Está en la página 1de 12

Maquinas Fresadoras

Las maquinas fresadoras son máquinas-herramienta que se utilizan para producir con precisión
una o más superficies maquinadas sobre una pieza, la pieza de trabajo, esto se efectúa mediante
uno o más cortadores de fresado giratorios que tiene un borde cortante o múltiples. La pieza de
trabajo se sujeta firmemente sobre la mesa de trabajo de la maquina o en un dispositivo de
sujeción a su vez sujeto sobre la mesa. Es entonces puesta en contacto con un cortador giratorio.

La fresadora vertical una de las máquinas-herramienta más comunes y versátiles, emplea cuchillas
tipo fresa para maquinar superficies verticales, horizontales y angulares, ranurado de tornillos,
ranuras y guías, además de una amplia variedad de operaciones de maquinado.

Partes de una fresadora

La base o zócalo: está hecha de hierro fundido y puede contener un depósito refrigerante.

La columna: por lo general se funde con la base y permite el movimiento vertical de la escuadra
(rodilla).

El bastidor: Es una especie de cajón de fundición, de base reforzada y de forma generalmente


rectangular, por medio del cual la máquina se apoya en el suelo. Es la parte que sirve de sostén a
los demás órganos de la fresadora.

Husillo de trabajo: Es uno de los órganos esenciales de la máquina, puesto que es el que sirve de
soporte a la herramienta y le dota de movimiento. Este eje recibe el movimiento a través de la caja
de velocidades.

La mesa: Es el órgano que sirve de sostén a las piezas que


han de ser trabajadas, directamente montadas sobre ella
o a través de accesorios de fijación, para lo cual la mesa
está provista de ranuras destinadas a alojar los tornillos
de fijación.

Carro transversal: Es una estructura de fundición de


forma rectangular, en cuya parte superior se desliza y
gira la mesa en un plano horizontal; en la base inferior, por medio de unas guías, está ensamblado
a la consola, sobre la cual se desliza accionado a mano por tornillo y tuerca, o automáticamente,
por medio de la caja de avances. Un dispositivo adecuado permite su inmovilización.

La consola: Es el órgano que sirve de sostén a la mesa y sus mecanismos de accionamiento. Es un


cuerpo de fundición que se desliza verticalmente en el bastidor a través de unas guías por medio
de un tornillo telescopio y una tuerca fija. Cuando es necesario para algunos trabajos, se inmoviliza
por medio de un dispositivo de bloqueo.

Caja de velocidades del husillo: Consta de una serie de engranajes que pueden acoplarse según
diferentes relaciones de transmisiones, para permitir una extensa gama de velocidades del husillo.
Generalmente se encuentra alojada interiormente en la parte superior del bastidor. El
accionamiento es independiente de que efectúa la caja de avances, lo cual permite determinar
más juiciosamente las mejores condiciones de corte.

Caja de avances de la fresadora: Es un mecanismo constituido por una serie de engranajes


ubicados en el interior del bastidor, en su parte central, aproximadamente. Recibe el movimiento
directamente del accionamiento principal de la máquina. Por medio de acoplamientos con ruedas
correderas, pueden establecerse diversas velocidades de avances. El enlace del mecanismo con el
husillo de la mesa o la consola se realiza a través de un eje extensible de articulaciones cardán

El brazo superior: es redondo o de forma de ariete y permite ajustarse hacia la columna o estar
lejos de ella para aumenta la capacidad de la máquina.

El cabezal: está unido al extremo del ariete y está diseñado para hacer girar el cabezal el cual en
un plano. Tiene un motor montado arriba del cabezal el cual provee impulsión al husillo así como
los cambios de velocidad de este.

La escuadra o rodilla: nueve hacia arriba y hacia abajo sobre la cara de la columna y soporta la silla
y la mesa, controla los avances de la mesa.

Principales Características de una Fresadora


Velocidad de Corte, Avance y Profundidad de corte

Uno de los factores de mayor importancia que afecta la eficiencia de una operación de fresado es
la velocidad de la fresa. La velocidad de corte de un metal puede definirse como la velocidad en
metros por minuto (m/min) a la cual el metal puede maquinar con eficiencia.

Deben considerarse varios factores al determinar las r/min a las cuales se maquina una pieza. Las
de mayor importancia son:

 El tipo de material del trabajo


 El material de la fresa
 El diámetro de la fresa
 El acabado superficial que se requiere
 La profundidad de corte seleccionada
 La rigidez de la máquina y el montaje de la pieza

Los otros dos factores que afectan la eficiencia de una operación de fresado son el avance de la
fresa (velocidad a la cual se avanza la pieza hacia la fresa) y la profundidad de corte que se efectúa
en cada pasada.

Avance

Es la velocidad a la cual se mueve la pieza hacia la fresa giratoria y se mide ya sea en pulgadas por
minuto o milímetros por minuto. La velocidad de avance utilizada en una maquina fresadora
depende de una diversidad de factores como:

 La profundidad y ancho de corte


 El diseño o tipo de fresa
 Lo afilado de la fresa
 El material de la pieza de trabajo
 La resistencia y uniformidad de la pieza de trabajo

Una consideración final es la dirección a la cual se avanza la pieza hacia la fresa. Existen dos
maneras, una es el fresado convencional o ascendente y el fresado descendente; el primero es
cuando la fresa y la pieza van en direcciones opuestas, y el segundo es cuando fresa y pieza van en
la misma dirección.

Profundidad de corte

Cuando se desee una superficie lisa y exacta es buena práctica de fresado efectuar un corte de
desbaste y otro de acabado.
Los cortes de desbaste deben de ser profundos con avance tan grande como lo permitan la
máquina y la pieza. Los cortes de acabado deben de ser ligeros con un avance más fino que el
desbaste, la profundidad de corte debe de ser por lo menos de .015 pulg. No se aconsejan cortes
más finos.

Dirección del corte

Existen dos métodos de las fresas que son: el fresado ascendente que es cuando la rotación del
cortador y la alimentación de mesa van en la misma dirección. Y el fresado convencional que es
cuando la rotación del cortador y la alimentación de la mesa se mueven en direcciones opuestas.

Existen muchos tipos, tamaños y formas de cortadores de fresas que se utilizan para una amplia
variedad de aplicaciones.

Tipos de Fresadoras

Por el número de ejes…


El número de ejes en una fresadora es lo que determina las posibilidades de movimiento de la
máquina herramienta. Así, a mayor número de ejes, mayores posibilidades de movimiento o
mayores grados de libertad. Es importante entender que, cuando se habla de ejes, se hace
referencia a los ejes de un sistema cartesiano, (X, Y, Z). En este sentido, pueden clasificarse las
fresadoras, según el número de ejes, en tres tipos:

De tres ejes
Se trata de fresadoras con posibilidad de movimiento horizontal, vertical y oblicuo, este último,
como resultado de la combinación de movimientos entre mesa, ménsula y husillo. Permiten un
control sobre el movimiento relativo existente entre la máquina herramienta y la pieza, en cada
uno de los tres ejes del sistema cartesiano.

De cuatro ejes.
Las fresadoras tipo cuatro ejes, cumplen todas las funciones descritas en el tipo anterior:
movimiento relativo entre pieza y herramienta, en los tres ejes. Añade la posibilidad de control de
giro de la pieza, sobre uno de los ejes, gracias a un plato giratorio o mecanismo divisor.

De cinco ejes.
Las fresadoras de cinco ejes cuentan con dos particularidades. De una parte, permitir el control de
giro de la pieza sobre dos de sus ejes. De otra, permitir el giro de la pieza sobre un eje horizontal y
que la herramienta pueda inclinarse alrededor de un eje, perpendicular al anterior. Las fresadoras
de este tipo son las utilizadas para trabajos que requieren, como resultado, formas de elevada
complejidad.
Por la orientación del eje de giro
Fresadora Manual.
La máquina Fresadora más sencilla es la operada manualmente. Puede ser
del tipo de columna y ménsula (también conocida como “de superficie”) o
del de mesa montada en bancada fija (también conocida como “vertical de
banco”).

Estas máquinas tienen un eje o husillo horizontal donde se monta la fresa. La


mesa de trabajo permite los tres movimientos sobre el eje cartesiano. El
avance de la pieza hacia la fresa se realiza manualmente, por medio de un
tornillo vertical accionado por un volante o por medio de una leva o palanca.
En algunos modelos, el tornillo viene provisto de un rodamiento de
precisión, para que el traslado del cabezal sea más suave y compensado. Las máquinas operadas a
mano son usadas principalmente en trabajos de producción con operaciones simples, como corte
de ranuras, pequeños cuñeros y acanalados.

Fresadora Simple.
Se trata de la más elemental, de la familia de las fresadoras, con movimiento automatizado. El
husillo o eje portafresa va en horizontal. La mesa tiene un desplazamiento vertical que es
accionado manualmente, mediante un tornillo. Sobre ésta, el carro describe un movimiento
automatizado, paralelo al husillo. Aunque la fresadora simple es una máquina destinada a
propósitos muy generales; es posible utilizarla para trabajos de producción. Las fresadoras simples
tienen tres movimientos: longitudinal, vertical y oblicuo. Obtienen las distintas velocidades a
través de una caja de velocidades situada en el cabezal de la máquina (antiguamente, esta
necesidad era satisfecha mediante un cono con poleas).

Fresadora Universal.
En apariencia, muy similares a las fresadoras simples; las fresadoras
universales se diferencian de aquellas en el hecho de que el carro gira
alrededor de un eje vertical. La fresa va en sentido horizontal, en el
husillo. Están diseñadas para obtener un alto grado de versatilidad y
control, dando como resultado una buena productividad. Sin embargo,
no son adecuadas para trabajos pesados porque sus guías son cortas.
(Esto hace que el carro sea más inestable, en trabajos pesados, además
de acelerar el desgaste, de forma convexa, de las guías).La razón de
que las guías sean cortas no es otra que permitir el giro de la máquina, al trabajar, sin rozar el
cuerpo del operario. Los movimientos de la pieza a labrar en las universales, se controlan
combinando ménsula, carro portamesa y mesa.

Fresadora Horizontal.
Este tipo también tiene el eje porta fresa en horizontal, en el
que se montan fresas cilíndricas. Dicho eje cuenta con un
soporte exterior, para graduarse, junto al cabezal. Este
soporte se apoya en dos lugares. Por un lado, sobre el
mismo cabezal. (El cabezal es pues el encargado del
desplazamiento vertical). Y por el otro, sobre el carnero (un
rodamiento ubicado en el puente deslizante). La mesa es
una bancada fija, sobre la que se desliza un carro de gran
longitud (muy similar a los de las máquinas de cepillado), en dos movimientos automáticos:
transversal y longitudinal. La fresadora horizontal está especialmente indicada para el labrado de
ranuras o hendiduras, de muy distintas formas.

Fresadora Vertical.
En este tipo de fresadoras, el eje está orientado verticalmente,
perpendicular a la mesa. Cuenta con la posibilidad de realizar un
pequeño desplazamiento tipo axial, ideal para facilitar el labrado
escalonado o en escalada. Algunos tipos de fresadoras verticales
cuentan con la posibilidad de adaptarles piezas giratorias o
mesas de trabajo giratorias. Con estos añadidos, es posible el
fresado continuo de piezas, en trabajos de baja producción, y el
labrado de ranuras o hendiduras circulares. En la forma de
operar, las fresadoras verticales son similares a las máquinas perfiladoras o vaciadoras. Tanto la
mesa como el husillo pueden realizar un desplazamiento vertical; hecho que permite una mayor
profundidad a la hora del corte. Existen dos tipos de fresadoras verticales: las de banco fijo o
bancada y las de torreta o consola.

Fresadora vertical de banco fijo o bancada.


Son de construcción robusta. El banco es una única pieza,
fundida, rígida y de gran peso; encargado de soportar la
mesa de trabajo. En las fresadoras de banco fijo, la mesa se
mueve de forma perpendicular, en relación al husillo. Éste, se mueve en paralelo, en relación a su
propio eje. Mientras, el carro se desplaza transversal y longitudinalmente. La clasificación de
simplex, duplex y triplex; tiene que ver el número de cabezales con los que
viene equipada la máquina.

Fresadora vertical de torreta o consola.


La particularidad más interesante de este tipo de fresadoras, es que el husillo
no se mueve durante el corte o labrado de la pieza. La mesa posee
movimiento longitudinal y perpendicular, en relación al husillo.

Fresadoras Especiales.
El único denominador común del grupo de
fresadoras encerrado en este tipo es que, todas ellas, tienen
características especiales.
Entre ellas, las formas constructivas varían en gran proporción. Ello
es debido a las particularidades de los distintos procesos de
fabricación para los que han sido pensadas.

Fresadora Circular.
Las fresadoras circulares admiten la posibilidad de trabajar con
uno o varios cabezales verticales, de forma que cada uno pueda
ejercer una función distinta, durante el proceso de fabricación.
Disponen de una gran mesa circular, giratoria, sobra la cual sucede
el desplazamiento del carro portaherramientas.
Con este tipo especial de fresadoras, puede mecanizarse una pieza
en un lado y montar y desmontar piezas, en el otro; al mismo
tiempo.

Fresadora Copiadora.
Tal cual indica su nombre, este tipo especial de fresadoras está ideado para reproducir copias de
un modelo, en las piezas a mecanizar. Con tal fin, disponen
de dos mesas: una de trabajo, donde está sujeta la pieza a
fresar, y la otra, auxiliar, sobre la que se sitúa el modelo a
copiar. El movimiento del eje, en las fresadoras copiadoras,
ocurre en sentido horizontal, únicamente. El eje está situado
perpendicular a la mesa, en un mecanismo similar al de un pantógrafo. Se le anexiona una pieza
llamada palpador, que es la encargada de, precisamente, palpar el modelo a copiar.
El palpador sigue el contorno del modelo a copiar y la herramienta portafresa copia el movimiento
descrito por él, y va labrando la nueva pieza.

Fresadora de Pórtico.
Las fresadoras especiales de pórtico, (también conocidas
como de puente), tienen dos movimientos: vertical y
transversal. La pieza a labrar posee, a su vez, movimiento
longitudinal. El eje o cabezal portaherramientas está situado,
verticalmente, sobre una estructura formada por dos columnas,
ubicadas a ambos lados de la mesa. Su uso principal es la
elaboración de piezas de grandes dimensiones, por ejemplo,
coronas y tornillos sinfín, engranajes cilíndricos o helicoidales, o
platos de transmisión a cadena.

Fresadora de Puente Móvil.


Se denomina así al tipo especial de fresadoras en las que la mesa
permanece inmóvil y el movimiento sucede en la herramienta,
que se desplaza a lo largo de la pieza a mecanizar, por medio de
una estructura similar a la de un puente grúa. Su uso principal es
el de la mecanización de piezas de gran tamaño. Son ideales
cuando la fuerza a ejercer, requerida, es poca. Para trabajar en
largas distancias y a mucha altura. En su contra, es importante
saber que este tipo no cuenta con mucha flexibilidad.

Fresadoras para madera.


Las fresadoras de este tipo son máquinas portátiles que utilizan una herramienta rotativa para
fresar superficies planas de madera. Están preparadas para soportar un gran número de horas de
trabajo en la madera o sus derivados.
Las fresadoras para madera se utilizan principalmente en labores de bricolaje y ebanistería.
Pueden elaborarse cajeados (necesarios para alojar bisagras o cerraduras), ranurados
(machimbrados o juntas de cola), perfiles (molduras, etc.), grabados en 3D y cortes de cualquier
tipo. Las herramientas de corte utilizadas en este tipo de fresadoras son fresas especialmente
diseñadas para madera: con dientes mayores y más espaciados que los que tienen las fresas
destinadas al mecanizado del metal.

Fresadoras CNC
Las fresadoras con control numérico por computadora
(CNC) son un ejemplo de automatización programable. Se
diseñaron para adaptar las variaciones en la configuración
de productos.
Su principal aplicación se centra en volúmenes de
producción medios de piezas sencillas y en volúmenes de
producción medios y bajos de piezas complejas,
permitiendo realizar mecanizados de precisión con la facilidad que representa cambiar de un
modelo de pieza a otra mediante la inserción del programa correspondiente y de las nuevas
herramientas que se tengan que utilizar así como el sistema de sujeción de las piezas. Utilizando el
control numérico, el equipo de procesado se controla a través de un programa que utiliza
números, letras y otros símbolos, (por ejemplo los llamados códigos GM). Estos números, letras y
símbolos, los cuales llegan a incluir &, %, $ y” (comillas), están codificados en un formato
apropiado para definir un programa de instrucciones para desarrollar una tarea concreta.

Taladradora de plantillas
Una taladradora de plantillas, aunque es similar a una fresadora vertical, es mucho más precisa y
de construcción más cercana al piso, de modo que el trabajador pueda operarla mientras este
sentado. Los tornillos de avance de precisión que controlan los movimientos de la mesa, son
capaces de avanzar en divisiones finas incrementales infinitas y permiten simultáneamente medir
y posicionar dentro de una precisión de 0.0001 pulg. (0.002 mm) sobre una longitud de la mesa. La
máquina no solo desbasta por cortes gruesos necesarios para propósitos de desbastar sino
también es sensible para cortes de acabado más precisos.

Componentes de una taladradora de plantillas:

 Una propulsión por poleas de paso variable operada al oprimir un botón del panel de
control eléctrico para darle al husillo un rango de velocidades desde 60 hasta 2250
revoluciones por minuto (rpm).
 La carcasa del husillo puede subirse o bajarse para aceptar varios tamaños de piezas si
primero se afloja al abrazar de la carcasa del husillo y luego se hace girar la manivela de
posicionamiento vertical de la carcasa del husillo.
 La palanca de freno es operada manualmente para detener la rotación del husillo. Es de
especial utilidad al desmontar o montar varias herramientas sobre el husillo.
 El maneral de avance rápido permite que se eleve o se baje el husillo rápidamente a mano.
 El embrague de fricción puede ser usado para acoplar o desacoplar el avance manual del
husillo.
 La caratula graduada de avance hacia abajo lee la distancia del recorrido vertical del
husillo, mediante un vernier, en milésimas de pulgada o en centésimas de milímetro en
caratulas métricas.
 El tope ajustable de profundidad de perforaciones puede ser ajustado para permitir que se
mueva el husillo hasta una profundidad predeterminada para el taladrado o barrenado de
una perforación.
 El husillo gira en el interior de la camisa y suministra el movimiento para las herramientas
de corte. Un cono interno en el husillo permite el rápido intercambio de una diversidad de
herramientas.
 Las escalas de referencia (longitudinal y transversal) sirven de punto de referencia para
mover a su posición la mesa. Determinan la posición del punto de inicio o de referencia
del trabajo.
 Las caratulas graduadas, con vernieres micrómetros en las manivelas de los tornillos de
avance longitudinal y transversal, permiten posicionar la mea rápida y precisamente hasta
0.0001 pulg, es decir, 0.002 mm para caratulas métricas.
Rectificadora de plantillas
La necesidad de localizaciones precisas de perforaciones en material endurecido llevo al desarrollo
en 1940 de la rectificadora de plantillas. Aunque desarrollada originalmente para posicionar y
rectificar con precisión perforaciones rectas o cónicas, a lo largo del tiempo se han encontrado
muchos otros usos para la rectificadora de plantillas. El uso de mayor importancia ha sido la
rectificación de formas de contornos, que pueden incluir una combinación de radios, tangentes,
ángulos y planos.

Las ventajas de la rectificación de plantillas son:

1. Las perforaciones que se han distorsionado durante el proceso de endurecimiento se


pueden rectificar con precisión a su tamaño y posición correctas.
2. Las perforaciones y los contornos que requieren de conicidad o de una salida pueden ser
rectificadas. Piezas que embonan como punzones y troqueles se pueden acabar a su
tamaño, eliminando la tediosa tarea de ajuste manual.
3. Dado que son mejores terminados superficiales y ajustes más precisos, la vida de servicio
de la pieza se prolonga de manera importante.
4. Muchas piezas que requieren de contornos se pueden fabricar e forma sólida, más bien
que en secciones como antes era necesario.
La rectificadora de plantillas es similar a una taladradora de plantillas. Ambas son máquinas de
husillo vertical y se basan en el mismo principio de corte dl mandrinado con una sola punta. La
diferencia principal entre estas dos máquinas se encuentra en los husillos.

La rectificadora de plantillas está equipada con un husillo de rectificación de turbina neumática de


alta velocidad para la sujeción e impulsión de las ruedas abrasivas. La construcción del husillo
permite el rectificado excéntrico, así como la rectificación de perforaciones cónicas.