Está en la página 1de 46
glizgaseil219908) Delfin de Color 1.S.B.N.: 978-956-12-1989-2. F edicién: abril de 2009, Obras Escogidas LS.B.N.: 978-956-12-1990-8, Tedicién: abril de 2009. Direccién editorial: José Manuel Zafart. Direccin de arte: Juan Neira, ccién: Franco Giordano. ‘© 2008 por Isidora Aguirre Tupper. ipcién N° 175.921. Santiago de Chil. Ins Derechos exclusives de edici6n reservados por Empresa Editora Zig-Zag, S Editado por Empresa Euitora ZigZag, S.A Los Conquistadores 1700. Piso 10. Providencia, Teléfono 8107400. Fax 8107455. mail: zigzag@ zigzag. cl Santiago de Chile. EL presente libro no puede ser reproducido ni en todo, ni en parte, ni archivado ni transmitido por ningdn medio mecéinico, ni electrénico, de grabacién, CD-Rom, fot ‘microfilmacién u otra forma de reproduccién, sin la autorizaci6n escrita de su editor. Impreso por RR Donnelley. Antonio Escobar Williams 590. Cerrillos. Santiago de Chile, INDICE EI viejo peral padg.7 Dojia Abeja y la sefiorita Zancudo pag. 23 El sauce, la florcita y el matapiojos pag. 45 El clavel y el girasol pag. 61 El viejo puente pag. 77 Epflogo Istpora AGUIRRE, pag. 83 EL VIEJO PERAL LL: chacra de don Candelario era co- mocida por los sabrosos frutos de su huerta, y entre sus drboles frutales, los mds afamados eran sus perales. Alineados en lar- gas y disciplinadas filas, semejaban verdes soldaditos detenidos sobre la tierra oscura. La primavera los transformaba en novias con sus flores blancas en forma de pequefios candela- bros, y el verano les regalaba su abundante y preciosa carga de fruta. Y he aqui que un afio sucedié algo asom- broso: un tierno peralillo se escapé de las filas y fue a crecer junto al estanque. Disfrutaba mirando sus florcitas en el espejo del agua mientras charlaba con los juncos de la orilla. Don Candelario se rascaba una oreja, intri- gado, y fruncia el cefio en sefial de descontento. Era un hombre metédico y ordenado y le parecfa un acto de rebeldia el de aquel joven arbolillo