Está en la página 1de 6

1.

TIPOS DE REPRODUCCIÓN DE LAS PLANTAS

Las plantas tienen dos tipos grandes de reproducción: La Reproducción Sexual y la Reproducción Asexual.

Reproducción Sexual:
La Reproducción Sexual es la semilla que dentro lleva los genes de dos células sexuadas de una planta que forman un
”gameto”. Esta semilla al llevar el gameto formado de dos células sexuadas con dos genotipos diferentes hará que la
siguiente planta no sea exactamente igual al anterior de precedencia. Sí será semejante, pero tentrá cambios geneticos
que lo harán adaptarse mejor al ambiente. (Por eso es bueno comprar semillas de tu propio país ya que estarán lo más
seguro adaptadas a su clima)
Reproducción Asexual:
La Reproducción Asexual es la reproducción donde no hay uso de semillas, si no, es de la misma planta que ,ya sea
natural o artificial, saldrá la nueva planta idéntica a la anterior.
Tipos:
Reproducción Asexual Vegetativa Artificial:
Injertos: Un fragmento de tallo de una planta (injerto), se introduce dentro del tallo o tronco de la misma especie o
distinta, pero afin. Se suele usar en árboles frutales o especies ornamentales.
Estacas: la reproducción por estacas consiste en cortar un fragmento de tallo con yemas y enterrarlo. Después se espera
hasta que broten raíces. Así se obtiene una nueva planta.
Esquejes o gajos: tallos que se preparan, en recipientes con agua o en tierra húmeda, donde forman nuevas raíces, tras
lo cual pueden plantarse.
Cultivo de Tejidos: cultivo realizado en un medio libre de microorganismos y utilizando soluciones nutritivas y hormonas
vegetales, que provocan el crecimiento de raíces, tallos y hojas a partir de un fragmento de una planta.
3. PROCESO DE FORMACIÓN DE GAMETOS MASCULINOS

PROCESO DE FORMACIÓN DE GAMETOS FEMENINO

4.

5.
6.7 TIPOS DE REPRODUCCIÓN EN ANIMALES

La reproducción asexual es la que se da en los animales en invertebrados, y sobretodo en animales primitivos, entre los
que podemos encontrar celentéreos, gusanos, equinodermos, etc. En este tipo de reproducción, tan sólo se necesita la
actuación de un único individuo y que da lugar a animales que son iguales genéticamente al animal que les ha
originado, así que la mejora genética no es su función y sí el hecho de producir muchos descendientes y con la mayor
celeridad.

Reproducción sexual en animales En el caso de la reproducción sexual, podemos decir que se da en todos los grupos de
animales (aunque será muchísimo menos importante en los invertebrados, que ya hemos dicho que tienen además
reproducción asexual). En esta reproducción, los gametos masculinos se llaman espermatozoides y son producidos en
los testículos. Los gametos femeninos se llaman ovarios y se producen en los ovarios. La fecundación se puede dar en el
exterior de los animales, en el agua, o en el interior de la hembra, y tras la fecundación se forma el zigoto que se
desarrollará hasta originar un nuevo individuo adulto.

8. En la reproducción sexual se distinguen tres fases:

* Formación de Gametos : Una célula se divide y forma células hijas, los gametos, con la mitad del número de
cromosomas de la célula madre.

* La Fecundación : Es la unión de los gametos, que origina una nueva célula llamada huevo o cigoto.

* Desarrollo del Embrión: El huevo se divide sucesivamente y da lugar al embrión que se desarrolla hasta formar un
nuevo individuo diferente a sus padres.

Los organismos originados por este proceso son diferentes de progenitores, por lo que existe una mayor variabilidad.
Por tanto, la capacidad para adaptarse a distintos ambientes y situaciones es mayor.

9. LA GAMETOGÉNESIS es la formación de gametos por medio de la meiosis1a partir de células germinales. Mediante
este proceso, el contenido genético en las células germinales se reduce de diploide (2n, doble) a haploide (n, único), es
decir, a la mitad del número de cromosomas que contiene una célula normal de la especie de que se trate.1 En el caso
de los hombres; el proceso tiene como fin producir espermatozoides y se le denomina espermatogénesis, realizándose
en los testículos y en el caso de las mujeres, el resultado son ovocitos, denominado ovogénesis y se lleva a cabo en los
ovarios. Este proceso se realiza en dos divisiones cromosómicas y citoplasmáticas, llamadas primera y segunda división
meiótica o simplemente meiosis I y meiosis II. Ambas comprenden profase, metafase, anafase y telofase
10. OVOGÉNESIS

LOS TIPOS DE FECUNDACIÓN


Externa En este caso se realiza fuera del organismo materno, es decir en el medio ambiente. Esta fecundación es
característica de la mayoría de los animales acuáticos y algunos terrestres como anfibios y ciertos insectos. Para que se
produzca la fecundación, la hembra libera en el agua sus gametos (óvulos) y cuando el macho los encuentra, los rocía
con sus espermatozoides, razón por la cual el proceso de fecundación es pensado como algo externo, ya que no se da en
un nivel interno como en otras especies.

Interna En este caso se produce dentro del organismo materno. Este tipo de fecundación ocurre en el hombre, en la
mayoría de los animales terrestres y en algunos acuáticos. Para que se produzca la fecundación, el macho deposita los
espermatozoides dentro del aparato reproductor femenino, fecundando de esta manera al óvulo, lo que da origen a un
nuevo ser. Una vez que se produce la fecundación, el huevo fecundado se desarrolla: dentro del organismo materno
(vivíparos); fuera del organismo materno, es decir dentro de un huevo (ovíparos); o una parte dentro del organismo
materno y otra parte fuera del organismo materno (ovovivíparos).
DESARROLLO EMBRIONARIO DE OVÍPAROS
Ovíparo (del latín ovum, "huevo", y parire, "parir") presenta una modalidad de reproducción que incluye el depósito de
huevos en el medio externo donde completan su desarrollo embrionario antes de la eclosión. Son ovíparos la totalidad
de las aves así como la mayoría de los insectos, peces, anfibios y reptiles. Entre los mamíferos solo son ovíparos los
monotremas (el ornitorrinco y los equidnas). Los animales que producen huevos secos que son puestos al aire, como
aves, reptiles o insectos, los depositan después de haber seguido un procedimiento de fecundación interna. Los que
producen huevos blandos que son puestos en el agua (peces, crustáceos, anfibios...) son depositados sin fecundar, la
fecundación se produce cuando el macho vierte su esperma entre los huevos mientras la hembra los deposita
(fecundación externa). Estos animales son llamados ovulíparos. Se denomina animales ovíparos a todos aquellos cuyas
hembras ponen huevos, así como los reptiles, los anfibios y las aves. Cada especie varía en cuanto a la producción de
huevos, según su temporada de reproducción, como la tortuga marina que producen entre 70 y 190 huevos, hasta las
aves que pueden producir huevos por debajo de las dos docenas.

VIVÍPARO a todo aquel animal cuyo embrión se desarrolla, después de la fecundación, en una estructura especializada
dentro del vientre de la hembra, en donde recibirá el alimento y el oxígeno necesarios para formar sus órganos, para
crecer y madurar hasta el momento del nacimiento. En el caso de las plantas, el término hace referencia a un tipo de
reproducción a través de los embriones, como por ejemplo en el caso de los brotes o capullos, que se desarrollan desde
un principio sin interrupción alguna, es decir, las plantas vivíparas producen semillas que germinan antes de separarse
de la planta madre. La forma más avanzada de viviparismo se llama viviparismo placentario, que se da en casi todos los
mamíferos a excepción de los monotremas, los cuales ponen huevos, y los marsupiales, que carecen de placenta, por lo
que el feto nace en un estado muy prematuro, y debe continuar su desarrollo en una bolsa exterior llamada marsupio.
Son también vivíparos algunos insectos reptiles, peces y anfibios urodelos. Existen también plantas vivíparas, las cuales
producen semillas que germinan antes de separarse de la planta madre. En muchos manglares, por ejemplo, la semilla
germina y crece abasteciéndose de su propia energía mientras aún se encuentra adherida a su madre para luego caer al
agua en donde será transportada.

LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL consiste en colocar en el útero los espermatozoides seleccionados previamente de una
muestra. Pueden ser de la pareja (IAC) o de un banco de semen (IAD). Para aumentar las posibilidades de embarazo se
estimulan hormonalmente los ovarios y se controla la ovulación para saber cuál es el mejor momento para hacer la
inseminación.

La inseminación artificial se indica en los siguientes casos:

Factor masculino: alteraciones leves o moderadas en la calidad espermática. Problemas de erección o eyaculación.
Factor femenino: alteraciones en la ovulación, endometriosis leve, alteraciones del moco cervical o vaginismo.
Indicación mixta: se juntan factores leves de ambos miembros de la pareja.
Esterilidad de origen desconocido: no se detecta en las pruebas la causa de la esterilidad.
En casos de preservación de la fertilidad masculina ante un tumor, el paciente puede congelar antes del tratamiento
oncológico varias muestras de semen que podrán ser utilizadas en un futuro, cuando este desee ser padre.