Está en la página 1de 12

"Año del Diálogo y

Reconciliación Nacional"

FACULTAD:
EDUCACIÓN
ESCUELA:
EDUCACIÓN TECNOLÓGICA
ESPECIALIDAD:
CONSTRUCCIONES METÁLICAS
CURSO:
Resistencia de Materiales

TEMA: - Metales Ferrosos

NOMBRE:
Chávez Soto, Obed
DOCENTE:
Alex Quintana Palomino

CICLO: VII

HUACHO- PERU 2018


Definición

Se denominan metales ferrosos o férricos a aquellos que contienen hierro como elemento base; pueden
llevar además pequeñas proporciones de otros.
A pesar de todos los inconvenientes que presentan estos materiales (hierro, acero y fundiciones) por ser
muy pesados, oxidarse con facilidad y ser difíciles de trabaja, entre otros, son uno de los más usados en
la actualidad.
Las aplicaciones más significativas a las que se destinan los materiales ferrosos son la construcción de
puentes, estructuras de edificios, barcos, trenes, coches y utensilios domésticos (ollas, grifos, cucharas,
etc.)
Materiales metálicos

Los metales son un grupo de elementos químicos con unas características que los hacen muy útiles para
el hombre, entre las que destacan la conductividad (caso del cobre ), la resistencia mecánica ( hierro y
acero ), la resistencia a las altas temperaturas ( wolframio ), etc.

O sea, tenemos un metal o aleación para cada necesidad de la técnica.

Todos ellos son sólidos a temperatura ambiente, excepto el mercurio

En general, se puede decir que los metales tienen las siguientes propiedades:

 Maleabilidad: Podemos hacer láminas de muchos de ellos al pasar por rodillos especiales o con otras técnicas
donde se le somete a esfuerzos de compresión.
 Ductilidad: Con técnicas apropiadas, formamos hilos al someterlo a esfuerzos de tracción.
 Tenacidad: Esto sería lo contrario de la fragilidad, o sea, los metales presentan gran resistencia
a romperse cuando reciben golpes.
 Resistencia mecánica: Cuando los sometemos a las diferentes fuerzas ( tracción, torsión , comprensión..) suele
comportarse muy bien.

Además de las anteriores, también son opacos, con alta densidad, alto punto de fusión y muy buenos
conductores del calor y la electricidad.

Podemos clasificar los metales en base al color, la densidad, los resistente que sea.. Sin embargo, dado
que el hierro ha sido el metal más usado con mucha diferencia, los metales se suelen clasificar en ferrosos
( si tienen hierro ) y no ferrosos ( no tienen hierro ).
Metales ferrosos

Los materiales férricos son aquellos que en su composición tienen principalmente hierro, como el acero
(mezcla de hierro con un poco de carbono ) o el hierro puro.

En la imagen podemos observar bobinas de acero empleadas para la chapa de los automóviles. Sólo con
este uso, ya nos podemos imaginar la demanda tan elevada que hay de este material. Si además tenemos
en cuenta que el motor del coche está fabricado básicamente por hierro, sumamos y sumamos.

La gran ventaja de este material es su precio relativamente bajo y la


capacidad de unirse con otros elementos para mejorar sustancialmente sus propiedades. Veremos el caso
del acero.

Hemos representado un tipo de acero (la estructura cristalina, o sea, como se colocan los átomos en el
material)

Las bolas grises representan los átomos de hierro y las azules los de carbono.

Al formarse la estructura (hierro en el horno) los átomos de hierro está moviéndose libremente. Cuando
baja la temperatura es como la diana de los metales (hay que formar filas) y los átomos de hierro se
agrupan de forma que generan ese cubo de la imagen. Como hemos añadido un poquito de carbono (sobre
el 1%), los átomos de este no metal se “cuelan” en la formación del cubo (red cristalina ) creando una
aleación con unas propiedades mecánicas mejores.
Según el porcentaje de carbono que tiene, los materiales férricos se clasifican en:

Hierro Dulce, con carbono <0.1%. Se oxida muy fácilmente, en cuestión de horas se forma
una capa marrón que va destruyendo el material. Es un material blando y magnético, por
ello se suele emplear en piezas de electroimanes

Aceros donde 0,1% < C < 2%. Tenemos un material donde el carbono es menor al 2%.
También se oxidan, son mas duros al tener mas carbono, tenaces, dúctiles y maleables. Se
pueden soldar sin problemas y su uso va desde los vehículos de todo tipo, herramientas de
corte como la broca y hojas, etc. Si le añadimos un 12% de cromo tenemos el acero
inoxidable

Fundiciones, cuando el carbono es mayor del 2% y menor del 5%. A mayor carbono, mayor
dureza, pero la ductilidad y tenacidad empeoran. Funden a temperaturas menores y son
apropiados para fabricar piezas complicadas ( se adaptan muy bien al molde ). Su uso va
desde los motores a las rejillas de alcantarillas.
Clasificación de los metales ferrosos.

Los aceros son aleaciones de hierro y carbono que pueden contener cantidades
apreciables de otros elementos de aleación. Existe una gran cantidad de aleaciones
con diferentes composiciones químicas y tratamientos térmicos, lo cual hace que
existan aleaciones con un rango de propiedades mecánicas muy amplio. Las
propiedades mecánicas de los aceros son sensibles al porcentaje de carbono, el cual
normalmente es menor al 1%.

Algunos de los aceros más comunes se clasifican de acuerdo a su concentración de


carbono: bajo, medio y alto carbono. Las características principales de estas
aleaciones son las siguientes:

Aceros de bajo carbono.


• Son los que se producen comercialmente en mayor cantidad.
• Generalmente contienen menos de 0.25% de carbono.
• No responden a tratamientos térmicos que forman martensita.
• Su incremento en la resistencia puede lograrse por medio de trabajo en frío.
• Su microestructura consiste de ferrita y perlita.
• Son aleaciones relativamente suaves y débiles pero con una ductilidad y
tenacidad sobresalientes. Son maquinables y soldables.
• Son las de menor costo de producción.
• Sus aplicaciones típicas son: componentes de automóviles, perfiles estructurales,
láminas, tuberías.

Aceros de alta resistencia y baja aleación (HSLA).


• Es un subgrupo de los aceros al carbono. Poseen bajo carbono.
• Contienen elementos de aleación como cobre, vanadio, níquel y molibdeno en
concentraciones combinadas de 10% o menos.
• Poseen mayor resistencia que los aceros al carbono.
• Muchos de ellos pueden ser endurecidos por tratamiento térmico. Además son
dúctiles, formables y maquinables.
• En condiciones normales, los aceros HSLA son más resistentes a la corrosión
que los aceros al carbono.

Aceros de medio carbono.


• Tienen concentraciones de carbono entre 0.25 y 0.60
• Pueden ser tratados térmicamente por austenizado, templado y revenido.
Normalmente se utilizan en la condición revenida.
• Los aceros no aleados (al carbono) tienen baja capacidad de endurecimiento y
sólo pueden tratarse térmicamente en secciones delgadas y con elevada rapidez
de enfriamiento.
• Al añadir cromo, níquel y molibdeno se mejora la capacidad de estas aleaciones
de ser tratadas térmicamente. Estas aleaciones tienen mayor resistencia que los
aceros de bajo carbono pero sacrificando ductilidad y tenacidad.
• Se utilizan en aplicaciones que requieren la combinación de elevada resistencia,
resistencia al desgaste y tenacidad.

Aceros de alto carbono.


• Su contenido de carbono varía entre 0.6 y 1.4%
• Son los aceros más duros, más resistentes y menos dúctiles de los aceros al
carbono.
• Casi siempre se utilizan revenidos, por ello tienen una resistencia al desgaste
especial y son capaces de mantener un filo cortante.
• Los aceros para herramienta (tool steels) caen dentro de la categoría de aceros
de alto carbono. Contienen cromo, vanadio, tungsteno y molibdeno. Esos
elementos de aleación se combinan con el carbono para formar carburos muy
duros y resistentes al desgaste (Cr23C6, V4C3, WC). Se utilizan para fabricar
herramientas de corte.

Aceros inoxidables.
• Poseen una resistencia elevada a la corrosión en una variedad de entornos,
especialmente el medio ambiente.
• El elemento principal de aleación es el cromo (se requiere de al menos 11% de
cromo en el acero). La resistencia a la corrosión puede mejorarse al añadir
níquel y molibdeno.
• Se dividen en tres clases: martensítico, ferrítico y austenítico.
• Los aceros inoxidables austeníticos y ferríticos sólo pueden endurecerse por
trabajo en frío.
• Los aceros inoxidables austeníticos son los que tienen mayor resistencia a la
corrosión debido a su contenido elevado de cromo. Se producen en grandes
cantidades.
• Los aceros inoxidables martensíticos y ferríticos son magnéticos. Los aceros
austeníticos son no-magnéticos.
Hierros fundidos o fundiciones.
• Son aleaciones ferrosas con contenidos de carbono mayores al 2.1%. La
mayoría de fundiciones tienen entre 3 y 4.5% C.
• Estas aleaciones pasan al estado líquido entre 1150º y 1300º C. Estas
temperaturas son considerablemente más bajas que las de los aceros. Por esa
razón se utilizan en procesos de fundición.
• La mayoría de estas aleaciones son muy frágiles, siendo la técnica de fundición
la mejor forma de fabricar geometrías con ella.
• La cementita (Fe3C) es un compuesto metaestable y bajo ciertas condiciones se
descompone en ferrita y grafito.

Fe3C → + C grafito
3Fe(α ) ( )

• La formación del grafito depende de la composición química, la rapidez de


enfriamiento y la presencia de silicio en concentraciones mayores al 1%.
• La mayoría de hierros fundidos posee grafito en su microestructura.
• Las fundiciones se clasifican en gris, nodular, blanca y maleable.

Hierro gris.

• Contiene entre 2.5 y 4% C y 1 a 3% de Si.


• El grafito existe en forma de hojuelas (similares a las del corn flakes) rodeadas
por una matriz de ferrita o perlita. Debido a las hojuelas de grafito, la superficie
de fractura de estos materiales toma un color grisáceo, y de ahí su nombre.
• Mecánicamente, el hierro gris es más débil y frágil en tensión que en compresión.
Esto es a consecuencia de su microestructura ya que los extremos de la hojuela
de grafito son afilados y puntiagudos, y sirven como puntos de concentración del
esfuerzo cuando una fuerza externa en tensión es aplicada. La resistencia y
ductilidad son mucho mayores bajo cargas en compresión.
• Estas aleaciones son muy efectivas disipando energía de vibraciones. Por esta
razón, las estructuras de base de maquinaria y equipo pesado se fabrican con
este material.
• El hierro gris posee una elevada resistencia al desgaste. Además, en estado
líquido poseen una fluidez elevada lo cual permite fabricar piezas con geometrías
complejas. Además, la pérdida de volumen por solidificación es bajo.
• El hierro gris es la aleación más barata de todas las aleaciones metálicas.

Hierro nodular o dúctil.

• Si al hierro gris se le añaden pequeñas cantidades de magnesio y/o cerio, se


produce en el material una microestructura y propiedades mecánicas muy
diferentes a las del hierro gris. El grafito siempre se forma, pero no como
hojuelas sino como nódulos o partículas esféricas. La aleación que resulta se
llama hierro nodular o dúctil.
• La fase que rodea a los nódulos puede ser perlita o ferrita, dependiendo del
tratamiento térmico.
• Las piezas fundidas fabricadas con esta aleación son mucho más resistentes y
dúctiles que las fabricadas con el hierro gris.

Hierro blanco y hierro maleable.

• Para hierros fundidos bajos en silicio (menos del 1%) y velocidades de


enfriamiento elevadas, la mayoría del carbono en la aleación se forma como
cementita en vez de grafito. La superficie de fractura de este material tiene un
color blancuzco y de ahí su nombre fundición blanca.
• Debido a la gran cantidad de cementita que poseen, las fundiciones blancas son
extremadamente duras pero también muy frágiles, al grado que prácticamente
son imposibles de maquinar. Su uso se limita a aplicaciones que requieren una
superficie muy dura y resistente al desgaste y sin un alto grado de ductilidad.
• El hierro blanco se utiliza como material intermedio para la
fabricación del hierro
maleable.

• Cuando se calienta el hierro blanco a temperaturas entre 800 y 900º C


por un
período de tiempo prolongado y en una atmósfera neutra (para evitar la
oxidación), la cementita se descompone en grafito, el cual existe en la
forma de clusters o rosetas rodeados por una matriz de ferrita o
perlita.
• La forma del grafito en el hierro maleable produce una elevada
resistencia y
ductilidad apreciable.