Está en la página 1de 20

FEBRERO 2019

Manos Quietas
MANOS QUIETAS
FEBRERO 2019
Manos Quietas
La censura de Yalitza
Columna por: Ana Patricia Ramírez Martínez

“C
ualquier cuento de hadas se que- los mismos actores y actrices mexicanos.
da corto con lo que lograste, Ya- Sin embargo, Yalitza se ha posicionado fir-
litza Aparicio”. Estas son las pa- me y con una amplia sonrisa en todos los es-
labras que Netflix, la plataforma encargada cenarios que se han presentado, desde los co-
de distribuir Roma, ha dedicado a su prota- mentarios de misoginia y discriminación a
gonista tras su nominación al Oscar como los que siempre ha respondido de forma con-
mejor actriz. Y es que en el último año la ru- tundente y sabia hasta el más reciente que ha
tina de Yalitza que da vida a Cleo, una traba- sido la alfombra roja de los premios Oscar
jadora del hogar en México, se ha llenado de donde tomada de la mano de su madre (anti-
vivencias que, ante un entorno tan violento, gua empleada del hogar) caminó alegre du-
racista y machista contra las mujeres podrían rante los momentos previos a la ceremonia.
ser inalcanzables para alguien como ella.
Y a pesar de no haber conseguido la estatuilla,
Alguien como ella que aunque sue- el éxito de esta mujer sea una realidad
na como la excepción, realmente o un salvavidas de interés mercan-
es parte de las miles de muje- til y propagandístico del primer
res mexicanas que viven el día mundo, está dejando lecciones
a día con su piel morena, sus que entender, lecciones que ins-
cabelleras negras y sus rasgos piran y rompen paradigmas, lec-
indígenas, entre los extremos ciones que incomodan, lecciones 2
de ser discriminadas o roman- que son observadas por millones
tizadas en el abuso y la pobreza. de mujeres mexicanas que alguna
vez han sido violentadas por no
Yalitza Aparicio es una nor- nacer con los rasgos del privilegio:
malista de 25 años que nació piel blanca, ojos de color claro, al-
en Tlaxiaco, Oaxaca como hija turas ideales y medidas adecuadas
de una madre triqui y de un pa- para la explotación de lo femenino.
dre mixteco, lenguas de las que se privó
su enseñanza por miedo a la discriminación. A partir de este momento, la vida de Yalitza
Cuando audicionó para Roma no sabía de la no debe significar esa excepción que se han
existencia de Alfonso Cuarón, y posiblemen- empeñado en llamar “cuento de hadas”, es un
te el protagonizar las portadas de revistas in- paso más para saber que las mujeres sin im-
ternacionales tampoco fuera de su interés. portar la condición económica, cultural, so-
cial, política y física podemos acceder a todos
Cada quien ha sacado sus propias leccio- los espacios que nos permitamos desear como
nes de lo que significa verla en todos los nuestro futuro, que ninguna mano nos deten-
medios, en las grandes ciudades europeas drá y ningún comentario sobre quienes somos
o junto a los artistas de Hollywood que pa- o cómo lucimos seguirá tajando nuestras vidas.
recen estar en un pedestal incluso para

Manos Quietas
Se corona un cortometraje
la menstruación
Nota por: Aída Esperanza Díaz Cativo

E ste domingo se otorgaron los premios Os- premio. “No puedo creer que un documental sobre
car en el Dolby Theatre de Hollywood en la menstruación acaba de ganar un Oscar”, dijo en-
Los Ángeles. Recinto en donde se corona- tre lágrimas. Además, ella mencionó la importan-
ron las películas Green Book como mejor película, cia de las mujeres en el mundo, así como el empo-
Spiderman into the Spiderverse como mejor cinta deramiento que van obteniendo en la actualidad.
animada, Roma como mejor película extranjera y
Period: End of Sentence como En la premiación, figuró la presencia de diferentes
mejor documental corto. presentadoras y presentadores,
debido a que no hubo un con-
Este último destacó ductor que llevara el hilo
por mostrar el estig- secuencial de los premios.
ma entorno de la Todas y todos tuvieron
menstruación, en un lugar de inclusión
3 un pueblo rural de al momento de presen-
Delhi, India. Más tar a los nominados.
allá, toca la revolu-
ción pacífica de un Esta entrega, pasó a la
grupo de mujeres, historia porque hubo
al fabricar toallas un gran número de
sanitarias para ellas mujeres ganadoras por
y para venderlas, de mejor maquillaje, mejor
esta manera, luchan por diseño de vestuario, mejores
su libertad sexual y por su efectos visuales, mejor dise-
independencia económica. Ya ño de producción y mejor corto
que durante generaciones, las mujeres de la India no animado, sólo por mencionar algunas categorías.
han tenido acceso a productos sanitarios de prime-
ra necesidad y se ven obligadas a ponerse un pedazo Además, Olivia Colman se coronó como mejor ac-
de trapo que después, deben desechar en secreto. triz por la cinta The favourite y Regina King como
mejor actriz de reparto por If beale street could talk;
La directora es Rayka Zehtabchi, una mujer de 25 Lady Gaga como mejor canción por Shallow, junto
años que obtuvo su primera nominación y ganó el a Mark Ronson. La premiación finalizó con el nom-
bramiento de Green Book, como mejor película.

Manos Quietas
El 8 de marzo,
la huelga feminista
Nota por: Estefanía Morales Romero

E
n vísperas del próximo 8 Por otro lado, de manera inde- fueron auxiliadas por las perso-
de marzo, mujeres del lado pendiente colectivos feministas nas que presenciaban la escena a
occidental del mundo se de diferentes tendencias ideoló- plena luz del día debido a que los
preparan para el Día Internacio- gicas se organizan para tomar las secuestradores, todos hombres,
nal de la Mujer, el cual se insti- calles del país y realizar diferen- aseguraban ser pareja de ellas y
tucionalizó en 1975 por la Orga- tes manifestaciones, actividades, que era solo una pelea entre ellos.
nización de las Naciones Unidas. foros y demás representaciones
contra las desigualdades laten- Otros usuarios en redes socia-
Aunque en las últimas décadas tes en las que viven las mujeres. les comentaron que esto último
se había “celebrado” esta fecha, es una alerta también hacia la
en lugar de conmemorarla, las Estados de la República de Mé- manera en qué normalizamos
mujeres la han resignificado xico y en general todo el país, la violencia en las relaciones
volviendo este día una exigen- se encuentra en alerta de género y permitimos que ante nues-
cia política sobre la condición desde hace varios años, señalan- tros ojos ocurran delitos pen-
de desigualdad que viven todas. do que en promedio matan a una sando que las “cosas son así”.
mujer cada 7 horas, es decir, fe-
Diferentes organizaciones femi- minicidios. Las mexicanas tienen En Europa, principalmente en
nistas de escuelas, comunidades, en la agenda pública muy clara regiones españolas se convoca a 4
sectores de la población y paí- esta situación y las manifesta- una huelga general internacional,
ses aprovecharán este próximo ciones que ya se han confirmado donde se invite a que todas las
8 de marzo para continuar con van en el sentido de visibilizar y mujeres del mundo no trabajen,
reclamos muy específicos hacia exigir que esta situación termine. no vayan a la escuela, no produz-
el Estado y la sociedad misma. can, no consuman y no hagan
Este año una de las principales labores de cuidado remunerado
En México, de manera institu- exigencias es mayor seguridad en o no remunerado. En Latinoamé-
cional, la jefa de gobierno de la vía pública para las mujeres y rica diversas organizaciones fe-
la Ciudad de México, Claudia un alto a la impunidad en los crí- ministas confirman su participa-
Sheinbaum ha declarado que menes de violencia que no se per- ción en esta huelga de 24 horas.
del 8 al 17 de marzo tendrá lu- siguen ni se castigan en México.
gar “Tiempo de Mujeres”, un Esta iniciativa lleva tratando de
Festival por la Equidad de Gé- Estos últimos meses han salido a llevarse a cabo desde el 8 de mar-
nero con el objetivo de aparecer, la luz diferentes casos sobre inten- zo pasado y se espera mayor par-
reunir y colectivizar las voces de tos de secuestro en diferentes lu- ticipación este año. Con el obje-
las más diversas mujeres para gares concurridos de la Ciudad de tivo de visibilizar la importancia
que en el arte y la cultura ocu- México, en especial, en el Sistema del trabajo femenino. “Si noso-
rra por fin, el tiempo de las mu- de Transporte Colectivo México. tras paramos, se para el mundo”
jeres. Esto último lo comentó Las denunciantes, que han alzado es el lema de esta movilización.
Ana Francis Mor, integrante del la voz a través de redes sociales,
Consejo Curatorial del Festival. en la mayoría de los casos no

Manos Quietas
“Todas las mujeres son madres”
Entrevista por: Estefanía Morales Romero

Manos Quietas
E
ra de noche y Ceci había tomado mu- las personas me preguntaban por el bebé, pero
cha agua. La suficiente para que su nunca por lo que había vivido. A mí me habían
cuerpo soportara toda la sangre que violentado, a mí me habían hecho un legrado,
perdería durante las próximas horas. El Mi- a mí me habían puesto una sonda en la espal-
soprostol haría completamente efecto hasta da y mientras todo esto ocurría, los doctores
que se metiera la segunda pastilla en la vagina. no dejaban de preguntarme sobre mi religión
e incluso sobre mi posición respecto al aborto”. 6
Era de día cuando Perla comenzó a sangrar
sorpresivamente durante su jornada laboral; “Respecto al aborto siempre he opinado que es
empezó a sentir un cólico fuerte que la lle- un derecho que todas las mujeres deberíamos
vó a un hospital del ISSTE donde perdería a de tener independientemente de las razones que
un bebé que ella ni siquiera sabía que tenía. nos hayan llevado a tenerlo, sin embargo, cuando
en el hospital me preguntaron mi posición fren-
“Después de tener una hemorragia muy fuer- te al tema, mentí. Tenía mucho miedo de que me
te, fui a un hospital para que me atendieran. El pudieran llevar a la cárcel por decir que estaba
doctor que me vio me hizo un eco y me dijo que de acuerdo con la interrupción del embarazo”.
lo que yo tenía era un aborto y me enseñó en mi
cara lo que había saco de mi matriz”, contaba El aborto de Perla ocurrió en el 2013 y después
Perla S. de Guadalajara. “Tenía 24 años cuando de esa experiencia tardó mucho en tener algo
me practicaron un aborto y un legrado en un relacionado con su sistema reproductor. Ella
hospital público, mientras no me dejaban hablar asistía con regularidad con su ginecóloga, pero
con mi mamá ni mi novio, que estuvieron espe- después de lo que vivió no quiso ni siquiera sa-
rando afuera sin saber nada de mí durante días”. ber la razón de su aborto espontáneo. Después
de algún tiempo volvió a asistir con su médico
“Yo había entrado por mi propio pie a las ins- y le explicaron que no era necesario el legrado.
talaciones por una fuerte hemorragia, sin saber
que ese día perdería a un bebé del que jamás “En la sala de recuperación del hospital está-
estuve consciente de tener. Recuerdo que todas bamos muchas mujeres, pero yo me di cuen-
Manos Quietas
ta de que solamente a dos nos habían hecho “Yo no quería tener al bebé y no sabía qué hacer
un legrado. A las más jóvenes, las demás eran o a quién acercarme, hasta que después de casi 4
un poco más grandes y todas tenían marido. meses de estar embarazada, escuché un comer-
Mi ginecóloga me dijo que en algunas oca- cial en el radio de un centro en Tabasco don-
siones los doctores practican legrados, aun- de podía abortar, así que fui y saqué una cita”.
que no sean necesarios a las mujeres que tie-
nen relaciones fuera del matrimonio como “La enfermera que me habló sobre lo arriesgada
para castigarnos por no ser ‘niñas bien’”. que podría ser mi procedimiento si no me de-
cidía pronto debido a que ya tenía casi 4 meses
“Estar en el hospital era como estar en un cam- de embarazo. En lugar de orientarme sobre mis
po de concentración. Recuerdo que al salir, al- opciones, trató de convencerme de no abortar”.
gunas mujeres me mandaban cartas para que se
las diera a sus familiares “No aborte por los co-
afuera. Muchas de ellas mentarios que la recep-
no habían tenido la mis- cionista de la clínica me
ma experiencia que yo, la hacía: “¿Por qué quie-
mayoría sí querían tener res abortar? Todas las
al bebé y lo perdieron”. mujeres son madres”.

“La única culpa que “Casi tenía 5 meses de


siento es la de no haber- embarazo cuando decidí
me ido, la de haberme abortar con pastillas que
quedado en un hospital me recomendó una ami-
donde me regañaron ga: Misoprostol, un me-
por cruzar la pierna y no dicamento para tratar la
7
sentarme como señorita. gastritis; que se vende
Yo pude ahorrarme todo en cualquier farmacia y
eso y haber ido a otro suele costar 600 pesos”.
hospital, pero quedé en
shock, en ese momen- “Yo no tenía dinero en
to tuve mucho miedo y ese momento, enton-
no supe cómo actuar”. ces vendí mi Tablet y
mi celular para poder comprar las pastillas y
Ceci E. vive en Tabasco y a los 18 años perdió además poder mantenerme durante esos días”.
a una amiga de la misma edad por una expe-
riencia violenta en su embarazo complicado “Mi amiga me explicó todo lo que tenía que ha-
que terminó en aborto. Desde entonces el tema cer, las pastillas se introducían en mi cuerpo en
del embarazo ha estado presente en su vida. dos tomas diferentes, la primera de manera oral
y la otra se inserta en la vagina. Me pidió mu-
“Tú piensas que nunca te va a pasar, nun- chísimo que no viera al feto, que además tomara
ca voy a quedar embarazada y mucho me- mucha agua porque iba a perder mucha sangre.
nos voy a abortar, pero a los 20 años me pasó Que no me espantara porque todo estaría bien”.
y fue una experiencias fuerte y dolorosa. Me
dolió mucho el cuerpo, pero no se comparó “Por mi tiempo de embarazo ya se me notaba
a lo que me dolió emocionalmente abortar”. el estómago. Antes de hacer la primer toma
del Misoprostol sentí el movimiento del bebé”.

Manos Quietas
“Recuerdo que me miré en el es- tía muy débil hasta que poco a poco me
pejo y vi mi estómago moverse y sen- fui recuperando, sin embargo, no pasa-
tí la vida que tenía dentro de mí”. ba un día sin que pudiera dejar de llorar”.

“Mira, te amo mucho pero no te puedo te- “Si yo hubiera tenido el acompañamien-
ner. No puedo cuidarte porque no puedo to y la información adecuados, el único
cuidar ni de mí misma. Si llegas, tus abue- dolor que hubiera sentido sería el físico y
los no nos van a querer, ni a ti ni a mí y ten- no el emocional. El más fuerte que sentí”.
go que hacer esto por los dos. Te amo mucho”.
Después me di cuenta que el dolor de mi co-
“Mi aborto duró toda la noche y provocó en razón no se curaría con los días; me acer- 8
mi cuerpo un fuerte sangrado que parecía no qué a la atención psicológica que me brin-
parar. Tomé casi 4 litros de agua para que mi daba mi universidad, donde me ayudaron
cuerpo soportará esa gran pérdida de sangre, a dejar de sentir culpa y darme cuenta que
como me había dicho mi amiga. Yo solo trataba había tomado la mejor decisión de mi vida.
de pensar que esto era como mi menstruación”.
“Yo creo que ya lo superé porque sino,
“De repente, en la taza del baño, entre mi ori- no podría contártelo, ni si quiera pensar-
na y mi sangre sentí como algo sólido y grande lo. Antes no hubiera podido pronunciar
salía de mi cuerpo. El feto, el que mi amiga me la palabra aborto sin ponerme a llorar”,
había dicho que no viera, estaba en mis manos.
Tuve que sacar también el cordón umbilical”. La violencia obstétrica es un tipo de violencia
que se genera en los servicios de salud públi-
Ceci tomó su feto y lo guardó en una bol- cos o privados que causa daño físico o psico-
sa. “Lo llevé conmigo durante una semana, lógico a la mujer durante el embarazo, parto
no sabía que hacer con él. Leía noticias don- y posparto. En México, la identificación de la
de algunas mujeres tiraban en la calle sus fe- violencia obstétrica y el acceso a la justicia en
tos y eran detenidas. Tenía mucho miedo”. casos de violación a los derechos humanos de
las mujeres durante el embarazo, parto y puer-
“Sangré durante toda una semana y me sen- perio aún se encuentra en una etapa incipiente.

Manos Quietas
Lucha con
Reportaje por: So

Manos Quietas
nstante
onia Sauza Lòpez

Manos Quietas
“E
sa fue la última vez que le llevé una bo- de parte de las mujeres sin la bendición de la ins-
11 tella, la metí de contrabando al hospital. titución del matrimonio se definió como una man-
Días después murió. Sangraba. La cama, cha que contaminaba el casto cuerpo de la mujer
el suelo, él, había sangre por todos lados”, narra según menciona Ana Amuchástegui Herrera en su
María de la Luz después de darle un trago a un café artículo “La dimensión moral de la sexualidad y de
que bebe a pequeños sorbos. “Nos conocíamos des- la virginidad en las culturas híbridas mexicanas”.
de siempre, éramos del mismo pueblo y, además, su
hermano era mi cuñado. Cuando yo tenía 19 años De acuerdo con la médica, Valeria Ortega, egresa-
y Dagoberto 29, nos casamos. da de la Universidad Autónoma de Querétaro, que
suceda el rompimiento del himen, antes, durante
No tuve novio antes, fue el primer hombre en mi o después de la primera relación sexual depende
vida. “Recuerda la primera noche que pasó con él de su fragilidad y elasticidad. Esta pequeña mem-
mientras juega un poco con sus manos. Ahí em- brana, en forma general, debe ser permeable para
pezó su martirio, dice. “Esa noche yo no sangré que, en el momento en que exista la menstruación,
después de tener relaciones con Dagos, siempre la sangre salga de la vagina sin problema. Todas las
me reclamó eso, de puta no me bajó. Yo le juré que mujeres nacen con himen y se le ha dado una car-
nunca había estado con nadie, pero no me creyó”. ga moral importante, convirtiéndolo en símbolo
de pureza y virginidad para la sociedad, haciendo
La virginidad femenina se ha descrito como una de la mujer un objeto deseable o adjudicándole un
condición sagrada, como un símbolo de pureza y valor por el hecho de que esta parte de su cuerpo
valor de la mujer, y como el cumplimiento del mo- esté o no intacta, pero llega a ser tan frágil que pue-
delo de la feminidad católica representada por la de romperse sin la existencia de la penetración.
virgen María. En este contexto, la relación sexual

Manos Quietas
La historia se repite bamos al mercado, a las 7 de la mañana, después
de dejar a los niños en la escuela, lo primero que
Sonia tiene 49 años, es de estatura media y perso- él hacía era ir a comprarse una polla, un prepara-
nalidad muy alegre. Casi siempre sonríe sin motivo do de jerez con huevo crudo, según que, para cu-
aparente pero la vida no siempre fue así. Ella se casó rar la cruda, sin embargo, podía seguir bebiendo
cuando tenía apenas 16 años, su futuro esposo era con los polleros o cargadores del mercado, y lle-
siete años mayor. “Los hombres piensan que al tener gaba la 1 de la tarde y él ya estaba borracho”. Luz
la primera relación sexual debes, casi casi, desan- María hace una pausa y vuelve beber del café.
grarte, si no es así, de puta no te bajan, y así me paso
a mí”, menciona para después quedarse pensando. Así siguió la vida de los comerciantes de clase media 12
entre reclamos y reproches. Años más tarde, después
Sonia recuerda sus primeros años de matrimonio, de que el matrimonio tuviera 3 hijos y 19 años de ca-
después de tener que dejar la facultad de enfer- sados, Dagoberto desarrolló cirrosis hepática a cau-
mería y su casa, como un infierno. Vivir con al- sa de su alcoholismo crónico. “Fue bien difícil. De
guien tan macho como Joaquín no resultaba nada repente, de un día para otro, él se enfermó. Casi no
fácil. Obligarse a estar en la casa, hacer de comer comía, estaba hinchado. Sólo quería tomar. Lo con-
y lavar trastes y ropa le resultó complicado al ve- vencí de ir al doctor después de que vimos que hacía
nir de un hogar en donde ella no movía un dedo. popo con sangre. Le mandaron a hacer varios estu-
dios y fue cuando le diagnosticaron cirrosis. Ya todo
“Joaquín supo lidiar con muchas cosas, con estaba muy avanzado” dice Lucha, como la conoce
mis berrinches y caprichos, pero no podía de- todo el mundo, mientras sus ojos hacen notar las lá-
jar de lado que yo no haya sangrado la primera grimas que quieren brotar y la garganta se le cierra.
vez que estuvimos juntos, tuvo que pasar mu-
cho tiempo para que él comprendiera que yo “La cirrosis hepática es una enfermedad en
no había –ni he- estado con nadie más que con la cual las células normales del hígado son
él” dice Sonia y se escapa una sonrisa del rostro. reemplazadas por tejido cicatrizal. Esta situa-
ción ocasiona que el hígado deje de funcio-
El martirio nar adecuadamente” nos explica la médica.

“Después de ahí, él empezó a beber mucho siem- En México, en promedio, una persona ingiere 4.583
pre recordándome aquella noche. Cuando llegá- litros de alcohol puro cada año, algo así como si te

Manos Quietas
tomaras unas 280 latas de cerveza con 4. 5º de alco- de ella. A cada momento, en cada oportunidad le
hol, o unos 115 litros de whisky con 40º de alcohol. hacía ver que ella sin él no era nada. “La casa, los
“La amplia aceptación social del consumo de alco- hijos, el puesto, todo lo que tienes es gracias a mí y
hol facilita el consumo en nuestra población…” ex- si me muero será tu culpa”, le dijo después de que
plica en sus conclusiones la Encuesta Nacional de María de la Luz se negara a ingresar aquella bote-
Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017. lla al hospital. Pero no pudo con la culpa y, horas
más tarde, ingreso un Don Pedro misma que Dago
Mi vida con él bebería el mismo día y se convertiría en la última.

Sonia y Joaquín están por cumplir 33 años de ca- “Me sentía muy mal. Me despegaba muy poco de
sados y la vida ahora es diferente. “Con tres hijos él. Sólo me duró un año enfermo. Íbamos y venía-
y tres nietas, muchas de las cosas que antes pesa- mos del hospital. Yo ya estaba muy cansada. El día
ban ahora yo no tienen importancia, Joaquín ha de su funeral yo lloré y lloré mucho. Pensé que me
podido dejar de lado algunos de sus prejuicios. quedaría sin lágrimas. Sí, me dolía que se hubiera
Ahora salir con mis amigas o mis hijas por una muerto, pero no lloraba por él, lloraba por mí. No
cerveza o a un concierto es mucho más sencillo. sabía qué iba a hacer. Nunca me había dejado ma-
Tenemos dos hijas y ellas han tenido que lidiar nejar las cuentas del negocio, yo no sabía nada, y
con él y con su machismo, que de repente se hace como siempre me creí su cuento de que sin él no
presente. Yo terminé acostumbrándome un poco, era nada, pues ya te imaginarás, pero he salido ade-
aunque nunca me quede callada, pero ellas son las lante, me he dado cuenta de que puedo hacer las
que se llevan el mérito, nunca se han dejado de cosas. En marzo cumplió seis años de que me dejó
su papá y las distinciones que llega a hacer con su sola. He criado sola a mis hijos. Hasta una nieta
hermano. Ahora soy mucho más feliz que antes, tengo. Me ha costado mucho quitarme todas esas
creo que estoy con un buen hombre y más que mi ideas que él me metió en la cabeza, aún arrastro
esposo, es mi compañero de vida” concluye Sonia. con algunas, pero ya son pocas. Cuando él vivía,
no salía si no iba conmigo porque me decía que
Mi vida sin él ya me iba de puta, ni imaginarme que me maqui-
llara, aunque sea un poco. A veces me siento inse-
Dagoberto murió hace seis años, después de una gura, desprotegida, pero no puedo permitírmelo.
hemorragia múltiple que los médicos no pudieron Ya salgo más, voy a conciertos, acabo de llevarme
13 controlar. Días antes de que falleciera en el hospi- a dos de mis hijos a la playa. Ahora me siento li-
tal San José, en el Estado de Querétaro, él le había bre.” y entonces Lucha termina de beber su café.
pedido a Lucha que le llevara alcohol al hospital
con el argumento de que él estaba ahí por culpa

Manos Quietas
Patalear, gritar, llorar y mo-
rir: La historia de un intento
de secuestro
Crónica por: Ana Patricia Ramírez Martínez

A
lejandra Ramírez se encontraba su- do de una señora, le tocó el brazo para apoyarla
biendo por las escaleras del metro Ne- y llevarla con el policía de la estación. Ella estaba
zahualcóyotl en la línea B cuando in- alterada, no podía moverse. Las piernas no pa-
tentaron secuestrarla. La tarde estaba cálida, raban de temblarle. No podía hablar. No po-
día llorar. No procesaba lo que había pasado.
se había demorado unos minutos por motivos
de la escuela pero iba a buen tiempo para lle-
“Avanza, alguien viene siguiéndonos”, le dijo
gar a su casa como todos los días entre semana. su acompañante. Otro hombre moreno, ves-
tido similar al secuestrador los seguía pero
“Dame tu celular y vámonos”, fueron las palabras ellos corrieron hasta llegar con el policía. A
que le dijeron a Alejandra. Eran las 4:50 de la tar- quien al contarle lo ocurrido no hizo nada.
de del 5 de febrero de 2018. Un hombre robusto,
moreno, alto de playera roja, gorra y bermudas “Hacer nada”, narra Alejandra sobre autoridad en-
blancas la apuntaba con una cargada. Sin embargo, el hombre que
navaja, “vámonos” le repitió. les seguía se regresó rápidamente.
Ella vio como sus agresores subie-
Ella corrió y empezó a gritar por ron a un vehículo en la avenida y
ayuda. “En ese momento lo pri- arrancaron en un auto que no está
mero que pensé fue ‘por favor, no segura del color y evita decir cómo 14
me hagas daño’. Estuvo a punto era para no generar desinformación.
de atraparme, pero empecé a gri-
tar por ayuda. Grité lo más fuerte Después de estos hechos sólo recuer-
que pude”, cuenta Alejandra Ra- da vagamente por la impresión, que
mírez, una joven de 19 años y es- se obsequiaron un boleto del metro
tudiante de Derecho, sentada en y permaneció unos minutos en las
una banca de su facultad, con los escaleras, entre la gente, pensan-
lentes en la cabeza mientras el sol do si era real lo que había pasado.
le ilumina cálidamente el rostro.
“¿Qué viene después?”, se pregunta y ella misma
Alejandra es un caso más de las 131 denuncias responde: “Trato de estar atenta a todas partes. Le
que se reportaron durante el mes de enero por envío mi ubicación a mis papás y le cuento todo
intentos de secuestro ocurridos en el transpor- a mis amigas. Honestamente me da miedo estar
te público, principalmente el metro de la Ciudad en la calle. Aunque creo que lo más importante
y Estado de México. Sucesos que mujeres com- es cuidarnos entre nosotras. Ahora sé que todas
partían a través de redes sociales y que en un ini- estamos expuestas, sin importar nuestra condi-
cio el gobierno capitalino negó tener información. ción o situación. Voy a seguir con mi vida y aho-
ra sé que si esto me volviera a pasar, yo volvería a
Cuando Alejandra decidió correr de su posible gritar”, afirma y se acomoda firme en su lugar con
captor no recuerda con claridad como un joven el sol iluminándole con intensidad todo el rostro.
que también parecía estudiante e iba acompaña-

Manos Quietas
Aprender a respirar con el estómago
y no con el corazón:
Autodefensa feminista
Crónica por: Estefanía Morales Romero

C
Ciudad Universitaria, febrero 2019. y que nadie las pueda tirar”, continúa diciendo la
ada domingo 20 mujeres cruzan la Ciudad de entrenadora mientras todas imitan la posición.
México para simular que las ahorcan, tiran,
golpean y cómo reaccionarían a esas violen- También se reaprende a respirar. A las mujeres les
cias. Desde los 16 a los 40 años, las mujeres expresan enseñaron a respirar con el corazón, con el senti-
que la principal razón de su asistencia es el miedo. miento, con el miedo, con el llanto. “Respiremos
“Quise venir a este curso porque, aunque no me con el estómago, no con el pecho, sientan que el aire
ha pasado nada, no quiero esperar a que me pase”. que entra a su cuerpo no sube hasta el pecho, sien-
“Quiero aprender a defenderme para poder decirle tan la fuerza en su abdomen”. En realidad, la parte
a mis papás, con seguridad, que ese día voy a re- de los golpes no ocupa tanto tiempo; en realidad
gresar”. “Yo estoy aquí porque quiero ser libre”. es más contacto físico, controlar tu fuerza y cono-
cer las partes vulnerables y fuertes de tu cuerpo.
Las asistentes al taller de autodefensa feminis- Las asistentes descubren que con solamente
ta impartido en las islas de Ciudad Universita- con su cadera pueden empujar 60 kilos mien-
ria se sientan en círculo y antes de iniciar los tras las tratan de estrangular; que pueden ahor-
ejercicios físicos, hacen alguno de estos entre- car a quien las ataca e incluso romperles un brazo.
namientos psicológicos hablando de qué entien-
den por autodefensa, qué buscan en el taller y “Si pegan con suficiente fuerza y de esta manera, al
también comparten experiencias como mujeres cuello, le rompen la tráquea, les va a doler, pero lo vale”.
frente a la violencia en lo público en lo privado.
No todas participan en cada ejercicio, algunas
“La regla de oro es que lo que aprendemos aquí no lo son muy fuertes, no físicamente, pero sí, psicoló-
compartimos con hombres; no pueden practicar con gica. “Sí alguien no se siente cómoda practican-
sus amigos, novios, familiares. Aunque ustedes estén do el intento de violación, no se preocupen, no
seguras que no ‘son malos’, no podemos poner en tienen que hacerlo”. Aunque descriptivamente
15
riesgo a otras compañeras, no podemos enseñarles parece un ambiente rudo y cuadrado, en reali-
que nos estamos preparando, es nuestro secreto, que dad, el par de horas que dura la práctica está lle-
piensen que no podemos defendernos es nuestra úni- no de risas y gritos agudos. En algunos ejercicios,
ca defensa contra ellos”, dice una de las entrenadoras. se les pide explícitamente que griten “no” y que
sientan el poder del negarse a cualquier ataque.
Cada sesión las mujeres que dirigen el taller repi-
ten esta regla y la consideran lo más importan- “¿Cómo se sienten?” Así como iniciaron, en cír-
te de mencionar antes y después de la clase. Nin- culo, concluyen la sesión del día. Todas compar-
guna parece conocerse, coincidieron por tener ten lo que aprendieron o tan solo como se sintie-
el mismo miedo y ahora practican en pareja para ron entrenando para cuando las intenten matar.
saber cómo escaparían de un intento de violación.
Es fuerte, la autodefensa feminista es un entre-
El pasto está frío, frente a la sombra de los mura- namiento para que no maten a las mujeres, para
les de CU aún no ha alcanzado a calentar el área que no las lastimen, para que no las violen. Antes
donde entrenan. Inician con ejercicios de respira- de que se concluya la actividad, todas se ponen
ción en paralelo con estiramientos y calentamien- en círculo detrás de cada una, se abrazan y por
to. Dedican varios minutos a cosas que podrían turnos, se desean algo a ellas mismas y al grupo.
considerarse aprendidas, pero que en realidad “Me deseo y les deseo que ya no tengamos mie-
están aprendidas mal. “Aprendamos a pararnos do”, “Me deseo y les deseo que esta semana sean
de esta manera, con los pies firmes, sin agachar- felices”, “Me deseo y les deseo que seamos libres”,
nos, con la pelvis equilibrada, mírense a los ojos “Me deseo y les deseo aprender a perdonarnos”.

Manos Quietas
Guía para no ser la
perfecta feminista
Artículo por: Estefanía Morales Romero

A
l “la mujer no nace, se hace” de Si- mone ce ser patrimonio cultural de nuestro país. Por
de Beavouir, yo le agregaría “la mujer eso no queremos hacer una revolución “a la mexican
feminista no nace, se hace”. Nos hacen. a”conmachosbigotonesquesero- baban a las mujeres
de los pueblos para vio- larlas y adueñarse de ellas.
Este 8 de marzo se conmemora el Día Inter- Nosotras estamos haciendo feminismo a la mexica-
na- cional de la Mujer donde recordamos las lu- na. Estamos escribiendo la historia que no nos en-
chas que las mujeres han dado a lo largo de la seña- ron porque no nos habían dejado escribirla.
his- toria exigiendo sus derechos. Y a ninguna
de ellas les enseñaron cómo hacer la revolución. No somos el Primer Mundo y no podemos pa-
rar de trabajar porque de verdad necesitamos esos
¿Cómo se hace la revolución? Pásenme el PDF. Dí- 300 pesos que nos descontarían si nos uniéramos
ganme que cosas sí puedo gritar y que cosas no; a la huelga internacional feminista. Lo bueno es
dónde puedo pintar y dónde no; a qué funcionario sí que el Día de la Mujer en México no solo es el 8
puedo acusar de violación y a quién no. Díganme qué de marzo, en realidad es todos los días porque to-
privilegios puedo incomodar y cuáles no. Díctenos dos los días las mujeres mexicanas construyen re-
los pasos para que ya no haya 7 mujeres asesinadas al des y conocimiento para ayu- dar a otra compa-
día en México y les prometo que ñera víctima de la violencia.
los cumplimos al pie de la letra.
Internet cumpliendo con su
Este año miles de mujeres alre- promesa de la modernización 16
dedor del país tomaremos los nos ha conectado a todas. Nos
espacios públicos y los hare- mos ha permitido conocer a mujeres
nuestros; vamos a cuestionar lo que ya no nos vamos a dejar so-
que nos han enseñado en la casa, las y al mismo tiempo también
en la escuela, en la televisión, nos ha mostrado la violencia
en las revistas, en las relaciones machista arriesgada en nues-
sexoafectivas. Vamos a replantear el ser mujer en un tra cultura. Estamos viviendo
país donde sigue existiendo la brecha salarial, donde la transición de esta nueva ola del feminismo que
el 80% de las mujeres mexicanas reportan haber sido pelea sus propias luchas en sus propios contextos.
acosadas sexualmente, donde desaparecen mujeres
para después ser encontradas torturadas, violadas y El feminismo es un movimiento que transita y se
asesinadas. Este año se convocó a una huelga interna- agita entre las olas del debate, pero siempre concluye
cional feminista donde todas las mujeres del mundo en que el enemigo está allá fuera y no entre nosotras.
fuimos invitadas a faltar a la escuela, al trabajo, a las El enemigo es el patriarcado. Estamos construyendo
labores domésticas, de cuidado y de consumo. Un conocimientos y nuestras maneras de ser mexicanas
día donde la mitad de la población deje de servir- en un país con una cultura tan violenta para con lo
le a un sistema que las oprime, invisibiliza y mata. femenino. No nos enseñaron a hacer la revolu- ción
y no somos las feministas perfectas, porque no que-
En México este 8 de marzo no es el único remos serlo. Qué mala suerte que te incomode tan-
día de lucha;desde que nos despertamos, pe- to esta lucha porque no va a parar. No vamos a parar.
leamos contra el machismo que hasta pare-

Manos Quietas
La resistencia
se mancha de sangre
Columna por: Aída Esperanza Díaz Cativo

¡A
LERTAAA, ALERTAAA QUE CAMINA, AMÉRICA LATINA SERÁ TODA FE-
MINISTA! Con esta consigna, ya se respira unánime la marcha del llamado “día de
la mujer”, sólo faltan un par de semanas para iniciar con los preparativos del 8M.

Miles de mujeres nos aglutinaremos en los principales cuadros de la Ciudad de Méxi- co


para dar voz a las que ya no están, exigir justicia por los asesinatos, violaciones, secues-
tros, casos de acoso, por la libre elección a la maternidad y la despenalización del aborto.

De esta manera, los pañuelos morados y verdes se levantarán, una vez más y las calles se
pintarán de estas tonalidades tan representativas del movimiento feminista. Ahora, aun-
que el feminismo es lucha, es resistencia, es anticapitalista y en pro del empoderamien-
17 to de la mujer, no exime las exigencias del feminismo anti-especista y liberación animal.

Existe esta corriente reacia, además de crítica, que enjuicia a todas las feministas desde el prin-
cipio “no debemos concebir una lucha que pretende acabar con la violencia y discriminación,
violentando y discriminando a otra”. Lo anterior, hace referencia al especismo, de nido como la
discriminación de los animales por considerarlos inferiores a pesar de su capacidad de sentir.

Por ello, el anti-especismo es la contraparte y pone en la balanza al especismo, al sexis-


mo y al machismo como esa sinergia ilegítima de sentido de pertenencia, opresión o uti-
lización de los seres en favor del beneficio patriarcal. Las exigencias del anti-espe-
cismo se proyectan al movimiento, pero sólo un extracto de aliadas llevan a cabo la
práctica del vegetarianismo-veganismo de manera simbólica, para saber/llevar un estilo de vida
sin crueldad animal. Sin consentir el asesinato en un plato de comida, por ello es una alimen-
tación reaccionaria hacia la tradicional y a la que estamos acostumbradas en la cotidianidad.

Al fin y alcabo, es una justificación mediocre “no puedo vivir sin la carne”, cuando sali-
mos a las calles exigiendo una desconstrucción de todo el sistema e involucrando al ca-
pitalismo, interesado por la explotación de la naturaleza y los seres vivos. No se con-
cibe salir de las marchas con una hamburguesa de res en la mano, ¿en dónde queda
tu discurso antiviolencia? cuando, por tu boca corre la sangre del salvajismo humano.

Manos Quietas
La fiereza de las que pa-
tinan
Crónica por: Aída Esperanza Díaz Cativo

Del cielo emergen nubes en- cibida, en un segundo todo patinar como mujer, porque
trelazadas; una a una se be- regresa al ejercicio skate. soy más aventada que ellos,
san y abrazan, parece que lo rolo en mi tabla como nunca
hacen al rito de Claro de luna Después de unos momen- y los dejo callados”, termina
de Debussy. Al tiempo, toma- tos, ella, Cecilia Ortiz se le- con una sonrisa, pone la pa-
ron el color de las pincela- vanta, se acerca y menciona: tineta en el suelo y comienza
das impresionistas de Monet “conocí a la tabla por Leticia a rodar. Nadie le gana, hace
y sus atardeceres: naranja, Bufoni, es una de las mayo- suyo el parque, la tarde y
azul, amarillo son la telaraña res exponentes del skate en sus palabras lo demuestran.
de tonalidades intrínsecas. latinoamérica, me agrada
Así se pintaba la Ciudad de que esta mujer este logrando Según el portal Chilango, el
México, ahí por Coyoacán, campeonatos y victorias in- skateboarding lleva aproxi-
en donde el asfalto era cá- discutibles en un deporte que madamente 40 años instau-
lido por la tarde calurosa. se consideraba de morros”. rado en las arterias de la Ciu-
dad de México. A alguien se
A lo lejos se escuchan las Tiene razón, en los años le ocurrió viajar a Estados
ovaciones de aquellas muje- 70 comenzó a patinar Pe- Unidos en los 70´s (lugar
res que logran sus primeros ggy Oki, originaria de San- donde nació la práctica gra-
trucos en la iniciación, es una ta Mónica, California, ella cias a que un grupo de jóve- 18
fraternidad paras las nuevas era la única mujer dentro nes surfistas comenzaron a
y para las experimentadas. del grupo Z-boys. Gracias experimentar trucos sobre
a Oki, el rompimiento del las calles) y traerse la pati-
Entre los gestos animados, la paradigma de la inclusión neta. En la actualidad, se or-
multitud de skaters se mue- de la mujer en un “depor- ganizan competencias en la
ven al compás de música te extremo”, fue inminente. ciudad, entre ellos el Royal
hip-hop, un poco de rap fe- Side Stripe y AMPA Latino.
minista de la Mambabastick; La escuela de lo femenino
también se oyen los queji- “Hay vatos que hacen co- Las mujeres se abrieron paso
dos de dolor cuando algo mentarios absurdos sobre en el raspado del asfalto para
no sale bien y resultan en las mujeres patinadoras, en- demostrarse a sí mismas que
caídas estrepitosas. Así todo tre ellos murmuran, hacen el deporte no debe encasi-
resulta efímero, pero resul- chistes como que el skate llarse en el género, sino en
ta un escenario floreciente . es sólo para ellos o inclu- el amor por sentirse libres y
so, cuando a uno no le sale afirmarse que pueden ante
Click.clack, ¡bam!, se escucha bien el truco, dicen ‘patinas los prejuicios patriarcales,
a lo lejos, todos guardan si- como mujer’. Realmente eso pueden ante un sistema im-
lencio, alguien logró el ollie, me enfurece, pero no le doy puesto por hombres. Son
ella se ríe por la atención re- importancia, a mí me encanta águilas, son fiereza y fuerza.

Manos Quietas
Manos Quietas