Está en la página 1de 103

Descarge este documento en www.vidaherbal.

tk

Atún con espárragos verdes al horno o parrilla

Ensalada (apio, alfalfa germinada, cebolla picada).

_______________

Costillas de cordero con ajo, orégano y limón

Ensalada (espinacas crudas, escarola, pepino, nueces troceadas y


hojas de menta).

_______________

Brócoli y calabacines al vapor

Salmón con ajo y mayonesa casera

Ensalada (berros, perejil y tomate).

_______________

Nota

Las ensaladas se pueden aderezar con aceite de oliva, sésamo o


lino, limón, pimienta, hierbas, ajo, sal...

Cenas

Hamburguesa de pollo

Lechuga, tomate y pepino.

_______________
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Tortilla de alcachofas

Escarola y tomates cherries.

_______________

Gambas con ajo y perejil

Aguacate con cilandro.

_______________

Láminas de tofu pasado por la sartén con ajo

Endibias y pimientos asados.

_______________

Coliflor y acelgas al vapor

Filete de mero acompañado de berenjenas y tomates asados con


aceite de oliva y hierbas frescas al gusto.

_______________

Ensalada de huevo con cebolla picada, hojas de lechuga y


espinacas crudas, acompañado de mayonesa casera.

_______________

Sopa de verduras al gusto

Sardinas en conserva con hojas de espinacas, tomate y cebolla.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

_______________
COPYRIGHT

CUANDO LA HIPOGLUCEMIA REACTIVA SE DISFRAZA DE ATAQUE DE PÁNICO

por Cala H. Cervera, nutricionista ortomolecular. www.calacervera.com

Ahogo, palpitaciones, sensación de desmayo, mareo o inestabilidad, sofocos, sudoración, sensación de


hormigueo o entumecimiento en las extremidades, temblor, nauseas, miedo intenso, sensación de
irrealidad, confusión mental, nerviosismo, incoordinación...Éstos son los síntomas clásicos de un ataque
de pánico. Sin embargo, también son los mismos síntomas que experimentan las personas que sufren (en
la mayoría de los casos sin saberlo) de hipoglucemia reactiva.

Los ataques de pánico son considerados un miedo irracional relacionado con traumas psicológicos o
factores emocionales desconocidos. Todos los esfuerzos llevados a cabo para ayudar a las personas que
los sufren se basan en terapias psicológicas y/o fármacos tranquilizantes para aliviar la ansiedad que
indiscutiblemente los acompaña.

Al paciente se le repite una y otra vez que tiene que aprender a dominar sus pensamientos para no
producir los síntomas. Sin embargo, los pensamientos se generan en el cerebro y éste es un órgano físico
que responde a mensajes químicos. Al igual que cualquier otro órgano del cuerpo, el cerebro puede ser
alimentado correctamente, malnutrido o dañado, y reaccionará en consecuencia.

Antes de entrar en detalles y analizar porqué los ataques de pánico pueden confundirse con la
hipoglucemia reactiva, es importante entender en qué consiste este desequilibrio.

HIPOGLUCEMIA REACTIVA

La hipoglucemia, por sí misma, entre la profesión médica se acepta sólo en condiciones diabéticas cuando
el diabético sufre una bajada de glucosa. Si, por el contrario, ésta ocurre en una persona no diabética
entonces se le llama hipoglucemia reactiva. Sin embargo, la medicina alopática apenas reconoce este
desequilibrio y por ello, cuando el paciente recurre al médico con esta sintomatología, lo más común es
diagnosticarlo de ansiedad, recomendarle fármacos ansiolíticos y enviarlos a casa, al psicólogo o, en
aquellos casos más graves, al psiquiatra.

Bioquímicamente hablando, la hipoglucemia reactiva es una concentración de glucosa en la sangre más


baja de lo normal para los estándares de la persona que la sufre. El nivel de glucosa en sangre de una
persona hipoglucémica sube después de las comidas y tiene una descenso significativamente más bajo de
lo normal al cabo de entre 2 y 5 horas.

La glucosa es el alimento principal del cerebro y del sistema nervioso. Ninguno puede sintetizarla o
guardarla. Así pues, si la concentración de glucosa en sangre baja a un nivel crítico, tanto el sistema
nervioso como el cerebro se verán afectados causando un sinfín de síntomas. Sin embargo, el nivel de
glucosa en sangre fluctúa en un margen más o menos pequeño durante el día, dependiendo de las comidas
y del tiempo transcurrido entre éstas, sin que dicha fluctuación cause una disfunción cerebral. A esto NO
se le llama hipoglucemia reactiva. También, en ciertos momentos algunas personas pueden experimentar
una bajada transitoria de los niveles de glucosa, la cual es rápidamente rectificada por los propios
mecanismos de regulación de la glucosa de los que dispone el organismo.

Es importante aclarar que el nivel de glucosa promedio está entre 70 y 115 mg/dl. Sin embargo, esta cifra
es simplemente una aproximación. Algunas personas tienen un nivel por debajo y, en cambio, se sienten
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

perfectamente; mientras otras mantienen los niveles dentro de estos parámetros, aún cuando sufren un
bajón, y sin embargo, sienten un gran malestar.

Los síntomas de la hipoglucemia reactiva están divididos en dos grandes grupos. Los síntomas
neuroglicopénicos, causados cuando el cerebro no recibe suficiente cantidad de glucosa; y los síntomas
neurogénicos, que se manifiestan cuando las glándulas suprarrenales producen adrenalina y
noradrenalina, con el fin de volver a subir los niveles de glucosa de la sangre.

Síntomas neuroglucopénicos:

Debilidad, llanto, angustia, visión borrosa, confusión, fatiga, irritabilidad, pánico, nerviosismo, falta de
concentración, incoordinación, depresión.

Síntomas neurogénicos:

Sudor, sofoco, taquicardia, mareos, nausea, temblores, vértigo, sensación de pánico y miedo, ansiedad,
dolores de cabeza, espasmos intestinales, ahogo, sensación de hormigueo.

Estos síntomas suelen ser episódicos, y se relacionan con el tiempo transcurrido y el contenido de la
comida previa. Normalmente, mejoran al comer. Tienen su razón de ser: en circunstancias normales la
glucosa de la sangre se mantiene dentro de un margen de variación bastante estrecho controlado por
diferentes hormonas, las cuales responden rápidamente al menor cambio. Con la ingesta y metabolismo
de carbohidratos (verduras, ensaladas, cereales...), los niveles de glucosa en la sangre aumentan de forma
constante, activando la producción de una cantidad moderada de insulina. Ésta disminuye paulatinamente
los niveles de glucosa escoltándola, por un lado, a las células, y, por otro, enviándola al hígado y los
músculos para ser almacenada.

Sin embargo, cuando se consumen azúcares (azúcar de mesa, miel, fructosa etc.) o carbohidratos
refinados (harinas refinadas como pan blanco, pasta, bollería etc.), los niveles de glucosa aumentan
desproporcionadamente. Esto hace que el páncreas segregue una fuerte cantidad de insulina, lo cual
provoca una retirada de glucosa demasiado brusca: en otras palabras, aparece la hipoglucemia reactiva
con sus correspondientes síntomas neuroglucopénicos.

El hipotálamo cuando siente este bajón de glucosa, activa el Sistema Nervioso Autónomo, a través del
cual se segregan catecolaminas (adrenalina y noradrenalina, principalmente). Estas hormonas estimulan la
salida del glucógeno almacenado, lo cual produce un aumento de los niveles de glucosa. Esta producción
de catecolaminas es la causante de los síntomas neurogénicos.

Con los años, y si la costumbre de comer azúcares y carbohidratos refinados continúa, el organismo es
condicionado a producir más y más insulina, y a su vez, más y más catecolaminas. Esto produce un
agotamiento tanto del páncreas como de las suprarrenales, llegando, también, a afectar la forma en que el
cuerpo se enfrenta a cualquier otra situación de estrés. No es de extrañar que el paciente que sufre de
hipoglucemia reactiva se sienta estresado y ansioso, e infinidad de veces sea víctima de un mal
diagnóstico basado únicamente en su estado emocional.

No solamente el azúcar y los carbohidratos refinados son los responsables del desarrollo de la
hipoglucemia reactiva, también los cigarrillos y el café pueden producir o empeorar este desequilibrio.
Estas sustancias activan directamente las glándulas suprarrenales para producir catecolaminas, las cuales,
como ya he mencionado anteriormente, activan la salida del glucógeno y, por lo tanto, el aumento de
glucosa. Para contrarrestar, el páncreas libera insulina y como resultado aparece el "bajón" de glucosa en
la sangre. De hecho, en un estudio de investigación sobre el tabaco y la hipoglucemia reactiva llevado a
cabo por el Dr. Don C. Hemingway, publicado en el Journal of Orthomolecular Medicine en 1989,
observó que si a fumadores con hipoglucemia se les hacía fumar un cigarrillo y se les sometía al Test de
Tolerancia de la Glucosa, sus niveles de glucosa aumentaban, mostraban una mejoría física inmediata y
disminuían sus síntomas de hipoglucemia. Así se dio cuenta de que el organismo aprende muy
rápidamente a anhelar un cigarrillo cuando los niveles de glucosa disminuyen. Parece ser que lo mismo
ocurre con la cafeína. Por otro lado, el alcohol inhibe la movilización de las reservas de glucosa del
hígado causando una severa hipoglucemia.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Es importante tener en cuenta la hipoglucemia reactiva a la hora de tratar pacientes con ataques de pánico,
sobre todo, en aquéllos que no encuentran ningún motivo emocional, trauma o shock vivido que pueda
estar causándolos. Personalmente creo que existen diferentes razones para pensar que detrás de muchos
ataques de pánico se esconde un desequilibrio de la glucosa, y más concretamente la hipoglucemia
reactiva.

Estas razones son:

Dieta Occidental

En primer lugar, los hábitos dietarios adoptados por nuestra sociedad en los últimos 100 años han
contribuido al aumento de una variedad de problemas de salud, entre ellos la hipoglucemia reactiva, la
cual es, principalmente, causada por un dieta alta en carbohidratos refinados y estimulantes. Nunca antes
había habido tal magnitud de problemas de ansiedad, pánico e incluso desequilibrios fóbicos, como hasta
ahora. Estos procesos son prácticamente desconocidos entre las pocas poblaciones que sobreviven
comiendo de forma natural, con una alimentación sin refinar.

Más mujeres que hombres

En la mayoría de los estudios, artículos y libros sobre ataques de pánico se habla de que existe un número
mayor de mujeres que de hombres sufriendo de este desequilibrio. No olvidemos que el sistema
endocrino de la mujer es mucho más complejo: sólo la menstruación, embarazo y menopausia producen
una gran variedad de cambios hormonales, por lo cual, las mujeres son más dadas a sufrir desequilibrios
del sistema hormonal.

Según un estudio llevado a cabo sobre las diferencias entre los sexos en la hipoglucemia reactiva, llevado
a cabo por el Dr. Amiel y publicado en Diabetología en el año 1993, las mujeres sufren niveles más bajos
de glucosa que los hombres y además presentan más síntomas neurogénicos y neuroglucopénicos. Otros
médicos, como el Dr. Toft, opinan que la hipoglucemia reactiva es más común entre pacientes mujeres de
20 a 40 años.

Por otro lado, un alto porcentaje de síntomas del Síndrome Premenstrual están causados por una excesiva
cantidad de estrógenos y, por el contrario, unos niveles bajos de progesterona. Ambas hormonas controlan
los niveles de glucosa, por lo tanto, cualquier desequilibrio entre ellas puede fácilmente producir
hipoglucemia reactiva. Por ejemplo, como ya hemos visto anteriormente, una bajada de glucosa estimula
la producción de adrenalina, la cual favorece la segregación de glucógeno y, por lo tanto, el aumento de
los niveles de glucosa. La adrenalina se forma a través de la progesterona, así un deficiencia de ésta puede
fácilmente relentizar la subida de glucosa causando hipoglucemia reactiva.

La píldora anticonceptiva también parece afectar los niveles de glucosa. El Dr. Wayne Huey-Heng shey
llevó a cabo un estudio de investigación publicado en Clinical Endocrinology en 1994, que demuestra que
la píldora anticonceptiva tomada durante al menos 3 meses produce intolerancia a la glucosa.

Por otro lado, más mujeres que hombres tienden a seguir dietas estrictas para perder peso. Estas dietas
pueden tener un efecto muy importante en el desarrollo de la hipoglucemia reactiva: por un lado, el no
comer regularmente, o, por el contrario, no consumir suficiente proteína puede provocar este
desequilibrio; por otro, una dieta insuficiente puede favorecer la falta de nutrientes esenciales para el
control de la glucosa, como son el zinc, cromo, magnesio y las vitaminas B, por mencionar algunas.

Ataques de pánico por la noche

Cualquier persona que haya sufrido ataques de pánico sabe que los peores momentos son durante la noche
y a primera hora de la mañana. Esto no es de extrañar, ya que la glucosa llega a su pico más bajo
justamente en esos momentos, normalmente cuando la persona lleva sin comer alrededor de 8 ó 10 horas,
desde la última comida. Estas personas normalmente necesitan un café o un cigarrillo (o ambos) recién
despertados para poder enfrentarse al día.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

DIAGNÓSTICO

El test que suele llevarse a cabo para verificar una posible hipoglucemia reactiva es el Test de Tolerancia
de la Glucosa (que suele hacerse en un periodo de 2 a 6 horas). Sin embargo, pocos médicos lo
recomiendan.

Personalmente opino que si se decide llevar a cabo este test de laboratorio, debe ser únicamente para
confirmar el diagnóstico, y NUNCA para descartarlo.

Es importante respetar la individualidad bioquímica de cada paciente: hay personas que durante el test
pueden mostrar síntomas y malestar con tan sólo un reducción de 2 mg de glucosa dentro de los
parámetros aceptados y, sin embargo, el test no indicará ningún desequilibrio.

Por otro lado, se ha demostrado en diversos estudios, por ejemplo el de la Dra. Taylor publicado en el
Journal of Behavioural Medicine, en 1988, que los síntomas que aparecen durante el test son más intensos
no en el momento más bajo del nivel de glucosa, sino media hora más tarde. Esto puede despistar a la
hora de hacer un diagnóstico.

Por otro lado, el punto más bajo del nivel de glucosa puede durar muy poco rato, y si las muestras de
sangre no se toman muy regularmente la hipoglucemia reactiva puede pasar desapercibida.

Si se lleva a cabo el test, es importante también tener en cuenta la dieta del paciente; los horarios de
comida; historia familiar de migrañas, alergias, diabetes, epilepsia, depresión... ; desequilibrios sufridos
en el pasado como hepatitis, problemas de vesícula, nauseas durante el embarazo...; y posibles
deficiencias nutricionales.

TRATAMIENTO

Dieta

La dieta es fundamental para prevenir, controlar y combatir la hipoglucemia reactiva (o los supuestos
ataques de pánico). En primer lugar es importante eliminar:

* Azúcares (azúcar blanca o integral, miel, fructosa, sacarina, siropes, refrescos);

* carbohidratos refinados (pan blanco, harinas refinadas, pasta y arroz blanco, cereales de desayuno
edulcorados);

* fruta excesivamente dulce (especialmente el plátano, uvas, higos, sandía y melón);

* fruta seca como pasas, ciruelas e higos secos;

* zumos de frutas, patatas, remolacha, guisantes, maíz, nabos, boniatos y zanahorias cocinadas;

* alcohol;

* estimulantes como el café, té, y refrescos con cafeína.

Es fundamental comer algo de proteína en cada comida (ya sea proteína vegetal o animal). Ésta incluye:
carne, pescado, huevos, algas, frutos secos y semillas, productos de soja, legumbres mezcladas con
cereales. La proteína provoca la producción de la hormona glucagón, la cual contrarresta la descarga de
insulina, y previene los descensos bruscos de glucosa.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

También es importante comer regularmente durante el día. Hay pacientes que hacen las tres comidas de
rigor diarias, pero del desayuno a la comida pueden pasar entre 6 y 7 horas. Por esto, es importante
preguntar los horarios de comidas. No deben pasar más de 3 horas sin ingerir algún tipo de alimento. Así
pues, es importante respetar las 3 comidas principales, más un "snack" a media mañana y otro a media
tarde.

Suplementos

Los nutrientes más importantes para el control de la glucosa son los siguientes:

* Zinc. Se encarga de la producción, almacenamiento y descarga de insulina. Su deficiencia puede causar


bajadas de glucosa. Dosis: 15-60 mg diarios.

* Cromo. Forma parte, junto con la vitamina B3, y los amino ácidos glicina, glutamina y cisteína, del
llamado "Factor de Tolerancia de la Glucosa". Este factor trabaja conjuntamente con la insulina para
regular los niveles de glucosa. Literalmente, el cromo aumenta la tolerancia del organismo a la glucosa.
Dosis: 200-600 mcg diarios.

* Magnesio. Cumple una importantísima labor en la descarga y acción de la insulina. También convierte
la glucosa en energía. Casualmente, su deficiencia está asociada a la aparición de ataques de pánico.
Dosis: 400 mg diarios.

* Potasio. La hipoglucemia causa una pérdida considerable de este mineral por la orina, debido
principalmente al desgaste suprarrenal. La ingestión de cloruro de potasio corrige rápidamente esa
deficiencia, y es mucho más seguro y efectivo que las tabletas de glucosa que normalmente recomiendan
los médicos. Dosis: 200 mg diarios, y 1gr en reacciones agudas. (Cuidado si existen problemas de riñón.)

* Glutamina. Ayuda a aumentar los niveles de glucosa, además de reducir la ansiedad por alimentos
dulces y alcohol. Dosis: 500-1500 mg diarios.

* Glicina. Estimula la descarga de glucagón. Dosis: 500-1000 mg diarios.

* Vitaminas B. Especialmente la B3, B5 y B6, son vitales para el metabolismo de los carbohidratos,
además de equilibrar las glándulas suprarrenales, el páncreas e hígado. La vitamina B6, por ejemplo,
ayuda también a metabolizar el magnesio y a absorber mejor el zinc. Dosis B3: 500-1000 mg (efecto no
ruborizante) diarios. Dosis B5: 500 -1000 mg diarios. Dosis B6: 200 mg diarios.

* Vitamina E. Favorece la entrada de glucosa en los músculos, mejorando los síntomas de la


hipoglucemia. Dosis: 400-1000 mg diarios. (Cuidado si se sufre hipertensión.)

* Vitamina C. Es fundamental para normalizar la producción de insulina. Se encuentra en grandes


cantidad en las glándulas suprarrenales y es fundamental para la producción de adrenalina y cortisol.
Dosis: 1000-4000 gr. diarios.

EJERCICIO

El ejercicio es fundamental para nuestra salud. Sin embargo, el exceso de ejercicio puede disminuir el
nivel de glucosa. Así pues, se recomienda seguir una rutina de ejercicio suave. Se sabe que éste ayuda a
mantener unos niveles óptimos hormonales, además de ayudar a que la glucosa entre mejor en las células
aumentando la energía, sin requerir insulina. Buenas opciones de ejercicio son: caminar, nadar, ir en
bicicleta, yoga, tai-chi, trampolín... Es importante practicarlo regularmente, un mínimo de 3 veces por
semana, con sesiones de media hora cada una.

En conclusión, es importante tener en cuenta que no todos los casos de ansiedad y ataques de pánico son
debidos a desequilibrios emocionales. En algunos casos el problema puede radicar en un desequilibrio de
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

la glucosa. Muchos casos de ataques de pánico han sido exitosamente resueltos de forma muy sencilla:
equilibrando los niveles de glucosa de la sangre con una buena alimentación, nutrientes y ejercicio.

Extractos de una conferencia dada el 26 de enero del 2001 en Barcelona.

CÓMO NUESTRA ALIMENTACIÓN PUEDE PRODUCIRNOS ESTRÉS

Hasta ahora habíamos leído principalmente que con una buena alimentación podíamos ayudar a nuestro
organismo a combatir mejor el estrés. Sin embargo, le hemos dado poca importancia al hecho de que
nuestra alimentación puede producirnos estrés. Desde este punto de vista voy a exponer algunos de los
factores nutricionales más importantes relacionados directamente con la estimulación de las glándulas
suprarrenales, que son básicas tanto para protegernos ante el estrés como para causárnoslo (en caso de
desequilibrio).

Las glándulas suprarrenales están situadas encima de los riñones. Están divididas en dos partes
principales: córtex y médula. En el córtex, entre otras, se produce la hormona cortisol y en la médula se
sintetizan las hormonas adrenalina y noradrenalina. Estas tres hormonas ayudan al organismo a
enfrentarse al estrés. Gracias a estas hormonas podemos hacer frente a estresores en nuestras vidas,
poniendo en marcha la llamada reacción del estrés "lucha o huída". Sin embargo, el estrés crónico, el cual
es tremendamente dañino para nuestro organismo, puede desequilibrar nuestras glándulas suprarrenales
causándonos un sinfín de síntomas, entre los que se encuentran:

Taquicardias

Ansiedad

Agotamiento

Cambios de humor

Bajones de azúcar

Falta de concentración

Insomnio

Infecciones frecuentes

Exceso de peso

Alergias

Problemas menstruales

Los diferentes factores relacionados con nuestra alimentación que veremos más adelante afectan, de una u
otra forma, a las glándulas suprarrenales, estimulándolas y forzándolas a producir hormonas adrenalina,
noradrenalina y cortisol. En otras palabras, hay sustancias que ingerimos en nuestra alimentación y ciertos
hábitos alimenticios, que generan estrés en nuestro organismo. Si evitamos estos factores dejaremos de
producir un estrés innecesario en nuestro organismo y nuestras suprarrenales nos lo agradecerán,
fortaleciéndose y ayudándonos a sentirnos mucho más centrados, tranquilos y sanos.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Los siguientes 7 puntos son estresores relacionados con nuestra alimentación:

1) ESTRESORES NUTRICIONALES

Café: Contiene las sustancias teobromina, teofilina y cafeína. Éstas afectan directamente a las glándulas
suprarrenales, provocándolas para que produzcan adrenalina y noradrenalina. Estas hormonas producen
una elevación de la glucosa de la sangre. El efecto rebote es el conocido "bajón de azúcar" con sus
correspondientes síntomas: cansancio, falta de concentración, irritabilidad, mareo, temblores, debilidad y
un largo etcétera. Una vez que el cuerpo se encuentra en estado de "bajón de azúcar" las glándulas
suprarrenales vuelven a ser activadas para volver a producir adrenalina y noradrenalina y así volver a
elevar el nivel de azúcar en la sangre. El resultado es lo que llamo el efecto "montaña rusa" o altibajos de
energía. Este efecto es tremendamente estresante para el organismo.

Por otro lado, el café le roba al organismo minerales como el magnesio y zinc, los cuales son nutrientes
vitales para combatir el estrés.

Té: Contiene cafeína y tanina, las cuales son estimulantes. El té actúa como el café (ver párrafo anterior)
y además le roba al organismo minerales como el zinc y hierro.

Azúcar: (que incluye azúcar de mesa, miel, bollería y pastelería, refrescos, embutidos, dextrosa, sacarina,
etc). Esta sustancia tan consumida en nuestra sociedad aumenta desproporcionadamente la glucosa
(azúcar) de la sangre. Ante una abrupta subida de glucosa en la sangre el organismo segrega grandes
cantidades de insulina, causando el efecto rebote o "bajón de azúcar". Éste, como ya hemos visto antes,
provoca la estimulación de las glándulas suprarrenales para que produzcan adrenalina y noradrenalina y
vuelvan a subir los niveles de glucosa.

El azúcar, además, acidifica el organismo. O sea, hace que nuestro pH sea más bajo de lo normal. Para
regular el pH, el organismo utiliza una gran cantidad de nutrientes, como el magnesio, calcio y zinc, entre
otros, los cuales son muy importantes, por otro lado, para combatir el estrés.

Chocolate: Contiene cocoa, la cual está compuesta de teobromina y como ya hemos visto en el apartado
del café, esta sustancia actúa de estresor en nuestro organismo. Por otro lado, el chocolate suele llevar
azúcar, otra sustancia de que la que ya he hablado antes y que también es un gran estresor. (Ver párrafos
anteriores.)

Alcohol: Inhibe la movilización del glucógeno (glucosa guardada) en el hígado, contribuyendo a bajones
de glucosa.

Como ya he mencionado en los apartados anteriores una vez que el cuerpo se encuentra en un estado bajo
de glucosa (azúcar) en la sangre, las glándulas suprarrenales son estimuladas para volver a elevar los
niveles de glucosa. Además, el alcohol interfiere con la absorción del zinc (fundamental para el control
del estrés) y fomenta la absorción del plomo (un estresante) en el organismo.

2) DESHIDRATACIÓN

Un cuerpo deshidratado es un cuerpo estresado. Entre sus muchos efectos, la deshidratación causa que las
glándulas suprarrenales produzcan aldosterona, la cual aumenta la absorción de sodio en la sangre, y con
ello la retención de agua.

3) DEFICIENCIA DE NUTRIENTES

La vitamina E ayuda a que las hormonas relacionadas con el estrés no sean destruídas por el oxígeno. La
deficiencia de la vitamina B5 hace que las glándulas suprarrenales pierdan su capacidad de producir
hormonas. A su vez la vitamina B5 ayuda a reciclar el colesterol (las hormonas del estrés están hechas de
colesterol). La vitamina C favorece la producción de hormonas suprarrenales, mejora su utilización y
retrasa su destrucción.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Otros nutrientes importantes para fortalecer las glándulas suprarrenales son los ácidos grasos esenciales
(Omega 6 y 3), y las vitaminas A y B2. Cualquier deficiencia en nuestra alimentación de estos nutrientes
puede debilitar nuestras glándulas suprarrenales y afectarnos negativamente en nuestra forma de
enfrentarnos al estrés.

Los nutrientes para controlar los bajones de azúcar y evitar, así, la estimulación de las glándulas
suprarrenales son el zinc, magnesio y cromo, la vitamina B3, B6 y los ácidos grasos esenciales. Sus
deficiencias pueden hacernos más susceptibles al estrés.

4) COMIDAS IRREGULARES O FALTA DE COMIDA

Si el espacio entre comida y comida es muy largo (unas 4 ó 5 horas, o más), el organismo acabará
agotando la glucosa en sangre. Una vez que esto ocurre las glándulas suprarrenales producen adrenalina y
noradrenalina para estimular al hígado a que libere el glucógeno (glucosa) guardado, y así volver a
regular los niveles de glucosa en la sangre.

5) ESCASEZ DE PROTEÍNA Y EXCESO DE CARBOHIDRATOS EN LA DIETA

Un exceso de carbohidratos y/o la falta de proteína en la dieta hace que la glucosa de la sangre suba

desproporcionadamente. Esto activa al páncreas a producir insulina, la cual baja los niveles de glucosa de
forma rápida y abrupta, produciendo el llamado "bajón de azúcar". Éste, a su vez, pone en alerta el
organismo para que las glándulas suprrarenales fabriquen las hormonas adrenalina y noradrenalina, las
cuales estimulan al hígado a que libere el glucógeno guardado para volver a subir la glucosa en la sangre.
La proteína, por otro lado, estimula la producción de glucagon (una hormona producida por el páncreas),
que previene el bajón de azúcar.

6) DIETA PROINFLAMATORIA

Un exceso de carne roja, productos lácteos, trigo, azúcar, café y alcohol, y la deshidratación crónica,
favorecen la inflamación. Estas sustancias tan utilizadas en nuestras costumbres alimenticias, actúan
desactivando las enzimas metabólicas delta-5-desaturasa y delta-6-desaturasa que son las encargadas de
convertir los aceites Omega 6 (frutos secos, semillas y ciertos vegetales) y Omega 3 (pescado) de nuestra
alimentación en prostaglandinas 1 y 3. Estas prostaglandinas son sustancias antiinflamatorias
tremendamente necesarias para nuestro organismo ya que ayudan a prevenir la artritis, eczema, migrañas,
asmas etc. La inflamación, por otro lado, produce la fabricación de cortisol, y por lo tanto, la estimulación
de las glándulas suprarrenales. Cualquier tipo de inflamación crónica actúa de estresor en nuestro
organismo.

7) MALA DIGESTIÓN Y/O DISBIOSIS INTESTINAL

La falta de ácido clorídrico, enzimas digestivas, una vesícula biliar perezosa, el comer sin masticar
adecuadamente, o cualquier desequilibrio intestinal (candidiasis, parasitosis, etc) favorecen la mala
digestión. Cuando esto ocurre, el intestino se recarga de moléculas mal digeridas que producen
fermentación o putrefacción, causando inflamación intestinal crónica y permeabilidad intestinal. A través
de esta permeabilidad las moléculas mal digeridas pueden viajar a la sangre actuando como estresores y
agentes extraños y causando inflamación en diversas partes del organismo.

Como ya he mencionado en el párrafo anterior la inflamación crónica actúa de estresor activando las
glándulas suprarrenales para que produzcan la hormona cortisol.

Nuestras glándulas suprarrenales ya se enfrentan a suficiente estrés, que no podemos controlar en su


totalidad, como es la contaminación, los pesticidas en el agua y alimentos, las responsabilidades
familiares y laborales, la radiación... por eso es fundamental que hagamos todo lo posible para no
generarles aún más estrés. Así pues introduciendo una alimentación sana, lo más biológica y fresca
posible; ejercicio moderado; suplementos nutricionales específicos; y evitando estos 7 puntos
anteriormente mencionados, podemos evitarle a nuestro organismo un estrés innecesario. Esto no sólo nos
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

hará sentirnos mucho mejor físicamente sino que, por otro lado, nos ayudará a enfrentarnos más
livianamente al estrés que la vida, por el contrario

NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR: LA MEDICINA DEL SIGLO XXI

(Extraído del libro "Nutrición ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del
siglo XXI, por Cala H. Cervera.)

Con el nuevo milenio se abre una nueva era respecto a la medicina. Cada día más
personas optan por tratarse con nutrición ortomolecular, y una y otra vez, los resultados
demuestran la eficacia de sus tratamientos. Esta terapia ha adquirido un privilegiado
papel preventivo y terapéutico en países como EE.UU. e Inglaterra, y poco a poco, en
nuestro país ya se está empezando a conocer.

Aunque la nutrición ortomolecular, todavía, es considerada por muchos como una


terapia para perder peso y eliminar celulitis, su poder terapéutico va más allá. Las
investigaciones de la nutrición ortomolecular se dedican al estudio de la salud óptima,
su objetivo principal, en contraposición con la medicina alopática que se dedica a la
investigación de las enfermedades. Ambos polos son igualmente importantes y
necesarios para la evolución y bienestar del Ser Humano. La definición de salud óptima
no es simplemente la ausencia de enfermedad, sino un estado natural de energía,
vitalidad, y sobre todo armonía con nosotros mismos y con la vida.

Cuando una persona alcanza su estado óptimo de salud, instintivamente sabe cómo
comportarse para preservarlo. Esto hace que la persona opte voluntariamente por una
alimentación y unos hábitos de vida sanos.

Nutrición ortomolecular significa proporcionarle a las células los nutrientes adecuados


para que éstas funcionen lo mejor posible. Para entender mejor su importancia es
necesario hacer un breve y sencillo repaso de bioquímica.

BIOQUíMICA DEL ORGANISMO

El Ser Humano está compuesto de unos elementos básicos: oxígeno, carbono,


hidrógeno, nitrógeno y minerales. Es la determinada combinación de éstos, lo que forma
los materiales "base" de cada una de las células del organismo y lo que le proporciona
su característica de Ser Humano.

Por ejemplo, la combinación de:

Oxígeno + hidrógeno = Agua

Hidrógeno + carbono + oxígeno = Carbohidratos

Hidrógeno + carbono + oxígeno (en menor cantidad que los carbohidratos) = Grasa

Hidrógeno + carbono + oxígeno + nitrógeno = Proteínas


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Ciertos minerales como el fósforo y el sulfuro también forman parte de algunas


proteínas.

La frase "somos lo que comemos y lo que absorbemos" no podría ser más cierta. La
membrana exterior de la célula está compuesta principalmente de grasas y proteínas; en
el interior de la célula se encuentra un líquido (citosol o fluído intracelular) compuesto
primordialmente de agua, pero también de proteínas, carbohidratos y grasas; el núcleo,
que contiene los genes y controla la actividad celular, contiene principalmente
proteínas... Sin embargo, el hecho de juntar todos estos compuestos no crea un Ser
Humano. Para que esto ocurra hace falta energía y ésta se fabrica en el interior de las
células (en la mitocondria) gracias a unas enzimas que para ser activadas dependen, a su
vez, de vitaminas. Esta energía es la que pone en funcionamiento la célula. Para que el
cuerpo disfrute de una salud óptima, las células que lo forman deben estar sanas. Así
pues, éstas deben recibir agua, carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas, a
través de una nutrición óptima.

NUTRICIÓN ÓPTIMA

Un aspecto muy importante de la nutrición ortomolecular es respetar la individual


bioquímica. Cada persona nace con una bioquímica determinada, la cual puede
predisponerle al desarrollo de ciertas enfermedades o síntomas. Es por esto que no todo
el mundo se beneficia de la dieta típica recomendada basada en ensaladas, frutas y agua
fresca; algunas personas, por el contrario, se sienten mejor comiendo comida cocinada y
bebiendo líquidos calientes. Por ejemplo, una persona con candidiasis crónica se puede
sentir peor al comer fruta; la que sufre de bajones de azúcar no suele tolerar bien la
comida fría, como las ensaladas; un intestino irritable puede empeorar al consumir
granos... Así pues, para conseguir una salud óptima es vital descubrir las necesidades
individuales del organismo. Debido a esta individualidad bioquímica, es prácticamente
imposible diseñar una dieta estándar saludable para todo el mundo, en general. Sin
embargo, sí se puede hablar de unos alimentos base para ayudar a mantener sano el
organismo, los cuáles sirven de "cimiento" para construir un programa de nutrición
ortomolecular a medida.

ALIMENTOS ÓPTIMOS

AGUA

Un mínimo de 1 litro y medio de agua mineral embotellada al día (más en días de calor
o si se practica algún deporte). Ver capítulo "Recupera tu salud gota a gota: Los
misterios del agua".

CARBOHIDRATOS COMPLEJOS

Los carbohidratos complejos (no refinados) son los que nos proporcionan glucosa o, en
otras palabras, la energía que nuestro organismo necesita. Estos incluyen frutas,
vegetales y granos. Alimentos que nos proporcionan vitaminas, minerales, fibra y agua,
principalmente.

Los carbohidratos complejos se metabolizan de forma lenta, alimentando poco a poco la


sangre de glucosa. Esto hace que el nivel de energía sea constante y que el sistema
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

hormonal y nervioso no sean estimulados innecesariamente. La glucosa obtenida de los


carbohidratos es tremendamente importante para el buen funcionamiento del cerebro, el
cual usa alrededor de un 25% de toda la glucosa del cuerpo. Cuando los carbohidratos
se metabolizan, dejan muy poco residuo químico, al contrario que las proteínas y grasas.
Una vez quemados sólamente producen agua, la cual se elimina a través de la orina,
heces y sudor; y dióxido de carbono, el cual se expira en la respiración. Es por esta
razón que los carbohidratos deben formar la mayor parte de nuestra dieta, alrededor de
un 60% de ella. Los que recomiendo son:

Frutas

Come unas 3 piezas al día. La fruta nos aporta, principalmente, vitaminas y minerales
antioxidantes, fibra, agua y enzimas. Su contenido en fibra atrapa las toxinas, y el agua
las arrastra hacia fuera del organismo. Las enzimas, a parte de ayudar a digerir la propia
fruta, deshacen toxinas intestinales y activan reacciones químicas en el organismo. Los
nutrientes que nos aportan nos protegen de desequilibrios cardiovasculares, cáncer y
otros problemas del sistema inmunitario, además de ayudarnos a producir energía
durante el día y a prevenir el envejecimiento prematuro.

Otro de los grandes beneficios de la fruta es que alcaliniza el organismo, ayudando a


eliminar y prevenir dolores y enfermedades relacionadas con un exceso de acidez
(causado por una dieta alta en carne, azúcar y alcohol, principalmente). También es muy
alta en potasio, el cual ayuda a eliminar el exceso de agua depositado en los tejidos
(retención de líquido), y aumenta la oxigenación de las células. Es importante comerla
cruda y escogerla de temporada. Evita la fruta demasiado madura o con parches de
moho. Escoge piezas firmes al tacto y de aroma fresco. No desperdicies las semillas de
la sandía, manzanas, peras, uvas, naranjas y otros cítricos, ya que son ricas en magnesio
y altamente energéticas, y asegúrate de que las masticas bien.

Vegetales

Al igual que las frutas, los vegetales nos aportan la fibra, agua y nutrientes que nuestro
organismo necesita para mantenerse sano. Los vegetales crudos estimulan el
funcionamiento de las células, mejoran la comunicación entre el interior y exterior de
éstas, favoreciendo su alimentación y limpieza, y aumentan el nivel energético del
organismo, tanto a nivel mental como físico. Una gran ventaja para nuestra salud es su
alto contenido en clorofila. Esta sustancia tiene, prácticamente, la misma composición
molecular que la sangre humana, con la diferencia de que la clorofila se compone de
moléculas de magnesio (las cuáles le dan su característico color verde), mientras que la
sangre contiene moléculas de hierro (las cuáles le proporcionan su color rojo). Es por
este motivo que los vegetales son tremendamente beneficiosos para regenerar la sangre
y aportar vitalidad. La clorofila, además, elimina bacteria y depósitos de toxinas, reduce
inflamaciones, activa enzimas y aumenta la flora intestinal "buena".

Es importante comer un mínimo de 5 vegetales al día. Escoge siempre los de


temporada. A no ser que tengas problemas digestivos, como candidiasis crónica,
parásitos o cualquier tipo de inflamación intestinal, es recomendable consumir los
vegetales en estado crudo, ya que al cocinarlos se destruyen sus enzimas y parte de sus
nutrientes. Si se opta por no consumirlos crudos, se pueden cocinar muy ligeramente
para ablandar su fibra y hacerlos más digestibles.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Quinoa

Es una semilla que crece en los Andes a altas latitudes y en clima frío. Además de ser
un carbohidrato, también tiene un alto contenido proteínico, además de fibra, vitaminas
B y E, ácidos grasos esenciales y minerales hierro, fósforo, calcio, magnesio y silicona.
Es beneficiosa para fortalecer el organismo, además de tonificar los riñones y las
funciones del corazón. Mezcla muy bien con cualquier tipo de vegetales y granos, y se
cocina igual que el arroz. Puede encontrarse como "grano", en forma de copos para el
desayuno o mezclado con trigo en diferentes tipos de pasta.

Trigo sarraceno

Al igual que la quinoa, el trigo sarraceno es una semilla. Su origen proviene del Lejano
Oriente. A pesar de su nombre, no tiene nada que ver con el trigo, y no contiene gluten.
Es, también, rico en proteína, vitaminas B, minerales potasio, magnesio y hierro, y en el
bioflavonoide rutina. Éste ayuda a fortalecer los capilares y vasos sanguíneos,
previniendo problemas cardiovasculares, varices, hipertensión y celulitis, entre otros.
Por otro lado, ayuda a alcalinizar el organismo, combatiendo los efectos negativos de
nuestra dieta actual, alta en azúcares, grasas, refinados y carnes. Es muy útil para
combatir los daños causados por los rayos-x y la radiación. Estimula el apetito en
personas convalecientes, limpia y fortifica el intestino, y proporciona niveles óptimos de
energía y vitalidad. Se hierve con agua durante unos 20 minutos y se puede encontrar en
forma de "grano", harina, copos o como pasta.

Granos como el mijo, arroz y maíz

Estos granos no contienen gluten y es por esta razón que los recomiendo. El gluten es
una proteína que puede interferir con la absorción intestinal y producir inflamación. Los
granos con un alto porcentaje en gluten son el trigo (altamente irritante), cebada,
centeno y avena. En mi opinión, estos cereales hay que usarlos en pocas cantidades, a
excepción del trigo, que suelo aconsejar eliminarlo de la dieta por completo.

Por el contrario, el mijo, arroz y maíz se pueden usar más a menudo. El mijo es muy
alto en proteína, es uno de los cereales más rico en los aminoácidos que el cuerpo
necesita para cumplir sus funciones de reparación, producción de hormonas y activación
de enzimas, entre otras. Es, además, muy alto en hierro, silicona y calcio. Al igual que el
trigo sarraceno, el mijo tiene la propiedad de alcalinizar el organismo, ayudando a
combatir los problemas de salud típicos de un exceso de acidez en la sangre (artritis,
gota y dolores en general). Es, también un gran diurético y un reforzante de los riñones,
además de ser un grano excelente para combatir la candidiasis, ya que tiene propiedades
antifungales. El arroz es excelente para el sistema nervioso por su alto contenido en las
vitaminas B. Es también diurético y beneficia los riñones y vejiga. El maíz ayuda a
regular la digestión, tonifica los riñones y es diurético, aumenta el apetito y mantiene las
encías y dientes sanos. Por otro lado, es un alimento muy bajo en vitamina B3 (niacina),
por lo que es recomendable mezclarlo con alimentos ricos en esta vitamina. Por
ejemplo, es aconsejable cocinarlo con lima para favorecer la absorción de la niacina en
el organismo. Otros alimentos ricos en esta vitamina y con los que puede mezclarse, son
el pollo, pescado, huevos, otros cereales, granos germinados, legumbres, aguacates y
cacahuetes.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Los granos con gluten que recomiendo consumir de vez en cuando, son la avena y el
centeno. La avena es rica en proteína, vitaminas B y E, calcio, potasio, fósforo, silicona
y magnesio, además de aceites poliinsaturados. Es un excelente alimento para calmar el
sistema nervioso, reestablecer el sistema reproductivo y eliminar el colesterol del
aparato digestivo y arterias. Por su alto contenido en silicona, es beneficiosa para ayudar
a renovar los huesos y los tejidos conectivos. El centeno tiene una composición similar
al trigo pero es más bajo en gluten, y por lo tanto, menos irritante. Es, además, rico en
las vitaminas B1, B2, B3, biotina, ácido fólico y colina, y en los minerales cromo,
magnesio, zinc, selenio y hierro.

Es importante, siempre que sea posible, consumir granos biológicos, especialmente si


no son refinados. Es, precisamente, en la cáscara donde se acumula la mayoría de
pesticidas con los que estos alimentos son tratados.

PROTEÍNAS

Las proteínas son esenciales para nuestra salud. La mayoría de desequilibrios que
observo día a día en mis pacientes, es debido a la falta de proteínas y/o al mal uso de
ellas. Personalmente, les doy gran importancia (consumiéndolas con cuidado y
moderación), porque de ellas depende la reparación de nuestro organismo, producción
de hormonas y enzimas, calidad de nuestra piel, cabello, uñas, cartílago y huesos,
principalmente. Las proteínas están hechas de 22 aminoácidos, de los cuáles 8 no
pueden ser manufacturados por el organismo, de ahí que se llamen aminoácidos
esenciales, y que deban conseguirse a través de la alimentación. Es importante reunir
estos 8 aminoácidos en la misma comida. Las proteínas completas (aquéllas que reúnen
estos 8 aminoácidos ácidos) son la carne, pescado, huevos, algas y productos lácteos; y
las incompletas son los granos, legumbres, frutos secos y semillas. Es decir, estas
últimas requieren ser mezcladas entre ellas para obtener los 8 aminoácidos esenciales.
Ejemplos de buenas combinaciones son: granos con legumbres; granos o legumbres con
algas; granos con frutos secos. Sin embargo, es importante no abusar de las proteínas,
ya que una vez metabolizadas, dejan residuos como la urea, creatinina y amonia. Un
exceso de estas sustancias, debido a un exceso de proteína en la dieta, puede producir
problemas de salud como acidez metabólica y sus respectivos síntomas (dolores, artritis,
gota etc). Por otro lado, cuando la sangre se acidifica, el organismo, a modo de
compensación, utiliza los minerales de los huesos como son el magnesio y calcio, entre
otros, para alcalinizar de nuevo el sistema. Esto puede causar serios desequilibrios en la
salud como, por ejemplo, osteoporosis y otros problemas óseos. La proteína animal
(carne, pescado, huevos) suele dejar más residuos que la vegetal (legumbres, frutos
secos, semillas y algas). Yo suelo aconsejar a mis pacientes tomar algo (pequeñas dosis)
de proteína en cada comida. Si la persona no es vegetariana, y desea consumir proteína
animal, le aconsejo que la acompañe con una ensalada o un buen plato de vegetales para
contrarrestar la acidez metabólica que se pueda crear debido al metabolismo de este tipo
de proteína. Personalmente, opino que las proteínas deben formar alrededor de un 25%
de nuestra dieta. Las mejores proteínas son:

Algas

Son los vegetales más antiguos que se conocen. Existen más de 1700 variedades,
aunque las más usadas son: agar-agar, arame, hijiki, kombu, nori, wakame y dulse. Las
algas son ricas en aminoácidos, vitaminas y minerales, especialmente calcio, magnesio,
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

hierro, potasio, selenio y yodo. Su alto contenido de este último mineral, las convierte
en un alimento fabuloso para activar la tiroides y regular el metabolismo. Las algas
cumplen muchas funciones importantes en el organismo, por ejemplo, son ideales para:
desintoxicar el cuerpo de metales pesados y radiación, ya que contienen ácido algínico
(un potente desintoxicante); tratar quistes y nódulos; reducir los niveles de colesterol y
grasa de la sangre; y rejuvenecer los pulmones y el aparato digestivo. Se pueden usar en
sopas, guisos, ensaladas, o pasadas por la sartén. Si se cocinan junto con las legumbres,
ayudan a que éstas sean más fáciles de digerir.

Frutos secos, semillas de sésamo, lino, calabaza y girasol

Son una fuente excelente de proteína, ácidos grasos esenciales, lecitina, vitaminas B y
E, minerales zinc, calcio, magnesio y hierro. Son altamente recomendados para tratar y
prevenir problemas cardiovasculares, hipoglucemia reactiva, falta de energía,
desequilibrios menstruales, inflamaciones, problemas de piel y huesos, entre otros. Es
muy importante asegurarse de que, tanto las semillas como los frutos secos, estén
frescos. La rancidez puede causar irritación de estómago e intestino, además de destruir
las vitaminas A, E y los ácidos grasos del organismo. La mejor forma de consumir las
semillas es moliéndolas ligeramente con un molinillo de café eléctrico. De esta forma se
digieren mejor. Este tipo de alimento combina muy bien con frutas ácidas y vegetales
verdes. Tanto las semillas como los frutos secos deben guardarse en un contenedor de
vidrio en la nevera, y siempre ser consumidos en crudo. Evita las versiones tostadas y
saladas.

Legumbres

Son ricas en proteínas y féculas, y parece ser que es por esta razón por la que son
difíciles de digerir, a parte de que algunas contienen una sustancia que bloquea la acción
de ciertas enzimas que digieren la proteína de los alimentos. Sin embargo, esta sustancia
inhibidora queda destruída cuando las legumbres son cocinadas adecuadamente o al ser
germinadas. Para favorecer su digestión, es conveniente cocinarlas con jengibre o algas,
o una vez en el plato añadirles un chorrito de aceite de oliva crudo. Las legumbres
mezclan muy bien con los cereales, por ejemplo, lentejas con arroz. De esta forma, se
consiguen los ocho aminácidos esenciales tan necesarios para la salud. Dentro de la
variada selección de las legumbres, se encuentra la soja y sus productos (leche,
yoghures, miso, tempeh, tofu...). Éstos son una excelente fuente de proteína (entre las
legumbres, la soja es la más proteica). Además de tener propiedades similares a
cualquier otra legumbre, la soja tiene cualidades estrogénicas. Por esto se recomienda
consumirla en desequilibrios relacionados con la mujer, como son el síndrome
premenstrual, menopausia, osteoporosis, endometriosis y demás (ver capítulo "Equilibra
tus hormonas y disfruta de ser mujer").

Huevos

Durante años se les ha considerado como un alimento nocivo para las personas con el
colesterol alto. Sin embargo, además de proporcionarnos colesterol (sustancia que el
cuerpo, de todas formas, produce por sí mismo), es también una excelente fuente de
proteína, además de las vitaminas colina, biotina, A, B, D y E, del mineral sulfuro,
hierro, fósforo y zinc, lecitina, ácidos grasos esenciales, y los aminoácidos cisteína y
metionina. Estos nutrientes ayudan a que el colesterol sea convertido en útiles hormonas
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

esteroides que nos ayudan a protegernos de enfermedades. Además, los huevos son un
alimento excelente para desintoxicar el hígado de estrógenos, metales pesados y toxinas
en general.

Pescado

El pescado más recomendado en un programa de nutrición ortomolecular es el atún,


caballa, arenque, anchoas, salmón y sardinas (aunque los demás no son descartados).
Este tipo de pescado es rico en ácidos grasos esenciales, especialmente los de la familia
Omega-3, además de ser una excelente fuente de proteína y minerales como el fósforo,
hierro y yodo. El pescado es recomendado para tratar y prevenir todo tipo de problemas
cardiovasculares, artritis e inflamaciones crónicas, migrañas, desequilibrios hormonales,
trastornos de piel e infecciones frecuentes, por mencionar unos cuantos (ver capítulo
"Fobia a las grasas").

Carne blanca (a ser posible biológica)

Es importante comer, siempre que sea posible, carne biológica, ya que los animales de
consumo son tratados con una gran cantidad de hormonas (para que crezcan y
engorden), pesticidas (en los piensos con los que se alimentan) y antibióticos(para
combatir las infecciones que desarrollan debido a las condiciones en las que viven). Sin
embargo, la realidad es que es difícil encontrar carne biológica en la mayoría de
supermercados y carnicerías. Por otro lado, es posible encontrar personas en el campo
que crían sus propios animales de forma biológica y los venden sin hacer uso de la
publicidad. Es cuestión de salir de excursión y buscarlos, hablar con ellos y llegar a un
acuerdo. Otra forma interesante de conocer el mercado de productos biológicos es ir a
las ferias de alimentos artesanales y averiguar los distribuidores, tiendas y particulares
que venden este tipo de alimentos en tu área.

El pollo y pavo son ricos en las vitaminas B1, B5, B6, B12, y minerales cromo,
magnesio, manganeso, zinc, hierro y selenio, además de ser una fuente completa de
aminoácidos esenciales. Este tipo de carne es bajo en grasa y muy beneficioso para
casos de falta de apetito, retención de líquidos, diarrea, diabetes, y para estados débiles,
después de un parto o en convalecencias. A pesar de que el pollo y pavo son las carnes
más recomendadas para su consumo habitual, no veo ningún inconveniente en consumir
carne roja esporádicamente.

GRASAS POLIINSATURADAS Y MONOSATURADAS

Las grasas son fundamentales para nuestra salud, y deberían formar un 15% de nuestra
dieta. A pesar de tener mala reputación entre los partidarios de las dietas de
adelgazamiento, las grasas poliinsaturadas, si se saben usar bien, nos pueden ayudar a
regular el metabolismo y a perder peso, entre sus otras muchas funciones. Los aceites
más indicados para conseguir una salud óptima son los de aceite de oliva (para cocinar y
en crudo) y los de semillas (consumidos únicamente en crudo). El tema de los aceites es
complejo y requiere que se le dedique todo un capítulo (ver capítulo "Fobia a las
grasas").

En un programa de nutrición ortomolecular se crea el tipo de alimentación más indicado


para cada individuo, siempre usando como base estos alimentos mencionados. Para unas
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

personas es recomendable no mezclar las proteínas y los hidratos altos en fécula; para
otras, es necesario evitar ciertos alimentos que, aunque estén en la categoría de
alimentos sanos, pueden causar, intolerancias o alergias; por otro lado, hay personas que
necesitan aumentar el consumo de los aceites poliinsaturados, huevos e incluso carne. A
pesar de no poder hablar en términos generales de una dieta sana, por el contrario, sí se
puede hablar de qué sustancias no forman parte de una nutrición óptima.

CUATRO SUSTANCIAS NOCIVAS PARA LA SALUD

Azúcares

Estos incluyen azúcar blanco y moreno, miel, siropes, sacarina, glucosa, maltosa y
dextrosa. Éstos se encuentran en productos refinados e integrales de pastelería, galletas,
algunos cereales y panes, refrescos, salsas y embutidos, entre otros. Para entender bien
el efecto de estas sustancias en el organismo, es importante hacer un repaso de cómo
funciona la regulación de la glucosa de la sangre: El organismo necesita glucosa
(azúcar) para cumplir todas sus funciones. Ésta proviene de los carbohidratos complejos
que consumimos durante el día. Por ejemplo, cuando nos despertamos por la mañana
nuestro nivel de glucosa es bajo puesto que hemos estado sin comer, aproximadamente,
8 horas desde la cena. Al levantarnos y tomar un desayuno basado en carbohidratos
completos, proteínas y grasas como, por ejemplo, leche o yoghurt de soja, copos de
quinoa, semillas, frutos secos y una pieza de fruta...la fibra y combinación de nutrientes
que se encuentran en estos alimentos, hacen que su digestión y metabolismo generen
una producción constante de glucosa y, por lo tanto, de energía. Es normal que poco
antes de la hora de comer sintamos sensación de hambre y un ligero "bajón" propio del
desgaste de esta energía. Al ingerir una comida basada, por ejemplo, en una sopa de
verduras, lentejas con arroz y una ensalada con semillas y frutos secos, volvemos a
generar una producción de glucosa y energía constante y duradera que nos acompañará
hasta la hora de la cena, donde este proceso se volverá a repetir. El resultado es una
energía, mental y física, equilibrada durante el transcurso del día.

Si, por el contrario, para desayunar optamos por un café con azúcar, galletas y zumo de
naranja, los niveles de glucosa de la sangre suben desproporcionadamente y de forma
rápida. Esto es debido a que el azúcar presente en el desayuno pasa rápidamente a la
sangre, aumentando exageradamente los niveles de esta sustancia en la sangre. Cuando
esto ocurre, el páncreas produce insulina, la cual se encarga de bajar la glucosa. Sin
embargo, la reacción es rápida causando un bajón y unos síntomas tan desagradables
como agotamiento, irritabilidad, falta de concentración, somnolencia, malestar, mareo, y
necesidad de comer algo dulce, tomar un café o fumar un cigarrillo. Si en ese momento
volvemos a comer algo dulce, la glucosa volverá a subir desproporcionadamente
produciendo otra descarga de insulina, y el ciclo volverá a producirse. Estos altibajos, a
la larga, pueden causar un desequilibrio generalizado en todo el organismo.

Por si esto fuera poco, cuando los niveles de glucosa de la sangre están bajos, la
producción de histamina aumenta. Ésta, en exceso, es una poderosa substancia
producida por las células que puede causar inflamación crónica y síntomas tan variados
como asma, artritis, migrañas, problemas intestinales, alergias, depresión y un largo
etcétera. Por otro lado, el azúcar no nos aporta nutrientes, sino que, por el contrario, nos
"desnutre" de sustancias tan importantes como la gama de las vitaminas B y de
minerales como el calcio, magnesio y cromo, entre otros.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Grasas saturadas, hidrogenadas y aceites fritos de semillas

Éstas se encuentran en el queso, leche y carne roja, margarina, comida "prefabricada" y


bollería, respectivamente. El cuerpo necesita un cierto tipo de grasas para sobrevivir y
cumplir una serie de funciones vitales para el organismo. A estas grasas se les denomina
"ácidos grasos esenciales". Se les llama "esenciales" porque el cuerpo no las puede
fabricar, sino que las adquiere a través de la dieta. Este tipo de grasa reduce el peligro
de cáncer, enfermedades cardiovasculares, artritis, problemas de piel y hormonales,
depresión, y alergias, entre otros. Estos ácidos se dividen en dos familias: Omega 3 y
Omega 6. Y se encuentran en las semillas, frutos secos y pescado. La persona que no
come estos alimentos regularmente, corre el riesgo de sufrir sus deficiencias. Las grasas
o aceites poliinsaturados que se encuentran, por ejemplo, en el aceite de girasol, sésamo
o lino, se presentan líquidos a temperatura ambiental y son extremadamente frágiles a la
luz y calor. Cuando se les somete a altas temperaturas, como, por ejemplo, al freirlos, su
estructura molecular cambia y pasan a convertirse en radicales libres o toxinas. Igual
ocurre cuando se les añade hidrógeno para hacerlos sólidos (grasas hidrogenadas), como
la margarina. En este estado molecular, el cuerpo no los reconoce como nutrientes y,
por consiguiente, no puede hacer uso de ellos. Por otro lado, estas grasas tóxicas
bloquean la habilidad del organismo para usar los aceites poliinsaturados saludables
produciendo inflamación, entre muchos otros síntomas.

Los productos lácteos y la carne, por otro lado, son altos en un tipo de grasa
denominada "ácido araquidónico". Ésta favorece la inflamación y, al igual que
acabamos de ver, bloquea la capacidad del cuerpo de metabolizar adecuadamente los
aceites poliinsaturados.

Es recomendable usar aceite de oliva para cocinar y en crudo, y aceites de semillas


prensados en frío, exclusivamente, para su consumo en crudo. Por otro lado, se pueden
usar semillas como sustitución a los aceites vegetales. Es importante guardar este tipo
de aceites y las semillas en la nevera para evitar su deterioro. (Para más información
sobre las grasas, ver capítulo "Fobias a las grasas".)

Productos lácteos

Éstos, a parte de no ser recomendables por lo anteriormente mencionado sobre su alto


contenido en grasas saturadas y proinflamatorias, suelen producir una gran variedad de
problemas para la salud. El problema más destacado y poco reconocido es que son
alimentos muy dados a producir intolerancias, que en muchas personas pasan
desapercibidas.

Cuando nacemos nuestro aparato digestivo no está formado, y, por este motivo, es
importante que nos alimenten con leche materna. A través de la porosidad intestinal
propia del recién nacido se absorben los nutrientes de este alimento. Cuando nos
empiezan a salir los dientes, perdemos la enzima que digiere la leche, puesto que ya
estamos preparados para comer más sólido. Es en este momento cuando se empiezan a
introducir otros alimentos con mucho cuidado, ya que nuestro aparato digestivo todavía
está inmaduro y muy permeable. Entre estos alimentos uno de los favoritos es la leche
de vaca, y con ésta comienzan muchos de los problemas de salud que arrastramos
durante toda la vida.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

La leche de vaca contiene una estructura molecular demasiado grande para el bebé. La
leche tiene la capacidad de permeabilizar el aparato digestivo del ternero para que los
nutrientes de ésta se absorban debidamente. El mismo efecto ocurre cuando se alimenta
con leche de vaca a un bebé. A través de esta permeabilidad se absorben las moléculas
de la leche que son demasiado grandes para el organismo de un bebé. Esto pone el
sistema inmunitario en estado de alerta, lo cual puede causar inflamación crónica,
alergias y, con el tiempo, debilitar dicho sistema. Estas repercusiones suelen acompañar
al individuo durante toda la vida, aunque sus manifestaciones varían. Por ejemplo, en un
principio el bebé puede presentar cólicos, problemas de oído y catarros continuos; de
niño, los síntomas suelen manifestarse como terrores nocturnos, asma o hiperactividad;
en la adolescencia puede aparecer acné, depresión y dolores de cabeza; en la juventud,
problemas intestinales y menstruales; en la madurez y vejez, artritis y osteoporosis.
Todos estos desequilibrios de salud pueden ser debidos a un mismo problema:
intolerancia a los productos lácteos.

Por si esto fuera poco, los productos lácteos producen mucha mucosidad en el
organismo taponando el sistema linfático (el que nos ayuda a desintoxicarnos),
bloqueando la absorción intestinal y congestionando el sistema respiratorio.

Recordemos que sólo un escaso porcentaje de la población mundial tolera los productos
lácteos. Por ejemplo, la raza china no la consume, al igual que tampoco lo hacen los
indios de Sudamérica, ni muchas poblaciones africanas, por mencionar algunos pocos.

Como sustitución a los productos lácteos son recomendables los productos de soja y la
leche de arroz y avena. No hay que tener miedo a una posible carencia de calcio cuando
se eliminan los productos lácteos de la dieta. La leche es alta en este mineral pero baja
en magnesio, el cual es indispensable para ayudar en la absorción del calcio en los
huesos. Entre los mejores alimentos altos en estos dos minerales, se encuentran los
vegetales verde oscuro, apio, col, brócoli, nabos,soja, higos y ciruelas secas, harina de
algarroba, olivas, algas (especialmente la Hijiki), frutos secos y semillas.

Trigo

Éste se encuentra en el pan, bollería y pasta, principalmente. Este cereal es un gran


irritante del sistema digestivo, ya que es muy alto en gliadina, una proteína que forma
parte del gluten. Su consumo, de vez en cuando, no presenta problemas. Sin embargo,
en grandes cantidades o continuamente puede erosionar la vellosidad intestinal
produciendo malabsorción, dolor, inflamación, diarrea y/o estreñimiento y un sinfín de
síntomas intestinales y sistémicos. El trigo además, le "roba" importantes minerales al
organismo, como son el magnesio y zinc, entre otros. Desafortunadamente, nuestros
hábitos alimenticios tienen el trigo como base. Por ejemplo: para desayunar tomamos
cereales (que normalmente contienen trigo); a media mañana, bocadillo; para comer un
plato de pasta o cualquier otro plato acompañado de pan; para merendar bollería; y para
cenar, otra vez pan. Esto, sin mencionar las pizzas, sopa de fideos, galletas, pasteles,
rebozados etc. Este cereal se puede sustituir por pan de centeno (sin abusar de él,
tampoco); harina de maíz, arroz o soja; copos de arroz, mijo o quinoa; pasta de trigo
sarraceno o quinoa.

Ya sabemos ahora los alimentos base de una nutrición óptima, y los alimentos que
debemos evitar. Las personas que coman en restaurantes o que no dispongan de
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

alimentos como la quinoa, algas, tofu, etc, pueden alimentarse perfectamente bien
esogiendo los alimentos que nuestra cocina mediterránea nos ofrece como son las
legumbres, verduras, ensaladas, huevos, carne y pescado. Lo importante es evitar los
alimentos no recomendados como los azúcares, lácteos, grasas saturadas o procesadas, y
trigo.

EL SÍNDROME DEL INTESTINO DEMASIADO PERMEABLE

(Extraído del libro "Nutrición ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del
siglo XXI, por Cala H. Cervera.)

El aparato intestinal está protegido por una membrana con funciones muy importantes
para nuestra salud. Entre ellas la absorción de nutrientes, la producción de enzimas
digestivas, de ciertas vitaminas y de anticuerpos, los cuales actúan como primera línea
de defensa contra infecciones. Esta membrana tiene cierta función permeable, de hecho,
si no fuera así no podríamos absorber los nutrientes de los alimentos que ingerimos, y
está programada para rechazar sustancias que, al ser absorbidas, podrían dañar el
cuerpo. Sin embargo, los hábitos alimenticios y de vida que tenemos y el medio
ambiente en el que vivimos pueden, fácilmente, inflamar y dañar esta membrana dando
como resultado un intestino demasiado permeable. Cuando la membrana intestinal se
inflama, pierde su propiedad protectora y su capacidad de absorber nutrientes, de
producir enzimas digestivas y de crear el ambiente perfecto para que los
microorganismos que habitan en nuestro interior convivan en armonía.

Con un intestino demasiado permeable estamos expuestos a cualquier invasión. Por


ejemplo, cuando ingerimos alimentos no biológicos también estamos ingiriendo cientos
de diferentes tipos de pesticidas, insecticidas, metales pesados y otros tipos de químicos.
A través de un intestino inflamado y demasiado permeable, estos químicos pasan a la
sangre afectando a los diferentes sistemas del cuerpo (inmunitario, hormonal, nervioso,
respiratorio, reproductivo), causando síntomas tan variados como migrañas, artritis,
alergias, menstruaciones dolorosas o irregulares, palpitaciones, mareos e irritabilidad,
entre otros. Al mismo tiempo, un intestino inflamado y demasiado permeable es más
susceptible a la invasión de parásitos, bacteria o la multiplicación de ciertas levaduras
como la Candida Albicans. Todos estos microorganismos son responsables, a su vez, de
una gran lista de síntomas que pueden incluir desde diarrea hasta tos crónica. Por otro
lado, estos microorganismo suelen inflamar el intestino causando un exceso de
permeabilidad.

Enfermedades y desequilibrios relacionados con el síndrome del intestino demasiado


permeable

Enfermedad celíaca

Alcoholismo

Enfermedad de Crohns
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Alergias alimenticias

Eczema tópico

Parasitosis crónica

Candidiasis crónica

Síntomas relacionados con el síndrome del intestino demasiado permeable

Migrañas

Dolores musculares y de articulaciones

Diarrea y/o estreñimiento

Fatiga

Décimas de fiebre

Malestar general

Hinchazón abdominal

Flatulencia

Náuseas

Palpitaciones

Mareos

Problemas menstruales

Mal aliento

Nerviosismo

Insomnio

CAUSAS MÁS COMUNES DEL SÍNDROME DEL INTESTINO DEMASIADO PERMEABLE

La causa principal, como ya he mencionado, es la inflamación. Esta puede ser debida a:

• Poca masticación en las comidas o deficiencia de ácido clorídrico o enzimas pancreáticas. Cuando los
alimentos ingeridos no se digieren bien se produce fermentación y/o putrefacción en el intestino. Esto da
lugar a la producción de ciertos gases que pueden dañar e inflamar la pared intestinal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

• Deficiencias nutricionales. Una dieta pobre en nutrientes puede ser responsable de muchos problemas de
salud, entre ellos el intestino demasiado permeable. Por ejemplo, para digerir adecuadamente es necesaria
cierta cantidad de ácido clorídrico, el cual es producido en presencia de la vitamina B6 y el mineral zinc.
A la misma vez la falta de las vitaminas B3, biotina, B6, C y de los minerales magnesio y zinc
imposibilitan la producción de prostaglandinas PG1 y PG3, las cuáles tienen un efecto antiinflamatorio.

• Dieta proinflamatoria. Ciertos alimentos y sustancias como el trigo, productos lácteos, azúcar, café, té,
alcohol y alimentos procesados y no biológicos, pueden irritar el intestino produciendo inflamación y
excesiva permeabilidad.

• Uso de medicamentos como los esteroides, aspirina y paracetamol, los cuales, aunque alivian los
síntomas de inflamación en otros lugares del cuerpo, afectan la mucosa gastrointestinal y precipitan un
ataque enzimático y de ácido en la pared intestinal. Desafortunadamente, las personas que sufren del
síndrome del intestino demasiado permeable son las, que con más frecuencia, toman este tipo de fármacos
debido a los síntomas que presentan.

• Infecciones intestinales, incluídas infecciones por bacteria, levadura y parásitos. Estos organismos
atacan la membrana intestinal produciendo inflamación, destruyendo la flora intestinal e impidiendo la
producción de ciertas vitaminas como las B, K y A.

• Intolerancias alimenticias que pueden producir toxinas en el intestino y, por consiguiente, irritación e
inflamación. Muchaspersonas no saben que padecen de intolerancias porque la reacción, a veces, no es
inmediata. En muchos casos, los síntomas pueden aparecer a las 48 horas e incluso al cabo de tres días.
Las alergias más comunes en Europa son al trigo y sus productos (pan, pasta, galletas, bollería,
empanadas) y a los productos lácteos y sus derivados (leche, yoghurt, mantequilla, crema).

El síndrome del intestino demasiado permeable es muy común. Hay muchas personas que lo sufren sin
saberlo. También es complicado, ya que puede dar lugar a una serie de síntomas crónicos y, a veces,
difíciles de tratar. Sin embargo, tiene tratamiento y puede ser completamente curado.

TRATAMIENTO PARA EL SÍNDROME DEL INTESTINO DEMASIADO PERMEABLE:

Hay tres pasos a seguir en el tratamiento del síndrome del intestino demasiado permeable:

1) Eliminación de las causas:

• Reduce al máximo irritantes como cereales con gluten, picantes, alcohol, té y café, comidas fritas y
carne roja.

• Elimina el trigo y los productos lácteos y cualquier alimento que se sospeche pueda estar causando
alergias o intolerancias.

• Evita el tomar drogas antiinflamatorias.

• Trata cualquier infección de levadura, parásitos o bacteria que pueda existir (ver capítulos "Candidiasis
crónica" y "Parásitos: los pequeños intrusos").

2) Mejora de la función del intestino:

• Mastica correctamente los alimentos.

• Ingiere alimentos altos en fibra como vegetales, frutas y legumbres (evitar el salvado de trigo porque es
un irritante).
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

• Toma una combinación de bacteria beneficiosa que incluya Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus
acidophilus.

• Usa enzimas vegetales digestivas y ácido clorídrico (en forma de betaína hidroclórida con pepsina) en
cada comida.

3) Reparación de la membrana intestinal:

Hay diferentes sustancias altamente beneficiosas para la reparación, entre ellas se encuentran:

• Aminoácido L-glutamina que tiene fabulosos poderes reparadores. Es una gran fuente de energía para
las células intestinales.

• Antioxidantes y cofactores para producir enzimas antioxidantes: glutatión, cisteína, ácido lipoico,
vitaminas C, E, betacaroteno, y minerales zinc, cobre, manganeso y selenio.

• Ginkgo Biloba que aumenta la microcirculacion y tranporte de nutrientes al hígado y otros tejidos,
además de ser un potente antiinflamatorio.

• Sulfuro, el cual reduce la inflamación y repara la membrana intestinal. Se encuentra en vegetales como
la cebolla, ajo, puerros, col, coliflor, coles de Bruselas, brócoli, higos, huevos, legumbres y también en
suplementos de L-metionina, L-cisteína y L-taurina.

• Quercetina que es un potente antiinflamatorio y antioxidante.

• Vitamina A que ayuda en la regeneración celular de la pared intestinal.

• Ácidos grasos esenciales, los cuales son componentes de las membranas de las células, tienen poderes
antiinflamatorios, y se encuentran, principalmente, en el pescado, los frutos secos y semillas de girasol,
calabaza, sésamo y lino.

PROGRAMA PARA TRATAR EL SÍNDROME DEL INTESTINO DEMASIADO PERMEABLE:

• Una dieta general sana, indicada en el capítulo "Nutrición ortomolecular: Revoluciona tu salud con lla
medicina del siglo XXI". Como ya he mencionado anteriormente, es importante reducir o eliminar el trigo
y sus productos, los lácteos y sus derivados y los irritantes como los cereales con gluten, café, alcohol y
especias fuertes.

• Un mínimo de un litro y medio de agua al día.

• Multivitaminas y minerales. 1 pastilla después del desayuno y comida.

• Ginkgo Biloba en gotas. 20 gotas con un poco de agua, dos veces al día, entre comidas.

• L-Glutamina. Una buena forma de tomarla es en polvo. Disuelve 3 gramos en una botella de litro y
medio de agua y bébela durante el día entre comidas. Si no se encuentra en polvo, consigue pastillas de
500 mg cada una: toma 2 pastillas, 3 veces al día, 1 hora antes de cada comida.

• Combinación de Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus acidophilus en polvo. Tomar 1/2 cucharadita,


o bien 1 pastilla, con un poco de agua, 15 minutos antes del desayuno, comida y cena.

• Una enzima vegetal digestiva al principio de cada comida.

• Quercetina (250 mg). 1 pastilla 3 veces al día, entre comidas.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

• L-Glutatión (250 mg). 1 pastilla 3 veces al día, 1 hora antes de cada comida.

El tratamiento debe seguirse, como mínimo, durante un mes para empezar a ver resultados positivos.
Aunque cada persona es diferente, una media de tres meses, es lo que se requiere en la mayoría de los
casos para sellar la pared intestinal.

El resultado vale la pena: energía, concentración, pérdida de exceso de peso, piel sana, ausencia de dolor,
equilibrio mental... todo gracias a un intestino adecuadamente permeable.

COLON IRRITABLE: UNA NUEVA VISIÓN

por Cala H. Cervera (nutricionista ortomolecular)

Dolor intestinal, diarrea y/o estreñimiento, hinchazón abdominal, gases,


malestar general, mucosidad en las heces, espasmos intestinales, depresión,
ansiedad, fatiga... si sufres de estos síntomas y las exploraciones médicas no
te han encontrado nada anormal, seguramente te habrán diagnosticado con
"colon irritable", te habrán dicho que la causa es emocional o de tipo nervioso,
y te habrán enviado a casa con un caja de ansiolíticos y antiespasmódicos en
el bolsillo y con el consejo de que aprendas a convivir con tus síntomas... La
buena noticia es que esta pesadilla no tiene porqué ser real. Tus síntomas
pueden solucionarse.

El principal error en el diagnóstico del "colon irritable" es asumir que los


síntomas provienen de un desequilibrio en el colon. Por eso, creo que es mejor
hablar del Síndrome del Intestino Irritable, ya que la palabra intestino
engloba tanto el colon como el intestino delgado. En mi opinión, la mayoría de
personas que padecen este síndrome sufren de un desequilibrio en el intestino
delgado y por este motivo las exploraciones médicas típicas para evaluar el
estado del colon no detectan ninguna anomalía. Las pruebas que se suelen
llevar a cabo (colonoscopia, ecografía etc) no están diseñada para detectar los
desequilibrios de la pared intestinal (calidad de las vellosidades, enzimas
disacáridas, excesivo crecimiento de microorganismos, etc) que suelen
aparecen en el intestino delgado de una persona con el Síndrome del Intestino
Irritable.

Al ser un desequilibrio tan poco entendido, no es de extrañar que todavía no


hayan tratamientos eficaces, y solamente se recurra a los ansiolíticos y
antiespasmódicos.

UNA CAUSA BÁSICA

Por supuesto, las causas del Síndrome del Intestino Irritable pueden ser
muchas. En este artículo voy a exponer una causa básica a tener en cuenta a
la hora de tratar este síndrome.

Es importante que mencione a Elaine Gottschall (bióloga norteamericana)


como una figura indiscutible en la investigación de la pared intestinal en
enfermedades intestinales. Parte de este artículo está basado en lo que he
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

aprendido de ella a través de sus conferencias y publicaciones, y parte en mi


propia experiencia clínica.

Desde mi punto de vista como nutricionista ortomolecular, una de las causas


más importantes para el desarrollo del Síndrome del Intestino Irritable es una
mala alimentación. El consumo de sustancias refinadas (pan, harinas y pasta
refinadas), azúcares, trigo, lácteos, refrescos, etc., aportan pocos nutrientes al
organismo y, sin embargo, le roban muchos nutrientes a cambio. Por si esto
fuera poco, estas sustancias suelen producir irritación intestinal. Algunas de las
deficiencias nutricionales más comunes entre las personas con el Síndrome del
Intestino Irritable que veo a diario en consulta son: vitamina B6 y zinc, cuyas
deficiencias impiden la formación de ácido clorhídrico y de enzimas
pancreáticas digestivas; y, por otro lado, las deficiencias de las vitaminas B12 y
ácido fólico, las cuales pueden impedir el correcto desarrollo de las
vellosidades intestinales que contienen las disacaridasa (enzimas que ayudan
a digerir ciertos carbohidratos presentes en alimentos como los granos,
cereales, lactosa, sucrosa, patatas, etc.). Sin suficiente ácido clorídrico,
enzimas digestivas y suficientes disacaridasa, la digestión de dichos
carbohidratos solamente se lleva a cabo parcialmente, con lo cual se produce
fermentación.

La fermentación origina la producción de gases y de sustancias como ácido


láctico y acético, los cuales producen irritación intestinal. Por otro lado, la
fermentación da origen al excesivo crecimiento de microorganismos (bacteria,
hongos, parásitos) en el intestino delgado. Éstos, a su vez, destruyen las
enzimas presentes en las células intestinales previniendo la digestión y
absorción de carbohidratos y generando aún más fermentación.

Dichos microorganismos compiten con nutrientes, lo cual suele causar


desnutrición y, a su vez, generan sus propias sustancias de desecho,
altamente irritantes para la pared intestinal. Debido a la irritación causada por la
excesiva producción de toxinas, ácidos, gases y carbohidratos mal digeridos, la
pared intestinal se defiende produciendo una excesiva cantidad de mucosidad
con el fin de lubricar sus paredes.

La excesiva mucosidad intestinal impide, a su vez, el contacto de los alimentos


con la pared intestinal y, por consiguiente, con las enzimas que ayudan en su
digestión y absorción. El resultado es, una vez más, la excesiva fermentación.
La persona con Síndrome del Intestino Irritable se encuentra dentro de un
círculo vicioso de difícil escapatoria, a no ser que se lleve a cabo un tratamiento
adecuado.

TRATAMIENTO (es importante consultar con un terapeuta para la elaboración


de un programa diseñado a medida):

El tratamiento debe basarse en la mejora de la digestión, el reequilibrio de los


microorganismos habitantes del intestino, la reducción de la irritación intestinal
y la reparación de la pared intestinal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Ante todo, si se sospecha la presencia de una candidiasis o parasitosis es vital


que se traten estos trastornos en primer lugar. Por el contrario, propongo 3
pasos a seguir para el tratamiento del Síndrome del Intestino Irritable.

1º PASO, durante un mes:

Dieta (basada en la experiencia del Dr. Haas y de Elaine Gottschall):

Eliminar todo tipo de granos, cereales y sus harinas. Estos incluyen trigo,
avena, centeno, espelta, maíz, quinoa, mijo, arroz, trigo sarraceno, amaranto...

Eliminar azúcares: azúcar, dextrosa, fructosa... excepto miel sin pasteurizar.

Elimininar los productos lácteos, excepto la mantequilla.

Eliminar los garbanzos, patatas, boniatos, soja y sus derivados, germinados y


algas.

Se puede consumir huevos, pescado, carne roja y blanca, frutos secos,


verduras y ensaladas, fruta, lentejas, judías blancas, guisantes secos, zumos
vegetales y de frutas (diluídos con agua al 50%), aceites de todo tipo y vinagre,
aceitunas.

Si se requiere, se introducirá ácido clorhídrico y enzimas vegetales digestivas


en cada comida.

2º PASO, durante un mes (las dosis dependerán de las necesidades


bioquímicas de cada persona):

Dieta (la misma).

Posiblemente las ayudas digestivas se puedan discontinuar debido a la mejoría


de los síntomas.

Suplemento multinutriente , de alta potencia, 1 ó 2 pastillas diarias


(dependiendo del producto), con comida. Un suplemento multinutriente
compensará la desnutrición celular que suelen sufrir los pacientes con
Síndrome del Intestino Irritable.

Complejo de las vitaminas del grupo B , dosis de 100 mg , 1 con comida. Es


muy común, entre personas que sufren de desequilibrios intestinales, presentar
deficiencias de las vitaminas del grupo B. Su carencia suele ir acompañada de
depresión, nerviosismo, irritabilidad, problemas menstruales, falta de
concentración y de energía.

Cápsulas de Omega -3, la dosis dependerá del producto, pero deben tomarse
con comida. Este nutriente es esencial para reducir lo síntomas de la irritación
intestinal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Vitamina C, de 1000 mg, 2 pastillas con comida. Esta vitamina ayuda a


mantener el sistema inmunitario fuerte y así proteger la pared intestinal.

3º PASO, durante unos 3 meses (dependiendo de la persona):

Dieta (la misma).

Todos los nutrientes del 2º paso, arriba mencionados.

Probióticos, especialmente L-acidophilus, en ayunas. Esta bacteria "amiga" es


la más abundante en el intestino delgado y la que más puede quedar afectada
cuando se sufre del Síndrome del Intestino Irritable.

L-Glutamina de 500 mg, entre 1 y 2 gramos diarios, entre comidas. La


glutamina es esencial para el mantenimiento del metabolismo, estructura y
función intestinal. También ayuda a reparar la mucosa intestinal dañada por
toxinas, químicos, y demás sustancias irritantes.

Conferencia sobre la candidiasis crónica impartida por Cala H. Cervera el 13 de julio de 2002, en el
Primer Congreso Internacional de Nutrición Celular (celebrado en el Hospital de Sant Pau, en Barcelona).

CANDIDIASIS CRÓNICA

Buenas tardes. Antes que nada, quiero daros las gracias a todos por haber venido; al hospital de San Pablo
por cedernos un lugar tan bello; y a los organizadores por crear este "Congreso sobre nutrición celular".
Me siento muy privilegiada de formar parte de un congreso pionero de lo que será la medicina del futuro.

Cuando me propusieron hablar en este congreso, no dudé ni un momento que lo haría sobre la candidiasis
crónica. Es una enfermedad que necesita ser más entendida y sus tratamientos requieren actualización.
Hay muchas personas que la padecen y que no han sido diagnosticadas porque todavía desconocemos
cómo actúa en el organismo y pienso que es de vital importancia que hablemos, investiguemos y
publiquemos más sobre ella.

Voy a hablar de la candidiasis crónica desde el punto de vista de la nutrición ortomolecular. Esta terapia
es todavía muy desconocida en nuestro país, así que creo que lo mejor es empezar explicando en qué se
basa:

La nutrición ortomolecular consiste en darle a las células los nutrientes adecuados y en las dosis
adecuadas, para que funcionen lo mejor posible. Es una terapia que, ante todo, respeta la individualidad
bioquímica de la persona. Esto significa que no trata la enfermedad sino al individuo enfermo. Dos
personas con candidiasis siempre serán tratadas respetando esta individualidad. Por ejemplo, una puede
que sea tratada con una dieta rica en proteína, alimentos cocinados y vitamina C y zinc... y, en cambio,
otra, con los mismos síntomas, puede necesitar más carbohidratos, alimentos crudos, y nutrientes como la
vitamina A y biotina. Debido a esta individualidad bioquímica, resulta difícil dar charlas, porque en éstas
estamos condicionados a hablar en términos generales. De todas formas, teniendo esto en cuenta, voy a
compartir con vosotros las pautas generales para el tratamiento de la candidiasis crónica.

Es de vital importancia que diferenciemos dos grandes grupos de pacientes que sufren de candidiasis:
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

* El grupo de los pacientes diagnosticados, que incluyen principalmente pacientes con cándidas vaginales
y/u orales, los que sufren de enfermedades inmunodepresoras, los que están recibiendo quimioterapia, y
los diabéticos. En estos casos las manifestación candidíasica es muy clara y las pruebas de laboratorio
suelen diagnosticarla.

* Por otro lado, está el grupo de pacientes no diagnosticados, que suele ser la mayoría de las personas que
sufren de candidiasis crónica. Este grupo se caracteriza por presentar una sintomatología muy extensa,
muy confusa, cíclica y recurrente pero, sin embargo, las analíticas y pruebas de laboratorio suelen ser
normales. Debido a esta falta de diagnóstico, y, por consiguiente, a la ausencia de tratamiento, la
candidiasis suele hacerse crónica. Esta charla va enfocada a este tipo de candidiasis, la candidiasis
crónica.

El tema de la candidiasis ha sido criticado extensamente. Se dice que es una enfermedad de moda y que
muchos terapeutas pecan de interpretar cualquier síntoma como candidiasis. Sin embargo, no podemos
negar que esta enfermedad es un mal de nuestro tiempo. Es una desequilibrio fruto de nuestro estilo de
vida moderno: Jamás nos hemos alimentado tan mal como hoy en día, y jamás hemos tomado tantos
antibióticos, hormonas sexuales sintéticas y corticosteroides como en la actualidad. Precisamente estos
factores son algunos de los más importantes en el desarrollo de esta enfermedad.

¿QUÉ ES LA CANDIDIASIS?

La candidiasis es una infección causada por una levadura de la familia de las Candidas. Existen unas 150
especies de cándidas distintas, por ejemplo la Candida Kruse, Candida Glabrata, Candida tropicalis,
Candida parapsilosis etc. Sin embargo, la más común en nuestro organismo es la Candida Albicans.

Las levaduras están presentes en todos nosotros poco después de nacer y viven en armonía con nosotros.
Se encuentran en la piel, aparato digestivo y genitourinario. Su función es absorber cierta cantidad de
metales pesados para que no entren en la sangre, nos ayudan a degradar restos de carbohidratos mal
digeridos, y junto con las bacterias mantienen nuestro equilibrio intestinal y el pH.

La flora intestinal y vaginal junto con el sistema inmunitario nos ayudan a mantener estas levaduras bajo
control.

Sin embargo, existen una serie de factores que pueden deprimirnos el sistema inmunitario y desequilibrar
la flora intestinal, causando el crecimiento excesivo de estas levaduras y, por consiguiente, la enfermedad.

Estos factores son:

Exceso de azúcar o carbohidratos refinados: Éstos son el alimento principal de las cándidas. A parte de
alimentarlas directamente, los azúcar y harinas refinadas aumentan los niveles de glucosa en la sangre, a
través de la cual, también podemos alimentarlas.

Agua del grifo: El cloro destruye la flora intestinal, y el flúor deprime el sistema inmunitario.

Uso de antibióticos, cortisona y hormonas sexuales sintéticas: Los antibióticos destruyen la flora
intestinal bacteriana, pero no las cándidas. Esto hace que puedan crecer sin ningún microorganismo que
las controle. Por otro lado, la cortisona deprime el sistema inmunitario, y las hormonas sintéticas, entre
otros daños, destruyen ciertos nutrientes (como la vitamina B6) vitales para la salud del sistema
inmunitario.

Embarazo: Durante este etapa los niveles de progesterona aumentan, induciendo a las glándulas
endometriales a producir glucógeno, lo cual favorece el crecimiento de las Candidas vaginales. Por otro
lado, unos niveles altos de progesterona pueden provocar resistencia a la insulina, causando un exceso de
glucosa en la sangre y favoreciendo el crecimiento de las cándidas.

Estrés continuo: Un exceso de cortisol deprime el sistema inmunitario, aumenta los niveles de glucosa y
destruye la flora bacteriana intestinal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Disminución de las secreciones digestivas: La falta de ácido clorhídrico y de enzimas digestivas impide la
correcta digestión de los alimentos, produciendo fermentación y putrefacción intestinal. Esto genera
sustancias irritantes para la mucosa intestinal, favoreciendo el desequilibrio de la flora intestinal y el
crecimiento de las cándidas.

Falta de nutrientes: Necesitamos una gran cantidad de nutrientes necesarios para mantener el sistema
inmunitario sano, regular las hormonas, mantener una producción sana de secreciones digestivas y regular
la glucosa, factores todos de vital importancia para el control de las cándidas. Cuando sufrimos
desnutrición, las cándidas tienen más oportunidad de crecer.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la candidiasis son muchos y pueden ser muy variados. Es muy importante saber porqué
la candidiasis puede producir estos síntomas para entender mejor este desequilibrio. Muchas personas con
candidiasis son tratadas como pacientes hipocondríacos, deprimidos y/o ansiosos. Desafortunamente, hay
mucha gente con candidiasis, que no ha sido diagnosticada, y a cambio, están tomando Prozac, Seroxat o
ansiolíticos. Parte de esto, es debido a que, normalmente, la candidiasis se relaciona únicamente a los
síntomas propios y localizados que crea la infección. Por ejemplo, en general con la candidiasis vaginal
sólo se contemplan los síntomas localizados en la vagina; con una candidiasis oral, se presta atención
únicamente a los síntomas propiamente de la boca... y los tratamientos son locales. Sin embargo, la
candidiasis hay que analizarla en su conjunto, hay que ir más allá de su manifestación localizada.

Un punto muy importante que normalmente suele ser ignorado a la hora de diagnosticar y tratar la
candidiasis, es que su origen suele ser intestinal, aún cuando estemos contemplando una candidiasis
vaginal o de las uñas.

Ahora veremos la complejidad de esta enfermedad.

Cuando la candidiasis prolifera en el intestino puede cambiar su anatomía y fisiología. Esto quiere decir
que puede dejar de ser una levadura y convertirse en un micelio fungal. Se sabe que las cándidas son
organismos dimórficos y pueden existir en estas dos formas. En su estado de levadura no es invasiva,
mientras que en estado fungal produce rizoides (o raíces muy largas) altamente invasivas que pueden
penetrar en la mucosa. Esto puede causar una excesiva permeabilidad de la mucosa intestinal,
permitiendo la introducción a la sangre de sustancias (toxinas, proteínas mal digeridas, etc) que pueden
actuar como antígenos alterando severamente el sistema inmunitario. Por otro lado, una excesiva
permeabilidad intestinal puede, a su vez, deteriorar los receptores nutricionales celulares, favoreciendo la
malabsorción y, dando como resultado, una desnutrición.

Se sabe que las cándidas en su estado fungal pueden producir 79 productos tóxicos, por ejemplo, etanol,
formaldehido, etc, pero entre ellos el más abundante es el acetildehido. Esta sustancia altamente tóxica es
producida por las cándidas al convertir el azúcar en alcohol. Parte de los efectos del acetildehido son:

* Formación de sustancias vasoactivas, como la adrenalina, produciendo síntomas como nerviosismo,


pánico, miedo, taquicardias y sofocos.

* Interferencia con los receptores del la acetilcolina, importante para la memoria y el sistema nervioso.

* Producción de histamina, y por lo tanto, inflamación en cualquier parte del cuerpo.

* Bloqueo de enzimas metabólicas, lo cual puede llevar a bloqueos en la formación de neurotransmisores,


por poner un ejemplo.

* Destrucción de la vitamina B6, la cual es importante para la protección de las membranas mucosas, el
fortalecimiento del sistema inmunitario, el equilibrio del sistema hormonal y la producción de ácido
clorhídrico y enzimas digestivas.

* Depresión del sistema inmunitario.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

* Destrucción del glutatión y la cisteína, necesarios para desintoxicar el organismo.

* Reacción con la dopamina, lo cual puede causar depresión, insomnio e incapacidad de respuesta ante el
estrés.

Por otro lado, las Candidas encajan en los receptores hormonales de las células compitiendo con
hormonas, pero también pueden crear receptores de nuestras propias hormonas en sus superficies. Esto
puede causar un bloqueo y desequilibrio del sistema hormonal y un sinfín de problemas como síntomas
premenstruales, infertilidad y endometriosis, entre otros.

Algunas levaduras como la Cándida krusei y la Parapsilosis producen tiaminosa (una enzima) que
destruye la vitamina B1. La falta de esta vitamina puede producir síntomas como irritabilidad, dolores
musculares, falta de concentración, dolor de estómago, estreñimiento y taquicardias.

También previene la conversión de la vitamina B6 en su forma activa, piridoxal-5-fosfato. Esto puede


causar síntomas como retención de líquidos, depresión, irritabilidad, temblores musculares o calambres,
falta de energía y piel muy seca.

Debido al grado de toxicidad en el que se encuentra el paciente con candidiasis, el hígado tiene que filtrar
una gran cantidad de químicos. Para que esto ocurra, las dos fases de desintoxicación de este órgano, la
fase 1 y 2, requieren nutrientes como el zinc, selenio, cobre, magnesio, vitaminas B y C, glutatión,
sulfuro, glicina y ácidos grasos esenciales, que debido a la mala absorción intestinal es muy posible que
no se encuentren en las cantidades necesarias para que la desintoxicación se lleve a cabo correctamente.
Este proceso de autointoxicación puede agravar el estado del paciente con candidiasis crónica cuando se
encuentra en presencia de perfumes, humos u otros químicos inhalantes.

Una vez vista la forma en que funciona esta enfermedad, voy a mencionar los síntomas más comunes en
pacientes con candidiasis crónica, que normalmente no han sido diagnosticados:

Fatiga

Malestar general

Dolores de cabeza

Distensión abdominal

Diarreas y/o estreñimiento

Indigestión

Ardor estomacal

Deseo de comer carhohidratos (dulces, pasta, pan, etc)

Depresión

Mareo

Sensación de resaca por las mañanas

Dolor de articulaciones y músculos

Molestias vaginales (picores, irritación, heridas etc)

Retención de líquidos
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Insomnio

Infecciones crónicas

Alergias

Picor anal

Afonía

Congestión nasal

Ahogo

Problemas de uñas

Molestias oculares y de oídos

Las enfermedades y desequilibrios relacionados con una candidiasis crónica son:

Enfermedad de Crohn

Colitis

Síndrome del intestino irritable

Artritis reumatoide

Lupus

Asma

Psoriasis y eccema

Sinusitis

Esclerosis múltiple

Fibromialgia

Síndrome de la fatiga crónica

Hipotiroidismo

Hipoglucemia

Depresión y estados de ansiedad

Anemia

Acné

Urticaria

Alergias
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Como vemos, el tema de la candidiasis no se limita a una sintomatología localizada.

DIAGNÓSTICO

Este tema es muy complejo. Las pruebas de laboratorio no garantizan el diagnóstico de una candidiasis
crónica intestinal.

En general, la prueba que se utiliza para detectar una candidiasis intestinal es el coprocultivo de heces.
Los laboratorios, en esta prueba, a no ser que el médico lo especifique, no buscan cándidas porque la
teoría es que estas levaduras en el intestino no son patógenas. Sin embargo, es raro que el médico lo
especifique ya que apenas hay conciencia de este tema. Si, por el contrario, el médico o terapeuta
especifica que se busquen levaduras, el laboratorio analiza si hay un crecimiento excesivo de éstas
basándose en el ojo clínico del laboratorista. Este método no es muy eficaz ya que no siempre el problema
radica en la cantidad sino en el estado en que se encuentran las cándidas.

Por otro lado, la mayoría de las células de las cándidas se adhieren a la pared de la mucosa intestinal, por
lo cual es difícil que aparezcan en los análisis de heces. Y, en algunos casos, muchas de estas células
mueren mientras el especimen se transporta o durante la espera del análisis.

Es importante no descartar la enfermedad, sólo por el hecho de que las pruebas de laboratorio resultan
negativas. Es mejor basar el diagnóstico en una evaluación detallada del paciente: síntomas, historial
clínico, análisis de su dieta...

En EE.UU. muchos médicos y terapeutas opinan que el protocolo clínico para la candidiasis presenta tan
poco riesgo y costo (sobre todo la dieta) que debería considerarse en cualquier enfermedad crónica.

Pasemos a hablar de su tratamiento.

TRATAMIENTO DE LA CANDIDIASIS

El tratamiento de la candidiasis debe englobar dos puntos principales: su eliminación y su prevención. Por
esto, es importante corregir sistemáticamente las causas que contribuyen al desarrollo de esta enfermedad.
Mi protocolo lo baso en 4 pasos básicos:

1) PREPARACIÓN. Es vital que debilitemos las cándidas antes de atacarlas con un antifungal. De lo
contrario, si éstas están fuertes, podrán combatirlo y con el tiempo se harán resistentes.

La mejor forma de debilitarlas es haciéndolas "pasar hambre". O sea, a través de la alimentación.

Es fundamental eliminar:

* Productos y alimentos que contengan azúcares o con sabor dulce (azúcar, sacarina, miel, dextrosa,
siropes, refrescos, latas de tomate, cereales de la mañana, productos de bollería y pastelería, postres,
helados etc). El azúcar en la alimentación, y la propia glucosa de la sangre, son alimentos favoritos de las
cándidas.

* Fruta.

* Productos lácteos, incluídos los yogures.

* Alcohol.

* Levaduras como el pan, pizzas, cubitos del caldo..

* Patatas, champiñones y setas, calabaza y boniatos.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

* Cacahuetes y pistachos.

* Productos fermentados como el vinagre, tempeh, salsa de soja, miso, té.

* Harinas refinadas (arroz blanco, pasta blanca etc).

A cambio, se puede come

* Carnes, pescado y huevos.

* Vegetales.

* Legumbres.

* Frutos secos y semillas de calabaza, sésamo y girasol.

* Arroz, quinoa, trigo sarraceno, amaranto y mijo

* Tostadas (crackers) de centeno o tortas de arroz.

* Limón y aguacate.

* Leche de soja, arroz y avena.

* Tofu y soja texturizada.

* Aceite de oliva.

* Zumos vegetales (excepto de zanahoria y remolacha)

* Agua embotellada.

Durante el tiempo de cambio en la dieta es muy posible que el paciente empeore temporalmente. Esto es
debido a una desintoxicación y también a que las cándidas están "protestando de hambre".

Si el paciente presenta dificultades en la digestión, como por ejemplo, acidez, pesadez estomacal, etc, es
importante ayudarle con enzimas digestivas y/o betaína hidrochlorida.

Al cabo de un mes de haber empezado la dieta (y siempre manteniéndola), se puede pasar al segundo
paso.

2) ELIMINACIÓN. Después de un mes de dieta y ayudas digestivas, es muy posible que se puedan
discontinuar las enzimas y la betaína hidrochlorida.

Una vez debilitadas las cándidas , es importante introducir el antifungal que las destruya.

Por el contrario, hoy en día existen muchos antinfugales naturales que no producen efectos secundarios y
son realmente eficaces.

Los que mejores resultados han dado en investigación son el ácido caprílico, sello de oro, extracto de
semilla de pomelo, ajo, Pau d´Arco, aceite de orégano, ácido undecilénico y un largo etcétera.

En mi experiencia, los mejores antifungales son aquéllos que contienen distintas sustancias antifungales
juntas. Es muy importante introducirlos con mucho cuidado, siempre empezando por dosis muy pequeñas
y aumentando cada 4 ó 5 días. Si las cándidas se destruyen de golpe se pueden formar muchas toxinas y
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

producir un empeoramiento muy fuerte de los síntomas. A mí me gusta ir cambiando el antifungal, en


función de cómo reacciona el paciente, de esta manera se evita el estancamiento durante el tratamiento.
Hay terapeutas en EE.UU. que recomiendan 3 ó 4 antifungales diferentes que el paciente deberá ir
rotando cada cuatro días. En mi experiencia, es suficiente con cambiar el antifungal cada 4 ó 6 semanas.

En pacientes que tengan mucha sintomatología de desintoxicación, se recomienda darles molibdeno (150
mcg con el desayuno, comida y cena). Este mineral destruye los desechos de las cándidas, conviertiendo
el acetildehido en ácido acético que, en el círculo de Krebs, es convertido en energía.

3) EQUILIBRIO.

Cuando los síntomas que presentaba el paciente han remitido en su mayoría, es muy importante
reequilibrar la flora intestinal. Este paso no debe hacerse al principio, ya que cuando la pared intestinal
está inflamada puede haber una reacción de intolerancia a las bacterias "amigas". Esto puede causar
dermatitis, picores, diarrea, espasmos intestinales y alergias. Además, mientras haya un exceso de
cándidas en el intestino los Lactobacillus no pueden crecer y repoblar el tracto intestinal. Es mucho más
efectivo disminuir el crecimiento de las cándidas, reducir la inflamación intestinal y entonces repoblar la
flora intestinal.

Las bacterias más abundantes son los Lactobacillus acidophilus y los Bifidobacterium bifidum. Estas
bacterias se encargan de inhibir el crecimiento de ciertos organismos, como las cándidas.

Se recomienda la ingestión de 1 a 10 billones de L. acidofilus y/o bifidum distribuidos durante el día, un


rato antes de las comidas. Es importante escoger una buena marca, porque la manufacturación de un
producto de estas características requiere conocimientos sobre su fabricación y manipulación.

Muchas personas me preguntan cómo es que no se permite comer yoghurt con la dieta antifungal, cuando
se sabe que los yoghures contienen bacteria "amiga". En primer lugar porque los yoghures, y en general,
los productos lácteos contienen lactosa (el azúcar de la leche) y aunque estén fermentados y se supone
que la lactosa se ha reducido al máximo, sin embargo, en el proceso suelen añadir leche entera para
hacerlos más cremosos; y segundo, porque suelen fabricarlos con las bacterias Lactobacilus bulgaricus o
Streptococcus thermophilus, las cuales, aunque ofrecen ciertos beneficios, son visitantes transitorios del
aparato digestivo y no colonizan en el colon.

También es importante hablar de la repoblación de la flora vaginal. Los Lactobacillus acidophilus habitan
la flora vaginal, y se encargan de mantener el pH ácido fermentando el glucógeno vaginal y
convirtiéndolo en ácido láctico.

Existen óvulos y pastillas vaginales para repoblar la flora vaginal.

Es aconsejable hablarle a la paciente de que ciertos espermicidas, como el Noxynol-9 destruye la flora
vaginal "amiga".

Otros aspecto importante a tener en cuenta es reestablecer el equilibrio nutricional celular. Ya hemos
visto que el paciente con candidiasis crónica normalmente sufre de malabsorción y, por lo tanto,
desnutrición celular. Un organismo desnutrido difícilmente dispondrá de un sistema inmunitario sano y
fuerte.

Podríamos hablar de todos los nutrientes que fortalecen el sistema inmunitario. Sin embargo, desde el
punto de vista de la nutrición ortomolecular, no utilizamos listas de nutrientes específicos para fortalecer
el organismo de un paciente. Recurrimos a evaluar sus deficiencias individuales y aconsejamos los
suplementos necesarios acorde con sus necesidades bioquímicas particulares. Sin embargo, en mi
experiencia, los nutrientes más comúnmente deficientes son la vitamina C, el grupo de las B
(especialmente la vitamina B6, B5 y B3), calcio, magnesio, zinc, cromo y los ácidos grasos esenciales de
la familia Omega 3.

Las dosis también variarán en función del paciente, pero en términos generales podemos hablar de:
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Vitamina C, 1000-4000 mg.

Vitamina B1, B2 y B3, 100 mg.

Vitamina B5, 500 mg.

Vitamina B6, 200 mg.

Vitamina B12, 100-300 mcg.

Ácido fólico, 400-800 mcg.

Magnesio, 400 mg.

Zinc, 15-60 mg.

Cromo, 200-600 mcg.

Omega 3, 800-3000 mg.

Hay que tener cuidado de que las vitaminas del grupo B y el cromo no contengan levadura .

No suelo recomendar calcio porque normalmente su deficiencia ocurre en pacientes que curiosamente han
tomando lácteos durante muchos años. Esto suele causar un exceso de calcio extracelular (con sus
correspondientes calcificaciones) y una sintomatología de deficiencia de calcio intracelular. Así que lo
ideal es suplementar durante un tiempo con magnesio y dejar de consumir productos lácteos para que se
regularicen los niveles de calcio a nivel celular. Si aún así, al cabo de un tiempo se opta por añadir calcio,
las dosis variarán entre 500 – 1000 mg.

De todas formas, es la labor de cada terapeuta y médico evaluar qué nutrientes son prioritarios y cómo
administrarlos, si por separado o bien en combinaciones ya preparadas.

A esta altura del tratamiento, es aconsejable empezar a introducir lentamente y con cuidado algunos
alimentos como la fruta, patatas, champiñones y ciertos fermentados, y observar si se toleran bien. Esta
fase de introducción es muy importante, ya que el paciente se irá dando cuenta claramente de qué tipo de
alimentos favorecen su estado de salud y cuáles no. En este periodo, el paciente, debido a su mejoría,
suele cometer "infracciones" nutricionales. Éstas casi siempre causan síntomas, no sólamente porque
pueden hacer brotar algunos de los síntomas de la candidiasis, sino también porque hay alimentos y
sustancias que claramente afectan negativamente a la salud del paciente, independientemente de si sufre
de cándidas o no. Éstos suelen ser el azúcar, lácteos, pan y café.

Durante este periodo y gracias a las "infracciones" el paciente se dará cuenta y confirmará que existe una
relación muy directa entre la alimentación y su estado de salud. Esto le ayudará a perfilar su tipo de
alimentación idónea que implementará de por vida. Este paso es fundamental como prevención de una
recaída en el futuro.

4) REPARACIÓN.

Una vez que la infección ha remitido, la flora intestinal está equilibrada y el organismo del paciente
dispone de una buena dosis de nutrientes, es conveniente introducir ciertos nutrientes para reparar la
pared intestinal. Los más efectivos en esta etapa son la vitamina A (7500-20000 u.i.), vitamina E (100-
1000 u.i.) y L-Glutamina (500-1500 mg). También los ácidos grasos esenciales, pero normalmente éstos
ya los están tomando desde la etapa anterior. Todo estos nutrientes se encargan de reparar, sellar y
fortalecer la pared intestinal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Otro nutriente que se aconseja tomar durante un tiempo es la biotina (300-1000 mcg), para evitar que las
levaduras sanas y presentes en el intestino crezcan y pasen de ser inofensivas levaduras a agresivos
microorganismos.

El tratamiento de la candidiasis crónica puede durar entre 3 y 8 meses. Hay expertos que opinan que por
cada año de candidiasis crónica, se necesita un mes de recuperación. Yo he observado que es bastante
acertada esta comparación.

El tratamiento requiere paciencia y mucho apoyo al paciente. Es importante que nosotros, los terapeutas,
conozcamos y entendamos bien esta enfermedad y su proceso curativo, porque nuestro apoyo es
fundamental para la recuperación del paciente. Durante el tiempo que dure el tratamiento, es normal que
hayan altibajos que desmotiven al paciente. Tenemos que avisarle de esto y de los síntomas que
posiblemente empeoren en determinadas fases, para que ni se asuste ni crea que está retrocediendo. Es
normal que durante este proceso el paciente manifieste emociones que, tal vez, hasta él mismo desconoce.
Es bastante común que se exprese con rabia y que la compagine con tristeza.

Al final del tratamiento, el paciente además de sentirse fabulosamente (según dicen, como nunca se
habían sentido antes), también ha descubierto su tipo de alimentación ideal, la que le potencia la salud.
Esto le servirá como prevención para evitar otra candidiasis, y muchos otros desequilibrios, en el futuro.

Creo que es muy positivo hacer consciente al paciente de que es importante sacar provecho y aprender de
la enfermedad. De lo contrario, la sensación que les deja ésta es de vacío y miedo a que se vuelva a
repetir. Siempre les digo a mis pacientes que gracias a sus cándidas han aprendido tres cosas muy
importantes: saber alimentarse, saber escucharse y conocerse mejor. Tres piezas clave, no sólamente para
la prevención de la candidiasis, sino también para conseguir una salud óptima.

Muchas gracias por vuestra atención.

Extractos de una conferencia dada el 26 de enero del 2001 en Barcelona.

CÓMO NUESTRA ALIMENTACIÓN PUEDE PRODUCIRNOS ESTRÉS

Hasta ahora habíamos leído principalmente que con una buena alimentación podíamos ayudar a nuestro
organismo a combatir mejor el estrés. Sin embargo, le hemos dado poca importancia al hecho de que
nuestra alimentación puede producirnos estrés. Desde este punto de vista voy a exponer algunos de los
factores nutricionales más importantes relacionados directamente con la estimulación de las glándulas
suprarrenales, que son básicas tanto para protegernos ante el estrés como para causárnoslo (en caso de
desequilibrio).

Las glándulas suprarrenales están situadas encima de los riñones. Están divididas en dos partes
principales: córtex y médula. En el córtex, entre otras, se produce la hormona cortisol y en la médula se
sintetizan las hormonas adrenalina y noradrenalina. Estas tres hormonas ayudan al organismo a
enfrentarse al estrés. Gracias a estas hormonas podemos hacer frente a estresores en nuestras vidas,
poniendo en marcha la llamada reacción del estrés "lucha o huída". Sin embargo, el estrés crónico, el cual
es tremendamente dañino para nuestro organismo, puede desequilibrar nuestras glándulas suprarrenales
causándonos un sinfín de síntomas, entre los que se encuentran:

Taquicardias

Ansiedad

Agotamiento

Cambios de humor

Bajones de azúcar
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Falta de concentración

Insomnio

Infecciones frecuentes

Exceso de peso

Alergias

Problemas menstruales

Los diferentes factores relacionados con nuestra alimentación que veremos más adelante afectan, de una u
otra forma, a las glándulas suprarrenales, estimulándolas y forzándolas a producir hormonas adrenalina,
noradrenalina y cortisol. En otras palabras, hay sustancias que ingerimos en nuestra alimentación y ciertos
hábitos alimenticios, que generan estrés en nuestro organismo. Si evitamos estos factores dejaremos de
producir un estrés innecesario en nuestro organismo y nuestras suprarrenales nos lo agradecerán,
fortaleciéndose y ayudándonos a sentirnos mucho más centrados, tranquilos y sanos.

Los siguientes 7 puntos son estresores relacionados con nuestra alimentación:

1) ESTRESORES NUTRICIONALES

Café: Contiene las sustancias teobromina, teofilina y cafeína. Éstas afectan directamente a las glándulas
suprarrenales, provocándolas para que produzcan adrenalina y noradrenalina. Estas hormonas producen
una elevación de la glucosa de la sangre. El efecto rebote es el conocido "bajón de azúcar" con sus
correspondientes síntomas: cansancio, falta de concentración, irritabilidad, mareo, temblores, debilidad y
un largo etcétera. Una vez que el cuerpo se encuentra en estado de "bajón de azúcar" las glándulas
suprarrenales vuelven a ser activadas para volver a producir adrenalina y noradrenalina y así volver a
elevar el nivel de azúcar en la sangre. El resultado es lo que llamo el efecto "montaña rusa" o altibajos de
energía. Este efecto es tremendamente estresante para el organismo.

Por otro lado, el café le roba al organismo minerales como el magnesio y zinc, los cuales son nutrientes
vitales para combatir el estrés.

Té: Contiene cafeína y tanina, las cuales son estimulantes. El té actúa como el café (ver párrafo anterior)
y además le roba al organismo minerales como el zinc y hierro.

Azúcar: (que incluye azúcar de mesa, miel, bollería y pastelería, refrescos, embutidos, dextrosa, sacarina,
etc). Esta sustancia tan consumida en nuestra sociedad aumenta desproporcionadamente la glucosa
(azúcar) de la sangre. Ante una abrupta subida de glucosa en la sangre el organismo segrega grandes
cantidades de insulina, causando el efecto rebote o "bajón de azúcar". Éste, como ya hemos visto antes,
provoca la estimulación de las glándulas suprarrenales para que produzcan adrenalina y noradrenalina y
vuelvan a subir los niveles de glucosa.

El azúcar, además, acidifica el organismo. O sea, hace que nuestro pH sea más bajo de lo normal. Para
regular el pH, el organismo utiliza una gran cantidad de nutrientes, como el magnesio, calcio y zinc, entre
otros, los cuales son muy importantes, por otro lado, para combatir el estrés.

Chocolate: Contiene cocoa, la cual está compuesta de teobromina y como ya hemos visto en el apartado
del café, esta sustancia actúa de estresor en nuestro organismo. Por otro lado, el chocolate suele llevar
azúcar, otra sustancia de que la que ya he hablado antes y que también es un gran estresor. (Ver párrafos
anteriores.)
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Alcohol: Inhibe la movilización del glucógeno (glucosa guardada) en el hígado, contribuyendo a bajones
de glucosa.

Como ya he mencionado en los apartados anteriores una vez que el cuerpo se encuentra en un estado bajo
de glucosa (azúcar) en la sangre, las glándulas suprarrenales son estimuladas para volver a elevar los
niveles de glucosa. Además, el alcohol interfiere con la absorción del zinc (fundamental para el control
del estrés) y fomenta la absorción del plomo (un estresante) en el organismo.

2) DESHIDRATACIÓN

Un cuerpo deshidratado es un cuerpo estresado. Entre sus muchos efectos, la deshidratación causa que las
glándulas suprarrenales produzcan aldosterona, la cual aumenta la absorción de sodio en la sangre, y con
ello la retención de agua.

3) DEFICIENCIA DE NUTRIENTES

La vitamina E ayuda a que las hormonas relacionadas con el estrés no sean destruídas por el oxígeno. La
deficiencia de la vitamina B5 hace que las glándulas suprarrenales pierdan su capacidad de producir
hormonas. A su vez la vitamina B5 ayuda a reciclar el colesterol (las hormonas del estrés están hechas de
colesterol). La vitamina C favorece la producción de hormonas suprarrenales, mejora su utilización y
retrasa su destrucción.

Otros nutrientes importantes para fortalecer las glándulas suprarrenales son los ácidos grasos esenciales
(Omega 6 y 3), y las vitaminas A y B2. Cualquier deficiencia en nuestra alimentación de estos nutrientes
puede debilitar nuestras glándulas suprarrenales y afectarnos negativamente en nuestra forma de
enfrentarnos al estrés.

Los nutrientes para controlar los bajones de azúcar y evitar, así, la estimulación de las glándulas
suprarrenales son el zinc, magnesio y cromo, la vitamina B3, B6 y los ácidos grasos esenciales. Sus
deficiencias pueden hacernos más susceptibles al estrés.

4) COMIDAS IRREGULARES O FALTA DE COMIDA

Si el espacio entre comida y comida es muy largo (unas 4 ó 5 horas, o más), el organismo acabará
agotando la glucosa en sangre. Una vez que esto ocurre las glándulas suprarrenales producen adrenalina y
noradrenalina para estimular al hígado a que libere el glucógeno (glucosa) guardado, y así volver a
regular los niveles de glucosa en la sangre.

5) ESCASEZ DE PROTEÍNA Y EXCESO DE CARBOHIDRATOS EN LA DIETA

Un exceso de carbohidratos y/o la falta de proteína en la dieta hace que la glucosa de la sangre suba

desproporcionadamente. Esto activa al páncreas a producir insulina, la cual baja los niveles de glucosa de
forma rápida y abrupta, produciendo el llamado "bajón de azúcar". Éste, a su vez, pone en alerta el
organismo para que las glándulas suprrarenales fabriquen las hormonas adrenalina y noradrenalina, las
cuales estimulan al hígado a que libere el glucógeno guardado para volver a subir la glucosa en la sangre.
La proteína, por otro lado, estimula la producción de glucagon (una hormona producida por el páncreas),
que previene el bajón de azúcar.

6) DIETA PROINFLAMATORIA

Un exceso de carne roja, productos lácteos, trigo, azúcar, café y alcohol, y la deshidratación crónica,
favorecen la inflamación. Estas sustancias tan utilizadas en nuestras costumbres alimenticias, actúan
desactivando las enzimas metabólicas delta-5-desaturasa y delta-6-desaturasa que son las encargadas de
convertir los aceites Omega 6 (frutos secos, semillas y ciertos vegetales) y Omega 3 (pescado) de nuestra
alimentación en prostaglandinas 1 y 3. Estas prostaglandinas son sustancias antiinflamatorias
tremendamente necesarias para nuestro organismo ya que ayudan a prevenir la artritis, eczema, migrañas,
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

asmas etc. La inflamación, por otro lado, produce la fabricación de cortisol, y por lo tanto, la estimulación
de las glándulas suprarrenales. Cualquier tipo de inflamación crónica actúa de estresor en nuestro
organismo.

7) MALA DIGESTIÓN Y/O DISBIOSIS INTESTINAL

La falta de ácido clorídrico, enzimas digestivas, una vesícula biliar perezosa, el comer sin masticar
adecuadamente, o cualquier desequilibrio intestinal (candidiasis, parasitosis, etc) favorecen la mala
digestión. Cuando esto ocurre, el intestino se recarga de moléculas mal digeridas que producen
fermentación o putrefacción, causando inflamación intestinal crónica y permeabilidad intestinal. A través
de esta permeabilidad las moléculas mal digeridas pueden viajar a la sangre actuando como estresores y
agentes extraños y causando inflamación en diversas partes del organismo.

Como ya he mencionado en el párrafo anterior la inflamación crónica actúa de estresor activando las
glándulas suprarrenales para que produzcan la hormona cortisol.

Nuestras glándulas suprarrenales ya se enfrentan a suficiente estrés, que no podemos controlar en su


totalidad, como es la contaminación, los pesticidas en el agua y alimentos, las responsabilidades
familiares y laborales, la radiación... por eso es fundamental que hagamos todo lo posible para no
generarles aún más estrés. Así pues introduciendo una alimentación sana, lo más biológica y fresca
posible; ejercicio moderado; suplementos nutricionales específicos; y evitando estos 7 puntos
anteriormente mencionados, podemos evitarle a nuestro organismo un estrés innecesario. Esto no sólo nos
hará sentirnos mucho mejor físicamente sino que, por otro lado, nos ayudará a enfrentarnos más
livianamente al estrés que la vida, por el contrario, irremediablemente nos produce.

NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

Fue el doctor Linus Pauling, catedrático de Química en la Universidad de Stanford


(EE.UU.) y dos veces Premio Nobel, quien acuñaría el concepto de Nutrición
Ortomolecular: "La terapia ortomolecular -explicaría- consiste en proporcionar a cada
persona la concentración óptima de las sustancias que están presentes en nuestro
organismo con el fin de corregir alteraciones y mantener una buena salud."
Las sustancias a las que se refería Pauling son, obviamente, las llamadas vitaminas,
minerales, oligoelementos, aminoácidos, enzimas, ácidos grasos, fitohormonas, etc. Y
todas ellas las ingerimos -o debiéramos hacerlo- con la alimentación.

EL EQUILIBRIO EN LA DIETA
Es conocido que los pueblos del Mediterráneo tienen una calidad y esperanza de vida
superior a otros, algo que los expertos atribuyen a su alimentación, pobre en grasas
animales y rica en frutas, verduras, legumbres y aceite de oliva. Alimentación que
proporciona equilibradamente los tres grandes grupos de macronutrientes -glúcidos,
lípidos y proteínas- a la vez que aporta los llamados micronutrientes: vitaminas,
minerales, aminoácidos y ácidos grasos.
Consecuentemente, toda persona que lleva una dieta equilibrada de estas características
piensa -por lógica- que ésta les está proporcionando los nutrientes necesarios para
mantener una salud óptima. Y, sin embargo, tal creencia está muy lejos de la realidad.
Porque lo cierto es que la proporción actual de vitaminas y minerales en los alimentos,
comparada con la de principios de siglo, ha decrecido notablemente a causa de la
industrialización y el empobrecimiento del suelo así como por los nuevos hábitos -nada
recomendables- de la "comida-basura". Y es que el tratamiento que se le da a los
alimentos en las explotaciones agrícolas -sobre todo en cuanto a almacenaje,
maduración, cocinado, congelación, etc.- hace que se destruya en el proceso y
manipulado gran parte de su contenido vitamínico y mineral. Y eso sin incluir la frecuente
e inadecuada manipulación posterior del alimento en nuestro hogar.
A estos problemas cabe añadir además la proliferación de sustancias nocivas para la
salud en nuestra civilización. Es el caso de:

· El azúcar blanco (auténtico "ladrón" de energía, vitaminas del grupo B y minerales


como el calcio). Y, por ende, todos los productos azucarados: bollería, pasteles,
dulces, caramelos, helados, bebidas azucaradas, etc.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

· Los cereales refinados y las harinas blanqueadas. También provocan la pérdida de


vitaminas y minerales. La harina blanca, por ejemplo, no se puede metabolizar sin las
vitaminas y minerales que lo acompañan; de tal manera que, cuando la ingerimos,
nuestro organismo se ve obligado a abastecerse de otras fuentes. Actúa, pues, como un
ladrón de nutrientes.

· EL consumo excesivo de conservantes, aditivos, colorantes, aromatizantes, etc.


Además de su toxicidad, sus componentes químicos -en dosis altas- actúan como
destructores de los micronutrientes. Es además conocido que algunos conservantes y
aditivos pueden tener efectos cancerígenos además de provocar dermatitis, asma,
alergias, alteraciones digestivas, etc.

· Las grasas saturadas y los aceites fritos. Nuestro organismo necesita un cierto tipo
de grasa que no podemos fabricar y debemos obtener de la dieta: son los llamados
ácidos grasos esenciales. Otros tipos de grasa -como los aceites de girasol, sésamo o
lino-, cuando son sometidos a la acción del fuego se convierten en elementos altamente
tóxicos. Por eso se recomienda el aceite de oliva tanto para cocinar como para consumir
en crudo. En cuanto a los de semillas, únicamente se deberían tomar en crudo.

UNA NUEVA FORMA DE ENTENDER LA NUTRICIÓN


Es suma, debemos entender que el consumo equilibrado de nutrientes determina el
grado de salud con el que vivimos. Por tanto, nuestra alimentación deberá contener
suficientes grasas, hidratos de carbono y proteínas así como vitaminas y minerales. Sin
embargo, los trabajos de investigación llevados a cabo en Francia, Estados Unidos o
Canadá -entre otros países- demuestran las carencias al respecto de la alimentación.
Carencias -y esto es lo importante- que es causa de trastornos importantes como una
baja respuesta inmunitaria, la inflamación de determinados órganos o las enfermedades
cardiovasculares y degenerativas.
Lo que pretende la Nutrición Ortomolecular, pues, es paliar el problema que causa la
alimentación actual -ya no depende sólo de que hagamos una comida equilibrada sino de
que los alimentos estén adecuadamente procesados- buscando proporcionar a las
células del organismo las cantidades óptimas de nutrientes en función de las
necesidades individuales. Para lo que, cuando es necesario, se ocupa de suministrar los
oligoelementos necesarios -y no sólo como prevención- para resolver los déficits del
organismo.
Porque, ¿sabe usted cuántos son esos micronutrientes tan necesarios? ¿Cuáles sus
propiedades? ¿Qué patologías ocasiona su falta? ¿Y su exceso? ¿En qué alimentos se
encuentra? ¿Con qué otros microelemetos deben tomarse de forma conjunta para que se
metabolicen adecuadamente?
En fin, son muchas las preguntas. Procuraremos irlas respondiendo mes a mes.

José Ramón Llorente


Presidente de la "Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular".

¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR?

La nutrición ortomolecular consiste en proporcionarle a las células las moléculas o nutrientes adecuados
para ayudarles a que funcionen lo más eficientemente posible.

Su objetivo principal es equilibrar la bioquímica del cuerpo mediante una nutrición individualizada y la
administración de nutrientes naturales específicos. De tal forma se consigue que el cuerpo ponga en
marcha su propio sistema de curación o una mejora de la salud.

Cada persona nace con una bioquímica determinada, la cual puede predisponer al individuo al desarrollo
de ciertas enfermedades o síntomas. Por ejemplo, hay personas que genéticamente sufren de ciertas
deficiencias enzimáticas que impiden el metabolismo adecuado de ciertos nutrientes. Esto puede
favorecer problemas cardiovasculares y menstruales, inflamación crónica y dolor.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Por otro lado, no todo el mundo se beneficia de la dieta estándar basada en ensaladas, frutas y agua fría;
algunas personas, por el contrario, se sienten mejor comiendo comida cocinada y bebiendo líquidos
calientes. Por lo tanto, para obtener una salud óptima es vital descubrir las necesidades individuales del
cuerpo.

La forma en que ayudo a mis pacientes a reponer su equilibrio bioquímico es mediante:

* Análisis de la dieta:

Éste es muy útil para descubrir los ingredientes que pueden estar afectando negativamente a la salud del
paciente o que actúan como antinutrientes. A la vez, este análisis indica posibles deficiencias
nutricionales debido al escaso o excesivo consumo de ciertos alimentos.

* Análisis de síntomas:

Éste se basa en más de 200 síntomas descubiertos en casos de ligeras deficiencias de vitaminas y
minerales. Analizando los síntomas que manifiesta el paciente se puede identificar qué sistema del cuerpo
(inmunitario, cardiovascular, endocrino, digestivo etc.) requiere más atención.

* Análisis de hábitos de vida:

Este método de análisis ayuda a perfilar cuáles son las necesidades nutricionales del individuo. Por
ejemplo, si el paciente fuma y bebe, sus necesidades nutricionales serán mas altas. Las profesiones de
gran estrés, el practicar deporte, y otros factores pueden alterar los niveles nutricionales necesarios.

La nutrición ortomolecular ha demostrado ser muy efectiva en el tratamiento de todo tipo de


desequilibrios, especialmente:

* problemas intestinales (parásitos, levaduras, bacterias patológicas)


* dolor
* inflamación crónica
* problemas cardiovasculares
* depresión
* falta de vitalidad
* migrañas
* problemas menstruales
* osteoporosis
* trastornos de la tiroides
* retención de líquidos
* control del peso

COPYRIGHT CALA H. CERVERA WWW.CALACERVERA.COM


CALACERVERA@TELEFONICA.NET

MEDICINA ORTOMOLECULAR

TRATAMIENTO DEL ACNÉ CON NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR

El acné es un trastorno cutáneo que tiene su origen en el sistema pilosebáceo siendo su aparición más
frecuente en cara y tronco al haber más glándulas sebáceas y folículos pilosos. Pero antes de adentrarnos
en ese problema conviene que repasemos algunos conceptos. Como probablemente ya sepa el lector, la
piel está formada por diferentes capas y tejidos cuya especificidad viene dada por la actividad concreta
que desarrollan. La capa más externa y fina es la epidermis, la capa interna y más gruesa la dermis y
debajo de ésta se halla la hipodermis, constituida por tejido conectivo y adiposo, y con la capacidad de
fijarse a los órganos subyacentes. En cuanto a las principales funciones de la piel son las de: -Excreción.
Lo que realiza gracias a las glándulas sudoríparas.
-Protección. Constituye una importante barrera física con actividad inmunitaria que impide la invasión de
sustancias peligrosas para el organismo.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

-Regulación de la temperatura corporal. Su actividad es fundamental para regular la temperatura del


cuerpo aumentando o disminuyendo la eliminación de líquidos en función de las necesidades. Además es
capaz de modificar las características de la red vascular dependiendo de los requerimientos.
-Detección de estímulos. La piel contiene un gran número de terminaciones nerviosas capaces de
detectar diferentes tipos de estímulos.
-Participación en la síntesis de vitamina D. Merced a la acción de los rayos ultravioleta sobre la piel.

LA EPIDERMIS
En la epidermis encontramos cuatro tipos diferentes de células:
Queratinocitos. Su actividad se centra en la formación de queratina, una proteína impermeable al
agua encargada de proteger los tejidos más profundos.
Melanocitos. Son las células encargadas de la pigmentación de la piel.
Las células de Langerhans. Aunque proceden de la médula ósea emigran a la epidermis para formar
parte del sistema inmunitario.
Las células de Merkel. Que junto con los queratinocitos forman parte del sistema sensitivo. La
epidermis está compuesta por cinco capas:
La capa basal. Es la zona más profunda y donde se generan células incansablemente que emigrarán
a la superficie. También aquí se encuentran otros tipos de células que emigrarán hacia la dermis y
participarán en la formación de las glándulas sudoríparas, en la producción de grasa y en la formación de
los folículos pilosos.
El estrato espinoso. Contiene fundamentalmente melanocitos y células de aspecto espinoso.
El estrato granuloso. Produce queratohialina, una sustancia precursora de la queratina.
El estrato lúcido. Solo aparece en las zonas donde la epidermis es muy gruesa.
El estrato córneo. Está compuesto por células que continuamente se están escamando y serán
reemplazadas por células nuevas.

LA DERMIS
La dermis se halla fundamentalmente compuesta por tejido conectivo, colágeno y fibras elásticas. En su
parte más externa se pueden apreciar vasos sanguíneos, nervios, glándulas y folículos pilosos mientras en
la porción más profunda encontramos tejido conectivo y fibras elásticas. Pues bien, el espacio entre esas
fibras elásticas está ocupado por tejido adiposo, glándulas sebáceas, conductos de glándulas sudoríparas
y folículos pilosos. Y en él se encuentra el punto de partida del acné porque cuando esas glándulas
sebáceas secretan una cantidad excesiva de sebo (sustancia compuesta por triglicéridos, ésteres de cera,
escualeno y esterolesteres) éste se acumula en los canalículos formando lo que se conoce como
comedones.
En la primera fase del acné aparece los comedones cerrados que se aprecian como diminutos puntos
blancos. En ese momento pueden intervenir algunos microorganismos -especialmente el
propionibacterium acnes- que provocan irritación e inflamación, lo que se conoce como pápula. Se habla
entonces de acné papuloso. Y en el caso de que la pápula se transforme en vesícula y se llene de pus
nos encontramos ante el denominado acné pustuloso (que puede dejar cicatrices). Ahora bien, puede
haber otra fase del acné aún más virulenta que se caracteriza por la presencia de nódulos dolorosos e
inflamados que afectan al conjunto del folículo piloso y cuya evolución es larga -entre diez y doce
semanas- convirtiéndose en pústulas. A ello se denomina acné quístico. En algunos casos puede
también producirse encapsulamiento en zonas amplias apareciendo forúnculos -aunque es poco
frecuente- y entonces se habla de acné forunculoide.
Hay que agregar que se pueden dar otros tipos como el acné conglobata -cuando cursa con abscesos,
quistes, cicatrices y queloides-, el acné fulminante -forma poco frecuente pero de carácter grave que
afecta sobre todo a los adolescentes y que puede ir acompañada de fiebre, inflamación de las artrodias,
astenia y alteraciones sanguíneas-, el acné miniquístico -caracterizado por aparecer en época tardía y
haber comedones cerrados, sobre todo en el maxilar inferior- y acné rosáceo -patología crónica que
compromete únicamente a la piel de la cara y que comienza con un enrojecimiento de la nariz, mejillas,
frente y barbilla, aumento de la vascularización y picor en las zonas afectadas pudiendo aparecer
posteriormente erupciones acnéicas y puntos de pus (suele darse en pieles blancas de entre 30 y 40 años
que en su adolescencia padecieron brotes de acné).

CÓMO AFECTA EL ACNÉ


De forma resumida podemos agregar que cuando el acné aparece se produce normalmente:
Una obstrucción del canal pilosebáceo.
Cambios cuantitativos y cualitativos en la producción de sebo.
Modificaciones lipídicas en la superficie de la piel.
Una clara alteración de la flora bacteriana.

En cuanto a los factores que inciden en su aparición destacan:


La edad y el sexo. El acné es más frecuente en el sexo masculino y en la adolescencia. Más adelante
veremos cómo incide el factor hormonal en ello.
El embarazo. Porque aumenta la producción de sebo.
La climatología. Durante el invierno decrece la producción de sebo mientras en verano aumenta.
El ciclo menstrual. En la primera mitad del ciclo menstrual disminuye la producción de sebo.
El ciclo circadiano. Se ha constatado un aumento en la producción de sebo durante el día que
disminuye por la noche.
Los cambios hormonales. Sabemos que la secreción sebácea viene inducida por diferentes
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

hormonas. Tanto en el hombre como en la mujer esta producción sebácea viene mediada por los
andrógenos gonadales y adrenales, en particular por una hormona derivada de la testosterona: la
dihidrotestosterona. Por otra parte, debemos contar con la actividad de los estrógenos que ejercen un
efecto contrario, es decir, disminuyen el tamaño de las glándulas sebáceas y limitan la secreción de sebo.
Factores genéticos. Se han encontrado importantes coincidencias entre padres y hermanos con la
misma alteración y en casos graves cromosomas anormales en la misma familia.
Factores dietéticos. Si bien no se ha podido demostrar su trascendencia efectiva en esta patología -
sobre todo si nos atenemos a la incidencia de la misma en zonas geográficas con diferentes costumbres
dietéticas- sí es importante señalar la mejoría que se evidencia cuando se libera a la persona afectada de
alimentos hipercalóricos, grasos e irritantes. En este apartado hay que señalar la importancia que tiene en
esta patología la posible deficiencia de determinadas vitaminas que participan como coenzimas en rutas
metabólicas y cuya deficiencia puede ocasionar trastornos en la oxidación lipídica.

RECOMENDACIONES GENERALES
Evitar contaminantes industriales, cosméticos y otras drogas.
Evitar o limitar la ingesta de grasa de procedencia animal.
Cambiar los hidratos de carbono refinados por completos.
Evitar la ingesta de grasas oxidadas, leche y derivados o aceites hidrogenados.
Evitar el consumo de alimentos fritos o precocinados.
Incrementar la ingesta de fibra, frutas y verduras crudas.
Mantener una buena higiene de las zonas afectadas.
Evitar el consumo de bebidas azucaradas.
Realizar periódicamente una dieta detoxificante.

ALIMENTOS ADECUADOS
Fruta. Tiene una conocida actividad depurativa. Las frutas son alcalinizantes y promueven la
eliminación masiva de sustancias tóxicas y de desecho. Además son buena fuente de vitamina A, en
particular los mangos, albaricoques, papayas y demás frutas amarillas.
Limón. Tiene una conocida actividad antibiótica y alcalinizante. En los casos de acné se usa como
alimento alcalinizante y depurativo pero también se usa el zumo de forma tópica para tratar los daños
causados por el acné debido a su fuerte actividad antibiótica.
Soja. Contienen fitoestrógenos que promueven el equilibrio hormonal, tan importante en este caso.
Cereales integrales. Su contenido en fibra mejora los estados acnéicos.
Hortalizas. Además de ser depurativas son buena fuente de vitamina A.
Germen de trigo, frutos secos y aguacate. Contienen vitamina E que actúa de forma muy eficaz
junto a la vitamina A para el tratamiento del acné.

COMPLEMENTOS
Vitamina A. Tiene la capacidad de reducir la secreción de sebo y la hiperqueratosis de los folículos
sebáceos. Por otro lado es importante recordar que esta vitamina participa en la síntesis de hormonas
sexuales ayudando a regular los niveles de estrógenos.
Vitamina B6. Es una vitamina moduladora de la acción de las hormonas esteroideas. Interviene en
reacciones biológicas relacionadas con los ácidos grasos esenciales. Además su deficiencia puede
incrementar la absorción de testosterona.
Vitamina E y Selenio. La presencia de vitamina E mejora y mantiene los niveles de vitamina A.
Además inhibe junto al selenio la formación de peróxidos (radicales libres). Por otra parte, tienen la
capacidad de mejorar los niveles de glutatión peroxidasa, una enzima que se encuentra significativamente
baja en los hombres que padecen acné y que tiene -entre otras- la capacidad de eliminar radicales libres y
una clara actividad detoxificadora.
Zinc. Tiene una importante actividad cicatrizante. Es un mineral fundamental porque interviene en la
activación local de algunas hormonas y en la formación de proteínas además de ser un importante
regenerador de los tejidos dañados.
Ácidos grasos esenciales. Son absolutamente fundamentales porque aseguran la formación de
prostaglandinas, intermediarios metabólicos de gran actividad que, entre otras propiedades, tienen la de
estar presentes en la acción de algunas hormonas sexuales. Se ha comprobado que el sebo de pacientes
con acné presenta niveles disminuidos de ácido linoleico -uno de los principales ácidos grasos omega-6- y
ello propicia la hiperqueratosis ductal.
Cromo. Niveles altos en cromo mejoran a los pacientes con acné. Puede ser debido a su actividad ya
que se ha comprobado que la regulación de los niveles de insulina mejoran el acné.
Vitaminas del grupo B. Es importante para mantener en buen estado la piel y el sistema nervioso.

(Recuerde que tanto el tratamiento a seguir como las dosis a prescribir son trabajo de un especialista de la
salud y en ningún modo este artículo puede ser utilizado como tratamiento específico; sólo sirve como
elemento orientativo e ilustrativo para tratar algunas alteraciones de la salud).

Alimentos ecológicos ¿un lujo?


Isabel F. del Castillo
Son más nutritivos y no están contaminados. La
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

ausencia de subvenciones (que la agricultura química


si tiene) y la mayor necesidad de mano de obra elevan
su precio.
>> ver más

¿Comemos demasiadas proteínas?


Isabel Fdez. del Castillo
El filete diario en el plato parece ser un signo de
prosperidad, pero los países más prósperos son
también las que tienen un mayor índice de patologías
cardiovasculares, cáncer u osteoporosis.
>> ver más

Acidez y alcalinidad de la dieta y balance


mineral
Isabel Fernandez del Castillo
¿Puede la salud de tus huesos, o la eficacia de tus
defensas, depender de algo tan poco tangible como el
grado de acidez de tus tejidos?
>> ver más

¡ Cáscaras ! Sólo las ecológicas sirven


Alvaro Altés
En el mercado convencional, la moda de una higiene
mal entendida, convierte a mandarinas, naranjas y
limones en unos objetos brillantes, que parecen de
plástico.

>> ver más

Productos lácteos a examen


Isabel Fdez. del Castillo
Su riqueza en nutrientes no es la única característica
de la leche. La difícil digestibilidad de sus nutrientes y
los procesos a la que se le somete pueden convertirla
en un alimento poco indicado para personas con
ciertos problemas de salud.
>> ver más

La combinación de los alimentos


Dr. Karmelo Zuhaizpe
Una alimentación sencilla se digiere mejor. El aparato
digestivo «reconoce» los alimentos cuando no están
demasiado mezclados entre sí y forma los jugos
digestivos adecuados a cada uno de ellos.
>> ver más

Por qué elegir pan biológico


Diego Rivera
El pan es uno de los alimentos más conocido y
consumido en el mundo. Gracias al trabajo de
verdaderos artesanos que elaboran pan biológico de
levadura madre, el consumidor puede recuperar el
sabor original y la calidad energética y organoléptica
que la industria convencional ha hecho desaparecer.
>> ver más

Chuches, dulce veneno


Diego Rivera
Las golosinas o chucherías que consumen casi a
diario los niños, y los no tan niños, son un amasijo de
aditivos, saborizantes, colorantes y espesantes que
atentan contra la salud y ponen en peligro el correcto
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

desarrollo físico y emocional.


>> ver más

Plástico, aluminio y teflón en la cocina


Isabel Fernández del Castillo
Ciertos materiales (plásticos, aluminio, teflón…) han
de ser utilizados con mucha precaución a la hora de
cocinar y conservar alimentos.
>> ver más

Aditivos prescindibles: colorantes y


edulcorantes
Esteban Cabal
El hombre moderno sabe poco acerca de lo que come
y de lo que bebe. La mayoría de los alimentos que
diariamente nos echamos a la boca contienen
sustancias químicas que pueden resultar agresivas
para el organismo
>> ver más

Cancer de mama, dieta y estilo de vida


Isabel F. del Castillo
Un repaso de las causas hormonales, dietéticas, de
estilo de vida que contribuyen a incrementar o a
reducir el riesgo de padecer esta enfermedad.
>> ver más

Estrés y cansancio: ¿puede contribuir la


dieta?
Isabel F. del Castillo
Si definimos el estrés como un conjunto de reacciones
de adaptación destinadas a hacer frente a una
situación de emergencia, no es difícil establecer un
paralelismo con lo que ocurre cuando comemos mal
>> ver más

Prevenir la obesidad: la dieta sostenible


Isabel F. del Castillo
La mayor parte de las mujeres que tienen un cuerpo
"diez" confiesan no hacer grandes sacrificios. Al
contrario, afirman disfrutar comiendo lo que les
conviene.
>> ver más

Radicales libres y envejecimiento


Isabel F. del Castillo
El estrés oxidativo se produce cuando la exposición a
los RL es mayor que lo que nuestras enzimas
antioxidantes son capaces de neutralizar, y a la vez el
consumo de antioxidantes en la alimentación es
insuficiente para compensar ese desequilibrio.
>> ver más

Nutrición Ortomolecular: la nutrición del


futuro
Elena Perea, nutricionista ortomolecular
La nutrición ortomolecular analiza el comportamiento
celular, la manera en la que la célula absorbe los
nutrientes y como los utiliza para determinar que tipo
de dieta es la mas indicada para el mantenimiento de
la salud
>> ver más
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Precauciones lácteas: leche A1 - leche A2


Juan Carlos Mirre
Según demuestran ciertas investigaciones, es el
contenido de la leche en beta-caseína de un tipo u
otro (según la raza de vaca) lo que parece determinar
la posible relación del consumo de lácteos con
algunas enfermedades comunes en nuestra
civilización.
>> ver más

Osteoporosis: ¿qué pasa con el calcio?


Isabel F. del Castillo
Para tener huesos fuertes tan importante como la
cantidad de calcio ingerido son factores como el
equilibrio ácido-alcalino de la dieta global, la presencia
de otros oligoelementos o el deporte.
>> ver más

Alergias y salud intestinal


Isabel F. del Castillo
Hablar de salud intestinal inmediatamente nos
recuerda lo importante que es la fibra para el tránsito
intestinal, pero hay mucho más.
>> ver más

Industrialización alimentaria y alergias


Richard A. Cone
Los cambios en la producción, transporte, preparación
y consumo de alimentos producidos en los últimos 50
años son una de las causas del incremento de los
desórdenes del sistema inmunitario.
>> ver más

Colesterol y Triglicéridos. Los malos de la


película.
Isabel F. del Castillo
Conocer cuales son los alimentos que promueven la
síntesis interna de colesterol y triglicéridos puede ser
mas útil que simplemente tratar de evitar la grasas
>> ver más

Temperaturas de cocción y envejecimiento


Isabel F. del Castillo
Por encima de cierta temperatura, los ácidos grasos
comienzan a alterarse, pudiendo convertirse en trans,
oxidarse, generar radicales libres y compuestos
nocivos.
>> ver más

¿Engordan los hidratos de carbono?


Isabel F. del Castillo
Dependiendo de su Indice glucémico, (la rapidez con
que elevan la glucemia sanguínea), los hidratos de
carbono pueden tener efectos diversos. Los azucares
rápidos están relacionados con la obesidad
>> ver más

Artrosis y osteoporosis. ¿Es posible


prevenirlas?
Isabel F. del Castillo
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Saber cuales son los nutrientes necesarios para


renovar los tejidos óseo y ligamentario, y el tipo de
ejercicio idóneo para ambos casos puede ser de
ayuda para su prevención.
>> ver más

Grasas, aceites e inflamaciones


Isabel F. del Castillo
Los aceites y las grasas son precursores de distintas
prostaglandinas, responsables de estimular o controlar
reacciones relacionadas con la inmunidad,
inflamación, coagulación, etc.
>> ver más

Comida basura versus alimentos biológicos


Ignacio Amian
El modelo alimentario mundial actual no sólo es
incapaz de dar de comer a toda la población, sino que
envenena lentamente a los que alimenta.
>> ver más

Comida basura versus alimentos biológicos. ¿El modelo alimentario actual


va contra la vida?

Qué condiciones ecológicas es necesario respetar para que no se produzcan desequilibrios en los cultivos
o en las ganaderías, desequilibrios que hagan fallar los mecanismos de autorregulación de todos los seres
vivos y obliguen a estar interviniendo con tratamientos continuos? Abrimos este Especial Aliment-Acción
con un artículo que resume por qué motivo, en Occidente y en todo el mundo, se ha llegado a los
problemas actuales de contaminación alimentaria. Ignacio Amián, vicepresidente de la Sociedad Española
de Agricultura Ecológica (SEAE), glosa en estas páginas cómo el sistema neoliberal atenta contra la
soberanía alimentaria de los ciudadanos y el medio ambiente con pesticidas, hormonas, transgénicos... A
la vez, señala la producción biológica como la solución básica y más efectiva contra todos esos
problemas. Los cuadros elaborados por la redacción de The Ecologist, citando a especialistas de cada
tema, completan la información.

Utilizamos sistemáticamente varios miles de moléculas químicas en la producción de alimentos


procedentes de la agricultura, la ganadería y la industria alimentaria, llamadas biocidas. Como su nombre
indica, se trata siempre de matar o de paralizar la actividad biológica.
El sistema de evaluación de las citadas moléculas químicas de síntesis no ofrece garantías de seguridad
probada; antes al contrario, cada día es mayor el número de correspondencias entre el uso de estas
sustancias y diferentes enfermedades degenerativas, amén de un interminable listado de otros efectos
perniciosos sobre la vida toda del planeta Tierra: desertización, erosión, contaminación, desaparición de
miles de especies animales y vegetales...
Por contraste, desde hace más de setenta años, se vienen desarrollando estilos de agricultura y ganadería
alternativas, reglamentados y protegidos oficialmente por la Unión Europea (Reglamento 2092/91 de 24
de junio de 1991), con el nombre de agricultura ecológica, orgánica o biológica, que garantizan la
seguridad y soberanía alimentaria y que han demostrado ser capaces de competir económicamente con el
modelo productivista, además de hacer frente a las repercusiones directas e indirectas y a los problemas
globales de la agricultura química intensiva o a su última expresión basada en la ingeniería genética.

VENENO LENTO

Quiero denunciar que el modelo alimentario mundial actual no sólo es incapaz de dar de comer a toda la
población, sino que envenena lentamente a los que alimenta.
Resulta difícilmente creíble que a partir de un modelo de producción de alimentos predominante durante
los últimos treinta años en el primer mundo, el cual se ha apoyado básicamente en la química de los
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

biocidas, se pueda construir una sociedad sana y un planeta Tierra vivo y disfrutable por todos sus
habitantes.
A partir de la II Guerra Mundial, la investigación agronómica en el manejo y control de artrópodos,
enfermedades fúngicas o bacterianas, así como en el manejo de la flora silvestre que acompaña los
cultivos, cambió radicalmente de signo. Se estaba tratando por entonces de conocer la biología y la
ecología de las citadas especies para buscar los antagonistas o predadores de tales insectos-plagas
(Alvarado 1990), cuando la industria química, fuertemente desarrollada como arma de guerra,
desembarca en la praxis agronómica, no cabe duda de que aligerando y facilitando en una primera
instancia el control de las plagas, pero prometiendo lo que nunca pretendió resolver: el hambre en el
mundo (Porcuna 1999).

EL CASO DEL DDT

El ejemplo más significativo fue el del DDT, galardonado con el premio Nobel en 1948 y prohibido hoy
en el mundo entero por su carácter de tóxico acumulativo en la grasa humana y cuya presencia ha
alcanzado y continúa presente en toda la cadena alimenticia del mundo entero, incluso en la leche
materna.
Es obvio que se multiplicó la producción de alimentos por unidad de superficie cultivada con los avances
de la Revolucion Verde. La producción de cereales por superficie se multiplicó por 2,3 y las legumbres y
plantas oleaginosas-proteaginosas por cerca de 1,7 hasta 1988, según datos de la FAO. A partir de ahí el
signo de crecimiento se estabiliza.
La preocupación por la disponibilidad suficiente de alimentos ha sido una constante, un argumento
insistente para justificar el uso de continuas y cada vez más agresivas tecnologías a fin de incrementar los
alimentos producidos y/o extraídos. Y también para descalificar a los movimientos alternativos que
ofertaban otro modelo de producción agraria, arguyendo que tales modelos son incapaces de alimentar a
la Humanidad.
Según datos del economista Francisco Alburquerque en las primeras Jornadas de Agricultura Biológica,
organizadas en Sevilla en 1984, ya entonces con la comida consumida por perros y gatos de los EE.UU.
había suficiente para paliar las carencias alimentarias del continente africano. El problema de la
alimentación mundial no es una cuestión de cantidad, sino de reparto y de incapacidad de ciertas
poblaciones de acceder a pagar o a proveerse de las calorías imprescindibles.
Por otro lado, es también conocido que la agricultura más reciente se está dirigiendo, ante las presiones de
gran parte de la sociedad desarrollada y más aún a causa de los escándalos alimentarios, hacia modelos
menos agresivos.
El desarrollo intenso de la lucha química ha producido varias generaciones de pesticidas (1), cada vez
más específicos y más sofisticadamente agresivos en su actuación sobre la plaga, dadas las rápidas
mutaciones y resistencias que se producen, generación tras generación, en las diferentes especies y razas
de artrópodos, como respuesta a dichos productos químicos.

DESTRUCCIÓN Y MUERTE

Productos sintetizados inicialmente como armas químicas para matar al hombre se desviaron hacia la
lucha contra las plagas y enfermedades al finalizar la Segunda Guerra Mundial. El bromuro de metilo, por
ejemplo, un gas letal e inodoro, a pesar de la normativa europea para su eliminación, se sigue defendiendo
hoy en muchos medios técnicos agrarios como imprescindible para la desinfección de la tierra donde se
han de desarrollar los cultivos forzados bajo abrigo (invernaderos, túneles y acolchados).
Como su nombre indica, la mayoría de los biocidas tienen por objeto matar a insectos, arácnidos,
moluscos, hongos, bacterias, hierbas, etc. Siempre, matar. El mismo lenguaje expresa, sin lugar a dudas,
la concepción del modelo de actitud por parte de la industria química y transmitida a los agricultores:
lucha a muerte. ¿Es tan extraño que los efectos mortíferos de esas moléculas químicas alcancen al ser
humano y también a otras muchas especies de seres vivos?
Podemos hablar de una escala de peligrosidad en la procedencia de los vegetales o animales de que nos
alimentamos, según el grado de intensidad de su cultivo o crianza.
Así, cereales, legumbres, oleaginosas, frutos secos, etc. son cultivos poco intensivos; por tanto, la
tecnología se ha dirigido a obtener una máxima cantidad con el mínimo de gastos, a mejorar la
maquinaria, a la selección de semillas, a hacer más eficiente los abonos y a mejorar las técnicas de
recolección y conservación.
De esta manera, los principales problemas generados por estos cultivos son medioambientales: erosión,
desertización y salinización de suelos y acuíferos, aunque también se deben al uso masivo de abonos
minerales sintéticos, sobre todo los nitratos, que pueden evolucionar a nitritos y a nitrosaminas. Además,
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

las pequeñas dosis de tratamientos fungicidas, herbicidas o desinfectantes de suelos y de semillas


tampoco son inocuas, dado el grado acumulativo en la cadena alimentaria de muchas de las moléculas
químicas utilizadas. De hecho, dentro de la propia Unión Europea, mientras los suelos son más pobres y
el medio geográfico menos favorable para la producción intensiva o especializada y altamente
tecnificada, los ecosistemas se han transformado menos y la artificialización de la agricultura ha sido
menor (Gastó 1993), provocando un éxodo y abandono de grandes zonas rurales.

LA GANADERÍA

En un orden de cosas parecido están las ganaderías extensivas. Animales vacunos, caprinos, ovinos y el
cerdo ibérico, criados casi en libertad en montes, dehesas y comarcas serranas. Sin embargo, el cambio
acelerado del modelo de vida ha presionado fuertemente a los ganaderos para que entren plenamente en el
llamado "complejo soja mundial" de producción acelerada a base de gigantescas cantidades de piensos a
muy bajos precios (M. Viladoviú 1982), hiriendo de muerte a su sistema tradicional de animales criados
sueltos en los pastizales. Ahora, la historia es otra: animales medicamentados por sistema; esto es,
dopados de por vida con antibióticos, hormonas (algunas, prohibidas), correctores vitamínicos,
tranquilizantes... además de piensos cárnicos (origen de la enfermedad de las "vacas locas").
Volviendo a lo que hablábamos, el caso de cambio de sistema ganadero se ha dado de forma emblemática
en Galicia, donde las explotaciones de vacuno de leche, de ser ganado semiextensivo, criado
fundamentalmente con la hierba de prados anuales, están pasando a ritmo acelerado a convertirse en
vaquerías de estabulación casi permanente.

FRUTAS Y HORTALIZAS

Un segundo escalón lo constituyen los cultivos de frutas y hortalizas de temporada, sembrados en sus
épocas normales de cada comarca y al aire libre. Por ejemplo, las coles y los espárragos de Navarra, los
ajos de Córdoba, las naranjas valencianas o los melones de la Mancha. Estos cultivos siguen un programa
intenso de abonos químicos y tratamientos generalmente preventivos, según un calendario fenológico del
cultivo y de las plagas potenciales, con productos ya conocidos como cancerígenos o disruptores
hormonales, además del uso habitual de significativas cantidades de herbicidas que se van acumulando en
los suelos, en las aguas subterráneas y en lagos o reservas artificiales. La Administración no controla el
plazo de seguridad exigido para sus aplicaciones y la analítica exigida para el control de residuos por
encima de las dosis legalmente permitidas se está llevando a cabo de forma más rigurosa, por desgracia,
en las comarcas donde la producción se exporta mayoritariamente a países europeos, que tienen mayores
niveles de exigencias y de control.
En el escalón más alto de la dependencia de insumos y productos externos están los cultivos forzados bajo
plásticos y los animales criados en granjas intensivas.
Los productos más cargados de tratamientos son los perecederos, las hortalizas frescas y las carnes
procedentes de la ganadería intensiva (pollos y cerdos, sobre todo, ya que son la base de la ganadería sin
suelo; pero también los corderos y cabritos) obtenidos mediante cría o cultivo forzado genética y
fisiológicamente, a base de importantes cantidades de insumos: energía fósil, abonos de síntesis obtenidos
del petróleo, como los nitrogenados o minerales procedentes de yacimientos no renovables, amén de
semillas obtenidas con laboriosos procesos de investigación; o bien los animales cebados en un corto
periodo de tiempo y con piensos y sus correctores más aditivos, de modo que la capacidad de
transformación que posee el organismo del animal se incrementa al máximo de su expresión genética. O...
"si hace falta, la cambiamos".
De las ganaderías intensivas, además de la catástrofe del tema de las "vacas locas", el resumen no puede
ser más elocuente: pollos y cerdos quedan reducidos a su tubo digestivo, el cual está concebido para
asimilar los nutrientes recibidos, y con el máximo de eficiencia; es decir, máxima capacidad de
transformación. En consecuencia, todo competidor potencial debe ser eliminado: parásitos internos o
externos, posibles enfermedades infecciosas. Esto es así no sólo cuando existe el problema, sino también
cuando puede darse la probabilidad. Los "competidores" se eliminan mediante dosis calculadas de
antibióticos, antiparasitarios, correctores minerales y vitamínicos, etc., utilizados sistemáticamente en la
dieta diaria. Amén de los ya por suerte prohibidos: anabolizantes o aceleradores de la asimilación.

SIN SEGURIDAD

Durante años los gobiernos y sus instituciones encargadas de velar por la seguridad alimentaria
desarrollaron una compleja estructura legal y un cuerpo completo de medidas de control, que no cabe
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

duda de que han eliminado un sinfín de enfermedades infecciosas de las sociedades ricas y desarrolladas,
pero no han resuelto el problema del hambre a nivel mundial (Porcuna, 1999); por el contrario, han
generado un deterioro medioambiental, para cuya corrección posiblemente ya se haya llegado tarde. Y,
además, están produciendo lentamente el envenenamiento masivo y a bajas dosis de la población,
envenenamiento que se manifiesta día a día, al tiempo que se van correlacionando diferentes
enfermedades degenerativas con el uso y el abuso, en todas las actividades de la vida, de un sinfín de
moléculas químicas de síntesis. Se trata, "por prevención", con medicamentos a los animales, sin que
existan problemas reales. A los piensos se les suman medicamentos por sistema sin que exista la
enfermedad. Las condiciones de sobreexplotación enferman sistemáticamente a los animales.
Como nos pone de manifiesto el profesor de toxicología de la Universidad de Córdoba, Diego Santiago,
los sistemas habituales de seguridad son insuficientes. Para colmo, puedo afirmar con autoridad que en el
campo se respetan aún menos los plazos de seguridad exigidos entre la aplicación de determinados
tratamientos fitosanitarios y la recolección para poner en el mercado dichas hortalizas y frutas.
Los múltiples y elocuentes trabajos presentados en este artículo y las investigaciones ya antiguas de Theo
Colborn y sus colaboradores, planteadas en el libro Nuestro Futuro Robado (1998), muestran un elemento
que debe hacernos reflexionar: el método de control de la seguridad sanitaria en el uso de biocidas usados
en la agricultura y ganadería no ofrece ninguna garantía, puesto que, aun aplicándose escrupulosamente
todos los sistemas legales establecidos, cada día se descubren nuevos efectos dañinos de estos productos.
Por consiguiente, se puede afirmar que la solución no está en buscar nuevas moléculas hipotéticamente
inocuas para el hombre, que resuelvan al mismo tiempo el problema de la lucha fitosanitaria o ganadera
sin dañar la salud ni el medio ambiente, como se quiere pregonar ahora con los alimentos modificados
genéticamente, sino más bien en afrontar la cuestión desde otra perspectiva positiva global. ¿Qué
condiciones ecológicas son necesarias respetar para que no se produzca tal o cual desequilibrio en los
cultivos o en las ganaderías, desequilibrios que hagan fallar los mecanismos de autorregulación de todos
los seres vivos y obliguen a estar interviniendo con tratamientos continuos?

BAJOS PRECIOS

Las reglas del juego del mercado mundial presionan cada vez más a los agricultores y ganaderos para que
produzcan a más bajos precios, forzándoles a ponerse en manos de las firmas comerciales que les ofrecen
todo el paquete tecnológico gracias al cual conseguirán la rentabilidad que les exigen.
Consecuentemente, las inversiones se incrementan y el agricultor, olvidados sus conocimientos de antaño
y ante el riesgo de grandes pérdidas económicas, utiliza todos los medios a su alcance, aunque el modelo
suponga un tremendo e ineficaz consumo energético, una alta cantidad de insumos y el uso de una
maquinaria y unas tecnologías que erosionan y desertizan, contaminan y destruyen la biodiversidad del
planeta, al dedicar grandes extensiones a monocultivos y expulsar para ello a los pequeños agricultores de
sus tierras anteponiendo a toda costa los beneficios de las megaempresas de los agroquímicos al respeto
del bienestar colectivo.
Las consecuencias de este modelo son también:

El hambre no ha disminuido sino que ha aumentado en los últimos veinte años. (The Ecologist.
Especial Monsanto Files)

Los países pobres son cada vez más pobres y los marginados, más marginados. (I. Ramonet 1998)

Los recursos naturales son expoliados por las grandes empresas transnacionales de la energía, la
química, las semillas, la madera, etc., que, además, se agrupan en corporaciones más poderosas.
(Greenpeace, 1992).

Se continúa expulsando a los agricultores de la explotación familiar para seguir teniendo mano de obra
barata en los grandes centros (Vandana Shiva. 1989).
La idea de producir cada vez más barato es difícilmente compatible con la de producir alimentos de
alta calidad y respetuosos. Me sumo al pensamiento del agrónomo francés Claude Bourgignon: "No es
más ciencia y tecnología lo que está necesitando el campo, sino más corazón ".

LA ALTERNATIVA

Un breve repaso estadístico nos muestra que el consumo de alimentos ecológicos, en la actualidad, es
muy pequeño en relación con la producción global de alimentos en el mundo rico occidental. En los
últimos años del siglo, no obstante, el sector creció más del 30% anual. Y se multiplicó por más de siete
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

veces la producción desde que comenzara en el Estado español a concederse ayudas directas a la
producción "bio".
Países como Dinamarca, Austria o Suiza han puesto en marcha compromisos y medidas para transformar
el modelo alimentario. Dinamarca propuso para el año 2000 subir el consumo de alimentos ecológicos
hasta el 10% y, para el año 2010, transformar toda la alimentación en biológica.
El consumo en Estados Unidos pasa de 4.000 millones de dólares y el incremento anual en España es del
20 al 30%, según comenta Montse Arias, en el Boletín de la Asociación Vida Sana (1998). Andalucía está
ahora mismo a la cabeza en una producción organizada de productos ecológicos.
En una encuesta callejera realizada en Córdoba en 1994 por un programa de la TV municipal, todos los
encuestados, con muy diferente grado de conocimiento sobre los productos ecológicos, coincidieron en
una cosa: "Son mejores porque están cultivados sin química". No se trata de satanizar la química; nos
referimos al camino que ha seguido la ciencia agronómica para el control de las plantas y animales
criados para alimentar y servir al hombre: una lucha a muerte con la vida.
Así, en todos los reglamentos establecidos en Europa desde los años treinta sobre las normas de control
de Agricultura Ecológica (biológica, orgánica o biodinámica) se enfatiza la exclusión radical de los
productos químicos de síntesis. Ya por aquel entonces empezaba a organizarse una agricultura llamada
natural (2), pero este movimiento quedó oculto por la Segunda Guerra Mundial, y de nuevo se reorganizó
durante los años sesenta, con la creación de diferentes asociaciones. Estas entidades se encargaban de
avalar ante los consumidores la veracidad de unas normas respetuosas de cultivo y cría de ganados. Los
diferentes reglamentos se compendiaron en el cuaderno de normas básicas de la International Federation
of Organical Agriculture Movements (IFOAM), con sede en Tholey-Theley, Alemania, en 1970, y
posteriormente fueron oficializados por la Unión Europea en 1991, en el reglamento 2092/91 del 24 de
junio, como ya se mencionó anteriormente.
La agricultura ecológica se puede definir, pues, como un método de obtención de alimentos sanos y
suficientes para alimentar a todos, respetuoso con los recursos naturales y que reúne al mismo tiempo los
conocimientos y manejos de las ciencias actuales más avanzados, junto con aquellos conocimientos del
medio que a través de milenios de agricultura han ido amasando las poblaciones locales en su
coevolución con el medio ambiente.

Ignacio Amián es vicepresidente de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) y este


artículo es un texto actualizado y resumido del escrito del autor que formó parte de la IV Conferencia
sobre Disruptores Endocrinos (Quadern CAPS. Nº 29). Título original: "El modelo alimentario actual va
contra la vida"

Artículo publicado por The Ecologist nº 5, 2 T 2001

Notas

1 Pesticida: anglicismo que significa producto químico que "mata las plagas" pero que se utiliza para
referirse genéricamente a todos los biocidas usados en agricultura y ganadería o en silvicultura para
eliminar artropodos, hongos, bacterias, hierbas...

2 En 1924, el filósofo croata Rudolf Steiner imparte un ciclo de conferencias que dan pie a la llamada
agricultura biodinámica. En Francia, aparece el Metodo Lemaire-Boucher y se abre en París, en 1933,
la primera tienda de productos biológicos. En Inglaterra, en 1938, el agrónomo Albert Howar y la
señora Balfour dan pie a una importante asociación conocida como Soil Association, que será durante
muchos años un referente para la agricultura ecológica europea (Amián 1993).

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Altieri, M.A. 1985. Agroecología. Bases cientificas de la agricultura alternativa. Cetal Ediciones.
Valparaíso.

Alvarado, M. 1990. Nueva mirada al manejo de plagas y enfermedades de las plantas cultivadas.
Curso de formadores en Agricultura Ecológica, Priego de Córdoba, 27-9-1990. Junta de Andalucía.
(Sin publicar).
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Amián, I. 1985. La agricultura biológica, una alternativa al desarrollo rural. En I Congreso Nacional de
Difusion de Tecnologías y Desarrollo de Recursos humanos en el Medio Rural. Granada, octubre de
1984. Pgs. 198-201. Edita Junta de Andalucía. Sevilla.

Amián, I. 1993 Los contenidos teóricos de la agricultura ecológica. El Reto de la Agricultura Ecológica.
I Jornadas de la Sociedad Española de la Agricultura Ecológica. Madrid, 26 y 27-3-1993. Pgs16-25.
SEAE.

Arias, M. 1998. Boletín Vida Sana.

Bourgignon, C. 1989. El suelo, la tierra y los campos. Editorial Vida Sana. Barcelona.

Cubero, S; Amián, I. (1995). Experimento piloto en agricultura ecológica en la finca Aguilarejo. Un


modelo de rotaciones y asociaciones de cultivos extensivos de riego del Guadalquivir. En Actas del I
Congreso de la SEAE. Toledo. IX-1994. Pg. 301-311. Ediciones SEAE y Junta de Comunidades de
Castilla/La Mancha.

Gastó, J. 1994. Jornadas sobre agricultura Ecológica: El olivar y la dehesa. Córdoba, 18 y 19-4-1993.
Edita Diputación de Córdoba.

Labrador, J. 1997. La materia orgánica en los ecosistemas. Mundi Prensa. Madrid.

Molina, A. Perer Sarmentero, J. Colmenares, R. 1998. La calidad de los alimentos desde la


perspectiva de la agricultura ecológica. En III Congreso Nacional de Medio Ambiente. Tomo 1. Pp. 87-
95.

Porcuna, J.L. Labrador, J. 1998. Aproximación al concepto de plagas y enfermedades desde el punto
de vista agroecológico. Actas del II Congreso de la SEAE. Pamplona, del 25/28-IX-1996. Ediciones
SEAE. Pp. 191-204.

Santiago, D. 1999. II Curso de Agricultura Ecológica.

Shiva, V. 1989. Abrazar la vida.

Viladoviu, M. 1982. La inserción de España en el complejo soja mundial. Ministerio de Agricultura.


Madrid

Aguirre, M. Ramonet, I. 1998. Rebeldes, dioses y excluidos. Icaria.

Greenpeace International (1992). Green field great future. Amsterdam.

1. Introducción

Capítulo siguiente: 2 - Las emociones

El ser humano tiene objetivos determinados con su existencia y estos objetivos son guiados con una
sintomatología que puede ser expresada en el cuerpo de diferentes maneras.

El cuerpo es una expresión del alma y por ello tendremos la posibilidad en la libre elección de hacerlo por
diferentes caminos entre ellos está, ya sea por el camino de la felicidad o por el camino del sufrimiento.

Esta es alguna de las anotaciones que encontraremos para identificar la forma, como a través de nutrir
nuestro cuerpo podemos nutrir nuestra alma, y a la vez desarrollar comportamientos que nos conduzcan o
nos alejan de nuestros objetivos primordiales de nuestra existencia.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Identifiquemos esta realidad que nos puede llevar a la conciencia de nuestra existencia de forma plena y
edificante.

También hay diferentes causas que deterioran nuestro organismo aceleradamente y en distintas etapas de
nuestra vida asumimos posiciones de acuerdo a nuestra vitalidad, así:

a los veintes somos invencibles, a los treintas nos damos cuenta que nuestra mortalidad comienza a ser
más evidente, junto con el comienzo de la disminución del vigor, la vitalidad, la capacidad de foco y
agudeza y, una aparente negativa del cuerpo a mantenerse en paz con su espíritu.

A medida que pasan los años los síntomas y signos del envejecimiento, insidiosamente, se transforman
por si mismos en mas de un tema. La grasa parece acumularse y no es tan fácil eliminarla. Los programas
de ejercicios necesitan incrementar los esfuerzos para lograr resultados que no son los que se lograban en
los años previos.

Aumentan los olvidos, la pérdida de focalización, pérdida del tono de la piel, se afina el pelo y, muchas
otras preocupaciones comunes no son reducidas a una minoría.

La mayoría de nosotros comenzamos a experimentar muchos de los signos del envejecimiento al mediar
los treinta y hasta recientemente estábamos, de alguna manera, limitados para pelear contra ellos.

¿Qué causa los síntomas del envejecimiento?

Muchos de los síntomas del envejecimiento parecen ser deficiencias de muchas sustancias que nuestro
organismo alguna vez produjo en abundancia. Pueden ser exacerbados por una inapropiada nutrición.

A pesar de habernos dado cuenta de la importancia de mejorar nuestra nutrición, nos es extremadamente
difícil obtener todos los micro y macro nutrientes, vitaminas y minerales esenciales para una buena salud.

Esto se debe a dos principales factores: el suelo donde crecen nuestros alimentos y del cual comen
nuestros animales está agotado de nutrientes esenciales y las comidas actualmente son altamente
procesadas.

Finalmente, el aumento del riesgo de daños, malestares, dolores son mas frecuentes en muchos individuos
de edad media y mayores que no realizaron un adecuado y efectivo programa de actividad física regular.

Hasta ahora lo mejor que se ofrecía como ayuda para tener una vida saludable era contar con una buena
nutrición y realizar ejercicio. Por más de sesenta años las madres han suplementado la dieta de sus niños
con vitaminas, minerales o cualquier otra cosa que el doctor ordenara.

La abundancia de negocios de comidas dedicadas a la salud y a la nutrición y, los gimnasios, evidencian


que el público se dio cuenta que la nutrición y el ejercicio son beneficiosos. Pero no lo suficiente.

A los cuarenta, la mayoría de los adultos notan deficiencias de varias hormonas, incluyendo la Hormona
de crecimiento (hGH). Esto contribuye a disminuir los niveles de energía y fortaleza muscular y ósea.

Marcadores adicionales de edad incluyen la disminución sensorial, cognitiva, motora, funciones


pulmonares, pérdida de la elasticidad de la piel, aumento de los porcentajes de grasa con relación al
músculo, comienzo de la osteoporosis, disminución de la libido y errática función eréctil masculina.

Mientras que el sistema endocrino en su totalidad participa en el proceso de envejecimiento, la principal


hormona de la glándula pituitaria, la hGH, juega un rol esencial.

La hHG disminuye significativamente con la edad, señalando un retardo de otras partes del sistema que
resulta en muchos de los signos y síntomas del proceso de envejecimiento.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Las Hormonas Tiroideas juegan un poderoso rol en la regulación metabólica. La disminución de sus
niveles contribuyen a la ganancia de peso, depresión y fatiga.

Testosterona, Estrógenos, Progesterona, etc. también tienen importantes roles, así como la disminución de
los niveles óptimos de importantes nutrientes.

¡Te informamos cada semana de los nuevos cursos gratuitos que colocamos on-line para ti!

2. Las emociones

Capítulo anterior: 1 - Introducción


Capítulo siguiente: 3 - Historia de la nutrición

En 1977, un artículo publicado en Science con el título de La necesidad de un nuevo modelo médico: El
reto de la biomedicina, señaló a la comunidad científica la importancia que tienen los factores
psicológicos y sociales en la prevención y en el tratamiento de las enfermedades. Desde entonces se
suceden los estudios que avalan la realidad de esta afirmación y señalan el papel primordial que concierne
a las emociones.

Emociones y salud han de ser estudiadas como un proceso que se activa cuando el organismo detecta
algún peligro, amenaza o desequilibrio con el fin de movilizar los recursos a su alcance para controlar la
situación. Pero, si las emociones son, por tanto, procesos adaptativos, ¿porqué y cómo intervienen en
unos casos y determinan en otros, mecanismos que favorecen la enfermedad?. Hay algunas claves del
papel, hoy indiscutible que éstas tienen en la salud y el bienestar de las personas, aunque todavía sean
muchas las sombras y vacíos que se presentan en su estudio.

Estas claves se desarrollan en tres aspectos formales.

PRIMER ASPECTO FORMAL.

El primer aspecto estudia generalidades del binomio emociones y salud. Una de las claves a la hora de
entender la repercusión de las emociones en la salud y/ o la enfermedad es la conceptualización del
proceso emocional. En él aparecen dos filtros entre la situación interna o externa que desencadena el
proceso y la manifestación de las emociones en el sujeto protagonista. Enrique G. Fernández-Abascal y
Francesc Palmero, analizan esta situación en su libro ("Emociones y salud") por medio de unos filtros.

El primero de ellos, la evaluación valorativa modulará la activación emocional en sus componentes de


experiencia subjetiva o sentimiento, expresión corporal, tendencia a la acción y cortejo de respuestas
fisiológicas y será el responsable del reajuste de las emociones a las demandas del entorno; pero, también,
puede ser el responsable de que las emociones pierdan su valor adaptativo y sean entonces perjudiciales
para la salud. El segundo filtro que actúa entre la activación y la expresión emocional se refiere a los
mecanismos socioculturales de control emocional que determinan en gran medida los estilos de
afrontamiento, es decir, las estrategias que cada persona pone en juego para responder ante las emociones.

Es importante analizar el tema del desarrollo emocional del niño. Desde las primeras etapas de la vida, es
importante identificar los cambios que experimenta el niño en su desarrollo, haciendo especial referencia
al apego como manifestación emocional que capitaliza las relaciones afectivas entre adultos y niños. Para
encontrar algunos de los problemas más específicos asociados a la regulación emocional, trastornos
derivados de una excesiva e inadaptada expresión de las emociones, los trastornos relacionados con la
inhibición emocional y los problemas procedentes de sentimientos de soledad en el niño que impiden la
comunicación de sus emociones .

Así el niño desarrollará los mecanismos de control y defensa emocional que afectan su salud.
Desencadenando en el llamado estilo represivo de afrontamiento, o represión de emociones. Podemos
encontrar así, las repercusiones fisiológicas del estilo represivo de afrontamiento en áreas específicas de
salud, como los trastornos cardiacos, el sistema inmune o el cáncer.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

SEGUNDO ASPECTO FORMAL.

En un segundo aspecto miramos la relación entre una emoción concreta y la salud. Las emociones
estudiadas son la ansiedad, la ira y la hostilidad y la tristeza y la depresión. En relación con la ansiedad, se
aborda su estudio comenzando por una caracterización de la propia ansiedad ("Ansiedad: aspectos básicos
y de intervención", por J.J. Miguel-Tobal y M. I. Casado). Se aborda la evolución que ha experimentado
la ansiedad desde el punto de vista conceptual para ajustarse a los sucesivos cambios teóricos, la ansiedad
como factor de riesgo de enfermedad, los métodos de evaluación de la ansiedad y las técnicas de
reducción de la ansiedad. El estudio de las relaciones entre emociones y enfermedad progresará con los
resultados fruto de la puesta en marcha de programas combinados y efectivos de tratamiento.

La ira y hostilidad son abordadas también con un planteamiento general sobre esta emoción ("Ira y
hostilidad; aspectos básicos y de intervención"). Menos estudiada que la ansiedad, la clásica emoción de
la ira está cobrando importancia en cuanto a su implicación en la salud. Los autores, E. G. Fernández-
Abascal y F. Palmero, analizan el "proceso emocional de ira- hostilidad", considerando la ira como la
parte subjetiva afectiva, mientras que la hostilidad es el elemento cognitivo actitudinal de dicho proceso.
Tras un meticuloso análisis de este proceso, se analizan los modelos explicativos en relación con la salud,
los instrumentos al uso para la evaluación de la ira y la hostilidad y las principales estrategias de
intervención para el manejo de estas emociones.

El estudio de la ira y la hostilidad desarrollado por. Fernández-Abascal y María Dolores Martín que
estudia su relación con la enfermedad coronaria ("Trastornos cardiovasculares y factores emocionales") y
la implicación de la ira y a hostilidad en el tratamiento de la infección por VHI ("Ira y hostilidad:
evaluación e implicaciones en el tratamiento psicológico de pacientes infectados por VIH").

También es importante analizar la tristeza y la depresión. Los elementos característicos de la tristeza


como emoción normal y la dimensión patológica de la misma, la depresión. ("Tristeza y depresión:
aspectos básicos y de intervención"). ("Aspectos emocionales del proceso de morir") nos enfrenta con la
situación temida de la muerte y las intensas emociones que ésta suscita y sobre todo señala la importancia
de las unidades de cuidados paliativos para ofrecer atención médica, psicológica, social y espiritual, tanto
al paciente en situación terminal como a los familiares que lo atienden.

Por último. la ansiedad y la depresión hay que estudiarlas en dos situaciones concretas donde el manejo y
control de estas emociones puede determinar su curso.

TERCER ASPECTO FORMAL.

El último aspecto formal, es tratar el estrés como proceso adaptativo implicado en el surgimiento y
desarrollo de las emociones. El análisis parte de la diferencia entre los procesos emocionales y el estrés y
el estrés como un proceso psicológico que origina las respuestas de estrés. Si hablamos de un proceso
adaptativo, ¿porqué estas respuestas pueden ser perjudiciales para la salud? Una de las claves está en la
valoración que el sujeto protagonista de la situación hace del medio y sus demandas. Y si el medio es
valorado como estresante en cualquiera de sus formas, daño o pérdida, amenaza o desafío, hay una
segunda oportunidad para neutralizar la respuesta de estrés y es la puesta en marcha de las estrategias
adecuadas para hacer frente a la situación estresante. Si el afrontamiento fracasa la respuesta fisiológica
se pone en marcha y puede en algunos sujetos ser responsable de los efectos negativos que el estrés tiene
sobre la salud.

Podemos relacionar el estrés y la enfermedad. Se trata de dos mecanismos psicológicos de percepción y


respuesta al estrés, cuya acción no tiene como consecuencia la supresión del mismo, sino el incremento
de la probabilidad de tener nuevos acontecimientos estresantes en el futuro. La aproximación teórica que
se soporta, se centra en la diferente predisposición por parte del sujeto a percibir y responder de forma
determinada al estrés en función de los diferentes rasgos de personalidad.

Los nuevos elementos que introduce y que se desarrollan, son el grado de control que el sujeto pueda
ejercer sobre la fuente de estrés, las ventajas y desventajas de las distintas estrategias de afrontamiento y
la defensa del concepto de competencia personal percibida, creencia sobre el grado en el que uno mismo
es capaz de conseguir aquellas metas y objetivos deseados. La competencia percibida puede ser un factor
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

especialmente útil para explicar por qué unas personas se adaptan bien a situaciones de estrés,
minimizando su impacto en la salud; mientras que otras sucumben. Su conclusión es clara: si queremos
ayudar a las personas a tratar con el estrés, las intervenciones deben orientarse hacia el incremento en las
personas de la competencia percibida, pues esta creencia puede motivar a la persona en situación de estrés
para utilizar sus mejores estrategias de afrontamiento.

Hay un nuevo concepto que nos permite acercarnos al manejo del estrés y es el de la alexitimia, que es la
dificultad para identificar y expresar emociones encuadrando esta dificultad dentro de los trastornos
emocionales y entendidos como el resultado de un déficit en los procesos afectivos. Esta condición ha
sido analizada y las respuestas de estrés en sujetos alexitímicos donde se proponen los altos niveles de
activación fisiológica en estos sujetos como mecanismo explicativo que daría cuenta de la elevada
prevalencia de trastornos psicosomáticos en las personas alexitímicas.

En suma, nos encontramos ante una realidad importante a considerar, que revisa con claridad algunas de
las claves que relacionan las emociones y la salud. Pero las protagonistas han sido las emociones
negativas (miedo, tristeza, hostilidad), podemos considerar de igual manera pero en forma saludable el
gran beneficio de las emociones positivas.

3. Historia de la nutrición

Capítulo anterior: 2 - Las emociones


Capítulo siguiente: 4 - Nutrición infantil

Desde la aparición del hombre sobre la tierra, el tipo de alimentos que éste ha tenido que ingerir para su
sustento, ha variado a través de los "tiempos", debido a que se vió obligado a adaptar a aquellos que tenía
más próximos y le era más fácil obtener con las escasas herramientas que poseía. Como ejemplo, sirva
citar los estudios sobre los restos del ser humano más antiguo encontrado hasta la fecha (nos referimos al
hombre de Atapuerca-Burgos).

Se ha llegado a la conclusión de que era carroñero y disputaba sus "manjares" con otros animales de
iguales características alimenticias. En su andar en busca de víveres, se iba encontrando nuevos tipos a los
que se veía obligado a adecuar. La disponibilidad de la caza mayor iba disminuyendo y tenía que
alimentarse de la caza menor, del marisco (en algunas áreas) y sobre todo de plantas comestibles. Esta
fase adaptativa empezó hace unos 100.000 años.

Se cita que los últimos en sufrir estas restricciones, hace unos 30.000 años, han sido los habitantes de
unas zonas muy determinadas (dos regiones del Oriente Medio). Sin embargo, en la Península Ibérica
hace menos de 20.000 años (Freeman, 1981) la carne aún suponía más del 50% de la dieta habitual.

Hace unos 12.000 años (Cavalli-Sforza, 1981; Trowell, 1981) se inicia la primera revolución agrícola.
Esto suponía una fuente fija de proteínas. Debemos tener en cuenta la gran variabilidad en las cifras
recogidas en las cosechas; lo que conllevaba una alimentación irregular y a épocas de hambre. El
resultado final de las recolecciones se veía muy afectado por la climatología, contra la cual era muy difícil
luchar. El almacenamiento de sobrantes, en años buenos de producción, tampoco era el más eficaz. Lo
que ocasionaba una alimentación irregular.

Lentamente el tipo de manutención fue variando hasta nuestros días, en los que el conocimiento sobre el
tema es mayor. Pero, el asunto no está cerrado todavía. Siguen los estudios para un mejor entendimiento y
para aportar las soluciones adecuadas.

El conocimiento de las necesidades nutricionales constituye la base teórica indispensable para determinar
la alimentación ideal de un individuo en cualquier período de la vida y en diferentes condiciones
ambientales.

Se entiende por NUTRICIÓN al conjunto de procesos merced a los cuales el organismo recibe,
transforma y utiliza elementos químicos contenidos en los alimentos. Estas sustancias constituyen los
materiales necesarios y esenciales para el mantenimiento de la vida.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

ALIMENTACIÓN es, en cambio, tan solo la forma y manera de proporcionar al cuerpo humano esos
alimentos que son los indispensables.

4. Nutrición infantil

Capítulo anterior: 3 - Historia de la nutrición


Capítulo siguiente: 5 - Tipos de alimentos

En la primera etapa, en estos primeros meses, se admite que el niño progresa adecuadamente con la
LECHE MATERNA, por lo cual, se toma como patrón para establecer los requerimientos nutricionales
de este período.

No tenemos a mano un modelo tan perfecto para establecer las necesidades en meses posteriores. Se han
tomado, como datos de referencia, los de la alimentación que recibió una población de niños que se han
desarrollado sanos. Son cifras adecuadas que se han obtenido para cada sexo y grupo de edad. Hemos de
tener presente que hasta los 11 años no existen variaciones entre un sexo y otro. Es a partir de esta edad
cuando se separan las necesidades de cada grupo.

Basado en estas encuestas nutricionales, expertos de la FAO/OMS/ESPGAN/ACADEMIA


AMERICANA DE PEDIATRIA han establecido unas recomendaciones que, en principio, deberemos
seguir. A continuación describiremos una serie de conceptos que nos facilitarán una mejor comprensión
sobre el tema de la ALIMENTACION y, en especial, la INFANTIL.

ALIMENTO es toda sustancia sólida o liquida comestible. Son compuestos complejos en los que existen
sustancias con valor nutritivo y otras que carecen de ello. Estas últimas, a veces, mejoran su sabor y,
otras, las funciones motoras y absortivas.

NUTRIENTE es el elemento nutritivo de un alimento.

ESENCIALES -> aquellos que el organismo no es capaz de sintetizar y necesita para mantener su
estructura y funcionalidad normal. Hay unos 45/50 nutrientes esenciales: A) Todas las vitaminas; B)
Minerales: a) oligoelementos (hierro, cobre, etc.), b) macroelementos (agua, calcio, sodio, etc.). C)
Aminoácidos: Histidina, Isoleucina, etc. y por último -> D) dos ácidos grasos: linoleico y linolénico.

NO ESENCIALES o ENERGETICOS -> son aquellos que podemos sintetizar partiendo de materiales
más sencillos.

REQUERIMENTO de un nutriente es la cantidad necesaria para mantener sano a un ser humano.

Como quiera que los estudios se hacen sobre un grupo de población y una determinada edad, resulta que
las cifras nutricionales son buenas para unos, insuficiente (en mayor o menor grado) para otros y la
tomarán en exceso, otro gran tanto por cien de ellos. Por ello se ha llegado a la conclusión que se definirá
como APORTE O INGESTA RECOMENDADA -> que viene a corresponder a la cantidad de un
determinado nutriente que cubre las necesidades de la mayor parte de la personas sanas de una población.
ENERGIA se exceptúa de lo dicho anteriormente, por cuanto el APORTE ACONSEJADO es igual a
REQUERIMIENTO MEDIO.

NOTAS SOBRE LOS REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES

La velocidad de crecimiento es una variable que modula los requerimientos nutricionales en el niño.

El niño cuanto más pequeño es más hidrodependiente. Pasada la primera infancia existe una gran
variabilidad individual en los requerimientos energéticos. En nuestro medio uno de los errores dietéticos
más frecuentes es el aporte excesivo de proteínas. La calidad y proporción de los distintos ácidos grasos
es tan importante o más que el aporte total de grasas. En el lactante la lactosa debe ser el hidrato de
carbono predominante. La leche materna es deficitaria en Vitamina D por eso se deben administrar 300
UI/día los seis primeros meses y 400 luego. De vitamina K también lo es en los primeros días.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

¡Te informamos cada semana de los nuevos cursos gratuitos que colocamos on

5. Tipos de alimentos

Capítulo anterior: 4 - Nutrición infantil


Capítulo siguiente: 6 - Vitaminas

TIPOS DE ALIMENTOS

Existen, reducidos a términos de composición química, SIETE tipos de alimentos: agua, principios
inmediatos (hidratos de carbono, grasas y proteínas), minerales, oligoelementos y vitaminas. Existe gran
variabilidad en la proporción en que encuentran cada uno de ellos en los alimentos naturales. Unos poseen
gran cantidad de algún grupo y carecen de otras.

Debido a lo dicho en el párrafo anterior se ha establecido la siguiente clasificación de los alimentos según
su FUNCION NUTRICIONAL:

ALIMENTOS ENERGETICOS -> ricos en Hidratos de Carbono o Grasas. ALIMENTOS PLASTICOS


O FORMADORES -> predominan las Proteínas y el Calcio ALIMENTOS REGULADORES -> ricos en
vitaminas, minerales y oligoelementos.

Teniendo presente esta tabla, se puede garantizar una nutrición correcta, si en la dieta diaria entran a
formar parte, en cantidad suficiente, uno o dos alimentos de cada grupo. Se desconoce, con exactitud, cual
es la cantidad necesaria de cada uno de ellos, aun cuando existen datos que nos indican el mínimo que
debemos tomar de los distintos grupos y las calorías precisas según la masa corporal. Lo que si sabemos,
es que la alimentación los debe comprender todos, en especial, cuando nuestro organismo sufre cambios
importantes y el desarrollo se acelera (niñez y pubertad). Asimismo, debemos cuidar a las personas de la
tercera edad por su posible degradación.

En resumen, si bien es cierto que siempre debemos actuar con cautela en la ingesta de los alimentos,
debemos incrementar nuestros cuidados en las edades extremas de la vida. Hasta el total desarrollo del
cuerpo humano es como si "estuviésemos construyendo una casa" y todos los materiales fuesen
importantes: cemento, arena, cristales, grifos, etc. Si alguno nos falta -> posiblemente fallemos por algún
lugar. De nada nos valdría tener 10.000 grifos de oro si no tenemos hierro para que las columnas sean
firmes y nos aguanten de la estructura.

No debemos complicarnos la vida buscando tal o cual manjar que a veces vemos en distintas pautas
alimenticias hechas en un lugar "exótico". Debemos adaptarnos a la zona en que vivimos, a los productos
de nuestra región -> "haremos pautas locales". De todos modos, quede claro que el ser humano terminará
por adaptarse a todo tipo de alimento, aunque le lleve siglos conseguirlo.

¡Te informamos cada semana de los nuevos

6. Vitaminas

Capítulo anterior: 5 - Tipos de alimentos


Capítulo siguiente: 7 - Minerales

LA VITAMINAS

Las vitaminas son nutrientes:sustancias orgánicas necesarias para la vida.

Son esenciales para el funcionamiento normal del cuerpo y,salvo escasas excepciones, no pueden ser
elaboradas o sintetizadas por el organismo.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Teniendo en cuenta estos hechos perfectamente conocidos por la ciencia, el Instituto Colgan desarrolló un
listado de elementos vitamínicos y de minerales y antioxidantes que constituye una base de aproximación
a las necesidades de nutrientes humanos.

Esta lista es el resultado de más de 22 años de investigaciones sobre salud y la longevidad. Merece ser
tenida en cuenta, cuando requiera considerar sus necesidades nutricionales y asegúrese de que contenga
todas las sustancias citadas en la lista que sigue y en las cantidades semejantes.

Encontrará los beneficios intelectuales, emocionales y físicos que se derivan de su utilización.

Fórmula básica de multi-vitaminas y minerales

Vitaminas solubles en grasas


A (retinol) 7.500 UI
Betacaroteno 12.500 UI
D3 (colecalciferol) 400 UI
E (alfa -tocoferol) 400 UI
K (filoquinona) 75mcg

Vitaminas solubles en agua


B1 (tiamina) 50mg
B2 (riboflavina) 45mg
B3 (niacinamida) 80mg
B3 (niacina) 50mg
B5 (ácido pantotéico) 150 mg
B6 (piridoxina) 50mg
B12 (cobalamina) 100mg
Biatina 500mcg
Acido fólico 400mcg
C (ascorbato de calcio) 250mg
C (ascorbato de magnesio) 100 mg
C (ácido ascóirbico) 250 mg
C(palmitato de ascorbil) 150mg

Acidos grasos esenciales


Acido linoléico 150mg
Acido gamma-linoléico 25 mg
Acido alfa -linoléico 250 mg

Nutrientes accesorios
Fostatidilserina 180 mg
Folfatidil colina 200 mg
Inositol 200 mg
Coenzima Q10
Acido para aminobenzóico 35 mg
Luteina 6 mg
Licopena 15 mg
Acido lipótico 100 mg
Pinus epicatechins 10 mg
Procianadinas de uva 65 mg
Flavonoides de semilla de uva 100 mg
Proantocianadinas 120 mg
Fenoles e indoles 900 mg
Extracto de ginko biloba 80 mg
Flavonoides cítricos 250 mg

Minerales
Calcio (carbonato) 800 mg
Magnesio 8aspartato) 600mg
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Potasio (aspartato) 100 mg


Cinc (picolinato) 15 mg
Hierro (picolinato) 10 mg
Manganeso (gluconato) 600 mg
Boro (aspartato) 3 mg
Cobre (gluconato) 500 mcg
Cormo (picolinato) 200 mcg
Selenio (selenometionina) 200 mcg
Yodo (potasio iodado) 100 mcg
Molibdeno (trioxido) 60 mcg

Los suplementos vitamínicos no deben ingerirse indiscriminadamente. Por beneficiosos que sean los
suplementos vitamínicos siempre deben estar indicados por un médico que conozca la historia clínica del
deportista, porque los excesos de determinados minerales o vitaminas generan prejuicios corporales muy
severos.

Por ejemplo el hierro, que suele aconsejarse a las mujeres genera daños graves si se ingiere en demasía:
una de las posibilidades es la mayor propensión al desarrollo de mal de Parkinson, incluso si este mineral
se ingiere conjuntamente con manganeso provocan estrés oxidativo en las células, generando liberación
de radicales libres en las células cerebrales que producen dopamina. Por eso, antes de ingerir cualquier
suplemento por más simple que parezca consulte al especialista.

A la hora de elegir, prefiera alimentos frescos no enlatados: Muchas veces ante la necesidad de ingerir
pescado se suele comprar atún u otro pescado enlatado, el problema es que los productos de conserva
suelen tener altos porcentajes de sodio que no son buenos para el organismo. Es bueno tener presente que
los alimentos frescos suelen tener mayor porcentaje proteico debido a que no son sometidos a procesos
especiales para su mantenimiento.

Para evitar la osteoporosis el calcio no es suficiente: la ingesta de vitamina K también es necesaria.

Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition demostró que las mujeres que no ingerían la dosis
recomendada de vitamina D(70 mcg al día) poseían una menor densidad ósea, sobretodo en caderas y
columna. Si bien se creía que la vitamina K tenía función anticoagulante, también se ha demostrado que
interviene en la producción de proteínas esenciales para la formación de huesos (osteocalcina).

La vitamina K se encuentra en verduras de hoja verde, aceites de oliva y girasol, legumbres (soja y
alfalfa). Paralelamente se recomienda no consumir grasas vegetales solidificadas (margarinas, alimentos
precocidos, productos de panadería). Porque destruyen la vitamina K.

Los antioxidantes: las vitaminas y minerales antioxidantes protegen al cuerpo contra el envejecimiento,
pero también ayudan a disminuir el daño que ocasiona el alcohol al cerebro y al hígado.

Frutos secos: almendras, nueces, avellanas, pistachos: son buenos para reducir el colesterol, el
envejecimiento celular y ayudan a mantener el peso en una alimentación sana si se ingieren a conciencia.
Los frutos secos (no salados ni tostados) poseen fibras, proteínas, oligoelementos, vitaminas y minerales
antioxidantes.

Para tener una buena vista no sólo vitamina A: generalmente se consideraba la vitamina A (presente en
zanahorias) como fuente de riqueza para mantener la vista, sin embargo se ha comprobado que la
vitamina E también previene la degeneración macular que produce la pérdida de visión durante el
envejecimiento.

Según un estudio comparativo realizado en Australia (British Medical Journal) con personas mayores de
alrededor de 66 años, se comprobó que a aquellos que les habían suministrado vitamina E durante cuatro
años no habían desarrollado degeneración macular.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Cereales integrales: en un estudio elaborado por la Harvard Medical School de Boston se demostró que
aquellos que ingieren más de una ración de cereales integrales diariamente reducen un 17% el riesgo de
muerte debido a que son muy beneficiosos para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

El té como bebida sana: el té además de ser una infusión natural posee sustancias particulares conocidas
como catequinas, de la familia de los polifenoles, las cuales ayudan a perder peso, retardar el
envejecimiento y mantenerse saludable. De todos los tés el que mayor porcentaje de catequinas posee es
el té verde, el extracto de este té aumenta en un 4% la termogénesis, es decir, que se gasta más energía
gracias a la oxidación de las grasas durante las 24 hs. Posteriores a su ingesta.

Beber una copa de vino o de cerveza es saludable: debido a las vitaminas y sustancias antioxidantes las
bebidas de baja gradación alcohólica previenen problemas cardiovasculares y de envejecimiento celular
así como también ayudan a prevenir el desarrollo de diabetes de tipo II.

Consuma pescado: el pescado ayuda a evitar la aparición de Alzheimer debido a que son ricos en ácidos
grasos poliinsaturados. Ingiera ácido fólico: esta sustancia no sólo es beneficiosa para aquellas mujeres
que deseen quedar embarazadas para evitar el desarrollo de espina bífida en el feto sino también para
evitar enfermedades cardiovasculares, y desarrollo de cáncer de colon, y de mama. Este ácido puede
encontrarse en verduras de hoja verde (espinaca, grelo, acelga) y en otras verduras como remolachas,
coles, frutas levadura de cerveza y cereales.

Protección contra el sol: los betacarotenos provenientes de zanahorias y naranjas ayudan a proteger la piel
y por ende a prevenir enfermedades dermatológicas. Otras sustancias como la luteína presente en la yema
de huevo y el licopeno que da color a los tomates también influyen en este sentido. Si tiene en cuenta
estos datos podrá mejorar su calidad de vida sin grades esfuerzos.

Omega 3 y 6, claves en las dietas

Aunque muchas dietas y regímenes se empecinen en querer eliminar la grasa por completo, a la hora de
intentar conseguir una alimentación adecuada, un porcentaje de grasa es necesario y vital para mantener
al cuerpo nutrido adecuadamente.

Lo que es necesario aclarar es que no todas las grasas son iguales. Algunas son más saludables que otras.
Las grasas que son necesarias son las llamadas ácidos grasos esenciales y si se consumen de la manera
correcta incluso pueden ayudar a mejorar el rendimiento deportivo.

Los ácidos grasos esenciales son el ácido linoleico y el ácido alfa linolénico, ambos son esenciales debido
a que nuestro cuerpo no puede generarlos por sí solo. Cuando se consume el ácido linoleico el cuerpo lo
utiliza incluso para producir otras grasas también necesarias como el ácido gamalinolénico y el
araquidónico.

Este conjunto de ácidos (el linoleico y los producidos a partir de él) forman el grupo de los ácidos grasos
omega- 6. Este puede obtenerse a partir alimentos como aceites vegetales y productos animales.

Cuando, por otra parte, se consume el ácido alfa linolénico, el cuerpo lo utiliza para producir ácidos
eicosapentanoico y docosahexaenoico; ambos forman la familia de ácidos omega-3 y se pueden adquirir a
partir de pescados de agua fría como trucha y salmón, ciertos aceites y frutos secos.

A esta altura seguramente usted se estará preguntando para qué es todo esto. Así como es necesario
consumir calcio, hierro, vitaminas y otros nutrientes para funcionar bien, es también preciso obtener
suficiente omega-3 y omega-6 de los alimentos o suplementos dietarios para que el cuerpo se desempeñe
adecuadamente.

De todos modos es importante decir que si uno desea conseguir un rendimiento físico y deportivo óptimo,
deberá consumir las proporciones adecuadas de cada ácido, es decir, es esencial consumir cinco veces
más de omega-6 que de omega-3.

De forma natural las encontramos en los siguientes nutrientes:


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

VITAMINAS DESPENSA
Mantequilla, leche entera, queso, yema de huevo, hortalizas de hojas verdes,
Vit.A
zanahorias, boniatos, calabaza, margarina enriquecida.
Cereales integrales, avena, carne de cerdo, hígado, hortalizas, cacahuetes,
Vit.B 1(tiamina)
salvado de trigo, levadura de cerveza
Vit B2(riboflavina) Hígado, leche, yogur, requesón, hortalizas de hojas verdes, pescado, riñón
Carne de vacuno y ave, pescado, marisco, salvado de trigo, germen de trigo,
Vit.B 6(piridoxina)
hígado, riñón, melaza y leche
Hígado, carne vacuna, carne de cerdo, pescado, marisco, leche, huevos, queso,
Vit. B12(Cobalamina)
riñón.
Vit.B 13(ácido orótico) Los tubérculos y el suero del requesón o queso fresco
Vit.B 15(ácido Cereales integrales, levadura de cerveza, pipas de calabaza, arroz integral,
pangámico semillas de sésamo
En pequeña cantidad en semilla de manzana, huesos de albaricoque, cereza,
Vit. B17(laetrile)
melocotón, ciruela y nectarina.
Hígado de vacuno, yema de huevo, leche, riñón, arroz integral, frutos secos,
Vit.H(Biotina)
levadura de cerveza
Cítricos, fresas, hortalizas de hojas verdes, pimiento verde, coliflor, patata,
Vit.C(ácido ascórbico)
boniato
Carnes rojas, cereales integrales, yema de huevo, frutos secos, pollo,
Ácido pantoténico
hortalizas verdes
Sardinas, arenques, salmón, atún, leche, productos lácteos, yema de huevo,
Vit.D(calciferol)
aceite de pescado, margarina enriquecida
Germen de trigo, aceites vegetales, brécol, coles de bruselas, cereales
Vit E(tocoferol)
integrales, huevos, espinacas, soja
Vit. F(acid.grasos
Cacahuetes, pipas de girasol, cártamo, almendras, aguacate
insaturados)
Yogur, alfalfa, yema de huevo, aceite de hígado de pescado, hortalizas de hoja
Vit.K(menadiona)
verde, leche
Membrana blanca de los cítricos, como limón, naranja y pomelo, albaricoque,
Vit.P
fresas, cerezas, escaramujo
Colina Yema de huevo, hígado, sesos, germen de trigo, hortalizas de hojas verde
Zanahorias, hortalizas de hoja verde, yema de huevo, albaricoques, calabaza,
Ácido fólico
legumbres, aguacate, harina integral, levadura de cerveza

7. Minerales

Capítulo anterior: 6 - Vitaminas


Capítulo siguiente: 8 - Conceptos de nutrición

MINERALES

Los minerales como las vitaminas son los responsables del buen funcionamiento del organismo. De forma
natural lo encontramos en los siguientes nutrientes:

Elementos (iones y metales-inorgánicos que se encuentran en cantidades muy pequeñas (4% del peso
corporal) en el tejido animal, y que proporcionan fuerza y rigidez a ciertos tejidos del cuerpo e
intervienen en muchas funciones vitales.

ORIGEN/FORMACIÓN
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Los minerales se encuentran en el agua de los ríos, lagos, y océanos, en la capa superficial de la tierra, y
debajo de la superficie de la tierra.

Las raíces de las plantas y árboles absorben los minerales y los incorpora en los nutrientes que producen
(hidratos de carbono, grasas, y proteínas).

Los minerales se convierten en parte de la estructura del cuerpo de los animales (y ser humanos) al éstos
consumir agua, alimentos producidos por las plantas y carne animal.

FUNCIONES GENERALES

Función Neuromuscular

Los minerales participan en la regulación de la excitabilidad del sistema nervioso y la contracción


muscular.

Forma parte de la estructura de varios compuestos esenciales del cuerpo (hormonas, enzimas, vitaminas,
hemoglobina, entre otros), que ayudan a regular las reacciones químicas dentro de las células.

Ayudan a mantener la reacción alcalina, ácida o neutra de los tejidos y líquidos de los tejidos.

Los minerales aceleran el proceso de las reacciones biológicas qua occurren dentro de las células.

Ayudan a mantener un balance constante de agua en los compartimientos extracelulares (intravascular e


intercelular) e intracelular, que posee el cuerpo.

Los minerales son esenciales para el crecimiento de los tejidos del cuerpo, como los huesos y dientes.

CLASIFICACIÓN

Elementos Macronutrientes (o Macroformadores) Esenciales Para la Nutrición Humana

Son elementos qua están presentes en cantidades relativamente altas en el tejido animal, y que requieren
ser consumidos a través de los alimentos en niveles mayores de 100 miligramos por día.
Se consideran macronutrientes el calcio, fósforo, potasio, azufre, cloro, sodio y magnesio.

Elementos Micronutrientes (o Microformadores) Esenciales Para la Nutrición Humana

Son elementos qua se hallan en mínimas cantidades en el organismos. Los alimentos clasificados como
micronutrientes son el hierro, cinc, selenio, manganeso, cobre, yodo, molibdeno, cobalto, cromo, flúor.
Silicio, vanadio, níquel y arsénico.

Elementos no Esenciales para la Nutrición Humana:

Estos son elementos que no se han establecidos como imprescindibles para el organismo, aunque hay
evidencia qua participan en algunas reacciones biológicas. Incluidos en ésta categoría se encuentran el
bario, estaño, bromo, estroncio, y cadmio.

Elementos del Cuerpo sin Función Metabólica:

Estos son elementos que pueden hallarse en el tejido animal en forma de contaminantes ambientales, pero
hasta ahora no se sabe si desempeñan algún papel esencial en la nutrición.

Algunos de estos elementos son el oro, plata, aluminio, mercurio, bismuto, galio, plomo, antimonio, boro,
litio y otros 20 elementos más.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Los minerales de forma natural lo encontramos en los siguientes nutrientes:

MINERAL DESPENSA
Azufre Col, legumbres, pescado, carne vacuna magra, huevos, frutos secos
Leche((y todos los productos lácteos), quesos, soja, sardinas, salmón, cacahuetes, pipas de
Calcio girasol, legumbres, hortalizas verdes, tofu, brécol, col china, berza, almendras, semillas de
sésamo
Chuletas de cordero, carne de cerdo, germen de trigo, tapa de ternera, calabaza, semillas de
Zinc
girasol, huevos, mostaza en polvo, levadura de cerveza
Cloro Sal de mesa, kelp, olivas
Cobalto Carne, riñón, hígado, leche, ostras, almejas
Cobre Legumbres, guisantes, harina integral, ciruelas pasas, mariscos, hígado
Cromo Carne, moluscos, pollo, aceite de maíz, almejas, levadura de cerveza
Flúor Mariscos, gelatina, agua fluorada
Fósforo Pescado, carne de ave, carne vacuna, huevos, cereales integrales, frutos secos, semillas
Hígado, féculas, almejas crudas, melocotones secos, carnes rojas, yema de huevo, frutos
Hierro
secos, espárragos, avena
Higo, limón, pomelo, maíz dulce, almendras, manzana, frutos secos, semillas, hortalizas de
Magnesio
hojas verdes
Frutos secos, hortalizas de hojas verdes, guisantes, remolacha, yema de huevo, cereales
Manganeso
integrales
Molibdeno Hortalizas de hojas verdes, cereales integrales, leguminosas
Potasio Plátanos, patatas, cítricos, berro, pipas de girasol, hortalizas de hojas verdes
Selenio Germen de trigo, salvado de trigo, atún, cebolla, tomate, brécol
Sodio Sal, moluscos, remolacha, cereales, tocino, riñón, kelp
Vanadio Se encuentra en los peces
Yodo Kelp, cebolla, todos los mariscos, hortalizas cultivadas en suelos ricos en yodo

8. Conceptos de nutrición

Capítulo anterior: 7 - Minerales


Capítulo siguiente: 9 - Nutrición ortomolecular

En pocas palabras podríamos decir que la nutrición es el conjunto de funciones orgánicas que transforman
los alimentos para obtener la energía necesaria para el organismo.

El Dr. A. Muñoz Soler y F. J. López lo describen como la "serie de fenómenos complejos por los que el
alimento se ingiere, se asimila y se utiliza para que puedan llevarse a cabo de manera adecuada todas las
funciones del organismo, y posteriormente se elimina o excreta en forma de residuo no reutilizable por el
propio individuo".

Otros autores diferencian los términos nutrición y alimentación. Según el Dr. Cidón Madrigal "se
entiende por nutrición el conjunto de procesos fisiológicos por los cuales el organismo recibe, transforma
y utiliza las sustancias químicas contenidas en los alimentos; y la alimentación es tan sólo el acto de
proporcionar al cuerpo humano los alimentos".

De su definición, el Dr. Cidón, deduce que la alimentación es un proceso consciente, voluntario y por lo
tanto educable; por el contrario, la nutrición es involuntaria, inconsciente y no educable, puesto que
depende de procesos corporales tales como la digestión, la absorción o el transporte de los nutrientes
contenidos en los alimentos a los tejidos.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Estas afirmaciones son la base fundamental para una correcta alimentación, por ello nunca se ha de
olvidar que nutrirse es algo mucho más importante que alimentarse, pues, aunque ya sabemos que la
nutrición es algo inconsciente, que desarrolla el organismo de forma natural y que la alimentación es un
acto voluntario al que nos vemos impedidos de manera perentoria, es deseable que al alimentarnos
pensemos en nutrirnos; es decir, seamos racionales en la ingesta.

El hombre, que se encuentra en el punto más elevado de la evolución de la naturaleza, se caracteriza


porque sus opciones de elección del alimento son muy amplias, es decir, es omnívoro, lo que indica que
el abanico de nutrientes a los que puede tener acceso es muy variado porque, a causa de las
particularidades de su aparato digestivo, posee la virtud de adaptarse a diferentes dietas con el fin de
conseguir los diferentes componentes que le son necesarios para su subsistencia y actividad, y que forman
parte de los tres grandes reinos de la naturaleza: mineral, vegetal y animal.

El estado de salud de una persona depende de la calidad de la nutrición de las células que constituyen sus
tejidos. Puesto que es bastante difícil actuar voluntariamente en los procesos de nutrición, si queremos
mejorar nuestro estado nutricional sólo podemos hacerlo mejorando nuestros hábitos alimenticios, y para
ello es necesario.

9. Nutrición ortomolecular

Capítulo anterior: 8 - Conceptos de nutrición


Capítulo siguiente: 10 - Producción de energía

NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR: LA MEDICINA DEL SIGLO XXI

Con el nuevo milenio se abre una nueva era respecto a la medicina. Cada día más personas optan por
tratarse con nutrición ortomolecular, y una y otra vez, los resultados demuestran la eficacia de sus
tratamientos. Esta terapia ha adquirido un privilegiado papel preventivo y terapéutico en países como
EE.UU. e Inglaterra.

Las investigaciones de la nutrición ortomolecular se dedican al estudio de la salud óptima, su objetivo


principal, en contraposición con la medicina alopática que se dedica a la investigación de las
enfermedades. Ambos polos son igualmente importantes y necesarios para la evolución y bienestar del
Ser Humano. La definición de salud óptima no es simplemente la ausencia de enfermedad, sino un estado
natural de energía, vitalidad, y sobre todo armonía con nosotros mismos y con la vida.

Cuando una persona alcanza su estado óptimo de salud, instintivamente sabe cómo comportarse para
preservarlo. Esto hace que la persona opte voluntariamente por una alimentación y unos hábitos de vida
sanos.

Nutrición ortomolecular significa proporcionarle a las células los nutrientes adecuados para que éstas
funcionen lo mejor posible. Para entender mejor su importancia es necesario hacer un breve y sencillo
repaso de bioquímica.

BIOQUÍMICA DEL ORGANISMO

El Ser Humano está compuesto de unos elementos básicos: oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno y
minerales. Es la determinada combinación de éstos, lo que forma los materiales "base" de cada una de las
células del organismo y lo que le proporciona su característica de Ser Humano.

Por ejemplo, la combinación de:

Oxígeno + hidrógeno = Agua

Hidrógeno + carbono + oxígeno = Carbohidratos

Hidrógeno + carbono + oxígeno (en menor cantidad que los carbohidratos) = Grasa
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Hidrógeno + carbono + oxígeno + nitrógeno = Proteínas

Ciertos minerales como el fósforo y el sulfuro también forman parte de algunas proteínas.

La frase "somos lo que comemos y lo que absorbemos" no podría ser más cierta. La membrana exterior
de la célula está compuesta principalmente de grasas y proteínas; en el interior de la célula se encuentra
un líquido (citosol o fluído intracelular) compuesto primordialmente de agua, pero también de proteínas,
carbohidratos y grasas; el núcleo, que contiene los genes y controla la actividad celular, contiene
principalmente proteínas.

Sin embargo, el hecho de juntar todos estos compuestos no crea un Ser Humano. Para que esto ocurra
hace falta energía y ésta se fabrica en el interior de las células (en la mitocondria) gracias a unas enzimas
que para ser activadas dependen, a su vez, de vitaminas. Esta energía es la que pone en funcionamiento la
célula. Para que el cuerpo disfrute de una salud óptima, las células que lo forman deben estar sanas. Así
pues, éstas deben recibir agua, carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas, a través de una
nutrición óptima.

NUTRICIÓN ÓPTIMA

Un aspecto muy importante de la nutrición ortomolecular es respetar la individual bioquímica. Cada


persona nace con una bioquímica determinada, la cual puede predisponerle al desarrollo de ciertas
enfermedades o síntomas. Es por esto que no todo el mundo se beneficia de la dieta típica recomendada
basada en ensaladas, frutas y agua fresca; algunas personas, por el contrario, se sienten mejor comiendo
comida cocinada y bebiendo líquidos calientes.

Por ejemplo, una persona con candidiasis crónica se puede sentir peor al comer fruta; la que sufre de
bajones de azúcar no suele tolerar bien la comida fría, como las ensaladas; un intestino irritable puede
empeorar al consumir granos... Así pues, para conseguir una salud óptima es vital descubrir las
necesidades individuales del organismo. Debido a esta individualidad bioquímica, es prácticamente
imposible diseñar una dieta estándar saludable para todo el mundo, en general. Sin embargo, sí se puede
hablar de unos alimentos base para ayudar a mantener sano el organismo, los cuáles sirven de "cimiento"
para construir un programa de nutrición ortomolecular a medida.

ALIMENTOS ÓPTIMOS

AGUA

Un mínimo de 1 litro y medio de agua mineral embotellada al día (más en días de calor o si se practica
algún deporte). Ver capítulo "Recupera tu salud gota a gota: Los misterios del agua".

CARBOHIDRATOS COMPLEJOS

Los carbohidratos complejos (no refinados) son los que nos proporcionan glucosa o, en otras palabras, la
energía que nuestro organismo necesita. Estos incluyen frutas, vegetales y granos. Alimentos que nos
proporcionan vitaminas, minerales, fibra y agua, principalmente.

Los carbohidratos complejos se metabolizan de forma lenta, alimentando poco a poco la sangre de
glucosa. Esto hace que el nivel de energía sea constante y que el sistema hormonal y nervioso no sean
estimulados innecesariamente. La glucosa obtenida de los carbohidratos es tremendamente importante
para el buen funcionamiento del cerebro, el cual usa alrededor de un 25% de toda la glucosa del cuerpo.

Cuando los carbohidratos se metabolizan, dejan muy poco residuo químico, al contrario que las proteínas
y grasas. Una vez quemados solamente producen agua, la cual se elimina a través de la orina, heces y
sudor; y dióxido de carbono, el cual se expira en la respiración. Es por esta razón que los carbohidratos
deben formar la mayor parte de nuestra dieta, alrededor de un 60% de ella.

("Nutrición ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del siglo XXI, por Cala H. Cervera.)
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

¡Te informamos cada semana de los nuevos cursos gratuitos que colocamos on-line para

10. Producción de energía

Capítulo anterior: 9 - Nutrición ortomolecular


Capítulo siguiente: 11 - Necesidades energéticas del ser humano

LA PRODUCCION DE ENERGIA

Todas las sustancias nutritivas que se absorben desde el aparato digestivo hacia la sangre tiene como
cometido fundamental el de proporcionar al organismo la energía suficiente para que pueda realizar, de la
forma más eficaz y con el menor coste posible, todas sus funciones y, además, para proporcionarle el
material constitutivo que necesita para ir reponiendo las propias pérdidas que se producen durante el
desarrollo de estas funciones.

El hombre y los animales superiores (organismos heterótrofos) consiguen esta energía a través de un
proceso de oxidación de los nutrientes que se ingieren a través de la alimentación. Sin embargo, las
células, para obtener energía, no pueden utilizar esas sustancias directamente, puesto que la producción
energética celular se sustenta, casi por completo, en una molécula denominada adenosintrifosfato, o ATP,
el cual se sintetiza a partir de las sustancias nutritivas anteriormente citadas.

El ATP tiene tres moléculas de ácido fosfórico las cuales están enlazadas entre sí; estos enlaces son
fáciles de romper y además liberan gran cantidad de energía que será la utilizada por todas las células del
organismo. Cuando una célula necesita energía para cualquier función, mediante un proceso de hidrólisis
se separa de la extremidad de la molécula del ATP una de las uniones de fosfato, lo que produce una gran
liberación de energía (aproximadamente 7.300 calorías).

Como resultado de esta reacción aparece un nuevo compuesto con dos moléculas de ácido fosfórico: el
adenosindifosfato o ADP, la cual, mediante una reacción reversible, se unirá posteriormente a una nueva
molécula de ácido fosfórico, con lo que se obtendrá, de nuevo, otra molécula de ATP.

Como se ve, las células, a través de procesos bioquímicos complejos, son capaces de transformar la
energía potencial presente en los alimentos de la dieta en otros tipos de energía necesaria para poder
llevar a cabo todas sus funciones, como por ejemplo la energía cinética, para el desarrollo de las
actividades motrices; la energía térmica, con la que trata de regular su temperatura; o la energía
eléctrica, que va a emplear en la conducción de impulsos nerviosos.

VALOR ENERGETICO DE LOS ALIMENTOS

El valor energético o valor calórico de un alimento es proporcional a la cantidad de energía que puede
proporcionar al quemarse en presencia de oxígeno. Se mide en calorías, que es la cantidad de calor
necesario para aumentar en un grado la temperatura de un gramo de agua.

Como su valor resulta muy pequeño, en dietética se toma como medida la kilocaloría (1Kcal = 1000
calorías). A veces, y erróneamente, por cierto, a las kilocalorías también se las llama Calorías (con
mayúscula). Cuando oigamos decir que un alimento tiene 100 Calorías, en realidad debemos interpretar
que dicho alimento tiene 100 kilocalorías por cada 100 gr. de peso. Las dietas de los humanos adultos
contienen entre 1000 y 5000 kilocalorías por día.

Cada grupo de nutrientes energéticos -glúcidos, lípidos o proteínas- tiene un valor calórico diferente y
más o menos uniforme en cada grupo. Para facilitar los cálculos del valor energético de los alimentos se
toman unos valores estándar para cada grupo: un gramo de glúcidos o de proteínas libera al quemarse
unas cuatro calorías, mientras que un gramo de grasa produce nueve.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

De ahí que los alimentos ricos en grasa tengan un contenido energético mucho mayor que los formados
por glúcidos o proteínas. De hecho, toda la energía que acumulamos en el organismo como reserva a
largo plazo se almacena en forma de grasas.

Recordemos que no todos los alimentos que ingerimos se queman para producir energía, sino que una
parte de ellos se usan para reconstruir las estructuras del organismo o facilitar las reacciones químicas
necesarias para el mantenimiento de la vida. Las vitaminas y los minerales, así como los oligoelementos,
el agua y la fibra se considera que no aportan calorías.

11. Necesidades energéticas del ser humano

Capítulo anterior: 10 - Producción de energía


Capítulo siguiente: 12 - Digestión y absorción de alimentos

NECESIDADES ENERGETICAS DEL SER HUMANO

En este punto hay que distinguir claramente dos aspectos: las llamadas "necesidades energéticas
basales" que incluyen la energía necesaria para mantener las funciones vitales del organismo, pues aun en
el individuo que está durmiendo se mantienen una serie de actividades que requieren energía (corazón,
circulación sanguínea, respiración, digestión, etc.).

A estas necesidades basales hay que añadir las necesarias según el tipo de actividad física realizada y
que son, fundamentalmente, las que marcan las principales diferencias entre individuos: un leñador
necesita ingerir mayor cantidad de energía que una persona que tenga un trabajo sedentario.

Como ya se ha explicado, la energía es suministrada al organismo por los alimentos que se ingieren, y se
obtiene de la oxidación de los hidratos de carbono, grasas y proteínas, denominándose valor energético o
calórico de un alimento a la cantidad de energía que se origina cuando es totalmente oxidado o
metabolizado.

El valor energético de un alimento se expresa normalmente en kilocalorías (Kcal). Aunque "kilocalorías"


y "calorías" no son unidades iguales (1 kcal = 1.000 cal), en el campo de la nutrición, con frecuencia se
utilizan como sinónimos, aunque siempre teniendo en cuenta que, si no se expresa lo contrario, al hablar
de calorías nos estamos refiriendo a kilocalorías.

Por otro lado, en la actualidad, existe una creciente tendencia a utilizar la unidad kilojulio en lugar de la
kilocaloría, con la siguiente equivalencia: 1 kcal = 4,18 kJ.

En términos de kilocalorías, la oxidación de los alimentos en el organismo, tiene como valor medio el
siguiente rendimiento:

1 gr. de grasa ==> 9 Kcal

1 gr. de proteína ==> 4 Kcal

1 gr. de hidratos de carbono ==> 3,75 Kcal

Las necesidades de energía de cualquier ser vivo se calcula como la suma de varios componentes. A la
energía requerida por el organismo en reposo absoluto y a temperatura constante se le llama Tasa
de Metabolismo Basal (TMB), que es la mínima energía que necesitamos para mantenernos vivos.

Normalmente se consume la mayor parte de las calorías de los alimentos que ingerimos. Se calcula que la
tasa de metabolismo basal para un hombre tipo se sitúa en torno a los 100 W, que equivale al consumo de
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

unos 21 gr. de glúcidos (o 9,5 gr. de grasas) cada hora.

La tasa metabólica depende de factores como el peso corporal, la relación entre masa de tejido magro
y graso, la superficie externa del cuerpo, el tipo de piel o incluso el aclimatamiento a una determinada
temperatura externa. Los niños tienen tasas metabólicas muy altas (mayor relación entre superficie y
masa corporal), mientras que los ancianos la tienen más reducida.

También es algo más baja en las mujeres que en los hombres (mayor cantidad de grasa en la piel). Por
otro lado, si nos sometemos a una dieta pobre en calorías o a un ayuno prolongado, el organismo hace
descender notablemente la energía consumida en reposo para hacer durar más tiempo las reservas
energéticas disponibles, pero si estamos sometidos a estrés, la actividad hormonal hace que el
metabolismo basal aumente.

Si en vez de estar en reposo absoluto desarrollamos alguna actividad física, nuestras necesidades
energéticas aumentan. A este factor se le denomina "energía consumida por el trabajo físico", y en
situaciones extremas puede alcanzar picos de hasta cincuenta veces la consumida en reposo.

Las necesidades calóricas se calculan en función de la talla, el peso, el sexo, la edad y los distintos tipos
de actividad diaria.

12. Digestión y absorción de alimentos

Capítulo anterior: 11 - Necesidades energéticas del ser humano


Capítulo siguiente: 13 - Hábitos saludables

Digestión de los alimentos y absorción de los nutrientes

Un alimento es realmente incorporado al organismo después de ser digerido, es decir, degradado física y
químicamente para que sus componentes puedan ser absorbidos, es decir, pueda atravesar la pared del
aparato digestivo y pasar a la sangre (o a la linfa).

Antes de que todos estos componentes puedan ser utilizados o metabolizados, los alimentos deben sufrir
en el cuerpo diversos cambios físicos y químicos que reciben el nombre de digestión y que los hacen
"absorbibles", aunque no siempre es necesario que se produzca algún cambio para que el componente se
absorba. Por ejemplo, el agua, los minerales y ciertos hidratos de carbono se absorben sin modificación
previa.

En otros casos, el proceso culinario ya inicia cambios químicos en el alimento antes de entrar en el
cuerpo: el cocinado ablanda las fibras de carne y la celulosa de los alimentos de origen vegetal y
gelatiniza el almidón. Sin embargo, el verdadero proceso de la digestión no comienza hasta que el
alimento está en el aparato digestivo. En el proceso de digestión también intervienen las glándulas
salivares, el hígado y el páncreas y está regulado por mecanismos nerviosos y hormonales.

La digestión consiste en dos procesos, uno mecánico y otro químico. La parte mecánica de la digestión
incluye la masticación, deglución, la peristalsis y la defecación o eliminación de los alimentos. En la boca
se produce la mezcla y humectación del alimento con la saliva, mientras éste es triturado mecánicamente
por masticación, facilitando la deglución.

La saliva contiene ptialina, una enzima que hidroliza una pequeña parte del almidón a maltosa. De la
boca, el alimento pasa rápidamente al esófago y al estómago, donde se mezcla con los jugos gástricos
constituidos por pepsina (una enzima que comienza la digestión de la proteínas), ácido clorhídrico y el
factor intrínseco, necesario para que la vitamina B12 se absorba posteriormente. El tiempo de
permanencia del quimo (mezcla semilíquida del alimento) (2-4 horas) depende de múltiples factores,
como por ejemplo, el tipo de alimento. Aquellos ricos en grasas permanecen más tiempo y los que tienen
grandes cantidades de hidratos de carbono pasan rápidamente.

En el intestino delgado tiene lugar la mayor parte de los procesos de digestión y absorción. El alimento se
mezcla con la bilis, el jugo pancreático y los jugos intestinales. Durante la fase química de la digestión
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

diferentes enzimas rompen las moléculas complejas en unidades más sencillas que ya pueden ser
absorbidas y utilizadas. Algunas de las enzimas más importantes son la lipasa (que rompe las grasas en
ácidos grasos), la amilasa (que hidroliza el almidón) y las proteasas (tripsina y quimotripsina, que
convierten las proteínas en aminoácidos).

En el intestino grueso, las sustancias que no han sido digeridas pueden ser fermentadas por las bacterias
presentes en él, dando lugar a la producción de gases. Igualmente pueden sintetizar vitaminas del grupo B
y vitamina K, aportando cantidades adicionales de estas vitaminas que serán absorbidas.

El proceso de absorción de nutrientes se produce principalmente y con una extraordinaria eficacia a través
de las paredes del intestino delgado, donde se absorbe la mayor parte del agua, alcohol, azúcares,
minerales y vitaminas hidrosolubles así como los productos de digestión de proteínas, grasas e hidratos de
carbono. Las vitaminas liposolubles se absorben junto con los ácidos grasos.

La absorción puede disminuir notablemente si se ingieren sustancias que aceleran la velocidad de tránsito
intestinal, como la fibra dietética ingerida en grandes cantidades y los laxantes. Igualmente, la fibra y el
ácido fítico pueden reducir la absorción de algunos minerales, como el hierro o el zinc, por ejemplo. En la
enfermedad celíaca (o intolerancia al gluten), la destrucción de las vellosidades intestinales puede reducir
significativamente la superficie de absorción.

En el intestino grueso, donde se reabsorbe una importante cantidad de agua del residuo que llega del
intestino delgado, se almacenan las heces hasta ser excretadas por el ano. Las heces, además de los
componentes no digeridos de los alimentos, contienen gran cantidad de restos celulares, consecuencia de
la continua regeneración de la pared celular.

Una vez absorbidos los nutrientes son transportados por la sangre hasta las células en las que van a ser
utilizados.

Los ácidos grasos que pasan a la pared intestinal son transformados inmediatamente en triglicéridos que
serán transportados hasta la sangre por la linfa. La grasa puede ser transformada posteriormente en el
hígado y finalmente se deposita en el tejido adiposo, una importante reserva de grasa y de energía.

Los hidratos de carbono en forma de monosacáridos pasan a la sangre y posteriormente al hígado desde
donde pueden ser transportados como glucosa a todas las células del organismo para ser metabolizada y
producir energía. La insulina es necesaria para la incorporación de la glucosa a las células. Los
monosacáridos también pueden ser transformados en glucógeno, una fuente de energía fácilmente
utilizable que se almacena en el hígado y en los músculos esqueléticos.

Los aminoácidos de las proteínas pasan igualmente a la sangre y de ésta al hígado. Posteriormente pueden
pasar a la circulación general para formar parte del pool de aminoácidos, un importante reservorio que
será utilizado para la síntesis de proteínas estructurales y enzimas. Los aminoácidos en exceso también
pueden ser oxidados para producir energía.

13. Hábitos saludables

Capítulo anterior: 12 - Digestión y absorción de alimentos


Capítulo siguiente: 14 - Pensar positivo

Al pensar en salud lo primero que se viene a la mente es la ausencia de enfermedad por lo que salud es
para muchos simplemente no estar enfermo.

La salud no debe ser entendida únicamente como ausencia de enfermedad y es por ello que la
Organización Mundial de la Salud (OMS), la define como "un estado de completo bienestar físico, mental
y social y no apenas ausencia de enfermedad".

Estar sano se trata de aprovechar la vida al máximo y de manera activa.


De ahí la importancia de no solo hacer ejercicio y alimentarse saludablemente, sino también prestar
atención a aspectos como la actitud mental, la relación con las demás personas, controlar el estrés, etc.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Existe la creencia común de que las personas felices y positivas gozan de mejor salud. Numerosos
estudios han establecido una clara relación entre una actitud mental positiva y una buena salud física.

Aquellos que aman la vida y que saben vivir se enferman menos.


Hoy se sabe que muchísimos padecimientos físicos son producto de conflictos emocionales.

Paso a paso

Una buena salud depende también de:

Recreación: dedíquese tiempo para usted y los suyos. Regálese espacios para hacer lo que más le gusta.
Buena higiene: mantenga una buena higiene personal y no se descuide a la hora de manipular los
alimentos. Hábitos saludables: evite el fumado y las drogas, el exceso de licor, el sedentarismo, entre
otros. Consultar a tiempo: lo ideal es realizarse un chequeo médico completo al año. Si se siente mal de
salud no deje de consultar, busque ayuda médica, no dude en invertir en salud. Vacúnese. Buscar ayuda:
recuerde que es muy válido pedir, buscar ayuda. Balancear: en la vida todo tiene un balance, no olvide
que hay tiempo para todo, equilibre. Mantenerse activo mentalmente: esté dispuesto a adquirir nuevos
conocimientos diariamente, así como se debe ejercitar el cuerpo debe hacerse lo mismo con la mente.
Comunicarse correctamente: aprenda a comunicar lo que le gusta y lo que le desagrada, recuerde que
hablando se entiende la gente. Buena información: la información correcta puede hacer la gran diferencia;
trate siempre de asesorarse lo mejor posible. Edúquese en temas de salud, busque buenos libros y revistas.
No automedicarse: los medicamentos mal administrados se convierten grandes enemigos. Evitar factores
ambientales nocivos: no se exponga al sol en exceso y protéjase del humo, del ruido, etc.

A examen

Examine su estilo de vida. Cuantas más respuestas afirmativas obtenga, más sano estará. Si tiene alguna
respuesta negativa debería intentar corregir la situación:

1. ¿Come principalmente alimentos frescos, sin procesar?


2. ¿Su peso es el adecuado en relación con su altura?
3. ¿Es usted no fumador o ha dejado de fumar?
4. ¿Bebe con moderación?
5. ¿Sabe dejar a un lado las preocupaciones y relajarse?
6. ¿Pasa parte de su tiempo con amigos y familiares?
7. ¿Puede subir tres tramos de escaleras sin acabar jadeando y sin aliento?
8. ¿Sale a dar un paseo, juega con sus niños, trabaja en el jardín, baila, va al gimnasio, limpia la casa o
realiza otras actividades energéticas al menos dos veces al día, cinco días a la semana?
9. ¿Se duerme rápidamente por la noche y descansa bien?
10. ¿Se siente activo y con ganas de empezar el día cuando se despierta por la mañana?

FUENTE: Tomado del Manual de Enfermedades Comunes, Medicina Complementaria y Alimentación


Sana, del Dr. David Peters.

Amor propio

Para lograr una buena salud:

Quiérase, ello implica respetarse, tener dignidad, no castigarse. Organícese, establezca prioridades en su
agenda. Sonría. Aprenda a elegir sus amistades, rodéese de personas positivas, alegres, de hábitos
saludables. Sea humilde; si es necesario; pida perdón. Disfrute de su baño diario. Aprenda a escuchar.
Viva intensamente cada momento. Ubíquese, sea realista. Concéntrese en una cosa a la vez.

14. Pensar positivo

Capítulo anterior: 13 - Hábitos saludables


Capítulo siguiente: 15 - El agua
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Pensar positivo para ser longevo

El pensamiento positivo alarga la vida, según científicos estadounidenses.

De acuerdo a investigadores de la Universidad de Yale, en Connecticut, la gente que ve con optimismo su


proceso de envejecimiento vive mucho más que los que se quejan todo el tiempo por su futuro.

La investigación sugiere que el que se siente mal porque se está poniendo viejo acelera justamente el
proceso de envejecimiento.

En contraste, una actitud positiva agregará más años a la vida que el simple hecho de no fumar o hacer
ejercicios de manera regular.

Un grupo de psicólogos estadounidenses encontró que la gente con pensamiento positivo vivió un
promedio de 7,5 años más que aquellos que se sentían mal por haberse puesto viejos.

De esta forma creen que los pensamientos negativos sobre el proceso de envejecimiento tienen un
impacto directo en el deseo de vivir.

Mejor que la tensión baja

Los investigadores de la Universidad de Yale, encabezados por la doctora Becca Levy, afirman que los
efectos de una actitud positiva frente al envejecimiento tienen más peso que aspectos fisiológicos como
baja presión o colesterol, factores que suman un mínimo de cuatro años a la vida de un anciano.

Los efectos son incluso mucho más pronunciados que factores tales como mantener bajo peso, no fumar,
y hacer ejercicios, aspectos que se cree agregan unos tres años de vida cada uno.

Los psicólogos estudiaron la información aportada por 660 voluntarios mayores de 50 años.

Las muertes entre los participantes fueron comparadas con sus respuestas a varios cuestionarios hechos
23 años antes.

Se les preguntó si estaban de acuerdo o en desacuerdo con afirmaciones tales como: "si eres más viejo
eres menos útil".

El equipo de la doctora Levy cree que el absoluto deseo de vivir explica parcialmente el vínculo entre
mente positiva y longevidad. En todo caso, piensan que no es la única razón.

Stress

También creen que otro factor es el efecto del stress en el corazón.

Según la Dra. Levy, el estudio lleva dos mensajes. "El descorazonador, es decir, la auto percepción
negativa puede disminuir la expectativa de vida".

"El prometedor, o sea, que la auto percepción positiva puede prolongarla".

15. El agua

Capítulo anterior: 14 - Pensar positivo


Capítulo siguiente: 16 - Los cereales integrales

El agua como bebida


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

España es uno de los países europeos que más despilfarra el agua corriente, curiosamente más barata que
en otros países lluviosos, y asimismo se encuentra entre los que menos gastan en agua mineral para beber
o para cocinar. Aunque el agua del grifo sea potable, la presencia de contaminantes ambientales, sobre
todo en las grandes ciudades, la hace poco apropiada para emplearla como artículo de consumo diario.
Uno de los consejos dietéticos más frecuentes que hacen muchos médicos es que deberíamos beber como
mínimo un par de litros de agua al día, para que nuestro metabolismo funcione de forma adecuada y evitar
el depósito de residuos sólidos en los riñones. Las comidas excesivamente ricas en proteínas y en sal
retienen gran cantidad de líquidos en nuestro organismo. Si esto se acompaña de un escaso consumo de
alimentos vegetales crudos, resulta obvio que se produzca un déficit de agua en el organismo, que debe
compensarse tomándola durante o fuera de las comidas.

La función renal de filtrado y depuración se realiza mejor si hay un aporte suficiente de agua en la dieta,
sea en forma de agua como bebida o con una alimentación de predominio vegetal con una buena
proporción de alimentos crudos y frescos.

Una práctica corriente que deberíamos controlar es la de beber copiosamente durante las comidas. Ello
está promovido por un exceso de sal en la comida, una cantidad dominante de alimentos feculentos
(pasta, patatas, pan) y de tipo proteico (carne, pescado, quesos), así como una excesiva elaboración de las
mismas (fritos, guisados).Beber durante las comidas nos ayuda a hacer bajar el bolo alimenticio de la
boca hacia el esófago y estómago. Sin embargo, con este proceder no masticamos ni ensalivamos lo
suficiente los alimentos que estamos comiendo, con lo que sobrecargamos estómago e intestinos, y
facilitamos la aparición de dispepsias y flatulencias.

16. Los cereales integrales

Capítulo anterior: 15 - El agua


Capítulo siguiente: 17 - Los radicales libres

El poder de los cereales integrales

Los cereales integrales como el arroz pardo, el trigo, la avena y el centeno integrales no sólo tienen un
sabor delicioso, sino que también son muy beneficiosos para la salud, ya que reducen el riesgo de padecer
enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

Recientes investigaciones epidemiológicas a gran escala demuestran que el consumo regular de cereales
integrales puede reducir el riesgo de sufrir trastornos cardiacos coronarios y algunos tipos de cáncer hasta
en un 30%. No es de extrañar que en el simposio internacional sobre los alimentos integrales y la salud
que se celebró en Finlandia en junio de 2001 se concluyera que tomar más alimentos integrales puede
mejorar la salud.

Durante siglos, los cereales como el trigo, el arroz, el maíz, la avena y el centeno han sido elementos
fundamentales de la dieta. Se han consumido en todo el mundo en una gran variedad de productos, desde
la pasta en Italia hasta las gachas de avena en Escocia. Sin embargo, la mayoría de los productos se
elaboran a partir de cereales refinados.

Esto significa que las partes exteriores del grano, el germen y el salvado, se eliminan al triturar los
cereales en la molienda, conservando el albumen, compuesto principalmente de fécula, que se muele para
obtener harina blanca.

Entre los nutrientes que contienen los cereales integrales se encuentran la vitamina E, el complejo
vitamínico B y minerales como selenio, zinc, cobre, hierro, magnesio y fósforo. Además, estos cereales
aportan proteínas, hidratos de carbono complejos y sustancias protectoras como los lignanos
(fitoestrógenos vegetales con propiedades contra las enfermedades cardiacas y el cáncer.

Protección contra el cáncer y las enfermedades cardiacas


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

El verdadero poder de los cereales integrales se basa en sus efectos de protección contra las enfermedades
cardiacas coronarias y ciertos tipos de cáncer. En un estudio prospectivo en el que se encuestó a más de
34.000 mujeres de edades comprendidas entre los 55 y los 69 años realizado en Iowa, USA.

Aquellos sujetos que tomaban por lo menos una ración de cereales integrales al día presentaban un riesgo
significativamente inferior de fallecer por una enfermedad cardiaca coronaria que quienes apenas
consumían este tipo de alimentos.

Otros datos procedentes de un estudio realizado entre enfermeras demuestran que las mujeres que
tomaban unas 2,7 raciones de alimentos integrales al día presentaban un riesgo de padecer enfermedades
cardiacas coronarias un 30% menor que quienes sólo ingerían 0,13 raciones al día.Por otra parte, se cree
que el consumo regular de alimentos integrales también reduce el riesgo de infarto y diabetes de tipo II.

Los efectos protectores de los alimentos integrales se extienden al cáncer, especialmente al cáncer de
colon. Los cereales integrales son ricos en hidratos de carbono fermentables, que la flora intestinal
convierte en ácidos grasos de cadena corta.

Estos ácidos reducen la actividad de ciertos factores que provocan cáncer. Por otra parte, las fibras de los
cereales integrales incrementan el volumen de las heces y envuelven a los carcinógenos, que son así
eliminados del intestino antes de que puedan causar problemas.

Cuidado con los fitatos

Aunque los cereales integrales son muy beneficiosos para la salud, tampoco es recomendable ingerir
cantidades excesivas, especialmente si están crudos, como por ejemplo, el salvado sin procesar. Esto se
debe a que la fibra, que generalmente se elimina durante la molienda, contiene unas sustancias llamadas
fitatos.

Los fitatos reducen la absorción y la utilización por parte del organismo de varios minerales tales como el
calcio y el zinc. Las enzimas de la levadura (presente en el pan) y los métodos de procesamiento de
alimentos que requieren calor, como el que se emplea para obtener cereales de desayuno a base de
salvado, destruyen casi todos los fitatos.

Para la mayoría de la gente, las dosis de fitatos presentes en su dieta no representan un problema, pero
aquellas personas que ingieren grandes cantidades de cereales integrales pueden necesitar complementos
de minerales.

Indicaciones sobre la salud

En Estados Unidos, el Organismo para el Control de Alimentos y Medicamentos ha reconocido la


importancia de los alimentos integrales y otros productos de origen vegetal en la prevención de
enfermedades cardiacas coronarias y algunos tipos de cáncer.

Por esta razón, ha autorizado que estas propiedades benéficas aparezcan indicadas tanto en los envases de
este tipo de alimentos como en los mensajes publicitarios. Este organismo también ha permitido que se
añadan indicaciones específicas en el caso de la avena y los productos que la contienen.

Los alimentos como el pan y los cereales de desayuno integrales, el arroz pardo o las galletas integrales
no abundan en la dieta occidental. Un mayor consumo de productos de este tipo constituiría una iniciativa
agradable y prudente, desde el punto de vista de la nutrición, que está al alcance de toda la población.
Basta con tomar una ración de cereales integrales en el desayuno o con empezar a consumir pan, arroz y
pastas integrales para mejorar la salud y reducir el riego de contraer ciertas enfermedades.

Los hidratos de carbono son los principales suministradores de energía para que nuestro organismo pueda
funcionar de forma correcta. En nuestro ámbito geográfico este papel lo cumplen básicamente las patatas
y los cereales.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Los cereales son uno de los alimentos más completos de los que podemos disponer con relativa facilidad.
Los cereales deberían consumirse integrales, es decir, sin quitar la fina piel del grano, ya que ésta
contiene la mayor cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y grasas de gran valor dietético.

Esta valiosa capa superficial puede hacerse saltar con la molienda y eliminarse de la harina con lo que
obtendremos el plan blanco o el arroz blanco, productos de valor dietético y nutritivo inferior al pan
integral o el arroz integral.

Los granos de cereales son además alimentos que se conservan durante bastante tiempo sin necesidad de
añadir conservantes.

Existe una forma muy extendida en Centroeuropa de comer cereales crudos y aprovechar así aún más su
valor nutritivo. Se trata del popular müsli, desayuno consistente en una mezcla de cereales, fruta, frutos
secos y productos lácteos. Su valor dietético es excelente y, por supuesto, mucho mejor que la mayoría de
los desayunos convencionales.

17. Los radicales libres

Capítulo anterior: 16 - Los cereales integrales


Capítulo siguiente: 18 - Nutrición celular

GLOBAL

Durante años, en el ámbito de los alimentos se ha definido a los agentes "antioxidantes" como aquellas
sustancias que, en bajas cantidades, actúan previniendo o retardando la oxidación de materiales
fácilmente oxidables tales como las grasas (Chipault, 1962).

En este sentido, los antioxidantes naturales presentes ejercen, entre otras, una función protectora de la
calidad sensorial de los alimentos, evitando deterioros oxidativos de su calidad. Así, se ha descrito su
potencial protector ante la degradación oxidativa del ácido linoleico que da lugar a la generación de trans-
2-nonenal y muchos otros aldehídos volátiles (Noel et al., 1999).

Basados en esta capacidad se han desarrollado distintos métodos de evaluación de la que se denomina
actividad antioxidante global, generalmente basados en la evaluación de la capacidad de captura de
radicales libres o en la evaluación de su capacidad reductora, constituyendo el grupo de "métodos
químicos".

Estos métodos ofrecen información muy diversa a la que aportan aquéllos basados en medidas biológicas
o metabólicas que determinan o evalúan capacidades antioxidantes específicas. La información que
aportan ambos métodos es complementaria, pero dada su particular naturaleza no tienen porqué estar
correlacionados los resultados de ambos métodos.

De hecho, los métodos "químicos" permiten, en general, obtener buenas correlaciones entre la actividad
antioxidante y la vida media de los productos, pero sólo permiten ligeras aproximaciones a sus efectos
protectores de la salud, que son evaluados por los métodos biológicos.

Además, se considera importante señalar que existen bastantes discrepancias entre autores a la hora de
establecer correlaciones entre ambos grupos de ensayos. Por ello, debe considerarse que un estudio
completo de la actividad antioxidante de un producto debe abarcar ambos grupos. Y es evidente que
cualquier intento de extrapolación de datos de actividad protectora de la salud debe partir principalmente
de los ensayos biológicos en los alimentos.

Sea cual sea el método a aplicar, biológico o químico, para una correcta interpretación de la acción de un
determinado antioxidante, es necesario diseñar o escoger el método atendiendo a los siguientes
parámetros o acciones:

- Especificar el sustrato oxidable que será protegido por el correspondiente antioxidante.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

- Determinar el parámetro que permitirá la medida correcta del grado de oxidación y de la


inhibición ejercida por el antioxidante, así como determinar el punto final de la oxidación.

- Asegurar que el sustrato y el modo de inducir la oxidación son relevantes.

- Determinar algún posible efecto pro-oxidante de los antioxidantes.

Además, en el caso de alimentos debe tenerse en cuenta que la actividad antioxidante es dependiente de
una multitud de factores, incluidas las propiedades coloidales de los substratos, las condiciones y etapas
de oxidación, así como la posible localización de los antioxidantes y substratos en las distintas fases
presentes en el alimento.

El oxígeno está asociado a las condiciones de vida aerobia (Davis, 1995), representa la fuerza motriz para
el mantenimiento del metabolismo y viabilidad celular, al mismo tiempo que entraña un peligro potencial
debido a las especiales características paramagnéticas de este gas, responsable de la formación de
intermediarios parcialmente reducidos y dotados de una alta reactividad, conocidos como especies
oxigénicas reactivas (ROS).

Las especies oxigénicas reactivas son radicales libres (RL), es decir especies moleculares activadas,
dotadas de un electrón desapareado en un nivel energético superior y por tanto dotadas de propiedades
paramagnéticas, lo que les confiere una alta e indiscriminada reactividad.

EL ESTRÉS OXIDATIVO EN LOS SISTEMAS BIOLÓGICOS

Entre las especies oxigénicas cabe destacar:

1 Radicales: ión superóxido (O2.-), radical hidroxilo (.OH), alcoxilo (RO.), peroxilo (ROO.) y óxido
de nitrógeno (NO.)

2 No radicales: peróxido de hidrógeno (H2O2), oxígeno singlete (.O2) y peroxinitrito (ONOO-).

Las especies oxigénicas reactivas tienen un origen tanto endógeno, de la propia célula, como exógeno.
Entre las fuentes endógenas destacan:

1. La cadena respiratoria, donde la reducción monovalente de la molécula de oxígeno da lugar a la


formación de la mayoría de estos compuestos. Debe señalarse que el 95% del oxígeno que respiramos es
reducido a H2O por la acción de la citocromo oxidasa-a-3, último eslabón de la cadena de transporte
electrónico.

Además, a nivel del complejo quinona-semiquinona-ubiquinol, el (Q10) actúa como aceptor de electrones
dando origen a la formación de radicales O2.

2. Las células fagocitarias (neutrófilos, monocitos o macrófagos), utilizan el sistema de la NADPH


oxidasa generando directamente ión superóxido (O2.-). Por otra parte, como mecanismo de defensa,
dichas células también generan óxido de nitrógeno (NO.), por acción de la oxido-nítrico-sintasa sobre la
arginina.

18. Nutrición celular

Capítulo anterior: 17 - Los radicales libres


Capítulo siguiente: 19 - Salud y nutrición

LA NUTRICION CELULAR

Qué hace la Nutrición Celular: Hace que te alimentes bien, complementa y corrige tu alimentación, hace
que todas tus células reciban todos los nutrientes que necesitan.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Proporciona todos los nutrientes que tu cuerpo y tus células necesitan para aumentar la producción de
energía y recuperar la energía perdida. Ayuda a aumentar la producción celular para reparar el desgaste
normal de los tejidos, reparar el daño de los tejidos y el crecimiento del cuerpo. Las células mejoran su
funcionamiento, recuperan funciones perdidas y se liberan de Enfermedades.

LOS PROBLEMAS DE NUESTRA ALIMENTACION

Nuestra alimentación tiene excesos de grasa saturada y colesterol, sal, productos refinados como azúcar y
harinas. Productos procesados y enlatados con conservadores y preservativos; contaminantes como
fertilizantes, pesticidas; medicinas o drogas como antibióticos, hormonas, etc.; estimulantes como café,
nicotina, alcohol. Respiramos aire contaminado y humo de cigarrillo. No tenemos tiempo de masticar
como debe ser. Hay bacterias y parásitos.

Nuestra alimentación tiene deficiencias y carencias de proteínas, carbohidratos complejos, aceites


esenciales, fibra, minerales, oligoelementos, factores botánicos y agua.

Las causas de las deficiencias son los alimentos que más consumimos (Falta de variedad: carnes, lácteos y
huevos) tienen un contenido bajo de estos nutrientes, o no los contienen.

No comemos en cantidad suficiente los alimentos que contienen nutrientes, o nunca los comemos.

Muchos alimentos tienen un contenido de nutrientes menor al que normalmente deberían tener, por
sembrar y cosechar con demasiada frecuencia, y por los procesos de preparación y conservación de los
alimentos.

El problema real: No conocemos lo que nos comemos

En realidad el problema no consiste en que la comida normal tenga excesos o deficiencias, sino en que el
98 % de las personas no saben...Qué nutrientes contienen cada uno de los alimentos que consumen
diariamente la cantidad de cada uno de esos nutrientes .

La verdad es que comer sólo carne, leche, huevos y tortillas, pan o arroz no es alimentarte bien. En esos
alimentos no se encuentran todos los nutrientes que el organismo necesita todos los días. Es imposible
que un solo alimento contenga todos los nutrientes que el cuerpo necesita diariamente. La realidad es que
comemos mucho los alimentos equivocados por no saber lo que contienen, nos nutrimos muy poco y
obtenemos muchos excesos. Comer bien significa tener una buena alimentación.

Todos en nuestras casas tenemos entre 10 y 20 preparaciones que se van repitiendo a lo largo de todo el
año y la vida. Cuando llegamos a la preparacion número 20 regresamos al número 1. Cuando vamos a la
pizzería no tenemos que pensar qué pizza vamos a pedir, ya tenemos escogida la que siempre pedimos,
cuando vamos al restaurante hacemos exactamente lo mismo, es decir, si en esos platillos hay deficiencias
vamos a tener esas deficiencias toda la vida y también si hay excesos vamos a tener esos excesos toda la
vida.

Otro problema es que comemos lo que nos gusta, no lo que más nos conviene. A esto es a lo que se le
llama tener malos hábitos alimenticios.

La mejor forma de saber si alguien se alimenta bien es por las enfermedades que presenta, hay
enfermedades que su causa especifica es la mala alimentación. Muchas enfermedades que se consideran
hereditarias no son sino el simple resultado de que lo que comen los padres, que es lo mismo que comen
los hijos, y lo mismo que comía la madre desde el embarazo. Por lo tanto la enfermedad que sufren los
padres también la sufren los hijos, en eso consiste lo hereditario de la enfermedad.

En la medicina clásica muchas veces se tratan los SÍNTOMAS, pero no la CAUSA de la enfermedad. Por
ejemplo si la persona tiene hipertensión, el médico receta un medicamento para disminuir la presión
arterial.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

¿Dolor de cabeza? Un analgésico. ¿Ulcera? Un antiácido. ¿Ansiedad? Un calmante. Y así sucesivamente.

Lo que se obtiene es control de los síntomas pero la causa subyacente de la enfermedad sigue
progresando. ¿Por qué? Porque no se está tratando a nivel celular, así que cuando la persona llega a los 20
años, puede sentir fatiga. Cuando llega a los 30 está pasada de peso. A los 40 tiene algo de hipertensión y
alto nivel de azúcar, y a los 50 le da un infarto debido a la mala nutrición continua durante un largo
periodo de tiempo.

Por otro lado, el enfoque de la Biología Celular proporciona una accesible complementación de los
Micronutrientes y Factores Botánicos Nutricionales, lo cual brinda cura y reparación de las células y esto
lleva a que se reviertan los síntomas.

19. Salud y nutrición

Capítulo anterior: 18 - Nutrición celular


Capítulo siguiente: 20 - Productos de alta tecnología de absorción

SALUD Y NUTRICION

"Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu propio alimento"


..Hipócrates...

¿Con cuantos problemas de salud convivimos actualmente? Diabetes, insuficiencia renal, cálculos,
cáncer, leucemia, gastritis, epilepsia, asma, osteoporosis, problemas cardíacos, anemia, stress,
depresión, cansancio, adicciones, migraña, artritis, acné, artrosis, sobrepeso y muchísimos
problemas de salud. ¿Cual es la causa de todo esto?

Sin dudas, la deficiente alimentación origina la mayoría de estos problemas. Sabemos que fuimos creados
para recibir nutrientes. Somos los que comemos!.

Para corregir estas grandes deficiencias se requiere de nutrientes que lleguen a las células y las nutran y
este proceso debe ir acompañado con nutrientes que puedan absorberse rápidamente.

La absorción se convierte en la solución que da a nuestro organismo la posibilidad de reconstruirse y


tener las herramientas indispensables para su auto regeneración.

La tecnología llamada micelización inmunológica, consiste en hacer que las moléculas grasas
puedan ser mezcladas con el agua, permitiendo de esta forma que los nutrientes no requieran de
una digestión y sean absorbidos aproximadamente en un 99% por nuestro cuerpo.

Se ha logrado con esta tecnología nutricional que las partículas de las vitaminas aceitosas puedan
ser mezcladas por el agua, al lograr disminuir el tamaño y permitir mediante este proceso una
mezcla agua-aceite que favorece totalmente a la absorción ya que nuestro organismo es 80% agua.

Una célula enferma es una célula ávida de absorción, porque su tendencia natural es la salud.

Corregir las deficiencias nutricionales ayudan de por si a liberar las cargas emocionales que estos
trastornos traen consigo.

Alrededor de la tecnología de la miscelizacion se han logrado desarrollar los mejores productos


nutricionales totalmente naturales, libres de contaminantes y totalmente naturales, extraídos de las frutas,
cereales, verduras y hortalizas, dando a la vez la oportunidad de realizar un crecimiento integral en la
salud.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

En la tecnología miscelizada se han desarrollado una serie de productos que por su rápida absorción,
lograr llegar rápida y eficientemente a la célula, dotándola de una completa salud cuando puede nutrirla
completamente, par recobrar su vigor y energía naturales al cuerpo humano.

Según sus beneficios y utilización se han clasificado en cuatro grandes grupos que son:

LIMPIADORES: Aloe Beta, Fiber and Plus, Ego Frutas

ENERGETICOS: Biocros, Star Bien y Optimus.

REGENERADORES: Omniplus, Power Maker , Omnifit.

REGULADORES: Los Thermogenicos.

Estos productos los pueden consumir toda clase de personas, ya son alimentos en su estado más
natural, desde niños hasta ancianos, no poseen ninguna clase de contraindicaciones, no generan
efectos secundarios y se pueden combinar alternamente con cualquier tratamiento bien sea
homeopático, bioenergetico, naturista y demás que existen en la actualidad.

En algunos casos la combinación de un producto con otro se ha constituido en un poderoso


tratamiento para curar y prevenir enfermedades como la hipertensión, diabetes leucemia,
osteoporosis y otras.

PLANES NUTRICIONALES
Se han desarrollado así poderosos complementos nutricionales de alta tecnología, elaborados con los
mejores ingredientes naturales. Para facilitar su presentación, se encuentran en Siete Planes, que son
recomendados a nivel internacional. Cada uno de ellos ofrece productos específicos para distintos
beneficios.

1. SISTEMA INMUNOLOGICO
2. PESO PERFECTO, DIGESTION EFICIENTE
3. NIÑOS
4. EJECUTIVOS DE ALTO RENDIMIENTO
5. DEPORTISTAS
6. ABUELOS
7. BELLEZA POR DENTRO Y POR FUERA

Si estas interesado en esta revolucionaria tecnología puedes obtener información detallada en e-


mail- ojscol@yahoo.es.

¡Te informamos cada semana de los nuevos cursos gratuitos que colocamos on-line para ti!

20. Productos de alta tecnología de absorción

Capítulo anterior: 19 - Salud y nutrición


Capítulo siguiente: 21 - Un camino para nutrir el alma

BENEFICIOS DE LOS PRODUCTOS

ALOE BETA

BENEFICIOS

Excelente regenerador celular del sistema digestivo.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Elimina la gastritis, trastornos renales, hepáticos, cálculos renales y biliares.

Reconstruye tejidos internos.

Rehidratante y gran depurativo (eliminación de toxinas).

Ayuda a asimilar mejor las proteínas

Evita el cansancio y retarda el envejecimiento.

Desintoxica y desinflama el hígado.

Mejora la circulación aumentando la elasticidad de las venas.

Protege de la contaminación de sustancias oxidantes y de los radicales libres.

Contrarresta el ácido úrico y los tóxicos que afectan las vías respiratorias.

Combate la amibiasis y los parásitos.

BIOCROS

BENEFICIOS

Aumenta el estado de alerta.

Proporciona energía y vitalidad.

Da mayor disposición al trabajo físico y mental.

Mejora la memoria, la concentración, la lucidez, evita el cansancio mental.

Retarda el envejecimiento mental.

Combate la flojera, la apatía, el estrés y la debilidad cerebral.

Favorece la producción de catecolamina que son activadores del sistema neurotransmisor.

Contrarrestar el miedo, la ansiedad, la angustia y estados depresivos.

Incrementa el autoestima y la seguridad en si mismo.

Favorece el desarrollo mental en niños lentos y quedados.

Aumenta el impulso sexual.

Ayuda al control del colesterol y al buen funcionamiento de la tiroides.

EGO FRUTAS

BENEFICIOS
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Mejora el estado físico y mental.

Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del organismo.

Proporciona energía natural y mejora la circulación.

Aligera la digestión de grasas y alcoholes, por lo que ayuda a eliminar la molesta sensación de pesadez
que sigue a una abundante comida al reducir la carga de trabajo del hígado.

EGO LIFE

BENEFICIOS

Mejora notablemente nuestro desempeño durante actividades deportivas de alto rendimiento.

Excelente para Umbromialglas.

FIBER'N PLUS

BENEFICIOS

Facilita y hace más eficiente la digestión.

Elimina los excesos de grasas.

Baja los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Purifica el sistema circulatorio, favoreciendo la oxigenación y la irrigación sanguínea.

Elimina las toxinas, desintoxicando el aparato digestivo.

Purifica el intestino, la flora y las vellosidades intestinales, permitiendo una mayor absorción de
nutrientes.

Limpia, destapona y desinflama el colon, previniendo o eliminando el cáncer del mismo y el


estreñimiento.

Elimina la diverticulitis, almorranas y ácido úrico.

OMNIFIT

BENEFICIOS

Complemento alimenticio de alto valor nutricional.

Regula el metabolismo, eleva defensas, regenera células y tejidos.

Da mayor disposición al trabajo físico y mental.

Reprograma el sistema inmunológico.

Para subir de peso.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Sirve para la desnutrición e inapetencia infantil y especialísimo en mujeres en embarazo o lactantes.

Para recuperar la fibra muscular.

Ayuda al sistema circulatorio y proporciona una excelente coagulación.

Nivela el Azúcar en la sangre, aumentando los glóbulos rojos, evitando sangrados internos.

OMNIPLUS

BENEFICIOS

Evita todo tipo de enfermedades (sube las defensas).

Purifica la sangre, de energía corporal, equilibra el sistema metabólico.

Complemento alimenticio de alto valor nutricional, ayudando a los tratamientos De quimioterapia y


radioterapia.

Disminuye el colesterol y triglicéridos.

Excelente alimento para deportistas que sufren cambios bruscos de temperatura.

Ayuda en actividades nerviosas como insomnio.

Evita el síndrome premenstrual por su aporte de pirodoxina y minerales.

Mejora las funciones renales.

Regula la presión arterial, purifica la sangre, eleva la producción de glóbulos rojos y blancos, plaquetas.

Previene y calma molestias del sistema respiratorio, gripas frecuentes, rinitis, sinusitis, bronquitis y
especialmente alergias.

Excelentes para niños desnutridos, con falta de apetito.

Favorece la vitalidad.

OPTIMUS

BENEFICIOS

Favorece la oxigenación cerebral.

Mejora las funciones cognoscitivas como la memoria, la concentración, el interés, el rendimiento


académico, etc.

Mejora la circulación e irrigación sanguínea.

Ayuda a corregir problemas de coordinación motora, reflejos, trastornos del lenguaje(tartamudeo),


deterioro del cerebro.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Aumenta las superficies de las mucosas para que no se infecten.

Actúa en el páncreas ayudando en casos de diabéticos e hipoglicémicos.

Es excelente vasodilatador, ayudando en casos de alta o baja presión.

Mejora la visión.

Previene y elimina las convulsiones epilépticas.

Ayuda a mantener el tono de los músculos y humecta los tejidos musculares.

Para jaquecas, migrañas, dolores de cabeza.

POWER MAKER

BENEFICIOS

Reafirma y tonifica los músculos.

Convierte los tejidos adiposos en fibra muscular.

Aumenta el grosor de la piely el colágeno.

Incrementa la elasticidad de los tendones y la fuerza física.

Excelente para fisiculturistas y deportistas de alto rendimiento.

Incrementa la cantidad de espermatozoides en el semen del hombre y la ovulación de la mujer,


favoreciendo la fertilidad.

Aumenta la virilidad y la potencia sexual.

Elimina los cólicos menstruales.

Regula el periodo menstrual.

Elimina los quistes y tumores en los ovarios y la matriz.

Contrarresta la frigidez.

Retarda la menopausia y la andropausia.

Reactiva las hormonas sexuales masculinas y femeninas.

Refuerza el sistema inmonulogico levantando las defensas.

Excelente cicatrizador.

Nutre el sistema óseo, eliminando la osteoporosis.

Excelente para los niños con problemas de crecimiento, desnutrición o delgados.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Pre-eclampsia y mejora la placenta.

Excelentes para las lactantes.

Excelente para los dolores musculares y óseos.

STARBIEN

BENEFICIOS

Nutre, fortalece e irriga todo el sistema nervioso, en especial la parte encefálica raquídea.

Aumenta la concentración, coordinación motora, la memoria y el hablar con fluidez.

Evita el estrés físico y mental.

Inhibe la ansiedad compulsiva de comer, fumar, tomar o drogarse.

Aumenta la energía, prehidrata el cerebro y los músculos.

Controla las ansiedades, depresiones y angustias severas.

THERMOGENES

BENEFICIOS

Quema el exceso de grasas y ayuda a bajar de peso y/o talla.

Nutre y da energía suficiente para no sentirse débil y regula el nivel de calorías en el cuerpo.

Provee las dosis de cromo orgánico suficiente.

Regula la producción de insulina, controlando el índice glicémico.

Reduce y elimina las diabetes y la hipoglicemia.

Excelente para insulino-dependientes.

Elimina conejos, llantas, celulitis.

Ayuda a ganar fibra muscular y evita la flacidez de la piel.

THERMOGEN COOKIES

BENEFICIOS

Especial para calmar la ansiedad.

Ayuda a perder peso y talla.


Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

AVISO LEGAL

Toda la información que se brinda en esta nota está destinada al conocimiento general. En ningún caso
sustituye el asesoramiento de un médico. No pueden usarse estos datos para diagnosticar y/o auto
diagnosticarse y/o realizar el análisis de enfermedades. No olvide consultar a su médico ante cualquier
duda que pudiera tener con relación a su estado de salud.

Si estas interesado en esta revolucionaria tecnología puedes obtener informacion detallada en e-


mail- ojscol@yahoo.es.

21. Un camino para nutrir el alma

Capítulo anterior: 20 - Productos de alta tecnología de absorción

Nutrir nuestra alma es el camino que nos indica nuestro cuerpo por medio de la enfermedad como
manifestación de nuestros errores, los cuales debemos corregir como una percepción errada de nuestra
realidad.

Según Bach, IGNORANCIA, EGOISMO, INESTABILIDAD, ODIO, CRUELDAD, ORGULLO y


CODICIA, son manifestaciones contrarias a la Naturaleza del Ser Humano, y el verdadero origen de la
enfermedad. Solo es necesario potenciar el aspecto contrario a ellas para equilibrarnos y acercarnos a
nuestra alma.

Bach nos dice: "Existen siete hermosos estados en la curación de una enfermedad al que podemos llegar
para recuperar nuestra armonía: PAZ, ESPERANZA, ALEGRIA, FE, INCERTIDUMBRE,
SABIDURIA y AMOR.

Esto es lo que facilita las esencias florales, pero si no existe un trabajo paralelo de comprensión, al dejar
de ingerir las esencias volveremos a recaer en la misma tendencia, iniciando así un nuevo proceso hacia la
enfermedad.

Debemos aclarar que existe diferenciación clara entre el alma y la personalidad. El alma como principio
activo y causa de todo lo que se expresa en el ámbito de la personalidad, y las vivencias de esta como
producto de las necesidades del alma para su desarrollo. Todo lo que nos depara la vida, tiene que ver con
las necesidades de nuestra alma.

La mayoría de las personas no pueden salir de los laberintos que ellos mismos han creado porque se
identifican con las emociones y los pensamientos que desean lo que se ha frustrado, lo que no llega, lo
que no coincide, lo que temen, o lo que llegará. Las estructuras psicoemocionales y ellos son la misma
cosa. Todo su ser se ha centrado en esas emociones, la atención está atrapada y desde esas estructuras no
pueden hacer mas de lo que hacen.

Por lo tanto aparentemente la situación es irremediable. Pero se han olvidado de ellos mismos, se han
olvidado de su verdadera Naturaleza, el Alma, que siempre ha estado presente pero que la mayoría de
nosotros no hemos advertido.

Existen como ya he expresado distintas estructuras que pertenecen a este planeta y que Bach delimito,
definió y presento de la mano de un sistema completo de sanación que posibilita separarse de ellas para
conectar con la esencia de cada una de las criaturas que desarrollan su plan de evolución en el Planeta
Tierra.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Cada persona tiene una forma distinta de presentarse en la vida, cada uno, aparentemente tiene sus
necesidades y se expresa de acuerdo a un plan determinado que solo el conoce. Pero la construcción se
realiza sobre las bases de las mismas estructuras, tanto positivas como negativas. La dualidad está
presente en cada una de las manifestaciones vitales de la Naturaleza.

Todos expresamos con las mismas calidades energéticas y construimos nuestra personalidad en el ámbito
de las estructuras que se expresaran en el inconsciente colectivo del Planeta y que están presente desde
que el Ser Humano comenzó su deambular en este Planeta. Cada Alma está elaborando su propio
desarrollo hacia la perfección de su Arquetipo, manifiesta elementos que ahora necesita transformar para
acercarse a el.

Cada uno está en su momento vital y cada cual necesita transformar, comprender, integrar, encarnar el
aspecto concreto que le acerque cada vez mas a su propia Naturaleza, La suya y no la del ideal de un
pueblo, nación, colectivo o religión.

El cuerpo etérico, o cuerpo vital, es la contraparte energética de nuestro cuerpo físico. Permite la
estructuración, diferenciación y regeneración de las células y todas las manifestaciones biológicas de
nuestro organismo físico. Organiza y revitaliza las energías mas densas de nuestro Ser.

El cuerpo físico es el vehículo más denso, compuesto por distintos tipos de energías que permiten la
percepción sensorial a través de los sentidos de la realidad que se manifiesta en el mundo físico. Es el que
mejor conocemos, gracias al estudio minucioso de cientos de años enfocando nuestra consciencia en este
campo.

Sin embargo otras civilizaciones como la oriental hace mas de 5.000 años ya hablaban y mostraban su
sabiduría que ahora comienza a aceptarse como real, introduciendo otros elementos en la configuración
anatómica de los seres vivos y teniendo en cuenta las energías sutiles para la recuperación física.

El alma, desde la visión filosófica de Edward Bach, es nuestro real ser. Antes de su encarnación en el
mundo físico tridimensional el alma conoce cuáles son las experiencias más adecuadas para su desarrollo
y para este menester utiliza distintas envolturas - calidades energéticas- que le permitirán moverse en este
planeta.

Cada uno de estos vehículos con sus determinadas cualidades, le facilita la realización de una serie de
acciones y todas ellas conjuntadas darán una vez lograda la comunicación permanente (con nuestro real
ser) la posibilidad de que se manifieste el ser humano integral, pues todavía somos proyectos en
realización para poder llegar a ser "seres humanos".

Cuando la comunicación energética con nuestra fuente de vida está obstruida por una aptitud contraria al
proyecto de nuestra verdadera esencia, aparece la enfermedad. Cada uno de estos cuerpos sutiles tienen
una serie de actuaciones, imprescindibles todas ellas para el buen funcionamiento del ser humano.

Individualmente cada vehículo puede estar bloqueado, y, si la acción terapéutica no se realiza en el


mencionado cuerpo, no erradicaremos la causa de este bloqueo, que puede ser psicológico-mental,
emocional, energética, o finalmente física.

La acción terapéutica de las esencias de flores actúan indistintamente en cada uno de estos cuerpos,
desbloqueando a la conciencia y permitiendo la manifestación libre de la verdadera realidad del ser a
través de las distintas envolturas hasta el vehículo físico y desde ahí, pasando por el cerebro, nos hará
conscientes en este plano físico de la verdadera acción a emprender y de la dificultad que estaba
provocando la enfermedad.

Al vernos separados del bloqueo lo podremos erradicar definitivamente de nuestra vida y con ello a la
patología física.

Para que el cuerpo físico funcione correctamente es necesario que los vehículos que los anteceden estén
en perfecto estado y la comunicación energética se realice sin ningún obstáculo.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Antes de hablar de las esencias florales he de mencionar al SER que da origen a la planta de la que se
extrae el elixir. El origen de la sustancia material que da consistencia al cuerpo humano, vehículo de
nuestra ALMA. Pero ahora lo haré sin entrar en muchos detalles, puesto que luego me extenderé en ellos.

Reflexionemos sobre el mundo vegetal:

En Fitoterapia se utilizan distintas partes de la planta (raíz, tallo, hojas, flores, etc.) por sus componentes
bioquímicos, pues estos incidirán sobre la base bioquímica de los distintos órganos de nuestro cuerpo
.Podríamos decir que usamos el cuerpo de la planta para este menester. Podríamos decir también que
usamos la planta muerta.

Si hacemos una diferenciación entre planta muerta y viva, podemos decir que existe algo en la planta
cuando está viva que posteriormente desaparece con su muerte. Es ese algo que cada uno es libre de
llamar como quiera, pero que denominaremos ALMA o ESENCIA y que, es algo que lo posee todo ser en
la tierra.

Esta esencia individual tiene unas connotaciones personales, intrínsecas que van a permitir que su
vibración en el Cosmos dé como resultado aparente a nuestros ojos físicos una forma definida que
nombraremos en la tierra para diferenciarlas de otras formas.

En el mundo vegetal existe una limitación para la manifestación de la energía que no se da en reino
humano, donde se puede manifestar de forma íntegra a imagen y semejanza del cosmos.

En el caso de los vegetales sólo se puede manifestar un aspecto de la energía por cada especie. En el
mundo vegetal se cumple la sentencia YO SOY EL QUE SOY y esa vibración de alta frecuencia en el
plano de los arquetipos (como diría JUNG) se transforma en este plano tridimensional en una planta. O,
mejor dicho, en un ser al que los humanos denominamos planta.

Ningún ser vegetal pretende ser lo que no es. El olmo jamás pretenderá ser un pino ni una rosa. Por eso en
este reino se manifiesta de forma pura y perfecta la esencia de la virtud que da vida a la forma que
podemos contemplar en serenidad y que nos llena de admiración ante la perfección de su inigualable
belleza.

El exponente más perfecto de la planta y en el que existe mayor carga energética es la flor, según se
desprende de las investigaciones de BACH.

En la terapia floral se utiliza la parte viva de la planta para la Sanación, de acuerdo con el proceso que el
propio Doctor. BACH confeccionó. En la terapia floral se utilizan 37 especies vegetales y la esencia del
agua de un manantial de origen rocoso (Rock Water, agua de roca). Cada una de estas esencias fueron
reconocidas por el Doctor. BACH por la acción benéfica que producen en el ser que la ingiere, ya sea
animal, vegetal o humano.

Nutrición Ortomolecular. Dietas que Curan


Los alimentos y las dietas siempre han jugado un papel importante en la historia de la
medicina; el ajo fue usado para tratar problemas de salud en Egipto y Grecia, mientras que en
el siglo XVIII la armada inglesa previno el escorbuto incluyendo en la dieta de sus marinos
limas y limones. Fue gracias a estos largos viajes oceánicos que se pudo observar por primera
vez los efectos de una dieta desprovista de alimentos frescos y muy deficiente en ciertos
nutrientes.

La medicina desde entonces se ha preocupado de lo que se denominan deficiencias agudas o


críticas de nutrientes, es decir deficiencias producidas por una dieta severamente pobre en un
nutriente en particular. Las deficiencias agudas de vitaminas o minerales producen
enfermedades que pueden ser mortales y por tanto se les ha dado mucha importancia. Estas
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

deficiencias agudas han determinado lo que se denominan cantidades diarias recomendadas


de nutrientes como las cantidades que evitan que suframos enfermedades carenciales.

Sin embargo existen deficiencias que no producen una enfermedad carencial pero sí
disminuyen nuestra calidad de vida. Es decir, podemos tener una deficiencia de vitamina C
pero no tan grave como para desarrollar escorbuto. Esta deficiencia no crítica puede
desarrollarse incluso cuando la dieta contiene los 60mg diarios de vitamina C que recomienda
la medicina alopática y nos puede producir cansancio, catarros frecuentes, infecciones,
alergias, falta de firmeza en la piel, retraso en la curación de heridas, deterioro dental o encías
sangrantes. La cantidad de vitamina C necesaria para evitar estos síntomas depende de
muchos factores y varia, para una persona 200mg puede ser suficiente mientras que otra
necesitará hasta 4.000mg. La terapia nutricional o nutrición ortomolecular estudia las
deficiencias no críticas de nutrientes y determina las cantidades óptimas para cada individuo.

Las deficiencias crónicas de nutrientes se producen cuando la dieta contiene unos niveles por
debajo de nuestras necesidades pero sin llegar a niveles críticos y esta situación se ve
agravada por una serie de factores desmineralizantes, como son el tabaco, el estrés, la
herencia, la polución o el consumo de estimulantes.

La nutrición ortomolecular estudia los efectos de deficiencias no críticas o crónicas que se


mantienen durante un largo periodo de tiempo y cómo varias deficiencias en combinación
pueden ser el motivo de diversas enfermedades o síntomas que disminuyen nuestra calidad de
vida. La calidad de vida óptima que busca la nutrición ortomolecular significa la ausencia de
síntomas molestos que aunque no se consideran enfermedad no nos dejan disfrutar de una
salud plena, como puede ser malas digestiones, dolores de cabeza, cansancio crónico,
depresión, infecciones frecuentes, menstruaciones dolorosas, problemas de piel o mala
memoria.

En Busca del Equilibrio

La nutrición ortomolecular es una terapia holística, esto significa que ve al cuerpo como un todo
y a todos sus procesos como interdependientes. Es decir, no prescribe un nutriente en
particular para un determinado problema, sino que dirige toda su atención hacia el
funcionamiento del cuerpo y de todos sus sistemas en general.

Para que la terapia sea realmente efectiva tiene que asegurarse que, en primer lugar, los
nutrientes sean absorbidos a través de la pared intestinal y, en segundo lugar, de que puedan
alcanzar el interior de las células y los órganos donde más se necesitan.

El organismo empezará a funcionar correctamente con un nivel adecuado de los nutrientes que
necesita para formar hormonas, enzimas, prostaglandinas, anticuerpos y otras numerosas
sustancias. Un organismo que dispone de todos los elementos necesarios para llevar a cabo
sus funciones correctamente será capaz de desintoxicarse, regenerarse y establecer un óptimo
estado de salud tanto física como mental.

Pequeñas Señales

Los síntomas iniciales de una deficiencia subclínica de nutrientes son muchos y


extraordinariamente variados. Puede que no les demos importancia porque nos hemos
acostumbrado a ellos, porque los consideramos propios de la edad o porque, aunque molestos,
no nos preocupan. Sin embargo, estos síntomas son indicativos de desequilibrios nutricionales
o metabólicos y pueden llevarnos a problemas más serios a la larga.

Por ejemplo, una falta de vitamina B5 produce síntomas como hormigueo en las extremidades,
falta de coordinación y dificultades de concentración, síntomas que pueden pasar
desapercibidos. Sin embargo, esta vitamina es fundamental para el buen funcionamiento de las
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

glándulas suprarrenales y una deficiencia crónica de ella puede llevar a problemas mas graves
como, por ejemplo, fatiga crónica o depresión.

La Mejor Prevención

Hemos oído muchas veces que si comemos un poco de todo no tenemos que preocuparnos de
que nos falte nada. Podemos tener una buena alimentación, o que nosotros consideremos
buena, es decir con mucha fruta, verdura, proteína y una variedad de cereales. Pero hoy en día
existen ciertos factores que hacen que estar bien alimentados no sea tan fácil.

Por ejemplo, los alimentos procesados y refinados no sólo son pobres en nutrientes sino que
producen una pérdida de minerales. El pan blanco, la harina refinada y el arroz blanco aun no
siendo alimentos que en sí sean dañinos, producen una pérdida de nutrientes como el zinc y la
vitamina B1 y dañan el estado del intestino con lo que se dificulta la absorción de los alimentos.

El consumo excesivo de azúcar afecta negativamente a la absorción de minerales, en especial


magnesio, y agota las reservas de vitamina B1 o tiamina. El café y el té tienen el mismo efecto
sobre la tiamina.
Además de hacernos perder tiamina, el té y el café inhiben la absorción del hierro,
desequilibran los niveles de sodio y potasio debido a su efecto diurético y en general
desmineralizan los tejidos.

El tabaco es el mayor factor desmineralizante del organismo, no sólo contiene radicales libres,
toxinas y cancerígenos sino que incrementa las necesidades de zinc al aumentar los niveles de
cadmio y cobre.

En los estados de ansiedad se multiplican por cinco las necesidades normales de calcio. El
estrés, tanto interno como externo, agota las glándulas adrenales y ocasiona pérdidas de
nutrientes. Durante la respuesta al estrés se agotan las reservas de magnesio y potasio, los
aminoácidos carnitina y glutamina, vitamina C, zinc y coenzima Q10.

En conclusión nuestra dieta puede ser más o menos sana pero si estamos expuestos a
factores desmineralizantes o si genéticamente tenemos dificultades en la absorción de
determinados nutrientes puede que necesitemos una ayuda extra con suplementos.

Dietas Terapéuticas

Para tratar una enfermedad o un desequilibrio metabólico, necesitamos una terapia nutricional
adaptada a cada individuo, pues las dosis y nutrientes adecuados varían. Los tratamientos
nutricionales consisten en una dieta individualizada y una recomendación de suplementos que
pueden variar entre vitaminas, minerales, amino ácidos, enzimas o probióticos.

Una dieta adecuada puede mejorar nuestra salud y potenciar el efecto de los suplementos
nutricionales. Las dietas dirigidas a corregir un desequilibrio metabólico y mejorar nuestro
estado de salud se denominan dietas terapéuticas. Estas dietas pueden ser ricas en un mineral
en particular que se encuentra en un nivel crítico, pueden estar dirigidas a desintoxicar el
organismo, a alcalinizar los tejidos, a equilibrar los niveles de glucosa en la sangre, a mejorar la
circulación sanguínea, a tratar una infección con cándida o a mejorar los niveles de energía en
general. Una dieta terapéutica elimina los elementos de la dieta que dificultan el proceso de
curación y que varían en cada caso. En general será una dieta pobre en sal, azúcar y grasas
saturadas y libre de alimentos procesados.

Pero tan importante como lo que eliminamos de la dieta es lo que introducimos en ella. Para
que una dieta tenga un efecto terapéutico debe incluir principalmente mucha verdura, cereales
integrales, legumbres y semillas. Debe a su vez tener un nivel mínimo de toxinas por lo que se
recomienda el uso de alimentos ecológicos y agua mineral o desclorada.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Métodos de Diagnóstico Nutricional

En general, el método más eficiente para deducir el estado nutricional de un individuo es a


través de una serie de cuestionarios que nos facilitan información sobre la historia clínica, la
historia familiar y el conjunto de síntomas, dolencias y molestias.

También puede realizarse un diagnóstico por el iris que nos indica si hay un desequilibrio entre
macrominerales y qué órganos necesitan un mayor aporte de nutrientes.

Los niveles de nutrientes en sangre son buenos indicadores, pero tienden a mantenerse
próximos a unos ciertos valores fijos sin reflejar el estado nutricional de los tejidos. La sangre
está sujeta a lo que se conoce como control homeostático: mantiene la concentración de
nutrientes mas o menos constante independientemente de cómo esté la concentración en los
tejidos. El único nutriente del que la sangre es un buen indicador es el hierro ya que este
trabaja directamente en las células sanguíneas.

El análisis de pelo es útil a la hora de determinar si existe una contaminación con metales
pesados o si tenemos algún nutriente en exceso. Pero no refleja fielmente el estado nutricional
de los tejidos.

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179
Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este

Adelgaza Reequilibrando tu Organismo


A la hora de perder el peso que nos sobra lo que realmente nos va a ayudar no será nuestra
fuerza de voluntad para seguir una dieta estricta, porque llega un momento en que se acaba,
sino el poder reequilibrar a nuestro organismo y aprender a comer de una forma que nos sirva
para siempre y no esté asociada con sacrificio.

El problema de la mayoría de las dietas adelgazantes es que acabamos deseando con mayor
fuerza aquellos alimentos prohibidos, y clasificando a los alimentos entre los que engordan y
los que no engordan en vez de entre los que nuestro organismo necesita para estar sano y los
que nos desequilibran y aumentan nuestra carga de toxinas. Será mas fácil eliminar de nuestra
dieta estos últimos porque, al cabo de cierto tiempo, una vez superado el periodo de
dependencia de estos alimentos, nuestro organismo los rechazará sin ningún esfuerzo de
voluntad. Si eliminamos solamente aquellos alimentos mas altos en calorías podemos producir
un déficit tanto de micronutrientes como vitaminas o minerales como de macronutrientes como
proteínas, grasas y carbohidratos. Este déficit desequilibra aún mas nuestro organismo que
acaba pidiendo una cantidad excesiva de comida para poder compensar sus carencias.

Por qué engordamos?

Exceso de comida, metabolismo lento, hipotiroidismo, mala digestión de las grasas, falta de
ejercicio, sistema linfático lento, retención de líquidos, desequilibrios hormonales son varios de
los motivos por los que podemos engordar. A través de un tratamiento nutricional adecuado se
pueden activar las distintas funciones corporales para incrementar la eliminación de líquidos y
toxinas, regular la producción de hormonas y mejorar la digestión de las grasas. Incluso un
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

buen tratamiento nutricional puede incrementar el metabolismo basal en los casos en que se
encuentre ralentizado.

Las dietas hipocalóricas mantenidas durante un período prolongado de tiempo y el saltarse las
comidas son dos factores que pueden ralentizar el metabolismo basal y hacer que acabemos
cogiendo peso con mayor facilidad. Esto nos demuestra que no siempre es cierto que
disminuyendo la cantidad de calorías en la dieta vayamos a adelgazar, por lo menos no de
forma permanente y duradera.

En la opinión de los terapeutas nutricionales la tendencia a tener un metabolismo mas lento


puede ser debida a una insuficiencia de los nutrientes que mantienen el metabolismo basal.
Los minerales que tienden a estar en deficiencia son el zinc y el magnesio junto con sus
cofactores enzimáticos. Por lo tanto la respuesta a como perder peso no es siempre comer
menos sino comer mejor, necesitamos una buena cantidad de nutrientes para equilibrarnos y
por tanto adelgazar.

Ansiedad y deseos excesivos de alimento

En muchos casos la razón de la obesidad es simplemente un exceso de comida que puede


llegar a una obsesión por comer, y esto es probablemente lo mas difícil de corregir. Este
debería ser el primer paso en un tratamiento adelgazante: asegurarnos de que el paciente será
capaz de seguir las recomendaciones dietéticas, es decir tratar primero la dependencia de la
comida si es que existe.

La ansiedad por la comida o el deseo exagerado por comer pueden tener su raíz en ciertas
disfunciones del organismo. Estas disfunciones modifican nuestra relación con la comida en
general y con ciertos alimentos en particular de los que no podemos prescindir, como el azúcar,
el trigo, los lácteos o las grasas. Entre ellas se encuentran la infección con cándida, la
hipoglucemia reactiva, los desequilibrios nutricionales y las alergias alimenticias. El terapeuta
debería ser capaz de determinar si existe algún tipo de dependencia física de ciertos alimentos
debida a algún desarreglo y tratarla en primer lugar.

Tratamiento nutricional para adelgazar

En segundo lugar se deben normalizar aquellas funciones corporales que se pueden encontrar
desequilibradas, como puede ser la digestión de las grasas, los niveles hormonales, el
funcionamiento renal y hepático o el sistema linfático. La suplementación en cada caso es
diferente ya que depende de la historia clínica del paciente y sus características físicas.

Como consejos dietéticos generales es importante no saltarse comidas e incluir algo de


proteína en cada comida. Se adelgaza comiendo alimentos ricos en nutrientes esenciales y
exentos de toxinas. Se debe a su vez eliminar completamente las grasas saturadas, refinadas
o hidrogenadas pero no huir de todo tipo de grasa. Los ácidos grasos esenciales activan el
metabolismo y se encuentran en los frutos secos crudos, las semillas crudas y los aceites
vírgenes, como el aceite de cártamo, lino o sésamo.

El beber mucho agua también será fundamental a la hora de perder peso. La ansiedad de
comer a menudo desaparece bebiendo un par de vasos de agua y además el agua nos ayuda
a eliminar toxinas, sodio y ácidos. La sal en cambio nos hace acumular líquidos.

Para perder peso de una forma duradera habrá que dejar de ver a los alimentos en función de
la cantidad de calorías que tienen sino en función de cuanto los necesita nuestro organismo.
De esta manera al comer sentiremos que nos estamos cuidando y dejaremos de asociar a la
comida con ideas de culpa, penitencia o castigo. Adelgazaremos cuando no nos castiguemos
dejando de comer, sino que nos queramos comiendo.

Hay varios suplementos que puedo recomendar de forma general, aunque siempre es
preferible estar vigilados por un terapeuta nutricional.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Enzimas digestivas y bromelina: pueden ayudar a perder peso al mejorar la digestión de los
alimentos.

La carnitina y la co-enzima Q10: estos dos nutrientes tienen la propiedad de incrementar la


oxidación en el organismo y por tanto acelerar el metabolismo.

Garcinia Cambodia: Esta hierba contiene una sustancia, llamada hidroxicitrato, que inhibe los
mecanismos enzimáticos para la síntesis de ácidos grasos en el organismo. El hidroxicitrato
también aumenta los niveles de energía y produce sensación de saciedad.

Chitosan: es un producto que proviene de el caparazón de los crustáceos, como los cangrejos.
Sus efectos beneficiosos en contra de la obesidad se deben a la propiedad que tiene de
absorber la grasa sin dejar que sea absorbida a través de la pared intestinal.

Picolinato de Cromo: produce una pérdida de grasa corporal junto con un aumento de masa
muscular, incluso si no se acompaña de ejercicio.

GeoSalud, Abril 2004

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179
Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este

Desequilibrios Orgánicos en la Anorexia y la Bulimia


La anorexia, bulimia o la formas de comer compulsiva son adicciones en las que no existe sólo
un problema a nivel emocional que hay que resolver sino que también el organismo está
desequilibrado lo que hace mucho más difícil el tratamiento psicológico. Podemos incluso ser
capaces de resolver el conflicto emocional original pero la dependencia física de cierto
comportamiento alimenticio nos hace ser incapaces de superar esta adicción. El sentimiento de
culpa que crea el no poder evitar el comportamiento compulsivo de los trastornos de la
alimentación agrava los desarreglos emocionales de trasfondo que tardan en poder ser
superados.

Los desequilibrios orgánicos que ejercen un papel tanto en la aparición y la continuidad del
trastorno como en la dificultad del tratamiento psicológico de la anorexia y la bulimia son la
hipoglucemia reactiva, la candidiasis, las alergias alimenticias y las deficiencias de nutrientes.

Algunos pueden estar presentes anteriormente al desarrollo del problema y otros serán una
consecuencia de la irregularidad en las comidas, el exceso de dulces, el comer
compulsivamente o la deficiencia de nutrientes generada por los vómitos y la mediocridad de la
dieta.

Lo importante es que es necesario, incluso imprescindible, equilibrar el organismo de una


persona con un trastorno de la alimentación antes de poder tratar eficazmente el problema
desde el punto de vista psicológico.

1. Hipoglucemia reactiva

Los límites normales de glucosa varían entre 70 y 100 mg por 100 ml. En determinados
momentos del día estos niveles pueden bajar por debajo de 70mg/100ml. Estas bajadas de
glucosa no se detectan en un análisis normal de sangre ya que no son constantes, ocurren
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

intermitentemente. Por ejemplo, la glucosa puede bajar al despertarnos ya que hemos dejado
pasar mucho tiempo sin consumir alimento, después de una comida suculenta o después de un
tiempo de haber tomado un estimulante como el azúcar o el café. Las bajadas de glucosa
afectan tanto al sistema nervioso como al sistema circulatorio, glandular y digestivo y provocan
al que la sufre síntomas como ansiedad, irritabilidad o nerviosismo excesivo.

En el caso de los trastornos alimenticios, el consumo excesivo de alimentos, de dulces y de


estimulantes como el café desequilibran excesivamente el nivel de glucosa en la sangre. Este
nivel fluctúa enormemente a lo largo del día. Cuando los niveles de glucosa en la sangre están
bajos el paciente con bulimia o anorexia necesitará tomar algo que los eleve como, por
ejemplo, un dulce. El comer dulces desencadena un sentimiento de culpa que lleva o a inducir
el vómito o a hartarse de mas dulces, al haber perdido el control.

La nutrición ortomolecular puede ayudar a equilibrar el azúcar en sangre a través de pautas


alimenticias y de vitaminas como la vitamina B5 o la C y minerales como el zinc o el cromo que
ayudan al metabolismo de la glucosa y mejoran la función de las glándulas adrenales y el
páncreas.

2. Alergia a ciertos alimentos

Las alergias alimenticias son intolerancias a ciertos alimentos que pasan por diversas fases. En
una primera fase, la alergia es aparente, es decir desencadena un síntoma como puede ser
ronchas en la piel o dolores de cabeza. Si la alergia no se detecta a una edad temprana pasa a
una segunda fase en la que la alergia está enmascarada. El organismo ya se ha acostumbrado
a la presencia del alimento que causa la alergia y no se produce ningún tipo de síntoma pero el
paciente se vuelve adicto a este alimento. Las alergias enmascaradas producen síntomas
como por ejemplo, depresión, confusión mental, ansiedad, insomnio, nerviosismo o ataques de
pánico.

Es muy posible que en la bulimia y la anorexia existan adicciones auténticas no a la


enfermedad en sí sino a alimentos concretos. El problema no se podrá solucionar hasta que
aquellos alimentos a los que somos alérgicos y, por tanto, adictos sean excluidos de la dieta.
Los pacientes con trastornos alimenticios tienden a tener alergias enmascaradas a alimentos
como el trigo, los lácteos, el café o el chocolate, por ejemplo. Si no toman el alimento causante
de alergia por un tiempo empiezan a tener síntomas de abstinencia. Algunos pacientes con
anorexia saben intuitivamente que hay alimentos o aditivos en los alimentos que les provocan
síntomas con lo que dejan de comer y se mantienen con los pocos alimentos que consideran
seguros.

3. Deficiencia de minerales

Tanto el comer a deshora, los vómitos frecuentes y el uso de laxantes y diuréticos propios de
muchos pacientes con anorexia o bulimia ocasionan perdidas graves de minerales,
especialmente potasio, magnesio o zinc. Pero además la hipoglucemia o las alergias
alimenticias sobrecargan al organismo, especialmente al páncreas, glándulas adrenales y
sistema inmunitario, lo que también mina las reservas de minerales.

Hay diversos estudios que demuestran que dosis altas de zinc pueden ayudar superar la
anorexia. La deficiencia de zinc es un síntoma importante tanto en la anorexia como en la
bulimia, pero más grave en la anorexia. Esta deficiencia puede llevar a algunas anoréxicas a
perder el periodo.

La deficiencia de minerales también lleva a comer compulsivamente, ya que la enferma está


pendiente de no comer por no engordar pero a la vez su organismo necesita ciertos nutrientes
esenciales lo que la lleva a consumir alimentos en exceso. Esta pérdida de control
desencadena sentimientos de culpa que llevan a comportamientos destructivos. El nutricionista
ortomolecular utiliza unos cuestionarios de síntomas para determinar que nutrientes se
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

encuentran en mayor deficiencia y utiliza un protocolo de suplementación que asegura en


primer lugar que los nutrientes serán absorbidos por la pared intestinal y en segundo lugar que
serán capaces de entrar en las células que es donde hacen mas falta.

4. Candidiasis

La candida albicans es un hongo que habita en el intestino de un 85% de la población donde


convive con millones de bacterias y organismos microscópicos. Bajo determinadas
circunstancias este hongo sufre una mutación y se vuelve invasor. La cándida albicans invade
entonces la pared intestinal y la vuelve permeable. Si la atraviesa puede invadir también otros
órganos como el riñón o los órganos genitales. El uso de antibióticos, de la píldora
anticonceptiva, las situaciones estresantes o los medicamentos de cortisona son algunos de los
factores que pueden hacer que aparezca la forma agresiva de la cándida.

¿Pero, qué tiene que ver la candidiasis con los trastornos alimenticios? Por un lado, la cándida
albicans se alimenta de levaduras, azúcares y fermentos. El paciente con cándida tendrá unos
mayores deseos de comer alimentos como por ejemplo, pan, bollería, dulces, chocolate,
quesos o bebidas alcohólicas. Por otro lado, la cándida albicans produce una sustancia de
desecho llamada acetaldehido al convertir el azúcar en alcohol.

El acetaldehido forma sustancias vasoactivas que producen síntomas como nerviosismo,


pánico, miedo, taquicardias y sofocos. También reacciona con el neurotransmisor dopamina lo
que puede producir depresión. Por último, se ha demostrado que el acetaldehido puede
producir adicciones a alimentos ya que forma unas sustancias químicas que actúan como
falsos neurotransmisores.

No siempre todos estos desarreglos estarán presentes en el paciente con un trastorno de la


alimentación, el terapeuta ha de ser capaz de determinar cuales de ellos necesitan ser tratados
y con que prioridad. Sin embargo, estos cuatro desarreglos están relacionados entre sí. Por
ejemplo, la deficiencia de nutrientes debilita al sistema inmunológico y es más fácil que
aparezcan problemas como la candidiasis o las alergias alimenticias. La presencia de cándida
suele producir hipoglucemia y ocasiona perdidas de nutrientes, etc. El tratamiento nutricional
será siempre individualizado y diferente para cada paciente dependiendo de la historia clínica,
la dieta, la herencia y las deficiencias nutricionales mas aparentes.

REFERENCIAS:

" "An Alternative Approach to allergies", Dr. Theron G. Randolph and Dr. Ralph W. Moss,
Harper & Row, New York
" "Low Blood Sugar", Martin L. Budd, Thorsons Health, 1981, London
" "Mental and Elemental Nutrients", Dr. Carl C. Pfeiffer, Keats Publishing, 1975, Connecticut
" "Zinc and other Microminerals", Dr. Carl C. Pfeiffer, Keats Publishing, Connecticut
" "Candidiasis", Stephen Terras, Ed. Tutor, 1996, Madrid
" "The Practical Guide to Candida", McWhirter, Green Library, 1995
" "Not All in the Mind", Dr. Richard Mackarness, Thorsons, 1994, London
" "Diet, Crime and Delinquency", Dr. Alexander Schauss, Parker House, 1981, California

GeoSalud, 2004

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179
Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Mala Digestión y su Efecto en Nuestra Salud


No sólo es importante la calidad de los alimentos que comemos, sino como los digerimos y
absorbemos. Para que los alimentos sean digeridos completamente, no dejen ningún residuo
tóxico y no interfieran con los procesos metabólicos, cada enzima y jugo digestivo deben ser
segregados en la cantidad adecuada y en el momento preciso y la pared intestinal debe
encontrarse en un buen estado de salud.

Si esto no es así, se produce una mala digestión o una mala absorción de los alimentos, lo que
puede estar relacionado con una infinidad de problemas de salud, ya que no sólo somos lo que
comemos sino que somos lo que absorbemos de nuestra dieta.

Motivo de alergias

Las proteinas parcialmente digeridas son un factor fundamental en los problemas de alergias.
Cuando la digestión de las proteínas no es completa, estas pueden ser absorbidas en la sangre
parcialmente digeridas e inducir una respuesta alérgica a los alimentos. Al exponer el sistema
inmunitario a las proteínas parcialmente digeridas, este reacciona contra ellas produciendo una
respuesta alérgica que ocurre tanto en la pared intestinal, dando lugar a irritación e inflamación,
como de manera sistémica, produciendo problemas en la piel, dolores de cabeza, infecciones
frecuentes, fiebre del heno, asma o incluso problemas mentales.

La digestión de las proteínas comienza en el estómago. Los jugos gástricos secretados en el


estómago contienen ácido hidorclorídrico, encargado de acidificar los alimentos y parar la
acción de la enzima salival. También contienen una enzima proteolítica denominada pepsina
encargada de la digestión de las proteínas. La pepsina necesita de un entorno ácido para
comenzar la ruptura de la proteína y por eso es tan importante que haya una suficiente
secreción de ácido hidroclorídrico en el estómago.

En el intestino

Una vez que el alimento entra en el duodeno comienza la fase intestinal de la digestión, en la
que se completa la digestión de los carbohidratos, proteínas y grasas, que se rompen hasta
convertirse en unidades absorbibles. En la boca comienza la digestión de los carbohidratos
gracias a la saliva que contiene la amilasa salivaria. El páncreas secreta enzimas proteasas,
amilasas y lipasas para la digestión de proteinas, carbohidratos y grasas, respectivamente, en
el duodeno.

La correcta digestión de las grasas depende de unos niveles adecuados de la enzima


pancreática lipasa y de la efectividad de la bilis. La bilis se encarga de emulsionar las grasas y
facilitar su asimilación por el organismo. Aquellas personas que sufren de insuficiencia biliar
presentan síntomas de deficiencia de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles como
vitamina A, D y E. Para que la función de la bilis sea eficaz hace falta tener cantidades
suficientes de los siguientes nutrientes: el aminoácido taurina, vitamina C, magnesio y cobre.
Absorción de nutrientes

La absorción de nutrientes una vez digeridos depende de la salud de las mucosas que
recubren el intestino, del estado de la flora intestinal y de la eficacia en la eliminación del
material de desecho. Para mejorar el estado de la flora intestinal se recomienda un preparado
de bacterias beneficiosas -como Lactobacillus acidophilus o bulgaricus y bifidobacterias-. Es
tambien muy importante tratar las posibles disfunciones de la pared intestinal como pueden ser
las provocadas por una infección con candida, una excesiva permeabilidad intestinal o un
exceso de materia adherida al muro intestinal.

La Candida albicans es un hongo que habita en el intestino pero que bajo determinadas
condiciones prolifera y adopta una forma fungal que puede dañar la pared intestinal
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

produciendo inflamación y un exceso de permeabilidad. El muro intestinal debe mantenerse


sano para ser capaz de absorber los nutrientes eficientemente y de evitar que asimilemos
sustancias tóxicas. Un muro demasiado permeable permite la entrada de parásitos, bacterias y
químicos que acceden a la sangre afectando a los diferentes sistemas del organismo.

Terapias especializadas

Si tus digestiones no mejoran con los consejos que aquí se ofrecen puede ser recomendable
una terapia de reposición enzimática o de reposición de ácidos, esta última está especialmente
recomendada cuando existen síntomas de mala digestión de las proteínas (ver recuadro). El
tratamiento con enzimas no debe mantenerse durante largos períodos de tiempo. Debería
suministrarse al sistema digestivo nutrientes como el aminoácido taurina, vitamina C y los
minerales zinc, manganeso, cobre y magnesio, para que, a la larga, sea capaz por sí mismo de
segregar una cantidad adecuada de enzimas.

La infección con candida se trata con una dieta restrictiva que excluye aquellos alimentos que
fortalecen al hongo Candida albicans, como son los dulces, los alimentos fermentados, los
panes y la bolleria. La dieta se acompaña de una suplementación enfocada a fortalecer el
sistema inmunitario y la flora intestinal. En cuanto al intestino permeable hace falta mejorar la
función intestinal con probioticos y reparar la mucosa intestinal con vitamina A, Gingko biloba o
aminoácidos como la L-glutamina. La dieta también puede ayudar a reducir la inflamación
intestinal si evitamos alimentos inflamatorios como los el trigo, los lácteos, el exceso de
proteína animal, el azúcar, el café o el té y aumentamos nuestra ingesta de pescado azul,
semillas crudas y frutos secos.

Consejos prácticos para mejorar la digestión

1. Dejate guiar por el sentido del gusto y por tu apetito. Si comes sin hambre o la comida no te
sabe bien los jugos digestivos no fluyen apropiadamente y el alimento será insuficientemente
digerido.

2. Huye del estrés y las discusiones a la hora de la comida. El sistema digestivo está regulado
por el sistema nervioso autónomo, que a su vez está poderosamente influido por la mente y las
emociones.

3. Come sin prisa y mastica bien la comida. Una comida bien masticada es mas facil de ser
atacada por las enzimas digestivas

4. Evita la combinación de alimentos ácidos con carbohidratos. Los alimentos ácidos dificultan
la acción de las enzimas salivales.

5. Incluye algo de proteína en cada comida. Las comidas bajas en proteína no estimulan la
secreción de la gastrina, que a su vez estimula la secreción de ácido clorídrico.

GeoSalud, abril 2004

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179
Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este

Mala Digestión y su Efecto en Nuestra Salud


No sólo es importante la calidad de los alimentos que comemos, sino como los digerimos y
absorbemos. Para que los alimentos sean digeridos completamente, no dejen ningún residuo
tóxico y no interfieran con los procesos metabólicos, cada enzima y jugo digestivo deben ser
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

segregados en la cantidad adecuada y en el momento preciso y la pared intestinal debe


encontrarse en un buen estado de salud.

Si esto no es así, se produce una mala digestión o una mala absorción de los alimentos, lo que
puede estar relacionado con una infinidad de problemas de salud, ya que no sólo somos lo que
comemos sino que somos lo que absorbemos de nuestra dieta.

Motivo de alergias

Las proteinas parcialmente digeridas son un factor fundamental en los problemas de alergias.
Cuando la digestión de las proteínas no es completa, estas pueden ser absorbidas en la sangre
parcialmente digeridas e inducir una respuesta alérgica a los alimentos. Al exponer el sistema
inmunitario a las proteínas parcialmente digeridas, este reacciona contra ellas produciendo una
respuesta alérgica que ocurre tanto en la pared intestinal, dando lugar a irritación e inflamación,
como de manera sistémica, produciendo problemas en la piel, dolores de cabeza, infecciones
frecuentes, fiebre del heno, asma o incluso problemas mentales.

La digestión de las proteínas comienza en el estómago. Los jugos gástricos secretados en el


estómago contienen ácido hidorclorídrico, encargado de acidificar los alimentos y parar la
acción de la enzima salival. También contienen una enzima proteolítica denominada pepsina
encargada de la digestión de las proteínas. La pepsina necesita de un entorno ácido para
comenzar la ruptura de la proteína y por eso es tan importante que haya una suficiente
secreción de ácido hidroclorídrico en el estómago.

En el intestino

Una vez que el alimento entra en el duodeno comienza la fase intestinal de la digestión, en la
que se completa la digestión de los carbohidratos, proteínas y grasas, que se rompen hasta
convertirse en unidades absorbibles. En la boca comienza la digestión de los carbohidratos
gracias a la saliva que contiene la amilasa salivaria. El páncreas secreta enzimas proteasas,
amilasas y lipasas para la digestión de proteinas, carbohidratos y grasas, respectivamente, en
el duodeno.

La correcta digestión de las grasas depende de unos niveles adecuados de la enzima


pancreática lipasa y de la efectividad de la bilis. La bilis se encarga de emulsionar las grasas y
facilitar su asimilación por el organismo. Aquellas personas que sufren de insuficiencia biliar
presentan síntomas de deficiencia de ácidos grasos esenciales y vitaminas liposolubles como
vitamina A, D y E. Para que la función de la bilis sea eficaz hace falta tener cantidades
suficientes de los siguientes nutrientes: el aminoácido taurina, vitamina C, magnesio y cobre.
Absorción de nutrientes

La absorción de nutrientes una vez digeridos depende de la salud de las mucosas que
recubren el intestino, del estado de la flora intestinal y de la eficacia en la eliminación del
material de desecho. Para mejorar el estado de la flora intestinal se recomienda un preparado
de bacterias beneficiosas -como Lactobacillus acidophilus o bulgaricus y bifidobacterias-. Es
tambien muy importante tratar las posibles disfunciones de la pared intestinal como pueden ser
las provocadas por una infección con candida, una excesiva permeabilidad intestinal o un
exceso de materia adherida al muro intestinal.

La Candida albicans es un hongo que habita en el intestino pero que bajo determinadas
condiciones prolifera y adopta una forma fungal que puede dañar la pared intestinal
produciendo inflamación y un exceso de permeabilidad. El muro intestinal debe mantenerse
sano para ser capaz de absorber los nutrientes eficientemente y de evitar que asimilemos
sustancias tóxicas. Un muro demasiado permeable permite la entrada de parásitos, bacterias y
químicos que acceden a la sangre afectando a los diferentes sistemas del organismo.

Terapias especializadas
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Si tus digestiones no mejoran con los consejos que aquí se ofrecen puede ser recomendable
una terapia de reposición enzimática o de reposición de ácidos, esta última está especialmente
recomendada cuando existen síntomas de mala digestión de las proteínas (ver recuadro). El
tratamiento con enzimas no debe mantenerse durante largos períodos de tiempo. Debería
suministrarse al sistema digestivo nutrientes como el aminoácido taurina, vitamina C y los
minerales zinc, manganeso, cobre y magnesio, para que, a la larga, sea capaz por sí mismo de
segregar una cantidad adecuada de enzimas.

La infección con candida se trata con una dieta restrictiva que excluye aquellos alimentos que
fortalecen al hongo Candida albicans, como son los dulces, los alimentos fermentados, los
panes y la bolleria. La dieta se acompaña de una suplementación enfocada a fortalecer el
sistema inmunitario y la flora intestinal. En cuanto al intestino permeable hace falta mejorar la
función intestinal con probioticos y reparar la mucosa intestinal con vitamina A, Gingko biloba o
aminoácidos como la L-glutamina. La dieta también puede ayudar a reducir la inflamación
intestinal si evitamos alimentos inflamatorios como los el trigo, los lácteos, el exceso de
proteína animal, el azúcar, el café o el té y aumentamos nuestra ingesta de pescado azul,
semillas crudas y frutos secos.

Consejos prácticos para mejorar la digestión

1. Dejate guiar por el sentido del gusto y por tu apetito. Si comes sin hambre o la comida no te
sabe bien los jugos digestivos no fluyen apropiadamente y el alimento será insuficientemente
digerido.

2. Huye del estrés y las discusiones a la hora de la comida. El sistema digestivo está regulado
por el sistema nervioso autónomo, que a su vez está poderosamente influido por la mente y las
emociones.

3. Come sin prisa y mastica bien la comida. Una comida bien masticada es mas facil de ser
atacada por las enzimas digestivas

4. Evita la combinación de alimentos ácidos con carbohidratos. Los alimentos ácidos dificultan
la acción de las enzimas salivales.

5. Incluye algo de proteína en cada comida. Las comidas bajas en proteína no estimulan la
secreción de la gastrina, que a su vez estimula la secreción de ácido clorídrico.

GeoSalud, abril 2004

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179
Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este

Tratamiento Nutricional de la Inflamación

La inflamación es un estado de crisis del organismo que puede ir acompañado de todos o


varios de los siguientes síntomas: dolor, enrojecimiento, aumento de la temperatura o edema.
La inflamación puede afectar a un órgano, tejido o puede ser de carácter generalizado como
por ejemplo cuando tenemos una fiebre alta, se considera entonces que hay una inflamación
sistémica de todo el organismo.

La medicina convencional considera cualquier tipo de inflamación como una enfermedad en si


misma que hay que suprimir con
antibióticos, cortisona u otro tipo de drogas sintéticas. Nuestra reacción normal, la que nos han
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

acostumbrado es que si tenemos fiebre la intentaremos bajar y si hay dolor queremos que
desaparezca. Pero la fiebre ayuda a que se acelere el metabolismo, se ha observado que por
cada cuatro grados centígrados que sube la temperatura las reacciones químicas se multiplican
por dos. Todos los mecanismos relacionados con la eliminación de toxinas del organismo se
aceleran cuando se eleva la temperatura aunque nosotros no sintamos que este proceso sea
beneficioso en el momento.

Según los principios de la medicina natural, la inflamación es una reacción del organismo que
tiene lugar con el objetivo final de eliminar toxinas que se encuentran alojadas en las células y
tejidos entorpeciendo el funcionamiento del metabolismo. Al ser la inflamación un proceso de
desintoxicación del organismo y de limpieza no nos conviene eliminarla completamente a no
ser que la misma inflamación ponga en peligro los tejidos como por ejemplo en una infección
de oído en la que se puede dañar el tímpano o una infección de riñón u otro órgano delicado.

Por esta razón, las terapias alternativas consideran que la inflamación no debe suprimirse con
drogas sino suavizarse dejando que cumpla su función ya que tiene un efecto sanador sobre el
organismo. Algunos lectores se preguntaran si la artritis o la fibromialgia, ambos procesos
inflamatorios, tienen también un efecto positivo sobre el organismo. En estos casos el cuerpo
está intentando eliminar toxinas pero no lo consigue ya que no tiene la energía vital suficiente y
la inflamación se vuelve de carácter crónico.

Hay diversas terapias alternativas como la homeopatía, la acupuntura o la fitoterapia que


utilizan remedios que calman la inflamación a corto plazo y evitan que dañe algún órgano o
tejido pero sin suprimirla. La nutrición usada adecuadamente calma la inflamación tanto crónica
como aguda a largo plazo, es decir no tiene un efecto tan inmediato como puede ser los
antibióticos o incluso la homeopatía. Se debe utilizar como ayuda en una crisis para calmar la
inflamación, ayudarla a que cumpla su propósito y evitar que vuelva a reaparecer en un futuro.
Una dieta antinflamatoria junto con una suplementación adecuada favorecen los mecanismos
normales a los que el cuerpo humano recurre en momentos de crisis inflamatoria. Si la dieta no
favorece estos mecanismos cualquier otro remedio que utilicemos ya sea homeopático o
convencional va a resultar mucho menos eficaz.

Prostaglandinas

Nuestro organismo está preparado tanto para producir una inflamación cuando lo considera
necesario como para reducirla y calmarla. Las prostaglandinas son sustancias parecidas en su
estructura a las hormonas que regulan la actividad de las células diariamente y entre otras
funcionas controlan los procesos inflamatorios. Unas prostaglandinas afectan el tono muscular
de las arterias, disminuyen la presión sanguínea o reducen el agregamiento plaquetario. Otras
tienen efectos opuestos y existe un delicado equilibrio entre estos efectos el cual determina
nuestro estado de salud. Es decir la dieta tiene que favorecer un equilibrio entre los distintos
tipos de prostaglandinas para que no exista un efecto demasiado pronunciado de un
determinado tipo. Las prostaglandinas se fabrican a partir de los ácidos grasos esenciales
presentes en los alimento. Es muy importante que la dieta tenga un equilibrio entre los distintos
tipos de ácidos grasos esenciales para que haya un estado de salud óptima.

Hay 30 prostaglandinas diferentes que se agrupan en tres familias o series dependiendo de


qué ácido graso proceden. Las prostaglandinas de la serie 1 y 2 provienen de los ácidos grasos
de la familia omega 6. Se forman a partir del ácido linoleico presente sobre todo en las semillas
de girasol, las semillas de calabaza, los frutos secos, la soja y el sésamo. Nuestro cuerpo
transforma al ácido linoleico (LA) en ácido dihomo- gamma linoleico (DGLA) y después en
ácido araquidónico (AA). Las prostaglandinas de la serie 1 se fabrican a partir de del DGLA y
son antiinlamatorias y las prostaglandinas de la serie 2 a partir del ácido araquidónico (AA) y
son proinflamatorias. El ácido araquidónico se puede fabricar a partir del ácido linoleico como
base pero también se ingiere en la dieta ya que está presente en la carne y en los alimentos de
origen animal.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Las prostaglandinas de la serie 3 provienen de ácidos grasos de la familia omega 3 con el


ácido alfa-linolénico (LNA) como el ácido graso inicial. El ácido alfa-linolénico se encuentra en
el aceite de lino, el aceite de cártamo, las nueces y los vegetales de hoja verde. Nuestro
organismo transforma el LNA en ácido eicospentaenoico (EPA), que también se puede ingerir
en la dieta ya que se encuentra en los pescados azules como el salmón, la trucha, el atún o las
sardinas y en algunas algas. Las prostaglandinas de la serie 3 o PG3 se fabrican a partir del
ácido EPA y son antinflamatorias.

Las prostaglandinas inflamatorias son necesarias ya que la inflamación es un proceso que


utiliza nuestro organismo para eliminar sustancias de desecho, pero una vez iniciado nos
interesa que haya la menor cantidad posible de estas prostaglandinas para que la inflamación
se calme.

Para disminuir la producción de prostaglandinas proinflamatorias de la serie 2 se deberá en


primer lugar restringir al máximo la ingesta de carne y de alimentos de origen animal como
huevos o productos lácteos. Pero hay que tener en cuenta que los ácidos grasos de la familia
omega 6 pueden llegar a convertirse en ácido araquidónico con lo que podrían favorecer la
inflamación. Esto no significa que no debamos consumir frutos secos, habas de soja o semillas,
todos ellos ricos en omega 6, sino que debemos asegurarnos de que a la vez estamos
consumiendo suficientes ácidos grasos omega 3 para que no haya un desequilibrio entre los
dos. En un proceso inflamatorio grave será mejor dejarlos de lado por un tiempo. Para
aumentar la producción de prostagladinas antiinflamatorias se deberá por otro lado incrementar
la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 presentes sobre todo en los aceites de
pescado, pescados azules, aceite de lino y vegetales de hoja verde.

Fruta y Verdura

La nutrición terapéutica considera a los alimentos no sólo por su composición nutricional y su


bioquímica sino también por su energía vital. Ciertos alimentos como las frutas y los vegetales
crudos tienen un mayor poder desintoxicante del organismo. Su uso en una dieta terapéutica
para bajar la inflamación no está determinado tanto por los nutrientes que contienen sino por
como actúan en relación a la energía vital.

La fruta tiene un fuerte efecto de limpieza de las células y tejidos con lo que si consumimos
mucha fruta hará falta que nuestros órganos de eliminación como son el intestino o el hígado
estén funcionando eficientemente para que podamos eliminar estas toxinas. Si esto no es así
se puede agravar o producir una inflamación ya que necesitaremos esa otra ruta para eliminar
las toxinas que limpia la fruta. Por ejemplo, el caso extremo sería un ayuno de frutas que
produciría tal eliminación de toxinas de los tejidos que agravaría una inflamación ya existente.
Las toxinas que limpia la fruta se relocarizarían en el sitio de la inflamación ya que en ese
momento esa es la vía que está utilizando el organismo para eliminarlas.

En cambio, los vegetales de hoja verde siempre que estén bien cocinados, ayudan a limpiar la
célula pero a la vez también ayudan a la eliminación de toxinas por las rutas normales ya que
proporcionan fibra al intestino. Los componentes nutricionales de los vegetales de hojas verde
los hacen mas indicados para reducir la inflamación que otros vegetales como pueden ser
tubérculos o vegetales de tallo. Su alto contenido en calcio hace que tengan un efecto calmante
de la inflamación. Se deben consumir bien cocinados ya que crudos tendrían un efecto mas
parecido a la fruta, es decir con un mayor poder de limpieza.

Vitaminas y Minerales

Cualquier función del metabolismo para que sea llevada a cabo eficientemente necesita de
vitaminas y minerales. En el caso de un proceso inflamatorio las vitaminas mas necesarias son
la vitamina C y E, la vitamina B3 y B6 y el mineral zinc. Estos nutrientes tomados en forma de
suplemento, fortalecen el sistema inmunológico, el encargado de manejar un proceso
inflamatorio, y favorecen la producción de prostaglandinas antiinflamatorias.
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Al proveer al organismo de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales nuestro organismo


fabricará las sustancias que necesita para reducir la inflamación en el lugar preciso, en el
momento preciso y en las cantidades precisas de acuerdo con sus propias necesidades
internas. Hacer las cosas de la manera en que la naturaleza ha programado es mas sencillo y
da mejores resultados sin efectos secundarios. Todo lo que tenemos que hacer es
alimentarnos de la manera adecuada.

Suplementación Nutricional Anti-inflamatoria

Vitaminas C y E. Ambas vitaminas favorecen el sistema inmunitario y por tanto tienen


un efecto anti-inflamatorio. Se recomienda tomar de 500 a 1.000mg al día de vitamina
C y de 100 a 400 UI al día de vitamina E
Metionina. Este aminoácido tiene la capacidad de reducir los niveles de histamina por
lo que es especialmente recomendable en los procesos alérgicos como fiebre del heno
o asma. Se recomienda tomar 1.000mg al día repartidos en dos tomas fuera de las
comidas.
Aloe Vera, esta planta tiene unos potentes efectos anti-inflamatorios,
inmunoestimulantes y anti-tumorales . En un proceso inflamatorio se recomienda tomar
de 40 a 75 ml al día en ayunas.
Bromelina, es una enzima que se encuentra en la piña. Es conocida por su capacidad
de digerir las proteínas con lo que se suele utilizar como ayuda digestiva. Sin embargo,
la bromelina tomada fuera de las comidas tiene un efecto anti-inflamatorio e inmuno-
estimulante.
Zinc, el micromineral zinc fortalece el sistema inmunitario y reduce la inflamación, se
recomienda tomar 25 mg al día después de una comida durante un proceso
inflamatorio.

Consejos Generales Para una Dieta Anti-inflamatoria

Eliminar todo tipo de alimentos ricos en ácido araquidónico sobre todo la carne pero
también los lácteos y los huevos.
Reducir la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 6, como los frutos secos,
la soja, las semillas de girasol y sésamo.
Aumentar la ingesta de alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como las algas
sobre todo marrones y rojas, los pescados azules como el salmón, el atún, la caballa,
las sardinas o los boquerones, las semillas de lino y el aceite de lino y de cártamo. Se
recomienda consumir una cucharada diaria de aceite de lino o de cártamo, tomados en
frío.
Disminuir la fruta y los alimentos crudos, sobre todo las frutas ácidas. Se pueden
consumir frutas como pera, manzana o plátano que tienen un menor poder de limpieza.
Aumentar la cantidad de verduras de hoja verde como espinacas, acelgas, coles de
Bruselas, repollo, berros, canónigos, endibias, lechuga, perejil, culantro, etc. Estas
verduras deberán consumirse principalmente cocinadas o hervidas al vapor. Se
recomiendan en una dieta anti-inflamatoria por su efecto calmante y desintoxicante.
Aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina C y E pero que se ajusten a las
anteriores recomendaciones. Por ejemplo, la vitamina C la encontraríamos en el
pimiento rojo, pimiento verde, guisantes, coles de Bruselas, brécol, repollo o boniato.
Alimentos ricos en vitamina E serían el pan integral, los cereales integrales, el aceite de
germen de trigo y el aceite de oliva.
Aumentar la ingesta de alimentos ricos en zinc que se ajusten a las anteriores
recomendaciones, como el marisco, el salmón o el germen de trigo.
Incrementar el consumo de agua mineral o desclorada a al menos un litro y medio al
día, esto favorecerá la eliminación de productos de desecho que agravan la
inflamación.

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
Descarge este documento en www.vidaherbal.tk

Teléfonos: 506- 2243070, 506-8161179


Correo: eleperea@yahoo.com
Dirección Oficina: San José, Costa Rica. Los Yoses: De la Subarú 600 sur y 75 este