Está en la página 1de 20

“AÑO DEL DIALOGO Y LA

RECONCILIACIÓN NACIONAL”

ALUMNA: miranda canchanya miguel

TEMA: VACUNA Y MICOLOGUIA

DOCENTE: CARLOS COZ CANO


VISIÓN
Ser al 2017 una Institución educativa
Superior Tecnológica Acreditada, que
forma profesionales capaces de
insertarse al mercado laboral y/o
generar empleo contribuyendo al
desarrollo Nacional con conciencia
Emprendedora y Cultura Ecológica para
una mejor calidad de vida.
MISIÓN
Somos una Institución Educativa de
calidad, formamos Profesionales que
corresponden a las necesidades del
mercado laboral con una cultura
investigadora y productiva,
contribuyendo al desarrollo socio –
económico del País. Contamos con
Profesionales con vocación de servicio,
que practican y fomentan valores.
VALORES
.Honestidad
.Lealtad
.Respeto
.Solidaridad
.Justicia
.Tolerancia
.Responsabilidad
Institucional
La vacuna es un preparado que se basa en microorganismos (muertos,
debilitados o vivos) como bacterias, hongos, parásitos y, en forma más
limitada, virus o rickettsias; que se administra a una persona para prevenir,
atenuar o tratar las enfermedades infecciosas.

La vacuna se administra para producir en el receptor inmunidad contra un


microorganismo en particular. La gente en general está constantemente
expuesta a gérmenes productores de enfermedad (en el aire, en los objetos,
en los alimentos y en el sexo).

El propósito de las vacunas consiste en estimular los naturales mecanismos


de defensas de los organismos para que produzcan anticuerpos contra un
germen en particular. En caso de que la persona vacunada sea atacada por el
germen, el cuerpo está preparado para hacerle frente. Los riesgos son
menores, puesto que la cantidad de gérmenes usados en la vacuna y el tiempo
de exposición están cuidadosamente controlados.
https://youtu.be/sp1tFhVFM84

LA ENFERMEDAD
Cualquier ser humano necesita de determinadas vacunas para evitar ser
contagiado de enfermedades o patologías de diversa índole, sin embargo, las
personas que más requieren de ello son los recién nacidos. Así, es habitual que
en los primeros meses de vida tengan que verse sometidos a inyecciones de
vacunas para evitar ser infectados de sarampión, meningitis, paperas o
poliomielitis, entre otras problemáticas.

De la misma forma hay que subrayar el hecho de que en muchas ocasiones


cuando se viaja a determinadas zonas del globo terráqueo se hace necesario e
imprescindible el llevar a cabo una determinada vacunación para evitar ser
contagiado e infectado de enfermedades que están a la orden del día en
aquellos lugares.

POR QUÉ NECESITAMOS LAS VACUNAS

Durante unas semanas después del nacimiento, los bebés tienen algo de
protección contra los microbios que les causan enfermedades. Esta protección
se transmite de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después
de un corto tiempo, esta protección natural desaparece.

Las vacunas ayudan a proteger contra muchas enfermedades que solían ser
mucho más comunes. Los ejemplos incluyen tétanos, difteria, paperas,
sarampión, tos ferina (tos convulsiva), meningitis y poliomielitis. Muchas de
estas infecciones pueden causar enfermedades serias o potencialmente
mortales y pueden llevar a discapacidades de por vida. Gracias a las vacunas,
muchas de estas enfermedades ahora son poco frecuentes.
SEGURIDAD DE LAS VACUNAS

A algunas personas les preocupa que las vacunas no sean seguras y que
puedan ser dañinas, especialmente para los niños. Estas personas pueden
solicitarle al proveedor de atención médica que espere o, incluso, pueden optar
por no aplicar la vacuna. Sin embargo, los beneficios de las vacunas superan
con creces los riesgos.

1. Vacunas vivas atenuadas

Estas vacunas contienen una versión de microbios que han sido debilitados
en laboratorio para que no puedan causar la enfermedad, son lo más
parecido a una infección natural por lo que provocan respuestas celulares y
de anticuerpos fuertes y, a menudo, ofrecen inmunidad de por vida con una
o dos dosis.

Las vacunas contra el sarampión, las paperas y la varicela, por ejemplo, se


crean con este método.

2. Vacunas inactivadas

Estas vacunas se llaman inactivadas porque los científicos matan el


microbio que provoca la enfermedad a través de químicos, calor o radiación.
Estas vacunas producen una respuesta más débil del sistema inmunitario
por lo que suelen ser necesarias varias dosis adicionales o vacunas de
refuerzo para mantener la inmunidad de una persona.

3. Vacunas de subunidades

Estas vacunas solo incluyen los antígenos que mejor estimulan el sistema
inmunitario, por eso, como no contienen todas las moléculas que componen
el microbio, las posibilidades de experimentar reacciones adversas son
menores.

Las vacunas de subunidades pueden contener de 1 a 20 o más antígenos y


se realizan o bien descomponiendo y reuniendo los antígenos importantes
de varios microbios o fabricando las moléculas del antígeno a partir del
microbio con tecnología de ADN recombinante. De este último tipo es la
vacuna de la hepatitis B.

4. Vacunas con toxoides

Estas vacunas se usan cuando una toxina bacteriana es la causa principal


de la enfermedad. Los científicos han descubierto que pueden inactivar las
toxinas tratándolas con formalina, una solución de formaldehído y agua
esterilizada. Estas toxinas "con su acción tóxica destruida", denominadas
toxoides, son seguras para utilizarlas en vacunas.

Las vacunas contra la difteria y el tétanos son ejemplos de vacunas con


toxoides.

5. Vacunas combinadas Si una bacteria tiene un recubrimiento exterior


de moléculas de azúcar, llamadas polisacáridos, los investigadores usarán una
vacuna combinada para combatirla. Las capas de polisacáridos ocultan los
antígenos de las bacterias para que el sistema inmunitario inmaduro de bebés y
niños pequeños no los detecte ni reaccione contra ellos y con este tipo de vacunas
los científicos hallaron la solución.

Al preparar una vacuna combinada, se unen los polisacáridos con los antígenos o
toxoides de un microbio que el sistema inmunitario de un bebé pueda detectar. El
vínculo ayuda al sistema inmunitario a reaccionar contra las capas de
polisacáridos y defiende contra las bacterias que provocan la enfermedad.

6. Vacunas de ADN

Tras analizar los genes de un microbio se pueden crear vacunas de ADN para
combatirlo, aunque este tipo de vacunas aún están en fase experimental. Estas
vacunas prometerán atacar directamente el material genético del microbio en lugar
de hacerlo en todo el organismo y sus partes.

7. Vacunas de vectores recombinantes


Estas son vacunas experimentales similares a las vacunas de ADN, pero usan
virus o bacterias atenuadas para introducir ADN microbiano en las células del
cuerpo. "Vector" se refiere al virus o bacteria utilizado como portador.
Las vacunas se han encontrado que las medidas de salud pública más exitosa y
rentable que prevención enfermedades y salvan vidas. Esto es especialmente
cierto entre los niños del mundo. Durante la última mitad del siglo XX, las
enfermedades que antes eran todos demasiado común fue raro en el mundo
desarrollado, debido principalmente a la inmunización generalizada. Se han
guardado cientos de millones de vidas y miles de millones de dólares en gastos
de salud pública se guardaron con vacunación generalizada.

https://youtu.be/sp1tFhVFM84
VIRUELA
En el siglo XX por sí sola, la viruela fue responsable de una estimación de 300 a
500 millones de muertes. En 1967, la Organización Mundial de la salud (OMS)
estima que 15 millones de personas contrajeron la enfermedad y 2 millones
murieron ese mismo año. Desde los años 70 y 80 la viruela es erradicada
completamente de todas partes del mundo mediante el uso efectivo de las
vacunas.

POLIOMIELITIS
La poliomielitis es una enfermedad severamente debilitante que puede dejar a
un niño paralizado por la vida. En los años posteriores a la II Guerra Mundial, la
poliomielitis fue la enfermedad más temida entre los padres en los Estados
Unidos.

En 1952, la poliomielitis permanentemente había paralizado 21.000 personas en


los Estados Unidos solamente. Con el desarrollo de vacunas contra la
poliomielitis, las tasas han disminuido en más del 99 por ciento.

La lucha para erradicar completamente la poliomielitis en todo el mundo


continúa mientras todavía que se han detectado casos en cuatro países:
Afganistán, Pakistán, Nigeria

SARAMPIÓN
El sarampión es unas enfermedades virales muy contagiosas y comunes de la
infancia. En los niños, particularmente aquellos con desnutrición, puede ser
peligroso. El sarampión puede causar sordera, ceguera, encefalitis y la muerte.

Entre 2000 y 2008, muertes por sarampión que se redujo en 78 por ciento en
todo el mundo debido a la vacunación. Sin embargo, más de 20 millones de
personas siguen infectados por sarampión cada año, resultando en 164.000
muertes en 2008, principalmente entre los niños.
La micología radica en el estudio de los hongos en todas sus formas,
calificaciones y orígenes. Los hongos, son microorganismos parasitarios que se
constituyen en cuerpos o tejidos en desintegración, su importancia en el medio
es valiosa, porque los métodos digestivos y que separan enzimas, son idóneos
para absorber aquellos combinados químicos que las entidades muertas
causan algunos de estos, convirtiéndolos en minerales o vitaminas comestibles
y útiles para la especie animal viva.

Esta disciplina cumple con un uso muy común e importante, el cual es analizar
y estudiar la conducta de la fauna y la flora aún no examinada, es establecer
una matrícula de hongos. El más conocido es el Champiñón, una seta de
pigmentación blanca con el que se logra una especie de sabor característico de
la cocina mediterránea.

Una gran cantidad de especialistas afirman que la Micología es una rama de la


medicina, encargada de tratar y estudiar a la especie tanto animal como
humana, contaminados con algún tipo de hongo dañino para la salud como de
manejar a las setas como medicina, porque los elementos de muchos hongos
del ambiente poseen propiedades beneficiosas.

La historia reseña que en la civilización hindú, romana y griega los hongos se


han calificado como alimentos sagrados. Según algunos datos señalan que en
la cultura Mesoamérica prehispánica, las setas alcanzaron una categoría
elevada y llegaron a considerarse suministro de reyes y dioses. Posiblemente
en Mesoamérica esto corresponde a los hongos alucinógenos que con los
alimenticios. Este hábito de consumir hongos con un resultado religioso, se ha
extendido en algunas culturas hasta la actualidad.

En el siglo XVII sólo eran conocidos los hongos llamados macromicetos, estos
se encargaban de desarrollar organismos productivos de forma visibles. Gracias
a la función que cumple el microscopio fue que se obtuvo comprensión de la
coexistencia de hongos diminutos. Con la investigación y análisis de diversas
especies se ha alcanzado comprender de una manera clara la conducta de
distintas enfermedades vinculadas a los hongos, su beneficio en la
alimentación, el resultado de determinadas sustancias producidas por ellos, el
impulso de antimicóticos y la efervescencia de bebidas alcohólicas.

La micología se caracteriza por ser una rama de la medicina con la misión y el


trabajo de estudiar enfermedades provocadas por el hombre y ciertos animales,
a partir del consumo o relación con los hongos. Las afecciones micológicas más
frecuentes son las
Siguientes:

 Infección oportunista: contagio que se incrementa en pacientes con


cáncer, diabéticos o inmunodeprimidos. Estas infecciones son conocidas
como aspergilosis, candidiasis y criptococosis.
 Micosis sistémica: propagación hematógena de setas (fungemia) e
irrupción a diversos órganos. Algunas son coccidiomicosis,
paracoccidiomicosis e histoplasmosis.
 Micosis subcutánea: contaminación por invasión de tejido hipodérmico,
estas lesiones pueden ser muy violentas. Algunos ejemplos son
eumicetoma, cromo blastomicosis y esporotricosis.
 Micosis superficial: infección inducida por la invasión de tejidos de
mucosas y piel, por ejemplo la pitiriasis versicolor y la dermatofitosis.
 Micetismos: es un tipo de envenenamiento originado por la toma de
macromicetos tóxicos que son confundidos con algunos hongos
comestibles.
 Micotoxicosis: infección ocasionada por la absorción de granos de
cereales que han sido parasitados por mixomicetos venenosos.
 Alergias: reacciones de hipersensibilidad secundaria en acercamiento a
la cesta con las mucosas y la epidermis de personas en estados sensibles.

Para algunos historiadores y científicos que apoyan la teoría evolucionista, los


hongos han existido incluso antes que nosotros y los animales, y podría pensarse
que de allí se derivaron diversas plantas.
Los hongos y setos fueron unos de los principales seres vivos existentes
en la Era Cámbrica y a lo largo de los años han jugado un papel importante
para diversas culturas.

Por ejemplo, los griegos usaban estos organismos diariamente y tal vez
eran inconscientes o desconocedores del concepto de hongo y no sabían
la cantidad de formas que pueden adaptar cada uno de sus tipos.
En este caso, estamos hablando de la levadura utilizada para la
fermentación de bebidas alcohólicas, como el vino o la cerveza.

En esta época eran muy consumidas, debido a que el agua estaba


contaminada y no se conocían las medidas necesarias para provocar su
pureza, lo que provocaba graves infecciones estomacales, como diarrea,
que por aquel entonces era una enfermedad mortal.

Como se mencionó al comienzo de este artículo, la micología farmacéutica estudia


cuáles son los posibles usos que se les puede dar a los hongos o setas en el ámbito
medicinal, verificando si algunas enfermedades podrían ser curadas total o
parcialmente gracias a esta creación de la natural.

Además, trata de definir cuáles son los posibles daños que pueden causar algunos
de estos organismos en el cuerpo humano o de animales.

La mayoría de los avances conocidos son infecciones o reacciones alérgicas


causadas por los hongos, claro que algunos afectan distintas áreas del cuerpo, y por
lo tanto, tienen distintos nombres.
Existen las simples reacciones alérgicas debido a la hipersensibilidad de algunas
personas y que se produce por el roce del hongo con la piel.

Por otro lado, la tirotoxicosis se debe a la infección causada por consumir cualquier
tipo de trigo, maíz, centeno, arroz, entre otros, que haya sido contaminado por
hongos.