Está en la página 1de 6
CIENCIAS DE LA EDUCACION PEDAGOGIA INFANTIL ENSAYO ESTANDARES DE CALIDAD SIN INFRAESTRUCTURA ¿EDUCACIÓN PARA LA EXCLUSIÓN

CIENCIAS DE LA EDUCACION

PEDAGOGIA INFANTIL

ENSAYO ESTANDARES DE CALIDAD SIN INFRAESTRUCTURA

¿EDUCACIÓN PARA LA EXCLUSIÓN DE MUCHOS?

ASIGNATURA

COMUNICACIÓN ESCRITA Y PROCESOS LECTORES I NCR: 7653

DIANA SHIRLEY PARRADO ID: 52130 II SEMESTRE

DOCENTE:

JUAN JAIRO LÓPEZ VEGA

12 mayo de 2017

ESTÁNDARES DE CALIDAD SIN INFRAESTRUCTURA ¿EDUCACIÓN PARA LA EXCLUSIÓN DE MUCHOS?
ESTÁNDARES DE CALIDAD SIN INFRAESTRUCTURA
¿EDUCACIÓN PARA LA EXCLUSIÓN DE MUCHOS?

Introducción Este escrito hace referencia a algunos criterios que inciden en la calidad de la educación, teniendo en cuenta la expedición del documento Estándares de calidad 1 del Ministerio de Educación Nacional. Los estándares surgen debido a las exigencias de la contrarreforma educativa contestataria a la Ley General de Educación, dicha contrarreforma tiene como fin principal cortar la flexibilidad curricular, la profesionalización de los docentes, la autonomía escolar y la innovación pedagógica. El proceso contra reformista se inicia a partir de la expedición de la Resolución 2343 2 , se fortalece con La Ley 715 3 y se consolida con el Decreto 230 4 .

Palabras claves

Calidad, Educación, Estándares de calidad, Ley General de Educación,

Profesionalización Docentes, Innovación pedagógica, Currículo, Políticas Educativas.

1 Ministerio de Educación Nacional Editorial Magisterio. Bogotá 2002.

...

”Estándares

para la excelencia en la educación”. Cooperativa

2 Ministerio de educación nacional resolución número 2343 de 1996 indicadores de logros curriculares en tecnología e informática

3 LEY 715 DE 2001 (diciembre 21) por la cual se dictan normas orgánicas en materia de recursos y competencias de conformidad con los artículos 151, 288, 356 y 357 (Acto Legislativo 01 de 2001) de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones para organizar la prestación de los servicios de educación y salud, entre otros.

4 DECRETO 230 DE 2002 (Febrero 11) Por el cual se dictan normas en materia de currículo, evaluación y promoción de los educandos y evaluación institucional.

Identificar las tesis Esta dinámica reformadora dirigida a la Educación estatal ha venido generando documentos que imponen las políticas reduccionistas, tales como los estándares de calidad entronizando un nuevo modelo de corte privatizador basado en políticas neoliberales coherentes con la ideología neoconservadora 5 , sustentada en que las necesidades sociales y los servicios deben ser atendidos por la empresa privada, este pensamiento se fundamenta en una visión de gestión empresarial dirigida a las escuelas y colegios estatales, desconociendo el principio constitucional de que Colombia es un estado social de derecho, es decir el Estado como benefactor de sus ciudadanos. La política de estándares para la excelencia resuelve de manera mediocre el problema de la construcción del currículo, lo que equivale a decir, que lo agrava, la continua tendencia reduccionista frente al currículo, limitándolo al plan de estudio; recobran vida los diseños instrumentales, quitándole a los maestros la posibilidad de ser protagonistas en la orientación y la contextualización del currículo 6 .

Los argumentos

Para configurar una mirada más clara sobre los procesos de homogenización de

los resultados de la educación, se ha investigado acerca de experiencias educativas Internacionales y encontramos que en el gobierno de Ronald

5 Ver por ejemplo; GENTILE, Paulo., “El consenso de Washington y la Crisis de la Educación en América Latina”., Revista Archipiélago Nº 29, Barcelona 1997.

6 El término currículo se refiere al conjunto de objetivos, contenidos, criterios metodológicos y de evaluación que orientan la actividad académica (enseñanza y aprendizaje) ¿cómo enseñar?, ¿cuándo enseñar? y ¿qué, cómo y cuándo evaluar? El currículo permite planificar las actividades académicas de forma general, ya que lo específico viene determinado por los planes y programas de estudio (que no son lo mismo que el currículo). Mediante la construcción curricular la institución plasma su concepción de educación. De esta manera, el currículo permite la previsión de las cosas que hemos de hacer para posibilitar la formación de los educandos.

Reagan, y el de su sucesor Bill Clinton, se imponen políticas educativas de este tipo; así lo expresa Michael Apple:

“No hay duda de que trata de una reforma barata. Un

sistema de currículo y evaluación nacional no puede palear, sino ratificar y exacerbar las diferencias de género, raza y clase, a falta de recursos humanos y materiales suficientes. En consecuencia cuando la crisis financiera de la mayoría de nuestras zonas urbanas es tan grave que hay que dar clase en gimnasios y pasillos, cuando muchas escuelas carecen de fondos suficientes para permanecer abiertas 180 días al año, cuando los edificios se derrumban literalmente ante nuestros ojos, cuando en algunas ciudades tres aulas han de compartir un conjunto de libros de texto en el nivel primario y no podríamos seguir- no pasa de mera fantasía suponer que

unas evaluaciones más estandarizadas y las líneas orientadoras del curriculum nacional constituyan la respuesta” 7 Este mismo procedimiento fue implementado en la Gran Bretaña bajo el gobierno de Margaret Tatcher, hace más de 10 años. Este modelo es el que se pretende imponer en nuestro sistema educativo, sin tener en cuenta los índices de inversión, las necesidades regionales y, en general la infraestructura que tiene cada institución educativa, tanto en recursos financieros como humanos. Al respecto lo que señala Juan Carlos Orozco:

“La racionalidad cuantitativa en la que se inscribe la idea de

los estándares, la lógica econométrica que acompaña al

7 APPLE, Michael W., “La política del saber oficial: ¿Tiene sentido un curriculum nacional?”., en “Volver a pensar la educación”, vol. I, Ediciones Morata, S. L., Madrid 1995, p.p 166 – 167

esquema de gestión Neoliberal de la educación y que articula como un todo rígido el currículo nacional, evaluaciones censales, gerencia educativa, calidad de la educación y esquema de mercado. Con ello, de paso, homogenización cultural, control político del saber, profundización de las desigualdades sociales 8 Analizando el devenir de las reformas al currículo escolar en nuestro país se puede decir que las políticas educativas colombianas en las dos últimas décadas escondidas detrás del argumento de una búsqueda de calidad de la educación, aplica el principio de privatización y pregona la opción “libre” de los consumidores de la educación. Por otra parte, el sistema educativo colombiano implementa cambios curriculares generales que operan de manera descontextualizada; en el mayor número de instituciones educativas, propone paquetes instruccionales expresados en los planes de estudio y horarios académicos rigurosos que impiden abordar las múltiples problemáticas que se dan al interior del aula; así, se produce un efecto enajenador: el estudiante no es orientado hacia el análisis crítico de su realidad; es decir, la educación se constituye en otro producto más desarticulado del entorno sociocultural y económico de la mayoría de la población; de tal manera distorsiona su fin fundamental de formar en la vida para la vida.

Número de párrafos

12

8 OROZCO, Juan C., del artículo “Estándares, Enseñanza de las Ciencias y Control Político del Saber”., p.p 6. Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá.

Conclusiones

Hoy puede decirse que a pesar de los múltiples cambios curriculares presentados en el último cuatrienio, vemos que el panorama de la educación colombiana presenta escasos progresos. En conclusión, mientras las políticas educativas nacionales continúen siendo despojadas del carácter filosófico, histórico epistemológico, social y cultural en aras de plantear un currículo caracterizado por contenidos estandarizados colmado de homogenización que desconoce la realidad educativa nacional, se corre el riesgo de continuar asumiendo la educación como la acción de poner a disposición de los estudiantes un conjunto de datos descontextualizados y, por ende, esta se constituye como una “educación” que no responde a las necesidades de la población; en esta, la característica es la negación en la práctica de igualdades de oportunidades de formación para todos y, consecuentemente, educación gracias a la exclusión.