Está en la página 1de 6

PUENTE DE AMPUERO SOBRE EL RÍO ASÓN

PUENTE SOBRE EL RÍO ASÓN


Ampuero-Marrón. Cantabria N-629a PK 80
Se trata de un bello y largo puente de 90 metros de longitud con tablero
horizontal y pequeñas rampas en ambas cabeceras. Dispone de 5 vanos
centrales con arcos rebajados al 1/10 de círculo y otros cinco arquillos
menores en cabecera izquierda de factura semejante aunque más rústicos
que sustituyeron al muro de acompañamiento original para dar mayor
volumen al desalojo de agua ante las potentes y legendarias avenidas del
río Asón en épocas de lluvias copiosas así como las del contiguo río
Bernales, también llamado Vallino, que desemboca junto a la cabecera SE
de este puente, encauzado en el año 2.004 a iniciativa de la Confederación
Hidrográfica del Norte.

El río Asón nace en la Peña Azalagua o Portillo del Asón, a 680 metros de
altitud, dentro de una cueva y produce un espectacular salto de agua por
las paredes rocosas de esta peña, deslizándose por el Valle de Soba y el
Parque Natural de los Collados del Asón. La longitud de su cauce es de 44
kilómetros hasta Colindres donde empalma con la amplia ría de Treto y el
Mar Cantábrico entre las localidades de Laredo y Santoña.

Las obras de construcción del puente de Ampuero - o de Marrón, como se


le conoce- se iniciaron en 1.872 dándose por terminadas en 1.876. Fue un
gran acontecimiento para la comunidad local y las gentes de la Junto de
Voto ya que hasta ese momento, los tránsitos locales de hacían con la
barca-puente que hacía el servicio entre ambas orillas. Por estas fechas
cumple su 140 aniversario, lo cual no está nada mal, teniendo en cuenta
como ya he dicho, la violencia de muchas de sus crecidas a lo largo del
siglo y medio de vida que casi lleva y que podían haber producido su
ruina.

Se trata de una obra civil discreta, sin aditamentos o adornos, dentro de


las primeras corrientes ingenieriles estandarizadas para caminos
vecinales y carreteras de segundo y tercer orden en tiempos de Alfonso
XII. Estos modelos oficiales de la época eran baratos y fáciles de
construir. Se construyen en piedra, hormigón en masa, o metálicos. En
este caso, se trata de una obra ejecuta en hormigón y recubierta tanto en
pilas, arcos y paramentos con sillería de excelente calidad en caliza
blanca. Dado lo angosto del tablero, hacia 1.930 se procedió a la
ampliación y mejora de la vía, en obra ejecutada por la empresa vasca
Construcciones Rivero-Urizar Ingenieros. Se refuerza el tablero con vigas
de hormigón armado y se efectúan voladizos a ambos lados con aceros
perfilados que se atirantan por debajo del pavimento y que -envueltos en
hormigón a modo de ménsulas- sirven para sujeción de los montantes de
hormigón y de las propias balaustradas del mismo material dando una
anchura total al tablero de 8 metros, incluidos viales peatonales. La última
reforma corresponde a la incorporación de las 5 tajeas en el muro de
cabecera izquierda, probablemente de caliza aunque de tonos dorados.
La villa también dispone de otros puentes y pasarelas. Fue famosa la
preciosa pasarela de hierro forjado que cruzaba el río Vallino y que se
puede admirar en viejas fotografías de principio del siglo XX. Actualmente
sustituida por una pasarela de tablero curvo construida en hormigón
armado y situada junto a la popular Fuente de la Rana.

Cómo llegar: Ampuero se encuentra en el PK 80 de la bella carretera


nacional N-629 ahora con variante; para acceder a la villa hay que tomar la
antigua calzada, denominada N-629a. El puente se encuentra a la salida
de la carretera autonómica CA-258 que se dirige a Limpias.

Instantáneas del puente de fecha 02.10.1985


Fotos de fecha 19.19.2013
Tanda de fotos de fecha 17.08.2016
Instantáneas tomadas de internet. Detalle de crecidas.

Antigua foto de principios del siglo XX

Foto de la reforma de la Constructora Rivero-Urizar. Aproximadamente de 1.930