Está en la página 1de 4

Resolución Ministerial 375-2008 que aprueba la Norma Básica de Ergonomía y

de Procedimiento de Evaluación de Riesgo Disergonómico.

La Norma Básica de Ergonomía y de Procedimiento de Evaluación de Riesgo Disergonómico


tiene por objetivo principal establecer los parámetros que permitan la adaptación de las
condiciones de trabajo a las características físicas y mentales de los trabajadores con el fin
de proporcionarles bienestar, seguridad y mayor eficiencia en su desempeño, tomando en
cuenta que la mejora de las condiciones de trabajo contribuye a una mayor eficacia y
productividad empresarial.

La presente Norma incluye los siguientes contenidos:


Manipulación manual de cargas; carga límite recomendada; posicionamiento postural en los
puestos de trabajo; equipos y herramientas en los puestos de trabajo; además las condiciones
ambientales de trabajo, organización del trabajo, también procedimiento de evaluación de
riesgo disergonómico; y, matriz de identificación de riesgos disergonómicos.

La evaluación ergonómica, a partir del concepto amplio de bienestar y confort para la mejora
de la productividad, deberá formar parte de los procesos preventivos en las empresas,
cualquiera que sea su actividad.

Estas normas básicas de ergonomía tienen por objetivos específicos:


Reconocer que los factores de riesgo disergonómico son un importante problema del ámbito
de la salud ocupacional, reducir la incidencia y severidad de los disturbios músculos
esqueléticos relacionados con el trabajo, así como también disminuir los costos por
incapacidad de los trabajadores. También mejorar la calidad de vida del trabajo, disminuir el
absentismo de trabajo.

Aumentar la productividad de las empresas, involucrar a los trabajadores como participantes


activos e íntegramente informados de los factores de riesgo disergonómico que puedan
ocasionar disturbios músculo-esqueléticos y establecer un control de riesgos disergonómicos
mediante un programa de ergonomía integrado al sistema de gestión de seguridad y salud en
el trabajo de la empresa.

Teniendo en cuenta los límites aceptados por el estado y la recomendación NIOSH (National
Institute for Occupational Safety and Health) se toman como ejemplo algunos de los límites
recomendados:
Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo

LEY Nº 29783

La Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo tiene como objetivo promover una cultura de
prevención de riesgos laborales en el país. Para ello, cuenta con el deber de prevención de
los empleadores, el rol de fiscalización y control del Estado y la participación de los
trabajadores y sus organizaciones sindicales, quienes, a través del diálogo social, velan por
la promoción, difusión y cumplimiento de la normativa sobre la materia.

Para efectos de la legislación peruana , el término “Ergonomía” está contemplado en el


reglamento de la Ley 29783 que es entendido como la ciencia que busca optimizar la
interacción de trabajador , maquinaria con el fin de establecer adecuadamente los puestos de
trabajo y así lograr efectos negativos y aumentar la productividad de una manera
considerable.

Esta ley es aplicable a todos los sectores económicos y de servicios; comprende a todos los
empleadores y los trabajadores bajo el régimen laboral de la actividad privada en todo el
territorio nacional, trabajadores y funcionarios del sector público, trabajadores de las Fuerzas
Armadas y de la Policía Nacional del Perú, y trabajadores independientes.

Respecto a la normativa, la ergonomía se hace referencia en el Capítulo III titulado


‘Organización del Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo’, específicamente
en el Artículo 36 respecto a los servicios de seguridad y salud.
El mencionado artículo establecen que los servicios de salud en el trabajo aseguren las
siguientes funciones para reducir los riesgos de la empresa:

- Identificación y evaluación de los riesgos que puedan afectar a la salud en el lugar de


trabajo.
- Asesoramiento sobre la planificación y la organización del trabajo, incluido el diseño
de los lugares de trabajo,, el mantenimiento y el estado de la maquinaria y de los
equipos.
- Asesoramiento en materia de salud, de seguridad e higiene en el trabajo y de
ergonomía, así como en materia de equipos de protección individual y colectiva.}
- Organización de los primeros auxilios y de la atención de urgencia.
- Participación en el análisis de los accidentes del trabajo y de las enfermedades
profesionales.
Artículo 35. Responsabilidades del empleador dentro del Sistema de Gestión de la
Seguridad y Salud en el Trabajo

Para mejorar el conocimiento sobre la seguridad y salud en el trabajo, el empleador


debe:

1. Entregar a cada trabajador copia del reglamento interno de seguridad y salud en el


trabajo.
2. Realizar no menos de cuatro capacitaciones al año en materia de seguridad y salud
en el trabajo.
3. Adjuntar al contrato de trabajo la descripción de las recomendaciones de seguridad
y salud en el trabajo.
4. Brindar facilidades económicas y licencias con goce de haber para la participación
de los trabajadores en cursos de formación en la materia.
5. Elaborar un mapa de riesgos con la participación de la organización sindical,
representantes de los trabajadores, delegados y el comité de seguridad y salud en
el trabajo, el cual debe exhibirse en un lugar visible.

Artículo 79. Obligaciones del trabajador

En materia de prevención de riesgos laborales, los trabajadores tienen las siguientes


obligaciones:

1. Cumplir con las normas, reglamentos e instrucciones de los programas de seguridad


y salud en el trabajo.
2. Usar adecuadamente los instrumentos y materiales de trabajo, así como los equipos
de protección personal y colectiva, siempre y cuando hayan sido previamente
informados y capacitados sobre su uso.
3. No operar o manipular equipos, maquinarias, herramientas u otros elementos para
los cuales no hayan sido autorizados.
4. Cooperar y participar en el proceso de investigación de los accidentes de trabajo y
de las enfermedades ocupacionales cuando la autoridad competente lo requiera o
cuando, a su parecer, los datos que conocen ayuden al esclarecimiento de las
causas que los originaron.
5. Someterse a los exámenes médicos a que estén obligados por norma expresa,
siempre y cuando se garantice la confidencialidad del acto médico.
6. Participar en los organismos paritarios, en los programas de capacitación y otras
actividades destinadas a prevenir los riesgos laborales que organice su empleador
o la autoridad administrativa de trabajo, dentro de la jornada de trabajo.
7. Comunicar al empleador todo evento o situación que ponga o pueda poner en riesgo
su seguridad y salud o las instalaciones físicas, debiendo adoptar inmediatamente,
de ser posible, las medidas correctivas del caso sin que genere sanción de ningún
tipo.
8. Reportar a los representantes o delegados de seguridad, de forma inmediata, la
ocurrencia de cualquier incidente, accidente de trabajo o enfermedad profesional.
9. Responder e informar con veracidad a las instancias públicas que se lo requieran,
caso contrario es considerado falta grave sin perjuicio de la denuncia penal
correspondiente.