Está en la página 1de 3

Erick Santiago Guagua Torres

Gabriel Alexander Cofre Caiza

Cinética del salto largo


El salto largo es uno de los mayores eventos naturales en el campo atlético. El saltador
tiene permitido correr una pista de 40 m. a una velocidad máxima y saltar tan lejos
como fuera posible del campo de partida. Esto es un evento en el cual la habilidad
natural del atleta juego un papel importante teniendo a la técnica en un papel
secundario. Los dos factores mas importantes en el salto largo son velocidad y
elevación. Esto esta ejemplificado por el hecho de los dos saltadores más grandes en la
historia: Jesse Owens y Carl Lewis, quienes fueron también los mayores velocistas de
su época. Su habilidad de salto dependió principalmente de su velocidad. Otro de los
más grades saltadores como Ralph Boston, Bob Beamon y Mike Powell (el dueño del
actual récord mundial) dependió más en elevación para compensar la falta de una
velocidad alta. Ralph Boston, por ejemplo, hizo salto alto de 2 m. ¿Cuál es el ángulo de
lanzamiento óptimo para maximizar el salto largo desde un punto de vista cinemático?
Esto es bien conocido, en la ausencia de la resistencia del aire, el ángulo de lanzamiento
óptimo de un proyectil para obtener un rango máximo en el plano horizontal es 45
grados. Sin embargo, esto no es aplicable para el salto largo donde el saltador tiene que
auto lanzarse a la expensa de una parte de su energía cinética traslacional antes de partir.
Primero calcularemos el ángulo óptimo de lanzamiento de un salto largo en el plano
horizontal despreciando la resistencia del aire esto puede ser el caso si el saltador
aterrizo verticalmente entonces su centro de gravedad a la misma altura del lanzamiento
y aterrizaje.
Sea V (velocidad inicial) antes de partir; V la velocidad de lanzamiento; α el ángulo de
0 1

lanzamiento del saltador. Entonces, la energía total antes de partir es E = 1/2m𝑉 2 , esto
0 0

es la energía cinética traslacional.


Una fracción γ de esta energía es gastada como calor y sonido. Otra parte, ΔE, es
convertido a energía vertical de movimiento: ΔE = 1/2m𝑉 2 𝑠𝑖𝑛2 𝛼. La energía cinética
1

traslacional del saltador luego del despegue es E = 1/2m𝑉 2 Por la ley de la


1 1.

conservación de energía, tenemos


E = E - γ E – ΔE
1 0 0 (1)
Al sustituir valores en los términos de la ecuación (1) y simplificando, Obtenemos
(1−𝛾)1/2
𝑉1 = 𝑉0 (2)
(1+𝑠𝑖𝑛2 𝛼)1/2

El rango R del proyectil en un plano horizontal es obtenido desde la cinemática


elemental:
𝑉12 sin 2𝛼 𝐴 sin 2𝛼
𝑅= = (3)
𝑔 1+𝑠𝑖𝑛2 𝛼

𝑉02
Donde A = (1 - γ)
𝑔

Derivando ec. (3) dos veces con respecto a α y simplificando, obtenemos


Erick Santiago Guagua Torres
Gabriel Alexander Cofre Caiza
𝑑𝑅 3 cos (2𝛼)−1
= 𝐴 (4)
𝑑𝛼 (1+𝑠𝑖𝑛2 𝛼)2

Y
𝑑2𝑅 4(3 sin (4𝛼)+ 14 sin 2𝛼
= 𝐴 (5)
𝑑𝛼 2 (cos (2𝛼)− 3)3
𝑑𝑅
Ajustando 𝑑𝛼 = 0, obtenemos el ángulo óptimo de lanzamiento en un plano horizontal:
1 1
𝛼𝑚 = 2 𝑐𝑜𝑠 −1 (3) = 35.26°. Por sustitución este valor de 𝛼 en la ec. (5), podemos
confirmar que este corresponde al ángulo de lanzamiento para alcance máximo.
Notamos que este ángulo es independiente de 𝑉0 𝑜𝑟 𝛾.
Realmente, el saltador aterriza con sus pies en frente de su cuerpo frente a su cuerpo
para avanzar la distancia de salto. En esta posición, el centro de gravedad del saltador
está a una distancia h por debajo de su nivel al despegar y la distancia b entre el centro
de gravedad y los pies esta también mas corta que la del despegue, a. Si β es el ángulo
de aterrizaje, luego h = a – b sin β. En esta situación, la distancia del salto largo es dada
por
1
𝑉1 cos 𝛼
R= 𝑥 [𝑉1 sin 𝛼 + (𝑉12 𝑠𝑖𝑛2 𝛼 + 2𝑔ℎ)2 ] + 𝐿 (6)
𝑔

Donde L = b sin β. En la sustitución 𝑉1 desde la ec. (2), obtenemos


1
sin 2𝛼 1+𝑠𝑖𝑛2 𝛼 2
R=𝐴 𝑥 [1 + (1 + 𝐵 ) ]+𝐿 (7)
1+𝑠𝑖𝑛2 𝛼 sin 2𝛼

Con B = h/A
En principio, el angulo0 de aterrizaje β debería ser tan pequeño como permisible, pero
este debe ser numéricamente mas grande que el ángulo de descenso para que el saltador
no caiga en su asiento. La experiencia dice que este ángulo es sobre 45 °. Con referencia
a la definición de β, note que el ángulo entre las piernas y la horizontal es
considerablemente pequeño. Tratando a L como una constante, podemos encontrar el
ángulo de aterrizaje para alcance máximo analíticamente. Derivando ec. (7) con respecto
a α, ajustando la derivada igual a cero y simplificando, llegamos a una ecuación
trascendental:
𝑝(α) = q(α)
Donde:

𝑝(α) = 2 + 12B + 21/2 𝑐𝑜𝑠𝑒𝑐 𝛼 [1 + 3𝐵 − (𝐵 + 1)𝑐𝑜𝑠2𝛼]1/2


Y
1 1
q(α) = {6 + 4B + 3 ∗ 22 𝑐𝑜𝑠𝑒𝑐 𝛼 [1 + 3𝐵 − (𝐵 + 1)𝑐𝑜𝑠2𝛼]2 } cos 2𝛼

Ecuacion (8) puede ser resuelta gráficamente o usando cálculos numéricos. Para un
saltador del peso de Carl Lewis (1.86 m o 6ft 2 pulgadas), a = 0.92 m. Sea b
Erick Santiago Guagua Torres
Gabriel Alexander Cofre Caiza

aproximadamente 0.6 m y β = 45°, obtenemos, aproximadamente, h = 0.51 m y L = 0.42


m. Además, el análisis de McFarland y Tan sugieren que γ = 1/10. Calculando ambos
lados de la ec. (8) usando ascendentemente el incremento el ángulo de lanzamiento,
obtenemos el ángulo de lanzamiento óptimo para rango máximo 𝛼𝑚 . L a tabla uno
muestra el resultado de varias velocidades iniciales 𝑉0. Esta evidente que 𝛼𝑚 es ahora
mas pequeño que el antiguo valor de 35.26° para el plano horizontal. También, 𝛼𝑚
incrementa ligeramente con 𝑉0. Esto es consistente con la expectativa desde que el
ángulo de inclinación decrece con el incremento 𝑉0 y por lo tanto incrementa R.
De acuerdo con los modelos de cálculos, 11.5 m/s fue el limite de velocidad de uno de
los mas rápidos de 100-m planos por Carl Lewis. Al contrario de las cifras mucho más
altas declaradas en otras partes de la literatura, esto es cercano a la velocidad más rápida
incluso logrado por un humano. La tabla I muestra que, con tal velocidad de carrera,
teóricamente es posible saltar de largo 9.69 m o 31ft 9 in. Porque eso esta sobre 2ft mas
largos que el actual récord mundial de 8.95 m o 29ft 4 1/2 in, esta distancia puede ser
considerada como el máximo limite al tiempo presente. La tabla indica además que,
para mejorar el récord mundial actual, el saltador debe tener una velocidad de al menos
11 m/s. en un memorable duelo de saltos entre Carl Lewis y Mike Powell, ambos
saltadores coquetearon con el viejo récord mundial de cerca de 23 años mantenido por
Bob Beamon (8.90 o 29ft 2 ½ in) antes Mike Powell en realidad logro la actual marca
mundial. Sin la velocidad de Lewis, Powell debía tener que usar a gran ángulo de
lanzamiento para alcanzar su récord.
Fue estimado que Jesse Owens uso un ángulo de lanzamiento de entre 25° y 26°, o
considerablemente mas bajo que el ángulo de lanzamiento optimo 𝛼𝑚 derivado aquí.
Sin embargo, esto no es tan sorpresivo, considerando el hecho de que Owens, como
Lewis, era un saltador veloz. Otro notable saltador largo tal como Ralph Boston, Bob
Beamon, Lynn Davies, y Arnie Robinson, todos confiados en la elevación para alcanzar
sus distancias. La figura 3 muestra la dependencia de la distancia R con el ángulo de
lanzamiento para varias velocidades. Esto reafirma el hecho que la velocidad mínima
requerida para igualar o mejorar la presente marca mundial es 11 m/s. La figura 3
además ilustra que Carl Lewis, quien había registrado mas de 28 ft en saltos que todos
los otros seres humanos combinados, y quien persiguió la elusiva marca mundial de
Beamon sin éxito al nivel del mar, pudo, en teoría, ha logrado su meta usando un ángulo
de lanzamiento tan bajo como 22°.