Está en la página 1de 8

BOLILLA 6: Dación en

Pago.

Alumnas: Bertoncini Remuiñan, María de las Mercedes.


Caneva, Luisina

Gonzales, Elena

Roig, Sandra

Wasmer, Mercedes

Curso: NOTARIAL II.-

Profesor: Pereyra / Sosa.-


BOLILLA 6

ASPECTOS NOTARIALES DE LA DACION EN PAGO. CONCEPTO:

DACIÓN EN PAGO: del Latín "datio in sulutum" es la acción de dar algo para pagar una deuda.

Se refiere por lo tanto al acto por el cual el deudor realiza a título de pago una prestación diversa
de la debida al acreedor, quien acepta recibirla en sustitución de esta.-

En sentido restringido se entiende concretamente la entrega de una cosa corporal como


equivalencia del cumplimiento de una obligación originaria de dar- hacer-o no hacer.

La dación en pago suele aplicarse como sistema de pago final por parte del deudor de una
hipoteca inmobiliaria a la que no puede enfrentar las cuotas impuestas por el crédito hipotecario
establecido y en la que se entrega el inmueble en vez del dinero para liberarse de la deuda.

Análisis de la Legislación Vigente:

Dicho instituto se encuentra normado en:

* LIBRO III (DERECHOS PERSONALES)

* Título I: Obligaciones en General.

* Capítulo V : Otros Modos de Extinción.

* Sección: Cuarta (Arts- 942- 943)

ART: 942 " DEFINICIÓN" La obligación se extingue cuando el acreedor voluntariamente acepta en
pago una prestación diversa de la adeudada"

Análisis de la normativa del CCCN. Se introduce expresamente a la dación en pago como un modo
de extinción de las obligaciones. De la norma surgen los dos rasgos esenciales, que son la
aceptación voluntaria del acreedor y el pago mediante una prestación distinta a la debida,
cualquiera sea su naturaleza. La aceptación voluntaria del acreedor es exigida, pues no está
obligado a recibir una prestación distinta a la debida, cualquiera sea su valor (art. 868).

* No existe concordancia con la normativa anterior.

Análisis de la normativa anterior. El Código Civil no contemplaba la aceptación de un pago diverso


al adeudado como modo autónomo de extinción de la obligación, los que se hallaban enumerados
en el art. 724. Sin embargo, se reconocía en el art. 729 "el pago por entrega de bienes" para el
caso en que el acreedor reciba voluntariamente alguna cosa que no fuera dinero en sustitución de
lo que se debía entregar o del hecho que se le debía prestar. La doctrina sostenía que no había
razones para impedir que el deudor pudiera liberarse de la obligación ejecutando una prestación
diferente de la debida, si mediaba acuerdo con el acreedor.

Art. 779: Concepto- El pago queda hecho cuando el acreedor recibe voluntariamente por pago de
la deuda, alguna cosa que no sea dinero en sustitución de lo que se debía entregar, o del hecho
que se debía prestar.

ART:943 "REGLAS APLICADAS": La dación en pago se rige por las disposiciones aplicables al
contrato con el que tenga mayor afinidad.

El deudor responde por evicción y vicios redhibitorios de lo entregado, estos aspectos no hacen
renacer la obligación primitiva, excepto pacto expreso y sin perjuicios de terceros.

Análisis de la normativa del CCCN. Toda vez que los efectos de la dación en pago varían según cuál
sea la naturaleza de la prestación que es cumplida en sustitución de la originariamente debida, el
CCCN establece que se regirá por las reglas aplicables al contrato más a fin. Por otro lado, se
dispone adecuadamente que el deudor debe responder por la evicción y los vicios redhibitorios.
Tal como se entendía con el Código Civil, en tanto la dación en pago provoca la extinción de la
obligación y de todas sus garantías y accesorios, se prevé que los efectos no hacen renacer la
obligación primitiva. Por último, se admite como excepción el pacto expreso, sin perjuicio de
terceros.

* No existe concordancia con la normativa anterior.

Análisis de la normativa anterior. El Código Civil no tenía una norma similar, no obstante establecía
que si la cosa recibida por el acreedor era un crédito a favor del deudor se regiría por las reglas de
la "cesión de derechos" (art. 780) y si se trataba de la entrega de una cosa se aplicaban las reglas
de la compraventa (art. 781). Respecto de la evicción de la cosa dada en pago, al no alterarse la
extinción de la obligación primigenia, solo se reconocía el derecho para ser indemnizado. En
cuanto a la hipoteca, la doctrina dominante sostenía que por aplicación analógica debía prevalecer
la solución del art. 783 ("Si el acreedor fuese vencido en juicio sobre la propiedad de la cosa dada
en pago, tendrá derecho para ser indemnizado como comprador, pero no podrá hacer revivir la
obligación primitiva").

Requisitos: Para que haya dación en pago deben estar reunidos los siguientes requisitos:

* una obligación preexistente que se extinga por efecto de la dación en pago, requisito sin el cual
sería un pago indebido.

* la entrega efectiva y actual de una cosa distinta de la debida. No basta la simple promesa de
pagar otra cosa.

* en la legislación anterior el artículo 779, agregaba que la cosa entregada no debía consistir en
una suma de dinero.

* consentimiento del acreedor, en tanto el pago puede hacerse aun contra la voluntad del
acreedor que está obligado a recibirlo, la dación en pago requiere indispensablemente su
conformidad.

POSICIONES DOCTRINARIAS: Enunciados (Teniendo en cuenta la legislación anterior)

a. La dación en pago es una excepción a los principios que establece el Código Civil en cuanto al
objeto del pago dado por el art. 740, párr. 1º, el deudor debe entregar al acreedor la misma cosa a
cuya entrega se obligó y por el párr. 2º del mismo artículo, consiguiente con ello el acreedor no
puede ser obligado a recibir una cosa distinta, aunque sea de igual o mayor valor.

b. La regularización de excepción tiene sustento en la convicción propia de la autonomía de la


voluntad, como se sostuvo: " se señalara en virtud de la libertad de las convenciones, el acreedor…
puede aceptar, en pago de la obligación una cosa diferente de la estipulad: existirá en tal caso una
dación en pago (datio in solutum) o como decía el código Civil: existirá pago por entrega de bienes.

c. La naturaleza jurídica del instituto - postura tradicional de Pothier: variante o modo de pago y el
criterio de Aubry y Rau que supone una novación objetiva, la complementa diciendo que "la
dación en pago es un acto extintivo complejo en el cual laten dos ideas primordiales íntimamente
comprendidas entre sí. La dación en pago involucra novación de la primitiva obligación, pues de
otro modo no se explicaría del acreedor para percibir una prestación que estaba al margen de su
título: ciertamente el pago que se satisface al acreedor tiene causa, pero esa causa no se identifica
con el título primitivo, puesto que este no se refería a la prestación con la que se satisfizo el pago;
luego hay que concluir que el título del pago es la novación que trasmutó la obligación inicial en
esta otra que resultó pagada. La noción de la novación no agota el sentido de la dación en pago,
porque late también la idea esencial del pago, y esta idea de pago es tan esencial que sin él no
queda configurada la dación en pago.

d. Si no jugase una novación en la dación de pago el crédito primitivo no quedaría cancelado y


conservaría el acreedor acción para exigir su cumplimiento y podría el deudor repetir lo pagado,
distinto de lo debido por él, por tratarse de un pago sin causa.
"No basta sustituir una obligación por otra, sino que debe pagarse esta última"

REQUISITOS (art. 780-781): EL ANTIGUIO CODIGO CIVIL ESTABLECIA: el pago por entrega de bines
constituye una figura compleja, por un lado trae aparejado los efectos propios del pago, y por otro
los efectos propios de la naturaleza de esta figura jurídica, que se dan por remisión a otros
institutos, la transmisión de la propiedad de lo dado en pago. De esta manera el artículo 780
establece: si la cosa recibida por el acreedor fuese un crédito a favor del deudor, se juzgara por las
reglas de la cesión de derechos. A su vez el articulo 781 contempla la hipótesis de que se de en
pago una cosa: “si se determinase el precio por el cual el acreedor recibe la cosa en pago, sus
relaciones con el deudor serán juzgadas por las reglas del contrato de compraventa”. La doctrina
se inclina a sostener que se aplica también aunque no esté expresamente fijado el precio por el
cual el acreedor recibe la cosa en pago, ya que debe considerarse establecido tácitamente. Si la
obligación primitiva era dineraria, su importe debe ser tomado como precio de la cosa dada en
pago, y si se trata de una obligación de dar cualquier otra cosa o de una prestación de hacer o no
hace, debe admitirse de todas formas que las partes han fijado como precio del objeto recibido en
pago el valor de la cosa, hecho o la abstenciones debidas.

EL NUEVO CODIGO CIVIL Y COMERCIAL ESTABLECE: en el art. 943 Reglas aplicables. “La dación en
pago se rige por las disposiciones aplicables al contrato con el que tenga mayor afinidad” “El
deudor responde por la evicción y los vicios redhibitorios de lo entregado; esto efectos no hacen
renacer la obligación primitiva, excepto pacto expreso y sin perjuicio de terceros”

Según Bueres: el Código Civil no tenía una norma similar, no obstante establecía que i la cosa
recibida por el acreedor era un crédito a favor del deudor se regía por las normas de la cesión de
derecho (art. 780) y si se trataba de la entrega de una cosa se aplicaban las reglas de la
compraventa (art. 781).

Y respecto de la evicción de la cosa dad en pago, al no alterarse la extinción de la obligación


primigenia, solo se reconocía el derecho para ser indemnizado.

En cuanto a la hipoteca, la doctrina dominante sostenía que por aplicación analógica debía
prevalecer la solución del Art. 783

Hoy el nuevo CCCN establece que, según los efectos de la dación en pago, varían según cual sea la
naturaleza de la prestación que es cumplida en sustitución de la originariamente debida, es decir,
que se regirá por las reglas aplicables al contrato más afín. Con respecto a la evicción y vicios
redhibitorios el deudor debe responder.

La dación en pago provoca la extinción de la obligación y de todas sus garantías y accesorios, se


prevé que los efectos no hacen renacer la obligación primitiva y por último se admite como
excepción el pato expreso, sin perjuicio de terceros.-

EVICCION DE LA COSA DADA EN PAGO.

Concepto de evicción

La palabra evicción procede del latín "evincere" que significa vencer en juicio y consiste en la
privación que se hace al comprador por sentencia firme y en virtud de un derecho anterior a la
compra de todo, o parte, de la cosa comprada.

La garantía por evicción es un efecto propio de los contratos onerosos. Se da cuando adquirimos
un bien a título oneroso, donde quien nos trasmite, vende o cede el bien debe garantizar que no
suframos ninguna especie de turbación en nuestro derecho sobre la propiedad, goce o posesión
de lo adquirido. Esto quiere decir que debemos estar cubiertos de que nadie nos efectuará
reclamos judiciales por un mejor derecho sobre este bien y de ocurrir el enajenante deberá pagar
los correspondientes daños y perjuicios.
Por lo tanto, el saneamiento por evicción es la obligación que tiene el vendedor de indemnizar
daños y perjuicios al comprador si éste es privado de la cosa comprada en todo o en parte por
sentencia firme y en virtud de un derecho anterior a la compra.

Evicción de la cosa dada en pago

La evicción de la cosa dada en pago se encuentra regulada en el 2° párrafo del artículo 943 del
CCCN, que establece:

“el deudor responde por la evicción y los vicios redhibitorios de lo entregado; estos efectos no
hacen renacer la obligación primitiva, excepto pacto expreso y sin perjuicio de terceros”.

Esto quiere decir que puede ocurrir que la cosa dada en pago no pertenezca al deudor y que el
verdadero propietario la reivindique luego al acreedor que la recibió. Si esto ocurre, el acreedor
tendrá derecho a ser indemnizado como comprador, pero no tendrá derecho a hacer revivir la
obligación primitiva.

Por ello es que la dación no es simplemente una modalidad de pago: si lo fuera, una vez que el
acreedor se encuentra privado de la cosa recibida, la consecuencia lógica sería el renacimiento de
la obligación primitiva. Sin embargo la extinción de la obligación que sobreviene a la dación en
pago es definitiva, y sólo puede dar nacimiento a las correspondientes indemnizaciones, salvo
claro está, el acuerdo expreso en contrario de las partes.

En otras palabras el transmisor que, debidamente citado, no presta la evicción, debe indemnizar
los daños y perjuicios, que resultaren de la acción llevada contra el adquirente de la cosa o contra
quien éste le hubiere vendido la misma.

IMPUGNABILIDAD DEL TITULO.

Si se trata de bienes inmuebles, el título que deriva de una dación de pago, está expuesto al
peligro de la reivindicación, y resulta por lo tanto imperfecto.

Normativa Anterior: En efecto, si la dación de pago se realizó en virtud de un error de hecho o de


derecho, quien entrego la cosa podría siempre repetirla del que la recibió, según el artículo 784
del Código Civil; pero conforme al artículo 787, “el que de buena fe recibió en pago una cosa raíz,
la hubiese enajenado por título oneroso o lucrativo, el que hizo el pago puede reivindicarla de
quien la tuviese”, quiere decir que tratándose de una cosa raíz, los efectos alcanzan aun a los
adquirentes de buena fe y a título oneroso.-

Este sistema derivado del principio general sentado por el artículo 3270 del código civil, de que
nadie podía transmitir mejor derecho del propio y recíprocamente nadie podía adquirir sobre un
objeto un derecho mejor que el que tenía aquel de quien lo adquirió, lo cual ya no se conforma
con el régimen actual del artículo 1051 del código civil reformado por la ley 17.711/68, que en los
supuestos de derechos reales o personales transmitidos sobre un inmueble por una persona que
llego a ser propietario en virtud de un acto anulado, queda sin valor y puede ser reclamado al
poseedor actual, deja a “ salvo los derechos de terceros adquirentes de buen fe a título oneroso
sea acto nulo o anulable”. Lo lógico hubiera sido pues extender esa misma protección a los
terceros adquirentes de buena fe y a título oneroso, en el caso del artículo 787 del código civil.

Normativa del Código Civil y Comercial Argentino:

Art. 399. Regla general. Nadie puede transmitir a otro un derecho mejor o más extenso que el que
tiene, sin perjuicio de las excepciones legalmente dispuestas.

■ Concordancias con la normativa anterior: Cod. Civil, art. 3270.

Análisis de la normativa anterior. En lo pertinente a efectos del negocio jurídico, la norma


derogada establecía el principio básica del nemo plus iuris según el cual nadie puede transmitir a
otro sobre un objeto un derecho mejor o más extenso que el que gozaba; y recíprocamente, nadie
puede adquirir sobre un objeto un derecho mejor y más extenso que el que tenía aquel de quien
lo adquiere. Su aplicación se propagaba a todos los negocios jurídicos en que se trasmiten
derechos incluso en los casos de apariencia y buena fe. Tal principio contenía situaciones de
excepción o que morigeraban su aplicación, como ser que la regla no impacta respecto al
poseedor de cosas muebles, los subadquirentes de buena fe y a título oneroso de las cosas o
bienes objeto de negocios viciado de fraude o simulación, la protección de los terceros
subadquirentes de derechos personales o reales sobre inmuebles de buena fe y a título oneroso,
las acciones revocatorias o de nulidad entre las que se encontraban las del art. 970, por ende su
aplicación no era absoluta.

INTRUMENTACION CON INMUEBLES Y MUEBLES

Para Carlos GATTARI los requisitos que debe contener una escritura de DACION EN PAGO son las
siguientes:

-CONSIGNAR CON DETALLE lo relativo a la DEUDA

La deuda debe hallarse vigente al momento de realizarse la dación en pago y debe estar probada
en forma fehaciente en instrumentos públicos o privados, esta prueba es conveniente que conste
en el texto de la escritura. Conviene que el notario tenga a la vista toda la documentación que
justifique la existencia de la misma con el fin de relacionarla lo más ampliamente posible.

Es necesario consignar: Partes, objeto, causa, mención de su contenido con las especificaciones
tópicas posibles: es decir, el sustento causal que permitiría realizar el pago de dicha obligación, de
lo contrario cuando la existencia de lo debido no está acreditada posibilita la acción real de
reivindicación. Consecuentemente, un título de propiedad con antecedentes de este tipo, es
observable. El notario debe agregar si es posible, los originales, sino copias certificadas.

- ESTIPULAR BREVEMENTE EL CAMBIO DE OBJETO de la relación, que ya no es lo que se debía


entregar, extinguiendo la obligación anterior.

- LA TRANSFERENCIA EFECTIVA DEL BIEN A TITULO DE PAGO, indicando el monto o precio por el
cual se realiza, que debe ser exactamente el que se ha descripto en el detalle de la deuda (capital,
intereses, apreciaciones, tasaciones, etc.)

.- LA DOBLE DECLARACION: del ACREEDOR: que acepta y declara que su crédito se ha extinguido y
entrega el documento cancelado al deudor; y del DEUDOR con recibo de dicho documento, que
transfiere la propiedad del bien y renuncia formal y expresamente a la acción de reivindicación.
Aun cuando pareciera ser excesiva frente a una deuda acreditada con toda veracidad y suficiencia,
la XII Convención Notarial sostiene que es de buena técnica notarial documentarla en el momento
o con posterioridad.

Concluye que de esa manera, el título de dación en pago será perfecto y no habrá ningún temor a
reivindicaciones porque la deuda está documentada y porque existe renuncia de acción re
persecutoria.

ESQUEMATICAMENTE:

I) Comparecencia

II) EXPOSICION: Descripción del bien.

III) ANTECEDENTES DE LA DEUDA: Capital, intereses, vencimiento, lugar de pago, etc.

IV) ESTIPULACION: AMBOS: Cambian el objeto de la deuda.

V) DECLARACIONES DE LAS PARTES:

DEUDOR: Transfiere la propiedad

Renuncia a la acción reivindicatoria

ACREEDOR: Acepta y declara extinguida la obligación.


Se encuentra en la posesión real.

VI) DECLARACIONES COMPLEMENTARIAS: ASENTIMIENTO CONYUGAL

VII) LEGITIMACIONES NOTARIALES.

RELACION CAUSAL.

Sobre el tema la XII Convención de Capital ha dicho: “la escritura de dación en pago debe contener
una relación circunstanciada de la vinculación creditoria originaria, con mención de la causa
eficiente de dicha obligación y del objeto de dicha prestación”.

Sobre el tema la XII Convención de Capital ha dicho: “la escritura de dación en pago debe contener
una relación circunstanciada de la vinculación creditoria originaria, con mención de la causa
eficiente de dicha obligación y del objeto de dicha prestación.

Se debe distinguir dos momentos: a- debe estar probada en forma fehaciente, en instrumento
público o privado. b- esta prueba es conveniente que conste en el texto de la escritura. Se
especifique claramente la causa que motiva el caso o sea la obligación que lo sustenta así como la
liquidación a que se llega para dar un monto a la adquisición y dejar así menos vías abiertas a la
acción de repetición.

ETCHEGARAY, expresa: que la mención del origen de la deuda, no tienen a los efectos de una
eventual reclamación al que recibió las cosas la sustantividad que pretendió adjudicárseles.

A lo que gattari plantea dos posibilidades: a- cuando nos hallamos ante una escritura de dación en
pago, sin constancia sobre la deuda que se cancela, el autor citado recomienda hacer una
investigación sobre la realidad de la deuda, mediante la documentación que pueda lograrse con el
objeto de perfeccionar la titulación.

Además convendría si le fuese posible al notario, que autoriza un acto dispositivo, proceda a la
bonificación del título. b- cuando se encomienda un pago por entrega de un inmueble , el autor
continua diciendo que es conveniente que tenga a la vista toda la documentación que justifica la
existencia de la deuda con el fin de relacionarla lo más ampliamente posible.

RENUNCIA AL DERECCHO DE REIVINDICAR

ACCIONES REALES ACCIÓN REIVINDICATORIA CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL. ESTA ACCIÓN SE


ENCUENTRA REGULADA EN EL CÓDIGO CIVIL. ESTA ACCIÓN SE ENCUENTRA REGULADA EN EL
CÓDIGO CIVIL.

¿QUÉ SE DEFIENDE EN ESTA ACCIÓN? son los medios de defender en juicio LA EXISTENCIA de los
derechos reales contra ataques que impiden su ejercicio. ¿CUÁNDO PRESCRIBEN? Son
imprescriptibles ¿EN QUE MOMENTO OPERA EL TITULO PARA INTERPONER ESTA ACCIÓN? Al
momento de interponer la demanda y hasta la sentencia firme ¿SE PUEDEN RECLAMAR DAÑOS SI,
puede reclamar que se restituya su derecho y como accesoria la indemnización- Pero si reclama el
daño solo pierde el derecho a la acción ACCIÓN REIVINDICATORIA.

NO HAY DEFINICIÓN DE LA ACCIÓN COMO SI LO HACIA EL ART.2758 YA DEROGADO.

¿QUÉ NO SE PUEDE REINVINDICAR SEGÚN EL CCC • ARTÍCULO 2253.- Objetos no reivindicables. No


son reivindicables los objetos inmateriales, las cosas indeterminables o fungibles, los accesorios si
no se reivindica la cosa principal, ni las cosas futuras al tiempo de hacerse efectiva la restitución

¿QUÉ NO SE PUEDE REINVINDICAR SEGÚN EL CCC • ARTÍCULO 2254.- Objetos no reivindicables en


materia de automotores. No son reivindicables los automotores inscriptos de buena fe, a menos
que sean hurtados o robados. • Tampoco son reivindicables los automotores hurtados o robados
inscriptos y poseídos de buena fe durante dos años, siempre que exista identidad entre el asiento
registral y los códigos de identificación estampados en chasis y motor del vehículo
El que por error de hecho o de derecho se creyere deudor y entregase una cosa o cantidad en
pago, tiene derecho a repetirla de quien la recibió.

Si el que de buena fe recibió en pago una cosa raíz, la hubiese enajenado por título oneroso o
título lucrativo, el que hizo el pago puede reivindicarla de quien la tuviese.

Se debe documentar la renuncia a la acción prevista, por lo tanto en la escritura se procede a


redactar que el acreedor, declara extinguido su crédito, que el deudor renuncia formal y
expresamente a la reivindicación del bien raíz enajenado.

Expresamente se prohíbe la renuncia que afecte el orden público, que la renuncia del deudor a la
reivindicación, no elimina la posibilidad de perturbación, por defecto de título, atento a que el
orden público podría hallarse afectado si la renuncia tuvo por origen el dolo o el fraude.

SOLARI COSTA, entiende que el derecho a reivindicar el inmueble que tiene el deudor que ha
pagado mal, ha sido establecido en su exclusivo interés, la relación jurídica es de contenido
patrimonial,.

CLAUSULA EN LA ESCRITURA:

Extinción del crédito y renuncia a la reivindicación: los señores Arias declaran totalmente
extinguida la deuda sustantiva de pesos veintiocho mil ($ 28.000), que incluyen los intereses y la
hipoteca original de pesos catorce mil($ 14.000), conforman la cancelación del asiento registral y
se expide copia de esta escritura para la deudora, Blanca Gimenez, quien, a su vez, formal y
expresamente renuncia a reivindicar, el inmueble enajenado.