Está en la página 1de 5

Colestasis intrahepática del embarazo que conduce a una deficiencia

grave de vitamina K y coagulopatía (1)

Revisado: Germán Pazmiño

La colestasis intrahepática del embarazo rara vez se asocia con una deficiencia
significativa de vitamina K. Presentamos un caso de un paciente con una enfermedad
primigravidial de 16 años de edad a las 24 semanas y 3 días de gestación que presentó

Anamnesis.

Sexo: Femenino.

Edad: 16 años

Motivo de consulta: Tenía prurito generalizado severo, contracciones uterinas y hematuria.

Antecedentes patológicos familiares: Ninguno

Antecedentes: sangrado gingival durante el año anterior.

prurito, hematuria y parto prematuro.

Examen físico.

En el examen, su índice de masa corporal fue de 18,6 kg / m 2 y sus signos vitales

eran normales. No tenía erupciones, petequias, equimosis ni hematomas. Ella estaba

teniendo contracciones uterinas y un cambio cervical progresivo.


Prueba de laboratorio Resultado
Plaquetas 196000 / ml Normal

Tiempo de protrombina (PT) 117.8 segundos Prolongado

Tiempo de tromboplastina parcial activada 80.5 segundos Prolongado


(aPTT)

Ratio Internacional Normalizado (INR) 10.34 Elevado

Fibrinógeno 622 mg / dL Elevado


Ácidos biliares totales 29  µ / L Elevado
AST 72 unidades / L Elevado

ALT 68 unidades / L Elevado

vitamina K (<0.1 nMol / L) Indetectable


factor VII 3% Disminuido

Diagnóstico: Deficiencia de vitamina K con colestasis intrahepática

Tratamiento:

 El paciente recibió 10 mg de vitamina K por vía intramuscular y 4 unidades de


plasma fresco congelado.
 Los estudios de laboratorio repetidos 12 horas más tarde mostraron que el nivel
de vitamina K, PT, PTT e INR se habían normalizado.

Evolución de la paciente:

 El parto prematuro se detuvo en la dilatación cervical de 2 centímetros y se


resolvió la hematuria.
 La ecografía demostró un feto adecuadamente crecido sin anomalías y un
volumen normal de líquido amniótico.
 En el día 6 del hospital, el paciente se encontraba asintomático y dado de alta a
domicilio.
 Regresó cinco días después a nuestra clínica ambulatoria. Siguió teniendo
prurito generalizado.
 Los resultados de los ácidos biliares estaban pendientes y luego se informó que
eran de 29 micromoles / L (rango normal de 0 a 10 micromoles / L).
 Al paciente se le prescribió terapia oral suplementaria con vitamina K.
 Ella fue readmitida a las 26 semanas y 4 días con recurrencia de síntomas de parto
prematuro. Su INR, PT y PTT se elevaron nuevamente a 2,32, 25,2 y 47,9
segundos, respectivamente.

 Se administraron dos unidades de plasma fresco congelado. El paciente recibió


una dosis de rescate de betametasona.

 Se iniciaron sulfato de magnesio e indometacina. Los síntomas del parto


prematuro disminuyeron.

 Los ácidos biliares totales repetidos fueron 93 micromoles / L. Comenzó con 300
mg de ácido ursodesoxicólico oral dos veces al día.

 A las 27 semanas y 1 día de gestación, dio a luz a un bebé varón que pesaba 1150
gramos con puntuaciones de Apgar de 7 y 9 (1 minuto y 5 minutos, resp.). La
pérdida de sangre estimada en el momento del parto fue de 200 ml.

Análisis
 Se identificó colestasis intrahepática en el embarazo y problemas de nutrición
como los principales factores de riesgo para la coagulopatía severa de este
paciente.
 El examen de laboratorio mostró coagulopatía grave con tiempo de protrombina
(TP) de 117,8 segundos: causado por la deficiencia de la vitamina k.
 Índice internacional normalizado (INR) de 10,34: se encuentra aumentado por lo
consiguiente nuestra paciente presenta un mayor riesgo de sangrado.
 Transaminasas elevadas determina que nuestra paciente presenta colestasis
intrahepática del embarazo.
 Su nivel sérico de vitamina K era indetectable (<0.1 nMol / L)
 La terapia inicial consistió en el reemplazo intramuscular de vitamina K y la
administración de plasma fresco congelado.
 Su hematuria y trabajo de parto prematuro se resolvieron y fue dada de alta. Se
presentó en parto activo y se entregó a las 27 semanas y 1 día.
 Sus ácidos biliares (93  μ/ L) e INR (2.32) habían empeorado. Ella dio a luz a un
bebé varón, 1150 gramos con puntajes de Apgar 7 y 9.
 La recién nacida recibió 0,5 mg de vitamina K intramuscular poco después del
parto, pero desarrolló hemorragias interventriculares bilaterales de grado III el día
5.
 No hubo otros sitios de sangrado fetal activo. El recién nacido pasó 50 días en la
unidad de cuidados intensivos neonatales.
 La repetición de ultrasonido a la cabeza a los dos meses mostró resolución de la
IVH.
 El seguimiento clínico ambulatorio a la edad de 4 meses mostró que el bebé estaba
cumpliendo los hitos normales.
Bibliografía

1. Maldonado M, Alhousseini A, Awadalla M, Idler J, Welch R. Colestasis


intrahepática del embarazo que conduce a una deficiencia grave de vitamina K y
coagulopatía Resumen. 2017;3–7.