Está en la página 1de 3

el veganismo es una forma de entender la vida que rechaza cualquier tipo de explotación

animal. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, el veganismo no es únicamente un tipo


de dieta vegana. Existen otras facetas de la vida humana en los que también se utiliza a los
animales para el propio interés, sin tener en cuenta su sufrimiento.
Muchos de los productos estéticos de grandes marcas son previamente testados en animales,
así como se fabrican prendas de vestir a partir de la piel de distintas especies.
El veganismo se opone con fuerza al especismo, que se basa en cualquier discriminación por el
mero hecho de pertenecer a una especie en concreto. Y es que muchas personas se preocupan
por los perros o los gatos, por ser animales domésticos dóciles y cariñosos con el ser humano.
Sin embargo, esas mismas personas no se lamentan de las situaciones que deben sufrir otros
animales como las vacas, los cerdos, las gallinas o las ratas, simplemente por el hecho de que
no nos despiertan tanta simpatía o no resultan más ajenos a nuestra vida diaria. Pero al fin y al
cabo todos ellos son animales y como tales, deben ser respetados. Así piensan los veganos y
esto es lo que defienden.

Dieta vegana
La dieta vegana no incluye ningún producto animal ni producido por animales. De esta forma,
no sólo se evita la carne y el pescado, sino que tampoco se consumen huevos, leche ni miel. Los
veganos actúan así porque sostienen que los animales son sacrificados prematuramente o
maltratados para utilizarlos como alimentos o aprovechar sus recursos.
En su lugar, los productos vegetales son la principal fuente de alimento de las personas
veganas.
Existe cierta controversia por algunos colectivos acerca del riesgo de no consumir sustancias
que se encuentran principalmente en productos de origen animal. Las grasas, el calcio, el yodo,
el hierro, las proteínas o las vitaminas D y B12 son algunas de las sustancias que es más difícil
encontrar en alimentos vegetales.
De hecho, la mayoría de estos nutrientes se encuentran en cantidades muy bajas en los
vegetales. En algunos casos, la presencia de los mismos es inexistente en productos de origen
vegetal, como ocurre con el calcio o las vitaminas D y B12. Si se sigue una dieta vegana,es
necesario tomar complementos o fortificar los alimentos para suplir estas sustancias.
Cómo se obtienen las proteínas en una dieta vegetariana
Aparte de obtener los nutrientes de las verduras y hortalizas, hay otras fuentes de las que se
obtienen no solo proteínas sino también nutrientes. Veamos cómo se obtienen las proteínas en
una dieta vegetariana sin necesidad de consumir carne ni pescado.
Legumbres: lentejas, guisantes, judías, garbanzos, judías verdes, cacahuetes y soja. Cabe
destacar que la soja es la que más aporte proteico y de aminoácidos esenciales posee, pues 250
g de soja nos proporcionan el 30% de la cantidad diaria que se recomienda. Los derivados de la
soja también son recomendables, como el tofu que contiene un 65% de la cantidad diaria
recomendable.
Frutos secos: almendras, anacardos, avellanas, castañas, todo tipo de nueces, etc. poseen un
alto contenido en minerales que el cuerpo absorbe rápidamente, dándonos como beneficio
minerales como el fósforo, el potasio, el calcio, el hierro y el magnesio.
Cereales: arroz, trigo, cebada, avena, quinoa, centeno, espelta, maíz,… Es mejor consumirlos
integrales ya que poseen la “cáscara” y esto es fibra.
Semillas: piñones, pistachos, pipas de calabaza y de girasol, sésamo y lino. Son fuentes de fibra,
de vitaminas del complejo B, vitamina E, calcio, fósforo, potasio y hierro.
Huevo: es un alimento muy completo. Lo más destacable son las proteínas que son
consideradas de alto valor biológico (son del tipo que más aprovecha nuestro organismo).
Contienen omega-3 y minerales como el hierro, fósforo, potasio y magnesio y vitaminas tan
necesarias como B2 (ácido fólico).
Otra cosa que debemos saber es que cuando unimos cereales con las proteínas de las
legumbres podemos conseguir proteínas de mejor calidad. Un ejemplo muy conocido son las
lentejas, cuando las combinamos con arroz su calidad y cantidad de proteínas es más alto que si
combináramos las lentejas con chorizo.
Ventajas del veganismo

 La principal ventaja de la dieta vegana es el profundo respeto que se profesa al mundo


animal. De hecho, es el motivo principal por el que cualquier persona decide comenzar
un estilo de vida vegano. Además, implica un tipo de dieta muy saludable
Pero también existen otros beneficios de llevar una alimentación y un estilo de vida vegano:

 Dieta baja en grasas y colesterol. Las dietas veganas son muy bajas en grasas y en
colesterol. De hecho, el colesterol se encuentra básicamente en productos animales, lo
mismo que ocurre con la mayoría de las grasas.
 Dieta rica en fibra. Por el contrario, se trata de una alimentación con un gran porcentaje
en fibra, un componente muy beneficioso para el organismo
 Reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares
 Disminuir el riesgo de hipertensión
 Reducir la tasa de diabetes ya que se consumen menos carbohidratos sencillos y se
sustituyen por carbohidratos complejos como cereales, legumbres y frutos secos
 Mejorar el síndrome premenstrual tras eliminar los productos lácteos
 Aumentar los niveles de energía gracias al aporte energético de frutas, verduras,
legumbres y cereales.
 Disminuir la probabilidad de sufrir obesidad ya que la ingesta de grasas es menor, se
consumen menos calorías y aumenta la cantidad de fibra (elemento saciante) mediante
las verduras.