Está en la página 1de 3

Universidad de Cartagena

Programa de Ingeniería Química


Mantenimiento Industrial
Ensayo Plan Lector
Leidy Tatiana Ramirez1, Aurelio Berrio2.
1
Estudiante de Ingeniería Química, 2Docente de la Universidad de Cartagena.

UNA COMBINACIÓN COMPLEMANTARIA, NO EXCLUYENTE

Actualmente las industrias modernas se han caracterizado por la constante búsqueda de alternativas
y procesos con el fin de suplir la creciente necesidad de mejorar sus procesos productivos, teniendo
en cuenta factores importantes como lo son el trabajo colaborativo de todas las personas vinculadas
en los procesos, el aumento de la vida útil y la fiabilidad de la maquinaria o equipos que componen
el proceso productivo.

Es por ello que existen diversos sistemas organizativos en el mantenimiento industrial. Entre estos
se pueden mencionar los dos más relevantes, documentados e implementados, que son: El
mantenimiento productivo total (TPM) y el mantenimiento centrado en la fiabilidad (RCM).

A lo largo de este ensayo se analizará el articulo propuesto de una manera básica teniendo en cuenta
los aspectos fundamentales y las características tanto del TPM como del RCM, con el fin de
concluir que tan efectiva es su combinación y que aporta el uno al otro.

Se debe destacar que el mantenimiento industrial tiene como propósito prevenir, disminuir y
corregir los fallos dentro del proceso productivo que pueden afectar a corto, mediano o largo plazo
el ciclo de vida del sistema de producción o sus componentes. Estos fallos son propios de la
actividad a la que son sometidos los equipos o se derivan de malas prácticas las cuales van
deteriorando el funcionamiento y la producción.

Es por ello que el mantenimiento industrial se basa en el uso óptimo de los recursos para aumentar
la productividad de las organizaciones. Así como los mecanismos o técnicas que le sean más
óptimos dependiendo del proceso y su complejidad.

Para entrar en contexto y poder tener claros los conceptos y características de cada uno de estos
sistemas, se realizará una breve descripción de los mismos. Debido a que el mantenimiento
productivo total (TPM) y el mantenimiento centrado en la fiabilidad (RCM), han sido las dos
alternativas organizativas más usadas en la industria del mantenimiento a lo largo de los años.

El RCM es el proceso usado para determinar las acciones que se deben llevar a cabo para que todo
recurso físico continúe realizando sus funciones de forma normal (1). La aplicación de un
mantenimiento RCM conlleva a contar con equipos de mayor confiabilidad operativa, reducción de
costos, adaptabilidad y eficiencia en la producción y calidad de la misma. Integrando al personal en
la operatividad y mantenibilidad de los procesos productivos. Se debe tener en cuenta que no todas
las fallas son iguales pero que estas tienden a seguir patrones comunes entre sí.
Para que la implementación del RCM sea efectiva se debe partir del análisis de las fallas para poder
así determinar la incapacidad del equipo de operar de manera adecuada. Por ello se considera como
un factor primordial la correcta definición de los modos de falla, reduciendo la perdida de tiempo
que es fundamental para la producción.

Por otro lado, el TPM es una táctica que utiliza acciones correctivas, modificativas y preventivas en
la mayoría de las intervenciones (1). Es de gran importancia crear un programa o plan de
mantenimiento que sea acorde tanto a la maquinaria y/o equipos con que cuenta la organización, a
la estructura organizacional y al plan de producción de la misma. Con el fin de dar la solución
adecuada minimizando todo tipo de pérdida o trabajo innecesario. De esta forma generar un proceso
de mejora de la calidad que sea proactivo desde la visión del mantenimiento enfocado a la
producción. Eliminando las perdidas en producción mediante la conformación de grupos pequeños
de trabajo que permita la participación de todos los empleados.

Para culminar, el TPM busca aumentar el crecimiento económico en un ambiente agradable y de


interacción entre el personal, los sistemas y equipos. Por lo cual el TPM se basa en la generación de
ambientes de trabajo favorables basado en las actitudes personales y capacidades de los empleados
a fin de contribuir con la organización.

Luego de caracterizar los dos tipos de mantenimiento fundamentales de este ensayo podemos
reconocer las grandes ventajas que trae consigo la combinación de estos.

La aplicación conjunta del TPM y RCM puede presentar mejoras en los procesos debido a que
estos se orientan hacia la calidad y la eficiencia en las tareas de mantenimiento y producción
mediante el enfoque del trabajo en equipo generando una mejor fiabilidad de los equipos que
componen el sistema reduciendo los costos operativos, como se muestra en el caso de estudio del
articulo (2). A partir de esta idea se llega a determinar que dicho caso de estudio es una clara muestra
de los beneficios de esta combinación.

Continuando con la idea anterior esta implementación conjunta se fundamenta en el hecho que el
TPM se implementa con el propósito de mejorar la productividad y en contraste con el RCM va
enfocado en generar un aumento de la confiabilidad y la competitividad (1). En la industria moderna
la combinación de estas tácticas se ha convertido en una práctica que se está generalizando en las
grandes industrias, tanto para mejorar los procesos y conservar fiabilidad de las funciones y
equipos. Evitando fallas y errores dentro del proceso productivo, reducción de costes y una mejora
continúa dentro de los procesos de producción (1). Luego de la implementación conjunta de estos
dos sistemas de mantenimiento se deberá proceder a clasificar el trabajo realizado, identificar los
factores positivos y sus responsables, logrando un nivel óptimo de ejecución dentro de la
organización que sea duradero con el tiempo.

Es así de vital importancia la programación de auditorías periódicas que permitan analizar el


cumplimiento de los resultados en términos de los objetivos propuestos, así como el nivel de avance
de la implementación, tomando las medidas correctivas pertinentes.

Se concluye que el uso intensivo y combinado de estas técnicas da una perspectiva dirigida a
incrementar la instrumentación básica y avanzada de mantenimiento logrando una superación
profesional del recurso humano que compone la organización. Para que lo anterior sea procedente
que para que el proceso de mantenimiento aplicado en los procesos sea eficiente es necesaria su
articulación con los procesos de capacitación, de monitoreo y control para la continua mejora de los
procesos.

BIBLIOGRAFIA

1. “Introducción al mantenimiento industrial tipo TPM (Mantenimiento Productivo Total) y RCM


(Mantenimiento Centrado en Fiabilidad)”. [en línea] Disponible en:
https://www.academia.edu/29526129/Introducci%C3%B3n_al_mantenimiento_industrial_tipo_
TPM_Mantenimiento_Productivo_Total_y_RCM_Mantenimiento_Centrado_en_Fiabilidad_
(Fecha de consulta: 31 de mayo de 2018).

2. “Características de los sistemas TPM y RCM en la ingeniería del mantenimiento”. [en línea]
Disponible en: https://www.3ciencias.com/articulos/articulo/caracteristicas-los-sistemas-tpm-
rcm-la-ingenieria-del-mantenimiento/ (Fecha de consulta: 31 de mayo de 2018).

3. “La combinación del TPM y del RCM. Estudio de un caso práctico”. [en línea] Disponible en:
http://www.mantenimientoplanificado.com/tpm_archivos/la_coml_tpm%20rcmit%20consol.
pdf (Fecha de consulta: 31 de mayo de 2018).

4. “Tácticas de mantenimiento”. [en línea] Disponible en:


https://repository.eafit.edu.co/bitstream/handle/10784/427/JoseAndres_JimenezVergara_2010.p
df?sequence=1 (Fecha de consulta: 31 de mayo de 2018).