de rey. Lamentablemente, no
posiciones similares de la India de Rey, el tienen allí objetivos reales sobre los que ac­
peón de "e4" a menudo queda expuesto a las tuar . Retrospectivamente, se tiene la impre-

LA LUCHA POR EL CENTRO 31


sión de que debían haber intentado ... c6 en al­ Partida 1 27
gún momento, asumiendo un peón débil en Slobodjan - Epishin
"d6", a fin de expulsar al molesto caballo. Sin
embargo, tanto aquí como en la jugada ante­
Bundesliga 2002
rior, 1 7 ... c6 permitiría 1 8.J.g5 ! , con el caballo Defensa Siciliana
"tocando" "b6" y "e7" a la vez.
18.h3 ges 19.f4! �c6 20.J.o �e4 21.�xe4 1.e4 c5 2.�c3 e6 3.g3 d5
.ixe4 22.Axe4 gxe4 23.gfel Una sólida respuesta a la Siciliana Cerrada.
A pesar de los cambios, las negras siguen Obviamente, las negras también debían estar
teniendo dificultades, debido al fuerte caballo preparadas para 3 .li:Jt3 y 4.d4, entrando en la
de "d5 ", que ata al menos a una pieza a la Siciliana Abierta.
defensa de "c7". 4.d3 .ie7
23 ges 24.g3!
•.. Desarrollando antes el alfil, las negras evi­
Cuando se cuenta con una ventaja durade­ tan 4 ... li:J f6 5.e5.
ra, no hay por qué precipitarse. La textual 5.J.g2 dxe4
concede al rey un refugio seguro en "g2", Lo más sencillo. Ahora 6.li:Jxe4 li:Jf6 dejaría
además de reforzar al peón de "f4". a las blancas sin la menor pizca de ventaja,
24...c!>gs 2s.c!>g2 ge6 26.J.f2! pero tampoco lo hace el medio juego sin da­
Bocharov lucha por la columna abierta, mas que surge después de la textual, de modo
consciente de que las negras no podrán resistir que probablemente debían haber optado por
fácilmente, debido a su problema con el peón exd5, en la cuarta o quinta jugada, seguido de
de "c7". J,g2.
26 .'�c8 27.a3
•• 6.dxe4 'l'xdl+ 7.li:Jxdl .id7!
Preparando b3-b4, para abrir un nuevo
frente en el ala de dama. La evidente 27.gxe6
Wfxe6 28.ge l puede esperar, ya que de todos
modos las negras no pueden llevar la segunda
torre a la columna "e". Por ejemplo: 27 ... fü'S?
28.�xe6 Wfxe6 29.lüxc7.
27 c!>f8 28.b4 axb4 29.axb4 gxel 30.gxel
•••

'l'a8 31.c!>gl!
Protegiendo al caballo del cambio con
... li:Je7. Las negras están condenadas a una de­
fensa pasiva.
31 'l'c8 32.'l'e2 .id4 33.cbg2 .ig7 34.'l'e4
•..

'l'd7?
Una omisión táctica, pero después de
34 ...Wfd8 35.g4 ! , seguido de b4-b5, las negras
tendrían también serias dificultades, pues si El alfil se dirige a "c6" para neutralizar al
35 ... lüe7 36.ih4 ! contrario de "g2", y presionar sobre el peón de
35.�xc7! ge7 "e4".
Obviamente, el caballo era intocable por el 8.�e3 .ic6 9.li:Je2 �d7 10.Ad2 �gf6 11.13
mate. 0--0 12.�c4
36.�e6+ c!>g8 37.bS �d8 38.�cS! Con la doble intención de 1 3.li:Ja5 y 1 3 .e5.
En vista del final perdido, después de las Jugadas más ·lentas, como 1 2.c!>f2 permitirían
jugadas 38 ... �xe4 39.lüxd7, las negras se rin­ 12 ... b5 ! , ganando espacio y quitando "c4" a
dieron. Una gran partida técnica de las blan­ las piezas blancas. Las negras incluso debían
cas. haber considerado ... b5 en el turno anterior.

32 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
12 .i.bS
•• casillas negras no era una gran pieza. En la
Impidiendo de inmediato ambas ideas. partida deberán afrontar problemas bastante
12 ...b5?! 1 3 .lüa5 o; 1 2 ... b6 1 3 .e5 lüd5 14.f4 más serios.
eran menos prometedoras (Bangiev). 18 gS!
•••

13.�a3 .i.c6 14.�c4 .i.b5 15.�e3 .i.c6 Una fuerte jugada que refuerza al caballo
En este punto las blancas podían haber op­ central y propicia un ulterior minado, con
tado por una triple repetición de jugadas, con ... g4. Ahora, si 1 9.f4, gxf4 20.gxf4 lüg6, y el
1 6.lüc4, pero deciden jugar a ganar. Las ne­ caballo apunta a "f4" y "h4".
gras, por su parte, podían haber evitado la re­ 19J�hdl gd4!
petición con 1 5 ... füd8, o antes con 1 3 ...i.a6. Otra casilla central que es ocupada por las
16.a4 gfd8 fuerzas negras.
Finalmente, las negras se disponen a luchar 20.b3
por la columna abierta. Lamentablemente para las blancas, la de­
17.�c3 seable 20.lüb5? falla por 20 ... l::!xa4 ! , de modo
que la preparan, aunque la idea es fácilmente
neutralizada a continuación por las negras.
20 a6 21.i.el h5 22.lüfl g4!
•••

Un oportuno minado del peón de "e4", an­


tes de que las blancas expulsen la torre con
22 ..tt'2.
23.fxg4
Si 23 .f4 lü f3 ! 24.i.xf3 gxf3+ 25 .©xf3
lüxe4, con clara ventaja (Bangiev).
23 hxg4
•••

La inmediata 1 7.lüc4 permitiría l 7 ...i.xa4 !


18.l::!xa4 b5 (Bangiev), de modo que las blan­
cas la preparan.
17...�eS!
La jugada clave de la partida, con la que las
negras se apoderan del centro y, al mismo
tiempo, impiden 1 8.lüc4.
18.©e2?!
Como nos demostrará el resto de la partida,
las blancas no debían haber permitido que el
caballo permaneciese en "e5". Era preferible El triunfo de la estrategia negra. El fuerte
1 8.f4 lüeg4 19.lüxg4 lüxg4 20.h3 lüf6 caballo de "e5" ya no podrá ser expulsado, y
2 1 .l::!h2 ! c4 22.e5 lüd5 23.lüxd5 hd5 24..ie3 el peón de "e4" se ha convertido en una de­
con apenas una ligera desventaja. Cuando es­ bilidad permanente.
tamos a la defensiva, una cuestión clave es 24.�d2
elegir entre distintas inferioridades o, por así Después de 24.it'2 �xdl 25.l::!xd l b5 ! , con
decir, detectar el mal menor. En la posición la amenaza 26 ... b4, las negras mantienen el
después de 24.i.e3, las blancas expusieron control.
levemente su estructura de peones y el alfil de 24 ©g7! 25.i.t'l gh8! 26.i.gl
•••

LA LUCHA POR EL CENTRO 33


Tras 26 ..ixd4?! cxd4 27.tll a2 gxh2 28.©fl Partida 1 28
gh6! , seguido de ... tll h 5, las blancas tendrían Benjamin - Wagener
grandes dificultades (no 28 ... tll h 5? 29.©g l ).
Campeonato de EEUU, Seattle 2002
26...ghS!
Defensa Siciliana
La tentadora 26 ... b5 permitiría 27.axb5
axb5 28.ga7, con algún contrajuego, de modo
Cuando hablamos de dominar el centro con
que Epishin realiza primero una jugada útil
una pieza, nos referimos normalmente a un
para proteger la quinta fila.
caballo. En esta partida podremos ver cómo
27.�fl
esa misión pueden asumirla también los alfiles.
Si 27 .a5, impidiendo ... b5, parece intere­
1.e4 es 2.�t3 �c6 3.AbS e6
sante 27 ... gd8, que prepara . . . c5-c4 y . . ..ib4.
27 gxdl 28.gxdl bS!
•••

Justo a tiempo. Ahora las blancas de nuevo


tendrán que preocuparse de su peón de "e4",
teniendo en cuenta la amenaza ... b5-b4.
29.axbS axbS 30.�dl b4 31.�cbl �fd7!
Preparando ... f5, con ataque final al peón
de "e4".
32.©f2 f5 33.gel
�f':"{;�j
Puesto que 33 .exf5? pierde pieza después '/,-;/,///,
///¿ ,//

de 33 ... gxf5+, las blancas quedan condenadas


a la pasividad.
33 �f6 34.©e3
•••

Una respuesta muy popular a la Rossolimo,


con la que las negras preparan ... tll ge7 y . . . a7-
a6, de forma similar a cómo lo hacen las blan­
cas en algunas líneas de la Nimzoindia Ru­
binstein ( l .d4 f6 2.c4 e6 3.tll c3 ib4 4.e3).
4.0--0 �ge7 s.gel
Refuerza el peón de "e4" y le da una casilla
de retirada al alfil en "fl ". Otra posible línea
es 5 .c3 a6 6.ia4 b5 7.i.c2, seguido de un
oportuno d4.
5... a6 6..i.fl dS
Ver el diagrama siguiente
34 ©t7!
•.•

Ésta no es la única jugada ganadora, pero sí Las negras atacan inmediatamente en el


la más elegante, ya que amenaza ... it'8-h6+. centro, antes de que las blancas implementen
35.gn Af8 36.gdl fxe4 37.tll c4 el plan estándar c2-c3 y d2-d4, formando un
37 ....ih.6+ 38.©e2 tll xc4 39.bxc4 ia4 es centro de peones.
un posible camino ganador. En cuanto al ca­ 7.exd5 9xd5
ballo de "e5", nunca se movió de esa base, una Después de 7 ... exd5? ! 8.d4, las negras ten­
vez que llegó allí, pero su presencia influyó de drían problemas con su desarrollo, pero era
forma decisiva en el juego. perfectamente posible 7 ... tll xd5 . Por ejemplo:
Las blancas abandonaron. 8.d4 tll f6 (anticipándose al avance c4) 9.i.e3

34 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
ie7 1 0.c4 0--0 l l .tiJc3 cxd4 12.tiJxd4 id7,
con juego más o menos igualado, Totsky -
Golod, Cappelle-la-Grande 2007.

Parece más activo 1 3 ... lll b4, luchando por


la casilla crucial "d5". Por ejemplo: 1 4.lll c3
lll d5 1 5 .Bb3 :gd8 ( 1 5 ... lll f6).
8..id3! 14.�c3 gad8 1s.gc1 fS
Jugada antinatural, pero muy fuerte. Las Las negras expulsan al potente alfil y com­
blancas quieren situar su alfil en "e4", de don­ plican el plan d5, a costa de autocrearse debi­
de no podrá ser desalojado fácilmente por los lidades duraderas en "e5" y "e6". Quizá
caballos negros. Era menos prometedor 8.tiJc3 1 5 ...ic8 1 6.d5 lll b4 !? fuese el mal menor.
Bd8, seguido de ... tlJfS, ...ie7 y ... 0--0
.
16..ic2!
8 �g6
•••
El alfil se dirige a "b3 " para atacar "e6".
8 ... tt:lfS?? pierde pieza tras 9.ie4, pero 16...f4?!
8 ... g6 era otra forma de resolver el desarrollo Las complicaciones resultantes no pueden
del flanco de rey. La partida Ulibin - Gallia­ considerarse favorables a las negras, de modo
mova, Campeonato de Rusia por equipos que una mejor opción habría sido 1 6 ... lll b4
1 996, continuó de forma curiosa: 9.b4 ! cxb4 1 7.ib3 ic6, aunque con 1 8.ig5 ! las blancas
(9 ...ig7 1 0.tll c 3) 1 0.ib2 gg8 l l .a3 ! ig7 (si conservasen la ventaja.
l l ...bxa3, sigue 1 2.tll xa3, para jugar a "c4")
12.hg7 gxg7 1 3.axb4 tt:lxb4 1 4.ie4 Bd6
1 5.d4, con interesante compensación por el
peón entregado.
9..ie4 Bd6 10.c3
Benjamin busca una estructura con peón
"d" aislado, tras d4, en la que el caballo de rey
negro estaría mucho mejor situado en la casi­
lla "f6".
10 ..ie7 11.d4 0--0 12..ieJ cxd4 13.cxd4
••

Ver el diagrama siguiente

A partir de aquí, el plan de las blancas es


sencillo: movilizar el resto de las piezas y pre­
parar la ruptura d5 .
13 ..id7?!
•. 17.�e4 'i!YdS

LA LUCHA POR EL CENTRO 35


Tras 1 7 ...Wlb4 1 8 ..id2 Wfxb2 1 9.gb l , las Centro controlado a distancia
negras también tendrían serias dificultades.
Por ejemplo: 1 9 ...Wfa3 (a 1 9 ...Wfxa2?, 20 ..ib3
Volviendo al tema del centro de peones, la
Wfa3 2 1 .gal Wfb2 22.ic3, cazando la dama)
mayoría de las aperturas actuales no permiten
20.�xb7 ic8 2 1 .�c7 c!lixd4 22.c!lixd4 gxd4
la formación de un centro así.
23.Wfa l ! , con la fuerte amenaza 24.gc3 Wfa5
Las dos principales reacciones a l .d4, por
25 .gxc8 (Gershon).
ejemplo ( 1 . ..c!lif6 y 1 .. .d5) impiden 2.e4, y a la
18.i.d2 lL!b4 Siciliana Alapin ( l .e4 c5 2.c3) suele respon­
O bien 1 8 ... c!lixd4 1 9.c!lixd4 Wfxd4 20.iaS ! , derse con 2 ... d5 o 2 ...c!lif6, impidiendo 3 .d4 en
recuperando e l peón con intereses. ambos casos. No obstante, hay cierto número
19.i.b3 Wh5 de aperturas, como las defensas Pire, Moder­
na, India de Rey y Grünfeld, en las que las
blancas pueden crear un centro de peones. Sin
embargo, en esas defensas las negras, antes o
después, atacarán a esos peones centrales con
oportunas rupturas ( ... c5 o ... e5 en las tres pri­
meras), o mediante presión de piezas (por
ejemplo, con ...ig4, ... c!lic6, ... W/a5, etc., en la
Grünfeld). Desde la perspectiva de las blan­
cas, aperturas como la Réti o la Inglesa pro­
pician ideas similares, con colores invertidos.
Un enfoque así, con el centro controlado "a
distancia" fue preconizado en su día por Réti y
Nimzovich, entre otros, y sigue desempeñan­
do un papel fundamental en la estrategia de
apertura. Veamos algunos ejemplos.
20.c!liegS!
Las blancas intensifican el ataque a "e6", Partida 1 29
explotando el hecho de que el alfil de "e7" Van der Wiel - Vaganian
está sobrecargado. También era fuerte 20.gc7. Ter Apel 1 993
20 .AxgS 21.i.xb4 ll.e7 22.Axe7 ltixe7
••
Defensa Alekhine
23Jk7!
Benjamin descarta la evidente 23 .ix.e6+ l.e4 ltif6 2.e5 lL!d5 3.d4 d6 4.c4 lLlb6 5.f4
.ixe6 24.gxe6, consciente de que el peón de El temible Ataque de los Cuatro Peones,
"e6" no va a desaparecer del tablero y prefiere una de las armas principales de las blancas
ocupar la séptima fila. contra la Defensa Alekhine.
23 ... ltidS 24Jhb7 Aes 25.fta7 5 dxe5 6.fxe5 lL!c6 7.Ae3
•••

Además de todas sus ventajas posicionales, Pese a su apariencia natural, 7.c!lif3?! es im­
las blancas tienen ahora un peón extra, de precisa, debido a 7 ....ig4 8 ..ie3 e6, y las ne­
modo que el resto es fácil. gras han ganado un tiempo en relación con el
25...'it>h8 26.fteS We8 27.h3 ltif6 28.We2 ftd6 desarrollo de la partida.
29.ftcS! 7.. ..tf5 8.ltic3 e6 9.ltif3
Esta torre se dirige a "c7", de paso que
evacua "e5" para otras piezas. Ver el diagrama siguiente
29...Wg6 30.Ac2 We8 31.Wes ftb6?
Grave error, en una posición desesperada. 9....tg4
32.Wc7! Una excepción reconocida a la regla que
Las negras abandonaron. establece que en la apertura no debe moverse

36 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
dos veces la misma pieza. Aquí cumple el centro intacto, cediendo la pareja de alfiles,
propósito de presionar sobre los peones cen­ pero su rey quedará sometido a un fuerte con­
trales blancos. Otra posibilidad es 9 ...ie7 traataque.
IO.d5 exd5 l l .cxd5 liJb4 12.liJd4, con juego 15 ...exd5 16.cxd5 Bb3!
agudo.

17.�e2
IO..ie2 .ixf3 Una fea jugada, pero la deseable l 7.We2?
Cambiar en este momento se justifica, al no fallaba por 1 7 ... ltJ d4.
ser posible l l .ixf3, por l l .. .liJxc4. 17 0--0
.••

11.gxO Y!Yd7 Ahora, el expuesto rey hace muy dificil el


Prepara . . . l:!d8 o ... 0--0--0 incrementando la
, juego a las blancas.
presión sobre "d4" . La alternativa es hacer 18.Y!Yd3
1 1 .. .�4+ 12.if2 W/f4 1 3 .c5 liJd7, con juego Tanto 1 8.ltJe4 i.c5 ! , con idea de ... ltJd4+,
de doble filo. como 1 8.liJb5 l:!fe8 ! , preparando ... ltJxe5,
12.f4?! mantenían vivo el ataque (Ftacnik).
Una jugada lógica, a f>rimera vista, pero 18 �e7 19.Y!Yc4 J.xc3 20.bxc3 b5!
..•

ahora el peón de "d4" queda muy expuesto. La Una forma ingeniosa de abrir nuevas líneas
más tranquila, 1 2.W/d2, seguida de 0--0--0 se , hacia el monarca blanco. Ahora, 2 1 .W/c5 (o
considera una mejor opción. 2 1 .Wb3) se replicaría con 2 1 . . .�g6, de modo
12 J�d8 13.d5
•• que Van der Wiel acepta la oferta.
Después de 1 3 .c5 liJd5 14.ltJxd5 W/xd5 21.Bxb5 c6! 22.dxc6
15.i.f3 W/d7, el problema con el peón de "d4" Si 22.W/xb7, ltJxd5, con múltiples amena­
persiste. En este punto, las blancas probable­ zas.
mente esperaban 1 3 . . . exd5 14.ig4 ! , con al­ 22 bxc6 23.Y!Yc4
•••

guna iniciativa, pero las negras tienen a su Después de 23 .ixc6? Wxc3, la posición
disposición una jugada mucho más fuerte, que blanca se viene abajo.
disolverá el centro enemigo. 23...�g6 24.iagl Y!YfS!
13 ..lb4!
•• El detalle final, con el que las negras plan­
Las negras aceleran el desarrollo y au­ tean la doble amenaza . . . �xf4+ y ...W/c2+.
mentan la presión sobre la columna "d", ex­ 25.ig4 Y!Yc2+ 26.�e3
plotando el giro táctico 1 4.dxc6? W/xc6, con O bien 26.�fl �dl+!, ganando pieza.
ata.que doble a la dama y a la torre de "h l ". 26 Y!Yd2+ 27.�e4 id5!
•••

14.Axb6 axb6 15...iO Las blancas se rindieron, ante la imparable


Las blancas han conseguido mantener su amenaza 28 . . . f5+ 29.exf6 l:!e8++.

LA LUCHA POR EL CENTRO 37


Partida 1 30 caballos, en particular el de "g8", tienen más
Rosandic - Delchev opciones.
s.AD tür6 9.'9d3
Zadar 200 1 Ni 9.e5 tll d5, ni 9.tll d2 lll bd7 l 0.c3 a5
Defensa Moderna l l .tll e2 0--0 12.0--0 c5, ofrecen ventaja a las
blancas (Hillarp Persson).
En la partida anterior, la presión de las 9 lübd7 10.lüe2
.••

negras sobre el centro enemigo tuvo lugar bá­ Las negras quedan igualmente bien después
sicamente por la columna "d" semiabierta. Sin de 1 0.tll d2 0--0 1 l .c4 bxc3 1 2.bxc3 c5 !
embargo, el método más característico de 1 3 .tll e2 cxd4 14.cxd4 e5 ! 1 5 .gb l (la tentadora
controlar el centro "a distancia" se realiza me­ 1 5 .fxe5 dxe5 1 6.d5 sería un bumerán después
diante un fiancheto, o incluso dos, como en de 1 6 . . .hd5 ! 1 7.exd5 e4, y el alfil de "g7" se
las partidas que veremos a continuación. haría notar) 1 5 ...ic6, seguido de ...ib5, con
1.e4 g6 2.d4 ig7 3.tlc3 d6 4.Ae3 contrajuego, Galkin - Ponomariov, Lausana
Uno de los esquemas más peligroso contra 2000.
la Defensa Moderna, en el que las blancas 10...0---0 11.0---0 e5
preparan 'i;Vd2 y 0-0--0 , seguido de ataque en Delchev comienza a atacar el centro de
el flanco de rey, o bien f4, apoyando una fu­ peones, apoyándose en su alfil de "g7". Tam­
tura expansión en el centro. bién era posible 1 1 ...c5, en el mismo espíritu.
4 a6 5.f4 b5 6.Ae2
•••
12.lüg3
Preparando 6.if3, para reforzar las casillas Reforzando el peón de "e4". En caso de
blancas. También se ve con frecuencia 6.id3 . 12.fxe5 dxe5 1 3 .d5, las negras podrían consi­
6 b4 7.lübt
.•.
derar 1 3 ... a5, como en la partida. Por ejemplo:
Es más crítico 7.tll a4, según Hillarp Per­ 14.lll d2 ia6 1 5 .tll c4 'i;Ve7, seguido de ... tll c 5,
sson, quien también sugiere 6 ... tll d7 en la ju­ con contrajuego.
gada anterior. 12 aS!
••.

7.. .Ab7 Preparando ...ia6.


13.gel lüb6 14.c4

Cuando principiantes se nos enseña a de­


sarrollar los caballos antes que los alfiles, ya Con el avance de un nuevo peón a la cuarta
que el destino de los primeros tiende a ser más fila, las blancas toman precauciones contra
evidente. En esta defensa, sin embargo, su­ ....ia6, pero, al mismo tiempo, debilitan las
cede todo lo contrario: los alfiles suelen estar casillas negras, en particular "d4". Era prefe-­
predestinados a "g7" y "b7", mientras que los rible 1 4.lüd2 (Hillarp Persson), y las negras

38 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
podrían intentar 1 4 ....ia6 1 5 .c4 exf4 1 6.hf4 Partida 1 3 1
45!?, con alguna iniciativa. Por ejemplo: Gallagher - Ponomariov
17.b3 dxc4 1 8.bxc4 ltJh5 ! 19 ..ie3 ltJxg3
3>.hxg3 c5 ! , explotando la doble clavada.
Biel 2000
......�fd7! Defensa Moderna
Una jugada clave en esta partida, con la
'1lle el caballo toma un control profiláctico de t.e4 g6 2.d4 .ig7 3.�c3 d6 4.i.e3 a6 s.9d2
las casillas "c5" y "e5", de paso que despeja la Las blancas optan por el primero de los
p311 diagonal para el alfil de "g7". esquemas mencionados en la partida anterior.
15.fxeS S �d7 6.a4
•••

Después de 1 5.dxe5 dxe5 1 6.f.5 V!!e 7, pre­ Impide ... b5, pero el avance del peón "a"
parando . . . ltJc5, o 1 5.ltJd2 exf4 1 6 ..ixf4 c5 ! , significa que el enroque largo queda poco me­
las negras disfrutarían de una clara ventaja nos que erradicado. Una opción crítica era
posicional. Por ejemplo: 1 7.hd6? ! ixd4+ 6.0-0--0 b5 7.h4.
1 8.'it>hl ltJe5, con muy mal juego para las 6 b6
•••

blancas.
15-cS!
Una impresionante ruptura, que destroza el
centro enemigo. También era posible la mo­
desta 1 5 ... dxe5 1 6.d5 V!!e7 y ... ltJc5 .
16.e6
Esto no tiene mucho sentido, pero después
de 1 6.dxc5.? ltJxe5, seguido de l 7 . . . ltJbxc4, o
16.exd6 cxd4 1 7.ix.d4 ltJe5 1 8.ixe5 he5
19.c5 ltJd7, las negras tendrían también una
gran ventaja (Hillarp Persson). En este punto,
aferrarse al peón de "c5" con 20.V!!e3 se re­
futaria con 20 ... �c8 2 1 .�c l V!!f6! , con múlti­
ples amenazas.
16... cxd4 17 ixd4 �es 18.ext7+ !xt7
19.i.xeS Por su parte, las negras impiden la restric­
Capitulación estratégica, aunque 19.V!!d l tiva a4-a5, haciendo posible ...ib7, con lo que
�bxc4, preparando ... d5, era igualmente pro­ surge un sistema de apertura conocido como
blemático para las blancas, que ahora estarán Hipopótamo.
lamentando el lento desarrollo de su flanco de 7.�f3 e6
dama. La inmediata 7 ...ib7 concedería a las blan­
19..ixeS 20.9c2 a4! cas la opción 8.d5 .
Justo a tiempo, propiciando ... a4-a3, antes 8.i.c4
de que la torre deje "al ". A otras jugadas las negras pueden respon­
21.�d2 a3 22.!abl axb2 23.!xb2 .bb2 der de forma similar a la partida. Por ejemplo:
24.9xb2 �d7! 8.ie2 ib7 9.h3 h6! 1 0.0--0 ltJe7 1 1 .�adl g5 !
Aun después de ganar la calidad, Delchev 12.ltJh2 ltJg6 n .ihs liJ f6 1 4.hg6 fxg6,
sigue manteniendo el control de las casillas seguido de ... 0--0 , con opciones equilibradas,
negras. Rogovoi - Nikolaev, San Petersburgo 2000.
2Sig4 �es 26.9d4 Bgs 27.i.h3 !xa2 8 h6!
..•

28.�f3 9f4 Puesto que 8 . . . ltJe7? ! permitiría 9.ih6 ! ,


En esta desesperada posición, las blancas cambiando alfiles, las negras preparan l a ju­
se rindieron. gada.

LA LUCHA POR EL CENTRO 39


9.h3 �e7 10.0--0 .lb7 1 6.exd5 lll xd5 1 7.lll xd5 i.xd5, con una apro­
ximada igualdad. La textual hace que no sea
factible 1 5 ... d5? ! , por 1 6.e5, pero permite otra
ruptura.
15 cS!
.•.

Se ha completado la formación del Hipopó­


tamo. Las blancas tienen más espacio, pero no
les resulta fácil mejorar su posición. Por ejem­
plo: l l .d5?! a lleva a ninguna parte, después
de l l . ..e5 ! , y las negras incluso podrán apo­ Un avance excelente, que mina la diagonal
derarse de la iniciativa con un posterior ... f5 . "al-h8" para el alfil de "g7" y también la
De forma similar, e5 permite ... d5, seguido de casilla "e5" para el caballo de "g6" .
... c5 . Las negras, por su parte, aguardan el 16.dxcS?!
momento oportuno para una ruptura de peo­ Una reacción pasiva, que entrega la ini­
nes, en la que, virtualmente, casi cualquiera de ciativa a las negras. Era preferible mover
sus peones, de la columna "c" a la "g" puede 1 6.d5 lll e5 1 7.Afl , seguido de �adl y t2-f4
participar. (Finkel).
l U!!fet 16 bxcS
.••

Ahora las negras no pueden enrocar, por Ahora el centro blanco de peones ha desa­
1 2.hb.6. Así pues, ¿qué hacer? parecido y las negras cuentan con un peón
11 gS!
••.
central más, hecho que pronto podrán explo­
Una típica jugada "hipopótamo", que per­ tar. Era menos recomendable 1 6 ... dxc5?!
mite ... lll g6, con control de las casillas negras. 1 7.a5.
12.�h2 �g6 17J�adl Bc7 18.Be2 dS! 19.exdS exdS
Justo a tiempo, antes de que las blancas 20..Act
ataquen con f4. Una retirada necesaria, en vista de que se
13.�n amenazaba 20 ... d4.
En este momento, 1 3 .d5 ! ? e5 14.lll fl , pre­ 20.. J�ae8 21.Bd2 �h4!
parando lll g3-f5, es favorable a las blancas, de Antes de avanzar los peones "c" o "d", las
modo que posiblemente sea mejor elección negras evitan la posibilidad hg6 y lll f5 , de
1 3 ... lll de5 1 4.i.b3 Wff6, seguido posteriormen­ paso que apuntan al peón de "g2". También
te de ... 0--0 . parecía fuerte 2 1 ...lll f4 22 ..!fl d4.
13 ... �f6 14.�g3 0--0 22.fbe8 �be8 23.gel
A pesar del ligero debilitamiento producido Los cambios suelen favorecer al defensor,
por ... g5, el rey negro está aquí seguro. pero aquí las negras conservan todos sus triun­
1S..id3 fos, aun después del cambio de torres.
Si 1 5 .f3, las negras replicarían 1 5 ... d5 ! 23 ... gxel+ 24.Bxel c4!

40 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
El orden de jugadas importa. Era menos Partida 1 32
claro 24 . . . d4 25.llJce4! Beliavsky - Anand
2s.An d4
Munich 1 99 1
Defensa Pire

t.d4 d6 2.e4 �f6 3.�c3 g6 4.f4 .ig7 s.�f3


0--0
La forma tradicional de responder al Ata­
que Austríaco de las blancas. También es po­
pular la aguda 5 ... c5.
6.Ae3
La línea principal aquí es 6.id3, seguida de
0--0 , después de lo cual las blancas a menudo
emprenden un ataque en el flanco de rey con
jugadas como Wfe l -h4, f4-f5, etc.
La textual prepara un esquema diferente,
con Wfd2 y 0--0--0 Por otra parte, también im­
.

plementa el avance e5, pues tras ... dxe5, dxe5,


Una posición de ensueño para las negras,
y el cambio de damas, las blancas pueden re­
cuyas piezas, sobre todo los alfiles, son muy
tomar en "dl " de torre.
superiores a sus colegas blancas. Además,
6 b6
pronto podrán crear un peón pasado en la co­
..•

Una jugada con dos funciones: permitir


lumna "d".
. .. i.b7 y facilitar el golpe ... c5.
26.�ce2
7.es
O bien 26.llJce4 llJxe4 27.llJxe4 Wfe5 ! ,
Las blancas ganan espacio en el centro,
preparando ... f5 (Finkel).
pero también exponen sus peones centrales en
26 tfcs
fase temprana de la partida. Actualmente se
•..

No hay prisa en avanzar los peones. Des­


juega con mayor frecuencia 7.Wfd2, seguido de
pués de 26 ... d3 27.cxd3 cxd3 28.llJc3, el peón
0--0--0
de "d3" queda un poco expuesto.
.

27.tfdl �e4 28.�xe4 .ixe4 29.�g3 .ig6 7 �g4 8.Agl


.••

Un oportuno cambio de diagonal, que hace


inevitable 30 . . . d3. La siguiente jugada de las
blancas precipita el fin, aunque no era fácil ya
darles un buen consejo.
30.tfe2?! d3! 31.cxd3 cxd3 32.tfe8+ <bh7
33.Ae3 'f!YdS
Centralizar la dama suele ser una excelente
idea en el final, y aquí obliga a las blancas a
entregar un peón para frenar el avance . . . d2.
34.Ad2 hb2 3s.a Aes!
Ponomariov elude la "trampa estratégica"
35 ...Wfe5?! 36.Wfxe5 J.xe5 37.llJe4 ! , y las
blancas, inesperadamente, siguen en la parti­
da.
36.�e4 he4 37.fxe4 'ffd4+ 38.<bht 'fffl !
Ataque y defensa a la vez. Ante las múlti­ 8 cS! 9.h3
.•.

ples amenazas, las blancas se rindieron. La codiciosa 9.dxc5 bxc5 I O.Wfd5?! se

LA LUCHA POR EL CENTRO 41


vuelve contra las blancas tras 1 0 ...�6! , con
idea de 1 I .YNxa8? .ib7 1 2.llJd5 YNxb2, con
amenazas decisivas (Anand).
9 llJh6 10.dS
•••

Las blancas mantienen así su centro de


peones y ahora disfrutan de una considerable
ventaja de espacio. Por otra parte, están retra­
sadas en desarrollo, algo que Anand explotará
vigorosamente durante el resto de la partida.
10 ..tb7 11.ft'd2
••

Preparando el 0--0--0 . Si l l .YNe2, en el mis­


mo espíritu, las negras pueden reaccionar con
l l . ..ia6 12.YNf2 hfl 1 3 .YNxfl llJf5, con con­
trajuego. 1 4 ..if2 dxe5 1 5 .fxe5 llJd7 1 6.g4
llJd4 ! , destruyendo el centro enemigo. En
cuanto a l l .g4 dxe5 12.fxe5 e6! , seguido de
19 c4!
.•.

1 3 ... llJd7, el centro blanco de nuevo cae bajo Explotando un sencillo detalle táctico como
fuerte presión. 20.hc4? ges, y 2 1 . . .b5, las negras impiden el
11 �fS 12.Ah2
•.•
plan del rival y amenazan con un futuro avan­
Anand indica también 12 ..if2 dxe5 1 3 .fxe5 ce . . . c3 .
e6 ! , y si ahora 14.0--0--0? , entonces 14 ....th6. Era menos convincente l 9 . . ..th6?! 20 ..if4
12...dxeS 13.fxeS e6! .hf4 2 1 .YNxf4 .hd5 22 ..ic4.
Una jugada clave para cuestionar el centro 20.Ae2?
de las blancas, antes de que se desarrollen có­
Prácticamente entregando un peón. Se re­
modamente. En este momento, tanto 1 4.g4?
quería la profiláctica 20.@b l ! , y a 20 . . . gcs
llJb4, como 1 4.d6? ! llJd7 dejan sentenciado al
2 1 .d6 .th6 (2 1 . . .b5), podría responderse con
peón de "e5", mientras que 1 4.ic4 b5 ! tam­
22 ..if4, sin perder el peón "d" como en la
bién es favorable a las negras. En consecuen­
partida.
cia, Beliavsky prosigue con su desarrollo.
20 !c8 21.�bl
14.0--0--0 exd5 15.�xdS �c6 16.c3
•••

O 2 1 .g4? ! llJe7! 22.d6 llJd5 y 23 . . . c3 resul­


Ahora, si las blancas consiguen jugar .ic4 y
ta inevitable.
ghe l , quedarían bastante mejor (Anand). Pero
21...Ah6 22.Af4 .ixf4 23.ft'xf4 Axd5!
no tienen tiempo de ello. Veamos: 1 6 ..ic4? ! Después de algunos cálculos, Anand acepta
llJcd4 ! 1 7.llJxd4 cxd4, seguido de . . . llJe3 . La el regalo, convencido de que las blancas no
textual busca prevenir . . . llJcd4, pero en vano. podrán explotar la clavada resultante.
16 �cd4! 17.llJf6+
••.
24.h4
La mejor tentativa, ya que 1 7.cxd4? ! YNxd5 En una dificil posición, Beliavsky busca un
1 8.@b l gad8 dejaría a las blancas sufriendo ataque a la desesperada. Una variante crítica
una presión insoportable. era 24.g4 llJg7 25.YNh6 llJe6 26.h4 c3 !, y
17.. ..txf6 18.cxd4 .ig7 19.d5 ahora 27.llJg5 falla (27.bxc3 .ie4+ 28.@b2
YNc7, el ataque todavía es más convincente -
Ver el diagrama siguiente Anand) por 27 . . .c2+ 28.@al llJxg5 29.hxg5
.ixh l 30.gxhl c l YN+. En cuanto a 24.llJd4,
Con una precisa secuencia de jugadas, Be­ tratando de explotar la clavada, seguiría la
liavsky ha conseguido reconstruir su centro de fuerte 24 . . .YNh4!
peones, y ahora quiere reforzarlo con 20.ic4, 24 c3
•••

pero se encuentra con una gran réplica de su Como demostrará el resto de la partida, el
adversario. ataque negro es más rápido.

42 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
2S.bxc3 �bc3 26.bS Partida 1 33
Taimanov - Hort
Tallin 1 975
Apertura Inglesa

1.c4 es 2.ctc3 ctc6 3.g3 ctr6 4.i.g2 .tes


Otra opción es 4 . . .J.b4, aunque en tal caso
la réplica 5.llJd5 gana en fuerza.
5.e3
Las blancas eligen un esquema con e3 y
lD ge2 para restringir al alfil de "c5".
5 d6 6.a3 .te6
•••

6 . . . a5 o 6 . . . a6 eran más precisas, dándole al


alfil un refugio en "a7".
7.b4 .ib6 8.d3
Puesto que la deseable 8 . . . d5? falla, por
26_.cteJ! 9.c5, las blancas se limitan a proseguir con el
El caballo se suma al ataque y, al mismo desarrollo. Por el contrario, con el alfil negro
tiempo, libera a la dama negra de la defensa en "a7", probablemente prefiriesen aquí mover
del alfil. 8.liJd5 .
21.ctgs 8 fld7
..•

A 27.hxg6, fxg6 28.Wfh6 Y!!c 7, y el ataque


negro sigue intacto, mientras que 27.Wfh6 se
refuta con 27 ... llJxdl 28.hxg6 (a 28.llJg5,
Axa2+!) 28 ... .ie4+ 29.@al .hg6 30.E�xdl
ft'e7 (Anand).
27••• flc7 28.ctxb7

9.h3!
Antes de jugar llJge2, Taimanov impide
. . . ih3, de forma idéntica a la jugada 8 ...h6 de
Ponomariov contra Gallagher (partida nº 1 3 1 ).
En realidad, el tratamiento de las blancas de la
Inglesa en esta partida guarda mucha similitud
28...�b3+! con el Hipopótamo.
Un elegante remate. En vista de la variante 9 ... 0--0 10.ctge2 ctd8?!
29.axb3 Y!!c2+ 30.@al Y!!c 3+ 3 1 .@b l Y!!xb3+ Hort prepara ... c6 y ... .ic7, pero este plan es
32.@al llJc2++, las blancas oprtaron por aban­ fácilmente refutado con la siguiente jugada de
donar. las blancas. Quizá fuese mejor l 0 . . . a5 . Por

LA LUCHA POR EL CENTRO 43


ejemplo: l l .b5 tDe7 ! ? 12 ..hb7 E:ab8 1 3 .J.g2 18 .Ag6 19.�dl /Oc7 20.Bn bS
••

d5, seguido de . . . E:fd8, con buen contrajuego


por el peón. Incluso parece mejor la sencilla
1 0 .. Jfab8, preparando . . . tD e7-g6 para reactivar
el caballo, una pieza que en la partida se con­
vierte en un problema en "d8".
11.lDa4! e6 12./0xb6 axb6 13.Ab2
Un excelente despliegue del alfil, que re­
nueva la restricción del avance . . . d5 .
13 ... /0es

Esto facilita la tarea de las blancas, aunque


ya era dificil sugerir un plan constructivo a las
negras.
21.cS!
Un nuevo avance de peón para socavar el
centro enemigo. Ahora, ni 2 1 . ../0fl? 22.f5, ni
tampoco 2 l .. .d5? 22.fxe5 serían buenas para
las negras, de modo que deberán desprenderse
del orgulloso peón de "e5".
Prepara ... f6 y . . . liJf7, después de lo cual se­ 21. exf4 22.exf4 b6
••

ría finalmente posible la ruptura ... d5, pero las A 22 . . . dxc5 Taimanov había preparado
blancas tenían preparada una fuerte respuesta. 23.füe l Y!ld7 24.fS J.f7 25.g5 ! , con fuerte ata­
14.f4! que, como por ejemplo: 25 . . . fxg5 26.f6 g6
Una jugada clave, atacando el centro ene­ 27.E:e7.
migo y minando la gran diagonal para el alfil 23.Ae4!
de "b2". Eliminando el defensor de las casillas blan­
14...f6 1S.g4! cas en campo contrario.
Con el centro bajo control, nada impide es­ 23 .J.xe4 24.cxd6 Bxd6 2S.dxe4 Be6 26.eS!
••

te avance de flanco, que permite el enroque e Por tercera vez en la partida, las blancas
impide 1 5 ... lDfl?, por 1 6.fS. minan la larga diagonal para su alfil, esta vez
1S @b8?!
••• con efectos decisivos.
Preparando ... J.g8, pero las negras omiten 26...fxeS 27.J.xes !OdS 28.Bh2
la clavada que pronto se producirá en la co­
lumna "f'. Era mejor 1 5 ... tDc7, con idea de Ver el diagrama siguiente
. . .b6-b5 (Taimanov).
16.0--0 Y!le7 Taimanov dijo en una ocasión que el alfil
Dado que a l 6 ...J.g8? sigue 1 7 .fxe5 dxe5 de dama fianchetado era su pieza favorita,
1 8.he5 ! , las negras deben reajustar sus pla­ tanto con blancas como con negras. Cierta­
nes. mente, en esta ocasión no lo decepcionó y
17.Y!lel J.f7 18./0g3 pueden encontrarse muchas otras partidas su­
Paso a paso, las blancas van llevando más yas en las que esta pieza desempeña el papel
piezas al flanco de rey. principal.

44 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 34
Kundin - Kostanovich
.1 . ,,;;
,,��
• �·/· Cto. de Israel por equipos 1 998
Defensa Francesa

l.e4 e6 2.d4 dS 3.�d2 es 4.�gt3


Ya estamos familiarizados con esta línea
por la partida nº 60 (Adams - Gurevich).
4 cxd4 5.�xd4
•.•

La partida citada siguió con 5.exd5 %Yxd5


6.ic4, transponiendo a una de las líneas prin­
cipales de la Francesa Tarrasch. Con la textual
las blancas mantienen la tensión en el centro y
llevan la partida a terreno menos explorado.
s... �c6
28 'f!Yt7 29.�bS!
Tras 5 . . . e5? ! 6.llJ4t'3 lüc6 (si 6 ... dxe4,
•••

Más preciso que la variante 29.liJfS?! lüe6


7.lüxe5) 7.exd5 %Yxd5 8 ..ic4, las blancas lo­
30.lüxh6 %Yg6, con complicaciones que a las
gran una clara ventaja en desarrollo, pero una
negras les vendrían muy bien.
alternativa válida era 5 . . . lüf6
29..J�gS 6..ibS .id7 7.�xc6 bxc6
En este momento 29 . . . lüe6? falla, debido a
Otra posibilidad es 7 . . .hc6 8 ..b.c6+ bxc6
la respuesta 30.fS.
9.c4 ! , preparando %Ya4.
30.fS b6
8..id3
Obviamente, a 30 ... lüe3? seguiría simple­
mente 3 1 .YlYc l !
31.�fel �b7
Esto pierde material de manera inmediata,
aunque, en cualquier caso, las negras ya no
tenían salvación.

8 eS?!
•••

Una jugada muy ambiciosa. Las negras


forman un centro de peones, pero su retraso en
desarrollo les hará dificil apoyarlo de modo
conveniente. Era más seguro 8 . . ..id6, seguido
de . . . lüe7.
32.'f!Ycl! 'it>b7 33.'f!Yxc6 9.0-0 �f6
En esta horrible posición las negras se rin­ Después de 9 . . .id6 1 0.ge l lüe7 l l .exd5
dieron. cxd5 12.c4 ! , el centro negro es minado con

LA LUCHA POR EL CENTRO 45


éxito. Por ejemplo: 1 2 ... 0--0 ( 1 2 ... d4?! 1 3.c5 !) el peón de "d5". 1 5 ..ic6?! gd8, o 1 5 .c4 Wfc7
1 3 .cxd5 liJxd5 1 4.ltJc4 ie6 1 5 .i.d2, con una 1 6.ig5 a6, era menos convincentes (Kundin).
ligera ventaja (Kundin). 15 Bb7 16..ic4!
•••

10.�el Ad6 Incrementando la presión. l 6.h3?! i.xf3


Puesto que 1 0 ... d4 invita a 1 l .liJc4, las ne­ 1 7 .Wfxf3 ltJe4! sería mucho menos claro.
gras consienten la apertura de la columna "e". 16 d4
•••

11.exdS cxdS 12.�tJ!

Después de la opción 1 6 . . .i.xf3 1 7.Wfxf3 e4


Gracias a su ventaja en desarrollo, las blan­ 1 8.Wff5 o 1 8.Wfb3, las blancas llevan la delan­
cas emprenden acciones concretas contra el tera.
centro negro. También era posible 12.c4. Por 17..iel!
ejemplo: 12 ... 0--0 1 3 .cxd5 liJxd5 14.ltJc4, Una ingeniosa retirada, que crea nuevas
transponiendo a la subvariante 9 . . .id6 antes amenazas, como las capturas 1 8.ltJxe5 y
comentada. 1 8.liJxd4.
12 ...Be7 17 ... ltJe4 18..ih4 .ie6?
En caso de otras jugadas, las blancas se Un lógico intento defensivo, pero que con­
impondrían tácticamente. Por ejemplo: 1 2 . . . e4 ducirá al colapso del centro negro. Tampoco
1 3 .i.xe4! ltJxe4 14.Wfxd5, recuperando la pie­ era bueno 1 8 . . ..if5? ! 1 9.id3, por lo que la ac­
za con intereses, o 12 ...ig4 1 3 .ltJxe5 ! i.xd l tiva; 1 8 ... h5 ! , que refuerza al alfil, probable­
14.ltJc6+ ci>d7 1 5 .liJxd8 i.xc2 1 6.i.xc2 ghxd8 mente fuese la única forma de mantenerse en
1 7.i.d2 ! , seguido de ia4+ (Kundin) o por úl­ la partida (Kundin). Una línea de muestra
timo, 12 . . .Wfc7 1 3 .ltJxe5 ! i.xe5 14.if4 ltJe4 sería 1 9.h3 ges 20.hxg4 hxg4 2 1 .liJgS?! l:!xh4
1 5 .i.xe4 dxe4 l 6.gxe4 f6 1 7 .i.xe5 fxe5 22.liJxe4 Wfxe4 23 .i.bS Wfh7 ! , que ilustra la
1 8 .Wfd5 ! , con doble amenaza en "a8" y "e5". idea de las negras. Las blancas tal vez podrían
13..if4 mejorar su juego con id3, en la jugada 20 o
La continuación correcta, ahora que ya no 2 1 , manteniendo la presión.
da resultado por 1 3 .liJxe5?, por 1 3 . . .i.xe5 19..id3 AdS
1 4.if4 i.xf4 1 5 .l:!xe7+ iixe7. O bien 1 9 . . . f5 20.c3 ! , explotando la si­
13 ..ig4
•• tuación del alfil indefenso en "d6", como en la
La única defensa viable. Lamentablemente, siguiente jugada de las blancas en la partida.
después de la siguiente jugada de su rival, las 20.c4! .ic6
negras no podrán enrocar. Las negras no pueden responder 20 ...dxcJ
14..ibS+! mf8 15..ig5 2 1 .he4 .ixe4, debido a 22.Wfxd6+ (2 1 .. .cxb2
Las blancas dirigen ahora su atención sobre 22.gb l no cambia gran cosa) 22.Wfxd6+.

46 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Rupturas de peones

Con el término "ruptura de peón" me refie­


ro al avance de un peón 9ue entra en contacto
con otro peón enemigo. Esta es una importan­
te idea estratégica, también en el medio juego,
por ejemplo en el contexto de cadenas de peo­
nes. En la batalla de la apertura, una ruptura
de peón a menudo resulta útil para presionar
sobre el centro rival, aparte de su función in­
herente de abrir una columna. Ya hemos visto
varias rupturas así en la sección anterior (par­
tidas nº 1 30- 1 33). Por ejemplo: l l .. .e5 y
1 5 . . . c5 (Rosandic - Delchev), 1 5 . . . c5 (Galla­
gher - Ponomariov), 1 3 . . . e6 (Beliavsky -
21.�xd4! Anand), además de 1 4.f4 y 2 1 .c5 (Taimanov ­
Las blancas liquidan finalmente el centro Hort. He aquí algunos ejemplos más:
por medios tácticos. En realidad, este sacrifi­
cio ya era posible en la jugada anterior. Partida 1 3 5
21 ... �c5 Hellsten - Morales
Capitulación prematura. Aunque después Riobamba 20 1 O
de 2 1 . ..exd4 22.he4 he4 23 .Wfxd4 .txh2+
Gambito de Dama
24.Wxh2 .hg2 25.!!g l , las blancas ganan.
22.�f5 9c7
1.d4 d5 2.c4 e6 3.�c3 �f6 4.cxd5 exd5
Ahora cae también el peón de "e5", pero no
era posible 22 . . .ic7? por 23 .ie7+.
5.J.g5
Una línea habitual contra el Gambito de
23.J.fl �b7 24.�xd6 'f!Yxd6 25.9xd6+ �xd6
Dama Rehusado, con la que ya nos encontra­
26Jbe5
mos en la partida entre Polgár y Bonsch (nº
1 1 7).
5.. .J.e7 6.e3 0--0 7.J.d3 c6 8.'Bc2 b6
En la presente estructura, esta jugada hace
que el enroque negro sea algo más vulnerable
que en caso de 8 . . . �bd7, seguido de ... !!e8 y
. . . �f8, que es la principal continuación en este
momento.
9.J.b4 :!:!e8 10.�ge2
Lo mismo que en la partida entre Polgár y
Boensch, el caballo sale por "e2" para permitir
el plan f3 y e4.
10... �e4?!
Una idea típica para dominar el centro, pe­
ro aquí es algo prematura, porque las negras
no dispondrán de un caballo que pueda jugar a
La posición está completamente ganada pa­ "f6" para reforzar al otro. Por esta razón,
ra las blancas, por lo que el resto es fácil. 1 0 . . . �bd7 1 1 .0---0 (l l .f3 ! ?) l l .. .�e4 era un
26...ges 27.gael f6 28.gxeS+ �xe8 29.J.g3 mejor orden de jugadas, aunque las blancas
mn 30.c5 A.d5 31.gdl podrían considerar jugar l l .f3 ! ?, antes de en­
Las negras se rinden. A 3 l . . .ha2 32.c6. rocar.

LA LUCHA POR EL CENTRO 47


l 1.J.xe7 9xe7 12.J.xe4 el rey negro sigue expuesto en la diagonal
Creando un objetivo en "e4". Un enfoque "b l -h7", como en la partida.
alternativo es 12.0--0 tll d7 1 3 .gae l , preparan­ 17J!IO g6 18.e4!
do O y e4. Una nueva ruptura de peón, para despejar
12 dxe4 13.�g3 f5
••• líneas hacia el rey enemigo. También parecía
Con la torre en "e8" esta jugada parece un fuerte 1 8.gafl ! ?, seguido de e4.
poco torpe, pero no había disponible otra de­ 18 ... fxe4 19.�cxe4 .ifS 20.�xfS 9xe4
fensa del peón de "e4". Las negras parecen estar defendiéndose
14.0-0 �a6 muy bien. Sin embargo, cuando decidí jugar
En caso de 14 ...Ae6, preparando . . . tll d7, l 8.e4 había calculado ya el sacrificio siguien­
1 5.0 ! parece tan fuerte como en la partida. te, que explota la débil séptima fila, en campo
15.a3 enemigo.
Una jugada perezosa. Se requería la inme­ 21.91>3! gxfS 22.9f7+
diata 1 5 .0! Por ejemplo: 1 5 ... tll b4 1 6.Wfd2 22.Wfxb7+? 'it>h8 23 .Wfxa6 gab8 no era, por
tll d5 1 7.fxe4 tll xc3 1 8.Wfxc3 fxe4 1 9.fü4 ! , supuesto, la idea de las blancas.
ganando un peón, como sucedió en l a partida 22 <bb8 23.9f6+ <bb7 24J:lb3!
•••

Kantorik - Veselsky, Campeonato de Chequia La clave. La dama negra tiene que jugar
por equipos 2007. ahora a "f4", lo que permitirá a la segunda
15...<bb7? torre blanca incorporarse al ataque con ga­
nancia de tiempo. Por el contrario, 24.gg3? no
conducía a ninguna parte tras 24 ... gg8.
24 Br4 2s.:!:m Bd2 26.Bxrs+ <bhs
•••

Las negras quizá consideraron esta jugada


como profiláctica. Pero lo cierto es que sitúan
su rey en la línea de fuego.
Lo correcto era hacer 1 5 . . . tll c 7 1 6.0 tll d5 ! En este momento, para que su ataque
1 7_gae 1 , y las blancas sólo tienen una ligera prospere, las blancas deben activar la otra t�
iniciativa. rre, lo que consiguen con la siguiente secuen­
16.0! cia.
Una jugada clave con la que atenuar el 27.9f6+ <bb7 28.gg3!
control de las negras sobre el centro y permitir Desviando a la torre negra de la columna
un futuro ataque al enroque. Vimos una idea "e", de forma que la dama pueda jaquear en
similar en la partida nº 1 23, Van Wely - "e7".
Karjakin. 28 ggs 29.9e7+ <bb8 30.9e5+
•.•

16 exf.J
••• Las negras se rindieron, en vista de
O bien 1 6 . . .Wfg5 1 7.fxe4 Wfxe3+ 1 8.'it>h l , y 30 . . . <bh7 3 1 .fü7+.

48 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 36 de las blancas en la Benoni, pero rara vez
Illescas - Moreno Carnero tienen ocasión de realizarla en fase tan tem­
prana. Sus beneficios son varios: incremento
Campeonato de España, Sevilla 2004 del control central, creación de un peón pa­
Defensa lndobenoni sado en la columna "d" y el posible cambio
del fuerte alfil de "g7".
l.d4 e6 2.c4 es 3.dS exdS 4.cxdS d6 5.�c3
c6
Aquí, con 5 ... lüf6, y en las dos jugadas si-
guientes, las negras podían haber entrado en
las aguas de una Benoni estándar.
'-e4 J.g7 7.�f3 �e7
La clave del inusual orden de jugadas. En
•e7" el caballo no obstaculiza al alfil de fian­
cbetto, facilitando también un avance ... f5 más
rápido que en una Benoni normal.
Por otra parte, las blancas no tienen que
preocuparse por la presión sobre su peón de
•e411 por parte de un caballo en "f6", seguido
de ... ges.
l.J.bS+!?
Este jaque, en conjunción con la siguiente
jugada blanca, tiene por objeto desorganizar a 12 ...dxeS 13.J.xeS
las piezas menores negras. Otra idea era No, por supuesto, 1 3 .lüxeS? �f5 . En cual­
8.J.f4. Por ejemplo: 8 . . . 0-0 8 ... 0-0 9 ..ie2 a6 quier caso, la textual es también preferible
(9 ... f5 1 0.eS) 1 0.a4, seguido de 0-0 En rea­
.
desde una perspectiva estratégica, ya que fa­
lidad, las negras podrían haber considerado cilita el cambio de alfiles de casillas negras.
antes ... a6. Por ejemplo: 7 . . . a6 8.a4 �e7, evi­ 13 ...bS
tando así el jaque en "b5". Una útil jugada, que permite tanto . . .J.b7
8 �d7?!
•..
como ... b4. En caso de otras jugadas, las blan­
Esta respuesta natural tiene sus lagunas, cas mantienen igualmente la iniciativa. Por
como pronto veremos. Era preferible 8 ...J.d7. ejemplo: 1 3 . . . gdg 1 4.ix.g7 Wxg7 1 5 .�3,
Por ejemplo: 9.a4 a6 1 0 ..ie2 J.g4 ! , seguido de seguido de gad l , o bien 13 ... f6 14.J.g3 lüf5
... �d7 ! , y todas las piezas menores negras 1 5 .d6, preparando llJd5 o �d5 (Postny) .
están satisfactoriamente desarrolladas. 14.d6 �fS 15.�e4!
9.J.f4! a6 Las blancas refuerzan el peón de "d6" y, al
No existía una defensa fácil del peón de mismo tiempo, aumentan su control central.
"d6". Por ejemplo: 9 . . .�c7?! 1 0.eS ! , y ahora 1s Bc6 16.J.xg7 mxg7 17.fiel J.b7
•••

1 0 ... dxeS? l l .d6 sería fatal para las negras, o O 1 7 . . . ge8?! 1 8.�c2, con la desagradable
bien 9 . . .�6 1 0.�3, renovando la amenaza. amenaza 1 9.�c3+.
Con la textual, Moreno asegura el peón de una 18.ficl
vez para siempre, pero a costa de dejar mo­
mentáneamente mal situada a su dama. Ver el diagrama siguiente
to.J.xd7+ Bxd7 11.0--0 0--0
La última pieza se incorpora a la lucha, ha­
Ver el diagrama siguiente ciendo crítica la posición negra.
18...fiad8?
12.eS! Bien por desesperación o por un cálculo
Esta ruptura de peón es una idea temática erróneo, las negras entregan material. Se nece-

LA LUCHA POR EL CENTRO 49


sitaba jugar con sangre fría: 1 8 . . . c4! , después Partida 1 37
de lo cual las blancas no parece que puedan Ljubojevic - Gligoric
explotar, de forma decisiva, las debilidades de
su rival en casillas negras. Por ejemplo:
Belgrado (match 3ª) 1 979
1 9.liJd4 ( 1 9.g4?! l:fae8 !) 1 9 ...Wfd5 20.liJxfS+ Apertura Inglesa
gxfS ! 2 1 .Wfxd5 i.xd5 22.liJcS füd8 (pero no
22 . . . l3ac8? 23.d7 �xc5 24.�e8, etc.) 23 .d7 ! 1.c4 c5 2.�f3 �f6 3.�c3 e6 4.d4 cxd4
ic6 24.�cdl �a7 25.�d6 �c7 26.�edl 'itif8, s.�xd4 i.b4 6.'ffb3
con un final inferior, pero defendible para las Las blancas evitan así peones doblados en
negras (Postny). Obviamente, para los hu­ la columna "c", pero también dejan mal si­
manos no es fácil decidirse por tales líneas an­ tuada a su dama. Era más prometedor 6.liJdb5,
te el tablero, pues normalmente preferimos preparando a3, o 6.g3, transponiendo a la
una defensa activa, como la elección de More­ Nimzoindia, con g3 .
no en la partida. 6 .Ac5!
•.

19.�xc5 Explotando el hecho de que el caballo de


Pero no 1 9.�xc5? ! Wfb6, recuperando pron­ "d4" está ahora indefenso, las negras fuerzan
to el material, con contrajuego. una concesión menor de su oponente.
19.. Jbd6 7.Ae3
No hay nada mejor. Si 19 ...Wfxd6?, sigue Plantea la amenaza 8.liJxe6, pero Gligoric
20.liJxb7, y si 1 9 . . .Wfb6?! 20.d7. encuentra un inteligente antídoto. Quizá la
20.�e6+ fxe6 modesta 7 .e3 fuese una mejor elección.
O bien 20 ... �xe6 2 1 .�xc6 �xc6 22.liJd4, 7 ... b6! 8.�c2?!
con posición técnicamente ganadora (Postny). Esta retirada deja a la dama en una posición
2Ubc6 '1bdl 22.gc7+ incómoda y complica el futuro desarro llo. Con
Quizá las negras omitieron este jaque in­ 8.f3 0-0 9.i.f2, las blancas podrían jugar una
termedio, que garantiza una calidad extra a las partida normal.
blancas. 8... �a6
22 ... 'itib6 23.gxdt Axf3 Lo mismo que en la jugada anterior, las
Después de 23 . . .id5 24.ltJeS, la tarea de las negras combinan el desarrollo con conside­
blancas también es trivial. raciones tácticas.
24.gxfJ �b4 25.gdd7! �xf.H 26.'itig2 'itig5 De esta forma, además, las blancas son di­
21.gn suadidas de tomar en "c5".
Las negras abandonaron. 9,gd1 0--0 tO.i.d4 Ab7 1 1.e3 J.e7!

50 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Con la fuerte amenaza . . . lll c 5, castigando a prometedoras.
lasblancas por su dudoso octavo movimiento 23.�xe2 he4 24.�cd4 gf6!
l.�c2?! Más piezas al ataque. Las blancas tienen
ll.a3 �c5 13.'f!Ya2 a5 14.f3 considerables dificultades para organizar el
Una jugada ligeramente debilitadora, pero contrajuego, en parte debido a su mal situada
esencial para el ulterior desarrollo de las blan­ dama.
ais. 25.�f3
14...'f!Yb8! Si 25.ill c3 gh6 26.lll xe4 ixh2 ! 27.ill xf5
La ruptura estándar 14 . . . d5 habría reporta­ gh5, entonces las negras tendrían un fuerte
do a las negras, como mínimo, la igualdad, ataque.
pero a estas alturas Gligoric aspira a más. Con 25 gh6 26.h3 'f!Yb7 27.�ed4
•••

la textual se apodera de la diagonal "h2-b8" y


pone los fundamentos para una futura agre­
sión al flanco de rey.
IS.e4
Ljubojevic consigue, por fin, una especie
de Formación Maróczy y también para la
amenaza 1 5 . . . e5. Sin embargo, Gligoric tenía
preparada una fuerte réplica.
1S �h5!
••.

Con la doble idea ... ill f4 y ... f5 .


16..iel
Agilizando, con buen criterio, el desarrollo.
El avance 1 6.g3? sería horrible para las blan­
cas, por 16 . . . f5
16 �f4 17.0--0 f5!
.•.

Esta ruptura presiona sobre el centro ene­


migo y ayuda a despejar la diagonal "hl -a8", 27 g5!
..•

así como la columna "f' para las piezas ne­ A partir de aquí, la amenaza ... g4 pende
gras. El cambio en "e2" puede esperar al mo­ como la espada de Damocles sobre las blan­
mento óptimo. cas.
18.e5 28..ie3 f4 29.�b5 J.f8
Después de 1 8.exf5 gxf5, las negras des­ 29 . . . fxe3 30.ill xd6 gxd6 ! 3 1 .gxd6 e2
plegarían también una fuerte iniciativa. 32.ge l ixf3 33 .gxf3 �xf3+ era otra línea ga­
18 d6!
••• nadora.
Otra ruptura de peón, que despeja la dia­ 30.hcS J.xc5 31.b4!? g4!
gonal "h2-b8" hacia el rey blanco, y crea una Consecuente y fuerte. Por el contrario, des­
mayoría de peones en el centro. pués de 3 1 . . .axb4?! 32.ill x g5, las blancas
19.exd6 hd6 20.cbhl e5! seguirían vivas.
No, por supuesto, 20 . . . lll xe2 2 1 .ill xe2 32.bxcS gxf3 33.cbh2 'f!Yg7!
.ixh2? 22.f4, etc. (Gligoric). Con la textual las Si, en cambio, 33 . . . fxg2? ! 34.gxf4, con
negras preparan una ruptura más de peón, con juego un tanto confuso.
. . . e5-e4, a fin de minar la gran diagonal para el Mediante la amenaza . . .�g3+, Gligoric
alfil de "b7". obliga a las blancas a obstruir a su torre con la
21..igl e4! 22.fxe4 �xe2 dama.
En el momento preciso, para explotar al 34.'f!Ytl fxgl 35.gfet 'f!Yg4!
máximo la gran diagonal. Tanto 22 . . . fxe4 Un elegante remate.
23 .ill e3, como 22 . . . lll xe4 23 .if3 ! eran menos Las blancas se rindieron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 51


Partida 1 3 8 debilitar la casilla "e4".
Mateuta - Hellsten 9...e6 10.9b3
La tentativa de restringir a las negras con
Kavala 2003 1 0.c5?! falla, por 1 0 . . . b6! l l .b4 a5 1 2.Vfia4 b5
Defensa Eslava 1 3.'1Wb3 tll h5 ! , con ideas como . . .V!!h4+ y
... tll g3 .
1.d4 dS 2.�f3 �f6 3.c4 c6 4.e3 a6 S.�bd2 10...Bc7 11.�a
Una jugada un tanto pasiva. 5 .tll c3 y 5 .id3
son las continuaciones principales en esta lí­
nea de la Eslava.
s.. .Ars
Las negras se abstienen de jugar la estándar
5 . . . b5, ya que después de 6.cxd5 cxd5, las
blancas podrían tratar de explotar el temprano
debilitamiento de "c5" con la maniobra tll b 3-
c5 en el momento oportuno.
6.�h4
Lo más ambicioso. En caso de 6.'1Wb3 Vf!c7,
puesto que las blancas aún no tienen un
caballo en "c3 " que ataque el peón de "d5".
6.. .Ae4!

O l l .c5 tll bd7 12.Vfic3 a5 ! ? 1 3 .a3 a4 ! ,


seguido de . . .b6, rompiendo l a cadena de peo­
nes y preparando el futuro contragolpe ... c5 .
11 ...cS!
En lugar del desarrollo estándar de la Es­
lava, con 1 1 .. . tl\ bd7, las negras atacan de in­
mediato el centro enemigo, dándole al caballo
un destino más activo en "c6". El hecho de
que las capturas en "d5" las dejarían con un
peón aislado en "d5" es ahora menos impor­
tante, una vez que las blancas han efectuado el
avance t2-f4.
12.cxdS exdS 13.Adl?!
Parece más natural 1 3 .ie2, aunque después
Antes de aceptar el cambio de este alfil, las de 1 3 . . . tll c6, las negras, de todos modos, tie­
negras provocan el avance f'3, pues de esa nen un juego excelente.
forma el caballo de "h4" no podrá retroceder a 13 ... �c6 14.Ae2
esa casilla. En caso de 1 4.�c l ? ! , seguma 14 . . . c4
7.f3 1 5.Y«dl tll e4, con una clara iniciativa. Des­
El negro también queda bien tras 7.tll xe4? ! pués de la textual, también es perfectamente
dxe4 8.g3 e6, o de 7.'1Wb3 �a7 8.a4 e6 9.a5 c5 ! posible 1 4 . . . c4. Sin embargo, yo no quería
1 0.f'3 ig6 1 1 .cxdS exd5 12.tll xg6 hxg6, resolver aún la tensión central, y preferí un
preparando . . . tll c6, como en la partida Bu tentador sacrificio de peón.
Xiangzhi - Morozevich, Bled 2002. 14 ... �e4!? 15.BxdS
7.. .Ag6 8.�xg6 hxg6 9.f4 Dado que 1 5 .0--0?! pierde un peón tras
Evacuando "f'3" para el caballo, a costa de 1 5 ... cxd4, Mateuta acepta el reto.

52 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
15 ... �xd2 16.�xd2 cxd4 17.Be4+ Ae7 Avanees de flanco
18.exd4?!
Demasiado codicioso. Después de 1 8 .0---0 El avance de flanco es uno de los métodos
0---0, las negras tendrían una satisfactoria modernos para luchar por el centro. Al avan­
ventaja, gracias a las débiles casillas oscuras zar un peón de flanco, puede buscarse minar
en campo de las blancas, que probablemente indirectamente el centro enemigo, como vere­
querrían tener ahora su peón "f' en " f2 " . Pero mos en la siguiente partida.
la textual tiene el inconveniente de seguir con
el rey retrasado en el centro.
18...0--0--0 19.d5 Partida 1 39
Salov - Hübner
Barcelona, 1 989
Apertura Reti

1.�t3 d5 2.c4 d4
Una respuesta fundada. Las negras entran
en una especie de Benoni con colores inver­
tidos, si bien con un tiempo menos, lo que
puede ser muy significativo en esta apertura.
2 ... e6 y 2 ... c6 son otras opciones frecuentes.
3.g3 �c6
Conscientes del tiempo de menos, las
negras deciden ahorrarse la jugada 3 ... c5 en
aras del desarrollo.
4.ll.g2 e5 5.d3 i.e7 6.0--0 �f6?!
Después de 19.0---0 l2J xd4 20.i!ac l ic5, las Una conocida imprecisión. Lo correcto era
negras gozan de una fuerte iniciativa. jugar antes 6 . . a5, por razones que pronto se­
.

19..J1he8! rán evidentes. Es curioso que, con colores in­


La última pieza se suma a la fiesta, creando vertidos, las blancas podrían haber enrocado
la amenaza . . .ih4+, e impidiendo 20.0---0 ?, ahora. Por ejemplo: l .d4 c5 2.d5 l2J f6 3 . l2J c3
por 20 ...ic5+. d6 4.e4 g6 5 . l2J f3 ig7 6.ie2 0---0 7.0---0 , evi­
20.Bc4 �b4 tando así el truco que ahora sigue.
Incluso tras el cambio de damas, el ataque 7.b4!
negro será muy fuerte. También era interesan­
te 20 . . .ib4.
2Ukl Bxc4 22.fixc4+?
Un error fatal, que deja tácticamente ex­
puestos a torre y caballo. Era vital 22. l2J xc4,
en cuyo caso 22 . . . 'it>b8 (22 . . . �xa2 23.i!d l )
23 .gd l l2J xd5 24.g3 daba a las blancas alguna
esperanza de salvación.
22 ... mhs 2J.fie4 �xds 24.md1
Una rendición prematura, pero 24.0---0 ?
tampoco era posible, por 24 ... l2J f6.
24 fS 25.fie5 �xf4 26.ll.c4? fixd2+!
•..

En vista de 27.'it>xd2 ib4+ 28.'it>e3 l3xe5+


29.'it>xf4 l3e4+, las blancas optaron por rendir­
se.

LA LUCHA POR EL CENTRO 53


Un fuerte avance de flanco, con el que las 9..lb2!
blancas presionan sobre el centro rival. Esta Sencillo y fuerte. Las blancas se concentran
idea puede verse en varias líneas de apertura, en la nueva debilidad de la casilla "d4".
como el Ataque de los Cuatro Peones en la 9 ....lc5 10.�bd2 Ve7
India de Rey ( l .d4 �f6 2.c4 g6 3 .�c3 J.g7 Esto conduce a simplificaciones desfavora­
4.e4 d6 5.f4 0--0 6.�f3 c5 7.d5 e6 8.J.d3? ! les, aunque es dificil sugerir algo mejor.
exd5 9.cxd5 b5 !) y l a Siciliana Dragón ( 1 .e4 11.�b3 �xe4 12.�fxd4 �xd4 13.�xc5!
c5 2.�f3 d6 3.d4 cxd4 4.�xd4 �f6 5 .�c3 g6 Asegurándose la pareja de alfiles, que de­
6.ie2 ig7 7.0--0 �c6 8.�b3 0--0 9.f4 b5 !). empeñará un papel crucial, ahora que no hay
Tal avance muestra, por tanto, una especie de peones en el centro.
relación entre las casillas "b4" y "e5" (o "b5" 13 �xc5 14.1Yxd4 �e6 15.Ve3 0--0 16J:Udl
•..

y "e4", desde la perspectiva de las negras), Las blancas han conseguido una posición
que deja al caballo de "c6" sobrecargado. de ensuefio, pues sus alfiles controlan todo el
7 e4?!
••• tablero, y a las negras no les resultará fácil
Hübner responde con una ruptura similar a concluir su desarrollo del flanco del dama.
12.e5, en la partida Illescas - Moreno (nº
1 36), pero en este caso carece del apoyo de las
piezas propias. En cambio, 7 . . . �xb4 8.�xe5
sería favorable a las blancas, gracias a su peón
extra en el centro y a la columna semiabierta
"b", mientras que 7 . . .hb4? ! 8.�xe5 ! �xe5
9.Wa4+ �c6 1 0.hc6+ bxc6 l 1 .Wxb4, pre­
parando J.a3, aún sería peor. La mejor opción
del negro es 7 . . . �d7, tratando de mantener el
centro intacto, aunque después de 8.a3 0--0
9.e3, las blancas disfrutan de cierta iniciativa.
Haber logrado avanzar b4 tan pronto es todo
un éxito. En posiciones similares de la Beno­
ni, con colores invertidos, las blancas hacen lo
posible por impedir el avance de su rival ... b5 .
8.dxe4 .lxb4
Obviamente, 8 . . . �xe4?! 9.b5, seguido de
16 ..J�e8 17.iabl c6
1 0.�xd4, no era favorable a las negras. La simplificadora 1 7 . . .Wc5 perdería un
peón tras 1 8.Wxc5 �xc5 1 9.J.a3 (Salov).
18..la3!
El alfil deja la gran diagonal para explotar
la nueva debilidad de "d6".
18...Bc7 19..ld6 Va5 20.ibl
Era más enérgico 20.f4 ! , seguido del avan­
ce f5 .
20 Va4 21.Vb3
.••

No es fácil proponer un plan a las negras


después de 2 1 .i:Ic l , pero Salov, un reputado
experto en finales, prefiere un enfoque más
técnico.
21 Vxb3 22.ixb3 f6!
.•.

Hübner prepara un inteligente reagrupa­


miento de sus piezas, a base de . . . �d8, . . . J.e6
y . . . �fl.

54 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
23.f4 �d8 24.J.c7 �e6 2S.J.d6 �d8 26.d?fl Partida 1 40
.te6 27.:!:ld4 :Ek8 Predojevic - Morozevich
Tras 27 . . . Ci:Jf'l 28.�xb7 Ci:Jxd6 29.gxd6
ixc4 30 ..Af3, las negras también sufrirían.
Sarajevo 2008
Defensa Francesa
28.!a3 cS?
Esto conduce a problemas tácticos en casi­
llas negras. Era imprescindible hacer el avan­ 1.e4 e6 2.d4 dS 3.�c3 �f6 4.es CiJfd7 S.f4 es
ce 28 ... a6. 6.�t3 �c6 7.J.e3
29.!e4! fS
Tras 29 . . . �c6, las blancas penetrarían tam­
bién con 30.i.bS ! O bien 29 ... Ci:Jf7 30.gae3
Ci:Jxd6 3 1 .�xe6 �xe6 32.�xe6 gds 33 .�e7.
30.!xe6! Jbe6
O bien 30 ... Ci:Jxe6 3 1 .ixb7 l':kd8 32 ..Ac6,
recuperando el material con intereses.
31.J.dS a6
Si 3 1 . . .�c6, 32 ..Ae7 ! (Salov).
32.!b3 d?f7

Una típica posición de apertura de la Fran­


cesa Clásica. Las blancas tienen más espacio,
pero las negras disponen de muchos recursos
dinámicos, algunos de los cuales veremos en
esta partida.
7... a6
Preparando la expansión en el flanco de da­
ma, con . . . b5 . Otras opciones habituales son
7 . . . cxd4 8.Ci:Jxd4 J.c5, 7 ...J.e7 y 7 . . .�6.
8.�e2
33.e4! d?g6 Las blancas hacen posible c3 para reforzar
Puesto que 33 . . . g6 34.e5 le dejaría en una su centro. Por otra parte, su flanco de dama
posición tremendamente restringida, Hübner queda ahora algo indefenso, un hecho que las
busca una defensa activa. negras explotarán de inmediato. La flexible
34.J.xe6 �xe6 3S.g4! 8.�d2 es mucho más popular en la práctica.
Muy bonito. Ahora, 35 . . . Ci:JdS 36.gxf5+ se­ 8...Y!Yb6
ría deprimente para las negras, de modo que Una jugada clave en muchas variantes de la
Hübner entrega el caballo. Francesa, y muy natural aquí, puesto que las
3S ... fxe4 36.fS+ d?f6 37.fxe6 bS blancas no pueden responder 9.ltJa4.
O 37 . . . d?xe6 38.�b6 ! , con fácil victoria, co­ 9.Y!Ycl
mo en la partida. En este momento, 9 . . .cxd4 l O.ltJexd4 J.c5
38.cxbS d?xe6 39.J.f4 c4 40.!bl axbS l l .c3 podría reportar a las blancas una ligera
41.!xbS !a8 42.!es+ d?f6 43.!cS Jilxa2+ ventaja. Sin embargo, Morozevich tenía en
44.d?e3 Jilg2 4S.J.g3 mente una idea mucho más ambiciosa.
Las negras abandonaron. 9...gS!?

L A LUCHA POR E L CENTRO 55


Una mejora sobre la partida anterior
Topalov - Morozevich, Morelia/Linares 2007,
que continuó con 1 3 ... gf8 1 4.c!>g2 g4 l S .tlJh4,
y las blancas lograron consolidar.
14.�h4 fxeS lS.fxeS
Forzado, ya que l S .dxeS? falla debido a
lS .. ..icS ! (pero no 1 S ... d4? 1 6.tlJxd4 tlJxd4
1 7.�c4) 1 6.i.xcS (caso contrario, seguiría
1 6 ...d4) 1 6 ... tlJxcS, seguido de ... tlJd3+ (Eren­
burg).
lS �dxeS!
•••

Un fuerte sacrificio posicional, que dina­


mita el centro enemigo y abre líneas sobre el
monarca blanco.
Por el contrario, tanto 1 S ... gf8+? ! como
l S ... 0--0+?! ayudarían a las blancas a poner su
Una enérgica ruptura que puede producirse rey a cubierto, con 1 6.c!>g2.
en varias líneas de la Francesa y estructuras 16.dxeS d4 17..if4 J::U8
similares. Las negras tratan de minar el centro Con esta jugada y la siguiente, las negras
enemigo, explotando el hecho de que cual­
incorporan más piezas a la batalla, mientras
quier captura en "gS" debilitaría al peón de
que las blancas tienen más dificultades para
"d4" e, indirectamente, a su colega de "eS".
hacer lo propio, dada la mala coordinación de
10.c3
sus fuerzas. Por supuesto, 1 7 ... d3+? 1 8 .ie3
La respuesta más sólida. Tanto la línea
era menos apropiada.
1 0.tlJxgS?! cxd4 1 l .i.f2 icS, como 1 0.fxgS
cxd4 l 1 .tlJexd4 tlJcxeS ! parecen continuacio­
18.c!>g2 .i.d7 19.h3
Habilitando algún espacio para el rey. No
nes prometedoras para las negras, mientras
era posible 19.�c2?, a causa de 1 9 ... tlJxeS !
que la codiciosa 1 0.dxcS hes 1 1 .ix.cS tlJxcS
20.heS ic6+ 2 1 .c!>g l d3+ 22 ..id4 �xd4+
1 2.tlJxgS h6, preparando 13 . . . tlJe4, obtiene
gran compensación por el peón. 23 .tlJxd4 dxc2, seguido de ...Aes (Erenburg).
10 cxd4 l l.cxd4
•••
19 d3 20.hxg4
•••

A 1 1 .tlJexd4, sigue 1 l ...gxf4 ! 1 2.hf4 i.g7, Las blancas devuelven la pieza para aliviar
y las negras ejercen cierta presión sobre el su defensa.
peón de "eS". Aun así, ese podría ser el mal 20.tlJc3 se replicaba con 20 ... tlJxeS ! , prepa­
menor, en vista de lo que sigue en la partida. rando . . . ic6+, y en caso de 20.i.e3 �as
ll ..Ab4+!
••
2 1 .tlJ f4 tlJxeS 22.c!>h2 ges, la iniciativa de las
Ahora que tanto 12.tlJc3 como 1 2.id2 pier­ negras sería abrumadora, como por ejemplo:
den el peón de "d4" tras 12 ... g4, el rey blanco 23 .�dl gc2+ 24 ..ig2 gxf4 ! 2S .hf4 tlJf3+
debe situarse en una posición peligrosa. 26.tlJxf3 gxf3 27.gg l �dS, con una clara ven­
12. c!>f2 f6! taja (Erenburg).
Otra típica agresión de la Francesa al peón 20 ... dxe2 21..Axe2 1Cid4
avanzado, que desestabiliza el centro blanco y Las negras han logrado una satisfactoria
abre la columna "f'', donde se encuentra el rey ventaja, ya que sus piezas son más activas y el
enemigo. rey blanco sigue expuesto.
13.g3 22.�e3?
Predojevic trata de mantener intacta su Un mal puesto para la dama, como pondrá
cadena de peones, viendo que 1 3 .exf6? ! tlJxf6 de manifiesto la siguiente jugada negra. Era
ayudaría a las negras a activar su caballo. más tenaz 22.if3 ! , sin temer al cambio del
13 ...g4 alfil "bueno". Veamos: 22 ... tlJxf3 23.tlJxf3

56 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
.ic6 24.�h6 ! , con contrajuego, según Eren­ Partida 1 4 1
burg, quien sugiere hacer 22 ... gcs, seguido de Sadykov - Sveshnikov
... �c2+, como mejor opción.
Cheliabinsk 2004
22 .. .i.cS! 23.b4
Defensa Semieslava
Defensa única contra las múltiples ame­
nazas (23 ...'1Wxb2, 23 ... .ic6+ y 23 ... llic2).
23 ...9xb4 24.:Sbbl? 1.d4 dS 2.c4 e6 3.�c3 �f6
Esto deja mal situada a la otra torre de La idea que las blancas ejecutan en la
"al ". Después de 24.gab l .ic6+ 25.clih3 séptima jugada de esta partida puede verse en
llixe2 26.'1Wxe2 '\We4, las negras quedarían con diversas aperturas, como el Gambito de Da­
un final claramente mejor (Erenburg), pero la ma: 3 ...ie7 4.cxd5 (4.llif3 llif6 5.g4! ?)
textual les permite aspirar a más. 4 ... exd5 5 .i.f4 llif6 6.e3 .if5 7.'1Wb3 llic6
24...9as 25.\t> hJ 8.g4!?, como se jugó en la partida Aronian -

O 25 .gd l 0--0--0 26.gac l .ia4! 27.gxd4 Kramnik, Montecarlo (rápidas, ciega) 201 1 , o
�xd4 28.'1Wxd4, que falla, por 28 ... .ic6+. La 3 ....ie7 4.llif3 llif6 5 .g4 !?, Mamedyarov - Po­
textual evita tales jaques, pero, lamentable­ nomariov, Dortmund 20 1 0. En la Siciliana
mente, no puede impedir que las negras ganen Abierta hay muchas líneas con un temprano
material. g4, como ya vimos en la partida nº 1 8 (Nai­
2S �xe2 26.9xe2 .id4
•..
ditsch - Belov) y en la nº 58 (Hracek -
Ahora resulta evidente el defecto de la 24ª Bonsch). Incluso en las aperturas abiertas hay
jugada blanca. casos con este avance. Por ejemplo: l .e4 e5
27.i.h6 :St'2 28.'9'e4 .ixal 29Jhal 0-0--0 2.llif3 d6 3.d4 llif6 4.llic3 llibd7 5.g4!? (ju­
gada de Shirov). También puede verse en la
Inglesa ( 1 .llif3 llif6 2.c4 e6 3.llic3 ib4
4.g4 ! ?) y en varias defensas indias.
4.�f3 c6 S.e3 �bd7 6.9c2
En esta posición estándar de la Semieslava,
otra opción es 6 . .id3, a lo que las negras nor­
malmente juegan 6 ... dxc4 7.hc4 b5, seguido
de ... a6 y ... c5, llegando a la Variante Merano.
6.'1Wc2 puede considerarse jugada de espera, a
fin de conocer las intenciones rivales.
6...i.d6 7.g4

Con el rey negro seguro y la inmediata


amenaza . . . .ic6, la partida está sentenciada.
30.i.gS .ic6 3Ukl 9dS!
Erradicando toda tentativa de un eventual
�xc6+.
32.9xb7 9xa2
Creando una decisiva amenaza de mate.
33.:Sxc6+ bxc6 34.�t3 :Sxf3 3S.i.xd8 \t>xd8
Como el rey negro escapa fácilmente de los
jaques por la ruta "c7-b6", las blancas se rin­
dieron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 57


Como en las partidas anteriores, las blancas
efectúan un avance de flanco en fase muy
temprana de la partida. Esta jugada causó
asombro a raíz de su invención, por parte de
Shirov y Shabalov, a comienzos de los no­
venta, pero veinte años después ocupa ya un
lugar de pleno derecho en la teoría de aper­
turas.
Aunque, a primera vista, las blancas pare­
cen tener la intención de atacar rápidamente
en el flanco de rey, la principal idea de 7.g4 es
diferente, a saber: desalojar al caballo de "f6"
con g4-g5, y luego explotar su ausencia para
realizar la oportuna ruptura e4.
La inmediata 7.e4 ha resultado ser menos
prometedora tras 7 . . . dxe4 8.lll xe4 lll xe4
14.e4!
9.Yl!fxe4 ib4+ o 9 ... c5 . Pronto veremos que las
Un enérgico avance de peón que entrega la
cosas son algo distintas cuando el avance e4 iniciativa a las blancas.
se realiza sin que haya un caballo en "f6". Como puede verse por las subvariantes que
7... lüxg4 siguen, el avance está tácticamente bien fun­
Una reacción fundada. Otras respuestas ha- dado.
bituales son 7 ... h6, impidiendo g5, 7 . . ..ib4, 14 .J.b4
••

para responder a g5 con ... lll e4, y 7 ... dxc4 Después de las jugadas 14 . . .Yl!fxd4? ! 1 5 .ie3
8 ..ixc4 e5, golpeando en el centro. En este Yl!ff6 1 6.0---0-0 , las negras se encuentran ya
último caso, el juego puede continuar con bajo una fuerte presión. Por ejemplo: 1 6 ... d4
9.g5 lll d5 1 0 ..id2, seguido de 1 l .lll e4, o in­ 1 7.eS ! hes 1 8.lll e4 Yl!fd8 1 9.f4 ! ig7 20.cS,
cluso la inmediata 10.lll e4, con una lucha fe­ con idea de lll d6+ (Sadykov). Y en caso de;
roz por las casillas centrales. 14 ... dxe4 1 5 .lll xe4 'ffd8 ( 1 5 ...'ffxd4? 16.id2 !
s.gg1 -Sadykov) 1 6.lll xd6+ 'ffxd6 1 7.ie3, seguido
Un detalle clave que hace que la línea 7 .g4 de 0---0-0 , también da a las blancas una buena
dé resultado es que 6 . . .id6 ha dejado inde­ compensación por el peón.
fenso el peón de "g7". Aquí, 8 ... lll xh2 y 8 . . . f5 t5.J.e3!
son las principales opciones de las negras, La solución más atractiva. Las blancas si­
pero la siguiente jugada de Sveshnikov tam­ guen movilizando sus piezas, conscientes de
bién es factible. que el rey negro no tiene destino seguro en
8 ...ti'f6 9.gxg4 Bxo 10.gxg7 lüf'8 ninguna parte del tablero.
A la natural l 0 ... lll f6 seguiría 1 l .�g5, con 15 dxe4 16.0--0--0 J.xc3 17.ti'xc3 ggs
•••

la amenaza 12 ..ig2. (l l .h3 también ha obte­ Activando la torre y evitando enfiladas por
nido buenos resultados en la práctica). Por la gran diagonal "al-h8". En caso de 1 7 . . .id7,
otra parte, la amenaza l l .. .lll g6 hace que las las blancas podrían considerar 1 8.l:!dg l , ame­
blancas retiren su torre de forma menos volun­ nazando con un futuro J.g5.
taria. 18.ti'b3!
t U�gl J.xh2?! Las blancas impiden ...J.d7 y, al mismo
Las negras ganan un peón a costa del de­ tiempo, preparan d5 .
sarrollo. 18 b6
•••

Era más seguro mover 1 1 . . .lll g6 1 2.ie2


ver el diagrama siguiente
Yl!ff6 l 3 .id2 id7, con juego complejo.
12.J.e2 Bf6 13.ght J.d6 19.d5!

58 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
El papel del centro

A estas alturas somos ya conscientes de


que el centro no es un elemento exclusivo de
la apertura, sino que su importancia se pro­
yecta igualmente hasta el medio juego. Aquí
me gustaría repetir algunos principios estraté­
gicos en relación con el centro:
1 ) El bando que controla el centro tiene
mayor libertad de acción en todo el tablero.
2) Un ataque de flanco a menudo es bien
contrarrestado con una reacción central.
3) Sin suficiente control del centro, no es
probable que pueda tener éxito un ataque de
flanco.
Tenga en cuenta que estas no son verdades
La posición pedía a gritos este avance, que absolutas, sino sólo principios que, en general,
abre líneas para las piezas blancas sobre el rey han demostrado su validez a lo largo de los
negro. años. En las cinco partidas siguientes, los ve­
19.. .Ad7 remos en práctica.
Después de 1 9 . . . c5 20.Wfc2, las blancas
también mantienen la presión. Por ejemplo: Partida 1 42
20 ... exd5 2 l .cxd5 Wfe5 22.�h4 f5 23.d6, con
Bologan - Westerinen
compensación (Sadykov).
20.dxc6 i.xc6 21.c5! Gausdal 1 99 1
Las blancas siguen atacando, sin preocu­ Apertura Italiana
parse porque su rey pueda quedar expuesto en
la columna "c". 1.e4 e5 2.�o �c6 3..ic4 �f6 4.d3
21 ... �d7 22.gd6 ges 23..lb5! .ixb5
24.'Bxb5 gc7 25.ghdl gg5?
Después de esta jugada seudoactiva, la po­
sición negra se desmorona. Era crítico hacer
25 . . .Wfe7, y ahora Sadykov considera línea
principal 26.b4 ! (26.c6?! l:!g l !) 26 . . . l:!g6 !
27.�c6 Wfd8 28.cxb6 �xc6+ 29.Wfxc6 axb6
30.Wfxe4 Wfc7+ 3 1 .®b l h5 32.b5 ! ? �g4 33.f4,
con compensación por el peón menos, pero
nada más.
26.ci>bl !
Ahora la doble amenaza sobre "d7" y "g5 "
resulta irresistible y a las negras sólo les que­
dan jugadas desesperadas.
26 a6 27.fi'xa6 ggxc5
..• 28.Axc5 bxc5
29.fi'b5 fi'd8 30.a4! Actualmente, ésta es la forma más popular
Un nuevo jugador entra al campo, agotando de jugar la Italiana. Los amantes de las posi­
las defensas enemigas. ciones abiertas pueden optar por 4.llig5 o
30 ...fi'c8 31.a5 ci>e7 32.a6 �f6 33.gd8! 4.d4.
Las negras abandonaron. 4 ..ic5 5.c3 a6 6..ib3
•.

LA LUCHA POR EL CENTRO 59


Una típica medida profiláctica en esta lí­ Probablemente fuese ésta la clave de las
nea. Las negras harán otra similar tres jugadas negras al decidirse por 1 2 ... exd4. Lamentable­
más tarde. mente, el caballo centralizado tendrá que re­
6 ... d6 7.�bd.2 0--0 8.h3 .ia7 9.�fl tirarse tras la siguiente jugada blanca.
Una idea clave en esta apertura, concebida 15..icl! �h4?!
por el entrenador moldavo Chebanenko y a 15 ... f5? perdería un peón tras 1 6.exf6,
menudo empleada por sus alumnos, como mientras que 1 5 ... �xg3 1 6.fxg3 c5 ! sería el
Bologan. Las blancas realizan con su caballo mal menor, presionando sobre el centro blan­
la maniobra �bd2-fl -g3 antes de emocar. De co, aunque el primer jugador pueda conservar
este modo, se ahorran la jugada �e l , en com­ la ventaja aquí con l 7 ..ie3 . La textual tiene el
paración con posiciones similares de la Aper­ inconveniente de dejar el centro completa­
tura Española. mente en manos de las blancas.
9 ... �e7 16.�xe4 dxe4 17..ixe4 �xt3+ 18.ti'xt'3
Las negras "copian" la idea de su oponente. ti'xd4
Otra opción es 9 ... d5, a lo que las blancas nor­
malmente responden l 0.'1We2, manteniendo el
control de las casillas claras, de paso que evi­
tan el cambio de damas.
10.�g3 �g6 11.0--0 h6 12.d4

��-
J,!$./-
•'1.

19..if4!
Bologan prosigue con el desarrollo y, al
mismo tiempo, refuerza su control del centro.
Una vez que juegue �adl podrá controlar las
cuatro casillas centrales, lo que le permitirá
Con el caballo en la casilla "g6" obstaculi­ actuar en todo el tablero.
zando la maniobra �h4, �gf5, '1Wf3 , etc., las Por supuesto, la variante 1 9.ixb7? hb7
blancas prefieren formar primero un centro de 20.'1Wxb7 '1Wxe5 era una continuación menos
peones. adecuada.
12...exd4?! 19... c6
Esta captura deja a las blancas con un peón En caso de jugarse 1 9 ...'1Wxb2, las blancas
extra en el centro, una situación habitual en podrían seguir con 20.:!'!fb l '1Wd4 2 1 .�dl '1Wa4
defensas caracterizadas por un fuerte alfil de 22.ixh6 ! gxh6 23 .'1Wg3+ i>h8 24.Wff4 i>g7
fiancheto, como la Grünfeld y la Benoni, pero 25 .�d3 , con ataque decisivo, como sucederá
menos recomendable en la estructura de esta después en la partida.
partida. 12 .. J�e8 y 1 2 . . .id7 son alternativas 20Jladl Bb4
razonables, que mantienen la tensión además Ver el diagrama siguiente
de contribuir al desarrollo.
13.cxd4 d5 14.eS �e4 Esta vez 20 ...'1Wxb2 se encontraría con la

60 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
fuerte réplica 2 1 .%Yg3 @h8 22.e6 ! , con idea de Partida 1 43
ie5. Eljanov - Akopian
Copa de Europa, Ohrid 2009
Apertura Catalana

1.d4 dS 2.c4 c6 3.�t3 �f6 4.�c3 e6 S.g3


En lugar de entrar en una Semieslava, con
5 .ig5 o; 5 .e3, las blancas llevan el juego a
una Apertura Catalana.
s... dxc4
Una reacción fundada, explotando el hecho
de que, habiéndose jugado ya tll c 3, a las
blancas no les resultará fácil recuperar el
peón. También es popular la flexible
5 . . . l!Jbd7.
6..ig2 bS 7.�es �dS
Las negras también pueden jugar 7 . . . a6, en
21..ixh6! cuyo caso 8.l!Jxc6 sería inofensivo, debido a
Con el centro totalmente controlado, las 8 . . .Bh6!
blancas lanzan un fuerte ataque al rey negro, 8.a4
en el que el peón de "e5" desempeña un papel Atacando de inmediato la falange de peo­
crucial, protegiendo a sus piezas y controlan­ nes contrarios, antes de que las negras con­
do la casilla clave "f6". soliden con ...ib7 y ... a6.
21 ...gxh6 22.BgJ+ mhs 2J.Br4 mg1 24Jl:d3! 8 ..ib4
.•

Fuerte jugada que incorpora la torre de ma­


nera decisiva.
24..J�e8
O bien 24 . . . f5 25.exf6+ gxf6 26.gg3+ @fl
27.ig6+, ganando la dama.
2SJl:g3+ mf8 26.'9xh6+ me7 27.Yfh4+!
Un inteligente jaque, que fuerza el regreso
del rey negro, pues 27 ... md7? perdería la da­
ma por 28.if5 +.
21 mf8 2s.a3!
..•

Una nueva jugada intermedia, que obliga a


la dama negra a situarse en una casilla menos
favorable.
28...Bd4
Única, ya que si 28 ... Bxb2, continuaría
29.Bb6+ @e7 30.%Yd6++, y si 28 . . .Bc5, en­ 9.0-0!
tonces 29 ..ih7 ! Más enérgico que la evidente 9 .id2. En
29.Bh6+ me7 30.Bf6+ md7 palabras de Eljanov, "un verdadero jugador de
Esto pierde la dama, pero si 30 . . . @f8, la Catalana debería estar dispuesto a sacrificar
3 l ..ib7 sería definitiva. un segundo peón para ganar algunos tiempos".
31.�d3 Bxd3 32..ixd3 9...0-0
En esta desesperada posición las negras se Eljanov analiza 9 ... l!Jxc3 1 0.bxc3 hc3
rindieron. 1 l .ga3 ! .ib4 ( l l . ..b4 12.gxc3 ! bxc3 1 3 .ia3)

LA LUCHA POR EL CENTRO 61


1 2.axb5 ha3 1 3 .ha3, con abrumadora ini­ Por su parte, las negras preparan su única
ciativa de las blancas, lo mismo que 9 ...ixc3 posibilidad de contrajuego, el avance . . . b4.
l 0.e4 ! hb2 1 1 .hb2 liJe7 12.d5 ! ? Por otra 20.fi°dl aS 21.'t!YbS �dxeS?
parte, 9 . . . f6! 1 0.e4 liJe7 era una opción per­ De este modo, las negras se aseguran la
fectamente razonable. Veamos: 1 l .liJf3 0-0 ruptura . . . b4 en el turno siguiente, pero abrir la
12.axb5 .hc3 1 3 .bxc3 cxb5 1 4.iaJ �U7, con columna "f' tendrá consecuencias negativas
juego confuso, Ulibin - Salgado, Cappelle-la­ para sus intereses.
Grande 2009. En efecto, las posiciones cuya La alternativa 2 1 .. .g6 22.Wfh6 b4 23. f5 !
naturaleza es de doble filo a menudo requieren desencadenaría un ataque demoledor tras
jugadas no convencionales, como 9 ...f6 en 23 . . . exf5 24.exf5 liJf8 25.liJg4 (Eljanov), de
este caso. modo que la de feo aspecto 2 1 ...liJd8 ! parece
Por el contrario, la textual permite al fuerte la única forma de seguir luchando. Ahora las
caballo blanco centralizado permanecer en blancas podrían considerar 22.liJg4, preparan­
"e5 " durante el resto de la partida. do el avance f5 (22.gf3? .he4).
10.axbS .ixc3 1 1.bxc3 cxbS 22.fxeS b4 23..ib2 gbd8 24.gf3!
Después de 1 l . ..liJxc3?! 1 2.Wfc2 liJxb5 Las blancas se abstienen de la materialista
1 3 .e3, las blancas pronto recuperan el peón 24.l::1xt7?! l::1 e7 25.g7f4 Wfb6, con juego confu­
con clara ventaja posicional. so y, simplemente, trasladan la torre a "h3 ".
12..ia3 ge8 13.e4! �f6 Por cierto que si las negras hubiesen jugado
Esta vez a 1 3 ... liJxc3?! seguiría la fuerte 2 1 ...liJd8 ! , entonces 22.l::1 f3 ? fallaría debido a
réplica 1 4.Wff3 . 22 . . .he4.
14.Y!Ybl !? 24 g6
•••

Un raro puesto, aunque bueno para l a da­ La variante 24 . . .bxc3 25.l::1h3 (25 .hc3)
ma, desde donde protege al peón de "e4" y 25 ... cxb2 (25 ... h6 26.gxh6 g6 27.Wfg5 Wfe7
ejerce cierta presión por la columna "b". 28.h7+ 'itih8 29.i.c l ! ) 26.Wfxh7+ ii f8
También era posible 14.f4 de inmediato, 27.Wfh8+ ®e7 28.�xt7+ iixt7 29.g6+! sería
mientras que la tentadora; 1 4.liJxt7 no reporta fatal para las negras (Eljanov). Con la textual
más que tablas después de 14 . . . ii xt7 1 5 .e5 Akopian prepara un bloqueo sobre casillas
liJd5 1 6.'Wh.5+ 'itig8 1 7.ie4 g6 1 8 ..hg6 hxg6 blancas a costa de un peón, aunque resultará
1 9.'\Wxg6+ ®h8 20.füe l liJxc3 2 1 .ge3 .ib7, insuficiente.
puesto que 22.g4 (22.gxc3 liJc6 23.g4 Wfh4!) 2S.'t!Yh6 fS 26.gxf6 Bf7 27.Be3!
22. . . liJe2+! 23.�xe2 liJc6 24.ge3 Wfh4, y las Apoyando al peón de "d4" y preparando el
negras paran el mate en la columna "h" (El­ asalto final, con h4-h5 .
janov). 27 J�d7 28.h4! Bed8 29.hS bxc3 30..ixc3
••

14 a6 1S.f4 fi'c7
••• �xd4 31.Bg3
La inmediata 1 5 . . ..ib7? falla por 1 6.liJxc4, Ahora cae el peón de "g6", y el resto es fá­
y las blancas habrían conseguido un tremendo cil para las blancas.
control del centro, combinando sus peones 31 �bS 32.hxg6 hxg6 33.fi'h6 Wb7
••.

centrales con un fuerte caballo en el puesto 34Jbg6+ ®h8 35..ixaS gas 36.Y!YgS gg8
avanzado de "e5". En consecuencia, no hay 37.f7!
nada que cuestione un ataque a gran escala en Una bonita jugada intermedia para desviar
el flanco de rey, donde las negras están es­ a la dama negra de la columna "h".
casas de efectivos. 37 Bxf7 38.Bxf7 Bxg6
•••

16.g4! .ib7 17.gs �fd7 18.ga2! Obviamente, si ahora 38 ... Wfxt7, continúa
Una forma clara de incorporar al ataque la 39.�h6+.
segunda torre, con este desplazamiento por la 39.Y!Yd8+ Bg8 40.Bxh7+ cbxb7 41.9b4+ cbg6
segunda fila. 42..id2
18 �c6 19.gafl gab8
.•• Las negras abandonaron.

62 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 44 en la jugada siguiente. Tras 9.d5?! W!b6, y un
Kotov - Boleslavsky oportuno . . . e6, las negras se harían también
con la iniciativa. Pero era razonable, en cam­
Campeonato URSS, Moscú 1 945
bio, 9.dxc5 ltJxc5 (9 ...§'a5+) l O.liJc3.
Apertura Trompowsky
9 tfb6! 10.tfd2
•••

Una triste retirada de la dama para las


l.d4 �f6 2.i.g5 �e4 3.i.f4 d6 blancas, pero debido a su retraso en desarrollo
Una réplica modesta, pero perfectamente era la única forma de evitar pérdidas mate­
jugable, a la Apertura Trompowsky. Actual­ riales. Por el contrario, si su caballo de dama
mente, las opciones más frecuentes son 3 . . . c5 estuviese ya en "d2" o "a3", podrían haber ju­
y 3 ... d5. gado aquí l O.liJc4.
4.t'3 �f6 5.e4 g6 6.tfd2 �bd7 10...cxd4 11.cxd4 e5!
Dado que la jugada i.h6 está en el aire, Kotov no tiene un respiro. Ahora se nota la
Boleslavsky difiere 6 ... ig7, y desarrolla pri­ falta del alfil de casillas negras.
mero el flanco de dama. La misma idea se ha 12.liJa3
visto, a veces, en la Defensa Pire: l .e4 d6 2.d4 Si 12.d5?! 0---0 preparando ... ltJh5 y ... f5,
,

liJf6 3.liJc3 g6 4.ie3 c6 5 .W/d2 b5 6.id3 las negras tendrían la iniciativa, y en caso de
liJbd7, difiriendo ...ig7 hasta el momento 1 2.liJc3, podrían intentar 12 ... d5 !? l 3 .dxe5
oportuno, por ejemplo, cuando las blancas en­ ltJxe5 14.exd5 0---0 con interesante compensa­
,

roquen corto. ción. Con la textual, las blancas probablemen­


7.i.h6?! te esperaban 12 ... exd4? ! 1 3 .ltJc4 W/c5 14.b4,
Las blancas están ansiosas por emprender seguido de 1 5 .W/xd4, pero las negras disponen
un ataque en el flanco de rey, pero tenía sen­ de una jugada mucho más fuerte.
tido desarrollar piezas antes, como con 7. ltJc3 . 12 ...dS!
7.. .Axh6 8.tfxb6

Un nuevo golpe central, que impide ltJc4 y


8 c5!
.•.
abre la columna "e" para futuras acciones con­
Las negras responden al ataque de flanco tra el rey blanco.
con un contragolpe central. Hemos visto un 13.dxeS
caso similar en la partida Milu - Zaitsev (nº Tras l 3 .exd5 liJxd5 14.dxe5 liJe3 1 5.ltJc4
65). ltJxc4 1 6.hc4 ltJxe5 1 7.We2 Wlb4+, seguido
9.c3?! de ... 0---0 , las blancas tendrían problemas.
Esta tentativa por mantener el centro de 13 �xeS 14..ibs+
..•

peones será duramente castigada por el rival Al ver que la línea 1 4.exd5 0---0 seguido de
,

LA LUCHA POR EL CENTRO 63


... :!:!e8(+) reportaría un fuerte ataque a las Partida 1 45
negras, Kotov trata de movilizar rápidamente Glek - Lutz
sus piezas.
Bundesliga 1992
14 @f8!?
•••

1 4 ... id7 1 5 .hd7+ lll exd7, seguido de Defensa Siciliana


... 0--0 y . . . :!:!fe8+, no tenía nada de malo, pero
Boleslavsky quiere convertir al alfil de "b5" 1.e4 c5 2.�t3 e6 3.d4 cxd4 4.�xd4 a6 5.�c3
en un objetivo futuro. Y!fc7
15.exd5 @g7 16.lt:le2
O bien 1 6.0---0--0 if5, seguido de ... gac8+,
con un fuerte ataque.
16... a6 17.Ac4
Tanto 1 7.ia.4?! if5, como l 7.id3? Wfxb2 !
crearía al blanco problemas todavía mayores.
11... ge8 18.gdl?

Esta partida está tomada de mi libro Play


the Sicilian Kan y puede considerarse una
partida modelo para dicha variante. Como en
otras muchas Sicilianas abiertas, las blancas
deben jugar agresivamente si aspiran a algún
tipo de ventaja, algo que a menudo conduce a
que su centro quede expuesto a un contra­
Esto permite a las negras asestar un fuerte golpe, como en la jugada 1 8 de esta partida.
golpe táctico. Era esencial 1 8.�fl if5 1 9.gdl 6.Ad3
(Ftacnik), aunque tras 1 9 ... :!:!ac8 no es fácil Un desarrollo típico en la Variante Kan,
que las blancas puedan salvarse. Por ejemplo: que también era posible en la jugada anterior.
20.b3? Wfd6! 2 l .Wfb2 falla, por 2 l ... b5. 6 ... �f6 7.f4 d6
18...AhJ! 19.@n Las negras optan por una Formación Erizo.
1 9.f4 ixg2 20.fxe5 gxe5 2 1 .gfl ixfl La más aguda 7 ... b5 8.e5 b4 también es po­
22.�xfl fü5+, con ataque decisivo (Ftacnik). pular en la práctica.
19... lll xt3 20.9f4 8.0--0 b5 9.9e2 i.b7 10.@hl �bd7 11.Ad2
La tentativa de impedir la siguiente jugada ie7 12,gael
negra, con 20.Wfc3 falla, por 20 ... ge3 ! Una continuación natural, con la que las
20 ... �g4! 21.9xt3 �e3+ 22.@el .ixg2 blancas incorporan al juego su última pieza, a
23.912 .ixhl fin de emprender acciones en el centro o flan­
Con una calidad de ventaja y el ataque en co de rey. Aun así, 12.b4! ?, preparando a4, y
marcha, lo que sigue es fácil para las negras. estableciendo un control del flanco de dama,
24.gd3 Yfb4+ 25.gd2 gac8 26.Ab3 .ixd5 probablemente sea una tentativa más crítica.
27.Axd5 �xd5 28.Wfd4+ 9xd4 29,gxd4 �f6 12 ... �c5
Las blancas abandonaron. Una inteligente jugada, que cumple varias

64 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
funciones: amenaza con un cambio en "d3", 16 eS! 17.tlJfS
•••

así como . . .b4, ganando un peón, y evacua la O bien 1 7.fxe5 dxe5 1 8.tlJf5 füd8 ! 19.g5
casilla "d7" para el otro caballó, en caso de e5 . tlJe8, con contrajuego sobre "d3 " y "b4".
Por el contrario, la inmediata 1 2 . . . 0---0 ? ! pro­ 17 exf4 18.gxf4
•••

vocaría el avance 1 3 .e5.


13.b4
Las blancas fuerzan el cambio en "d3" para
estabilizar su centro. En caso de 1 3 .e5, la
discreta 1 3 ... tlJfd7! sería una buena respuesta,
mientras que en caso de 1 3 .a3 0---0 1 4.�f3
�fe8 1 5 .�h3 g6, preparando ... if8-g7, las ne­
gras no tendrían mayores problemas.
13 tlJxd3 14.cxd3 0-0
•.•

Obviamente, 1 8.g5? fallaba por l 8 . . .Wfxf5,


mientras que después de 1 8.@g l id8 !
1 9.ix.f4 ( 1 9.g5 ib6+ 20.d4 tlJxe4!) l 9 ... d5
20.e5 d4 ! 2 1 .exf6 dxc3, seguido de 22 ... �e8,
sería favorable a las negras. Por último,
1 8.ixf4 puede contestarse de la misma forma
que en la partida.
18 dS!
•••

Una jugada clave, con la que las negras se


Se ha llegado a una posición más o menos aseguran mucho contrajuego por las columnas
igualada. Cierto que el cambio en "d3" ha re­ centrales y la diagonal "h l -a8", con el efecto
forzado el centro de las blancas, pero, por otro de distraer el ataque blanco. En realidad, la
lado, han perdido su alfil, que sería impor­ idea de responder a g4 con . . . d5 en algún mo­
tante en un futuro ataque al enroque. mento tiene en la Siciliana un antiguo registro,
15.gcl y Dvoretsky cubrió ampliamente el tema en su
El curso ulterior de la partida sugiere que Preparación de aperturas.
1 5 .g4 !? de inmediato habría sido más preciso. 19.g5 dxe4 20.dxe4
En tal caso las negras deberían descartar La coherente 20.gxf6 falla por 20 . . . exd3+
tanto 1 5 . . . d5 como 1 5 . . . e5, por 1 6.tlJf5, segui­ 2 1 .tlJe4 Wfxf5 ! 22.�xf5 dxe2 23.fxe7 ixe4+
do de 1 7 .g5, y optar por la profiláctica 24.@gl hf5 25.exf8Wf+ @xf8, mientras que
1 5 ... füe8 ( 1 5 . . . d5? ! 1 6.e5 ; 1 5 ... e5? ! 1 6.tlJf5) la línea 20.tlJxe7+ Wfxe7 2 1 .gxf6 exd3+
1 6.g5 tlJd7 1 7.f5 if8 1 8.fxe6 fxe6 1 9.�c l 22.tlJe4 Wfxf6 ! reporta a las negras una fuerte
Wfd8, con idea de ... tlJe5 y .. J'k8, con una po­ iniciativa. Por ejemplo: 23 .Wfxd3? Wfd8 ! , se­
sición compacta. guido de ... f5.
15 '8d7 16.g4?!
••. 20 tlJxe4!
•••

Un tentador avance de flanco, aunque las Un sacrificio intuitivo, que tiene fundamen­
negras están bien preparadas contra el mismo. to táctico.
Una mejor opción era 1 6.tlJb3 �ac8 l 7.ie3, 21.�xe7+
seguido de id4. Después de 2 1 .tlJxe4 ix.g5, las blancas

LA LUCHA POR EL CENTRO 65


pronto tendrán que devolver más material. Por Partida 1 46
ejemplo: 22.gg l f6 23.h4 l:!ae8 ! 24.hxg5 l:!xe4 Nisipeanu - Dautov
25.gxe4 Wfxf5 26.ggg4 l:!e8, etc.
Bundesliga 2003
21 ...Bxe7 22.�xe4 !ae8 23.d?gl
Defensa Caro Kann
O 23 .ge l f5! 24.gxf6 gxf6, y el caballo
está condenado.
23 ..he4 24.!el
•. 1.e4 c6 2.d3
Glek había depositado sus esperanzas en El Ataque Indio de Rey es una buena op­
esta nueva clavada, pero no es tan efectiva co­ ción práctica, cuando no se desea entrar en un
mo la anterior. debate teórico.
24 ...BxgS+ 2S.!g4 J.d3! 26.J.xgS J.xe2 2 ... dS 3.�d2 es 4.�gtJ J.d6
27.!g3 J.hS 28.J.e7 fS! 29.!ge3 !f7 30.J.cs Una formación lógica, que explota el apoyo
!xe3 31.!xe3 que . . . c6 da al centro de peones.
S.g3 �f6 6.J.g2 0-0 7.0-0 !e8 8.!el J.g4
Las principales alternativas son 8 . . . lll bd7 y
8 . . . a5, que prepara ... �a6-c5, en ambos casos
retrasando el desarrollo del alfil de dama hasta
el momento propicio.
9.c3
Aquí y en las dos jugadas siguientes era
más preciso h3, a fin de desplazar el alfil a
"h5" (Dautov).
9 ... �bd7 10.Bc2 Wc7 1 1.�fl ?!
Esta era la última posibilidad de las blancas
de jugar 1 l .h3, y en tal caso, 1 l .. .J.e6 (les
daría una ligera iniciativa 1 l . ...Ah5 12.lll h4,
dirigiéndose a "f5" ) 12.lll g5 ganaría la pareja
de alfiles.
Los alfiles de diferente color son famosos 1 1 ... h6!
por su tendencia a las tablas, pero con un par Las negras impiden lll g 5, de forma que el
de torres sobre el tablero, las blancas deben alfil pueda retirarse a "e6" sin peligro de ser
estar indefensas ante el par de peones pasados cambiado.
y unidos. 12.�e3 J.e6 13.�h4 as .
31...!d7 32.!a3 !d2 Una útil jugada, que gana espacio, en es­
Con 32 ... gdl+! 33.d?t2 l:!d2+, o 33 ... f4, las pera de ver cuál será el siguiente paso de las
negras habrían progresado significativamente. blancas.
Es posible que en este momento ambos juga­ 14.Be2
dores estuviesen sufriendo de apuros de tiem­ Como 14.lll hf5 no conseguiría gran cosa,
po. después de 14 . . . J.f8, seguido de ... g6, las
33.!xa6 J.D 34.h4 h6 3S.a4! blancas prefieren reforzar su futuro ataque en
Cambiando más peones. el flanco de rey, con un traslado de la dama a
3S... bxa4 36.!xa4 !g2+ 37.d?fl !g4 38.J.e7 "f3".
!e4 39.!a7 f4 40.J.d6 14...!ad8 1S.Wt3 J.f8 t6.J.fl
A pesar de que existen razonables posibi­ Ambos bandos recurren a una considerable
lidades de tablas, la planilla oficial indica que profilaxis. La inmediata 1 6.�hf5?! se volvería
las blancas perdieron aquí. En cualquier caso, contra las blancas tras 1 6 . . . g6 1 7.g4 lll c5 ! , ata­
la brusca conclusión de la partida no le resta cando "d3" (Dautov).
sus instructivos méritos. 16...d?h7

66 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
24.ftlg2, mejorando la situación del pasivo
caballo, y después de 24 ...ig7 25.if4 �6
26.Wfg3 lDfd7 ! , dirigiéndose a "c5", las negras
mantendrían la ventaja.
23 ftle5 24..if4 .id6!
•••

Las negras han defendido con cuidado su


enroque, y sus dos últimas jugadas responden
al propósito de defender el peón de "h6", a fin
de responder a lDe(h)-f5 con ... g6.
17.g4?!
Las blancas prosiguen con el ataque, pero En este momento pueden apreciarse cla­
pronto veremos que su posición no respalda ramente los méritos de la jugada 20 del negro.
esa ofensiva. Una mejor opción era la modesta Sus fuertes peones centrales, bien apoyados
l 7.h3, preparando lDe3-g4 (Dautov). por el resto de sus piezas, les concede una po­
17 g6
.•• sición muy dominante, mientras que el ataque
Cubriendo la vital casilla "f5". Por el con­ blanco al enroque ha llegado a punto muerto.
trario, la impulsiva l 7 ... dxe4 1 8.dxe4 lDc5? ! , 25..ie2
dirigiéndose a " d3 " , permite 1 9.lDef5 g6 La agresiva opción 25 . .!Df3? fallaría fatal­
20.lDxh6 ! lDfxe4 2 1 .Wih3, con ataque. mente por 25 . . . ltleg4!, de modo que Nisipeanu
18.ftlefS decide impedir este salto. Lamentablemente
Única forma de justificar la jugada anterior. para él, el caballo dispone de otro gran desti­
Ahora surgen ideas como 1 9.Wih3 y 1 9.lDxh6 no.
Axh6 20.g5, de modo que las negras deben 25 ... lüd3! 26..ixd6?
reaccionar con cuidado. Una omisión táctica en apuros de tiempo.
18 ... dxe4 19.dxe4 gxf5 20.gxfS .id5! Después de 26.hd3 hf4 27.ib5 :Bg8, la
Una decisión crítica, probablemente previs­ posición de las blancas sería estratégicamente
ta por Dautov al realizar su 1 7ª jugada. Al muy difícil, pero con la jugada de la partida
devolver la pieza de esta forma, las negras pierden material.
obtienen un firme control del centro, y ambas 26 ftlxfl+ 27.d?g2 Bh6!
•••

torres quedarán situadas de forma ideal. Una inteligente jugada intermedia, que per­
21.exd5 cxd5 22.Vh3 e4! mite a las negras simplificar y entrar en un
Parando la amenaza lDf3-g5 y evacuando final con un buen peón de ventaja.
"e5" para el caballo, desde donde podrá llegar 28.°Bg3
a interesantes destinos, como "g4", "f3" y "d3". O 28.ic7 :Bg8+! 29.ltlg6 Y!!xc7 30.Wxf2
23.<it>hl? fxg6, ganando (Dautov).
Una jugada natural. Sin embargo, el inde­ 28 J:ig8 29.ltlg6 J:ixd6 30.Wxfl fxg6
•.•

fenso peón de "f2" pronto será un inconve­ Con peón menos y una posición peor en
niente táctico. Lo correcto era 23 .ie2 ftle5 todo el tablero, las blancas se rindieron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 67


Ejercicios

Partida 1 47 contra diversas defensas, incluida la Siciliana.


Dobosz - Landleiter Otra forma popular de plantearlo es con
2.ll:\f3, y sólo después 3 .d3 .
Nuremberg 1 999 2 ... �c6 3.g3 dS 4.�d2 dxe4 S.dxe4 g6 6.J.g2
Gambito de Dama J.g7 7.�gf'3 �f6 8.0--0 0--0 9.gel
Probablemente la opción más precisa, ya
1.d4 �f6 2.c4 dS?! 3.cxdS tfxdS?! que 9.c3 permite 9 ...%Yd3, mientras que a
La segunda jugada de las negras entregó el
9.%Ye2 puede responderse 9 ...ig4, seguido de
centro sin conseguir nada a cambio, y aquí era
1 0 . . . ll:\d4 o 1 0 . . . ll:\e5, también con juego fácil
mejor 3 . . . ll:\xd5, evitando la temprana salida
para las negras. Por otro lado, ahora, a 9.!!e l
de la dama.
ig4 puede seguir 1 0.h3 .
4.�c3 9d8 S.�f'3 e6 6.e4 J.e7 7.J.c4 c6 8.0--0
�bd7 9J:te1 0--0 10.a3 bS tt.J.a2 a6 12.J.gS 9 9c7 10.c3 gds 11.tfe2 �g4
••.

J.h7 13Jlk1 h6 14.i.h4 ges Justo a tiempo, antes de que las blancas
jueguen e5 . Otra posibilidad es l l .. .e5 .
12.�c4 �geS
Es más preciso hacer 12 . . . b6 1 3 .if4 ll:\ge5
14.ll:\fx.e5 lll xe5, Vogt - Petursson, Brocco
1 990, aunque con 1 5 .lll e3 ! ? e6 1 6.ixe5 ixe5
1 7.f4 ig7 1 8 .e5 ib7 1 9.!!ad l , las blancas po­
dían haber conseguido una ligera superiori­
dad.
13.�fxeS �xeS 14.i.f4 .ie6

Usted juega (un plan corto)


•••

Partida 1 48
Strikovic - Mascarinas
Ginebra 1 99 1
Defensa Siciliana

t.e4 es 2.d3
El Ataque Indio de Rey puede emplearse Usted juega (+ un breve plan)
•••

68 ESTRATEGIA EN LA APERTIJRA
Partida 1 49 flanco de rey. El mal menor era la inmediata
Zapata - Tal 7 . . .b6 .
8.0--0 b6 9.ti'e2 i.b7 10.:!�dl
Interzonal de Subotica 1 987
Defensa Alekhine

t.e4 �f6 2.es �dS 3.d4 d6 4.f4


Una rara, pero nada insípida línea contra la
Defensa Alekhine.
4...dxeS S.fxeS cS 6.c4?!
Pero este avance de peón es inoportuno, a
diferencia del Ataque de los Cuatro Peones,
que vimos en la partida entre Van der Wiel y
Vaganian (nº 129).
La alternativa es 6.lll f3 cxd4 7.'!Wxd4 �c6
8.'!We4 ! , y las blancas pueden seguir aspirando
a lograr ventaja.
6 �b4! 7.dS?!
•..

Nueva imprecisión. 7.a3 lll 4c6 8.e6!? era


más acorde con el espíritu de la variante. Una formación así es muy lógica en esta
7.. .ifS 8.�a3 estructura, a fin de apoyar a los peones centra­
les con dos piezas mayores y dificultar la
ruptura temática ... c5 .
10... �bd7
La inmediata l0 . . 0--0? permitiría el avance
.

l l .e5 lll d5 12.Wfe4, y se pone de manifiesto la


imprecisión de la séptima jugada de las ne­
gras.
11.ic2 c6 12.if4 �hS?!
Esto no terminará bien, pero era dificil ya
aconsejar a las negras.
13.ie3 ti'c7

Usted juega .•.

Partida 1 50
Hellsten - Jevtic
Belgrado 2002
Gambito de Dama

1.d4 dS 2.c4 �f6?! 3.cxdS ti'xdS?! 4.�c3


ti'd8 s.�f3 e6 6.e4 i.e7 7.id3 h6?
Una pérdida de tiempo, además de un
debilitamiento de la estructura de peones en el Usted juega...

LA LUCHA POR EL CENTRO 69


Partida 1 5 1 Partida 1 52
Bartel - Macieja Lilienthal - Korchnoi
Cto. de Polonia, Varsovia 20 1 1 Campeonato de la URSS, Kiev 1 954
Gambito de Dama Defensa Grünfeld

1.d4 �f6 2.c4 e6 3.�t3 dS 4.i.gS l.d4 �f6 2.c4 g6 3.�c3 dS 4.cxdS �xdS 5.e4
Con este orden de jugadas las blancas evi­ �xc3 6.bxc3 Ag7 7.i.c4 0--0 8.�el �c6
tan la aguda Variante Botvinnik, que se plan­ Una desviación muy popular del temático
tea después de 4.lüc3 c6 5.i.g5 dxc4, ya que a avance 8 ... c5.
4.i.g5 c6 podría continuar ahora 5 .lübd2, ase­ Las negras apuestan por un plan de juego
gurando así el peón de "c4", como también sobre casillas blancas, a base de . . . lüa5, . . .b6,
5 .e3). ...i.b7, etc., y también mantienen en cartera la
4... h6 s.i.xf6 Wxf6 6.�c3 Ab4 posible ruptura ... e5.
Por su parte, las negras se abstienen de 9.0-0 ft°d7
transponer a la Variante Moscú, con el avance Una fea jugada a primera vista, pero puesto
6 . . . c6, y llevan el juego hacia la Variante Ra­ que el alfil de dama va a desarrollarse por la
gozin. casilla "b7", la dama quedará bien situada en
Quién se haya podido beneficiar de estos "d7".
trucos de inversión de jugadas sólo lo saben to.i.a3?!
los propios jugadores. El alfil no hará gran cosa en esta casilla.
7.e3 0--0 8.i.el Una opción más popular es 1 0.ie3, seguido
Más flexible que 8.id3, ya que después de. de 'i;Yd2.
8 . . . dxc4, las blancas están obligadas a jugar 10 ... �aS 11.i.d3 b6 12.�f4?!
9.hc4. Era preferible 12.!!b l i.b7 l 3 .d5 c6 1 4.c4
También son posibles las jugadas 8.!!c l y (Moiseev).
8.VNl>3 . 12 ...i.b7 13.9e2 gfd8 14.gadl e6 15.e5?!
8 ... dxc4 9.0--0 b6?! Exponiendo demasiado los peones centra­
Era preferible el avance 9 ... c5 (Bartel), con les.
inmediata presión sobre el centro de las blan­ Era mejor la modesta 1 5 .i.b4 lüc6 1 6.ia3
cas. (Moiseev).

Usted juega... (+ un breve plan) Usted juega... (+ un breve plan)

70 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 53 línea en otra partida, pero la jugada en sí tiene
Antoshin - Ivkov tendencia a producir luchas instructivas.
Polanica Zdroj 1 970
Defensa Benoni

1.d4 �f6 2.c4 cS 3.dS eS 4.�c3 d6 5.e4 J.e7


La Benoni Checa, ideal para jugadores a
quienes les gustan posiciones cerradas y no les
molesta la inferioridad espacial.
6.b3
Con esta jugada y la siguiente, las blancas
tratan de frustrar el plan temático . . . 0--0 ,

... liJe8, . . . g6, . . . liJg7 y . . . f5. Otro enfoque po­


pular es 6.g3, seguido de .ig2, liJge2, 0--0 y
f4, con juego completamente distinto.
6 0--0 7.g4 a6
•.•

Las negras indican que quieren jugar en al­


gún momento . . . b5 . Usted juega •••

8.�o �bd7 9.J.d3 �es 10.a3 g6


Otra idea era 1 0 ... liJc7, preparando ... b5, 3.cxdS �xdS 4.e4 �f6 5.�c3 e6
pero la textual es más eficiente, ya que pronto Como ya hemos comentado en la partida
permitirá a las negras completar el desarrollo Grabarczyk - Podlesny (nº 1 1 5), es más activo
de todas sus piezas menores. 5 . . . e5, que se evita jugando antes 4.liJf3 .
ll.Ah6 �g7 12.tfd2 �f6 13.b4 6.�a J.e7 7.J.d3 0--0 8.0--0 b6 9.We2 J.b7
Un ataque en paralelo en ambas alas puede 10.gdl Bes?!
ser arriesgado, pero las negras también quedan Fea jugada. Era mejor elección 10 ... liJbd7,
bien después de 1 3 .�e2 cii h 8 ! 14.liJg3 liJg8 seguido de .. Jie8 y, tal vez, . . . liJf8-g6.
1 5 .ie3 b5 ! , como en la partida entre Pachman 1 1.J.gs ges 12.gacl!
y Ciocaltea, Harrachov 1 966. Por ejemplo: La última pieza se suma a la fiesta, disua­
1 6.cxb5 axb5 1 7 .i.xb5 f5 ! , con iniciativa. diendo a las negras de la ruptura... c5.
13 b6 14.cii e2
.•• 12 �bd7
••.

Parece más seguro 14.cii fl ! ?, seguido de


cii g2, y así fue, en realidad, cómo resolvió Gu­
revich el problema real.
14 cii bS
•••

El rey se aparta de la columna "g", dejando


la casilla al caballo, por si fuese necesario.
15.gagl J.d7 16.gg3 Bc7 17.ghgl
Ver el diagrama siguiente

Partida 1 54
Mrndzic - Pejic
Zupanja 2007
Gambito de Dama
1.d4 dS 2.c4 �f6?!
Pido excusas por volver a incluir esta mala Usted juega •••

LA LUCHA POR EL CENTRO 71


Partida 1 55 Partida 1 56
Kachiani Gersinska - Cramling Letelier - Fischer
Bundesliga 2003 Olimpiada de Leipzig 1 960
Defensa Eslava Defensa India de Rey

1.d4 dS 2.c4 c6 3.�t3 �f6 4.e3 J.g4 1.d4 �f6 2.c4 g6 3.�c3 J.g7 4.e4 0-0 S.es
Las negras aprovechan la oportunidad de Un avance muy arriesgado, que expone los
desarrollar su alfil de dama. Otras opciones peones centrales a un contragolpe de las ne­
populares son 4 ...i.f5, en el mismo espíritu, gras. Son preferibles los movimientos están­
4. . . a6, como en la partida Mateuta - Hellsten dar 5.llif3 y 5.f3, según el repertorio de las
(nº 1 3 8), y 4 ... e6, con una Semieslava. blancas.
s.�c3 e6 6.h3 J.xt3 7.Y!Yxf3 �bd7 8.J.d2 s �e8 6.f4 d6 7.J.e3
•••

J.b4
Una rara jugada en la Eslava, pero aquí es
útil para impedir el avance e4. Además, en ca­
so de g4 (como en la partida nº 1 4 1 , entre
Sadykov y Sveshnikov), las negras pueden
responder, en caso de ser necesario, ...ixc3 y
. . . llie4.
9.a3 J.as to.J.d3 O-O l U�dl
La natural l l .e4? falla por 1 l . ..e5 ! (Cram­
ling).
11 J�e8 12.cxdS
.•

Esto deja a las negras con un juego fácil,


aunque después de 12.0---0 e5 ! 1 3 .cxd5? ixc3,
seguido de ... e5-e4, sus problemas de apertura
también habrían quedado resueltos. En cuanto
a 12.b4 i.c7 1 3 .0---0 , de nuevo da resultado Usted juega...
1 3 ... e5 ! Por ejemplo: 1 4.cxd5 cxd5 1 5.llixd5?
e4. Partida 1 57
12 exdS 13.b4 J.c7 14.0-0
.••

Gligoric - Rabar
Zagreb 1 939
Defensa Nimzoindia
1.d4 �f6 2.c4 e6 3.�c3 J.b4 4.e3 0-0 s.J.d3
d6
Una elección muy modesta, en conjunción
con la siguiente jugada. Actualmente, se pre­
fiere 5 ... d5 o 5 ... c5, atacando de inmediato al
centro enemigo.
6.�ge2 es 7.0-0 Yfe7 8.�g3
Después de 8.a3 ix.c3 9.llixc3 e4 1 0.J.e2
i.f5, seguido de ... llibd7, las negras obtienen
una mejor versión de la partida. Con la textual
las blancas privan a su oponente de ... i.f5 y
preparan llif5 en algunos casos.
Usted juega (+ un breve plan)
•••
8 .J.xc3 9.bxc3 e4 to.J.e2 g6?!
••

72 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Preparando ... h5-h4, a costa de retrasarse Una jugada natural de desarrollo, pero en
en desarrollo. Era preferible la más sólida realidad no hace nada por interferir en los pla­
10 . . . b6, seguida de ...ib7 (Gligoric). nes contrarios.
En caso de 1 1 .. .0--0, las blancas pueden
responder como en la partida, de modo que tal
vez; l l . . .'1Wb6 ! ?, proponiendo un cambio de
damas, sea una mejor alternativa.

Usted juega ••.

Partida 1 5 8
Javakhishvili - Avalos Parra Usted juega •••

Gibraltar 201 O
Defensa Eslava Partida 1 59
l.d4 dS 2.c4 c6 3.�f3 �f6 4.e3 J.rs s.�c3 e6 Kosteniuk - Vocaturo
6.�h4 Moscú 20 1 1
Una variante popular en la última década. Apertura Española
Las blancas, que tienen más espacio, quieren
hacerse con la pareja de alfiles, aunque la po­ 1.e4 eS 2.lll f3 �c6 3.J.bS a6 4.J.a4 �f6 S.0--0
sición negra sigue siendo sólida. J.e7 6.gel bS 7.J.b3 d6 8.c3 0--0 9.b3
6 .J.e4
••
Se ha alcanzado una de las posiciones ini­
Provocando f3, antes de aceptar el cambio ciales de la Española Cerrada. 9.d4 se ve con
en "g6", como en la partida Mateuta - Hells­ menor frecuencia en la práctica, por 9 ... ig4.
ten (nº 1 38). 9 h6 10.d4 ges u.lübd2 J.fB
..•

7.f3 J.g6 8.Bb3 Y!Jc7 9.J.d2 J.d6?! La Variante Smyslov, en la que las negras
Un lugar que parece activo para el alfil, pe­ se apresuran a presionar sobre la columna "e".
ro aquí es posible que esto sea impreciso. 12.�fl .id7 13.�g3 �as 14.J.cl �c4
9 . . .ie7 y 9 ... lll bd7 son opciones habituales. En la práctica también es popular 14 . . . cS,
10.cxdS exdS con idea de que el caballo puede regresar, en
Lamentablemente, 1 O . . . cxd5?, preparando algún momento, a "c6" .
. . . lll c6, permitiría l l .lll b 5, razón por la que el 1S.b3 �b6 16.J.bl cS 17.dxcS dxcS 18.c4!
alfil está mejor en "e7". Después de 1 0 . . . lll xdS Como ambos caballos negros tendrían un
l l .e4, las blancas también quedan con una li­ largo viaje hasta "d4", este avance tiene mu­
gera ventaja, pero puede que éste fuese el me­ cho sentido. Ahora, tanto el peón de "e5" co­
nor de los males para las negras. mo la casilla "d5" se convierten en objetivos
11.0--0--0 �bd7?! para las blancas.

LA LUCHA POR EL CENTRO 73


18 ...Bc7 19.i.d3 �c8
Preparando la maniobra ... lll a7-c6-d4.

Usted juega ... (+ un breve plan)

Usted juega (+ un breve plan)


•••
Partida 1 6 1
Serras Uria - Peralta
Partida 1 60 San Sebastián 2005
Estremera - Relange Defensa Pire
Andorra 1 998
Defensa India de Rey l.e4 d6 2.d4 �f6 3.�c3 g6 4.f4 i.g7 5.�t3
0--0 6.i.e3
l.d4 �f6 2.�t3 g6 3.g3 i.g7 4.i.g2 0--0 5.0--0 Una línea muy agresiva, que ya conocemos
d6 6.a4 por la partida nº 1 32 (Beliavsky - Anand).
Una curiosa línea de juego, al menos cuan­ 6 b6 7.Y!Yd2
•..

do se la ve por primera vez. Las blancas ganan Una alternativa más flexible que 7.e5 .
algún espacio en el flanco de dama, mientras 7 .i.b7 8.i.d3
.•

esperan a ver qué formación adopta su opo­ Probablemente sea más crítico 8.e5 lll g4
nente. 9.0--0--0 , y ahora el gambito 9 . . . c5 ! 1 0.dxc5
6 a5
••• bxc5 l I .ixc5 Wfa5 conduce a una lucha agu­
Atajando ideas como a4-a5(-a6). Otra posi­ da.
bilidad es 6 . . . �a6, preparando ... c5 . 8 �a6 9.a3 c5!
•..

7.c3 �bd7 8.�bd2 Un contragolpe típico en el Ataque Austría­


Tras la inclusión de a4 y . . . a5, la casilla co, después del cual la partida toma carac­
"c4" se ha convertido en un buen destino para terísticas de la Defensa Benoni.
este caballo. En este sentido, podía haberse 10.dS �c7 ll.h3
considerado ahora 8 . . . d5, pero las negras pre­ Una jugada útil, que impide ... lll g4, antes
fieren un típico esquema de la Defensa India de enrocar corto. Por el contrario, 1 1 .0--0--0 ? !
de Rey. b 5 ! , con prometedor ataque de las negras.
8 e5 9.dxe5 dxe5 10.�c4 Be7
•••
11 bS!•••

La presión sobre "e5" se hace sentir. No Subrayando la relación entre las casillas
servía 1 0 ... �e8? por l 1 .ll'lfxe5, mientras que "b5" y "e4", un tema que hemos visto en la
1 0 . . . e4 1 l .ll'ld4 también reportaría a las blan­ partida nº 1 39, con colores invertidos.
cas una pequeña ventaja, pues si 1 l .. .c5?! , 12.g4?!
1 2.ll'lb5 . Un avance descuidado. Se requeríal 2 .0--0 .

74 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Usted juega... Usted juega...

Partida 1 62 Una moderna alternativa a 6 ... .!ll d7, con la


Fine - Steiner que las negras mantienen abierta la opción
Hollywood 1 945 ... c6-c5 y ... lll c6 en algunos casos.
7.b4 b6 8.bs i.h7 9.i.d3 hd3 to.Y!lxd3
Gambito de Dama Aceptado Y!la5+?!
Una dudosa excursión de la dama. Tanto
1.d4 d5 2.c4 dxc4 3.�t'3 �f6 4.e3 e6 5.i.xc4 1 0 ... lll bd7 como 1 0 ... e6, agilizando el desa­
c5 6.0--0 a6 7.'f!le2 b5 8.i.b3 Ab7 9.a4 c4?! rrollo, parecen más apropiadas.
Una dudosa decisión, ya que resolver la ll.i.d2 'ffa6 12.c4!
tensión sobre "d4" supone que las blancas
Sencillo y fuerte. En la Caro-Kann clásica,
quedarán con las manos libres en el centro.
.td2 y c4 a menudo son jugadas útiles para las
Era mejor 9 . . . b4, seguido de ... .!ll bd7.
blancas, que por el momento tienen una ligera
10.i.c2 �c6 11.axb5 axb5 12.�xa8 Y!lxa8 ventaj a en desarrollo.
13.�c3 12 e6 13.0--0 i.d6
.•.

A 1 3 .e4? ! .!ll b4! , con contrajuego. Las blan­


cas ganan un tiempo en desarrollo.
Con 1 3 . .!ll c3 explotando el hecho de que
1 3 ... b4? ! , sigue 14 . .!ll b 5, plantea una doble
amenaza sobre "c4" y "c7".
13 ...Y!la5

Ver el diagrama siguiente

Partida 1 63
Herrera - Becerra
Campeonato de Cuba, Las Tunas 1 996
Defensa Caro Kann

1.e4 c6 2.d4 d5 3.�d2 dxe4 4.�xe4 Af5


s.�g3 i.g6 6.�o �r6 Usted juega •••

LA LUCHA POR EL CENTRO 75


Partida 1 64 Una interesante desviación de la habitual,
Flores - Luján 7 . . . tLif6. En la casilla "e7" el caballo ejerce
menos presión sobre el centro blanco. Por otra
Buenos Aires 2006
parte, se evitan los motivos tácticos con el
Apertura Inglesa avance e5 .
8.0--0 lüec6
t.tüt'3 lüf6 2.c4 g6 3.b4!? A primera vista, parece más natural mover
Una especie de fianchetto mejorado, que 8 ... tLibc6, pero después de 9.lüb3 ! , el caballo
gana algún espacio extra en el flanco de dama. de "e7" no tendría buen destino. Esta retirada
Hemos visto una idea similar en la partida restrictiva es frecuente en la Siciliana Abierta,
Van Wely - Guliev (nº 1 4), y pueden también por ejemplo también cuando las negras juegan
jugarlo las negras. Por ejemplo: l .d4 lLif6 ...id7, para realizar la maniobra ... tLlxd4 y
2.tLif3 e6 3.g3 b5 !?, en lugar de la jugada ha­ . . .ic6.
bitual, 3 . . . b6. Por el contrario, después de la textual, si las
3 ..lg7 4..lb2 0--0 5.g3 c6 6..lg2 a5 7.b5 d5
••
blancas juegan 9.tiJb3, pueden continuar con
Parece más consecuente 7 ...cxb5 8.cxb5 ... d6.
a4 !, seguido de . . . d5, dejando el peón de "b5" 9.e5
algo descolgado. Las blancas ganan espacio, pero exponen
8.lüa3! su peón "e". Quizá 9.tLixc6 tLixc6 1 0.:i'!e l , con
Realizar e l cambio 8.bxc6 tLixc6, sólo ayu­ idea de que si 1 0 ...ie7? ! , entonces continúa
daría a las negras.
I I .lüd5
8 cxb5 9.cxb5 lübd7 10.0--0 ges
••.
9 ...Y!Jc7 to.gel lüxd4 ll.i.xb7 flxb7
Preparando ... e5 .
12.flxd4 lüc6 13.flf4 .le7 14.i.eJ?!
Un movimiento bastante pasivo. Las negras
quedan bien después de la línea 1 4.tlJe4 0-0
1 5 .lLif6+ �h8 ! 1 6.tiJh5 f6 l 7.flg4 fü7, pero
14.flg4 ! era más apremiante, y las negras de­
ben elegir con cuidado. Por ejemplo, 14 ... h5 ! ?
( 1 4 . . . g6; a 1 4 ... 0-0?, sigue 1 5 .ih6) 1 5 .flxg7
0--0--0 .
14...0--0 15.lüe4

Usted juega (+ un breve plan)


••.

Partida 1 65
López Silva Hellsten
-

Santiago 2005
Defensa Siciliana

t.e4 c5 2.lüf3 e6 3.d4 cxd4 4.lüxd4 a6 5.lüc3


b5 6.g3 .lb7 7..lg2 lüe7 Usted juega ••.

76 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 66 4.tüfd2!
Knaak - Plachetka 4.ltJbd2 f5 S.ltJxe4 fxe4, seguido de 6 ... dS,
es menos ambicioso, pero también tenía senti­
Bratislava 1 983 do.
Defensa Nimzoindia

l.d4 tüf6 2.c4 e6 3.tüc3 i.b4 4.e3 b6 5.tüge2


i.a6 6.tüg3 i.xc3+ 7.bxc3 d5 8.BO

<<t!i¿
"/,///'

Usted juega ... (+ un breve plan)

4.. .J.b4
Por el contrario, 4 ... fS S.ltJxe4 fxe4 6.ltJc3
En esta línea de doble filo de la Variante dS 7 ..tf4 reportaría a las blancas una satisfac­
Rubinstein en la Defensa Nimzoindia, es más toria ventaja. Con la textual, Marshall acelera
popular en la actualidad la jugada 8 ..Aa3, sa­ su desarrollo, planteando la pequeña trampa:
crificando un peón para impedir el enroque a S.a3?? �f6.
las negras. s.Bc2!
8 ... 0-0 9.cxd5 exd5 Incrementando la presión sobre "e4" y ha­
Si 9 ...ix.fl ?, seguiría l 0.dxe6 y las blancas bilitando 6.ltJc3.
ganarían un peón, pero puede que la línea 5...d5 6.tüc3 f5
9 ...�xdS l 0.e4 �as 1 l ..ixa6 �xa6, prepa­
rando ... ltJbd7 y ... es, fuese una opción más
prometedora, con juego más o menos igua­
lado.
to.J.xa6 tüxa6 11.Be2 �b8 12.0-0 es

Ver el diagrama siguiente

Partida 1 67
Alekhine - Marshall
Nueva York 1 927
Apertura Irregular

t.d4 �f6 2.c4 e6 3.tüo tüe4?!


Una jugada muy optimista, que Alekhine
refutará de forma contundente. Usted juega ... (+ un breve plan)

LA LUCHA POR EL CENTRO 77


Partida 1 68 Seguramente este no es un mov1m1ento
Golod - Rozentalis ideal contra el sistema hipopótamo, ya que un
ulterior ... h6, resultará ser con ganancia de
Copa de Europa, Neum 2000 tiempo.
Defensa Nimzoindia

t.d4 �f6 2.c4 e6 3.�c3 Ab4 4.t3 dS s.a3


ixc3+ 6.bxc3 c6!?

Usted juega ...

7 �e7 8.ti'd2 h6!


••.

Por supuesto, este avance se efectúa antes


Una interesante respuesta a la aguda va­
de que las blancas jueguen 9.ih6.
riante 4.f3. Las negras se disponen a contestar
En este momento, probablemente se re­
a cxd5 con . . . cxd5, manteniendo así una exce­
quería hacer 9.ie3, ya que la textual (9.if4)
lente estructura de peones. En cuanto al alfil
anima a las negras a jugar ... g5 (Hillarp Per­
malo de "c8", podrá activarse con . . .b6 y
sson) .
...ia6.
1.Bc2 9.i.f4 Ab7 10.i.e2 �d7 t U�dl g5! 12.i.eJ?!
Como veremos, habría sido más prudente
Una ambiciosa tentativa, que prepara e4.
12.ih2.
Otra posibilidad es 7.e3 0--0 8.id3 b6 9.lüe2
ia6, con una lucha compleja.
7 0--0 8.cxd5
..•

La inmediata 8.e4 puede responderse de la


misma forma que en la partida, empezando
por 8 ... dxe4.
8 cxd5 9.e4 dxe4 10.fxe4
•..

Ver el diagrama siguiente

Partida 1 69
Yuferov - Chepukaitis
San Petersburgo 1 996
Defensa Moderna

1.d4 g6 2.e4 Ag7 3.�t3 d6 4.�c3 a6 5.a4 b6


6.h3 e6 7.i.gS?! Usted juega ...

78 ESTRATEGIA EN L A APERTURA
Partida 1 70 Partida 1 7 1
M. Gurevich - Vega Kramnik - Lputian
Cto. de España por equipos 2006 Campeonato de Europa equipos
Defensa Eslava Debrecen 1 992
Gambito de Dama
l.d4 dS 2.c4 e6 3.�f3 c6 4.'Bc2
Una sólida respuesta al Sistema Merano 1.d4 e6 2.c4 �f6 3.�t'3 dS 4.�c3 .ie7 S..if4
acelerado de las negras. Una respuesta habi­ 0--0 6.e3 c6
tual es 4.e3 . Otra respuesta importante es 6 ... c5.
4... dxc4 s.Bxc4 �f6 6..igS .ie7 7.Bc2
Un enfoque muy pasivo de parte de las ne­ Las blancas difieren i.d3, para no tener que
gras. jugar ix.c4 en dos tiempos.
La alternativa es 6 ... b5 7.Y!ic2 i.b7, con el 7... �bd7 8.h3 a6 9.�dl h6 10.a3 dxc4
plan ... lDbd7, . . . a6 y . . . c5, es más popular en la Kramnik sugiere la flexible 10 ... !i:e8 ! ?
práctica. 11..ixc4 �dS?!
7.�bd2 b6 8.e4 .ia6 9.'9c2 .ixfl Un método habitual de simplificación en
El cambio de alfiles de casillas blancas no esta apertura, pero que aquí conduce a un jue­
perjudica al primer jugador, como se verá pos­ go bastante pasivo para el negro. Quizá fuese
teriormente. más lógico l l .. .b5 12.i.al ib7. Por ejemplo:
10.�xfl 0--0 11.�g3 �a6?! 1 3 .e4 !i:e8 14.i.b l �f8 1 5 .b4? ! a5 ! , con con­
De nuevo muy pasivo. Las negras quieren trajuego, Psajis - Pigusov, Novosibirsk 1 993 .
hacer ... c5 y poder retomar con el caballo. 12.0--0 !
Era esencial el avance l l . ..c5, cuestionan­ Más ambicioso que 12.ig3 lDxc3 1 3 .Y!ixc3,
do el centro blanco, y a pesar de quedarse con con ligera ventaja (Kramnik). Los peones do­
un peon aislado en "c5". Por ejemplo: 1 2.dxc5 blados que ahora se producen reportarán a las
bxc5 1 3 .0--0 lDfd7 14.ix.e7 Y!ixe7 con sólo blancas perspectivas dinámicas en la columna
una ligera desventaja, Delchev - Pavasovic, semiabierta "e", aumentando el control de la
Campeonato de Europa por equipos, Batumi casilla crítica "e5".
1 999. 12...�xf4 13.exf4 9c7 14.�eS! �f6
12.0--0 9c7 13.'Be2 '9b7? O bien 1 4 ... c5 1 5 .d5 ! lDxe5 1 6.fxe5 Y!ixe5
Era obligada 13 ... lDb8. 1 7.füe 1 , con una fuerte iniciativa (Kramnik).

Usted juega... Usted juega (+ un breve plan)

LA LUCHA POR EL CENTRO 79


Partida 1 72
Al Hadarani - Carlsen
Dubai 2004
Defensa Siciliana

1.e4 eS 2.�t3 �e6 3.i.bS g6 4.0-0 Ag7


s.Bet �f6 6.c3
Otra variante es 6.e5 �d5 7.lll c 3, línea que
hace que algunos jugadores prefieran 5 ... e5 .
6 ... 0-0 7.d4 dS 8.exdS
Es más ambicioso 8.e5 lll e4 9.ix.c6 bxc6
1 0.lll bd2, para controlar las casillas negras.
8...WxdS 9.e4 9d6 10.dS �d4!

Usted juega •••

En el siglo anterior esta línea era muy po­


pular contra la Najdorf, mientras que actual­
mente el blanco suele preferir 6 ..ie3 o 6 ..ig5.
6 9e7 7.i.e2
••.

Tras esta jugada la lucha es similar a la que


se produce en la variante 6 ..ie2. Más confor­
me al espíritu del esquema con f4 era 7 ..id3 .
También es de considerar la restrictiva 7 .a4.
7 es 8.�b3 bS 9.a3 i.h7 10.i.o �bd7
•••

11.0-0 i.e7 12.d?ht 0-0 13.g4


Tras una serie de jugadas estándar por am­
La opción más activa, explotando el hecho bos bandos, las blancas emprenden finalmente
de que 1 0 ... �d4 l 1 .lll xd4 cxd4 12.'1Wxd4? acciones en el flanco de rey. También era
permitiría 1 2 ... lll g4 ! posible 1 3 .'IWe l , con destino a "g3".
11.�xd4 exd4 12.h3?!
Las blancas pronto tendrán que pagar caro
su lento desarrollo. Era fundamental 12.lll d2,
seguido de lll f3 , y en tal caso las negras
podrían reaccionar como en la partida.

Ver el diagrama siguiente

Partida 1 73
Dolmatov - Rashkovsky
Campeonato de la URSS, Minsk 1 979
Defensa Siciliana

1.e4 es 2.lll t3 d6 3.d4 exd4 4.�xd4 �f6


s.�e3 a6 6.f4 Usted juega •.•

80 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 74 Partida 1 75
Kasparov - Yurtaev Nyysti - Sepp
Moscú 1 98 1 Tallin 200 1
Defensa Nimzoindia Apertura Inglesa

l.d4 �f6 2.c4 e6 3.�c3 i.b4 4.e3 0--0 5.i.d3 1.c4 g6 2.g3 i.g7 3.i.g2 �f6 4.�c3 0--0 5.d3
d5 6.cxd5 exd5 7.�ge2 �bd7 e5 6.e4 d6 7.�ge2
En la actualidad se prefiere la más flexible En la Apertura Inglesa las blancas normal­
7 . . . a:es. mente buscan juego en el flanco de dama,
8.0--0 c6 9.f3 pero esta partida es una excepción. Tras haber
enrocado, quieren atacar en el flanco de rey,
Como en la Variante del Cambio del Gam­
con h3 y f4.
bito de Dama, con ltJge2, las blancas dan el
7 c6
primer paso hacia la formación de un centro
..•

Aunque es más popular 7 . . . �c6, la textual


de peones, con e4.
es muy lógica, a fin de apoyar más tarde la
Las dos jugadas siguientes de las negras
ruptura central ... d6-d5 .
contienen ese avance, pero aun así las blancas
8.h3 �a6 9.0--0 �c7
logran una cómoda posición.
Con esta maniobra de caballo, el negro está
9... c5 10.a3 cxd4 más cerca de poder realizar el avance ... d5 .
O 1 0 ...J.aS l l .b4! ? cxb4 12.axb4 J.xb4 10.f4
1 3 .e4, con la iniciativa (Kasparov). En caso de l 0.d4, una sencilla respuesta es
11.exd4 .le7 12.�f4 l 0 . . . exd4 (merece consideración l 0 . . .J.e6 !?
En posiciones con un centro de peones fijo, l l .d5 cxd5 12.cxd5 i.d7, seguido de ... b5)
el emplazamiento de las piezas menores es un l I .liJxd4 l:!e8, preparando ... d5 .
factor clave, y aquí la mayoría de las piezas 10 exf4 1 1.�xf4
•••

blancas son ya más activas que sus colegas Si l l .hf4, las negras pueden reaccionar
negras. como en la partida, mientras que l l .gxf4 pue­
12 ... �b8 de replicarse con l l .. .�h5, seguido de ... f5 .
Un reagrupamiento que cuesta tiempo, pero Si, ahora 1 2 . f5 gxf5 1 3 .exf5 'i!.>h8 ! , seguido de
1 2 . . . �b6?! privaría a las negras de todo con­ . . .J.d7 y . . . a:ae8.
trajuego. 11 Be7 12.'i!.>bl i.d7 13.Y!YfJ :!!i ae8 14.i.eJ
.•.

Usted juega... Usted juega •••

LA LUCHA POR EL CENTRO 81


Partida 1 76 Partida 1 77
Hjartarson - Ballmann Peng Xiaomin - McDonald
Winterthur 1 996 Inglaterra-China, Londres 1 997
Gambito Benko Defensa Francesa

1.e4 g6 2.d4 es 3.dS bS?! t.e4 e6 2.d4 dS 3.es es 4.c3 lll e6 s.lll a Ad7
Esta versión irregular del Gambito Benko 6ie2 lll ge7
no da buen resultado, como veremos a conti­ Ahora que el alfil blanco ha jugado a "e2",
nuación. tiene sentido llevar el caballo a "f5". Por el
4.exbS contrario, en caso de 6 ..id3 las negras prefie­
Lo mejor es aceptar el ofrecimiento. ren normalmente 6 . . . cxd4 7.cxd4 Wfb6, explo­
a6 S.e4! tando que el peón de "d4" está menos defen­
Una jugada natural, con la que las blancas dido. En cuanto a 6.a3, una réplica popular es
apuestan por un rápido desarrollo. 6 ... f6, concentrado el juego en el ala de rey.
En un Gambito Benko normal, después de 7.0--0 exd4 8.exd4 �f5 9.�c3 ges 10.di>hl
los movimientos l .d4 lll f6 2.c4 c5 3 .d5 b5 Profilaxis, antes de jugar g4. A la inmedia­
4.cxb5 a6, fallaría 5 .e4, obviamente, por la ta 1 0.g4 seguiría 1 0 ... lll h4 1 1 .lll xh4 Wfxh4
respuesta 5 ... lll xe4. 12.ie3 f6 ! , minando el centro enemigo.
S ... axbS 10 Bb6!?
•••

Era más flexible 5 ....tg7, esperando a jugar Distrayendo a las blancas de su proyectado
... axb5 hasta que las blancas muevan su alfil avance en el ala de rey. 1 0 . . ..ie7 l l .g4 lll h4
de rey (Hjartarson). 12.lll xh4 .ixh4 1 3 .Ae3 0--0 también ha obte­
6ixbS .tg7 7.�e2! nido buenos resultados en la práctica.
El mejor puesto para este caballo, ya que 11.�a4 'f!YaS 12id2 'f!Yd8 13iel ?!
7.lll f3 ? falla por 7 ...Wfa5+. Solución pasiva de defensa del peón "d" .
7 BaS+ 8.�bc3 Aa6
..• Psajis sugiere 1 3 .ie3, aunque las negras po­
Con el cambio de alfiles de casillas blan­ drán responder a g4 con ... lll xe3 .
cas, las negras no conseguirán equilibrar la 13 hS! 14.a3
.••

posición. Ahora que las negras han hecho imposible


9ixa6 �xa6 10.0--0 d6 el plan g4, las blancas se disponen a jugar en
Las negras están a dos pasos de enrocar. el flanco de dama, con b4 y lll c 5.

Usted juega (+ un breve plan)


••• Usted juega ..•

82 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 78 Partida 1 79
Dvoretsky - Klovans Beliavsky - Yusupov
Campeonato de la URSS, Erevan 1 975 Campeonato de la URSS, Minsk 1 987
Apertura Vienesa Defensa Holandesa

1.e4 e5 2.�c3 �f6 3.g3 1.d4 f5 2.c4 �f6 3.g3 e6 4.i.g2 d5 5.�t3
En comparación con la línea principal, Otro enfoque popular es 5 .�h3 c6 6.0---0
3 .f4, esta línea de la Apertura Vienesa condu­ id6 7.if4, seguido de �d2-f3 .
ce a una lucha estratégicamente más compleja, 5 ... c6 6.0--0 i.d6 7.b3 9e7
no distínta a algunas variantes de la Inglesa. Las negras impiden 8.ia3, cambiando su
3 ...d5 alfil "bueno" .
Reacción fundada, explotando la momentá­ Ahora, s i las blancas juegan 8.a4, insis­
nea entrega del centro de las blancas. tiendo en la idea, sigue 8 . . . a5, creando un pun­
4.exd5 �xd5 5.i.g2 �xc3 6.bxc3 i.d6 7.�bl to fuerte en "b4". En consecuencia, las blancas
c6 8.�t3 0--0 prefieren, por el momento, dejar a su alfil en
Aquí y más adelante, el avance del peón "b2".
"e" crearía a las negras un ligero problema. 8.i.b2 0--0 9.�c3
9.0--0 �d7 10.�el f5 Aparentemente, esta jugada natural no en­
Una idea arriesgada, teniendo en cuenta caja bien con ib2.
que las negras aún no han finalizado el desa­ Tanto 9.VHc l , como 9.�bd2, que prepara
rrollo. Eran más seguras 1 0 . . .VHc7 y 1 0 . . . �e8. �e5 y tlJdf3, son opciones más populares en
11.'ffe2! la práctica.
Antes de proseguir con el desarrollo, las 9...i.d7
blancas amenazan VHc4+ para explotar la de­ La maniobra de alfil . . .id7-e8-h5 es temá­
bilidad de la diagonal "a2-g8". tica en la Formación Stonewall de la Holan­
11 h6 12.9c4+ i>h7 13.d3 'fff6 14.a4
..•
desa, y algunas veces se ve también en la De­
Puesto que el caballo negro se dirige, ob­ fensa Francesa.
viamente, a "b6", este avance tiene sentido. 10.�e5 i.e8 11.�d3
14 ... �b6 15.9b3 f4 Parece mejor l 1 .e3, preparando la manio­
Después de 1 5 . . .ie6 1 6.c4, seguido de bra tlJe2-f4-d3 .
ib2, las negras tendrían juego más activo. 11 ... �bd7 12.e3

Usted juega •..


Usted juega...

LA LUCHA POR EL CENTRO 83


Partida 1 80 Partida 1 8 1
Browne - Gheorghiu Khachiyan - Nakamura
Wijk aan Zee 1 98 1 Las Vegas 2006
Defensa India de Dama Defensa Alekhine

l.d4 �f6 2.c4 e6 3.�t'3 b6 4.�c3 J.h7 5.a3 1.e4 �f6 2.e5 �d5 3.d4 d6 4.�t'3 g6 5.J.c4
Por inversión de jugadas se ha llegado a � b6 6.J.b3 J.g7 7.0--0
una Variante Petrosian de la Defensa India de Un enfoque más agresivo en esta variante
Dama. para las blancas es 7.tlJg5, seguido de V!!f3 o
5 d5 6.cxd5 �xd5
••• f4.
Esto conduce a una lucha más dinámica 7 0--0
••.

que 6 ... exd5, y podría considerarse la respues­ A . . .J.g4, 8.i.xf7+.


ta principal a la Variante Petrosian. 8.b3
7.e3 Impide 8 . . .J.g4. Si, en cambio, 8.V!!e2 J.g4
La alternativa es 7.V!!c2, a fin de efectuar el 9.e6? ! , las negras podrían replicar con 9 ... d5 !
avance e4 en una sola jugada. 1 0.exf7+ gxf7 I I .tlJbd2 tDc6 12.c3 e5, apode­
7 .J.e7 8.J.b5+ c6 9.J.d3 �xc3 10.bxc3 c5
••
rándose de la iniciativa.
11.e4 �c6 12.J.b2 ges 13.tfel 8 ... �c6 9.'f:Ye2 �a5
A partir de aquí, siempre que sea necesario, Una idea típica en la Defensa Alekhine, a
el peón de "d4" podrá ser reforzado con :!'!dl . fin de reducir el potencial atacante con un
13 ... cxd4 14.cxd4 0--0 15.0--0 J.f6 16J'ladl oportuno cambio en "b3".
�a5 10.J.g5 d5 1 1.c3
Profilaxis, ante el posible avance d5 . Por el
contrario, 1 6 ... tlJxd4? ! 1 7.i.xd4 i.xd4 1 8.i.b5
e5 1 9.�xe5 reportaría a las blancas una clara
iniciativa.
17.gfel J.c6?
Las negras quieren jugar ...i.a4, pero ahora
van a encontrarse con una desagradable sor­
presa. De nuevo se requería una jugada profi­
láctica, como 1 7 ... :!'!e8 o l 7 ... g6.

Usted juega •••

Partida 1 82
Brynell - Hellsten
Malmo 1 997
Defensa Siciliana

1.e4 c5 2.�t3 e6 3.c3 �f6 4.e5 �d5 5.d4


Usted juega... cxd4 6.cxd4 d6 7.a3

84 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Ya hemos visto esta línea en la partida nº 7 las negras se disponen a retomar en "d5" de
(Dvoretsky - Schmidt). caballo.
7... �c6 8.i.d3 dxe5 9.dxe5 g6

Usted juega ...


Un esquema muy lógico contra la línea
7.a3, a fin de restringir al alfil de "d3 " y pre­ s.Wa4+
sionar sobre el peón de "e5". Este jaque trata de entorpecer la captura del
10.0--0 J.g7 11.�el 0--0 12.Wel peón por parte de las negras. También es po­
En partidas posteriores, me he enfrentado a sible 5 .ib5+, en el mismo espíritu.
las jugadas 12.b4 y 1 2 ..ie4, que podrían ser 5 �bd7 6.�c3 g6 7.g4!?
•••

más críticas que la del texto. Una forma muy agresiva de tratar este sis­
12 .. .i.d7 tema. Más frecuente es 7.tDf3 .ig7 8 ..ic4 0--0
En la práctica se han visto más a menudo 9.d3, aferrándose al peón.
1 2 ...Wfc7 y 1 2 . . . b6, pero me gusta esta jugada, 7...i.g7 8.g5 �b5 9.�gel 0--0 10.�g3
que mantiene la máxima flexibilidad. Las blancas no ocultan sus intenciones de
13.h4?! abrir la columna "h" para un futuro ataque al
Preparando un ataque al enroque, con h5, rey enemigo, apoyado con un oportuno �4.
pero las negras disponen de una fuerte réplica.
1 3 .Wfe4 �ce7, seguido de ... ttJf5 y ....ic6,
también parece bueno para las negras, de mo­
do que la mejor opción de las blancas segu­
ramente era 1 3 .id2, seguido de ttJc3 .

Ver el diagrama siguiente

Partida 1 83
Sulskis - Galkin
Campeonato de Europa, Batumi 2002
Defensa Caro Kann
1.e4 c6 2.c4 d5 3.cxd5 cxd5 4.exd5 �f6
Dado que 4 ...Wfxd5 5.tlJc3 , seguido de d4,
daría a las blancas una versión favorable de
una conocida posición con peón "d" aislado, Usted juega •••

LA LUCHA POR EL CENTRO 85


Partida 1 84
Dreev - Volkov
Samara 1 998
Defensa Eslava

l.d4 d5 2.c4 c6 3.�c3 �f6 4.�f3 a6 5.c5


Una respuesta lógica a la Eslava Cheba­
nenko, ahora que no es posible 5 . . . b6 6.cxb6
axb6. En consecuencia, las negras preparan la
ruptura . . . es.
5...�bd7 6.i.f4 �h5! 7.i.d2 �hf6 8.h3 e5!
9.b4
La idea de las negras es que tras 9 .dxe5
tll e4, la tentativa de sostener el peón con
1 0.b4? falla, por 1 0 . . . tll xd2 1 l .�xd2 a5 ! Des­
pués de 1 0.tll xe4 dxe4 1 1 .tll gS tll xc5 12.b4 Usted juega...
tll e6 1 3 .tll xe4 �d4 14.tll d6+ bd6 l 5 .exd6
0--0 ! , la posición estaría igualada, según Vol­ Partida 1 85
kov. Palliser - Pert
9 We7
.•.
Edimburgo 1 997
Después de 9 . . . e4 1 0.tll g l , seguido de if4 Gambito de Dama
y e3, las blancas estarían ligeramente mejor,
de modo que las negras prefieren mantener la l.d4 d5 2.c4 e6 3.�c3 �f6 4.cxd5 exd5
tensión central. A continuación podrían jugar
5.i.g5 ie7 6.e3 c6 7.i.d3 �bd7 8.Wc2 0--0
... g6, seguido de . . .ig7, con presión sobre la
9.�ge2 ges 10.0--0 �f8 ll.t3 �g6
diagonal 11a1-h811•
Posición clave de la Variante del Cambio,
10.dxeS?!
con tll ge2, en el Gambito de Dama.
Parece más seguro IO.ie3, seguido de g3 y
12.e4 dxe4 13.fxe4 ie6
ig2.
1 3 . . . cS es menos preciso, debido a 14.hf6
10 �xeS 11.�xeS WxeS 12.�a4
.ixf6 1 5 .tll dS ! , y si ahora 1 5 ... cxd4, 1 6.tll c 7.
.•.

Con la doble idea tll b6 y .ic3, pero las ne­


gras tenían preparada una fuerte réplica.
14J�adl
12 ... �e4!
Cuando un caballo se va, otro llega. Este
fenómeno se produce en numerosas aperturas,
por ejemplo, en estructuras con peón 11d11 ais­
lado, en las que las negras juegan . . . tll a5 o
. . . tll b4, y las blancas responden tll e5 .
13.i.e3
No 1 3 .tll b6? �f6! 14.ie3 �c3+, etc.
13 .. .i.e7!
Ahora la idea 14.id4? permite 14 . . .ih4 ! ,
con l a mortal amenaza . . .�(x)g3 .
14.Wd4 Wf5! 15.Wd3 if6 16.g4?!
Esto ayuda a la dama negra a situarse en
una mejor casilla. Era preferible 1 6.�c l (Vol­
kov).
16...Wes 11.gdl Usted juega...

86 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Soluciones

Partida 147 (continuación) Partida 1 48 (continuación)

15.e5! 15.lüe3!
Un fuerte avance, que abre la diagonal "b 1 - Dirigiendo el caballo hacia "d5".
h7 " para el ataque, y crea un punto fuerte en 15...Ba5 16.lüd5 gd7
"d6", similar a como se jugó como en la par­ Al no poder jugar . . . e6, las negras optan por
tida Grabarczyk - Podlesny (nº 1 1 5). algunas jugadas útiles.
También parece fuerte la jugada preparato­ 17.h3 ges 18.ig5!
ria 1 5 .ib l ! ? Una jugada molesta para las negras, ya que
15 ... lüd5 16.Axe7 Bxe7 17.lüe4 lü7b6 cualquier defensa del peón de "e7" supone al­
18.lüc5 guna concesión. Además, está en el aire el
Aún era más fuerte la línea 1 8.lüd6 ! �ed8 avance f4.
1 9.'1Mfc2, presionando fuertemente sobre el 18 .. .i.xd5 19.exd5 c4 20.h4!
peón de "c6", además de amenazar con la ju­ Preparando ib3 . Gracias a la pareja de alfi­
gada .ib l . les y a la semiabierta columna "e", las blancas
18.. ,gacS 19,ge4! cuentan ya con una pequeña ventaja.
Con el centro seguro, las blancas empren­ 20... ges 21.Be4 h6?!
den un ataque al enroque. Esto lleva a complicaciones desfavorables.
19 .. ,gc7 20.Bc2 gec8 21.Abl g6 22,gg4 El mal menor era 2 1 . . .b5, preparando ... tlJd3 .
Las blancas amenazan con el molesto avan­ 22.i.xh6! lüd3 23bg7 lüxel 24.i.d4 lüd3
ce h4-h5. 25.h5! 25.Ba6 26.Bh4 f5 27.hxg6 Bxg6
Ésta es la última jugada escrita en la plani­ 28.if3!
lla. Con independencia del resultado final, las Preparando ih5, y las blancas acabaron ga­
blancas tienen un fuerte ataque. nando.

LA LUCHA POR EL CENTRO 87


Partida 1 49 (continuación) 14.dS!
Un fuerte avance, que abre la posición a
favor de las blancas, cuyas piezas están mejor
desarrolladas. 1 4.e5?! g6 1 5 .g4 lt:\g7 era me­
nos prometedor.
14... �hf6
Después de 1 4 . . . e5 1 5.l''!ac l o de; 1 4 . . . exd5
1 5 .exd5 cxd5 1 6.lt:ld4 ! , las negras también
tendrían problemas.
1S.dxe6 fxe6 16.eS!
La opción más agresiva, aunque también
era fuerte la metódica 1 6.lt:ld4 lll f8 l 7.i.b3
'i;Vc8 1 8.i!ac l . La clave de la textual estriba en
que si 1 6 ... lll d5, 1 7 ..i.g6+, de modo que las
negras deben aceptar la oferta.
16... �xeS 17.�d4
8...e6! Con la doble amenaza de 1 8.lll xe6 y de
Con la doble amenaza ... exd5 y ...W!h4+, las 1 8.if4.
negras destruyen el centro blanco. 17...Bcs 18.i.f4 es 19.�dbS
9.9a4+ La presión que ejercen las blancas es tre­
No había nada mejor, pues si 9.d6? W!h4+, menda.
seguido de otro jaque de dama. 19... �t'7
9...9d7 10.9xd7+ �xd7 11.�o O 19 ...'i;Vc6? 20.lll d6+! hd6 2 1 .i.a4, etc.
O l l .dxe6 lll xe5 12.exf7+ iixf7, seguido 20.�c7+
de ... lt:l ed3+, con gran ventaja negraa en desa­ El resto es fácil.
rrollo. 20... @t'S 21.�xe6+ 'i!íg8 22.�c7 'i!ít'8
11 exdS 12.cxdS �xd5 13.i.c4 �7b6
.•.

14.i.bS+ .i.d7
Con un buen peón de ventaja, las negras
acabaron ganando.

Partida 1 50 (continuación)

23.�el !
Movimiento preciso que acaba con la resis­
tencia de las negras.
23...Yfd7 24.i.a4 tfg4 2S.9xe7+ 'i!íg8 26.i.g3
�gS 27.�e6 �t'3+ 28.gxfJ Axt'3 29.h3
Las negras abandonaron.

88 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 5 1 (continuación) Partida 1 52 (continuación)

10 .!LleS!

lS eS!
•••

Con esta jugada y la siguiente las blancas Un fuerte contragolpe para debilitar el cen­
se hacen con un fuerte control del centro. tro enemigo.
10 ..ib7 11.f4! Be7
••
16.dxeS?!
Si 1 1 ... cS, las blancas podrían intentar ha­ Las blancas se desembarazan de su peón
cer 12.i.f3 Yfíe7 1 3 .dS ! , con alguna iniciativa. atacable de "d4", pero ahora el de "e5" pasa a
12..itJ e6 13.We2 ser un objetivo para las piezas negras.
Jugada de desarrollo, que permite f5 . 1 6.i.bS era el mal menor, y después de
13 ..ixc3 14.bxe3 eS 1S.f5!?
••
1 6 . . . V!íc7 1 7.h4 a6 1 8.ia4 cxd4 1 9.cxd4 V!íc4 ! ,
Las blancas no se preocupan por recuperar
las negras mantendrían su superioridad (Moi­
el peón y tratan de crear opciones en el flanco
seev).
de rey, antes de que las negras se desarrollen.
16...We7! 17.exb6
1s ..ixt3 16.gxo .!Lld7?!
O bien 1 7.l'!fel .!Llc6, y el peón cae de todos
••

Esto acelera el ataque de las blancas. Era


modos.
preferible 1 6 ... exfS 1 7.V!íxfS Yfíe6! (Bartel).
17. .!Llxd7 9xd7 18.f6! 17 WxeS 18.WxeS hes 19 . .!Llel axb6
•••

Ahora a 1 8 . . . g6 seguiría 1 9.e4 ! , preparando Gracias a una mejor estructura de peones y


V!íd2 y previniendo 1 9 . . .V!ídS . a sus piezas más activas, las negras están cla­
18 es 19.gan g6 20.gh3 Wg4 21.gg3 Whs
.••
ramente mejor en el final. Siguió:
22.dS?! 20..iel i.dS 21..igS f6 22.f4 fxgS 23.fxeS
22.l'!fS ! V!íh4 (si 22 ... gS, 23 .l'!xeS) 23.l'!h3 .!Lle4 24..ixe4 he4 2S.gxd8+ gxd8 26.gel
V!íg4 24.l'!xeS, con gran ventaja (Bartel). gd2,
22 gfe8?
•••
Y Korchnoi acabó ganando de la siguiente
Las negras dejan escapar la oportunidad de forma.
jugar 22 ... e4! 23 .V!íxe4 l'!ad8, con contrajuego. 27 .!Llg3 gxa2 28 .!Lle4 i.dS 29 .!Llf6+ @n
• • •

23.e4 cbb7 24.Bdl gS 2s.g15 gg8? 30 .!LlxdS exdS 31.gbl ga6 32.gbs @e6

25 ... cbg6 era la última oportunidad. 33.@t'l cbxeS 34. mo g33 3S. cbg4 gxe3
26.gxeS Wg6 27.gexgS! WxgS 28.gxgS gxgS 36.gxb6 gel 37.@g3 d4 38.gb7 d3 39.gxh7
29.d6 gd8 30.d7 bS 31.Bd6 b4 32.Be7 bxc3 d2 40.gd7 @e4 41.@g4 ge4 42.gxdl @e3+
33.'9xd8 el 34.ft'b8+ cbxb8 3S.d89+ cbb7 43.@xgS @xd2 44.@xg6 cbe3 4S.h3 @r4
36.Wdl 46.g4 ges 47.@h6 ggs
Las negras abandonaron. Las blancas abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 89


Partida 1 53 (continuación) Partida 1 54 (continuación)

13.lll b 5!
17 b5!
El inicio de una excelente operación estra­
•••

Excelente contragolpe, explotando el hecho


tégica, cuyo objetivo es situar un caballo en
de que el caballo de "c3 " está atado al peón de
"d6". 1 3 .e5 lll d5 era menos convincente.
"e4".
13 c6
17 ... cxb4 18 .axb4 b5 era menos dinámico,
•••

En caso de 1 3 . . . c5, las blancas pueden reac­


y tras 1 9.cxb5 axb5 20.gc l , se mantenía el
cionar como en la partida.
equilibrio. 14.e5! �d5 15.V!Ye4
18.h4 Era más sencillo jugar antes 1 5 .i.xe7 gxe7
Puesto que no es posible l 8.cxb5 axb5 1 6.lll d6.
1 9.i.xb5? i.xb5+ 20.lll xb5 lll xe4, las blancas 15... lll f8
ignoran la expansión de su rival en el flanco O bien 1 5 . . . f5 1 6.Wlh4 ! if8 1 7 .lll d6 ixd6
de dama y, a costa de un peón, prosiguen con 1 8.exd6, seguido de lll e 5, con una gran inicia­
su ataque. tiva.
18...bxc4 16.i.xe7 gxe7 17.�d6 Bd7 18.�g5!
Las negras aceptan gustosamente el peón Las blancas prosiguen el ataque, explotan­
ofrecido. do el hecho de que si 1 8 . . . h6 seguiría 19.lll h7
19.i.c2 cxb4 20.axb4 gab8 lll g6 20.lll xt7 ! gxf7 2 l .%Vxg6, con una supe­
Ahora es evidente que el ataque negro es rioridad abrumadora.
más rápido. 18 �g6 19.h4! fS 20.Bo gb8?
•••

21.h5 gxb4 22.hxg6 fxg6 23.ghl gb2! Omitiendo la amenaza enemiga. 20 . . . lll xh4
Con buen criterio, tanto aquí como en el 2 1 .Wih5 h6 22.%Vxh4 hxg5 23 .%Vxg5 no contri­
turno siguiente, las negras descartan mover buye tampoco a la defensa de las negras, de
23 ... lll xg4? 24.i.xg7+ <tlxg7 25.gxg4, segui­ modo que 20 . . . lll f8 parece el mal menor.
do de 26.Wih6+. 21.�xh7! �xe5
24.d?dl V!Ya5 25.�g5 lll xg4! A 2 1 . . .<tlxh7 22.Wih5+, ganando fácilmente.
Ivkov ha visto que recibir un jaque en "h7" 22.dxe5 d?xh7 23.�xfS!
no es grave, teniendo en cuenta que su propio Este sencillo golpe decide la partida en el
ataque está a punto de tener éxito. acto.
26.i.xg7+ d?xg7 27.gxh7+ d?g8 28.Bcl 23 gti 24.�d6+ d?g8 25.�xti V!Yxti
•••

ixg5 29.Bxg5 V!Yal+! 26.i.h7+ @rs 27.Bxti+ d?xti 28.i.e4


Las blancas abandonaron. Las negras abandonaron.

90 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 55 (continuación) las blancas también quedarían sometidas a pre­
sión.
18 dxe4 19.ti'e2 19... hS!
•••

Preparando . . .h5-h4 para minar la diagonal


"h2-b8".
20.h4 .Ad6 21.ibl axb4 22.axb4 Be6!
Apuntando a las casillas blancas débiles en
campo contrario.
23.bS c5 24.b6
O 24.dxcS ixc5, con el plan de . . .W/f5 y
... llig4.
24 cxd4 25.exd4 iac8 26.WbS W/g4 27.Be2
•..

9e6 28.WbS?!
Parece preferible 28.l3b5, seguido de l3g5,
interfiriendo en el ataque enemigo.
28 ic4!
••.

Interceptando a la dama blanca de la de­


14 .. :f!Ye7! fensa del flanco de rey.
Preparando ... llie4 para adueñ.arse del cen­ 29.dS Wc8 30.ibcl e3!
tro. Una jugada clave, que destruye el refugio
tsJUet tll e4! del rey blanco e incorpora al ataque la torre de
Las negras quitan la alternativa e4 de su ad­ "c4".
versario. 31.ixe3
16.g3 tildf6 17.<i>g2 a5! 3 1 .he3? fallaba por 3 1 ... 13xc3, y a 3 l .fxe3
Un pequeño aviso en el flanco de dama, seguiría 3 1 .. .!!xh4 ! 32.gxh4 W/g4+, y las blan­
justo cuando las blancas habían reforzado las cas pronto recibirían mate, de forma similar a
defensas del otro flanco. la partida.
t8.J.xe4 31 ... ixe3 32.fxe3

El peón que ahora emerge en la casilla "e4" 32 ... ixh4! 33.gxh4 9g4+
será una cabeza de puente para el ataque de En vista de la variante 34. <i> f2 ig3+
las negras en el flanco de rey, pero por otra 35.ci>g2 i.xh4+ 36. <i>h2 W/g3+ 37. <i> h l W/f3+,
parte, después de los movimientos 1 8.Wi'e2 seguido de mate, las blancas optaron por ren­
axb4 1 9.axb4 W/e6!, con ideas como ... llig5, dirse.

LA LUCHA POR EL CENTRO 91


Partida 1 56 (continuación)

No era mucho mejor 1 5 .tll xe4 .ixf5 ni


7 c5!
..•
1 5 .'f!xe4 hb2.
Minando el centro blanco, antes de que 15 ext'3 16.gxt'3 f5!
..•

pueda ser sostenido por sus piezas. Puede que El peón de "e6" debe capturarse con la to­
las negras pierdan un peón en el proceso, pero rre.
una vez que se abra la posición, su superior 17.f4 �f6 18.Ae2 gfe8 19.cbtl
desarrollo será un factor importante. Por el Después de 1 9.0--0 l:!xe6 20.J.c5 !!d8, la
contrario, 7 ... dxe5?! 8.dxe5 sería hacerles el posición blanca es también muy dificil.
juego a las blancas. 19 Jbe6 20.gel gae8 21.Ao
.•

8.dxc5
Después de 8.tll :f3 cxd4 9.'f!xd4 tll c6
1 0.'f!d2 ig4, las negras se harian con la ini­
ciativa.
8 �c6 9.cxd6 exd6 10.�e4?!
••.

En esta tensa posición, mover de nuevo el


caballo parece dudoso. Era más natural hacer
1 0.tll :f3 , aunque después de 1 0 ... ie6, o de
1 0 ... J.g4, seguido de ...fla5, las negras man­
tendrían la iniciativa.

Ver el diagrama siguiente

10 .. .AfS!
Desarrollo con ganancia de tiempo. Era
menos claro hacer 1 0 ... dxe5?! 1 1 .flxd8 tll xd8
1 2 ..ic5 . 21...gxe3!
11.�g3 El comienzo de una elegante combinación
O bien 1 1 .tll xd6 tll xd6 12.flxd6 'f!e8 ! , pre­ de las negras.
parando ... f6, con fuerte iniciativa. 22.gxe3 gxe3 23.cbxe3 'flxf4+!
n .. .Ae6 12.�o 'flc7 13.'flbl En vista de la variante 24.�xf4 (a 24.�f2.
Feo, pero después de 1 3 .exd6 tll xd6, la sigue 24 ... tll g4+ 25.�g2 tll e 3+ 26.�f2 tll d4)
compensación de las negras es excelente. 24 ... J.h6++, las blancas optaron por abando­
13 dxeS 14.fS e4! 15.fxe6
••. nar.

92 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 57 (continuación) Partida 1 5 8 (continuación)

11.0! 12.e4!
Una fuerte ruptura de peón, que rompe el Creando un fuerte centro de peones.
control central de las negras y abre la columna 12 dxe4 13.�xg6 hxg6 14.fxe4
•••

"f" para las piezas mayores, además de dar Dado que no pueden impedir e5, las negras
fuerza al alfil de casillas negras. tienen ya serios problemas.
11 ...b5? 14 �g4
•••
-
Una jugada inútil, puesto que el caballo de O bien 14 . . .if4 1 5 .e5 ll:)h5 1 6 ..tc4, con
"g3 " va a dejar, de todos modos, el tablero. fuerte presión.
Con 1 l . . .exf3 12.ix.f3 h5, las negras tendrían 15.e5 J.e7 16.Ae2! �b6
un juego bastante decente, como por ejemplo: Tras 16 ... ll:)f2 1 7.:B:hfl ll:)xd l 1 8.Wfxf7+
1 3 .e4 h4 14 . .!l)hl ll:)h7 ! , dirigiéndose a la ci>d8 1 9.Wfxg7 lU8 20.:B:xd l , las blancas ten­
casilla "g5". drían una gran ventaja.
12.ll:)xe4 �xe4 13.fxe4 ftxe4 14.Ad3! fte7 17.g4 0--0--0 18.ci>bl fth6 19.fta4!
15.e4 Con perspectivas de ataque, las blancas
Gracias a su ventaja en desarrollo y al de­ evitan el cambio de damas. Ahora, las negras
bilitado enroque enemigo, las blancas están ya posiblemente debían haber copiado el movi­
mucho mejor. miento anterior de su rival, jugando 1 9 ... 'itibS,
15 cbg7 16.Af4 f6 17.ftd2 g5?!
.•• dándole un poco más de seguridad a su rey.
Se requería la pasiva 17 . . . :B:h8, aunque la Sin embargo, tratan de liberarse con una ma­
posición negra seguiría siendo dificil. niobra de caballo, olvidándose del potencial
18.Ae3 h4 19.e5! de los peones blancos centrales.
Confiando en su gran ventaja en desarrollo, 19 �tll ? 20.d5! J.b4
••.

las blancas, por supuesto, abren la posición O 20 . . . cxd5?! 2 1 .Axh6, y 22.ll:)xd5, etc.
sobre el rey negro. 21.dxc6 bxc6 22.�d5!
19 dxe5 20.dxe5 ftxe5 21.Ad4 'ffa5 22.c5!
.•• También era fuerte 22.ie3 ! ?, con idea de
Con la amenaza Wfxg5+. 22 . . .Wfxe3 23 .Wfxc6+.
22 ci>b6 23.Axf6 Wxc5+ 24.Ad4 'ffd6
••. 22 !xd5 23.Axb4 !xdl+ 24.!xdl �e6
•••

25.!xt'S Wxm 25.Aas ftb7 26.!d6 ci>b8 27.Wdl!


"Nunca pude volver a ganar partidas tan fá­ Las blancas no se contentan con el peón de
cilmente" (Gligoric). "c6", sino que buscan un ataque final.
26.!fl We7 27.!f6+ ci>b5 28.Ael+ 27 c5 28.!d7 9c6 29.AO 9a6 30.ftb3+
•••

Las negras abandonaron. Las negras abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 93


Partida 1 59 (continuación) No 22 ... �xdS? 23.exdS id6 24.lDh4, con
fuerte iniciativa de las blancas.
23.i.c2 .ic8?!
Era más lógico hacer 23 ... �c6, reintegran­
do el caballo a la lucha, aunque el sacrificio
24.lDxeS ! ? tDxe5 25.f4 parece muy promete­
dor para las blancas, como sucede en la parti­
da.
24.�xeS!
Bonito sacrificio que desmorona las defen­
sas negras.
24 JbeS 25.f4! :!bd5
.•

Única, ya que 25 ... �e8? 26.eS seria desas­


troso para las negras.
26.cxdS Wxf4 27.eS
A pesar de su ventaja material, las negras
tienen problemas, debido a la gran actividad
20.�fl ! de las blancas.
El caballo se dirige a "d5" para dominar el 27 �h7?!
•••

centro. Es curioso que la misma idea ya había En este momento, quizá merecía la pena el
sido empleada por Tal: l 9 ... i!ad8 20.'1Wc2 b4 contrasacrificio 27 ... c4!? 28.exf6 c3, ya que la
2 1 .lDfl ! lDh5 22. tD e3 lDf4 23 .ifl '1Wd6 24.h4 siguiente jugada de las negras las expone a un
'1Wf6?! 25 .g3 ! tiJd3 26.ix.d3 '1Wxf3 27.a3 bxa3 fuerte ataque.
28.l:!xa3 ic8 29 ..ie2 '1Wf6 30.tiJdS lDxd5 28.Y!Yd3 �g5 29.gfl ! Y!Yb4 30.e6! �b5
3 1 .cxdS ! c4 32.bxc4 ha3 33 ..ixa3 , seguido Si 30 ... f6, 3 U�ae l , y las blancas ganan
de c4-c5, con una gran ventaja, Tal - Zaitsev, (Golubev).
Campeonato de la URSS, Alma-Ata 1 968. 31.gxt7! �d6
20...�a7 21.�e3 b4
Puesto que 2 l . ..tiJc6? falla por 22.cxbS
(Golubev), las negras debían haber invertido
un tiempo en proteger el peón "b".
22.�dS

32.9g6! �xb3+
A 32 ... lDdxf7 podría seguir 33 .exf7+ �h8,
y ahora 34.'1Wxg7+! ix.g7 35 .f8'1W++. (Golu­
bev).
33.�n �rs 34.gxfS+!
22 ...ti'd6 Las negras abandonaron.

94 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 60 (continuación) 24.llJxf5 .ixf5 25.�xdl �axd8, la partida dista
de haber finalizado.
24bh3 tfg5
O 24 ...'!Wxh3 25 .'1Wc6 ! , con la doble amena­
za sobre "a8" y "f6".
25.ft'b3!
Defensa y ataque simultáneos. El resto es
fácil.
25 .i.xh3 26.tfxt7+ mh8 27.tfxe8+! �xe8
.•

28.�t7+ mg8 29.�xgS Axfl 30.mxfl


Con pieza menos, las negras se rindieron.

Partida 1 6 1 (continuación)

ll.b3!
Preparando ia3, con creciente presión so­
bre el campo contrario.
l l e4
•••

Tras l l .. .�d8 12 ..ia3 \We8 1 3 .\Wc2 llJd5


1 4.!!ad l , las blancas mantienen la iniciativa.
Por ejemplo: 14 ... llJ7b6 1 5 .llJcxe5 ! he5
1 6.llJxe5 \Wxe5 l 7.c4 !f5 1 8.e4 !g4 1 9.cxd5 !
.ixd l 20.!!xd l , con gran superioridad de las
blancas, García Ilundáin - Del Rey, Zaragoza
1 998.
12.i.aJ llJc5 12 e6!
•..

O 1 2 ... c5 1 3 .llJd4 ! , dirigiéndose a la gran Este contragolpe central prácticamente re­


casilla de "b5". futa el avance de flanco de las blancas.
13.llJd4 b6 14.b4! En cambio, el avance 1 2 ... b4 era algo me­
Despejando la diagonal "a3-f8" para el al­ nos preciso, y después de la respuesta 1 3 .axb4
fil. cxb4 1 4.llJe2, no serviria 1 4 ... e6? ! debido a
14... axb4 15.cxb4 llJe6 1 5 .'!Wxb4.
Dado que 1 5 ... llJxa4? pierde material tras 13.dxe6 fxe6 14.0--0--0
l 6.b5 llJc5 1 7 .hc5, las negras deben permitir Esto no acabará bien, pero después de
la entrada del otro caballo en "c6". 14.g5 llJh5, la posición blanca comenzaría a
16.llJc6 ft'd7 17.bS ges 18.tfc2! derrumbarse.
Sencillo y fuerte. Preparando gadl . 14 aS!
.••

18 llJgs 19.gadl
.•. llJh3+ 20.mhl tfe6 1 4 . . . c4 y 14 ... b4 tampoco tenían nada de
21.llJdS malo, pero la textual es muy fuerte.
Tentador, aunque es posible que la profi­ 15.gS �h5 16.tfb2 c4 17.i.e2 b4!
láctica 2 1 .llJe3 fuese todavía más fuerte. El ataque negro es casi automático y el res­
21. Brs 22.�eJ! �xf2+ 23.mgl �h3+?
.• to es fácil.
Hasta aquí las negras se habían defendido 18.lll a4 bxa3 19.bxa3 .ixe4 20.�b6 llJd5!
bien, pero en este momento pierden el rumbo. 21.�xdS exd5 22.md2 tfd7 23.mel gae8
Después de los movimientos 23 . . .�xdl ! Las blancas abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 95


Partida 1 62 (continuación) Partida 1 63 (continuación)

14.e4! 14.c!lie5!
Los peones blancos comienzan a avanzar, Una idea típica en estas estructuras. En
antes de que las negras enroquen. 1 4.id.2?! "e5 " el caballo domina el centro y facilita el
ih4 era menos prometedor. ataque al flanco de rey.
14 c!lid7
••• 14 c5?!
•••

Quizá fuese más apropiado hacer el avance Un arriesgado contrajuego, teniendo en


1 4 ... b4! ?, aunque después de los movimientos cuenta el subdesarrollo de las negras. Tam­
1 5 .d5 ! bxc3 1 6.dxc6 ixc6 1 7.c!lid4!?, seguido bién sería peligroso para el segundo jugador
de 1Mfxc4, las blancas conservarían la iniciati­ 14 ...he5 1 5 .dxe5 c!lifd7 1 6.lll e4! , mientras
va. que tanto 14 ... lll bd7 1 5 .ic3, como; 14 ... 0-0
15.dS! 1 5 .ic3 parecen opciones más seguras, si bien
Fuerte avance que deja "d4" al caballo. las blancas tendrían una ligera ventaja.
15... c!lid8 15.gfel !
A 1 5 ... lll b4 , las blancas pueden responder Reforzando al caballo del puesto avanzado
de la misma forma que en la partida. y preparándose para futuras acciones en el
16.c!lid4 b4 17.c!licbS eS 18.9xc4! flanco de rey.
Por supuesto. Ahora se ciernen nubarrones 15 0--0
•••

sobre el rey negro. También era posible mover


1 8.d6 ! , en el mismo espíritu. Ver el diagrama siguiente
18 exd4 19.c!lic7+ @e7 20.eS!
•••

Un inteligente sacrificio de peón, que abre 16.c!lie4!


más líneas para el ataque. Un procedimiento estándar de ataque: eli­
20 c!lixeS 21.gel f6 22.d6+! @xd6
•.• minación de la mejor pieza defensora.
Las negras de nuevo tienen que aceptar el 16 .i.xe5?
•.

regalo, ya que si 22 ... cii d 7, entonces seguiría Esto ayudará a la torre blanca a sumarse al
23 .if5+ <i> xd6 24.lll b5+ <i> e7 25.�xe5+! fxe5 ataque, con efectos decisivos. 1 6 ... lll bd7?
26.ig5+, etc. fallaba por 1 7.lll xd7 lll xd7 1 8.dxc5, pero lo
23.c!libS+ 9xb5 correcto era; l 6 ... lll xe4 1 7 .�xe4 cxd4
O bien 23 ... <bd7 24.if5+, con juego simi­ 1 8.1Mfxd4 he5 1 9 .1Mfxe5 lll c6! 20.'l!Mg3 lll e 7,
lar a la nota anterior. para jugar a "f5", con posibilidades de una
24.9xb5 @c7 25.fiaS+ defensa eficiente.
Las negras abandonaron. 17.dxe5 c!lixe4 18.gxe4 c!lic6

96 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 64 (continuación)

Demasiado tarde, pero en cualquier caso el


siguiente golpe de las blancas era dificil de 11.gc1i
neutralizar. Dominando la columna abierta y preparan­
19.Axh6! f5 do la maniobra '!Wc2-c7. En cuanto al centro
En caso de hacerse 1 9 ... gxh6, el primer de peones que las negras proyectaban, puede
jugador respondería de la siguiente manera: que se vuelva contra ellas más tarde. Por otra
20.l!g4+ 'iflh8 2 l .'!We3 ! 'iflh7 22.'!We4+ 'iflh8 parte, l I .tll e5? ! tll e4 ! 1 2.d4 tll xe5 1 3 .dxe5
23 .'1Wf4 'iflh7 24.'1Wf6 l!g8 25 .'!Wxf7+ 'iflh8 ie6 llevaba a un juego más confuso.
26.l!g6 ! , etc. 11 ... es 12.d3 b6?!
20.exf6 �bf6 Probablemente fuese mejor 12 ... if8.
13.Wc2! J.f8 14.9c7
Sin damas sobre el tablero, la estrategia de
guerrillas de las blancas es más fácil de llevar
a cabo.
14 tfxc7 15.gxc7 J.d6 16.gc6 ib8 17.gfcl
•••

ib7 18.Ah3!

21J�g4!
Una elegante y bien calculada combina­
ción.
21..J�xh6 22.tfd7 gh7 23.h6! g5 24.9xe6+
'iflf8 25.Wf6+ '.tes 26.9g6+
En vista de 26 ... l!f7 27.h7, las negras se Una forma elegante de incrementar la pre­
rindieron. sión sobre campo contrario.

LA LUCHA POR EL CENTRO 97


lS... hS Partida 1 65 (continuación)
Ahora, después de 1 8 ...hc6 1 9.bxc6 tlJc5
20.tlJb5 l:!e7 2 1 .i.a.3, la actividad de las blan­
cas y el fuerte peón pasado compensan sobra­
damente la calidad, de modo que Luján pre­
para ... tlJg4, para interceptar al molesto alfil.
19.d4!
Un contragolpe típico, para dominar las
casillas negras, que recuerda a la antigua par­
tida Réti - Yates, Nueva York 1 924.
19 ... tlJg4?!
Curiosamente, a partir de aquí es muy difi­
cil defender la posición de las negras.
19 ... e4?! 20.tlJe5, por ejemplo, sería desfavo­
rable, mientras que la pragmática 1 9 ...exd4
20 ..lxd4 tlJg4 parece una mejor elección, asu­
miendo una estructura de peones inferior, a fin 1S f6!
.•.

de liberar a sus piezas. Con esta ruptura las negras liquidan el


20.dxeS Axe6 21.bxe6 �es centro enemigo y abren la columna "f' para un
futuro ataque. 1 5 ...'ffc7?! era menos promete­
dor, por 16.ic5 hc5 1 7.tlJxc5 tlJe7 1 8.b4!
16.exf6 Axf6 17.�xf6+ gxf6 1S.'ffd6?!
Las blancas preparan l:!ad l , pero la réplica
de las negras anula rápidamente la idea. Lo
correcto era 1 8.'ffe4, pero tras 1 8 ... d5 1 9.'ffg2
tlJe5 20.if4 tlJg6 2 1 .ig5 grs, con idea de
... e5-e4 y ... tlJe5, las negras mantendrían la
iniciativa.
lS, gfS!
••

Con la doble idea 19 ... tlJe5 y 19 ... gds .


19.i.f4?
Ahora el caballo llega a "d4" con gran efec­
to. Era más sólido 1 9.f4 l:!d5 20.'ffa3 .
19 gds 20.'ffa3
.••

A 20.'ffc 7?, 'ffxc7 2 1 .hc7 ges, seguido de


22.�bS! ges ... tlJe5 o ... tlJd4.
Existía la amenaza 23 .c7, y 22 ... he5, falla 20 �d4 21.'ffd3 gf8 22.ge4?
•••

por 23.tlJxe5 tlJxe5 24.he5 l:!xe5 25 .c7 l:!ee8 Omitiendo la siguiente jugada de las ne­
26.tiJd6, etc. gras. La última posibilidad era 22.V:Ve4 g5
23.i.g2! gxe6 24.h3 tlJb6 25.tlJgS! 23 .c3 tlJc6 24.ie3 tlJe5, aunque las negras
Más preciso que 25.tlJfd4? ! ixe5 26.tlJxc6 conservan la iniciativa.
hb2. 22 eS! 23.e4
••.

25 ges 26.i.xdS ga7


••• Tanto 23 .he5 tlJf3+, como 23.gdl tlJf3+
Si 26 ... l:!a6, tanto 27.e6 como 27 ..lb7 ga­ pierden, mientras que 23.gxe5 l:!xe5 24.'ffxd4
nan para las blancas. ge2 también es desesperada para las blancas.
27.�xa7 Axa7 2S.e6! 23 bxe4 24.'ffxe4 ges 2S.tfa4 gd6!
••.

Ante nuevas pérdidas materiales, las negras En vista de la inminente pérdida de mate­
se rindieron. rial, las blancas se rindieron.

98 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 66 (continuación) 17.eS! �d7 18.�hS
Después de 1 8.f4?! f5, las negras se acer­
can a su objetivo.
18...gfdS 19.gadl
La última pieza se incorpora a la lucha.
1 9.lDf4?! '\Wh6 20.lDxd5 llJdxe5 ! , etc., era me­
nos convincente.
19... �fS 20.f4
Al ver que pueden cuestionar el bloqueo de
las negras en el movimiento siguiente, las
blancas avanzan finalmente su mayoría de
peones.
20...fS

13.D!
El plan de crear un centro de peones sigue
siendo viable en posiciones con menos ma­
terial en el tablero.
13 ... �c6 14.i.b2 Bd7
Si 14 ... !!e8, 1 5 .e4 ! , y ahora hacer 1 5 ...dxe4
1 6.fxe4 cxd4 l 7.cxd4 �xd4?! falla por
1 8 .°1Wc4 ! lDe6 1 9.ixf6 gxf6 20.lDh5, con una
fuerte iniciativa.
1S.e4! cxd4 16.cxd4 Be6
Lo mismo que en el comentario anterior, la
expansión central está tácticamente justifica­
da. Por ejemplo: 1 6 ...dxe4 1 7.fxe4 lDxd4
1 8.'1Wf2 ! lDe6 ( 1 8 ... !!ad8 1 9.�ad l ) 1 9.i.xf6 21.g4! �g6?!
gxf6 20.lü f5 ! �h8 2 1 .'1Wb2, con ataque deci­ 2 1 ...fxg4?, 22.f5 sería horrible para las ne­
sivo (Watson). Con la textual las negras pre­ gras, de modo que quizá deberían haber inten­
paran un bloqueo por casillas blancas. tado . lo siguiente: 2 1 ...lDe7 22.iaJ lDfg6
23.lDg3 fü'8 ! ? 24.gxf5 !!xf5 25.lDxf5 lDxf5, al
estilo del gran campeón Petrosian, ya que des­
pués de la textual las blancas rompen en el
flanco de rey.
22.gxfS Bxrs 23.i.ct gf8 24.�g3 Bh3 2s.rs
Además de sus ventajas estratégicas, este
avance deja a la dama negra encerrada en
"h3".
2S... �h4 26.gd3! gae8 27.i.b2
La inmediata 27.lDh5 también era fuerte,
pero las blancas no tienen prisa.
27... �b4 28.gb3 �xa2 29.ga3 ges
O 29 ... lDb4 30.lDh5, etc.
30.gxa2 lDxfS 31.ga3 �h4? 32.�fS!
Las negras abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 99


Partida 1 67 (continuación) na "f", aprovccbando el subdesarrollo de las
negras.
13 ..lxf4 14.exf4 Bxf4
.•

O bien 14 . e3 1 5.g3 ! dxc4 1 6.hc4 �b6


. .

l 7.'!Wd3, y el peón de "e3" está condenado.


15.fxe4 J::l:dl+ 16Jlln e5?
Cuando se está retrasado en desarrollo no
debe abrirse la posición. Se requería la más
restringida 1 6 dxc4 1 7.ixc4 llJb6 1 8 .°1Wf2 !
...

'!We7 ! , seguido de .. .i.d7.


l 7.'tYd2!
La dama se une a la batalla del flanco de
rey. A partir de aquí, la tarea defensiva de las
negras es muy dificil.
17 ... cS 18.dxeS d4 19.Bf4! dxc3 20.Bti+
'itih8 21.bxc3!
7.�dxe4! Sencillo y fuerte, manteniendo en pie todas
Las blancas eliminan el activo caballo con­ las amenazas. Tras 2 1 .e6 llJf6 '22.e7 '!Wg8, las
trario y se disponen a un rápido desarrollo, cosas se vuelven complicadas. Por ejemplo:
con if4, e3, ie2 y 0--0 , después de lo cual 23.!!xf6 ie6! 24.'!Wxg8+ 'itixg8 25 .l:!xe6? c2 !
atacarán el centro enemigo con f3 . Obviamen­ 21. Bgs 22.Be1 h6
.•

te, 7.f3?? Wth4+ no era nada saludable. Con idea de 23 .e6 llJf6 24.e5 llJh7, pero
7...fxe4 8.i.f4! 0-0 9.e3 c6 Alekhine tenía preparada una jugada mejor.
A la activa 9 . . . c5 se responde 1 0.a3 ! hc3+
l l .bxc3, manteniendo el control central.
10.i.e2 �d7 1 1.a3 J.e7 12.0-0 J.gS
Una tentativa lógica por cambiar el activo
alfil enemigo, pero las blancas tenían prepa­
rada una fuerte réplica.

23.i.hS!
Implementado otro método básico de ata­
que. Las negras apenas pueden jugar.
23 as 24.e6 g6
•••

O bien 24 ... llJf6 25 .if7 Wfh7 26.�xf6! gxf6


13.f3! 27.'IWIB+.
Fuerte ruptura, en el mismo espíritu de la 25.exd7 i.xd7 26.ftti!
partida Van Wely - Karjakin (nº 1 23), que Las negras se rindieron, al no poder im­
permite el control del centro y abre la colum- pedir el jaque de la dama blanca.

1 00 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 68 (continuación) mejor estructura de peones, las negras tienen
una posición ganadora.
20.�f2 J.xg4! 21.0--0
2 l .�xg4 �d3+, y el siguiente jaque es
decisivo. La textual deja a las negras con un
segundo peón extra, de modo que ganar es
pura cuestión de técnica.
21. .J.f5 22.9e2 gae8 23.gfel b6 24.a4 J.c8

25.gedl 9c6 26.9c4+ cbb8 27.�d3 J.b7


28.gd2 J.a6 29.�b4 J.xc4 30.�xc6 �b3
Las blancas abandonaron.

Partida 1 69 (continuación)

10 e5!
•••

Un fuerte avance que desestabiliza a las


blancas, antes de proseguir con su desarrollo.
11.d5
Esto deja a las negras un punto fuerte en
"c5", pero era dificil encontrar algo mejor. Por
ejemplo: l l .tiJf3 exd4 12.cxd4 l:!e8 1 3 .i.d3
tlJc6 14.i.e3 .�.f.5 ! , y las blancas pierden un
peón central.
1 1 tiJbd7 12.J.d3
..•

Parece más sólido 12.tlJh3 tlJc5 1 3 .tlJf2


tlJg4 (13 ... tlJfxe4 1 4.tlJxe4 .if5 1 5 .%Yf2 ! tlJxe4
1 6 .%Yxf5 Wlb4+, etc.) 14.tlJxg4 .bg4 1 5 .i.e3 12 fS!
•••

l:!c8 (Golod). Una excelente ruptura, con la que las ne­


12 ttJc5 13.J.g5
••• gras minan el centro contrario, abriendo la co­
No hay nada mejor. Por ejemplo: 1 3 ..ie3 lumna "f'' y la gran diagonal para sus piezas.
tlJfxe4 ! 1 4.ixe4 Wlh4+; o bien 1 3 .tlJf3 tlJfxe4! 13.exfS
14 ..be4 f5, recuperando la pieza con clara Si 1 3 .d5, entonces 1 3 . . ..ixc3 ! 14.%Yxc3 e5
ventaja (Rozentalis). seria fuerte, pero el mal menor seria 1 3 .%Yd3
13 ... h6 14.J.h4 °flfd6 15.tlJe2?! (Hillarp Persson).
Esto permite una fuerte réplica. Si 1 5.tlJf3, 13 �xfS
•.•

15 ... tlJfxe4! de nuevo es satisfactorio para las Mejor que 1 3 ... exf5 1 4.d5 ! f4 1 5.id4, etc.
negras, así que la poco inspirada 1 5 ..bf6 14.9d3 0--0 15.J.cl?
%Yxf6 1 6.tiJf3 posiblemente fuese la opción Consumiendo un tiempo vital. Era mejor
más aceptable. 1 5 .0--0, sin temer al cambio en "e3".
15 ... �g4! 15 c5!
•••

Con la doble idea de ... �e3 y ... f5 . De La historia se repite en el flanco opuesto.
pronto, la posición blanca es muy dificil de Sospecho que cualquiera que vea esta partida
defender. se sentirá tentado a ensayar el Hipopótamo.
16.�cl f5! 17.h3 fxe4 18.hxg4 exd3 19.�xd3 16.dxc5
Bxd5 No hay nada mejor, ya que 1 6.d5 hc3+
Con un peón de ventaja, rey más seguro y l 7.%Yxc3 hd5, deja a las blancas sin compen-

LA LUCHA POR EL CENTRO 101


sación suficiente por el peón (Hillarp Per­ 26 ... gxe2+! 27.c!>xe2 9t3+ 28.ci>el g3
sson). 29..ixg7 gxh2!? 30.9b8+ ci>f7 3t.9xf8+
16... �xcS 17.9c4 ges 18.h4?! @g6 32.ci>d2 fi'xf8 33..ixfS �f3+ 34.c.!?e3
�gl 35 gxd6 hl'B
,

Las blancas se rindieron.

Partida 1 70 (continuación)

Cierto que las negras tienen una posición


de ensueño, pero este ataque desesperado hará
más fácil su tarea. Seguramente era mejor
1 8.0---0 , y en tal caso 1 8 . . .Wfd7 con idea de
... lll e4, mantiene la iniciativa.
18 .. ..ixf3 19.gxf3 �xh4 20.9g4 �g6 21.tlie4 14.dS!
�es 22.9h3? Un golpe inesperado de una gran fuerza,
Un error táctico, aunque tras 22.Wfg3 lll xe4 basado en el hecho de que 1 4 ... exd5? perdería
23 .fxe4 �xc2, las negras estarían, de todos pieza tras 1 5 .e5 y de que a 14 . . . cxd5?, también
modos, mucho mejor (Hillarp Persson). seguiría l 5.e5).
22 ... g4! 23.Y!YbS �xe4 24.fxe4 9f6! Por el contrario, 14.e5?! lll d5 no llevaba a
Con la doble amenaza (sobre "f2" y "c2"), las blancas a ninguna parte.
las negras ganan. La partida concluyó así: 14... cs 15.gadl
25.gh2 gxc2 26..ixh6 Otra buena opción era mover 1 5 .d6! ? id8
16.hf6 hf6 l 7.e5, con una gran ventaja es­
tratégica.
15 ... h6 16..ixf6 i.xf6 17.�hS!
Una jugada muy molesta para las negras,
que ahora deberán entregar la casilla "e5" para
poder mantener intacta su estructura de peo­
nes.
17....id8 18.dxe6 fxe6 19.�e5!
Con la irresistible amenaza 20.gd7.
19.. ..if6 20,gd7 9b8 21.�g4 Ad4 22.eS!
Resultaba menos convincente 22.Wfxa6, por
22 ...Wfe8.
Después de la textual, las negras se rin­
dieron, al ver que después de la línea 22 . . . fü7
23.lll xh6+ gxh6 24.lll f6+ c.!?f8 25.Wfg4, pronto
recibirían mate.

1 02 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 7 1 (continuación) Partida 1 72 (continuación)

Con el centro dominado por el caballo de 12 a6! 13.Aa4 b5! 14.cxbS axb5 15.AxbS
.••

"e5", Kramnik emprende un ataque al rey. '9xd5


15.Aa2! .id7 16.Abl .Ae8? El negro está mejor. Cuentan con dos peo­
Lo correcto era 16 . . . gfds, preparando la nes centrales móviles contra ninguno, y el
evacuación del rey. Por ejemplo: l 7.llie4 'it>f8 blanca está lejos de completar su desarrollo.
1 8.llixf6 ix.f6 1 9.%Yh7 'it>e7. 16.a4
17.d5! Fallaba 1 6.ie2 e5 17.if.3?, por 1 7 . . . e4.
Un golpe estético, que explota varios moti­ 16 .Ab7 17.Afl e5!
••

vos tácticos. A l 7 ... cxd5? y l 7 . . . exd5?, sigue El rodillo de peones se pone en marcha,
1 8.llixd5 ! , ganando material. Además, plantea apoyados por los alfiles. El blanco opta ahora
la amenaza 1 8.d6 ix.d6 1 9.llig4, lo que expli­ por una idea similar en el ala de dama, pero su
ca la siguiente jugada del negro en la partida. mayoría jugará un papel menos importante
17 J�d8 18Jl:fel
•• hasta que no se llegue al final, y es probable
Sencillo y fuerte, incorporando la última que las negras no permitan que eso suceda.
pieza a la lucha. 18.b4 e4 19.bS llid7!
18 'it>h8 19.dxe6
••. Jugada que tiene varias virtudes: despeja la
Las negras se disponían a jugar 1 9 ... cxd5, diagonal "al-h8" para el alfil, mejora la posi­
de modo que las blancas fijan una estructura ción del caballo y habilita un futuro . . . f.5-f4.
de peones favorable. 20.rfa3?
19 Jbdl 20Jbdl fxe6 21.llie4 g6 22.lll c 5!
•• Una torpe jugada, que ignora el desarrollo .
.Axes Con 20.ib2 llic5 2 1 .llid2, las blancas podían
Capitulación posicional, pero si 22 . . .Wfc8, seguir ofreciendo alguna resistencia.
23.llixg6+! ix.g6 24.Wfxg6 ix.c5 25 .Wfxh6+ 20...d3
'it>g8 26.Wf g5+ 'it>h8 27.Wfxc5 (Kramnik). Además de las otras ventajas, las negras
23.'9xc5 rfg8 24.Aal! 'it>g7 controlan ahora la gran diagonal de su color y
No hay nada mejor. Por ejemplo: 24 . . . if7? su posición se juega sola.
25 .Wfd6 ! ; o 24 . . . llid5 25 .ix.d5 exd5 26.gxd5 . 21.�d2 f5 22.'9b3 rffc8! 23.'9xd5+ bd5
25.Axe6 rff8 26.llid7! 24.a5 .if8 25.rfa4 �b6!
Curiosamente, es la primera jugada de este Punto final a las ilusiones blancas.
caballo, después de que se instaló en "e5". 26.rfal .ib4 27.a6 rfc2 28.rfdl .ic3 29.rfa3
26 ... llixd7 27.gxd7+! ix.d7 28.Wfe7+ sería de­ rfxcl 30.rfxcl .ixd2
sesperado, así que las negras se rindieron. Las blancas abandonaron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 1 03


Partida 1 73 (continuación) Partida 1 74 (continuació.n)

13...dS! 13.g4!
Un contragolpe temático en la Siciliana Un oportuno avance, que amenaza g5, de­
Abierta, que resta posibilidades de éxito al jando indefenso al peón de "d5", creando, de
ataque blanco en el flanco de rey. El peón que paso, opciones de ataque contra el enroque.
normalmente se pierde en esta operación suele 13 .Ad6?!
•.

estar bien invertido. 13 ... h6?! deja al rey negro expuesto ante
14.exdS 14.ic2 y 1 5 .W!d3 , de modo que era preferible
Tras 1 4.g5 dxe4! ? 1 5 .ig2 tlie8, seguido de 1 3 . . . tlic6 14.i.c2 .ie6 1 5.W!d3 g6 1 6.i.e3, con
... tlid6, las negras también quedan bien. sólo una pequeña ventaja (Kasparov).
14 e4! 15.Ag2
•••
14.@bl ges
En caso de 1 5 .tlixe4? ! tlixe4 1 6.i.xe4 tlif6 O bien 14 ... tlic6 1 5 .g5 .ixf4 1 6.gxf6! hc l
1 7.if3 l.'fad8, y ... tlixd5, las negras obtienen 1 7.fxg7 l%e8 1 8.l%xc l , seguido de l%gl , parece
una mejor versión de la partida. la forma más simple de mantener la iniciativa.
15 tlib6 16.gS t¿)fxd5 17.t¿)xe4 JbdS
•••
La textual evita esa secuencia, jugando la
A cambio del peón, las negras disfrutan de torre de antemano.
una excelente actividad de piezas. 15.gS i.xf4 16.Axf4 tlib5
1s.t¿)d4 gres 19.cJ
Tras 1 9.Wlg4 if8 20.f5 Wfe5 ! 2 1 .tlib3 tlic4
22.g6 tlide3, las negras lograron contrajuego,
en la partida Psajis - Azmajparashvili, Riga
1 980.
19.. .Af8 20.'ti'g4 t¿)xcJ!
Propuesta de Rybka. La partida, por el con­
trario, siguió con 20 ... �h8?! 2 l .f5 ! tlic4
22.g6, con perspectivas de ataque.
21.c!i.)f6+
Tanto 2 l .bxc3? ! ixe4, como 2 1 .tlixc3
�xd4 restablecen el equilibrio material, con
una satisfactoria ventaja.
21 gxf6 22.gxf6+ @bS 23.bxcJ t¿)ds
•••

Con amenazas sobre "f6" y "c3", las negras


están mejor (Rybka).

104 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


17..ixb8! Explotando la clavada sobre la columna
El tiempo es oro. Desprendiéndose del alfil, "e", las negras rompen en el centro, a pesar de
las blancas aceleran su ataque en el flanco de que seis piezas rivales controlan la casilla
rey. "d5".
17 ... ixb8 18.f4 g6 19.'fft3 b6? 15.cxdS?!
Era esencial 1 9 ... <tg7, impidiendo el avan­ Esto permite una fuerte réplica. 1 5 .ixa7
ce f4-f5. 20.i.b5 ! (si 20.<txd5? ig4! 2 1 .Wlg2 g5 ! ? 1 6.<th5 <txh5 1 7.Wfxh5 d4! 1 8.<te2
ih3) 20 ...id7 2 1 .i.xd7 Wfxd7 22.<txd5 <th5 <te6, seguido de ...i.e5, habría reportado a las
23 .l:!ad l , con una clara ventaja (Kasparov). negras una compensación satisfactoria por el
20.f5! ib7 peón, de modo que 1 5 .Wlf2 ! , con la amenaza
Parando la amenaza 2 1 .fxg6, aunque con la ic5, habría sido una opción más segura. Por
siguiente jugada de las blancas, el rey negro ejemplo: 1 5 ... b6 1 6.cxd5 cxd5 (contrariamen­
quedara, de todos modos, muy expuesto. te a la partida, 1 6 ... <tfxd5? falla por l 7.exd5
21.f6! i.e6 22.iael 9d6 23.ieS! id8 Wfxe3 1 8.dxc6) 1 7.J.d4, con juego más o me­
24.9e3 nos equilibrado.
Con el sencillo, pero inevitable plan ie2-
1S... <tfxd5!
Por supuesto. Abriendo la gran diagonal
ixh5.
para el alfil.
24...bS 2s..te2 b4 16.Axa7
Abandonar la séptima fila con la torre O 1 6.<tcxd5 <txd5 1 7.<txd5 cxd5, y son
resultará perjudicial para las negras, aunque las blancas quienes deben luchar por la igual­
ya es dificil aconsejarles una buena jugada. dad.
26.axb4 ixb4 27..ixhS gxhS 28.g6! hxg6 16... �xc3 17.bxc3
29.ixe6! fxe6
Obviamente, 29 ...Wfxe6 falla por 30.Wfh6.
30.Bh6 ib7
Las negras se rindieron al mismo tiempo,
sin esperar la respuesta de su rival, que sería
3 1 .Wlxg6+ ©h8 32.f7 Wff8 33 .Wfxh5+ ©g7
34.�g l + 'itif6 35 .Wlh4+, etc. (Kasparov).

Partida 1 75 (continuación)

17 ... �b5! 18.Bf'l �xa7 19.Bxa7 ia8 20.Bb6


Obviamente, 20.Wlxb7? falla por 20 ... fübS
2 1 .Wfc7 i.e5.
20.. ..txc3 21.iacl J.es
Las negras tienen un juego más activo. Si­
guió:
22.d4 J.xf4 23.ixf4 ixa2 24.Bh3 9e6!
La amenaza ...Wixh3+ obligó a las blancas a
entrar en un final con peón menos, que Sepp
14 dS!
•.. acabó ganando.

LA LUCHA POR EL CENTRO 1 05


Partida 1 76 (continuación)

No, por supuesto, 1 9 ..ixf6? 0-0. Ahora,


1 1.f4! por otra parte, 1 9 ... 0-0? perdería pieza tras
Preparando la ruptura e4-e5, a fin de abrir 20.Wxe6+, de modo que el rey negro se ve
la posición antes de que las negras completen obligado a permanecer en el centro.
el desarrollo. 19 md1
•••

11 c!L\f6 12.e5 dxe5


••• A 1 9 . . . 0-0?, 20.'11Mxe6+.
O bien 12 ... tll d7 1 3 .e6 ! fxe6 1 4.dxe6 tli f6 20..txf6 gbf8 21.c!L\e4! mc7 22..txg7 c!L\xg7
1 5 .f.5, con fuerte ataque (Hjartarson). 23.gxf8 gxf8
13.fxe5 c!L\d7
En caso de 1 3 . . . tll g4, Hjartarson tenía pla­
neado hacer 1 4.e6 fxe6 1 5 .tll f4! .id4+ 1 6.�h l
tlif2+ 1 7.gxf2 i.xf2 1 8.tll xe6 tlic7 1 9.'11Mf3 ,
con fuertes amenazas.
14.e6! fxe6 15.i.g5!
Era conveniente alguna movilización, antes
de capturar en la casilla "e6".
Por ejemplo, 1 5 .dxe6?! tll f6, seguido de
... 0-0, o 1 5 .tll f4? ! .id4+ 1 6.�h l 0-0 eran
continuaciones menos convincentes.
15 c!L\f6
•••

Ver el diagrama siguiente

16.c!L\f4! 24.c!L\xd6!
Las blancas de nuevo previenen el enroque Atrayendo el rey a un ataque doble deci­
de su rival. Si ahora 1 6 . . . 0-0?, l 7.tlixe6 gn sivo.
1 8.d6 ! , con amenazas decisivas 24 mxd6 25.gdl+ mc6 26.'9e4+ mb5
•••

16 c!L\c7 17.d6! exd6 18.c!L\xe6!


••• 27.'9d3+ c4 28.'9d5+
Un fuerte sacrificio temporal, que expone En vista de la variante 28 ... �a6 29.'11Mxc4+
más al rey negro. Era menos claro 1 8 .'11Mxd6?! �b6 3o.gd6+ mb1 3 1 .gd1+ �bs 32.Wh3+,
ga6. con mate inmediato, las negras optaron por
18 c!L\xe6 19.'9e2
••• rendirse.

1 06 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 77 (continuación) Partida 1 78 (continuación)

16.Aa3!
14 g5!
Con este ataque indirecto al peón de "e5 ",
..•

Un excelente avance de flanco para ganar


las blancas quitan hierro a la ofensiva de su
espacio y amenazar al peón "d" con la pos­
rival.
terior ... g4.
15.Ac3 g4 16.c!liel f6! 16 c5?!
•••

De esta forma, las negras impiden el cam­


Una oportuna ruptura, con la que las negras
bio de alfiles, pero debilitan las casillas blan­
explotan el hecho de que l 7.exf6 Wxf6 per­
cas de su campo. Era preferible 1 6 ...ixa3
mitiría una fuerte presión sobre "d4".
1 7.Wxa3 fxg3 1 8.fxg3 ih3 ! (Dvoretsky), aun­
17.Ad3 fxe5 18.Axf5 que después de 1 9.fül ixg2 20.@xg2, segui­
1 8.dxe5 d4 1 9.ix.f5 exf5 vendría a ser lo
do de !%be l , las blancas conservan cierta ven­
mismo.
taja, gracias a su superior estructura de peo­
18 exf5 19.dxe5 d4
••.
nes.
Gracias a su superior actividad, las negras 17.a5 c4
están ya un poco mejor, puesto que 20.ixd4? Como en el turno anterior, 1 7 ...ie6?! 1 8.c4
falla por 20.llixd4 2 1 .°%Yxd4 ib5 ! sólo crearía al negro un problema adicional
20.Ab4 c!lixb4 21.axb4 J.b5! 22J�gl b6 con el peón de "b7", mientras que 1 7 ... llid7
Confinando al caballo en "a4". 22 ...hb4?! 1 8 .llih4! (preparando i.e4+) también es poco
23 .llic2 era menos claro. satisfactorio.
23.c!lic2 d3 24 .rie3 f4 25 .rixg4?
• •
18.Ba2 J.xa3 19.Bxa3 c!lid7 20.ti'b4
Desesperación. Después de 25.llif5 °%Yd7 Era más fuerte 20.d4! exd4 2 1 .llixd4.
26.llid6+ hd6 27.exd6 Wxd6 28.llic3 ic6, 20 cxd3 21.cxd3 @h8 22.ti'b5!
•••

las negras mantienen la iniciativa, pero la par­ Más técnico que 22.llixe5?! llixe5 23 J:he5
tida sigue en pie. fxg3 24.fxg3 .ih.3 ! (Zlotnik).
25 hxg4 26.ti'xg4 gc7!
..•
22 gb8 23 .rixe5 .rixe5 24.Bxe5 fxg3
••• •

Con idea de 27.°%Yg6+ fü7 28.e6? l:!xh2+! y 25.fxg3


mate. Con un buen peón de ventaja y piezas más
27.h3 gh6 28 .ricJ J.c6
• activas, las blancas tienen una posición gana­
El resto es fácil. dora. Siguió:
29.t'J ti'b4 30.ti'f5 J.d7 31.e6 he6 32.ti'b5+ 25 Bfl+ 26.@ht J.d7 21.go Bc2 28.ti'd6!
•••

@n 33.gael ti'g3! gfd8 29.gxb7 gxb7 30.J.xb7


Las blancas abandonaron. Las negras se rindieron.

LA LUCHA POR EL CENTRO 1 07


Partida 1 79 (continuación)

17.'ffxc3 .ie2! lUlfel .ixd3 19.'ffxd3 Yfxg5


12 ... g5! Ahora las negras tienen un juego cómodo,
"Si no tiene bajo control el centro, es mejor ya que sus piezas menores son superiores a las
renunciar a este tipo de acciones, pues de no del rival.
ser así, puede verse expuesto a un contragolpe 20.Aa3 .ixa3 2Uba3 itf6 22.'fffl h5!
central que le deje con las manos vacías. Pero Con la idea de avanzar el ariete ... h5-h4, lo
en este caso, ese peligro no existía, ya que las que induce al primer jugador a cambiar las da­
negras controlan con firmeza todo el complejo mas.
de casillas centrales". (Yusupov). 12 ... lüe4?! 23.'fff4 'ffxf4 24.gxf4
1 3 .f3 era menos convincente, y 13 ... lüxg3? Si 24.exf4, ©fl, seguido de ... h4, ... �h8,
1 4.hxg3 ix.g3 falla por 1 5.lüe2. l:!ag8, etc.
13.a4 24 mn 25J:�a2 ggs
.•.

Reanudando el plan de V;ic l y ia3 . En


cuanto a 1 3 .f3, preparando e4, 1 3 ....ig6, con
idea de . . . h5-h4, parece prometedor para las
negras.
13 .Ag6 14.f4
••

Debilita la casilla "e4", pero si 1 4.V;ic l de


inmediato, seguiría 14 ... f4.
14 .Ah5 15.'ffcl
••

Ver el diagrama siguiente

15... lüe4!
Un experto en la Formación Stonewall sabe
esperar hasta el momento óptimo de ·realizar
esta jugada. Aquí le ayuda a prevenir, una vez
más, ia3 .
16.fxg5 lüxc3! Preparando ... l:!g7 y ... �ag8, con ... lüe4 co­
Preparando un cambio favorable. Por el mo opción ulterior.
contrario, 16 ...V;ixg5? ! 1 7.lüxe4 fxe4 1 8.lüf4 Gracias a sus mejores piezas ligeras, las
sería beneficioso para las blancas, según Yu­ negras tienen una ventaja duradera en el final,
supov. y Yusupov terminó imponiéndose.

1 08 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 80 (continuación) Partida 1 8 1 (continuación)

18.d5! 11 ... f6!


Un sacrificio temático de peón, que ya Una fuerte ruptura que incrementa el con­
hemos visto en la partida Browne - Martz trol de las negras sobre el centro y complica el
(partida nº 1 1 8). 1 8 .e5? ! ie7 era menos con­ proyectado ataque de las blancas. También era
vincente. posible 1 1 . ..lDxb3 1 2.axb3 f6 (a 1 2 . . .if5?!,
18 ... exd5 19.e5! Ae7 20.e6 1 3 .Wfe3 ! , seguido de ih6, con perspectivas de
Tentador y fuerte, para abrir líneas sobre el ataque.
rey negro. 12.J.f4
20 .J.a4?!
•• Obviamente, 1 2.exf6?! exf6, seguido de
Era más lógico retroceder con 2 0...ie8, ... �e8, sería llevar agua al molino de las ne­
llevando un defensor al flanco de rey, aunque gras.
de todas formas, después de 2 1 .exf7+ �xf7 12 ...g5!
22.ltJe5, las blancas despliegan una clara ini­ Ganando con este avance algún espacio en
ciativa. el flanco de rey.
21.exf7+ J:bf7 22.ti'e6! i.xdl El ligero debilitamiento de las casillas blan­
Las negras aceptan el sacrificio, ya que si cas no es importante, puesto que el alfil de
22 .. J�c6?! 23 .i.xh7+ �f'8 24.ltJd4 ! , las cosas "b3 " va a desaparecer del tablero.
todavía serían peores. 13.Ag3 �xb3 14.axb3 i.f5 15.�h2
23.J.xh7+! cbxb7 Parece más natural 1 5 .ltJbd2, seguido de
O bien 23 . . cbf'8 24.ig6 fü4 25.ltJg5 ! hg5
. gae l .
26.ies . 1 5...c6 16.�d2 9e8 17.exf6
24.9xf7 918 25.ti'b5+ cbg8 26.ti'xd5+ ti'f7 La disolución del centro hará más fuertes a
27.ti'xdl los alfiles negros, pero las blancas deben
Con un peón de ventaja y un rey más segu­ haber temido el plan . . .Wfg6 y . . .id3 .
ro, las blancas ganaron sin mayores dificulta­ 17 exf6 18.9xe8 ifxe8 19.f4 i.d3 20JU2
.••

des. h6!
27... �c4 28.ti'd7 id8 29.9xe7 9xe7 30Jbe7 Las negras se disponen a responder a f4xg5
�xb2 31.h4 a5 32.ltJg5 �c4 33.�e6 idl+ con h6xg5, impidiendo la llegada de una pieza
34.cbb2 �xa3 35.h5 �c4 36.ixg7+ cbb8 blanca a "e5".
37.ic7 b5 38.h6 a4 39.�g5 Más tarde, Nakamura convirtió en victoria
Las negras abandonaron. su ligera ventaja.

LA LUCHA POR EL CENTRO 1 09


Partida 1 82 (continuación) Partida 1 83 (continuación)

13 ft'b6!
..• 10 e6!
•••

Respondiendo al ataque de flanco con una Una vez más, acción central contra un ata­
acción central. Ahora es posible 1 4 ... l2J d4, y la que de flanco. Eran menos precisas l 0 ... l2J e5? !
torre de dama pronto podrá sumarse a la lu­ 1 l ..ie2, o l 0 . . . l2J xg3?! 1 l .hxg3, seguido de
cha. Obviamente, tras 12 . . .b6 esta salida de Wh4, mientras que l O . . . lLib6? ! 1 l .'i:Yh4 lLixd5
dama no sería posible, mientras que en caso 12.lLixh5 gxh5 1 3 .ig2 ! también sería favora­
de 12 . . .'i:Yc? las negras tendrían un tiempo me­ ble a las blancas (Lukács). Pero era posible,
nos. Por otro lado, 1 3 ... lLia5 1 4 ..ig5 'i:Yb6 en cambio, lO . . . lLic5 ! ? 1 l .'i:Yh4 hc3 1 2.bxc3
1 5 .lLic3 plantearía menos problemas al blanco. 'i:Yxd5. Por ejemplo: 1 3 .d4 gd8 ! ? 14.i.e2 l2J a4
14.9e4 1 5 .id2 lLig7 1 6.0---0 lLif5 (Gallcin).
Las negras también quedan mejor después 1 1.d4
de 14.h5 l2J d4 1 5 . l2J xd4 'i:Yxd4, seguido de Si 1 1 .lLixh5?! gxh5 12.'i:Yh4 l2J e5 1 3 ..ig2
. . J��ac8, o de 14.lLic3 lLid4 1 5 .lLixd4 'i:Yxd4 ( 1 3 .'i:Yxh5 exd5, prepara ...ig4/f5/) 1 3 . . . lLig6,
1 6.lLixd5 exd5 ! , para seguir con ... füe8. con idea de 1 4.'i:Yxh5 lLif4, sería favorable a
14 fS! 1S.exf6 lLixf6 16.tfe3 Bc7 17.lLibd2?
••• las negras.
Una jugada lenta, que expone las blancas a 11 ... l2Jb6 12.Bdl �xg3!
un ataque mortífero. Era esencial 1 7.'i:Yf4 ! , in­ Ahora que a las blancas no les resulta fácil
sistiendo en el cambio de damas. Por ejemplo: atacar por la columna "h", las negras deciden
1 7 . . .'i:Yxf4 (a 1 7 ...'i:Yd8, 1 8 .'i:Yd6 ! , seguido de mantener intacta su estructura de peones.
l2J c3) 1 8 ..ixf4 l2J d5 19 ..id6 füd8 20.lLibd2 ! 13.hxg3 exdS 14..ie3?!
hb2 2 U�ab l .ig7 22.lLie4, con algún con­ Era preferible 14 ..ig2 ges+ 1 5.Wfl , aun­
trajuego por el peón. que después de 1 5 ...ie6 !?, con idea de . . J:k8-
17 �g4 18.tfe2
••• c4, así como ... f6, y las negras tienen contra­
Otras casillas son menos buenas. Por ejem­ juego (Gallcin).
plo: 1 8 .'i:Yc5 id4, o 1 8.'i:Ye4 fü4, seguido de 14 ges 1S.'Bd2 .if5!?
.••

. . J�af8, o por último, 1 8 .'i:Yg5 e5 ! , y la dama es L a codiciosa 1 5 . . .'i:Yxg5 también era posi­
cazada en la siguiente, con . . ..ih6 o ....if6. ble. Por ejemplo: 1 6.0---0--0 'i:Ye7 1 7 ..ih6 .ih8
18 �d4 19.tfdl .ic6 20..ie4 gad8 21..ixc6
••• 1 8 ..ib5 .id?, con una clara ventaja (Lukács).
bxc6 22.mn 16..ibS �c4 17..ixc4 dxc4 18.0--0--0 bS!
O 22.'i:Ya4 gxn ! , y la dama llega a " h2 " . 19.�xbS gb8 20.�c3 ge7 21..if4
22 l2J:xf3 23.g:xf3 Bh2
••• Alterando el plan . . . geb7.
Las blancas abandonaron. 21. gb6 22.gdel
••

1 10 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 84 (continuación)

La única posibilidad de las blancas es bus­


car contrajuego en la columna "e". 17 ... aS!
22.. Jleb7 23.'9'e3 hd4 24.'9'e8+ Bxe8 Con el centro controlado, las negras lanzan
25Jhe8+ c;f;>g7 26.�a4 :r!xb2! un ataque al frágil flanco de dama enemigo.
No, por supuesto, 26 ... !!b4? 27.id6 ! 18..igl
27.�xb2 c3? Esto pronto conducirá a un colapso de su
Idea tentadora, pero las blancas pueden de­ posición, pero 1 8 . .!Db6 '!Wc3+ 1 9.id2 .!Dxd2
fenderse. Lo correcto era 27 ... �xb2. Por ejem­ 20.'!Wxd2 �b8, o 1 8 .b5 cxb5 1 9.'!Wxb5+ id7
plo: 28.!!he l �b l+!? 29.@d2 c3+ 30.@e2 tampoco eran continuaciones satisfactorias.
�b2+ 3 1 .c;f;>dl �xa2 !? 32.id6 h5 33.gxh6+ 18 ... axb4 19 .!Db6 :f!a3! 20.Yfcl :r!xe3!

@h7, y las negras mantienen su ventaja. Debilita defintivamente las casillas negras.
21.�xcS �k3 22.Bhl 0--0 23 .!Db6 «txfl!

24.c;t>xn .ih4+
En vista de 25.@fl '1Wf4+ 26.if3 !!xf3+, o
26 ...\Wg3 , las blancas se rindieron.

Partida 1 85 (continuación)

28.�d3! .ixd3 29.:f!bS :r!b2 30.:f!dl :r!c2+


31.c;f;>bl :r!d2+
Las negras deben aceptar las tablas, ya que
3 1 ...if5? falla por 32.�xd4 �xf2+ 33.@cl
fül+ 34.!!d l , etc.
32.c;f;>ct :r!c2+ 33.c;f;>bl :r!d2+ 34.d1cl
La partida se declaró tablas.

LA LUCHA POR EL CENTRO 111


14... �g4! 16.-cS!
Las negras quieren minar el centro enemigo Una jugada clave, que fija favorablemente
con ... c5, pero al observar que la inmediata la estructura de peones, ya que ni 1 7.h3?!
1 4 ... c5? ! permite 1 5.hf6 ! ixf6 1 6.e5 .ig5 cxd4, ni 17..th5 cxd4 1 8.liJxd4 ged8 dan re­
1 7.ib5 �e7 1 8.d5 y 19.e6, con la iniciativa, sultado para las blancas.
primero mueven el caballo de "f6". Retrospec­ 17.dS Acl7 18.hJ �4e5
tivamente, era mejor para las blancas 1 4.h3 y Gracias a su punto fuerte de "e5" y al mal
sólo entonces movilizar la torre de dama. alfil de "d3", las negras están ya un poco me­
15.Axe7 jor.
O bien 1 5 .ic l c5 ! 1 6.ib5 Vf!c7 1 7.g3 ged8 19.�f4 ft'gS 20.�xg6 ft'xg6!
1 8.d5 ic8, con una ligera ventaja de las Pert ha visto que pronto podrá poner en
negras, gracias al control de las casillas de su marcha un ataque al enroque y que las blancas
color, Neverov - Gelfand, Uzhgorod 1 987. no disponen de un plan evidente.
15...ft'xe7 16.ft'd2 21.di>hl gad8 22.ft'tl b6 23.Abl?!
En vista de la amenaza ... liJe3, las blancas Un triste lugar para el alfil. Quizá las blan­
no tienen tiempo de jugar la deseable 1 6.e5 . cas debían haber intentado la jugada 23 .ib5 !?
Veamos un ejemplo: 23 ...ixb5 24.liJxb5
V!!xe4 25 .liJc7 ! ge7 (a 25 ... fü8, continuaría
26.gde l ) 26.d6.
23 .Ac8 24.gfel 9b6 2S.9d2 9b4 26.gfl
.•

gd6!
Un buen y amenazador traslado de torre,
que subraya la peligrosidad del inminente ata­
que.
27.ft'tl ft'hS 28.�bS gh6 29.9g3 gg6
30.9h2 ia6 31.a4 i.xb5! 32.axbS Bel
Las negras ganan un peón, manteniendo su
gran ventaja posicional.
33.d6?! gxd6 34.gxd6 B'xfl+ 35.ft'gl ft'xbS
36.ft'dl h6 37.B'dS? B'fl+
Las blancas abandonaron.

1 12 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
5. Restricción

Introducción d) Ovetschkin - Efanov (20.'?Ma4+! y


2 1 .'?Ma3, partida nº 62, tomo 1).
Como en la lucha por el centro, el concepto e) Kundin - Kostanovich ( 1 4.ib5+! , parti­
de restricción no es exclusivo de la apertura y da nº 1 34,).
lo he cubierto extensamente en mi libro Estra­ He aquí algunos ejemplos más sobre el te­
tegia en el medio juego (tres volúmenes, Edi­ ma.
torial La Casa del Ajedrez). En esencia, la
restricción significa que no permite a su Partida 1 86
oponente ejecutar las jugadas o planes que su Yusupov - Wedberg
oponente pretende realizar. En el contexto de Estocolmo 2003
la apertura podemos dividir las medidas res­ Defensa India de Dama
trictivas en los tres tipos siguientes:
a) Restricción del desarrollo contrario, in­ 1.d4 �f6 2.�t3 e6 3.e3 c5 4.i.d3 b6 5.0--0
cluido el enroque. Ab7 6.c4 Ae7 7.�c3
b) Restricción de una determinada pieza
enemiga.
c) Restricción de los planes generales del
oponente.
Obviamente, los dos últimos tipos son im­
portantes también durante el medio juego y el
final, mientras que la restricción del primer ti­
po es exclusivamente en la apertura. En este
capítulo veremos medidas restrictivas de los
tres tipos, incluso interconectadas en el trans­
curso de la misma partida.

Restricción en el enroque

A lo largo de este libro hemos visto parti­


das en las que dificultar el enroque contrario Como se dijo en la partida nº 59 (Vera -
tenía un importante efecto sobre la lucha, co­ Romero, tomo 1), el Sistema Colle no es, en
mo, por ejemplo: modo alguno, una apertura insípida, a pesar de
a) Dvoretsky - Schmidt ( 1 2 ..ib5+, partida su pacífica apariencia. Con 7.tlJc3 las blancas
nº 7, tomo 1). se disponen a responder a 7 . . . 0--0 con 8.d5 !
b) Firman - ltkis ( 1 6 ..ic5 ! , partida nº I O, exd5 9.cxd5 tlJxd5 I O.tlJxd5 ixd5 1 1 ..ixh7+
tomo 1). ©xh7 12.'?Mxd5, que les reportaría una satis­
c) Vaiser - Illescas (14 ..ia6! , partida nº
.. factoria ventaja, mientras que otras novenas
54, tomo 1). jugadas de las negras sólo darían lugar a po-

RESTRICCIÓN 1 13
siciones inferiores de la Benoni, debido a la con su peón de d5 ) 1 2.lll e5 '1Wxb5 1 3 .lll xb5
" "

situación de los alfiles negros. llJ a6 14.�l que también sería favorable a las
7... dS blancas. Por ejemplo: 14 ... 0--0 l 5.llJc6 füe8
7 ... cxd4 8.exd4 d5 es más popular, en cuyo 1 6.b3 ! 'itiIB l 7.Ab2, con fuerte presión, Sula­
caso el juego suele continuar 9.cxd5 llJxd5 va - Debray, Campeonato de Francia por
1 0.llJe5 ! ( 1 0 ..ib5+ ic6 es menos prometedor) equipos 2009.
1 0 ... 0--0 l l .'1Wh5 o 1 l .'1Wg4, con una aguda lu­ 10.iel
cha. El inconveniente de 7 ... d5 podrá verse en Profilaxis contra la molesta ... c4. Por ejem­
esta misma partida. plo: 1 0.b3 c4!? l l .bxc4 a6 1 2.ia4 dxc4, se­
8.cxd5 exd5 guido de 13 ... b5, con cierta actividad de las
negras en el flanco de dama.
10... �bd7 11.b3!
Por supuesto. En "b2" el alfil controlará la
gran diagonal, disuadiendo a las negras del
plan natural ... g6 y ... c;i>g?.
11 ... 86 12.ibl �k8 13.:!�cl h5!? 14.h3!
Con su última jugada, las negras proba­
blemente esperaban 14.llJe5 llJxe5 1 5 .dxe5
llJg4 ! 1 6.hg4 hxg4 1 7.'1Wxg4 d4, con idea de
... �h4. que les reportaría algún contrajuego,
pero Yusupov impide esa idea.
14...c;t>gs

Si bien 8 ... cxd4?! 9.ib5+! es molesto para


las negras, 8 ... llJxd5 9.e4 llJxc3 1 0.bxc3 0--0
probablemente fuese el mal menor. Posiciones
similares surgen a menudo en la Variante Pe­
trosian de la India de Dama ( 1 .d4 llJf6 2.c4 e6
3.llJf3 b6 4.a3), pero en ella las blancas han
invertido un tiempo en a3, de modo que aquí
deberían estar algo mejor.
9.ib5+!
Las blancas vulneran el principio de aper­
tura de no mover dos veces la misma pieza,
pero por una buena razón: este jaque deja a las
negras sin enroque o debilitará al peón de 15.�e5!
"d5". Activando el caballo y preparando in, in­
9 c;f.>f8
.••
crementando la presión sobre los peones cen­
Wedberg opta por lo primero. 9 ... llJc6? trales negros. Debido a su mal situado rey, a
1 0.llJe5 �c8 1 l .'1Wa4 '1Wc7 12.'1Wxa7 sería de­ las negras les resulta ya dificil encontrar un
sastroso para las negras, mientras que a la na­ buen plan.
tural 9 ... llJbd7 seguiría 1 0.dxc5 bxc5 1 1 .llJe5 ! , 1S cxd4 16.Bxd4
•..

con idea de 1 1 ...0--0 12.llJxd7 llJxd7 1 3 .llJxd5 . La captura correcta, a fin de mantener
Por último, 9 ...ic6 se replicaría con 1 0.'1Wa4! abierta la gran diagonal.
ixb5 l l .'1Wxb5+ '1Wd7 (a 1 1 ...llJbd7, 1 2.dxc5 16 ...icS 17.Bf4 �f8
bxc5 1 3 .�dl , y las negras tendrían problemas Tanto l 7 ...id6 1 8.llJxf7 ! , como l 7 ... llJxe5

1 14 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
1 8.Wfxe5 d4 1 9.exd4 Wfxd4 20.Wf g5 ! son fa­ Partida 1 87
vorables a las blancas. Ricardi Hellsten
-

18..itJ �e6 19.YllfS ! g6


Haciéndole un favor al alfil de "b2", pero la
Santiago 2006
dama era molesta en "f5". Apertura Catalana
20.Ylld3 �gS 21J1tfdl! �xtJ+
Si 2 1 ...i.d6, continuaría 22.ixd5 ! tlJxd5 l.d4 �f6 2.c4 e6 3.g3 dS 4..ig2 dxc4 S.�tJ
23 .tlJxd5 l:!xc l 24.l:!xc l he5 25 .he5 hd5 a6
26.Wfxd5 ! , etc. Con esta jugada y la siguiente las negras
22.�xtJ declaran sus intenciones de conservar el peón
de más.
Un enfoque más tranquilo es 5 ...!ie7 6.0--0
0--0 7.V!ffc2 a6, con lo que las negras resuelven
el problema de desarrollo del alfil de dama,
después de 8.V!ffxc4 (o bien 8.a4 .id7 ! 9.V!ffxc4
!ic6) 8 ... b5 9.V!ffc2 i.b7.
6.0--0 �c6 7.�c3
También es posible 7.e3, seguido de Vfie2,
gd l y e4.
7.. ..ib4

Con la torre en "e8", en lugar de "h8", ésta


sería una posición normal, con lucha. Aquí,
por el contrario, las torres desconectadas y
algunos motivos tácticos por la diagonal "al­
h8" juegan en su contra.
22 ...Be7?
El primer error táctico de las negras, pero
que resulta decisivo. Se requería la profilác­
tica 22 ... i.e7, en cuyo caso era posible hacer
23.�a4, seguido de .id4, como un medio para
las blancas de tratar de explotar su ventaja. En mi búsqueda de una respuesta a la Ca­
23.b4! talana, atrajo mi atención esta rara jugada.
Un bonito golpe, que explota el hecho de 7 ... gb8, preparando ... b5, es mucho más popu­
que 22 ...V!ie7 dejó sobrecargado al alfil de lar. Por ejemplo: 8.e4 Ae7 9.Vfffe2 b5 1 0.gdl
"b7" en la defensa de "c8" y "d5". 0--0 l 1 .d5 exd5 1 2.e5 tlJb4! 1 3 .exf6 ixf6, con
23....ixb4 24.�xdS �xdS 2s.gxc8+ hes una lucha de doble filo, como sucedió en va­
26.YllxdS! rias partidas.
Más sencillo aún que 26.hh8. 8.e4!?
26... gh7 27.Bds+ Bf8 28.Bxf8+ hf8 Ricardi juega lo que yo trataba de impedir.
29.gds Una partida mía anterior siguió así: 8.Vfic2 0--0
En vista de 29 ... l:!d8 30 .ia3, las negras se
. 9.gdl Íi.e7 (evacuando la casilla "b4" para el
rindieron. caballo) 10.e4 b5 1 l .Vfffe2 ges 1 2.i.f4 �b4!
1 3 .tlJe l , y se acordaron tablas, Gustafsson -

RESTRICCIÓN 1 15
Hellsten, Campeonato de Europa por equipos, falta de amenazas directas enemigas, no es
Gotemburgo 2005 . fácil aquí encontrar un plan para las negras.
8.. .i.xc3 Con la textual traslado el caballo a la buena
Recogiendo el guante. También era razona­ casilla "d5 ", aunque eso no resolverá el pro­
ble la sencilla 8 ... 0---0 Por ejemplo: 9.e5 (9.d5
. blema del rey no enrocado. Una alternativa
exd5 l 0.exd5 llJe7) 9 ... llJd5, con juego confu­ era 1 2 ... c5 ! ? 1 3 .dxc5 llJf6, en el espíritu del
so. comentario a la 1 1 ª jugada negra, aunque des­
9.bxc3 tll xe4 10.tll eS! pués de 14 ..iO %Vxdl 1 5 .gaxdl llJd5 1 6.füe l ,
Con dos peones menos, las blancas deben las blancas mantienen la presión.
actuar enérgicamente. Después de l 0.%Vc2?! Veamos: 1 6 ... llJxc3 1 7.c6 ! llJxd l 1 8.cxb7
llJd6, seguido de ... 0---0, las negras no tendrían l:!b8 1 9.bxc8%V+ gxc8 20.hd l , con un final
problemas. favorable.
10 tll xeS
•.• 13.i.gl tildS 14.'Bg4 'Bf6
No l O... llJxc3? l l .ixc6+ bxc6 l 2.%VO, etc.
11.i.xe4 lüd7?!

15.'Bel!
Tras haber atraído la dama negra a "f6", las
Aquí subestimé la siguiente jugada de mi blancas crean ahora la doble amenaza i.xd5 y
rival. Con 1 1 ...llJd3 12.J.a3 c5 ! , las negras po­ %Vxc4. Menos apropiada era la variante
drían tratar de devolver los peones para faci­ 1 5 .hd5?! exd5 1 6.gae l + ie6 1 7.f4 g6 1 8.f5
litar su desarrollo, una estrategia habitual con­ gxf5 1 9.gxf5 0--0--0 ! , y las negras se de­
tra los gambitos. En este momento, 1 3 .ixd3 fienden.
( 1 3 .%Vh5 !? h6 ! , insistiendo en la idea de ... 0---0
, 15 tll xc3
•.•

o 1 3 .dxc5 %Va5 14.ib4 %Vc7 ! 1 5.c6 lüxb4 Las complicaciones resultantes son favora­
1 6.cxb4 0---0 también parecen buenas conti­ bles a las blancas, gracias a su mejor desarro­
nuaciones para las negras ) 1 3 ... cxd3 1 4.hc5 llo, pero 1 5 ... c6 1 6.%Vxc4 era deprimente para
b6 ! 1 5.ia3 ib7 1 6.%Vxd3 %Vd5 1 7.0 ges, pre­ las negras.
parando ...f6 y ... �f'l, parece una posición 16.'Bxc4 tll b 5 17.i.b4!
igualada. Manteniendo inviable el enroque corto de
12.i.a3! las negras.
Un típico método restrictivo, que ya hemos 17...'Bxd4?
visto, entre otras, en la partida Vaiser - Illes­
cas (nº 54), con los colores invertidos. Ver el diagrama siguiente
12 tll f6
•..

A pesar de los dos peones de ventaja y la Error en una dificil posición. Tampoco era

1 1 6 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
bueno 1 7 ... tt:lxd4?, por 1 8.gadl e5 1 9.gxd4! Partida 1 88
exd4 20.'!Wxc7, con decisivas amenazas, mien­ Carlsen - Deepan Chakkravarthy
tras que en caso de hacerse 1 7 ...id7 !? 1 8 .a4 !
Dubai 2004
'!Wxd4 1 9.füc l ! '!Wxc4 20.gxc4 tt:ld6 2 1 .gxc7,
el primer jugador conserva una gran superiori­ Defensa Siciliana
dad.
1.e4 es 2.�t3 �c6 3.�c3 �f6
Con su última jugada las blancas eludieron
la Sveshnikov, cuyos partidarios también pue­
den jugar aquí 3 ... e5.
4..ibS
Finalmente, las blancas plantean una Ro­
ssolimo y ahora amenazan 5 .e5 . Por esta ra­
zón, 4 ...'!Wc7 suele ser la respuesta más fre­
cuente en la práctica, invitando al rival a des­
prenderse de la pareja de alfiles para conse­
guir ventaja en desarrollo.
4 eS S..ixc6 dxc6 6.�xeS �xe4
•••

18..ic6+!
Un bonito golpe que convierte la iniciativa
blanca en algo tangible.
18 ..id7
••

Si 1 8 . . .bxc6, continuaría 1 9.'\Wxc6+ '!Wd7


20.'!Wxa8 tt:ld6 2 1 .l:!ac l 0--0 22.'1Wb8, ganando
fácilmente.
19..ixbS Wxc4 20..ixc4
El material está prácticamente igualado, pe­
ro los peones negros están mal distribuidos
para ofrecer una digna resistencia al par de al­
files blancos.
20 0--0--0 ?
•••
La única forma de recuperar el peón.
A estas alturas me encontraba un poco de­ 7.�xe4 Wd4 8.0--0
silusionado con el curso de los acontecimien­ Otra posible continuación es 8.Wfe2 Wfxe5
tos y no vi 20 ... c5 ! , preparando . . . b5 y ... c4, 9.f4, con juego complicado.
con algún contrajuego. 8...WxeS
21.ftfcl .ia4 22..ic3 fthg8 23.ftabl hS 24.h4 Con dos tiempos las negras estarían muy
ftd7? bien, después de ... i.e7 y ... 0--0 Carlsen in­
.

Una jugada inútil, que permite a las blancas vierte, por tanto, un peón para incrementar su
imponerse en el flanco de dama. 24 . . . c6 y ventaja en desarrollo.
. . .ib5 era la última posibilidad. 9.d4! cxd4?!
2S..ie2! g6 26..it'J c6 27.ftb4 i.bS 28.a4 aS Parece preferible 9 ... '\Wxd4 1 0.'IWO (otra po­
O bien 28 . . .id3 29.i.e5 ge7 30.i.xc6, etc. sible tentativa es 1 0.'!We2 ! ? ie6 l I .i.g5, con
29.ftxbS! juego similar a la partida) 1 0 . . .ie7 1 l .i.g5 f6
En vista de la línea 29. . .cxb5 30.i.e5+ ©d8 1 2.gadl '!Wxb2 1 3 .�d6+ hd6 1 4.füe l + ©f7
3 l .i.f6+, las negras se rindieron. 1 5 .gxd6 fü8 ! , preparando ... ©g8, y las negras

RESTRICCIÓN 1 1 7
quedaron bien en la partida Ovetchkin - Ko­ 13..be7 '3lxe7
karev, Voronezh 2003 .
10.gel .ie6

14.fS!
Ahora que 14 . . ..hf5? permitiría 1 5 .lll c 3+,
Tras 1 0 ...ie7 I l .ig5 ! 0--0! 12.lll f6+ .ixf6 las negras deben aceptar el cambio de los peo­
1 3 .:gxe5 he5 14.'1We2, las blancas conservan nes "f' y "d", que deja en escena a la dama
la iniciativa en el final, pero éste probable­ blanca, con efectos devastadores.
mente fuese el mal menor para las negras, co­ 14.. .'f!YxfS 1S.'9°xd4 '9°dS
mo veremos a continuación. O bien 1 5 . . . :ghd8 1 6.'IWM+ ©e8 1 7.E:ad l ,
11.i.gS! seguido de lll d6+ (Postny). L a textual busca el
Sencillo y fuerte. Las blancas impiden el cambio de damas, pero las blancas lo evitan
... 0---0--0 y también plantean la amenaza fácilmente y prosiguen con su ataque.
12.lll f6+. Otras jugadas no plantean mayores 16.'ffb4+ es 17.tlxcS as 18.'9°a3 '9°d4+
problemas a las negras. Por ejemplo: 1 l .f4? ! 19.©bl Bb4 20.Be3!
'1Wd5 12.lll g5 0---0--0 , o 1 1 .lll g5 '1Wd5 12.'1Wg4
©d7 ! ?, Ristic - Kovacevic, Campeonato de
Yugoslavia por equipos 1 994.
11 ...i.e7
La natural 1 1 . . .'1Wd5 se replica con 12.if6!,
paralizando el juego negro. Por ejemplo: 1 2 ...
12 ...d3 (si 12 . . .c5, 1 3 .c3 d3 14.c4 ! '1Wxc4
1 5 .hg7 ! -Postny) 1 3 .c4! '1Wa5 14.ic3 '1Wd8
1 5 .E:e3 Wfh4 1 6.'1Wxd3 :gd8 1 7.'1We2, con una
peligrosa iniciativa, Kurmann - Markos, Zu­
rich 20 1 0.
12.f4!
Con 12.lll f6+ hf6 1 3 .E:xe5 he5 14.f4
ic7 1 5 . f5 ! , y si 1 5 ...hf5, 1 6.'!Wel+! i.e6
1 7 .'IWM, el blanco podía haberse asegurado
ventaja en el final, pero Carlsen aspira a más.
12...BdS En esta desesperada posición, las negras se
Lamentablemente para las negras, después rindieron. Podía haber seguido 20 ...'1Wg4 2 1 .h3
de 12 ...'1Wc7 1 3 .he7 ©xe7 1 4.'1Wxd4 '1Wb6, las �g6 22.'1Wa3 ©e8 23 .'1Wb3 ! , con amenazas
blancas tendrían 1 5 .lll c 5 ! decisivas.

1 18 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 89 O 1 2 . . . �c8 1 3 .dxc5 lLixc5 14.'Wd4 ! , mante­
Brynell - Barkhagen niendo la presión.
13.�xd4 ges 14.'f!Yd3!
Cto. de Suecia por equipos 2008
Defensa India de Dama

l.d4 �f6 2.e4 e6 3.�t3 b6 4.g3 .ia6 5.b3 b5


Una interesante alternativa a las más habi­
tuales 5 ...ib4+ y 5 ... ie7. A costa de algunos
tiempos, las negras logran el cambio del im­
portante peón de "c4".
6.cxb5 .ixb5 7..ig2 d5 8.0--0 �bd7
Elección apropiada, ya que tanto 8 ... i.d6,
como 8 ...i.e7 conceden a las blancas la opción
adicional 9.�c3 i.a6 1 0.b4!?, restringiendo a
las negras en el flanco de dama (Avrukh).
9.�c3

Natural y fuerte. Las blancas conectan sus


torres para la lucha por la columna " e " , y tam­
bién hacen posible un ulterior 'Wb5 o 'We3 .
14 a6?!
•..

Impide 1 5 .'Wb5, pero esta nueva pérdida de


tiempo se hará sentir en el transcurso de la
partida. Después de 14 ...ie7 1 5 .'Wb5 ! �b8
1 6.lLic6 i.xc6 1 7.'Wxc6 0--0 1 8.'Wa6 lLib6 ! , las
negras estarían peor, pero al menos su rey se
encontraría seguro.
15.gxe8 Y!Yxe8 16Ji:cl 'f!Ya8

9 ..ic6?!
.•

Pero esto es un error, ya que el alfil no te­


nía motivos para abandonar la activa diagonal
"fl-a6". En varias partidas se jugó 9 ...i.a6
1 0.�e l ib4 (o ...ie7/id6), seguido de ... 0--0 .
to..ib2 .ib7
Las negras preparan ... c5, una idea estruc­
turalmente correcta, pero arriesgada en este
caso, debido a la ventaja blanca en desarrollo.
Era más seguro 10 ...ie7, tanto aquí como en
la jugada siguiente.
u.gel e5 12.�a4!
Fuerza el cambio de peones en los términos
que el blanco desea, lo que les reportará acti­ Si las negras tuviesen dos tiempos ( ...i.e7 y
vidad. 1 2.dxc5? ! Lc5 era menos ambicioso. . .. 0--0) no tendrían problemas. ¿Cómo pueden
12 exd4
••• las blancas impedir esas jugadas?

RESTRICCIÓN 1 19
17.We3! Mediante un sacrificio mínimo, las blancas
Una jugada clave que prepara un sacrificio han logrado abrir las compuertas hacia el rey
en "e6". La alternativa 1 7.gc7? ! i.d6 era me­ negro, así como impedir el enroque. La ocupa­
nos constructiva. ción de "e6" (o "e3" con colores invertidos)
17 .J.e7
•• por una pieza menor suele tener un fuerte
. efecto restrictivo sobre el desarrollo del opo­
O 1 7 ...i.d6? 1 8.lll xe6 ! fxe6 1 9.Wlxe6+ i.e7
20.gc7, con la devastadora amenaza 2 1 .i.xf6. nente, algo que motiva sacrificios similares en
la Siciliana Abierta, entre otras aperturas.
20 lll fS
.••

Invitando a la fiesta al caballo blanco, pero


había que parar la amenaza 2 1 .ix.d7+ 'tt> xd7
22.lll b6+, y 20 ... lll df6 2 1 .�c7, amenazando
Wlb6, también era penoso para las negras.
2t.lll b6 Wa7
Tanto 2 1 ...Wlb8, como 2 1 ...Wid8, se repli­
carían con 22.ix.d5 ! Ahora, por el contrario,
la captura en "d5 " permitiría el cambio de da­
mas, de modo que Brynell reajusta sus planes.
22J�c7! Wb8
O 22 ... lll xe6 23.gxe7+! 'tt> xe7 24.lll xd5+
i.xd5 25.Wlxa7+ 'tt> d6 26.i.aJ+ 'tt> e5 27.f3, ga­
nando fácilmente.
23Jbb7! Wxb7 24.ixd5
18.ih3! El campo negro ha quedado completamente
"La amenaza es más fuerte que su ejecu­ desmantelado.
ción". Tras 1 8.lll xe6 fxe6 1 9.Wlxe6 lll f8 , las 24 Wc7 25.ixe4
•••

negras aún pueden defenderse.


18 lll e4
•..

Puesto que a 1 8 ... 0--0 seguiría 1 9.lll xe6 !


fxe6 20.he6+ fü7 2 1 .gc7, con grandes pér­
didas materiales, las negras interceptan a la
dama enemiga.
19.lll xe6! fxe6 20.ixe6

25 lll e6
•••

Si 25 ...i.c5, 26.i.g6+ lleva al mate, y en


caso de 25 ...Wic5 26.i.d4 Wlg5 27.ic6+ 'tt> d8
28.Wic3, el rey negro estaría sentenciado.
26.id5
En vista de 26 ... lll c 5 27.ix.g7, las negras se
rindieron.

1 20 ESTRATEGIA EN LA APERTIJRA
Partida 1 90 13ie5!
Short - Oll Interceptando a la dama negra (de "f5 "), lo
que hace de 1 4.b4 una mortal amenaza.
Parnu 1 996
13 ... �bdS 14.�xdS exdS?!
Defensa Escandinava Tercera imprecisión, que entrega a las blan­
cas la columna "e" . La recaptura habitual,
l.e4 dS 2.exdS '9xd5 3.�c3 '9a5 4ie2 14 ... cxd5?! también era dudosa, debido a
Short opta por un modesto esquema, retra­ 1 5 .b4 Wfb6 1 6.c4 ! dxc4 l 7.Wfa4+! (Jalifinan).
sando la lucha por la iniciativa hasta una fase Por consiguiente, era preferible 14 ...'\Wxd5 !
posterior de la partida. 4.d4, seguido de �f3 y 1 5 .c4 °1Wd7 (Short).
ic4 es la línea principal aquí. 15.b4 '9b6
4... �f6 5.�f3 c6 6.h3 J.rs 7.0--0 �bd7
Una alternativa sencilla era 7 ... e6 8.d4 id6,
seguido de ... 0--0.

8.d4 e6 9.�h4 J.g6 10.�xg6 hxg6 l loAf4!

No tengo ninguna intención de aburrir al


lector, pero aquí tenemos un caso más en el
que las negras están a punto de consolidar,
con ...ie7 y ... 0--0 ¿Cómo pueden impedir las
.

Privando a la dama negra y al alfil de sus blancas que eso suceda?


puestos estándar en "c7" y "d6". 16.c4!
11 ..J�d8?! Mediante la amenaza c5, Short consigue
Jugada natural en esta estructura, pero aquí abrir nuevas líneas sobre el rey negro. El peón
tiene el inconveniente de quitar una casilla vi­ aislado que ahora se produce en "d4" es un
tal de retirada a la dama, un hecho que el blan­ factor poco relevante.
co explotará de inmediato. Era mejor l l .. ..ie7 16...dxc4
o incluso 1 l ...ib4! ? 1 2.Wfd3 Wff5 (Short). Forzado, ya que 16 ... !!d7 1 7.c5 Wfd8 1 8.b5,
12.a3! �b6?! seguido de Wfa4, l:!ab l , etc., se traduciría en
Esto permite una fuerte réplica. Después de una aplastante iniciativa de las blancas en el
1 2 . . . ie7 1 3 .b4 Wff5 14.Wfd2 ! , las negras tam­ ala de dama.
bién tendrían problemas, ya que 1 4 . . . �d5? 17ixc4 J.e7
(14 ... e5 1 5 .dxe5 �xe5 1 6.Wfe3 es igualmente
incómodo para las negras) 1 5 .�xd5 cxd5 Ver el diagrama siguiente
1 6.g4 Wff6 17.g5 Wff5 1 8.ig4 cazaría la dama.
Parece, en cambio, perfectamente aceptable la Tras 1 7 ...id6 1 8.Wfc2 ! he5 1 9.dxe5 �d5,
pragmática 1 2 ... !!c8 ! ? 1 3 .b4 Wfd8, con ...i.e7 las blancas están justo a tiempo de jugar
y ... 0--0 en el orden del día. 20.e6! (Jalifinan).

RESTRICCIÓN 1 2 1
Dándole al rey una casilla de escape en
"h7", de forma que a 22.hd5 continuaría
22 . . J!xd5 . Por otra parte 2 1 .. .he5? 22.dxe5
.rir4 (de otro modo, 23.e6) 23.gd2 '\Wc7
24.Wf dl !? We7 25 .gd6! reportaría una gran
ventaja a las blancas.
22.ge4
Admitiendo la imprecisión de dos jugadas
atrás.
22 gh4?
•••

18.Wc2!
Una jugada clave, que impide el enroque.
1s wts
•••

No 1 8 ... 0--0?, debido a 1 9.'\Wxg6. En conse­


cuencia, las negras se ven obligadas a situarse
a la defensiva.
19J:�ael .rids 20J;te2?!
La idea de doblar torres en la columna
abierta es muy lógica, pero 20.:B:e4 era una
forma de hacerlo más activa (Short). Por otra
parte, la concreta 20.hd5 :B:xd5 2 1 .ix.g7+ ! Tras una tenaz defensa, Oll finalmente se
Wxg7 22.�xe7 gxd4 23 .Wfc3 ghd8 24.füe l extravía. Jalifman sugiere 22 ... a5 como mejo­
podría ser aún más prometedora. En este final ra, y también parece posible 22 ... Wh7, prepa­
de piezas mayores, las blancas son mucho más rando ... :B:he8, con lo que las negras seguirían
activas y, además, su rey está más seguro. en la partida.
20 .i.f6 21.gfel
•• 23.i.xd5! cxd5
Quizá las negras habían planeado 23 . . . gxd5
24.ix.f6 gxe4 25 .'\Wxe4 gxf6, hasta que se die­
ron cuenta de que con 26.Wfe8+ Wg7 27.ge7
Wfxd4 28.h4 ! , las blancas ganarían (Jalifman).
24.gxh4 .bh4 25..Ac7 ges
O bien 25 ...ht2+ 26.Wxt2 Wfxd4+ 27.Wfl
:B:c8 28 ..ie5 ! , conservando las blancas el ma­
terial extra.
26.ge8+! gxe8 27..Axb6 axb6 28.Wfl
En este final, sus peones débiles del flanco
de dama no permiten a las negras construir
una fortaleza, de modo que las blancas ganan.
28 gas 29.Wb3 gds 30.We2 .if6 31.Wd3
•••

Wf8 32.Ba4
En vista de que seguiría 33 .'1Wa7, las negras
21 WgS!
.•• se rindieron.

1 22 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Restricción de piezas concretas 8.fxe5 lLJd5 9.lLJxd5
Lo más ambicioso, a fin de ganar algún
Como hemos visto en las partidas anterio­ espacio, antes de que las negras jueguen ... cS .
res, la restricción del enroque contrario ejercía 9 Wxd5 10.c4 Wd8 11.h3!
•••

un fuerte impacto sobre la lucha. Por el con­ Un método restrictivo típico, que deja al
trario, la restricción de una pieza determinada alfil de "c8" sin un buen destino. Se emplea en
tiende a ejercer un efecto más a largo plazo, y diferentes aperturas y, en realidad, ya lo he­
que puede hacer que el bando afectado sufra mos visto en las partidas Andersson - Portisch
hasta el mismo final. Comencemos con un (nº 6 1 , tomo 1) y Polugaievsky - Dorfman (nº
método básico de este tipo. 1 1 6). Por el contrario, tras 1 1 .0--0 i.g4, las ne­
gras tienen una tarea más fácil. Por ejemplo:
1 2.i.e4 c6 1 3 .h3 .ixf3 1 4.hO %Vb6, seguido
Partida 1 9 1
de ... �ad8 y, posiblemente de ... cs.
Radjabov - Torre 11 ...f6
Olimpiada de Calvia 2004 Una sensible ruptura. Es menos convincen­
Defensa Pire te 1 1 ...cS 1 2.dS \Wc7 1 3 .\We2 éiJb4 1 4.i.b l .
12.exf6 exf6 13.0--0 c6
t.e4 d6 2.d4 lLJf6 3.lLJc3 g6 4.f4 i.g7 s.tLJa Preparando ... éiJc7, a fin de incorporar al
0--0 6.i.d3 �a6 juego al caballo marginado. Después de
Una respuesta frecuente al Ataque Austría­ 1 3 ... cS 1 4.dS, o de 1 3 ... fS 14.i.c2, las blancas
co, con la que las negras preparan el avance también estarían ligeramente mejor, mientras
... es, sin obstruir al alfil de "c8". que a la flexible 1 3 ... !!e8 seguiría 1 4.'it?hl !?,
7.e5!? con idea de que si 14 ... fS, l S .i.gS .
Una opción agresiva. La línea principal es 14.i.f4 �c7
7.0--0 cS 8.dS i.g4, preparando ... éiJc7, ... �b8
y, si es posible, ... bS .
7 dxe5
•••

15.Wb3!
Otra jugada de desarrollo apropiada, con el
mérito adicional de seguir restringiendo al
Esta jugada y la siguiente constituyen una alfil de "c8".
fácil solución al problema del caballo amena­ 15 g;,h8 16J�adl �e6 17.i.e3 Bc7 18.�fel
••.

zado, pero también dejan a las blancas con un El blanco incorpora a la lucha la última pie­
peón extra en el centro. La retirada 7 lLJd7,
... za, y se dispone a responder a ... ltJf4 con ifl .
insistiendo en la idea ... cS, es más habitual en 18... �f4?!
la práctica. En esta casilla el caballo quedará expuesto.

RESTRICCIÓN 123
Era mejor 1 8 . . . lll g5 ! 1 9.lt'lh2 ! Wfg3 20.iihl , Partida 1 92
con sólo una ligera ventaja, Erenburg, que su­ Geller - Mecking
giere también 1 8.d5 ! ? en el turno anterior.
19..ifl b6? Interzonal de Palma de Mallorca 1 970
Con d5 en el aire, las negras deberían haber Apertura Española
tomado medidas profilácticas. Tras 1 9 ... gd8
20.d5 cxd5 2 1 .cxd5 Wfd6 22.gd4, las blancas En la partida anterior vimos cómo Radja­
siguen llevando la delantera (Erenburg), pero bov restringía con éxito al alfil contrario de
en la partida aún lograrán una mayor ventaja. casillas blancas, mientras que en esta partida
20.dS! Geller dirige su atención hacia el caballo de
La posición está finalmente madura para el dama. Por otra parte, la segunda mitad de la
plan idóneo, a saber, convertir la mayoría en partida nos enseñará mucho acerca de la res­
un peón pasado. tricción en general.
20... cxdS 21.cxdS Y!Yd6 22.Y!Yc4! 1.e4 e5 2.ltlt3 lüc6 3..ib5 a6 4.Aa4 ltlf6 5.0--0
Una continuación adecuada, que ataca el .ie7 6,gel b5 7.Ab3 d6 8.c3 0--0 9.b3 lüas
caballo y, al mismo tiempo, amenaza Wfc6. La Variante Chigorin, tan popular hoy co­
22 ... lübS? mo hace un siglo.
Pierde material, pero tras 22 ... g5 23 .Wfc6 10.Ac2 c5 ll.d4 Y!Yc7 12.�bd2 lüc6
Wfxc6 24.dxc6, el juego de las negras sería Actualmente, la continuación más popular
muy dificil, debido al peligroso peón pasado y es 12 ... cxd4 1 3 .cxd4 lüc6, con la que las ne­
a que las piezas blancas son más activas. gras se aseguran algún contrajuego por la co­
lumna "c". Esto ha hecho que las blancas eli­
jan con mayor frecuencia 1 2.d5, a fin de ce­
rrar el centro de inmediato.

13.d5 lüa5
El caballo regresa, pero el resto de la par­
tida nos mostrará los inconvenientes de esa
decisión. Es mucho más habitual 1 3 ... lüd8,
con el futuro plan ... lt'le8, ... g6, ... lüg7, ... f6 y
... lüf7, concebido por Rubinstein a principios
del siglo veinte.
14.b3!

23.g4! b5
Ya que 23 . . . lll g3 falla, por 24.if4, la suerte
de las negras queda prácticamente decidida.
24.Yfc6 Y!Yg3+
O 24 . . .Wfxc6 25.dxc6 lt'lg3 26 ..ic5 l:!g8
27.ixb5, etc. (Erenburg).
25..ig2 .ixg4 26..ifl Y!Yf4 27.bxg4 Y!Yxg4
28.Yfe6!
El resto es fácil.
28 fS 29.lüeS Y!Yg5 30.lüf7+ �hf7 31.Y!Yxf7
..•

b6 32.Y!Ye7 Y!Yg4 33.Yfb4!


Las negras se rindieron. Un buen ejemplo de jugada restrictiva. A

1 24 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
partir de ahora, la idea . . . c4 y ... tt:\b7-c5 se quizá 2 1 ...�h8 !?, seguido de . . . tt:\g8 y . . . g6,
contestará con b4! , explotando el hecho de parece más tenaz que la del texto, con alguna
que ya no es posible la captura al paso ... cxb3 . esperanza de reintegrar más tarde el caballo al
Por otra parte, el reagrupamiento con ... tt:\c4- modo de Rubinstein, con ... f6 y ... tt:\d8-f7.
b6 tampoco es posible. La inmediata 14.tt:\fl 22.exfS c3
crea menos preocupaciones a las negras, que
pueden responder 1 4 . . . tt:\c4 (o también 14 . . . c4,
y ... tt:\b7-c5 .)
14 .Ad7
••

Otra idea es 14 ... g6 !?, preparando ... tt:\h5,


analizada por Filippov.
15.�fl
Las blancas planean el temático ataque en
el flanco de rey.
1S �b7 16.�g3 c4 17.b4! gfc8?!
••.

Una jugada "colaboradora" . Con 1 7 . . .g6 las


negras podían haber complicado considerable­
mente el ataque de su rival. Por ejemplo:
1 8.tt:\h2 a5 1 9.ih6 füc8 20.°1Wf3 1'fa6 2 1 .a3
l:!ca8 22.tt:\f5 id8 ! , con una tensa lucha, como
en la partida M. Zufic - B. Lengyel, Budapest
23.�g4!
2002.
El cambio de caballos liberará para la torre
18.tt:\fS J.tll 19.�h2 as
la casilla "e4", desde donde impedirá la pro­
yectada ...'\Wc4 de las negras.
23 .Ae7 24.�xf6+ J.xf6 2S.ge4!
••

Antes de reanudar el ataque al enroque, las


blancas impiden 25 ...igS, así como un sacrifi-
cio posicional, con ... e4. De este modo, las ne-
gras se ven condenadas a una defensa pasiva.
2S Wd7 26.WO gc7 27.h4 We7
•••

Parando la amenaza g4-g5 .


28.g3 �d8?!
Como dice Geller, en "d8" el caballo sólo
tiene un destino: volver a "b7". Parece preferi­
ble 28 . . . l:!ac8, seguido de 29 ... l:!c4, aunque en
términos estratégicos la tarea de las negras
sigue siendo muy dificil, debido a su pasivo
caballo.
20.ge3! 29.a3
La torre se suma al ataque contra el en­ Esta jugada y las siguientes tratan de abrir
roque y también mira de reojo al sensible un segundo frente en el flanco de dama.
peón de "c3". 29 gcc8 30.gbl gc7 31.We2!
•••

20 axb4 21.cxb4 J.xfS?!


..• Mediante un ataque simultáneo a los peo­
Según Geller, las negras podían haber es­ nes de "b5" y "c3", las blancas tratan de des­
perado a realizar este cambio, y también dice viar a la dama negra de la diagonal "h4-d8", a
que doblar torres en la columna "a" no tendría fin de poder seguir luego con el avance g4.
mucho sentido, debido a a2-a3. En cualquier 31 gbs 32.gb3 tfd7 33.Wt3 J.e7 34.ge3
•••

caso, 2 1 . . .g6 22.l:!g3 �h8 23 .�h6 J.es, o Después de 34.l:!xc3 l:!xc3 35 .'\Wxc3 l'!c8

RESTRICCIÓN 1 25
obtendrían algún contrajuego, aunque míni­ Partida 1 93
mo. Suetin - Shamkovich
34 .Af6 35Jle4!
Campeonato de la URSS, Kiev 1 964
••

No, por supuesto, 35.�bxc3? �xc3 36.gxc3


e4. Defensa Escandinava
35...i.e7 36.g4! f6
Prácticamente forzado, en vista de la ame­ He aquí una partida más de los "viejos"
naza 37.g5, pero esto significará el final para tiempos, en la que, de nuevo, el caballo de da­
el peón de "c3", dado que el alfil ya no podrá ma negro cae víctima de una maniobra restric­
situarse en "f6". 36 ...i.xh4? fallaba, por 37.g5 . tiva.
37Jle3 l'¿Jf7 38Jlbxc3 gbc8 1.e4 d5 2.exd5 l'¿)f6 3.d4 �xd5 4.�fJ J,g4
4 ... g6 es otra posibilidad en esta línea de la
Escandinava, con sabor a Defensa Alekhine.
5.c4 �b6 6.c5 i.xfJ?!
Este temprano cambio concede a las blan­
cas una clara iniciativa. Hoy se prefiere la más
elástica 6 ... l'LJ6d7. Por ejemplo: 7.Wfb3 hf.3
8.Wfxf.3 l'¿jc6, con una lucha aguda.
7.Wxf3 l'¿)ds

39.i.e4!
Acabando así con la última esperanza de
contrajuego de las negras: ... e4, seguido de
... l'¿)es.
A partir de aquí, el peón de ventaja y el
potencial ofensivo de las blancas hacen que
ganar sea mera cuestión de tiempo.
39 .i.dS 40.i.d2 gc4 41.gxc4 gxc4
••

En caso de 4 l ...bxc4, Geller había prepara­ 8.WbJ!


do 42.gc3, seguido de .tb l -a2 y Wfe4, ase­ Provocando debilidades en casillas blancas
diando al peón de "c4". del flanco de dama enemigo. Un "castigo" de
42Jlc3 i.b6 43Jhc4 bxc4 44.gS fxg5 este tipo, con Wfb3, es bastante habitual en di­
45.hxgS J.d8 46.WhS c3 47.i.eJ! h6 versas aperturas en las que se produce un tem­
Con 47 ... l'LJh8 48.g6 h6, las negras podían prano desarrollo del alfil de dama negro, co­
haber evitado un asalto directo a su rey, pero mo la Defensa Eslava. Por el contrario, 8 ..ic4
eso habría sido muy cruel para el pobre ca­ c6 9.l'LJc3 e6 es menos peligroso para el negro.
ballo, que ya ha sufrido bastante en esta parti­ 8 b6
•••

da. La activa 8 ... l'LJc6? falla por 9.Wfxb7 l'LJxd4


48.f6! 1 0.Ab5+ l'LJxb5 l 1 .Wfc6+! (Suetin).
En vista de la línea 48 ... l'LJxg5 49.hg5 9.i.gS!
hxg5 50.Wfh7+, con rápido mate, las negras se Restringiendo el desarrollo del contrario
rindieron. (impide ... e6).

1 26 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
9 Yfd7
•.. pués de 1 7.@d2?! .ixe3+ 1 8.fxe3 @e7 1 9.ig2
Quizá se podía intentar 9 ... h6 1 0.ic4 c6 @d6 20.l3hfl tlJxc6 2 1 .l3xf7 fü8 ! , las negras
1 1 .ih.4 g5 1 2.ig3 e6, asumiendo un leve de­ se defenderían.
bilitamiento de la estructura en su flanco de 17 ixe3
•. 18.fxe3 Bxe3+ 19.@d2 Be6
rey, a cambio de agilizar el desarrollo. 20J�hfl !
10.�c3 e6 1 1.�xdS! Explotando el hecho de que ambas capturas
En este momento Suetin debe haber tenido en "c6" pierden material, las blancas incorpo­
ya en mente su fuerte 1 3ª jugada. De nuevo, ran la última pieza a la lucha. Era menos pre­
era menos prometedor l 1 .ic4 c6. ciso 20.ixd5? ! l3d6, seguido de . . . l3xd4+, y el
1 1 ...tfxdS caballo podría desarrollarse luego por "a6-c5".
O 1 l . . .exd5?! 12.0---0---0, seguido de l3el (+), 20 f6 21.JlfS! Jld6
•••

con fuerte iniciativa. O 2 1 .. .�xc6 22.gxd5+ @e7 23 .l3h5, etc.


12.YfxdS exdS 22.BxdS JlxdS 23.i.xdS

13.c6! Con un hábil juego, Suetin ha conseguido


Una jugada clave, que paraliza el ala de da­ cambiar las piezas activas de su oponente,
ma enemiga. Ahora, 1 3 . . . �xc6? fallaría, ob­ manteniendo vivo a su peón de "c6". En las
viamente, por 14.ib5 @d7 1 5.l3c l , de modo siguientes jugadas, las negras logran activar su
que las negras tendrán que desarrollar antes el torre, pero no así el caballo, cuya ausencia de
flanco opuesto. la batalla resultará funesta.
13 .i.e7 14.i.e3!
•• 23 ...@e7
1 4.ixe7? @xe7 1 5 .�k l @d6 y 1 4.i.f4?! 23 . . . �a6? fallaba por 24.ge l ! y 25.i.f7.
if6 eran inferiores (Suetin). 24ig2 �a6 25.a3!
14 ... @dS 15.Jlcl Jle8 16.g3! Una última jugada restrictiva contra el po­
Con 1 6 ..ie2 i.b4+ 1 7.@dl l3e6 1 8 .if.3 bre caballo.
l3xc6 1 9.hd5 l3xc l + 20.@xc l c6 2 1 .hf7, 25 Bd8 26.Bel + �d6?
.••

las blancas habrían alcanzado un final con un Situando al rey en una red de mate, pero
buen peón extra, pero Suetin aspira a más. tras 26 . . . @f8 27.@c3 !!e8 28.!!xe8+ @xe8
Ahora, la análoga; 1 6.g3 ib4+?! se contes­ 29.@c4 y 30.@d5, las negras también estarían
taría con 1 7.@e2 ! l3e6 1 8.ig2 l3xc6 1 9.l3xc6 perdidas, a causa de su ausente caballo.
tlJxc6 20.hd5 @d7 2 1 .l3c l , etc. 27.b4!
16 igS 17.i.g2!
•• Con la amenaza 38.d5 y 39.!!e6++.
La principal prioridad de las blancas es 27 bS 28.dS tlJcS 29.bxcS+ @xcS 30.Be7
.••

mantener en el tablero el peón de "c6". Des- Las negras se rindieron.

RESTRICCIÓN 1 27
Partida 1 94 ne sentido "amenazar" lll f5 para privarlas de
Milov - Kotronias su alfil "bueno".
9 aS?!
••.

Gibraltar 2009 De nuevo parece más apropiado 9 . . . c6, pre­


Defensa Nimzoindia parando ... b6, . . . a5, . . ..ia6, etc., pero las ne­
gras siguen con el plan proyectado.
En la partida que vamos a ver, las blancas, 10.bS!
con un inteligente juego de peones, consiguen El espacio que se gana con este avance
aislar de la lucha una torre y un alfil. tendrá un gran valor más adelante.
1.d4 �f6 2.c4 e6 3.�c3 Ab4 4.e3 0--0 10 eS 1 1.ie2
•••

s.�ge2 dS 6.a3 Ad6 Ahora resulta que 1 1 .lll f5 ? perdería un


peón tras 1 l . ..exd4 12.exd4 lll xc5 ! , de modo
que las blancas prosiguen con el desarrollo.
11 exd4 12.exd4 ges 13.0--0 b6
•••

Liberando "d6". En caso de 1 3 . . . lll f8 , las


blancas podrían jugar como en la partida con
1 4.f4 .
14.c6 �f'S

Una respuesta provocadora, con la que las


negras declaran que no les molesta el avance
c5 . Esta jugada se ha vuelto luego una alter­
nativa popular a la línea principal, 6 . . .li.e7.
7.cs i.e7 8.b4
Reforzar la cadena de peones no es algo
gratuito, pues las negras podrían jugar . . . b6 o
. . . a5 . Las negras preparan ... lll g6, ...li.d6, etc.,
8... �bd7 con alguna actividad en el flanco de rey. Sin
Las negras preparan el avance . . . e5, atacan­ embargo . . .
do la cadena enemiga. Sin embargo, la prác­ 1S.f4!
tica ha demostrado que, en esta línea concreta, Un jarro de agua fría para las negras. Su
el ataque al vértice de la cadena es más efi­ rival pretende jugar f5, que confinará al alfil
ciente. negro en "c8" e, indirectamente, a la torre de
Por ejemplo: 8 ... b6! 9.lll g3 c6 1 0 ..ie2 a5 ! "a8", muy restringida.
1 1 .l:!b l lll bd7 12.0---0 axb4 1 3 .axb4 li.a6, con 1S lll e6
•••

una aproximada igualdad, Bareev Kramnik,- Si las negras tratan de evitar ese escenario
Montecarlo (rápidas) 2003 . con 1 5 ... g6, entonces después de 1 6.f5 ixf5
9.�g3 1 7.lll xf5 gxf5 1 8.l:!xf5 lll g6 1 9 ..id3, queda­
También era posible 9.lll f4, y el caballo rían, de todas formas, claramente peor (Sher­
puede situarse, caso necesario, en "d3". Pero bakov).
como las negras parecen querer jugar ... e5, tie- 16.d;>bl

1 28 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
La inmediata 1 6.f5? fallaba, obviamente,
por 1 6 . . . tll xd4.
16 lbe4
•..

De otro modo, las negras quedarían asfi­


xiadas con f5.
17.lbcxe4 dxe4 18.Ae3
No 1 8.dS lbd4 ! ?, con innecesarias compli­
caciones.
18 ..tf6
.•

25.h3
Otra buena opción era 25.i!dl . Pero el blan­
co no tiene prisa y antes que nada erradican
eventuales sorpresas en la primera fila.
2S ..tc3
••

Después de 25 ... mh8 26.tll e4 g6 27.Bh6, el


ataque blanco también es decisivo. Por ejem­
plo: 27 ...i.g7 (27 ...i.xfS 28.tll g S) 28.°%Vxg7+!
@xg7 29.f6+ (Sherbakov).
19.fS! 26.ge4! Bf6 21.gtxeJ
Las blancas se atienen a su plan, sin mo­
lestarse por el peón de "d4".
19 lbxd4 20..i.c4 a4
••.

La profiláctica 20 ... i!f8 puede replicarse


con 2 1 .i!c l mh8 22.YMe l °%Ve7 23 .°%Vt2 '%Ves
24.i!cdl i!d8 25.i!d2, preparando füd l , y "las
negras están indefensas, porque están jugando
con dos piezas menos" (Sherbakov).
2t.Bh5 Be7

Ver el diagrama siguiente

22..ixd4!
El juego de Milov en esta partida es muy
lógico, y nos enseña algo acerca de las prio­
ridades en ajedrez. Hace tres jugadas restringir
las fuerzas contrarias justificaba la entrega de Con la inevitable amenaza 28.i!e8+. El res­
un peón, mientras que ahora no duda en ceder to es pura agonía para las negras.
la pareja de alfiles para eliminar la pieza más 27 ... g6 28.fxg6 @f8
activa de su rival. 22.i!adl tll c2 era menos 28 . . . hxg6 29.l'!e8+ y mate, y 28 . . .'%Vxg6 fa­
convincente. lla por 29.i!xc3 .
22 .ixd4 23.gael e3 24.gf4! gd8
•• 29.gxt7
O 24 ...i.c3 25.i!e4 he l 26.Bxf7+! , etc. Las negras se rindieron.

RESTRICCIÓN 1 29
Otros métodos de restricción ferente. Después de 9.h3 .ih5 1 0 ..id3?! °1Wd5 !
1 l .f3 e6, seguido de ...id6, las negras incluso
En ajedrez el número de métodos restric­ quedaron un poco mejor, Szymanski - De­
tivos posibles es ilimitado, lo mismo que el viatkin, Varsovia (rápidas) 2005 .
número de planes posibles. En las dos partidas 9 .ib5
••

siguientes veremos métodos de naturaleza más Anticipándose a un posible �g3, aunque


defensiva. 9 . . . e6 1 0.�g3 Yfd5 ! también parece bueno.
Veamos: 1 l .h3 .ih5 1 2.�xh5 Yfxh5 1 3 .ie2
V9g6, con un juego sólido de las negras.
Partida 1 95
10.�f4 .ig6 1 1.�xg6
Ardeleanu - Zelcic Después de 1 1 .Bh3 Bc7 12.tll xg6 hxg6
Schwarzach 2005 1 3 .g3 e6 14.if4 Bb6, las negras han quedado
Defensa Caro Kann bien en la práctica.
1 1 ... bxg6 12.if4
1.e4 c6 2.�c3 d5 3.tft'3!? dxe4 Como en la partida nº 1 90 (Short - Oll), las
Ante una línea marginal, Zelcic opta por blancas se apresuran a impedir el típico esque­
una estructura de peones típica de la Caro­ ma de su rival con . . .Bc7 y . . . id6.
Kann . Tanto 3 ... tll f6 como 3 . . . e6 son igua­ 12 ... e6 t3.Bh3 .id6!
mente posibles, mientras que 3 ... d4 4.ic4 !
probablemente sea favorable a las blancas.
4.�xe4 �d7 5.d4 �gf6 6.c3
Después de 6.ic4 �b6 ! 7.tll xf6+ gxf6
8.ib3 V9xd4, las blancas podrían no tener
compensación suficiente por el peón.
6... �xe4 7.tfxe4 �f6 8.Yfc2

Aunque 1 3 ...Bb6 no tiene nada de malo, la


textual es más ambiciosa.
14.ixd6 9xd6 15.g3
Después de los movimientos 1 5 .Bxb7 :ab8
1 6.Bxa7 :axb2, las activas piezas negras y el
expuesto rey contrario compensarían sobrada­
mente el peón.
8.. .ig4! 15 ...0-0-0 16.ig2 !!!! b 5!
Las negras se aseguran un puesto activo pa­ 16 . . . e5 1 7 .0--0--0 ! era menos prometedor.
ra el alfil y, lo que es más importante, dificul­ Con la textual Zelcic se apodera de la quinta
tan el desarrollo tll g l -f3 . Es curioso que Pe­ fila, y se dispone a responder a 1 7.0--0--0 con
trosian ya había jugado así en la década de los 1 7 ... tll g4, lo que explica el movimiento si­
sesenta. guiente.
9.�e2 17.b3 !!!!f5 !
El caballo debe contentarse con una ruta di- Frustrando de nuevo el 0--0--0 .

1 30 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
18.gfl? Partida 1 96
Una desafortunada defensa de " t2 " . Se re­ Sveshnikov - Rytshagov
quería 1 8 .Wfc2.
Tallin (rápidas) 2002
18 ges+!
.••

Explotando el motivo táctico 1 9.dxe5? Defensa Siciliana


Wfd2++, Zelcic quita a las blancas el derecho a
enrocar, de modo similar a 9 ..ib5+ en la par­ 1.e4 c5 2.c3 lLif6 3.e5 lLid5 4.lLitJ lLic6 5ic4
tida entre Yusupov y Wedberg (nº 1 86). lLib6 6ib3
19.<i>d2 gb5 20.'Bc2 e5
Por supuesto. Ahora las blancas parecen es­
tar completamente perdidas, pero Ardeleanu
encuentra la única defensa sensible.
21.gadl! exd4 22.ci>cl d3 23.'Bd2
No puede evitarse la pérdida de un peón,
pero, tras el enroque manual, al menos el rey
estará un poco más seguro.
23 'Be6
•••

23 . . . c5, preparando ... c4, era una interesan­


te alternativa.
24.b3 ges 25.gfel lLie4 26ixe4 gxe4
27.gxe4 'Bxe4 28.'Be3

6 d6
•••

La dinámica 6 ... c4 7 ..ic2 Wfc7 8.Wfe2 g5 ! es


otra opción en esta importante línea de la
Siciliana Alapin.
7.exd6 'Bxd6 8.0--0
Actualmente, 8.lLia3 .ie6 9.d4 es una op­
ción más popular, y ahora a 9 ... cxd4 sigue
1 0.lLib5 Wfd7 1 1 .he6 Wfxe6+ 1 2 ..ie3 ! y luego
lLibxd4, con ventaja en desarrollo.
8 ie6
.•

Una idea típica en esta línea, para cambiar


el alfil contrario.
9.lLia3
28 'Bxe3+?
••• La Alapin tiene su propia lógica y esta rara
Este cambio concede a las blancas razona­ jugada es importante en varias líneas. La tó­
bles posibilidades de tablas en el final de pica 9.he6?! Wfxe6 1 0.�e l no ofrece gran
torres. cosa después de 1 0 ...Wfd7, seguido de . . . e6.
Con 28 ...Wff5 ! , las negras habrían conser­ 9 ixb3 10.axb3
••

vado una clara superioridad, ya que si ahora


29.Wfxa7?, entonces 29 ...Wfe5 ! ganaría en el Ver el diagrama siguiente
acto.
29.fxe3 gd5 30.ci>d2 grs 31.ci>xd3 go Si 1 0.Wfxb3, las negras pueden seguir como
32.ggl en la partida.
Las blancas están peor, pero lograron ta­ 10 'Bd3!
•••

blas. Un conocido método de restricción, que se

RESTRICCIÓN 1 3 1
remonta a la partida Paulsen - Morphy, Nueva cas seguramente debían haber intentado 1 8 .b5,
York 1 857 (68 partida del match). Las negras ganando algún espacio, ya que su jugada si­
obstruyen el peón "d" blanco, al menos por el guiente tiene una laguna táctica.
momento, y también evitan el molesto salto 18.bxcS?
del caballo blanco a "b5" o "c4". Por el con­ Las negras toman la iniciativa, explotando
trario, a 1 0 ... e6 seguiría 1 l .d4 ! cxd4 12.lll b5 el hecho de que 1 9.d4? no vale por 1 9 ... lll xd4.
YHd7 1 3 ..if4! lll d5 1 4 ..ig3 ges ( 1 4 ... a6? 18 ..ixcS! 19.gel
••

1 5 .c4, ganando una pieza) 1 5 .lll bxd4 lll xd4


1 6.YHxd4 f6 1 7.füd l ! .ic5 1 8.\!He4, con clara
ventaja blanca (Rogozenko).

19 eS?!
.••

Las negras omiten aquí 1 9 . . . lll e5 ! 20.\!Hxd7


lll x f3+ 2 1 .gxf3 gxd7, con un final favorable,
llJ�el o incluso 19 . . .YHd3 ! ?, que repetiría nuestro te­
O 1 1 .lll e l \!Hd7 ! 12.lll c4 lll xc4 1 3 .bxc4 e6, ma principal. Las blancas están a tiempo de
con juego similar a la partida. simplificar la posición.
11 ... e6 12.ge3 1'd7 20.i.a3 .ixa3 21.9xa3 gfe8 22.d4!
En sus últimas jugadas, las negras llevaron
la dama a una casilla más segura ("d7") y, con
... e6, dieron un paso más hacia completar el
desarrollo. Por otra parte, la jugada de torre a
"e3" no ha mejorado sustancialmente la posi­
ción blanca.
13.lll c4 lll xc4 14.bxc4 �M8
Rogozenko sugiere también 14 ....ie7 !?, y
tras 1 5.d4 ( 1 5 .\!Ha4 0-0 1 6.gb l , copiando el
juego de Sveshnikov, podría replicarse con
1 6 . . .\!Hd6) 1 5 ... gd8 1 6.gd3 cxd4 l 7.cxd4 0-0 ,

la posición es muy buena para las negras.


15.Ba4
En lugar de 1 5 .d4 .ie7, con juego similar a
la nota anterior, Sveshnikov prepara b4.
15 .i.e7 16J�bl 0--0 17.b4 b6
••

Aún era más sencillo 1 7 . . .cxb4 1 8 .cxb4 Los jugadores acordaron tablas en vista de
lll e 5 ! 1 9.b5 tll x f3+ 20.gxf3 i.c5, con igualdad la línea 22 . . .exd4 23 .cxd4 gxe l + 24.gxe l
(Rogozenko ). Después de la textual, las blan- lll xd4 25.lll xd4 Wfxd4 26.Wfxa7 Wfxc4.

1 32 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 97 10 Wd7 l l.�xe4 i.xe4
•••

Keres Schmid
-
O bien 1 l .. .dxe4 12.lll g5 ! , ganando peón,
ya que si 12 . . .Wfd5?, 1 3 .c4. Después de la tex­
Bamberg 1 968
tual, 1 1 . ..he4, las negras quizá esperasen
Defensa Siciliana 12.lll d4? ! ( 1 2.lll g 5?! .if5, seguido de ... e6)
1 2 . . . c5, pero Keres tenía preparada una jugada
l.d4 es 2.e4 cxd4 3.�fJ mucho más fuerte.
3 ... d6, 3 ... e6 y 3 ... �c6 deben conducir a 12.e6!
una Siciliana estándar. Schmid, sin embargo,
opta por una jugada más ambiciosa.
3... �f6 4.es �e4
La clave de las negras: el caballo se instala
en una buena casilla central, y en caso de
5 .lll xd4?, seguiría 5 . . .W/a5+.
s.Wfxd4 dS 6.�bd2
También se ha jugado 6.exd6 lll xd6 7 ..if4
lll c6 8.Wfd2, con una ligera iniciativa.
6... lll c6 7..ibS .ifS

Una jugada clave. A costa de un simple


peón, las blancas interfieren en el desarrollo
de su rival y fuerzan un cambio de piezas me­
nores en "e4", que abrirá la columna "d", a
favor del bando mejor desarrollado. Este tipo
de sacrificio e5-e6 se produce en diversas
líneas de apertura. Por ejemplo:
Defensa Alekhine: 1 .e4 lll f6 2.e5 lll d5 3 .d4
d6 4.ll:if3 lll c6 5.c4 lll b6 6.e6.
Defensa Siciliana, Variante Rossolimo:
Al estilo de la Caro-Kann, Schmid activa l .e4 c5 2.lll f3 lll c6 3 ..ib5 d6 4.0-0 id7 5 .l"'!e l
su alfil de dama, antes de cerrar la cadena de lll f6 6.c3 a6 7.ifl .ig4 8.d4 cxd4 9.cxd4 d5
peones con . . . e6. l 0.e5 lll g8 (o l 0 ... lll d7) 1 l .e6.
8.0--0 a6? Gambito de Dama Aceptado: 1 .d4 d5
Demasiado ambicioso. Las negras debían 2.lll f3 ll:if6 3.c4 dxc4 4.�c3 a6 5.e4 b5 6.e5
haber dado prioridad al desarrollo, antes que a lll d5 7.a4 ib7 8.e6.
la pareja de alfiles. Se requería 8 ... e6. Por Defensa Grünfeld: l .d4 lll f6 2.c4 g6 3 .lll c3
ejemplo: 9.Wfa4 Wfb6 l 0.lll xe4 (de otro modo, d5 4.ll:if3 ig7 5 .Wfb3 dxc4 6.Wfxc4 0-0 7.e4
sería posible l 0 ... lll c 5) l 0 . . .he4 l 1 .lll d4 �k8 a6 8.e5 b5 9.Wfb3 lll fd7 l 0.e6.
12.J.e3 .ic5 1 3 .c3 a6! 14 ..ixc6+ bxc6 1 5 .b4 En ocasiones, incluso las negras pueden
.ixd4 1 6 ..ixd4 Wlb5 ! , con una aproximada realizarlo, como por ejemplo:
igualdad. Defensa India de Rey: l .d4 lll f6 2.c4 g6
9..ixc6+ bxc6 10.Wa4! 3 .g3 ig7 4.ig2 0-0 5 .lll f3 d6 6.0-0 lll bd7
Keres se apresura a explotar su ventaja en 9.�dl e4 1 0.lll d2 (o l 0.lll g 5) l 0 ... e3 .
desarrollo. 12 Wxe6
..•

RESTRICCIÓN 1 33
O 1 2 . . . fxe6 1 3 .tlJeS YMb7 1 4.!!e l YMb5
1 5.!!xe4! ? dxe4 1 6.Wfxe4, con amplia com­
pensación por la calidad.
13.�gS °f!Yg6?!
Desplazando a la dama de su vulnerable
flanco. Tras 1 3 . . .Wfd7 14.�xe4 dxe4 1 5.i.f4 !
e 6 1 6.!!ad l YMb7 1 7.Wfxe4 i.e7 1 8.fül3 , la
ventaja blanca es indiscutible, pero en la parti­
da las negras sufrirán aún mayores problemas.
14.�xe4 dxe4 15.Af4! f5
Las negras se aferran al peón de "e4" y, al
mismo tiempo, habilitan la casilla "f7" para su
rey, una idea que las blancas impiden con su
jugada siguiente.
16.°f!Yc4! c5!? 17.gadl !
Prosigue la movilización de piezas. Por el
contrario, si l 7.Wfxc5? ! Wfe6, seguido del 23.gxd8+! Jbd8 24.°f!Yxg7 gf8
l 8 . . . g6 o l 8 . . . gg8, las negras tendrían alguna Obviamente, 24 . . .Wfd4+? fallaba debido a
esperanza de poder concluir su desarrollo. 25 .Wfxd4 !!xd4 26.ies.
17 °f!Yc6
•••
25.Axh6 °f!Yd4+
Única. Si 25 ... !!f7, 26.Wfg8+ @e7 27.i.gS+.
26.°f!Yxd4 gxd4 27.c3 gd6 28.Axf8 @xf8
29.gel !

18.f3!
Un golpe decisivo. Tan pronto como la se­
gunda torre se incorpore a la lucha, las negras
estarán sentenciadas. Restringiendo a la torre negra. Con dos
18 b6
••• peones de ventaja, Keres ganó fácilmente el
1 8 . . . exf3 1 9.gxf3 sólo ayuda a las blancas, final de torres, después de 29 ... @n 30.@f2
mientras que a l 8 . . . e6 Keres había preparado @f6 3 l .@e2 e5 32.�dl !!b6 33 .b3 @g5 34.c4
la respuesta 1 9.gd6 ! Ld6 20.Wfxe6+ @d8 @f4 35 .!!d3 !!h6 36.!!h3 !!g6 37.gh4+ @gs
2 1 .!!d l , con un ataque mortífero. 38.g3 a5 39.c5 e4 40.@e3 ggg 4 1 .fü4 !!d8
19.fxe4 °f!Yxe4 20.°f!YxcS e6 42.h4+ @f6 43 .g4 !!d3+ 44.@e2 @es
O bien 20 . . . eS 2 l .Wfc7 ! , apuntando a "d7", 45 .!!xf5+ @d4 46.g5 !!e3+ 47.@fl gh3 48.c6
como en la partida. !!xh4 49.g6 e3 50.g7 gh l + 5 1 .@e2 !!h2+
21.°f!Yc7 i.e7 22.gd7 i.d8 52.@e l . Las negras se rindieron.

1 34 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 1 98
Nijboer - Hector
Wijk aan Zee 2003
Apertura Española

1.e4 e5 2.�t3 �c6 3.Ab5 .ic5


Una de las más antiguas variantes de la
Apertura Española, que a veces empleó Stei­
nitz en su tiempo.
4.c3 .ib6
4 ... tll f6 y la aguda 4 ... f5 son alternativas
más populares.
5.d4 exd4 6.cxd4 �ce7
Preparando ... c6 y . . . d5, una idea que las
blancas impiden con su jugada siguiente.
11 �g4?
7.d5! �f6
.••

Preparando ... f6 para deshacer la molesta


A 7 ... c6 8.i.a4 d6 9.tll c3 tll f6 10.i.g5, y las
clavada, pero esto hará vulnerable al enroque
blancas tienen un juego más activo. negro. Además, no contribuye a resolver el
8.�c3 a6 9.Aa4! problema de las piezas del flanco de dama.
La casilla de retirada correcta, para impedir Nijboer indica 1 l . . .d5 1 2.ixf6 gxf6 1 3 .exd5
. . . d6. d6 1 4.0--0, con clara ventaja blanca, pero aun
9 . 0--0
. .
así las negras tendrían mucha más actividad
que en la partida, por ejemplo, con 1 4 . . . 'it>h8 y
1 5 ... !!g8.
12.0--0 f6 13.Af4 �e5 14Jkl
Las blancas siguen ignorando al peón de
"d6" y movilizan las demás piezas.
14 .Ac7 15.�d5 �7c6
••

O 1 5 . . . tll xd5 16 ..ib3 ! , seguido de .ixd5


(Wedberg).
16.�xc7 Wfxc7 17.�d4!
Mediante la amenaza 1 8.llJfS, las blancas
provocan un nuevo debilitamiento del enroque
negro.
17 g6 18.Ah6 :Se8 19.Ab3+ �t7
•..

Ver el diagrama siguiente


En este momento, 9 ... 0--0 1 0.0--0 ( 1 0.i.g5
tll g6, seguido de ...h7-h6) 10 ... d6 sería bueno Esto parece torpe, pero 1 9 ... 'it>h8 fallaba
para las negras, pero Nijboer tenía preparada debido a 20.f4 ! Wfb6 2 1 .fxe5 dxe5 (2 1 . ..lDxd4
una jugada más fuerte. 22.exf6!) 22.!!xf6, con consecuencias fatales.
10.d6! 20.�fS!
Un avance clave, que obstruye seriamente Un fuerte sacrificio, motivado por el hecho
el desarrollo del flanco de dama. de que las negras siguen jugando sin una torre
10 cxd6 1 1.Ag5
••• y un alfil.
Obviamente, 1 l .Wfxd6? i.c7 y 12 ... d5 no 20 �e6
•••

era la intención de las blancas. Prácticamente forzado, ya que si 20 ... gxf5

RESTRICCIÓN 1 3 5
2 1 .exf5, seguido de 22.Wfh.5 sería terminal. Restricción de planes

Por último, veamos dos obras maestras po­


sicionales, a cargo de Karpov y Petrosian, en
las que tienen lugar los tres tipos de restric­
ción mencionados al comienzo de este capí­
tulo con énfasis en la prevención de los pla­
nes enemigos.

Partida 1 99
Karpov - Smyslov
Cto. de la URSS por equipos 1 972
Defensa Petrov

l.e4 e5 2.lll t3 lll f6 3.lll xe5 d6 4.lll t3 lll xe4


21.i.f4 5.d4 J.e7 6.i.d3 lll f6
Ahora las negras no tienen más remedio Jugada pasiva. La línea principal en la
que aceptar el regalo. Petrov es 6 ... d5, o en la jugada anterior.
21 gxf5 22.exf5 cbf8
•••
7.h3!
Capitulación prematura, pero si 22 ... !!e7,
23 .Wg4+, con ataque decisivo. Por ejemplo:
23 . . . i>h8 (23 ... i>f8 24.i.xf7 �xf7 25.ih6+
i>e7 26.füe l +) 24.Wfh.4 lll g5 (24 ... i>g7
25.�c3 !) 25 .i.xgS fxg5 26.Wfh.6! %id8 27.f6.
23.fxe6 dxe6 24.Bb5 c!üfe5

Una jugada restrictiva, en relación con el


alfil de "c8", que ya hemos visto en la partida
Radjabov - Torre (nº 1 9 1 ).
7 ... 0--0 8.0--0 c5?!
Este avance no contribuye demasiado a la
posición negra e incluso podría dar su estruc­
tura de peones. Una elección más sólida era
25JUdl! 8 .. J'!e8, seguido de ... lll bd7-f8.
La última pieza se suma a la fiesta, impi­ 9.lll c3 lll c6 10.�el
diendo que el negro consolide con 25 . . . Wf7. Las blancas mantienen la tensión central,
25... dS 26.i.xe5 fxe5 27J�c3 cbe7 28.i.xd5! conscientes de que después de 1 0 ... cxd4?!
En vista de 28 ... exd5 29.Wxh7+, seguido l 1 .lll b5 y 12.lll bxd4, las negras no tendrían
de 30.!!xd5+, las negras se rindieron. suficiente actividad para compensar el peón

136 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


"d" aislado en "d6". Por otro lado, 1 0.d5?! importante cuántas menos piezas queden en el
llJb4 l l ..tc4 .tf5 era menos prometedor. tablero. En este sentido, parece preferible
10 a6
••• 14 ... llJb5 ! ?, para llevarlo a "c7", ahora que
1 5 .llJa4 no da resultado, por 1 5 . . .Y!Yxa5 .
15..if4 .if8 16.gxeS
Obviamente, 1 6.Y!Yd2 gxe l 1 7.gxe l ? falla­
ba por 1 7 ...Y!Yxa5 .
16 WxeS 17..ih2 fi'dS 1S.tüd2 Wc7
•••

Una medida profiláctica contra la inminen­


te 1 9.llJc4, pero Karpov tiene otros planes.
19.tüde4!
Cambiando la pieza más activa del con­
trario, coherente con el comentario a la 1 4ª
jugada de las negras.
19 tüxe4 20.tüxe4 Af5 21.tüd2 ges 22.c3
•••

Al ver que las negras no pueden hacer gran


cosa, las blancas se toman su tiempo.
22 Bds 23.'ffb3 Bd7
•.•

Las negras preparan ... b5, una idea que


Karpov impedirá enérgicamente con sus pró­
ximas jugadas.
11.dS!
Primero, el caballo debe ser desalojado de
"c6", ya que la inmediata l l .a4?! permite la
molesta l l . ..llJb4.
1 1 tüa7?!
•••

En esta casilla el caballo será un problema


durante el resto de la partida. Era más activo
l 1 .. .lDb4, aunque tras 1 2 ..tfl .if5 1 3 .ge2 a5
(triste necesidad, ante la amenaza 1 4.a3)
14 ..if4 ges 1 5 .a3 llJa6 1 6.llJd2, para seguir
con llJc4, las blancas tendrían, de todos mo­
dos, una satisfactoria ventaja.
12.a4! Ad7 13.aS! ges 24.c4!
O 13 ... llJb5 1 4.llJa4! (apoderándose de la Después de 24.llJc4 llJc8, las blancas no
casilla "b6" y haciendo inútil al caballo de pueden realmente progresar en el flanco de
"b5"). Ahora no es posible mover 14 ...Wfxa5? dama, y el problemático caballo negro estaría
( 1 4 . . . llJxd5? 1 5 .c4) por 1 5.gxe7. cumpliendo ahora una buena labor defensiva
14..in en "c8", protegiendo las casillas "d6" y "b6".
Esta jugada y las siguientes con el otro alfil Con la textual, Karpov prepara una ruptura en
son típicas de la presente estructura. En "fl " y el flanco de dama, una idea que resultará evi­
"h2" los alfiles son activos y, al mismo tiem­ dente algunas jugadas después.
po, están a salvo de ataques enemigos. 24 tücs 25.g4!
••.

14... h6 Un útil preludio a la jugada que sigue,


Smyslov quiere jugar 1 5 . . .if8, a fin de
. incrementando el control de las blancas sobre
cambiar torres, y primero impide una molesta las casillas de su color, y dándole al rey una
clavada con Ag5 . Lamentablemente, su pro­ casilla de escape por "g2".
blema con el caballo de dama resultará más 25 ..ih7
••

RESTRICCIÓN 137
Preparando la maniobra . . . lll e7-g6-f4, pero
esta idea podrá ser neutralizada por la fuerte
jugada que Karpov realiza a continuación. Era
mejor 33 ...V!!e7 34.lll d4 Vf!c7, adoptando un
compás de espera. O bien 33 . . . b6, para tratar
de mejorar la posición del caballo, pero con
34.�a4 ! , las blancas conservarían la ventaja.
34.Bd4!
Con esta sencilla jugada las blancas podrán
responder a 34 ... lll e7? con 35.V!!b6 ! , ganando
un peón y, al mismo tiempo, forzando el cam­
bio de damas. Así, Smyslov se ve reducido a
una defensa pasiva, que habría resultado más
eficaz con el peón "g" en "g6".
34 Be7
.••

34 . . . lll e7? 35.V!!b6 !


26.Ad3! 3S.lLld2 gel 36.ftb3 fte2 37.<bf3! fteS
Las negras deben aceptar el cambio, ya que La torre se retira por la amenaza 38.lll e4.
26 . . . f5?! 27.Vf!c2 les sería desfavorable. 38.fte3 f6
26 .Axd3 27.fi'xd3 g6 28.gbl!
••
Tras 38 ... �xe3+? ! 39.fxe3 ! , y 40.lll e4, el
Finalmente, l a torre ha podido situarse en caballo negro queda paralizado en "d7".
"b 1 ", y ahora no podrá impedirse b4, abriendo 39.lLle4 <bg7 40.<bg2!
camino hacia el peón retrasado de "b7". Amenaza 4 1 .lLlg3 l'3xe3 42.lll f5 +. Otra idea
28 .Ag7 29.b4 cxb4 30.gxb4 Bc7 31.lLlb3
••
era 40.lll g3 �xe3+ 4 1 .fxe3, y 42.lll f5(+).
Protege el peón de "a5 " y, al mismo tiem­ 40...Bc7?
po, impide . . .V!!c 5. Por cierto que al jugar b4 Esto pierde en el acto, aunque después de
las blancas debían considerar si el caballo ne­ 40 . . . 'it>g8 4 1 .lll g3, dirigiéndose a "f5", la tarea
gro podía o no llegar a la casilla "c5". de las negras resultaría muy dificil.(o incluso
31. . ..tes 4 1 .'it>fl !?, con idea de 'it>e2-d3 y fü3).
La tentativa liberadora 3 1 . . .b6? fallaba por
32.axb6 lll xb6 33 .c5 ! , de modo que Smyslov
opta por cambiar el fuerte alfil de "h2".
32.AxeS gxeS 33.<bg2 gS?

41.ftf3! bS 42.axb6
Si 42 . . .V!!xb6 (42 ... lll xb6 43 .lll x f6, para ju­
gar a "e8") 43.V!!xb6 lll xb6 44.lll xd6, con un
final desesperado, las negras se rindieron.

1 38 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 200 El primer paso para una futura expansión
Petrosian - Gufeld en el flanco de dama, con b4.
11 �hS
•••

Cto. de la URSS, Moscú 1 96 1


Defensa India de Rey

1.c4 g6 2.d4 J.g7 3.�c3 �f6 4.e4 0--0 s.J.gs


d6 6.'t!Yd2

Con su última jugada las negras mostraron


sus intenciones de jugar ... f5, contra cuya rup­
tura Petrosian encuentra un sutil antídoto.
12.fJ!
Las blancas bosquejan así la idea de con­
A primera vista, las blancas parecen pre­ trolar el flanco de rey con g4 y �g3 y, lo que
parar un ataque en el flanco de rey, con .ih6 y es más importante, se disponen a responder a
h4-h5, pero la idea subyacente en este esque­ 1 2 ... f5 con 1 3 .exf5 gxf5 14.Wfc2 ! , con un mo­
ma es muy diferente: restringir el típico con­ lesto ataque a "f5", ahora que f3 impide la res­
trajuego de las negras (con ... e5, ... �h5, ... f5, puesta 14 ... e4. Por el contrario, 1 2 ..ie7 ges
etc.), ahora que el alfil de "g5" no puede ser 1 3 .hd6? fallaba por 13 ...Wfb6 (ChessBase).
expulsado fácilmente. Por cierto que si las ne­ 12 .J.f6
••

gras hubiesen jugado 5 ... h6, entonces, después Gufeld evacua "g7" para el caballo, antici­
de 6.ie3, seguido de f3 y Wfd2, con el ataque pándose al avance g4, pero ahora sus piezas
a "h6" las blancas ganarían tiempo para su de­ del flanco de rey no quedan bien situadas.
sarrollo. Quizá fuese más prometedor 12 ...Wfc7 !? a
6... cs 1 3 .g4 ( 1 3 .'it>h l ! ?) 1 3 ... �hf6 14.�g3 podría
Una reacción natural, que lleva el juego ha­ seguir 14 ...b5 ! 1 5.cxb5 c4, recuperando el
cia posiciones de la Benoni o el Gambito Ben­ peón a la jugada siguiente, con algún contra­
ko, según las preferencias de las negras. juego. Es probable que Petrosian no hubiese
7.dS Y!YaS jugado de forma tan directa, prefiriendo tal
7 . . . e6 y 7 ... b5 son opciones más populares, vez alguna otra jugada útil, como 1 3 .'it>h l ! ?,
conforme al comentario anterior. esperando a ver cómo seguirían las negras.
8.J.d3 a6 9.�ge2 eS?! 13.J.h6 �g7 14.g3!
Este cierre del centro dejará a las negras No hay prisa. Las blancas mantienen la op­
con pocas posibilidades de contrajuego. Un ción g3-g4 y también se reservan la ruptura f4,
enfoque más moderno es 9 ... b5, al estilo del según cómo jueguen las negras.
Gambito Benko, o bien antes la flexible 14...�bs 1s.mbu
9 . . . �bd7. Otra jugada restrictiva, o profiláctica si lo
10.0--0 �bd7 ll.a3 prefiere. Con su rey a salvo de eventuales ja-

RESTRICCIÓN 1 39
ques en la diagonal "gl -a7", las blancas se 22 ... fxe4 23 .tLixe4 ! ? l:!xf3 24.gb6 tLif5 25 .ig5
disponen a responder a la proyectada 1 5 ... b5 daría a las blancas una fuerte iniciativa.
con 1 5 .<iih l b5 1 6.cxb5 axb5 1 7.b4! , y si 23.!!b6! i.d6
ahora 1 7 ... cxb4 1 8.axb4 Wfxb4? 1 9.ie3 ! , En vista de líneas como 23 ... tlJd7? 24.d6 !
seguido de 20.füb l , cazando a la dama negra, hd6 25.tlJd5, las negras deciden bloquear el
mientras que 1 7 ...Wfa6 1 8 .tLixb5 ! gana un peón "d".
peón, puesto que a 1 8 ... gxb5? seguiría 1 9.a4. 24..lh6 !!f7
Por el contrario, el avance 1 5.a4? ! sería menos Desclavando el caballo, para permitir un
flexible. ulterior ... tlJf5. Si 24 ... fxe4 25.tlJxe4 tlJxe4
15...ffc7 26.he4 gn, en el mismo espíritu, entonces
27.g4 ! , mientras que no está claro qué consi­
guen las negras con 24 ... tlJd7 25.g6b2 .
25.�gl
Las blancas preparan así tlJh3-g5 . También
era interesante la profiláctica 25.cii g2 fxe4
26.i.xg7+! (impide ... tlJf5) 26 ... ®xg7 27.tlJxe4
tLixe4 28.he4, con idea de tLic3, id3 y tlJe4,
con una satisfactoria ventaja.
25 f4?
•••

Un ataque suicida. Se requería 25 ... fxe4,


aunque tras 26.tlJxe4 tlJxe4 27.he4 tlJf5
28.tlJh3 ! , las blancas mantienen la iniciativa.
26.gxf4 �d7
Quizá Gufeld omitió algo en la línea de
juego 26 ... exf4 27.!%xd6! Wfxd6 28.i.xf4 tlJxe4
29.hd6 tlJxd2 30.i.xb8 tlJxb l 3 1 .ix.b l , con
16.b3!
una gran ventaja de las blancas en el final.
Impidiendo la idea 1 6 ... b5 1 7.cxb5 c4. En
consecuencia, las negras deben olvidarse del 27.fxe5! .lxe5
contrajuego en el flanco de dama, y ahora En este momento, las negras quizá espera­
vuelven su atención al flanco opuesto. ban 28.g6b3 tlJh5 ! , con juego por casillas os­
16 ..le7 17J�abl mh8
••
curas, a cambio del peón. Sin embargo ...
Como hace algunas jugadas, l 7 ... f5?! se re­ 28.!!e6!
plicaría con fuerza con 1 8.exf5 gxf5 1 9.Wfc2 ! , Sorprendente y muy fuerte. En "e6" la torre
de modo que Gufeld realiza preparativos. obstaculiza seriamente el juego negro y las
18J�b2! blancas se disponen a sacrificarla en "e5", si el
1 8.b4 permite 1 8 ...b5 ! ? 1 9.cxb5 c4. caballo deja "d7". Por ejemplo: 28 ... tlJ f8
18 tLif6 19.b4!
••• (28 ... tlJf6? 29.!%xe5 ! Wfxe5 30.if4) 29.!%xe5 !
Puesto que el caballo negro se ha despla­ Wfxe5 30.f4 Wfh5 3 1 .f5 ! gxf5 32.ie2 Wfg6
zado del ala de dama, ha llegado el momento 33.tlJD ! , con abrumadora ventaja.
de atacar en dicho sector. 28 b5?! 29.cxb5 c4 30.!!c6! °trd8 31..lxc4
•••

19 ... tlJgS 20..le3 f5 Con tres peones de ventaja y una actividad


Finalmente, la ruptura temática. Tras la superior, el resto es fácil para las blancas.
más prudente 20 ...b6 2 l .bxc5 bxc5 22.gxb8 31 ffh4 32.!!cl �h5 33..lg5!
•••

Wfxb8 23.gb l , seguido de Wfb2, las blancas es­ Obligando a las negras a realizar un inútil
tarían claramente mejor (ChessBase). sacrificio.
21.bxc5 dxc5 22.!!fbl �f6 33 �g3+ 34.mg2 �xe4 35.�xe4 °frxh2+
•••

En este momento, 22 ... b6?! se respondería 36.mn !!xf3+ 37.�xo ffht+ 38.mn
con la contundente 23.tlJa4, mientras que Las negras se rindieron.

140 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


Ejercicios

Partida 20 1 Partida 202


Morphy - Stanley Fischer - Matulovic
Nueva York (match a la ciega) 1 857 Interzonal de Palma de Mallorca 1 970
Gambito Evans Defensa Siciliana
1.e4 es 2.�f3 �c6 3..ic4 .tes 4.b4 .ixb4 1.e4 cS 2.�t3 �c6 3..ibS g6 4.c3
5.c3 .tas 6.d4 exd4 7.0--0 d6 Es más flexible 4.0--0, en cuyo caso se
7 ... dxc3?! permite a las blancas un ataque descarta, a veces, el plan c3 y d4, en favor de
demoledor, después de 8.�3 We7 9.�xc3 otros esquemas. Por ejemplo, después de
lll f6 l 0.e5 ! ; 7 ... lll ge7, seguido de ... d5, está 4 ...i.g7 5 .ge l e5 6.hc6 dxc6 7.d3, seguido
considerada la mejor opción para las negras. de �bd2-c4.
8.cxd4 '*.b6 9.�c3 �f6?! 4... �f6 S.1'e2 Ag7 6.eS �dS 7.Bc4?!
Una jugada indiferente, como si la apertura Esta temprana caza de peón se encontrará
fuese una Defensa Italiana tranquila. Después con un fuerte antídoto. Parece más natural
de 9 ... lll ge7?! 1 0.lll g5 ! , con idea de que si 7 .0--0 0--0 8.d4, aunque las negras no tendrían
1 0 ... 0--0?, l l .Vfih5, también es peligroso para problemas después de 8 . . . cxd4 9.cxd4 d6, por
las negras. Lo preciso es 9 ... lll a5 1 0.i.d3 lll e 7, lo que las blancas deberían apostar por 6.0--0
seguido de . . .0--0, con posición jugable. 0--0 7.d4, o incluso por la flexible 7.gd l ! ?
10.eS! 7... �c7 8..ixc6
Abriendo líneas sobre el rey negro. 1 O.i.g5 Tras 8.Wxc5? ! b6 9.Wc4 lll xe5, el cambio
h6 era menos convincente. de peones es favorable al negro (Matulovic).
10... dxeS 8...dxc6 9.'f!YxcS

Usted juega .•. Usted juega...

RESTRICCIÓN 141
Partida 203 Partida 204
Arnold - Stamnov Nijboer - Ernst
Chicago 2008 Groninga 2004
Defensa Caro Kann Defensa Petrov

1.c4 c6 2.e4 d5 3.exd5 cxd5 4.d4 �f6 5.�c3 l.e4 e5 2.�f3 �f6 3.�xe5 d6 4.�f3 �xe4
De la Apertura Inglesa hemos pasado al 5.d4 d5 6.J.d3 J.d6 7.0--0 0--0 8.c4 �f6
Ataque Panov de la Caro-Kann. Una sorprendente retirada de la pieza más
5 �c6 6.J.g5 dxc4
••• activa de las negras. Aquí, en la práctica suele
Una opción muy popular, aunque arries­ verse casi exclusivamente 8 . . c6, manteniendo
.

gada. 6 ... e6 y 6 ....ie6 son alternativas más se­ la presencia en el centro.


guras. 9.c5 J.e7 10.ff c2
7.d5 Para jugar a 1 0 . . .i.g4 con 1 1 .tLle5. Otras
También es posible el gambito que se pro­ reacciones lógicas son 1 0.tüe5, ocupando el
duce tras 7.hc4. puesto avanzado, y la restrictiva 1 0.h3 .
7 �es s.Wd4 �d3+?!
•.• 10...b6?!
"No cambie una pieza desarrollada por otra Un ataque inoportuno a "c5". Era preferible
subdesarrollada" es un posible principio adi­ 1 0 ... tüc6, acelerando el desarrollo.
cional a los principios de apertura existentes.
La práctica prefiere 8 . . . h6 ! 9 ..ih4 tLlg6
10.hf6 ( 1 0.J.g3 e5 !) 1 0 . . . exf6 1 1 .hc4 J.d6,
seguido de . . . 0--0, no es malo para el segundo
jugador.
9.J.xd3 cxd3 10.�f3!
Acelerando el desarro llo. El peón puede
esperar. Después de 1 0.%Vxd3? ! g6 1 1 .hf6
exf6 12.tüf3 .id6 1 3 .0--0 0--0 , las negras ten­
drían poco de qué preocuparse.
10 ... g6 1 1.J.xf6 exf6 12.0--0 J.g7
Con la dama blanca en "d4", 1 2 . . .J.d6? fa­
lla, por 1 3 .tLle4.

Usted juega ..•

Partida 205
Kulaots - Alekseev
Moscú 2004
Defensa India de Dama

l.d4 �f6 2.c4 e6 3.�f3 b6 4.g3 J.a6 5.flb3


Una alternativa viable a la línea principal,
5 .b3 . El gambito 5 .%Vc2 J.b7 6.J.g2 c5 7.d5 ! ?
también s e ha vuelto popular en la práctica.
5 c6
•••

Usted juega •••


Interesante reacción. Las negras planean re-

142 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


tomar en "d5" de peón "c", tras ... d5, alcan­ 7 ... exf3?! 8.lll x t3, seguido de 9.id3 y
zando así una estructura de la Defensa Eslava. 1 0.0--0 , justificarla plenamente el gambito de
6.i.gS las blancas, pero 7 ... d6 8.fxe4 �f6 era una
Es más popular 6.if4, y en tal caso las opción más segura, con juego complejo.
negras a menudo difieren . . . d5 durante algunas 8.dxe6
jugadas, por ejemplo, con 6 . . .ie7. Ateniéndose a la idea de abrir la posición
6 dS 7.cxdS cxdS 8.i.xf6
••• para los alfiles. 8.fxe4? fallaba, por 8 ...Wfh4+,
El blanco se apresura a cambiar en "f6", mientras que 8.d6 lll c6 9.lll h3 Wfa5 tampoco
antes de que las negras puedan hacer ... ie7. me gustaba.
8...Bxf6 9.�c3 ti'd8 8...Be7
Pasivo. En la partida Halkias - Postny, Mu­ Una aguda elección. Tras 8 . . . dxe6 9.Wfxd8+
reck 1 998, se jugó la ingeniosa 9 . . .Wfe7 ! ?, con @xd8 1 o.ig5+ @es 1 1 .0-0--0 , las blancas de­
idea de ...Wfb.4 o . . . Wfb7, y después de l 0.a3 ben estar ligeramente mejor, mientras que
Wfb7 l I .ig2 lll d7 1 2.0--0 ie7 1 3 .füe l 0--0, 8 ... lll c6 !? se responde bien con 9.lll h3 lll f6
las negras tuvieron poco de qué preocuparse. l 0.fxe4 lll xe4 ( 1 0 ... 0--0 l I .ih6 �e8 1 2.id3 , y
10.�eS! J.d6?! 1 3 .0--0 , con fuerte iniciativa) l l .Wfd3 .
9.lll b3!
Antes, el desarrollo. Tras 9.exd7+? ! ixd7,
seguido de l 0 ... lll c6 y 1 1 . . .0-0--0 , serían las
negras quienes llevasen ventaja en desarrollo.
9... �f6 10.i.e2 ext3?!
Era mucho más seguro l0 ... dxe6 1 1 .0--0 e5
12.lll f2 0--0 ! 1 3 .lll xe4 lll xe4 14.Wfd5+ @g7
1 5 .Wfxe4 if5 1 6.Wfe3, en cuyo caso las blan­
cas sólo tendrían una ligera ventaja.
11.i.xO dxe6
O bien l 1 .. .Wfxe6+ 1 2.@f2! 0--0 1 3 .�e l
Wfxc4 14.@g l d5 1 5 .ig5 ! lll bd7 1 6.lll f4, con
una fuerte iniciativa.
12.0--0 � bd7
Tras 1 2 . . . 0--0? ! 1 3 .ih6 �d8 1 4.Wfe2 e5
1 5 .ig5, las negras estarían muy presionadas.
Usted juega •••

Partida 206
Hellsten - Panno
Mendoza 2004
Defensa Moderna

1.d4 g6 2.c4 i.g7 3.�c3 cS 4.dS J.xc3+


S.bxc3 fS
Una variante de doble filo que ha cobrado
popularidad en los últimos años. La estructura
de peones blancos ha sido dañada y, mientras
la posición permanezca cerrada, su pareja de
alfiles no será un triunfo, lo que explica mi
jugada siguiente.
6.e4!? fxe4 7.tJ es Usted juega •••

RESTRICCIÓN 143
Partida 207 Partida 208
Hellsten - De Firmian Maróczy - Pillsbury
Bermuda 1 997 Nuremberg 1 896
Defensa Siciliana Apertura de Los Cuatro Caballos

1.e4 c5 2.�t3 d6 3.c3 1.e4 e5 2.�t'3 �f6 3.�c3 �c6 4.i.b5 Ac5
Las blancas plantean la Variante Alapin, 4 ...ib4 y 4 ... llid4 son las respuestas más
una jugada después de lo habitual. habituales en la Apertura de los Cuatro Caba­
3 ... �f6 4.Ae2 g6 5.0-0 .ig7 6.Ab5+ llos.
Para formar rápidamente un centro de peo­ 5.0-0 0-0 6.�xe5 ges
nes, las blancas vuelven a jugar el alfil. Otra Después de 6 ... llixe5 7.d4 .id6 8.f4 ! , las
posibilidad buena sería hacer 6.ge l , seguido blancas recuperan la pieza, con iniciativa.
de ifl . 7.�t3
6... �c6 7.llixc6? ! dxc6 es muy arriesgado. Veamos
Es mucho más habitual 6 ...id7 y, tras el un ejemplo: 8.ic4 llixe4!? 9.llixe4 gxe4
cambio de alfiles en "d7", las blancas pueden 1 0.ixfl+ l!lh8 ! , con alguna iniciativa por el
preparar d4 con ge l o %Ve2. peón.
7.d4 a6 7... �xe4 8.d4 �xc3 9.bxc3 Ae7
Obviamente, 7 ... �xe4? falla debido a la 9 ...if8 es más natural, manteniendo despe­
respuesta 8.d5 a6 9 . .id3, pero es interesante jada la columna "e" para la torre.
7 ... 0---0 8.d5 llib8, seguido de ... e6, con algún 10.d5!
tipo de formación Benoni, en la que las negras Única forma de luchar por la ventaja. Las
podrían tener más contrajuego que en esta blancas ganan algún espacio y expulsan al
partida. caballo negro del centro.
8.Axc6+ 10 ... �b8 11.Af4 a6 12.Aa4! Af6?!
Lógicamente, el blanco cambia el alfil con­ Parece preferible 12 ... b5 13 ..ib3 d6, segui­
fiando en su dominio central. do de ... llid7, para reactivar el caballo, aunque
8 ... bxc6 9J�el cxd4 10.cxd4 0-0 después de 1 4.llid4 ib7 1 5 .c4 bxc4 1 6 ..ia4!?
O bien 1 0 ...ig4 l 1 .llibd2 ! 0---0 12.h3 ht3 gf8 1 7.llif.5 i.f6 1 8.gb l , las blancas desplega­
1 3 .llixf3, con una ligera ventaja de las blan­ ron cierta iniciativa, Conquest - Garriga, Olot
cas. 1 994.

Usted juega... Usted juega...

144 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


Partida 209 Partida 2 1 0
Anand - Kamsky Rojas - Lema
Las Palmas (match 1 1ª) 1 995 Tena 2008
Defensa Siciliana Defensa Tarrasch

1.e4 cS 2.�t3 d6 3.d4 cxd4 4.�xd4 �f6 1.d4 dS 2.c4 e6 3.�c3 cS 4.�t'J �c6
s.�c3 a6
La Variante Najdorf, que casi siempre está
de moda.
6.i.e3 e6 7.i.e2
La clave de este orden de jugadas puede ser
eludir la variante 6 ..ie2 e5 .
7...i.e7 8.f4 �c6 9.Wd2!?
Preparando e l enroque largo, l o que e s una
idea poco usual, en conexión con f4. Por el
contrario, la natural 9.0---0 0---0 conduce a la
posición básica de la clásica Variante Scheve­
ningen.
9 ... �xd4
Con esta captura las negras hacen posible
un rápido ... b5.
to.Wxd4 0---0 11.0--0--0 tras?
Una batalla aguda se produce con 4 ... cxd4
Un error muy instructivo, que las blancas
5.�xd4 e5 6.tlJdb5 a6 (6 ... d4 7.tlJd5) 7.Wla4.
aprovecharán.
S.i.f4 �f6 6.e3 cxd4 7.�xd4 �xd4
En caso de un inmediato 1 1 . . .bS, sería algo
Era preferible 7 ...J.e7 o 7 . . .ib4.
molesto 12.eS, de modo que Kamsky prepara
el avance.
8.Wxd4 Ae7 9J�dl
Sin embargo, suele ser mejor idea la pro­ Acumulando presión sobre "d5". Una bue­
filáctica l I . . .tlJd7, con la que las negras han na alternativa era 9.cxd5 exd5 1 0.ibS+! id7
l l .Ld7+ W!xd7 1 2.0---0 , con leve ventaja, en
obtenido buenos resultados en la práctica ma­
gistral. esta posición con peón "d" aislado.

Usted juega... Usted juega...

RESTRICCIÓN 145
Partida 2 1 1 Partida 2 1 2
Bareev Mijalchishin
- Steinitz Von Bardeleben
-

Cto. de Europa por equipo Hastings 1 895


Plovdiv 2003 Apertura Italiana
Gambito de Dama Aceptado
1.e4 e5 2.�f3 �c6 3.J.c4 .tes 4.c3 �f6 5.d4
1.d4 d5 2.c4 dxc4 3.e4 exd4 6.cxd4 .ib4+ 7.�c3
La reacción más directa. Una aguda versión de la Apertura Italiana,
3 �f6
•••
que ha mantenido su popularidad en la época
Una respuesta popular que lleva a un juego moderna, sobre todo a nivel de club. 7 .id2
que recuerda a la Defensa Alekhine, pero con ixd2+ 8.tll bxd2 d5 conduce a un juego más
fuerte control de "d5". Otra posibilidad im­ tranquilo.
portante para las negras es 3 ... e5. 7... d5?!
4.e5 �d5 5..hc4 �b6 6.J.d3 Este contraataque intensifica el ataque del
En caso de 6.ib3, las negras normalmente primer jugador.
continúan con 6 ... �c6 7.ie3 if5, explotando La linea principal es: 7 ... tll xe4 8.0--0 hc3
la diagonal "b l -h7". 9.d5 if6 I OJ�e l tll e 7 1 1 .gxe4 d6, con una
6 �c6 7.�e2
•..
dura lucha teórica.
Puesto que 7.�f3?! se contesta eficazmente 8.exd5 �xd5 9.0--0 J.e6
con 7 ...ig4, las blancas desarrollan el caballo
O bien 9 ... tll xc3?! 1 0.bxc3 hc3? 1 1 .m,3 !
por "e2". 7.ie3 �b4 8.ie4 f5 9.exf6 exf6,
hal 12.hf7+ 'itif8 1 3 .ia3+ tll e 7 1 4.gxa l ,
seguido de ... f5, es otra línea frecuente.
seguido de g e 1 , y las blancas ganan.
7 .J.g4 8.f3 .ie6 9.�bc3 .id5
10.J.g5!
.•

Prepara ... e6. También se hace 9 ...ic4, con


Desarrollo, con ganancia de tiempo. En es­
el mismo propósito. Otra opción es 9 ...Wd7
te momento, la línea 1 0 ...'!Wd7 1 1 .hdS hd5
IO.tll e4 id5 1 1 .lll cS Wc8, seguido de ... e6.
1 2.ge 1 + <.t>f8 ! era la opción más segura de las
10.�xd5 Wxd5
negras, pero prefieren una respuesta más evi­
O 1 0 ... tll xdS 1 1 .a3 e6 12.0--0, con una leve
dente.
ventaja blanca (Bareev), aunque es posible
que fuese la opción más sólida para las negras.
10 .J.e7?!
••

11.J.e4 Wd7 Una imprecisión.

Usted juega... Usted juega •••

1 46 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 2 1 3 Partida 2 1 4
Westerinen - Rasmussen Lobron - Hertneck
Málaga 2003 Nuremberg (rápidas) 1 990
Defensa Caro-Kann Defensa Eslava
1.e4 c6 2.d4 dS 3.ti.)c3 dxe4 4.ti.)xe4 J.fS 1.d4 dS 2.c4 c6 3.ti.)f3 ti.)f6 4.Y!Yb3
s.ti.)g3 J.g6 6.J.c4
Una agresiva línea contra la Defensa Caro­
Kann, Variante Clásica.
Las blancas piensan seguir con el desarro­
llo tiJ l e2(h3)-f4, después de lo cual podrán
atacar al alfil de "g6" con el avance h4, o
preparar un sacrificio en la casilla "e6". En es­
ta partida incluso veremos un tercer plan, con
el avance f4.
La línea principal es 6.h4 h6 7.tiJf3 tiJd7
8.h5 i.h7 9.id3 , con una lucha profundamen­
te analizada.
6 e6 7.ti.) le2 ti.)f6 8.0--0
.••

Otra posibilidad es 8.liJf4, a lo que las ne­


gras suelen responder 8 . . .id6, seguido de
9 ... V!Jc7, a fin de cambiar el caballo que está Interesante línea contra la Eslava, que ya
en "f4". hemos visto en la partida nº 62, del tomo l.
8... ti.)bd7 9.f4 4 Y!Yb6 s.cs
..•

Con idea de continuar f.5 para abrir la co­ Es más flexible 5.tiJc3 . Tras la textual, las
lumna "f' y la diagonal "a2-g8" hacia el rey negras tenían una buena respuesta en 5 . . .V!Jc7,
negro. pero prefieren un medio juego sin damas.
9 ti.)b6 10.J.d3 J.xd3 11.Y!Yxd3
••.
s Bxb3 6.axb3 J.rs 7.e3?!
•••

El cambio de alfiles de casillas blancas sue­ Es más fuerte 7.tiJc3, manteniendo para
le favorecer al segundo jugador en esta línea más tarde la opción if4.
de la Caro Kann 7... ti.)bd7 8.ti.)c3

Usted juega ••• Usted juega...

RESTRICCIÓN 1 47
Partida 2 1 5 Partida 2 1 6
Lundin - Ernst Jalifman - Filippov
Karlstad 20 1 0 Cto. de Rusia por equipos 1 995
Defensa Grünfeld Defensa Semieslava

l.d4 �f6 2.c4 g6 3.�c3 l.d4 d5 2.c4 c6 3.�c3 e6 4.e4 dxe4 5.�xe4
El esquema de las blancas en esta partida Ab4+ 6.Ad2 9xd4 7.Axb4 9xe4+
también puede iniciarse con 3 .g3, con la clave Una aguda línea de la Eslava, que antes
de que después de 3 . . . d5 4.cxd5 �xd5 5.ig2 vimos en la partida entre Volkov y Kempinski
/J.g7 6.e4, las negras no disponen de la réplica (nº 44) y en la partida entre Flear y Vera (nº
6 ... 4Jxc3 . 52), del tomo l.
3 ... d5 4.cxd5 �xd5 5.g3 Ag7 6.Ag2 �xc3 8.Ae2 �e7
También es perfectamente posible la juga­ Una rara alternativa a la más frecuente
da 6 ... 4Jb6. 8 ... 4Ja6.
7.bxc3 c5 8.e3 �c6 9.9d2
8 ...Wfas 9./J.d2 0--0 l 0.4Je2 4Jc6 1 1 .0--0 La idea de la jugada anterior de las negras
gd8 es otro esquema popular. era responder a 9.4Jf3 con 9 . . . lLidS, pero aun
9.�e2 id7 así, después de los movimientos l 0.4Jd2 Wfd4
Las negras se disponen a emprender ac­ l l ..ia3 lLif4 12.0--0, las blancas quedan con
ciones en el flanco de dama, que suele ser su ventaja y han obtenido buenos resultados en la
campo de batalla habitual en la Defensa Grün­ práctica.
feld. En cualquier caso, la textual impide la idea,
Por supuesto, también es posible el enroque al defender el alfil de " b4 " .
inmediato. 9... �g6
to.O-O gc8 1 Ulbl Otras posibilidades para las negras son:
Una jugada importante. 1 ) 9 ...Wxg2?! 1 0.0--0--0 4Jd7 1 1 .lLif3, con
11 cxd4?!
.•. ventaja blanca.
Era preferible 1 l . . .b6 o también 1 1 ...ltJaS . 2) También es claramente favorable al pri­
Pronto veremos l a diferencia. mer jugador, según Jalifman 9 ... c5? ! 1 0.hcS
12.cxd4 b6 4Jbc6 l l .4Jf3 0--0 1 2.0--0--0 !

Usted juega .•• Usted juega .•.

1 48 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 2 1 7 Un grave error, según opinión de Shirov.
Shirov - Eljanov 1 3 . . . 0--0 14.l0d4 era el mal menor, y las blan­
cas sólo tendrían una ligera superioridad (Go­
Moscú 20 1 0 lubev).
Defensa Caro-Kann

1.e4 c6 2.d4 d5 3.es J.f5 4.liJa e6 s.J.e2 es


Ya hemos visto esta línea en la partida 40
(Bologan - Dizdarevic, del tomo 1), en la que
el negro prefirió 5 ... l0e7, seguido de ...ig6 y
... l0f5, mientras que en este caso atacan inme­
diatamente a la cadena blanca de peones.
6.J.e3 liJd7 7.0--0 l0e7
Aquí, y en la jugada siguiente, 7 ... cxd4
8.l0xd4 i.g6 9.c4 ! daría alguna iniciativa a las
blancas.

Usted juega •••

Partida 2 1 8
Sosonko - Hübner
Tilburg 1 979
Apertura Catalana

1.d4 liJf6 2.c4 e6 3.g3 d5 4.J.g2 dxc4 s.cria


a6 6.0--0 b5 7.liJeS liJdS
Una opción a considerar es 7 ... c6.
8.c4 Veamos un ejemplo: 8.l0xc6 \Wb6 9.b3
Éste es un avance clave en la presente va­ cxb3 1 0.l0a5 �a7 I I .l0xb3 �d7 ! 1 2.e4 .ib7
riante, a fin de abrir la posición para las mejor 1 3 .%Ve2 ie7, que se ha visto algunas veces en
desarrolladas piezas blancas. Por el contrario, la práctica.
8.c3 l0c6, seguido de . . .i.e7 y ... 0--0 crearía
,
8.l0c3
menos problemas a las negras.
8 dxc4 9.l0a3 c3 10.liJbS
••• Ver el diagrama siguiente
No 1 0.bxc3?! l0d5, pues las negras ganan
un tiempo atacando al peón de "c3", pero tam­ 8... c6?!
bién era interesante un gambito con 1 0.ig5 . Una jugada lenta, que permite asumir la
10 ... liJdS 11.l0xc3 l0xc3 iniciativa a las blancas.
Parece más seguro I I ...l0xe3 1 2.fxe3 ie7, Es mucho más popular 8 ...ib7 9.l0xd5
como en la partida Morozevich - Kamsky, exd5 1 0.e4 dxe4 l l .VMh5 g6! 1 2.l0xg6 fxg6
Moscú 2008, que continuó con 1 3 .'1Wb3 0--0 ! 1 3 .%Ve5+ %Ve7 1 4.%Vxh8 l0d7, que conduce a
1 4.%Vxb7 �'fü8, y ahora las negras pueden de­ una lucha de doble filo.
cidir si quieren repetir o no jugadas. 9.l0xd5 exd5
12.bxc3 Ae7 13.dxcS ixc5?! O bien 9 . . . cxd5 1 0.e4 .ib7 I l .VMh5 ! g6 (si

RESTRICCIÓN 1 49
l l .. .Wfc7, sigue 1 2.exd5 hd5 1 3 .hd5 exd5 Partida 2 1 9
1 4.l:!e l ) 1 2.lt.Jxg6! fxg6 1 3 .Wfe5, y las negras Yusupov - Dolmatov
tienen problemas (Sosonko).
Cto. de la URSS, Minsk 1 987
Defensa lndobenoni

1.d4 �f6 2.c4 c5 3.�f3 e6 4.d5 exd5 5.cxd5


d6 6.�c3 g6 7.J.f4 a6
En la mayoría de las aperturas el fiancheto
se completa de inmediato, pero aquí 7 . . . ig7
permitiría 8.Wfa4+! id7 9.Wfb3, que ha repor­
tado buenos resultados prácticos a las blancas.
8.e4
Lo más ambicioso, tratando de romper en
el centro, antes de que el negro se desarrolle.
Tras 8.a4 ig7 sigue un juego Benoni normal.
8...b5 9.tfe2 �h5 to.J.g5 J.e7 1 1..lh6 J.f8
12.tfe3!
En esta apertura, el cambio de alfiles de ca­
10.e4 J.e6 ll.a4! sillas negras suele ser un éxito para el blanco.
Un típico avance "catalán", para minar la 12 .. .J.xh6 13.tfxh6 b4?!
falange de peones negros. A 1 3 ...Wff6 seguiría 1 4.e5 ! dxe5 1 5 .lt.Je4,
l l ...b4 así que las negras atacan primero al caballo de
La deseable l I . ..ie7? falla debido a la res­ "c3 ", pero crean un punto fuerte para las blan­
puesta 1 2.axb5 cxb5 1 3 .exd5 hd5 1 4.lt.Jxf7! cas en "c4" . Era mejor 1 3 ... lt.Jd7 (Yusupov).
cJJxf7 1 5 .Wfh5+, etc. (Sosonko). 14.�dl tff6 15.�d2!
12.exd5 J.xd5?! Con la doble intención de 1 6.lt.Jc4 y 1 6.g3,
Demasiado materialista. restringiendo al caballo negro de "h5".
Para bien o para mal, debía jugarse ahora 15.. .J.d7?!
1 2 ... cxd5 1 3 .lt.Jxc4 ie7, seguido de ... 0-0 , Es más natural 1 5 . . . lt.Jd7, aunque tras 1 6.g3
aunque también puede considerarse 1 3 .f4!? lt.Je5 1 7.ie2 ! lt.Jg4 1 8.ixg4 hg4 1 9.lt.Je3, las
(Sosonko). blancas mantienen la ventaja (Yusupov).

Usted juega... Usted juega...

1 50 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 220 Partida 22 1
Vajda - Florescu Kindermann Vuckovic -

Cto. de Rumania por equipos 2004 Bundesliga 2004


Defensa Siciliana Defensa Siciliana

1.e4 eS 2.lll t3 e6 3.d4 exd4 4.ti:lxd4 ti:lf6 1.e4 eS 2.ti:lt3 ti:le6 3..ibS g6 4..ixe6
S.ti:lc3 d6 6..ie2 a6 7.0--0 bS?! Una opción muy popular en la práctica ac­
Como se ha comentado en otro lugar del tual, a fin de comprobar de inmediato de qué
libro, esta línea es muy arriesgada para las ne­ forma retomarán las negras en "c6".
gras, pues el avance ... b5 da mejor resultado, 4 dxe6 S.d3
•••

precedido de 7 ...Y!!c 7 o 7 ... ti:lbd7. Si al blanco le preocupa ...ig4, podrían


8..it3! J!!la7 9.a4 jugar aquí 5 .h3, pero entonces permitirían a su
Atacando inmediatamente al vulnerable rival la opción 5 ... e5, pues si 6.tll xe5?!, sigue
flanco de dama enemigo, antes de que las ne­ 6 ...Y!!d4. Por el contrario, tras la textual, el
gras consoliden. avance ... e5 tendría que prepararse con ...ig7.
9...b4 10.lll a2 dS s ..ig4 6. tt:l bd2
••

Asegurando el peón de "b4", a costa de per­ La alternativa es 6.h3 ixf3 7.Y!!x f3, segui­
mitir a las blancas cierto dominio en el centro. do de tll d2-c4.
Quizá fuese más prometedor l 0 ... e5 1 l .tll b3 6 ..ih6
••

l:!b7, aunque después de 1 2.c3 bxc3 1 3 .tll xc3 Una curiosa desviación de la normal
ie6 14.tll d5 hd5 1 5 .exd5 Y!!b6? ! 1 6.ti:ld2, 6 ...ig7 . Las negras quieren igualar mediante
dirigiéndose a "c4"-"a5", las blancas tendrían cambios, pero el resto de la partida nos
la iniciativa, como en la partida Vajda - Flo­ demuestra que las cosas no son tan simples.
rescu, Bucarest 2000. 7.h3 hf3 8.ti:lxf3 Axct 9.'Bxcl tfas+
11.eS ti:lfd7 12..if4 Ae7 13..ig4!? Si 9 . . . tll f6, l0.Y!!h6 ! es molesta (Finkel).
Crean la amenaza 1 4.he6 fxe6 1 5 .tll xe6. 10.c3 gds
13 Bb6
..• La clave de la jugada anterior de las negras.
1 3 . . . tll c 5? fallaba por 14.lüxb4, pero era Ahora, después de 1 1 .Y!ie3 ti:lf6, gracias a la
más seguro 1 3 ... 0--0 14.he6 ( 1 4.Y!!d2 Y!!b6 presión sobre "d3", podrían enrocar. Sin em­
1 5 .ie3 ic5) 14 ... fxe6 1 5 .tll xe6 Y!!a5 16.tll xf8 bargo ...
tll x f8, y las negras parecen estar bien. 11.0--0 ! gxd3

Usted juega ••• Usted juega .••

RESTRICCIÓN 1 5 1
Partida 222 11.0-0-0
Kasparov - Van der Wiel Lo más enérgico, haciendo justicia a la
jugada V!ic2.
Amsterdam 1 988 11 ...Yfc7 12.di>bl 0-0-0?!
Defensa India de Dama Una torpe posición para el rey en esta es­
tructura. Con 12 . . ..ie7 y . . . d6, las negras po­
l.d4 �f6 2.e4 e6 3.�t3 b6 4.a3 drían obtener un Erizo normal, aunque algo
La Variante Petrosian, en la que las blancas retrasado.
impiden . . .i.b4. 13.tfdl d6
4.. .J.a6 De nuevo 1 3 . . .ie7, preparando . . . d6, era lo
Lo mismo que en la línea clásica con 4.g3 razonable, aunque después de 1 4.�c l , las ne­
(por ejemplo, en la partida nº 1 89, Brynell - gras tendrían que estar alerta ante un posible
Barkhagen), este ataque sobre el peón de "c4" lüd5 o lüb5 .
provoca una concesión menor del oponente. 14.t3 h6 1s.J.r4 �es
s.Yfe2 .lb7 6.�c3 es
Si la dama siguiese en "dl ", las blancas po­
drían haber entrado en una Benoni favorable,
con 7.d5 . Aquí, sin embargo, tendrán que
aceptar el cambio de su peón "d", lo que da
lugar a una formación del erizo.
7.e4 exd4 8.�xd4 .les
Otras opciones son 8 ... lüc6 y 8 ... d6.
9.�b3 �e6 to.J.gs
Las blancas pueden jugar también 1 O.i.f4,
apuntando a la casilla crucial "d6", mientras
que l O. lüxc5 bxc5 ha resultado ser menos útil.
10 a6
•••

Preparando un "Erizo", con . . .V!ic7 y ... d6.


La línea simplificadora 1 0 ...h6 I l ..ih4 lüd4
12.lüxd4 .ixd4 1 3 ..id3 V!ib8 ! 14 ..ig3 .ie5 es
más popular. Usted juega •..

1 52 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Soluciones

Partida 20 1 (continuación) Partida 202 (continuación)

11..ia3! 9...Wd3!
Impedir el enroque contrario es la principal Por supuesto. Inmovilizando el ala de dama
prioridad de las blancas aquí. 1 1 .l:!e 1 0--0 y de las blancas e impidiendo el enroque.
1 1 .d5 l!Ja5 eran menos contundentes. 10.We3 ifS! 1 1.Wxd3 .ixd3
11 ..ixd4
•• A pesar del cambio de damas, las blancas
Después de 1 l .. .l!Jxd4 12.l!Jxe5 ie6 siguen bajo presión, debido a su desarrollo
1 3 .l:!e l c5 1 4.'\Wa4+ @f8 1 5 .l'!ad l , las blancas restringido. En las siguientes jugadas, Fischer
desplegaron una gran iniciativa, Blackburne - encuentra la única forma de pedir explicacio­
aficionado, Gran Bretaña (simultáneas) 1 872. nes al molesto alfil.
12.ft'b3 ie6?! 12.<tidl ! c!l}e6 13.c!l}el c!l}f4 14.c!l}xd3
Capitulación prematura, pero 1 2 ... '1Wd7 No era bueno 14.g3?, debido a 14 ...ie2+
1 3 .l!Jg5 l!Jd8 14.i::¡ adl también es deprimente 1 5 .@c2 l!Jh3 ! , y las blancas incluso deben
para las negras. tener cuidado con el mate.
13..ixe6 fxe6 14.Wxe6+ c!l}e7 1S.c!l}xd4 exd4 14 c!l}xd3 15.f4!?
.••

16.gfel c!l}fg8 17.c!l}ds Wd7 18..ixe7 A 1 5.@c2 y a 1 5 .@e2 seguiría 15 ... 0---0---0 .
1 8.'\We5 ! Fischer ensaya una solución radical.
18 Wxe6 19.gxe6 @d7 20.gael
••. 15 ..ih6
••

20 ..ic5 ! Matulovic declina la oferta. Tras 1 5 . . . l!Jt2+


20 ges 21.g6e4 c6 22.gxd4 cxd5 23.gxdS+
.•• 1 6.@e2 l!Jxh l 1 7.d4, preparando ie3, l!Jd2,
@c6 24.gd6+ @c7 25.gcl + <tib8 26..ih4 etc., la posición distaría de ser clara.
c!l}h6 27..ig3 @as 28.h3 c!l}fS 29.gd7 16.@c2 c!l}xcl 17.gel!
Y las blancas ganaron. Inteligente jugada intermedia. Si 1 7.@xc l ?,

RESTRICCIÓN 1 53
1 7 ...hf4, y las negras ganarían un peón. Partida 204 (continuación)
17 0-0-0
.••

1 7 ... lll xa2 l 8.g3 ! llixc3 19.bxc3 reportaría


a las blancas compensación por el peón perdi­
do, y 1 7 ...hf4 l 8.g3 probablemente revirtiese
a la artida.
p
1s.mxct hf4 19.g3 .th6 20.mc2 gd5
Con idea de 2 l .d4 c5 ! Tras un juego inge­
nioso por ambas partes, el negro logró una li­
gera iniciativa en el final, que acabó en tablas.

Partida 203 (continuación)

ll.c6!
Este avance restringe seriamente el flanco
de dama negro. Contrariamente a la partida
Suetin - Shamkovich (nº 1 93), aquí las negras
pueden liquidar el peón de "c6", pero sólo a
costa de permitir una fuerte iniciativa de su
rival en el flanco de rey.
l l ... ti'd6 12.�e5 �g4 13..if4!
1 3 .lll xg4 hg4 14.hh7+ ©h8 1 5 .i.f5
hf5 1 6.Wfxf5 llixc6 es menos efectivo.
13 ... �xe5 14..ixeS ti'xc6 l5.�c3!
13.tfM! Más fuerte que la evidente 1 5 .hh7+, ya
Manteniendo al rey enemigo en el centro. que ahora las negras no podrán evitar la captu­
1 3 .füel+?! ©f8, seguido de ... ©g8, era me­ ra en "h7", debido a la amenaza adicional
nos convincente, aunque 1 3 .Wfc5 ! sí era una 16.lll xd5 Wfxd5 1 7.ie4.
buena opción. Veamos: 1 3 ...Wfd7 1 4.�fe l + 15 .. ..te6 16..ixh7+ mh8 17..id3
©d8 1 5 .d6 Wfc6 1 6.Wfd4, con gran ventaja. Con la fuerte amenaza Wfe2(dl )-h5 .
13 ...ti'd7 14.lll b 5 md8 15.gacl ! 17... �d7?!
Con la devastadora amenaza 1 6.�c7. Era más tenaz l 7 ...V!id7, aunque después de
15 aS
.•. 1 8.V!ie2 ©g8 19.V!ih5 f5 20.füe l , las blancas
Ni 15 ... Wfxd5? 16.lll c 7, ni 15 ... if8 1 6.Wfd4 mantienen una fuerte iniciativa.
eran buenas para las negras. 18.We2 mg8 19..ibS! ti'b7 20..ixg7!
16.ti'c5 ga6 17.lll a7! Este sacrificio temporal gana un peón para
Una elección técnica, con la que las blancas las blancas, además de exponer más al rey
se aseguran una ventaja material decisiva. negro.
17 Jba7 18.ti'b6+ mes 19.gfel+ mm
•. 20...mxg7 21..ixd7 ixd7 22.ti'xe7 c6
20.Bxa7 .ih6 21.ti'c5+ ©g7 22Jkdl 23.ftael
Siguió: Una buena opción era 23 .f4 füe8 24.V!ig5+
22 ...ti'a4 23,gxd3 ti'xa2 24.ti'd4 gd8 25.d6 ©f8 25.f5 (Juzman).
b5 26.ti'b6 ftd7 27.ti'xbS 23 .. ,gae8 24.ti'g5+ mh7 25.fte3!
Las negras se rindieron, debido a 27 . . . �b7 Con una ventaja abrumadora. Siguió así:
28.Wfxb7 ! hb7 29.d7. 25...ftg8 26.ti'h5+ mg7 27.gg3+ mm

1 54 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
28.tfh6+ <ile7 29J�el+ <ild8 30Jbg8 gxg8 Partida 206 (continuación)
31.tff6+ @es 32.tf:rl7 gxg2+ 33.<ilhl ! gg4
34.t3 gxd4 35.ges+ <ilc7 36.tfe7 c5 37.tfe5+
Las negras se rindieron, ante el mate inmi­
nente.

Partida 205 (continuación)

13.i.h6!
Una jugada clave, que impide el enroque,
además de conectar las piezas mayores.
13 eS?
•••

Las negras tratan de liberarse con ... e4 y


... llJe5, pero tras la réplica de su rival apenas
11.tfa4+! podrán moverse. La última posibilidad era
Un jaque oportuno que priva al negro del 1 3 ... llJg8 ! 14.i.g5 llJgf6, para seguir con el en­
enroque. Por esta razón, era mejor 1 0 ... llJd7, y roque (Giardelli), aunque después de 1 5 .llJf4
después de 1 l .Wfa4 ib7, preparando . . . a6 y 0--0 1 6.Wfe2, las blancas mantienen una fuerte
... b5, las negras no estarían mal (Gershon). iniciativa .
1 1 mm 12.e4!
••• 14.tf a4! <ild8
Con el rey enemigo en el centro, tiene sen­ No hay nada mejor. Por ejemplo: 14 ... e4?!
tido abrir la posición. 1 5 .l'!ae l , seguido de 1 6.llJf2, o 1 4 ... llJg8?
12 tfeS?
••• 1 5 .i.g5 llJgf6 1 6.hb7 !
Una opción desesperada. Las negras sacri­ 15.tfa5+!
fican su peón de "d5" para cambiar damas. Provocando nuevas debilidades en las ne­
Era preferible hacer 1 2 ...hfl 1 3 .'kt>xfl he5 gras.
1 4.dxe5 llJd7, aunque las blancas mantienen la 15 b6 16.tfa4 e4 l 7.tfc6
..•

presión tras 1 5 .exd5 llJxe5 1 6.l:!dl (Gershon). La dama irrumpe en campo enemigo de
13.tfxe8+ <ilxe8 14.exd5 exdS 15.i.g2! .ixe5 manera decisiva.
O 1 5 ....ib7 1 6.llJxd5, seguido de llJc4. 17 ... gbs 18.i.f4 <tes?
16.i.xd5 .ixd4 17.0--0--0 ! ? hf2 18.haS Esto pierde en el acto.
Con superioridad material y posicional, las Por otra parte hacer 1 8 . . . exfl? costaría la
blancas ganan. Siguió: dama: l 9 ..ic7+ 'kt>e8 20.l'!ae l , pero era más te­
18 f6 19.<ilbl
•.• naz la siguiente variante: 1 8 ...ib7 1 9.Wfc7+
Era mejor 1 9.llJe4, con destino a "d6". 'kt>e8 20.l:!ae l h6 2 1 .llJf2 Wfe6 22.id6 ! , con la
19 .i.c5 20.i.d5 g6 21.i.b3 @m 22.<te4 .ie7
•. devastadora amenaza 23.llJxe4 llJxe4 24.he4
23.ghel i.xe4 25.fü4.
La posición de las negras sigue siendo muy 19.gadl + .id7 20.he5 tfxeS 21.i.g4!
dificil, aunque, curiosamente, ¡incluso acaba­ Ante las fuertes pérdidas materiales, las ne­
ron ganando! gras se rindieron.

RESTRICCIÓN 155
Partida 207 (continuación) Un cambio así rara vez puede favorecer a
las negras, pero tras 1 5 ... lll e5 16 ..ixe5 dxe5
1 7 .'1We2, preparando b3 y lll d2-c4, las blancas
tienen una ventaja satisfactoria.
16.�xd4 .ib7 17.gadl �f6 18.Wgs
Con el doble propósito 19.e5 y 1 9.lll f5 .
18 ...e6
Las negras responden así a ambas ideas:
19.e5 lll d5 . Por otra parte, el peón de "d6" se
vuelve débil. En cualquier caso, si 1 8 . . .'1Wc7,
l 9.lll f5, con iniciativa de las blancas.
19.�b3!
Despejando la columna "d" para atacar
"d6", y preparando la ulterior maniobra lll a 5-
c4.
19...Be7 20.gd2 gfd8 21.�as ©g7 22.gedl
h6?!
11.h3! Esto ayuda a la dama blanca a situarse en
Restringiendo al alfil de "c8". Después, en
una mejor casilla. Tras 22 . . .iaS 23.lll c4 d5 !
cambio, de l 1 .lll c3 ig4! 12.ie3 lll d7, para
24.exd5 ixd5, las negras sólo estarían algo
seguir con . . . VMb6 y ... c5, las negras obtendrían
peor.
contrajuego.
23.Be3 J.a8 24.�c4 �e8 25.b3 ©b7
11 ... �d7
Después de l l . . .id7 12.lll c3 E:b8 1 3 .b3
W/a5 14.id2 Wfh5?! 1 5 .e5 ! , las blancas se hi­
cieron con la iniciativa, Kaula - Wilk, Cam­
peonato de Polonia por equipos 1 999.
12.�c3 cS

·�
,
·;;, · 0. ,

, �
/'. . . Y,

26.gd3!
Prepara '1Wd2, incrementando la presión so­
bre "d6". Siguió:
26...Bc7 27.b4 .ic6?!
Pierde un peón, pero 27 ... E:bc8 28.h5 tam­
bién era favorable a las blancas
13.i.e3 28.Bd2 .ibS 29.�xbS axbS 30.�xd6 �xd6
1 3 .d5?! es menos preciso, por 1 3 ... E:b8, con 31.gxd6 gxd6 32.Bxd6 Y!Yxd6 33.gxd6
alguna presión de las negras sobre la gran dia­ Con un buen peón de ventaja en el final,
gonal "al -h8". aunque, tras una serie de errores, tuve que re­
13...gb8 14.Bd2 cxd4 1S.i.xd4 .ixd4 signarme a hacer tablas.

1 56 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 208 (continuación) Partida 209 (continuación)

13.d6! 12.Bb6!
Un fuerte avance que restringe seriamente a
Una jugada clave, que impide ... b5, el úni­
las piezas negras del ala de dama, en particu­
co plan activo de las negras, y deja muy res­
lar el alfil de "c8". Por esta razón, era esencial
tringidas a las piezas contrarias.
12.ia4! en la jugada anterior, para impedir d6,
12 Bxb6 13.hb6 tll e8
como en la partida Nijboer - Rector (nº 1 98).
•••

Parando la amenaza 1 4.ic7. Ni 1 3 ... tll d7


13 c6?!
14.ic7 ni 1 3 ... e5?! 14.f5 eran buenas para las
•.•

Ahora también queda restringido el caballo


de "b8". El mal menor era 1 3 ... cxd6, y las negras.
blancas podrían considerar 1 4.Wxd6! ? hc3 Por otro lado, 1 3 ...id7 14.e5 ! dxe5 1 5.fxe5
1 5 .gad l , seguido de ib3, con compensación. tll d5 1 6.tll xd5 exd5 1 7.if3 l:'!ac8 1 8 .hd5
14..ib3 b5 15.Bd2 .ib7 16.tll g5! if5 1 9.ib3, es claramente favorable a las
Maróczy explota la amenaza sobre "f7" blancas (Anand).
para llevar el caballo a "e4", desde donde difi­ 14.e5!
cultará el avance . . . c5 de las negras. Incrementando la presión sobre el campo
16 ... �UB 17.tll e4 a5 18.a3 tll a6 19J:lael c5 negro y restringiendo, a largo plazo, al alfil de
20..id5 .ixd5 21.Bxd5 b4 22J�e3! hc3? "c8".
Era mucho mejor 22 ... bxa3 . 14 d5 15.f5! .id7 16..ig4!
.••

23J:bc3 Más preciso que l 6.fxe6 fxe6 17 .ig4, ya


Una buena alternativa era 23 .tll xc3 bxc3 que entonces 17 ...ic8, seguido de ... g6 y
24.ig5 ! Wc8 25 .if6 ! gxf6 26.gg3+ <i> h8 ... tll g7, permite a las negras liberarse hasta
27.Wf5 Wd8 28.!!h3, y mate. cierto punto. Ahora, por el contrario, ... g6 fa­
23 bxc3 24..ig5 tll c7
•••
llaría por f6.
Forzado. Si 24 ...Wc8, sigue 25.tll f6+! <i>h8 16 ..icS
••

(25 ... gxf6 26.hf6 h6 27.Wf5) 26.Wf5 g6 Retirar el alfil no parece correcto, pero ha­
27.Wh3 h5 28.tll xh5, etc. bía que parar la amenaza fuerte 1 7.fxe6 fxe6
25.Bc4!? Bes 26.dxc7 1 8.tll xdS .
También era posible 26.tll f6+! Si 16 . . . exf5, 1 7.if3, seguido de lll xd5, es
26 Bes 27.l:!:dl l:!:fe8 28.l:!:xd7 @h8 29.Bxt7
••• favorable a las blancas, mientras que 1 6 ...ib4
Bxg5 30.f4! Bg4 31.h3 Bxd7 32.9xd7 l:!:xe4 se replicaría con l 7.fxe6 he6 1 8.tll xd5 ixg4
33.cSB+ 1 9.l:'!d4!, recuperando la pieza con clara ven­
Las negras abandonaron. taja, debido al pobre caballo de "e8".

RESTRICCIÓN 1 5 7
17.ghn a5 Partida 2 1 0 (continuación)
Quizá preparando ...a4 y ... :ga6, a fm de ex­
pulsar al molesto alfil, pero con su siguiente
jugada las blancas impiden esta idea.

9 0--0 !
•••

Las negras prosiguen simplemente con su


desarrollo, al ver que si las blancas toman el
18.�a4! f6 peón, su rey tendrá que afrontar un molesto
Complicar el juego cuando se está retrasa­ jaque en "b4".
do en desarrollo no suele ser una buena idea, 9 ... dxc4? ! 1 0.�xc4 era menos atractivo,
pero las negras carecían de buena alternativa. mientras que la partida continuó de la si-
Por ejemplo: 1 8 ... :ga6? ! 1 9.ie2, o 1 8 ... exf5 guiente manera: 9 ...�a5?! 1 0.cxd5 exd5 (to-
1 9.ixf5 ie6 20.llJc5, las blancas ganaban davía peor era 1 0 ... 0--0 1 l .d6, o 1 0 ... llJxd5
material. 1 l .�xg7 if6 12.ib5+! rJJ e 7 1 3 ..ig5, etc.)
19.fxe6 fxe5 20.�c3! i.g5+ 1 l .ib5+! rJJ f8 (explotando el hecho de que en
A la natural 20 ... :gxfl 2 1 .:gxfl liJf6 Anand caso de I 1 . . .id7 1 2.hd7+, las negras no
había preparado el bonito golpe 22.:gxf6 ! , y tienen buena forma de retomar) 12.0--0 i.e6
después de 22 ... gxf6 (tras 22 ...ixf6 23.lüxd5 1 3 ..ie5 con clara ventaja, debido al mal situa­
a4 24.c4, las piezas negras quedarían muy res­ do rey negro.
tringidas) 23.llJxd5 rJJ f8 24.lüxe7 ! rJJxe7 10.cxd5
25 ..ic5+ producirá una nueva dama al primer Lógicamente las blancas cambian el peón
jugador. central, pero lo que no deben es capturarlo,
21.rJJ b l �f6 22.�xd5! como realmente ocurre .
Un sacrificio provisional muy bien calcula­ 10 exd5 11.�xd5?!
•••

do. Era objetivamente mejor hacer 1 1 .ie2 i.e6


22 ... �xg4 23.gxt'S+ rJJ xf8 24.�c7 ga6 12.0--0, con una ligera ventaja para el primer
25.i.c5+! jugador.
Clave de la combinación blanca, que aleja 11 �xd5 12.tfxd5 i.b4+!
.••

al monarca negro del peón "e", puesto que a Una jugada clave. que expone seriamente
25 ...ie7??, seguiría 26.:gd8++. al rey blanco.
25 cbgS 26.�xa6 he6
•.. 13. rJJ e2 fi'b6
A 26 . . .bxa6, 27.e7 rJJ fl 28.:gd8, etc. Para responder a 1 4.�d4 con la fuerte
27.�c7 14 ....ic5 . Ahora seguirá 14 ... ie6, con exce­
Y Anand convirtió más tarde su calidad de lente compensación para las negras por el
ventaja en un punto entero. peón.

158 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


Partida 2 1 1 (continuación) tll d5 23 .tll a4, seguido de 24.tll c 5 (Bareev).
20.i>hl .!üf4 21.Wc2 .ig7 22.lüa4!
Dirigiéndose a la excelente casilla de "c5".
Siguió:
22...Yfbs 23.hg7 gxg7 24. .!ücs gg6 25.gfel
b6 26.a4 Yfb4 27.lüxe6 9d6 28.lüxf4 gxf4
29J:le4
Con una pequeña pero duradera ventaja,
que Bareev acabó convirtiendo en victoria.

Partida 2 1 2 (continuación)

12.e6!
Un oportuno sacrificio de peón, que com­
plica a las negras el desarrollo de su flanco de
rey. Obviamente, 1 2 ... VNxe6? falla por 1 3 .d5 .
12 ... fxe6 13.j,xc6!
Un cambio sorprendente, pero ayuda a las
blancas a situar rápidamente su otro alfil en
"e5", manteniendo así el control central. Otros
movimientos, como 1 3 .VNc2 permiten 1 3 ... g6
y 14 ... i.g7, con un desarrollo normal.
13 ...9xc6 14if4 .!üd5 15J:lc1 Yfb6 16ie5! nixd5!
ggs Despejar la columna "e" es la principal
Bareev estaba dispuesto a sacrificar otro prioridad de las blancas. l l .i.xe7? tll cxe7 era
peón para mantener la iniciativa, pero Mijal­ menos peligroso.
chishin concede prioridad al desarrollo. 11 ..ixdS
No llevaba a ninguna parte a las negras, Después de l l .. .hg5 12.he6 fxe6 1 3 .d5 !
1 6 ...�+ 1 7.i>f2 o 1 6 ... tll e3 1 7.VNa4+ c6 exd5 14.tll xg5 VNxg5 1 5 .�e l +, para responder
1 8.i>f2, mientras que después de 1 6 . . .VNxb2 a 1 5 ... tll e7 con 1 6.tll xd5, dejaría a las negras
1 7.0--0 tll e3 1 8.VNa4+ b5 ( 1 8 ... c6 1 9.füe l ) ante graves dificultades.
1 9.VNa6 tll xfl 20.VNc6+ i> fl 2 1 .i>xfl , prepa­ 12 . .!üxdS Bxd5
rando tll f4, ofrecía a las blancas excelente O bien 12 ....ixgS 1 3 .�e l + .ie7 14.tll xe7
compensación por el material. tll xe7 1 5 .VNe2 ! , con una versión mejorada de
17.lüc3 c6 la partida.
1 7 ...VNxb2 de nuevo reporta buena compen­ 13.i.xe7 lüxe7 14.gel! f6 15.9e2 9d7
sación a las blancas tras 1 8 .tll xd5 exd5 1 9.0--0 Las blancas han logrado retener al rey ne­
c6 20.i:;b l VNxa2 2 1 .�xb7 (Bareev). gro en el centro, y ahora deberían actuar enér­
1s.Be2 g5 19.0--0 gg6 gicamente, antes de que su rival consolide,
Reforzando el flanco de rey. Las blancas con ... i>fl y ... �he8.
también mantienen la iniciativa tras 1 9 . . ..ig7 16.gadl!
20.i.xg7 i:;xg7 2 1 .VNes i>fl 22.tll e4 ! , o de La sugerencia de Zaitsev, que apunta a un
1 9 . . . tll f4 20.VNe4 .ig7 2 I ..ixg7 i:;xg7 22.g3 rápido d5 . Por el contrario, la continuación de

RESTRICCIÓN 1 59
la partida, 1 6.gac l ?! c6? (con 1 6 . . . Wfl! las ... gd7, . . . gfds, etc., presionando sobre el peón
negras habrían tenido buenas posibilidades de de "d4". Siguió:
supervivencia) 1 7.d5 ! cxd5 1 S.tüd4 Wf7 16.tüe4 tüxe4 17.'fixe4 BaS! 18.tfc2 !:ifd8
1 9. tD e6! y Steinitz acabó ganando brillante­ 19.Eid3 !:id7 20.J.c3 9c7 21.Eifdl !:iad8
mente, con una combinación que pasó a ser 22.©bt �rs
clásica: 1 9 . . . ghcS 20.\1;Yg4 g6 2 1 .tiJg5+ ©es Preparando . . . c5, con excelente juego de las
22.gxe7+ ©f8 23 .gfl+ ©gs 24.gg7+ ©hs negras, que acabaron ganando.
25 .gxh7+.
16 ©n
••• Partida 2 1 4 (continuación)
A 16 . . . c6, 1 7.d5 ! cxd5 1 S.gxd5, etc.
17.Bc4+ �dS 18.�es+! fxeS 19.dxeS
Con la doble amenaza sobre "d5" y "e6", y
al no ser posible 1 9 ... We6 por 20.\1;Yg4+, la po­
sición blanca es ganadora.

Partida 2 1 3 (continuación)

8 a6!
.•.

Una jugada esencial, que frena el peligroso


plan b4-b5. En cambio, S . . . e6? ! 9.b4! Ae7
1 0.b5 0--0 l l .b4, con idea de 1 2.bxc6 y 1 3 .b5,
reportaría a las blancas una estructura favora­
ble en el flanco de dama, e incluso S . . . e5 ! ? se
contestaría favorablemente con 9.b4.
Por cierto que, en caso de S.b4 en el turno
11 g6!
••• anterior, las negras podrían haber jugado
Sencillo y fuerte, impidiendo el plan ene­ S . . .hb l ! 9.gxb l a6 1 0.gal !!cS, con juego
migo f5 y dando al alfil un buen destino en similar a la partida.
"g7". Por cierto que dos jugadas antes las 9.�h4
blancas prefirieron 1 0.i.b3, cuando 1 0 . . .\1;Yd7 ! Si ahora 9.b4, simplemente 9 ... !!cS, liqui­
hubiera sido la mejor réplica, en el mismo dando la idea b4-b5 .
espíritu de impedir el avance f5 . 9 .J.c2 10.b4 !:id8! u.©d2 .ig6
••

12.b3 �bdS Las negras no tienen nada de qué preocu­


La inmediata 12 . . .J.g7 permitiría 1 3 .J.a3 ! ?, parse. Siguió:
complicando el enroque. 12.f4 e6 13.�xg6 hxg6 14..ie2 i.e7 1S.cbc2
13.c4 �e7 �e4!? 16.�xe4 dxe4 17.J.d2 �f6 18.h4 tiJdS
Una buena casilla para el caballo, ya que en 19.g3 cbd7 20.!:ia3?! gS! 21.fxgS .ixgS
algún momento podrá saltar a "f5". 22.!:in .if6
14.J.b2 i.g7 1SJ:iadl 0-0 Con idea de . . . We7 y ... g5, con una ligera
Puede decirse que las negras han igualado, iniciativa que Hertneck convirtió posterior­
y ahora pretenden seguir con . . .\1;Ya5, . . . !!adS, mente en victoria.

1 60 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Partida 2 1 5 (continuación) Partida 2 1 6 (continuación)

13.J.d2! 10.�h3!
Impedir la maniobra ... llia5-c4 es la prin­ Una excelente jugada que veta la casilla
cipal prioridad blanca. Menos apropiado era "f4" a las piezas contrarias, además de prose­
1 3.e4?! 0--0 14.ie3 llia5 , seguido de ... llic4. guir con el desarrollo. Por el contrario, hacer
13 0--0 14.J;kl e6
.••
1 0.0---0--0? ! permitiría a las negras cambiar da­
Tras 14 ... e5 1 5 .d5 llia5 1 6.ib4 ! , seguido mas con 1 0 .. .'1Wf4, y 1 0.llifl ll'if4 tampoco es
de d6, las blancas tienen la iniciativa. convincente.
1S.fi'b3 bS?! 10... f6!?
Una idea típica, pero que aquí es inoportu­ Creando un refugio para e l rey en "f7". A
na debido a la fuerte réplica de las blancas. Es otras jugadas, como 1 0 ...Wfxg2, las blancas
preferible 1 5 ... Wff6, conectando las torres, pe­ podrían responder 1 1 .0---0--0 , como en la par­
ro no 1 5 ...Wfe7? 1 6.hc6 hc6 1 7.ib4, etc. tida.
16JkS! a6 17.'f!Yc3 fi'h6 18J�cl �a7? 11.0-0--0 i>f7 12.a Bh4
Un mal puesto para el caballo, que se con­ O bien 1 2 ...Wfe5?! 1 3.f4 V!lc7 1 4.id6 Wfd8
vertirá en objetivo en la jugada siguiente. Se 1 5 .c5, con clara ventaja (Jalifinan).
requería 1 8 ... llie7, en cuyo caso, las blancas
podrían proseguir como en la partida.
19J�c7!
La penetración en séptima suele ser la con­
clusión lógica de dominar la columna abierta.
19.. .J.f6
El plan ... id8 falla por un tiempo, aunque
el negro no disponía de buenas opciones.
20.'f!YcS
Esto gana material, pero 20.Wfa5 ! todavía
era más fuerte, pues tras 20 ...WfxaS 2 1 .ix.a5,
las blancas ganarían pieza.
20 ...BxcS 2UUxcS i.e7 22Jllxa7 i.xcS
23.dxcS i.c6 24Jllxa6
Falla 24 ....hg2 25.'it>xg2 �xc5? debido a
26.ib4. Las blancas convirtieron en victoria
su ventaja material. 13.J.cS!

RESTRICCIÓN 1 6 1
Habilitando la fuerte maniobra blanca tLif2- 1 5 .fxe3 0---0 16.:Sadl lLic5 ! , pero Shirov tenía
e4. preparada una jugada mucho más fuerte.
13 es 14.lLif2 f5 15.gJ Yff6
••• 15.!adl! a6
Después de 1 5 . . .Y1Yh6 1 6.ie3 f4 1 7.gxf4 Las negras paran la amenaza 1 6.:Sxd7
exf4 ( 1 7 . . . tLixf4 1 8.lLid3!) 1 8.id4, la posición %Yxd7 1 7 .ib5, pero la molesta clavada sobre
es muy favorable a las blancas. la columna "d" permanece.
16.!hfl! tLia6?! 16.fxe3 b5 17.Bf4 9c7
Era más seguro 1 6 ... lLid7, aunque después O 1 7 ... 0---0 1 8.g4! ig6 1 9.h4, con un fuerte
de l 7.ia3 %Ye6 1 8.%Yc2 ! , con la doble idea ataque en el flanco de rey, como en la partida.
1 9.:Sd6 y 1 9.id3, las blancas tienen una exce­ 18.g4! ig6 19.h4 h5
lente compensación. Después de la variante 1 9 . . . h6 20.h5 ih7
17.iaJ ie6 18.lLie4! fxe4 2 l .g5 ! if5 22.e4, las negras siguen bajo una
O 1 8 . . . %Yd8 1 9.lLig5+ �f6 20.%Yc3 %Yb6 fuerte presión.
2 1 .f4, ganando (Jalifman).
19.fxe4 �f4 20.gxf4 !bd8 21.id6 �g8
22.fxeS Yfh4
En este momento siguió 23 .%Yf4? ! %Yxf4+
24.:Sxf4, con un final superior, que las blancas
lograron ganar. Sin embargo, con la sencilla
23 .%Ye3 ! , preparando :Sf2 y :Sdfl , las negras
habrían quedado en una posición desesperada
(Jalifman).

Partida 2 1 7 (continuación)

20.!d6! hxg4 21.�d4 �es


Con su inteligente 20" jugada, el blanco ha
asegurado el peón de "e5", y la tentativa de
atacarlo con 2 1 . . .%Yc5? falla por 22.lLixe6 fxe6
23 .:Sxe6+, seguido de fug6. Parece preferible
2 1 ...0---0 , en cuyo caso 22.ixg4 mantiene el
ataque (Golubev).
22.Yfxg4 9e7?
A Eljanov debe habérsele escapado la si­
guiente jugada de las blancas. Para bien o para
mal, debía haber intentado 22 . . . 0---0 23 .h5 ie4
14.9a4! 24.h6 ig6.
Impidiendo 14 . . . 0---0 , debido a 1 5 .füd l . En 23.if3!
este sentido, era menos convincente 1 4.ib5?! Atacando la torre, y planteando la amenaza
ixe3 1 5 .fxe3 a6. 24.ic6+ �f8 25 .%Yxg6. La siguiente jugada
14 .ixeJ
•• negra falla estrepitosamente, aunque después
Intentar enrocar largo con 1 4 ... %Yc7 1 5 .:Sfdl de 23 ... 0---0 24.ixaS :Sxa8 25.h5 ie4 26.h6,
0---0---0 permite 1 6.lLid4 ! tLixe5 1 7.tLlb5 %Yb6 Eljanov estaría igualmente perdido.
1 8.ixc5 %Yxc5 1 9.%Ya5 ! (Golubev). Tras la 23 !xh4? 24.ic6+ mrs 25.Yfxg6
•••

textual, las negras quizá esperaban 14 . . .ixe3 Las negras abandonaron.

162 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


Partida 2 1 8 (continuación) Partida 2 1 9 (continuación)

13.9g4! 16.a4!
Una fuerte jugada, que restringe al alfil de Las blancas son conscientes de que su rival
"f8", dificultando así la defensa de las negras quiere jugar 1 6 . . .ibS, de modo que lo impi­
en la columna "e". 1 3 .ge l ? ! Ae7 14.AgS ga7 ! den. Ahora el caballo de "b8" se convierte en
no era tan efectivo. un problema para las negras, ya que después
13 ... hS de 1 6 ... bxa3 1 7.gxa3, siguen sin poder jugar
Tras 1 3 . . .ixg2 1 4.ge l ! , o 1 3 ...Ae6 1 4.'\WhS . . .Abs .
ie7 1 5 .lDxc6, las negras estarían también en 16... @dS
serias dificultades (Sosonko). Disponiéndose a responder a l 7.lDc4 con
1 7 . . . ges.
17.g3 Ag4 18.�e3 .if3 19.e5!
Despejando la gran diagonal para el alfil.
19 dxeS 20.�xf3 9xf3 21.Ag2 Bf6 22.d6
.••

ga7 23.0-0
Ahora las negras tienen serios problemas,
debido a que sus fuerzas están descoordinadas
y su rey se halla expuesto en "d8".
23 �g7
.•.

O 23 ... ltJd7 24.liJdS ! ? Wi'xd6 (si 24 ...Wi'g7,


25.Wi'e3, preparando 26.lDe7) 25.füd l , con po­
sición claramente favorable a las blancas.
24.gacl ! liJd7 25.gfdl �fS
Después de las jugadas 25 ... lDe6 26.liJdS
Wi'g5 27.Wi'xg5+ lDxgS 28.lDe7, con la ame­
14..AxdS! cxdS naza lDc6+, las negras están sentenciadas (Yu­
O 1 4 . . . hxg4 1 5 .ixf7+ ©e7 16.igS+, etc. supov).
15.BfS ga7 16.gel ge7 17.Ag5 g6 26.�xfS 9xf5 27.9e3!
Obviamente, l 7 . . . f6? fallaba por 1 8.Wi'g6+. La amenaza 28.gxc5 resulta decisiva.
18be7 27 e4 28.Axe4 Bes 29.gds 9e6 30.gdxcS
•••

En vista de la variante 1 8 . . . gxfS 1 9.ixd8 �xc5 31.BxcS


@xd8 20.lDxf7+, las negras se rindieron. Las negras se rindieron.

RESTRICCIÓN 1 63
Partida 220 (continuación) Partida 22 1 (continuación)

14.a5! 12.e5!
Desviando a la dama de la sexta fila, posi­ Con la sencilla pero fuerte idea de impedir
bilitando un eventual sacrificio en "e6" de alfil ... llif6. Como consecuencia, el desarrollo de
o caballo. las negras queda seriamente obstaculizado.
14...9xa5 Por el contrario, 1 2.llie5 �d8 1 3 .Wff4 llif6, o
14 ...Wfc7? ! se encontraría con la fuerte ré­ 12.Wff4 llif6 ! 1 3 .Wfb8+ �d8 1 4.Wfxb7 Wfb6,
plica 1 5.i.xe6! En caso de 1 4 ...W!b7 1 5 .llJxe6!? eran continuaciones menos convincentes.
fxe6 1 6 ..be6 d4 ! 1 7.Wfxd4 llJc6 1 8.Wfd2 12 9d8?!
..•

Era preferible 1 2 ... e6, preparando un rápido


llJdxe5 1 9.i.d5 ! , seguido de �fe l , las blancas
. . . llie7, a pesar del debilitamiento de las casi­
disfrutarían también de una fuerte iniciativa.
llas "d6" y "f6". Podría seguir 1 3 .llig5 Wfc7
15..be6! fxe6 16.�xe6 g6?!
14.Wff4 É1d5 ! 1 5.füe l h6 1 6.llie4 g5 1 7.Wfg3
Ahora el segundo caballo se incorpora a la
Wfxe5 ! 1 8.Wfxe5 �xe5 1 9.llid6+ <i> e7 20.�xe5
lucha con gran efecto. El mal menor hubiera
<i> xd6 2 1 .�e2, con sólo una pequeña ventaja
sido 1 6 ... <i> fl 1 7.llJd4 llJc5 1 8.Wffl, con buena
blanca en el final (Finkel).
compensación de las blancas, según los maes­
13.9f4!
tros Nisipeanu y Stoica.
Amenazando tanto 1 4.e6 como 14.llig5.
17.�c3! fi'xal 13...9d7 14.e6!
O bien 1 7 . . .Wfb6 1 8.llig7+ <i> fl 1 9.llixd5 Despeja la columna "e" y la diagonal "h2-
Wfd8 20.lli f5 ! gxf5 2 1 .Wfh5+ <i> g8 (2 1 . .. <i> e6 b8" para las piezas mayores. Por otro lado, se
22.llixe7 Wfxe7 23 .É1ad l , seguido de �d6+) evacua la casilla "e5" para el caballo.
22.e6, en ambos casos con ataque devastador. 14 ...9xe6 15.gfel ers
18.fi'xal bxc3 19.9a5! �c6 O 1 5 . . .Wfd6? 1 6.llie5, ganando (Finkel).
Después de la variante 1 9 ... cxb2 20.llic7+ 16.9b8+ gds 17.9xb7 9d7 18.9b3! �h6
�xc7 2 1 .Wfxc7 0-0 22.e6, las blancas gana­ Sobreprotegiendo al peón de "fl". Después
rían. de 1 8 ... llif6? 1 9.llie5 Wfd5 20.Wfa4, la doble
20.9xd5 �b4 21.fi'd4 gb7 22.bxc3 amenaza 2 1 .llJxc6 y 2 1 .�ad l sería más de lo
Con las piezas negras desordenadas y su que las negras podrían soportar.
rey expuesto, el resto es fácil para las blancas. 19.gadl 9c7 20.gxd8+ 9xd8 21.9b7!
22 ... �xcl 23.9c4 �b6 24.�c7+ <i>d8 Finalmente, las blancas recuperan el mate­
25.gdl+ i.d7 26.fi'e4 gxc7 27.e6! rial con intereses.
Las negras abandonaron. 21 ...0--0 22.9xa7 fi'd5 23.9xe7 9xa2

164 ESTRATEGIA EN LA APERTURA


24.�gS! 16 c.t>bS 17.hS!
•••

"Toca" el peón de "h7" y la casilla "e4". La 1 7.i.e2? ! lll hS 18 ..ih2 .if2 ! era menos pre­
directa 24.Wfxc5 Wfxb2 25.Wfxc6 era menos ciso (Kasparov).
ambiciosa. 17 gd7
•.•

24 �fS 25.WxcS Wxb2 26.�xh7! gas


•••
La típica ruptura del erizo, 1 7 . . . d5? falla
27.�f6+ c.t>g7 2S.9xc6 debido a 1 8.exd5 exd5 19.lll xc5 bxc5 20.Wfe l !
Con sus dos peones de ventaja, las blancas ghe8 2 1 .cxdS (Kasparov), de modo que las
ganaron más adelante. negras sólo pueden esperar a que su rival me­
jore poco a poco la posición.
Partida 222 (continuación) 1s.gct ges 19.J.e2 c.t>a7 20.ghdl gddS
21.g4
Ahora las blancas están ya mejor en todo el
tablero.
21 �gS 22.J.g3 �e7 23.f4! �5c6 24.J.f3
.••

gbs 2s.J.h4 gd7?


Esto permite una espectacular combina­
ción. Era más sólido 25 . . . gbc8, a lo que Kas­
parov habría respondido 26.gS, ganando espa­
cio.
26.�bS+! axb5 27.cxbS �a5?
Pierde en el acto, pero después de 27 ... gcs
28.bxc6 lll xc6 29.eS, las negras también ten­
drían serios problemas.
2S.�xa5 bxa5 29.gxcS!
Poniendo en evidencia el defecto de la ju­
16.h4! gada 25 de las negras.
Antes de emprender acciones agresivas, 29... dxcS 30.9xd7 9xf4 31.gd6!
Kasparov neutraliza el plan de ... g5 . Después Debido a la línea 3 1 ...c.t>as 32.Wfc7 ! .ixe4+
de 1 6 ..ie2? ! g5 ! 1 7.i.g3 lll h 5, el negro obtie­ 33 ..ixe4+ Wfxe4+ 34.c.t>a l , renovando la ame­
nen algún contrajuego por casillas de su color. naza 35.ga6++, las negras se rindieron.

RESTRICCIÓN 165
6. Unas palabras sobre la preparación de
aperturas

En este breve capítulo, me gustaría compartir algunas ideas generales acerca de la preparación de
aperturas.

Elaboración de un repertorio de aperturas

Reflexionemos por un momento acerca de la naturaleza del conocimiento en ajedrez. Los cono­
cimientos sobre el medio juego y el final son genéricos, es decir, son compartidos por todos los
jugadores: en el medio juego todos debemos saber cómo se disputa una columna abierta, cómo se
crea un peón pasado o se explota una casilla débil, por ejemplo, mientras que en el final el juga­
dor que no esté familiarizado con conceptos como la oposición, los ataques de torre por retaguar­
dia, el principio de las dos debilidades, etcétera, está condenado al fracaso. En cuanto al conoci­
miento de la táctica, estamos sencillamente obligados a dominar la técnica de las clavadas,
ataques dobles, jaques descubiertos, entre otros, si queremos tener éxito en ajedrez.
Por el contrario, la fase de la apertura tiene mucho más espacio para manifestar nuestro estilo
y gustos personales. Usted no tiene por qué saberlo todo acerca de la Defensa Francesa o el Con­
tragambito Albin, ni siquiera para llegar a GM, si esas aperturas no forman parte de su repertorio
(aunque el conocimiento extra nunca está de más, por supuesto). Si es usted un fanático de la
Inglesa, entonces su conocimiento de las aperturas de peón de rey no es imprescindible, pero sí
sus defensas contra l .e4. El conocimiento teórico de aperturas, por tanto, es cuestión personal,
según las preferencias de cada jugador. Por esta razón, es probable que nunca se encuentre con
dos jugadores que tengan exactamente el mismo repertorio, a menos que ambos hayan tenido la
fuerte influencia de un mismo entrenador, sin haber trabajado de forma independiente.
Como consecuencia, deberíamos explotar sus preferencias personales en la apertura, a la
hora de elaborar un repertorio que se corresponda con sus gustos y estilo. Un hecho favorable en
este sentido es la existencia de aperturas y defensas que tienen factores estructurales comunes. A
continuación he agrupado aperturas en dos tablas distintas, la primera de las cuales responde a
similitudes estructurales, mientras que la segunda, lo es conforme a similitudes de "estilo" en
general. Observe que algunas aperturas y defensas aparecen más de una vez, debido a su
diversidad y a la variedad de formas en que pueden jugarse.

1 66 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Aperturas con similitudes estructurales

Aperturas y defensas Factores comunes

Eslava. Caro-Kann, Escandinava, Ataque Estructura de peones, alfil de dama fuera de


Torre, Sistema Londres la cadena

Holandesa Stonewall, Francesa, Española Estructura de peones, tensión de peones en


Abierta el centro

Benoni, Pire, Española Cerrada Estructura de peones, juego por casillas


negras

Nimzoindia, India de Dama, Bogoindia, Estructura de peones, fiancheto de dama


Siciliana Scheveningen, Taimanov y Kan

India de Rey, Pire, Moderna, Siciliana Estructura de peones, fiancheto de rey


Dragón

Gambito de Dama Aceptado, Petrov Estructura de peones, juego abierto

Grünfeld, Catalana (algunas líneas) Estructura de peones, fiancheto de rey

Siciliana Dragón Acelerado, Inglesa con g3, Estructura de peones, fiancheto de rey
Inglesa Simétrica (con negras)

Siciliana Rossolimo, Inglesa con l . ..e5 y Estructura de peones


l . ..i.b4 (con negras)

Colle, Semieslava Estructura de peones

Ataque Indio de Rey, India de Rey, Pire, Estructura de peones


India Antigua

Tarrasch, Petrov, Siciliana Alapin, Gambito Estructura de peones (peón "d" aislado)
de Dama Aceptado, Caro-Kann Panov

UNAS PALABRAS SOBRE LA PREPARACIÓN DE APERTURAS 1 67


Aperturas con similitudes generales de estilo

Aperturas y defensas Factores comunes

Gambito de Dama Aceptado, Petrov, Solidez, cambios de piezas, perspectivas de


Española Berlinesa, Siciliana Alapin, finales
Española del Cambio, Francesa Tarrasch

India de Rey, Siciliana Dragón, Holandesa Agresividad, posiciones cerradas o


Leningrado, Francesa 3 . .!li c3, Siciliana semiabiertas
Abierta

Semieslava, Española Marshall, Arkangelsk Agresividad, posiciones abiertas o


y Schliemann, Caro-Kann 3 .f3, Siciliana semiabiertas
Abierta

Francesa, India de Rey, Benoni Checa Posiciones cerradas, cadenas de peones

Gambito de Dama Rehusado, Francesa Solidez, posiciones cerradas

Holandesa Stonewall, Siciliana Sveshnikov Puntos débiles, actividad

Siciliana Najdorf, Grünfeld, Siciliana Batalla teórica, juego agudo


Dragón, Semieslava Botvinnik

Nimzoindia, Francesa Winawer, Siciliana Cesión del alfil de rey, peones doblados
Rossolimo, Inglesa 1 ...e5 y ...i.b4

Catalana, Gambito Benko, otros gambitos Sacrificios de peón, actividad

Siciliana Scheveningen, Kan y Taimanov, Desventaja de espacio, flexibilidad, pocos


Alekhine, Pire, Inglesa erizo cambios

Trompowsky, Chigorin Cesión del alfil de dama, juego

India de Rey Siimisch, Nimzoindia Clásica Ventaja de espacio, desarrollo lento

Estas tablas son una simple referencia, no una tentativa de clasificar todas las aperturas y defen­
sas conforme a sus respectivas características. Ahora me doy cuenta de que, por alguna razón, he
sido más generoso con las aperturas de las negras. En cualquier caso, podrá hacerse usted alguna
idea acerca de la dirección en que puede orientar su repertorio.
No olvide, por último que una apertura a la que no le haya prestado especial atención, puede
ser la más adecuada a su estilo. En mi caso, "descubrí" la Siciliana Kan unos doce años después

1 68 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
de haberme iniciado en ajedrez y, al mismo tiempo, pasé de jugar l .e4 a l .d4. Ambas modifi­
caciones en mi repertorio de aperturas tuvieron un impacto positivo en mis resultados, salvo
algunos reveses iniciales.

Planes, esquemas, directrices y órdenes de jugadas

Cada apertura tiene su particular lógica, que puede traducirse en planes, esquemas y directrices,
que deberían estudiarse junto con las jugadas "teóricas", a fin de obtener un cuadro completo de
la apertura en cuestión. En su Estrategia, Mark Dvoretsky aboga por el estudio de posiciones tí­
picas, con similar estructura de peones, configuración de piezas, etcétera. Una tarea así puede lle­
varse a cabo estudiando partidas comentadas completas, que contengan ciertas posiciones típicas.
Un interesante enfoque adicional consiste en estudiar cierta apertura con las partidas de un
jugador destacado. Por ejemplo: la Grünfeld, tal como la juega Svidler, o la Siciliana Abierta,
como la juega Anand. De este modo, podría "copiar" gradualmente el repertorio de estos grandes
jugadores, viendo cómo responde, por ejemplo, Svidler, a 4.if4, o la forma en que Anand trata la
·

Sveshnikov, etc.
Al estudiar aperturas, deberíamos prestar especial atención a sus planes básicos o temáticos.
He aquí algunos ejemplos:

• El avance ... fS en la India de Rey.


• La ruptura dS en posiciones con peón "d" aislado.
• La ruptura ... f6 en la Francesa.
• La maniobra lll bd2-fl-h2 en el Ataque Indio de Rey.
• El ataque de minorías b4-bS en el Gambito de Dama, Variante del Cambio.

Una vez adquirido un conocimiento básico de la apertura en cuestión, estará en condiciones


de apreciar los momentos "correctos" y "erróneos" en la aplicación de estos planes. El avance
... f.5 en la India de Rey, por ejemplo, a menudo es más efectivo cuando las blancas han enrocado
corto y tiende a serlo menos cuando se ha abierto la columna "d", por citar algún caso. La manio­
bra lll bd2-fl-h2 en el Ataque Indio de Rey suele ser fuerte cuando las blancas han logrado reali­
zar el avance eS, pero no tanto cuando las negras han situado un peón en "eS".
Otro tema importante es la elección de esquema dentro de una particular apertura. En la
Benoni clásica, por ejemplo, las negras a menudo desarrollan su alfil por "g4", y luego siguen
con ... lll bd7. Sin embargo, esto resultaría imposible si las blancas optan por un esquema con h3 o
f3. En tales casos, las negras deberían considerar la formación ... lll a6-c7 y ...id7.
En la India de Rey Siimisch con un temprano ... es, dS, las blancas tienen un ligero problema
con su caballo de rey. Así, deben mantenerlo por un tiempo en "g 1 11, esperando a que las negras
jueguen ... lll bd7, a lo que pueden replicar lll h3, seguido de lll t2 , explotando el hecho de que, por
el momento, no es posible . . ixh3. Por el contrario, si las negras prefieren un esquema con
.

... lll a6, como en el anterior ejemplo de la Benoni, entonces podría darse al caballo la ruta "e2-
g3".
Siguiendo con el tema de la Defensa India de Rey Siimisch (con blancas), el agresivo esque­
ma �d2, 0-0-0, lll ge2, g2-g4 y lll g3 puede ser muy efectivo si las negras han jugado ... es (y las
blancas respondido d5). Pero en el caso de ... es, las blancas normalmente evitan ese esquema,
debido al amenazador alfil negro de "g7", y suelen optar por el enroque corto.
En algunas líneas de la Eslava con e3, las blancas restringen la idea de su rival, ...if.5, con
un temprano id3, en cuyo caso el alfil de dama negro puede desarrollarse, en cambio, por "g4".
De modo similar, si las blancas juegan un temprano h3 en la Escandinava, la intención de las
negras de jugar ...ig4 puede cambiarse por ...if.5.

UNAS PALABRAS SOBRE LA PREPARACIÓN DE APERTURAS 1 69


En la Pire con 4 ..ie3 las blancas tienen una formación estándar, a base de Wfd2, f3, 0-0-0,
.th6, h4-h5, etcétera. En consecuencia. las negras a menudo difieren las jugadas naturales . . . .ig7
y ... 0-0, con 4 ... c6, hasta una fase posterior. En cambio, contra los esquemas clásicos, a base de
4.llif3, rara vez postergan ... i.g7, ya que un ataque blanco por la columna "h" es menos factible,
una vez que el caballo se ha desarrollado por "f3".
Al estudiar nuevas líneas de apertura, trate de establecer "minireglas" o directrices sencillas
que faciliten su comprensión de las mismas. Por ejemplo: en la Variante Clásica de la Caro-Kann
(4 . . ..if5), las negras deben responder normalmente a h4 con ... h6, y rara vez con . . . h5. Sin embar­
go, en la Variante del Avance (3 .e5) de la misma defensa. h4 se contesta más eficazmente a
menudo con . . . h5 que con ... h6.
En la Philidor clásica ( l .e4 e5 2.llif3 d6 3 .d4 exd4 4.llixd4 llif6), con negras, jugar ... c7(c6)­
c5 es normalmente una idea dudosa desde un punto de vista estructural, pero una vez que las
blancas señalan sus intenciones de ataque con f4, entonces . . . c7(c6)-c5 es mucho más razonable,
a fin de organizar un rápido contrajuego.
En cuanto al juego de las blancas en posiciones con peón "d" aislado, si las negras se apresu­
ran a bloquear el peón de "d4" con la maniobra . . . llib4-d5, entonces el plan típico d4-d5 debe ser
descartado, y en su lugar puede considerarse un ataque en el flanco de rey, con jugadas como
llie5, !!d3-h3, etcétera. Por otra parte, si las negras mantienen el caballo en "c6" y prosiguen con
su desarrollo del flanco de dama, a base de ... b5, . . .ib7, etc., entonces su control de la casilla
"e5" hace el plan anterior menos factible, mientras que el avance d5 vuelve a ser importante.
Al diseñar su repertorio debe tener cuidado con los órdenes de jugadas. Si, por ejemplo, le
gusta jugar la Eslava contra l .d4, debe tener en cuenta l ... c6 como respuesta a l .c4, aunque en tal
caso también deberá estar preparado contra 2.e4. Si también le gusta la fudia Antigua, entonces
2 ... e5 es una posible opción. Por ejemplo: 3.llif3 d6 4.d4 llid7, trasponiendo a dicha defensa. De
no ser así, podría continuar con 2 . . . d5, y entonces son las blancas quienes deben pensar acerca
del orden de jugadas. Porque si aquí juegan 3.exd5, las negras podrían considerar 3 ... llif6,
entrando en una línea marginal de la Escandinava. puesto que 4.dxc6 llixc6 se considera
arriesgado para las blancas, y si 4.d4, entonces después de 4 ... exd5, se alcanzaría una posición
del Ataque Panov de la Caro-Kann. Sin embargo, si esto no es del gusto de las blancas, entonces
podrían optar por 3.cxd5, y en tal caso las negras no tendrían nada mejor que 3 . . . exd5 4.exd5
ll:i f6, entrando en una especie de Ataque Panov acelerado, en el que las blancas pueden continuar
con 5 .i.b5+ o 5.Wfa4+, tratando de conservar el peón de "d5 " .
Supongamos ahora que a usted n o l e gusta el aspecto de esta línea y que, con las piezas
blancas, le gusta jugar la Variante Rossolimo contra la Siciliana. En tal caso, podría considerar
responder a l .c4 con l . ..e5, seguido de un rápido . . . .tb4, con lo cual se encontraría en territorio
familiar, si bien con colores invertidos.
Por otra parte, las blancas podrían iniciar su Apertura Inglesa con 1 .llif3, impidiendo l . . .e5 .
La tentativa por preparar ese avance con l . ..llic6 permite, lamentablemente, 2.d4, en cuyo caso la
mejor opción para las negras parece ser una Chigorin, con 2 ... d5, y es probable que esta defensa
no forme parte de su repertorio. Las blancas podrían jugar también 2.e4, y aquí la mejor
respuesta debe ser 2 ... e5, pero ahora debe estar preparado para jugar una Española o una Italiana,
entre otras posibles. Afortunadamente, existe una solución más sencilla: l .. .d5, seguido de 2 ... c6,
con lo cual puede alcanzar una estructura Eslava. de la que hablamos en primer lugar.
Considerando la situación desde la perspectiva de un jugador de la Inglesa. si le gustan las
posiciones derivadas de l .c4 e5, entonces l .c4 es claramente la forma correcta de abrir el juego.
Caso contrario, debería jugar antes 1 .llif3 y sólo después c4, impidiendo la respuesta l .. .e5. No
obstante, esto significa, entre otras cosas, que ya no podrá plantear una formación a base de g3,
i.g2, e3 y lligl -e2. Así que debería establecer cuáles son sus prioridades.
En resumen: el orden de jugadas desempeña un importante papel a la hora de elaborar un
repertorio de aperturas.

1 70 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Mantenimiento del repertorio

Al hablar de crear un repertorio de aperturas, debemos distinguir entre tres procesos de prepara­
ción:
a) Preparación general. Ésta es la parte más importante del trabajo y consiste en varias
tareas, como definir el repertorio, recopilar información, actualizar las líneas con nuevas partidas,
análisis de posiciones críticas, etcétera. Le recomiendo encarecidamente que lleve a cabo este
proceso en casa y no cuando esté disputando un torneo, donde el tiempo disponible es limitado y
economizar energías es vital.
¿Cómo puede llevarse a cabo este trabajo, en términos concretos? Cada jugador tiene sus
hábitos personales y métodos de preparación, así que sólo puedo hablar de los míos. He aquí un
posible plan de trabajo, a ser ejecutado con un programa como ChessBase o Chess Assistant:
al) Cree una nueva partida, en la cual podrá elaborar un sencillo árbol de jugadas para la
apertura en cuestión. Por ejemplo: en el caso de la Defensa Pire, con negras, la rama principal
podría ser l .e4 d6 2.d4 liJf6 3.l0c3 g6 4.ltJf3 i.g7 5.i.e2 0-0 6.0-0 i.g4, con bifurcaciones como
3.f3 l0bd7, 3 .i.d3 e5, 4.i.e3 c6, 4.f4 i.g7 5.ltJf3 0-0 6.i.d3 l0a6, etc. Cuando haya finalizado
tendrá el árbol con sus ramas principales, pero que aún hay que vestirlo y hacerlo frondoso
a2) Utilizando libros y revistas, comience a rellenar el árbol de la apertura con variantes y
comentarios. En cuanto a las fuentes electrónicas, puede cortar fragmentos de partidas y pegarlos
en el árbol, lo que le facilitará el proceso. Afiad� sus propios análisis y analice las posiciones
críticas. Al comienzo de la partida (es decir, al final de las ramas principales), incorpore algunas
directrices generales, de forma similar a las mencionadas al comienzo de esta sección, porque le
resultarán útiles durante la preparación para un torneo.
a3) Repita los pasos al) y a2) para cada apertura de su repertorio.
a4. 1 ) Actualice su repertorio periódicamente, .lo que puede conseguirse creando un filtro (en
Chess Assistant es llamado "clasificador") que contiene la posición inicial de su repertorio. Por
ejemplo: las posiciones de salida en la Pire antes mencionadas. Este filtro puede ser archivado
entonces como una plantilla (me refiero al proceso con Chess Assistant), y cada vez que tenga
nuevas partidas que examinar (por ejemplo, un nuevo número de The Week in Chess, una nueva
base mensual de Chess Today, o un nuevo volumen de Informator), añada un nuevo filtro
(basado en la plantilla) a la base de datos en cuestión. Por último, ejecute el filtro (es decir,
"Search for all nodes" /Búsqueda de todos los nodos/ en Chess Assistant) y todas las partidas que
coincidan con las posiciones iniciales de su repertorio quedarán automáticamente incorporadas a
bases separadas, listas para ser visionadas.
a4.2) Practique sus líneas de apertura siempre que le sea posible. Incluso las partidas de blitz
por Internet sirven a este propósito, y puede fácilmente incorporarlas luego al correspondiente
árbol. Por ejemplo: en la interfaz Blitzin puede marcar la función "Store my games" (Archivar
mis partidas) y después acceder al archivo PGN correspondiente.
b) Preparación específica. Contrariamente a a), este proceso se lleva a cabo durante un
torneo, concentrándonos en las líneas de apertura que esperamos se planteen en el tablero contra
su próximo rival. Quizá estas líneas no estuviesen debidamente cubiertas en sus partidas del
árbol, y en tal caso tendrá que seguir e procedimiento descrito en el paso a2). Lo bueno es que
cuando tenga que afrontar las mismas líneas en una nueva partida, el trabajo ya habrá sido hecho.
Obviamente, cuanto mayor esfuerzo haya dedicado a la preparación general, tanto menos reque­
rirá la preparación específica.
e) Escaneo rápido. Lo mismo que b), este proceso se realiza durante el torneo. Por "escaneo
rápido" me refiero a un examen superficial de uno o varios árboles de partidas, con el simple
propósito de refrescar la memoria, es decir, un repaso. Este tipo de preparación es útil cuando no
está usted seguro de la apertura o la línea que podrían plantearse en el tablero. Podríamos
compararlo con el traslado de datos del disco duro a la memoria RAM del ordenador.

UNAS PALABRAS SOBRE LA PREPARACIÓN DE APERTURAS 171


Preparación contra oponentes determinados

Por mi experiencia en la competición, he observado que el repertorio de aperturas de mis opo­


nentes suele ser de uno de estos tres tipos:
1) Reducido, pero bien investigado.
Il) Amplio y flexible.
III) Una mezcla de 1) y 11).
El tipo 1) hace que la preparación previa a la partida sea bastante fácil, ya que normalmente
suele conocer de antemano la apertura o variante que se producirá en el tablero. Así, puede
limitarse a esa apertura (véase b anterior), lo que le permitirá una preparación profunda y
completa. Por otro lado, aunque consiga sorprender a su oponente con alguna nueva jugada o
idea, a menudo podrá él hallar, de todos modos, una buena solución, debido a su experiencia con
ese tipo de posición.
Por el contrario, el tipo Il) dificulta mucho la preparación, y es probable que su rival base su
elección de apertura en el repertorio de usted Al enfrentarse a jugadores de ese tipo, camaleó­
nicos, los escaneos rápidos (véase c) tienen mucho sentido, concentrándose especialmente en
aquellas variantes en las que ha tenido problemas en sus últimas partidas, puesto que tienden a
ser objetivos típicos para jugadores así. En cualquier caso, enfrentarse a jugadores camaleónicos
puede tener la ventaja de que sus conocimientos de aperturas son algo superficiales (en
comparación con los del tipo 1), un hecho que a menudo se pone en evidencia a comienzos del
medio juego.
Por último, el repertorio del tipo III implica que el jugador suele confiar en algunas aperturas
habituales, pero que también hace reajustes de acuerdo con el repertorio de usted, por ejemplo si
ha empleado varias veces alguna línea dudosa. En esencia, tendrá usted que practicar varios esca­
neos rápidos y concentrarse en aquellas líneas que previsiblemente podrían darse en la partida.

Siguen unos consejos finales:

• Trate de adoptar un repertorio flexible, es decir, dominar distintas subvariantes dentro


de una misma apertura. Esa flexibilidad dificultará considerablemente la preparación de
sus oponentes.
• Esté psicológicamente preparado para afrontar sorpresas. Es posible que su próximo
oponente trate de plantear una nueva línea de apertura, o que algunas partidas que él
haya jugado no se encuentren en las bases de datos importantes, como la Megabase de
ChessBase.
• Un rápido vistazo a las partidas de su oponente con el "otro" color puede indicar que
juega determinada línea con ambos colores, si es que existe una línea así en el repertorio
de su rival. La forma en que juegue la línea con el otro color es importante para su pre­
paración. Obviamente, él estará bien familiarizado con la línea en cuestión, pero por otra
parte, un jugador puede sentirse algo confundido cuando se enfrenta a sus propias líneas.
• Al prepararse para su inmediato rival, debería tener en cuenta también su estilo y
preferencias en las fases ulteriores de la partida. ¿Es un atacante obsesivo?, ¿cambia
piezas tan pronto como puede?, ¿no le gustan las complejidades tácticas?, ¿se aburre en
posiciones cerradas?, ¿se desespera en posiciones defensivas?, ¿es bueno o malo
jugando finales?, etcétera. Debe tener presentes sus observaciones durante la partida,
porque le ayudarán a tomar decisiones. Si este enfoque le parece interesante, no se
olvide de echar un vistazo a las partidas de su oponente con el "otro" color.

Buena suerte en su preparación.

1 72 ESTRATEGIA EN LA APERTIJRA
,

Indice de jugadores

Akesson, 23 Emst T., 148 Khachiyan, 84


Akopian, 6 1 Estremera, 74 Kindermann, 1 5 1
Alekhine, 77 Filippov, 148 Klovans, 83
Alekseev, 142 Fine, 75 Knaak, 77
Al Hadarani, 80 Fischer, 72, 1 4 1 Korchnoi, 1 1 , 70
Anand, 4 1 , 145 Flores, 76 Kostanovich, 45
Andriasian, 8 Florescu, 1 5 1 Kosteniuk, 73
Antoshin, 7 1 Fries Nielsen, 2 1 Kotov, 63
Ardeleanu, 1 30 Galkin, 85 Kotronias, 1 28
Arnold M.T., 1 42 Gallagher, 39 Kramnik, 79
Ávalos Parra, 73 Geller, 124 Kulaots, 142
Ballmann, 82 Gheorghiu, 84 Kundin, 45
Bareev, 1 46 Glek, 64 Landleiter, 68
Barkhagen, 1 1 9 Gligoric, 50, 72 Lema, 1 45
Bartel, 70 Golod, 78 Letelier, 72
Becerra, 75 Grabarczyk, 1 3 Lilienthal, 70
Beliavsky, 4 1 , 83 Gufeld, 1 3 9 Litwiniec, 8
Benjamin, 34 Gurevich, 28, 79 Ljubojevic, 50
Bocharov, 3 1 Haznedaroglu, 28 Lobron, 147
Boensch, 1 6 Hector, 1 3 5 López Silva, 76
Boleslavsky, 63 Hellsten, 1 0, 2 1 ,23 ,24, 47, Lputian,79
Bologan, 59 52, 69, 76, 84, 1 1 5, 1 43, 1 44 Luján, 76
Browne, 1 7, 84 Herrera, 75 Lundin, 1 48
Brynell, 84, 1 1 9 Hertneck, 14 7 Lutz, 64
Carlsen, 80, 1 1 7 Hjartarson, 82 Macieja, 70
Chepukaitis, 78 Hort, 43 Maróczy, 1 44
Cramling, 72 Howe, 1 0 Marshall, 77
Dautov, 66 Hübner, 5 3 , 1 49 Martz, 1 7
Deepan Chakkravarthy, 1 1 7 Illescas, 49 Mascarinas, 68
Delchev, 38 lvkov, 7 1 Mateuta,52
De Firmian, 1 44 Jalifman, 1 48 Matulovic, 1 4 1
Dobosz, 68 Javakhishvili, 73 McDonald, 82
Dolmatov, 80, 1 50 Jevtic, 69 Mecking, 1 24
Dorfman, 14 Kachiani Gersinska, 72 Mijalchishin, 1 46
Dreev, 86 Kamsky, 1 45 Mikhalevski, 29
Dvoretsky, 83 Karjakin, 26 Milov, 1 28
Eljanov, 6 1 , 1 49 Karpov, 1 36 Morales, 47
Epishin, 32 Kasparov, 8 1 , 1 52 Moreno Camero, 49
Emst S., 1 42 Keres, 1 33 Morozevich, 55

ÍNDICES 1 73
Morphy, 1 4 1 Rasmussen, 1 47 Taimanov, 43
Mmdzic, 7 1 Relange, 74 Tal, 69
Nakamura, 84 Ricardi, 1 1 5 Tjurin, 3 1
Nijboer, 1 35, 1 42 Rojas, 1 45 Torre, 1 23
Nikolaievsky, 29 Rosandic, 38 Tregubov, 1 9
Nisipeanu, 66 Rozentalis, 78 Vaganian, 36
Nyysti, 8 1 Rytshagov, 1 3 1 Vajda, 1 5 1
011, 1 2 1 Sadykov, 57 Van der Sterren, 1 9
Ortega, 1 1 Salov, 53 Van der Wiel, 36, 1 52
Palliser, 86 Schmid, 1 33 Van Wely, 26
Panno, 1 43 Sepp, 8 1 Vega, 79
Pejic, 7 1 Serras Uría, 74 Vizama, 24
Peng Xiaomin, 82 Shamkovich, 126 Vocaturo, 73
Peralta, 74 Shirov, 1 49 Volkov, 86
Pert, 86 Short, 1 2 1 Von Bardeleben, 1 46
Petrosian, 1 39 Slobodjan, 32 Vuckovic, 1 5 1
Pillsbury, 1 44 Smyslov, 1 36 Wagener, 34
Plachetka, 77 Sosonko, 1 49 Wedberg, 1 1 3
Podlesny, 1 3 Stamnov, 1 42 Westerinen, 59, 1 47
Polgár Z , 1 6 Stanley, 1 4 1 Yuferov, 78
Polugaievsky, 1 4 Steiner, 75 Yurtaev, 8 1
Ponomariov, 3 9 Steinitz, 1 46 Yusupov, 83, 1 1 3, 1 50
Predojevic, 55 Strikovic, 68 Zapata, 69
Rabar, 72 Suetin, 1 26 Zelcic, 1 30
Radjabov, 1 23 Sulskis, 85
Rashkovsky, 80 Sveshnikov, 57, 1 3 1

Indice de aperturas
El número corresponde a la página

Apertura Catalana, 6 1 , 1 1 5, 1 49
Apertura Cuatro Caballos, 144
Apertura Española, 73, 1 24, 1 3 5
Apertura Inglesa, 29, 43,50, 76, 8 1
Apertura Italiana, 8, 59, 1 46
Apertura Reti, 53
Apertura Trompowsky, 63
Apertura Vienesa, 83
Defensa Alekhine, 36, 69, 84
Defensa Benoni, 49, 7 1 , 1 50
Defensa Caro-Kann, 66, 75, 85, 1 30, 1 42, 1 47, 149
Defensa Escandinava, 1 2 1 , 1 26
Defensa Eslava, 1 9, 24, 26, 52, 72, 73,79, 86, 147

1 74 ESTRATEGIA EN LA APERTURA
Defensa Francesa, 45, 55, 82
Defensa Grünfeld, 14, 1 7, 70, 148
Defensa Holandesa, 83
Defensa india de Dama, 23, 84, 1 1 3, 1 1 9, 142, 1 52
Defensa India de Rey, 72, 74, 1 39
Defensa Moderna, 38, 39, 78, 1 43
Defensa Nimzoindia, 72, 77, 78, 8 1 , 128
Defensa Petrov, 1 36, 1 42
Defensa Pire, 28, 4 1 , 74, 1 23
Defensa Semieslava, 57, 148
Defensa Siciliana, Ataque Indio de Rey, 68
Defensa Siciliana, Gambito Morra, 1 3 3
Defensa Siciliana, Variante Alapin, 1 0, 84, 1 3 1 , 144
Defensa Siciliana, Variante Cerrada, 32
Defensa Siciliana, Variante Kan, 64, 76
Defensa Siciliana, Variante Najdorf, 80, 145
Defensa Siciliana, Variante Rossolimo, 34, 80, 1 1 7, 1 4 1 , 1 5 1
Defensa Siciliana, Variante Scheveningen, 1 5 1
Defensa Siciliana, Variante Taimanov, 1 1
Defensa Tarrasch, 1 45
Defensas Irregulares, 77
Gambito Benko, 82
Gambito Budapest, 3 1
Gambito de Dama Rehusado, 1 3 , 1 6, 47, 68, 69, 70,7 1 , 79, 86
Gambito de Dama Aceptado, 75, 1 46
Gambito Evans, 1 4 1
Sistema Colle, 2 1

ÍNDICES 1 75