Está en la página 1de 8

SFHVOEBFUBQBt"×P Martes 4 de setiembre de 2018

704

CRISIS Y JUSTICIA

Una
mirada desde
el derecho
procesal
ESPECIAL

Pág. 2 Pág. 6
ACCIONES PREMISAS BÁSICAS.
INMEDIATAS. Breve crítica a la trilogía
La reforma del sistema estructural del proceso.
de justicia: más políticas, Luis Alfaro
menos leyes. Renzo Cavani
Pág. 7
Pág. 3 EFICIENCIA DESEADA.
GARANTÍAS LEGALES. El proceso y tecnología.
La teoría de carga probatoria La tercerización de los servicios
dinámica. Roxana MacRae Thays judiciales. Sergio Salas Villalobos

Págs. 4-5 Pág. 8


LA LITIGIOSIDAD GLOBALIZADA. JUSTIFICACIÓN PRINCIPISTA.
Reforma y justicia en el mundo Urgencia y tutela inmediata.
actual. Virginia Pardo Iranzo María E. Guerra-Cerrón
2 suplemento de
análisis legal Martes 4 de setiembre de 2018 ESPECIAL

REFORMA DEL SISTEMA DE JUSTICIA

Más políticas y menos leyes


RENZO CAVANI Y ni qué decir, por ejemplo, de las leyes
Abogado. Fue miembro de la
procesales que fijan plazos para la realización
Comisión de Revisión del Código de determinados actos por parte de los jueces.
Procesal Civil peruano, conformada Esto es lo que ha ocurrido con la Ley N° 30364
por el Minjusdh. Profesor a tiempo
completo del área Sistema de (la ley de violencia contra la mujer). Según
Justicia y Solución de Conflictos de dicha norma, una vez recibida la denuncia, el
la PUCP*. juez debe convocar a una audiencia dentro de
las siguientes 24 horas para decidir si cabe una
medida de protección. ¿Cuál es el problema con
ello? Pues que hay juzgados tan congestionados
con audiencias que sencillamente es imposible
i algo ha sido moneda corriente en cumplir con el plazo previsto.

S los últimos años, ha sido tratar de


transformar la realidad del sistema
de justicia a partir de leyes.
Prueba de esto son las intermi-
nables modificaciones del Código Penal, au-
mentando las penas para determinados delitos,
pensando, tal vez, que así se podría reducir la
No cabe duda de que, en todos los casos
mencionados, se trata de buenas intenciones.
Pero, infelizmente, el infierno está lleno de ellas.
Lo que todos estos problemas tienen en
común es que no hay ningún tipo de preocu-
pación por saber cuál es la verdadera realidad
de nuestro sistema de justicia o por qué es
criminalidad o que habría menos absoluciones que los operadores se comportan de una u
para los procesados. Empero, se pasó por alto otra manera. Inclusive, parece ignorarse las
que un efecto colateral consistiría en la aparición características propias de nuestra cultura
de un sesgo presente en los jueces penales para jurídica. Se legisla, así, para satisfacer a la po-
elevar la exigencia de probanza de los hechos,
en tanto mayores sean las penas.
Medidas urgentes blación con una alarmante dosis de demagogia
y populismo –y en eso nuestro Congreso de
Se ha consagrado, por ejemplo, el delito de Un buen inicio, en mi Academia de la Magistratu- así como la colaboración los últimos lustros es experto– y no se toma
feminicidio, en que se debe probar que el sujeto opinión, sería destinar ra, Tribunal Constitucional, de muchísimas entidades en cuenta la eficacia, eficiencia y efectividad
incurrió en la conducta típica contra la víctima cuantiosas licitaciones para etcétera, en los aspectos de e instituciones públicas y de las propuestas de ley.
“por el hecho de ser mujer”. ¿Cómo es que un juez contratar a empresas y salarios, infraestructura y privadas, transparentando Entonces, antes de seguir produciendo nue-
respetuoso de la ley puede dar por probada esta universidades, nacionales o clima laboral; analizar el su realidad organizacional e vas normas y modificando otras (más allá de
intención, que bien podría ser encontrada en lo extranjeras, que realicen di- presupuesto público y cómo institucional. ajustes puntuales, pero siempre insuficientes),
más recóndito de la psiquis? Porque, nótese bien: versos estudios apuntando a este es destinado; inquirir Y no solo ello: luego se se requiere, primero, voluntad política para
si es que este elemento no está probado, entonces un diagnóstico global del sis- sobre la formación jurídica requiere un amplio debate emprender una reforma en serio. A partir de las
no podría condenarse por delito de feminicidio. tema de justicia y su relación en las universidades; evaluar en el seno de las universida- recientes declaraciones del presidente Vizcarra,
Se trataría, más bien, de homicidio o asesinato. con la sociedad peruana. la idoneidad académica y des más prestigiosas para, a diferencia de todos sus antecesores, esta vez
El problema es que si el juez, al momento de Lo que se debe buscar aquí ética de los funcionarios así, formular el diagnóstico parece haberla. Si es así, entonces las propuestas
sentenciar, llega a esta conclusión, no queda presupone comprender los públicos del sistema, entre más cercano posible sobre estructurales de reforma constitucional y legis-
más que absolver. procesos (en el sentido, por otras acciones. el estado de nuestro sistema lativa bien deberían esperar la elaboración de
Otro caso paradigmático es el acceso a la cierto, que le dan los ingenie- Ello podría complementarse, de justicia (cosa que, por una política pública seria y rigurosa, sustentada
justicia para las personas vulnerables o con ros industriales) y recolectar por supuesto, con estudios cierto, a pesar de enormes en investigación y trabajo empírico que arroje
recursos escasos. Dado que la enseñanza del data sobre la cantidad de dedicados a escrutar las esfuerzos, nunca hizo un plan de acción concreto.
Derecho en el ámbito universitario, en general, expedientes en despachos causas estructurales de la Ceriajus, tal vez porque la ¿Estarán nuestras autoridades a la altura de
es deficiente, y el staff de abogados de oficio al fiscales, juzgados y tribuna- corrupción, criminalidad y voluntad política no alcanzó semejante desafío a muy largo plazo? O, mejor
que se podría acudir dista de ser competente, el les; pero, también, se trata de problemas de género, lo cual para tanto), a partir del cual, aún: ¿estamos nosotros comprometidos con tal
legislador decide imponer a los jueces el deber investigar comportamientos ya toca a toda la sociedad recién, se pueda diseñar un reforma? Lo cierto es que aquí los abogados poco
de “ayudar” a una de las partes. Esto ocurre en de los operadores (jueces, fis- peruana en su conjunto. plan de acción. Y una vez tenemos que decir y muchísimo por aprender
el ámbito laboral y de familia, en que suelen pre- cales, abogados, justiciables); Estos estudios requieren, diseñado, se requiere, pri- de los investigadores. ◗
sentarse demandas muy deficientes, sin medios identificar la problemática por supuesto, abordajes eco- mero, de la decisión política
probatorios que acrediten los hechos. Es decir, no de las principales institucio- nómicos, sociológicos, antro- para ejecutarlo –algo que sea
se arma un buen caso. El juez, consciente de la nes del sistema de justicia, pológicos y jurídicos, todos propio de un estadista y no
problemática, queda en la duda sobre si rechazar tales como el Poder Judicial, dotados de criterios metodo- de un político cortoplacis- * El autor agradece empeñadamente a los profesores
Enrique Sotomayor y César Higa por sus comenta-
la demanda o “compadecerse” por el justiciable. Ministerio Público, Consejo lógicos válidos y que puedan ta– y, sobre todo, de grandes rios y sugerencias para la mejora de este artículo.
En una palabra: la ley acorrala al juez para que Nacional de la Magistratura, ser generalmente aceptados, sumas de dinero. Agradezco, también, al profesor Martín Sotero por el
haga lo que el abogado debió haber hecho. intercambio de ideas.

jurídica Director: Ricardo Montero Reyes | Subdirector: Omar Swayne Recuenco | Editora: María Avalos Cisneros |
Coordinador: Paul Herrera Guerra | Jefe de Diagramación: Julio Rivadeneyra Usurín
Las opiniones vertidas son de exclusiva
responsabilidad de los autores.
Sugerencias y comentarios:
mavalos@editoraperu.com.pe
Jurídica es una publicación de
El Peruano
2008 © Todos los derechos reservados
ESPECIAL Martes 4 de setiembre de 2018
suplemento de
análisis legal 3

MECANISMO del juez recabar de oficio los medios probatorios


que juzgue pertinentes [2]. En similar sentido
DE TUTELA DE se ha pronunciado el TC en la STC N° 1176-
2004-AA/TC, al señalar que en el caso de la
DERECHOS falta de información para una afiliación al SPP,
es necesario plantear nuevas reglas de reparto

La carga
de la imposición probatoria, haciéndola recaer
sobre la parte que está en mejores condiciones
profesionales, técnicas o fácticas para producir
la prueba respectiva. Desvirtuando la validez de
la ‘prueba diabólica’ respecto a que el afiliado no
fue informado de forma conveniente (de índole

probatoria
negativo), sino que el demandado tendría la
carga de probar el hecho positivo [3].
En el ámbito de protección al consumidor,
Indecopi aplicó la Tcpd en la Resolución Nº
102-97-TDC, exactamente en el punto III.2. –
caso Liliana Carbonel Cavero contra Finantour

dinámica
S.R.L. Asimismo, cuando aún era competente
para conocer casos de servicios médicos, hizo
referencia a esta teoría, en la Resolución N°
1343-2010/SC2-INDECOPI, fundamento 37, en
la que se pronuncia respecto a la oportunidad
de su aplicación.
La Corte Suprema de Justicia también ha
aplicado la Tcpd en el desarrollo de sus sen-
tencias. Tal es el caso de la sentencia corres-
pondiente a la Casación N° 1385-2004-Lima,
que versa sobre nulidad de acto jurídico por
simulación absoluta, en la que señala que “en los
ROXANA casos de simulación debe de aplicarse la carga
MACRAE THAYS
Apuntes y observaciones probatoria dinámica conforme a la causa 4217-
98(…)”. Al respecto, se debe destacar el carácter
Abogada. Profesora de Derecho
Procesal de la Universidad de Una de las principales crí- en materia de valoración de la prueba, de manera imperativo del citado pronunciamiento, toda
Lima. Juez Suprema (P) de la ticas a la Tcpd es que afecta de la prueba; preceptos que excepcional, en los casos en vez que se establece como obligación el uso de
Primera Sala Constitucional Social el derecho de defensa en el deben ameritar los jueces. los que aparezca evidente este tipo de carga probatoria, para determinados
Transitoria del Poder Judicial.
juicio, pues si el juez cambia Además, contribuye con el que una de las partes tiene supuestos. Así como en la sentencia recaída
las reglas sobre la distribu- mismo sentido la norma el control sobre la prueba en la Casación N° 5247-2008-Cajamarca, que
ción de la carga probatoria que consagra la posibilidad o que el acceso a la misma trata sobre la presunción de deuda conyugal,
al momento de resolver, de apreciar la conducta pro- para la otra parte deviene se establece que al señalar la parte demandada
sin previo conocimiento cesal de las partes prevista en muy difícil o excesi- que no existe prueba que el préstamo adquirido
a Teoría de carga probatoria dinámi- de las partes, perjudica el en el artículo 282 del Có- vamente onerosa, dando por su cónyuge hubiera ingresado o haya sido

L ca (Tcpd) parte de una concepción


publicista del proceso, en que el juez
goza de amplias facultades como
director del proceso, rompiendo la
regla sobre la distribución de la carga de la
prueba por la cual “quien afirma un hecho,
debe probarlo”, permitiéndose de manera ex-
derecho de defensa de estas
y, con ello, afecta uno de
los contenidos esenciales
del debido proceso. Pero
esta objeción quedaría
atenuada, si antes de emitir
sentencia, el juzgador
digo Procesal Civil (CPC).
Sin perjuicio de lo señalado
en el párrafo anterior, se
debe admitir la convenien-
cia de esta doctrina para
responder a una concepción
de un derecho dúctil y más
a las partes las garantías
de defensa que asegure
debidamente su derecho
de defensa y la seguridad
jurídica, posibilitando su
aplicación, en concordancia
con las normas constitu-
en beneficio de la sociedad conyugal, corres-
pondía a dicha parte probarlo, en virtud de la
Tcpd, pudiendo, por lo menos, acompañar las
evidencias necesarias que permitan apreciar lo
que afirma, y no trasladar la carga probatoria
al juzgador. Finalmente, en la sentencia co-
rrespondiente a la Casación Nº 4445-2011-Are-
cepcional, en casos de prueba difícil, la apli- señala a las partes, los prin- dinámica del devenir del cionales que preservan el quipa, que trata sobre una impugnación de
cación del principio de facilidad probatoria, cipios aplicables, por lo que proceso, toda vez que cons- debido proceso, particu- acuerdo asociativo, se señala que “la persona
por el que la prueba recae en el sujeto que está constituiría un corolario de tituye una herramienta que larmente, el derecho de jurídica demandada se encuentra en mejores
en mejores condiciones para proporcionar el las reglas de la sana crítica permite flexibilizar la carga defensa. condiciones para acreditar que la formalidad
material probatorio, independientemente de de la convocatoria a asamblea general estuvo
quien afirmó el hecho. conforme al estatuto”; es decir, que en virtud
El desplazamiento de la carga probatoria Derecho, está recogida legislativamente en el el costo global del servicio y la distribución de la Tcpd es la asociación la que debe probar
se sustenta en varios principios como el de artículo 33 del Texto Único Ordenado (TUO) entre todos los contribuyentes, en función de la que la convocatoria se realizó correctamente.
solidaridad o de efectiva colaboración de las de la Ley N° 27584. intensidad del uso del servicio. Por ello, es más En supuestos de violación de derechos hu-
partes con el órgano jurisdiccional en el aco- coherente que, en caso de conflicto, la carga de manos, la Corte Interamericana de Derechos
pio del material de convicción; el de facilidad Jurisprudencia la prueba respecto a la efectiva prestación del Humanos (CIDH) ha desarrollado esta teoría en
y disponibilidad probatoria a los que deberá En materia tributaria, el Tribunal Constitucio- servicio le corresponda a la administración el párrafo 70 de la sentencia del caso Paniagua
recurrirse cuando la aplicación de las teorías nal (TC) en los procesos de inconstitucionalidad municipal [1]. Morales y otros; en el párrafo 65 de la sentencia
clásicas traiga consecuencias manifiestamente N° 0041-2004-AI/TC, N° 0053-2004-PI/TC En materia previsional se ha desarrollado del caso Durand y Ugarte; y en el párrafo 63 de
disvaliosas. Es excepcional y debe tener presente iniciados por la Defensoría del Pueblo contra con mayor amplitud señalándose en el prece- la sentencia del caso Castillo Petruzzi. ◗
las circunstancias del caso, como el que la parte ordenanzas de las municipalidades de Santiago dente vinculante Manuel Anicama (STC1417-
que esté en mejor situación para producir la de Surco y de Miraflores, respectivamente, por 2005-AA) que es la administración o, en su
prueba, normalmente también está en condi- las que se aprobaron los arbitrios municipales caso, la entidad en la que prestó servicios el
[1] Fundamento 61.
ciones de desvirtuarla o desnaturalizarla en del ejercicio fiscal 2004, señaló que la evaluación extrabajador, la que está en mayor capacidad [2] Fundamento 58.
su beneficio. de la confiscatoriedad cuantitativa tiene una de proveer al juez de los medios probatorios que [3] Numeral “c” del Fundamento 50.
Esta teoría, aplicada en diversas ramas del mayor dificultad por cuanto debe determinarse coadyuven a formar convicción, es obligación
4-5 suplemento de
análisis legal Martes 4 de setiembre de 2018

REALIDAD Y REFORMA

La justicia en el
mundo actual VIRGINIA Litigiosidad EN LA ACTUALIDAD,
PARDO IRANZO La “internacionalización” de la litigiosidad se pue-
de dar en ámbitos muy diversos: desde el ámbito
HABLAR DE RELACIONES
Abogada. Catedrática de
Derecho Procesal de la Universidad penal al del Derecho privado; pero tratar todos los SUPONE HABLAR DE
de Valencia*. sectores es imposible por lo que mis comentarios GLOBALIZACIÓN. DE
van limitados a establecer algunas puntualizacio-
nes de las consecuencias que la globalización con- LOS CONFLICTOS A
lleva en los procesos en materia civil y mercantil. ESCALA LOCAL HEMOS
Simplemente, y a modo de ejemplo: en materia PASADO A LITIGIOS
penal, la regla general desde siempre es el “prin-
cipio de territorialidad”, es decir, cada país en su TRANSNACIONALES; ESTA
s evidente que el mundo está cambiando Código Penal determina qué hechos son delictivos ES UNA REALIDAD QUE NO

E y lo hace de manera vertiginosa. Cam-


bios a todos los niveles y en todos los
ámbitos de la vida. Desde la aparición
de nuevas formas de matrimonio o de
parejas de hecho con iguales o similares derechos
a aquel, a la regulación de nuevas maneras de con-
en el mismo y si dentro de su territorio, alguna
persona –nacional o extranjera– comete uno de
esos delitos, son sus tribunales los que juzgan.
Sin embargo, hay delitos que, por su gravedad,
se entiende que no deben quedar impunes y que
si los tribunales del país donde se han cometido
PUEDE SER DESCONOCIDA
Y NO PUEDE SERLO
TAMPOCO POR LOS
ORDENAMIENTOS
tratar (ventas por internet, por ejemplo), pasando no actúan debe haber un órgano jurisdiccional JURÍDICOS DE LOS
por novedosos modos de viajar (v.gr. mediante el de carácter “supranacional” que lo haga. De esta
sistema de intercambio de viviendas) o la aparición manera, en 1998 (17 de julio, entrada en vigor el 1
DIVERSOS PAÍSES.
de figuras delictuales directamente relacionadas de julio del 2002) nace la Corte Penal Internacional,
con el uso de las tecnologías de la comunicación con sede en La Haya (Holanda), que tiene como
(ciberdelitos) que, evidentemente, no existían finalidad juzgar los delitos más graves (genocidio,
antes de la “era de internet”. lesa humanidad, crímenes de guerra) indepen-
Se trata solo de algunos ejemplos de cómo dientemente del lugar donde se hayan cometido.
va evolucionando la realidad en que vivimos. El principal inconveniente de este órgano es que
Realidad en la que hay una premisa cierta: la solo ejerce jurisdicción respecto de los países que
vida de las personas ha dejado de estar locali- han ratificado el Estatuto de Roma de 1998 (no lo
zada en un sitio o ciudad más o menos grande; han hecho, por poner solo dos ejemplos, Estados
nos estamos convirtiendo, o ya lo hemos hecho, Unidos e Israel).
en ciudadanos del mundo. Si hiciéramos una Cuando se produce un litigio en el que hay un
encuesta, probablemente la mayoría de perso- elemento extranjero lo primero que hay que hacer
nas consultadas responderían que, en el último es determinar la llamada competencia judicial
año, han viajado al extranjero, han comprado internacional o “jurisdicción”, es decir, qué país es
por internet (a una empresa que, fácilmente, el competente para resolverlo. Y aquí las normas
puede ser extranjera) o tienen amigos o fami- suelen o pueden dejar de tener carácter “interno”:
liares trabajando fuera de su país de origen. En a) Si estamos ante dos países miembros de la
definitiva, el mundo actual es un mundo global; Unión Europea es el Reglamento 1215/2012, rela-
nos encontramos en la era de la globalización. tivo a la competencia judicial, el reconocimiento y
Este fenómeno que acabo brevemente de la ejecución de resoluciones judiciales en materia
describir repercute, como no podía ser de otra civil y mercantil el que nos determina las reglas
manera, en la justicia. Hasta hace unas décadas de atribución de la competencia.
lo habitual es que los litigios fueran “nacionales”, b) Si se trata de un tercer país habrá que ver
en el sentido de que no existía ningún elemento si hay firmado con él un convenio o tratado in-
extranjero o transfronterizo. Ello hacía que los ternacional y, en su defecto, es la Ley Orgánica
tribunales del Estado en el que el litigio se había del Poder Judicial (española) la que establece los
producido lo resolvieran aplicando tanto sus criterios de atribución de competencia a los tri-
normas sustantivas como las procesales. Sin bunales españoles.
embargo, cuando aparecen elementos trans- El hecho de que la norma convencional o inter-
fronterizos las cosas cambian y, normalmente, na atribuya la competencia a España no evita que,
se complican. al tratarse de un litigio con elementos extranjeros,
ESPECIAL

debe actuarse en los casos de litispendencia o


Corolario conexidad internacionales.
Tercero, si aplicando la Lcjimc resulta que el
En definitiva, en comunicaciones órgano legítimamente competente para conocer
la actualidad ha- directas entre del proceso es el juez peruano, será él el que dicte la
blar de relaciones autoridades de los sentencia que ponga fin al matrimonio y resuelva
supone hablar de diversos Estados, el resto de cuestiones planteadas. Y puede ocurrir
globalización. De haciendo reali- que la resolución, a pesar de haber sido dictada por
los conflictos a dad, o al menos un juez extranjero, deba ser ejecutada en España.
escala local hemos tratando que la También para el reconocimiento y ejecución de
pasado a litigios regla a seguir sea la resolución peruana en España será de aplicación
transnacionales; el favor coopera- la Lcjimc. La Lcjimc no permite, a diferencia de la
esta es una reali- tionis (favorecer tendencia en este sentido en el ámbito de la Unión
dad que no puede la cooperación in- Europea [2], la ejecución de forma “directa” de
ser desconocida cluso en ausencia la resolución peruana. Para poder ser ejecutada
y no puede serlo de reciprocidad será necesario que pase el trámite del exequátur.
tampoco por los como medio para La declaración de ejecutabilidad o exequátur
ordenamientos hacer realidad es un paso previo a la ejecución que supone atri-
jurídicos de los la tutela judicial buir fuerza ejecutiva en España a una resolución
diversos países. internacional- extranjera. El auto de exequátur tiene naturaleza
Las leyes deben mente efectiva de constitutiva pues sirve para conformar (constituir)
contener dispo- los ciudadanos). el título ejecutivo que tendrá, por tanto, carácter
siciones que, de Quizás podamos complejo: el título ejecutivo será la resolución
manera adecua- criticarle que no extranjera + el auto de exequátur.
da, solucionen se haya referido La regla general es la concesión del exequátur
los cada vez más con más énfasis a salvo que concurra alguna de las causas estable-
numerosos y la posibilidad del cidas en el artículo 46 Lcjimc (que la resolución
complejos litigios uso de las nuevas sea contraria al orden público, que se haya dicta-
internacionales. tecnologías –tan do con manifiesta infracción de los derechos de
En España, la habituales al día defensa de las partes, que sea inconciliable con
Lcjimc de 1995 ha de hoy–, o que no una resolución dictada en España, etcétera). Esas
venido a colmar haya desarrollado causas nada tienen que ver con el fondo del asunto,
una laguna esa utilización de es decir, el juez español no entrará a analizar lo
existente en medios técnicos acertado o no de la resolución extranjera o si él
nuestro Derecho y electrónicos a la hubiera decidido en un sentido distinto a como
interno debiendo, que genéricamen- lo ha hecho el juez foráneo.
en su conjunto, te hace alusión Obtenido el exequátur, la ejecución se reali-
ser aplaudida el artículo 17 za de la misma manera como se ejecutaría una
su aprobación. Lcjimc. Con todo, sentencia dictada por un juez español, incluido
Además, la ley ha me parece que (por mención expresa del artículo 50.2 Lcjimc) lo
tratado de intro- estamos ante una relativo al plazo de caducidad de 5 años de la acción
ducir mecanis- ley que era absolu- ejecutiva, establecido en el artículo 518 de la Ley
mos facilitadores tamente necesaria de Enjuiciamiento Civil: la acción ejecutiva caduca
de la cooperación, y cuya aprobación “si no se interpone la correspondiente demanda
como la posibili- no podía esperar ejecutiva dentro de los cinco años siguientes a la
dad de establecer más. firmeza de la sentencia o resolución”.
Esta cuestión no está exenta de polémica pues
es posible que una sentencia peruana, que sigue
lo relativo a la guardia y custodia de los hijos, así siendo título ejecutivo en Perú, no pueda ejecutarse
como a la pensión de alimentos. Imaginemos que en España por haber transcurrido el plazo de
sea necesaria –o pueda serlo– la colaboración o la demanda de divorcio se interpone en España: caducidad de 5 años establecido en la ley procesal
auxilio entre los órganos jurisdiccionales de los vamos a dejar los problemas de carácter sustan- española. ◗
dos países y esto es lo que, a falta de convenio, tivo que pueden surgir y nos vamos a centrar en
regula la Ley de Cooperación Jurídica Internacional (algunos de) los procesales.
(española) (Lcjimc) del 30 de julio del 2015. En ella Primero, es posible que el juez español necesite * El presente artículo se realiza en el marco del proyecto “La
se regulan las siguientes materias: comunicarse con una autoridad judicial peruana cooperación judicial en la Unión Europea como instrumen-
to de protección de los derechos de los ciudadanos”. Ref:
(i) Actos de comunicación (actos de notificación (v.gr. solicitarle la entrega de algún documento) o DER2015-64716-P. IP: Pardo Iranzo, V. Y de la Red Temática
y traslado de documentos judiciales y extrajudi- practicar alguna prueba en aquel país (por ejemplo, de Excelencia “Justicia civil: análisis y prospectiva”. Ref:
ciales). tomar declaración a un testigo que vive en Lima). Si DER2016-81752-REDT. IP: Senés Motilla, C.
(ii) Práctica y obtención de pruebas. es así habrá de estarse a lo fijado en la Convención
[1] La Lcjimc tiene carácter subsidiario en el sentido que se
(iii) Información y prueba del Derecho ex- interamericana sobre exhortos o cartas rogatorias, aplica en defecto de norma de la Unión Europea, de conve-
tranjero. hecha en Panamá el 30 de enero de 1975 y ratificada nio o tratado internacional o de norma interna de carácter
(iv) Litispendencia y conexidad internacionales. tanto por España como por Perú. especial. En consecuencia, y salvo alguna excepción, no es
(v) Reconocimiento y ejecución de resoluciones Segundo, puede ocurrir que admitida la de- aplicable entre países de la Unión sino entre España y terce-
ros Estados. [2] En el ámbito de la Unión Europea, y sobre
extranjeras [1]. manda por el juez español, el demandado oponga la base de la confianza mutua de los Estados que forman
excepción de litispendencia internacional, es decir, parte de la misma, se han ido creando verdaderos títulos
Ejemplo indique que de esa demanda ya está conociendo ejecutivos europeos. Es decir, resoluciones que son dictadas
Pongamos un ejemplo: una ciudadana peruana un juez peruano. En este caso, y ante la falta de por los órganos jurisdiccionales de un Estado miembro y
que son directamente ejecutadas en otro sin necesidad de
casada con un ciudadano español. El matrimonio norma convencional, el juez español tendrá que que en el país de ejecución se realice ningún tipo de control
quiere divorciarse, repartir los bienes y determinar aplicar la Lcjimc, que es la que determina cómo u homologación de la resolución.
6 suplemento de
análisis legal Martes 4 de setiembre de 2018 ESPECIAL

LUIS oportunas y efectivas) a las necesidades del


ALFARO VALVERDE derecho material (un proceso de resultados). A
Profesor ordinario a tiempo
partir de ello, vienen surgiendo diversos temas
completo de la PUCP. como la tutela preventiva de los derechos (y
Doctorado por la Universidad de la respectiva teorización sobre la tutela inhi-
Girona. Máster por la Universidad
Complutense de Madrid. bitoria), la tutela jurisdiccional diferenciada
(Proto Pisani) como la técnica anticipatoria,
proceso de monitoreo; también, las propues-
tas de convenciones procesales y se refuerza
el estudio del proceso desde una perspectiva
multidisciplinaria, vinculada con el derecho
e sabe que existen diversas nociones constitucional, Teoría general del Derecho y

S que explican el sentido de la teoría


general del proceso (TGP), pero es
posible afirmar que esta disciplina
jurídica es común a todos los pro-
cesos, que estudia el conjunto de principios,
reglas e instituciones comunes a las distintas
áreas de enjuiciamiento [1]. Su estudio fue bas-
filosofía jurídica.

Cambio cultural
Es innegable que todavía existe un fuerte arrai-
go -expreso o implícito- en algunas facultades
de Derecho y en la literatura procesal en La-
tinoamérica, de estudiar la TGP solo desde la
tante difundido en las facultades de Derecho denominada “trilogía estructural del proceso”,
de Europa y Latinoamérica y en la doctrina ligada al estudio conceptual principalmente de
procesal. No obstante, se debe tener presente la acción, jurisdicción y proceso; empero, ac-
que existen al menos dos tendencias sobre el tualmente se requiere de una “nueva” propuesta
particular, una diversificadora, por la que se metodológica (funcional más que conceptual)
sostiene que los procesos son diferentes entre no a partir de ideas que comenzaron a ser des-
sí, según la materia, y no tienen nada en común virtuadas desde la segunda mitad del siglo XX,
entre ellos [2] y la unitaria, en virtud de la cual sino desde el derecho procesal contemporáneo,
la unidad no implica necesariamente que se que apuesta por una visión multidisciplinaria,
nieguen las modalidades o caracteres propios vinculada con la teoría general del Derecho, de-
que singularizan a cada uno de los procesos. recho constitucional y la comparación jurídica.
De adoptarse esta última tendencia, resulta La TGP ya no puede ser contemplada des-
necesario responder ¿cuáles son esos elementos de esa perspectiva dogmática-conceptual, sin
comunes? Para ello la doctrina procesal propuso ningún interés por las situaciones jurídicas ma-
los siguientes: acción, jurisdicción y proceso, teriales. Todo esfuerzo académico -intelectual
aquello que Podetti habría de bautizar como debe encaminarse (directa o indirectamente)
“Trilogía estructural del proceso” [3] (TEP).
Esta propuesta si bien bastante difundida, fue
BREVE CRÍTICA
C C A LA ESTRUCTURA
S UC U a un fin realizable, que satisfaga verdaderos
intereses sociales y contribuya de alguna ma-

La trilogía
el resultado de distintos aportes que realizaron nera a la solución de problemas planteados.
autores como Chiovenda con su estudio del Si se pretende estudiarla en serio desde las
proceso a partir de la noción de acción (como categorías de acción, jurisdicción y proceso,
derecho potestativo en sus Saggi) o Carnelutti estas solo pueden ser justificadas si se toma
desde la noción de proceso (en sus Sistemas). como premisas básicas la perspectiva constitu-
cional; es decir, redefinidas como elementales

del proceso
Crisis teórica y redefinición derechos fundamentales procesales y sus im-
Desde la segunda mitad del siglo XX se plan- plicancias. [6] No se pretende que se suprima
tearon críticas en favor de repensar dicha me- la asignatura, sino que se estudie desde las
todología de estudiar y conocer el proceso, perspectivas contemporáneas, que muestran
replicándose a las investigaciones de aquel una verdadera redefinición conceptual y, sobre
tiempo, al punto de sostenerse que era un “Trí- todo, funcional. ◗
pode desvencijado” (Niceto Alcalá Zamora);
en efecto, este autor sostenía que del proceso introdujo por vez primera el tema del due pro- parte del siglo pasado (v. gr.: Trocker, Comoglio,
sabemos dónde está, pero no lo que es (si una cess of law en nuestra cultura procesal; lo que Proto Pisani y Vigoriti) inició el estudio de los
relación o una situación jurídica, etcétera); fue revitalizado en la posguerra con hechos derechos fundamentales procesales -con el pa-
de la jurisdicción sabemos lo que es, pero no como la Declaración Universal de los Derechos radigma del Estado constitucional- como pauta [1] ALCALÁ-ZAMORA Y CASTILLO, N. “La teoría
dónde está (si en el derecho procesal o en el Humanos de 1948 (artículo 10) y la “efectividad para el propio entendimiento del proceso. Esto general del proceso y la enseñanza del derecho procesal”,
constitucional) y de la acción no sabemos ni de la tutela” (recogida por el artículo 24 de la generó un cambio en el modo de comprender, en: Revista Iberoamericana de Derecho Procesal, Nº 1,
1968, p. 11.
lo que es (pugna entre las teorías abstractas Constitución italiana). A partir de las cuales por ejemplo, la acción como un derecho a la [2] Se afirmaba que la cuestión de dicha unificación era
y concretas) ni dónde está (si en el campo del el proceso comienza a impregnarse de consti- efectiva y real acceso a la justicia que no se agota una maniobra de los procesalistas civiles para absorber
derecho material o en el del procesal). Sobre tucionalismo a escala occidental. Se plantea- con la admisión de la demanda [5]; lo mismo el enjuiciamiento criminal. (FLORIÁN, E. Elementos de
este punto, Denti era enfático al sostener que ron ideas contrarias a la búsqueda por “hacer que el ejercicio de la función jurisdiccional del derecho procesal penal, Bosch, Barcelona, 1934, p. 22.)
[3] PODETTI, J. R. “Trilogía Estructural de la ciencia del
“se buscaba la construcción de castillos concep- ciencia” del derecho procesal. De este modo, Estado que reside en asegurar la efectividad del proceso”. En: Revista de derecho procesal, Argentina,
tuales y enfrascados en la discusión de dichos autores como Cappelletti y Denti reflexiona- Derecho y el proceso, como instrumento vital 1948, pp. 115 y ss; también, del mismo autor: “Teoría y
conceptos teóricos; sin interés por la efectividad ron sobre la importancia de la ideología y su para la realización de la justicia y un baluarte técnica del proceso civil y trilogía estructural de la ciencia
del proceso y menos de su función como ins- influencia en la forma de concebir el proceso, en del Estado constitucional. del proceso civil, Ediar, Buenos Aires, 1963.
[4] DENTI, V. “Le ideologie del processo di fronte al
trumento social.” [4] De este modo, esta trilogía la asistencia judicial para el pobre, en la nueva Este nuevo estado de las cosas en el derecho problema sociale”. En: Processo civile e giustizia sociale,
se basaba en el exacerbado conceptualismo y fundamentalización de las garantías procesales, procesal hace vislumbrar los diversos desafíos Edizione di Comunità, Milano, 1970, p. 27.
cientificismo propio de la doctrina de la primera y se utilizó el derecho comparado para romper que tiene actualmente la TGP, no centrada úni- [5] Cfr. COMOGLIO, L. P. La garantía constitucional de
la acción y el proceso civil, Editorial Raguel – UAC, Lima,
mitad del siglo XX. los esquemas dogmáticos en los que se había camente a la trilogía del proceso, sino también 2016.
Fue Couture (La garantía procesal del ‘de- rehuido la doctrina procesal italiana. En efecto, preocupada por buscar la efectividad del pro- [6] Cfr. DIDIER JR. F. Sobre la Teoría General del Proceso.
bido proceso legal’) quien en la década de 1950 gran parte de doctrina procesal de la segunda ceso mediante técnicas procesales (adecuadas, Esa desconocida, Editorial Raguel, Lima, 2015.
ESPECIAL Martes 4 de setiembre de 2018
suplemento de
análisis legal 7

Conclusiones
En conclusión; de una organi-
para el funciona- zación moderna
miento óptimo no distingue lo
de un sistema de público de lo
justicia, se requie- privado. La idea
ren cuatro grandes contraria es un
ejes: (i) normativo “tabú” dentro del
procesal; (ii) la po- sistema y de ahí su
testad jurisdiccio- atraso.
nal; (iii) el aspecto Sobre la tec-
organizacional; y, nología, esta
(iv) tecnología. se desarrolla
De todos ellos solo exponencialmen-
se presentan los te, pretender que
dos primeros. El el propio sistema
tercero es defi- judicial diseñe sus
ciente en extremo productos es un
y basado en con- error, pues cuando
TECNOLOGÍA Y TERCERIZACIÓN DE LOS SERVICIOS ceptos caducos,
limitados solo a la
se descubre uno,
en el mercado ya
estructura pública, no se usa ni es útil

El proceso judicial sin considerar los


estándares de las
organizaciones
privadas. El diseño
a los requerimien-
tos de los usuarios.
Queda planteado
el debate.

SERGIO SALAS técnicas normativas y procesales, requiere que el Tampoco en la teoría procesal. Pero sí para respetar El financiamiento no es de cargo del Estado.
VILLALOBOS sistema de justicia se sostenga en dos pilares básicos: los plazos, efectivizar emplazamientos, realizar El Estado no es buen administrador de recursos
organización y tecnología. exhortos, obtener información del proceso en organizacionales. El Poder Judicial debe desmo-
Abogado. Socio en Salas De la organización ya nos hemos ocupado y tiempo real, etcétera. nopolizar sus servicios, manteniendo solo los ne-
Abogados. Docente universitario
y exmagistrado. bastante [3]; solo recordar que el Poder Judicial Son muchas variables que la tecnología brinda cesarios; aquellos de los que no debe desprenderse,
no se legitima por su autonomía per se debido a al proceso judicial. Sin embargo, nuestro sistema como la información (seguimiento de procesos o
su condición de poder del Estado. Su legitimación no se ha preocupado en determinar ni identificar expedientes). El resto, tercerizarlos.
se adquiere por su eficacia como organización. Es qué son los servicios judiciales. Mantener la administración de cada uno de
urgente adaptar su estructura orgánica bajo moldes El lanzamiento del renombrado expediente los productos tecnológicos que se implemente es
coherentes y modernos. virtual se aleja mucho del proyecto del expediente sumamente costoso. Sin embargo, la tendencia
La tecnología se aplica en todas las organizacio- digital presentado en el 2001. Este se refería al ac- es todo lo contrario a las corrientes actuales. El
efiere De Trazegnies en El Poder nes cualquiera sea su objeto. La incorporación de ceso al expediente en tiempo real para su control Poder Judicial peruano gasta sumas considerables

R Judicial peruano en la historia que


a mediados del siglo XIX José Silva
Santisteban dijo: “Puede una legis-
lación ser tan rica y completa como
fuera dable; no estando acompañada de una buena
administración de justicia, será una bella utopía y
nada más” [1].
elementos tecnológicos en la prestación de servicios
es indispensable y debe ser aplicada de manera
coherente en su uso y administración.
Sostienen Bayly y Pasquel que el Poder Judicial,
más que impartir justicia y solucionar conflictos,
brinda servicios. ¿Qué tipo de servicios? Judiciales.
Lo son todos los componentes indispensables no
fuera de los tribunales, lo que descongestionaba
las atiborradas “salas de lectura”.
Los certificados digitales para la tramitación
de exhortos también fueron encarpetados. Este
servicio simplificaba el trámite de exhortos en
tiempo real y solo en el término de la distancia
mínimamente necesario, lo que reducía el tiem-
en la administración de sus servicios judiciales y,
a la vez, genera su necesidad laboral. Se prefiere
atender capital humano en tecnología propia, en
lugar de satisfacer la urgente demanda de auxiliares
jurisdiccionales.
La tercerización de servicios reduce los costos
sustancialmente, permite un adecuado control
Bayly Letts y Pasquel Rodríguez fueron claros jurídicos ni procesales que intervienen en la labor po considerablemente: de meses, con la práctica del seguimiento en el desarrollo, optimiza la
en cuestionar el emblemático mito de la justicia de impartir justicia para desarrollarla de manera actual, a solo tres días, dependiendo del término racionalización del capital humano, sincera
pública producida parcial o totalmente gratuita diligente. No están en los códigos ni en las leyes. de la distancia. las plazas de servidores administrativos in-
por el Estado [2]. Los circuitos judiciales, por su parte, han sido crementando las de los auxiliares judiciales y,
Casi cien años separan ambas reflexiones, que reemplazados por la creación de cortes en la ciudad lo más atractivo, genera ingresos propios por
en su análisis son coincidentes: se requiere de algo EN EL SIGLO XXI, de Lima. Era una propuesta de solución metropoli- comisiones en la colocación en el mercado cada
más que normas y facultad jurisdiccional pura para EL PROCESO tana. Lo ejecutado, una mera práctica de generación vez que se “vende” un producto o servicio. De
hacer eficiente la aplicación del derecho procesal de mayor burocracia con un aparato estatal más ese modo, incrementa el flujo económico sin
en un Estado moderno.
JUDICIAL, ADEMÁS grande, pero también menos eficiente. En ellos era depender del presupuesto público. Z
La coyuntura actual ha reavivado el clamor de DE LAS TÉCNICAS básica la implementación de sistemas informáticos
la reforma judicial en el país, a lo cual se adhieren NORMATIVAS que los interconectaran, de manera que se pudiera
estudiosos, críticos, políticos y demás. Todas las ejercer un control de procesos desde un solo centro
ideas llevan a un solo destino aparente: la reforma Y PROCESALES, o unidad supervisora (control judicial efectivo en [1] Silva Santisteban, José. Curso de Derecho Constitucio-
judicial como meta. Ello es una utopía, como lo REQUIERE QUE EL reemplazo de la Ocma). nal. 3ª. Ed. París, Librería de A. Bouret e hijo, 1874, p. 107.
[2] Bayly Letts, Andrés y Pasquel Rodríguez, Enrique.
sostuvo Silva Santisteban. Prueba es el Ceriajus del SISTEMA DE JUSTICIA En suma, un servicio judicial conlleva la eje- ¿Quién dijo que en Salem hubo brujas? La privatización
2003, que no fue un proyecto de reforma, sino un cución de otro en cadena. Aplicando la reforma del servicio de Justicia: rompiendo el mito de la justicia
diagnóstico de la situación de justicia en el Perú, a SE SOSTENGA EN DOS tecnológica en el punto adecuado, se generan otras estatal. En Themis revista de Derecho N° 46. Pp. [3] Salas
partir del cual se postulaban propuestas; nada más. PILARES BÁSICOS: coordinada y continuamente. La reforma judicial Villalobos, Sergio. El Poder Judicial peruano como objeto
de estudio para la calidad de la democracia y administra-
no se ejecuta como un todo, sino a partir del produc-
Pilares básicos ORGANIZACIÓN Y to preciso y su reacción en cadena, y con la ejecución
ción de justicia en el Perú. Ventajas y dificultades. En Ius et
Praxis de la Faculta de Derecho de la Universidad de Lima.
En el siglo XXI, el proceso judicial, además de las TECNOLOGÍA. del proceso organizativo de manera paralela. N° 45, 2014. Pp. 123-145.
8 suplemento de
análisis legal Martes 4 de setiembre
tiembre de 2018 ESPECIAL

NUEVAS FORMAS PARA LA PRONTAA


REALIZACIÓN DE LOS DERECHOS

Urgencia
y tutela
inmediata
MARIA ELENA
GUERRA-CERRÓN
La propuesta
Doctora en Derecho.
Docente de Derecho Procesal de En este contexto, su patrimonio,
la Universidad de Lima. Master
en Derecho empresarial de la por qué no intro- el juez podrá
Universidad de Lima. ducir en el CPC realizar una
otras formas de evaluación de
tutela urgente, la atendibilidad
además de la tu- del pedido para
tela cautelar; por otorgar tutela ur- para que los jueces puedan conceder medidas
omo bien señala Jorge Peyrano: “Si qué no conside- gente e inmedia- un cambio, considerándose como el género a la provisionales”; me da la impresión de que como

C algo caracteriza al proceso civil de


hoy es la poca paciencia de los jus-
ticiables. A diferencia de tiempos
pasados [cuando, resignadamente,
aguardaban el resultado del lento devenir de la
maquinaria judicial] hoy exigen ser reconfortados
con resoluciones expeditas de sus expectativas […]”
rar la viabilidad
de incorporar
una disposición
con la sumilla de
“Tutela inme-
diata” con un
procedimiento
ta. El juez deberá
fundamentar
su decisión,
exponiendo su
razonamiento
y ponderación
realizada. En la
tutela provisional y como sus especies a la tutela
cautelar y la tutela anticipada, estableciéndose como
diferencia entre ellas la función satisfactiva, la que se
atribuye a la medida anticipada; definitivamente las
características de provisoria, temporal, contingente,
y variable, entre otras, no han variado. Por lo tanto,
de la tutela urgente se conservarían las medidas que
hay desconfianza en la discrecionalidad de algu-
nos jueces para el dictado de medidas cautelares
–por lo cual se requeriría el establecimiento de
limitaciones a sus atribuciones–, con más razón
habría mayor desconfianza para introducir en el
CPC otras formas de tutela de urgencia, además
de las medidas cautelares.
[1]. De ahí que la lentitud para obtener tutela judicial especial –dis- atendibilidad se dependen necesariamente de un proceso. Es comprensible que haya desconfianza en el
sea considerada como uno de los elementos de la tinto al cautelar considerará la En cuanto a las expectativas de los ciudadanos a ser humano –juez–; sin embargo, ello no puede
crisis del Sistema de Justicia; pero que no cause puesto que no se evaluación de las que se refiere Jorge Peyrano, en una oportunidad ser razón para no introducir nuevas formas para
alarma la palabra “crisis”, ya que esta no siempre trata de medidas si se brinda la consideré que con una interpretación amplia (y no la pronta realización de los derechos. Siempre he
denota una situación negativa o adversa; también se provisionales-, tutela solicitada restrictiva) de la medida genérica prevista en el artí- considerado que no deben haber “camisas de fuer-
refiere a un acontecimiento positivo que genera un que responda sin conocimien- culo 629 del CPC, esta podría servir para solicitar, y za” para el ejercicio de la función jurisdiccional,
cambio con consecuencias importantes. Ante esta a un pedido de to del sujeto que que se dicten medidas que no fueran provisionales; pero sí severas sanciones para los magistrados
realidad, estoy construyendo una propuesta, que urgente y con debe realizar el sin embargo, por la ubicación en el articulado del que desvían el objeto de su función por intereses
tendría por finalidad la aceleración de respuestas carácter de defi- mandato, o si se CPC no cabía duda de que si bien es una medida personales.
en determinados casos, con la satisfacción de las nitiva. El texto le notifica. Con- “genérica” y que permite la creación de “medidas Respecto a la tutela judicial efectiva, el Tribu-
expectativas de las personas que acuden al órgano en el que estoy cedida la tutela atípicas”, esta es una medida cautelar más, y por nal Constitucional señaló que “[…] es un derecho
jurisdiccional, y para ello he revisado parte del Pro- trabajando es el inmediata no se lo tanto, es provisional y depende de un proceso. constitucional de naturaleza procesal en virtud del
yecto de Reforma del Código Procesal Civil-CPC, siguiente: requiere el inicio No tengo nada de que objetar a la medida ge- cual toda persona o sujeto justiciable puede acceder
publicitada mediante R. M. N° 0070-2018-JUS, “Tutela inmedia- de un proceso, nérica, esta es positiva, ya que su contenido abierto a los órganos jurisdiccionales, independientemente
del 5 de marzo del presente año, a fin de verificar ta. - A pedido del salvo la permite dictar medidas idóneas y adecuadas a la del tipo de pretensión formulada y de la eventual
si es que en ella se ha considerado o introducido interesado, y en oposición a la pretensión, pero no es suficiente; se requiere pen- legitimidad que pueda, o no, acompañarle a su
alguna forma de tutela urgente, además de las circunstancias que tiene dere- sar en otros medios o técnicas de tutela urgente, petitorio […]” [2]. Entonces, es igualmente exigible
medidas cautelares. excepcionales cho el destinata- como para hacer viables, por ejemplo, las medidas obtener protección a los derechos fundamentales
acreditadas con rio del man- anticipadas definitivas, o medidas autosatisfactivas (humanos) en los procesos ordinarios, sin que
Justificación pruebas, cuando dato, la que se o acciones preventivas, entre otras. necesariamente se tenga que recurrir a los procesos
Basta leer la exposición de motivos en la parte el transcurso del tramitará como De la lectura del siguiente párrafo de la Ex- constitucionales. La tutela judicial no distingue
relativa a la “Tutela provisional” para verificar tiempo pueda proceso único.” posición de Motivos del Proyecto de Reforma del derechos ni pedidos ni pretensiones. ◗
que se ha mantenido la concepción cautelar significar o Esta es la idea CPC, que señala expresamente que: “En todos
–como una garantía que podría hacer posible la poner en riesgo que se somete a estos años se han generado muchos abusos con
efectividad del proceso– entendida en una doble la dignidad de consideración las medidas provisionales. Algunos de ellos de-
dimensión –ya sea como satisfacción del interés las personas, su y queda para el rivados de medidas cautelares que buscan dejar [1] PEYRANO, Jorge, La acción preventiva en Derecho
Procesal Civil, Congreso Internacional, Lima 2003, Univer-
individual del justiciable, y la realización de la integridad, o a debate. sin efecto otras. Por ello ha sido importante para sidad de Lima , Fondo Editorial, p. 11. [2] Expediente N°
función jurisdiccional–. Si bien se ha propuesto el grupo de trabajo establecer algunos límites 763-2005-PA/TC, Lima, 13/04/2005 (f. j. n.° 6).