Está en la página 1de 2

Bombas

electromagnéticas
Las bombas electromagnéticas permiten un caudal casi
laminar durante la transferencia sin turbulencias de metal
fundido. Sin ninguna pieza móvil o contacto directo con el
metal fundido
Bombas electromagnéticas: soportan hasta 800 °C; adecuadas para aluminio (Al),
magnesio (Mg), plomo (Pb), estaño (Sn), zinc (Zn). Otros materiales disponibles bajo
pedido.

Un factor decisivo para los productos de aleación de alta calidad es un caudal del
líquido fundido sin turbulencias y sin gases que sea lo más laminar posible durante el
proceso de fundido. Esto no puede conseguirse de forma adecuada con medios
mecánicos solamente. Una solución regulada electromagnéticamente en forma de una
bomba de alto suministro sería ideal para este procedimiento; esta bomba es capaz de
ofrecer un elevado volumen de líquido fundido con un rendimiento constantemente
ajustable y una fiabilidad muy elevada.

Las bombas electromagnéticas para metales líquidos se basan en el principio de un


motor lineal.

Este tipo de bombas electromagnéticas ofrecen un movimiento casi laminar del líquido
fundido en el tubo de la bomba.

Las ventajas de las bombas electromagnéticas son las siguientes:

• No hay desgaste mecánico


• Al no haber piezas móviles el mantenimiento es bajo
• Se pueden utilizar con altas temperaturas
• Caudal laminar

Precimeter fabrica y comercializa dos sistemas de bomba.

Bomba redonda
La bomba redonda de Precimeter posee varios paquetes de láminas de transformador
dispuestos en forma circular con cuerpos de bobina colocados uno encima del otro y
un sistema de tubo de bomba en posición central.
Esta bomba se suele utilizar en una versión pequeña y compacta, por ejemplo, en
sistemas de soldadura automática o en circuitos así como en sistema de inmersión
transportable para el vaciado de recipientes y otros contenedores.

Bomba redonda
Las bombas de perímetro redondo se pueden usar en sistemas o circuitos de soldadura automáticos y
como un sistema de inmersión transportable para vaciar recipientes y otros recipientes.
Las bombas electromagnéticas redondas de Precimeter se utilizan, con procesos automáticos de
soldadura, como bomba sumergible para baños de soldadura vacíos o soluciones específicas del cliente.
Este sistema de bomba puede extenderse para caudales más altos. La bomba no es autoextraíble. Por lo
tanto, al menos 1/3 del canal de la bomba debe llenarse con metal fundido.

El rendimiento de la bomba depende de la temperatura. Para poder garantizar el rendimiento de la bomba,


recomendamos mantener la temperatura del marco del imán por debajo de 400 ° C. Si es necesario, se
debe usar una refrigeración por aire forzado.

R6D85
Bombas redondas para sistemas de soldadura automática y vaciado de recipientes

R6-D85 para sistemas de soldadura automática


Para sistemas de soldadura automática como unidades de soldadura parcial, se utiliza la bomba redonda
electromagnética R6-D85. La ventaja es un flujo laminar que resulta de la fuerza electromagnética y una
columna de soldadura estable, libre de influencias pulsátiles o perturbaciones.

R6-D85-P para vaciado de recipientes


La bomba redonda electromagnética R6-D85 también se puede usar como bomba de transferencia
sumergida o móvil y flexible para vaciar baños de soldadura, baños de estaño y baños de aleaciones de
plomo, etc.

Bomba de canal plano


La bomba de canal plano consta, como estándar, de dos marcos de imán dispuestos
uno frente a otro con bobinas integradas y un canal de bomba situado entre los dos
marcos de imán.

Bomba de canal plano


Las bombas eléctricas de canal plano Precimeter permiten el transporte de metal fundido sin turbulencia
sin partes móviles o contacto directo con el metal fundido

La bomba de canal plano electromagnético está desarrollada para la transferencia de NF-Metales líquidos
con una temperatura de fusión máxima de 800 ° C.
Este sistema de bomba se puede ampliar modularmente para un mayor rendimiento. La bomba no es
autoextraíble, esto solo funciona si al menos 1/3 del sistema de la bomba se llena con el medio líquido.
La bomba de canal plano fue concebida para el empleo a altas temperaturas hasta una temperatura
máxima de 800 ° C. El rendimiento de la bomba depende de la temperatura. Para poder garantizar el
rendimiento de la bomba, recomendamos mantener la temperatura del marco del imán por debajo de 400
° C. Si es necesario, se debe usar una refrigeración por aire forzado.