Está en la página 1de 2

LOS LIMITES Y NORMAS CON TU HIJO  bien hay un autoritarismo absurdo y

Ya sea por su impulsividad, por su falta de aleatorio, que provoca frustración, miedo,
atención o simplemente por no recordar las sentimiento de culpabilidad y falta de
normas, a menudo las transgreden. Tienen, autoestima.
además, muchas dificultades para anticipar las Los hijos necesitan saber hasta dónde pueden
consecuencias de sus actos, ya que, por su llegar. Y deben sentir que esos límites están
impulsividad, acostumbran a actuar primero y a puestos desde el amor y no desde el miedo o el
pensar después. autoritarismo. Detrás de todo límite hay una
autoridad, lógicamente. Sin embargo, y sobre todo
¿Qué son los límites? en niños ya con uso de razón, es bueno hablar con
A menudo, se confunde lo que es un ellos del tema y hacerles ver que, para convivir en
LÍMITE, con un CASTIGO. Son conceptos distintos. armonía, hay que marcar unas reglas de juego.
Un límite no es un castigo. Se acerca más a lo que Establecer juntos los límites, significa implicar a tu
podrían ser unas reglas de juego para una buena hijo en los términos del pacto y, de esta manera, le
convivencia, unas normas que deben conocerse de estás enseñando a responsabilizarse y a tomar
antemano y que son vigentes las 24 horas del día. compromisos.
Un castigo es algo puntual, en respuesta a un
comportamiento inadecuado y que, por desgracia, ¿Para qué pactar?
muchos padres imponen aleatoriamente desde el Acordar y pactar los límites con tu hijo es una
enfado o la ira, sin tener en cuenta que el castigo inversión de futuro, tanto para él como para ti.
no suele conllevar aprendizaje sino resentimiento. reportará seguridad, protección y una sana gestión
Poner límites a nuestros hijos, no es reprimir su emocional sobre la que ira construyendo su
potencial, sino más bien todo lo contrario: es autoestima.
brindarles un espacio de desarrollo estable y A ti, te evitará no pocos conflictos, te va a dar
seguro para que puedan proyectarse en su futuro, tranquilidad y seguridad en ti mismo y con ello te
sabiendo qué les conviene y qué les perjudica. ahorrarás un considerable desgaste emocional,
Por tanto, debemos entender el límite no como porque en caso de que tu hijo incumpla la norma o
una prohibición absurda o un castigo, sino como la sobrepase un límite:
creación de un entorno emocional estable y Ya no tendrás que pensar en caliente qué castigo le
consistente para el niño, en el que podrá crecer vas a poner o con qué lo vas a amenazar.
sintiéndose bien consigo mismo y seguro. Podrás desvincularte de la penalización: ya no eres
tú quién pone dicha penalización, sino que hay una
¿Son necesarios los límites?¡Por supuesto que sí! consecuencia lógica, conocida y pactada de
Ante todo, los límites son necesarios e antemano entre vosotros.
imprescindibles. Aunque parezca mentira, los niños ¿Cómo poner límites a un hijo?
necesitan tener límites, porque ello les Los límites deben ser coherentes y establecidos en
proporciona seguridad y protección. base a nuestros valores. Deben establecerse en
Es su marco de referencia sobre aquello que es familia, desde el amor y el respeto, nunca desde la
aceptable y aquello que no lo es, sobre lo que está rabia o la ira. Por tanto, deben ser meditados,
bien y lo que está mal. En definitiva, los límites son pactados en la medida de lo posible, no ponerlos
su marco de actuación en el camino de su aleatoriamente y nunca en función de la conducta
desarrollo. puntual del niño.
A algunos niños les cuesta mucho cumplir normas Qué límites y cuántos dependerá de la edad y el
o seguir instrucciones. Cuando no se establecen desarrollo emocional del niño, pero siempre deben
límites ¿qué sucede?, suele producir una de estas ser lógicos, pocos y muy claros para que puedan ser
dos situaciones: cumplidos. El niño debe saber lo que se espera de
 bien hay una permisividad excesiva, lo cual él y qué ocurre cuando transgrede el límite. Por eso
provoca en el niño inseguridad, es fundamental que los conozca previamente.
desconcierto y ausencia de valores.