Está en la página 1de 4

Expediente : 03699-2014-0401-JP-FC-07

Esp. Legal : CORNEJO CONDORI GLORIA


VIOLETA
Escrito :
Cuaderno : Principal
Sumilla : FORMULO ALEGATOS

SEÑOR JUEZ DEL SÉPTIMO JUZGADO DE PAZ LETRADO DE AREQUIPA

ERICK CHIRINOS CAYRA, con matricula.


C.A.A. N° 7960, abogado del señor ÁLVARO
ALDAIR ÁLVAREZ ORTEGA, en el
proceso de alimentos que se sigue en su
despacho, a Ud. me presento y digo:

Conforme a lo dispuesto en audiencia, cumplo con presentar el alegato de la parte recurrente


a fin de que se DECLARE FUNDADA la demanda y su despacho ordene al demandado
acuda con una pensión alimenticia al recurrente, por los siguientes fundamentos:

1. Sr. Juez, la madre del recurrente, la señora Mary Sofía Ortega Cornejo, con fecha 30
de diciembre de 2014 interpuso demanda de alimentos en contra del demandado con
el fin de que este asista a su hijo con una pensión alimentista ya que al momento el
recurrente era menor de edad y tenía 17 años. Desde el nacimiento del recurrente, la
madre ha sido su único sustento y se ha hecho cargo de todos los gastos de crianza
de su hijo ya que el demandante hasta la fecha no ha prestado auxilio económico y/o
moral de ningún tipo. La obligación alimenticia se funda en la filiación, no solo
deriva de la patria potestad, por lo que aun cuando los padres hayan sido privados de
esta, la obligación respecto a los alimentos se mantiene. Debido al tiempo que
demora el proceso el recurrente ha llegado a la mayoría de edad por lo cual, y
cumpliendo con lo dispuesto en la resolución 03-2015, se apersono al proceso con
fecha 01 de octubre de 2015.
- 1 -
2. Tratándose de un proceso de alimentos, podemos concluir que en primer término se
ha acreditado el vínculo jurídico familiar entre el recurrente y el demando como lo
indica el artículo 474 del Código Civil: “Se debe alimentos recíprocamente: 1.- los
cónyuges. 2.- Los ascendientes y descendientes. 3.- Los hermanos”. Esto esta
corroborado por la Partida de Nacimiento N° 276914, la cual está debidamente
firmada por el demandad y la Ficha RENIEC del demandado, con lo que podemos
acreditar sus datos.
3. De la misma manera, se ha acreditado el estado necesidad del recurrente. Para el
periodo comprendido hasta el 15 de julio de 2015, justo antes de que el recurrente
llegue a la mayoría de edad. En este caso se presume su estado de necesidad y no es
necesario probar tal estado. Empero si hay que probar las necesidades por satisfacer,
en otras palabras las necesidades económicas que tiene que afrontar y tal como lo
describe el artículo 92 del Código de los Niños y Adolescentes son los siguientes:
“se considera alimentos lo necesario para el sustento, habitación, vestido,
educación instrucción y capacitación para el trabajo, asistencia médica y
psicológica y recreación del niño o adolescente.” Y en concordancia con lo
dispuesto por el artículo 472 del Código Civil. Esto se ha probado con la presentación
de: 1) contrato de alquiler por la suma de S/200.00 mensuales, en la que podemos
constatar que la madre del recurrente alquilaba dos habitaciones para que ella y su
hijo pueda vivir bajo un techo; 2) recibos de pago del colegio Gegne Alfred Werner
S.R.Ltda., donde se aprecia que pagaba una pensión de S/270.00 y una matrícula de
S/220.00, acreditando el esfuerzo que realizó la madre por satisfacer su necesidad de
una adecuada educación; 3) copia de recibos de la Academia Preuniversitaria Bryce;
y 4) recibos y recetario del centro podológico “La Salud del Pie”, por el motivo de
una cirugía menor en el pie del recurrente.
4. Después que durante el proceso el recurrente cumpliera la mayoría de edad y hasta
la fecha: en este caso no hay presunción alguna sobre el estado de necesidad, en
consecuencia hay que probar el derecho a recibir alimentos. Conforme a lo dispuesto
en el artículo 472 del Código Civil: “Se entiende por alimentos lo que es
indispensable para el sustento, habitación, vestido, educación, instrucción y

- 2 -
capacitación para el trabajo, asistencia médica y psicológica y recreación, (…)”.
En este supuesto es que el recurrente con el fin de tener una carrera y garantizar su
futuro ingresa a la Universidad Católica Santa María, a la carrera de Ingeniería Civil.
El artículo 424 del Código Civil prevé que: “Subsiste la obligación de proveer al
sostenimiento de los hijos e hijas solteros mayores de 18 años que estén siguiendo
con éxito estudios de una profesión u oficio hasta los 28 años de edad (…)”.
Adicionalmente nuestro ordenamiento jurídico reconoce el derecho alimentario de
los hijos mayores de edad, planteando en el artículo 483 del Código Civil que
(exoneración de la obligación alimentaria): “(…) si subsiste el estado de necesidad
por causas de incapacidad física o mental debidamente comprobadas o el alimentista
está siguiendo un profesión u oficio exitosamente, puede pedir que la obligación
continúe vigente”. Esto lo acreditamos, en la presente, mediante la presentación del
CARNET UNIVERSITARIO emitido por la SUNEDU en la que se lo considera
parte del alumnado de la Universidad Católica Santa María, en la facultad de
Arquitectura e Ingeniería Civil y de Ambiente y en la carrera de Ingeniería Civil,
recibo por el servicio de recaudación del Banco de Crédito del Perú de fecha 13 de
junio de 2017 por la suma de S/1,504.09 por el pago a la Universidad Católica de
Santa María, así como de su Consolidado de Notas del Semestre Par 2016.
5. De acuerdo a lo establecido en el artículo 428 del Código Civil, el recurrente viene
cursando exitosamente una carrera universitaria, ya que tiene un promedio ponderado
general de 13.2009 y en el semestre anterior aprobó la totalidad de sus cursos y cuenta
con un promedio ponderado de 13.275, Debemos comprender el alcance de la palabra
“exitosamente” según lo establecido en la Casación N° 1338-2004-LORETO que
indica: “Quinto.- Que, conforme a lo establecido jurisdiccionalmente esta Sala Civil
Transitoria, si bien es cierto que el último párrafo del artículo 483 del código Civil,
únicamente se refiere a “seguir” una profesión u oficio, y no alude al verbo
“estudiar”, debe entenderse que la norma abarca igualmente a los estudios tendientes
a obtener una profesión o un oficio, que incluye a los estudios preparatorios –
primarios, secundarios o para el ingreso a estudios superiores – y que solo en estos
casos puede permitirse que un hijo mayor de edad pueda seguir percibiendo

- 3 -
alimentos, siempre que curse dicho estudios de manera exitosa, lo que debe
entenderse realizados dentro de márgenes razonables y aceptables, tanto a lo
que se refiere al periodo de tiempo requerido para efectivizarlos, como a los
resultados obtenidos, siendo esta la correcta interpretación de la norma acotada
(…)”. Lo cual queda comprobado mediante la presentación de su Consolidado de
Notas del Semestre Par 2016.
6. Que también corroborado la posibilidad económica del alimentante, conforme a lo
dispuesto en el artículo 564 del Código Procesal Civil: “el juez solicita el informe
por escrito del centro de trabajo del demandado sobre su remuneración,
gratificaciones, vacaciones y cualquier suma de libre disponibilidad que provenga de
la relación laboral de este. (…)”

POR LO EXPUESTO:
A Ud. solicito acceder a la presente y tener por presentado los alegatos, así como
DECLARAR FUNDADA LA DEMANDA interpuesta.

PRIMER OTROSI DIGO: De acuerdo con lo establecido en el artículo 429 y 559 del
código Procesal Civil, presento medios probatorios extemporáneos:
1. CARNET UNIVERSITARIO emitido por la SUNEDU en la que se lo considera
parte del alumnado de la Universidad Católica Santa María, en la facultad de
Arquitectura e Ingeniería Civil y de Ambiente y en la carrera de Ingeniería Civil,
2. Recibo por el servicio de recaudación del Banco de Crédito del Perú de fecha 13 de
junio de 2017 por la suma de S/1,504.09 por el pago a la Universidad Católica de
Santa María, y
3. Consolidado de Notas del Semestre Par 2016Arequipa, 03 de mayo de 2017

- 4 -