CGTP EXIGE REMUNERACION MÍNIMA DE ACUERDO A

CANASTA BASICA FAMILIAR
Gobierno sin propuesta y gremios empresariales consideran
aumento de un sol diario

Pronunciamiento

La Confederación General de Trabajadores del Peru, CGTP, atendiendo a los recientes
debates sobre la remuneración mínima, hacemos de conocimiento de los trabajadores y la
opinión publica lo siguiente:

1. En la sesión, realizada el martes 6 de marzo, del Consejo Nacional del Trabajo, los
Sectores Trabajo, Empleador y Trabajador no lograron ningún acuerdo para proponer el
incremento de la remuneración mínima al Gobierno, debido principalmente a la
intransigencia de los representantes de la CONFIEP, SNI, CAPECO, SNMP, ASBANC,
ADEX y Cámara de Comercio.

2. Desde el inicio de la sesión, los representantes de Centrales CGTP, CUT, CATP y CTP
propusieron en forma consensuada que la remuneración mínima se eleve al costo de la
canasta básica familiar calculada por el INEI y en consecuencia sea equivalente a S/
1,640.00, a partir del mes de marzo del 2018, ello en aplicación del artículo 24° de la
Constitución Política señala precisamente que el trabajador tiene derecho a una
remuneración equitativa y suficiente que procure para él y su familia el bienestar
material y espiritual, y establece que las remuneraciones mínimas se regulan por el
Estado con participación de las organizaciones representativas de los trabajadores
y de los empleadores.

3. Por su parte los representantes del Sector Empleador solamente propusieron que la
remuneración mínima se eleve un 3.7% en base a la inflación proyectada para el 2028,
2019, que en términos monetarios representa S/ 31.50, equivalente a un sol por cada día.
El Gobierno no dio a conocer su propuesta.

4. Durante la sesión de más de cuatro horas, los representantes del Sector Empleador no
escatimaron en llenar de agravios a los representantes del Sector Trabajador solo por
plantear que la remuneración se eleve al costo de la canasta, arguyendo que la propuesta
era irresponsable y que solo traerá más informalidad y desempleo. Por su parte los
representantes del Sector Trabajador les recordaron a los empresarios que existe el
contexto adecuado para el incremento de la remuneración debido a que no existe ningún
escenario de profunda recesión o elevado desempleo, de fuerte elevación de la tasa de
informalidad laboral urbana, ni de elevación del ratio remuneración mínima y salario
promedio, por lo que resulta pertinente la aprobación del incremento.
1
5. Las Centrales Sindicales precisaron que el incremento de la remuneración mínima
beneficiaría directamente a 915,802 trabajadores formales o 37% de la planilla electrónica
nacional, que ganan hasta S/ 850.00, de los cuales un 59.2% pertenecen a empresas de
1 a 10 trabajadores, un 22.9% pertenecen a empresas de 11 a 100 trabajadores y un
15.8% a empresas de 101 a más trabajadores. Así como a 1,233,800 trabajadores
formales e informales o 19.9% de la PEA ocupada específicamente asalariada privada a
nivel nacional y a 6,152,729 personas o 41.6% de la PEA ocupada a nivel nacional. Y que
los últimos aumentos del mínimo de mayo de 2016 y junio de 2012 no contrajeron el
empleo en el sector de la micro empresa de 1 a 10 trabajadores, pues este mantuvo su
tendencia creciente, según el INEI.

6. Antes de culminar la sesión, los representantes del Sector Trabajador le solicitaron a los
gremios empresariales a que revalúen y formulen una nueva propuesta de incremento
para discutirla en la misma, a lo cual se negaron, suspendiéndose la sesión para reiniciarla
el 15 de marzo. El Ministro de Trabajo ha adelantado que antes de esa fecha iniciara
conversaciones con los gremios sindicales y empresariales para discutir la posibilidad de
un acercamiento y que en la próxima sesión anunciara la posición del Gobierno sobre
este tema.

7. Lo acaecido confirma que los grandes opositores a la remuneración mínima siempre han
sido las grandes empresas. Los empresarios lo ven como un tema micro económico que
afecta su rentabilidad, olvidándose que es también MACRO ECONOMICO, pues sueldos
y salarios son evidentemente un costo de la producción, pero al mismo tiempo son la
principal fuente de la DEMANDA INTERNA de la economía.

8. No debemos olvidar a la vez que existe un atraso de la remuneración mínima peruana,
pues esta sufrió fuertes caídas en su poder de compra en los años setenta, ochenta y
noventa. Esta debería ser S/ 1.700 si se mantiene el poder de compra de 1962 o debería
ser de S/ 2,000 si se quisiera mantener el poder de compra de 1980 o debería triplicarse
3 veces si se pretende mantener el poder de compra de 1974, como lo señala el
economista Germán Alarco. Los atrasos son muy grandes, pues a la par que aumentó la
productividad total de los factores en la economía, no ocurrió lo mismo con la mejora del
poder de compra de la remuneración mínima.

Por lo expuesto solicitamos que el Gobierno asuma ahora su responsabilidad y DICTE EL
DECRETO SUPREMO DE INCREMENTO DE LA REMUNERACIÓN MÍNIMA en beneficio
de los trabajadores y de la economía del país.

Lima, 07 de marzo 2018.

MARIO HUAMAN RIVERA
Presidente

GERÓNIMO LÓPEZ SEVILLANO
Secretario General

2