Está en la página 1de 5

Discurso por 50 aniversario de reconstitución de la CGTP

pronunciado por Gerónimo López Sevillano, SG CGTP
Lima, 14/06/18
Estimados compañeras y compañeras:
Reciban en primer lugar mi saludo clasista y solidario en este importante
evento, como es el 50 aniversario más de la reconstitución de nuestra
Confederación General de Trabajadores del Perú -CGTP.
Pero sean mis primeras palabras de reconocimiento los compañeros
sindicalistas que hicieron posible la reconstitución de la gloriosa CGTP de
José Carlos Mariátegui, a los que se fueron y no nos acompañan hoy, y
se encuentran en otra dimensión de la materia, les rendimos nuestra
gratitud y de pie con un minuto de aplausos.
Ya los compañeros que están presentes, a los dirigentes del Comité de
Defensa y Unificación Sindical (CDUS) y a los dirigentes que desde 1968
se sucedieron hasta hoy, nuestro reconocimiento infinito y nuestro aprecio
por su gestión consecuente, por haber contribuido a convertir a la CGTP
en la interlocutora válida, representativa, ante los empleadores, el Estado
y la sociedad. Igualmente un aplauso para ellos.
Esta fecha resulta un hito fundamental en la historia de la clase
trabajadora en el país, pues representa un punto culminante de una
constante lucha en la clase obrera para reconstruir su instrumento de
lucha gremial.
En esta fecha, deseo compartir con ustedes un conjunto de ideas y
lecciones que nos han dado la historia y los dirigentes que vivieron esa
gesta histórica.

1
En primer lugar, debemos recordar que la reconstitución de la CGTP se
desarrolla como parte de la lucha contra el sindicalismo patronal y amarillo
que desarrollaba en ese entonces la CTP. En los años 60, el partido
aprista había subordinado a la CTP y la había convertido en un apéndice
político. Se había eliminado toda la independencia política de clase en
dicha central y bajo el predominio aprista, la CTP desarrollaba un
sindicalismo amarillo, rompehuelgas, completamente patronal.
Por esta razón, un grupo de dirigentes sindicales con conciencia de clase,
entendieron la necesidad de luchar por una línea sindical realmente
clasista. Estos en su gran parte destacados militantes del Partido
Comunista, el mismo que brindó orientación política e ideológica para
derrotar a la burocracia sindical aprista y reconstituir a la CGTP.
Por esa razón, el 28 de setiembre de 1966, se crea el Comité de Defensa
y Unificación Sindical, el histórico CDUS. A esta reunión asistieron
delegados de catorce federaciones y cuarenta y cinco sindicatos de base.
Entre los fundadores estuvieron la Federación de Trabajadores en
Construcción Civil del Perú, la Federación de Choferes, la Federación de
la Industria Metalúrgica, la Federación de Trabajadores del Cuzco y la
gloriosa Federación de Trabajadores de Arequipa. También participaron
la Federación de Pescadores del Perú y el Sindicato de la Compañía
Peruana de Teléfonos, cuyo secretario general Enrique Arias Asián
asumió el cargo de presidente del CDUS. Entre los dirigentes que
asumieron la tarea de reagrupar las fuerzas clasistas y derrotar el
sindicalismo patronal, estaban los compañeros Lázaro Gamboa, Mario
Vidal Cabezas, Asunción Suárez, Jorge Rabínez Bartra, Vicente
Granadino, José Chávez Canales y Luis Villaverde.
Desde 1966 el histórico CDUS y sus federaciones afiliadas desarrollaron
importantes movilizaciones y luchas como la huelga de los pescadores de
noviembre a diciembre de 1966, la huelga minera de Toquepala a fines
de ese mismo año y comienzos de 1967, donde hubo cinco muertos y
treinta heridos a consecuencia de la feroz represión ordenada por el
gobierno.
Asimismo, en febrero del 67, la poderosa Federación de Trabajadores de
Construcción Civil inicia una huelga general indefinida en la que fueron

2
encarcelados sus dirigentes Manuel Díaz Salazar e Isidoro Gamarra.
Luego, en marzo del mismo año se decretó una huelga en la Federación
Textil y simultáneamente paralizaron sus labores los trabajadores del
seguro social obrero.
El CDUS convoca a un mitin para centralizar todas las luchas dispersas,
y en setiembre de 1967 se desarrolla un contundente mitin en la Plaza
San Martin de Lima. Luego el CDUS llama a un paro nacional en octubre
de este mismo año siendo un importante éxito.
También se registraron las huelgas y paralizaciones de los trabajadores
de Arequipa y Cusco que rechazaban la política económica de Belaunde
y su entreguismo al imperialismo yanqui. Los mineros de Atacocha y
Chicrán del Departamento de Pasco, conmocionaron a la ciudad de Lima
realizando una masiva marcha minera llegando hasta la capital.
Cuando los trabajadores peruanos consideraron culminado este proceso
de lucha por conseguir una central sindical autónoma y clasista, a través
del CDUS se convocó a un Congreso Nacional celebrado entre el 9 y 14
de junio de 1968.
En este histórico evento se analizó la situación política nacional e
internacional, así como la correlación de fuerzas y el último día de las
reuniones los delegados trabajadores acordaron por unanimidad
reconstituir la Confederación General de Trabajadores del Perú, que
había fundado el amauta José Carlos el 17 de mayo de 1928 y que seguía
viva en el corazón de los sindicalistas clasistas y en cada lucha que
realizaba el pueblo peruano.
El primer secretario general de la CGTP reconstituida fue el compañero y
maestro Isidoro Gamarra, proveniente de las filas de la Federación de
Trabajadores en Construcción Civil del Perú.
De aquí compañeros y compañeros tenemos que recuperar una
importante lección. Siempre debemos trabajar al lado de las masas
proletarias. Los dirigentes debemos ser humildes y saber escuchar a
nuestras bases. Ese es el ejemplo de dirigentes como el compañero
Isidoro Gamarra, que nunca dejo de ser parte del proletariado honesto,
trabajador y sencillo.
Y la otra lección es la unidad. La ruina del sindicalismo aprista fue su
práctica sectaria. Si intolerancia y sectarismo fueron la tumba del
sindicalismo amarillo y patronal.

3
En estos tiempos en que las fuerzas de la derecha quieren derrotar al
sindicalismo clasista debemos de reforzar nuestra más férrea unidad. Las
fuerzas del enemigo de clase buscan debilitarnos y someternos.
Pero no lo lograron ni lograrán.
Los trabajadores seguimos luchando, por eso, la CGTP reconstituida
logró las importantes victorias de los paros nacionales de 1977 y 1979.
Luego, luchamos contra las políticas neoliberales de Belaunde, García,
Toledo, Ollanta y PPK. Junto a otras fuerzas democráticas derrotamos a
la dictadura de Fujimori y seguimos luchando contra el neoliberalismo de
todos los gobiernos que han venido desde entonces.
El próximo 19 de julio saldremos a las calles para expresar nuestra
protesta y decirle claramente al gobierno de Martín Vizcarra que No
estamos dispuestos a tolerar mentiras y corrupción, a la vez, el 19 de julio
será una protesta contra la dictadura parlamentaria del fujimorismo y sus
aliados.
Levantamos en alto nuestras banderas: ¡Que se vayan todos los corruptos
y explotadores!, llamamos al pueblo para elaborar una nueva constitución
y finalmente elecciones generales.
Como en los tiempos de Mariátegui, del CDUS, de Isidoro, de Pedro
Huilca, los trabajadores saldremos a las calles y defenderemos la
democracia, el derecho al trabajo digno y la justicia social
Al mismo tiempo les recordamos a los partidos políticos ligados al campo
popular que la unidad de la izquierda, democrática, patriótica y
antineoliberal es impostergable. Necesitamos un solo frente, un solo
programa y una sola candidatura en camino a la forja del poder popular
alternativo frente al poder oficial corrupto, servil de las grandes empresas
transnacionales y de la oligarquía nativa que nos ha sumido en una crisis
total.
Este es el momento de construir el poder de los trabajadores y del pueblo.
¡¡¡Unidos venceremos!!!
¡¡Feliz aniversario de reconstitución de la CGTP!!
¡¡Viva la CGTP!!
¡¡Viva el pueblo peruano!!

4
5