Está en la página 1de 4

1

UNIDAD 2
LA DIMENSIÓN CULTURAL DE LA EQUIVALENCIA TRADUCTORA

ACTIVIDADES DE SEMINARIO

1. Traduce este discurso de Barack Obama prestando una especial atención a los elementos culturales
destacados. Reflexiona sobre la dimensión cultural de la equivalencia traductora a la hora de trasladar estos
elementos al texto meta.

Encargo de traducción: La redacción de El País te encarga la traducción de este discurso de Obama, que se
publicará en la edición digital de este periódico poco después de que el presidente pronuncie el discurso.

Madam Speaker, Vice President Biden, members of Congress, distinguished guests, and fellow Americans:
Señora presidenta de la Cámara, vicepresidente Biden, miembros del Congreso, distinguidos invitados,
conciudadanos:

Our Constitution declares that from time to time, the President shall give to Congress information about the
state of our union. For 220 years, our leaders have fulfilled this duty. They've done so during periods of
prosperity and tranquility. And they've done so in the midst of war and depression; at moments of great
strife and great struggle.
Nuestra Constitución establece que, periódicamente, el presidente informe al Congreso del estado de
nuestra Unión. Nuestros dirigentes han cumplido ese deber desde hace 220 años. Lo han hecho en
periodos de prosperidad y tranquilidad. Y lo han hecho en medio de la guerra y la depresión; en
momentos de grandes luchas y grandes esfuerzos.

It's tempting to look back on these moments and assume that our progress was inevitable —that America
was always destined to succeed. But when the Union was turned back at Bull Run, and the Allies first landed
at Omaha Beach, victory was very much in doubt. When the market crashed on Black Tuesday, and civil
rights marchers were beaten on Bloody Sunday, the future was anything but certain. These were the times
that tested the courage of our convictions, and the strength of our union. And despite all our divisions and
disagreements, our hesitations and our fears, America prevailed because we chose to move forward as one
nation, as one people.
Es tentador remontarnos a esos momentos y postular que nuestro progreso era inevitable, que Estados
Unidos estaba destinado a triunfar. Pero, cuando el ejército de la Unión se vio rechazado en la batalla de
Bull Run y cuando los aliados desembarcaron en la playa de Omaha, la victoria era muy dudosa. Cuando
el mercado se hundió en el Martes Negro y cuando los manifestantes por los derechos civiles fueron
apaleados en el Domingo Sangriento, el futuro era cualquier cosa menos seguro. Fueron instantes que
pusieron a prueba el valor de nuestras convicciones y la fuerza de nuestra Unión. Y, a pesar de nuestras
divisiones y nuestras diferencias, nuestras vacilaciones y nuestros miedos, Estados Unidos se impuso
porque decidimos avanzar como una nación, como un pueblo.

Again, we are tested. And again, we must answer history's call.


Ahora, una vez más, nos enfrentamos a una prueba. Y una vez más, debemos responder a la llamada de
la historia.

One year ago, I took office amid two wars, an economy rocked by a severe recession, a financial system on

GAM-UPF (Traducción y cultura, MET)


2

the verge of collapse, and a government deeply in debt. Experts from across the political spectrum warned
that if we did not act, we might face a second depression. So we acted —immediately and aggressively. And
one year later, the worst of the storm has passed.
Hace un año, tomé posesión en medio de dos guerras, una economía sacudida por una grave recesión,
un sistema financiero al borde del colapso y un gobierno profundamente endeudado. Expertos de todo el
espectro político nos advirtieron de que, si no actuábamos, podíamos sufrir una segunda depresión. De
modo que actuamos, de manera inmediata y agresiva. Y un año más tarde, lo peor de la tempestad ya
ha pasado.

But the devastation remains. One in 10 Americans still cannot find work. Many businesses have shuttered.
Home values have declined. Small towns and rural communities have been hit especially hard. And for
those who'd already known poverty, life has become that much harder.
Pero la desolación sigue presente. Uno de cada diez estadounidenses sigue sin encontrar trabajo. Muchas
empresas se han hundido. El valor de las viviendas ha descendido. Los pueblos y las comunidades rurales
se han visto especialmente afectados. Para quienes ya habían conocido la pobreza, la vida se ha vuelto
mucho más dura.

This recession has also compounded the burdens that America's families have been dealing with for
decades —the burden of working harder and longer for less; of being unable to save enough to retire or
help kids with college.
Esta recesión ha aumentado además las cargas que las familias estadounidenses soportan desde hace
decenios: la carga de trabajar más y más tiempo por menos dinero; de no poder ahorrar lo suficiente
para jubilarse ni enviar a los hijos a la universidad.

So I know the anxieties that are out there right now. They're not new. These struggles are the reason I ran
for President. These struggles are what I've witnessed for years in places like Elkhart, Indiana; Galesburg,
Illinois. I hear about them in the letters that I read each night. The toughest to read are those written by
children —asking why they have to move from their home, asking when their mom or dad will be able to go
back to work.
Es decir, conozco las angustias presentes en nuestras vidas. No son nuevas. Esas luchas son la razón por
la que presenté mi candidatura a la presidencia. Esas luchas son las que he observado durante años en
lugares como Elkhart, Indiana, y Galesburg, Illinois. Oigo hablar de ellas en las cartas que leo cada
noche. Las más penosas de leer son las que están escritas por niños, en las que preguntan por qué
tienen que irse de su casa o cuándo va a poder volver a trabajar su madre o su padre.

For these Americans and so many others, change has not come fast enough. Some are frustrated; some are
angry. They don't understand why it seems like bad behavior on Wall Street is rewarded, but hard work on
Main Street isn't; or why Washington has been unable or unwilling to solve any of our problems. They're
tired of the partisanship and the shouting and the pettiness. They know we can't afford it. Not now.
Para estos estadounidenses, y para muchos otros, el cambio no se ha producido con la suficiente rapidez.
Algunos se sienten frustrados; algunos están indignados. No entienden por qué parece que la mala
conducta en Wall Street se ve recompensada y el trabajo esforzado en la vida corriente, no; ni por qué
Washington no ha sabido o no ha querido resolver ninguno de nuestros problemas. Están cansados de
partidismos, de gritos, de mezquindades. Saben que no podemos permitírnoslos en estos momentos.

So we face big and difficult challenges. And what the American people hope —what they deserve— is for all

GAM-UPF (Traducción y cultura, MET)


3

of us, Democrats and Republicans, to work through our differences; to overcome the numbing weight of our
politics. For while the people who sent us here have different backgrounds, different stories, different
beliefs, the anxieties they face are the same. The aspirations they hold are shared: a job that pays the bills; a
chance to get ahead; most of all, the ability to give their children a better life.
Nos enfrentamos, pues, a retos grandes y difíciles. Y lo que esperan los estadounidenses –lo que
merecen– es que todos nosotros, demócratas y republicanos, resolvamos nuestras diferencias; que nos
sobrepongamos al peso entorpecedor de nuestras disputas políticas. Porque, aunque quienes nos
eligieron para nuestros puestos tienen distintos orígenes, distintas experiencias y distintas creencias, las
angustias que sufren son las mismas. Las aspiraciones que tienen son comunes a todos. Un puesto de
trabajo que permita pagar las facturas. Una oportunidad de progresar. Y, sobre todo, la capacidad de dar
a nuestros hijos una vida mejor.

You know what else they share? They share a stubborn resilience in the face of adversity. After one of the
most difficult years in our history, they remain busy building cars and teaching kids, starting businesses and
going back to school. They're coaching Little League and helping their neighbors. One woman wrote to me
and said, "We are strained but hopeful, struggling but encouraged."
¿Y saben qué más tienen en común? Tienen en común la terca capacidad de resistencia ante las
adversidades. Después de uno de los años más difíciles de nuestra historia, siguen trabajando, fabricando
coches y enseñando a los niños, creando empresas y volviendo a estudiar, entrenando a los equipos de
sus hijos y ayudando a sus vecinos. Como decía una mujer en una carta, “Estamos pasándolo mal pero
llenos de esperanza, luchando pero animados”.

It's because of this spirit —this great decency and great strength— that I have never been more hopeful
about America's future than I am tonight. (Applause.) Despite our hardships, our union is strong. We do not
give up. We do not quit. We do not allow fear or division to break our spirit. In this new decade, it's time the
American people get a government that matches their decency; that embodies their strength. (Applause.)
Ese espíritu, esa enorme decencia y esa gran fuerza, son los que hacen que nunca haya estado más
esperanzado que esta noche sobre el futuro de Estados Unidos. A pesar de nuestras dificultades, nuestra
Unión es fuerte. No nos rendimos. No abandonamos. No permitimos que el miedo ni las divisiones
quiebren nuestro espíritu. En esta nueva década, ha llegado el momento de que el pueblo
estadounidense tenga un gobierno que esté a la altura de su decencia, que encarne su fuerza.

And tonight, tonight I'd like to talk about how together we can deliver on that promise.

It begins with our economy.


Y esta noche me gustaría hablar sobre la forma de que, todos juntos, podamos hacer realidad esa
promesa.

Ese camino empieza por la economía.

Our most urgent task upon taking office was to shore up the same banks that helped cause this crisis. It was
not easy to do. And if there's one thing that has unified Democrats and Republicans, and everybody in
between, it's that we all hated the bank bailout. I hated it —(applause.) I hated it. You hated it. It was about
as popular as a root canal. (Laughter.)
Nuestra tarea más urgente, al asumir el cargo, era apuntalar (asegurar la estabilidad) a los bancos que
habían contribuido a esa crisis. No fue fácil hacerlo. Si hay algo que ha unido a demócratas y
republicanos, fue que todos odiamos tener que rescatar (financiero) a los bancos. Yo lo detesté. Ustedes
lo detestaron. Fue una medida tan poco popular como una endodoncia.

GAM-UPF (Traducción y cultura, MET)


4

But when I ran for President, I promised I wouldn't just do what was popular —I would do what was
necessary. And if we had allowed the meltdown of the financial system, unemployment might be double
what it is today. More businesses would certainly have closed. More homes would have surely been lost.
Sin embargo, cuando presenté mi candidatura a la presidencia, prometí que no haría sólo lo que fuera
popular; haría lo que fuera necesario. Y, si hubiéramos permitido la crisis del sistema financiero, el
desempleo sería el doble del que es hoy. Desde luego, más empresas habrían cerrado. Seguro que se
habrían perdido más hogares.

So I supported the last administration's efforts to create the financial rescue program. And when we took
that program over, we made it more transparent and more accountable. And as a result, the markets are
now stabilized, and we've recovered most of the money we spent on the banks. (Applause.) Most but not
all.
Así que apoyé los esfuerzos del gobierno anterior para crear el programa de rescate financiero. Y, cuando
asumimos el programa, lo hicimos más transparente y responsable. Como consecuencia, hoy los
mercados están estabilizados y hemos recuperado la mayor parte del dinero que gastamos en los bancos.

[…]

2. Compara tu versión de la traducción con la traducción publicada en El País y valórala de forma crítica.

GAM-UPF (Traducción y cultura, MET)

Intereses relacionados